Boletin Centro Mirna P.O Box 916 Guaynabo, · ma, sin embargo, no depende solo de logros alcan-´...

of 4 /4
“Si Quieres la Paz, Defiende la Vida” –Pablo VI Boletin Centro Mirna P.O Box 916 Guaynabo, PR 00970 VOL.XV. . . No.3 ABRIL Y MAYO 2014 SAN JOS ´ E, RUEGA POR NOSOTROS P ARA T I ,M UJER , POR S ER E SPECIAL “LA DIGNIDAD DE LA MU- JER y su vocaci´ on, objeto constan- te de la reflexi´ on humana y cris- tiana, ha asumido en estos ´ ultimos nos una importancia muy particu- lar” (Carta Apost ´ olica Mulieris Dig- nitatem, sobre la Dignidad y la Voca- ci´ on de la Mujer del Beato Juan Pa- blo II). Detenerse a pensar sobre la propia dignidad de ser mujer es de primera necesidad en nuestra Sociedad Mo- derna. En estos tiempos, la mujer ha alcanzado muchos derechos y logros que le fueron negados por a˜ nos: de- rechos de igualdad y logros en lo econ´ omico, acad´ emico, pol´ ıtico, etc. Esto llena de alegr´ ıa a todos, sobre todo a los que luchan por un mundo m´ as justo. Sin embargo, en esta vida terrenal, lo bueno y lo logrado se pueden desvirtuar. Por ello, hay que estar alertas y atentos para que estos derechos y logros al- canzados no cieguen y endiosen, pudiendo as´ ı opa- car y atentar contra la dignidad, vocaci´ on y misi´ on especial que tiene cada mujer. El mal viene disfrazado de bien y se hace dif´ ıcil reconocerlo. Hoy se exaltan los derechos y logros alcanzados por la mujer, al punto de hacerle creer que puede optar por todo aquello que le d´ e placer, gozo y bienestar, aunque sea pasajero y atente con- tra su dignidad y vocaci´ on y le traiga dolor y sufri- miento. Tambi´ en, en aras de una autosuficiencia e independencia mal orientada, la mujer puede olvi- dar su rol de esposa y madre. Se deja llevar as´ ı por la vor´ agine de la gran MENTIRA de la Sociedad Moderna que grita libertad, libertad, cuando de lo que se trata es de libertinaje, irresponsabilidad y Yo´ ısmo. Hoy se proclaman con orgullo y se ven como al- go natural las relaciones fuera del matrimonio, la convivencia de parejas (sin compromiso alguno), los divorcios, el vocabulario de palabras vulgares, la vestimenta provocativa (como si la mujer fuera un producto que est´ a a la venta), los abortos, las infide- lidades, el uso y abuso de alcohol, las drogas, etc. Es la corriente moderna que trae consigo dolor y des- trucci´ on. Esta corriente puede alcanzar a la mujer. La mis- ma puede caer en el error y la falsedad de creer que cada vez es m´ as libre en la medida que se entrega a todas estas pr´ acticas. No se da cuenta que cada vez es m´ as esclava de sus inclinaciones y pasiones y de aqu´ ellos que, sin escr´ upulos, manipulan la moda y los productos que se consumen. Desgraciadamente aumentan las riquezas, la fa-

Embed Size (px)

Transcript of Boletin Centro Mirna P.O Box 916 Guaynabo, · ma, sin embargo, no depende solo de logros alcan-´...

  • “Si Quieres la Paz,Defiende la Vida”

    –Pablo VI Boletin Centro MirnaP.O Box 916Guaynabo,PR 00970

    VOL.XV. . . No.3 ABRIL Y MAYO 2014 SAN JOSÉ, RUEGA POR NOSOTROS

    PARA TI, MUJER, POR SER ESPECIAL

    “LA DIGNIDAD DE LA MU-JER y su vocación, objeto constan-te de la reflexión humana y cris-tiana, ha asumido en estos últimosaños una importancia muy particu-lar” (Carta Apostólica Mulieris Dig-nitatem, sobre la Dignidad y la Voca-ción de la Mujer del Beato Juan Pa-blo II).Detenerse a pensar sobre la propiadignidad de ser mujer es de primeranecesidad en nuestra Sociedad Mo-derna. En estos tiempos, la mujer haalcanzado muchos derechos y logrosque le fueron negados por años: de-rechos de igualdad y logros en lo

    económico, académico, polı́tico, etc. Esto llena de alegrı́a a todos, sobre todo a los que luchan por unmundo más justo.

