Documento de Proyecto del PNUD - UNDP

of 252/252
1 Documento de Proyecto del PNUD Los Gobiernos de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, Comisión Centroamericana para el Ambiente y el Desarrollo (CCAD) PIMS 3368 Mercados Centroamericanos para la Biodiversidad (CAMBio): Priorización de la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad en el desarrollo y financiamiento de las micro-, pequeñas y medianas empresas El proyecto brindará apoyo para priorizar los temas de conservación y uso sostenible de la Biodiversidad, en el desarrollo y financiación de las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMEs) de cinco países centroamericanos (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua). Al hacerlo, se generarán beneficios a la Biodiversidad, mediante la motivación hacia la transformación de las prácticas productivas y de servicios, así como de las inversiones relacionadas con éstas, de tal manera que se logre impactar positivamente en la Biodiversidad. El proyecto trabajará de forma muy cercana con tres importantes redes proveedoras de servicios, cada una de ellas asociada a un componente específico del proyecto, y apoyando el acercamiento entre ellas. En primer lugar, trabajará con la Red del sector financiero de la región, es decir, con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), seleccionando a miembros de su extensa red de intermediarios financieros (IFs), para desarrollar y extender nuevos productos financieros capaces de generar incrementos sustanciales de los préstamos a MIPYMEs Amigables con la Biodiversidad (MIPYMEs-AB), para inversiones que generen beneficios para la Biodiversidad. En segundo lugar, trabajará con MIPYMEs-AB en potencia y en alianza con una gama de proveedores de servicios técnicos y comerciales, nacionales e internacionales, a fin de asegurar que las inversiones de las MIPYMEs sean realizadas de forma eficiente y que maximicen los beneficios económicos, sociales y de la Biodiversidad/Ambiente. Finalmente, trabajará con las Instituciones gubernamentales e intergubernamentales, incluidos los Ministerios del Ambiente, Ministerios sectoriales relevantes (Agricultura, Industria, Turismo, Finanzas y Comercio), así como con la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD), estructura regional de coordinación orientada a promover un ambiente habilitador que alentará el crecimiento de las MIPYMEs-AB en el mediano y largo plazos. El financiamiento del Fondo para el Ambiente Global (GEF), apoyará la cooperación técnica orientada a remover una variedad de barreras, incluidas aquellas relacionadas con la organización y desarrollo de las empresas, los sistemas bancarios y el ambiente habilitador, con el fin de priorizar las áreas arriba mencionadas. Igualmente, proveerá apoyo financiero directo en forma de garantías parciales y de otros créditos mejorados. El Fondo GEF apalancará sustancialmente el co- financiamiento, en forma de fondos de crédito directo disponibles en las líneas de crédito BCIE- MIPYMEs existentes, las cuales apoyan actualmente préstamos para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas Amigables con la Biodiversidad MIPYME-AB, únicamente en montos pequeños. Adicionalmente, trabajará en alianza con otras fuentes de financiamiento, tales como las que se canalizan por medio de Rainforest Alliance, para apoyar los esfuerzos de transformación de las prácticas de los sectores productivo y de servicios (Ej. Ecoturismo) en formas que beneficien a la Biodiversidad.
  • date post

    23-Nov-2021
  • Category

    Documents

  • view

    0
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Documento de Proyecto del PNUD - UNDP

Documento de Proyecto del PNUDLos Gobiernos de Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua
El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE),
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo,
Comisión Centroamericana para el Ambiente y el Desarrollo (CCAD)
PIMS 3368
Mercados Centroamericanos para la Biodiversidad (CAMBio):
Priorización de la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad en
el desarrollo y financiamiento de las micro-, pequeñas y medianas
empresas
El proyecto brindará apoyo para priorizar los temas de conservación y uso sostenible de la Biodiversidad, en el desarrollo y financiación de las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMEs) de cinco países centroamericanos (Costa Rica, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua). Al hacerlo, se generarán beneficios a la Biodiversidad, mediante la motivación hacia la transformación de las prácticas productivas y de servicios, así como de las inversiones relacionadas con éstas, de tal manera que se logre impactar positivamente en la Biodiversidad. El proyecto trabajará de forma muy cercana con tres importantes redes proveedoras de servicios, cada una de ellas asociada a un componente específico del proyecto, y apoyando el acercamiento entre ellas. En primer lugar, trabajará con la Red del sector financiero de la región, es decir, con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), seleccionando a miembros de su extensa red de intermediarios financieros (IFs), para desarrollar y extender nuevos productos financieros capaces de generar incrementos sustanciales de los préstamos a MIPYMEs Amigables con la Biodiversidad (MIPYMEs-AB), para inversiones que generen beneficios para la Biodiversidad. En segundo lugar, trabajará con MIPYMEs-AB en potencia y en alianza con una gama de proveedores de servicios técnicos y comerciales, nacionales e internacionales, a fin de asegurar que las inversiones de las MIPYMEs sean realizadas de forma eficiente y que maximicen los beneficios económicos, sociales y de la Biodiversidad/Ambiente. Finalmente, trabajará con las Instituciones gubernamentales e intergubernamentales, incluidos los Ministerios del Ambiente, Ministerios sectoriales relevantes (Agricultura, Industria, Turismo, Finanzas y Comercio), así como con la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD), estructura regional de coordinación orientada a promover un ambiente habilitador que alentará el crecimiento de las MIPYMEs-AB en el mediano y largo plazos. El financiamiento del Fondo para el Ambiente Global (GEF), apoyará la cooperación técnica orientada a remover una variedad de barreras, incluidas aquellas relacionadas con la organización y desarrollo de las empresas, los sistemas bancarios y el ambiente habilitador, con el fin de priorizar las áreas arriba mencionadas. Igualmente, proveerá apoyo financiero directo en forma de garantías parciales y de otros créditos mejorados. El Fondo GEF apalancará sustancialmente el co- financiamiento, en forma de fondos de crédito directo disponibles en las líneas de crédito BCIE- MIPYMEs existentes, las cuales apoyan actualmente préstamos para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas Amigables con la Biodiversidad MIPYME-AB, únicamente en montos pequeños. Adicionalmente, trabajará en alianza con otras fuentes de financiamiento, tales como las que se canalizan por medio de Rainforest Alliance, para apoyar los esfuerzos de transformación de las prácticas de los sectores productivo y de servicios (Ej. Ecoturismo) en formas que beneficien a la Biodiversidad.
2
Contexto y significado global .................................................................................................... 5
Amenazas, causas, oportunidades y el papel de las MIPYMEs en varios sectores .............. 6
Situación de línea de base: Herramientas para transformar las prácticas de las
MIPYMEs ................................................................................................................................. 15
Indicadores, riesgos, y supuestos del proyecto ...................................................................... 50
Beneficios esperados globales, nacionales y locales .............................................................. 52
Posesión del País: Elegibilidad del País y empuje del País................................................... 53
Sostenibilidad ........................................................................................................................... 53
Replicabilidad ........................................................................................................................... 54
COMISIÓN CENTROAMERICANA DE AMBIENTE Y DESARROLLO (CCAD) .............................. 58
COMITÉ DE DIRECCIÓN DEL PROYECTO .................................................................................. 58
UNIDAD DE COORDINACIÓN DEL PROYECTO ............................................................................ 58
PROVEEDORES DE SERVICIOS DE ASISTENCIA TECNICA (TASPS)........................................... 59
COORDINACIÓN Y CONSULTARÍAS CON IFS Y MIPYMES-AB ............................................... 61 COORDINACION CON PROYECTOS DEL GEF EN CENTRO AMERICA .............................62
PARTE IV: Monitoreo y Plan de Evaluación y Presupuesto ........................................ 63
Monitoreo e Informes .............................................................................................................. 63
SECCION II: Marco de Resultados Estratégicos e Incrementos del GEF......................... 69
PARTE I: Análisis de Costos Incrementales ................................................................... 69
Antecedentes del Proyecto ....................................................................................................... 69
PARTE II – Matriz del Marco Lógico ............................................................................. 79
SECCION III: Presupuesto y Plan de Trabajo ..................................................................... 87
SECCION IV: Información Adicional ................................................................................... 90
PARTE I: Otros acuerdos ................................................................................................. 90
PARTE II: Organigrama del Proyecto ............................................................................ 91
PARTE III: Términos de Referencia ............................................................................... 92
A. Borrador de Términos de Referencia para Manejo del Proyecto – Procesos y Estructuras ............................................................................................................................... 92
B. Términos de Referencia / Alcance de trabajo para el Director del Proyecto y personal de la Unidad Coordinadora del Proyecto ............................................................. 111
C. Términos de Referencia / Alcance de trabajo para los Grupos de
3
Parte V: Barreras / Matrices de resultados ................................................................... 145
Parte VI: Instalación de Incentivos para el financiamiento de la Biodiversidad ....... 148
Parte VII - BCIE, los Intermediarios Financieros y las Líneas de Crédito de las
MIPYMEs ......................................................................................................................... 156
Parte VIII: Temas relevantes identificados de la Estrategia Nacional de la
Biodiversidad y Planes de Acción ................................................................................... 163
Parte IX - Herramienta de rastreo para la área focal de biodiversidad del GEF
Prioridad estratégica Dos: Priorización de la Biodiversidad en Paisajes y
Sectores de Producción .................................................................................................... 166
Parte X – Borrador de Pautas de Inversión para Conservación de la
Biodiversidad .......................................................................................................................... 178
Parte XI – Lista de todas las IFs con Sucursales y Operaciones en / o Cerca del
Corredor Mesoamericano de Biodiversidad (MBC) .................................................... 201
Parte XII – Respuestas a las Revisiones del Proyecto .................................................. 204
Parte XIII - Revisión institucional de las capacidades del BCIE de actuar
como Agencia Implementadota ...................................................................................... 237
PÁGINA DE FIRMÁS .......................................................................................................... 243
AT Asistencia Técnica
CA Centro América
BCIE Banco Centroamericano de Integración Económica
CAMEL
Metodología del BCIE de evaluación y monitoreo de los Intermediarios
Financieros
CCAD Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo
CFD Compañía de Financiamiento para el Desarrollo
CMB Corredor Mesoamericano de Biodiversidad
FALIDES Fondo Ambiental de Centroamérica
FCID Fondo de Cooperación Internacional para el Desarrollo – Republica de Taiwán
FSC Forest Stewardship Council
GEF Global Environment Facility (Fondo para el Medio Ambiente Mundial)
IF Intermediario Financiero
ONG Organización No Gubernamental
ONUDI Organización de las Naciones Unidas para el Desarrollo Industrial
PROARCA Programa Ambiental Regional para Centroamérica
PRODOMA Programa de Pequeñas Donaciones de Manejo Ambiental
PROMYPE
Programa para el Apoyo a la Micro y Pequeña Empresa del BCIE
MIPYMEs-AB Pequeñas, micro-, y medianas empresas amigables para la biodiversidad
PNUD Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo
RA Rainforest Alliance
SABM Sistema de Arrecifes de Barrera Mesoamericano
SIGMA Sistemas de Gestión para el Medio Ambiente
MIPYME Pequeñas, Micro-, y Medianas Empresas
UCP Unidad de Coordinación del Proyecto
USAID United States Agency for International Development (AID)
5
Contexto y significado global
1. Hace unos 5 millones de años, secciones sumergidas de Centro América subieron sobre
el nivel del mar para crear un puente terrenal entre las anteriormente separadas masas de
tierra de Norte y Sur América. Las especies comenzaron a dispersarse en ambas direcciones y
a interactuar dentro de la recién creada zona de transición. En combinación con los efectos de
cinco millones de años de evolución posterior, esta fusión prehistórica ha creado una de las
tres regiones más biodiversificadas.
