Estosdías 175

of 52/52
El semanario de Quintana Roo stos días e La cosa pública José Hugo Trejo $ 25.00 No 175 Lunes 15 de noviembre de 2010 www.estosdias.com.mx TRIGOS HAY COMPLICIDADES MUY VISIBLES Y OTRAS QUE SE CONFIGURAN EL GOLPE
  • date post

    24-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    224
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Trigos fue tesorero en Solidaridad a las órdenes del alcalde Carlos Joaquín González, hoy diputado federal, y por recomendaciones de la poderosa familia cozumeleña de éste, Los Joaquín –de Nassim, Pedro, Addy, Gustavo y Aurelio, entre los más visibles en la vida pública-, se hizo tesorero en Cancún a las órdenes del alcalde Gregorio Sánchez Martínez, hoy preso en Nayarit por narco, según la PGR. Ambos exalcaldes quisieron ser gobernadores, ambos con el apoyo de Los Joaquín, y ambos contaron con los servicios recaudatorios y financieros de Carlos Trigos Perdomo en sus ayuntamientos y en sus proyectos de poder. El proyecto de Sánchez era perredista pero sumaba en él a los principales jefes del panismo estatal.

Transcript of Estosdías 175

  • El semanario de Quintana Roostos dase

    La cosa pblica Jos Hugo Trejo$

    25.0

    0 N

    o 1

    75 L

    un

    es 1

    5 d

    e n

    ovi

    emb

    re d

    e 2010

    www.estosdias.com.mx

    Trigos

    Hay complicidades muy visibles y oTras que se configuran

    EL GOLPE

  • eNuestra s mana

    3estosdas15/11/10

    La NotaTrigos fue tesorero en Solidaridad a las rdenes del alcalde Carlos Joaqun Gonzlez, hoy diputado federal, y por recomendaciones de la poderosa familia cozumelea de ste, Los Joaqun de Nassim, Pedro, Addy, Gustavo y Aurelio, entre los ms visibles en la vida pblica-, se hizo tesorero en Cancn a las rdenes del alcalde Gregorio Snchez Martnez, hoy preso en Nayarit por narco, segn la PGR. Ambos exalcaldes quisieron ser gobernadores, ambos con el apoyo de Los Joaqun, y ambos contaron con los servicios recaudatorios y financieros de Carlos Trigos Perdomo en sus ayuntamientos y en sus proyectos de poder. El proyecto de Snchez era perredista pero sumaba en l a los principales jefes del panismo estatal. El de Joaqun era prista pero sumaba en l a los mismos perredistas y panistas del grupo de Greg. Eran los afluentes del mismo cauce poltico cozumeleo: si Joaqun abandonaba el PRI sera el candidato a modo de la alianza opositora; si no, sera Greg. Pero Caldern no quiso que fuera Greg el candidato del PAN porque estaba muy embadurnado de mugre, y Los Joaqun no quisieron perder posiciones en el PRI cuando el hoy diputado federal y exalcalde de Solidaridad fue eliminado por el gobernador Flix Gonzlez de la contienda

    sucesoria. Las dos empresas se les vinieron abajo; Greg acab en la crcel y Trigos se embols entonces el dinero de las recaudaciones, el mayor volumen del cual fue sustrado de las arcas municipales; del hurto a las de Cancn hay evidencias de sobra; de las de Solidaridad sera cosa de que se investigara. Fue un srdido megafraude. Slo la flamante mansin de Trigos en la zona residencial de lujo a donde se fue a vivir le cost milln y medio de dlares, mismos que pag de contado y sin chistar, cuando una muy buena residencia ah cuesta 5 millones de pesos. Dej temblando el tesoro de Cancn; el municipio est en bancarrota y sus nuevas autoridades estn hipotecando sus ingresos por generaciones; un futuro donde no habr obra pblica y la vida municipal ser asfixiada por la violencia, la indigencia y el caos. Seguirn en el Congreso, en la Auditora Superior del Estado y en el Ayuntamiento de Benito Jurez, siendo cmplices de uno de los ms grandes fraudes cometidos en la historia del estado para financiar proyectos de la mafia? Seguirn los panistas y los perredistas abrazando ese tipo de negocios de poder? Seguir hundindose el estado bajo el peso de sus burcratas y sus dirigentes corruptos? Usted dir.

    Sin miserias

    De portada........................................4Red de corrupcin fiscal en CancnNicols Durn de la SierraSignos.............................................11Salvador MontenegroLa cosa pblico................................17Por Jos Hugo TrejoPerfiles............................................18Lilia ArellanoLa loca semana...............................21Nicols Durn de la SierraElecciones.......................................23Ahora las elecciones son ms caras que nuncaHctor SosaInSeguridad....................................28La Procu de Alor es de las peoresEmmanuel MartnezNarco..............................................32Clnicas de rehabilitacin, negocios del narcoJavier UgaldeBacalar............................................44Otro municipio para la rapia?Hctor Sosa

    Secciones

  • De portada

    4 estosdas15/11/10

    Nicols Durn de la Sierra

    Aun cuAndo lA AplicAcin o no del nuevo aumento en el impuesto predial de Cancn para el ao entrante depen-

    de del fallo del Congreso del Estado, el anuncio mismo del monto que se pretende cobrar no slo gener in-conformidades entre el empresariado, sino tambin evidenci la existencia de una amplia red de corrupcin que comienza en la Tesorera del Munici-pio de Benito Jurez y alcanza a la Zona Hotelera.

    Esta red de corrupcin, segn

    fuentes de Estosdas, fue operada desde el inicio del trienio y hasta el pa-sado mayo por Carlos Trigos Perdomo, el extesorero municipal, y por Alberto Oriza Barrios, director del Catastro, por medio de la empresa Siden, inter-mediaria para el pago a proveedores municipales, que tena una ventana (electrnica) abierta en la oficina de Catastro y fijaba el monto de los im-puestos a pagar.

    La mecnica era sencilla: si un hotel deba pagar 4 millones de pesos de impuesto predial, la Tesorera de Trigos Perdomo reduca el monto fiscal a 2 millones, modificando de manera

    transitoria la clave catastral, cobrando por fuera entre un milln y un milln y medio de pesos; y tras la entrega del recibo oficial al hotelero, de nueva cuenta se modificaba la clave catastral para regresarla a la normalidad.

    Segn la fuente, este fraude fiscal signific a la comuna de Benito Jurez perdidas cuando menos de 70 millo-nes de pesos tan slo en el 2009, aun cuando puede ser mucho ms, pues fueron decenas las empresas tursticas cmplices de la maniobra, en la que tambin se incluye el Impuesto Sobre Adquisicin de Inmuebles, el ISAI.

    Cmo saber cules fueron las

    HOTELEROS AMIGOS DE GREG, CMPLICES DEL MEGAFRAUDE EN LA TESORERA DE BENITO JUREZ

    QUE SE QUIERE DEJAR IMPUNE, Y POR EL QUE SE EST HIPOTECANDO EL FUTURO DEL MUNICIPIO

    A la ya de por si complicada maraa de corrupcin que enfrenta el Municipio de Benito Jurez, se le aade un enredo ms: con la complicidad de hoteleros y otros prestadores de servicios tursticos de Cancn, por lo menos 70 millones de pesos fueron distrados de las arcas de la comuna hacia la empresa Siden, propiedad del extesorero Carlos Trigos Perdomo y del exdirector de Catastro Alberto Oriza Barrios, en un solo ao.

    RED DE CORRUPCIN FISCAL EN CANCN

  • 5estosdas15/11/10

    Corrupcin

    empresas inmiscuidas en el fraude fiscal es muy fcil, apunta el infor-mante; basta con cotejar el recibo del predial en poder de la empresa (del que existe copia en la Direccin de In-gresos Municipales) con el rango que marcan las tablas catastrales. La dife-rencia entre ambos documentos da el monto del fraude.

    El volumen que debe ser compul-sado no es superior a los 200 expe-dientes. La out soursing Siden (hasta agosto pasado ubicada en Plaza Na-yandei de Cancn) slo triangulaba cuentas millonarias y principalmente de hoteles; la investigacin bien po-

    dra iniciar con los hoteleros cercanos al exalcalde Gregorio Snchez Mart-nez, quien desde luego estaba al co-rriente de todo, si no es que era parte del mismo trafique.

    Ellos dos, Trigos y Oriza Barrios, capitaneaban al grupo llamado entre los auditores como el Dream Team de Playa del Carmen, donde el exte-sorero comenz a amasar la fortuna de que hoy dispone durante el gobier-no del ahora diputado federal Carlos Joaqun Gonzlez; este equipo tena personal especializado en informti-ca. El software de la Tesorera es de Trigos, ni duda cabe, pues slo as

    pudo hacer lo que hizo.

    Impuesto predial a revisin legislativa

    Con los votos en contra de los ediles Berenice Polanco Crdova y Ral Arjona, en sesin extraordina-ria del Cabildo de Benito Jurez, del 23 de octubre del 2009, se aprob la modificacin de las tablas catastra-les del municipio, con lo que el costo del impuesto predial que habra de aplicarse en el 2011 se dispar hasta cinco veces.

    Ellos dos, Trigos y oriza Barrios, capiTanEaBan al grupo llamado EnTrE los audiTorEs como El drEam TEam dE playa dEl carmEn, dondE El ExTEsorEro comEnz a amasar la forTuna dE quE hoy disponE duranTE El goBiErno dEl ahora dipuTado fEdEral carlos Joaqun gonzlEz; EsTE Equipo TEna pErsonal EspEcializado En informTica. El sofTwarE dE la TEsorEra Es dE Trigos, ni duda caBE, puEs slo as pudo hacEr lo quE hizo.

  • 6 estosdas15/11/10

    De portada

    En el articulado que sustenta el aumento tributario, que se formaliz el 16 de diciembre de ese ao al publi-carse en el Peridico Oficial del Estado, se indica en un inciso transitorio que la aplicacin del mismo sera postergado hasta finales del 2010, en considera-cin de la severa crisis econmica por la que atravesaba el pas y el Municipio de Benito Jurez.

    En realidad la aplicacin del nue-vo impuesto se dilat por razones electorales y no por consideracin al-guna hacia la comunidad, dice en en-trevista la regidora Polanco Crdova; si este ao se hubiera aumentado el predial, el PRD con toda seguridad pierde las elecciones; no hubo tal ao de gracia, sino que fue de puro inte-rs poltico.

    No obstante, la modificaciones a las tablas catastrales del 2006 (base de la revisin) contenan -contienen- serias imperfecciones que nos obliga-ron como cabildo a su revisin; tan slo como mero ejemplo, entre varios otros, tuvimos el caso de que el precio catastral de una casa-habitacin lleg a ser muy superior al de su valor co-mercial; hubo incrementos por arriba incluso del 57 por ciento.

    Para ella, si bien es inexacto cuantificar el promedio del aumento del predial en un 30 por ciento res-pecto del ao anterior -porque hubo casos en que fue mayor o menor-, la cifra s da una idea del incremento; aunque, claro, estamos a la espera de la respuesta del Congreso en lo que concierne a las remodificaciones, por llamarlas as, que le planteamos ape-nas en octubre.

    El pasado 26 de octubre, en la XL Sesin Extraordinaria del Cabildo de Benito Jurez, luego de reuniones con colegios de peritos fiscales, ingenieros y arquitectos, se acord enviar a la XII Legislatura una nueva propuesta catastral que, en promedio, contem-pla un aumento de poco ms del 18 por ciento, 12 puntos por debajo de la anterior.

