Caracter Propio

Click here to load reader

  • date post

    30-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    217
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Folleto Caracter Propio de los centros educativos de las Hermanas de Ntra Sra de la Consolación

Transcript of Caracter Propio

  • 1

  • 2

  • La participacin comporta una distribucin de funcio-

    nes, la diferenciacin de mbitos y niveles y la actuacin or-

    gnica y coordinada de todas las personas y grupos que for-

    mamos la Comunidad Educativa, ya que los grados de res-

    ponsabilidad, capacidad y dedicacin son muy diversos.

    2. REGLAMENTO DE RGIMEN INTERIOR

    El Reglamento de Rgimen Interior regula el funcio-

    namiento del Colegio y garantiza la adecuada coordinacin

    de todos los estamentos y personas que intervienen en la

    accin educativa.

    Este Reglamento determina los mbitos y niveles de

    participacin en la gestin del Centro, de los diversos esta-

    mentos que formamos la Comunidad Educativa.

    INDICE

    PRESENTACIN................................................. 5

    I MARA ROSA MOLAS EDUCADORA..................... 7

    1. La fundadora de los Colegios de la Consolacin

    2. Intuiciones educativas de M Rosa Molas

    II LOS COLEGIOS DE LA CONSOLACION..................... 11

    III NUESTRA PROPUESTA EDUCATIVA........................ 13

    1. La persona como ser individual

    2. Persona como ser social

    3. Persona como ser trascendente

    IV NUESTRA ACCION EDUCATIVA.............................. 17

    V COMUNIDAD EDUCATIVA...................................... 19

    1. Formacin permanente

    2. Miembros

    VI GESTIN EDUCATIVA.......................................... 25

    1. Principios

    2. Reglamento de Rgimen Interior

    VII CONCLUSION.................................................... 27

    3

  • 4Edita:Hnas. Ntra. Sra. de la Consolacin

    (2 Edicin)11 de Junio de 2010

  • 5 PERSONAL NO DOCENTE

    El personal no docente tiene una importante misin

    en el conjunto de la Comunidad Educativa; con su dedicacin

    y actitudes personales colaboran en el buen funcionamiento

    del Colegio.

    El personal no docente presta a la Comunidad Educati-

    va un gran servicio y es un apoyo en la educacin de los alum-

    nos, de acuerdo con el Carcter Propio.

    El personal colaborador participa en la accin educati-

    va, dando continuidad al estilo propio de nuestra escuela en

    las actividades complementarias y extraescolares.

    PRESENTACIN

    Para dar respuesta al dere-

    cho bsico de las personas a la edu-

    cacin, los Colegios de la Consola-

    cin, insertos en la misin evangeli-

    zadora de la Iglesia, proponemos

    una alternativa educativa inspirada

    en el Evangelio.

    En nuestros das la educa-

    cin tiene que atender a las necesi-

    dades que plantean nuestra sociedad

    y nuestro mundo, cada vez ms plu-

    riculturales y globalizados. Ante los

    nuevos problemas, tenemos la exi-

    gencia de una mayor creatividad y

    audacia.

    Por los muchos cambios que,

    a la par que el mundo, est experi-

    mentando la escuela, presentamos

    una edicin renovada del Carcter

    Propio de nuestros Colegios, ms

    acorde con el tiempo que nos toca

    vivir.

    En este documento de nues-

    tro Carcter Propio, plasmamos

    nuestra identidad y nuestra concep-

    cin de la educacin; trazamos, en

  • 6 lneas generales, la organizacin que tenemos y, tambin,

    ofrecemos nuestros deseos de contribuir, mediante la educa-

    cin, en la construccin de una sociedad ms justa y ms

    fraterna; una sociedad que camine en sintona con los valo-

    res que son la razn de nuestra misin educativa.

    Esperamos que este Carcter Propio nos implique a

    toda la Comunidad Educativa en la educacin cristiana de los

    alumnos de nuestros Colegios.

    Son cauce de la espiritualidad propia de la

    Consolacin; por ello reciben una formacin

    complementaria a la profesional.

    LOS PADRES

    Los padres son los primeros y principales res-

    ponsables de la educacin de sus hijos y el ambiente

    familiar desempea un papel esencial en la determina-

    cin de sus actitudes y valores.

    Haciendo uso de la libertad de eleccin que las

    leyes les garantizan, los padres eligen el Centro que

    complementa la educacin que sus hijos reciben en la

    familia. Esta eleccin implica una aceptacin expresa

    del Carcter Propio del Centro. Si alguna familia no

    puede hacer uso de este derecho, debe comprometer-

    se, al menos, a respetarlo.

    Participan de la vida del Colegio y le prestan su

    apoyo y colaboracin, sobre todo a travs de la Asocia-

    cin de Padres.

    El Colegio muestra inters por las aportaciones

    de los padres, por considerarlas de gran utilidad para la

    buena marcha del mismo y procura un contacto fre-

    cuente con ellos.

    V

  • 7 las normas y a poner en prctica las exigencias de la

    convivencia.

    LOS PROFESORES

    Los profesores tienen un papel decisivo en el Colegio.

    Con su dedicacin personal estn directamente implicados en

    la preparacin, realizacin y evaluacin del Proyecto Educativo.

    Ms all de la transmisin de conocimientos, viven y

    transmiten el estilo de la Consolacin, con los valores

    evanglicos y carismticos que impulsa el Centro.

    En su tarea educativa ayudan a los alumnos a realizar

    la sntesis entre la fe, la cultura y la vida.

