BUEN VIVIR EN EL ECUADOR Del concepto a la medición

Click here to load reader

  • date post

    06-Jan-2017
  • Category

    Documents

  • view

    216
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of BUEN VIVIR EN EL ECUADOR Del concepto a la medición

  • BUEN VIVIR EN EL ECUADORDel concepto a la medicin

    Libro Metodolgicodel Instituto Nacional

    de Estadstica y Censos

  • BUEN VIVIR EN EL ECUADORDel concepto a la medicin

    Libro Metodolgicodel Instituto Nacional

    de Estadstica y Censos

  • BUEN VIVIR EN EL ECUADORDel concepto a la medicin

    Libro Metodolgicodel Instituto Nacional

    de Estadstica y Censos

  • BUEN VIVIR EN EL ECUADORDel concepto a la medicin

    Libro Metodolgicodel Instituto Nacional

    de Estadstica y Censos

    Del concepto a la medicin

    Propuesta metodolgica para medir el Buen Vivir en Ecuador

    Jos Rosero MoncayoDIRECTOR EJECUTIVO

    Jorge GarcaSUBDIRECTOR GENERAL

    Brenda SemprteguiDIRECTORA DE COMUNICACIN SOCIAL

    Andrea MolinaCOORDINADORA GENERAL TCNICA DE INNOVACIN EN MTRICAS Y ANLISIS DE INFORMACIN

    Roberto Castillo DIRECTOR DE INNOVACIN EN MTRICAS Y METODOLOGAS

    Mauricio Len GuzmnAUTOR

    Karina Guaa ChamorroDISEO Y DIAGRAMACIN

    Propiedad Institucional INEC - Instituto Nacional de Estadstica y Censos

    Juan Larrea N15-36 y Jos Riofro. Cdigo postal 170410 - Telf: (02) 2544 - 326 / 2529 858Citar como:Len, M (2015). Del discurso a la medicin: Propuesta metodolgica para medir el Buen Vivir en Ecuador. Instituto Nacional de Estadstica y Censos (INEC). Quito

    Libro Metodolgico del INEC. Es una lnea editorial que plantea un desarrollo metodolgico a profundidad y detalle, razn por la cual se caracteriza por ser de una extensin considerable. Se agrupa en esta lnea editorial tanto desarrollos metodolgicos de estadsticas oficiales o de operaciones estadsticas, como metodologas no oficiales propuestas para la discusin.

  • Contenido

    Introduccin .............................................................................................................................................................6

    Captulo 1 Conceptualizacin y operacionalizacin del Buen Vivir: apuntes metodolgicos ..........................8

    1.1 Conceptualizacin ..................................................................................................................................8

    1.2 Operacionalizacin.................................................................................................................................9

    1.2.1 Dimensiones .................................................................................................................................9

    1.2.2 Medidas o mtricas ....................................................................................................................13

    1.2.3 Indicadores ..................................................................................................................................14

    Captulo 2 El Buen Vivir en la Constitucin de 2008: conceptualizacin y dimensiones ................................16

    2.1 Qu es la Constitucin? .....................................................................................................................16

    2.2 Estructura de la Constitucin de la Repblica del Ecuador de 2008 ..................................................17

    2.3 Justificacin metodolgica del anlisis comparativo de las Constituciones de 1998 y 2008 .............19

    2.3.1 Proceso seguido para la elaboracin y aprobacin de la Constitucin de 2008 .......................19

    2.3.2 Proceso seguido para la elaboracin y aprobacin de la Constitucin de 1998 .......................20

    2.4 Conceptualizacin del Buen Vivir en la Constitucin de 2008 ............................................................20

    2.5 Dimensiones del Buen Vivir en la Constitucin de 2008 ....................................................................22

    2.5.1 Derechos del Buen Vivir ..............................................................................................................23

    2.5.2 Comparacin de los derechos del Buen Vivir con los derechos econmicos, sociales y

    culturales .....................................................................................................................................24

    2.5.3 Comparacin de las Constituciones de 1998 y 2008 .................................................................27

    2.6 Derechos de los grupos de atencin prioritaria ..................................................................................29

    2.6.1 Comparacin de los derechos del Buen Vivir y los derechos de los grupos de atencin

    prioritaria ....................................................................................................................................32

    2.7 Rgimen del Buen Vivir ........................................................................................................................34

    2.8 Conclusiones ........................................................................................................................................35

    Captulo 3 El Buen Vivir en la literatura acadmica ecuatoriana: conceptualizacin, principios y

    dimensiones ..........................................................................................................................................................37

    3.1 Preguntas de investigacin ..................................................................................................................37

    3.2 Mtodo ................................................................................................................................................37

    3.2.1 El anlisis de Hidalgo y Cubillo ....................................................................................................38

    3.2.2 El anlisis de Cubillo, Hidalgo y Domnguez ...............................................................................38

    3.2.3 El anlisis de Le Quang y Vercoutre ..........................................................................................38

    3.2.4 Otros escritos analizados ............................................................................................................39

    3.3 Resultados ............................................................................................................................................40

    3.3.1 Qu es el Buen Vivir? ................................................................................................................41

    3.3.2 Qu no es el Buen Vivir? ...........................................................................................................42

    3.3.3 Cules son los principios del Buen Vivir? .................................................................................42

    3.3.4 Cules son los valores del Buen Vivir? ......................................................................................43

    3.3.5 Cules son las dimensiones del Buen Vivir? .............................................................................44

    3.4 Conclusiones ........................................................................................................................................48

    Captulo 4 Hacia un sistema de indicadores del Buen Vivir: pluralidad de unidades de anlisis y

    multidimensionalidad ..........................................................................................................................................50

    4.1 Mtodo ................................................................................................................................................50

    4.2 Conceptualizacin del Buen Vivir ........................................................................................................51

    4.3 Componentes del Buen Vivir ...............................................................................................................51

  • 4.3.1 Armona interna de las personas ................................................................................................52

    4.3.2 Armona social con la comunidad y entre comunidades ...........................................................53

    4.3.3 Armona con la naturaleza ..........................................................................................................55

    4.4 Dimensiones e indicadores el Buen Vivir ............................................................................................56

    4.4.1 Armona interna de las personas ................................................................................................56

    4.4.2 Armona con la comunidad y entre comunidades .....................................................................63

    4.4.3 Armona con la naturaleza ..........................................................................................................65

    4.5 Conclusiones ........................................................................................................................................69

    Bibliografa ............................................................................................................................................................71

    Anexos ...................................................................................................................................................................79

  • Presentacin

    La Constitucin del Ecuador reconoce derechos a las personas, derechos a las comunidades, pueblos y nacionalidades, y derechos a la naturaleza. Por lo tanto, se puede entender al Buen Vivir como el goce efectivo de los derechos de las personas, las comunidades, pueblos y nacionalidades y el ejercicio de sus responsabilidades, en un marco democrtico, de convivencia armnica ciudadana, convivencia armnica con la naturaleza y de primaca del bien comn y el inters general. Alternativamente, el Buen Vivir se puede entender como vida en plenitud que comprende la armona interna de las personas (material y espiritual), armona social con la comunidad y entre comunidades, y armona con la naturaleza.

    La nocin del Buen Vivir tiene relacin con lo que seala el Papa Francisco recientemente en la Encclica Laudato si. Respecto a San Francisco de Ass dice:

    Era un mstico y un peregrino que viva con simplicidad y en una maravillosa armona con Dios, con los otros, con la naturaleza y consigo mismo. En l se advierte hasta qu punto son inseparables la preocupacin por la naturaleza, la justicia con los pobres, el compromiso con la sociedad y la paz interior.

    Adems, la nocin del Buen Vivir surge en un contexto de creciente preocupacin mundial por la sostenibilidad ambiental debido al calentamiento global provocado por la accin humana. Segn un estudio cientfico publicado a inicios de 2015 en la revista Science, hemos superado cuatro de nueve lmites ecolgicos, entre ellos el umbral crtico de las 350 ppm de C02 en la atmsfera.

    Por otra parte, el Plan Nacional del Buen Vivir 2013-2017 estableci la necesidad de elaborar nuevas mtricas del Buen Vivir, accin que le corresponde al Instituto Nacional de Estadstica y Censos (INEC), en tanto ente rector del sistema estadstico nacional. As, el INEC desarrolla en la actualidad el Proyecto Formulacin de nuevas mtricas y alternativas para el diseo, monitoreo y evaluacin de polticas pblicas, que tiene como principal objetivo establecer indicadores del Buen Vivir que rompan los paradigmas tradicionales de informacin usada para el diseo, monitoreo y evaluacin de la poltica pblica en sus distintos mbitos. El proyecto inici oficialmente en el ao 2014 e implica un proceso de varios estudios. En diciembre de 2014 se realiz un taller nacional que cont con la participacin de varios expertos nacionales, quienes discutieron sobre la conceptualizacin y dimensiones del Buen Vivir. En julio de 2015 se realiz un taller internacional en el que expertos de distintos pases debatieron sobre experiencias de nuevas mtricas del bienestar y el Buen Vivir.

    El Buen Vivir es un concepto multidimensional y varias de sus dimensiones ya se miden y cuentan con fuentes de informacin como, por ejemplo, educacin, salud, vivienda, entre otras. No obstante, hay otras dimensiones que requieren ser analizadas y operativizadas para su medicin como, por ejemplo, los derechos de las comunidades, pueblos y nacionalidades, o los derechos de la naturaleza.

    Las nuevas mtricas del Buen Vivir buscan contribuir con indicadores que guen la formulacin de polticas pblicas. A inicios del 2000, el ex Presidente de Francia, Nicols Sarkozy, cre una comisin de alto nivel para proponer nuevas mtricas de la calidad de vida y el bienestar. Esta comisin estuvo integrada por dos premios Nobel de Economa, Joseph Stiglitz y Amartya Sen, y un economista francs, Jean-Paul Fitoussi. En el reporte de esta comisin, los autores sealan que lo que medimos afecta lo que hacemos y que si tenemos las mtricas equivocadas nos esforzaremos por las cosas equivocadas. Asimismo, Donella Meadows, en 1998, seal medimos lo que nos preocupa y nos preocupa lo que medimos.

    El Buen Vivir comprende tanto aspectos objetivos como subjetivos. No se reduce a las dimensiones subjetivas de la calidad de vida. El Buen Vivir es un concepto complejo que comprende una pluralidad de unidades de anlisis (personas, comunidades y naturaleza), una pluralidad de unidades de medida (monetarias y no monetarias o fsicas). En el caso de las personas, el Buen Vivir implica que stas satisfagan sus condiciones materiales u objetivas, como educacin, salud, vivienda, etc., as como aspectos subjetivos, como el sentir que las cosas que se hace en la vida son valiosas, la satisfaccin con la vida, el optimismo, la autonoma para decidir, las sensacin de seguridad, emociones positivas como la felicidad. Adems, en la cosmovisin indgena el Buen Vivir comprende una dimensin espiritual, la cual puede o no ser religiosa, como por ejemplo la consideracin de la Pacha Mama como algo sagrado.