    La respuesta la tiene el Congre-so del Estado, seala la concejal, y vamos a ver si revoca o no el aumento que autorizara en diciembre del 2009, al que, repito, el doctor Arjona y yo nos opusimos. Las entidades empresa-riales, los mismos que en su momento no se opusieran a las modificaciones del 2009, deberan ahora protestar en el recinto parlamentario, en la Comi-

    En rEalidad la aplicacin dEl nuEvo impuEsTo sE dilaT por razonEs ElEcToralEs y no por considEracin alguna hacia la comunidad, dicE En EnTrEvisTa la rEgidora polanco crdova; si EsTE ao sE huBiEra aumEnTado El prEdial, El prd con Toda sEguridad piErdE las ElEccionEs; no huBo Tal ao dE gracia, sino quE fuE dE puro inTErs polTico.

    sin de Hacienda y Cuenta.

    Desatinada postura de la IP

    El pasado 10 de noviembre, el al-calde Jaime Hernndez Zaragoza reci-bi en el Palacio Municipal a un nutrido grupo de empresarios encabezado por Cristina Alcayaga, dirigente del Conse-jo Coordinador Empresarial del Caribe, que pretende que no se apliquen las nuevas tablas catastrales y por ende el impuesto predial que generan, adu-ciendo que hoy Cancn enfrenta la peor baja econmica que se recuerde.

    Este grupo, ajeno a que ser el Con-greso estatal el que determine la aplica-cin del aumento fiscal, esperaba para este martes o mircoles una respuesta oficial de la comuna a sus propuestas, las cuales, segn Antonio Cervera Len, lder de la Asociacin de Propietarios e

    Inversionistas de la Riviera Maya, no se pueden ventilar por el momento.

    El empresario seala que ni aun con las modificaciones que se hicieran en la referida XL Sesin Extraordinaria del Cabildo con sus doce puntos me-nos en el predial, se reduce el impacto entre el empresariado.

    El horno, dice, no est para bo-llos, debido a que la crtica situacin en que estn las empresas, a causa de la malsima temporada baja del turis-mo, hace que cualquier aumento im-positivo las deje muy mal, mucho peor de como ya se encuentran.

    Ya no podemos aceptar ni el 30 ni el 18 por ciento de aumento; los empre-sarios no podemos pagar ms por ese concepto, pues la crisis se ha ensaado con nosotros en la misma medida en que el turismo ha disminuido en Cancn.

    La nica alternativa es que las tablas se queden como estaban en 2007. de

  • 7estosdas15/11/10

    Corrupcin

    la mEcnica Era sEncilla: si un hoTEl dEBa pagar 4 millonEs dE pEsos dE impuEsTo prEdial, la TEsorEra dE Trigos pErdomo rEduca El monTo fiscal a 2 millonEs, modificando dE manEra TransiToria la clavE caTasTral, coBrando por fuEra EnTrE un milln y un milln y mEdio dE pEsos; y Tras la EnTrEga dEl rEciBo oficial al hoTElEro, dE nuEva cuEnTa sE modificaBa la clavE caTasTral para rEgrEsarla a la normalidad.

    la nueva estancia del nuevo rico

  • 8 estosdas15/11/10

    Hctor Sosa

    Con una inversin de 693.9 millones de pesos de 2005 al 2010, durante la presente administracin se han logrado

    concluir importantes circuitos carrete-ros de la zona maya de Quintana Roo y diversas zonas rurales de cinco munici-pios del Estado a travs del Programa de Infraestructura Bsica para la Aten-cin de los Pueblos Indgenas (PIBAI), mediante la reconstruccin, rehabilita-cin, ampliacin y modernizacin de sus vas terrestres, que les traen gran-des y diversos beneficios a las familias de esas comunidades, inform el go-bernador Flix Gonzlez Canto.

    Resalt que desde el inicio de la administracin y, cumpliendo con las reglas que marca el PIBAI, cuyo propsito es contribuir a mejorar las condiciones de desarrollo social de los pueblos y comunidades indgenas, mediante la ejecucin de obras de in-fraestructura bsica que permitan su-perar los rezagos existentes, en Quin-tana Roo se incluyeron para su benefi-cio cinco de los nueve municipios que cumplen con estos requisitos, como lo son Lzaro Crdenas, Jos Mara Mo-relos, Othn P. Blanco, Felipe Carrillo Puerto y Solidaridad.

    Tan slo en este ao, seal,

    Mejores carreteras y caMinos para las zonas rurales de

    cinco Municipios: Flix

    el Gobierno del Estado a travs de la Secretara de Planeacin y Desarrollo Regional, logr una inversin de ms de 273 millones de pesos, con los que se atienden importantes vialidades de nueve caminos rurales de la zona maya y la zona limtrofe con Campeche en los municipios de Felipe Carrillo Puerto y

    Othn P. Blanco, logrando el estable-cimiento de circuitos carreteros de re-levante importancia para la economa, educacin, salud e incluso atraccin de turismo de sus comunidades.

    Gonzlez Canto mencion que entre las obras que se ejecutan du-rante 2010 y que debern concluirse antes de que termine el ao, est la modernizacin y ampliacin en las vialidades del tramo Veracruz- Nuevo Becar, en Othn P. Blanco, que auna-do a la modernizacin del tramo Nue-vo Becar a 5 de mayo, prcticamente concluyen la modernizacin del tramo carretero desde la carretera Bacalar, pasando por Reforma, Altos de Sevi-lla hacia Miguel Alemn y haciendo el arco de salida hacia la carretera fede-ral a Escrcega.

    Dijo que de igual manera se rea-liza la modernizacin y ampliacin en el entronque carretero federal, Reforma Agraria-Puerto Jurez en el tramo correspondiente a Chun -Yah-San Ramn y Felipe Berriozabal-San Ramn; en el municipio de Felipe Ca-rrillo Puerto. Con ello se concluye el circuito que comunica a la zona de los Chunes, hacia el este con el en-tronque carretero Felipe Carrillo Puer-to Tulum y hacia el oeste en Tepich, ubicado sobre la carretera de Felipe Carrillo Puerto hacia Valladolid. de

  • Observatorio

    9estosdas15/11/10

    Pobre crecimiento econmico de mxico en los Prximos aos

    Mxico no estar dentro de los pases emergentes que funcionarn como motor de crecimiento de la economa global, la cual se espera re-gistre desempeos econmicos pobres por lo menos los prximos cinco aos.

    El Premio Nobel de Economa 2008, Paul Krugman, refiri que el com-portamiento de la economa mexicana est en funcin de la estadounidense, la cual est lejos de recuperar el dinamis-mo observado antes de la crisis.

    Adems Mxico no encaja en el modelo de pas emergente, porque el crecimiento que est teniendo no se compara con el que estn teniendo otras economas como China. Y adems est muy integrada a Estados Unidos debido al Tratado de Libre Comercio, destac.

    Durante su Conferencia Magistral en la ExpoManagment 2010, coment que la integracin de la economa de Mxico con la de Estados Unidos es buena, pero no puede desasociarse de los problemas de Estados Unidos con tanta facilidad.

    Sin embargo, seal que tampoco

    debe considerarse una desvinculacin de la economa del vecino pas, ya que a pesar del panorama de dificultades que se espera en Estados Unidos, sigue siendo una de las economas ms im-portantes a nivel mundial.

    Como uno de los puntos positivos que tiene Mxico destac su tipo de cambio flotante, sin embargo, consider necesario impulsar el mercado interno como lo hace Brasil, y tener tipos de cambio competitivos.

    Todo lo que impulse la economa

    estadunidense beneficiar a la mexica-na, teniendo un mayor beneficio su sec-tor industrial, aadi.

    Para el Premio Nobel de Economa 2008 el panorama mundial, y de manera particular de Estados Unidos, Europa y Japn no es nada bueno, sino ms difcil y con economas deprimidas.

    Este periodo, en donde seguirn predominando las altas tasas de des-empleo y con ello problemas polticos, puede tener una duracin de cinco aos y quizs hasta ms.

    En el caso particular de Estados Unidos, seal que agotada de la he-rramienta de poltica monetaria, a la Reserva Federal no le quedaba otro ca-mino que el recin programa de apoyo anunciado y que es la inyeccin de 600 mil millones de dlares a travs de la compra de bonos del Tesoro.

    No obstante, previ que su impac-to ser mnimo, adems de que al man-tenerse las altas tasas de desempleo empezarn a observarse repercusiones polticas, que a largo plazo podran vul-nerar la confianza que sobre este pas an no se tiene.

    Pierden agencias de viajes hasta 700 mdP Por conflicto de

    mexicana

    versos destinos y los costos de boletos se han elevado.

    Los hoteleros s tienen una oferta muy grande y promociones muy bue-nas, pero para llegar all se necesita el avin y es ah donde no se puede con-cretar, explic en entrevista luego de asistir a la presentacin del Programa de Fortalecimiento de la Competitivi-dad en el Sector Turismo.

    El empresario detall que entre ms se tarde en solucionar el conflicto de Mexicana de Aviacin, ms prdidas se registrarn; por lo pronto la tempora-da de vacaciones de diciembre ya se ve afectada con la venta de boletos y pa-quetes, pues varios destinos no tienen oferta area.

    Jorge Hernndez refiri que la aerolnea cubra un mercado de 40 por ciento nacional, del cual slo se ha recuperado 25 por ciento, situacin que se complica en los fines de sema-na largos.

    Las agencias de viajes caLcuLan en 700 millones de pesos las prdidas econmicas deriva-das de los casi tres meses que lleva sin operar la aerolnea Mexicana, inform el presidente de la Asociacin Mexicana de Agencias de Viajes, Jorge Hernndez.

    El dirigente empresarial abund que desde el 27 de agosto, fecha en que dej de operar la aerolnea, ese ramo turstico ha perdido 15 por ciento de sus ventas, sobre todo en destinos como la Rivera Maya y Cancn.

    Detall que en los pasados puen-tes largos (por el Bicentenario de la Independencia y el Da de Muertos) y en el prximo por el Centenario de la Revolucin, el sector enfrenta prdidas importantes pues no hay propuestas de traslados areos que lleguen a di- de

    de

  • Observatorio

    10 estosdas15/11/10

    Directorio

    Director generalJos Hugo Trejo

    Subdirector generalSalvador Montenegro

    Jefe de informacinHctor Sosa

    EdicinUlises Arroyo

    Asistente de edicin Emmanuel Martnez

    Coordinador CancnJavier Ugalde

    Produccin Agustn Snchez

    CirculacinMirian Peraza

    WebmasterMauricio Moncivaez

    PublicidadJeanine Palacio Sosa

    stosdaseEl semanario de Quintana Roo

    Av. Maxuxac, No. 471, entre Nizuc y Sacxn, Manzana 377, Lote 06,

    Fraccionamiento Proterritorio,Chetumal, Quintana Roo, Mxico.

    C.P. 77086(983) 118-4114, 118-4115

    Cancn: (998) 887-5413Nextel id: 52*1008250*3

    Cel: 9981342121 / 9981000456

    www.estosdias.com.mxE-mail: [email protected]

    Estosdas es una publicacin semanal con Reserva para uso exclusivo otorgada por la Direccin de Reservas del Instituto Nacional del Derecho Autor en favor de Grupo Editorial Estosdas, S.A. C.V. bajo el Nmero 04-2010-041313580100-102. Certificado de licitud y contenido en trmite.

    libre la Premio nobel de la Paz aung san suu Kyi

    La PreMio nobeL de La Paz, aung San Suu Kyi, smbolo de la lu-cha por la democracia en su pas, fue liberada el sbado 13 de noviembre por la Junta Militar que gobierna Myanmar.