    La funcin de los profesores en los Colegios es de

    gran influencia educativa. De ellos se requiere profe-

    sionalidad, competencia acadmica y respeto al Ca-

    rcter Propio del Centro. Entre los criterios de selec-

    cin del profesorado es primordial la identificacin

    con el mismo y su capacidad para transmitirlo.

    Son vnculo de unin entre la familia y la escuela. De

    ah la importancia de que sean fieles al Carcter Pro-

    pio del Centro.

    Son los responsables de potenciar en cada alumno

    todas sus capacidades, por eso su misin excede a los

    lmites de impartir conocimientos.

    1. LA FUNDADORA DE LOS COLEGIOS DE LA

    CONSOLACIN

    La opcin por la educacin cristiana de los Cole-

    gios de la Consolacin tiene su origen en la labor educati-

    va que inici Mara Rosa Molas y Vallv, Fundadora de las

    Hermanas de Nuestra Seora de la Consolacin.

    Los que la conocieron de cerca experimentaron, a

    travs de ella, la misericordia de Dios. Mara Rosa se es-

    forz porque los nios y los jvenes conocieran a Jess y

    recibieran una formacin adecuada que les ayudara a

    crecer como personas. Para ellos cre escuelas y cole-

    gios.

    En 1849 en el barrio de El Jess (Tortosa), Mara

    Rosa Molas abri su primera escuela, a la que siguieron

    otras nueve. Hoy los Colegios de la Consolacin son una

    realidad que abarca centros educativos en Espaa, en

    frica y en varios pases de Amrica latina.

    A LA ALTURA DE LA SANA ILUSTRACIN DE LA POCA.

    Mara Rosa Molas estuvo muy atenta a las diver-

    sas necesidades de su entorno. Dio a los Colegios un es-

    tilo peculiar que, en las circunstancias actuales, nos si-

    gue empujando a estar, como ella deca, a la altura de la

    sana ilustracin de la poca; es decir, en actualizacin

    constante y en bsqueda permanente de lo que es lo me-

    jor y ms adecuado para los alumnos.

    MARIA ROSA MOLAS EDUCADORA I

  • 8 FORMAR EN CIENCIA Y VIRTUD

    Mara Rosa Molas pretenda formar en ciencia y virtud.

    Sus cualidades humanas y evanglicas la capacitaron de un

    modo especial para educar. Su amor y su comprensin y las

    dems actitudes con las que saba llegar al corazn de los

    alumnos, nos sirven de referencia en nuestra labor educativa.

    2. INTUICIONES EDUCATIVAS DE M ROSA MOLAS

    Los valores que nuestra Fundadora vivi son el patri-

    monio de los centros educativos de la Consolacin. Las intui-

    ciones educativas de Mara Rosa Molas permanecen en el da a

    da de nuestros Colegios. Estas las concretamos en:

    Sentido de pertenencia a Dios y fraternidad entre

    todos los hombres.

    Entrega y servicio a los dems.

    Autoridad concebida como servicio.

    Amor expresado en actitudes de acogida, afabilidad, buen trato, comprensin y respeto.

    Sencillez y humildad que se traducen en un clima de

    naturalidad, espontaneidad, verdad y sinceridad en

    las relaciones con los dems.

    Trabajo solidario y de equipo, que expresa el propio

    deber en la vida, que se asume y se realiza con ale-

    gra, empeo y responsabilidad.

    Elabora el Carcter Propio de los Centros de la Con-

    solacin y garantiza su respeto y aplicacin por to-

    dos los miembros de la Comunidad Educativa.

    Impulsa el talante y el estilo pedaggico propio de

    M Rosa Molas

    Promueve y estimula la participacin y la corres-

    ponsabilidad de todos los miembros de la Comuni-

    dad Educativa.

    La Entidad Titular ostenta las atribuciones que la

    legislacin le confiere y es la ltima responsable

    ante la sociedad y la Comunidad Educativa

    Potencia la formacin integral de los profesores.

    LOS ALUMNOS

    Los alumnos son el centro y la razn de ser del Cole-

    gio, sujetos activos de su propia formacin. Todo cuanto se

    promueve en la escuela tiene un objetivo claro: ofrecer al

    alumno la posibilidad de crecer y madurar en todos los as-

    pectos de su personalidad

    Los alumnos intervienen en la vida del Colegio tra-

    tando de alcanzar los objetivos del proceso formati-

    vo y asumen responsabilidades proporcionadas a su

    edad y a su capacidad.

    Los alumnos se comprometen al estudio, a respetar

    V

  • 9 1. FORMACIN PERMANENTE

    La Comunidad Educativa de la Consolacin, acorde

    con los signos de los tiempos, busca nuevos caminos. Para

    adaptarse mejor a las necesidades de los alumnos, pretende

    estar en constante actualizacin y esfuerzo por ir al ritmo

    que va marcando la historia.

    Para llevar a cabo los objetivos educativos que nos

    proponemos, en la Comunidad Educativa promueve el perfec-

    cionamiento personal y profesional de los que realizan las

    funciones de direccin, enseanza, tutoras, formacin cris-

    tiana, actividades culturales y deportivas, administracin y

    servicios y educacin familiar.

    2. MIEMBROS

    Nuestra Comunidad Educativa se construye da a da

    y se integra armnicamente a partir de un mismo Proyecto

    Educativo, en el mbito de las propias funciones:

    ENTIDAD TITULAR

    La Entidad Titular establece los principios y criterios

    que definen nuestra identidad y garantiza la calidad de edu-

    cacin cristiana que queremos impartir.

