Domingo de ascension

Click here to load reader

  • date post

    22-Jul-2016
  • Category

    Documents

  • view

    234
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Oración para el domingo de Ascensión de 2015. Editada por la HOAC

Transcript of Domingo de ascension

  • Comisin Permanente HOAC

    ORAR EN EL MUNDO OBRERODomingo de la Ascensin (17 de mayo de 2015)

    Qu seales nos estn pidiendo hoy a nosotros cristianos nuestros hermanos empobreci-dos, injusticiados, robados en sus derechos a quienes tenemos la misin de anunciarles laBuena Nueva? Qu demonios hay que expulsar, qu serpientes inutilizar, qu veneno des-

    prestigiar? Qu lenguaje nuevo estn esperando de nosotros?

    1

    Lo que hemos ido viendo y/o oyendo a lo largo de estos aos en tertulias obreras.Ancianos ahorrando en medicinas, porque lo guardado se agota y la pensin

    es una mierda. Dependientes dejados en la nada de una espera vergonzosaque es una muerte anunciada. Ahorradores estafados por ladrones financierosque fijan las reglas del embudo econmico, esos cnicos malnacidos hipotecando

    a los pobrecitos (as nos llaman) currantes. Estudiantes, hijos de familias trabajadoras,que veis una vez ms que os quieren de fantoches subalternos, que ya estudian los ricos. Des-

    ahuciados tratados como perros callejeros, tirados ala infamia de una desesperacin suicida. Jvenes obli-gados al exilio blanco de una expulsin forzosa porfalta de futuro. Trabajadores explotados, con suel-dos de basura, derechos tirados a la mierda, horariosde sirvientes. Parados descartados ya de las estads-ticas, vueltos inexistentes, muertos en vida. Emi-grantes sin papeles obligados al exilio negro de laeterna patera, puteados, humillados, explotados, ex-pulsados, chuleadosLa pobreza no es una cuestin natural. La injusti-

    cia no es una cuestin natural. Ni siquiera el clima esya cuestin natural. Todo tiene sus causas sociales. Ylas causas de esta crisis, mejor dicho, de esta farsa, al-gunas de cuyas consecuencias hemos sealado arriba,tiene un nombre: la poltica econmica impuesta por

    la mafia financiera y sus perros capitalistas de la Troika. Poltica econmica aceptada conapasionado ardor por nuestros gobernantes. Han pedido perdn por ello? Al revs, se au-toafirman en ella. Vamos bien, nos dicen, estamos saliendo de la crisis. Estamos fre-nando el paro en un tiempo record. Dnde tienen la vergenza? Perfecto, lo sabemos,solo es Dios; pero de los gobernantes esperamos, al menos, que no sean unos farsantes.No era posible otra poltica econmica? Decir que no, sera lo mismo que afirmar que

    la justicia no es posible. Y eso un cristiano jams lo podr decir. No, no exigimos la justiciaperfecta del Reino de Dios; slo! (sic!) la justicia posible de un reino de personas que res-pete su dignidad inviolable. Otra poltica econmica es posible. S. Y de nosotros, el pueblo,depende que empiece su andadura.

    VER

    Y t, qu has visto y/o odo a lo largo de estos aos de crisis? Rememralo en tu oracin

  • ESTAMOS SALIENDO DE LA CRISIS

    Derechos a la mierda, perdidos,salarios de indecencia!

    La crisis termin. Lo ha dicho el Capitaly lo celebran diarios plagiados de dinero.

    Ros de tinta corren, sobre la piel se estampan,escritos con la sangre, con el dolor obrero.Fin de la pesadilla, pas el peligro!, repiten,

    los mismos repetidos tertulianos, los mismos locuaces leguleyos.

    Qu cara de bobo agradecido le va quedando al pueblo!Y qu justos los ajustados recortes del popular gobierno!Qu gire, pues, de nuevo el carrusel alegre del dinero,La cornucopia rueda, la cabra, de bancos y usureros!

    Llegaron los salarios al lmite barato de la infamia barata,jvenes amaestrados en el arte servil de trabajar por nada,

    ausentes ya de casa, sacados de la fbrica, migrantes amoldablesal capricho sutil del ndice burstil de la mafiosa casta.

    Estudiantes y enfermos, pensionistas, los sin palabra y sin casaLa crisis ha pasado. Odlo bien vosotros, los jodidos!

    Lo ha dicho el Capital y toda su cohorte plagiada de dinero

    Pero aunque vociferen su mentira en cada telediarioy puedan aplastarnos nosotros no nos damos por vencidos.

    C.P.ORAR EN EL MUNDO OBRERODomingo de la Ascensin

    EVANGELIO (Mc 16,9-20)Jess resucit en la maana del primer da de la semana y se apareci primero a Mara

    Magdalena, de la que haba echado siete demonios. Ella fue a decrselo a los que haban estadocon l, que estaban de duelo y llorando; pero ellos, al orle decir que estaba vivo y que lohaba visto, se negaron a creer. Despus se apareci por el camino, con aspecto diferente, ados de ellos que iban a una finca. Tambin estos fueron a anuncirselo a los dems, perotampoco a ellos les creyeron. Por ltimo se apareci Jess a los Once, estando ellos a la mesa,y les ech en cara su incredulidad y su terquedad en no creer a los que lo haban visto resu-citado. Y aadi: Id por todo el mundo proclamando la Buena Nueva a toda la humanidad.El que cree y se bautice, se salvar; el que se niegue a creer, se condenar. A los que crean losacompaarn estas seales: echarn demonios en mi nombre, hablarn lenguas nuevas, co-gern serpientes en la mano y, si beben algn veneno, no les har dao; aplicarn las manosa los enfermos y quedarn sanos. Despus de hablarles, el Seor Jess subi al cielo y sesent a la derecha de Dios. Ellos fueron a proclamar el mensaje, por todas partes, y el Seorcooperaba confirmndolo con las seales que los acompaaban.