    Tras su puesta en libertad, la lder del movimiento democrtico birmano sali a la puerta de su casa en Rangn para celebrar con sus seguidores.

    Miles de simpatizantes, entre hom-bres, mujeres y nios, se congregaron desde la vspera a las afueras de la casa

    de Suu Kyi, a la espera de su liberacin tras vencer este sbado su arresto do-miciliario de 18 meses.

    La vspera, las autoridades militares de Myanmar firmaron la orden de pues-ta en libertad de Aung San Suu Kyi, de 65 aos, quien ha vivido 15 de los ltimos 21 aos en prisin o bajo arresto domiciliario.

    La Premio Nobel de la Paz 1991 fue condenada en mayo de 2009 a otros 18 meses de confinamiento por violar su encierro y permitir el ingreso a su casa de un disidente estadounidense. de

  • traicin que venga traicin, es de patriotas

    11estosdas15/11/10

    SignosSalvador Montenegro

    La cosa no es tanto de sistemas, sino de lide-razgos. La cosa es tan simple como un milagro. No hace ni dos meses dijo Fidel que el sistema cubano ya no serva. El sistema cubano hace por lo menos tres dca-

    das que se volvi contrarrevolucionario y se convirti en el principal factor del deterioro de la vida cubana.

    Cuando se rompi la Unin Sovitica y su reino de miedo, qued claro que Cuba no tena modo no slo de modernizarse y prosperar por s sola, sino de sostener en buenas condiciones el funcionamiento de los sectores ms representativos de la justicia revolu-cionaria, como los de la educacin y la salud, que hoy da muestran signos de agotamiento.

    Por supuesto que la revolucin fue necesaria, fue legtima, fue popular, y convirti a Cuba en el para-digma de un pueblo de vanguardia, con estndares educativos y de salud del nivel de los pases desarro-llados, y con un potencial cognoscitivo y de competiti-vidad capaz de disparar al pas al primer mundo.

    Sobre la base de la educacin, de la innovacin, de la investigacin cientfica, de la evolucin intelec-tual y cultural, y con las mejores condiciones para garantizar el desarrollo de un pueblo sano y libre de adicciones, Cuba tena garantizado el ascenso social de su poblacin, la movilidad de su estatus, la dinmi-ca de su produccin y su mercado interno, y la capa-cidad de competir en el comercio global sin descuidar los compromisos internacionalistas de su revolucin.

    Pero Fidel cancel las opciones de la riqueza edu-cativa a la que haba apostado, puso un dique al ejer-

  • 12 estosdas15/11/10

    cicio crtico (del todo contradictorio y catalizador del desencanto y la frustracin, porque qu sentido tiene fomentar el humanismo y el desarrollo espiritual de los individuos si se les ha de coartar al cabo con el absolutismo de la verdad revolucionaria), estanc en la burocracia los cauces de la innovacin productiva y de la capacidad de empresa, inhibi en un forzado igualitarismo (equvoco por naturaleza y cifrado en el dogma idealista de la abolicin de la propiedad priva-da, tan anacrnico desde que el sicoanlisis freudiano estableciera la innata supremaca del ego como un impulso libidinal con vida propia en el inconsciente) las posibilidades de la creacin individual, sobrepuso la ortodoxia partidista al impulso econmico y al for-talecimiento financiero del Estado, atasc la viabilidad del mercado interno, privilegi el internacionalismo cooperativo por encima de las opciones del intercam-bio econmico, y cerr la va a las alternativas de un socialismo menos dictatorial y ms democrtico, y al concurso de nuevas ideas y liderazgos gene-racionales que, forjados en la fragua idiosin-crtica de la revolucin, hubiesen continua-do sus conquistas y diversificado sus cami-nos hacia muchas otras, en la lgica irrevo-cable de que la diversidad creativa consolida en el porvenir las victorias del pasado.

    Fidel se ocup de sedimentar el mito revolucionario antiimperialista y cancel toda posibilidad de negociacin con Estados Unidos mientras l fuera el nico e inapela-ble comandante e jefe de la historia. Fren-te a las acechanzas del enemigo monolti-co y cruel, la dignidad y el sacrificio de la nacin seran su causa redentora esencial y en Cuba no habra ciudadanos, sino mi-litantes con vocacin de mrtires. Habra crecimiento econmico si un Estado dirigi-do por compaeros combatientes, enemigos jurados de la generacin de riqueza privada, lo permita. Lo de menos sera la eficiencia administrativa y la produccin de bienes y servicios de calidad; lo importante era la defensa antiimperialista y la seguridad del Estado. No habra diplomacia, sino argumentos sobre la independencia y la soberana de un pueblo heroico amenazado por el gigante imperial frente al que nun-ca cedera. El bloqueo cerrara, en efecto, las salidas del crecimiento y la modernidad, del mismo modo que incrementara el protagonismo y la resonancia de la beligerante retrica castrista en el mundo entero. El empobrecimiento material estara cifrado en la con-vergencia de la asfixia eterna y la resistencia popular inclaudicable. El Estado estaba para defender el es-pritu revolucionario, con toda la represin que eso entraaba contra los inconformes, y menos para es-timular la fuerza productiva y las fuentes de ingreso de la poblacin. Todo el mundo tendra licenciaturas y doctorados como una condicin del hombre nuevo, y todo el mundo tendra derecho a servicios mdicos inmejorables y expeditos y a expresiones de la cultura

    y el arte ilimitadas. Pero los graduados, los especialis-tas, los cientficos, los escritores, los artistas, los tc-nicos, los acadmicos y los profesionales de todas las ramas no tendran derecho a retribuciones meritorias distintivas en trminos de estatus porque el bloqueo y la amenaza exterior impedan el desarrollo, y porque el desarrollo socialista impona la austeridad generali-zada y el igualitarismo como un credo y una condicin diferenciada de la existencia humana, algo as como la gracia de la purificacin de los Estados islmicos.

    Pero los cambios del mundo y la persistencia del ptreo discurso revolucionario y de la precariedad ge-neralizada en la isla, evidenciaron la realidad ideol-gica y el fracaso del mito y de la terquedad dirigente.

    Castro consider todo cambio como un riesgo y la mnima propuesta renovadora como una traicin.

    Las presiones de la apertura y la pluralidad pol-ticas, sin embargo, no eran de origen interno, sino de Washington y el terrorismo del exilio -con sus merce-

    narios y provocadores domsticos investidos de disi-dentes y defensores de todas las libertades- para re-cuperar sus privilegios perdidos y vengar las afrentas de Fidel, as las vctimas de sus incontables atentados y sabotajes fueran inocentes. Las demandas de aden-tro eran muy diferentes; eran sobre ciertas variables posibles para el despliegue de iniciativas empresa-riales que dieran viabilidad al mercado, al empleo, al ingreso, al consumo, al financiamiento pblico, al incremento de mejoras, de productos, de formas de diversin; a la libertad de crear y de tener, de aprove-char el recurso educativo para hacer ms; para incre-mentar los beneficios sociales, mejorar los servicios de salud, producir ms, comprar ms, y competir me-jor en el nuevo mundo. Ni siquiera se peda un libera-cionismo regulatorio mayor ni la apertura a la inver-sin extranjera, sino apenas el concurso de un sector

  • 13estosdas15/11/10

    privado complementario de la empresa y la propiedad estatales. Pero no, la mnima economa mixta era mucho pedir; y era ms: era una provocacin inso-lente contra los principios inamovibles y eternos de la revolucin socialista.

    Graduales que hubieran sido, sin transformacio-nes estructurales del sistema poltico, Cuba hubiese detonado su potencial cognoscitivo y crtico, y el mito de Fidel, en vez de venirse abajo, se hubiese elevado por encima de las alturas de Abraham Lincoln.

    Fidel debi dejar que su revolucin aprendiera a marchar sola, que dejara de ser suya y fuese asumida en su momento por liderazgos populares representati-vos que defendieran su continuidad abrindole nuevos caminos. Y si en ese andar por su cuenta perda algu-nas de sus esencias y se desviaba, pues que as fuera, porque todas las experiencias sirven para rectificar o para malvivir, y las obras de los hombres en la Tierra ni son de cursos predecibles ni son eternas.

    Hoy el castrismo quiere enmendar a cuentago-tas y slo complica la desgracia islea. Y propone en-tonces la iniciativa econmica por cuenta propia para deshacerse de una legin de burcratas que no ganan un kilo ni tienen ahorro alguno para emprender nada por su cuenta.

    Y resulta que el castrismo juvenil, que rompi todos los moldes y derrib todas las convenciones po-lticas y culturales para refundar un pueblo y tirar a la basura una historia miserable de explotacin colonial, hoy, senil y taciturno, apenas mueve un dedo y pone contra la pared la suerte de miles y miles de desem-pleados que apenas ganaban para malvivir y ahora no ganan nada. Se abre la economa a emprendedores urgidos por el desempleo y el hambre, y se acusa a la poblacin de atenerse a las gratitudes del Estado y de no producir, cuando ha sido la burocratizacin extre-ma, absoluta, la que ha convertido en rmora un po-tencial humano que pudo transformarse en la fuerza de vanguardia de la innovacin y de la trascendencia econmica global de la isla.

    Pero la culpa de la obsolescencia revo-lucionaria no fue el sistema socialista sino los revolucionarios originales enraizados en su dirigencia; su obcecacin, que convirti sus logros en las mayores objeciones de su realizacin ci-vilizatoria progresiva.

    La institucionalidad revolucionaria debi avan-zar, modernizarse, y ser factor de capitalizacin de los nuevos tiempos. Miles de cubanos bien prepara-dos y ni siquiera seducidos por Miami los mejores no tiran para all, donde la vulgaridad y la estridente militancia anticastrista son de una intolerancia primiti-va muchsimo peor- han emigrado a diferentes pases porque en el suyo no hay proyectos de desarrollo que conjuguen la capacidad productiva con el xito y el bienestar personales, y en lugar de que dicha ausen-cia se asuma y se suprima se opta por la satanizacin

    de los que se van.El liderazgo cubano debi arriesgar y relevarse

    a s mismo con nuevas dirigencias cupulares, en un gradualismo sistemtico que pudo haber sido poco perceptible pero consistente y progresivamente nor-mal. Falt la temeridad visionaria, la sinceridad y el sentido de justicia que le sobraron a Fidel en los tiempos del Moncada.

    Se hizo viejo y se le hicieron de cartn piedra la revolucin y la nocin de la vanguardia. Aqullos, los de entonces, dejaron hace muchos aos de ser los mismos. Y la tragedia cubana es que siguen ah, don-de mismo, haciendo exactamente todo lo contrario de lo que hicieron en el principio; oponindose a la lgica del devenir para seguir viviendo en la historia, sa, la que los absolvera, y que lo hubiera hecho de mil amores si no se hubieran instalado por sus pisto-las a vivir en ella.

    Los chinos, en cambio, cambiaron; transformaron su potencial educativo revolucionario en una potencia.

