Conjunta 29jun

download Conjunta 29jun

of 24

  • date post

    03-Aug-2016
  • Category

    Documents

  • view

    227
  • download

    7

Embed Size (px)

description

Edición conjunta del 29 de junio de 2016-Elecciones

Transcript of Conjunta 29jun

  • ALCORCNGETAFE

    LEGANSPINTO

    FUENLABRADASUROESTE

    Publicacin controlada por:

    Edicin especial29 de junio de 2016Peridico quincenal

    D.L.: M-18189-2012COM

    Los populares se convierten en la nica fuerza poltica en crecer con respecto al mes de diciembre, a pesar de lo cul tendrn que buscar pactos para poder conformar Gobierno o buscar la abstencin del PSOE

    ELECCIONES 26J 2-8

    EncuestaCree que debe gobernar Rajoy

    tras las elecciones del 26 de junio?

    Vote en nuestra web:www.alcabodelacalle.com

    El flamante entrenador de la AD Alcorcn, Cosmin Contra, valora para Al Cabo de la Calle los principales retos que afronta al frente de la entidad alfarera en su nuevo desafo profesional.

    DEPORTES 18

    Quiero un equipo que sea atrevido y agresivo

    El Pleno debatir los presupuestos del presen-te ejercicio el prximo 18 de julio tras el visto bueno del Ministerio de Hacienda

    Alcorcn 10

    Denuncian al concejal de ULEG Carlos Aranzana por presuntas injurias y calumnias al criticar los preparativos de un festi-val de msica

    Legans 11

    La Delegacin de Gobier-no da luz verde al con-venio colectivo firmado entre Ayuntamiento y sindicatos el pasado mes de diciembre

    Arroyomolinos 12

    Los vecinos denuncian un aumento de robos en vehculos estaciona-dos en aparcamientos subterrneos de la localidad

    Humanes 13La tendencia alcista generalizada del PP tras los comicios del pasado domingo ha tenido su reflejo en las localidades de la comunidad de Madrid. Los electores han teido de azul el

    mapa regional dando la victoria en las urnas al PP en 170 de los 179 municipios que conforman la regin, mientras que han mejorado sus resultados de diciembre en 167 localidades.

    Los populares ganan en 170 de los 179 municipios de la regin y crecen en 167

    REACCIONES 8

    El PP mejora sus resultados y se acerca al Gobierno

  • Calle dos2 29 DE JUNIO DE 2016

    El PP sale reforzado del 26J

    Las encuestas daban por seguro el 'sorpasso' y el mensaje cal en los votantes e incluso en los responsables de Unidos Podemos. La decepcin de los resultados electorales fue ms que evidente en las caras de los lderes de la candidatura de unidad popular, que se vean como principal fuerza poltica de la izquierda y que, nalmente, no han sido capaces siquiera de mejorar los datos del 20D a pesar del acuerdo con Izquierda Unida.Pablo Iglesias tuvo en su mano en diciembre la posibilidad de conformar un Gobierno de izquierdas junto a Pedro Snchez y Albert Rivera, pero nalmente las negociaciones no fructi caron por la escasa exibilidad del lder de Podemos. Ahora, en una posicin ms compleja, puede optar por un Gobierno junto a PSOE y C's, facilitar el mandato del PP o forzar unas terceras elecciones.

    Pese a haber evitado nalmente el adelantamiento por la izquierda de Unidos Podemos, lo cierto es que el PSOE de Pedro Snchez ha rmado los peores resultados de su historia dejndose en el camino cinco diputados con respecto a los comicios del pasado mes de diciembre. Los socialistas han demostrado no tener suelo a la hora de empeorar resultados, si bien la sensacin en Ferraz era de cierto alivio toda vez que el PSOE ha mantenido, aunque con di cultades, la segunda posicin en el arco parlamentario. Con todo, los socialistas no parecen dispuestos a facilitar una investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, por lo que se abre nuevamente la incertidumbre de los pactos.

    La gura del presidente en funciones se ha visto reforzada interna y externamente tras los resultados del pasasado domingo, inesperados incluso por los propios populares. La sorpresa fue tal que llev al propio Rajoy a mostrar pblicamente su euforia en el balcn de Gnova,

    algo poco frecuente en un presidente siempre reservado y moderado en su proceder, y a improvisar un discurso de agradecimiento sincero y espontneo. Los 137 diputados obtenidos acercan un poco ms el Gobierno de continuidad dirigido por el PP.

    Pablo Iglesias

    Pedro Snchez

    Mariano Rajoy

    Albert Rivera

    EditaMagn co Madrid Films S.L.

    GerenteJuan Manuel Lozano

    Directorscar RubioRedaccinPaco Simn

    Chema LzaroJavier SnchezRoberto Resino

    redaccion@alcabodelacalle.com

    Diseo y MaquetacinAntonio Rodrguez Valds

    maquetacion@alcabodelacalle.com

    C/Terradas, 20 28904 GETAFE Madrid

    Tel.: 91 697 82 00Publicidad

    Tel.: 658686696publicidad@alcabodelacalle.com

    DistribucinVCL, S.L.

    Tel.: 619 564 914Impresin

    Rotomadrid, S.L.