  • Ya existen varias experiencias internacionales de medicin de aspectos subjetivos de la calidad de vida. En el caso ms emblemtico es de Buthn, en donde el Gobierno gener como mtrica oficial de bienestar la Felicidad Interna Bruta. De la misma manera existen ejercicios como el Reporte Mundial de la Felicidad, la medicin de bienestar nacional del Reino Unido, el bienestar subjetivo de la OCDE, entre otros.

    Ecuador ya cuenta con las mtricas tradicionales del Buen Vivir en educacin, salud, vivienda. Tambin el ao pasado se presentaron las cuentas satlites del trabajo domstico no remunerado, segn las cuales, principalmente las mujeres contribuyen en estas actividades con el equivalente a un 15% del producto interno bruto. De la misma manera, la encuesta de condiciones de vida (ECV 2014) incluy mediciones de bienestar psicosocial. En el corto plazo, se contar con un ndice de pobreza multidimensional para el Ecuador. Todo esto es parte de la reflexin conducente a generar una propuesta integral de nuevas mtricas del Buen Vivir especficas.

    De esta manera, en este libro presentamos la propuesta preliminar de conceptualizacin y operacionalizacin del sistema de indicadores del Buen Vivir. Aqu se sistematiza la reflexin realizada hasta la fecha, que sigue siendo preliminar en tanto el Buen Vivir y su medicin integran un proceso continuo de construccin. Esperamos con esto contribuir a la discusin nacional sobre el Buen Vivir y sus mtricas y sirva como base para el desarrollo de un marco de indicadores que den cuenta de los avances que, como sociedad, tenemos en los que es un objetivo constitucional, el alcanzar el Buen Vivir.

    Dr. Jos Rosero Moncayo

    Director del INEC

  • 6

    Introduccin

    La Constitucin de la Repblica del Ecuador del ao 2008 incorpor por primera vez la nocin del Buen Vivir (Sumak Kawsay), la cual est inspirada en la cosmovisin indgena de los pueblos autctonos de los Andes y la Amazonia. Posteriormente, el Gobierno del Ecuador, durante el mandato del Presidente Rafael Correa (2007-2014), ha impulsado su concrecin a travs de los Planes Nacionales para el Buen Vivir (PNBV). Este concepto ha llamado la atencin de la comunidad acadmica y poltica dentro y fuera del Ecuador (Acosta, 2010) (Acosta & Martnez, 2009) (Beling & Vanhulst, 2014) (Belotti, 2014) (Caria & Domnguez, 2014) (Coraggio, 2011) (Cortez, 2010) (Deneulin, 2012) (Fatheuer, 2011) (Garca, 2014) (Guardiola & Garca-Quero, 2014) (Gudynas & Acosta, 2011) (Hidalgo-Capitn & Cubillo-Guevara, 2014) (Hidalgo-Capitn, Guilln, & Deleg, 2014) (Le Quang & Vercoutre, 2013) (Monni & Pallotino, 2013) (Ramrez, 2012) (SENPLADES, 2009) (SENPLADES, 2010) (SENPLADES, 2013) (Tortosa, 2011) (Unceta, 2014) (Vanhulst & Beiling, 2013) (Viola, 2014) (Waldmller, 2014) (Walsh, 2010).

    Si bien existen varias corrientes de pensamiento sobre el Buen Vivir en el Ecuador (Le Quang & Vercoutre, 2013) (Hidalgo-Capitn & Cubillo-Guevara, 2014), se lo puede definir como vida plena, y sus principales componentes se sintetizan en tres: armona interna o de las personas, armona con la comunidad y armona con la naturaleza. Es decir, para vivir bien se requiere que el ser humano est en equilibrio consigo mismo, en equilibrio con otros seres humanos y en equilibrio con la naturaleza (Coraggio, 2011).

    La conceptualizacin del Buen Vivir tambin se caracteriza por su crtica al crecimiento econmico, a la opulencia, al consumismo y al productivismo. Cuestiona el principio de ms es mejor de las sociedades capitalistas que conduce a acumular riqueza ilimitadamente y propone un principio de suficiencia: solo se debe tomar de la naturaleza lo suficiente para subsistir. Paralelamente, en la nocin del Buen Vivir es importante el principio de igualdad y la redistribucin de los excedentes ya que considera que el enriquecimiento de ciertas familias genera diferencias y rompe la armona social (Hidalgo, Arias, & vila, 2014).

    Por otra parte, al haber sido incluido en la Constitucin, el concepto de Buen Vivir est relacionado con el enfoque de derechos humanos. En efecto, en la Carta Magna del Ecuador se define el Buen Vivir como el goce efectivo de los derechos de las personas, as como de las comunidades, pueblos y nacionalidades indgenas, afroecuatorianas y montubias, que son minoras tnicas que habitan en el pas. La Constitucin tambin, por primera vez, reconoce derechos a la naturaleza. Por un lado, el derecho a que se respete integralmente su existencia y el mantenimiento y regeneracin de sus ciclos vitales, estructura, funciones y procesos evolutivos. Y, por otro lado, el derecho a la restauracin en caso de haber sido afectada. Los derechos de la naturaleza se inspiraron en la comprensin de la cosmovisin indgena de que todo tiene vida y que todo est relacionado con todo, por lo que le da cierta orientacin biocntrica (Hidalgo, Arias, & vila, 2014). En consecuencia, el Buen Vivir tiene que ver con los derechos de las personas, los derechos colectivos y los derechos de la naturaleza.

    La propuesta del Buen Vivir en Ecuador surge en un contexto mundial de gran preocupacin por la sostenibilidad del planeta, amenazada fundamentalmente por el calentamiento global. El desarrollo econmico ha mejorado las condiciones de vida de muchas personas en el mundo, aunque persisten varios miles de millones viviendo en pobreza, pero est rebasando los lmites ecolgicos de la naturaleza, lo cual puede restringir el desarrollo humano y el bienestar de las generaciones futuras (Steffen & et. al., 2015).

    Siguiendo a Polanyi, se puede plantear la tesis de que la nocin del Buen Vivir surge como parte de un contramovimiento protector frente a los daos sociales y ambientales de la utopa neoliberal de la economa global autorregulada. As, el Buen Vivir buscara elaborar e impulsar polticas democrticas que protejan a la sociedad humana y la naturaleza de la tendencia autodestructiva del libre mercado (Block, 2006, pgs. 36-41) (Coraggio, 2014, pg. 132) (Polanyi, 2006).

    En ese marco, el concepto del Buen Vivir sirve para disputar poltica e ideolgicamente la visin sobre el tipo de sociedad que queremos alcanzar, as como desde inicios de los aos noventa del siglo pasado el enfoque de desarrollo humano disputa con el enfoque de crecimiento econmico, mediante una mtrica denominada ndice de desarrollo humano-IDH que busca llamar la atencin sobre aspectos relevantes para la vida de la gente ms all del producto interno bruto-PIB (Sen, 2000) (Nussbaum, 2012).

    Las ideas son importantes en la disputa de las polticas pblicas y los indicadores son un componente de las visiones y valores de la sociedad y la ideologa. El enfoque del Buen Vivir demanda para su implementacin, al ser un concepto ms general y de mayor alcance, una revisin de los esquemas estadsticos y contables existentes, en favor de sistemas ms comprehensivos que reflejen las caractersticas econmicas, los aspectos sociales y ambientales, y las relaciones e interrelaciones entre los seres humanos, la naturaleza y el proceso de desarrollo. Stiglitz et. al. plantean que lo que medimos afecta lo que hacemos y que si tenemos la mtricas equivocadas, nos esforzaremos por las cosas equivocadas (Stiglitz, Sen, & Fitoussi, 2010).

    Asimismo, es preciso analizar los alcances y lmites de los indicadores tradicionales de bienestar desde la ptica del Buen Vivir; establecer la necesidad de conservarlos o reformularlos; e identificar los nuevos indicadores y nuevas fuentes de informacin que se requieren para una mejor valoracin del desarrollo y del papel de la poltica pblica en el logro del Buen Vivir. Esto se inscribe en el marco de un creciente reconocimiento en los ltimos aos de la necesidad de nuevas mtricas del bienestar (Alkire, 2002) (Alkire, 2008) (Alkire & Foster, 2009) (Commin, Mozaffar, & Alkire, 2008) (CMEPSP, 2008) (Domnguez, Guijarro, & Trueba, 2011) (Domnguez & Lpez, 2012) (Durand, 2015) (Everett, 2015) (Fleurbaey,

  • 7

    2008) (McGillivray, 2007) (New Economics Foundation, 2012) (Porter & Stern, 2014) (Radermacher, 2015) (Rojas, 2011) (Salas-Bourgoin, 2014) (Seaford, Mahoney, Wackernagel, Larson, & Ramrez, 2012) (Stiglitz, Sen, & Fitoussi, 2010) (Tavernier, Cuneo, & Plateau, 2015) (Ura, Alkire, Zangmo, & Wangdi, 2012) (Van de Ven, 2015).

    No obstante, la discusin sobre las mtricas del Buen Vivir no ha tenido el mismo inters que la discusin conceptual o poltica. Por lo tanto, el Proyecto de Nuevas Mtricas del INEC se propuso elaborar mediciones alternativas, o un sistema de indicadores del Buen Vivir, que consideren su carcter multidimensional y la pluralidad de unidades de anlisis que conlleva. De esta forma, se contribuir a satisfacer la necesidad, levantada en el Plan Nacional del Buen Vivir 2013-2017 (SENPLADES, 2013), de contar con un nuevo sistema de mediciones o una nueva mtrica del Buen Vivir.

    En esa direccin, este libro presenta una propuesta para eliminar de conceptualizacin y medicin del Buen Vivir , que consiste en un sistema integrado de indicadores y que busca aportar a la deliberacin pblica sobre este nuevo paradigma de calidad de vida, especialmente en el marco de la Comisin Interinstitucional de Nuevas Mtricas del Buen Vivir, espacio creado por el INEC para desarrollar, discutir y acordar indicadores.

    El libro se compone de cuatro captulos. El primer captulo describe el mtodo seguido para la conceptualizacin y operacionalizacin del Buen Vivir. En el segundo captulo se desarrolla la conceptualizacin del constructo Buen Vivir, a partir de la Constitucin de 2008. El tercer captulo identifica el concepto y los principios del Buen Vivir que se derivan de las distintas corrientes de pensamiento ecuatoriano sobre el Buen Vivir. En el ltimo captulo se presenta la propuesta preliminar de un sistema integrado de indicadores del Buen Vivir.