    Siguen debiendo muchas libertades y abusando de otras tantas desigualdades, pero muchsimo me-nos que antes; mientras sus ciudades hierven sus zo-nas rurales siguen expulsando campesinos desde la prehistoria de su hbitat. Y sobre las mismas institu-ciones pero con liderazgos renovados segn las exi-gencias generacionales y el rumbo de los tiempos, son hoy la economa ms dinmica del orbe. No son, ni se-rn nunca, una democracia occidental al estilo de las que se quiebran en esta hora en el otro extremo del espectro, el del libertinaje econmico defendido por las lites polticas que viven a merced de los gigantes corporativos que especulan con el bienestar y el por-venir del mundo entero. Tienen sus propias cuentas pendientes con la equidad del crecimiento, con la sa-lud ambiental, con la justicia social, con los derechos humanos, pero acaso las potencias ms democrti-cas que censuran sus restricciones son las hermanas

  • 14 estosdas15/11/10

    de la caridad?; no se hicieron ricas con el genocidio y el saqueo de sus colonias?, y no todos los impe-rios se han proclamado en todos los tiempos como los ms grandes ejemplos democrticos? Y acaso su condicin de potencias democrticas mejora en favor de los pueblos pobres de la Tierra, cuando favorecen el libertinaje financiero y las grandes crisis globales patrocinadas por los especuladores que condicionan la calidad de la vida y la libertad poltica en ellas?

    Si hablamos de sistemas polticos y de injusti-cias, puede ser que el chino no sea ms malo del todo que los occidentales; sobre todo en relacin con lo que le han costado a los dems pueblos de la Tierra, incluido el chino y el cubano, en sus pocas eternas de colonias de sus respectivos imperios democrticos.

    Fue Deng Xiaoping el padre de la modernidad china; y si bien las reformas que promovi hace trein-ta aos para propiciar la llegada masiva de capital ex-tranjero y el despegue de la economa fueron estruc-turales y profundas, por su liberalismo y su ligereza regulatoria, no lo fueron en la naturaleza sistmica del modelo socialista original. El modelo histrico de con-trol estatal sigue siendo el mismo, slo han evolucio-nado las variables de la estructura sucesoria del poder y los mrgenes de maniobra de las dirigencias. Se ha cancelado la dictadura personal por la de partido, pero la concepcin de que la mejor de las democracias es la de la alternancia partidista no deja de ser un cmodo convencionalismo occidental; en las naciones menos desarrolladas, la pluralidad y la opcin de la alternan-cia a menudo han sido trastos retricos inservibles ante la idiosincrasia indmita de la corrupcin. La de-mocracia partidista tambin fija clusulas de exclu-sin; y si bien se abre ms a las minoras en el orden formal de las garantas individuales, en la vida real los factores de poder son grupos de inters con la mayor capacidad de influencia y decisin los que mandan, y los que determinan, mediante vastas inversiones pro-mocionales y campaas propagandsticas y mediti-cas, los partidos y las candidaturas que, en su favor -el de esos grupos de poder- antes que nada, han de votar las mayoras electoras. A final de cuentas, ms en las potencias democrticas, las elecciones siguen siendo el mejor recurso de legitimacin de los poderes fcticos; y en las democracias emergentes, los lide-razgos de izquierda ms radicales deben gobernar en consonancia con ellos, y limitar en consecuencia sus grandes programas sociales, si no quieren tener pro-blemas de ingobernabilidad y una estancia efmera, muy acotada y poco rentable para todos, al frente de los destinos de la nacin.

    Esos destinos penden ms de la angostura o la amplitud visionaria de los liderazgos; ms de su popu-laridad, su astucia poltica y su eficacia creativa, que de la estructura institucional de los Estados.

    Cuando esta estructura es fuerte supone que hay una gentica de la tica pblica y de la compe-tencia poltica, donde los liderazgos fuertes relevan sin problemas a los dbiles porque as lo mandan los electores. Cuando no lo es, las dirigencias poderosas y legtimas habrn de fortalecerlas enfrentando con xito la influencia de los monopolios y debilitando la

    capacidad de maniobra de los dems sectores fcticos resistentes al control del Estado.

    En un pas como Mxico, dominado por los monopolios y con una estructura institu-cional cuyas autoridades son controladas por ellos, los procesos de la democracia son y se-guirn siendo necesariamente fallidos si no emerge un liderazgo fuerte, visionario y contestatario, que se im-ponga en el gobierno de manera extraordinaria, para restablecer a continuacin la gobernabilidad y enca-rrilar al pas por las vas del verdadero crecimiento democrtico.

    Tiene que ser la va cardenista; la de llegar de la mano del pode real, por ms ilegal que sea, y lue-go cortrsela, apenas se cuente con el poder formal del Estado.

    Hemos dicho que as se hizo del poder el general, y que fue, en su tiempo, el mandatario ms democr-tico y ms legtimo de pases con similar desarrollo. El racismo y el saqueo colonial eran la tnica de las democracias imperiales. Medio Oriente, Asia, frica, Latinoamrica y el resto del mundo subdesarrollado estaban gobernados por satrapas y Estados inciviles, religiosos, dictatoriales y similares, que vivan en el genocidio, el hambre, la ignorancia, la corrupcin o la revolucin. Crdenas hizo una nacin y un Estado ms o menos decentes que luego se pervirtieron por la idiosincrasia canbal de la inmoralidad poltica y la incivilidad ciudadana. Si hubiese habido reeleccin, lo mejor que hubiera pasado es que el general se reeli-giera un par de veces.

    Si el general hubiera sido tan codicioso como Obregn o como Calles, hubiese seguido mandando. Pensaba, en cambio, que gobernar era un acto de responsabilidad limitada, del cual no poda depen-der eternamente, para bien o para mal, el destino de un pueblo. Y dej que el pas se embarcara, des-pus de l, en sus propias decisiones. Y as llega-mos a la tragedia de la mayor corrupcin prista y al fondo de lo peor: la alternancia democrtica y la esterilidad panista.

    Hoy tendra que llegarse al poder de la mano de Azcrraga, de Salinas Pliego, de Elba Esther Gordillo y de otros poderes tan nefastos y tan influyentes como los de ellos, y quien llegar tendra que cortarles tam-

  • 15estosdas15/11/10

    bin las manos, como Crdenas hizo con Calles.Porque no habr popularidad suficiente para ga-

    nar elecciones si no es con el alcance masivo de la industria de la oligofrenia y el enanismo mental, la de la radio y la televisin, y con la divisa del voto del magisterio, que hace la diferencia en las disputas partidistas empatadas por los contubernios mafiosos.

    Y una vez alcanzado el supremo estadio del po-der hay que convocar la mayor popularidad posible, dotando de todas las concesiones, de todas las autori-zaciones, de todos los privilegios y todas las canonjas que se hubieren pactado con las mafias para acceder al mando del Estado por la va de la democracia. Y una vez ah, construirse un aparato de seguridad nacional con un mando poltico nico y eficacsimo en la Secre-tara de Gobernacin, y un gabinete de seguridad sin rendijas, sin goteras, sin filtraciones, al mismo tiempo que un aparato de inteligencia y control fiscales, de-pendiente tambin de la Secretara de Gobernacin y vinculado de manera orgnica a la seguridad nacional, y entonces s: echar para atrs todos los tratos con las mafias y partirles la madre sin piedad a todos sus capos en una redada implacable y urgente; auditar a los corporativos y a los sindicatos, operar expedien-tes y consignaciones fast track, desmantelar los dos o tres poderes ms importantes, documentar al de-talle y exhibir sus trampas y sus perversidades ms elocuentes, desaparecer en el anonimato a quienes fueron los personajes ms relevantes del poder fctico en Mxico, y establecer con hechos implacables que el Estado nacional no ser en lo adelante el palafrenero de estas mafias.

    En acciones simultneas, el nuevo mandatario tendra que celebrar pactos inmediatos con las diri-gencias mayores de los poderes Legislativo y Judicial para arrinconar a los otros grupos criminales, los del narco; pactos extraordinarios, en corto, de Estado de excepcin, asumiendo la evidencia incontrovertible de que se vive al filo del abismo, en una circunstancia cr-tica excepcional; una encrucijada donde las cosas no estn ya para los protocolos legales de una existencia pblica comn y corriente, y donde ya no se puede navegar con la misma lgica retardada e improductiva que tiene al pas metido en una guerra de guerrillas entre terroristas del narco, donde el gobierno no sabe siquiera para dnde chingados tirar.

    No seor, no; no estoy pensando en Pea Nieto, de tan alta popularidad y tan de la mano de todos

    los poderes de los que he hablado. Pea Nieto no slo es la antpoda de Lzaro Crdenas sino que ni a caricatura de Salinas llega. Pienso en alguien que no s si exista, pero que debiera existir para que el futuro del pas no sea slo elegible entre la tendencia del narcoestado y la abierta solucin intervencionista de Washington.

    Pienso en una solucin rusa. El rudo exespa Vladimir Putin lleg de la mano de Boris Yeltsin, un borrachn que abri los grifos del caos y la desintegra-cin del caduco imperio sovitico. Y todas las naciones adheridas al herrumbroso armatoste nuclear se des-peaban hechas pedazos mientras las mafias ofrecan como nica salida la del dinero sucio.

    Putin tom el control y ret a los mximos jefes cara a cara: les doy todo lo que quieran ahora y se apartan de la vida pblica y se olvidan de las preten-siones de poder poltico y me dejan gobernar, o les hecho encima al fisco, a la seguridad del Estado y a todo el aparato de la propaganda, y les quito todo lo que han ganado y no les doy nada de lo que les estoy ofreciendo y los meto al bote o los desaparezco del mapa para siempre. Y los que le hicieron caso y acep-taron el trato siguieron haciendo fortuna, pero ahora dentro de la ley, mientras otros magnates mafiosos fueron a dar a la crcel y los ms intransigentes des-aparecieron, y Putin puso en orden al pas, fortaleci las instituciones, elev su popularidad a niveles nunca antes vistos en el mundo, eligi a su sucesor, lo hizo presidente por la va de las elecciones democrticas, y su proyecto de restituir a Rusia su podero como potencia global va viento en popa, dentro de un con-cepto poltico que bien podramos calificar como esta-linismo democrtico.

    Como Putin, Fox bien pudo desmontar los ins-trumentos estratgicos del poder prista en el trnsi-to crucial de la alternancia democrtica; contaba con fuero popular y con una legitimidad electoral indita. Era una llamarada de petate que llegaba envuelta en el alarido de las puras expectativas; un liderazgo de puro artificio, tan vano como la imaginera milagrera de las masas aficionadas al ftbol. Y tena todos los defectos pristas y ninguna de sus cualidades; fue la encarnacin del mayor de los desencantos. Ahora las cosas en el pas no podran estar peor.

    Pero el caso es que no se trata de modelos. No es el sistema poltico mexicano el que hay que reparar para devolverle la fuerza al Estado y hacerlo un siste-ma democrtico eficaz.

    Las instituciones formales estn bien. Son los mandos los que andan por la calle de la amargura. Y no pinta uno fuerte, temerario, visionario y de buena fe, capaz de hacer pedazos el dominio del hampa de los dos o tres monopolios ms perjuiciosos del pas; esos que tendra que escarmentar de entrada, como ejem-plo de lo que sera capaz de hacer con todos las dems poderes de facto, como el narco, que hoy da ponen los ltimos clavos en el atad de la nacin.

