Alumnos - Resumen de Eclesiología II

Click here to load reader

  • date post

    28-Sep-2015
  • Category

    Documents

  • view

    220
  • download

    5

Embed Size (px)

description

Resumen de clase de Eclesiología.

Transcript of Alumnos - Resumen de Eclesiología II

II

Nombre de la asignatura RESUMENpgina 21pgina 22Apuntes ApcrifosTDE II: Eclesiologa IITDE II: Eclesiologa IIApuntespgina 1

II

Eclesiologa

PARTE I: LA ESTRUCTURA DE LA IGLESIA EN LA HISTORIA

1. La Sacramentalidad de la Iglesia

1.1. La Iglesia es comunin de vida divina y, a la vez, el Sacramento de esta comunin o institucin de salvacin

La Iglesia es en Cristo como un Sacramento [veluti sacramentum] (LG 1). No un sacramento ms, sino en sentido analgico, a modo de un sacramento.

La esencia ms profunda de la Iglesia consiste en ser signo e instrumento de la comunin de vida de los hombres con Dios y entre s.

En la Iglesia como sacramento distinguimos:

Sacramentum: La Iglesia es medio de salvacin: fides et sacramenta fidei.

El Dios que se revela y se comunica a travs de un acto personal y libre, pide al hombre la fe acompaada de una adhesin firme que involucra su total persona, establecindose as una relacin interpersonal entre Dios y los hombres. Fruto de esta relacin es la Gracia por la cual se acta la salvacin (LG 7).

Res: La Iglesia es fruto de la salvacin. La Iglesia es comunidad de los salvados, comunin de los santos. Est segura de que hay una realidad de gracia y de santidad.

El aspecto visible de esta Iglesia est dado por la estructura jerrquica (Papa, obispos, sacerdotes, diconos, religiosos y el pueblo). Es en esta estructura donde se da la res et sacramentum, constituyndose as en instrumento y mediacin, fides et sacramenta fidei, fructus salutis et medium salutis (LG 8).

1.2. La analoga de la Iglesia con el misterio del Verbo hecho hombre, como fundamento de la sacramentalidad de la Iglesia

Para fundamentar que la Iglesia es como un sacramento se recurre a la explicacin del misterio de Cristo: Del mismo modo que Cristo es uno en dos naturalezas, as tambin la Iglesia es una sola realidad constituida por un doble elemento. Es, a un tiempo, humana y divina, visible y dotada de elementos invisibles, presente en el mundo y, sin embargo, peregrina; pero de suerte que en ella lo humano est ordenado a lo divino, lo que es visible a lo invisible, y lo presente a la ciudad futura que buscamos. [Faynel, La Iglesia, Vol. I, p. 288]

Ni la Escritura ni la tradicin, autorizan la menor duda al respecto: durante el tiempo de su peregrinacin y de su crecimiento, la Iglesia no es solo un misterio de vida y de comunin in Christo, lo cual constituye la realidad profunda del reino, sino que es tambin e indisolublemente una institucin exterior y visible de salvacin. Este segundo aspecto evidentemente est ordenado al primero: La institucin tiene por objeto, a la vez, encarnar esa vida aqu en la tierra e impulsar su crecimiento hasta el da en que, concluido ste, el Hijo mismo se someta al que se lo someti todo y entregue el reino a Dios Padre, para que Dios sea todo en todos. [Faynel, La Iglesia, Vol. I, p. 289]

Se la compara, por una notable analoga (la realidad compleja de la Iglesia) al misterio del Verbo encarnado, pues as como la naturaleza asumida sirve al Verbo divino como de instrumento vivo de salvacin, unido indisolublemente a l, de modo semejante, la articulacin social de la Iglesia sirve al Espritu de Cristo, que la vivifica, para el acrecentamiento de su cuerpo (LG 8).

1.3. Res et Sacramentum en la consideracin sacramental de la Iglesia

Cristo, el nico mediador, instituy y mantiene continuamente en la tierra, como un todo visible, a su Iglesia santa, comunidad de fe, esperanza y caridad, comunicando mediante ella la verdad y la gracia a todos. Mas la sociedad provista de sus rganos jerrquicos y el cuerpo mstico de Cristo, la asamblea visible [sacramentum] y la comunidad espiritual [res]... no deben ser considerados como dos cosas distintas, sino que ms bien forman una sola realidad compleja [realitas complexam], que est integrada de un elemento humano y otro divino (LG 8).

Los tres aspectos que se distinguen en cada Sacramento y que se aplican tambin a la Iglesia bajo la consideracin de que es como un Sacramento [veluti sacramentum] son:

Sacramentum tantum: Signo sensible. Es el conjunto de signos o realidades visibles que constituyen la Iglesia institucin: Palabra, gestos, hombres: la asamblea visible (LG 8).

Sacramentum et res: Es el nivel de los caracteres sacramentales. La Iglesia es la comunidad sacramental de los fieles, estructurada por los caracteres del Bautismo, de la Confirmacin y del Orden, y capacitada para participar activamente en el sacrificio eucarstico comulgando con el cuerpo real de Cristo (sacramentum et res de la Eucarista).

