Cómo Afecta El Proyecto de Carrera Docente a Los Estudiantes de Pedagogía

of 3 /3
¿Cómo afecta el proyecto de Carrera Docente a los estudiantes de pedagogía? Por Álvaro Pérez Jorquera. Licenciado en Historia y estudiante de pedagogía, Universidad de Chile. El proyecto de Carrera Docente del gobierno que se encuentra en discusión en el parlamento ha sido fuertemente criticado por los profesores en ejercicio, los cuales expresaron su rechazo en la última consulta nacional donde más del 95 % de los docentes se declaró en contra del proyecto de ley. Las principales críticas apuntan en primer lugar, a que nuevamente no se toma en cuenta al profesorado en la construcción de la propuesta, y que esta a su vez promueve la competencia, el individualismo, aumenta el agobio del docente, no toma en cuenta la experiencia y porque fundamentalmente, responsabiliza a los profesores de los problemas derivados de la educación de mercado. Este proyecto de ley se configura como un marco para el desarrollo de la vida laboral del profesor, por tramos en forma ascendente de manera que de tramo en tramo son cada vez menos los docentes capaces de acceder a estos tramos superiores, lo que se realiza por medio de evaluaciones de conocimiento disciplinario y portafolios, en una lógica que desvaloriza lo que es la experiencia en aula al tener que certificar conocimiento en cada tramo, en una extraña lógica donde al parecer el docente tendría menos capacidades en aula conforme pasa más tiempo en ella. De esta forma, la promesa de aumento salarial de Bachelet se reduce a estos tramos superiores de difícil acceso por lo que el anunciado aumento solo beneficiará a un pequeño grupo de profesores (los de los 2 tramos más altos) y a condición de que se encuentren contratados por 44 horas, en cuyo caso de ser por menor cantidad de horas se realizará un ajuste proporcional 1 . Por otro lado, el proyecto nada dice sobre la equiparación entre las horas lectivas y no lectivas (el 50/50), la reducción de los estudiantes en sala ni el aseguramientos de infraestructura y recursos pedagógicos adecuados para que el docente pueda realizar su labor. Es decir, no se refiere a las condiciones en las que el profesor realiza sus clases, que muchas veces son situaciones realmente precarias, todas situaciones que escapan a las capacidades individuales del profesor y que son mas bien consecuencia de la acción del mercado en la educación y del abandono del Estado en su rol subsidiario. Dentro de esta concepción, destaca justamente la relación que establece con la formación docente, donde el proyecto plantea que “ la FID (Formación Inicial Docente) en Chile posee una alta desregulación, reflejada en la coexistencia de programas de pedagogía con y sin aplicación de procesos de selectividad. Actualmente, hay más de 93.000 estudiantes de carreras de pedagogía, que se distribuyen en 70 instituciones de educación superior (47 acreditadas) y 863 programas (solo 363 acreditados por 4 años o más y 240 no acreditados). Cada año ingresan, en promedio, 17.500 estudiantes y se titulan alrededor de 15.000. De los titulados, aproximadamente un tercio ingresa a ejercer 1 Proyecto de ley de Carrera Docente 2015. Pág. 41.

description

jj

Transcript of Cómo Afecta El Proyecto de Carrera Docente a Los Estudiantes de Pedagogía

  • Cmo afecta el proyecto de Carrera Docente a los estudiantes de pedagoga?

    Por lvaro Prez Jorquera.

    Licenciado en Historia y estudiante de pedagoga,

    Universidad de Chile.

    El proyecto de Carrera Docente del gobierno que se encuentra en discusin en el parlamento ha sido fuertemente criticado por los profesores en ejercicio, los cuales expresaron su rechazo en la ltima consulta nacional donde ms del 95 % de los docentes se declar en contra del proyecto de ley. Las principales crticas apuntan en primer lugar, a que nuevamente no se toma en cuenta al profesorado en la construccin de la propuesta, y que esta a su vez promueve la competencia, el individualismo, aumenta el agobio del docente, no toma en cuenta la experiencia y porque fundamentalmente, responsabiliza a los profesores de los problemas derivados de la educacin de mercado.