    [email protected]

    de

  • los idiotas y el tJos Enrique Velasco

    DesDe hace muchos aos, en las elecciones in-termedias que se celebran a mitad de los pe-riodos presidenciales, se han dado resulta-dos sorpresivos. Es la expresin del pueblo

    norteamericano que se manifiesta en forma diferente y organizada cada dos aos.

    Nuestros vecinos del norte revisan su democra-cia, su gobierno y el derrotero que toma el pas a partir de las iniciativas que se llevan a cabo desde la Casa Blanca. El votante promedio fija su atencin en su propio bolsillo y ese es el termmetro, el fiel de la balanza, para asistir a las urnas.

    La paliza, segn palabras de Obama, que le propinaron los electores, obliga al gobierno a replan-tear los grandes temas del pas, llegar a acuerdos con la oposicin y trabajar de comn acuerdo.

    Todo lo anterior suena esplndido desde la ptica de nuestra deshilachada democracia, pero el cobre se muestra en todos lados y al norte del Ro Bravo no hay excepciones.

    La poltica norteamericana ha bautizado a este momento electoral como The Silly Season, La Tem-porada Idiota en buen espaol y segn parece este epteto le ha quedado como anillo al dedo a estos su-fragios del pasado 2 de noviembre.

    El recuento de idiotas comienza con la clebre Sarah Palin que compiti por los republicanos en las elecciones de 2008. Sarita no tiene desperdicio. Aban-don la gubernatura de Alaska para hacer propaganda poltica con lo que ya acumul 12 millones de dlares. No se quita de la boca a los Padres Fundadores de la Nacin pero cuando le preguntaron el nombre de uno de stos, guard silencio unos segundos y despus balbuceo algo as como Washington.

    La misma que acusa a Obama y a los demcratas de ser ignorantes de la historia patria, no supo que en cada ciudad y pueblo de su pas hay calles, escuelas y parques que se llaman Franklin, Hamilton, Madison o Jefferson.

    El Tea Party, Partido del T, que rene a los fun-damentalistas gringos de derecha, ha juntado perso-najes ignorantes y casi tragicmicos dignos de tele-novelas jaboneras. Polticos salidos de las capas ms reaccionarias de esa sociedad, siempre han necesita-do de malhechores y villanos. Apaches, Pancho Villa,

    el Kiser alemn, los wetbacks y greasers (grasosos) mexicanos, los comunistas, los coreanos y vietnamitas y ahora los musulmanes, todos, feroces enemigos de la prosperidad blanca y americana.

    Explotar la paranoia y el maniquesmo rinde be-neficios y poder. Ya lo dijo nuestro Carlos Fuentes, la satanizacin del Islam es hoy el cable elctrico de la derecha extrema de Estados Unidos. Tambin lo ase-gura desde tangentes bizarras, el ex presidente gringo George Bush el hijo, al decir en su recin edi-tado libro Decision Points que tcnicas de interroga-cin avanzadas (lase el submarino, el tehuacanazo y dems practicas viejas de nuestra polica) ayudaron a evitar ataques terroristas desde el Islam.

    Otros ilustres de esta Temporada Idiota son Rand Paul, candidato republicano al Senado por Ken-tucky quien en sus jocosas juventudes amarraba y obligaba a hincarse a mujeres delante de un dolo. El aspirante republicano al Estado de Nueva York, Carl Paladino atiza fuego en contra de homosexuales. Ji-mmy MacMillan, contendiente del mismo partido por el mismo Estado abandera El Partido de la Renta de-masiado alta y vive en un departamento en donde no paga renta.

    La neoyorkina Kristin Davies, duea de casas de prostitucin prefiere que la llamen madame a puta para efectos de su proselitismo poltico. Los demcra-tas sonren y callan.

    En el Estado de Colorado, el republicano Tom Tan-credo ya propuso bombardear La Meca, ciudad sagra-da de los musulmanes. Christine ODonnell, candidata del Partido del Te por Delaware fue bruja, lo niega y pide que la iglesia no se separe del Estado. Asuntos de la Santa Inquisicin?

    El Partido del T, en su abismal ignorancia, se opone a todo y no sabe a qu o a quien favorecer.

    Obama, agradecido, ve con ojos benevolentes al Partido del T ya que ste va a dividir a los republica-nos y va a ahuyentar el voto independiente que es el que decide las elecciones.

    Los demcratas estn viendo pasar el desfile de idiotas desde un cmodo palco, sentados, tranquilos y tomando t, por supuesto.

    [email protected]

    16 estosdas15/11/10

    de

  • La cosa pblica

    Por Jos Hugo Trejo

    17estosdas15/11/10

    de Playa magna a villa magna la estela de corruPcin e imPunidad del

    tesorero joaquinista trigos Perdomo

    entre los fraccionamientos exclusivos Pla-ya Magna y Villa Magna, uno en Playa del Carmen y el otro en Cancn, hay una distancia aproximada de 70 kilmetros y

    una estela de corrupcin dejada por Carlos Trigos Perdomo a su paso por la tesorera de los munici-pios de Solidaridad y BenitoJurez.

    Trigos Perdomo tiene una aficin descarada por la opulencia, la cual delata las trapaceras que ha cometido con los dineros pblicos de las arcas municipales que al amparo de los Joaqun le ha tocado administrar durante los ltimos seis aos en los principales municipios del norte de la entidad.

    No tiene uno que profundizar mucho en la especulacin para saber de dnde proviene su excesiva riqueza, cuyas puntas se asoman en las lujosas residencias que tiene en los magnos frac-cionamientos ya enunciados arriba:

    En su casona de Playa Magna exhibe lo que se ha mantenido oculto del saqueo que se cometi contra las arcas del municipio de Solidaridad en los tiempos en que fue su administrador, cuando el diputado federal Carlos Joaqun Gonzlez fungi como presidente municipal.

    En tanto que en el complejo deportivo-ha-bitacional que mantiene en Villa Magna, exhibe gran parte del saqueo que cometi contra las ar-cas pblicas de los benitojuarenses, a cuya teso-rera lleg como producto de un pacto de sus jefes los Joaqun con el expresidente municipal Gregorio Snchez Martnez para intentar infructuosamente hacer que Carlos Joaqun Gonzlez fuera goberna-dor de Quintana Roo.

    De ah pues que pueda uno sealar que por lo que se asoma de la riqueza de Trigos Perdomo, di-fcilmente la podra justificar con el salario que ha devengado como tesorero y asesor financiero de los Joaqun . Una postura seria de las autoridades ya le hubiera fincado o armado por lo menos una averiguacin previa por el delito de enriquecimien-to ilcito, si se le quiere seguir el procesamiento por el lado de la Ley de Responsabilidades de los

    Servidores Pblicos, o de lavado de dinero si su riqueza se liga con las demandas por delincuencia organizada que llevaron a la aprehensin y encar-celamiento de quien fue su jefe hasta el mes de abril pasado, Greg Snchez Martnez.

    Sin embargo, a Trigos Perdomo no se le ha fincado ninguna responsabilidad penal hasta ahora y l se siente seguro y protegido, por eso las gran-des fiestas que realiza para ostentar su riqueza.

    Por s mismo Trigos Perdomo no representa polticamente nada para las autoridades estata-les o municipales que quisieran juzgarlo por los delitos que se le asoman tan visiblemente; pero detrs de l hay intereses muy poderosos que le permiten moverse con impunidad.

    Sera bueno preguntarle al diputado Car-los Joaqun Gonzlez que es lo que opina de la fortuna amasada por quien fue su tesorero en Solidaridad y su pen de avanzada en el ayun-tamiento que presidi Greg Snchez Martnez en Benito Jurez.

    Acaso no se dio cuenta el expresidente mu-nicipal de Solidaridad del desmesurado enriqueci-miento que exhiba su tesorero con su casona de Playa Magna?

    Estas y otras interrogantes son las que nos hacemos y las que se hace la sociedad benitojua-rense con respecto a la impunidad que cubre hasta ahora al extesorero joaquinista de Solidaridad y Benito Jurez.

    En parte, por eso la resistencia pblica de al-gunos empresarios y la callada de muchos contri-buyentes, para admitir el aumento a los impuestos municipales y para acudir a las cajas del ayunta-miento a pagarlos.

    A como se ven las cosas y por experiencias pa-sadas, difcilmente se podr juzgar la actuacin de Trigos Perdomo al frente de la tesorera de Benito Jurez, como hasta ahora ha ocurrido con el desfal-co por ms de 150 millones de pesos que cometi en su momento el expresidente municipal Juan Ignacio El Chacho Garca Zalvidea y que a la fecha no ter-mina de finiquitarse en los juzgados de

  • 18 estosdas15/11/10

    Dejen de hacerle al cuento y finquen responsabilidades en CancnY tras el desfalco quieren subir el predial para compensarlo? Y para que los hoteleros ni lo paguen, slo los ciudadanos de a pie?

    Lilia Arellano

    P rfilese

    no s si lo que suceDe en el municiPio De Benito Jurez, en Cancn, es para inscribirlo en Ripley, en los Rcords Guinnes, drselo a un escritor de novelas de terror o mejor a uno de tragicomedia

    o tal vez a otro de suspenso, para que despus Hollywood lo convierta en una cinta que logre recaudar millones y millo-nes de dlares, de pesos, de euros, por la exhibicin ya no de matanzas, ni de crmenes, ni de torturas, ni de inmigran-tes, sino de la corrupcin que ha permeado en todas las instancias gubernamentales. Es increble cmo ha llegado a extremos inimaginables el descaro de los miembros del ayuntamiento, incluyendo a su nuevo presidente munici-pal, Jaime Hernndez Zaragoza.

    Como es de todos conocido, la renegociacin de la deuda bancaria de Benito Jurez alcanz los mil 400 mi-llones de pesos y, segn nos han dejado muy claro, obe-dece solamente a eso, a llevar a una sola cuenta todos los adeudos con distintas instituciones crediticias, y de ninguna manera estn contemplados otros crditos, como los que otorgan proveedores, contratistas, etctera, y la suma de todos ellos es de ms de 500 millones de pesos. Los mane-jos financieros del ltimo alcalde, del que se encuentra pre-so en Nayarit, ejecutados a travs de su cmplice y tesorero Carlos Trigos Perdomo, elevaron no slo la deuda bancaria sino acrecentaron los pasivos en otros renglones.

    Han transcurrido ya varios meses de que se llevaron preso a Gregorio Snchez Martnez, y aunque ya con an-terioridad se haban lanzado alertas sobre la fortuna que se estaba gastando en su promocin para alcanzar la can-didatura del PRD y aliados a la gubernatura, adems del

    enriquecimiento que es y ha sido notorio, de bofetada, de su cmplice, el exachichincle bancario Trigos Perdomos, no se mova un solo dedo para realizar una mnima investiga-cin; y los regidores, tambin a todos visto incrementando sus patrimonios, seguan autorizndole todo aquello que se transformara en pesos y centavos, de los cuales les eran compartidas -segn las versiones que hasta dice tiene gra-badas el extesorero- las migajas, pero se fue el precio que aceptaron por sus cabezas, o, mejor dicho, por el levanta-miento de la mano o del dedote.

    En fin que ya es tiempo ms que suficiente para que los diputados locales, para que los de la Auditora del Estado, para que los de las contraloras, tanto municipal como estatal, dejen de estarle haciendo al cuento y dn-dole vueltas a un asunto que es del dominio popular, que ha causado gran indignacin, y que aunque las facturas estn, como dice Julin Ricalde, debidamente soportadas, basta con el enriquecimiento inexplicable de todos estos sujetos, incluyendo los regidores, para que se les finquen responsabilidades y pueda recuperarse gran parte de lo robado, de lo adquirido a travs del cochupo, de la com-pra de votaciones.

