Campesinado Paraguay

Click here to load reader

  • date post

    15-Apr-2016
  • Category

    Documents

  • view

    22
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Historia del movimiento campesino en el paraguay

Transcript of Campesinado Paraguay

  • Mora, Carlos. Participacin y organizaciones campesinas en Paraguay. En publicacion: La construccin de la democracia en el campo latinoamericano. de Grammont, Hubert C.. CLACSO, Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, Buenos Aires. Marzo 2006. ISBN: 987-1183-38-0

    Disponible en la World Wide Web: http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/ar/libros/grupos/gram/C13Mora.pdf

    www.clacso.org RED DE BIBLIOTECAS VIRTUALES DE CIENCIAS SOCIALES DE AMERICA LATINA Y EL CARIBE, DE LA RED DE CENTROS MIEMBROS DE CLACSO

    http://www.clacso.org.ar/biblioteca

    [email protected]

  • 343

    INTRODUCCIN

    En Paraguay, las organizaciones campesinas han tenido un marcadoprotagonismo en su resistencia al modelo econmico neoliberal. Esteprotagonismo surge desde abajo, desde las familias campesinas y susorganizaciones de base, que analizan y discuten el impacto de las pol-ticas a nivel local y nacional.

    Aunque en el gobierno y el parlamento existen lderes deextraccin campesina, las organizaciones campesinas como tales notienen representantes en los partidos polticos1. Los partidos tradicio-nales (Colorado y Liberal) son los que absorben a la mayora de loscampesinos, aunque como un sujeto pasivo. Los partidos de izquier-da, si bien aglutinan a la mayora de los dirigentes campesinos regio-nales y nacionales, no logran el apoyo electoral de la poblacin en

    Carlos Mora*

    Participacin y organizaciones campesinas en Paraguay

    * Investigador del Centro de Estudios Rurales Interdisciplinarios (CERI), Asuncin.

    1 En las ltimas elecciones fue electo senador por el Movimiento Poltico PatriaQuerida el ex secretario general de la Organizacin Nacional Campesina (ONAC).

  • general y del mismo sector campesino, aunque comulguen con lamayora de sus ideas y realicen acciones coordinadas de presin. Elsector campesino, por tanto, aun cuando tenga un alto potencial elec-toral (47% de la poblacin habita en el sector rural), no responde enese momento a los partidos de izquierda, por lo que no logra definirun grupo poltico.

    Las acciones colectivas por parte de los campesinos han sidoimportantes frente a los procesos de privatizacin de institucionespblicas, la derogacin de leyes (seguridad del Estado), la exigenciade la condonacin de sus deudas con la banca, el acceso a la tierra, elabastecimiento en insumos, la adjudicacin de proyectos, etctera.Estas acciones son encaradas por las diferentes organizaciones, ya seaen forma coordinada o no, con el fin ltimo de beneficiar a sus miem-bros y dentro de un modelo de pas deseable.

    Las modalidades de accin de las organizaciones campesinas seenmarcan en la definicin de movimientos sociales, en la cual un gruposocial cuestiona una forma de dominacin (Touraine citado porRiquelme, 2003: 9). En este sentido, tales acciones son, sobre todo, unadefensa frente a acciones externas que ponen en peligro su supervivencia.

    En Paraguay, referirse a los movimientos campesinos es hablarde participacin popular debido a la amplia movilizacin de los sec-tores campesinos en las protestas de tipo reivindicativo llevadas acabo por las organizaciones sociales. Definimos la participacincomo una actividad de reproduccin y transformacin de la realidadsocial que permite el desarrollo de la identidad colectiva y la capaci-dad del actor o sujeto social (Blanco, 2001: 12). En este caso, losmovimientos sociales constituyen fuerzas clave del cambio social einstancias aglutinadoras de la participacin ciudadana, en especialen aquellas regiones ms marginales, en donde surgen como interme-diarios de las demandas de la poblacin. Sin embargo, la participa-cin en estos movimientos sociales es variable, dependiendo de laconciencia de clase del grupo as como del tipo de liderazgo ejercidolocalmente. En este sentido, las modalidades de las acciones colecti-vas del sector campesino tales como las movilizaciones, la ocupacinde tierras, el cierre de rutas, la toma de instituciones pblicas, etc., secorresponden, en Paraguay, con las caractersticas de su estructuraagraria, as como con las transformaciones registradas en los ltimostiempos (Fogel, 2001: 27).

    Este trabajo pretende analizar las organizaciones campesinasen Paraguay, buscando identificar las formas de participacin de las

    344

    La construccin de la democracia en el campo latinoamericano

  • poblaciones campesinas dentro de los diferentes tipos de organizacio-nes existentes, ya sean locales, regionales o nacionales.

    CARACTERSTICAS DEL SECTOR RURAL

    El sector agropecuario en el Paraguay genera el 27% del ProductoInterno Bruto (PIB), ocupa el 36% de la poblacin econmicamenteactiva y aporta el 90% de las divisas. En este sentido, Paraguay es unpas eminentemente agropecuario y con una economa zafral, tantoen lo econmico como en lo social.