2. Meso América, definida como los siete países Centroamericanos en conjunto con los
cuatro estados mejicanos sureños, incluye un área de terreno de 769,000 km 2 , lo cual
representa solamente el 0.5% de la superficie global; sin embargo, apoya aproximadamente el
7% de la cantidad total de especies terrestres globalmente identificadas a la fecha. Las 210
especies mamíferas endémicas de la región y las 24,000 especies de plantas son las primeras
y cuartas respectivamente entre los 25 “puntos calientes” de la biodiversidad global. En
términos de hábitat, los pantanos costeros y manglares a lo largo de la costa pacifica de Meso
América se convierten en bosques de coníferas y de hoja ancha en la altitudes más altas. Al
este de estas montañas, dentro de las tierras bajas caribeñas, se encuentran bosques
subtropicales húmedos y bosques tropicales. Por ultimo, la porción del sur de Meso América
apoya los bosques de hoja ancha premontanos y montanos de maderas duras.
3. La región ha tomado grandes pasos hacia la conservación de su extraordinaria
biodiversidad, incluyendo el establecimiento de aproximadamente 600 áreas protegidas y más
de 100 áreas marinas protegidas. Casi el 12% de Meso América esta ahora bajo alguna clase
de protección, con Costa Rica (26%) y Guatemala (22.6%) en la delantera en términos de
porción de superficie de tierra protegida. La cooperación regional por la conservación ha
llegado a la creación de un programa innovador para la consolidación de una red de áreas
protegidas y bosques de plantación favorables a la biodiversidad, de los sistemas
agroforestales y las reservas privadas en un Corredor Biológico Mesoamericano (CBM) el
cual esta enlazando los hábitats a lo largo de la región. En un paso análogo dirigido a la
conservación de la biodiversidad marina, Guatemala y Honduras se unieron con Belice y
México en un pacto en 1997 que llamaba a la protección del sistema de arrecifes corales de
1,000 kilómetros de largo, conocido como el Sistema de Arrecifes de Barrera Mesoamericano
(SABM).
4. Las cinco naciones participando en el presente proyecto – Costa Rica, El
Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua – ocupan un área contigua de casi
420,000 km 2 en el corazón de Meso América (de aquí en adelante “el área del proyecto”
o sencillamente “el área”). Con la excepción de Costa Rica, cada país se considera estar a
nivel medio de desarrollo humano. En conjunto, los países tenían una población estimada de
33.2 millones de personas en el 2000, o un promedio de casi 79 personas por km 2 . El
crecimiento anual de la población proyectado del 2000 al 2015 oscila entre el 1.6% (El
Salvador) al 2.4% (Guatemala y Nicaragua). El Producto Interno Bruto por capita en 2000,
basándose en la paridad de poder de adquisición, oscilaba entre el más alto de $8,650 (Costa
6
Rica) al más bajo de $2,366 (Nicaragua).
5. Las tasas de crecimiento relativamente altas del área del proyecto y los niveles de
ingresos relativamente bajos, han contribuido a una situación de presiones en aumento sobre
existencias limitadas de recursos naturales y la biodiversidad asociada. La deforestación
general y otros impactos ambientales negativos han sido el resultado. El área podría estar en
la cúspide entre un espiral descendiente de degradación de pobreza y perdidas mayores de la
biodiversidad o, talvez, una transición hacia el camino del desarrollo sostenible atado a la
adaptación de métodos de menos intensidad de recursos y más producción sostenible. Por
ello, el destino de la abundancia de la biodiversidad del área esta estrechamente atado con su
camino del desarrollo.
Amenazas, causas, oportunidades y el papel de los MIPYMEs en
varios sectores
AMENAZAS Y CAUSAS
6. La pérdida de la biodiversidad dentro de los ecosistemas forestales y montañosos en el
área del proyecto esta relacionada principalmente a la pérdida y degradación del hábitat.
Antes del siglo 20, la mayor parte de Meso América, incluyendo el área del proyecto, estaba
bajo cobertura forestal, en donde gran parte de su biodiversidad se podía encontrar. Con el
advenimiento de la silvicultura mecanizada, de más intensidad a medida que el siglo
progresaba, gran parte de esta cobertura forestal se perdió. Entre 1980 y 1990, se estimo que
la taza de deforestación en Meso América era del 1.4% anual, alcanzando hasta el 1.9% solo
para Centro América. Desde 1990 hasta 1995, las perdidas totales del hábitat forestal en
Centro América se estimaron en 2.3 millones de hectáreas. Se estima que hoy día, solo
alrededor del 20%, o 231,000 km 2 , de los bosques originales de Meso América han quedado
en un estado relativamente natural.
7. Para agregar a las dificultades enfrentando a su biodiversidad, la deforestación ha dejado
a gran parte de la cobertura forestal restante altamente fragmentada y por ello, cada vez más
aislada genéticamente. La bien documentada relación entre las cantidades de especies y las
áreas de hábitats, tal como están medidas por curvas de especies-área, indica que muchas de
las especies restantes dentro de estos fragmentos pueden estar condenados a la extirpación
local o, en el caso de las especies estrechamente endémicas, a la extinción. En efecto, estas
preocupaciones recalcan los recientes esfuerzos de enfocar en los corredores biológicos
dentro del paisaje productivo como una estrategia para conservar la biodiversidad.
8. Por supuesto que la extracción de madera ha sido un factor en el proceso de deforestación
descrito anteriormente. Históricamente los árboles de caoba de crecimiento viejo en particular
han sido los más valiosos recursos buscados dentro de los bosques vírgenes. La extracción de
madera – legal o ilegal - en grande y pequeña escala, sostenible y no sostenible – continúa a
lo largo de la región. Mirando al futuro, la forma en la cual las tierras forestales „productivas
restantes (al contrario de las „protegidas) son manejadas, incluyendo como son cosechados
los productos de madera y no de madera, será un determinante importante para la
biodiversidad dentro de estas áreas.
9. La madera no es el único valor buscado por aquellos buscando los medios de ganarse la
vida o de sacar provecho de los terrenos forestales. Con frecuencia, la explotación forestal
7
selectiva servia para abrir el bosque a la agricultura de cortar y quemar. Gran porcentaje de
los terrenos forestales han sido convertidos para la ganadería o para utilizarlo en sistemas
agrícolas o de producción mixta. Existe una variedad de sistemas en la región, incluyendo
tierras de pastoreo de ganado, plantaciones de banano y café, etc. Así como en el caso de la
madera, las demandas de Norteamérica y Europa por productos agrícolas y de carne juega un
papel importante en marcha en el proceso de la conversión de tierras.