    Nombra a la persona o personas que ejercen la di-

    reccin del Colegio y elige a sus representantes en

    los rganos de participacin

    Valoracin de lo positivo y superacin personal.

    Actitud respetuosa, confiada y solidaria ante las

    realidades ajenas.

    Gratitud que nos abre ante los otros, nos hace

    acogedores y generosos, que nos dispone a com-

    partir con los dems cuanto somos y cuanto tene-

    mos.

    Ternura y bondad. Educar la sensibilidad y la bon-

    dad de nuestros alumnos, para que, ante las situa-

    ciones de angustia y deshumanizacin que sufren

    en la actualidad muchas personas, asuman el

    compromiso de ser presencia del Dios que con-

    suela.

    Visin ecolgica y contemplacin de la naturaleza

    como obra de Dios. Mara Rosa Molas proclamaba:

    Nada hay ms hermoso en la tierra que las obras

    del Creador

    I

  • 10

  • 11

    Promueve la utilizacin de todos los lenguajes de

    expresin: oral, escrito, musical, plstico y visual.

    Aplica una metodologa activa, abierta y flexible,

    capaz de integrar los avances pedaggicos y el

    desarrollo cientfico y tecnolgico del momento.

    Fomenta actividades escolares y extraescolares

    que favorecen la educacin para el ocio.

    Prepara a los alumnos para el acceso al mundo del

    trabajo

    Ofrece cauces adecuados a las inquietudes socia-

    les, religiosas y pastorales de profesores, familias

    y alumnos.

    Promueve la creacin de grupos formativos y

    apostlicos.

    En la lnea iniciada por Mara Rosa Molas, los miem-bros de las comunidades educativas de cada Colegio, ofrece-

    mos a las familias una educacin basada en los valores cris-

    tianos. A travs de la transmisin de la cultura, pretende-

    mos, segn los criterios del Evangelio, la transformacin de

    la sociedad.

    Por ello, en nuestros Colegios:

    Proponemos a Jess de Nazaret como referencia de

    sentido, de valores y de forma de vivir.

    Nuestro objetivo prioritario es la educacin progresi-

    va e integral de nuestros alumnos, objetivo que in-

    cluimos en la oferta de una enseanza de calidad,

    con una investigacin y actualizacin cientfica y pe-

    daggica permanentes.

    Potenciamos las capacidades de cada alumno y adop-

    tamos mtodos y programas adecuados a sus necesi-

    dades, atendiendo a la diversidad. La realidad multi-

    cultural en la que estamos inmersos nos impulsa a

    acoger a los alumnos de culturas diferentes.

    Para Mara Rosa Molas, los nios eran la pupila de sus

    ojos. Como a ella, nos gua el inters por atender a

    todos los alumnos en sus necesidades reales. Los

    ms dbiles en el nivel econmico, en la capacidad

    intelectual y en cualquier otra limitacin requerirn

    de nuestra parte la atencin que precisan.

    Sentimos la exigencia de ayudar a los alumnos y a

    II LOS COLEGIOS DE LA CONSOLACIN

  • 12

    las familias a colaborar, de forma responsable, en el

    empeo de instaurar la civilizacin del amor, o sea, la

    civilizacin que supone dar el s a la vida y al recono-

    cimiento del valor de la persona humana como ima-

    gen de Dios; a la solidaridad, a la fraternidad univer-

    sal y a la lucha por la justicia y la libertad de todos;

    al compromiso con la verdad, al esfuerzo por la paz y

    al rechazo de toda violencia.

    Promovemos la participacin corresponsable de los

    diversos estamentos de la comunidad educativa y

    colaboramos con otras escuelas para lograr una pol-

    tica educativa justa, sin privilegios ni marginaciones.

    Manteniendo nuestra autonoma organizativa, nos

    ajustamos al sistema educativo vigente y, para ga-

    rantizar la gratuidad de la educacin y el derecho a la

    libertad de eleccin de centro, nos acogemos a la fi-

    nanciacin pblica.

    Los Colegios de la Consolacin concebimos la educa-

    cin como un proceso que educa personas y que busca su

    crecimiento total. Nuestra accin educativa tiene un fin inte-

    grador que responde a las necesidades, aptitudes y aspira-

    ciones de cada alumno, para favorecer en l un desarrollo

    equilibrado y progresivo de todos los componentes de su per-

    sonalidad: fsicos e intelectuales, emocionales, afectivos y

    morales; religiosos y sociales; para que adquiera una auto-

    noma que le haga capaz de poseer criterios propios, tomar

    decisiones adecuadas, asumir la responsabilidad de orientar

    su propia vida y alcanzar la verdadera libertad.

    Los Colegios de la Consolacin deseamos conjugar lo

    cultural y lo humano con el anuncio de la Buena Nueva de

    Jesucristo. En un contexto de cambios sociales, culturales y

    religiosos, rpidos y profundos, nuestra accin educativa se

    encuentra ante desafos que la empujan a buscar, sin perder

    su esencia, nuevos caminos que ofrezcan respuesta a las

    cuestiones educativas del momento.

    Nuestra accin educativa:

    Desarrolla la inteligencia guindola en la bsque-

    da de la verdad.

    Fomenta la defensa de la vida como don de Dios y

    da respuesta cristiana a las cuestiones sobre el

    sentido de la misma.

    Educa para la libertad responsable

    Atiende, no slo al desarrollo cognitivo de cada

    persona, sino que pretende cultivar sus senti-

    mientos y emociones.