    Porque antes de caer en una actitud tan cnica como la de pretender subir el predial en un 30 por ciento deberan de entregarle cuentas a la sociedad sobre el pasado inme-diato, el de hace unos meses, el que ocasion todo este quebranto; y no slo enviarles extraamientos o inhabilita-ciones; hay que sentar a todos estos funcionarios y repre-sentantes populares corruptos frente al Ministerio Pblico y exigir la devolucin de todo lo que obra en su poder y que

  • 19estosdas15/11/10

    fue sustrado -o ni siquiera entr- de las arcas municipales cuando ya haba sido robado u obtenido a travs del otor-gamiento de una y mil clases de canonjas.

    La semana pasada los hoteleros manifestaron su re-chazo a ese incremento, primero a travs de un comu-nicado publicado en diversos diarios de circulacin esta-tal y posteriormente durante una reunin con el alcalde Hernndez Zaragoza, en la que no obtuvieron ms all que su sonrisita siempre presente y el compromiso de estudiar a fondo el porcentaje de aumento a este im-puesto porque lo consideran indispensable para el buen funcionamiento de las obligaciones del ayuntamiento y la buena marcha del municipio.

    Cmo pretenden que se acepte cualquier movimien-to econmico de esa naturaleza cuando han resultado in-capaces, totalmente incapaces, de resolver el asunto del quebranto anterior y del que obran pruebas sin lmite? Pero no todo se centra en ese desvo, est tambin el des-tino de la fianza de 100 millones de pesos que deposit DOMOS y que segn algunos regidores ya no se inscribi en el 2010, por lo que no tenan cmo reclamar ni resarcir ningn dao a travs de este depsito-garanta. O sea que s o no hubo tal fianza?

    Ahora que a la hora de las verdades habr que ano-tar que los hoteleros que hoy se quejan tienen cuotas especiales en su gran mayora, igualito que hace la Fe-deracin con los contribuyentes: a unos les carga todos los impuestos habidos y por haber y otros slo tienen la obligacin de pagar, como en el caso de Wall Mart, el uno por ciento, o el uno y medio como Bimbo, o el 3.5 como

    es el caso de Telmex. Ellos tambin tienen sus tarifas especiales, y seguramente que cuando stas alcancen a nulificar el 30 por ciento o un porcentaje muy cercano a l, en el pago de este impuesto predial, su inconformidad se detendr y sern los habitantes de Cancn, los de Leo-na Vicario, los de Puerto Morelos, los de Bonfil, los que aunque brinquen y salten y mienten madres tengan que asumir el pago del nuevo tributo.

    Porque ya ni para qu nombrar el otro 10 por ciento que se increment tambin de tributo y que aparece en todos los pagos que se hacen al ayuntamiento, y que los propios diputados locales no reconocen, aunque se hacen de la vista ms que gorda para que continen aplicndosela a esos ciudadanos que dicen representar. Vamos viendo as que unos estn para superar en asaltos, va el manejo y las imposiciones tributarias, a los anteriores, y don Jaime, como sus antecesores, tan campante.

    De esta manera imagnese el peliculn con los acuer-dos en lo oscurito; con los pagos por la obtencin de per-misos de uso de suelo, cambio -en aumento siempre- de densidades, mdicas cuotas en los prediales; las cenas y comilonas con empresarios e inversionistas, el lugar para pedir apoyos y diezmos, el clsico coyotaje; la compra de votos de los regidores y las grandes cadenas de mando cmplices. Bien podra comenzar con la llegada de un pe-ninsular con la documentacin alterada a una presidencia municipal en la que contrata a un muerto de hambre pero ambicioso y corrupto empleado bancario. Haaaaay nani-ta!, mejor me despido. Hasta la prxima porque an hay ms, mucho ms. de

  • 20 estosdas15/11/10

    serenidad y Paciencia, con resPecto a la dePreciacin del tiPo cambio

    Marisol Huerta

    a Pesar De que en el entorno gloBal sigue el oPti-mismo ante la perspectiva de mayor liquidez en los mercados financieros, resultado de las recientes decisiones de la Fed de inyectar di-

    nero a la economa y motivar con ello bajas tasas de inters, los peros o los negros del arroz sobre estas medidas ya comienzan a surgir entre los inversionistas y con ello la precaucin de mandar seales de alerta. Esta situacin al final de la semana anterior provoc que las bolsas se ubicaran en terreno negativo.

    As, la Bolsa Mexicana rompi con su racha ga-nadora de 10 semanas consecutivas de alza y cay 0.7%; lo mismo pas en los mercados de Estados Uni-dos que frenaron sus recientes alzas y en su balance semanal retrocedieron 2% en promedio.

    Y es que para algunos analistas e inversionistas, el hecho de mayor liquidez est provocando monedas ms baratas. En particular en el caso de China y de Estados Unidos la apreciacin de sus monedas vuelve ms atractivas sus exportaciones, lo que genera des-equilibrios comerciales, afectando a la mayora de las economas del mundo. Tal es la preocupacin que esta situacin fue el eje central de la reunin del Grupo de los 20 la semana pasada, donde se discuti sobre el desempeo de las monedas. En las declaraciones de algunos presidentes podemos notar la cautela que existe con respecto a esta situacin.

    La jefa del gobierno alemn insisti en que los desequilibrios globales frenan el crecimiento econmi-co, y Lula da Silva advirti que la economa mundial corre el riesgo de quebrar si Estados Unidos y otras potencias siguen incrementando sus exportaciones. A este respecto, recientemente en Brasil, las autori-dades se han expresado preocupadas por la fortaleza de su moneda e intervienen en el mercado cambiario, mientras que en Chile, el Banco Central anunci hace unos das un aumento en el lmite de inversin en el extranjero de los fondos de pensiones de 60% a 80%.

    En contraste, en Mxico, los funcionarios como que estn haciendo a un lado la preocupacin mundial. En un foro que se llev a cabo en relacin a la aprecia-cin del peso mexicano, que ha recuperado en el ao

    85.20 centavos frente al dlar en la modalidad spot, y donde la expectativa es que lo lleguemos a ver en ni-veles de 11.30 pesos por dlar en el corto plazo, tanto del Secretario de Hacienda, Ernesto Cordero, como del gobernador del Banco Central, Agustn Carstens, se expresaron con un discurso tipo Kaliman, es decir de a serenidad y paciencia.

    Lo anterior luego que ante los cuestionamientos de la prensa el secretario de Hacienda indic que dichos estmulos efectivamente tienen como consecuencia un mayor dinamismo para la economa norteamericana, y la decisin es positiva para Mxico y su propia actividad econmica. Sin embargo, reconoce que en el corto pla-zo los flujos a mercados emergentes podran tener un efecto negativo, particularmente en trminos del tipo de cambio, aunque no ve razn por la cual habra que frenar la tendencia actual de la moneda.

    Carstens comparte esta opinin y aade que de haber sido su prerrogativa, seguramente hubiera he-cho lo mismo que Bernanke. Indic que una aprecia-cin de la moneda podra eventualmente fomentar el desarrollo del mercado interno. Sobre el nivel del tipo de cambio y si existe algn nivel objetivo sobre el que no se sentiran cmodos, Carstens expres que el peso mexicano sigue manteniendo un nivel de depreciacin real desde 2008-2009 por lo que la tendencia actual parece no preocuparle.

    En su opinin, el mejor instrumento para regular los flujos es el mismo mercado. No obstante, si even-tualmente la tendencia de apreciacin de la moneda se dejara de percibir como transitoria, entonces se to-maran decisiones, es decir si ven el nio ahogado.

    En general las medidas que proponen incluiran mecanismos con carcter permanente y ms congruente. Lo anterior, como sealamos, fue visto como un vere-mos que sucede, sobre todo con el desempeo inflacio-nario. Ser que nosotros tenemos que hacer casodigo corremos el riesgo de que en el corto plazo escuchemos seales de alarma sobre la inflacin y que las cosas no mejoran. En fin, repito, serenidad y paciencia....

    [email protected]

    de

  • 21estosdas15/11/10

    Nicols Durn de la Sierra

    La loca semana

    aun cuanDo Pareciera que las relaciones entre el equipo del alcalde electo Julin Ricalde Maga-a y el de Jaime Hernndez Zaragoza, edil en funciones del Municipio de Benito Jurez, estn

    muy erosionadas, se trata en realidad de una mera apa-riencia. As se llevan entre ellos, as les gusta, como lo hace evidente la supervivencia del PRD como colectivo de tribus antagnicas.

    El que el diputado electo Antonio Mekler Agui-lera ande por la alcalda con un tomahawk en la mano y amagando con auditoras, no quiere decir que se presuman desencuentros el prximo 11 de abril, tras el cambio de poderes municipales, no, sino que se prepara para un fructfero dilogo le-gislativo. Cada quien tiene derecho de pulir su retrica con los medios que estn a su alcance y a l le gustan las hachas.

    Es en este contexto de fulgurante alegra poltica que se debe entender la aseveracin de Ricalde Magaa respecto de que ese mis-mo da comenzar una revisin a fondo de los cambios de uso de suelo y densidades que haya autorizado Aldo Resendiz Martnez, secretario municipal de Desarrollo Urbano y Ecologa y el verdadero peso del currculum- primo de Jess Ortega Martnez, el lder nacional del PRD.

    No es que el edil electo suponga que en esta secretara el mote qued en loor a la mesura del Profeta de Nayarit- se cocinen nuevas atrocidades urbanas y financieras, sino que dado lo novicio del funcionario en el tejemaneje del desarrollo urbano, es po-sible que cometa errores desinteresados. O casi. Puede que se trate de un error y no se haya contagiado de las maas de su parien-te. Puede ser.

    Entre tanto, no se deben ver seales de guerra donde no las hay. Julin y Jaime se quieren y aunque el amor sea apache, es amor. Palabra de Minotauro.

    Antes de su apertura formal a finales de este mes, por lo menos en el aspecto local, la Conferencia de las Otras Partes, se ha convertido en pnfilo circo. La organizadora Secretara de Relaciones Exteriores brilla por su ausencia y los invitados comenzaron a llegar. De seguro van a estar a la mesa antes de que el men est listo. No falla.

    Por lo pronto, ante la ineficiencia oficial, Puerto More-los ha comenzado a tomar previsiones. Bajo la coordinacin del delegado Francisco Mendoza Reyna, con sus propios medios la comunidad cientfica del lugar -UNAM, IPN, mbi-to Caribe y Ecosur- inici ya las labores de recepcin de los ponentes en la Cop 16. Falta una ambulancia, agua potable,

    sanitarios mviles y camiones para recolectar basura.Por cierto, al calor del mitin ambiental, acaba de nacer

    Sinergia Ambiental, organizacin encabezada nada menos que por Vctor Sumohano, exlder municipal del PAN aho-ra socio de Alejandro Ramos en el negocio de dar servi-cios varios a los que vendrn; quiz hasta sabritas oferten. El fino trabajo de la asociacin se nota en sus boletines.

