Estosdías 206

of 39/39
El semanario de Quintana Roo stos días e www.estosdias.com.mx $ 25.00 No 206 Lunes 20 de junio de 2011 PRECIO DE ANIVERSARIO $15 Y AHORA LOS PELIGROS DE LA DESACELERACIÓN ESTADOUNIDENSE
  • date post

    20-Feb-2016
  • Category

    Documents

  • view

    233
  • download

    3

Embed Size (px)

description

Hay reactivación económica, dice optimistas; el panorama es oscuro y se pondrá peor, dicen los más realistas. Lo cierto es que los indicadores de la economía americana pintan escenarios de retraimiento económico y eso significa contracción del mercado turístico justo cuando se reciente una crisis fiscal aguda y no se advierten medidas contra el flujo incontinente de inmigrantes pobres.

Transcript of Estosdías 206

  • El semanario de Quintana Roostos dase

    www.estosdias.com.mx

    $ 25

    .00

    N

    o 2

    06 Lu

    nes

    20 d

    e ju

    nio

    de

    201

    1

    Prec

    io de

    anive

    rsar

    io

    $15

    Y AhorA los peligros de lA

    desAcelerAcin estAdounidense

  • Un xito, el 5 DesayUno Del terno en la capital Del estaDo

    Por ser una tradicin que fomenta la convivencia familiar y el sano esparcimiento, adems que promueve valores culturales para que las nuevas generaciones estn pendientes y conozcan de las buenas costumbres, se realiz con xito el 5 Desayuno del Terno, en el que participaron las presidentas honorarias del organismo en el Estado, encabezadas por la titular en la entidad, Sra. Mariana Zorrilla de Borge.

    En el Centro de Convenciones de Chetumal, la presidenta del Sistema DIF precis que objetivo de rescatar las tradiciones y costumbres que marcan las races de la gente que habita en la entidad es para darnos la oportunidad de conocernos y entendernos, pero principalmente para recuperar las buenas costumbres que nos heredaron nuestros abuelos y que, de manera inconsciente se estn perdiendo.

  • Ley...............................................................................................4La ley contra el narcomenudeo, una bomba en manos de la CorteHctor SosaObservatorio.............................................................................9Signos........................................................................................11La loca semana..........................................................................16De Nicols Durn de la SierraCarstens, entre el pan y la tortilla..............................................17Jos Enrique VelascoPerfiles.......................................................................................18Lilia ArellanoPor dentro..................................................................................20Francesco ZecchinoEl drama de la crisis griega podra llegar a su fin, ser?.........22Marisol HuertaDe portada.................................................................................24Urge diversificar el mercado interno estatalJavier UgaldeCongreso...................................................................................32La inmigracin y la demografa explosivas son buenas para el estado, dicen en el CongresoEmmanuel MartnezTerritorios...................................................................................36Deportes....................................................................................43Orbital.......................................................................................46Espectculos..............................................................................48

    Secciones

    eNuestra s mana

    3estosdas20/06/11

    La nota

    Temporal?

    Hay reactivacin econmica, dicen los optimistas; el panorama es oscuro y se pondr peor, dicen los ms realistas. Lo cierto es que los indicadores de la economa americana pintan escenarios de retraimiento y eso significa contraccin del mercado turstico justo cuando se reciente una crisis fiscal aguda y no se advierten medidas contra el flujo incontinente de inmigrantes pobres.

  • 4 estosdas20/06/11

    Ley

    Hctor Sosa

    La Suprema Corte de JuStiCia de la Nacin (SCJN) tiene en lista de espera la accin de incons-titucionalidad que promovi la

    PGR en contra del Congreso del Es-tado y del Poder Ejecutivo de Quin-tana Roo por haber pospuesto hasta 2012 el procesamiento de casos de narcomenudeo.

    En agosto de 2010, a raz de una

    reforma federal realizada un ao an-tes, el Congreso local realiz modifi-caciones al Cdigo de Procedimientos Penales y a la Ley Estatal de Salud para otorgar facultades a las autorida-des del Estado tendientes a perseguir y sancionar delitos relacionados con el narcomenudeo a partir de 2012. Pero en septiembre de 2010 la PGR se inconform y present una accin de inconstitucionalidad. Quiere que el Estado se encargue de manera inme-

    diata de los delitos relacionados con el comercio de drogas al menudeo.

    Las mximas autoridades de los poderes Legislativo y Judicial, as como de la Procuradura General de Justicia de Quintana Roo, han sealado que no se cuenta ni con la infraestructura ni con los recursos humanos y materia-les para cumplir con el ordenamiento federal. Y expertos en la materia han mencionado que en estricto sentido la reforma est condenada a fracasar.

    LA LEY CONTRA EL NARCOMENUDEO,

    UNA BOMBA EN MANOS DE LA CORTE

  • 5estosdas20/06/11

    Ley

    LA LEY CONTRA EL NARCOMENUDEO,

    UNA BOMBA EN MANOS DE LA CORTE

    La Suprema Corte de Justicia tiene pendiente analizar la accin de inconstitucionalidad que present la PGR en contra de los poderes Ejecutivo y Legislativo de Quintana Roo por demorar hasta 2012 la atencin de expedientes relacionados con casos de narcomenudeo. La queja del organismo federal no slo es infructuosa, es tan irracional como la reforma misma, denuncian investigadores del International Institute y miembros del Colectivo por una Poltica Integral hacia las Drogas (Cupihd). La ley, sealan, est condenada a fracasar porque no disminuye la disponibilidad de estupefacientes en las calles ni tendr efectos sobre ese mercado debido a la precaria condicin econmica de millones de mexicanos que siempre estarn dispuestos a ocupar los puestos vacantes de los narcomenudistas capturados. Lo que s ocasionar como se ha visto en los ltimos meses es presionar sobre los sistemas nacionales y locales de seguridad pblica, al implicar ms recursos. Por si eso fuera poco, las policas locales carecen de personal profesionalizado y recursos materiales suficientes, al tiempo que presentan capacidades institucionales insuficientes e inadecuadas.

    De origen, observan, presenta severas deficiencias en su conformacin.

    Un estudio del International Institute seala que la ley contra el narcomenudeo es una apuesta falli-da. Entre los aspectos negativos que resea el documento divulgado por la Washington Office on Latin America se resea que la nueva disposicin ejercer presiones sobre los sistemas nacionales y locales de seguridad p-blica. Esto implicar ms recursos y

    nuevas habilidades para las policas locales, ya que actualmente carecen de personal profesionalizado y de re-cursos materiales suficientes, al tiem-po que presentan capacidades institu-cionales inadecuadas.

    Puesto que la reforma no indi-ca las facultades especficas de las policas federales ni de las locales, imposibilita mecanismos de control y anticorrupcin, y distraer a estas policas de otros delitos ms impor-

    tantes para destinar sus esfuerzos a detener la oferta de drogas al me-nudeo sin que haya una estrategia paralela para reducir la demanda. Crear nuevos incentivos para la co-rrupcin de las policas locales y para la extorsin de consumidores y pe-queos traficantes, seala.

    La ley pretende controlar el tr-fico de drogas al menudeo slo desde la perspectiva de la oferta, una estra-tegia probadamente equivocada por

  • 7estosdas20/06/11

    Ley

    ciacas contra el eslabn de la cadena del trfico en el que inevitablemente se inserta el usuario, lo que entraa nuevos riesgos para ste. As, la di-ferenciacin jurdica entre usuarios y traficantes es producto, nicamente, de la necesidad de establecer quin y bajo qu circunstancias ser conside-rado como un criminal.

    El estudio fue elaborado des-de 2009, y entonces ya anticipaba lo que ha ocurrido en el caso de Quin-tana Roo. Los autores precisaron que se desataran fricciones entre los distintos rdenes de Gobierno por la persecucin de ese tipo de delitos, sobre todo en materia de recursos y responsabilidades, ya que la reforma no hace ninguna referencia explcita al Programa Sectorial de Seguridad P-blica, con lo que se eleva la posibilidad de incongruencia o contradicciones en estrategias de trabajo y objetivos de ambas agendas.

    Por otro lado, enfatiza el docu-mento, no disminuir la disponibili-dad de drogas en la calles ni tendr efectos sobre ese mercado, toda vez que la demanda sigue en crecimien-to y la precaria realidad econmica de millones de mexicanos har que

    exista siempre alguien dispuesto a ocupar el lugar dejado por el narco-menudista capturado.

    La ley hace nfasis en la perse-cucin de delitos relativamente irre-levantes para la seguridad pblica, en detrimento de tareas de seguridad ms importantes. La nica medida del xito de esta poltica ser el nmero de personas llevadas ante la Justicia y a la crcel, sin importar la disponi-bilidad de drogas ni los indicadores de consumo, resean.

    Hernndez Tinajero menciona que la guerra contra las drogas ha elevado los niveles de corrupcin y violencia, no ha detenido el consumo de drogas y slo se han enfatizado los aspectos militares y policiacos de la batalla. La apuesta es dudosa porque no est encaminada a frenar la dispo-nibilidad de drogas ilcitas, slo hace diferenciaciones entre consumidores y narcomenudistas, donde se reconoce que el consumidor no es un criminal. El cambio, en ese sentido, es nada ms en trminos conceptuales.

    Del mismo modo, seala, resul-ta inconveniente que sea el Ministe-rio Pblico quien tenga que decidir en todos los casos si efectivamente la

    cantidad de droga se encuentra o no dentro de la dosis mxima permitida. Esto no slo saturar la carga laboral de esta autoridad, sino que impondr a los policas la obligacin de perse-guir y detener consumidores, mu-chos de los cuales son jvenes que se agregan como ciudadanos a una so-ciedad que percibe su sistema judicial como poco til.

    El promedio de no denuncia de delitos en general se ubica en el 75 por ciento, y, de quienes denuncian, el 68 por ciento han manifestado estar insatisfechos con el Ministerio Pblico. En caso de ser detenidos y tratados como delincuentes, estas personas difcilmente llegarn a confiar en sus autoridades, con el consecuente debi-litamiento de la relacin entre Estado y sociedad, argumenta.

    Inconformes

    La ley del narcomenudeo tambin ha sido objeto de cuestionamientos de la Asociacin Mexicana de Impartido-res de Justicia (AMIJ). La Asociacin ha sostenido que por s mismas y sin dinero, las reformas en materia de

    Resulta inconve-niente que sea el Ministerio Pblico quien tenga que decidir en todos los casos si efectivamente la canti-dad de droga se encuentra o no dentro de la dosis mxima permitida. Esto no slo saturar la carga laboral de esta autoridad, sino que impondr a los policas la obligacin de perseguir y detener con-sumidores, muchos de los cuales son jvenes que se agregan como ciudadanos a una sociedad que per-cibe su sistema judicial como poco til. Hernndez Tinajero Zamudio Angles

  • Observatorio

    9estosdas20/06/11

    Sguenos en: /estosdias

    El gobiErno dEl prEsidEntE dE Estados Unidos, ba-rack Obama, anunci que la misin de vigilancia de los mil 200 elementos de la Guardia Nacional en la frontera con Mxico ser extendida tres meses ms, hasta finales de septiembre prximo.

    Matthew Chandler, vocero del Departamento de Segu-ridad Nacional (DHS) en Washington, inform que el Pent-gono autoriz un gasto adicional de 35 millones de dlares para extender la misin que se inici en agosto de 2010 y que concluira el prximo 30 de junio.

