Bibliografía anotada sobre el teatro del Siglo de Oro (1994) · Celestina se vale de la...

of 16/16
CRITICÓN, 71,1997, pp. 175-189. Bibliografía anotada sobre el teatro del Siglo de Oro (1994) Charles Ganelin Universidad de Purdue Nota previa Hoy, por séptima vez, Criticón publica una versión castellana del estudio bibliográfico anual realizado en inglés para The Year's Work in Modern Language Studies, vol. 56 (1994), 1995, pp. 352-366. La traducción de esta bibliografía redactada por Charles Ganelin estuvo a cargo de Luis González Fernández (Queen Mary and Westfield Collège, London), Criticón desea expresar su agradecimiento al comité de la Modern Humanities Research Association de Gran Bretaña por permitirle publicar esta traducción. Abreviaturas Actas Irvine: Juan Villegas (éd.), Actas del XI Congreso de la AIH. (Irvine, California, 24-29 de agosto de 1992), Irvine (CA), University of California Press, 1994, 5 vols. Dramaturgia: L. von der Walde Moheno y S. González García (eds.), Dramaturgia española y novohispana (siglos xvi-xvn), Iztapalapa, Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa, 1993. Estado: Manuel García Martín et al. (eds.), Estado actual de ¡os estudios sobre elSiglo de Oro, Salamanca, Ediciones Universidad de Salamanca, 1993. 2 vols.
  • date post

    01-Nov-2018
  • Category

    Documents

  • view

    225
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Bibliografía anotada sobre el teatro del Siglo de Oro (1994) · Celestina se vale de la...

  • CRITICN, 71,1997, pp. 175-189.

    Bibliografa anotada sobreel teatro del Siglo de Oro

    (1994)

    Charles GanelinUniversidad de Purdue

    Nota previa

    Hoy, por sptima vez, Criticn publica una versin castellana del estudiobibliogrfico anual realizado en ingls para The Year's Work in Modern LanguageStudies, vol. 56 (1994), 1995, pp. 352-366.

    La traduccin de esta bibliografa redactada por Charles Ganelin estuvo a cargo deLuis Gonzlez Fernndez (Queen Mary and Westfield Collge, London),

    Criticn desea expresar su agradecimiento al comit de la Modern HumanitiesResearch Association de Gran Bretaa por permitirle publicar esta traduccin.

    Abreviaturas

    Actas Irvine: Juan Villegas (d.), Actas del XI Congreso de la AIH. (Irvine, California,24-29 de agosto de 1992), Irvine (CA), University of California Press, 1994, 5 vols.

    Dramaturgia: L. von der Walde Moheno y S. Gonzlez Garca (eds.), Dramaturgiaespaola y novohispana (siglos xvi-xvn), Iztapalapa, Universidad AutnomaMetropolitana, Unidad Iztapalapa, 1993.

    Estado: Manuel Garca Martn et al. (eds.), Estado actual de os estudios sobre el Siglode Oro, Salamanca, Ediciones Universidad de Salamanca, 1993. 2 vols.

  • 176 CHARLES GANELIN Criticn, 71, 1997

    Golden Age: Charles Ganelin y Howard Mancing (eds.), The Golden Age Comedia:Text, Theory and Performance, Purdue, U. P., 1994.

    Hacia Caldern 1993: Hans Flasche (d.), Hacia Caldern. Dcimo ColoquioAnglogermano. Passau. 1993, Stuttgart, Franz Steiner, 1994.

    Jammes: Francis Cerdan (d.), Hommage Robert Jammes, Toulouse, PUM, 1994, 3vols.

    1. CELESTINA

    Uno siempre debera empezar un repaso de la bibliografa de Celestina con elfundamental 'Documento bibliogrfico1 de J. Snow, en Celestinesca, 18: 93-117, queincorpora las entradas 564-669. M. Garcia, 'Consideraciones sobre Celestina dePalacio1, ib., 18: 3-16, asegura al lector que el recin descubierto fragmento es legtimo,y analiza el fragmento en s mismo, y no como material de Rojas posteriormenteelaborado. El manuscrito es una copia de un manuscrito modelo y no cabe dentro de latradicin de las Celestinas impresas. Garcia clasifica la variante y recomiendaencarecidamente la bsqueda de un texto primario parecido. J. Sanz Hermida, '"Unavieja barbuda que se dice Celestina": notas acerca de la primera caracterizacin deCelestina', ib., 18: 17-33, resume las distintas posibilidades del significado de la palabra'barbuda' en relacin con el rechazo social, lo demonaco, la lujuria, la prostitucin, ylos hechizos. Sanz Hermida considera tanto la tradicin cancioneril como algunostextos histricos del Renacimiento para apoyar las numerosas connotaciones que ofrecela palabra. J. A. Gimnez Mico, 'Diversas conexiones entre Celestina y Elida', ib.,18: 35-50, estudia en la Tragicomedia de Leandro y Roselia llamada Elicia lanaturaleza de las referencias a la alcahueta y varias estrategias retricas, para concluirque la obra se acerca a una visin medieval del mundo rejuvenecida que pronto sedesarrollara en la Contrarreforma. P. Botta, 'La Celestina de Palacio en sus aspectosmateriales', BRAE, 73, 1993: 25-50, es una evaluacin de los ocho folios quecomponen el manuscrito: estado fsico actual del mismo, particularidades de cadacopista, y estudio paleogrfico. El manuscrito consiste en dos partes diferentes dedesigual distribucin. La segunda parte del trabajo de Botta, ib., 347-66, incluye unfacsmil del manuscrito; lamentablemente la reproduccin resulta a menudo ilegible.F. J. Lobera Serrano, 'El manuscrito 1.520 de Palacio y la tradicin impresa de LaCelestina', ib., 51-67, compara minuciosamente el manuscrito con las primerasediciones impresas. Segn Lobera Serrano, el manuscrito no deriva de la Tragicomedia,sino que guarda mayor relacin con la Comedia. Se modifican, tambin, estemasanteriores de la tradicin celestinesca para incluir el manuscrito en cuestin. D.McGrady, 'Two Studies on the Text of the Celestina', RPh, 48: 1-21, versa tambinsobre el MS 1.520 y llega a varias conclusiones importantes: postula que es una copiadel manuscrito original del 'antiguo autor' y que es de una fecha posterior a 1502-1504(sobre este particular McGrady reconoce haber mantenido correspondencia con C.Faulhaber, quien descubri el manuscrito); el ttulo de Comedia se debe a este autor; el

  • B I B L I O G R A F A A N O T A D A S O B R E EL T E A T R O 1 7 7

    argumento I es de la pluma de Rojas; el argumento general pertenece a la del autororiginal; y la insercin de Eras y Crato se debe a Rojas. En la segunda mitad de esteestudio McGrady se centra en Eras y Crato, et. al., y sigue las trayectorias de impresiny crtica. Sus argumentos firmes defienden el ingenio y erudicin de Rojas; advierte alos editores que deberan mostrar mayor respeto al texto de Burgos de 1499. O. L.Valbuena, 'Sorceresses, Love Magic and the Inquisition of Linguistic Sorcery inCelestina', PMLA, 109: 207-24, inscribe elegantemente la 'hechicera lingstica' deCelestina dentro del subgnero de conjuros amatorios utilizados tanto en Espaa comoen el Nuevo Mundo. Celestina se vale de la familiaridad cultural que existe con lasincantaciones de origen religioso para utilizarlas con fines profanos y aunar assufrimiento y xtasis.

