Cuentos e Historias de Navidad 2011 by Mimi Massad and Pals

Click here to load reader

  • date post

    08-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    215
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Cuentos e Historias de Navidad

Transcript of Cuentos e Historias de Navidad 2011 by Mimi Massad and Pals

  • ,

  • Cuentos de Navidad

    Ediciones Etilvainilla

  • Como regalo para el ltimo da de la Navidad, aqu estn estos Cuentos de Navidad.

    Como veris, este ao el libro de cuentos de navidad es ms grande, y es una alegra que tantas amigas y tantos amigos hayis querido participar para hacerlo: hay poemas, cuentos, dibujos, fotografas y cada uno es especial.

    Gracias por vuestro entusiasmo para participar y, sobretodo, por vuestro cario!

    QUE TENGAIS MUY FELICES DAS HASTA LA PRXIMA NAVIDAD!!

    Martina

    6 de enero de 2011

  • NDICE

    .PAP NOEL por Martina Massad

    .CALENDARI DADVENT por Julia Lacasta

    .NADAL por Nora Amama, Irene Queralt y Martina Massad

    .TOTS ELS COLORS por Amlia Prat

    .NAVIDAD por Olivia Lacasta

    .UN NADAL COM CAL por Maria Senabre Bonell

    .CUENTITO DE NAVIDAD por Socorro Baires

    . HISTORIA DE UNAS BOTAS por Minish Minorrish

    .ALMERA TIENE NAVIDADES SIN NIEVE por Jos Mara Echarte

    .LA BUHARDILLA DE LOS SUEOS ALADOS por Carmina de Luna

    .EN NAVIDAD por Alicia Guerrero Yeste

    .ESA LUZ por Javier Daz-Guardiola

    .LOS DINOSAURIOS DE NYLON TAMBIN CREEN EN LOS REYES MAGOS

    por Fredy Massad

    .UN CUENTO DE NAVIDAD por Josefinos Manolitohs

    .PASIN POLAR por Jorge Raed

    .VIENEN LOS REYES MAGOS por Martina Massad

  • NADAL Els pastorets pugen,

    pugen cap al tur.

    Van a adorar al pesebre

    al forms infant.

    El caganer a una mata

    prova de fer un cagarr

    per li ronca la panxa

    perqu ha vist un torr.

    Un dinar nadalenc

    a casa prepararem,

    i amb la familia disfrutarem

    i un tortell menjarem.

    Nadales escoltarem,

    larbre decorarem,

    boles, cintes i campanes

    a larbre hi posarem.

  • Lany nou arribar,

    neu caur,

    pau per la nit desitjarem,

    un estel veurem.

    Per Nadal,

    un dinar celebrarem

    amb la familia

    la nit passarem.

    Els pastorets

    sn molt amics dels estelets.

    Els nvols tots blancs

    fan neu per poder jugar.

    El Pare Noel amb el seu trineu,

    fa feli als nvols de neu,

    quan passa pel cel amb el seu sac

    ben carregat de regals.

  • Amb la familia i amb simpata

    celebrarem lany nou

    amb molta alegra.

  • Tots els colors del mn El color groc s rialler com la mirada dun infant que brinca i corre pel paller i berena pltans i es fa gran. El blau del cel em fa somniar en mil galxies siderals. Pedres de safir han pintat lhumil blauet del cam ral. Com menamora el color verd de pins i avets del Pirineu, jades, maragdes i colls verds i els ulls dels gats de tot arreu. La flor de malva del jard tot dametista sha vestit i el lils de les flors dabril desplega brancatge florit. Quin goig que em fa el color roig de la rosella al mig del prat com pedreries de robins cauen corolles al segar el blat. El suc de taronja em treu la set de la calitja en mig destiu. Quan el sol crema de valent sota el boixac la cuca viu. Blanca s la neu que cau del cel com flor de flor de lliri destriat i la puresa de lestel captiva el cor enamorat. La negra nit no em fa mai por si sc a casa ben a recer i ni en la fosca habitaci mespanta el crit de lesparver. Perqu la rosa que vindr a escampar ptals es confon amb larc del cel en qu dem VIURAN TOTS ELS COLORS DEL MN

  • ~A1UA Se.~A~ ~tJE.l~

    Ohno.. ~().. t-lah"~c\.')

    UN ~COM CAl... \

    Un no-c\o1. (.OIW' c.QiLJ~ &. h8\ oixl.:

    dL ~\Qz, ~'o S~Ii un )(A,(, ~~.

    ~ i'Q boJ., CCIW\ Gat-J~ c.\L. ~ ~~~:

    ee ~\OJ\-~ Q., jp..~~ ~u.Lb-~ ~ QO;.~~b l~

    Pllbc~~.~~00 ~\\ ~oJ..

    1>~.1~ ~\.W)-t C\O&I, taIm 'bf ~~ S\~ \A1\ ~ c.orm ca.D..

  • 1

    Con gotas de sudor rodando por su frente, el Seor Sol espiaba de reojo a la Seora Luna.

    La Seora Luna, de piel reseca y quebradiza, yaca ofendida del otro lado del mundo.

    En la Tierra mientras tanto, se encendan luces coloridas, se remolcaban rboles hasta las puertas de todas las casas y un aroma a chocolate y jengibre afloraba de toda la superficie terrestre hasta llegar al cielo.

    Fue el agudo olfato del Seor Sol y de la Seora Luna quien les avis que justo debajo de ellos, los humanos ya haban comenzado los preparativos necesarios para el festejo de la Navidad.

    Y una vez ms, como todos los aos, la misma discusin:

    - Yo quiero ser la que vea a los nios abrir sus regalos! Me corresponde, soy una dama y todo caballero debera saber que las damas van primero! le dijo la Luna al Sol.