    2

  • En este apndice, aadido al evangelio de Mc, se resalta, una vez ms, la incredulidad y ter-quedad de los apstoles para creer a los que lo haban visto resucitado. Y nosotros, de tal palotal astilla? Atencin! El autor de este texto nos hace saber que el Resucitado primero se aparecea Mara Magdalena (una mujer!), luego a otros dos discpulos innominados (laicos!), y por l-timo se apareci Jess a los Once, estando ellos a la mesa para echarles en cara su incredu-lidad y su terquedad en no creer a los que lo haban visto resucitado. Qu significa esto? Jessresucitado amonestando a los discpulos? Desde luego, esta manera de presentar al Resucitadoes particular de este texto.Jess sabe con qu mimbres va a contar para formar su Iglesia: gente muy normal, de entender

    bastante romo y tozudez supina (repasar en el Evangelio de Marcos la relacin de Jess y losDoce). Con gente as perdi el tiempo Jess, lo mismo que est haciendo ahora con nosotros;porque si algo es claro en el evangelio es que Jess nunca dej de confiar en ellos. Y por esa

    confianza fueron lo que fueron. As nos pasa a nosotros cuandoen medio de nuestros fracasos experimentamos la confianza irre-vocable que Jess nos ha regalado, torpes como somos! Slo el queha experimentado la confianza de Jess en l, puede decir en ver-dad: creo en ti, Jess. Esa confianza inaudita es la que experimen-taron los Once aquel da Ojal tambin nosotrosexperimentemos la confianza que Jess nos tiene en cada eucarista(reunidos a su mesa)!Este fue el encargo del resucitado: 1. Ir a todo el mundo; 2. pro-

    clamar el evangelio; 3. a toda la humanidad.Quien proclama el evangelio es ya un creyente que busca suscitar

    creyentes. Y de que existan verdaderos creyentes cristianos quehan conocido que Dios es Amor, creyentes que conocen la teoray la praxis del Reino (saben su secreto) depende que esta historia

    de hombres y mujeres no acabe en la vaciedad o en la injusticia. Creer y ser bautizado, entrar enla Iglesia conscientemente, es implicarse en una misin de liberacin que ha de llevar esta historiaa la plenitud esperada: la tierra nueva de los hijos de Dios donde habite la justicia. El no creer que implica condenacin (Mc 16,16b) es el no amar al necesitado (Mt 25, 31ss),

    es el negarse a secundar los derechos de los empobrecidos condenacin que recae, en primerlugar, sobre los pobres lzaros abandonados a su suerte por estos incrdulos epulones (muchosde ellos dndonoslas de cristianos). Del pecado de omisin, lbranos, Seor!A los que crean les acompaarn estas seales: Entre la multitud de los creyentes todos

    pensaban y sentan lo mismo (tenan un solo corazn y una sola alma): nadie consideraba suyonada de lo que tena, sino que lo posean todo en comn. Los apstoles daban testimonio de laresurreccin del Seor Jess con mucho vigor; todos ellos eran muy bien vistos, porque entreellos no haba ningn indigente, ya que los que posean campos o casas los vendan, llevaban elproducto de la venta y lo ponan a disposicin de los apstoles; luego se distribua segn lo quenecesitaba cada uno (Hch 4,32-35).Los que aceptaron sus palabras se bautizaron () eran constantes en escuchar la enseanza

    de los apstoles y en la comunin de vida, en el partir el pan y en las oraciones () Todos losque iban creyendo abrigaban el mismo propsito y lo tenan todo en comn; vendan sus pose-siones y sus bienes y lo repartan entre todos segn la necesidad de cada uno (Hch 2,41-45).

    C.P. ORAR EN EL MUNDO OBRERO Domingo de la Ascensin

    3

  • C.P.ORAR EN EL MUNDO OBRERODomingo de la Ascensin

    Qu seales nos estn pidiendo hoy a nosotros cristianos nuestros hermanos empobrecidos,injusticiados, robados en sus derechos a quienes tenemos la misin de anunciarles la BuenaNueva? Qu demonios hay que expulsar, qu serpientes inutilizar, qu veneno desprestigiar? Qulenguaje nuevo estn esperando de nosotros?

    4

    LA AGNOTOLOGALa agnotologa es el estudio centrado en la fabricacin intencionada de la duda y la ignorancia en la po-

    blacin por motivos interesados.A veces, la ambicin de algunos gobernantes en apuros, necesitados de tiempo (electoral), es sembrar

    la duda y la ignorancia. No se trata tanto de convencer a los indecisos como de nublar la mente de quienescarecen de la paciencia para profundizar en las situaciones. La agnotologa se desarroll con la industria deltabaco y el cncer de pulmn y sigui con el calentamiento global o la eficacia de determinados medica-mentos. Como si no hubiera suficientes argumentos cientficos para demostrarlos.Desde hace tiempo, la agnotologa se ha trasladado a la economa. Un resultado sin precedente de la

    Gran Recesin ha sido los denodados esfuerzos de muchos de sus responsables de inyectar can