    2. GENERAL

    S. E. Szmuk, et. al., proporcionan a los lectores la entrega ms reciente de la esencial'Bibliography of Publications on the comedia (1992-1993)', BC, 45, 1993: 321-428.C. Ganelin y H. Mancing (eds.), The Golden Age Comedia: Text, Theory, andPerformance, Purdue U. P., IX + 422 pp. (de aqu en adelante Golden Age), 1-6, ofrecenensayos en honor de Vern G. Williamsen y resumen en la introduccin tanto la vidaacadmica de Williamsen como los ensayos que forman el volumen. C. Larson,'Metatheater and the comedia: Past, Prsent, and Future', ib., 204-21, recorre, demanera sucinta, la historia crtica del metateatro. Comienza con el trabajo seminal deLionel Abel y traza el esquema de las posibilidades que podra ofrecer a la hora deexplicar los textos de la Comedia. H. W. Sullivan, 'Law, Dsire, and the Double Plot:Toward a Psychoanalytic Poetics of the Comedia', ib., 222-35, afina su definicin de latrama doble de la ley y el deseo en la lnea de su aplicacin a la Comedia de la poticalacaniana. Se basa en sus tentativas anteriores para aplicar las ideas lacanianas al teatroespaol. J. A. Parr, 'Partial Perspective on Kinds, Canons, and the Culture Question',ib., 236-48, contina con su intento de coordinar la teora y la prctica con su examende los cnones, de los lectores, y de los fundamentos culturales que constituyen eltrasfondo de la eleccin de textos seleccionados para el anlisis y la enseanza. C.Connor (Swietlicki), 'Prolegomena to the Popular in Early Modem Public Theater:Contesting Power in Lope and Shakespeare', ib., 262-75, propone, mediante la atencindedicada al poder de la cultura popular, una revisin de las teoras que hacan de laComedia un instrumento de propaganda, teoras muy difundidas durante las dosltimas dcadas. Connor toma en cuenta tanto el proceso dialogal en la ideologa comolo carnavalesco en la vida cotidiana. E. L. Bergmann, 'Reading and Writing in theComedia', ib., 276-92, versa sobre la representacin metaliteraria en La Estrella deSevilla y La dama boba de Lope. En la Estrella, la integracin del modo oral al lado dela escritura y la lectura determina la fortuna que corre Estrella; mientras que para laboba de Lope, el alfabetismo la integra en lo simblico y le confiere poder a la hora delcortejo y el casamiento. J. E. Varey y C. Davis, 'New Evidence on the Leasing ofSeating Accommodation in the Madrid corrales, 1651-55', ib., 342-57, proporcionanan ms detalles fundamentales respecto de la disposicin fsica de los teatros al centrarsu estudio en la cuestin de los bancos y los taburetes, los precios cobrados, y la

  • 178 CHARLES GANELIN Criticn, 71, 1997

    condicin social de aquellos que alquilaban asiento durante largos perodos. C.Ganelin, Rewriting Thtre: The Comedia and the Nineteenth-Century Refundicin,Lewisburg, Bucknell U. P., xi + 273 pp., emprende un estudio de las refundiciones,utilizando el recurso de la teora de recepcin que toma en consideracin las reseassobre las representaciones publicadas en la prensa madrilea decimonnica. Tras uncaptulo terico de introduccin, Ganelin examina principalmente las obras siguientes:Sancho Ortiz de las Roelas, de Triguero y Hartzenbusch; Marta la piadosa de PascualRodrguez de Arellano y Dionisio Sols; y El alcalde de Zalamea de Adelardo Lpez deAyala. El ltimo captulo, 'Future Directions', trata del Desengao en un sueo delDuque de Rivas, y tambin de la representacin de la obra de Tirso de Molina, Martala piadosa en 1986. Ganelin incluye los textos completos de las reseas estudiadas en sulibro. G. Magnier, 'Rverbrations of Sixteenth-Century Spanish Conversion Policiesin Golden-Age Drama1, Pages, 1: 47-56, describe cmo se representa el bautismo demoros en algunas comedias. C. Connor (Swietlicki), 'Postmodernism avant la lettre:The Case of Early Modern Spanish Theater', Gestos, 17: 43-59, propone unacombinacin de perspectivas posmodernistas y culturales para renovar la crtica sobrela Comedia. Para Connor, las estructuras dominantes son a la vez mantenidas ysocavadas en un proceso de 'disorderly order' (orden desordenado); la interaccin entrela cultura dominante y las subculturas muestra que la Comedia es una parodia de smisma y al mismo tiempo de la sociedad. A este respecto, los argumentos de Connorvan en contra de las ideas de Maravall que apoyan la tesis de que la Comedia es,principalmente, un arma propagandstica del Estado. E. Friedman, 'Postmodernismand the Spanish Comedia: The Drama of Mdiation1, ib., 17: 61-78, ofrece unaargumentacin fuerte y slida que apoya las lecturas crticas contemporneas de laliteratura del Siglo de Oro. Friedman arguye, en un trabajo penetrante y bienplanteado, que la metaficcin se puede ver como el punto de contacto entre el teatro delSiglo de Oro y el posmodernismo. Haciendo amplias referencias al Quijote y centrandosu enfoque hacia La vida es sueo, Friedman sugiere, tambin, que la mediacin delproceso metafrico en el cual la razn debe ser usada all donde se hace unllamamiento a la fe, que caracteriza las comedias tanto como la vida real, es necesariapara que 'analogies and suitable dnouements be substantiated' en una poca de loaparentemente absoluto y de la lucha para mantenerlo. L. von der Walde Moheno yS. Gonzlez Garca (eds.), Dramaturgia espaola y novohispana (siglos xvi-xvn),Iztapalapa, Mxico, Universidad Autnoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa, 1993,197 pp. (de aqu en adelante Dramaturgia), han reunido varios estudios sobre diversostemas comprendidos en dos secciones generales ('Comedia nueva' y 'Otras formasdramticas') y cuatro minisecciones ('Lope y Tirso'; y 'Ruiz de Alarcn'; 'Temas ygneros'; y 'Teatralidad en la Inquisicin'). J. M. Paz Gago, 'Texto y representacinen el teatro espaol del ltimo cuarto del siglo xvi', BC, 45, 1993: 255-75, hace unacomparacin interesante, aunque tpica, de las comedias de Cervantes a fines del sigloxvi con las de Lope en el mismo perodo. Aunque ambas siguen caminos paralelos,Cervantes va hacia el gran espectculo mientras que Lope reduce el nmero depersonajes, dejando ms libertad a los autores de comedias. A. de la Granja,'Comedias espaolas del Siglo de Oro en la Biblioteca Nacional de Lisboa (TerceraSerie)1, Jammes, 2: 481-93, ofrece la tercera entrega de esta til gua bibliogrfica con