    Sin embargo, en esta vida terrenal, lo bueno y lologrado se pueden desvirtuar. Por ello, hay que estaralertas y atentos para que estos derechos y logros al-canzados no cieguen y endiosen, pudiendo ası́ opa-car y atentar contra la dignidad, vocación y misiónespecial que tiene cada mujer.

    El mal viene disfrazado de bien y se hace difı́cilreconocerlo. Hoy se exaltan los derechos y logrosalcanzados por la mujer, al punto de hacerle creerque puede optar por todo aquello que le dé placer,gozo y bienestar, aunque sea pasajero y atente con-tra su dignidad y vocación y le traiga dolor y sufri-miento. También, en aras de una autosuficiencia eindependencia mal orientada, la mujer puede olvi-dar su rol de esposa y madre. Se deja llevar ası́ porla vorágine de la gran MENTIRA de la SociedadModerna que grita libertad, libertad, cuando de loque se trata es de libertinaje, irresponsabilidad y

    Yoı́smo.Hoy se proclaman con orgullo y se ven como al-

    go natural las relaciones fuera del matrimonio, laconvivencia de parejas (sin compromiso alguno), losdivorcios, el vocabulario de palabras vulgares, lavestimenta provocativa (como si la mujer fuera unproducto que está a la venta), los abortos, las infide-lidades, el uso y abuso de alcohol, las drogas, etc. Esla corriente moderna que trae consigo dolor y des-trucción.

    Esta corriente puede alcanzar a la mujer. La mis-ma puede caer en el error y la falsedad de creer quecada vez es más libre en la medida que se entrega atodas estas prácticas. No se da cuenta que cada vezes más esclava de sus inclinaciones y pasiones y deaquéllos que, sin escrúpulos, manipulan la moda ylos productos que se consumen.

    Desgraciadamente aumentan las riquezas, la fa-

  • VOL.XV. . . No.3 Boletı́n Centro Mirna ABRIL Y MAYO 2014 2

    ma y el poder de algunos inescrupulosos (como ar-tistas, periodistas, polı́ticos, diseñadores de modas,etc.) y disminuyen las riquezas espirituales y mo-rales de la población; en este caso, de la mujer. Yası́ puede ir perdiendo la conciencia de su dignidad,vocación y misión.

    Ante lo señalado, es necesario que cada mujertome conciencia y realice el ser que es, quién es yel sentido de su vida para que ası́ no se aleje de laVerdad inscrita en su naturaleza humana, expresadacomo mujer (la naturaleza humana sólo se expresade dos maneras, como varón y como mujer), y de-fienda su dignidad y su misión. Esta dignidad de lamujer, ası́ como su rol y su misión en la sociedad,nada ni nadie puede imitarla ni tampoco sustituirla,ni menos suprimirla, o atentar contra ella. La mis-ma, sin embargo, no depende sólo de logros alcan-zados en lo polı́tico, social, económico, académico,etc., aunque son importantes, sino que radica en elpropio ser mujer.

    La mujer es un ser creado a imagen y semejan-za de Dios, dotada de unas capacidades especiales.Es capaz de amar incondicionalmente, de entregar-se, de sacrificarse por el otro, etc.; pero, sobre to-do, está dotada de un cuerpo capaz de guardar y ali-mentar un nuevo ser humano distinto a ella que vacreciendo en su vientre. Tiene, por ende, la misiónde cuidar la vida desde el momento de la concep-ción y en todas las etapas por las cuales va pasandoesa nueva criatura. Precisamente esta verdad puedealumbrar la razón/la inteligencia al momento de latentación y del engaño. ¿Cómo, pues, entregar sucuerpo y alma en unas relaciones irresponsables yegoı́stas? ¿Cómo practicarse un aborto? ¿Cómo nocuidar y defender el Matrimonio y la Familia? Ladignidad que posee no le permite caer en el abismode la falsedad de la Sociedad Moderna.