10. La tierras de uso agrícola, agro-pastoreo y agro-silvicultura-pastoreo comúnmente
encontradas a lo largo del área del proyecto tienen el potencial de ser compatibles con metas
tales como el mejoramiento de la conectividad biológica por medio de los corredores
ecológicos. Sin embargo, el grado al cual ellos (i) promueven la conectividad, (ii) actúan
como refugios para la biodiversidad en su propio derecho, o (iii) desalientan la conversión
adicional de tierras, depende mucho de los métodos del uso de tierras y las estrategias de
producción adoptadas. La prevención de la degradación de estos paisajes productivos – ya
sea la degradación de su capacidad productiva, de su capacidad de la provisión de servicios
ambientales o de su capacidad de apoyo de la diversidad biológica – constituye una prioridad
social, económica y de conservación. Sin embargo, al mismo tiempo alentando la
intensificación de la producción en estas tierras representa una estrategia importante para
desalentar aun más intrusión en las áreas forestales restantes. Los métodos del uso de tierras
actualmente utilizados a lo largo de la región típicamente no representan la combinación de la
producción intensificada y a la vez sostenible, requerida para reducir intrusiones y apoyar la
conservación y la conectividad.
11. La biodiversidad marina y costera asimismo ha estado bajo presión, debido a un grupo
de factores marcados pero relacionados. Las fuentes de contaminación con base en la tierra,
incluyendo los contaminantes industriales y la sedimentación enlazada con la deforestación,
han tenido efectos importantes en los hábitats marinos cerca de las costas, incluyendo el
Sistema Mesoamericano de Arrecifes de Barrera (SABM ver la página ), el cual es el
segundo sistema más largo de arrecifes del mundo. La acuicultura marina, en particular el
cultivo de camarones, también ha sido afectado por la perdida de hábitat, incluyendo en áreas
importantes de manglares. Por ultimo, presiones de la pesca intensiva han tenido impactos
significativos en los ecosistemas marinos cerca de las costas.
12. Las causas fundamentales de las amenazas arriba mencionadas están involucradas con
patrones y proceses del desarrollo que son similares a lo largo de Centro América. Esto incluye
los altos niveles de pobreza, los cuales en algunos países llegan a ser el 70% del total de la
población, el crecimiento rápido poblacional, políticas gubernamentales mal definidas,
pensamiento económico a corto plazo, derechos de propiedad mal definidos, la baja capacidad institucional de las agencias gubernamentales y los impactos recurrentes de los desastres
naturales. Como ejemplo de cómo estos factores funcionan conjuntamente, la distribución
altamente dispareja de tierras en combinación con los altos niveles del crecimiento de la
población significa que los pobres a menudo son consignados a las tierras marginales, típicamente
las que se encuentran en las laderas, en las cuales los intentos de la producción agrícola y agro
pastoreo con frecuencia involucran la degradación forestal y aun más deforestación, seguidos por
la erosión rápida del suelo y la degradación de la tierra. Los impactos de los desastres naturales
posteriores, tales como el Huracán Mitch en 1998, se vuelven sustancialmente peores por los
cambios ecológicos que los preceden.
13. La pobreza rural más aguda de la región a menudo ocurre precisamente en aquellas áreas con
el valor ambiental global más grande tal como los bosques de frontera. Estas áreas generalmente
están caracterizadas por su distancia o aislamiento relativo de los centros económicos, por su
8
deficiencia de servicios básicos tales como instalaciones educacionales y de salud, red de
caminos, provisión de agua potable, energía, bajo nivel de educación y alfabetismo, niveles altos
de crecimiento poblacional y la dependencia en la agricultura de subsistencia para sustento. Estos
factores seriamente perjudican el desarrollo económicamente y ecológicamente sostenible de
actividades y medios para ganarse la vida. Por ejemplo, los bajos niveles de alfabetismo y poca
disponibilidad de transporte contribuyen a una integración comercial débil y la pobre
acumulación de capital por los habitantes del bosque.
14. Entre los obstáculos que permiten que estos procesos destructivos persistan están las leyes y
regulaciones, que poco se hacen cumplir. Estas son emblemáticas de un paradigma anticuado del
desarrollo que busca aumentar la producción y las exportaciones y a la vez pone poca atención a
las consecuencias ambientales. Estos problemas son agravados por derechos de propiedad mal
articulados, lo cual desalienta la inversión de las comunidades rurales en el mantenimiento
ambiental de las tierras, a pesar del hecho que ellas saldrían ganando más aplicando esta
mayordomía.
15. Las estructuras contra producentes creadas por políticas gubernamentales representan una
barrera importante adicional. Estas oscilan entre políticas macroeconómicas que desalientan las
inversiones en la productividad agrícola mejorada, hasta políticas que explícitamente promueven
la conversión de las áreas naturales en agrícolas o para cualquier otro uso, subsidian el uso de
pesticidas, etc.
16. Finalmente, una barrera extremadamente importante de la conservación ha sido el grado
limitado al cual los mercados han reconocido y atribuido un valor monetario a la biodiversidad. A
la vez que el análisis económico ambiental ha exitosamente demostrado muchos valores
significativos intrínsicos en la biodiversidad, los propietarios particulares de las tierras no han
podido capturar todos estos valores y recibir beneficios rentables de ellos y como resultado no
han tenido los incentivos para llevar a cabo un nivel óptimo de conservación
9
OPORTUNIDADES
17. En el pasado, las oportunidades para conservar la diversidad biológica generalmente se han
visto en forma de establecer áreas protegidas (APs). En efecto, los países dentro del área del
proyecto han aprovechado estas oportunidades, estableciendo centenares de APs en el proceso.
Sin embargo, gradualmente están realizando que la APs son una necesidad, pero no el
instrumento suficiente para conservar la biodiversidad de la región. Un adjunto esencial de las
APs deberá ser asegurar que los paisajes productivos – en particular los que están
estratégicamente ubicados o los que de otra forma son biológicamente importantes – también
jueguen un papel realzado en la conservación. Esta realización está detrás del establecimiento del
Corredor Biológico Mesoamericano.
18. Para asegurar que los paisajes cumplan este papel potencial, se requiere la transformación de
las prácticas de los sectores de producción y servicios de los sectores económicos tales como el
forestal, el agro forestal, turismo y acuicultura. La mayoría de las oportunidades de negocios
asociadas con las prácticas de producción y servicios transformadas están asociadas con los
recién desarrollados “mercados verdes”. Empresas de todo tamaño han comenzado a aprovechar
las oportunidades ofrecidas por estos mercados, los cuales típicamente ofrecen una combinación
de precios “premium” (mejor precio) y el acceso mejorado a mercados para los productores que
operan de acuerdo con criterios predeterminados sociales, ambientales, y/o relacionados con la
biodiversidad en sus procesos de producción. El cumplimiento con estos criterios es generalmente
demostrado por medio de un proceso de certificación y uso del “sello de aprobación” resultante.
19. En términos económicos ambientales, la certificación empuja un proceso de cambios
positivos dentro de los sectores de productos y servicios que elimina algunas de las exterioridades
negativas asociadas con estos sectores. El grado de cambio se puede medir por a la forma en la
cual los esquemas operan, por ejemplo, por medio de evaluaciones/auditorias repetidas, las cuales
sirven para documentar avances hacia, y eventualmente en el cumplimiento en marcha del juego
de normas en discusión. Los beneficios claros y demostrables para la biodiversidad están entre los
resultados de la transformación de las prácticas de producción.
20. En el contexto del presente proyecto, la certificación es importante por tres rezones
principales:
1 ofrece una metodología para demostrar la existencia y escala de los beneficios para la
biodiversidad („beneficios certificados) por medio de cuerpos independientes de terceras
partes para la certificación;
2 proporciona un juego de criterios por el cual un negocio dado, y en este contexto un
prestatario en potencia, podría ser juzgado como elegible para el acceso preferencial de
financiamiento („elegibilidad certificada);
3 los prestadores, una vez que entiendan las ventajas relacionadas con precios, mercados, y
acceso a mercados ofrecidos por la certificación, estarán más interesados en hacer
préstamos al „sector.
21. La certificación y los mercados verdes, a la vez que son extremadamente importantes, no
deberán ser vistos como el único contexto dentro del cual los negocios pueden apoyar la creación
de beneficios para la biodiversidad. Por lo tanto, en ciertos casos, la meta no es tanto de
transformar los procesos productivos sino que sencillamente alentar la prosperidad de ciertas
clases de negocios. Esto podría incluir las asociaciones de negocios que dependen de los recursos
de la biodiversidad, asignar el valor del área protegida, o de otra forma reducir la presión en los
recursos silvestres. Generalmente, estos negocios ayudan a monetizar el valor de uso de los
10
recursos y áreas naturales, ya sea a través de medios de consumo o no consumo. Un ejemplo es,
establecer una nueva instalación para el ecoturismo dentro o cerca de un área protegida.
Encontrar un nuevo mercado para un producto basado en la naturaleza es otro. Ambos sirven para
aumentar el valor de mercado de los ecosistemas naturales y por tanto, alientan su conservación.
EMPRESAS PEQUEÑAS, MICRO- Y MEDIANAS (MIPYMES) Y LOS BENEFICIOS POTENCIALES
PARA LA BIODIVERSIDAD DE LA TRANSFORMACION DE LA PRODUCCION Y LA INVERSIONES
ASOCIADAS
22. Como se anotó anteriormente, el área del proyecto requiere de una transición a un camino de
desarrollo sostenible enlazado con la adaptación de métodos menos destructivos, de utilización
menos intensiva de recursos, y más sostenibles de producción. Las empresas pequeñas, micro- y
medianas (MIPYMEs) juegan un papel clave para lograr esta meta.