    Favorece la iniciativa personal y la creatividad.

    Estimula el anlisis y la critica de contenidos.

    Capacita para el uso y dominio de la palabra oral

    y escrita, la valoracin y la captacin de la ima-

    gen y la recta utilizacin de los medios de comuni-

    cacin social.

    NUESTRA ACCIN EDUCATIVA IV

  • 13

    Crear espacios para vivir la fe, la oracin personal y

    comunitaria, la participacin activa en la vida litrgi-

    ca y sacramental.

    Impartir enseanza religiosa dentro del horario es-

    colar, como elemento bsico de la formacin inte-

    gral.

    Transmitir la vida y la accin de Mara Rosa Molas

    como modelo de cristiana comprometida con Dios

    y con los ms necesitados.

    1. LA PERSONA COMO SER INDIVIDUAL

    Nuestros recursos, programas y servicios buscan el

    equilibrio fsico, y psquico de los alumnos.

    Pretendemos:

    Ayudar a los alumnos en su autoconocimiento, en

    la valoracin de sus capacidades fsicas, intelec-

    tuales y afectivas; en la aceptacin de sus posibili-

    dades y limitaciones y en la superacin de s mis-

    mos.

    Fomentar la capacidad de reflexin y el espritu

    crtico.

    Estimular la responsabilidad personal y la fuerza de

    voluntad.

    Dotar a cada alumno de conocimientos fundamen-

    tales y necesarios para afrontar la complejidad de

    la vida: una slida formacin intelectual y mtodos

    de aprendizaje adecuados.

    Asegurar un aprendizaje basado en la adquisicin

    del saber a travs del trabajo intelectual bien he-

    cho, con rigor y espritu creativo.

    Promover la educacin para la salud

    Animar a que adquieran el gusto por la actividad

    corporal.

    NUESTRA PROPUESTA EDUCATIVA III

  • 14

    Educar para el ocio, el tiempo libre y el respeto

    por la naturaleza.

    2. LA PERSONA COMO SER SOCIAL

    Reconocemos el valor de la educacin como medio

    para insertar al alumno en la vida social. Por esto considera-

    mos el desarrollo de esta dimensin como un aspecto bsico

    del crecimiento integral de cada alumno.

    En esta lnea, proponemos:

    Favorecer las relaciones interpersonales con un

    sentido de justicia y equidad, de respeto a la liber-

    tad y a los criterios y valores ajenos.

    Ahondar en el estudio de la realidad social, con una

    visin serena, objetiva y crtica de la misma.

    Fomentar la insercin en su propio ambiente, sin

    descuidar la reflexin ante un mundo global y com-

    plejo del que son parte integrante.

    Educar para las exigencias de una sociedad plura-

    lista y en cambio constante

    Formar para el trabajo solidario y en equipo; en el

    espritu de servicio y el compromiso responsable

    en la construccin de una sociedad basada en la

    justicia y la libertad, el amor y la paz.

    3. LA PERSONA COMO SER TRASCENDENTE

    Ponemos de relieve la dimensin tica y religiosa de la

    cultura y, conscientes de este valor, ayudamos a los alumnos a

    que aprecien los valores morales y a que les presten su adhe-

    sin personal. Esta dimensin tica y trascendente es la dimen-

    sin que ms nos humaniza y la asumimos como fundamental

    para el logro de una formacin que se empea en armonizar

    todos los aspectos de la persona.

    Nos comprometemos a:

    Animar a los alumnos en la bsqueda personal del

    sentido ltimo de la existencia humana, para hacer

    conocer y venerar a Jesucristo y su mensaje sobre el

    hombre, la vida, la historia y el mundo.

    Guiar a los alumnos, mediante una catequesis ade-

    cuada, en la profundizacin del mensaje cristiano,

    para que puedan alcanzar una adhesin personal y

    libre a Cristo y un compromiso con la comunidad

    eclesial

    Formar a los alumnos para que sean capaces de reali-

    zar la sntesis entre la fe, la cultura y la vida y para

    que den razn de su esperanza, mediante criterios,

    actitudes y comportamientos coherentes.

    Presentar a la Virgen, como Madre de Cristo, mujer

    de fe y de servicio generoso, como signo de esperan-

    za y consolacin para todos los hombres.

    III

  • 15

    Educar para el ocio, el tiempo libre y el respeto

    por la naturaleza.

    2. LA PERSONA COMO SER SOCIAL

    Reconocemos el valor de la educacin como medio

    para insertar al alumno en la vida social. Por esto considera-

    mos el desarrollo de esta dimensin como un aspecto bsico

    del crecimiento integral de cada alumno.

    En esta lnea, proponemos:

    Favorecer las relaciones interpersonales con un

    sentido de justicia y equidad, de respeto a la liber-

    tad y a los criterios y valores ajenos.

    Ahondar en el estudio de la realidad social, con una

    visin serena, objetiva y crtica de la misma.

    Fomentar la insercin en su propio ambiente, sin

    descuidar la reflexin ante un mundo global y com-

    plejo del que son parte integrante.

    Educar para las exigencias de una sociedad plura-

    lista y en cambio constante

    Formar para el trabajo solidario y en equipo; en el

    espritu de servicio y el compromiso responsable

    en la construccin de una sociedad basada en la

    justicia y la libertad, el amor y la paz.