  • B I B L I O G R A F A A N O T A D A S O B R E EL T E A T R O 1 7 9

    ndice acumulativo y referencias a dramaturgos, ttulos, primeros versos, personajes,nombres de los impresores y lugares de impresin. F. Lpez, 'Une dition fantmedes uvres de Caldern (pour une histoire de la "comedia suelta")', Jammes, 2: 707-19, narra una fascinante historia basada en documentacin del siglo xvm y relacionadacon los privilegios de impresin y de venta de libros de una coleccin nunca impresa denueve volmenes de comedias calderonianas de Venecia. J. J. Alien, 'El papel delvulgo en la economa de los corrales de comedia madrileos', Edad de Oro, 12, 1993:9-17, versa sobre los fondos recaudados por los corrales de comedias y su reparticin.En el marco de un estudio dedicado al lugar teatral, Alien centra el enfoque de susinvestigaciones en la 'influencia desproporcionada' ejercida por los dos extremos de laescala social (nobleza y vulgo) y concluye con la dificultad que existe, a diferencia delcaso del teatro ingls isabelino, a la hora de definir la exacta importancia de 'the placeof the stage'. C. B. Kirby, 'El nuevo historicismo y comedias refundidas del sigloXVII', Actas Irvine, 3: 308-16, recalca la tensin que reina en El rey D. Pedro enMadrid como consecuencia del conflicto entre la ideologa medieval del mundo del Reydon Pedro y la ideologa moderna que refleja los valores del pblico del siglo xvn. Laobra es subversiva puesto que pone en tela de juicio las acciones precipitadas del Rey y,por consiguiente, la idea de los dos cuerpos del rey. C. Connor (Swietlicki),'Teatralidad y resistencia: El debate sobre la mujer vestida de hombre', ib. 3: 139-45,trata con brillantez el fenmeno de la mujer vestida de hombre en la Comedia desde laperspectiva del nuevo historicismo, resumiendo el estado actual de los estudios de estetipo. Connor avanza que el transvestismo femenino crea una subversin prctica quecuestiona la identidad esencial que se esconde detrs del disfraz. La reinscripcintransgresora revela una oposicin binaria mucho ms compleja y que da lugar a unainteraccin ms dinmica que la sugerida en estudios anteriores. T. A. O'Connor, 'Elmatrimonio y la Comedia: La conformidad como norma substancial', ib., 3: 162-68, vela conformidad en el matrimonio como uno de los conceptos fundamentales de laComedia. Explora el conflicto entre el 'yo' pblico y el 'yo' privado y muestra elproceso de fusin de dos almas en una al igual que la importancia del 'affectiveindividualism'. O'Connor escoge para su estudio La Estrella de Sevilla, El mdico de suhonra y La estatua de Prometeo: las dos primeras como ejemplos de la falta deconformidad y las desgraciadas consecuencias que trae consigo; y la tercera paraexaminar cmo se alcanza la conformidad a travs de la adversidad. J. A. Maydeu,'Preliminares para una definicin de la comedia religiosa en el siglo xvn', ib., 3: 169-76, cita las referencias y crticas que se hacen al teatro religioso en los textos de losmoralistas del Siglo de Oro recogidos en la Bibliografa sobre la licitud del teatro y enPreceptiva dramtica espaola. I. Snchez Llama, 'La lente deformante: La visin dela mujer en la literatura de los Siglos de Oro', Estado, 2: 941-47, establece vnculosentre las imgenes populares de las mujeres y la manera como estas imgenes se venreflejadas, con pocas excepciones, en los textos de los Siglos de Oro. Incluye, tambin,una interesante, aunque no del todo actualizada, bibliografa. C. Buezo, 'El rey y losreyes en la mojiganga dramtica', Estado, 1: 203-07, describe el papel del rey burlescoen la mojiganga y su relacin con el rey verdadero, centrndose en lo satrico. J. A.Maydeu, 'A propsito de la comedia hagiogrfica barroca1, Estado, 1: 141-51, siguedesarrollando su teora sobre la comedia hagiogrfica, un 'teatro de sntesis' en el

  • 180 CHARLES GANELIN Criticn, 71,1997

    Barroco espaol. Maydeu explica que se le debe particular atencin al uso del espacio ya la escenografa en este tipo de teatro tan eclctico. Reconoce, tambin, la dificultad deestablecer un texto hagiogrfico, puesto que las condiciones financieras del autor y sucompaa a menudo determinaban la complejidad de la escenografa de una pieza msque el concepto original del poeta. B. P. E. Bentley, 'Del autor a los actores: eltraslado de una comedia', Estado, 1: 179-94, sigue los procesos que lleva a cabo unacompaa teatral para preparar los guiones para la representacin. En su anlisisdetallado del manuscrito de Antes que todo es mi dama, Bentley descubre tres manosdistintas, diversos tipos de tinta, y unas diferencias en el estado de las plumas: esto lepermite deducir que la copia consiste en un proceso triple. Llega a la conclusin que lospapeles dramticos ms desarrollados indican que este manuscrito perteneca al actorque desempeaba ese papel. J. A. Pascual, 'La edicin crtica de los textos del Siglo deOro: de nuevo sobre su modernizacin grfica1, Estado, 1: 37-57, da una seriaadvertencia a todos aquellos que pretenden modernizar el lenguaje de los textos delSiglo de Oro sin tomar en cuenta la possible prdida, en este proceso, de algunoselementos lingsticos importantes. Pascual dice que no se deberan perder variantesimportantes a causa del impulso modernizador, que el editor debera tener grancuidado en lo que se refiere a las erratas, pero que no se deberan reproducir formasarcaicas cuando la nica razn para hacerlo es el hecho de que son arcasmos. J.Romera Castillo, 'Crtica semitica del teatro del Siglo de Oro en Espaa', Estado, 2:869-77, ofrece una tilsima bibliografa, en dos partes (visin general y autoresespecficos) y una seccin de consulta. El artculo puede servir de buen punto de partidapara los estudios de semitica publicados en Espaa. M. de los Reyes Pea y P.Bolaos Donoso, 'Loa para empezar en Lisboa. Presencia del teatro espaol en el Patiode las Arcas', Estado, 2: 819-830, presentan una introduccin a una loa recitada en elPatio de las Arcas en Lisboa, y probablemente compuesta en septiembre de 1672.Explican detalladamente cmo responde la loa al pblico local, ofrece un repertorioparcial (que incluye No hay burla con el amor, de Caldern) y considera la familiaridadde la compaa (Miguel de Orozco e Hiplito de Olmedo son los autores) para con elpblico portugus. Sigue una transcripcin completa de los 132 versos de la loa. A.Gimber, *'Das spanische Kurzschauspiel im europaischen Kontext: berlegungen zuseiner Entstehung', Buschinger, Jeux, 51-61.