23. Se estima que el 95% de las empresas de Centro América son empresas pequeñas, micro o
medianas (MIPYMEs); estas a su vez, incluyen el 54% del empleo y el 34% de la producción
total de de la región. Una porción sustancial de los operadores de las MIPYME están ansiosos de
ampliar sus negocios para aumentar sus ingresos. Aunque muchas, o casi todas de estas empresas
ultimadamente fallarán, otras serán exitosas y se convertirán en las grandes empresas de mañana.
Muchas permanecen como parte de la economía informal. Las mujeres y los grupos indígenas
están bien representados dentro del sector de las MIPYME.
24. Muchas MIPYMEs se encuentran en áreas rurales y dependen en gran parte de los recursos
naturales. Representan un segmento importante dentro de muchos sectores económicos del área
del proyecto, incluyendo los sectores agrícolas, agro-forestales, forestales, de turismo y marinos.
Estos son precisamente los sectores implicados en el proceso de degradación y perdida de la
biodiversidad descrito anteriormente. Pocas MIPYMEs tienen conocimiento acerca de la
importancia de las prácticas de uso sostenible y conservación para lograr éxitos de largo plazo.
Las que están informadas típicamente tienen pocos incentivos o alternativas para activamente
conservar a los recursos naturales o a la biodiversidad.
25. Como resultado de los factores anteriores, las MIPYMEs representan motores críticos detrás
de los procesos en marcha de conversión de tierras, degradación, contaminación y las resultantes
perdidas de la biodiversidad. Esto as su vez, las convierte en un grupo clave en el cual se pueden
alentar las practicas amigables para la biodiversidad en los sectores de producción y de servicios.
Agricultura y agro-silvicultura
26. Se considera que la agricultura es uno de los agentes principales de las perdidas de los
ecosistemas y de la biodiversidad a nivel mundial. Como ejemplo, la Unión para la Conservación
Mundial (World Conservation Union) y Cosecha Futura (Future Harvest) informan que casi la
mitad de las 17,000 áreas protegidas principales a nivel mundial, están siendo utilizadas para la
agricultura. Es más, muchas áreas protegidas adicionales están ubicadas adyacentes a, o traslapan
con tierras agrícolas. La agricultura, tal como se discutió previamente, permanece un incentivo
clave para la conversión de los hábitats naturales restantes.
27. A pesar de los continuos avances tecnológicos, en muchas áreas de los trópicos la
agroforestería continúa ofreciendo ciertas ventajas sobre las técnicas modernas, „tecnificadas,
monoculturales de agricultura. Con respecto a la biodiversidad, Schroth et. al. (2004) examinan y
11
encuentran apoyo para tres hipótesis, cada uno de los cuales representa una ruta distinta por
medio de la cual las prácticas apropiadas de agroforestería pueden ayudar a conservar la
biodiversidad tropical:
1 La agroforestería puede ayudar a proteger a los bosques naturales: A la vez que se
advierte acerca de la suposición de una generalización de causa y efecto, los autores
arguyen que bajo ciertas combinaciones de las características de los agricultores, las
practicas de agroforestería y las condiciones del mercado y de la tenencia, la
agroforestería puede servir para desviar de la frontera del bosque a los recursos de mano
de obra y de capital, y de esa forma ayuda a reducir la deforestación. De utilidad
particular aquí son las técnicas que (i) requieren de inversiones en las tierras a largo
plazo; (ii) son intensivas de mano de obra o de capital, y; (iii) reducen los riesgos de
producción. Los beneficios tienen más posibilidad cuando lo anterior es utilizado en
combinación con otras medidas directas de conservar los bosques, tales como las áreas
protegidas y el acceso a los mercados especiales (por ejemplo, los verdes).
2 Las áreas de agroforestería puede proveer los hábitats y recursos para las especies de
plantas y animales que dependen parcialmente de los bosques: Los sistemas de
agroforestería tales como cambiar los sistemas de cultivos, cosechas de árboles de
sombras y los sistemas silvopastoriles complejos en especial pueden ofrecer este apoyo.
Aquí existe una tensión clara entre la intensificación y el mantenimiento de las especies
silvestres; por lo tanto, la alta diversidad tiende a coincidir con las áreas de manejo
extensivo. Para algunos grupos de animales del bosque, la diversidad y/o la abundancia
podría aumentar dentro de los “estructuralmente heterogéneos paisajes barbechos,” en
comparación con los bosques primordiales.
3 La agroforestería puede proveer “el uso de matriz benigna de tierras para paisajes
fragmentados”: La hipótesis completo es el siguiente: “En aquellos paisajes que son
mosaicos de áreas agrícolas y vegetación natural, el valor de la conservación de la
vegetación natural restante….es aun más grande, si está encajada en un paisaje dominado
por elementos agroforestales y si la matriz de entorno consiste de campos de cosecha y
pastoreo carentes de una cubierta de árboles.” Las funciones relacionadas con la
biodiversidad de la agroforestería incluyen: (i) la provisión de una transición sin
obstáculos entre áreas agrícolas abiertas y las fronteras del bosque (reduciendo los
„efectos de orilla); (ii) la provisión de conectividad; (iii) la provisión de hábitats
alternos/supleméntales para las especies del bosque.
28. Un ejemplo excelente de los principios anteriores en acción, y de su relación con las
MIPYMEs y la biodiversidad, es el caso del café. Los pequeños propietarios, incluyendo las
MIPYMEs, representan una porción muy significante de la producción total dentro del sector del
café. Están en uso cinco sistemas distintos de manejo del café, desde el tradicional o rústico hasta
el monocultivo del sistema sin sombra o de pleno sol. Una gama amplia de investigaciones apunta
la existencia de beneficios significativos para la biodiversidad asociados con el mantenimiento
del primer sistema.
29. En resumen, el sector agrícola proporciona numerosos ejemplos en los cuales las MIPYMEs
están involucradas en prácticas destructivas de producción que producen impactos sustanciales en
la biodiversidad. La Tabla 2 abajo destaca algunas de estas prácticas, junto con otras que podrían
ser introducidas.
Tabla 1: Transformaciones potenciales de agricultura y agroforestería de las MIPYMEs Practica Común Transformación potencial
Producción tecnificada de cacao y café (ausencia de árboles Producción de sombra de cacao y café en sistemas integrados
12
Conversión de producción de café de sombra a otras cosechas
menos amigables para la BD, debido a bajos precios del café
Certificación y los sistemas integrados agroforestales
aumentan el valor del café crecido en sombra, haciendo más
viable la producción
Procesamiento convencional del café Procesamiento amigable para el ambiente, del café, con
énfasis en tratamiento en el sitio de desperdicios
Ganadería intensiva (pocos árboles de sombra, si algunos;
alto impacto de carne y/o lecherías).
Sistemas sillvopastoriles (incorporación de especies de
árboles multipropósitos en diversos arreglos silvopastoriles;
ganadería y producción de lácteos de bajo impacto).
Producción de hortalizas de altos insumos Producción de hortalizas en sistemas diversificados de
agroforestería
Producción de caña de azúcar de altos insumos Producción de caña de azúcar en combinación con plantación
en franjas de especies de árboles multipropósitos
Agricultura de de cortar y quemar en tierras marginales Sistemás intensivos y diversificados de agroforestería (pero
los sistemas dependen de el acceso a mercados y de la
demanda).
Silvicultura
30. Las actividades forestales han jugado un papel potencialmente crítico en los resultados de la
biodiversidad. Muchos bosques en Centro América son propiedad privada, e incluyen tanto
bosques naturales como plantaciones. A la vez que las cifras son difíciles de conseguir, un
porcentaje significativo de estas tierras forestales de propiedad privada esta bajo el control de
pequeñas y medianas entidades o empresas. Esta categoría incluye tierras que son propiedad de, y
manejadas por, comunidades locales, muchas de las cuales posiblemente no establecieron
empresas actuales para este propósito.
31. Los impactos negativos específicos de las actividades forestales en estas tierras incluyen los
siguientes:
1 el uso de especies exóticas;
2 la conversión del bosque en plantaciones o para usos de tierras no forestales;
3 el uso de agentes biológicos de control, incluyendo organismos genéticamente
modificados;
4 la erosión y otros impactos debido a las cosechas, construcción de carreteras y otros
estorbos mecánicos;
5 la perdida de muestras representativas de los ecosistemas dentro del paisaje;
6 ninguna protección especifica para las especies bajo amenaza o en peligro y sus hábitats,
y;
7 la falta de seguridad de la regeneración y sucesión del bosque.
33. La certificación se ha convertido en una herramienta cada vez más importante para asegurar el
uso sostenible y la conservación de la biodiversidad en las áreas forestales. Forest Stewardship
Council (FSC) es una organización internacional sin fines de lucro que ha desarrollado un
sistema para identificar y marcar los productos provenientes de bosques bien manejados. La FSC,
de la cual uno de los papeles claves es acreditar a los grupos de certificación forestal, promueve
“el manejo ambientalmente apropiado, socialmente beneficioso, y económicamente viable de los
bosques mundiales.” A la fecha, más de 47 millones de hectáreas de bosques mundialmente han
sido certificadas por grupos de certificación acreditados por la FSC.
33. Rainforest Alliance (RA) ha jugado un papel clave como cuerpo de certificación acreditado
por la FSC a través de su Programa de Madera Inteligente (SmartWood Program); a la fecha ha
13
certificado mundialmente a más de 800 operaciones en más de 10 millones hectáreas. En años
recientes, la RA también ha establecido un programa para certificar a los Productos Forestales no
Maderables (Non-Timber Forest Products).
