Estosdías 298

of 41/41
  • date post

    21-Feb-2016
  • Category

    Documents

  • view

    214
  • download

    3

Embed Size (px)

description

Al iniciar la nueva gestión presidencial en el país, los cárteles se reacomodan, los sicarios cambian de bando, y se matan todos contra todos. O la guerra en su contra se está relajando o el cambio de estrategia los está presionando hasta hacerlos reventar. Pero algo está pasando con la política nacional anticrimen, porque la violencia se recupera en territorios donde se estaba extinguiendo, como en el norte de Tamaulipas y como en Cancún.

Transcript of Estosdías 298

  • 2 estosdas25/03/13

  • 3estosdas25/03/13 3estosdas25/03/13

    eNuestra s mana

    INFORMACIN

    REVISIONES

    10 EleccionesLo que descompone la poltica y el ejercicio

    pblico son las improvisaciones, diceEduardo Espinosa Abuxapqui

    Hctor Sosa

    24 De portadaCancn la violencia organizada

    se recrudeceHctor Sosa

    32 TerritoriosAcerca de la dominancia comercial

    de los contenidos de la radio y latelevisin, sigue en ceros la reforma

    de las telecomunicaciones

    38 ObservatorioAdopta Chipre fondo solidario yreestructuracin bancaria

    43 DeportesCon la vista al frente: Daniel Guzmn

    46 OrbitalLa tuberculosis ms resistenteasusta a la OMS

    Al iniciar la nueva gestin presidencial en el pas, los crteles se reacomodan,

    los sicarios cambian de bando, y se matan todos contra todos. O la

    guerra en su contra se est relajando o el cambio de estrategia los est

    presionando hasta hacerlos reventar. Pero algo est pasando con la poltica

    nacional anticrimen, porque la violencia se recupera en territorios donde se

    estaba extinguiendo, como en el norte de Tamaulipas y como en Cancn.

    En el Caribe mexicano los sindicatos de taxistas son guaridas del hampa dedicada a la droga y la extorsin,

    con la complicidad de sus dirigentes o porque le entran o se mueren. Claro, eso ya no es novedad, como no lo es la participacin en el negocio de muchos

    policas ni la tolerancia de algunas autoridades que tienen vela en tan

    macabros entierros. La novedad es el repunte de una borrasca sangrienta que haba escampado y de una impunidad

    que se supona en descenso con los controles de confianza y la depuracin

    de los cuerpos de seguridad.

    4 SignosCuando cambiar contra el narcosignifica perderSalvador Montenegro

    14 La loca semanaDos rampantes cretinosNicols Durn de la Sierra

    15 La cosa pblicaJOS HUGO TREJO

    16 Perfiles La culpabilidad clericalLilia Arellano

    18 PraxisLa trampa de la normalidadFrancesco Zecchino

    20 AD-EPHESIOSEl dragn y su canasta bsicaJos Enrique Velasco

    21Chipre causa presin enmercados accionariosMarisol Huerta

    No 298Lunes 25 de marzo de 2013

    3estosdas25/03/13

  • 4 estosdas25/03/13

    DirectorioDirector GeneralJos Hugo Trejo

    Subdirector GeneralSalvador Montenegro

    Jefe de InformacinHctor Sosa

    EdicinArnaldo Blanco Leal

    Territorios Hctor Sosa

    Produccin Agustn Snchez

    CirculacinMirian Peraza

    WebmasterMauricio Moncivaez

    Coordinador de Ventas

    Francesco Zecchino

    Estosdas es una publicacin semanal con Reserva para uso exclusivo otorgada por la Direccin de Reservas del Instituto Nacional del Derecho $XWRUHQIDYRUGH*UXSR(GLWRULDO(VWRVGtDV6$&9EDMRHO1~PHUR&HUWLFDGRGHOLFLWXG\FRQWHQLGR1REditor responsable: Jos Hugo Trejo Figueroa.