    3. CALDERN DE LA BARCA

    I. Benabu, '"Who is the Protagonist?" Gutierre on the Stand', IJHL, 2.2: 13-25,muestra cmo, desde el punto de vista de un director, le corresponde a Gutierre el papelde hroe trgico en El mdico de su honra, porque es consciente del sufrimiento que hacausado y se ve obligado a sufrir en silencio. A. Williamsen, 'Fatal Formulas: Menca,Men, and Verbal Manipulation', ib., 27-37, ofrece, mediante el anlisis del discurso,argumentos que se oponen a la postura adoptada por Benabu. Los intercambiosverbales revelan pocas muestras de emocin entre Menca y Gutierre; Gutierre condenaa su mujer a morir cruelmente sin permitir que reciba la absolucin. R. Johnston,'The Spectator's Mirror: Menca of Caldern's El mdico de su honra', ib., 39-48; creeque la obra refleja y distorsiona la mirada del observador masculino a la vez que

  • B I B L I O G R A F A A N O T A D A S O B R E EL T E A T R O 1 8 1

    cuestiona la nocin de integridad moral: Caldern nos invita a enfrentarnos con elhorror que nace del cadver de Menca al final de la obra. B. Kurtz, 'Illusions ofPower: Caldern de la Barca, the Spanish Inquisition, and the Prohibition of Lasrdenes militares (1662-1671)', RCEH, 18: 189-217, arguye de manera convincenteque la censura de un auto aparentemente ortodoxo naci de la figuracin alegrica porCaldern, en esta obra, de la repugnancia por la 'totalistic conception of heresy' delSanto Oficio y sus 'pretensions to hgmonie power'. C. Rose, 'El arte de escribir:Los tres mayores prodigios de Caldern y la pintura', Hacia Caldern, 1993: 243-52,pone de relieve el juego intertextual entr el mito, la pintura y el teatro que se dio en larepresentacin de la obra de Caldern en el Palacio del Buen Retiro. D. T. Dietz,'Baroque Art and Sacramental Drama: Caldern's No hay instante sin milagro', BC,46: 83-101, nos presenta ejemplos suplementarios de la influencia del arte pictricosobre las composiciones dramticas de Caldern. B. Simerka, 'The GenericDimension of Self-referentiality: Caldern's El mdico de su honra as metadrama dehonor' BC, 46: 103-14, replantea y, por lo tanto, ampla la discusin de la naturalezametadramtica de esta comedia. De este modo llega a forjar un slido equilibrio entrela teora y la prctica. Simerka ve en el Mdico un intento de poner al desnudo lasconvenciones teatrales, que viene a ser esencial para abordar los temas relacionados conla palabra hablada y escrita en la Espaa del Siglo de Oro. M. R. Greer, 'The(Self)representation of Control in La dama duende', Golden Age, 87-106, estudia laobra en relacin con asuntos econmicos y con el estatuto legal de las viudas. Concluyeque el verdadero fantasma de la obra es el espectro del control. D. L. Heiple,'Transcending Genre: Caldern's El santo rey don Fernando', ib., 107-18, sostiene,mediante indicios internos, que los autos sacramentales de 1671 del dramaturgo sonadaptaciones de una comedia calderoniana anterior pero desconocida y que trataba dela vida del santo. S. Hernndez Araico, 'Officiai Gnesis and Political Subversion ofEl mayor encanto amor', ib., 119-36, se inscribe en la serie de los excelentes estudiosrecientes sobre el Buen Retiro. Subraya cmo transforma Caldern los diseosescenogrficos de Cosme Lotti para adaptar los signos visuales a su concepto personalde la representacin y, de este modo, criticar la manipulacin de la escenografa y lateatralidad llevada a cabo por el Conde-Duque de Olivares, en su intento de promoveruna superior alabanza de la figura del rey Felipe IV. T. A. O'Connor, 'The Grammarof Calderonian Honor: The finezas of Fineza contra fineza', ib., 137-47, esclarece lanocin calderoniana aplicada tanto a villanos como a nobles: las finezas de nobleimpulsan al individuo noble a tratar al villano como persona, y las finezas de amorafirman la unidad en lugar del enfrentamiento. S. D. Voros, 'The Fminine Adjuvant:Toward a Semiotics of Calderonian Plot Dynamics', ib., 324-41, utiliza el modelosemitico de la 'adyuvancia' de Greimas junto con la teora de la dinmica delargumento de Thomas Z. Pavel para elaborar un anlisis de los papeles femeninos endos obras calderonianas: El prncipe constante y Los tres mayores prodigios. A. L.Mackenzie, 'La primera version de La vida es sueo performed in Almera', BC, 45,1993: 197-210, esboza la historia del trabajo de Jos Ruano de la Haza en torno a laprimera versin de la comedia. Ofrece una breve resea de la representacin, yproporciona una resea positiva de la edicin de Ruano del manuscrito zaragozano.Los estudiosos de la comedia tendrn de ahora en adelante que tomar en cuenta los

  • 182 CHARLES GANELIN Criticn, 71,1997

    estudios de Ruano y de Mackenzie al discutir La vida es sueo. F. Ruiz Ramn, 'Latorre de Segismundo y el espacio del monstruo1, Jammes, 3: 1051-60, vuelve a abordar,en un artculo estructuralista, el tema de las dimensiones mitolgicas de La vida essueo y el de la humanizacin de Segismundo, tales como se desarrollan en el espaciode la torre. E. Cancelliere, 'Estrategias simblicas e cnicas del Thanatos en Elprincipe constante de Caldern', Actas lrvine, 3: 177-89, ofrece una interpretacinlacaniana de la muerte de Fernando como una imagen especular de lo Otro,particularmente como se ve reflejado en Fnix. La lectura toma en cuenta lastradiciones emblemtica y herldica al igual que las imgenes pictricas de la muerte.Las imgenes convexas y cncavas que emanan de la 'mirada' de Fnix se ven en elgesto doble de Fernando: la cara hacia arriba y la cara hacia el suelo, dando yrecibiendo, vida y muerte. J. T. Culi, 'Emblems in the Secular Drama of Caldern dela Barca: A Review Article', RQ, 41: 79-91, ofrece una evaluacin cronolgica de losintentos de los crticos (desde 1964 hasta el momento) de probar los profundosconocimientos que Caldern tena de los libros de emblemas y que no recurra a ellossimplemente como obras de consulta. El mismo Culi trata aqu obras seglares deCaldern donde se emplea la palabra 'emblema' (Gurdate del agua mansa; Bastacallar; Mujer, lloras y vencers; y El mdico de su honra, por nombrar slo cuatro) aligual que aqullas en las que los emblemas simbolizan motivos centrales.

