B©jar el r©gimen fraudulento desde la dinmica facciosa del conservadurismo bonaerense

download B©jar el r©gimen fraudulento desde la dinmica facciosa del conservadurismo bonaerense

of 24

  • date post

    01-Sep-2014
  • Category

    Documents

  • view

    136
  • download

    0

Embed Size (px)

description

 

Transcript of B©jar el r©gimen fraudulento desde la dinmica facciosa del conservadurismo bonaerense

  • Publicado en la Revista de Historia, Ao 1, N 1, Mar del Plata, inicios de 2005 El rgimen fraudulento desde la dinmica facciosa del conservadurismo bonaerense. Mara Dolores Bjar Resumen Este trabajo analiza las normas y las prcticas que marcaron la trayectoria del partido Conservador bonaerense en los aos treinta y se detiene especialmente en el tratamiento de los conflictos partidarios e institucionales que afectaron a la municipalidad de La Plata. El estudio de estos conflictos permite distinguir una fuerte impronta facciosa que incluy el uso del fraude para dirimir la relacin de fuerza entre caudillos y camarillas. Estas pugnas recorrieron el cuerpo partidarios desde la base a la cima y se combinaron con crisis en los diferentes niveles del gobierno. La proliferacin y gravitacin de las facciones fue, en gran medida, alentada por la presencia de fracciones y tendencias en la cpula partidaria. Los mximos dirigentes, al mismo tiempo que competan por el control de la organizacin, adheran a diferentes opciones polticas. Unos, aunque signados por las incertidumbres, se definieron como liberales y otros, sin dudas, alentaron la va autoritaria. This work analyzes the norms and the practices that marked the trajectory of the Conservative Party of Buenos Aires in the Thirties and stop specially in the treatment of the institutional conflicts that affected the municipality of La Plata. The study of these conflicts allows to distinguish the strong print of party factions that included the use of the electoral fraud to dissolve the force ratio between caudillos and power groups. These struggles crossed the body of the party from the base to the top and they were combined with crisis in differents government levels. The proliferation and gravitation of the factions were, to a great extent, encouraged by the presence of fractions and tendencies in the top of the party. The maximum leaders, at the same time that competed by the control of the organization, adhered to different political options. Although they were signed by the uncertainties, some were defined as liberals, while others encouraged the authoritarian route.
  • 1 En su edicin del 4 de noviembre de 1935, La Prensa publicaba las instrucciones que el comit conservador de Bragado haba distribuido a los hombres del partido responsables de inaugurar los comicios en esa localidad: Los comicios deben abrirse a las 7 y 45 horas y no a las 8 horas. A las 7 y 45 estarn presentes el presidente, el fiscal conservador y el fiscal impersonalista y se proceder a colocar en la urna de 40 a 50 sobres con votos demcratas y de 8 a 10 impersonalistas correspondientes todos a las libretas en poder del partido. Cuando llegue el fiscal radical a las 8 horas y pretenda protestar (...) se le contestar que su reloj est atrasado, para lo cual el presidente y los fiscales amigos y dems presentes arreglarn sus relojes convenientemente. Donde a pesar de esto no exista la seguridad del triunfo, se pondrn votos de ms o se dejarn de hacer las anotaciones en las actas, para invalidar esa mesa. Estas instrucciones debern ser quemadas una vez que hayan sido aprendidas de memoria. No todas las prcticas asociadas al fraude eran tan ingenuas como las consignadas en esta nota. Posiblemente la imagen ms ampliamente difundida sea aquella en la que un grupo de guapos con armas y apoyados por la polica impedan votar a todos aquellos identificados como opositores al oficialismo. Diferentes testimonios de la poca coincidieron en destacar que, cuando el radicalismo retorn al escenario electoral bonaerense en noviembre de 1935, la coercin abierta fue la va ampliamente difundida para evitar su reingreso al gobierno. No obstante, en la primera mitad de la dcada, la instrumentacin del fraude fue notoriamente menos dramtica. El socialismo, la segunda fuerza electoral, no alcanz en la provincia un grado de insercin que pusiera en peligro el control del gobierno por parte de los conservadores. La fuerte conexin registrada entre el afn de eliminar al principal adversario poltico y el efectivo despliegue de las acciones destinadas a alcanzar dicho fin ha conducido a una caracterizacin y una explicacin sesgada del rgimen fraudulento. Desde la versin ms ampliamente aceptada, han quedado en un cono de sombra los conflictos en torno al poder que signaron la trayectoria del partido gobernante. En este trabajo reviso la compleja combinacin de factores que intervinieron en la dinmica del rgimen fraudulento a travs del anlisis de uno de sus ms decididos ejecutores: el Partido Conservador bonaerense (Partido Demcrata Nacional bonaerense a partir de 1931). Esta mirada permite reconocer que las prcticas fraudulentas afectaron tanto a