34. El alcance de la certificación a lo largo del área del proyecto esta presentado abajo, en la
Tabla 3.
Tabla 2: Alcance de los sitios certificados en manejo forestal en el área del proyecto
respaldados por el Forest Stewardship Council (FSC)
De la cual …
Guatemala 14 475,248 439,644 35,604 8
Honduras 3 37,281 37,281 0 3
Nicaragua 4 16,727 13,157 3,570 4
Totales del área del
23
mayo 2005.
Turismo
35. El turismo es un sector en el cual las MIPYMEs juegan un papel importante y en la actualidad
a menudo destructor, y a la vez representa una oportunidad igualmente importante de impactar
positivamente en la biodiversidad. En términos de escala, el turismo, incluyendo el turismo de
naturaleza, ya representa la fuente más importante de moneda internacional para Costa Rica. El
turismo de playa cada vez más está adquiriendo más importancia para la economía de Honduras,
y el buceo de clase mundial atrae a los buceadores de alrededor del mundo a sus Islas de la Bahía.
Otros países dentro del área del proyecto están ansiosos de replicar estos éxitos desarrollando aun
más sus propias industrias de turismo.
36. Mundialmente casi el 80% de los negocios de turismo son MIPYMEs, una cifra que
probablemente será aplicable en toda el área del proyecto. Muchos, tal vez la mayoría, de estos
negocios están contribuyendo a las variadas fuentes de degradación ambiental típicamente
asociadas con la industria del turismo, incluyendo los cambios físicos y daños al hábitat, la
disposición inadecuada de desechos sólidos, el descargo de sustancias toxicas, el agotamiento de
aguas subterráneas y la contaminación y cambios en las cargas de sedimento. Dependiendo de los
factores geográficos y otros, muchas de las amenazas anteriores pueden tener impactos
importantes en la biodiversidad, y el crecimiento de la industria aumenta estos riesgos.
37. Sin embargo, el sector del turismo, y en particular el segmento ocupado por las MIPYMEs,
ofrece oportunidades importantes para crear beneficios para la biodiversidad. El „ecoturismo está
definido por la Sociedad Internacional del Ecoturismo como “viajes responsables que conservan
el ambiente y mejoran el bienestar de las poblaciones locales en áreas naturales.” Como tal, el
14
ecoturismo representa la intersección entre „turismo de naturaleza y „el turismo sostenible.
Utilizando estas definiciones, la importancia del ecoturismo para la conservación de la
biodiversidad deberá ser clara; aumentando los valores de uso de las áreas naturales (turismo de
naturaleza) y por lo tanto, aumentando los incentivos para conservarlas, minimizando o evitando
los impactos negativos del turismo (turismo sostenible), el ecoturismo puede hacer una
contribución clara y significativa para la conservación de la biodiversidad. El ejemplo de Costa
Rica mencionado anteriormente es un caso en el cual esfuerzos significativos para establecer
áreas protegidas – en combinación con un estrategia exitosa de mercadeo – ha ayudado a
establecer el ecoturismo (o por lo menos el turismo de naturaleza) como un sector económico
importante.
38. El grado al cual el ecoturismo contribuye a la conservación esta estrechamente relacionado
con su éxito en comprometer a las comunidades locales directamente en el proceso y asegurar que
sean beneficiadas. Al hacerlo, las comunidades locales son alentadas a desviar la mano de obra y
el capital, de actividades de extracción de recursos potencialmente destructivas, porque ambos
pueden ser ocupados en medios de vida alternativos generados por medio del ecoturismo y
porque ahora tendrán incentivos adicionales para conservar los recursos que atraen a los turistas
en el primer lugar. Aquí también, las MIPYMEs tienen un papel importante que jugar, tal como
lo reconocen los recientes esfuerzos de promover el turismo rural basado en las comunidades.
Acuicultura marina
39. La acuicultura marina ofrece ejemplos adicionales del papel de las MIPYMEs en la
generación de impactos en la biodiversidad. De acuerdo con un estudio en 1997, cuatro de cinco
países en este proyecto estaban entre los primeros 11 productores de camarón cultivado. Estos
eran, en orden de importancia: Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Guatemala. Los intereses
relacionados con la biodiversidad asociada con la acuicultura marina incluyen: los impactos
físicos en los hábitats, los cambios en los hábitats naturales y semi naturales; el impacto químico
en el agua y los sedimentos, incluyendo la eutrofización; la introducción de organismos de
enfermedad, y la introducción de organismos modificados no nativos o posiblemente
genéticamente modificados.
40. En el caso de Honduras, aproximadamente 287 fincas camaroneras actualmente están en
operación, con una producción de exportación en el 2004 de casi 20 millones de kilos. Aquí, así
como también en otras partes del área del proyecto, existe una variación tremenda en el grado al
cual los factores relacionados con el ambiente y la biodiversidad son considerados por los
productores. Aquellos que han adoptado las normas del Consejo de Certificación de Acuicultura
(Aquaculture Certification Council) (ACC) han sido certificados de estar siguiendo prácticas
como las siguientes:
4 normas estrictas para afluentes,
5 manejo de sedimento,
6 control de la salinidad de la tierra y el agua y del agotamiento de aguas subterráneas,
7 no usar postlarvas silvestres, y
8 cumplir con las regulaciones nacionales en cuanto a la importación de camarón semilla
nativa y no nativa.
41. La diferencia acumulativa para la biodiversidad puede ser significativa al cumplir todas las
normas anteriores versus el nivel probablemente alto de la falta de cumplimiento entre las fincas
no certificadas.
15
42. En relación con el papel de las MIPYMEs, de las 287 fincas camaroneras en Honduras, más
de la mitad o 150, son fincas pequeñas que cubren menos de 30-40 hectáreas cada una. Son
precisamente estas fincas, con acceso limitado a capital, que tienen las dificultades más grandes
en mejorar sus normas ambientales, en respuesta a las demandas de los mercados internacionales
del camarón criado de acuerdo con „Las Mejores Practicas de la Acuicultura. Por lo tanto, a
medida que otras operaciones más grandes hacen las inversiones necesarias requeridas para
transformar sus prácticas de producción, estos productores más pequeños se están quedando atrás
y son responsables por daños ambientales y pérdidas de la biodiversidad.
Situación de línea de base: Las herramientas para transformar las
prácticas de las MIPYME
43. Dado el papel de la conservación a nivel del paisaje del área del proyecto, claramente hay una
oportunidad enorme para lograr beneficios para la biodiversidad por medio de las practicas
transformadas productivas y del sector de servicio de las MIPYMEs, en el mantenimiento de la
conectividad biológica y como refugio para la biodiversidad en su derecho, junto con la
importancia y el papel no optimo en la actualidad jugado por las MIPYMEs dentro de ese paisaje.
Tres herramientas críticas para aprovechar esta oportunidad están descritas abajo en detalle. Para
cada herramienta, se presenta la siguiente información: (i) un vista general de la herramienta; (ii)
un análisis de las barreras relacionadas con el funcionamiento efectivo de la herramienta para
apoyar las practicas transformadas productivas y del sector de servicios de las MIPYMEs; (iii)
una descripción de los interesados involucrados en el uso de la herramienta y sus actividades
relacionadas de línea de base; (iv) un resumen del escenario de línea de base relacionado con el
uso de la herramienta.
Vista General
44. Un obstáculo mayor que limita el crecimiento de cualquier negocio pequeño es la
disponibilidad de capital. Todos los mercados de capital alrededor del mundo tienden a ser
conservadores. El dinero privado esta canalizado para propósitos en los cuales los riesgos,
garantías y recompensas están balanceados: por un lado los fondos están disponibles para
inversiones de altos rendimientos y altos riesgos y los negocios (especialmente el financiamiento
por la venta de acciones, fondos para negocios aventurados/arriesgados); por otro lado, el dinero
es prestado para los negocios de bajo riesgo, de rendimiento razonable que pueden proveer
garantías de buena calidad. Las MIPYMEs en la mayoría de los casos quedan afuera de esta
corriente de financiamiento de mediano y largo plazo. Los gobiernos y las ONGs han reconocido
este problema y han comenzado a hacer disponibles los fondos públicos para apoyar a las
MIPYMEs a través de varios canales formales e informales de financiamiento. El financiamiento
dedicado disponible en Centro América para las MIPYMEs, incluyendo para las que afectan la
biodiversidad, está categorizado a continuación:
1 Fondos controlados y canalizados por medio del sector financiero formal: A las
instituciones multilaterales o financieras para el desarrollo nacional, tales como el Banco
Centroamericano para la Integración Económica (BCIE) se les ha confiado el
financiamiento público, tanto del extranjero como domestico, para estos propósitos
dedicados, normalmente en términos de subsidios. Los fondos son prestados por medio
de las instituciones locales de financiamiento a las MIPYMEs con términos similares a
los del mercado. Dependiendo de la clientela antes mencionada, los intermediarios
financieros (IFs) son bancos y financieras especializadas (para las medianas y pequeñas
empresas) o instituciones no bancarias (para las micro – y pequeñas empresas y clientes).
Las características principales de estos fondos son que pueden ser distribuidos entre la
clientela dispersa, y además manejados con eficiencia y de acuerdo con principios
bancarios prudentes.