    3. LA PERSONA COMO SER TRASCENDENTE

    Ponemos de relieve la dimensin tica y religiosa de la

    cultura y, conscientes de este valor, ayudamos a los alumnos a

    que aprecien los valores morales y a que les presten su adhe-

    sin personal. Esta dimensin tica y trascendente es la dimen-

    sin que ms nos humaniza y la asumimos como fundamental

    para el logro de una formacin que se empea en armonizar

    todos los aspectos de la persona.

    Nos comprometemos a:

    Animar a los alumnos en la bsqueda personal del

    sentido ltimo de la existencia humana, para hacer

    conocer y venerar a Jesucristo y su mensaje sobre el

    hombre, la vida, la historia y el mundo.

    Guiar a los alumnos, mediante una catequesis ade-

    cuada, en la profundizacin del mensaje cristiano,

    para que puedan alcanzar una adhesin personal y

    libre a Cristo y un compromiso con la comunidad

    eclesial

    Formar a los alumnos para que sean capaces de reali-

    zar la sntesis entre la fe, la cultura y la vida y para

    que den razn de su esperanza, mediante criterios,

    actitudes y comportamientos coherentes.

    Presentar a la Virgen, como Madre de Cristo, mujer

    de fe y de servicio generoso, como signo de esperan-

    za y consolacin para todos los hombres.

    III

  • 16

    Crear espacios para vivir la fe, la oracin personal y

    comunitaria, la participacin activa en la vida litrgi-

    ca y sacramental.

    Impartir enseanza religiosa dentro del horario es-

    colar, como elemento bsico de la formacin inte-

    gral.

    Transmitir la vida y la accin de Mara Rosa Molas

    como modelo de cristiana comprometida con Dios

    y con los ms necesitados.

    1. LA PERSONA COMO SER INDIVIDUAL

    Nuestros recursos, programas y servicios buscan el

    equilibrio fsico, y psquico de los alumnos.

    Pretendemos:

    Ayudar a los alumnos en su autoconocimiento, en

    la valoracin de sus capacidades fsicas, intelec-

    tuales y afectivas; en la aceptacin de sus posibili-

    dades y limitaciones y en la superacin de s mis-

    mos.

    Fomentar la capacidad de reflexin y el espritu

    crtico.

    Estimular la responsabilidad personal y la fuerza de

    voluntad.

    Dotar a cada alumno de conocimientos fundamen-

    tales y necesarios para afrontar la complejidad de

    la vida: una slida formacin intelectual y mtodos

    de aprendizaje adecuados.

    Asegurar un aprendizaje basado en la adquisicin

    del saber a travs del trabajo intelectual bien he-

    cho, con rigor y espritu creativo.

    Promover la educacin para la salud

    Animar a que adquieran el gusto por la actividad

    corporal.

    NUESTRA PROPUESTA EDUCATIVA III

  • 17

    las familias a colaborar, de forma responsable, en el

    empeo de instaurar la civilizacin del amor, o sea, la

    civilizacin que supone dar el s a la vida y al recono-

    cimiento del valor de la persona humana como ima-

    gen de Dios; a la solidaridad, a la fraternidad univer-

    sal y a la lucha por la justicia y la libertad de todos;

    al compromiso con la verdad, al esfuerzo por la paz y

    al rechazo de toda violencia.

    Promovemos la participacin corresponsable de los

    diversos estamentos de la comunidad educativa y

    colaboramos con otras escuelas para lograr una pol-

    tica educativa justa, sin privilegios ni marginaciones.

    Manteniendo nuestra autonoma organizativa, nos

    ajustamos al sistema educativo vigente y, para ga-

    rantizar la gratuidad de la educacin y el derecho a la

    libertad de eleccin de centro, nos acogemos a la fi-

    nanciacin pblica.

    Los Colegios de la Consolacin concebimos la educa-

    cin como un proceso que educa personas y que busca su

    crecimiento total. Nuestra accin educativa tiene un fin inte-

    grador que responde a las necesidades, aptitudes y aspira-

    ciones de cada alumno, para favorecer en l un desarrollo

    equilibrado y progresivo de todos los componentes de su per-

    sonalidad: fsicos e intelectuales, emocionales, afectivos y

    morales; religiosos y sociales; para que adquiera una auto-

    noma que le haga capaz de poseer criterios propios, tomar

    decisiones adecuadas, asumir la responsabilidad de orientar

    su propia vida y alcanzar la verdadera libertad.

    Los Colegios de la Consolacin deseamos conjugar lo

    cultural y lo humano con el anuncio de la Buena Nueva de

    Jesucristo. En un contexto de cambios sociales, culturales y

    religiosos, rpidos y profundos, nuestra accin educativa se

    encuentra ante desafos que la empujan a buscar, sin perder

    su esencia, nuevos caminos que ofrezcan respuesta a las

    cuestiones educativas del momento.

    Nuestra accin educativa:

    Desarrolla la inteligencia guindola en la bsque-

    da de la verdad.

    Fomenta la defensa de la vida como don de Dios y

    da respuesta cristiana a las cuestiones sobre el

    sentido de la misma.

    Educa para la libertad responsable

    Atiende, no slo al desarrollo cognitivo de cada

    persona, sino que pretende cultivar sus senti-

    mientos y emociones.

    Favorece la iniciativa personal y la creatividad.

    Estimula el anlisis y la critica de contenidos.

    Capacita para el uso y dominio de la palabra oral

    y escrita, la valoracin y la captacin de la ima-

    gen y la recta utilizacin de los medios de comuni-

    cacin social.

    NUESTRA ACCIN EDUCATIVA IV

  • 18

    Promueve la utilizacin de todos los lenguajes de

    expresin: oral, escrito, musical, plstico y visual.