    Por ejemplo, uno generado por la reciente reunin de la Asociacin Mexicana de Editores. Se queja de las im-

    genes de violencia en la lucha contra el narcotrfico:Reconocemos (l, su perro y Alejandro) la

    importancia de tener un registro que muestre la realidad, como los archivos cazazola (sic) sobre la revolucin mexicana el cual muestra escenas sumamente violentas del hecho, pero es claro que la primera generacin de hijos de revolu-cionarios y afectados ya no viven en estas fe-chas, por lo que no se puede generar un dao sicolgico a los familiares en primer grado.

    Claro, de no buscarse una tabla oui-ja para asustar a los muertos y pagarles con la misma moneda, aterrorizando a los espri-

    tus chocarreros. Gan o perdi el PAN? Quin sabe, pues antes la versin local de ese partido

    era ms divertida.

    La revista de sociales Brjula, que diri-ge Mariana Orea, en una de sus secciones public recin Los Siete Pecados Capitales de

    Francisco Alor, en la que el procurador esta-tal de Justicia, antes que de su lucidez intros-pectiva, dio muestra ntida de su gran sentido del humor. Lujuria: Para m sigue siendo la mujer y no es que sea obvio (?), hay quie-

    nes no, en este mundo ya no se sabe, dicho sea de paso.

    En otro divertido segmento, en el de la Avaricia, dice de los secretos que sos son slo mos, como facturas, ttulos y otros muy poco franciscanos bienes materiales. En otra de sus coloridas respuestas, como por ejemplo en So-berbia, apunt: Si, s, s. Con seguridad supuso que la pregunta en realidad era una oferta y se dispuso a comprar dos lotes, digo, para que luego no falte.

    Envidia: No envidio, admiro. Con esta declara-cin, el acabose: los tales pecados dejaron de ser capitales para convertirse en provinciales. Lo bueno fue que, en un acto de insospechado decoro, dej el parnaso y regres a lo mundano con Gula: De las albndigas y el trabajo. La bajada, cierto, fue abrupta, terrible. En salsa de chi-potle y preparadas por la arrolladora Ana Brbara?... El texto no lo aclara.

    Pereza: La flojera me da harta pereza. Ni hablar.

    xxxxx

    xxxxx

    de

  • 22 estosdas15/11/10

    xxxx

  • 23estosdas15/11/10

    De acuerdo con el Centro de Investigacin y Docencia Econmicas (CIDE), Quintana Roo es la cuarta entidad que ms gasta en la organizacin de sus elecciones. El investigador Marco Mena Rodrguez dice que el gran problema del alto costo de los comicios en todo el pas es la operacin de los institutos estatales electorales y las prerrogativas que en los estados se brinda a los partidos polticos, lo que duplica los montos federales que reciben. La reforma electoral de 2007 no ha probado disminuir el gasto electoral como era uno de sus propsitos manifiestos. Por el contrario, los flujos de dinero para partidos aumentan de manera insultante. La actual frmula de asignacin de recursos permite que en ao electoral los partidos reciban el equivalente a la multiplicacin del 130 por ciento de un salario mnimo por el nmero de personas en el padrn electoral.

    AHORA LAS ELECCIONES SON MS CARAS QUE NUNCA

    Elecciones

    GRACIAS A LA REFORMA DE 2007 PARA ABARATARLAS

  • 24 estosdas15/11/10

    Elecciones

    Los partidos reciben partidas federales y estatales y ganan cada vez ms en lugar de recibir cada vez menos. Los altos sueldos de los consejeros electorales no garantizan la probidad en los procesos; hay funcionarios ciudadanos que no ganan nada y son fundamentales en la vigilancia de los comicios. Los monitoreos del uso de tiempos oficiales en radio y la televisin cuestan mucho y son un fraude; candidatos, partidos y gobiernos hacen trampas y financian de manera indebida la propaganda. El IFE es el instituto ms caro de Amrica Latina y uno de los ms onerosos del mundo, y debiera suplir a los institutos locales para simplificar burocracias y gastos electorales. Eso y ms dice una investigacin del CIDE.

    Hctor Sosa

    lA reformA federAl en mAte-ria electoral de noviembre de 2007 no sirvi para maldita la cosa, y ahora las elecciones

    son ms ilegtimas y onerosas. El esp-ritu de la norma pretenda ahorrar re-cursos en los procesos electorales del pas. Las modificaciones al artculo 41 constitucional confirieron facultades de organizacin de los comicios loca-les al Instituto Federal Electoral (IFE), pero ningn estado ha hecho uso de esa facultad.

    La enmienda federal dio en el blanco de algunos de los aspectos ms controversiales del sistema democrti-co en Mxico que era urgente corregir -tras las fallidas elecciones, el abusivo manipuleo meditico, las grandes su-mas de dinero pblico y privado inver-tidas, las exorbitantes ganancias de los concesionarios de las frecuencias de radio y televisin, la opacidad en la emisin de los resultados de la elec-cin presidencial, las inconsistencias institucionales y las inconformidades del proceso de 2006-, como la posibili-dad de erradicar la guerra de intereses y la poderosa influencia de gobiernos y grupos de poder durante la celebra-cin de los comicios en las entidades. Pretenda simplificar burocracias elec-torales y optimizar las funciones del IFE en los estados. Era una manera de ahorrar recursos y reducir al mnimo el costo de los procesos (Estosdas 27).

    Mena

  • 25estosdas15/11/10

    La reforma aprobada fue en el sentido de reducir el financiamiento de los partidos, el costo de las campaas, el negocio de la propaganda en radio y televisin, las imperfecciones del IFE, y el uso indebido de recursos pblicos con fines proselitistas. El espritu de la ley resida tambin en disminuir cos-tos en las jornadas locales al ordenar calendarios convergentes para elec-ciones federales y estatales, para ha-cerlas ms baratas y confiables.

    Propuso optimizar las funciones del IFE de modo que pudiese estar en aptitud de suplir la institucionalidad responsable de los comicios estatales si los congresos de los estados as lo requeran. Nada cambi.

    De acuerdo con el investigador del Centro de investigacin y Docencia Econmicas (CIDE), Marco Mena Ro-drguez, la reforma de 2007 supues-tamente disminuy costos de las cam-paas porque ahora son ms cortas y porque los partidos polticos ya no tie-nen la necesidad de pagar tiempos en radio y televisin. Pero lo que se pue-de observar es que el porcentaje del gasto total que se dedica a las prerro-gativas de los partidos sigue igual: 55 por ciento de los 11 mil 899 millones de pesos de pesos del presupuesto del IFE en 2009 fue para partidos polticos y el otro 45 por ciento para sueldos de funcionarios electorales.

    Adems, seala, los organismos polticos estn beneficindose de re-cursos pblicos de manera poco tica, porque reciben recursos federales a travs del IFE y recursos estatales a travs de los institutos electorales en los estados. En 2009 hubo elecciones en 14 entidades y por prerrogativas federales los partidos polticos repre-sentaron un gasto de 6 mil 600 mi-llones de pesos, y la suma de los re-cursos que erogaron los estados por el mismo concepto alcanz los 2 mil 500 millones de pesos. Ms de 9 mil millo-nes de pesos slo para financiamiento a partidos.

    Ciclos pervertidos

    En la serie Cuadernos de Debate No. 2. El Uso y Abuso de los Recur-sos Pblicos. Cuestan demasiado las elecciones en Mxico?, publicado por el CIDE la semana pasada, el inves-tigador seala cmo los partidos re-ciben doble financiamiento, del IFE y de los estados. Las prerrogativas fe-

    derales tienen el propsito de financiar justamente las actividades ordinarias de los partidos, y el hecho de que las entidades financien el mismo concepto duplica los recursos pblicos dedica-dos al mismo propsito.

    Lo que ha representado la refor-ma del 2007 es que las campaas su-puestamente cuesten menos porque son ms cortas. Sin embargo eso no se ha traducido en que los partidos tengan menos dinero. Es decir, deben gastar menos en campaas, pero la combinacin del financiamiento que reciben del Instituto Federal Electoral, ms el de los institutos electorales es-tatales, hace que los partidos, de fac-to, tengan ingresos mayores.

    Los ciclos electorales estn per-vertidos, asegura Mena en una entre-vista. Dice que en todo el mundo es comn que en aos no electorales los organismos en la materia gasten me-

    nos que en un ao donde se celebran comicios. Pero en Mxico esto no ocu-rre. Y por lo que se ha podido obser-var, los organismos electorales estn incrementando sus presupuestos en aos no electorales a montos similares a los que ejercen en aos donde hay elecciones.

    Adems, dice, los sueldos de los consejeros electorales en toda la Re-pblica es preocupante en trminos de la responsabilidad y la tica pblica que deben demostrar en un pas que tiene alrededor de 50 por ciento de las personas en la pobreza.

    El tema de los altos sueldos de consejeros, aunque puede resultar convincente porque de esa forma se asegura que tengan conductas ticas, no ha presentado evidencia de una salvaguarda, asegura. Los ciudada-

    nos que organizan las casillas electo-rales, quienes son los que cuentan los votos, no reciben peso alguno. sa es una tarea que requiere una conducta tica excepcional y de gran importan-cia para una eleccin y no cobran un peso. Hay una gran cantidad de fun-cionarios pblicos, incluyendo electo-rales, que no requieren de un altsimo ingreso para poder asegurar que brin-den un servicio pblico tico y com-prometido.

    En qu gastan tanto dinero los partidos polticos?

    Gastan en una serie de activi-dades que fiscalizan los organismos electorales. Pero en esencia lo consu-men hacia adentro de sus estructuras. Durante las campaas tienen grandes gastos en despliegue territorial, dado que ahora no tienen que gastar en me-dios de informacin. Pero djame de-cirte que la fiscalizacin es uno de los

    temas que constantemente requiere mantenimiento y afinacin.

    Es posible revertir la tendencia y gastar menos?

    S es posible, pero es indispen-sable hacer un ejercicio sobre cmo est el sistema electoral mexicano. Se hacen regulaciones y se otorgan obli-gaciones a los organismos electorales y no hay resultados. En particular est el caso del IFE, al que despus de la reforma de 2007 se le oblig a admi-nistrar los tiempos electorales y mo-nitorear la radio y la televisin. Para cumplir con esta tarea fue necesario invertir 980 millones de pesos en equi-po, adems de lo que se necesit in-vertir para ampliar su burocracia. Pero los partidos han encontrado maneras de burlar la ley.

    En trminos presupuestales sig-

    Elecciones

    De 2004 a la fecha el gasto promedio de un ao no elec-toral en las entidades federativas del pas fue de 26.4 pesos por habitante. El gasto mnimo fue de 4.49 pesos por habitante y lo tuvo Tlaxcala en 2006, y el mximo fue de 102 pesos por habitante en Quintana Roo en 2009.Mencio-na que los organismos electorales locales han optado por imple-mentar prcticas autoritarias y opacas, en lugar de ser referentes en el cumplimiento de un gasto austero y transparente. La auto-noma les ha dado un espacio para la discrecionalidad, el exceso y la arbitrariedad.

  • 26 estosdas15/11/10

    Elecciones

    nifica que el instituto electoral es el ms costoso de Amrica Latina y uno de los ms caros del mundo. Y este hecho se compone de dos elementos principales: el gasto en sueldos y sa-larios de los funcionarios y el dedicado a las prerrogativas de los partidos po-lticos. La clave es romper la tendencia al aumento de los salarios de funcio-narios electorales y las prerrogativas a los partidos polticos.