    Este proyecto de ley se configura como un marco para el desarrollo de la vida

    laboral del profesor, por tramos en forma ascendente de manera que de tramo en tramo son cada vez menos los docentes capaces de acceder a estos tramos superiores, lo que se realiza por medio de evaluaciones de conocimiento disciplinario y portafolios, en una lgica que desvaloriza lo que es la experiencia en aula al tener que certificar conocimiento en cada tramo, en una extraa lgica donde al parecer el docente tendra menos capacidades en aula conforme pasa ms tiempo en ella. De esta forma, la promesa de aumento salarial de Bachelet se reduce a estos tramos superiores de difcil acceso por lo que el anunciado aumento solo beneficiar a un pequeo grupo de profesores (los de los 2 tramos ms altos) y a condicin de que se encuentren contratados por 44 horas, en cuyo caso de ser por menor cantidad de horas se realizar un ajuste proporcional1. Por otro lado, el proyecto nada dice sobre la equiparacin entre las horas lectivas y no lectivas (el 50/50), la reduccin de los estudiantes en sala ni el aseguramientos de infraestructura y recursos pedaggicos adecuados para que el docente pueda realizar su labor. Es decir, no se refiere a las condiciones en las que el profesor realiza sus clases, que muchas veces son situaciones realmente precarias, todas situaciones que escapan a las capacidades individuales del profesor y que son mas bien consecuencia de la accin del mercado en la educacin y del abandono del Estado en su rol subsidiario.

    Dentro de esta concepcin, destaca justamente la relacin que establece con la

    formacin docente, donde el proyecto plantea que la FID (Formacin Inicial Docente) en Chile posee una alta desregulacin, reflejada en la coexistencia de programas de pedagoga con y sin aplicacin de procesos de selectividad. Actualmente, hay ms de 93.000 estudiantes de carreras de pedagoga, que se distribuyen en 70 instituciones de educacin superior (47 acreditadas) y 863 programas (solo 363 acreditados por 4 aos o ms y 240 no acreditados). Cada ao ingresan, en promedio, 17.500 estudiantes y se titulan alrededor de 15.000. De los titulados, aproximadamente un tercio ingresa a ejercer

    1 Proyecto de ley de Carrera Docente 2015. Pg. 41.

  • en el sistema escolar al ao siguiente del egreso, aunque con una alta tasa de desercin en los primeros 5 aos.2

    Qu responsabilidad le cabe al Estado ante la realidad descrita? Explcitamente

    habla del funcionamiento de instituciones y programas sin acreditacin, los cuales son consecuencia en primer lugar de la proliferacin de la educacin de mercado justamente bajo el alero del Estado que establece en su constitucin la supremaca de la libertad de educar por sobre el derecho a recibirla.

    Desnudando esta lgica, no nos sorprender en demasa la resolucin que el

    gobierno de Bachelet plantea para solucionar este problema: recurrir a la seleccin para ejercer, por medio de una prueba diagnstica en el 4 ao y la instauracin de mentoras de 10 meses cuyo funcionamiento es por cupos3. Como podemos observar, la solucin que propone el gobierno a los problemas de las instituciones de formacin inicial es castigar a todos los egresados individualmente. As a travs de la seleccin se termina responsabilizando a los estudiantes por la deficiencias en la formacin de las instituciones, muchas de ellas no acreditadas segn el propio gobierno, pero que continan existiendo y lucrando con las expectativas de quienes entran a estudiar. La pretendida prueba de diagnstico ser en realidad parte de este filtro, midiendo conocimiento de procesos pedaggicos mediante alternativas.

    Por otro lado, las mentoras son la otra cara de la moneda, que decidir si estamos

    habilitados para ejercer como docentes en las unidades educativas que reciban financiamiento estatal (municipalizadas y subvencionadas). Para poder acceder a este sistema el proyecto establece como criterios:

    a) Estar en posesin de un ttulo profesional de profesor(a) o educador(a), de

    conformidad a lo dispuesto en el artculo 2 de la presente ley; b) No estar inhabilitado para el ejercicio de la profesin, de acuerdo a lo

    dispuesto en el artculo 4 de esta ley; c) Estar contratado para desarrollar funciones de aquellas sealadas en el

    artculo 6 de la presente ley en un establecimiento regido por el decreto con fuerza de ley N 2, de 1998, del Ministerio de Educacin, o por el decreto ley N 3.166, de 1980; y

    d) Que en su respectivo contrato se estipule una jornada semanal por un

    mnimo de 15 horas y un mximo de 38 horas, por el perodo en que se desarrolle el respectivo proceso de induccin.4