    Aplica una metodologa activa, abierta y flexible,

    capaz de integrar los avances pedaggicos y el

    desarrollo cientfico y tecnolgico del momento.

    Fomenta actividades escolares y extraescolares

    que favorecen la educacin para el ocio.

    Prepara a los alumnos para el acceso al mundo del

    trabajo

    Ofrece cauces adecuados a las inquietudes socia-

    les, religiosas y pastorales de profesores, familias

    y alumnos.

    Promueve la creacin de grupos formativos y

    apostlicos.

    En la lnea iniciada por Mara Rosa Molas, los miem-bros de las comunidades educativas de cada Colegio, ofrece-

    mos a las familias una educacin basada en los valores cris-

    tianos. A travs de la transmisin de la cultura, pretende-

    mos, segn los criterios del Evangelio, la transformacin de

    la sociedad.

    Por ello, en nuestros Colegios:

    Proponemos a Jess de Nazaret como referencia de

    sentido, de valores y de forma de vivir.

    Nuestro objetivo prioritario es la educacin progresi-

    va e integral de nuestros alumnos, objetivo que in-

    cluimos en la oferta de una enseanza de calidad,

    con una investigacin y actualizacin cientfica y pe-

    daggica permanentes.

    Potenciamos las capacidades de cada alumno y adop-

    tamos mtodos y programas adecuados a sus necesi-

    dades, atendiendo a la diversidad. La realidad multi-

    cultural en la que estamos inmersos nos impulsa a

    acoger a los alumnos de culturas diferentes.

    Para Mara Rosa Molas, los nios eran la pupila de sus

    ojos. Como a ella, nos gua el inters por atender a

    todos los alumnos en sus necesidades reales. Los

    ms dbiles en el nivel econmico, en la capacidad

    intelectual y en cualquier otra limitacin requerirn

    de nuestra parte la atencin que precisan.

    Sentimos la exigencia de ayudar a los alumnos y a

    II LOS COLEGIOS DE LA CONSOLACIN

  • 19

    Las personas que participamos activamente en el

    Colegio formamos una Comunidad Educativa. Esta Comuni-

    dad Educativa la constituimos: la Entidad Titular, los alum-

    nos, los padres, los profesores y el personal de administra-

    cin y servicios. Todos nos proponemos compartir los valores

    y los objetivos bsicos; la realizacin de un Proyecto Educati-

    vo comn y la gestin de los asuntos y actividades del Cole-

    gio. Cada miembro es responsable de la calidad que, en todos

    los niveles, el Colegio ofrece.

    Cada miembro ocupa un lugar y tiene un papel espe-

    cfico. Todas nuestras atribuciones y competencias estn al

    servicio de los alumnos. La Comunidad Educativa se esfuerza

    por concretar el estilo educativo de la Consolacin, que se

    basa en:

    Un espritu de familia en un ambiente clido, senci-

    llo y acogedor, animado por el espritu evanglico

    de libertad y caridad, que favorece las relaciones

    interpersonales.

    Una presencia educadora constante, que se tradu-

    ce en una relacin personal con los alumnos, como

    testimonio de fe, alegra y esperanza.

    Una formacin catequtica-pastoral que acompaa

    al alumno en su camino de fe y adhesin personal

    a Cristo.

    V COMUNIDAD EDUCATIVA

  • 20

    1. FORMACIN PERMANENTE

    La Comunidad Educativa de la Consolacin, acorde

    con los signos de los tiempos, busca nuevos caminos. Para

    adaptarse mejor a las necesidades de los alumnos, pretende

    estar en constante actualizacin y esfuerzo por ir al ritmo

    que va marcando la historia.

    Para llevar a cabo los objetivos educativos que nos

    proponemos, en la Comunidad Educativa promueve el perfec-

    cionamiento personal y profesional de los que realizan las

    funciones de direccin, enseanza, tutoras, formacin cris-

    tiana, actividades culturales y deportivas, administracin y

    servicios y educacin familiar.

    2. MIEMBROS

    Nuestra Comunidad Educativa se construye da a da

    y se integra armnicamente a partir de un mismo Proyecto

    Educativo, en el mbito de las propias funciones:

    ENTIDAD TITULAR

    La Entidad Titular establece los principios y criterios

    que definen nuestra identidad y garantiza la calidad de edu-

    cacin cristiana que queremos impartir.

    Nombra a la persona o personas que ejercen la di-

    reccin del Colegio y elige a sus representantes en

    los rganos de participacin

    Valoracin de lo positivo y superacin personal.

    Actitud respetuosa, confiada y solidaria ante las

    realidades ajenas.

    Gratitud que nos abre ante los otros, nos hace

    acogedores y generosos, que nos dispone a com-

    partir con los dems cuanto somos y cuanto tene-

    mos.

    Ternura y bondad. Educar la sensibilidad y la bon-

    dad de nuestros alumnos, para que, ante las situa-

    ciones de angustia y deshumanizacin que sufren

    en la actualidad muchas personas, asuman el

    compromiso de ser presencia del Dios que con-

    suela.

    Visin ecolgica y contemplacin de la naturaleza

    como obra de Dios. Mara Rosa Molas proclamaba:

    Nada hay ms hermoso en la tierra que las obras

    del Creador

    I

  • 21

    FORMAR EN CIENCIA Y VIRTUD

    Mara Rosa Molas pretenda formar en ciencia y virtud.