    Elecciones en Quintana Roo, de las

    ms costosas

    De acuerdo con el CIDE, Quinta-na Roo se encuentra en la cuarta posi-cin con las elecciones ms costosas. El gobierno local destin 141 millones de pesos de los contribuyentes para financiamiento a los partidos. Por en-cima estn los estados de Campeche, con 176 millones, Tabasco con 173 y el Distrito Federal con 171.

    Mena dice que la reforma de 2007 no se ha emulado por igual en las en-tidades. De hecho la propia existen-cia de financiamiento ordinario en los estados debera ponerse a discusin. Las prerrogativas federales tienen el propsito de financiar las actividades ordinarias de los partidos. El hecho de que las entidades financien el mismo concepto duplica los recursos pblicos dedicados al mismo propsito.

    El documento del CIDE elabora-do por l, establece que con base en datos disponibles de 2004 a la fecha el gasto promedio de un ao no elec-toral en las entidades federativas del pas fue de 26.4 pesos por habitante. El gasto mnimo fue de 4.49 pesos por habitante y lo tuvo Tlaxcala en 2006, y el mximo fue de 102 pesos por habi-tante en Quintana Roo en 2009.

    Menciona que los organismos electorales locales han optado por implementar prcticas autoritarias y opacas, en lugar de ser referentes en el cumplimiento de un gasto austero y transparente. La autonoma les ha dado un espacio para la discrecionali-dad, el exceso y la arbitrariedad.

    El investigador dice que hay evi-dencia de que el gasto electoral en Mxico ha sido el ms alto de Amrica Latina y el ms alto en comparacin con otros pases, tales como Argen-tina, Brasil o los Estados Unidos [] Los componentes ms relevantes del

    El investigador dice que hay evi-dencia de que el gasto electoral en Mxico ha sido el ms alto de Amrica Latina y el ms alto en compa-racin con otros pases, tales como Argentina, Brasil o los Estados Uni-dos [] Los componentes ms relevantes del gasto electoral mexicano, ya sea en ao electoral o no, se concentran en los costos de operacin del IFE especialmente el costo del Registro Federal Elec-toral, las prerrogativas a los partidos polticos y el costo de operacin de los institutos estatales electorales, y las prerro-gativas que en los estados se brinda a los partidos polticos [] El total de gasto se ha mantenido relativamente constante a lo largo de los aos, a pesar de cambios a la alta o baja eventuales, y la reforma electoral de 2007 no ha probado disminuir el gasto electoral como era uno de sus propsitos manifiestos.

    gasto electoral mexicano, ya sea en ao electoral o no, se concentran en los costos de operacin del IFE espe-cialmente el costo del Registro Federal Electoral, las prerrogativas a los par-tidos polticos y el costo de operacin de los institutos estatales electorales, y las prerrogativas que en los estados se brinda a los partidos polticos [] El total de gasto se ha mantenido rela-tivamente constante a lo largo de los aos, a pesar de cambios a la alta o baja eventuales, y la reforma electo-ral de 2007 no ha probado disminuir el gasto electoral como era uno de sus propsitos manifiestos.

    Insultante

    La reforma electoral en Quintana Roo fue realizada en febrero de 2009. Recin elaborada, el diputado panista William Souza Caldern denunci que predominaron los intereses partidistas sobre los del estado y que el costo de las elecciones no se disminuy y mu-cho menos se simplificaron los proce-sos. Las jornadas electorales locales no se homologaron en mes y ao con las federales.

    La mayora de los congresos en los estados han seguido la misma prctica, y pudieron hacerlo debido a que las reformas de 2007 no especifi-caron de manera escrita que las Cons-tituciones y las leyes de los estados en materia electoral deban garantizar que las elecciones locales fuesen ho-mologadas con las federales en mes y ao, ya sea en elecciones intermedias o presidenciales.

    La adicin del inciso A, del art-culo 116, fraccin IV, a la Constitucin mexicana -en el que se obliga a los estados a adecuar sus leyes con las federales-, no fue precisa:

    IV. Las Constituciones y leyes de los Estados en materia electoral ga-rantizarn que:

    a) Las elecciones de los gober-nadores, de los miembros de las le-gislaturas locales y de los integran-tes de los ayuntamientos se realicen mediante sufragio universal, libre, secreto y directo; y que la jornada co-micial tenga lugar el primer domingo de julio del ao que corresponda. Los Estados cuyas jornadas electorales se celebren en el ao de los comicios fe-derales y no coincidan en la misma fecha de la jornada federal, no esta-rn obligados por esta ltima disposi-

  • 27estosdas15/11/10

    Elecciones

    Hctor Sosa

    el consejero electorAl y presi-dente de la Comisin de Par-tidos en el Instituto Electoral del estado, Jorge Chan Cob,

    sostiene que a pesar de que se ha puesto sobre la mesa la discusin en torno a la desaparicin de los institu-tos electorales estatales, la tendencia nacional es fortalecerlos. La organi-zacin electoral no est yendo hacia centralizar los procesos, ms bien se encamina a fortalecer el federalismo electoral, dice.

    Sostiene que incluso la tendencia internacional es fortalecer el papel de organismos electorales en los estados. Lo que han propuesto legisladores, acadmicos, distintas instancias juris-diccionales y gobernadores en Mxico es que se debe fortalecer un sistema democrtico-electoral con visin fede-ralista ms que centralista, apunta.

    Chan Cob menciona que en Zaca-tecas en 2007, previo a la reforma electoral de noviembre del mismo ao, se discuti sobre la necesidad de fortalecer a los organismos electora-les en las entidades. En ese sentido, recuerda, se firm la Declaracin de Zacatecas. En ella participaron repre-sentantes de distinto sectores como legisladores, autoridades electorales e incluso magistrados de los tribunales

    de justicia de los distintos estados. La mayora coincidi en que el camino de la democracia en el pas debe ir de la mano con el fortalecimiento de los or-ganismos electorales en los estados.

    Esto me parecer que de alguna manera tuvo influencia en que se haya dejado de lado la idea de crear una ins-titucin nacional que se hiciera cargo del papel que ahora juegan los orga-nismos electorales autnomos en las entidades. Hay que trabajar en aspec-tos como la transparencia y la equidad, pero desde los institutos locales.

    En relacin con el altsimo costo de los comicios en el pas, entre los ms caros del mundo, dice que es ur-gente la formulacin de una Ley de partidos polticos para que los organis-mos en cada entidad puedan replan-tear los esquemas de financiamiento.

    En la actualidad los partidos tienen tres distintas fuentes de financiamien-to: federales, estatales y fondos priva-dos. Para el consejero es indispensa-ble la creacin de una ley para ajustar los porcentajes que recibiran de cada una de las fuentes.

    Por otro lado esa nueva ley de-biera precisar mejores esquemas de rendicin de cuentas. Los partidos ten-dran que quedar como sujetos obliga-dos directos; como entidades que re-ciben mayoritariamente financiamien-to pblico para que estn obligados a rendir cuentas, seala.

    La intencin de los que propu-sieron la reforma del 2007 fue dis-minuir el monto de recursos que se utilizan en las elecciones, especfica-mente el financiamiento pblico. Hay alguna manera para que esto en rea-lidad avance?

    Las normas de cada pas se deben ajustar a la realidad social, y en el caso mexicano hay serios pro-blemas por el crecimiento de la de-lincuencia organizada y el lavado de dinero. El uso del dinero que se mue-ve por el narcotrfico sin duda repre-senta un obstculo para que el siste-ma de financiamiento de los partidos transite hacia un esquema mayorita-riamente privado. sa es una de las razones por las que se privilegia el uso de recursos pblicos.

    en conTra de la reforma federal para la ausTeridad, la Tendencia es forTalecer a los

    organismos elecTorales locales, dice el ieqroo

    El narco, culpable de que se privilegie el financiamiento pblico a los partidos: de otra manera podran quedar a su merced.

    cin (Estosdas 085).Francisco Torres Yaes, dirigente

    estatal de promocin al Voto en Blan-co, dice que es insultante que en un pas en donde la mitad de su poblacin se encuentra en la pobreza se desti-nen millonarios recursos pblicos para el financiamiento de partidos polticos.

    Menciona que la actual frmula de financiamiento brinda cantidades insultantes de dinero para prerroga-tivas a organismos polticos. Precisa que el 65 por ciento de un salario m-nimo es multiplicado por la totalidad de personas en el padrn electoral, por lo que ao con ao, adems del

    porcentaje de incremento que reciben los partidos, sus recursos aumentan como lo hace la poblacin que se suma al contingente de personas en edad de votar.

    Para el presupuesto 2011, el IFE est buscando un techo presupuestal de 10 mil 499 pesos y casi 4 mil mi-llones sern para partidos polticos. En Quintana Roo las autoridades electo-rales an no hacen pblico el monto del presupuesto que pedirn para el prximo ao y se espera que la sema-na entrante est listo el anlisis sobre el presupuesto para partidos en 2011.

    En ao electoral, dice Torres Ya-

    es, los organismos polticos reciben una cantidad similar adicional a la otorgada normalmente. Es decir, pun-tualiza, multiplican el 130 por ciento de un salario mnimo por todo el pa-drn electoral. Incluyen sus gastos ordinarios y los gastos de campaas. Y menciona:

    En Quintana Roo, cinco partidos polticos que nada ms obtienen el 22 por ciento de la votacin del padrn electoral durante los comicios reciben 29 millones de pesos. Las enormes cantidades de dinero que reciben los partidos no reflejan la afluencia de los ciudadanos a las urnas. de

    de

  • 28 estosdas15/11/10

    El Centro de Investigacin y Docencia Econmicas (CIDE) dice que Quintana Roo tiene una de las procuraduras de justicia ms ineficientes del pas. El problema es que una buena parte de los recursos pblicos se destinan al pago de salarios y slo un 20 por ciento se utiliza para desahogar los delitos. Pero, adems, no se resuelven los crmenes de alto impacto; la gran mayora de los ilcitos que persiguen los agentes del MP son de muy baja incidencia social, como embriaguez pblica o conducta desordenada. La incompetencia del organismo que hoy dirige Francisco Alor ha promovido un entorno de impunidad tal, que en las condiciones tan favorables para la delincuencia, como las que genera una de las mayores inmigraciones del mundo, y de las ms miserables y peligrosas, ha redundado en un aumento tan desproporcionado en el nmero de homicidios nada menos que del 230 por ciento; a la fecha el organismo tiene un rezago acumulado de ms de 165 mil averiguaciones previas sin terminar. Con tales niveles de inconsistencia y corrupcin no puede ms que concluirse que la fiscala estatal, por accin o por omisin, es cmplice de los altos ndices de criminalidad y de violencia que distinguen a la entidad como una de las ms inseguras del pas, donde la suma de los delitos del fuero comn y del fuero federal son la medida de los contrastes entre la poderosa colonizacin de alto riesgo y la debilidad institucional con que se le hace frente al fenmeno y a sus aristas de deterioro social y cultural. Si bien los estados del norte del pas arden bajo el fuego del narco, ac los ejrcitos de las mafias se abastecen en las cloacas masivas de la delincuencia comn, donde se reproducen sin trmino las peores atrocidades criminales.

    Emmanuel Martnez

    un Anlisis del centro de in-vestigacin y Docencia Eco-nmicas (CIDE) indica que la Procuradura General de

    Justicia de Quintana Roo (PGJE) es completamente ineficaz. De acuerdo con el estudio Qu tan bien gastan las procuraduras estatales los recur-sos pblicos?, la entidad es la quinta del pas que ms recursos invierte en procuracin de justicia sin resultados eficientes y compatibles c