    Chandler dijo que los efectivos de la Guardia Nacio-nal continuarn su apoyo a las corporaciones federales de seguridad para reducir el trfico de drogas e inmigrantes indocumentados a Estados Unidos y para prevenir el flujo de armas y de dinero en efectivo hacia Mxico.

    El vocero explic que los soldados actan como un importante puente, mientras la administracin de Obama rene ms personal y fondos para incrementar de forma permanente la vigilancia en la zona.

    Unos mil 200 efectivos de la Guardia Nacional estn desplegados a lo largo de los tres mil 200 kilmetros de la frontera con Mxico, 560 de los cuales se concentran en el rea de Arizona, el principal corredor para el contrabando de drogas e inmigrantes indocumentados.

    ExtiEndEn misin dE Guardia nacional En frontEra con mxico

    PromEtE Gadafi dErrotar a la otan

    El ldEr libio MUaMar gadafi proMEti dErrotar a los pases de la Organizacin del Tratado del Atlntico Norte (OTAN) que intentan sacarlo de Trpoli, se-gn una grabacin difundida el viernes 17 de junio por la televisin estatal de Libia.

    La advertencia del coronel de 68 aos fue difundida horas despus de que la alianza atlntica reanud sus bom-bardeos sobre la capital libia y al continuar los enfrenta-mientos entre sus tropas y los combatientes de la oposicin en varios puntos del pas.

    Estamos en nuestro pas y estamos determinados a permanecer y a defenderlo... permanecemos, permanece-mos. Dejnlos que incluso utilicen bombas nucleares, sos-tuvo Gadafi en tono desafiante, de acuerdo con reportes del canal rabe de noticias Al Arabiya.

    sta es la primera vez que (los pases aliados) estn haciendo frente a una nacin armada de millones. Sern de-rrotados, la alianza ser derrotada, advirti Gadafi, cuyas tropas son blanco de los ataques areos de la OTAN desde marzo pasado.

    La televisin estatal present la audio cinta como una conversacin telefnica entre Gadafi -quien calific a los re-beldes como traidores y cobardes- y su hermano, la cual habra tenido lugar este mismo viernes.

    Mientras tanto en el terreno de combate, fuertes explo-siones sacudieron el centro de Trpoli casi de manera simul-tnea, despus de detonaciones espordicas registradas por la maana, aunque por ahora no se han determinado los puntos donde ocurrieron.

    de

    de

  • Observatorio

    10 estosdas20/06/11

    Directorio

    Director generalJos Hugo Trejo

    Subdirector generalSalvador Montenegro

    Jefe de informacinHctor Sosa

    EdicinUlises Arroyo

    Asistente de edicin Emmanuel Martnez

    Coordinador CancnJavier Ugalde

    Produccin Agustn Snchez

    CirculacinMirian Peraza

    WebmasterMauricio Moncivaez

    stosdaseEl semanario de Quintana Roo

    Av. Maxuxac, No. 471, entre Nizuc y Sacxn, Manzana 377, Lote 06,

    Fraccionamiento Proterritorio,Chetumal, Quintana Roo, Mxico.

    C.P. 77086(983) 118-4114, 118-4115

    Cancn: (998) 887-5413Nextel id: 52*1008250*3

    Cel: 9981342121 / 9981000456

    www.estosdias.com.mxE-mail: [email protected]

    Estosdas es una publicacin semanal con Reserva para uso exclusivo otorgada por la Direccin de Reservas del Instituto Nacional del Derecho Autor en favor de Grupo Editorial Estosdas, S.A. C.V. bajo el Nmero 04-2010-041313580100-102. Certificado de licitud y contenido en trmite.

    acEPtan hijos dE duEa dE clarn PruEbas dE adn Para

    sabEr idEntidad

    los dos hijos dE la dUEa dEl multimedios argentino Grupo Clarn, Ernestina Herrera de Noble, anunciaron que se so-metern voluntariamente a un examen de ADN sin restricciones para saber si son hijos de desaparecidos.

    En un hecho sorpresivo, los aboga-dos de Marcela y Felipe Noble Herrera

    aseguraron que, para terminar con la persecucin en su contra, ambos per-mitirn una extraccin de sangre que ser cotejada con todas las muestras del Banco Nacional de Datos Genticos.

    La decisin es riesgosa, porque si

    se prueba que los dos nacieron y fueron robados de algn centro clandestino de detencin durante la ltima dictadura militar, la poderosa empresaria que los adopt podra ir a la crcel.

    El complejo caso comenz en 1976, cuando Herrera de Noble, propietaria del Grupo Clarn, adopt de manera irregular a una beb que, segn dijo, se haba en-contrado en la puerta de su casa y luego a otro que le ofrecieron en una comisara.

    La acaudalada empresaria fue una frrea defensora de la ltima dictadura militar (1976-1983), que se caracteriz por el robo de bebs a mujeres que pa-ran en los centros clandestinos de de-tencin y luego eran asesinadas.

    En 2002, Herrera de Noble fue de-tenida por supresin de estado civil, re-tencin y ocultamiento de menores y fal-sificacin de documento pblica, pero qued en libertad seis das despus y el juez de la causa termin destituido.

    Desde entonces, la mujer obstacu-liz por todos los medios la realizacin de los exmenes de ADN de sus hijos adoptivos, pero hace dos aos, en plena pelea del Grupo Clarn con la presiden-ta Cristina Fernndez, no pudo impedir que la causa avanzara. de

  • 11estosdas20/06/11

    SignosSalvador Montenegro

    Quin y qu sigue despus de lo de Hank?

    Alguien ms insidioso que yo dira que ni para eso sirve. El presidente Ernesto Zedillo, en cambio, le cobr con sangre a quien fuera gobernador de Quintana Roo, Mario Villanue-va, sus indisciplinados y retadores desplantes polti-cos, e hizo posible que su vctima estuviese, como est ahora mismo, bajo proceso penal en una Corte neo-yorquina acusado de narcotraficante, luego de haber-lo puesto en fuga y de que lo refundieran ocho aos en una mazmorra, y aun despus de que un juez federal lo decla-rara inocente de los mismos cargos que ahora le imputan lo que de acuerdo al Dere-cho internacional es violatorio de sus garantas individuales porque nadie, dice, debe ser extraditado y juzgado fuera de su pas por los mismos car-gos por los que ya fue senten-ciado en el suyo.

    Villanueva, como ahora Jorge Hank, fue exonerado y reaprehendido, pero luego fue sentenciado de nuevo por un juez a modo de la Subsecreta-ra de Investigacin Especializada en Delincuencia Or-ganizada, la SIEDO, que haba apelado el auto libertad y lo entreg a la agencia antinarcticos estadouniden-se, la DEA, una vez que se agotaron las instancias de amparo contra la extradicin.

    En el caso de Hank la SIEDO acudir a alguno de los jueces con perfil similar al que conden al exgober-nador quintanarroense y quiz consiga lavar la burla de que ha sido objeto y hacer que el capo de las apues-tas vuelva a prisin. A estas alturas de su campaa de construccin de popularidad a costa del encarcela-miento de personajes del PRI desde los delincuentes indudables hasta los de dudosa reputacin- y a costa de la ingenuidad o la estupidez de los electores mexi-

    canos, de las que le darn cuenta sus asesores de ima-gen, el presidente Caldern debe andar de un humor de los mil diablos (algunos whis-quitos, por cierto, no vienen mal en das as), arrepentido de poner a Marisela Morales al frente de la PGR, y dando gritos y sombrerazos para que los fiscales dejen la salea en el caso, apelen cuanto an-tes el veredicto de la afrenta y hagan lo que sea que ten-gan qu hacer para que el hijo del tambin emblemtico gngster de la corrupcin po-ltica institucionalizada ponga

    de nuevo su trasero tras las rejas.Pero por lo pronto ya se ha dicho de mil mane-

    ras y a los cuatro vientos- la exoneracin por partida doble de los cargos con que lo quisieron hundir los panistas de la PGR y los de la Procuradura General de Justicia del Gobierno de Baja California el primero del

  • 12 estosdas20/06/11

    orden federal, por acopio y almacenamiento de armas prohibidas, y el segundo por homicidio, segn esto el asesinato de la novia de uno de sus casi dos decenas de hijos- es una descarga fulminante que desacredita al Seor Presidente; que hace trizas, para empezar, como nunca antes, el discurso panista aquel de la nue-va tica de gobierno, segn el cual no se volvera a politizar el ejercicio de la ley ni se repetiran las viejas y sucias prcticas pristas de la persecucin ilegal del poder y la violacin de los derechos humanos de los ciudadanos comunes y los adversarios polticos, me-diante la perversin y el empleo de los recursos pbli-cos y las instituciones de Justicia.

    Pero adems, la torpe instrumentacin de los re-cursos del Ministerio Pblico y del Ejrcito Mexicano exhibe al Seor Presidente como apenas un presiden-tito impertinente y frvolo, que si no sirve siquiera para usar el poder del Estado de que dispone -con todas sus Fuerzas Armadas incluidas y todo el costoso aparato de seguridad nacional que depende de sus decisiones- para atrapar a un sujeto tan turbio como Hank -con una cola delictiva tan larga como grueso es el negro expediente que han documentado y del que han dado cuenta con pelos y seales voces pblicas tan sonoras como la del extinto director del semanario Zeta, de Tijuana, Jess Blancornelas-, menos habr de poder con la nubes de asesinos que controlan y aterrorizan regiones enteras y que son capaces de hacer pedacitos y enserselos a la opinin pblica del mundo, a los mismsimos guardaespaldas, agentes policiales de li-te, de Rodrigo Medina, el gobernador de Nuevo Len, el Estado ms industrioso, rico y masacrado del pas.

    Uno, por cierto, haciendo un parntesis, no se explica bien a bien paraqu ese Seor Presidente quiere que un candidato de entre sus incondicionales, como el actual secreta-rio de Hacienda, Ernesto Cordero, con una pinta de liderazgo por llamarle de alguna manera- bastante ms desastrada que la suya, lo releve en el cargo ms importante del Estado. La lgica simple de uno no da para entender porqu incurre en despropsitos tan descabellados como el de querer fabricarse una ima-gen de justiciero implacable para granjearle sufragios a su candidato, con esas estrategias tan por la frega-da de hacer poltica caricaturas macabras del viejo prismo segn la tica panista de ejercer el poder y hacer justicia-, si unas elecciones ganadas por esa va, en el hipottico caso de que la imbecilidad ciudadana alcanzara tales niveles de abyeccin, slo conducira al incendio general del pas y a la inmolacin conse-cuente del ahora Seor Presidente, del panismo y del relevo presidencial.

    Ya de hecho resulta ininteligible cmo es que al-guien se muere por gobernar un pas que slo se pue-de gobernar deveras con suficiencia moral y con un li-

    derazgo enrgico y visionario que tenga menos miedo que todos los sicarios juntos y est dispuesto a acabar con ellos y con todos los capos sindicales y de todas las mafias econmicas y de todos los monopolios que tienen secuestrado y sometido al Estado nacional; un liderazgo que asuma la responsabilidad inmediata de la revolucin educativa que hace falta para producir verdaderos ciudadanos, verdaderos electores, ver-daderos constructores de la competitividad poltica, representativa, que no habr de conseguirse de otro modo, y de la competitividad institucional y econmica de la que ya no se tiene en el pas ni la menor idea.