    Sus cualidades humanas y evanglicas la capacitaron de un

    modo especial para educar. Su amor y su comprensin y las

    dems actitudes con las que saba llegar al corazn de los

    alumnos, nos sirven de referencia en nuestra labor educativa.

    2. INTUICIONES EDUCATIVAS DE M ROSA MOLAS

    Los valores que nuestra Fundadora vivi son el patri-

    monio de los centros educativos de la Consolacin. Las intui-

    ciones educativas de Mara Rosa Molas permanecen en el da a

    da de nuestros Colegios. Estas las concretamos en:

    Sentido de pertenencia a Dios y fraternidad entre

    todos los hombres.

    Entrega y servicio a los dems.

    Autoridad concebida como servicio.

    Amor expresado en actitudes de acogida, afabilidad, buen trato, comprensin y respeto.

    Sencillez y humildad que se traducen en un clima de

    naturalidad, espontaneidad, verdad y sinceridad en

    las relaciones con los dems.

    Trabajo solidario y de equipo, que expresa el propio

    deber en la vida, que se asume y se realiza con ale-

    gra, empeo y responsabilidad.

    Elabora el Carcter Propio de los Centros de la Con-

    solacin y garantiza su respeto y aplicacin por to-

    dos los miembros de la Comunidad Educativa.

    Impulsa el talante y el estilo pedaggico propio de

    M Rosa Molas

    Promueve y estimula la participacin y la corres-

    ponsabilidad de todos los miembros de la Comuni-

    dad Educativa.

    La Entidad Titular ostenta las atribuciones que la

    legislacin le confiere y es la ltima responsable

    ante la sociedad y la Comunidad Educativa

    Potencia la formacin integral de los profesores.

    LOS ALUMNOS

    Los alumnos son el centro y la razn de ser del Cole-

    gio, sujetos activos de su propia formacin. Todo cuanto se

    promueve en la escuela tiene un objetivo claro: ofrecer al

    alumno la posibilidad de crecer y madurar en todos los as-

    pectos de su personalidad

    Los alumnos intervienen en la vida del Colegio tra-

    tando de alcanzar los objetivos del proceso formati-

    vo y asumen responsabilidades proporcionadas a su

    edad y a su capacidad.

    Los alumnos se comprometen al estudio, a respetar

    V

  • 22

    las normas y a poner en prctica las exigencias de la

    convivencia.

    LOS PROFESORES

    Los profesores tienen un papel decisivo en el Colegio.

    Con su dedicacin personal estn directamente implicados en

    la preparacin, realizacin y evaluacin del Proyecto Educativo.

    Ms all de la transmisin de conocimientos, viven y

    transmiten el estilo de la Consolacin, con los valores

    evanglicos y carismticos que impulsa el Centro.

    En su tarea educativa ayudan a los alumnos a realizar

    la sntesis entre la fe, la cultura y la vida.

    La funcin de los profesores en los Colegios es de

    gran influencia educativa. De ellos se requiere profe-

    sionalidad, competencia acadmica y respeto al Ca-

    rcter Propio del Centro. Entre los criterios de selec-

    cin del profesorado es primordial la identificacin

    con el mismo y su capacidad para transmitirlo.

    Son vnculo de unin entre la familia y la escuela. De

    ah la importancia de que sean fieles al Carcter Pro-

    pio del Centro.

    Son los responsables de potenciar en cada alumno

    todas sus capacidades, por eso su misin excede a los

    lmites de impartir conocimientos.

    1. LA FUNDADORA DE LOS COLEGIOS DE LA

    CONSOLACIN

    La opcin por la educacin cristiana de los Cole-

    gios de la Consolacin tiene su origen en la labor educati-

    va que inici Mara Rosa Molas y Vallv, Fundadora de las

    Hermanas de Nuestra Seora de la Consolacin.

    Los que la conocieron de cerca experimentaron, a

    travs de ella, la misericordia de Dios. Mara Rosa se es-

    forz porque los nios y los jvenes conocieran a Jess y

    recibieran una formacin adecuada que les ayudara a

    crecer como personas. Para ellos cre escuelas y cole-

    gios.

    En 1849 en el barrio de El Jess (Tortosa), Mara

    Rosa Molas abri su primera escuela, a la que siguieron

    otras nueve. Hoy los Colegios de la Consolacin son una

    realidad que abarca centros educativos en Espaa, en

    frica y en varios pases de Amrica latina.

    A LA ALTURA DE LA SANA ILUSTRACIN DE LA POCA.

    Mara Rosa Molas estuvo muy atenta a las diver-

    sas necesidades de su entorno. Dio a los Colegios un es-

    tilo peculiar que, en las circunstancias actuales, nos si-

    gue empujando a estar, como ella deca, a la altura de la

    sana ilustracin de la poca; es decir, en actualizacin

    constante y en bsqueda permanente de lo que es lo me-

    jor y ms adecuado para los alumnos.

    MARIA ROSA MOLAS EDUCADORA I

  • 23

    lneas generales, la organizacin que tenemos y, tambin,

    ofrecemos nuestros deseos de contribuir, mediante la educa-

    cin, en la construccin de una sociedad ms justa y ms

    fraterna; una sociedad que camine en sintona con los valo-

    res que son la razn de nuestra misin educativa.

    Esperamos que este Carcter Propio nos implique a

    toda la Comunidad Educativa en la educacin cristiana de los

    alumnos de nuestros Colegios.

    Son cauce de la espiritualidad propia de la

    Consolacin; por ello reciben una formacin

    complementaria a la profesional.