2 Fondos de los donantes y de las ONGs canalizados por medio de ONGs locales e
internacionales y por medio de instituciones no bancarias: Estos fondos son más
específicos en términos de su propósito y normalmente son pequeños en volumen y de
cantidades y variedades grandes. A menudo son operados a nivel de comunidad y se
otorgan como donaciones y cuasi-donaciones, por ejemplo, donaciones para fondos
rotatorios de la comunidad. Estos fondos normalmente son canalizados por medio de
ONGs locales o de compañías consultoras por parte de los donantes. La asistencia técnica
forma parte sustancial de estos Fondos.
3 Fondos obtenidos de mercados de capital: El sector bancario formal proporciona fondos
para las MIPYMEs por medio de depósitos de fondos dedicados. Sin embargo, muchas
instituciones financieras no bancarias, especialmente las ONGs no pueden obtener
suficiente financiamiento de estas fuentes, y necesitan recurrir a los mercados de capital
para recursos adicionales. Las asociaciones cooperativas de ahorro y préstamo obtienen
muchos de sus recursos de los depósitos de sus miembros.
45. El concepto de las prácticas, productos, etc. amigables para la biodiversidad, no solo es
ampliamente entendido en la región por las empresas y la comunidad de financiamiento, sino que
también es percibido como algo de importancia. Sin embargo, está muy claro que los negocios
amigables para la biodiversidad, aunque ya están en marcha exitosamente, todavía están en las
17
primeras etapas, debido a que no son muy conocidos y son percibidos de alto riesgo. La
potencialidad para que las practicas amigables para la biodiversidad sean incluidas en los
negocios es, sin embargo, extremadamente amplia y deberá alcanzar a los actores económicos en
todo nivel y de todo tamaño. Es importante involucrar a los actores principales del sector
financiero, aumentar sus conocimientos, y atraerlos para que encuentren las formas de financiar
los negocios provechosos amigables para la biodiversidad.
46. El financiamiento no deberá ser la fuerza que empuja la creación de nuevos negocios
favorables para la biodiversidad. Mejor dicho, deberá ser la comunidad de negocios, los
agricultores, y las comunidades locales que soliciten y establezcan esta clase de negocio. Sin
embargo, es esencial que cuando sean presentadas las inversiones concretas, la comunidad
financiera esté preparada para considerar el financiamiento de estas actividades dentro de
principios generalmente aceptados de financiamiento. Las experiencias de otros lugares
demuestran que para lograr el financiamiento para nuevos negocios amigables para la
biodiversidad se requieren incentivos de financiamiento para el arranque, o lo que se llaman
“subsidios inteligentes”. Por lo tanto, una de las metas del proyecto es establecer una comunidad
de financiamiento que considere a los subsidios inteligentes y los amplíe basándose en los meritos
de los negocios, así como también en sus conocimientos mejorados de los requerimientos
específicos de esta clientela. Para lograr esta meta, el proyecto atraerá a los actores claves dentro
de la comunidad financiera de la región y los conectará con los negocios emergentes y
potenciales amigables para la biodiversidad.
Barreras
47. El sector financiero de Centro América podría ser caracterizado como un sistema dual
consistiendo de: (i) banco comerciales y otras instituciones financieras que atienden los sectores
de empresas y grupos de consumidores grandes y medianos, y; (ii) un sector no bancario
emergente, que responde a las necesidades de las micro-empresas y las actividades basadas en la
comunidad. La gran mayoría de los negocios pequeños y medianos están en la brecha entre los
micro-financieros y los financieros comerciales. Las MIPYMEs a menudo quedan afuera del
sistema porque no tienen la capacidad de proveer las garantías colaterales y seguridad requeridas
por el sector bancario comercial. La mayor parte de los bancos no están dispuestos a dar servicios
al sector debido a los enfoques bancarios prudentes aplicados universalmente; tienen poca o
ninguna experiencia en hacer a la medida los enfoques o instrumentos para esta clase de negocio,
aun cuando es comercialmente viable. Dadas las características especializadas de las actividades
y negocios económicos amigables para la biodiversidad, las MIPYMEs-AB y los grupos
comunitarios trabajando en esta área tiene más dificultad para acceder financiamiento que las
MIPYMEs en general. Sin embargo, al dirigir el financiamiento a estos negocios, una
potencialidad tremenda sería creada para llevar prácticas ambientales sanas a una gran parte de la
actividad económica y las poblaciones del área del proyecto. Las barreras especificas financieras
para hacerlo se detallan a continuación:
B-1.1 Las instituciones financieras no reconocen el potencial de negocios de los mercados
verdes: Aun los bancos más activos de la región reconocen que no saben si existe una
demanda de financiamiento para los negocios relacionados con la biodiversidad. Tienen
poca idea del mercado en potencia, y como regla general no toman la iniciativa de llevar
a cabo la identificación de proyectos más allá de sus actividades normales de mercadeo y
relaciones con los clientes. Sin experiencia en esta clase de financiamiento, es difícil para
ellos evaluar los riesgos y las ganancias financieras relacionadas con estos negocios. A
pesar de estos factores, algunos bancos de la región ya entraron en préstamos
ambientales, particularmente en el área de financiamiento para procesos de producción
limpia y principalmente para los negocios de tamaño mediano de este sector.
18
B-1.2 Los bancos con frecuencia no están dispuestos a prestar a las MIPYMEs sin acceso a
garantías de colateral: La mayor parte de las MIPYMEs, incluyendo aquellas que esperan
ser calificadas como MIPYMEs amigables para la biodiversidad, operan en la agricultura,
silvicultura, acuicultura, procesos de pequeña escala y negocios de artesanía, comercio y
servicios. Típicamente, estos empresarios no poseen ni suficientes activos fijos, ni activos
financieros, para proveer las garantías de colateral actualmente requeridas por las
instituciones formales bancarias, en particular para préstamos del mediano y largo plazo.
A contrario de los bancos, las instituciones no bancarias de micro finanzas han
desarrollado instrumentos de mitigación de riesgo, tales como garantías de grupo,
haciendo posible los prestamos para microempresas sin las garantías de colateral
formales.
B-1.3 Los bancos hacen préstamos basándose en los clientes y no en ingresos: El sector
bancario ha sido consolidado en muchos de los países, resultando en menos bancos más
sólidos. La competencia es difícil, especialmente para los sectores medianos y grandes de
la economía. Esto ha resultado en márgenes disminuidos de préstamos y en selectividad
aumentada en las operaciones de préstamos. Las garantías colaterales apropiadas (ver
arriba) forman el parámetro clave del manejo y mitigación de riesgos, al grado que la
condición financiera del cliente es considerado como la preocupación principal para los
prestadores, más que lo es el propósito de los prestamos. De esta forma, los préstamos no
son realizados basados en los meritos y flujo de caja de las inversiones propuestas. Los
oficiales de crédito de los bancos están orientados a analizar el riesgo por cliente y no por
riesgo del proyecto; en general no han sido capacitados para hacer prestamos orientados a
proyectos y o basados en ingresos, ni en las técnicas de valoración de proyectos. Esto
deja a la mayoría de los sectores productivos de las MIPYMEs de la región, incluyendo a
las MIPYMEs-AB en potencia, sin acceso a los préstamos a plazos.
B-1.4 El financiamiento por instituciones no bancarias es muy caro: Las instituciones no
bancarias tienen una clientela amplia en la región, satisfaciendo exitosamente las
necesidades financieras a nivel de los pueblos locales de una gran cantidad de clientes,
desde personas particulares hasta las micro-empresas y empresas pequeñas. Debido a que
la mayor parte de los préstamos son realizados sin las garantías de colateral no
completamente validas (garantías de grupo, activos financieros etc.), y porque el tamaño
promedio de los préstamos es pequeño, las tasas de interés cobradas por las instituciones
tienden a ser altas para cubrir los costos de transacción y exposición a riesgos. Además,
el financiamiento del mercado de capital es sustancialmente más caro que el que viene de
las instituciones de financiamiento para el desarrollo – incluyendo al BCIE y los donantes
– el cual cubre solamente parte de su financiamiento. Los resultados finales es que estos
prestadores puede cobrar hasta el 30% por año por un préstamo de 18 meses. Algunos de
los empresarios activos, o sea en comercio, claramente pueden generar suficientes
utilidades financieras para dar servicio a estos préstamos caros. Los que están
involucrados en la agricultura, industrias artesanales y en áreas relacionadas tiene
dificultad en la creación de flujos de caja suficientes para dar servicios a los prestamos y
por tanto están excluidos de este sistema. Esta limitación también se aplica a muchas
MIPYME-ABs en potencia.
B-1.5 No existe ningún producto financiero o incentivo hecho a la medida para el subsector:
Los MIPYMEs-AB en potencia sufren por las mismas barreras que se explicaron
anteriormente en relación con las MIPYMEs y las microempresas. Además, dependiendo
del sector económico y clase de operación (desde el financiamiento de corto plazo de
19
preexportaciones y factores del cruce de fronteras hasta el financiamiento de largo plazo
para plantaciones de madera), podrían requerir de soluciones financieras llamadas „a la
medida. Estas clases de objetos de financiamiento no están entre las normas a las cuales
hoy día están acostumbrados los bancos. Por ejemplo, las experiencias de la Corporación
Internacional de Finanzas (IFC) demuestran que la flexibilidad y uso de diferentes
instrumentos de financiamiento son requeridos para préstamos para favorecer la
biodiversidad. Para complementar los instrumentos tradicionales de la deuda directa y
financiamiento de equidad, otros instrumentos más estructuras de financiamiento podrían
ser requeridos, tales como las cuasi-deudas (prestamos subordinados, participación de
ingresos) o cambiando a los flujos de caja en riesgos altos y bajos así como también
dividiendo (tranching) los flujos de caja entre altos y bajos riesgos y además en
divisiones primarias y secundarias, etc. Los riesgos pueden ser manejados y mitigados
por varios medios, los cuales incluirán la estructuración del financiamiento para las
variadas sub-actividades, tales como la producción, procesamiento y comercio
(combinación de flujo de caja, certificación y contratos „off-take, y el confort de
garantías de colateral secundario). Los bancos no están acostumbrados a satisfacer todas
estas necesidades como paquetes financieros, ni incluyen a los instrumentos más
innovadores en su caja de herramientas. Además, ningún incentivo fiscal, tal como el del
incentivo de impuestos, ha sido ofrecido para actividades amigables para la
biodiversidad, para inducir el financiamiento.