  • 8

    Captulo 1

    Conceptualizacin y operacionalizacin del Buen Vivir: apuntes metodolgicos

    En este captulo se discutirn los dos procesos metodolgicos que se requieren para generar nuevas medidas o mtricas del Buen Vivir: conceptualizacin y operacionalizacin. Est integrado de dos grandes secciones. La primera seccin explica en qu consiste el proceso de conceptualizacin y la segunda seccin explica qu se entiende por operacionalizacin, mtricas e indicadores.

    1.1 Conceptualizacin

    El propsito ltimo de la conceptualizacin y medicin del Buen Vivir es elaborar una medida o conjunto de medidas oficiales que guen las decisiones de poltica pblica, la formulacin de enunciados evaluativos de stas, y su seguimiento y evaluacin. No es un ejercicio meramente tcnico, requiere considerar metodologas que legitimen socialmente la mtrica del Buen Vivir y levantar informacin sobre las percepciones o valores de la gente respecto al Buen Vivir.

    Paralelamente a la conceptualizacin del Buen Vivir, es necesario definir la base de informacin, las mtricas y el sistema de evaluacin del Buen Vivir que permitan establecer los avances, estancamientos y retrocesos (Sen, 1995; SENPLADES, 2013). Se requiere evaluar tanto las condiciones estructurales que impiden o potencian el logro del Buen Vivir, como la dinmica cambiante. El anlisis econmico del desarrollo debe reemplazar las polticas pblicas y estrategias preocupadas meramente del crecimiento econmico por otras que condicionen el crecimiento del PIB al logro del Buen Vivir.

    La metodologa que se plantea seguir para la conceptualizacin y medicin del Buen Vivir es deductiva. Con ella se busca responder a tres preguntas: qu es Buen Vivir?, cules son las dimensiones del Buen Vivir? y cmo se mide el Buen Vivir? En consecuencia, primero se elaborar el concepto de Buen Vivir y se identificarn sus dimensiones o dominios; luego se analizar cmo medir ese concepto y sus dimensiones, y finalmente se indagarn los datos empricos disponibles y los que se debe generar. Para medir el Buen Vivir se necesitan tres cosas: un constructo, una medida y la capacidad de reconocer lo que se est buscando (Neuman, 2002: 172). El proceso deductivo comprende pasar de lo abstracto a lo concreto.

    Para Neuman (2002: 172), conceptualizacin es el proceso de tomar un constructo y refinarlo al darle una definicin conceptual o terica. La definicin conceptual es una definicin en trminos abstractos y tericos y comprende otras ideas o constructos. As, la conceptualizacin es el proceso de pensar a travs de los significados de un constructo, e implica la necesidad de aclarar y explicitar qu se entiende por Buen Vivir antes de elaborar las medidas o mtricas correspondientes (Neuman, 2002: 173 y 174).

    El trmino constructo es un pensamiento que es sistemticamente organizado, un arreglo ordenado de ideas, hechos e impresiones y enfatiza en tomar conceptos vagos y tornarlos en ideas sistemticamente organizadas. El constructo se diferencia de los trminos idea y concepto. Una idea es cualquier imagen, creencia, plan o impresin mental y se refiere a cualquier impresin, opinin o pensamiento vago. En cambio, un concepto es un pensamiento, una nocin general o una idea generalizada acerca de una clase de objetos (Neuman, 2012: 208).

    Este proceso implica pensar cuidadosamente, observar directamente, consultar con otros, leer lo que otros han escrito y probar posibles definiciones, con el objetivo de lograr una buena definicin que tenga un significado claro, explcito y especfico y que no sea ambigua ni vaga (Neuman, 2012: 172).

    Esto es importante tener en cuenta ya que coexisten varias definiciones del Buen Vivir en el Ecuador y no necesariamente hay un acuerdo entre ellas: indigenista, post-desarrollista y post-marxista. Cada una responde a marcos tericos y valores diferentes (Le Quang y Vercoutre, 2013; Hidalgo-Capitn y Cubillo-Guevara, 2014).

    Segn algunas aproximaciones, el Buen Vivir comprendera el logro de armona interna; armona con la comunidad y entre comunidades; y armona con la naturaleza (Coraggio, 2011).

    La armona interna implicara que las personas puedan desarrollar todo su potencial humano, todo lo que pueden ser y hacer en un marco de libertad (Nussbaum, 2012a y 2012b; Sen, 1995 y 2000). Tiene relacin con la reproduccin ampliada de la vida y con los derechos humanos; requiere contar especialmente con buena salud fsica y mental, y educacin. Est relacionada tambin con la felicidad, la satisfaccin con la vida y el bienestar subjetivo. Considera la supremaca del trabajo sobre el capital: la gente est primero, es el fin del desarrollo, y la economa debe estar al servicio de ella (Coraggio, 2011; Max Neff, 2006). Comprende el equilibrio en la asignacin del tiempo entre trabajo remunerado, trabajo no remunerado y ocio (Ramrez, 2012).

    La armona con la comunidad y entre comunidades significara que las personas vivan juntas y como iguales, queriendo vivir juntas, es decir, el convivir bien (Coraggio, 2011; Ramrez, 2010). Se trata de fortalecer las relaciones sociales, las

  • 9

    interacciones y lazos cooperativos, las relaciones de solidaridad, reciprocidad, fraternidad, y respetar la diversidad. Abarca la inclusin, cohesin, capital social, participacin, interculturalidad y plurinacionalidad. Requiere promover la igualdad y reducir las disparidades. Comprende al sistema econmico como social y solidario (Coraggio, 2011).

    La armona con la naturaleza implicara que las personas, las empresas y la sociedad respeten el entorno natural que es la fuente de la reproduccin de la vida. Entiende a la economa como un subsistema de un sistema mayor, denominado bisfera, (Max Neef, 2006) y comprende que las condiciones ambientales afectan directa o indirectamente la vida de la gente, as como las actividades humanas afectan al medio ambiente. Tiene relacin con los derechos de la naturaleza, la justicia intergeneracional y la sustentabilidad ambiental.

    La elaboracin de las mtricas debe revisar esta y otras conceptualizaciones con la finalidad de definir el Buen Vivir y, finalmente, operacionalizarlo.

    Se puede pensar entonces en el Buen Vivir como un constructo altamente abstracto y complejo que comprende distintas dimensiones o dominios que, a su vez, son constructos o conceptos de menor nivel.

    1.2 Operacionalizacin

    La operacionalizacin busca responder a la pregunta de cmo dar al constructo del Buen Vivir una definicin operacional. La operacionalizacin es el proceso que vincula una definicin conceptual a un conjunto especfico de tcnicas o procedimientos de medicin, obtenindose una definicin operativa del constructo. Una definicin operativa es cualquier proceso llevado a cabo por un investigador que refleja, documenta o representa el constructo abstracto tal como es expresado en la definicin conceptual (Neuman, 2002: 174).

    Sobre la operacionalizacin, Neuman (2002: 174) agrega que sta vincula el lenguaje de la teora con el lenguaje de las medidas empricas. La teora est llena de conceptos abstractos, supuestos, relaciones, definiciones y causalidad. Las medidas empricas describen cmo la gente concretamente mide variables especficas. Ellas se refieren a operaciones especficas o cosas que la gente usa para indicar la presencia de un constructo que existe en la realidad observable.

    Segn Neuman (2002: 175), el proceso de medicin vincula tres niveles: conceptual, operacional y emprico. Un investigador cuantitativo primero conceptualiza una variable y le da una definicin conceptual clara. Luego, la operacionaliza mediante el desarrollo de una definicin operacional o un conjunto de indicadores. Por ltimo, aplica los indicadores en el mundo emprico.

    1.2.1 Dimensiones

    La definicin del constructo del Buen Vivir implica tambin identificar y seleccionar sus componentes, dimensiones o dominios.

    Una de las definiciones de dimensin que incluye el diccionario de la Real Academia de la Lengua Espaola es cada una de las magnitudes de un conjunto que sirven para definir un fenmeno. Por su parte, Alkire (2002: 182) utiliza la definicin de dimensin del The Complete Oxford English Dictionary: cualquiera de los aspectos constitutivos de una situacin particular. En consecuencia, se puede definir las dimensiones del Buen Vivir como las magnitudes o aspectos que componen el Buen Vivir.

    Las dimensiones son tambin constructos abstractos que corresponden a las partes principales que componen el constructo central, es decir, el Buen Vivir. Por lo tanto, requieren tambin ser definidas conceptualmente. Una vez identificadas, conceptualizadas y seleccionadas las dimensiones, se debe elaborar sus definiciones operacionales, las cuales, a su vez, permitirn la construccin de mtricas e indicadores. Cada dimensin puede tener uno o ms indicadores.

    Para responder a la pregunta de cules son las dimensiones del Buen Vivir, se sigue lo propuesto por Alkire (2008: 7-14), quien plantea que hay cinco procesos o mtodos mediante los cuales, generalmente, se seleccionan las dimensiones de la pobreza:

    i. Datos existentes o convencin: seleccionar dimensiones (o capacidades) principalmente por conveniencia o por una convencin que se considera tiene autoridad, o porque estos son los nicos datos disponibles que tienen las caractersticas requeridas.

    ii. Supuestos normativos: seleccionar dimensiones basados en supuestos implcitos o explcitos sobre lo que la gente valora o debera valorar. Estos son generalmente los juicios informados del investigador; ellos pueden tambin basarse en convenciones, teoras sociales o psicolgicas, filosofa, religin, etctera.

    iii. Consenso pblico: seleccionar dimensiones que se relacionan a una lista que ha alcanzado un grado de legitimidad debido al consenso pblico.

  • 10

    iv. Procesos participativos deliberativos: seleccionar dimensiones sobre la base de procesos participativos propositivos que peridicamente producen los valores y perspectivas de los grupos de inters.

    v. Evidencia emprica respecto a los valores de la gente: seleccionar dimensiones mediante anlisis especializados de los valores de la gente basados en datos empricos de los valores, o datos de las preferencias y comportamientos de los consumidores, o estudios de cules valores son ms conducentes a la salud mental o el beneficio social.

    En los ejercicios empricos de medicin de la calidad de vida o la pobreza se pueden usar uno o ms de estos mtodos simultneamente. En el cuadro 1, tomado de Alkire (2008: 16), se comparan los distintos mtodos en trminos de sus debilidades, cundo usarlos y las implicaciones sobre los datos.

    Cuadro 1. Mtodos de seleccin de dimensiones

    Mtodo Breve descripcin Debilidades Cundo usarlo Datos

    Datos existentes Identificar datos que tienen los rasgos tcnicos requeridos y que se relacionan a los problemas del estudio.