    4. MIGUEL DE CERVANTES

    A. Cruz, 'Deceit, Dsire, and the Limit of Subversion in Cervantes' Interludes',Cervantes, 14.2: 119-36, muestra su firme manejo de la teora crtica para demostrarcmo, en el gnero altamente convencional del entrems, Cervantes desestabiliza losconvencionalismos del mismo y cuestiona el valor de la verdad en toda representacin,aunque no puede romper del todo con las estructuras de la sociedad. S. HernndezAraico, 'Estreno de La gran sultana: Teatro de lo otro, amor y humor1, ib., 14.2: 155-65, hace comentarios sobre la representacin, en 1992, de esta hasta entonces jamsrepresentada pieza teatral. Hernndez Araico arguye que el cautiverio es tratado comotema cmico y que el multiculturalismo de la obra, adecuado a la celebracin delquinto centenario, en 1992, de la llegada de Coln al Nuevo Mundo, despolarizavalores normalmente opuestos. E. Anderson, 'Playing at Moslem and Christian: TheConstruction of Gender and the Reprsentation of Faith in Cervantes' Captivity Plays',Cervantes, 13.2 1993: 37-59, reparte pertinentemente, segn el ambiente, las comediasde cautivos de Cervantes en dos grupos las argelinas y las turcas para demostrarcmo en el primer grupo {Los baos de Argel), ms cercano a las propias experienciasde Cervantes, el uso masculino de indumentaria femenina musulmana est ligadontimamente a la prdida de la fe; y cmo en el segundo grupo (La gran sultana), laindividualidad permite un ambiente propicio para la reconciliacin de enemigos sinprdida del yo personal. Id., 'Articlate Characters: Gender, Genre, and Genius inCervantes's El coloquio de los perros and Pedro de Urdemalas', RLA, 5, 1993: 349-55,muestra cmo Cervantes, en su aproximacin a la androginia platnica, mezclaobjetivos de gnero literario y de gnero sexual para la construccin de los personajes,entretejiendo con ingenio gnero literario y gnero sexual. D. L. Smith, 'El envs del

  • B I B L I O G R A F A A N O T A D A S O B R E EL T E A T R O 1 8 3

    tapiz: recreando los entremeses de Cervantes en versin inglesa', RLA, ib., 513-17,explora las dificultades inherentes a la hora de dar una traduccin al inglsrepresentable de los entremeses, los cuales, piensa Smith, fueron escritos para serrepresentados. Ofrece, a menudo, ingeniosas y divertidas sugerencias para pasajes quepresentan serias dificultades a la hora de buscar -una traduccin adecuada. Id.,'Cervantes and his Audience: Aspects of Rception Theory in El retablo de lasmaravillas', Golden Age, 249-61, revela cmo este entrems cervantino funciona comoun estudio penetrante de la relacin en el teatro entre actores y espectadores: elentrems parece ser una anticipacin irnica del concepto moderno del metateatro.M. D. Bravo A., *'Los entremeses cervantinos, valores sociales y risa crtica: El retablode las maravillas', Dramaturgia, 141-48. A. Hermenegildo, 'La representacinimaginada: estrategias textuales en la literatura dramtica del siglo XVI (el caso de laNumancia de Cervantes)', Jammes, 2: 531-43, compara los dos manuscritos de la pieza(Madrid [M] y Sancho Rayan [SR]) utilizados como copias de actor y desarrolla cincocategoras para las 'didascalias explcitas'. Hermenegildo llega a la conclusin de que eltexto SR pertenece a una compaa con una estabilidad financiera superior quepermita produciones teatrales ms elaboradas. Ambas versiones aportan datossuplementarios acerca de las prcticas escenogrficas del siglo xvi. A. RodrguezLpez-Vzquez, 'Los baos de Argel y su estructura en cuatro actos', His (US), 77: 207-14, arguye a favor de la preferencia de Cervantes por la estructura teatral en cuatroactos; en Los Baos adapt Los Tratos, conservando la estructura y tomando en cuentalos componentes de la compaa de Gaspar de Porres.

    5 . L A E S T R E L L A D E S E V I L L A

    H. Sieber, 'Cloaked History: Power and Politics in La estrella de Sevilla', Gestos, 17:133-44, pone en evidencia, con pruebas slidas, unos paralelismos importantes entre lasituacin poltica de Sancho IV y la de Felipe IV: as la representacin optimista ypedaggica del castigo de Sancho IV servira de leccin para Felipe; la historia, nosrecuerda Sieber, nos ense que ninguna razn haba para tal grado de optimismo. F.A. de Armas, 'Splitting Gemini: Plato, Girard and La Estrella de Sevilla', Hispanfila,111: 17-34, examina ocho pares de gemelos que representan, o bien la violenciagirardiana, o bien la complementariedad platnica. Sancho IV fija un rumbo destinadoa separar a Gminis, poniendo de este modo en marcha una violencia que surge de lafalta de diferencias. El rey acta cual Zeus, eliminando rivales, y aunque se vehumillado por las representaciones gemelas de la justicia, se muestra, segn F. A. deArmas, reacio a soltar las riendas del poder.

    6. Luis DE GNGORA

    L. Dolfi, 'Una fuente italiana de Las firmezas de Isabela de Gngora', Jammes, 1: 331-42, da a conocer un texto ms de Ariosto / Suppositi que tuvo una importanteinfluencia en la obra de Gngora. El nombre de Ariosto, sus versos y sus personajesaparecen en la pieza teatral como si Gngora hubiera pretendido dirigir allector/espectador hacia esta fuente especfica.

  • 184 CHARLES GANELIN Criticn, 71, 1997

    7. A N T O N I O MIRA DE AMESCUA

    A. R. Williamsen, 'Rception as Dception: The Fate of Mira de Amescua's Theater',Golden Age, 309-23, sigue estudiando, mediante la teora de la recepcin, laresurgencia del teatro de Mira, concentrndose en su recepcin pasada y presente. Parailustrar el desigual xito del dramaturgo a travs de los siglos, Williamsen ha compiladouna lista que incluye todas las obras conocidas de Mira de Amescua y las ediciones delas mismas, tanto antiguas como modernas.