    En la prctica esto significa que se debe egresar y se debe estar contratado en un

    colegio (evidentemente por mucho menos pues aun no eres un docente segn este proyecto de ley) y adems, estas mentoras estn afectas a cupos limitados que sern fijados ao a ao dependiendo de la Ley de Presupuesto, de la cantidad de horas de contrato (donde aquellos ramos con ms horas, como lenguaje o matemticas, son ms prioritarios) y nivel de vulnerabilidad del establecimiento5. As, el egresado en induccin deber destinar 6 horas a la mentora, planificar y ser evaluado durante 10 meses, tanto

    2 Ibd. Pg. 4 3 Ibd. Pgs. 6-7 4 Ibd. Pgs. 21-22 5 En caso de no haber cupos y esto se deba a una razn externa al propio docente, quedar en espera, extendindose esto hasta por 4 aos. Ibd. Pg. 22

  • por su mentor, como por el establecimiento y el centro de formacin (el CPIP). En caso de fallar en alguna de estas obligaciones, o ser despedido de su establecimiento (en condiciones que la inestabilidad laboral esta dada principalmente por el grado de rotacin anual de docentes) el egresado no ser habilitado y podr ser desvinculado del establecimiento6.

    Finalmente, el mismo proyecto de ley plantea que El ingreso al sistema de

    desarrollo profesional no significa aumentar los costos para los sostenedores y administradores7 por lo que los empresarios de la educacin podrn estar tranquilos ya que ser el propio Estado el que correr con los gastos por el agobio docente que significa este proyecto de ley.

    Tal como se puede inferir, para el gobierno de Bachelet no solo se hace necesario

    certificar los conocimientos sino que tambin, por medio de la mentora, certificar la propia praxis lo que termina desvalorizando tambin el aspecto de las prcticas profesionales y por esta va, todo el proceso de formacin anterior. Esto sin duda abre cuestionamientos, pues Qu valor tiene entonces estudiar (y endeudarse) tantos aos si no se puede ejercer despus? Si el gobierno desconfa de la formacin inicial que hoy se imparte Por qu no hacerse cargo directamente traspasando estas instituciones al Estado en vez de castigar a los egresados y seguir manteniendo estas instituciones surgidas del negocio educativo que ha sido amparado por estos mismos gobiernos todos estos aos?

    Pues lo que el proyecto deja fuera de foco, en aras de una calidad medida por

    criterios que poco tienen de pedaggicos y ms tienen de empresariales, es la responsabilidad que le ha cabido (y aun le cabe) al Estado, lo cual no se realiza castigando an ms a docentes en formacin y en ejercicio, sino que se hace apuntando al verdadero origen del problema que es la educacin de mercado impuesta en la dictadura y que fue mantenida todos estos aos por los gobiernos de la Concertacin, la Derecha y ahora, la Nueva Mayora, cuya reforma educacional finalmente se centr en regular el negocio y no acabar con el.

    Ante este contexto, claramente no podemos confiar en esta casta que legisla sin

    mayor participacin de los principales actores de la educacin y lo hace para mantener sus privilegios, sino que debemos avanzar efectivamente del rechazo al retiro completo de este proyecto de ley, pues las meras indicaciones no son ms que puntos y comas dentro del mismo marco, por medio de la movilizacin general y efectiva, no solo del conjunto de los profesores en ejercicio, sino los estudiantes de pedagoga que seremos los principales afectados, y que derribar este proyecto de ley es el primer paso en el camino de luchar por derribar toda la educacin de mercado y construir desde sus ruinas, democrticamente, una educacin estatal, gratuita y al servicio de las necesidades y los intereses de los trabajadores, sus hijos y los actores del proceso pedaggico.

    6 Ibd. Pg. 24 7 Ibd. Pg. 9