    No considera los problemas de los valores.

    Solo usarlo conjuntamente con otro mtodo, a menos que el ejercicio sea un test tc-nico y no provea las bases para recomendaciones prcticas.

    n.d.

    Supuestos normativos Hacer supuestos respecto a lo que la gente debera valorar basado en los puntos de vista del investigador u obtenidos de la teora social, la religin, etc. Es profundamente deseable que estos supuestos sean comunicados tal que se vuelvan sujetos de escrutinio pblico.

    Los supuestos pueden ser inadecuados e incluso perjudiciales.

    Pueden perpetuar supuestos inadecuados y convenciones acadmicas inadecuadas.

    Pueden ser afirmados ideolgicamente antes que estar sometidos a escrutinio y debate razonado.

    Cuando el investigador tiene un claro punto de vista respecto a las dimensiones relevantes (obtenido de una teora o de su propia experiencia informada) y es capaz de presentarlo transparentemente tal que la discusin pblica que incluya a los pobres pueda desafiarlo o mejorar la perspectiva.

    Puede ser comparable en tiempo y lugar; puede tambin ser modificado o ajustado localmente.

    Consenso Pblico Usar un conjunto de dimensiones que ha generado un cierto consenso y/o discusin pblica crtica, como la base para generar datos comparables en el tiempo y espacio.

    Puede ocultar el conflicto.

    Puede ser inflexible.

    Puede no haber involucrado a la gente pobre en el consenso.

    Cuando un instrumento de consenso existe, preferiblemente habiendo sido debatido regularmente y cuando son requeridos datos comparables entre un nmero de situaciones donde el mismo instrumento de consenso es mantenido.

    Comparable en tiempo y lugar; puede tambin ser modificado o ajustado localmente.

    Participacin deliberativa en curso

    Generar el conjunto de dimensiones a travs de un proceso deliberativo en marcha en el cual los participantes articulan las dimensiones de la pobreza que les importa, y al compartir sus razones y mejorar sus argumentos, forjan un conjunto de dimensiones que reflejan su punto de vista.

    Puede ser secuestrada por la lite local.

    Si la confianza es baja, la discusin de valores puede ser superficial y engaosa.

    Puede ser cara y difcil de repetir.

    Improbable que sea factible a gran escala.

    Si las dimensiones cambian, los datos no son comparables en el tiempo.

    Cuando la participacin a) puede ser profunda y aborda las cuestiones de los valores de una manera reflexiva donde los puntos de vista en conflicto pueden ser expresados con seguridad; y b) puede involucrar todos los grupos relevantes sin ser muy distorsionado por los desbalances de poder.

    Improbable que sea comparable entre lugares. Puede cambiar en el tiempo.

    Evidencia emprica Analizar datos sobre los valores, creencias o comportamientos de la gente para construir un conjunto de dimensiones que parecen representar sus valores.

    Los estudios pueden no incluir la poblacin relevante.

    La gente no puede necesariamente objetar si estn en desacuerdo porque ellos son tratados como objeto de estudio.

    Cuando los datos estn disponibles sea sobre los valores de la gente pobre (ej. de evaluaciones participativas de pobreza pasadas) o de otros estudios y cuando el punto de vista de un tercero es necesario, por ejemplo porque un fuerte conflicto impide la discusin directa.

    Variable

    Fuente: Alkire (2008: 16).

    Un ejemplo de formulacin de dimensiones basada en supuestos normativos es la realizada por Nussbaum (2012a: 53-55), quien establece diez capacidades centrales: vida; salud fsica; integridad fsica; sentidos, imaginacin y pensamiento; emociones; razn prctica; afiliacin; relacin con otras especies; juego, y control sobre el propio entorno.

    i. Vida: poder vivir hasta el trmino de una vida humana de una duracin normal; no morir de forma prematura o antes de que la propia vida se vea tan reducida que no merezca la pena vivirla.

  • 11

    ii. Salud fsica: poder mantener una buena salud, incluida la salud reproductiva; recibir una alimentacin adecuada; disponer de un lugar apropiado para vivir.

    iii. Integridad fsica: poder desplazarse libremente de un lugar a otro; estar protegidos de los ataques violentos, incluidas las agresiones sexuales y la violencia domstica; disponer de oportunidades para la satisfaccin sexual y para la eleccin en cuestiones reproductivas.

    iv. Sentidos, imaginacin y pensamiento: poder utilizar los sentidos, la imaginacin, el pensamiento y el razonamiento, y hacerlo de un modo verdaderamente humano, un modo formado y cultivado por una educacin adecuada que incluya (aunque ni mucho menos est limitada a la alfabetizacin y la formacin matemtica y cientfica bsica. Poder usar la imaginacin y el pensamiento para la experimentacin y la produccin de obras y actos religiosos, literarios, musicales o de ndole parecida, segn la propia eleccin. Poder usar la propia mente en condiciones protegidas por las garantas de la libertad de expresin poltica y artstica, y por la libertad de prctica religiosa. Poder disfrutar de experiencias placenteras y evitar el dolor no beneficioso.

    v. Emociones: poder sentir apego por cosas y personas externas a nosotras y nosotros mismos; poder amar a quienes nos aman y se preocupan por nosotros, y sentir duelo por su ausencia; en general, poder amar, apenarse, sentir aoranza, gratitud e indignacin justificada. Que no se malogre nuestro desarrollo emocional por culpa del miedo y la ansiedad.

    vi. Razn prctica: poder formarse una concepcin del bien y reflexionar crticamente acerca de la planificacin de la propia vida. (Esta capacidad entraa la proteccin de la libertad de conciencia y de observacin religiosa).

    vii. Afiliacin: a) poder vivir con y para los dems, reconocer y mostrar inters por otros seres humanos, participar en formas diversas de interaccin social; ser capaces de imaginar la situacin de otro u otra. (Proteger esta capacidad implica proteger instituciones que constituyen y nutren tales formas de afiliacin, as como proteger la libertad de reunin y de expresin poltica). b) Disponer de las bases sociales necesarias para que no sintamos humillacin y s respeto por nosotros mismos; que se nos trate como seres dignos de igual vala que los dems. Esto supone introducir disposiciones que combatan la discriminacin por razn de raza, sexo, orientacin sexual, etnia, casta, religin, u origen nacional.

    viii. Otras especies: poder vivir una relacin prxima y respetuosa con los animales, las plantas y el mundo natural.

    ix. Juego: poder rer, jugar y disfrutar de actividades recreativas.

    x. Control sobre el propio entorno: a) Poltico: poder participar de forma efectiva en las decisiones polticas que gobiernan nuestra vida; tener derecho a la participacin poltica y a la proteccin de la libertad de expresin y de asociacin. b) Material: poder poseer propiedades (tanto muebles como inmuebles) y ostentar derechos de propiedad en igualdad de condiciones con las dems personas; tener derecho a buscar trabajo en un plano de igualdad con los dems; estar protegidos legalmente frente a registros y detenciones que no cuenten con la debida autorizacin judicial. En el entorno laboral, ser capaces de trabajar como seres humanos, ejerciendo la razn prctica y manteniendo relaciones valiosas y positivas de reconocimiento mutuo con otros trabajadores y trabajadoras.

    Por su parte, un ejemplo de dimensiones seleccionadas en base a un relativo consenso pblico internacional son los objetivos de desarrollo del milenio (ODM):

    Objetivo 1: Erradicar la extrema pobreza y el hambre

    Objetivo 2: Lograr la enseanza primaria universal

    Objetivo 3: Promover la igualdad entre gneros y la autonoma de la mujer

    Objetivo 4: Reducir la mortalidad infantil

    Objetivo 5: Mejorar la salud materna

    Objetivo 6: Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades

    Objetivo 7: Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente

    Objetivo 8: Fomentar una asociacin mundial para el desarrollo

    Por ltimo, un ejemplo que combina los mtodos de existencia de datos y supuestos normativos es la seleccin de dimensiones del ndice de desarrollo humano (IDH). El enfoque de desarrollo humano disput con el enfoque de crecimiento econmico la visin del tipo de sociedad que se debe alcanzar, generando una mtrica denominada ndice

  • 12

    de desarrollo humano-IDH para llamar la atencin sobre aspectos relevantes para la vida de la gente, ms all del producto interno bruto-PIB (Sen, 2000; Nussbaum, 2012a).

    En este caso, se seleccionaron las dimensiones e indicadores segn la disponibilidad de datos comparables internacionalmente con una gran cobertura de pases, segn su relacin con el concepto de desarrollo humano, y segn el supuesto de que gente de diversas culturas, regiones, edades, gnero, etnia, valoraban una vida larga, el ingreso y la educacin bsica (Alkire, 2008: 9).

    Adicionalmente, Alkire (2008: 15), basada en Robeyns (2005: 205 y 206), propone cuatro criterios de calidad para seleccionar las dimensiones relevantes:

    1. Formulacin explcita: la lista de dimensiones debera ser explcita, discutida y defendida.

    2. Justificacin metodolgica: el mtodo que ha generado la lista debe ser clarificado y defendido, as como abierto a la crtica y a la modificacin.

    3. Niveles diferentes de generalidad: proceso de dos etapas, ideal-factible: cada etapa generar una lista en un nivel diferente, que vaya desde el nivel de la teora ideal a listas ms pragmticas. Esto implica que solo desde la segunda etapa en adelante se tomen en cuenta restricciones y limitaciones relacionadas al diseo de la medicin y la recoleccin de datos, o la factibilidad poltica o socioeconmica, en el caso de aplicaciones orientadas a la poltica pblica.

    4. Exhaustiva y no reductiva: las dimensiones de la lista ideal deberan incluir todos los elementos que son importantes. Ninguna dimensin que sea relevante debe dejarse fuera.

    Para seleccionar las dimensiones del Buen Vivir, se requiere combinar varios de los mtodos propuestos por Alkire (2008):

    1. El anlisis comparativo de las constituciones de 1998 y 2008, con nfasis en esta ltima que fue producto de aprobacin popular mediante referndum, por lo que se la puede asimilar a los mtodos de consenso pblico y procesos deliberativos.

    2. Revisin de la literatura sobre los diferentes enfoque tericos del Buen Vivir en el Ecuador para identificar sus dimensiones, que correspondera al mtodo de supuestos normativos. Esto se puede complementar con entrevistas a expertos de los distintos enfoques.

    3. Definicin de mtricas e indicadores del Buen Vivir para el Ecuador. En esta parte se debe considerar restricciones de tipo pragmtico como disponibilidad de informacin, costos, tiempo, entre otras. Implica tomar decisiones entre lo ideal y lo posible. Por tanto, en esta etapa emprica se requerir utilizar el mtodo de datos existentes.