    Av. Maxuxac, No. 471, entre Nizuc y Sacxn, Manzana 377, Lote 06, Fraccionamiento Proterritorio, Chetumal, Quintana Roo, Mxico. C.P. 77086(983) 118-4114, 118-4115, Cancn: (998) 253-1328, Cel: 998 195 5814E-mail: [email protected] www.estosdias.com.mx

    Cuando cambiar contra el narco significa perder

    S del narco capturados por la Polica o las Fuerzas Armadas ante los medios de informacin. Ya no son consignados esos detenidos como en la l-tima gestin presidencial panista: primero ante la opi-QLyQ S~EOLFD \ OXHJR DQWH HO0LQLVWHULR 3~EOLFR

  • 5estosdas25/03/13

    UHV RFLRVRV WHQtDQ TXH OODPDUORV SRU VXV QRPEUHV \apellidos pero sobre todo por sus motes -que si no con-taban con alguno se les inventaba en el camino, para TXHVHSDUHFLHUDQPiVDVXVLQIDPHVFDWDGXUDV\DVXVinocultables felonas. Algunos eran puestos en esos DSDUDGRUHVKDVWDFRQGRV\WUHVIDOWDEDPiVTXHDFiSRUVREUHQRPEUHVDSRGRV\PHGLDVOLDFLRQHVGXGRVDVpero a la medida, no queda.

    A francesa Florence Cassez, liberada por orden de la Suprema Corte de Justicia, se protegen me-jor que nunca los derechos de los delincuentes. Sobran quienes alegan que la Justicia mexicana ha

    avanzado mucho en la defensa de las garantas de los criminales, del mismo modo que quienes dudan que la proteccin de los derechos humanos de esas personas sea tan justa para ellas como para sus vctimas. Sobran los que aseguran que son muchsimas ms las vctimas inocentes a quienes no se hace justicia, que los victi-PDULRVYLFWLPL]DGRV VDOYDGRVSRU OD -XVWLFLD \TXH ODdefensa del Debido Proceso es, por supuesto, un prin-FLSLRGHMXVWLFLDGHXQDVRFLHGDGGHPRFUiWLFD\GHODsociedad toda-, pero que cuando ese Debido Proceso hace ms justicia a los delincuentes que a sus vctimas

    LQGHIHQVDVQLVHEHQHFLDDODVRFLHGDGWRGDQLHVPX\MXVWRQLPX\GHPRFUiWLFRVX(VWDGRGH'HUHFKR

    )ORUHQFH&DVVH]FRPRVHKDGLFKRWDQWR\QXQFDKDVWDHOFROPRVDOLy OLEUHFRPRHOYLHQWR\VHFRQYLU-ti en su pas en una ciudadana distinguida, honrada por la gran Repblica, porque la Polica que rescat a VXVVHFXHVWUDGRV\ODGHWXYRHQWRQFHVFRQRWURVFRP-pinches de su temible banda, en vez de slo cumplir FRQ VX GHEHU \ FRQVLJQDUOD D OD DXWRULGDGPLQLVWHULDOdecidi montar, en el lugar del cautiverio, donde ella \ ORVGHPiVSODJLDULRV WRUWXUDEDQDVXV UHKHQHVXQDGUDPDWL]DFLyQWHOHYLVLYDFRQQHVGHSXEOLFLGDGSDUDODPolica -que hasta antes de esa aberracin haba hecho lo correcto-, en la que participaron los protagonistas UHDOHVGHOVHFXHVWUR\HOUHVFDWH\YLROyFRQHOORHOGH-recho de los delincuentes a un proceso legal ordinario que, en el caso de la secuestradora francesa, inclua ser asistida por el Consulado francs durante su presenta-FLyQDQWHHO0LQLVWHULR3~EOLFRFRVDTXHGHELyRFXUULU

  • 6 estosdas25/03/13

    DSHQDVGHVSXpVGHVXFDSWXUD\TXHQRRFXUULySRUTXHODRFLQDFRQVXODUQRIXHQRWLFDGDGHLQPHGLDWRFRPRH[LJH OD ULJXURVD OH\

  • 7estosdas25/03/13

    fuego, calcular las emboscadas, atenuar los combates \ODVEDMDV\VLPSOLFDUDOPtQLPRHQORVKHFKRV\ODVHVWDGtVWLFDVODSpUGLGDGHYLGDVGHVROGDGRV\SROLFtDV