    Y no hay por supuesto esos liderazgos tenaces, lcidos, decentes, tolerantes y luchadores como los que uno ve que se dan tan bien en pases como Bra-sil, como Uruguay, como Argentina, como Chile; como Lula, como Dilma, como Serra, como Marina Silva, como Tabar Vzquez, como Jos Mujica, como Ns-

    tor Kirchner y como todos y cada uno de los de la Concertacin chilena que trascendieron la dictadura e hicieron florecer una democracia civilizada y prspera.

    No hay el menor rasgo de identidad con ninguno de ellos; y si no hay nadie con un perfil de ese relieve aunque no sean tan de ese calibre- no hay modo de gobernar a Mxico.

    Y uno no sabe porqu hay tantos que se empe-an en seguirse subiendo al carro del poder presiden-cial slo para terminar vituperados para siempre por su necedad de mandar sin saber cmo mandar y sin legitimidad para hacerlo. Uno no alcanza a compren-der que el nico motivo de esa ansiedad, en medio del hambre y de los muertos, sea la adrenalina del poder y la codicia del dinero; porque si hubiera ideas y valores, y compromisos autnticos, la solvencia y la responsabilidad contendiente se vera en debates es-

  • 13estosdas20/06/11

    timulantes y respetables, en discursos convincentes y trascendentes, en personalidades vanguardistas, confiables y valiosas.

    Hay, desde luego, personalidades mucho ms in-teresantes para dirigir a la nacin que los que se han destapado como aspirantes; pero en un pas donde la civilidad y la demanda representativa son tan rupes-tres como la calidad escolar, y la opinin pblica es moldeada y dominada por la bastarda de los mono-polios de la radio y la televisin, molinos gigantescos de la conciencia del pueblo mexicano, noms no pue-den ser populares.

    Aqu funcionan los monigotes de aparador, los lugares comunes de la mediocridad, y los ros de di-nero para inventar candidatos de arena. Y ni siquiera funcionan bien; funcionan para ganar elecciones con unos cuantos votos del mnimo sector de los electo-res todava interesados en votar; son los votos ms costosos y los ms ralos e improductivos del orbe. Y por ese camino rido y sin rumbo, cada vez ms nadie quiere ir a las urnas, y cada vez menos posibi-lidades tienen los liderazgos menos ramplones y ms necesarios de ganar una eleccin presidencial, y de empezar a deshierbar desde la raz los matorrales de ignorancia, de mal gusto y de miseria moral en que han convertido este pas.

    El ridculo presidencial es de dimensiones histricas. Primero, la intentona de enchique-rar pristas distinguidos acusados de narcos o enriquecidos de manera inexplicable, entre ellos el ms rutilante de todos, el gobernador mexi-quense Enrique Pea Nieto, se filtr como un desage roto, y el recuerdo de las venganzas pristas con la pistola criminal de la ley en la mano hizo su aparicin antes de la primera llamada y el teatrito comenz a hacer agua en la vspera del mismsimo primer acto, donde el antagonista era justamente el exalcalde de Tijuana Jorge Hank Rhon.

    Supongo que el jefe mximo de la obra intentar enmendar la pifia -aunque es sabido que suele perder la cabeza con las metidas de pata de sus colaborado-res- y que esperar por lo menos el resultado de la apelacin de la SIEDO contra el auto de libertad de Hank, para proseguir con ella o renunciar a la bizarra idea de seguir consignando pristas con pinta de rufia-nes con el propsito de ganar electores ingenuos para su causa sucesoria.

    Por lo pronto el Seor Presidente, del mismo modo que frente al narco, ha enseado la desgracia de sus recursos de guerra, la improvisacin y las precipi-taciones de sus estrategas y de los jefes de los orga-nismos responsables de los ataques selectivos contra el bastin prista, y eso en lugar de granjearle recono-cimiento y aplausos del pblico, y respeto o miedo de los presuntos implicados como prximas piezas de su

    cacera judicial, le ha merecido rplicas internaciona-les demoledoras acerca de la probidad y la integridad institucional de su mandato, y abundantes acusacio-nes nacionales en torno de sus miserias polticas.

    La pregunta tambin es qu har el PRI; y qu harn los perredistas proclives al aliancismo electoral con el PAN, que ya han destapado al jefe de Gobier-no de la Ciudad de Mxico y flamante presidente de la Conferencia Nacional de Gobernadores, la Conago, Marcelo Ebrard, como su candidato para las presiden-ciales que vienen.

    La asonada contra Hank fue muy estpida, es cierto, lo que no quita que haya exgober-nadores embijados hasta las orejas por su tolerancia y su complicidad con el narco que pueden ser indiciados y pasarse tanto tiempo bajo proceso y en la crcel por lo menos hasta el da de las elecciones; tanto tiempo como el que pasaron los perredistas michoacanos acusados sin fundamentos o como el que lleva Greg Snchez, el exalcalde de Can-cn de quien se sabe de sobra acerca de sus malos pasos pero cuyo destino es impredecible a la luz de la corrupcin y la impericia de los agentes del Ministerio Pblico adscritos a la SIEDO, donde han operado fisca-les antidrogas, desde los tiempos del salinismo prista hasta los del calderonismo panista, que son carne de presidio, como Mariano Herrn Salvatti y No Ramrez Mandujano, que penan en el mismo penal donde pena Greg por formar parte de la mafia, como parte de la mafia era el titular de la SIEDO que fue separado de la PGR, Jos Luis Santiago Vasconcelos, y que hubiese ido a parar a donde mismo fueron a parar los otros dos referidos, uno exjefe y otro exsubordinado suyos, si no se hubiese cado el avin en el que viajaba con el entonces secretario de Gobernacin y amigo personal del Seor Presidente, Juan Camilo Mourio.

    De modo que quiz al PRI no le convenga cele-brar tanto la primera derrota en la primera escaramu-za del Seor Presidente contra el PRI y considere que por ahora calladito se ve ms bonito.

    Qu pensarn los funcionarios de los circuitos de la Inteligencia, de la Defensa y del Congreso que tienen que ver de manera directa con la seguridad nacional de su pas y con el combate a las mafias en Mxico? El exembajador Pascual debe estar todava muerto de la risa, pero otros deben estar bastante preocupados por la manera en que el Seor Presi-dente y su partido disponen ms all de hacerlo de manera fallida- de los recursos del Estado con fines exclusivos de propaganda poltica en horas en que el incendio del crimen organizado le quema literalmente los aparejos al gobernador de Nuevo Len, por ejem-plo, a quien ms de cerca que con el descuartiza-miento de sus escoltas- no le podan decir lo cerca que estn de hacer lo mismo con l y con la integri-

  • 14 estosdas20/06/11

    dad de su investidura y del Estado que por decirlo de alguna manera, porque lo estn destazando- to-dava gobierna. En la entidad vecina, por lo dems, en Tamaulipas, ya no gobierna nadie; ningn poder formal, quiero decir; no por lo menos del centro al norte del Estado. El narco mat al candidato que sera gobernador, y su hermano, Egidio Torre, quien gan las elecciones en su nombre, y todos los alcaldes, son un cero a la izquierda; ni el uno ni los otros tienen nada qu hacer ah frente al poder descuartizador de los Zetas y del crtel del Golfo. Y el exgobernador, Eugenio Hernndez, est en la lista negra de Calde-rn, dice la prensa, y es uno de los elegidos para caerle con todo el peso de los expedientes judiciales armados con intenciones electoreras. Los americanos no querran operar sus mecanismos de seguridad en Mxico con el PRI por su retrica menos amigable y ms nacionalista y populista que la del PAN; el PRI les sigue causando asimismo la impresin de lo ms co-rrupto y demagogo que define a Mxico, y que cual-quier mexicano puede saber ya, a la vista del fraude democrtico de la alternancia, que ese modo de ser no es privativo de un partido, de una Iglesia o de un sector de la sociedad, sino de una idiosincrasia. Seguirn viendo con el mismo inters prctico el co-laboracionismo del PAN despus de los de Tijuana?

    Y qu harn los perredistas de Nueva Izquierda, los chuchos de Jess Ortega y Carlos Navarrete, que insisten en seguir asociados con el PAN y quieren que su partido vaya con l, con el proyecto de Manuel Ca-macho y con su candidato, el jefe de Gobierno de la Ciudad de Mxico, Marcelo Ebrard, a las presidenciales del prximo ao?

    Ebrard, por supuesto, es el proyecto de Manuel Camacho para realizar sus propios sueos, los que a l le neg Salinas cuando prefiri a Luis Donaldo Colosio para sucederlo en la Presidencia.

    Ambos saben hilar fino: del neoliberalismo salinista se han movido con suavidad, aprovechando la confusin ideolgica y el barullo democrtico, hacia una izquier-da moderada, consecuente con los sectores medios del electorado que satanizan al PRI, pero que tambin se es-pantan con el fundamentalismo populista de la izquierda y con el radicalismo confesional de la derecha, lo mismo con Lpez Obrador que con El Yunque.

    Son, pues, ahora, la opcin del centro; y como prominentes expristas y exsalinistas despliegan un pragmatismo que ha cancelado todo referente ideol-gico, y donde democracia slo significa derrotar al PRI (para refundar acaso una fuerza poltica parecida pero sin pasado aparente; es decir, que tenga componen-tes de izquierda y de derecha para los efectos de un nuevo discurso histrico de compromisos sociales y de mercado, pero sin los pecados ni los colores de la demagogia revolucionaria; algo parecido al PRI, con la

    misma tica pblica, pero con las ventajas progresis-tas del anuncio de un proyecto de futuro sin los pesa-dos lastres de la memoria; todo un modelo de reinven-cin del exprismo, que no puede dejar de ser lo que es esencia de la idiosincrasia mexicana- pero necesita que se le piense como algo que nunca ha sido, como algo nuevo y diferente), y donde ese fin derrotar al PRI- justifica todos los medios; es decir: centro implica alianzas sin consideraciones doctrinarias de la izquier-da y la derecha; de lo ms descolorido y destintado del PRD, a lo ms tenue y anodino del PAN.

    Camacho ha fortalecido esa causa sin estandar-tes y esa causa ha sido exitosa (puesto que donde la educacin y la civilidad no existen los idearios salen sobrando en tanto no se descifran, porque ni se en-tienden ni se creen); ha ganado elecciones fundamen-tales y ha concebido la alternativa de vencer al PRI en la carrera presidencial, por donde se enfilaba sin competencia hasta que las alianzas de centro le de-mostraron que poda perder.

    Ebrard pareci distanciarse de Manuel Camacho cuando se pronunci por Alejandro Encinas como candidato nico de la izquierda para la eleccin de gobernador en el Estado de Mxico. Fue un movi-miento tctico.

