Conocimiento indígena y poder global: lecciones de los ... · PDF fileo...

Click here to load reader

  • date post

    11-Nov-2018
  • Category

    Documents

  • view

    213
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Conocimiento indígena y poder global: lecciones de los ... · PDF fileo...

  • NMADAS86 NO. 25. OCTUBRE 2006. UNIVERSIDAD CENTRAL COLOMBIA

    ORIGINAL RECIBIDO: 30-VI-2006 ACEPTADO: 15-VIII-2006

    * Este artculo se deriva de un proyecto de investigacin ms amplio en torno a laproduccin de conocimiento indgena en la periferia, desarrollado en la Universidad deSidney. Estoy agradecida con muchos colegas y participantes en mi investigacin; espe-cialmente con el profesor Robert Morrell de la Universidad de KwaZulu Natal y con elprofesor John Fisher de la Universidad de Sydney.

    ** Profesora e investigadora del Departamento de Educacin y Trabajo Social de la Uni-versidad de Sidney. E-mail: [email protected]

    *** Investigador, Universidad de Los Andes.

    Conocimiento indgena ypoder global: lecciones

    de los debates africanos*

    Raewyn Connell**

    Traduccin del ingls: Digenes Carvajal***

    En este artculo discuto las implicaciones de los debates africanos sobre la sociologa indgena, la filosofa africana yel Renacimiento africano, para las ciencias sociales y las humanidades en otras partes del mundo. Los tres debates sepreocupan por el estatus del conocimiento local en tensin con el poder metropolitano; debatir, y basarse en este tipo decomprensin situacional es la forma en que podemos superar la dicotoma entre conocimiento universal y local.

    Palabras clave: conocimiento metropolitano, conocimiento indgena africano, conocimiento de situaciones sociales.

    Neste artigo eu discuto sobre as implicaes dos debates africanos sobre a sociologia indgena, a filosofia africana eo Renascimento africano, para as cincias sociais e as humanidades em outras partes do mundo. Os trs debates sepreocupam pelo status do conhecimento local em tenso com o poder metropolitano; debater, a basear-se esse tipo decompreenso situacional a forma na qual podemos superar a dicotomia entre o conhecimento universal e local.

    Palavras chaves: conhecimento metropolitano, conhecimento indgena africano, conhecimento de situaes sociais.

    In this paper I discuss the implications of African debates about indigenous sociology, African philosophy, andAfrican renaissance, for social sciences and humanities in other parts of the world. The three debates concern with thestatus of local knowledge in tension with the metropolitan power; to debate, and to be based in this kind of situationalcomprehension, is the way that we can overcome the dichotomy between universal and local knowledge.

    Key words: metropolitan knowledge, african indigenous knowledge, knowledge of social situations.

    [email protected] PGS.: 86-97

  • 87NMADASCONNELL, R.: CONOCIMIENTO INDGENA Y PODER GLOBAL: LECCIONES DE LOS DEBATES AFRICANOS

    Filosofa Africana yconocimientoposcolonial

    Empezar con un libro extra-o pero altamente influyente, Lafilosofa bant de Placide Tempels,publicado en francs en 1945. Estefue el punto de partida de un de-bate agudo sobre la cultura y la fi-losofa en frica. Tempels eramisionero de una de las fuer-zas religiosas quehaban ido alCongo como re-sultado de la con-quista europea. Lahistoria de la inva-sin y explotacinbelga de frica centrales, ahora, razonable-mente bien conocida; yes una de las ms aterra-doras de toda la sangrien-ta historia de la conquistacolonial.

    Varias rdenes misio-neras catlicas llegaron a laregin del Congo a finalesdel siglo XIX y empezaron sutarea de convertir a los nati-vos. Como describe el proce-so Valentine Mudimbe, en sumagnfico estudio The Inventionof Africa (1988), la tarea fuetanto de cambio cultural comode cambio de fe. A pocas dca-das de iniciado el siglo XX, granparte de la poblacin era, al me-nos, nominalmente cristiana y elproblema cambi. Se volvi im-portante mostrar que las culturaslocales se sustentaban en capa-cidades para el desarrollo intelectualsobre las que poda construirse lacristiandad indgena. Esta fue la ta-rea llevada a cabo por Tempels enLa filosofa bant.

    Para entender su impacto, esimportante ser conscientes de loterrible que ha sido la denigra-cin europea de frica y de losafricanos. El desprecio de los co-lonizadores por los colonizados esun aspecto comn del imperia-lismo. El pueblo aborigen austra-liano fue calumniado

    de pobre inte-lecto y cobarde; el pueblo

    indgena americano, de traicio-nero y violento; los chinos, de so-lapados y pervertidos; los bengales,de afeminados, etc. frica, la l-tima gran regin del mundo en sercolonizada en su totalidad, pare-ce haber recibido la total anda-nada del desprecio metropolitanoen sus formas ms txicas. Fue elemblema de la idea europea dezona salvaje, y el pueblo africa-no habit por completo la idea delo primitivo.