    (QHVD OyJLFD OD LPDJHQGHXQSDtVVDQJULHQWR\IXHUDGHODOH\GHEHVHUXQFXDGURDWHUUDGRUTXHFXHO-JXH\DHQODKLVWRULDGHSHVDGXPEUHGHO0p[LFRGHODGHPRFUDFLD\HQODPHPRULDGHTXLHQHVORJREHUQDURQ\VH IXHURQFRQHOHVWLJPDGHTXHSHUGLHURQHOSRGHUSRUTXHSHUGLHURQHOFRQWURO\SHUGLHURQHOSDtV/RGHKR\GtDQRGHEHQVHU ODVWULQFKHUDVKXPHDQWHVHQODVFDOOHVQL HO SDLVDMHGH OD UXLQDGH FLXGDGHV\SXHEORVWLURWHDGRV\DEDQGRQDGRV1LORVGHVSRMRVKXPDQRVGHSLVWROHURV\ FDSRVGH WRGRV ORVSHODMHV WLHQHQSRUTXpilustrar ni ser la fuente de las noticias ms socorridas del diario. De modo que la estrategia del da contra la inseguridad debe ser ms estructural, ms legal, ms SROtWLFD \ GH SROtWLFD VRFLDOPiV HGXFDWLYDPiV GH,QWHOLJHQFLD \GH ,QWHOLJHQFLDQDQFLHUD\PHQRVGHDUPDV\GHJXHUUDIUDQFD3DUDVHUVHTXLHUHPiVH-FD]OHJtWLPD\GHQLWLYD

    E\ODOHJDOLGDGGRQGHVHSUHVWLJLDODFRRUGLQDFLyQpoltica, los derechos de los criminales, las de-PDQGDVGHWUHJXDGHODVSREODFLRQHVHQYLOR\ODUHGXFFLyQSRUQRUPDGHODVFRQIURQWDFLRQHVYLROHQWDV\la posibilidad de bajas que suponen un cierto repliegue GHODVIXHU]DVGHVHJXULGDG\XQDLPSRUWDQWHQRFLyQHQlos grupos criminales de que el Gobierno baja la guar-GLD\FHGHSRVLFLRQHVVLQKDEHUJDQDGRODJXHUUDHQHOWHUUHQR QL KDEHU FRQVHJXLGR OD SUHSDUDFLyQ VXFLHQWH\ODGHSXUDFLyQpWLFDGHODV3ROLFtDVORFDOHVQLODVXPDnecesaria de todos los organismos de seguridad- es que en aras de ganar institucionalidad, acuerdos polticos, RSLQLyQS~EOLFD\SRSXODULGDGHQWRUQRGHXQOLGHUD]JRSUHVLGHQFLDODOWHUQDWLYR\IXHUWHVHSLHUGHLPSXOVRHQODFR\XQWXUDGHODJXHUUDDUPDGD

    Se desajusta de algn modo la cooperacin con :DVKLQJWRQHQDVSHFWRVORJtVWLFRV\WiFWLFRVHQORVTXHse avanzaba con indudables resultados en la cacera de PDQGRVHVWUDWpJLFRV\ODGHVDUWLFXODFLyQGHVXVJUXSRVcriminales.

    La injerencia de Estados Unidos en las operaciones mexicanas puede ser tan discutible como indeseable en trminos de negociaciones partidistas, de convergen-FLDSROtWLFDLQWHUQD\GHGHPDJRJLDVREHUDQLVWDSHURHVtambin tan inexorable como imprescindible.

    /DSHQHWUDFLyQ\ODDUPRQtDDOFDQ]DGDVKDVWDQL-YHOHVGHGHQLFLyQGHSODQHV\DFFLRQHVHQHO WHUUHQRSRUSDUWHGHORVRUJDQLVPRV\ORVDJHQWHVGHVHJXULGDGamericanos, prosperaban con plena aceptacin del Go-ELHUQRPH[LFDQR\GHPDQHUDFDGDYH]PiVH[SOtFLWDRFLDO\PHQRVHQFXELHUWDVREUHWRGRHQORVQH[RVGHOD'($\OD&,$FRQOD$UPDGDGH0p[LFRHO(MpUFLWR\ODPolica Federal objetaron siempre, durante la Presiden-cia panista de Felipe Caldern, la toma de decisiones de los extranjeros.