    Encinas, a la vera de Andrs Manuel Lpez Obra-dor, ha rechazado todas las posibilidades de alianza con la derecha por considerarla incongruente, opor-tunista e inmoral, ms que pragmtica y de coyun-tura. Pero el jefe de Gobierno de la Ciudad de Mxico no poda romper entonces con quien lo puso en ese cargo y quien ha compartido con l la base popular ms importante de su movimiento nacional, la del DF; desmarcarse de Lpez Obrador habra significado una

  • 15estosdas20/06/11

    traicin y perder a un sector muy importante de ese electorado. De modo que Camacho y l optaron por lo ms conveniente: que Camacho siguiera cultivando la idea de las alianzas en el PRD, y l, Ebrard, respal-dara la candidatura nica y repelente a las alianzas de Alejandro Encinas dentro del movimiento de Lpez Obrador, mientras esperaban la derrota electoral, con-tundente, de todas las izquierdas radicales en el Es-tado de Mxico (pese a la magnfica opcin popular que significa Encinas), lo que demostrara por s mis-mo que ganarle al PRI y a su candidato Enrique Pea Nieto, el gobernador de ese Estado, slo sera posible mediante una alianza estratgica con el PAN, y que el nico candidato posible de esa suma de centro es nada ms ni nada menos que Marcelo Ebrard (porque las experiencias del contubernio del PAN y el PRD con los mejores resultados son aquellas donde los postulantes son expristas, como el gobernante defeo; son los que han ganado elecciones o han estado a punto de ganar-las; son los que ganaron las gubernaturas de Sinaloa, Puebla y Oaxaca, y los que estuvieron a unos cuantos votos de ganar Veracruz y Durango).

    La holgada derrota mexiquense de las izquier-das legitimara la alianza para las presidenciales, y Ebrard no pecara de incongruente ni de inmoral ante los seguidores menos extremistas de Lpez Obrador por lo menos no tanto-, como el propio Alejandro Encinas, un hombre claro, sensible y tico, y con posturas mucho menos intolerantes y mucho ms inteligentes que las del tabasqueo. Ebrard podra convocarlo en su momento.

    Por ahora, una vez cumplida la etapa del res-paldo a la va nica de las izquierdas en el Estado de Mxico, y tras lo que se advierte como una slida derrota de esa va, Camacho y Ebrard se dedican en cuerpo y alma a construir la candidatura presiden-cial de centro del segundo, y los aliancistas del PRD, los chuchos, se han volcado de inmediato sobre ese proyecto. Ellos han establecido ya un plan de ruptura con Andrs Manuel, y Marcelo Ebrard, sin pronunciar

    palabra, lo ha aceptado de hecho, aceptando la can-didatura ofrecida por los chuchos, que es asimismo la aceptacin suya de la candidatura del senador Carlos Navarrete, segundo en la jerarqua perredista de Iz-quierda Unida, para relevarlo en la jefatura de Go-bierno de la Ciudad de Mxico.

    Los amigos intelectuales del centrismo de Ebrard y de Camacho, por cierto, no entendieron el juego de la falsa abdicacin del primero al aliancismo y su adhesin eventual a la nominacin de Encinas para contender por el Gobierno del Estado de Mxico. Se indignaron y denunciaron al mandatario capitalino por eso. Hoy lo acogern de nuevo en sus comentarios y en sus razones de ciudadanos militantes de la demo-cracia de centro.

    Pero qu harn los de ese movimiento aliancista y de centro con las locuras de Caldern? Pues mejor para ellos, no?: se debilita la candidatura del panismo presidencial y se fortalece la de Camacho y los chuchos del perredismo.

    Y Marcelo Ebrard se lanza con todo por la Presi-dencia. Como lder en turno estratgico de la Conago ataca el flanco de la inseguridad con una costosa pro-paganda meditica intensiva y se posiciona con efi-cacia en el nimo de los gobernadores, entre los que gana simpatas y da desde ah tambin la batalla a Pea Nieto.

    Y los lmites que marca la ley electoral para evitar las campaas anticipadas?

    Bah, en la democracia a la mexicana la ley es un rbol que sirve para que todos vayan a hacer sus necesidades. Hay una y mil maneras

    de hacer propaganda a todas horas, dentro o fuera de los tiempos determinados, porque para eso los pol-ticos mexicanos se hacen a la poltica: para ganar el poder a cualquier precio. La ley?; la ley es slo un es-torbo menor, lo que cuenta son las maas, si no vean lo que hace Caldern. Cierto, regar el tepache. Pero eso es un problema de no ser diestro siquiera con las maas. Hay quienes no sirven ni para violar la ley Y se dicen mexicanos

    Pero hacer campaa como hace Ebrard, como hace Cordero, como hacen Lpez Obrador, Lujambio, Pea Nieto, Vzquez Mota, etctera, es decir, fuera de la ley, es lo que hicieron Fox y Caldern. Quin chin-gados, pues, va a hacer respetar la ley en este pinche pas, si los presidentes empiezan su camino para serlo pasndosela por el culo?

    Por eso este pas se ha vuelto ingobernable: por-que no hay reglas ni liderazgo ni ideas ni debate ni ciudadanos que lo exijan ni nadie en que pueda con-fiarse algo.

    [email protected]

    de

  • Nicols Durn de la Sierra

    La loca semana

    El Minotauro Est casi dE fiEsta porquE con la si-guiente entrega esta columna llega a su edicin 69, nmero esotrico en el Panten Heleno, tan dado a lbricas gestas de diosas y ninfas que ni de lejos

    alcanzan a tener exigua moral. Es ms, por moral no conci-ben siquiera que pueda tratarse de rboles que den moras, porque en el Mediterrneo no hay.

    El festn de adviento de otras 69 columnas digno ser de Dionysios, aquel dios menor que no despreciaba carta alguna en lo que toca a los placeres de la carne (viva) y que, pese a lo que se supone, no muri por pual: lo mat el veneno que le diera un colega suyo, dizque por una cues-tin de tnicas El caso es que la bacanal est prxima.

    Antes, un comentario que de no ser porque su contexto es marino bien podra ser buclico. De seguro hastiado de la dominical placidez de la capital estatal y, claro, sin duda con la complicidad del reportero, el pasado lunes se hicieron pblicas las pretensiones de Heros Hiram Lara Velzquez para dar inopinado uso turstico a la Baha de Chetumal.

    El papel, como se sabe, lo aguanta todo, y mucho ms si est acolchonadito o es de doble hoja.

    Aparte de director de Gobierno municipal, el autor de la propuesta de la que se dar cuenta en breve, es nada menos y nada ms que redoble de tambor y fanfarrias- coordina-dor general de Agrupaciones Polticas y Asociaciones Civiles de Othn P. Blanco, si no es que de Quintana Roo todo, pues la nota tambin, contagiada de hasto, no da mayores seas.

    Pero vamos a la propuesta: se trata de edificar, sobre un pedestal de unos 400 metros cuadrados y a casi un kilmetro mar adentro de la baha, una gran estatua de Jess de entre cuarenta y cincuenta metros de altura en la base un bonito caracol, para darle toque caribeo-, en la que, desde todo Chetumal, se pueda observar la magnificencia del Seor.

    Los anhelos del funcionario municipal no son moco de pavo, qu va. Tan slo por su esbozo, la idea debe figurar en los anales del anecdotario local. Para dar somera idea de las proporciones de la estatua que pretende, baste decir que El Cristo del Corcovado de Ro de Janeiro dira jefe a su par de Chetumal, tan slo por la altura real del monumento.

    El monumento carioca, construido en 1921 como parte de las fiestas del centenario de la Independencia de Brasil, alcanza desde su base los treinta metros diez o veinte menos que el que se pretende- y pesa alrededor de 700 toneladas; est construido con granito.

    Si se mira bien, la idea no es un despropsito, sino que su expresin est fuera de tiempo poltico, lo que es un grave yerro. De haberse planteado digamos a mitad del sexenio de Joaqun Hendricks Daz, otro gallo cantara. Eso s, quiz, el tal Sebastin se hubiera querido quedar con el presupuesto oficial de todo un ao, pero el arte im-plica sacrificios, se sabe.

    Menuda la tomada de pelo que dieron a la comunidad de Puerto Morelos, en las cercanas de Cancn, al decla-

    rarla por fin Alcalda sin dejar en su rea de operacin ad-ministrativa la mayora de las playas y de cuartos de hotel que antes tena como Delegacin Municipal. La convirtie-ron en Alcalda, cierto es, pero le recortaron las fuentes de financiamiento directo.

    Esta comunidad de cerca de veinte mil habitantes, desde varios aos atrs estaba empeada en dejar de ser delegacin de Benito Jurez para mutar en Alcalda, y ya con este nuevo y mucho mejor rango administrativo y legal, tener acceso a una parte ms jugosa de los recursos que genera la captacin fiscal del Municipio.

    Queran ms calles, mayor limpieza urbana y, claro est, mejor seguridad pblica; en fin, casi Un lugar cerca del Cielo al mejor estilo de Pedro Infante, mas termina-ron diciendo a Julin Ricalde y su Cabildo, algo as como Ustedes los ricos -segunda parte de Nosotros los pobres-, pelculas que dan una dramtica visin de las diferencias sociales. (Saga de 1948).

    La decepcin de la comunidad est ms que justifica-da: tan slo de entrada, qued fuera de los lmites de la nueva demarcacin Palabra cumplida dijo el presidente municipal- el hotel Moon Palace Resort con sus casi tres mil cuartos, y su otrora amplia zona federal (las playas pagan impuestos) se redujo de veinte a poco menos de ocho kilmetros.

    Esa comunidad, en la prctica, ahora tendr que ver por sus propios servicios bsicos, ya de por s deficientes, y sus autoridades tendrn otra vez- que mendigar apo-yos. Si se hubiera querido en realidad un Puerto Morelos prspero, no le hubieran mutilado sus posibilidades de fi-nanciacin. No se espanten si les sale Pepe El Toro (1952) con Chachita.

    (Imaginan a Niurka Sliva gritando a voz en cuello: El Profeta es inocente! Liberen al Profeta!... Ismael Rodrguez se queda cortsimo, sera pelcula digna por lo menos de Luis Buuel con asesora de Kafka. Exa-geracin? Nada de eso. Recurdese que sigue preso an aquel profeta menor, tambin de Cancn, que secuestr un avin con dos latas de Jmex)

    Si bien se pretenda aqu dar una informacin detallada de cmo se espera la bacanal de aniversario obvio que a la columna no le va el Calendario Gregoriano-, Rosa Rodr-guez, maestra en Ciencias y vecina del empobrecido Puerto Morelos, distrae el noble cometido original con un peligro en puerta para aquel lugar:

    Los vecinos denunciamos la instalacin de una antena de Telcel que no cuenta con la anuencia de la Alcalda, ni con permisos de Desarrollo Urbano y Eco-loga. Desde la semana pasada se inform a las auto-ridades competentes al respecto sin que a la fecha se haya clausurado la obra Viola el Plan de Desarrollo de Puerto Morelos

    Pues bien, Memo El Lujurias tendr que esperar. de

    Puerto Morelos: ustedes los pobres

    xxxxx

    16 estosdas20/06/11

    xxxxx

  • 17estosdas20/06/11 17

    carstens, entre el pan y la tortillaJos Enrique Velasco

    MiEntras El Mundo EntEro lucha por salir de los aejosvicios financieros, mo-netarios, sociales, de toda ndole, el FMI, la institucin que es el corazn

    mismo del sistema financiero global, se resbala hacia una profunda crisis de gobernabilidad.