las fuerzas polticas del campo opositor como al partido gobernante. A lo largo de los aos treinta, al mismo tiempo que se neg la real gravitacin electoral del radicalismo, las relaciones en el seno del conservadorismo bonaerense estuvieron signadas por la recurrente violacin de las normas partidarias y el ejercicio de la violencia. Los conflictos que atravesaron al partido gobernante resultaron del entrecruzamiento entre las disputas de las camarillas por el control de espacios de poder y las divisiones en la cpula. Las pugnas entre las fracciones rivales no se circunscribieron al mbito partidario; en el marco del rgimen fraudulento, el definido control de los resortes del gobierno por las fuerzas conservadoras, hizo posible que los recursos y centros de poder estatales fuesen intensamente afectados por las cambiantes relaciones de fuerza entre las diversas fracciones y facciones. En consecuencia, en el mbito bonaerense se produjo una variada gama de conflictos de diferente naturaleza e intensidad. Unos vinculados con la actividad especficamente partidaria: las pugnas en torno al control de los comits locales, la divisin del partido impulsada en1932 por el grupo cercano a su ex presidente Rodolfo Moreno. Otros desplegados en la esfera gubernamental: intervenciones en los municipios, crisis ministeriales (1933-34) y destitucin por la fuerza del gobernador Federico Martnez de Hoz (1935).
  • 2 Estas tensiones fueron procesadas en estrecha asociacin con el desenvolvimiento de las relaciones polticas en el mbito nacional y jugaron un papel clave en la construccin del rgimen fraudulento, pero al mismo tiempo fueron potenciadas por la dinmica que el fraude impona al escenario poltico. La eliminacin de la competencia electoral que permiti al partido gobernante erigirse en gran elector, simultneamente, exacerb las rivalidades entre camarillas y fracciones que no encontraron una frmula para compartir esa prerrogativa. Las acciones desplegadas por los grupos en pugna tanto en la base como en la cima del partido pusieron en evidencia las dificultades para lograr una distribucin del poder que satisficiera todas las aspiraciones. Los conflictos entre los diferentes crculos del partido aparecen asociados, del mismo modo que el afn por eliminar al adversario poltico, al ejercicio de la violencia y a la instrumentacin de los recursos del gobierno con fines particulares. En el marco de esta dinmica, el espacio estatal sufri el impacto de los enfrentamientos entre los grupos que disputaban el control del partido y el acceso a los cargos gubernativos, y al mismo tiempo, se hizo cada vez ms evidente la escasa consistencia del marco jurdico y de los organismos gubernamentales para disciplinar a las fuerzas que componan al partido gobernante. Normas y prcticas del Partido Conservador Las dos cartas orgnicas aprobadas por los conservadores bonaerenses despus del golpe del 6 de setiembre reconocieron en el voto de las bases la fuente de legitimacin de las autoridades del partido y de los miembros del gobierno. Ni bien fue derrocado Yrigoyen, en la provincia de Buenos Aires las dos fuerzas del campo conservador, el Partido Provincial (PP) y el Conservador -a partir de 1931, Partido Demcrata Nacional bonaerense (PDNb)- resolvieron fusionarse. Los estatutos fueron aprobados a lo largo del conflictivo proceso de reorganizacin, el primero, despus de la derrota electoral del 5 abril de 1931 y el segundo, a mediados de 1933, en el marco de la superacin de la escisin del grupo que rodeaba a Rodolfo Moreno. Ambas cartas orgnicas dispusieron convocar a los afiliados para designar a los miembros de los organismos de conduccin del partido y para definir la composicin de las listas de candidatos al Congreso nacional, a la Legislatura provincial y a los Concejos municipales. Estos llamados a elecciones no slo exigan la frecuente movilizacin de las bases, tambin colocaban a los dirigentes frente al desafo de una competencia constante. Aunque el partido aprob normas que concedan a los afiliados un papel destacado en la eleccin de sus representantes, en los hechos, eludi la aplicacin de sus propias reglas y su vida interna estuvo atravesada por las prcticas fraudulentas. Si en este texto dirijo la mirada hacia las prcticas que vulneraron todo tipo de reglas, no es para volver a enjuiciar el comportamiento de las fuerzas conservadoras. A travs del anlisis de las rupturas entre enunciados y acciones pretendo precisar la trama de relaciones en que se inscribi la circulacin de las prcticas fraudulentas en el seno del partido gobernante. Dicha red de relaciones forma parte de las razones que colocaron a los conservadores bonaerenses en el centro del escenario fraudulento. Las transgresiones a los lmites del texto no slo fueron la expresin de voluntades decididas a preservar sus privilegios y cuotas de poder. El hiato entre el marco normativo y las prcticas tambin result de las tensiones que recorran al cuerpo partidario. Como expresin de esas tensiones, cabe adelantar que, al mismo tiempo que se eludi la consulta electoral a los afiliados, quienes pretendan ganar posiciones en la trama