    :DVKLQJWRQGHVSOHJDEDSUR\HFWRVPX\ FRQFUHWRVGHJXHUUDIURQWDOFRQMXQWDFRQWUDODVPDDV(OUHSOLH-gue de las fuerzas mexicanas puede estar siendo censu-UDGR\GHVFDOLFDGRSRUORVHVWDGRXQLGHQVHV\GHJUD-dndose la productividad de esas relaciones.

    La poltica de Caldern se haba tornado implaca-ble en materia de comando: no se deba recular o el enemigo podra reponerse. Deba mejorarse la tica, la SURIHVLRQDOL]DFLyQ \ OD FRRUGLQDFLyQ SROLFLDO IHGHUDOLV-ta, de acuerdo, pero la guerra armada contra el narco, PLHQWUDVWDQWRWHQtDTXHVHUWRWDO\VLQFXDUWHODPXHU-WH\VLQUHFDSLWXODFLRQHV

  • 8 estosdas25/03/13

    E la poltica contra la inseguridad est produciendo DKRUDFR\XQWXUDVDGYHUVDVHQiUHDVUHFRQTXLV-tadas por el Estado- que parecen asumirse como inevitables dentro de una iniciativa de transformacin estructural.

    1R VH VDEH D FLHQFLD FLHUWD VL HQ 7DPDXOLSDV \Nuevo Len, por ejemplo, los bandos tradicionales en JXHUUD/RV=HWDV\HO&iUWHOGHO*ROIRVHHVWiQIRUWD-leciendo gracias a que el Gobierno federal est bajando el ritmo de sus operaciones armadas, o si el recrude-cimiento de la violencia ah se debe, por el contrario, a que la coordinacin poltica est dando resultados en WpUPLQRVRSHUDWLYRV\ODVEDQGDVVHHVWiQGHELOLWDQGRVHHVWiQSXOYHUL]DQGR\VXVIUDFFLRQHVVHHVWiQHQIUHQ-WDQGR\VHHVWiQGLH]PDQGRHQWUHHOODV(Q4XLQWDQD5RRVREUHWRGRHQ3OD\DGHO&DUPHQ\&DQF~QWDPELpQKD\XQIXHUWHUHSXQWHGHOGLYLVLRQLVPRGHOFDPELRGHSLVWROHURV GH XQD IDFFLyQ D RWUD HQWUH =HWDV &iUWHOdel Golfo, Crtel de Jalisco Nueva Generacin, exmato-QHVGHORV%HOWUiQ/H\YD\/D%DUELH\RWURV\GHVXVFRQVHFXHQFLDVODJXHUUDGHWRGRVFRQWUDWRGRV3HURORFLHUWRHVTXHDQDOHVGHO*RELHUQRGH&DOGHUyQ\DKDEtDJDYLOODVGHSLVWROHURVGH/RV=HWDVRSHUDQGRVLQGLUHFFLyQ\SRUVXFXHQWDVREUHYLYLHQGRDOJXQRVGHODUDSLxD\ODGHOLQFXHQFLDFRP~QPiVELHQGHUURWDGRV\DODGHULYDHQSXHEORV\UDQFKRVGHO1RUHVWH3RUHVRVrumbos se sabe tambin de enfrentamientos entre pis-toleros del Crtel del Golfo que estaran dando cuenta, HQHVWHFDVRGHTXHODVGLYLVLRQHVHVWiQGHVWUX\HQGRDODRUJDQL]DFLyQTXHIHFXQGyD/RV=HWDV

    Por supuesto que se requiere una recomposicin integral de las polticas contra la inseguridad. Pero no en detrimento de los xitos de la guerra franca con-tra las organizaciones ms letales. Porque de ser cierto que la fragmentacin las est matando, eso se debe en

    gran medida al fuego a discrecin que decidi abrir en su contra el rgimen panista en sus postrimeras. Si se DEDQGRQDODH[SHULHQFLD\VHFHGHODFR\XQWXUDHQIDYRUde la integralidad, habr un levantamiento imperdona-ble de la violencia vencida.