B-1.6 Capacidades del BCIE y sus recursos asignados en materia ambiental, se encuentran en
proceso de fortalecimiento: El BCIE esta fuertemente posicionado en la región de
influencia del proyecto, lo cual ofrece una gran oportunidad para ayudar a transformar las
prácticas de financiamiento de los Intermediarios Financieros (IFs). Sin embargo, aunque
el BCIE ha adoptado políticas ambientalistas que apoyan el manejo sostenible del
ambiente y la conservación de la biodiversidad, la experiencia en canalizar fondos para
las MIPYMES-AB ha sido limitada, debido a la baja receptividad del mercado regional,
en el cual el BCIE tiene la estructura operacional y organizacional de una institución de
financiamiento mayorista, y dada esta tendencia de la demanda de recursos con bajo
perfil ambiental, la atención dirigida hacia esta nueva clase de negocios no ha sido
elevada. En el financiamiento de los negocios de las MIPYMEs, el enfoque del BCIE es
asegurar que las IFs financien inversiones empresarialmente saludables. Por lo tanto, su
atención está dirigida al desempeño de la institución financiera como cartera de
préstamos, más que en los proyectos individualmente financiados. Así, de la misma
manera que la biodiversidad es un concepto nuevo para las instituciones también lo es
para otros entes financieros. En materia ambiental, el banco tuvo un pequeño
departamento del ambiente, el cual fue abolido durante la última reestructuración
organizativa. Actualmente esta función ha sido re-establecida en la Unidad de Energía y
Medio Ambiente. Cabe señalar que los recursos humanos y las capacidades del BCIE
orientadas a temas ambientales siguen aun en proceso de fortalecimiento.
B-1.7 Las instituciones de financiamiento no tienen los criterios para considerar a la
biodiversidad al evaluar posibles préstamos para las MIPYMEs-AB: El criterio principal
aplicado por las instituciones de financiamiento para proporcionar préstamos, es el valor
crediticio del cliente y la existencia de garantías reales de colateral. El uso de los fondos
tiene importancia secundaria, mientras no afecte en forma adversa la capacidad de pago
de préstamos por el cliente o cualquier otro compromiso financiero. El esquema SIGMA
de riesgo de producción limpia provee criterios para la selección de objetivos financieros.
Estos criterios no existen en las instituciones de financiamiento para los negocios o
inversiones para la biodiversidad. Por lo tanto, las listas positivas y negativas de las
20
actividades elegibles son prerrequisitos para la revisión y selección de proyectos
amigables en potencia para la biodiversidad para su cartera de préstamos.
Los interesados y sus actividades de línea de base
48. Las instituciones claves de financiamiento involucradas en la canalización de capital para las
MIPYMEs están descritas abajo, junto con sus actividades de línea de base en esta área,
incluyendo préstamos para las MIPYMEs-AB.
49. (i) El Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE): El BCIE, fundado en 1960
por los cinco miembros fundadores centroamericanos junto con cinco miembros accionistas no
regionales, es un banco de desarrollo de propiedad pública, y el primer financiero mayorista de la
región. El BCIE ocupa una posición central en el financiamiento de las MIPYMEs a través de su
amplia red de intermediarios financieros. La integración regional y la reducción de la pobreza
forman una parte importante de su misión. Proporciona el 47% del financiamiento multilateral de
la región centroamericana, lo cual es mayor que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) o el
Banco Mundial. Los activos totales son de US$ 3.6 billones, 40% de los cuales están canalizados
hacia actividades del sector privado. Los préstamos para el sector público están principalmente
orientados en infraestructura, tienen una garantía de soberanía (el estado, las municipalidades) y
son prestados en forma directa. Los préstamos más grandes para el sector privado son
proporcionados directamente.
50. El BCIE trabaja con bancos públicos y privados, con instituciones financieras especializadas
y con intermediarios financieros no bancarios (cooperativas de crédito, ONGs, etc.). Su red de
136 intermediarios financieros incluye a 51 bancos privados y 59 instituciones no bancarias. El
porcentaje de bancos que son clientes del BCIE varía en cada país desde el 100% en Nicaragua a
50% en Honduras. El BCIE opera su financiamiento a través de instituciones financieras por
medio de un proceso de selección y aprobación de la institución como institución financiera, y
entonces por medio de la definición, aprobación y supervisión autoriza un límite de crédito a esa
institución financiera.
51. Reconociendo la importancia económica de las MIPYMEs, los gobiernos y donantes han
introducido una variedad de programas de asistencia técnica y donaciones en la región
centroamericana, canalizados por medio de ONGs locales o internacionales. Varios donantes
además han considerado la importancia de crear oportunidades de financiamiento comercial para
las inversiones y negocios de las MIPYMEs haciendo este apoyo más sostenible. Han escogido al
BCIE como uno de los canales más importantes para la provisión de esta clase de apoyo
financiero y han lanzado, junto con el BCIE, una cantidad de instalaciones de líneas de crédito.
Estas líneas de crédito son proporcionadas con términos más favorables que los que están
disponibles en los mercados de capital. La institución financiera, dentro del limite aprobado,
utilizará los fondos para las MIPYMEs, retirando de los cuatro fondos principales dedicados para
las MIPYMEs en el BCIE (PROMYPE, ICDF, Micro crédito de España y FALIDES). Durante
los últimos cinco años, han sido canalizados US$ 301.6 millones al sector a través de 127 bancos,
instituciones financieras y no bancarias. La cartera actual de líneas de crédito suma a US$ 135
millones, la mitad del cual esta financiado por medio de instituciones no bancarias. A pesar de
ello bajo estas líneas de crédito solamente un porcentaje muy pequeño de los préstamos a las
MIPYMEs ha estado relacionado con el ambiente, y aun menos ha sido dirigido hacia las
MIPYMEs amigables para la biodiversidad (MIPYMEs-AB). El financiamiento que ha sido
entregado a estos sectores típicamente no ha estado sujeto a prioridades específicas, aunque las
metas ambientales sujetas a prácticas bancarias han sido incluidas dentro de las normas de
financiamiento de las instituciones financieras del BCIE.
21
Clase Cantidad de Empleados Monto de Prestamos US$
Micro-empresa Menos de 5 Hasta 1,000
Pequeña empresa De 5 a 60 De 5,000 a 50,000
Mediana empresa De 60 a 100 De 50,000 a 1,000,000
52. Desde 1985, las MIPYMEs están incluidas como grupo cliente importante en el BCIE. La
nueva estrategia global de cinco años del BCIE, adoptada en 2004, esta basada en tres pilares: la
reducción de la pobreza, la integración y la globalización. Por lo tanto, las MIPYMEs están en el
núcleo de su estrategia financiera. De esta forma, la intermediación financiera apuntando a las
MIPYMEs se ha convertido en una parte creciente de los negocios totales del BCIE. El
financiamiento estimado dirigido a este sector entre 2005 y 2007 es de US$ 314 millones, lo cual
representa un aumento sustancial de volumen. El establecimiento en agosto 2004 de una Unidad
de Micro- , Pequeñas y Medianas Empresas con oficiales de crédito de punto focal en cada
oficina regional, proporcionará una base mejorada para que el BCIE amplíe el financiamiento
para el sector, incluyendo actividades ambientales y amigables para la biodiversidad. La cantidad
de nuevas instituciones financieras no bancarias ha aumentado por 14 instituciones anualmente.
El BCIE estima que la cantidad en potencia de intermediarios de las MIPYMEs es de 600
instituciones. Ha identificado a 53 instituciones de microfinanciamiento como intermediarios en
potencia, y está proporcionando asistencia técnica a las instituciones de microfinanciamiento para
ayudarles a cumplir con los criterios bancarios y para que puedan calificar. Además, la recién
aumentada cooperación y alianzas estratégicas con la Sociedad Centroamericana de Instituciones
de Microfinanciamiento (REDCAMIF) han ayudado a introducir a unas 42 instituciones de
microfinanciamiento como intermediarios en potencia en el futuro cercano.
53. Dado el propósito del proyecto de introducir nuevas modalidades de financiamiento en un
área de negocios más o menos especializada, el hecho que el BCIE tal vez tenga la más amplia
red entre todas las instituciones financieras en la región, y está trabajando en un nivel de
financiamiento de mayorista, lo hace un socio ideal del proyecto. Por lo tanto, el BCIE puede
alcanzar eficientemente a la mayoría de los clientes existentes y potenciales por medio de las
instituciones bancarias y no bancarias. Gracias a la cobertura regional y nuevos recursos de
personal dedicados a la promoción, procesamiento y monitoreo del financiamiento de las
MIPYME, el BCIE también podrá tomar el papel principal en la implementación y monitoreo del
programa propuesto.