    Si bien el pas est dividido en dos regiones, la oriental y la occi-dental, las actividades agropecuarias se concentran en la regin orien-tal donde se localizan el 97% de las explotaciones agropecuarias y el99,5% de las explotaciones menores de 20 ha.

    La estructura agraria del pas est conformada mayoritariamente porminifundios, que constituyen gran parte de las explotaciones campe-sinas en degradacin o degradadas, con escasas posibilidades de pro-yeccin (MAG, 2002: 54). En este contexto se desarrollan las organiza-ciones campesinas.

    La tenencia de la tierra ha mostrado desigual comportamiento.Existen sectores que acceden en demasa a la tierra, mientras queotros no tienen esta posibilidad, o bien lo hacen en situacin muydesigual. Esta desigual distribucin de la tierra no es un problemanuevo. En 1956 ms del 44% de las explotaciones agrcolas situadasen la regin central del pas eran de menos de 5 ha. Actualmenterepresentan el 37% pero mantienen la misma relacin en cuanto a la

    345

    Carlos Mora

  • superficie ocupada (1%). Por su lado, la superficie total de las explota-ciones con ms de 1.000 ha pas de 14.548.859 ha en el censo de 1956a 18.358.260 ha en el censo de 19912. Este estrato corresponde al 1%de las explotaciones pero representa ms del 77% de la superficie totalcensada, por lo general en manos de personas relacionadas al poderpoltico. As, el ndice de Gini, que expresa la concentracin de la tie-rra, es de 0,93 (Riquelme, 2003: 202). Los sistemas de explotacin vandesde la gran empresa (con grandes extensiones de tierra) a la peque-a empresa familiar (agricultura familiar), pasando por el medianoproductor (farmer).

    La pobreza ha crecido aceleradamente, llegando hoy a abarcaral 48% de la poblacin total del pas. Esta situacin hace que los con-flictos agrarios hayan aumentado en los ltimos aos, acelerados eneste caso por la crisis econmica, en especial en el agro. Estos conflic-tos, en su mayora, estn referidos al acceso a la tierra por parte defamilias campesinas.

    Aparte de la escasa tecnologa empleada en la actividad agr-cola y pecuaria, la gran mayora de las parcelas se encuentran degra-dadas. Esta degradacin es el resultado de prcticas inadecuadas,as como de la misma fragilidad de los ecosistemas en donde seencuentran las familias, que deriva de una incorrecta planificacindel uso del territorio y de la habilitacin de asentamientos en luga-res no apropiados.

    Esta degradacin de los ecosistemas trae consigo una disminu-cin de la produccin y la productividad, por lo que las familias cam-pesinas asentadas en nuevas colonias tienden a abandonar las parce-las cuando las mismas ya no pueden satisfacer las condiciones mni-mas para la alimentacin y renta, para de esta forma poder reproducirsu condicin de vida.

    Esta migracin origina refugiados ecolgicos que tienden areproducir conflictos del tipo recurrente (Ortiz, 1999: 55). Sumado aesto, los cambios en los patrones de poblacin tienden a debilitar a lasorganizaciones campesinas, afectando su insercin en la misma socie-dad, as como en los mercados. De esta forma, la agricultura del tipotradicional o campesina es la ms expuesta a este tipo de procesos,afectando a la mayor estructura socio productiva. La continua degra-dacin de los recursos naturales, asociada con fenmenos de degrada-cin social, trae consigo inestabilidades de reas geogrficas, en

    346

    La construccin de la democracia en el campo latinoamericano

    2 El ltimo Censo Agropecuario fue realizado en 1991.

  • donde la existencia de focos de conflictos conlleva a inestabilidades delos sistemas de produccin, la cual se ve agravada por la falta de pol-ticas sociales que tiendan a revertir ciertos procesos degradantes. Lamisma situacin de pobreza de las familias campesinas les impideenfrentar los procesos productivos con xito, por lo cual la mayora delos intentos de organizacin para la produccin fracasan.

    En los nuevos asentamientos campesinos, la situacin de pobre-za inicial obliga a los pobladores a ejercer una fuerte presin por losrecursos naturales, en especial el bosque, explotado para la venta demadera, en la mayora de los casos fuera de las normas y leyes esta-blecidas, a fin de obtener algn recurso que permita iniciar cualquieractividad productiva, o bien tan slo subsistir. Esta presin por losrecursos naturales acelera y reproduce la pobreza, debido a la sobre-explotacin de los recursos. Estos cambios afectan tambin a la cultu-ra, ya que deben adoptar nuevas estrategias de supervivencia enambientes fuertemente presionados. La adopcin de ciertas prcticasy valores tiende a producir una aculturacin, que no es sino el resulta-do de la prdida de conocimientos tradicionales que permitan un usosustentable de los recursos naturales, basado en la capacidad de rege-neracin de los ecosistemas.

    Con la poltica de reforma de la estructura agraria del pas impul-sada desde el Estado entre 1963 y 1999, se adjudicaron ms de 10 millo-nes de ha3, de los cuales 9,6 millones fueron destinados a las colonias,96 mil a los campos comunales