    (OSUHVLGHQWH(QULTXH3HxDGHQLyGXUDQWHVXFDP-paa poltica que su gestin contra la inseguridad impli-cara en principio el ataque del Estado contra los grupos GHOLFWLYRVPiVEUXWDOHV\PiVSURPRWRUHVGHOPLHGRODLQHVWDELOLGDG\ODLQVHJXULGDGGHODSREODFLyQ/DLGHDHVirreprochable. Un cambio de perspectiva, en lo que al ejercicio del poder blico del Estado contra esos grupos FULPLQDOHVVHUHHUHVHUtDXQDFRQWUDGLFFLyQLQMXVWLFD-EOH\XQDDEGLFDFLyQGHGLPHQVLRQHVIDWDOHV

    Es correcto que se monte si es preciso una gendar-PHUtDQDFLRQDORTXHVHSURIHVLRQDOLFH\VHPRGHUQLFHHQySWLPRJUDGROD3ROLFtD)HGHUDO\TXHODFRRUGLQDFLyQde todos los cuerpos policiacos del pas camine por la VHQGDGHODFRRUGLQDFLyQSROtWLFD\ODXQLGDGIHGHUDOLVWD\TXHVHIRUWDOH]FDQHQ ODPLVPDOtQHD ORVSURJUDPDVSUHYHQWLYRV ORVSURJUDPDVFRQWUDHOKDPEUH\ ODSR-EUH]D SDUD HO PHMRUDPLHQWR IDPLOLDU HGXFDWLYR \ GHreconstruccin de lo que se llama el tejido social. Todo eso. Pero no puede relajarse por ningn motivo, en el HQWUHWDQWRHOXVRGHORVHUURVGHODJXHUUDGHO(VWDGRcontra el narco; por lo menos contra el ms peligroso \GHVDOPDGR&HGHUHQHVRHVYROYHUDSHUGHUFRQpOTeniendo la victoria al alcance de la mano.

    [email protected]

    de

  • 9estosdas25/03/13

    xxxxxxxxxxxxxxxx

  • 10 estosdas25/03/13

    Elecciones

    LO QUE DESCOMPONE LA POLTICAY EL EJERCICIO PBLICO SON LAS IMPROVISACIONES, DICE EDUARDO ESPINOSA ABUXAPQUI

    10 estosdas25/03/13

  • 11estosdas25/03/13

    Elecciones

    Hctor Sosa

    EL AYUNTAMIENTO DE OTHN P. BLANCO, COMO TODOS HQ HO (VWDGR DWUDYLHVD SUREOHPDV QDQFLHURVderivados de malas administraciones munici-SDOHV GHVIDOFRV LUUHVSRQVDELOLGDG LQHFLHQFLD

    GHVLQWHUpV HQWUH RWUDVPXFKDV UD]RQHV +R\ GtD HVH0XQLFLSLRWLHQHXQDGHPDQGDVRFLDOTXHUHED]DORVPLOPLOORQHVGHSHVRV\XQSUHVXSXHVWRDQXDOTXHQRDOFDQ-za ni la mitad de esa cifra.

    En un contexto nacional de crisis, escasez de re-FXUVRVS~EOLFRV\XQSURFHVRHOHFWRUDOHQFXUVR(GXDU-do Espinosa Abuxapqui, actual presidente de la Gran Comisin en el Congreso del Estado, indica que es mo-mento de que los partidos polticos impulsen candidatos FDSDFHV\QRVXMHWRVLPSURYLVDGRV

    Eduardo Espinosa Abuxa-pqui, presidente de la Gran Comisin del Con-greso del Estado, exdipu-tado federal, exsecretario de Go-bierno y expresidente municipal de Othn P. Blanco, indica que en las prximas elecciones en Quin-tana Roo se debe terminar con la prctica de postular a candidatos improvisados. Las improvisacio-nes no han funcionado, dice. Argumenta que en un Municipio como Othn P. Blanco, con una creciente demanda social y de re-cursos pblicos y que hoy se en-cuentra en la bancarrota, se nece-sita poner en prctica un Consejo Consultivo Ciudadano para que las decisiones de gobierno se ale-jen de los intereses polticos, que por regla general empaan las decisiones gubernamentales.