    Al final de la Segunda Guerra Mundial, en 1945, Estados Unidos y sus aliados vencedores de Europa, idearon un sistema econmico que estuviera por encima de las decisiones unilate-rales de los pases fuertes del mundo. Pronto, cuando se debieron tomar las primeras decisio-nes, el sueo termin. Las resoluciones fueron y siguen siendo tomadas por Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Alemania, Japn y el club del poder absoluto.

    Y, segn parece, las disposiciones unilate-rales se van a seguir tomando sin que merezcan importancia las voces de los nuevos mercados mundiales. Prevalecer el status quo por enci-ma de las necesidades y las ideas de los pases menos desarrollados. Aunque muchos de estos, en raras dicotomas, estn inclinndose por la francesa Christine Lagarde.

    De todos los inscritos para el mejor trabajo del mundo, como lo ha calificado la prensa extranjera, slo dos contendientes tie-nen verdaderas posibilidades, la francesa y el actual director del Banco de Mxico, Agustn Carstens. Pero nada importa sin la decisin l-tima de Barak Obama.

    En estos das, los mercados ponen mayor atencin a China que a Europa y a los pagos-puntuales de los pases pobresque estn sacan-do de la barranca las deudas de Estados Unidos. Las anticuadas prcticas de gobierno del FMI pueden representar ms daos que bonanza,

    todava hay resquemores en Asia porque se si-gue creyendo que el FMI fue el responsable de la profunda crisis financiera en 1997-98. Cone-jillos de Indias.

    Asimismo, el Fondo es visto como la l-tima lnea de defensa de todos los merca-dos. Para muestra, ah estn las bancarrotas y los rescates de Grecia, Irlanda o Portugal, los enormes prstamos a Espaa para levan-tar el capote alicado o los dineros que una y otra vez ha recibido Mxico lindo. Pero dada la enorme deuda japonesa y su implosin de-mogrfica o el decaimiento econmico chino o la crnica esclerosis del dlar, no sera des-cabellado pensar en un FMI al rescate de las grandes economas.

    Por ello, no es de extraar que las po-tencias impongan a un igual (una, en este caso) que participa en la ekklesa, es decir, en la asamblea ciudadana y que ni siquiera miren al forastero, al brbaro que no habla un lenguaje comn.

    Los antiguos griegos distinguan entre la gente que habla y la que no sabe decir ms que bar barbar, o sea, los brbaros. Sin embargo, Homero en su libro La Odisea, ad-mite un estado intermedio: los brbaros que son comedores de pan. No son iguales, pero se nos parecen.

    Ya sea que Don Agustn coma pan o torti-lla, lo nico seguro es que cada vez ser ms difcil para el FMI reunir los recursos necesarios en un mundo en que los voraces mercados se lo tragan todo.

    El pan y la tortilla. [email protected]

    de

  • 18 estosdas20/06/11

    Lilia Arellano

    P rfilese

    Ya no sienten nada por Mxico La poltica, ms envilecida que nunca Persecuciones, temores Tanta y tanta indefinicin Indiferencia, impotencia Y muerte

    Visitar la ciudad dE Mxico En estos das, teniendo como oficio el periodismo, es una experiencia que permane-

    cer en la memoria durante mucho tiempo. El ambiente se ha tornado tenso, las sonrisas y los saludos entre polticos se ven, hoy ms que nunca, falsos. Las mesas de los restaurantes a los cuales acostumbra acudir la cla-se poltica se ven distanciadas, cada quien tiene su propio juicio, cada uno considera que hay diversas formas de hacerle frente a la andanada que ha emprendido Felipe Caldern en con-tra del PRI. Algunos ms festinan que los tricolores tengan la lumbre en los aparejos, aunque tampoco esta cele-bracin es autntica; no por lo menos cuando proviene de los otros partidos opositores que saben que tambin ha-cia ellos pueden ser dirigidos los cao-nazos en algn momento. Los nicos a los que se les ve tan campantes es a

    los de Nueva Alianza, su gran jefa fi-nalmente ya sabe mucho de estos mo-vimientos y siempre se sita a donde los misiles no le llegan.

    Aunque fuera de ese entorno, del de los polticos, el resto de la pobla-cin mantiene un comportamiento au-sente. Algunos saben que agarraron al hijo de Hank y nada ms. Otros se burlan y dicen que detuvieron al amo de los casinos cuando ya las ca-sas de juego son legales, las autoriz el propio PAN, el seor aquel de las barbas que quera ser presidente y que tuvo una hija con Edith Gonzlez a la que ni siquiera quera reconocer y muy abusado le ech el bulto a su brother. Otras opiniones se generan como interrogantes: qu, si ya aga-rraron y soltaron al Hank, y agarraron tambin al pastor ese de Chiapas, va a bajar la gasolina, o por eso ya me va a llegar correcto el recibo de la luz, o mi hijo que sali hace ocho meses de

    la universidad va a encontrar empleo? No, verdad?, entonces que se vayan mucho a la chin.

    Los taxistas de la zona de Po-lanco, de Las Lomas, de Virreyes, y tambin los que circulan por el Sur, en las reas en donde reinan las megaresidencias, andan de lo ms divertidos. Como sus servicios son constantemente requeridos por em-pleados de confianza de esas familias o gente mayor de gran cercana, las plticas telefnicas si que los mantie-nen atentos y entretenidos. Aqu yo me entero de ms cosas que las que dicen en los noticieros; se sabe qui-nes van saliendo del pas, las familias que emigran completitas -como la de Ulises Ruiz- ante el temor de que sean testigos de escenas que dicen que van a ser muy dolorosas. Y as ha de ser, lstima que ellos no pen-saron en los dolores que le ocasionan a las madres a las que les asesinan a

  • 19estosdas20/06/11

    sus hijos, o el que sienten los que los tienen entre sus brazos enfermos y desnutridos. No, si andan con el rabo entre las patas.

    Yo le manejo a la mam de un funcionario bueno, de uno que era funcionario de un Estado-, y la pobre viejita anda que no la calienta ni el sol; dice que su hijo es incapaz de quedar-se con nada que no sea suyo y que ha trabajado mucho durante aos y aos, por lo que no sera justo que ese seor que est en la Presidencia, por vengan-za, destruyera la vida de muchas fami-lias como la suya, porque su hijito tiene amigos que tambin estn temerosos. Ella asegura que no va a irse del pas como su nuera y sus nietos porque no quiere de ninguna manera abandonar a su querido hijo. Otros ms asegu-ran que escuchan como van comentan-do quin es el que sigue en la lista de Caldern y hay hasta los que aseguran que tambin van detrs de Lpez Obra-

    dor por el origen de cuentas bancarias que tiene en el extranjero.

    Ni qu decir de los que hablan y hablan de las relaciones personales de la segunda ex mujer del jefe de Go-bierno capitalino y de las que l mismo sostiene y de las cuales se enteran por las plticas de amigos y vecinos que requieren sus servicios y que se ubi-can en la zona de la Condesa, en don-de abundan los bares que estos grupos frecuentan. As, en medio de toda esta gama de expresiones provenientes de todas las clases sociales, van confor-mndose los das en la gran capital, en el sitio en el cual parece ausente la lucha de un Sicilia y la necesidad de un cambio total en el esquema gu-bernamental, de una transformacin a fondo en el rengln econmico y de una vuelta de 180 grados a la poltica para que deje de ser una actividad tan envilecida y criticada.

    El distanciamiento, la total lejana

    entre gobierno y gobernados est ms presente que nunca. Se siente, se hue-le. Unos jalan para un lado y los otros por el otro. El punto de encuentro ser sin duda el ao prximo, el da de la gran eleccin, pero entre tanto no hay tela de donde cortar para sacar siquie-ra un boceto que nos indique cul es el futuro que nos espera. Estos tiem-pos de tanta y tanta indefinicin no se haban vivido en la historia de nuestro pas y sobre todo con un ingrediente tan importante como es el de la delin-cuencia y con un aderezo tan especial como el de la miseria y con un dejo de indiferencia y de impotencia que se est convirtiendo en tumba.

    As las cosas, la lucha de algunos, de la gran mayora, es por ir sobrevi-viendo. La de otros es simplemente por tener el poder de mandar en un pas del cual ya no se sienten orgullosos, y frente a ese escenario nada bueno pue-de sucedernos. No cree usted? de

  • La guerra de Mussolini contra la mafia

    Francesco Zecchino

    Por dentro

    20 estosdas20/06/11

    En 1925, BEnito Mussolini, caudillo y dictador de Italia, maestro e inspirador de los regmenes totalitarios y na-

    cionalistas que se multiplicaran en las vsperas de la Segunda Guerra Mun-dial, emprendi una dura lucha contra la Mafia Siciliana.

    Un episodio que tuvo lugar en 1924, mientras estaba visitando ofi-cialmente Sicilia como Primer Minis-tro, hizo a El Duce (en italiano El Caudillo) consciente del poder real de la mafia.

    Mientras visitaba un rea rural al sur de Palermo, el alcalde de una pe-quea aldea rega amistosamente a Mussolini por las medidas de seguri-dad excesivas adoptadas para la pro-teccin y defensa de su persona. Dijo con orgullo: Usted est bajo mi pro-teccin, qu necesidad tiene de llevar a tantos policas?. Mussolini no poda aceptar que el alcalde de un insignifi-cante pueblito se sintiera superior al mismsimo Duce del Reino de Italia, y que fuera capaz de controlar el territo-

    rio mejor que la Polica. Mussolini tuvo la clara revelacin

    de que en Sicilia estaba ausente el Es-tado, que el control real de la sociedad y del territorio estaba en manos de las familias mafiosas.

    El lder del Movimiento Fascista, dedicado a la construccin de un Es-tado autoritario y totalitario, en busca del apoyo popular y deseoso de otor-gar dignidad moral y respetabilidad a su movimiento -acusado de subver-sin violenta y extremista- emprendi una campaa sin cuartel para aniquilar la mafia y legitimarse.

    El prefecto Cesare Mori fue nom-brado para dirigir la operacin con plenos poderes. Se haba distinguido por su integridad, por la dureza con los delincuentes, ajeno a los intereses polticos de cualquier partido. En una ocasin haba reprimido con la fuerza pblica una manifestacin fascista vio-lenta, por lo que Mussolini encarg al Prefecto de Hierro, como fue apoda-do, que fuese duro, despiadado contra la mafia, as como lo haba sido con los

    extremistas de su partido. Mori en Sicilia verti contra el

    mal del crimen organizado una ava-lancha de hombres y equipos, y se aplic con determinacin y dureza signando a sus hombres las siguien-tes pautas simples:

    1. Obtener de inmediato un ro-tundo xito para lograr el consenso y ganar credibilidad en la poblacin (fueron deportados y detenidos miles de sospechosos, se us ampliamen-te el Ejrcito, se sitiaron pueblos que hospedaban y ofrecan refugio y pro-teccin a los criminales, etctera).

    2. Sembrar el terror: si la mafia es aterradora el Estado debe infundir ms terror a los mafiosos.

    3. Reanudar todos los procesos judiciales archivados.

    Se celebraron procesos penales con cientos de acusados y enorme propaganda; las liberaciones fueron muy pocas y los pocos absueltos fue-ron deportados, desarraigados y ex-pulsados de su territorio.