    Por su parte, el proyecto de nuevas mtricas del INEC tiene la posibilidad de llevar a cabo otros mtodos adicionales:

    4. Talleres nacional e internacional con conferencias de expertos sobre conceptualizacin y medicin del Buen Vivir. Este mtodo se corresponde con el de supuestos normativos en tanto permitir identificar juicios de expertos y sus enfoques tericos.

    5. Estudios cualitativos (grupos focales, entrevistas) en distintas comunidades del pas que permitan levantar informacin sobre los valores y percepciones de la gente respecto al Buen Vivir. Este mtodo se asimilara al de evidencia emprica respecto a los valores de la gente.

    6. Creacin de la Comisin Estadstica de Nuevas Mtricas del Buen Vivir con participacin de acadmicos, funcionarios de instituciones pblicas y representantes de organizaciones no gubernamentales. Este mecanismo institucional permitir crear una red de instituciones e individuos y generar un proceso deliberativo que lleve a un consenso sobre la conceptualizacin y medicin del Buen Vivir. Adems, permitir tomar en cuenta los criterios de expertos y alcanzar una definicin comn.

    En el grfico 1 se presenta la relacin entre el constructo central del Buen Vivir, los constructos de menor nivel denominados dimensiones del Buen Vivir y, finalmente, los indicadores de las distintas dimensiones.

  • 13

    Grfico 1. Conceptualizacin y medicin del Buen Vivir

    1.2.2 Medidas o mtricas

    Neuman (2002: 171) seala que los datos son representaciones empricas de los conceptos y que la medicin vincula los datos a los conceptos.

    Las medidas o mtricas que se elijan o se elaboren deben ajustarse a la definicin conceptual del constructo y sus dimensiones, as como a las restricciones prcticas que limitan su elaboracin (recursos econmicos, tiempo, disponibilidad de informacin, comparabilidad, etc.) (Neuman, 2002).

    Neuman (2002: 174) formula cinco sugerencias para elaborar una medida o mtrica:

    1. Recordar la definicin conceptual: el principio subyacente para cualquier medida es ajustarla a la definicin conceptual especfica del constructo que ser usado en el estudio.

    2. Mantener la mente abierta: no encerrarse en un mtrica o tipo de medida nica. Ser creativo y constantemente buscar mejores mtricas.

    3. Pedir prestado de otros: no preocuparse de pedir prestado de otros investigadores, en la medida en que el crdito sea reconocido. Buenas ideas para las mtricas pueden ser encontradas en otros estudios o modificadas de otras medidas.

    4. Anticipar las dificultades: a menudo surgen problemas lgicos y prcticos cuando se trata de medir las variables de inters. A veces un problema puede ser anticipado y evitado con una previsin y planificacin cuidadosas.

    5. No olvidar las unidades de anlisis: la mtrica debera ajustarse con las unidades de anlisis del estudio y permitir generalizar al universo de inters.

    En el grfico 2 se presenta el esquema de los procesos de conceptualizacin y operacionalizacin. Se observa cmo se pasa de lo abstracto a lo concreto y del nivel terico al nivel emprico. Tanto el Buen Vivir como sus dimensiones son constructos abstractos que requieren ser definidos conceptualmente con anterioridad a que se elaboren sus medidas e indicadores, de ah que se sigue un mtodo deductivo o jerrquico.

    Buen Vivir

    Dimensin 1

    Indicador 2 Indicador nIndicador 1 Indicador 2 Indicador nIndicador 1 Indicador 2 Indicador nIndicador 1

    Dimensin 2

    Dimensin 3

    Definicinconceptual

    Indicador omedida

    Nivel tericoConceptualizacin

    OperacionalizacinNivel operacional

    Nivel emprico

    Constructoabstracto

    Goce efectivo de los derechos de personas, comunidades, pueblos y

    nacionalidades

    Convivencia ciudadana: interculturalidad

    respeto de las diversidades y respeto de la dignidad de las personas y

    colectividades

    Bien comn e inters general Democracia:participacin

    Convivencia armnica con la naturaleza:respeto integral de su existencia, mantenimiento y regeneracin de sus ciclos vitales, estructura, funciones y

    procesos evolutivos, y restauracin

    Armona social con la comunidad y entre comunidades

    Armona interna de las personas

    Armona con la naturaleza

    Buen vivir: vida en plenitud

    Subsistema de armonainterna de las personas

    Sistema de indicadores

    del buen vivir

    Subsistema de armona socialde las comunidades

    Subsistema de armona con la naturaleza

  • 14

    Grfico 2. Conceptualizacin y operacionalizacin

    Fuente: Adaptado de Neuman (2002: 175).

    1.2.3 Indicadores

    El proceso de operacionalizacin comprende la definicin de variables e indicadores que permitan medir las distintas dimensiones que componen el constructo del Buen Vivir. Una variable es un concepto que vara y puede tomar dos o ms valores o categoras denominados atributos (Neuman, 2002: 149).

    La identificacin de los indicadores pertinentes requiere revisar si la literatura especializada, o si la experiencia prctica de medicin en el pas o en el resto del mundo, han propuesto y/o miden indicadores que puedan ser considerados como medidas o mtricas del Buen Vivir. En caso de no existir propuestas adecuadas de variables e indicadores, se requerir formular nuevas medidas.

    Los indicadores pueden disearse siguiendo los ocho principios sugeridos por Atkinson y Marlier (2010:287-290), tanto para indicadores individuales como para el conjunto o portafolio de indicadores.

    En el caso de los indicadores individuales, los autores sugieren cinco principios:

    i. Un indicador debera identificar la esencia del problema y tener una interpretacin normativa acordada: la traduccin de los objetivos de poltica en medidas cuantitativas inevitablemente significa concentrarse en ciertos aspectos del problema, pero esto debera hacerse de tal manera que incorpore la preocupacin central. Debera haber un acuerdo general de que el movimiento en una direccin particular representa un mejoramiento. Adems, la mayora de indicadores deberan tener una clara interpretacin normativa.

    ii. Un indicador debera ser robusto y validado estadsticamente: cualquier indicador necesariamente contendr algn error, pero ste no debera estar sesgado sistemticamente. Este debe ser tambin confiable estadsticamente a lo largo del tiempo.

    iii. Un indicador debera ser interpretable en un contexto internacional: el objetivo debera ser alcanzar un estndar aceptable de comparabilidad. En el caso del ejercicio de nuevas mtricas del Buen Vivir este principio no necesariamente es pertinente, ya que se trata de un ejercicio de carcter nacional.

    iv. Un indicador debera reflejar la direccin del cambio y ser susceptible de revisin en la medida en que se vuelvan disponibles mtodos mejorados: en muchos casos, el nivel de los indicadores sociales sirve para resaltar la importancia del problema, pero en trminos de poltica, cmo dichos indicadores cambian en el tiempo es lo crucial. Los cambios en el Buen Vivir pueden tomar largos perodos, por lo que en estos marcos temporales, probablemente habr mejoramiento en los datos y avances en nuestro entendimiento de los conceptos subyacentes. Por lo tanto, la construccin de nuevas mtricas del Buen Vivir se debe considerar como un proceso

    Buen Vivir

    Dimensin 1

    Indicador 2 Indicador nIndicador 1 Indicador 2 Indicador nIndicador 1 Indicador 2 Indicador nIndicador 1

    Dimensin 2

    Dimensin 3

    Definicinconceptual

    Indicador omedida

    Nivel tericoConceptualizacin

    OperacionalizacinNivel operacional

    Nivel emprico

    Constructoabstracto

    Goce efectivo de los derechos de personas, comunidades, pueblos y

    nacionalidades

    Convivencia ciudadana: interculturalidad

    respeto de las diversidades y respeto de la dignidad de las personas y

    colectividades

    Bien comn e inters general Democracia:participacin

    Convivencia armnica con la naturaleza:respeto integral de su existencia, mantenimiento y regeneracin de sus ciclos vitales, estructura, funciones y

    procesos evolutivos, y restauracin

    Armona social con la comunidad y entre comunidades

    Armona interna de las personas

    Armona con la naturaleza

    Buen vivir: vida en plenitud

    Subsistema de armonainterna de las personas

    Sistema de indicadores

    del buen vivir

    Subsistema de armona socialde las comunidades

    Subsistema de armona con la naturaleza

  • 15

    dinmico y cambiante, que puede mejorar en el tiempo conforme se entienda mejor la conceptualizacin del Buen Vivir y conforme se disponga mejor informacin.

    v. La medicin de un indicador no debera imponer una carga muy grande al pas, las empresas o los ciudadanos: los indicadores sociales son de gran valor en la poltica pblica, pero tambin debe considerarse el hecho de que la construccin de indicadores es un ejercicio costoso, particularmente donde los recursos estadsticos son escasos. El diseo de indicadores sociales debera, donde sea posible, hacer uso de la informacin ya disponible. Donde nueva informacin es necesaria, sta debera obtenerse, en la medida en que sea factible, usando instrumentos existentes, por ejemplo, agregando preguntas a encuestas existentes o haciendo uso de registros administrativos.

    Para el conjunto o portafolio global de indicadores, los autores sugieren tres principios:

    1. El portafolio de indicadores debera estar balanceado entre las distintas dimensiones: ningn conjunto de indicadores puede ser exhaustivo y hay costos en trminos de prdida de transparencia de tener un rango excesivo de indicadores. Por lo tanto, debe hacerse una seleccin de indicadores que debera asegurar que todas las principales reas de inters estn cubiertas. En el caso en que los datos no estn actualmente disponibles, esto debera ser indicado con una celda vaca de otra manera, una dimensin potencialmente importante puede ser perdida de vista. En tales casos, puede haber informacin cualitativa que puede ser considerada.

    2. Los indicadores deberan ser mutuamente consistentes y el peso de los indicadores individuales en el portafolio debera ser proporcional: la consistencia mutua es un requisito evidente. El trmino proporcional se refiere al hecho de que la interpretacin del conjunto de indicadores es grandemente facilitada cuando los componentes tienen grados de importancia que, mientras no son exactamente iguales, no son seriamente diferentes. Por ejemplo, sera equivocado tener un conjunto de indicadores de siete dimensiones donde cinco se relacionan al ingreso.

    3. El portafolio de indicadores debera ser tan transparente y accesible como sea posible a los ciudadanos: es importante que los indicadores sean fciles de leer y entender, y sus fortalezas y debilidades deberan ser aparentes. Este principio aplica a los indicadores individuales y al conjunto de indicadores como un todo. La diseminacin de los resultados de los indicadores es por tanto una tarea importante. En este proceso, un rol clave ser jugado por las organizaciones no gubernamentales y la comunidad cientfica.