    8. T I R S O DE M O L I N A

    D. Gareth Walters, 'Language, Code and Conceit in El vergonzoso en palacio', FMLS,30: 239-55, pone en tela de juicio los mtodos de crtica textual psicoanaltica aplicadosa esta obra de Tirso para llegar a la conclusin de que sta es de tipo potico, que losefectos petrarquistas impulsan el desarrollo del argumento y que los discursos de lospersonajes revelan el influjo de las tradiciones poticas petrarquista, cortesana ycancioneril para una audiencia acostumbrada a escuchar una comedia. C. B. Weimer,'(Un)true Colors: pintura as pharmakon in Tirso's La vicia y muerte de Herodes', BC,46: 21-32, explora los efectos benficos y ponzoosos de la pintura como pharmakonen la obra de Tirso para contrastar los retratos tanto pintados como retricos, loscuales sirven para traicionar, mediante una representacin de la Adoracin cuyafuncin es la salvacin. C. Rose, 'Reconstructing Tisbea1, Golden Age, 48-57, ofreceun anlisis conciso y penetrante de los primeros quinze versos del soliloquio de Tisbea'yo, de cuantas el mar' de El burlador de Sevilla, revelando de tal modo cmo elpersonaje se ha engaado a s mismo antes de la seduccin por D. Juan. A.Hermenegildo, *'Discurso encomistico y espacio de lo maravilloso: signos deadramaticidad en Amazonas en las Indias, de Tirso de Molina1, Dramaturgia, 29-46.V. Ugalde Cuesta, 'El burlador de Sevilla o la dramatizacin barroca de Don Juan',Estado, 2: 999-1005, hace suyas las posturas moralistas tradicionales sobre Don Juan ysobre Tirso como incondicional defensor del dogma de la Contrarreforma del sigloXVII. R. Tabernero, 'La supuesta "originalidad" de Tirso de Molina en el tratamientodel tema del honor: El celoso prudente', ib., 2: 987-91, concluye que El celoso prudenteno es un buen ejemplo del uso, por parte de Tirso, del cdigo del honor. F. RuizRamn, 'El burlador de Sevilla y la dialctica de la dualidad', Estado, 2: 905-11, ofreceun anlisis estructuralista de la pieza, considerada como un 'objeto-teatro', cuyabipolaridad se manifiesta en el ttulo, los personajes y la estructura dramtica.

    9. AGUSTN M O R E T O Y CABANA

    J. L. Castillo, 'La lengua del gracioso y el mundo del carnaval en El desdn, con eldesdn de Moreto', BC, 46: 7-20, propone una lectura bajtiniana del lenguaje delgracioso Polilla, especialmente de su equiparacin de la comida con el sexo y de suparodia del lenguaje petrarquista, a fin de sugerir que el 'desdn' de Diana viola lasleyes de la naturaleza.

  • BIBLIOGRAFA ANOTADA SOBRE EL TEATRO 185

    10. FRANCISCO DE ROJAS ZORRILLA

    W. R. Blue, 'The Diverse Economy of Entre bobos anda el juego', Golden Age, 76-86,subraya la presencia, en la comedia de Rojas Zorrilla, de una 'economa' delintercambio, de una ordenada distribucin de los elementos segn un sistema.

    11 . JUAN RUIZ DE ALARCN

    L. Fothergill-Payne, 'Text and Spectacle of Alarcn's El examen de maridos', GoldenAge, 372-83, analiza una representacin de la pieza teatral en la que el gnero y el estilode una comedia se convierten en farsa y ridculo, lo que la lleva a concluir que lasadaptaciones de comedias en tono de farsa se arriesgan a perder lo mejor de la farsa ydel drama. J. Amezcua, *'E1 lejano paisaje americano en El semejante a s mismo deAlarcn1, Dramaturgia, 49-56. J. Iturralde Escandn, *'Poder, violencia y amor enLa amistad castigada de Juan Ruiz de Alarcn', ib., 57-63. A. Gonzlez, *'Tcnicasdramticas en Ruiz de Alarcn: La cueva de Salamanca', ib., 65-71. J. Prian Salazar,*'Notas sobre el espacio en La cueva de Salamanca', ib., 73-82. G. Garca Gutirrez,"'Anotaciones sobre el gracioso en Juan Ruiz de Alarcn (La comedia de Lope de Vegay el descomedido de Alarcn)', ib., 83-97. F. A. de Armas, '"El sol sale a medianoche": amor y astrologa en Las paredes oyen', Criticn, 59, 1993: 119-26, da otramuestra de su extenso conocimiento de la astrologa y de las ciencias ocultas paraelucidar el importante papel desempeado por el horscopo de D. Mendo en eldesenlace de la pieza. Una conjuncin de Marte y Venus en Leo en la casa del Sol,junto con la importancia de la noche de San Juan revelan las verdaderas y deshonestasintenciones de D. Mendo respecto de Doa Ana. E. Revueltas, 'Las paredes oyen:eros y ethos en el discurso alarconiano', Actas Irvine, 3: 200-07, intenta una lecturafreudiana de la obra, segn la cual Ruiz de Alarcn se ha creado un alter-ego que ganala mano de la hermosa y sin embargo 'poderosa' y 'mesurada' dama.

    12. LOPE DE VEGA

    A. Stoll, 'Staging, Metadrama, and Religion in Lope's Los locos por el cielo',Neophilologus, 78: 233-41, alega que el uso que hace Lope del recurso del metateatroda a entender que un mundo que cree es un mundo de lo verdadero y lo real. C.Oriel, 'Text and Textile in El caballero de Olmedo', IJHL, 2.2: 131-56, maneja condestreza la urdimbre y trama del lenguaje y la indumentaria en la obra de Lope, dondese problematizan la naturaleza del deseo y su relacin con la creacin del yo personal,cuando ste depende de la moda (tanto la indumentaria como la potica); el productofinal es 'orgnico' al combinar lo cmico y lo trgico, y llega a ser un 'self-referentialcultural artifact1. J. Brotherton, 'Lope de Vega's El nuevo mundo descubierto porCristbal Coln: Convention and Ideology', BC, 46: 33-47, comenta el tratamientoambiguo de que, a manos del dramaturgo, es objeto Coln, a quien Lope pinta en losmomentos decisivos de descubrimiento y conquista, en una obra cuya estructuraambigua se debe a que es mitad pasos mitad comedia convencional. D. Fox, 'History,Tragedy, and the Bailad Tradition in El caballero de Olmedo', Golden Age, 9-23,explora el contexto histrico de la pieza teatral de Lope al igual que las imgenescelestes utilizadas para caracterizar a don Alvaro de Luna, que funcionan como una