    Nadie se salv, hasta la delega-

  • 21estosdas20/06/11

    cin regional del partido fascista fue disuelta y el secretario regional fue detenido e investigado. Alcaldes, pre-sidentes municipales, sacerdotes, abo-gados y cualquier persona sospechada de ser cmplice del crimen organizado fue investigada y arrestada, juzgada, y sufri la humillacin de ser expuesta pblicamente encadenada.

    El fascismo no slo actu en el mbito de la represin. Antes de la poca fascista los terratenientes si-cilianos, que frecuentemente repre-sentaban el verdadero poder oculto de la mafia o utilizaban los servicios y la proteccin de la mafia para contro-lar la sociedad agrcola, posean tres

    cuartas partes de las tierras. Con las reformas agrarias fascistas se redujo a una cuarta parte dicha posesin. Si la mafia haba tratado de monopolizar el agua, el fascismo garantiz a los sici-lianos un acueducto pblico.

    El trabajo de Mori fue detenido cuando colision con los supremos l-deres de la mafia, cuyos intereses es-

    taban entrelazados con los de los l-deres fascistas. Mori, por lo tanto, fue nombrado Senador del Reino de Italia y fue alejado de su encargo en Sicilia.

    La guerra del fascismo a la ma-fia fue suficiente para ganar el apoyo popular y gozar del prestigio interna-cional. Mussolini se encumbr como el zar antimafia, el caudillo de un Estado autoritario con el derecho soberano y nico sobre el territorio y la sociedad, el nico responsable y protector de la sociedad civil y del orden pblico.

    La delincuencia comn y corriente fue reprimida y controlada por la fuer-za, el Estado demostr ser ms fuer-te que los criminales y, de hecho, los

    asesinatos, ejecuciones, extorsiones y secuestros se redujeron drsticamen-te. Los jefes de la mafia que carecan de la proteccin de los lderes fascistas eran detenidos y en su caso condena-dos al exilio, a menudo en los Estados Unidos, donde ellos esperaban la cada del rgimen.

    La historia fascista de la lucha

    contra la mafia nos permite hacer al-gunas consideraciones sobre todas las luchas contra el crimen organizado que combaten en efecto el crimen tan-to como los derechos civiles:

    La mera represin amn de que sea una represin orquestada sobre un programa de acciones sis-temticas y no emprendida con im-provisaciones y eventualidades- no es suficiente para acabar con el poder de las mafias: el Estado debe garanti-zar la proteccin y la seguridad de los ciudadanos. Debe ofrecer un desa-rrollo socioeconmico sostenible para sustituir el control del hampa organi-zada, que en muchos contextos es el nico sistema de organizacin social y econmica.

    La mafia se combate en los tri-bunales: debe ser patente, y definido con autoridad y credibilidad, que no hay impunidad para los criminales.

    Para ganar a la mafia hay que vencer el miedo: derrotar a la ley del silencio impuesta por el terror sobre la poblacin.

    La mafia controla el territorio me-diante el establecimiento de vnculos claros por ocultos que se pretendan- con la sociedad civil y los poderes eco-nmico y poltico.

    Desarraigar la mafia equivaldra a desarraigar el mal de la sociedad y de la naturaleza humana. Por lo tan-to la mafia slo se puede controlar; y slo puede controlarse a travs de una institucionalidad slida como en las democracias consolidadas, donde la ley se impone al crimen, por podero-so que sea, sin que ste se convierta en un factor de desestabilizacin y de ingobernabilidad- o a travs slo de la violencia de un Estado autoritario que se presenta como el nico defensor de El Bien Comn y se lanza a una guerra mesinica para la eliminacin de El Mal.

    Quin estara dispuesto a otor-gar a los polticos tal autoridad?

    Mientras la clase poltica se en-cargue slo de la reparticin del po-der y no del ejercicio del poder para el bien pblico, la lucha contra la mafia tendr por prioridad la propaganda, la conquista de una popularidad coyun-tural y estril sin ms fines que los electoreros, para intentar ocultar -lo que a la postre resulta siempre impo-sible- la debilidad real de un Estado que a menudo es protegido y legiti-mado por la mafia. de

  • El drama de la crisis griega podra llegar a su fin, ser?

    Marisol Huerta

    al ciErrE dE la sEMana antErior los MEr-cados financieros en Europa cerraron al alza e inyectaron cierto optimismo a los mercados a nivel mundial, derivado de

    noticias positivas en torno a la crisis financiera que padece Grecia y en la que se dieron seales de una pronta solucin.

    Y es que Alemania finalmente opt por ceder terreno ante la gravedad de la situacin poltica y social en el pas helnico. Angela Merkel se uni a la postura del Banco Central Europeo y de Francia a favor de una participacin voluntaria de los tene-dores de bonos en el segundo paquete de rescate a Grecia. La resolucin se inclina por lo tanto hacia un mecanismo tipo Iniciativa de Viena, que con-siste en incitar a los acreedores privados a com-prar nuevos bonos cuando venzan los que tienen en su cartera.

    Debido a que ste era el principal obstcu-lo que trababa las negociaciones sobre un nuevo paquete de rescate, los analistas estiman que los lderes del euro pactarn un acuerdo durante la junta del Eurogrupo este lunes o durante el Conse-jo Europeo del 23 y 24 de junio.

    Lo anterior marcara para la semana que ini-cia una tendencia positiva para los mercados fi-nancieros, ya que como se dice coloquialmente se est quitando un negrito en el arroz que impeda a los inversionistas sentirse confiados de invertir en los mercados de capitales, ante los temores de que en cualquier momento podra darse una moratoria en los pagos de este pas y causar estragos en el sistema financiero.

    No obstante, resulta que la tragedia griega no es el nico tema de inters para los inversionis-tas; recordemos que hay otros de suma relevancia que impiden un mejor escenario para las Bolsas. Uno de ellos tiene que ver con la situacin fiscal de Estados Unidos, que tampoco logra dar seales de mejora. La OCDE estima que la deuda neta del pas norteamericano ascender este ao al 75% de su Producto Interno Bruto (PIB). Esa cifra incluye el endeudamiento federal, estatal y local, pero exclu-ye la deuda contrada con los fondos fiduciarios del Gobierno, como la Seguridad Social. Aunque lejos de la deuda griega, que representa el 125% de su

    PIB, el punto es que est en sus niveles topes y es necesario que se tomen medidas adecuadas para que esto no se convierta en una bomba de tiempo para esa economa.

    De modo que en los siguientes das la aten-cin estar centrada en este punto y en que las calificadores no decidan castigos a esta economa bajndole su calificacin de crdito.

    Adems de lo anterior, en este mes se tiene un sesgo negativo para las operaciones en Bolsa ya que se suma el final del programa de estmu-lo (Quantitative Easing 2) que inici hacia fina-les del ao pasado y que result definitivo para la recuperacin de las Bolsas de EU y Mxico. Para los analistas, la resolucin sobre la conclusin del programa (salida gradual, sustitucin de otro pro-grama, etctera) ser definitiva para la tendencia futura de los mercados accionarios.

    Para colmo, si se revisan las estadsticas re-sulta ser que la estacionalidad histrica de 5 y 10 aos indica que la Bolsa ha observado durante el periodo vacacional de junio-julio un registro dbil en rendimientos. Este resultado se asocia en gran parte a la menor operacin que origina la ausencia de participantes institucionales tanto locales como internacionales, que deciden tomarse un descanso de las operaciones en los mercados.

    Todo indica que el tiempo est en contra para los inversionistas de capitales. Pero no se desani-me, ya que la baja operacin y menor atractivo en rendimientos que ofrece el mercado accionario debe ser aprovechada para permanecer en otro tipo de mercados. Mucho hemos sealado la oportunidad de permanecer en los mercados de dinero, pero no hay que perder de vista mercados que resultan tambin importantes, como el oro; en este metal las corre-duras han elevado sus proyecciones en el precio del oro a tres meses en 14%, a 1,600 dlares por onza, apoyando su previsin en las preocupaciones por la crisis fiscal en Europa y en Estados Unidos, y en me-nor grado por compras significativas del sector oficial en los prximos meses. As que la recomendacin es no perder de vista otros mercados mientras las acciones no tienen mucho qu decir.

    [email protected]

    22 estosdas20/06/11

    de

  • 23estosdas20/06/11

    Hctor Sosa

    El Congreso del Estado apro-b por unanimidad una nue-va Ley de Seguridad Pblica del Estado de Quintana Roo

    enviada por el gobernador del Es-tado, Roberto Borge Angulo, con la cual se confieren mayores facultades a la Secretara de Seguridad Pblica que ya no ser solamente preventi-va, sino que podr perseguir delitos, implementar acciones de inteligencia y hasta la detencin de delincuentes con base a instrucciones de la autori-dad ministerial, como medida urgente para la lucha contra la delincuencia.

    En la iniciativa el mandatario es-tatal hizo patente que en su adminis-tracin gubernamental la seguridad pblica est contemplada como prio-ridad urgente, de ah que el Estado se dio a la tarea de reorganizar la nor-matividad para obtener el soporte de la lucha contra la delincuencia, pre-viendo la existencia de instituciones fortalecidas para hacerle frente a esa lucha constante, siempre pensando en la proteccin y defensa de la sociedad.

    Explic que las instituciones po-liciales encargadas de vigilar la ar-

    mona haciendo frente a la proteccin y defensa de la sociedad, necesitan fortalecerse e incorporar criterios de coordinacin institucional; eficiencia organizacional, transparencia admi-nistrativa, la participacin ciudadana, pero sobre todo, en sus atribuciones y competencias que ayudarn a preser-var y consolidar la tranquilidad social.

    La nueva Ley de Seguridad P-blica del Estado de Quintana Roo fue aprobada por unanimidad por parte de los grupos parlamentarios del PRI, PAN,PRD, PT, Convergencia, PVEM y Nueva Alianza; que integran la XIII Legislatura, con lo cual se armoniza la legislacin estatal con las reformas en materia de Seguridad Pblica realiza-das en junio de 2008 a la Constitucin Poltica de los Estados Unidos Mexica-nos, y contiene el rediseo institucio-nal de las policas en la entidad.

    Con base a la nueva Ley, la Se-cretara de Seguridad Pblica del Es-tado tendr facultades no solamente para actuar en la prevencin de los delitos, sino tambin para la investi-gacin y persecucin para hacer ms efectivo el combate a la delincuencia; y continuar atendiendo tambin la sancin de las faltas administrativas.

    Con la nueva ley existir adems una coordinacin efectiva entre la fe-deracin, el Estado y los Municipios para hacer ms efectiva la funcin de la Seguridad Pblica en Quintana Roo, a travs del Sistema Estatal de Se-guridad Pblica.

    En la nueva normatividad se con-templa tambin el tema de Desarro-llo Policial, que comprende el Servicio Profesional de Carrera Policial, los es-quemas de profesionalizacin y la cer-tificacin de los elementos policiales a travs de un Centro Estatal de Evalua-cin y Control de Confianza.

    Tambin comprende un aparta-do que se refiere al Consejo de Honor y Justicia Policial que se har cargo del procedimiento de la aplicacin de sanciones administrativas en contra de los malos elementos, pero garanti-zando las formalidades esenciales del procedimiento.

