Blanca Nieves y Los 7 enanitos

Click here to load reader

  • date post

    26-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    225
  • download

    1

Embed Size (px)

description

Cuentos para dormir

Transcript of Blanca Nieves y Los 7 enanitos

  • 1

    BLANCA NIEVES Y LOS 7 ENANITOS

  • 2

    Tabla de contenido 1. Blanca nieve tuvo una niita

    1.1. La reina tomo un espejo

    1.1.1. Blanca nieves era bella como la luz

    2. Mi habitacin se puso amarilla

    2.1. La nia creca mas ante mis ojos

    2.1.1. El cazador quiso atravesar el bosque

    2.2. Un cerdito mato el cocinero

    3. Grandes bosques asustaban a los animales

    3.1. En la cabaita haba una mesita con un mantel blando

    4. Siete enanos encendieron el cuarto

    4.1. La casa por la maana permaneca sola

    5. Blanca nieve viva disfrazada

    5.1. A la noche blanca nieve volvi a su casa pasando los bosques

    6. La nia compra el peine

    6.1. Los enanos encontraron la casa blanca

    6.2. La campesina toma la bella manzana

    7. Los enanitos levantaron un atad.

    7.1. El prncipe aun conservaba la boda.

    7.2. La fiestas con sus hermosos trajes es la ms hermosa de esta regin

    7.3. La boda blanca obligo a la bruja a bailar

  • 3

    Haba unas ves una mujer que se dedicaba a la

    costura sentada cerca de una ventana con marco de

    bano negro.

    Los copos de nieve caan del cielo como plumones.

    Mirando nevar se pinch un dedo con su aguja y tres

    gotas de sangre cayeron en la nieve.

    Como el efecto que haca el rojo sobre la blanca

    nieves blanca nieve era tan bello, la reina se dijo.

    -Ojal tuviera una nia tan blanca como la nieve, tan

    roja como la sangre y tan negra como la madera de

    bano!

    Poco despus tuvo una niita que era tan blanca

    como la nieve, tan encarnada como la sangre y cuyos

    cabellos eran tan negros como el bano.

  • 4

    Por todo eso fue llamada

    Blanca nieves. Y al nacer la

    nia, la reina muri.

    Un ao ms tarde el rey

    tom otra esposa. Era

    una mujer bella pero

    orgullosa y arrogante, y

    no poda soportar que

    nadie la superara en

    belleza. Tena un espejo

    maravilloso y cuando se pona frente a l, mirndose le preguntaba:

    Espejito, espejito de mi habitacin! Quin es la ms hermosa de esta regin?

    Entonces el espejo responda:

    La Reina es la ms hermosa de esta regin.

    Ella quedaba satisfecha pues saba que su espejo siempre deca la verdad.

    Pero Blanca nieves creca y embelleca cada vez ms; cuando alcanz los siete aos

    era tan bella como la clara luz del da y an ms linda que la reina. Ocurri

    que un da cuando le pregunt al espejo:

    Espejito, espejito de mi habitacin! Quin es la ms hermosa de esta regin?

    el espejo respondi:

    La Reina es la hermosa de este lugar,

    pero la linda Blanca nieves lo es mucho ms.

  • 5

    Entonces la reina tuvo miedo y se puso amarilla y verde de envidia. A partir de ese momento, cuando vea a Blanca nieves

    el corazn le daba un vuelco en el pecho, tal era el odio que senta por la nia. Y su envidia y su orgullo crecan cada da

    ms, como una mala hierba, de tal modo que no encontraba reposo, ni de da ni de noche.

    Entonces hizo llamar a un cazador y le dijo:

    -Lleva esa nia al bosque; no quiero que aparezca ms ante mis ojos. La matars y me traers sus pulmones y su hgado

    como prueba.

    El cazador obedeci y se la llev, pero cuando quiso atravesar el corazn de Blanca nieves, la nia se puso a llorar y

    exclam:

    -Mi buen cazador, no me mates!; correr hacia el bosque espeso y no volver nunca ms.

    Como era tan linda el cazador tuvo piedad y dijo:

    -Corre, pues, mi pobre nia!

    Pensaba, sin embargo, que las fieras pronto la devoraran. . No obstante, no tener que

    matarla fue para l como si le quitaran un peso del corazn. Un cerdito vena saltando; el

    cazador lo mat, extrajo sus pulmones y su hgado y los llev a la reina como prueba de

    que haba cumplido su misin. El cocinero los cocin con sal y la mala mujer los comi

    creyendo comer los pulmones y el hgado de Blanca nieves. .