  • 186 CHARLES GANELIN Criticn, 71,1997

    clave para entender la naturaleza trgica de D. Alonso. S. N. McCrary, TheatricalConsciousness and Rdemption1, ib., 24-36, desarrolla la idea de la concienciaespiritual del rey en Las paces de os reyes, lo que le permite la redencin teatral; quedarestaurada de este modo la credibilidad, como hroe nacional, del gobernante, a la vezque facilita la reintegracin del cuerpo mstico y el cuerpo natural. M. D. Stroud,'Rivalry and Violence in Lope's El castigo sin venganza', ib., 37-47, aplica la filosofade Girard, tal y como se entiende en Violence and the Sacred, a la obra de Lope yestudia las nociones de rivalidad, imitacin, violencia, sacrificio, y vctimapropiciatoria. S. Gonzlez Garca, *'Amor y matrimonio en El castigo sin venganza',Dramaturgia, 17-27. N. L. D'Antuono, 'Lope's Bastardo Mudarra as Scnario andopera tragicmica', ib., 178-200, prosigue su original examen de las relaciones entre lacomedia del Siglo de Oro y las refundiciones italianas, en el siglo xvm, de piezasteatrales espaolas. C. B. Kirby, 'On the Nature of refundiciones of Spain' s ClassicalTheater in the Seventeenth Century', ib., 293-308, propone un mtodo estadstico paraanalizar las diferencias poticas, dramticas y estructurales entre las versiones de El reydon Pedro en Madrid, y mejora as nuestra comprensin de la comedia en general y desu transmisin. T. J. Kirschner, 'Typology of Staging in Lope de Vega's Theater1, ib.,358-71, define y describe cuatro tipos de montaje a fin de iluminar la escenografa delas piezas nacionales/histricas de Lope: tipo simblico, o representacin de laimaginacin de los personajes; tipo "articulatorio", ligado a los mecanismos de latrama; tipo espectacular, o descripcin concebida para complacer los sentidos; y tipototalizador, que es una sntesis de los otros tres tipos. V. Dixon, 'The Study ofVersification as an Aid to Interpreting the comedia: Another Look at Some Well-knownPlays by Lope de Vega', ib., 384-402, examina los rasgos significativos de laversificacin de seis obras de Lope, desarrollando as las indicaciones de VernWilliamsen acerca de las formas mtricas, consideradas como clave importante deinterpretacin de la comedia. L. von der Walde Moheno, *'Indiano, simpleembustero', ib., 149-58. D. H. Darst, 'Una comedia, dos argumentos, tres historias:la estructura recproca de El remedio en la desdicha', His (US), 77: 46-53, se centra enel personaje de Rodrigo de Narvez, cuya presencia en las dos intrigas confiere unidada la pieza adems de permitir la traduccin dramtica de su evolucin personal desde lacupiditas a la caritas, lo que subraya el uso de la imaginera mitolgica de Venus, Martey Palas Atenea. R. Labarre, '"Que de noche le mataron ...'", Jammes, 2: 607-12,sugiere que 1622 fue la fecha de la composicin de El caballero de Olmedo, basndoseen 1 ) la relacin de 8 versos del acto I con la Primavera y flor de los mejores romances;2) las alusiones a maquinaciones polticas; 3) el cierre de teatros en 1621, debido a lamuerte de Felipe III; y 4) el asesinato del Conde de Villamediana en 1622. E. L.Bergmann, 'Framing La vengadora de las mujeres: Prophylactic Introductions andPostmodern Performance', Gestos, 17: 115-30, estudia tres introducciones a la pieza deLope: la Dedicatoria en la Parte Decimoquinta de 1621; otra escrita por Juan AntonioHormign para una representacin de la obra en 1984; y el prlogo publicado deHormign. Las introducciones del siglo xx se centran sobre la construccin y elcontexto del texto clsico y humanista; al mismo tiempo, como demuestra Bergmann,la propia adaptacin rompe con la convencin literaria mediante la eliminacin detodas las bodas, lo cual hace explcita la sugestiva capacidad de subversin de la obra

  • B I B L I O G R A F A A N O T A D A S O B R E EL T E A T R O 1 8 7

    de Lope. M. Swislocki, 'Oralidad y recepcin: la comedia lopesca', Edad de Oro, 12,1993: 321-31, ampla la definicin de 'oralidad' para incluir en ella la comedia, cuyatransmisin, argumenta Swislocki, no se lleva a cabo tan slo a travs del texto escrito.La utilizacin, por parte de Lope, del romance contribuy a establecer la nocin de unacolectividad espaola representada por el pblico del corral; la oralidad esencial delromance hablaba a aquel pblico, a quien tan habitual le resultaba como fuente deinformacin y de poesa. T. J. Kirschner, 'Tcnicas de representacin de la multituden el teatro de Lope de Vega', Actas Irvine, 3: 155-61, vuelve al tema de las prcticas depuesta en escena de Lope. El anlisis de Kirschner muestra que Lope emple telones defondo pintados, voces en off (con voces mltiples y voces al unsono), cajas, o bienpersonajes alegricos y representativos, para crear un ambiente de enormes multitudesadecuado a la pieza. Id., 'Funcin estructural del montaje escnico en El asalto deMastrique de Lope de Vega1, BC, 45, 1993: 245-54, centra aqu su trabajo en lasindicaciones audiovisuales, y en cmo Lope control el ritmo escnico con diferentestipos de puesta en escena con miras a asegurar la participacin del espectador en lossucesos histricos representados. M. Rodrguez Pequeo, 'Procesos dialgicos en elArte nuevo de Lope de Vega', Estado, 2: 865-68, insiste de nuevo en el uso, en el teatrode Lope, del dilogo con los 'clsicos' y con el pblico. Lope, nos recuerda RodrguezPequeo, consider la puesta en escena y los aspectos de la representacin comoesenciales para su actividad. M. G. Profeti, *'Imitatio/Admiratio: L'autocommento inLope', Pern, L'autocommento, 43-52. Y. Yarbro-Bejarao, Feminism and theHonor Plays ofLope de Vega, West Lafayette, Purdue U. P., 1994, xin + 324, ofrece elprimer anlisis monogrfico feminista del teatro de Lope. El lcido, inteligente y clarotrabajo de Yarbro-Bejarano considera los dramas de honor de Lope 'as sites ofnegotiation and struggle for meaning', reconociendo al mismo tiempo que muchas deestas comedias defienden de hecho las relaciones de poder dominantes. Sus ochocaptulos toman en cuenta 46 comedias de Lope, muchas de las cuales han recibidopoca atencin crtica hasta el momento. Yarbro-Bejarano estudia, entre otros muchosaspectos, al espectador masculino, que generalmente comparte con el protagonista ideassobre la masculinidad y el poder sexual, y al espectador femenino, que ve a la mujercomo un "bien" reforzado continuamente. Al mismo tiempo los juegos mltiples de lossignos en la representacin cuestionan 'the binary understanding of sexual diffrence'.