    Adems, se establece la partici-pacin de la propia comunidad en los procesos de evaluacin del trabajo policial, y se establece una regula-cin para el ingreso de recursos des-tinados a la Seguridad Pblica tanto estatal como municipal provenientes de la federacin.

    aprob el congreso del estado nueva ley de seguridad pblica

    de

  • URGE DIVERSIFICAR EL MERCADO

    INTERNO ESTATAL

    En una conferencia bancaria en Atlanta, el martes 14 de junio pasado, el presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, Ben Bernanke, emiti una aguda advertencia sobre la desaceleracin econmica de ese pas, principal emisor de turistas internacionales a Quintana Roo. Dijo que el crecimiento econmico en lo que va del ao parece ser de alguna manera ms lento de lo esperado. Analistas financieros de Bancomer afirman que la economa de Quintana Roo tendr un crecimiento menor al registrado en 2010. En su trabajo Mxico, situacin regional sectorial, mencionan que uno de los principales retos es mejorar el mercado interno porque el comportamiento de la economa depende de la estabilidad de las finanzas del vecino del norte. Por el momento las condiciones econmicas del Estado registran una mejora marginal, advierten.

    De portada

    24 estosdas20/06/11

    EL TURISMO, EN LA CUERDA FLOJA DE LA DESACELERACIN ESTADOUNIDENSE

  • 25estosdas20/06/11

    Crisis

    URGE DIVERSIFICAR EL MERCADO

    INTERNO ESTATAL

    EL TURISMO, EN LA CUERDA FLOJA DE LA DESACELERACIN ESTADOUNIDENSE

  • 32 estosdas20/06/11

    LA INMIGRACIN Y LA DEMOGRAFA EXPLOSIVAS SON

    BUENAS PARA EL ESTADO, DICEN EN EL CONGRESO

    Congreso

    El alto crecimiento poblacional producido por la inmigracin a Quintana Roo genera fuertes presiones sobre el financiamiento de obras y servicios pblicos. Ocasiona mayor demanda de viviendas, escuelas, hospitales, redes de agua potable y de drenaje sanitario; de ms espacios para la disposicin de los desechos, ms vialidades, ms empleos. Es tal la presin, que durante la ltima reunin ejecutiva de la Comisin de Hacienda de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), el gobernador Roberto Borge pidi que en la frmula para la distribucin de participaciones federales se otorgue mayor peso a los ndices de crecimiento poblacional, lo que debiera ocurrir en la lgica de que la inmigracin es ms demanda social y menos ingreso fiscal, ms exigencia de infraestructura y de servicios y menos financiamiento pblico; cuando los Estados expulsores de desempleados reducen esa carga y mantienen sus presupuestos, los que los reciben, como Quintana Roo, tienen un incremento exponencial del gasto contra erarios ms deprimidos, porque los migrantes son pobres y sin solvencia tributaria. Mientras el titular del Ejecutivo busca alternativas para enfrentar el fenmeno, en el Legislativo no se presentan soluciones. En las ltimas tres Legislaturas no ha existido una sola iniciativa que perfile polticas pblicas para enfrentar el problema migratorio. Por el contrario, desde la ptica de algunos legisladores como Mauricio Morales Beiza, es mejor que no se cree ninguna ley que frene la llegada de personas porque el sector de la construccin necesita esa mano de obra. Pero son precisamente los trabajadores de la construccin los que viven en peores condiciones y las cifras ms moderadas sealan que al menos 45 mil viven prcticamente en situacin de esclavitud. Por lo dems, la expansin poblacional e inmobiliaria est destrozando el medio (la basura es un problema sin soluciones, la contaminacin pone en peligro el abasto de agua, desaparecen las selvas bajo el concreto urbano), la marginalidad y el hacinamiento producen toda suerte de patologas sociales (suicidio, adicciones, violencia descontrolada, etctera), y las escuelas y los hospitales siempre son y sern insuficientes frente a la avalancha humana, porque al son que ella y la demografa crecen los presupuestos para atender su demanda encogen.

  • 33estosdas20/06/11

    Congreso

    Lo nico que hay qu hacer es aprovechar la fuerza creativa de los nuevos colonos que llegan de fuera apurados por la pobreza. Y procurarles buenas condiciones de vida. Sacarlos de las ciudades para que dejen de saturarlas y llevarlos al campo a producir, por ejemplo, donde deben multiplicarse las oportunidades. (Porque estoy seguro que la mayora de los que vienen de Chiapas, Tabasco y Campeche son campesinos; pues entonces vamos a darles oportunidades de desarrollo en el sector en el que son ms productivos, dice el diputado del Partido del Trabajo y presidente de la Comisin de Defensa de los Lmites de Quintana Roo y Asuntos Fronterizos de la XIII Legislatura, Mauricio Morales Beiza). Eso es fcil. Cuestin de voluntad poltica. Muy pronto se realizar ese paraso.

    Emmanuel Martnez

    la inMigracin dEscontrolada y la anarqua del crecimien-to demogrfico e inmobiliario de las urbes tursticas son las

    principales causas de los gravsimos problemas estructurales que aquejan a Quintana Roo. Acadmicos, lderes empresariales y funcionarios pblicos de alto nivel coinciden en que la mane-ra ms eficaz de combatir el dficit en infraestructura social, la delincuencia, el desempleo y la debacle econmica en la entidad es con polticas pblicas que atajen y ordenen la llegada de las ms de 50 mil personas que cada ao engrosan las cifras de la miseria y el analfabetismo.

    Pero estas alertas topan siempre en odos sordos. Por ejemplo, el re-gistro de las iniciativas presentadas al Pleno del Congreso de Quintana Roo revela que ninguna de las ltimas tres Legislaturas promovi un solo proyec-to de ley para regular la elevadsima Tasa de Inmigracin de la Entidad, que segn datos del Instituto Nacional de Geografa, Estadstica e Informtica

  • 36 estosdas06/06/11

    Territorios

    En 70 aos de gobierno, el PRI cre y molde un sistema judicial hecho a la medida del ejercicio autoritario del poder; es decir: perfectsimo en su filosofa del Derecho, justsimo en su idealismo terico, inmejorable para defender causas internacionales propias y ajenas, y disponible para ser usado de manera arbitraria por el poder poltico absoluto. Mxico por eso era candil de la calle y oscuridad de su casa: defenda las mejores tesis sobre los derechos de los pueblos y en el suyo privaban las decisiones personalsimas del jefe mximo del partido nico en los Estados y en el remedo de Federacin que el pas ha sido. Cuando el PAN lleg a la Presidencia de la Repblica en el 2000, tuvo la oportunidad histrica de modernizar el aparato de Justicia (sistema que define los valores democrticos de una sociedad porque es el que sanciona los derechos, las obligaciones y las libertades de los ciudadanos, y donde se incuban los mayores vicios y las peores perversiones de los regmenes, de facto, de los Estados totalitarios o de los ingobernables por su debilidad institucional). Pero no lo hizo. En su lugar ha reproducido las arcaicas prcticas del viejo rgimen, pero como un aprendiz al que le falla todo y todo le sale mal, y donde todos los poderes monoplicos del antiguo orden, a diferencia de la sumisin que asuman frente al verticalismo poltico, le imponen condiciones. Por eso le sali mal la primera edicin de la jornada de arrestos de prominentes pristas que tena programada la Presidencia de la Repblica, y el exalcalde prista de Tijuana, Jorge Hank Rhon, con un perfil inmejorable para ser arrestado, se le fue de las manos. Cierto, la historia no ha terminado, el Gobierno ha apelado, y es posible que un par de jueces a modo les obsequien a la PGR y a la Procuradura panista de Justicia de Baja California rdenes de aprehensin adecuadas, porque en la primera intentona no las hubo, todo se improvis, y todo sali como sali: el tiro por la culata. Se evidenci no slo la porquera ministerial que explica el casi cien por ciento de impunidad que prevalece en el pas, sino la incompetencia del gobierno hasta para hacer trampas y organizar caceras polticas con el uso perverso de las instituciones de Justicia.

  • 37estosdas20/06/11

    Justicia

    HANK

    hank rhon Es indEfEndiBlE. Ya haba sido detenido en 1995 en el Aeropuerto In-ternacional de la Ciudad de

    Mxico por intentar ingresar al pas animales exticos y en peligro de ex-tincin, pero fue absuelto. El director del semanario Zeta, deTijuana, Jess Blancornelas, nunca quit en vida el dedo del rengln para que Hank fuera castigado como autor intelectual del homicidio de su amigo y socio en la revista, Hctor Flix Miranda, El Gato Flix, ultimado a tiros por el entonces jefe de sicarios de Hank, Jos Anto-nio Javier Vera Palestina, preso en

    el penal de Puente Grande, Jalisco, por el asesinato. Las investigaciones no llegaron a ninguna parte porque el homicida se asumi como culpa-ble por cuenta propia y fue muy bien gratificado por eso, tanto, que uno de sus hijos, Jorge Vera Ayala, lo relev incluso como lder de los pistoleros -cargo que desempeaba cuando fue objeto de un atentado el 23 de enero de 2007 por un comando de sicarios enemigos del que sali ileso.

    En uno de los cables de la Emba-jada estadounidense hechos pblicos por Wikileaks el 3 de mayo, el cnsul Ronald Kramer asegur al Departa-

    mento de Estado que varias propie-dades del exalcalde de Tijuana eran refugios del crimen organizado. El funcionario estadounidense cit como ejemplo el Hipdromo de Agua Calien-te, donde los narcotraficantes llevaban a cabo negocios de lavado de dinero con la complicidad de Jorge Hank.

    El Gobierno federal tena la posi-bilidad desde hace mucho de conse-guir las pruebas para detenerlo como uno de los personajes ms turbios de la vida poltica y empresarial del pas. En lugar de eso, y de manera impro-visada e ineficaz, lo aprehendi sin la orden de un juez por un delito menor:

    YA NI LAS EMBOSCADAS LEGALES SALEN BIEN

  • 40 estosdas20/06/11

    Territorios

    El pasado 16 de junio ms de 100 mil estudiantes, acadmicos, rectores, legisladores, funcionarios, lderes de opinin y trabajadores de la educacin chilenos, salieron a las calles de las principales ciudades del pas a exigir al Gobierno ms recursos para el sistema educativo y un mayor inters en la educacin como factor fundamental del desarrollo y un tema prioritario para toda la nacin. Los planteamientos de los manifestantes fueron de la mayor elocuencia conceptual y de la mayor exigencia al poder del Estado. Se piden reformas de fondo y ms financiamiento, no para derrocharlo en onerosos sueldos para los docentes o sus lderes sindicales porque esa mafia no existe, sino para que las oportunidades educativas se equilibren y los estudiantes pobres tengan acceso a escuelas de calidad, donde los mejores maestros tengan salarios dignos.

    LAS PROTESTAS CHILENAS PARA MEJORAR LA CALIDAD EDUCATIVA,

    (UN TEMA, DICEN LOS MANIFESTANTES, QUE DEBE CONVOCAR A TODA LA NACIN)

  • 41estosdas20/06/11

    Educacin

    El 12 dE junio pasado, En El programa televisivo Toleran-cia Cero, de Chilevisin, el ministro de Educacin chile-

    no, Joaqun Lavn, reconoci haber obtenido millonarias ganancias con la Universidad del Desarrollo, casa de es-tudios que l fund y dirigi por aos. Y de inmediato se hizo enemigo del 80 por ciento de los universitarios del pas que desde hace dos dcadas de-mandan se termine con el lucro de la enseanza. El 16 de junio ms de 80 mil estudiantes y acadmicos tomaron las calles de algunas de las principales ciudades de Chile -Concepcin, Valpa-raso y Temuco- coreando En mi pas est prohibido pensar y Educacin igualitaria para todos ahora.