Res tantum: La realidad fundamental y final de la Iglesia. Ella es esa comunidad de vida nueva que constituye el conjunto de los hijos de Dios, unidos a su cabeza y formando in Christo una sola persona mstica, el Cristo total.

1.4. La relacin entre la Iglesia, sacramento general, y los siete sacramentos

Es un modo de hablar que permite subrayar que la Iglesia no es otro sacramento, sino que ella es a modo de sacramento. Los sacramentos se realizan en la Iglesia y por la Iglesia, son realizaciones parciales de la Iglesia en momentos diferentes, de la res ltima de la Iglesia que es la comunin de vida de los hombres con Dios. Es la Iglesia entera como un sujeto la que celebra, es el Cristo Total.

Por ser toda la Iglesia la que constituye el sacramento de Cristo aqu en la tierra, toda su actividad, en cierto modo, ser sacramental. En el centro de todo, est la actividad eucarstica, fuente y cumbre de toda la vida cristiana (LG 11); luego, irradiando en torno a ella, pero orientada hacia ella como hacia su ncleo, el conjunto de la actividad sacramental propiamente dicha. [Faynel, La Iglesia, Vol. I, p. 299]

De la consideracin de la Iglesia como comunin entre Dios y los hombres que viene a definir la esencia de la Iglesia (lo que ella es) unida a la consideracin de la Iglesia como sacramento de salvacin en donde se contempla su dimensin operacional y funcional (el cmo lleva a cabo su misin: de manera sacramental, como signo visible de lo trascendente y como instrumento de Dios) resulta la definicin de la Iglesia como sacramento de comunin.2. La Necesidad de la Iglesia para la salvacin

La necesidad de la Iglesia para salvarse es una constante en la tradicin de la Iglesia, expresada desde los ms remotos tiempos y enseada en los concilios como parte integrante de la fe cristiana.

La frmula con la que se ha planteado esta doctrina, y que se remonta a los Padres de la Iglesia, no puede ser ms radical: extra Ecclesiam nulla salus fuera de la Iglesia no hay salvacin. Es una formulacin negativa que viene a afirmar que quien no pertenece a la Iglesia no tiene salvacin. El concilio Vaticano II al definir a la Iglesia como Sacramento universal de salvacin (LG 48) formula la misma doctrina pero lo hace positivamente, vinculando la necesidad de la Iglesia para la salvacin a la necesidad de la mediacin de Cristo: fuera de la Iglesia no hay salvacin, porque fuera de Cristo no hay salvacin.

2.1. La Iglesia es necesaria para la salvacin con necesidad de medio

Esta necesidad es de medio y de precepto. La mediacin que ofrece la Iglesia es absolutamente necesaria, no por decisin arbitraria de alguien, sino porque en ella se encuentra la salvacin.

En el NT hallamos una afirmacin positiva: la salvacin consiste en recibir el mensaje de Cristo que implica incorporarse a El, constituir una sola realidad en El; formar parte del cuerpo, del que Cristo es cabeza, por medio de la fe y del Bautismo. Es evidente que no puede haber salvacin fuera del cuerpo mstico de Cristo (la Iglesia), porque El, y El solo, ha conseguido mediante el sacrificio de la cruz la gracia de la reconciliacin universal.

Esta exclusividad de la Iglesia para la salvacin no es afirmada explcitamente por el NT, sino de manera implcita refirindose a la necesidad de creer y bautizarse para salvarse.

Act 4,11-12: El es la piedra que los constructores han desechado; no hay otro nombre dado a los hombres por el que podamos salvarnos.

Mc 16,16: El que crea y se bautice se salvar, el que no, se condenar.

Pero qu significa en verdad creer y bautizarse? Significa que la Iglesia participa de la misma necesidad de grado que tienen la fe y el Bautismo para la salvacin. El [Cristo], al inculcar con palabras, bien explcitas, la necesidad de la fe y del Bautismo (Mc 16,16; Jn 3,5), confirm al mismo tiempo la necesidad de la Iglesia, en la que entran los hombres por el Bautismo como por una puerta (LG 14).

2.2. El axioma extra Ecclesiam nulla salus y la nocin de sacramentum universale salutis; la cuestin del votum Ecclesiae

La tesis fundamental que se sostiene y que se articula en dos partes, es la siguiente:

As como Cristo es el nico mediador entre Dios y los hombres, as tambin la Iglesia es el medio universal y nico de salvacin. Ningn hombre puede pues salvarse sin pertenecer a ella, ya sea con toda realidad, ya sea cuando menos por su disposicin profunda [Faynel, La Iglesia, Vol. II, p. 52]. Esta consideracin es de fe. A la sociedad de la Iglesia se incorporan plenamente los que, poseyendo el Espritu de Cristo, reciben ntegramente sus disposiciones y todos los medios de salvacin depositados en ella, y se unen por los vnculos de la profesin de la fe, de los sacramentos, del rgimen eclesistico y de la comunin, a su organizacin visible con Cristo, que la dirige por medio del Sumo Pontfice y de los obispos (LG 14). Esta parte de la tesis es la doctrina tradicional y cierta.

La Iglesia, por ser el sacramento universal de salvacin, es as mismo el nico organismo capaz de procurarla efectivamente. Lo dicho sobre Cristo, mediador nico y universal de la unin de todos los hombres con Dios, es aplicable tambin la Igles