    LOS PADRES

    Los padres son los primeros y principales res-

    ponsables de la educacin de sus hijos y el ambiente

    familiar desempea un papel esencial en la determina-

    cin de sus actitudes y valores.

    Haciendo uso de la libertad de eleccin que las

    leyes les garantizan, los padres eligen el Centro que

    complementa la educacin que sus hijos reciben en la

    familia. Esta eleccin implica una aceptacin expresa

    del Carcter Propio del Centro. Si alguna familia no

    puede hacer uso de este derecho, debe comprometer-

    se, al menos, a respetarlo.

    Participan de la vida del Colegio y le prestan su

    apoyo y colaboracin, sobre todo a travs de la Asocia-

    cin de Padres.

    El Colegio muestra inters por las aportaciones

    de los padres, por considerarlas de gran utilidad para la

    buena marcha del mismo y procura un contacto fre-

    cuente con ellos.

    V

  • 24

    PERSONAL NO DOCENTE

    El personal no docente tiene una importante misin

    en el conjunto de la Comunidad Educativa; con su dedicacin

    y actitudes personales colaboran en el buen funcionamiento

    del Colegio.

    El personal no docente presta a la Comunidad Educati-

    va un gran servicio y es un apoyo en la educacin de los alum-

    nos, de acuerdo con el Carcter Propio.

    El personal colaborador participa en la accin educati-

    va, dando continuidad al estilo propio de nuestra escuela en

    las actividades complementarias y extraescolares.

    PRESENTACIN

    Para dar respuesta al dere-

    cho bsico de las personas a la edu-

    cacin, los Colegios de la Consola-

    cin, insertos en la misin evangeli-

    zadora de la Iglesia, proponemos

    una alternativa educativa inspirada

    en el Evangelio.

    En nuestros das la educa-

    cin tiene que atender a las necesi-

    dades que plantean nuestra sociedad

    y nuestro mundo, cada vez ms plu-

    riculturales y globalizados. Ante los

    nuevos problemas, tenemos la exi-

    gencia de una mayor creatividad y

    audacia.

    Por los muchos cambios que,

    a la par que el mundo, est experi-

    mentando la escuela, presentamos

    una edicin renovada del Carcter

    Propio de nuestros Colegios, ms

    acorde con el tiempo que nos toca

    vivir.

    En este documento de nues-

    tro Carcter Propio, plasmamos

    nuestra identidad y nuestra concep-

    cin de la educacin; trazamos, en

  • 25

    Nuestros Colegios se organizan segn las normas de

    la legislacin en vigor y nuestro modelo de gestin es el que

    mejor se adecua a nuestros intereses.

    1. PRINCIPIOS

    Los principios que regulan nuestra gestin educativa

    son:

    La participacin

    La corresponsabilidad

    El respeto

    El dilogo

    La unin

    La coherencia con el Carcter Propio y con el

    Proyecto Educativo

    La participacin activa, coordinada y responsable de

    todos, es fundamental para lograr el objetivo comn que nos

    une y nos anima: la formacin integral de los alumnos.

    La gestin de los Colegios de la Consolacin se ejer-

    ce a travs de rganos colegiados y rganos unipersonales,

    con los criterios que inspiran la participacin, puesto que la

    complejidad de la accin educativa requiere que todos parti-

    cipemos activa y responsablemente para poder hacer reali-

    dad el Proyecto Educativo.

    VI GESTIN EDUCATIVA

  • 26

    La participacin comporta una distribucin de funcio-

    nes, la diferenciacin de mbitos y niveles y la actuacin or-

    gnica y coordinada de todas las personas y grupos que for-

    mamos la Comunidad Educativa, ya que los grados de res-

    ponsabilidad, capacidad y dedicacin son muy diversos.

    2. REGLAMENTO DE RGIMEN INTERIOR

    El Reglamento de Rgimen Interior regula el funcio-

    namiento del Colegio y garantiza la adecuada coordinacin

    de todos los estamentos y personas que intervienen en la

    accin educativa.

    Este Reglamento determina los mbitos y niveles de

    participacin en la gestin del Centro, de los diversos esta-

    mentos que formamos la Comunidad Educativa.

    INDICE

    PRESENTACIN................................................. 5

    I MARA ROSA MOLAS EDUCADORA..................... 7

    1. La fundadora de los Colegios de la Consolacin

    2. Intuiciones educativas de M Rosa Molas

    II LOS COLEGIOS DE LA CONSOLACION..................... 11

    III NUESTRA PROPUESTA EDUCATIVA........................ 13

    1. La persona como ser individual

    2. Persona como ser social

    3. Persona como ser trascendente

    IV NUESTRA ACCION EDUCATIVA.............................. 17

    V COMUNIDAD EDUCATIVA...................................... 19

    1. Formacin permanente

    2. Miembros

    VI GESTIN EDUCATIVA.......................................... 25

    1. Principios

    2. Reglamento de Rgimen Interior

    VII CONCLUSION.................................................... 27

  • 27

    Edita:

    Hnas de Ntra. Sra. de la Consolacin

    4 de Septiembre de 2004

    Este Carcter Propio sostiene nuestra tarea cotidiana

    y nos permite actualizar en ella nuestras convicciones. As

    mismo, es un punto de referencia que ana la accin educati-

    va de todos los miembros de la Comunidad Educativa.

    Queremos, como Colegios catlicos, vivir la consecu-

    cin de los objetivos que proponemos, con una visin cohe-

    rente del mundo presente que nos implique, a travs de la

    educacin, en el anuncio explcito de Jess de Nazaret.

    VII CONCLUSIN