    (Q ORV0XQLFLSLRVVHQHFHVLWDQIXQFLRQDULRVFD-paces de implementar estrategias para fortalecer sus FXHUSRVDGPLQLVWUDWLYRV\VXSHUVRQDOWpFQLFR(QHOprimer caso para hacer ms eficiente el funciona-PLHQWR GH HVH QLYHO GH *RELHUQR \ HQ HO VHJXQGRSDUDVDFDUDGHODQWHSUR\HFWRVHVSHFtILFRVGHREUD\bajar para ellos recursos de la Federacin. Recursos que pueden venir de diversas secretaras, como la de Desarrollo Social, que serviran para incentivar la obra pblica en beneficio de la comunidad, dice.

    Debido a que algunas decisiones cruciales de go-ELHUQRHQORV0XQLFLSLRVVHHPSDQWDQDQSRUFXHVWLR-nes polticas como puede ser el ajuste de las tablas catastrales, Espinosa seala que se debe utilizar la ILJXUD GH ORV &RQVHMRV 0XQLFLSDOHV &LXGDGDQRV ODTXHD\XGDUtDDVROYHQWDUGHFLVLRQHVGHJRELHUQRTXHslo tienen que ver con aspectos de administracin GHUHFXUVRV\QRGHSROtWLFD

    Ante el crecimiento de las ciudades que deman-da cada vez ms recursos, indica que las autorida-des municipales deben de llegar a acuerdos con los empresarios del sector de vivienda, sobre todo, para TXH HOORVPLVPRV FRQWULEX\DQ DO ILQDQFLDPLHQWR GHDOJXQRVVHUYLFLRV(QHOFDVRGHO0XQLFLSLRFDSLWDOLQRindica que, por ejemplo, aquellos que se benefician de la venta de vivienda podran realizar contribucio-nes en especie para la recoleccin de basura. Podran donar camiones, para empezar, dice. A continuacin los aspectos centrales de la entrevista.

  • 14 estosdas25/03/1314estosdas25/0/ 3/13/

    Dos rampantes cretinos

    14 estosdas20/08/12

    Nicols Durn de la SierraCUAL SE ANOTARA EN EL PASADA entrega, en esta bien pei-nada columna se darn sa-brosos detalles del LrW de El

    Minotauro con Marilyn, su nueva PXVDFXEDQDTXLHQSHVHD ODV-QXUDVGHVXJXUD\WDOODSXHGHVHUgrande en la salacidad, al grado que por sus artes sera fcil ubicarla en las cumbres de la sicalipsis; su ligereza evoca a la de la UHQDGDVocLaOLWp Paris Hilton, aunque, claro est, sin el rampante cretinismo de la anglosajona.

    El tropo rampante cretinismo, se avisa, es ancla del WH[WR\VHXVDUiGHQXHYRFXDQGRVHYD\DDOWHPDGHODragon 0arW\ODFULVWDOLQDSRVHGHGRQHumberto Aguilera, jefe de 'HVDUUROOR8UEDQRGH&DQF~Q\GHJavier Arellano, el jurdi-co municipal, al concluir el anlisis del comit ciudadano que IXHUDFRQYRFDGRSRUHOSURSLR$\XQWDPLHQWRSDUDVRSHVDUORVSURV\FRQWUDVGHOSUR\HFWRFKLQR3HURQRDGHODQWHPRV

    Desde luego, algn lector gazmoo argir que el WHPDGHOSUR\HFWRFKLQR\ODSUHVXPLEOHYHQDOLGDGGHDP-bos funcionarios municipales, por mucho tiene ms miga TXHDSRUWDUDO FLYLVPR GH&DQF~Q\3XHUWR0RUHORVTXHrelatar, aunque con sabrosura, las aventuras galantes del $VWDGR(PSHURpVWDHV ODFROXPQDGHODQWHVGLFKR\QRla del gazmoo entrometido -eso s, dicho el rapapolvo con WRGRUHVSHWR\FDULxR