  • 6

    Por su parte, la pobre nia se encontraba en

    medio de los grandes bosques, abandonada

    por todos y con tal miedo que todas las

    hojas de los rboles la asustaban. No tena

    idea de cmo arreglrselas y

    entonces corri y corri sobre guijarros

    filosos y a travs de las zarzas. Los

    animales salvajes se cruzaban con ella pero

    no le hacan ningn dao. Corri hasta la cada de la tarde; entonces vio una casita a la

    que entr para descansar. En la cabaita todo era pequeo, pero tan lindo y limpio

    como se pueda imaginar. Haba una mesita pequea con un mantel blanco y sobre l

    siete platitos, cada uno con su pequea cuchara, ms siete cuchillos, siete tenedores y

    siete vasos, todos pequeos. A lo largo de la pared estaban dispuestas, una junto a las

    otras, siete camitas cubiertas con sbanas blancas como la nieve. Como tena mucha

    hambre y mucha sed, Blanca nieves comi trozos de legumbres y de pan de cada

    platito y bebi una gota de vino de cada vasito. Luego se sinti muy cansada y se quiso

    acostar en una de las camas Cuando cay la noche volvieron los dueos de casa; eran

    siete enanos que excavaban y extraan metal en las montaas. s. Pero ninguna era de

    su medida; una era demasiado larga, otra un poco corta, hasta que finalmente la

    sptima le vino bien. Se acost, se encomend a Dios y se durmi.

  • 7

    Cuando cay la noche volvieron los dueos de casa; eran siete enanos que excavaban y

    extraan metal en las montaas. Encendieron sus siete farolitos y vieron que alguien haba

    venido, pues las cosas no estaban en el orden en que las haban dejado. El primero dijo:

    -Quin se sent en mi sillita?

    El segundo:

    -Quin comi en mi platito?

    El tercero:

    -Quin comi de mi pan?

    El cuarto:

    -Quin comi de mis legumbres?

    El quinto.

    -Quin pinch con mi tenedor?

    El sexto:

    -Quin cort con mi cuchillo?

    El sptimo:

    -Quin bebi en mi vaso?

    Luego el primero pas su vista alrededor y vio una pequea arruga en su cama y dijo:

    -Quin anduvo en mi lecho?

    Los otros acudieron y exclamaron:

    -Alguien se ha acostado en el mo tambin! Mirando en el suyo, el sptimo descubri a

    Blanca nieves, acostada y dormida

  • 8

    Llam a los otros, que se precipitaron

    con exclamaciones de asombro.

    Entonces fueron a buscar sus siete

    farolitos para alumbrar a Blanca

    nieves.

    -Oh, mi Dios -exclamaron- qu bella

    es esta nia!

    Y sintieron una alegra tan grande que

    no la despertaron y la dejaron proseguir su sueo. El sptimo enano se

    acost una hora con cada uno de sus compaeros y as pas la noche.

    Al amanecer, Blanca nieves despert y viendo a los siete enanos tuvo

    miedo. Pero ellos se mostraron amables y le preguntaron.

    -Cmo te llamas?

    -Me llamo Blanca nieves -respondi ella.

    -Como llegaste hasta nuestra casa?

    Entonces ella les cont que su madrastra haba querido matarla pero el

    cazador haba tenido piedad de ella permitindole correr durante todo el

    da hasta encontrar la casita.

  • 9

    Los enanos le dijeron:

    -Si quieres hacer la tarea de la casa, cocinar, hacer las camas, lavar, coser y tejer y si

    tienes todo en orden y bien limpio puedes quedarte con nosotros; no te faltar nada -S -

    respondi Blanca nieves- acepto de todo corazn. Y se qued con ellos.

    Blanca nieves tuvo la casa en orden. Por las maanas los enanos partan hacia las

    montaas, donde buscaban los minerales y

    el oro, y regresaban por la noche.

    Para ese entonces la comida estaba lista.

    Durante todo el da la nia permaneca sola;

    los buenos enanos la previnieron:

    -Cudate de tu madrastra; pronto sabr

    que ests aqu! No dejes entrar a nadie!

    La reina, una vez que comi los que crea

    que eran los pulmones y el hgado de

    Blanca nieves, se crey de nuevo la

    principal y la ms bella de todas las

    mujeres. Se puso ante el espejo y dijo:

    Espejito, espejito de mi habitacin! Quin es la ms hermosa de esta regin?

    Entonces el espejo respondi.

    Pero, pasando los bosques,

    en la casa de los enanos,

    la linda Blanca nieves lo es mucho ms.

  • 10

    La Reina es la ms hermosa de este lugar

    La reina qued aterrorizada pues saba que el espejo no menta nunca. Se dio cuenta de

    que el cazador la haba engaado y de que Blanca nieves viva. Reflexion y busc un

    nuevo modo de deshacerse de ella pues hasta que no fuera la ms bella de la regin la

    envidia no le dara tregua ni reposo. Cuando finalmente urdi un plan se pint la cara, se

    visti como una vieja buhonera y qued totalmente irreconocible.

    As disfrazada atraves las siete montaas y lleg a la casa de los siete enanos, golpe a

    la puerta y grit:

    -Vendo buena mercadera! Vendo! Vendo!

    Blanca nieves mir por la ventana y dijo:

    -Buen da, buena mujer. Qu vende usted?

    -Una excelente mercadera -respondi-; cintas de todos colores.

    La vieja sac una trenzada en seda multicolor, y Blanca nieves pens:

    -Bien puedo dejar entrar a esta buena mujer.

    Corri el cerrojo para permitirle el paso y poder comprar esa linda cinta.

    -Nia -dijo la vieja- qu mal te has puesto esa cinta! Acrcate que te la arreglo como se debe.

    Blanca nieves, que no desconfiaba, se coloc delante de ella para que le arreglara el lazo. Pero rpidamente la vieja lo

    oprimi tan fuerte que Blanca nieves perdi el aliento y cay como muerta.