    - Disclpeme seora, pero cmo harn los nios para ver y disfrutar de sus regalos en la oscuridad de la noche? Mi presencia es indispensable! replic el Sol.

    - Pero Ud. derrite todos sus muecos de nieve! No hay manera en que los nios lo prefieran

    - Cmo que no? Ud. trae con las sombras, todas sus pesadillas!

    Y as estaban durante horas. Gritando de una punta a la otra de toda la galaxia, sin ponerse jams de acuerdo.

    Los das pasaban y continuaba sin decidirse cmo se definira la historia.

  • 2

    Fue del Polo Norte que un duende, fabricante de juguetes de caramelo, escuch los alaridos de ambos cuerpos espaciales y fue a avisarle de este caos, directamente a su superior, el Seor Santa Claus.

    - Paz, armona, amor, amistad, felicidad, paz, armona, amor, amistad, felicidad todo eso es la Navidad balbuceaba preocupado Santa Claus, una y otra vez, de un lado a otro de su taller, buscando la solucin para la terrible pelea entre el Seor Sol y la Seora Luna.

    Luego de un par de idas y venidas, se le prendi la lamparita! Comprendi que en realidad no exista tal problema.

    - Si de un lado del mundo es de da y del otro lado es de noche Pero claro! Cmo no lo haba pensado antes? Slo habr que compartir!

    Y es por eso que, verano al sur e invierno al hemisferio norte, la mitad de los nios del mundo abren sus regalos a medianoche bajo los ojos brillantes de la Sra. Luna y la otra mitad los recibe desayunando junto al Seor Sol.

    En el cielo reina la paz y cada 25 de diciembre la Seora Luna le canta al Seor Sol y ste le guia un ojo en respuesta.

    Armona, amor, amistad, felicidad, paz sobre el planeta Tierra despus de todo, de eso se trata la Navidad.

  • HISTORIA DE UNAS BOTAS / por MINISH MINORRISH Haba una vez Martina. Esto es muy importante, no vayan a pensar que fue un sueo o la ltima vez que me tom todas las xuxes lilas. Pero tanto o ms importante es que hay Martina, no slo que hubo o que habr, cosa que el gato Perish Grullish sabe hasta doblarse de la risa. Eso est mejor. Me cuesta tocar las teclas cuando llevo puestos mis guantes finlandeses. Entonces va y viene la Navidad y los ojos se nos llenan de copos de nieve dulce. Hay un momento -adems de Martina, o al lado de Martina- en que las horas se van acercando con ecos de copos, con ecos de dulces campanadas. Yo recuerdo, cuando era una gatixuela muy pequeaja, que mis papitus andaban todo el da muy nerviosos y como escondindose. Caracoles!, me deca, a qu tanto ir a la chimenea y al tejado y luego silbar y abanicarse como si hiciera un calor tremendo... Al ser yo muy curiosona, una noche segu el rastro de mis papitus y me encontr a las puertas de una habitacin, grande, muy grande. Yo jurara que la habitacin no estaba antes. Pero, por los pelos!, entr en ella con todo sigilo, ponindole luces a mis ojos, oliendo los rastros, y... ah estaba! Supongo que querrn saber qu es lo que estaba ah, en medio de la habitacin, que estaba a oscuras, pero desprendiendo una luminosidad increble, mientras una pandilla de liblulas daba vuelta y ms vueltas y se rean y me llamaban batiendo las alas. Lo suponen ya? Ya saben lo que haba all? Bueno, me voy a echar una siestesita y despus contino. Hola, otra vez!, si es que siguen ah. Porque si se han dormido voy a gruir como un moscardn obtuso y pesadito. Vale, as me gusta. Pues en medio de la habitacin haba unas botas. S, como suena: una botas. O sea, que haba una vez Martina, que sigue estando, y haba una vez unas botas, y luego me enter que eso es la Navidad. Desde que mis papitus me regalaron por Navidad aquellas botas, hablo y leo libros, miro las nubes y escucho las gotas de lluvia cuando vienen a mi ventana. Qu cosas, verdad? Con las botas puestas, soy capaz de subir a la Va Lctea y deslizarme por su tobogn riendo como lo hacen las estrellas. Pues se es mi recuerdo. Me llamo Minish Minorrish, y el recuerdo se hace realidad cuando mis papitus, hacindose los despistados y payaseando, vuelven cada ao a regalarme las botas que miran y hablan. Martina lleva tambin botas.

  • Almera tiene Navidades sin nieve.

    Cuentan que una vez nev en la ciudad, pero creo que es

    una leyenda urbana.

    De pequeo tenia las Navidades partidas. Parte en

    Almera, parte en Madrid - mis padres son de all-.

    Recuerdo viajar a Madrid, a ver a mis abuelos, y

    maravillarme con los copos blanco de las nevadas. Con el

    fri. Con el ambiente general de abrigos, trenkas y

    bufandas que uno asocia siempre a la Navidad. Cuando

    estaba en Almera lo echaba de menos, uno echa de menos

    lo que no tiene supongo.

    Con el tiempo, me he acostumbrado a las Navidades

    soleadas y me parecen magnificas.

    Sin embargo, sigo echando de menos que haga fro (mucho

    fro) en Navidad. Y los copos de nieve. Y los muecos. Y

    las castaeras, todas esas cosas que llenan mis

    recuerdos de infancia.

    Ahora Jimena tiene tambin las Navidades divididas, as

    que vivir a partes iguales el fro y la nieve de Burgos y

    el sol de Almera.

    No se si acabara echando de menos uno, y

    acostumbrndose al otro. Espero que si.