    13. Luis VLEZ DE GUEVARA

    C. G. Peale, 'Gnesis, Numbers, Exodus, and Genetic Literary History: Luis Vlez deGuevara's Don Pedro Miago the Missing Link between Gongorism and thecomedia', BC, 45, 1993: 219-43, postula de forma convincente la temprana influenciade Gngora sobre el lenguaje de la comedia. Peale cree que la pieza teatral de Vlez esla primera en emplear el llamado 'gongorismo', y la favorable reaccin del pblico a laobra confirma esta temprana asociacin.

    14. O T R O S DRAMATURGOS

    FRANCISCO BANCES CANDAMO. S. Garca-Castan, 'La historia como pre-texto: elcaso Por su rey y por su dama, de Bances andamo', Boletn del Real Instituto de

  • 188 CHARLES GANELIN Criticn, 71, 1997

    Estudios Asturianos, 1993: 145-55, explica la apropiacin y modificacin, por parte deBances Candamo, de la conquista de Amiens como teln de fondo para la versinoriginal de esta obra teatral.

    FOLCH CARDONA. P. Sarrio Rubio, 'Folch Cardona y el teatro valenciano del siglo xvn:influencias e innovaciones1, Estado, 2: 967-75, presenta las obras dramticas del autoraficionado y noble valenciano Folch Cardona, cuyo estilo recuerda el de la escuelacalderoniana y que escribi para la corte madrilea, reflejando en sus obras los valoresde su estrato social.

    ANDRS DE CLARAMONTE Y CORROY. F. A. de Armas, 'Balthasar's Doom: Letters thatHeal/Kill in Claramonte's El secreto en la mu/er', Golden Age, 58-75, proporcionamayor campo para la rehabilitacin de Claramonte a travs de la demostracin decmo esta pieza esta construida alrededor de los significados contradictorios delphartnakon, gracias a los cuales la escritura se transforma, de veneno, en remedio.

    JUAN DE LA CUEVA. R. Pike, 'New Light on the Biography of Juan de la Cueva', RQ,41: 28-35, estudia los antecedentes conversos del autor y fundamenta su investigacinbiogrfica en documentos extrados de una encuesta y audicin genealgicasparticularmente corruptas llevadas a cabo por Alonso Verdugo, un sobrino del escritorque solicit con xito la entrada en la Orden de Santiago.

    GONZALEZ DE ESLAVA. O. Rivera, *'Texto y representacin teatral: el Coloquioprimero de Gonzlez de Eslava', Dramaturgia, 119-39.

    DAMN DE HENARES. R. Gonzlez Canal, 'Un entrems olvidado de principios del sigloxvn: el Testamento del picaro pobre de Damn de Henares1, BC 45, 1993: 277-309,hace una breve introduccin a esta innovadora, pero no muy brillante, obra, posible-mente el primer entrems publicado de forma separada en su da (1609); el entrems seedita a continuacin.

    DIEGO JIMNEZ DE ENCISO. E. Nagy, 'Alteza y picarda en El prncipe don Carlos deDiego Jimnez de Enciso', BC, 46: 49-57, subraya la funcin carnavalesca del picarogracioso al servicio de un prncipe situado al margen de la jerarqua social.

    DIEGO SNCHEZ DE BADAJOZ. F. Cazal, 'Una regla de economa dramtica: lasimgenes organizadoras en el teatro de Diego Snchez de Badajoz', Jammes, 1: 191-98,destaca el uso, por parte de Snchez de Badajoz, de imgenes simblicas para sintetizar,generar, y comunicar mensajes religiosos a una audiencia a menudo iletrada.

    GIL VICENTE. M. Delgado Morales, *'E1 mito platnico del carro alado y el teatro deGil Vicente y de Juan del Encina', Dramaturgia, 103-18. A. Roig, 'Los espaoles enel teatro de Gil Vicente", Actas Irvine, 3: 129-38, cataloga bajo tres rbricas los tipos,personajes, y papeles de los espaoles en la produccin dramtica de Gil Vicente.

  • BIBLIOGRAFA ANOTADA SOBRE EL TEATRO 189

    FRANCISCO DE VILLEGAS. M. McGaha, 'Who Was Francisco de Villegas?', Golden Age,165-77, deduce a partir de indicios textuales e histricos que Villegas no era sino unseudnimo del dramaturgo neocristiano Antonio Enrquez Gmez.

    MARA DE ZAYAS. V. Hegstrom Oakey, 'The Fallacy of False Dichotomy in Mara deZayas's La traicin en la amistad', BC, 46: 59-70, ofrece una valiosa contribucindonde afirma la calidad de Zayas como dramaturga. El anlisis feminista de Oakeypone de relieve la inversin de los papeles en los sexos, lo que cuestiona el doblemodelo que se encuentra tanto en la comedia como en la sociedad patriarcal del sigloXVII. T. S. Soufas, 'Mara de Zayas's (Un)conventional Play, La traicin en laamistad', Golden Age, 148-64, examina la respuesta femenina a las convencionesestablecidas de la comedia.

  • UNI VERSIT mcu STI;DI OI MIU.VOFACOIT ni LETTERE E FILOSOFA

    Quadcrai di Acmc28

    Istituto di Lingue e LetteratureIberiche e lberoamericane

    LA SCENA E LA STORIASTVDl SUL TE ATROSPAGNOLO

    INDICE

    Prcsentazione .

    a cura di Maria Teresa Catca/ieo

    CISALPINOUitUtO tifOrulL' L'wtrrytttr

    Feste teatrali e poltica. Un matrimonio spagnolo pet il futurored'Inghiiccrra

    Anna Pavesi

    La storia dcl principe Don Carlo nella nvisitazionedi Diego Jimnez de Encso

    Eltna Ltverani

    Porno d'an alla corte di Fiiippo V re di SpagnaIrma Bajini

    Sconficta e persistenza dclla virt utpica nel Pt'iacodi Nicasio Alvarez de Cienfuegos

    Danilo Manera

    Inventare il vero. A proposito di "El tesorero de! rey"di Antonio Garca Gutirrez

    Mana Tensa Crtamo

    A) finale, uno sparo. Sombra y quimera de Larra (Represntetetonalucinada de "No ma mostrador") di Francisco Nieva

    Alaria Teresa Cattaneo

    191

    233

    CampoTexto: CRITICN. Nm. 71 (1997). Charles GANELIN. Bibliografa anotada sobre el teatro del S ...