    Tempels arguy que los euro-peos no haban sido capaces de per-cibir la filosofa implcita africana.Argument que el pensamientobant se basa en una ontologa, encuanto una teora del ser que igua-la a este ltimo con la fuerza vi-tal. As, donde los europeos venun objeto o persona, los africanosven una fuerza de vida. Estas fuer-zas estn en interaccin unas conotras, con frecuencia de forma je-rrquica; de ah que una perso-na vive en una comunidad bajola direccin de un cacique,que encarna una fuerza devida mucho mayor; los vivosnecesariamente tienen rela-ciones con los muertos (deaqu el culto a los an-cestros); una fuerza de vidapuede dominar o daarotra (de aqu la brujera),etc. Esta ontologa lle-va a una teora de lapersona, muntu, es de-cir, una especie depsicologa filosfica;y a una tica, que esfuertemente comu-nal. Todas estas

    creencias se basan enuna creencia subyacente tras lafuerza vital, ms fuerte que todas,Dios.

    Al leer el texto de Tempels se-senta aos despus, me pareci dif-cil entender las razones de suimpacto. El mtodo por el cual llegaa sus formalizaciones filosficas esconfuso. Tempels es un aficionadodesatinado en etnografa. Su evi-dencia es anecdtica, sus con-clusiones son generalizacionesdesatinadas y hay reas importan-tes de la vida indgena a las que nohace referencia, como la economay las instituciones sociales. Su in-

    Convento d

    e San Pedr

    o Claver, Ca

    rtagena, Ho

    racio Gil Oc

    hoa, 1995.

    BPP M.

  • NMADAS88 NO. 25. OCTUBRE 2006. UNIVERSIDAD CENTRAL COLOMBIA

    vestigacin es inferior al trabajoetnogrfico de otras partes de fri-ca, publicado antes de la SegundaGuerra Mundial, como el de JomoKenyatta: Facing Mount Kenya(1938).

    Lo que el trabajo de Tempelsresalta, sin embargo, es el rechazoapasionado al desprecio colonialistade la mente africana y a la creenciaeurocntrica de que los africanos notienen cultura ni tica que valga lapena. Su libro, de hecho, est diri-gido a colonos de buena voluntad(Temples: 1945: 184, el resaltadoes suyo). El autor pretende que loseuropeos dejen de destruir la cul-tura indgena y ayuden a losbantes a construir su propia civi-lizacin bant, una estable y nobley propia (Ibd.: 174). Para persua-dir a sus compatriotas, escribe conentusiasmo acerca de la coheren-cia y profundidad del pensamientoafricano, y habla de una sabiduraelevada de la que tambin los eu-ropeos pueden aprender. Hay unasugerencia indirecta de que losbantes estn ms cerca de Diosque los europeos (y dada la histo-ria de los europeos en el Congo,quin podra estar en desacuerdo?)

    Pero toda esta alabanza aplicaslo para aquellos africanos que semantienen unidos a la cultura tra-dicional. Tempels era abiertamen-te despectivo frente a los africanoseuropeizados. No hay lugar en susistema para aquellos que respon-dieron a la dominacin imperial,mediante el aprendizaje de las ma-neras de los colonizadores obse-sionados por el dinero almasvacas e insatisfechas, vagos mo-rales e intelectuales, una clase depseudoeuropeos, sin principios, ca-rcter, propsitos, ni sentido

    (Ibd.: 180, 184). Tempels no viovenir la oleada de la descoloniza-cin que rompi sobre frica, caside inmediato, liderada precisa-mente por aquellos volus que ldespreciaba.

    Durante las dos dcadas depoltica anticolonial y de luchacultural que siguieron a la Segun-da Guerra Mundial, el aspecto dellibro de Tempels sobre el orgullode la filosofa africana tuvo unanotable influencia. La publica-cin de La filosofa bant desatuna industria completa de etno-filosofa. La etnografa aficionadade Tempels pronto fue reempla-zada por un trabajo mucho mssofisticado. Este empez con la in-vestigacin de Alexis Kagam enRuanda, cuya Philosophie Bantu-Rwandaise de lEtre (1956) ofreciuna narracin de antologa ind-gena, basada en un anlisis minu-cioso de las formas gramaticalesdel lenguaje local.

    En frica oriental, John Mbitipublic su estudio African Religionsand Philosophy (1969) que ofreciuna amplia investigacin del pen-samiento indgena a travs delcontinente, que cubra no slo on-tologa y teologa, sino tambinetnicidad, trayectorias de vida, ma-trimonio, intelectualidad, brujera,tica y temas similares. Aunqueparti por reconocer la diversidad,Mbiti pronto cay en vastas gene-ralizaciones sobre la visin africa-na del mundo; por ejemplo, supusoque el pensamiento africano no te-na concepto de futuro. Muchosotros contribuyeron al gnero. Lainvestigacin en la tradicin etno-filosfica continu durante cuaren-ta aos despus de que Tempels lainiciara (Gyekye, 1987).

    Puesto que el surgimiento de laetnofilosofa fue simultneo al mo-vimiento de descolonizacin de lamayora de los pases africanos, eldescubrimiento de filosofas basa-das en las culturas indgenas se con-virti en un vehculo para lareafirmacin de la dignidad y lavaloracin de la cultura africana.Tal idea de una filosofa africanafue un paralelo intelectual de lo quese conoce como reevaluacin de laconciencia y la creatividad africa-nas por parte del movimientongritude, que se manifest en losdecenios de 1930 y 1940. Este mo-vimiento involucr a poetas comoLopold Senghor y Aim Csaire,cuya obra se destin a exaltar aquienes haban sido negados, defi-nidos como otros, por la culturaeuropea blanca. Dada la enormepublicidad que tuvo el movimien-to