    En resumen, elaborar las mtricas del Buen Vivir comprende un proceso de investigacin que combina varios mtodos de anlisis y que requiere tiempo. Asimismo, al ser el Buen Vivir an un concepto en construccin, sus mtricas deben verse tambin como un proceso de mediano plazo y de mejora continua.

  • 16

    Captulo 2

    El Buen Vivir en la Constitucin de 2008: conceptualizacin y dimensiones

    Este captulo comprende la revisin de los principios, definiciones, conceptos y dimensiones del Buen Vivir expresados en la Constitucin de 2008, la cual fue construida participativamente y refrendada democrticamente por la mayora de la poblacin. La Constitucin del Ecuador de 2008 defini una visin de sociedad a construirse y la denomin como Buen Vivir o Sumak Kawsay. Posteriormente, el gobierno del Ecuador ha impulsado su concrecin a travs de los Planes Nacionales para el Buen Vivir (PNBV).

    Se busca encontrar elementos que contribuyan a responder las preguntas qu es el Buen Vivir? y cules son los componentes o dimensiones del Buen Vivir?

    El objetivo del presente captulo es realizar un anlisis comparativo de las Constituciones de 2008 y 1998 en trminos de las dimensiones del Buen Vivir, es decir, identificar qu dimensiones se mantienen y qu nuevas dimensiones se definen.

    El captulo se compone de ocho secciones. En la primera se presenta la definicin de constitucin y su comprensin desde diversas disciplinas. La segunda seccin presenta la estructura de contenido de la Constitucin de 2008. La tercera seccin contiene la justificacin metodolgica del proceso de elaboracin y aprobacin de la Constitucin de 2008, que permite usarla para la definicin del constructo Buen Vivir y la seleccin de dimensiones. En la cuarta seccin se presenta una definicin preliminar del constructo Buen Vivir derivada del contenido de la Constitucin de 2008. La quinta seccin pretende identificar las dimensiones del Buen Vivir a partir del anlisis de los derechos del Buen Vivir y su comparacin con los derechos econmicos, sociales y culturales de la Constitucin de 1998 y el Protocolo Internacional de Derechos Econmicos, Sociales y Culturales. En la sexta seccin se analiza los derechos de los grupos de atencin prioritaria y se los compara con los derechos del Buen Vivir. La sptima seccin revisa el Rgimen del Buen Vivir de la Constitucin de 2008. La ltima seccin contiene las conclusiones.

    2.1 Qu es la Constitucin?

    La Constitucin es la norma suprema de un Estado que define su estructura y los derechos fundamentales. En efecto, el artculo 424, Captulo Primero, Ttulo IX, Supremaca de la Constitucin, establece:

    Art. 424.- La Constitucin es la norma suprema y prevalece sobre cualquier otra del ordenamiento jurdico. Las normas y los actos del poder pblico debern mantener conformidad con las disposiciones constitucionales; en caso contrario carecern de eficacia jurdica. La Constitucin y los tratados internacionales de derechos humanos ratificados por el Estado que reconozcan derechos ms favorables a los contenidos en la Constitucin, prevalecern sobre cualquier otra norma jurdica o acto del poder pblico.

    La Constitucin tiene supremaca sobre el resto del ordenamiento jurdico del pas:

    Art. 425.- El orden jerrquico de aplicacin de las normas ser el siguiente: La Constitucin; los tratados y convenios internacionales; las leyes orgnicas; las leyes ordinarias; las normas regionales y las ordenanzas distritales; los decretos y reglamentos; las ordenanzas; los acuerdos y las resoluciones; y los dems actos y decisiones de los poderes pblicos. En caso de conflicto entre normas de distinta jerarqua, la Corte Constitucional, las juezas y jueces, autoridades administrativas y servidoras y servidores pblicos, lo resolvern mediante la aplicacin de la norma jerrquica superior ().

    Todas las personas, autoridades e instituciones estn sujetas a la Constitucin y los derechos consagrados en ella son de inmediato cumplimiento y aplicacin:

    Art. 426.- Todas las personas, autoridades e instituciones estn sujetas a la Constitucin. Las juezas y jueces, autoridades administrativas y servidoras y servidores pblicos, aplicarn directamente las normas constitucionales y las previstas en los instrumentos internacionales de derechos humanos siempre que sean ms favorables a las establecidas en la Constitucin, aunque las partes no las invoquen expresamente. Los derechos consagrados en la Constitucin y los instrumentos internacionales de derechos humanos sern de inmediato cumplimiento y aplicacin. No podr alegarse falta de ley o desconocimiento de las normas para justificar la vulneracin de los derechos y garantas establecidos en la Constitucin, para desechar la accin interpuesta en su defensa, ni para negar el reconocimiento de tales derechos.

    Por ltimo, las normas constitucionales deben interpretarse de acuerdo con su contenido literal y en el sentido ms favorable a la plena vigencia de los derechos:

  • 17

    Art. 427.- Las normas constitucionales se interpretarn por el tenor literal que ms se ajuste a la Constitucin en su integralidad. En caso de duda, se interpretarn en el sentido que ms favorezca a la plena vigencia de los derechos y que mejor respete la voluntad del constituyente, y de acuerdo con los principios generales de la interpretacin constitucional.

    Desde una perspectiva histrica, Paz y Mio (2007: 19) manifiesta que las constituciones expedidas en el Ecuador reflejan tanto un producto jurdico-ideolgico de las asambleas (y el referendo), como el ms alto pensamiento poltico-Estatal dominante en cada momento coyuntural bajo el cual se aprob determinada constitucin. Adems, considera a las constituciones como leyes supremas bajo las cuales deba moverse la sociedad nacional y como instrumentos jurdico-polticos destinados a asegurar ciertas frmulas de la institucionalidad econmica.

    Desde la ptica del anlisis de polticas pblicas, la Constitucin de 2008, a su vez, puede considerarse como una poltica institucional (Subirats et.al., 2012), construida participativamente y refrendada democrticamente mediante referndum por la mayora de la poblacin. En el mbito de las polticas pblicas, Subirats et.al. (2012) sealan que las reglas institucionales que se definen a nivel constitucional pretenden fijar el marco de condiciones para el arbitraje democrtico de los conflictos de inters en temas especficos y que estas reglas se aplican al conjunto de las polticas pblicas. Tambin plantean que la elaboracin y transformacin de las reglas institucionales generales, como las reglas constitucionales, son objeto de las polticas institucionales, las cuales influyen en la definicin y gestin de todas las polticas pblicas sustantivas concretas.

    Nussbaum (2012b: 163), una de las idelogas del enfoque de capacidades, plantea la relevancia de las constituciones:

    Una forma de concebir la lista de capacidades es como una lista de garantas constitucionales, anloga a la seccin de Derechos Fundamentales de la Constitucin india, o a la Carta de Derechos (ms corta) de la Constitucin estadounidense. Tales derechos deberan implementarse luego a travs de la accin legislativa y judicial. El propio planteamiento subraya que la lista de capacidades parte de una idea intuitiva, la idea de la dignidad humana, que ocupa ya un lugar bsico en el ordenamiento constitucional de muchos pases del mundo (entre ellos la India, Alemania y Sudfrica).

    Nussbaum (2012b: 172-173) aade que una constitucin justa debe proteger las capacidades importantes y no las triviales:

    Algunas capacidades (como la capacidad de votar) son importantes, y algunas (como la capacidad de conducir una motocicleta sin casco) son relativamente triviales; una constitucin justa proteger las importantes y no las triviales. Algunas capacidades son en realidad malas, y deberan ser reprimidas por la ley (la capacidad de discriminar por razones de raza, sexo o discapacidad, la capacidad de contaminar el medio ambiente). Ninguna constitucin protege las capacidades en cuanto capacidades. Debe haber una evaluacin previa que establezca cules son buenas, y entre las buenas, cules son las bsicas, las que estn ms claramente implicadas en la definicin de las condiciones mnimas de una vida humana digna.

    Adicionalmente, una vez que una constitucin ha incluido las capacidades o derechos humanos fundamentales, todos estos deben ser garantizados a todas las personas (Nussbaum, 2012b: 180-181):

    La estructura constitucional (una vez se han introducido estos fines en una constitucin o en algn otro conjunto parecido de conceptos bsicos) exige que todos sean garantizados a cada uno de los ciudadanos, hasta un cierto nivel mnimo. En circunstancias desesperadas, es posible que un pas no pueda garantizar un nivel mnimo de todos, pero la cuestin es en este caso puramente prctica, no una cuestin de justicia. La cuestin de justicia ya est respondida: en este caso no se ha hecho justicia plenamente.

    2.2 Estructura de la Constitucin de la Repblica del Ecuador de 2008

    La Constitucin de la Repblica del Ecuador de 2008 contiene el prembulo, nueve ttulos con un total de cuarenta captulos y cuatrocientos cuarenta y cuatro artculos, treinta disposiciones transitorias, una disposicin derogatoria, el rgimen de transicin, que cuenta con tres captulos y treinta artculos, y una disposicin final.

    El contenido principal de la Constitucin de 2008 es el siguiente:

    PREMBULO

    Ttulo I. ELEMENTOS CONSTITUTIVOS DEL ESTADO

    Captulo primero. Principios fundamentales

    Captulo segundo. Ciudadanas y ciudadanos

  • 18

    Ttulo II. DERECHOS

    Captulo primero. Principios de aplicacin de los derechos

    Captulo segundo. Derechos del Buen Vivir

    Captulo tercero. Derechos de las personas y grupos de atencin prioritaria

    Captulo cuarto. Derechos de las comunidades, pueblos y nacionalidades

    Captulo quinto. Derechos de participacin

    Captulo sexto. Derechos de libertad

    Captulo sptimo. Derechos de la naturaleza

    Captulo octavo. Derechos de proteccin

    Captulo noveno. Responsabilidades

    Ttulo III. GARANTAS CONSTITUCIONALES

    Captulo primero. Garantas normativas

    Captulo segundo. Polticas pblicas, servicios pblicos y participacin ciudadana

    Captulo tercero. Garantas jurisdiccionales

    Ttulo IV. PARTICIPACIN Y ORGANIZACIN DEL PODER

    Captulo primero. Participacin en democracia

    Captulo segundo. Funcin Legislativa

    Captulo tercero. Funcin Ejecutiva

    Captulo cuarto. Funcin Judicial y justicia indgena

    Captulo quinto. Funcin de Transparencia y Control Social

    Captulo sexto. Funcin Electoral

    Captulo sptimo. Administracin pblica

    Ttulo V. ORGANIZACIN TERRITORIAL DEL ESTADO

    Captulo primero. Principios generales

    Captulo segundo. Organizacin del territorio

    Captulo tercero. Gobiernos autnomos descentralizados y regmenes especiales

    Captulo cuarto. Rgimen de competencias

    Captulo quinto. Recursos econmicos

    Ttulo VI. RGIMEN DE DESARROLLO

    Captulo primero. Principios generales

    Captulo segundo. Planificacin participativa para el desarrollo

    Captulo tercero. Soberana alimentaria

    Captulo cuarto. Soberana econmica

    Captulo quinto. Sectores estratgicos, servicios y empresas pblicas

    Captulo sexto. Trabajo y produccin

    Ttulo VII. RGIMEN DEL Buen Vivir

    Captulo primero. Inclusin y equidad

  • 19

    Captulo segundo. Biodiversidad y recursos naturales

    Ttulo VIII. RELACIONES INTERNACIONALES

    Captulo primero. Principios de las relaciones internacionales

    Captulo segundo. Tratados e instrumentos internacionales

    Captulo tercero. Integracin latinoamericana

    Ttulo IX. SUPREMACA DE LA CONSTITUCIN

    Captulo primero. Principios

    Captulo segundo. Corte Constitucional

    Captulo tercero. Reforma de la Constitucin

    DISPOSICIONES TRANSITORIAS

    DISPOSICIN DEROGATORIA

    RGIMEN DE TRANSICIN

    DISPOSICIN FINAL

    2.3 Justificacin metodolgica del anlisis comparativo de las Constituciones de 1998 y 2008

    La Constitucin de la Repblica del Ecuador del ao 2008, publicada en el Registro Oficial No. 449, de 20 de octubre de 2008, es la primera en incorporar la nocin del Buen Vivir o Sumak Kawsay. Si bien esta Constitucin contiene varias innovaciones, como el reconocimiento de los derechos de la naturaleza, la definicin del sistema econmico social y solidario, entre otras, tambin recoge los avances de la historia constitucional del Ecuador o lo que algunos autores denominan el efecto sombra (Subirats et.al., 2012). Por lo tanto, la nocin del Buen Vivir que consta en la Constitucin de 2008 estar combinada con nociones que recogen el proceso de desarrollo constitucional en el Ecuador, y tendr la influencia de tratados internacionales, como la Declaracin Universal de los Derechos Humanos o el Pacto Internacional de Derechos Econmicos, Sociales y Culturales.

    Al respecto, es necesario recordar que la Constitucin de 2008 es la decimonovena del perodo republicano, que inici en 1830 con la primera Constitucin aprobada en ese mismo ao en la ciudad de Riobamba. A la presente fecha han transcurrido 184 aos de vida republicana, con 19 constituciones cuyo perodo promedio de vida ha sido de 9,7 aos. En particular, la Constitucin de 1998, inmediata anterior a la de 2008, y que fuera publicada en el Registro Oficial No. 1, de 11 de agosto de 1998, estuvo vigente durante diez aos.

    El anlisis comparativo de las Constituciones de 1998 y 2008, con nfasis en esta ltima que fue producto de aprobacin popular mediante referndum, se lo puede asimilar a los mtodos de consenso pblico y procesos deliberativos planteados por Alkire (2008: 7-14). Para la autora, la seleccin de dimensiones mediante consenso pblico comprende seleccionar dimensiones que se relacionan a una lista que ha alcanzado un grado de legitimidad debido al consenso pblico, y mediante procesos participativos deliberativos implica seleccionar dimensiones sobre la base de procesos participativos propositivos que peridicamente producen los valores y perspectivas de los grupos de inters.

    Por lo tanto, de la comparacin de los procesos seguidos para aprobar las Constituciones de 1998 y 2008, se justificar por qu la Constitucin de 2008 se ajusta a los mtodos de consenso pblico y procesos deliberativos

    2.3.1 Proceso seguido para la elaboracin y aprobacin de la Constitucin de 2008

    El 15 de enero de 2007, da de la posesin del Gobierno de Rafael Correa, se convoca a consulta popular para que los ciudadanos decidan si quieren que se instale una Asamblea Constituyente que elabore una nueva Constitucin.

    El 15 de abril de 2007 se realiz la consulta popular en la que la ciudadana aprob la realizacin de una Asamblea Constituyente para la elaboracin de la nueva Constitucin. La pregunta de la consulta fue: Aprueba usted, que se convoque e instale una Asamblea Constituyente con plenos poderes de conformidad con el estatuto electoral que se adjunta, para que se transforme el marco institucional del Estado y elabore una nueva Constitucin? Esta fue aprobada con el 81,72% de votos a favor.

    El 30 de septiembre de 2007, la ciudadana eligi a 130 asamblestas constituyentes, quienes iniciaron la labor de

  • 20

    redactar la nueva Constitucin el 30 de noviembre de 2007 y la culminaron el 25 de julio de 2008.

    Si bien las constituciones de 1998 y 2008 fueron elaboradas por Asambleas Constituyentes, la de 2008 se diferencia por el hecho de haber sido aprobada por la ciudadana mediante referndum celebrado el 28 de septiembre de 2008. La pregunta realizada fue: Aprueba usted el texto de la Nueva Constitucin Poltica de la Repblica elaborado por la Asamblea Constituyente? El 63,93% del total de votos emitidos por los ciudadanos (incluye nulos y blancos) y el 69,5% del total de votos vlidos (sin nulos y blancos) fue s, aprobando, de esta manera, por la va democrtica la nueva Constitucin1. Esta entr en vigencia una vez publicada en el Registro Oficial el 20 de octubre de 2008.

    Adicionalmente, la elaboracin de la Constitucin de 2008 fue altamente participativa. En efecto, la Asamblea Constituyente recibi y proces las propuestas de mltiples sectores y organizaciones de la sociedad ecuatoriana.

    2.3.2 Proceso seguido para la elaboracin y aprobacin de la Constitucin de 1998

    El 25 de mayo de 1997 se realiz la consulta popular que, en su tercera pregunta, deca: Est usted de acuerdo en que se convoque a una Asamblea Nacional con el exclusivo propsito de que reforme la Constitucin Poltica del Ecuador? Esta fue aprobada con el 46,67% de los votos.

    El 30 de noviembre de 1997 la ciudadana eligi mediante el voto a 70 asamblestas.

    La Asamblea Constitucional se instal el 20 de diciembre de 1997 y, por decisin de la mayora de sus miembros, se autodenomin como Asamblea Constituyente, con lo cual se concedi la facultad de elaborar una nueva constitucin y no solamente de reformar la constitucin de 1979.

    La Constitucin de 1998 fue aprobada por la Asamblea Constituyente el 5 de junio de 1998. Es decir, no fue sometida a referndum y aprobada directamente por la ciudadana. Finalmente, entr en vigencia el 10 de agosto de 1998.

    Por lo tanto, se observa que la Constitucin de 2008, a diferencia de la de 1998, fue elaborada por una Asamblea Constituyente a la que la ciudadana dio la facultad de redactar una nueva constitucin y tambin fue aprobada por la ciudadana mediante referndum.

    En consecuencia, se puede afirmar que el contenido de la Constitucin de 2008 se ajusta a los criterios de Alkire (2008: 7-14), en el sentido de que es fruto de un consenso pblico y fue elaborada de manera participativa. En efecto, la ciudadana mediante consulta popular decidi que se elabore una nueva constitucin, mediante el voto eligi a los asamblestas constituyentes y mediante referndum aprob la nueva constitucin.

    2.4 Conceptualizacin del Buen Vivir en la Constitucin de 2008

    En esta seccin se pasar revista a los principales artculos de la Constitucin de 2008 que estn directamente relacionados con la nocin del Buen Vivir. Esto tiene el objetivo de identificar los principales elementos que lo configuran y proponer una primera definicin del constructo Buen Vivir. Se buscar dividir los principales elementos entre medios, marco y fines.

    El trmino constructo es un pensamiento que es sistemticamente organizado, un arreglo ordenado de ideas, hechos e impresiones y enfatiza en tomar conceptos vagos y tornarlos en ideas sistemticamente organizadas (Neuman, 2012:208; Len, 2014).

    Los principales elementos conceptuales del Buen Vivir incorporados en la Constitucin de 2008 se encuentran en cuatro secciones:

    Prembulo

    Ttulo II, Derechos, Captulo segundo, Derechos del Buen Vivir

    Ttulo VI, Rgimen de Desarrollo

    Ttulo VII, Rgimen del Buen Vivir

    En el prembulo de la Constitucin de 2008 se seala que:

    Nosotras y nosotros, el pueblo soberano del Ecuador

    Decidimos construir

    1 http://pdba.georgetown.edu/Elecdata/Ecuador/refconst08.html, consultado el 19-11-2014.

  • 21

    Una nueva forma de convivencia ciudadana, en diversidad y armona con la naturaleza, para alcanzar el Buen Vivir, el Sumak Kawsay;

    Una sociedad que respeta, en todas sus dimensiones, la dignidad de las personas y las colectividades;

    Un pas democrtico, comprometido con la integracin latinoamericana sueo de Bolvar y Alfaro, la paz y la solidaridad con todos los pueblos de la tierra; ()

    Se puede argumentar que el prembulo presenta la visin de sociedad que se quiere alcanzar. De esta parte inicial de la Constitucin se desprenden varios elementos: convivencia ciudadana, diversidad, y armona con la naturaleza, que se los formula como medios para alcanzar el Buen Vivir o Sumak Kawsay; el respeto a la dignidad de personas y colectividades; y la democracia.

    El Ttulo I, del captulo primero de Principios fundamentales, artculo 3, numeral 5, seala que son deberes fundamentales del Estado: Planificar el desarrollo nacional, erradicar la pobreza, promover el desarrollo sustentable y la redistribucin equitativa de los recursos y la riqueza, para acceder al Buen Vivir.

    De la lectura de esta disposicin constitucional, se desprende que la planificacin del desarrollo nacional, la erradicacin de la pobreza, la promocin del desarrollo sustentable y la redistribucin equitativa de los recursos y la riqueza son medios para lograr el Buen Vivir.

    En el numeral 7 del artculo 83, del Captulo noveno, Responsabilidades, del Ttulo II, Derechos, se establece entre los deberes y responsabilidades de las ecuatorianas y los ecuatorianos Promover el bien comn y anteponer el inters general al inters particular, conforme al Buen Vivir.

    De aqu se puede derivar como caractersticas del Buen Vivir la bsqueda del bien comn y la preeminencia del inters general sobre el inters particular, que se los puede considerar tambin como marco para conseguir el Buen Vivir.