    La mujer también tiene la capacidad para mante-ner la familia unida, junto a su cónyuge. Capta cuan-do algo va mal aunque nadie se lo diga. Es delica-da, sensible, educadora de virtudes. Enseña con elejemplo a su marido y a sus hijos. Mantiene el or-den en el hogar y lo hace placentero. La mujer es elcorazón del hogar y de la sociedad.

    Corromper a la mujer es destruir la Sociedad. Poreso la mujer tiene que retomar su vocación, lo pro-pio de ella. Lo mejor de ella se debe dar a conocer ydesarrollar en la empresa más importante y produc-tiva que existe: el Matrimonio -constituido por un

    varón y una mujer unidos por este vı́nculo indisolu-ble abierto a la vida -y la Familia.

    Es hora de despertar y ponerse en pie de lucha.No permitas que nada ni nadie atente contra tu voca-ción. Si quieres ser tú misma, lucha por tu dignidad,diciendo NO a lo que te hace daño. Sé femenina ha-blando correctamente, viste de acuerdo a tu edad,destaca tu belleza con corrección y buen gusto. Lobarato y vulgar se deshecha, no se aprecia. Lo fino yde buen gusto es apreciado y perdura. Las relacioneshumanas, para que sean saludables y perdurables, seconstruyen en el respeto y en el compromiso.

    No te dejes engañar por lo que dicta la SociedadModerna. Busca la Verdad con sincero corazón y laencontrarás.

    Eres Especial. Haz valer LA DIGNIDAD DE LAMUJER y su Vocación.

    Prof. Zoraida Sánchez-Fuente: Fielesalaverdad.org

    Ora por el fin del aborto

  • VOL.XV. . . No.3 Boletı́n Centro Mirna ABRIL Y MAYO 2014 3

    SANTA GIANNA BERETTA MOLLA. ESPOSA Y MÉDICO.DEFENDIÓ DE MANERA HERÓICA LA VIDA DE SU HIJO.

    Gianna fue una mujer serena y llena de alegrı́a;amó “todo lo que es honorable, ı́ntegro, amable;todo lo que es virtuoso y digno de alabanza” (Fi-lipenses 4, 8).

    Gianna Beretta nació en Magenta (Milán) el 4 deoctubre de 1922. Desde su tierna infancia, acoge eldon de la fe y la educación cristiana que recibe de suspadres. Considera la vida como un don maravillosode Dios, confiándose plenamente a la Providencia, yconvencida de la necesidad y de la eficacia de la ora-ción.Durante los años de Liceo y de Universidad, en losque se dedica con diligencia a los estudios, tradu-ce su fe en fruto generoso de apostolado en Ac-ción Católica y en la Sociedad de San Vicente dePaúl, dedicándose a los jóvenes y al servicio carita-tivo con los ancianos y necesitados. Habiendo ob-tenido el tı́tulo de Doctor en Medicina y Cirugı́aen 1949 en la Universidad de Pavı́a, abre en 1950un ambulatorio de consulta en Mésero, municipiovecino a Magenta. En 1952 se especializa en Pe-diatrı́a en la Universidad de Milán. En la prácti-ca de la medicina, presta una atención particular alas madres, a los niños, a los ancianos y a los po-bres.Su trabajo profesional, que considera como una “mi-sión”, intensifica su apostolado entre las jovencitas.Se dedica también a sus deportes favoritos, el esquı́ yel alpinismo, encontrando en ellos una ocasión paraexpresar su alegrı́a de vivir, recreándose ante el en-canto de la creación.

    Se interroga sobre su porvenir, reza y pide ora-ciones para conocer la voluntad de Dios. Llega a laconclusión de que Dios la llama al matrimonio. Lle-na de entusiasmo, se entrega a esta vocación, convoluntad firme y decidida de formar una familia ver-daderamente cristiana.