54. (ii) El sector bancario comercial: Los intermediarios financieros previstos para financiar el
sector de las MIPYMEs están divididos entre instituciones bancarias y no bancarias. Las primeras
tienen una licencia bancaria y están reguladas por los Bancos Centrales. El sector comercial
bancario de los países Centroamericanos puede ser caracterizado en tres formas: (i) la
concentración de negocios en un manojo de los bancos más grandes (por ejemplo en Honduras el
71% de los negocios esta controlado por los seis bancos más grandes); (ii) la fragmentación de los
demás bancos en bancos más pequeños, no competitivos demasiado grandes para verdadero
potencial de negocios; (iii) el financiamiento cautivo realizado por los bancos con grupos
económicos poderosos, propietarios de los mismos (“bancos de casa”). El sector ha sufrido una
consolidación mayor en años recientes; la cantidad de actores ha disminuido, y los que han
quedado han mejorado su desempeño financiero. El BCIE ya adquirió a los bancos claves como
intermediarios. Estos están caracterizados por el buen desempeño y una clientela bien distribuida,
incluyendo empresas medianas y hasta cierto grado, empresas pequeñas. De casi 51 bancos
intermediarios, 41 ha utilizado las Fondos de crédito BCIE para las MIPYMEs. De estos, 12 están
en Costa Rica, 9 en El Salvador, 7 en Honduras y en Guatemala, y 6 en Nicaragua. Hasta
22
noviembre del 2004, las cuentas indican que estos bancos en conjunto han utilizado US$ 168
millones de estas Fondos. La cantidad, podría crecer hasta cierto grado más, porque la cobertura
bancaria en Honduras, por ejemplo, solamente es del 50%, a la vez que todos los bancos de
Nicaragua son intermediarios del BCIE.
55. La creciente competencia está reflejada en los márgenes disminuidos de los intereses. Este
hecho combinado con los controles monetarios estrictos de los Bancos Centrales ha mantenido a
lo bancos operando bajo practicas conservadoras, desde una perspectiva internacional. Esto se
refleja en que ellos:
1 son muy selectivos en cuanto a sus clientes,
2 como regla general, recurren a una política de garantías de colateral de primera clase,
3 no prestan basándose en base a ingresos (ni prestan para proyectos),
4 proveen prestamos de mediano y largo plazo solamente a compañías clientes grandes y
medianas,
5 proveen prestamos principalmente de consumidor para viviendas y prestamos de corto
plazo, a otros clientes, y
6 ofrecen una cantidad limitada de instrumentos innovadores de financiamiento.
56. Los préstamos típicos de los bancos de mediano y largo plazo tienen una madurez de 5 a 6
años, y hasta 10 años en casos excepcionales. Pueden extender préstamos hipotecarios para
viviendas de hasta 20 a 30 años. Normalmente, los préstamos para negocios pequeños son menos
de US$ 300 a 350,000 y son menos del 10% del negocio. Los objetivos típicos para préstamos de
plazo fijo son la industria y energía. Típicamente, el financiamiento agrícola ha sido considerado
como problemático. El precio por un préstamo de cinco años en términos de US$ varía desde el 5
a 6 % para los clientes corporativos y hasta el 8 a 10% por año. para empresas medianas y
pequeñas. Las tasas de interés son considerablemente más altas para los préstamos hechos con
moneda local, lo cual refleja los costos más altos de financiamiento y el riesgo de la taza de
cambio. En Honduras, por ejemplo, las tasas de interés para un préstamo similar en Lempiras
serían del 18 a 22% por año. Se requiere una garantía de colateral de primera clase, normalmente
en forma de una hipoteca (prestamos para viviendas) o activos fijos (prestamos para inversión)
con un valor del 130 a 150% del valor del préstamo. Varios bancos entrevistados informaron que
el problema principal de porque ellos no consideran préstamos basándose en el riesgo del
proyecto (por ejemplo, flujo de caja y los meritos de la inversión, más que el valor crediticio del
cliente y la garantía de colateral), es la falta de información comercial confiable y la falta de
familiaridad de los oficiales de crédito con las técnicas de prestamos basados en ingresos.
Reconocen que el requisito de la garantía de colateral deja una gran cantidad de clientes en
potencia fuera de las posibilidades de financiamiento.
57. Cierta cantidad de bancos ya han tomado las medidas para moverse en una nueva dirección.
Esto se aplica a muchos clientes del BCIE haciendo uso de las Fondotes de las MIPYMEs.
Bancos tales como BAMER y FICOHSA de Honduras y Banco Cuscatlán de El Salvador y
Guatemala han comenzado ha utilizar el esquema de garantías de riesgo parcial del SIGMA para
inversiones en producción limpia. Además, algunos de ellos han comenzado a considerar los
financiamientos basados en flujo de caja para proyectos de energía. Aun así, tienden a vacilar
para moverse en esta dirección, a menos que exista un esquema de incentivos (tal como las
garantías de riesgo parcial) por lo menos instalado inicialmente. Un banco excepcional entre los
bancos formales es el Banco ProCredito El Salvador, el cliente más grande de las Fondos del
BCIE/MIPYME, con una línea de crédito de hasta US$ 18 millones. Este banco (producto de una
cooperativa de micro financiamiento) y ahora el primer micro financiero de El Salvador ha
introducido en el mercado las técnicas de prestamos basados en ingresos y puede aceptar hasta
23
cierto punto, riesgos de proyecto, y aprueba garantías de colateral menos que de primera clase
(tales como compromiso en activos). Su rápido crecimiento (50% por año) demuestra la
potencialidad para estos negocios, así como también para las inversiones y negocios amigables
para la biodiversidad. No obstante, ninguno de estos bancos ha comenzado a prestar o considerar
préstamos para los proyectos favorables para la biodiversidad. Aun el Banco ProCredit todavía no
ha visto entre sus clientes, la demanda del financiamiento de negocios amigables para la
biodiversidad. El problema con este banco, así como los demás, es que no buscan activamente
nuevos negocios en nuevos campos, sino que llevan a cabo el mercadeo entre su clientela
tradicional. Además, no están conscientes del concepto de los negocios amigables para la
biodiversidad como tal, ni están preparados para estructurar el financiamiento para esta clase de
negocios.
58. (iii) Instituciones micro-financieras (IMFs): Los intermediarios no bancarios están enfocados
en forma predominante en el sector de micro-empresas, y normalmente son manejadas por ONGs,
cooperativas, organizaciones privadas de desarrollo u organizaciones alternativas basadas en la
comunidad local. No son supervisados por los Bancos Centrales, si no que son orientadas por
legislación o algún código civil especifico para cooperativas y son supervisados por una variedad
de comisiones. Las instituciones financieras dependen de la proximidad de los clientes. De tal
modo, se requiere de una buena red de
intermediarios y colaboradores. Las microfinancieras más grandes están organizadas en
instituciones de “segundo piso” y de “primer piso”. Las primeras atienden la administración
general y funciones de financiamiento, y las últimas proporcionan los préstamos actuales para el
micro-cliente. Como ejemplo, el Grupo Covelo (segundo piso) de Honduras incluye a 22 agencias
alrededor del país (primer piso), que a su vez incluyen a 19,000 clientes y relaciones de trabajo
con otros 1,000 micro-prestadores. Las cooperativas tienen una función importante en la
provisión de financiamiento para el micro-negocio. Existen en total unas 5,300 sociedades
cooperativas en la región, de las cuales casi 800 son cooperativas de ahorro y préstamo. La
exposición de préstamos acumulada para los clientes es de casi US$ 700 millones.
59. Las instituciones microfinancieras de segundo piso más grandes pueden procesar desde 800 a
1,000 micro-prestamos mensualmente. El tamaño de los prestamos es un promedio de US$ 500 a
1,000 para un periodo máximo de 12 a 18 meses (los prestamos para vivienda tienen una madurez
más larga). La mayor parte (50 a 70%) de los prestamos se utiliza para financiar actividades de
comercio, luego sigue para servicios y menos del 10% es para la industria. Los prestamos para la
agricultura todavía son mínimos, pero las microfinancieras están emprendiendo los esfuerzos (por
ejemplo, con el apoyo de donantes y arreglos de garantías de riesgo parcial) para aumentar estos
prestamos. Las instituciones que se mantienen operan con principios bancarios relativamente
prudentes y en su totalidad parecen ser sanas, a diferencia de muchos otros mercados emergentes.
La diferencia principal para los bancos es que estas instituciones pueden trabajar en base a
garantías menos formales. Las inversiones y negocios propuestos junto con el riesgo de crédito,
son evaluados por los oficiales de crédito, habilitando a las instituciones financieras a tomar
riesgos manejados. Las garantías de grupo son el colateral normal aceptable para todos los
préstamos pequeños. Las micro-empresas normalmente tendrán que proporcionar otras clases de
garantías, tales como depósitos bancarios y otras garantías fiduciarias. Por otro lado, el alto costo
de pedir prestado en los mercados de capital (con excepción de las instituciones de
financiamiento para el desarrollo tales como el BCIE) y el alto costo de las transacciones, hacen
estos prestamos muy caros para una gran cantidad de clientes potenciales, quienes reciben
ingresos normales de sus pequeños