    El artculo 275, Captulo primero, Principios generales, del Ttulo VI, Rgimen de desarrollo, norma lo siguiente:

    Art. 275.- El rgimen de desarrollo es el conjunto organizado, sostenible y dinmico de los sistemas econmicos, polticos, socioculturales y ambientales, que garantizan la realizacin del Buen Vivir, del Sumak Kawsay. El Estado planificar el desarrollo del pas para garantizar el ejercicio de los derechos, la consecucin de los objetivos del rgimen de desarrollo y los principios consagrados en la Constitucin. La planificacin propiciar la equidad social y territorial, promover la concertacin, y ser participativa, descentralizada, desconcentrada y transparente. El Buen Vivir requerir que las personas, comunidades, pueblos y nacionalidades gocen efectivamente de sus derechos, y ejerzan responsabilidades en el marco de la interculturalidad, del respeto a sus diversidades, y de la convivencia armnica con la naturaleza.

    En este artculo se puede identificar que se concibe a los sistemas econmicos, polticos, socioculturales y ambientales como medios para lograr el Buen Vivir. Adicionalmente, se establece al goce efectivo de los derechos de las personas, comunidades, pueblos y nacionalidades y al ejercicio de sus responsabilidades como requisitos del Buen Vivir. Esto implica considerar tanto los derechos individuales como los derechos colectivos. Por ltimo, se introduce las nociones de interculturalidad, el respeto a las diversidades y la convivencia armnica con la naturaleza.

    Al respecto, Silva (2008: 125) seala: Las referencias al Buen Vivir en las normas citadas aluden a la consecucin del Buen Vivir como un fin, y lo configuran como el ejercicio de derechos y responsabilidades en el marco de la interculturalidad y la convivencia armnica con la naturaleza. En la Constitucin de 1998 no exista un concepto similar que integrara estos diferentes aspectos, sino que cada uno estaba reconocido de manera dispersa.

    A partir de los artculos revisados en esta seccin, y de los elementos identificados, se puede ensayar una primera definicin del constructo Buen Vivir (Len, 2014). Primero, se presenta en el cuadro 2.1 una clasificacin de los elementos identificados entre medios, marco2 y fines.

    2 La Real Academia de la Lengua Espaola define como marco, en la acepcin que aqu nos interesa, como: Lmites en que se encua-dra un problema, cuestin, etapa histrica, etc., http://lema.rae.es/drae/?val=tenor , consultado el 17-11-2014.

  • 22

    Cuadro 2.1 Definicin del Buen Vivir en la Constitucin de 2008

    Medios Marco Fines

    Convivencia ciudadana (Prembulo) Goce efectivo de los derechos de las personas, comunidades, pueblos y nacionalidades (art. 275)

    Convivencia armnica con la naturaleza (Prembulo; art. 275)

    Ejercicio de responsabilidades (art. 275)

    Respeto a las diversidades (Prembulo; art. 275)

    Respeto a la dignidad de las personas y colectividades (Prembulo).

    Democracia (Prembulo)

    Interculturalidad (art. 275)

    Planificacin del desarrollo nacional (art. 3)

    Erradicacin de la pobreza (art. 3)

    Desarrollo sustentable (art. 3)

    Redistribucin equitativa de los recursos y la riqueza (art. 3)

    Promover el bien comn (art. 83)

    Preeminencia del inters general sobre el inters particular (art. 83)

    Sistemas econmicos, polticos, socioculturales y ambientales organizados, sostenibles y dinmicos (art. 275)

    Fuente: Constitucin de la Repblica del Ecuador de 2008.

    Una primera definicin del constructo Buen Vivir, elaborada a partir de las normas constitucionales revisadas en esta seccin, puede ser la siguiente:

    El goce efectivo de los derechos de las personas, comunidades, pueblos y nacionalidades, y el ejercicio de sus responsabilidades, en un marco de convivencia ciudadana que comprende la interculturalidad, el respeto de las diversidades y el respeto de la dignidad de las personas y colectividades y convivencia armnica con la naturaleza, que promueve la democracia y el bien comn y antepone el inters general sobre el inters particular3.

    Un aspecto a resaltar es que el Buen Vivir consistira del goce efectivo de los derechos y no solo de su reconocimiento.

    Desde la perspectiva de la construccin de medidas o mtricas del Buen Vivir, a partir de esta definicin, se advierte que se consideran tres unidades de anlisis: las personas, las comunidades y la naturaleza.

    Por otra parte, seran medios para alcanzar el Buen Vivir la planificacin del desarrollo nacional, la erradicacin de la pobreza, el desarrollo sustentable, la redistribucin equitativa de los recursos y la riqueza, y los sistemas econmicos, polticos, socioculturales y ambientales organizados, sostenibles y dinmicos.

    Aqu resalta la necesidad de distinguir conceptualmente entre Buen Vivir y desarrollo sustentable, por una parte, y entre Buen Vivir y una vida sin pobreza, por otra, algo que se deber abordar en investigaciones posteriores.

    Esta propuesta preliminar de definicin del constructo Buen Vivir ser complementada y revisada, en la siguiente seccin, con el anlisis de los derechos de las personas, comunidades, pueblos y nacionalidades.

    2.5 Dimensiones del Buen Vivir en la Constitucin de 2008

    Las dimensiones del Buen Vivir se pueden definir como las magnitudes o aspectos que componen el Buen Vivir (Len, 2014). En esta seccin se busca, a partir de la revisin de la Constitucin de 2008, identificar las dimensiones del constructo Buen Vivir, cuya primera definicin se propuso en la seccin previa.

    La primera definicin del Buen Vivir requiere analizar los derechos de las personas y los derechos de las comunidades, pueblos y nacionalidades, ya que su goce efectivo es parte sustantiva de ella. Este documento se concentra en los derechos econmicos, sociales y culturales o derechos de segunda generacin. Por lo tanto, no se analizar los derechos 3 Se lo puede contrastar con la definicin de desarrollo humano que realiza Alkire (2002: 182): florecimiento humano en su sentido ms amplio en asuntos pblicos y privados, econmicos, sociales, polticos y espirituales.

  • 23

    civiles y polticos o derechos de primera generacin.

    En particular, se analiza los derechos del Buen Vivir de la Constitucin de 2008 y se los compara con los derechos econmicos, sociales y culturales del Pacto Internacional de Derechos Econmicos, Sociales y Culturales4.

    2.5.1 Derechos del Buen Vivir

    En el Ttulo II de Derechos, Captulo segundo de Derechos del Buen Vivir, se establecen los derechos de que gozan las personas en general.

    En la seccin primera, Agua y alimentacin, se norman los siguientes derechos:

    Art. 12.- El derecho humano al agua es fundamental e irrenunciable. El agua constituye patrimonio nacional estratgico de uso pblico, inalienable, imprescriptible, inembargable y esencial para la vida.

    Art. 13.- Las personas y colectividades tienen derecho al acceso seguro y permanente a alimentos sanos, suficientes y nutritivos; preferentemente producidos a nivel local y en correspondencia con sus diversas identidades y tradiciones culturales. El Estado ecuatoriano promover la soberana alimentaria.

    En estos dos artculos se incorporan dos innovaciones: el derecho al agua y la idea de la soberana alimentaria (Silva, 2008: 137), como distinta a la de seguridad alimentaria. De hecho, la soberana alimentaria cuenta con un captulo especfico en la Constitucin, el captulo tercero del Ttulo VI acerca del Rgimen de desarrollo.

    Sobre el derecho al agua, Silva (2008: 133) afirma: La primera diferencia con la Constitucin de 1998, es que ahora el agua es reconocida como un derecho. Este avance, en la prctica, supone que el acceso al agua, adems de considerarse un bien o un servicio necesario para el ejercicio de otros derechos, constituye un derecho en s mismo, es decir, se puede identificar al titular, el contenido mnimo (), y el destinatario de las obligaciones y, por lo tanto, en caso de existir una violacin a este derecho fundamental, ste puede ser exigido judicialmente, de acuerdo al principio de plena justiciabilidad de todos los derechos previsto en la nueva Constitucin.

    Silva (2008: 134-135) tambin destaca que la Constitucin de 2008 considera al agua como patrimonio nacional estratgico, como parte de los sectores estratgicos y que prohbe expresamente su privatizacin.

    En la seccin segunda, Ambiente sano, se incluyen los siguientes derechos:

    Art. 14.- Se reconoce el derecho de la poblacin a vivir en un ambiente sano y ecolgicamente equilibrado, que garantice la sostenibilidad y el Buen Vivir, Sumak Kawsay. Se declara de inters pblico la preservacin del ambiente, la conservacin de los ecosistemas, la biodiversidad y la integridad del patrimonio gentico del pas, la prevencin del dao ambiental y la recuperacin de los espacios naturales degradados.

    Un aspecto importante de este artculo es que incorpora la dimensin ambiental y declara la preservacin y conservacin del ambiente de inters pblico. Otro rasgo relevante es que se considera al ambiente sano y ecolgicamente equilibrado como un medio para lograr la sostenibilidad y el Buen Vivir. Este derecho consta en la Constitucin de 1998, en el captulo de los derechos civiles.

    En la seccin tercera, Comunicacin e informacin, se consideran los siguientes derechos:

    Art. 16.- Todas las personas, en forma individual o colectiva, tienen derecho a:

    1. Una comunicacin libre, intercultural, incluyente, diversa y participativa, en todos los mbitos de la interaccin social, por cualquier medio y forma, en su propia lengua y con sus propios smbolos.

    2. El acceso universal a las tecnologas de informacin y comunicacin.

    3. La creacin de medios de comunicacin social, y al acceso en igualdad de condiciones al uso de las frecuencias del espectro radioelctrico para la gestin de estaciones de radio y televisin pblicas, privadas y comunitarias, y a bandas libres para la explotacin de redes inalmbricas.

    4. El acceso y uso de todas las formas de comunicacin visual, auditiva, sensorial y a otras que permitan la inclusin de personas con discapacidad.

    5. Integrar los espacios de participacin previstos en la Constitucin en el campo de la comunicacin.

    4 http://www.ohchr.org/SP/ProfessionalInterest/Pages/CESCR.aspx , consultado el 19-11-2014

  • 24

    Art. 18.- Todas las personas, en forma individual o colectiva, tienen derecho a:

    1. Buscar, recibir, intercambiar, producir y difundir informacin veraz, verificada, oportuna, contextualizada, plural, sin censura previa acerca de los hechos, acontecimientos y procesos de inters general, y con responsabilidad ulterior.

    2. Acceder libremente a la informacin generada en entidades pblicas, o en las privadas que manejen fondos del Estado o realicen funciones pblicas. No existir reserva de informacin excepto en los casos expresamente establecidos en la ley. En caso de violacin a los derechos humanos, ninguna entidad pblica negar la informacin.

    En estos artculos se destaca el establecimiento de los derechos a una comunicacin libre, intercultural, incl