    Conoce al ingeniero Pietro Molla. Comienza elperı́odo de noviazgo, tiempo de gozo y alegrı́a, deprofundización en la vida espiritual, de oración yde acción de gracias a Dios. Pocos dı́as antes de sumatrimonio, en una carta a su futuro esposo, escri-bió: “El amor es el sentimiento más hermoso que elSeñor ha puesto en el alma de los hombres”. A ejem-plo de Cristo, que “habiendo amado a los suyos [...],los amó hasta el extremo” (Jn 13, 1), esta santa ma-

    dre de familia se mantuvo heroicamente fiel al com-promiso asumido el dı́a de su matrimonio. El 24 deseptiembre de 1955, Gianna y Pietro contraen matri-monio en Magenta, en la Bası́lica de S. Martı́n. Losnuevos esposos se sienten felices. En noviembre de1956, Gianna da a luz a su primer hijo, Pierluigi. Endiciembre de 1957 viene al mundo Mariolina y enjulio de 1959, Laura. Gianna armoniza, con simpli-cidad y equilibrio, los deberes de madre, de esposa,de médico y la alegrı́a de vivir. Fue una mujer activay llena de energı́a, que conducı́a su propio vehı́culoalgo poco común en esos dı́as, esquiaba, tocaba elpiano y disfrutaba yendo con sus esposo a los con-ciertos en el conservatorio de Milán.

    En septiembre de 1961, al cumplirse el segun-

  • VOL.XV. . . No.3 Boletı́n Centro Mirna ABRIL Y MAYO 2014 4

    do mes de embarazo, es presa del sufrimiento. Lediagnostican un tumor en el útero. Se hace necesa-ria una intervención quirúrgica. Antes de ser inter-venida, suplica al cirujano que salve, a toda costa, lavida que lleva en su seno, y se confı́a a la oración ya la Providencia. Se salva la vida de la criatura. Ellada gracias al Señor y pasa los siete meses antes delparto con incomparable fuerza de ánimo y con ple-na dedicación a sus deberes de madre y de médico.Se estremece al pensar que la criatura pueda nacerenferma, y pide al Señor que no suceda tal cosa.

    Algunos dı́as antes del parto, confiando siempreen la Providencia, está dispuesta a dar su vida parasalvar la de la criatura: “Si hay que decidir entremi vida y la del niño, no dudéis; elegid -lo exijo-la suya. Salvadlo”.

    La mañana del 21 de abril de 1962 da a luz aGianna Emanuela. El 28 de abril entre indeciblesdolores y repitiendo la jaculatoria “Jesús, te amo;Jesús, te amo”, muere santamente. Tenı́a 39 años.

    “Meditada inmolación”, Pablo VI definió con es-ta frase el gesto de Santa Gianna. “Una joven madrede la diócesis de Milán que, por dar la vida a su hija,sacrificaba, con meditada inmolación, la propia”. Esevidente, en las palabras del Santo Padre, la referen-cia cristológica al Calvario y a la Eucaristı́a.

    Gianna Beretta Molla es una señal del tiem-po presente, una invitación a defender la vida, arespetarla con todas sus consecuencias. Juan Pa-blo II el dı́a de su canonización la llamó mensaje-ra sencilla, pero muy significativa, del amor divino.El sacrificio extremo que coronó su vida testimo-nia que sólo se realiza a sı́ mismo quien tiene la va-lentı́a de entregarse totalmente a Dios y a los her-manos. Ojalá que nuestra época redescubra, a travésdel ejemplo de Gianna Beretta Molla, la belleza pu-ra, casta y fecunda del amor conyugal, vivido comorespuesta a la llamada divina.

    S.S. Juan Pablo II la canonizó el 16 de mayo de2004. -Fuente: Vatican.va

    PEDIMOS ORACIÓN1. Por la defensa de la familia natural instituida

    por Dios.

    2. Por las Charlas Pro Vida.

    3. Para que se unan más personas a orar frente alas clı́nicas de aborto.

    4. Por los casos que se atienden en el CMAM.

    5. Por el grupo de jóvenes Vida Digna.

    6. Por los sacerdotes, para que crezcan en santi-dad y defiendan la verdad.

    Ven y Ora por la Vida

    “No derrames sangre inocente” (Éxodo 23, 7)

    ¡Recemos el Santo Rosario por la Vida! Sal-va vidas por medio de la oración frente a clı́nicade aborto en Bayamón. 787-467-2774 [email protected]

    Centro MIRNANuestra labor depende totalmente de los donativosde personas como usted. ¡Ayúdenos a salvar vidas!

    mailto:[email protected]:[email protected]