    La prensa nacional destac que, adems de estudiantes, en las masi-vas protestas tambin participaron acadmicos, legisladores de todos los partidos, lderes de opinin e incluso funcionaros de los ministerios de Sa-lud, Economa, Educacin, y Desarro-llo Social y Humano.

    Las demandas de los manifestan-tes se resumen en tres puntos princi-pales: una mayor calidad en la edu-

    cacin pblica, un aumento del gasto pblico en la materia y aliviar las abul-tadas deudas con las que quedan los universitarios al culminar sus carreras.

    El problema del sistema educati-vo en Chile, explic al diario La Nacin Juan Eduardo Garca Huidobro, deca-no de la Facultad de Educacin de la Universidad Alberto Hurtado, es que funciona bajo un esquema muy mer-cantilizado y diferenciado.

    Es decir, el que quiere acceder a una mejor calidad de enseanza est obligado a acudir a instituciones privadas porque las escuelas pblicas reciben pocos recursos del Estado y, por tanto, hay una brecha importan-te entre el rendimiento de los colegios pblicos y los particulares.

    De acuerdo con estadsticas ofi-ciales, slo uno de cada seis jvenes pobres tiene acceso a la educacin su-perior chilena, pero la relacin sube a siete de 10 en los hogares ms ricos. Y el costo de una carrera universita-ria supera en seis veces el promedio latinoamericano. Por eso la manifesta-cin. Por eso la exigencia. La sociedad merece un sistema educativo pblico, accesible y de calidad, dijo Garca

    Huidobro el 17 de mayo.Segn public la prensa nacional,

    las protestas de la semana pasada, que aglutinaron a ms de 150 mil es-tudiantes en tres diferentes ciudades y paralizaron 162 colegios de nivel bsico y 20 universidades, puede ser considerada como la mayor manifesta-cin social de las ltimas dos dcadas, el tiempo que tiene la Concertacin de Partidos por la Democracia, la coali-cin de partidos de centroizquierda que gobern en Chile desde el trmino de la dictadura en 1990 hasta la llega-da del actual gobierno derechista de Sebastin Piera.

    Y segn vaticinaron los lderes estudiantiles, las protestas masivas a favor de la educacin pblica conti-nuarn hasta que el Gobierno solvente sus demandas.

    La presidenta de la Confederacin de Estudiantes de Chile (Confech), Ca-mila Vallejo, advirti en el peridico La Crnica, el 16 de junio, que no van a cometer el mismo error de la llama-da Revolucin pingina de 2006, cuando en el gobierno de la entonces presidenta socialista Michelle Bachelet hubo similares manifestaciones que se

    Se tiene que invertir ms en educacin porque en ella reside el potencial del desarrollo del pas y al Gobierno se le est olvidando. Se debe invertir ms porque lo que ahora se destina es muy poco y las disparidades segregan a los sectores estudiantiles de menores ingresos, lo que atenta contra la democracia y contra los intereses nacionales. Lo que se destine a la educacin debe ser la medida de lo que produce. He ah la diferencia: en Mxico se gasta mucho en educacin para que los dirigentes sindicales derrochen el presupuesto y vivan como reyes, y para que un ejrcito de miles y miles de maestros dedicados a la poltica electoral sean dueos de plazas de trabajo en escuelas que ni siquiera han visto nunca. Y cuando toman las calles son vndalos que destrozan todo para defender la causa de trabajar menos y ganar ms. Y el presidente de la Repblica, como el gobernador de Oaxaca, anuncia ms recursos siempre para premiar el gran aporte del sindicato magisterial.

  • D portese

    43estosdas20/06/11

    El prEsidEntE dE la liga MExicana dE BEisBol (lMB), pli-nio Escalante Bolio, asever que, de ser necesario, se aplicarn multas econmicas a los equipos que alarguen innecesariamente los partidos.

    Al ahondar sobre este tema, el titular de la LMB aprove-ch la ocasin para exhortar a los equipos del circuito veraniego mexicano para que tanto managers como jugadores entiendan que ese beisbol de largas discusiones y de tiempos muertos es algo que ya no quieren los aficionados.

    Escalante agreg que la gente ya no los quiere ver jugar as, lo que desea es ver un espectculo dinmico, rpido.

    Asever que los asistentes quieren regresar a su casa tras presenciar un juego que dure en promedio dos horas con 30 o 40 minutos y sabiendo quin fue el triunfador y no teniendo que abandonar el estadio sin saber cul fue el desenlace del partido.

    Recalc que si managers y jugadores insisten en mante-ner esta manera de pensar y jugar porque creen que la LMB lo nico que quiere es molestarlos poco se avanzar, y si no se concientizan voluntariamente entonces lo haremos a travs de sanciones econmicas.

    Detall que en la Academia de Beisbol se trabaja intensa-mente en este aspecto y me da mucho orgullo decir que en la Academia el tiempo promedio de los encuentros de beisbol es de dos horas con 40 minutos, lo que significa que podemos hacer juegos rpidos de gran calidad.

    Por otra parte, el dirigente detall que hasta el momento la temporada 2011 de la Liga Mexicana se puede resumir como exitosa, esto basado en la cantidad de aficionados que asisten a presenciar los partidos a los parques de beisbol.

    Coment que hay que recordar que la gente asiste a los estadios cuando, adems de darles comodidades y que el equipo de su ciudad tenga buena marca, les ofreces un buen espect-culo y se percata del esfuerzo de las novenas en prepararse a fondo para jugar lo mejor posible.

    Finalmente, el presidente de la LMB agreg que la compe-titividad es mucho ms fuerte en esta temporada, la liga est muy reida y eso trae como consecuencia que la gente asista en mayor nmero a los parques a presenciar los partidos.

    Considerar LMB multar a equipos por partidos de cuatro horas

    de

  • 44 estosdas20/06/11

    D portese

    El jugador dE los rockEts dE houston, El chino Yao Ming, afirM quE la decisin de retirarse del basquetbol profesional este verano depende de la evolucin de la lesin que sufre en el tobillo izquierdo.

    El oriundo de Shanghai coment a la prensa de su pas que si su recuperacin es pronta, podra retirarse en dos aos, sino tomara la decisin de hacerlo este verano.

    El doctor del pivote chino, Kenneth Foster, coment que el tobillo de Ming est recuperado slo en un 30 por ciento y que necesita de ms tiempo para estar sano, adems, el jugador de Houston dijo que sus prio-ridades son su familia, actividades comunitarias y la colaboracin con el basquetbol chino.

    He pasado los 10 mejores aos de mi vida jugando y viviendo en Hous-ton. Eso hace que sea mucho ms difcil decir adis, mencion el jugador de 30 aos, quien tiene un contrato de 76 millones de dlares que termina este fin de mes, aunque la NBA lo puede anular de no obtener una excepcin salarial por discapacidad.

    Se retirara Yao Ming este verano sino mejora de la

    lesin en tobillo

    la fifa coMunic El ViErnEs 17 de junio que la Asociacin de Futbol de Belice (FFB) est suspendida de manera inde-

    finida por lo que su seleccin no po-dr disputar el partido de vuelta de la eliminatoria de clasificacin para la Copa Mundial 2014.

    La Federacin de Futbol Inter-nacional Asociacin (FIFA) inform lo anterior mediante un comunicado en su pgina oficial en Internet en la que agrega que la suspensin es debido a injerencias gubernamentales y entra en vigor con efecto inmediato.

    La situacin se suscit luego de que el gobierno de Belice no recono-ciera la legalidad de la FFB, porque se-gn el Ministerio de Deportes local, no cuenta con la autorizacin para repre-sentar al pas en ninguna competicin local, internacional ni en ningn otro foro futbolstico en nombre del Gobier-no, del pueblo o de la nacin de Belice.

    De tal manera que la FIFA avis a la FFB que tena hasta el 30 de este mes para solucionar su situacin con el gobierno, de no cumplir con lo es-tablecido, el Comit de Urgencia de la FIFA suspendera a dicha Federacin, lo cual sucedi hoy.

    El da de ayer, 16 de junio, el gobierno de Belice envi una carta a la FIFA en la que informaba que no prestar servicio alguno a la asocia-cin por lo que respecta a la seguridad del equipo visitante y de los oficiales que participen en el encuentro.

    Por lo que la FIFA se vio obligada a no esperar a que se cumpliera el plazo y suspender inmediatamente a la FFB, por lo que el partido de vuelta de la selec-cin frente a su similar de Montserrat, previsto para este 19 de junio, no podr llevarse a cabo hasta nuevo aviso.

    Belice super por 5-2 a Montse-rrat en el partido de ida, sin embar-go el aplazamiento deja a la deriva la clasificacin al Mundial 2014 tras no completarse la serie que tendr que llevarse a cabo a ms tardar el 10 de julio, lo cual se realizar slo si la FFB regulariza su situacin.

    Suspende FIFA a la Asociacin de Futbol de Belice

    de de

  • 45estosdas20/06/11

    Sguenos en: facebook.com/estosdias

    El dirEctor gEnEral dE la coMi-sin Nacional de Cultura Fsica y Deporte (Conade), Bernardo de la Garza, seal que tras lo

    ocurrido con el ciclista espaol Alber-to Contador y los seleccionados mexi-canos, la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) cambiara sus parmetros respecto del consumo de clembuterol.

    En entrevista, el titular de la Conade aadi que parece ser que WADA ya empieza a analizar el modi-ficar la cantidad permisible de clem-buterol en el cuerpo humano producto de contaminacin por alimentos, ya que es un factor totalmente ajeno al deportista.

    Agreg que la situacin va evo-lucionando favorablemente hacia los deportistas paulatinamente, pero que es necesario esperar pues no hay que

    Casos Contador y Mxico obligarn a WADA a cambiar parmetros

    reaccionar a destiempo ante este tipo de cosas, que son muy serias y hay que atenderlas como tal.

    Confi a que en el caso de los futbolistas mexicanos la Federacin Internacional de Futbol Asociacin (FIFA) sopese detenidamente la situa-cin y con ello el resultado sea que no se aplique sancin alguna a los futbo-listas o que la inhabilitacin sea de un mximo de seis meses.

    Insisti en que, en esta oportu-nidad, los menos culpables de esta si-tuacin son los jugadores, pues estoy seguro que no fallaron los controles de la Federacin Mexicana de Futbol (Fe-mexfut) sino que alguien no cumpli con su certificacin o hubo un inciden-te en el camino.

    Detall que previo a que estallara esta crisis, ya se haba tratado este tema en la reuniones para la organiza-cin de los Juegos Panamericanos de Guadalajara.

    Esto porque se debe ser muy cuidadoso a travs de toda la cadena y as evitar que aparezcan otros ca-sos como el actual, desde el inicio del mismo, con los ganaderos, hasta las condiciones existentes en los rastros.

    Finalmente, De la Garza Herrera record que hasta el momento ningu-no de los casos de dopaje que se han registrado en Mxico ha sido sancio-nado con inhabilitaciones de dos aos, pues todos tienen su origen en la ne-gligencia, ya sea del deportista o gen-te cercana a l. de

  • 4