    Este medio no se responsabiliza de las

    opiniones vertidas por sus colaboradores y/o

    anunciantes

    Publicacin controlada por:

  • Opinin 329 DE JUNIO DE 2016

    Desde diciembre de 2015, los espaoles han ido a votar dos veces y, a juz-gar por la actitud y las declaraciones de los principales lderes polticos del da despus, parece que de nada haya servido: los mismos argumen-tos, los mismos contraargumentos, las mismas razones y las mismas sinrazones, los mismos vetos y las mismas vetas de intransigencia a la hora de formar, cuanto antes, el Gobierno estable que necesita Espaa.

    Sin embargo, los espaoles han hablado por segunda vez. Y si algo han demos-trado estas segundas elecciones es que el pueblo espaol acredita una madurez muy superior a la que le atribuyen algunos lderes polticos y la gran mayora de los conductores y tertulianos televisivos.

    Los espaoles han dicho, claramente, que no quieren revoluciones de laboratorio ni extremismos caribeos de facultad universitaria travestidos de socialdemocracia de Ikea, porque saben perfectamente que esas fervorosas aventuras acaban con las crceles llenas de disidentes y con los supermercados vacos de artculos de primera necesidad.

    Los espaoles expresaron el pasado domingo que tam-poco quieren regeneradores oportunistas que slo ven la corrupcin con el ojo derecho, pues el izquierdo lo tienen demasiado ocupado en responder con amorosos guios al galn de la rosa roja. A ese galn de la rosa roja que apenas ha logrado salvar los muebles en el Dunkerque de la batalla por la hegemona de la izquierda, los espa-oles le han dicho que no quieren que se les tome el pelo

    ni se les haga perder el tiempo con ridculos sainetes como el de la no-investidura destinados nicamente a la autopropaganda de su propia supervivencia poltica.

    Ahora bien, los espaoles no le han otorgado, precisamente, carta blanca a los numantinos de la calle Gnova, quienes en el tiempo de descuento recibieron un socorro inesperado desde la pr da Albin, que haca ya siglos que no perpetraba un desatino comparable al del llamado Brexit. Los continuos escndalos populares, la corrupcin rampante, las promesas incumplidas y los padecimientos de una lar-gusima crisis econmica pesan como lpidas de plomo sobre las alas del albatros popular, que en otras condiciones debera haber volado ms alto.

    Pero estos son los mimbres con los que ha de consti-tuirse un Gobierno que deber hacerse cargo de gravsi-mos problemas que no admiten ya demora: la creacin de empleo, que todava va a cmara lenta; la continua-cin del ajuste de las cuentas pblicas, con multa euro-pea incluida por no cumplir los compromisos de d cit; las consecuencias del Brexit, la elaboracin de unos presupuestos que necesariamente habrn de ser muy restrictivos y la reforma improrrogable del sistema pblico de pensiones, son slo algunos de los grandes escollos que tendr en su travesa el prximo Ejecutivo.

    Aun as, da la impresin de que los lderes polticos no se han dado por enterados. El bloque del bloqueo ya ha expresado su rme voluntad de seguir negando el pan y la sal al ganador de las elecciones. El de la rosa, porque cree, errneamente, que su supervivencia poltica personal peligra en el envite, y el de la naranja porque todava sigue en estado de shock, culpando de su desgracia al empedrado de la normativa electoral, cuando debera culparse a s mismo por haber querido imponer arrogante-mente la renovacin del lder y candidato de un partido que no es el suyo.

    Y el bloqueado por el bloque del bloqueo, con el sndrome de La Moncloa a cues-tas, se aferra a la creencia de que la mejora de sus resultados desde diciembre le da el aval y derecho automtico a ser de nuevo presidente y a imponer tanto su candidatura como su programa, a pesar de que se halla a aos luz de la mayora absoluta. Mal que le pese al inquilino provisional de La Moncloa, las reglas del juego en una monarqua parlamentaria dicen que al jefe del Ejecutivo lo elige el Congreso. Y, si quiere hacer valer esa magra victoria electoral, tendr que hacer al-gn sacri cio, incluso personal, ms all de trasladar, por tercera vez, el problema al sufrido pueblo espaol.

    El bloque del bloqueoEDITORIAL

    El pueblo espaol acredita una madurez muy superior a la que le atribuyen

    Si Rajoy quiere hacer valer esa magra victoria electoral, deber hacer algn sacri cio

    Con los nmeros en la mano, Ciudadanos fue el principal damni cado de las pasadas elecciones. El partido de Albert Rivera pag cara su ambigedad y, posiblemente, su pacto con Pedro Snchez, lo que le depar unos resultados nada positivos a pesar de la imagen de entereza que quisieron mostrar los responsables de la formacin naranja. Con ocho escaos menos, Ciudadanos arremeti contra la ley electoral y acus cierta ausencia de autocrtica en sus manifestaciones postelectorales. A pesar de ello, C's tendr voz y voto en la conformacin del nuevo Ejecutivo y ya ha mostrado su disposicin a dialogar.

    Pablo Iglesias

  • 4 29 DE JUNIO DE 2016EspEcial ElEccionEs 26 J

    Redaccin

    El Partido Popular lo-gr el pasado domin-go una incontestable victoria electoral logrando el 33,03 por ciento de los votos o, lo que es lo mismo, cer-ca de 8 millones de apoyos que le conceden 137 diputa-dos convirtindose as en