    $VtSXHVODEHOODFXEDQDKDOODVH\DHQHOGpGDORRFX-pando el espacio de Ariadna, aunque de manera transito-ULDSXHVORVQXHYRVDPRUHVGHQLWLYRVGHO,FRQRGHO(JHRson de temporada. Su estancia, adems, evidencia que el +pURHORJUyVHGXFLUODDFDEDOLGDGSXHVHQWUHEURPDV\MX-JDQGRFRQHOPDSDPXQGLOHVHxDOyODXELFDFLyQGH&UHWD\0LDPL1LFRQEDOVDJLJDQWHPLQLxD &RQWLJRPLPLXUDKDVWDHOQGHOPXQGR UHSXVRHOOD

    Por cierto, aquel costurero grande de raso pajizo que en rapto de inspiracin lorquiana le regalara a la joven, no lleg al laberinto. Dos fueron las causas: una, que el As-tado se fastidi de explicar que Garca Lorca era poeta, no PRGLVWR\RWUDTXHODPLVPDWDUGHHQTXHGHMDUDQ&XEDella record la existencia de una ta ciega en Ciego de vila FRKHUHQFLDDQWHWRGR\TXHSRUVyORGRVFLHQWRVGyODUHVpodran hacerle inolvidable regalo

    7HGR\PLOSHURQRYXHOYDVDPHQFLRQDUHOFRVWXUHUR*HQLR\JXUDKDVWDODVHSXOWXUD/DVPXMHUHVEHOODV

    tiran al banco, como las cabras al monte. En realidad hacia all tiran todas, pero a las bonitas les es ms fcil, sobre todo si tratan con seres tan prdigos como el Hroe, que dis-SRQHGHIRQGRVVLQQSDUDFXEULUVXVJXVWRV1RREVWDQWHSDUDTXHHOUtRDPRURVRX\HVHVLQGLTXHVpOH[LJLyUHFWLWXGSi vienes a m por inters, le dijo, pierdes el tiempo.

    -No mi miura, no vengo a ti por inters, sino por capital.Tal muestra de honestidad cautiv al Astado al grado

    TXHVLQ UHFDWRD\XQWDURQD ODERFDGHOGpGDORGHMDQGRturulatas a varias gaviotas. El decoro obliga al escriba a GHMDUHOIUDJRURVRHQFXHQWUR\]DQMDUGHXQDYH]HODVXQWRdel Dragon 0arW/DJXUDUDPSDQWHFUHWLQLVPRHVSUH-ciosa. Imagine el lector a los dos funcionarios con las patas GHODQWHUDVDODLUH\DERJDQGRSRUHOSUR\HFWRFKLQRDOVRQde es legal, es legal. Sublimes.

    3HURGHMHPRVODUHWyULFD\YDPRVDOWHPD4XHOD%D-

    rra de Abogados votara a favor del SUR\HFWR SDVH TXHRafael Lara, del Colegio de Ingenieros, lo hi-FLHUD WDPELpQ SDVH TXH DO Q \a la cabo slo sustent su sobre-nombre: el tecito de hierbabuena (cae bien, pero slo sirve para re-ODMDU HO HVWyPDJR SHUR TXH SRUWHFQLFLVPRVVHKD\DQGHMDGRIXHUD

    ODVDXWRUL]DGDVYRFHVGH ODVXQLYHUVLGDGHVGHO&DULEH\La Salle, es majadero.

    Lo es, por principio, porque el planteamiento en s de HVWHSUR\HFWRTXHKDPXGDGRWUHVYHFHVHQHOSDSHOHVPDMDGHUR\HOORQRKDVLGRREMHWDGRSRU ORVVHxRULWLQJRVde la comuna; lo es adems porque el vocero chino, el tal Juan Carlos Lpez, tiene turbia historia en las aduanas QDFLRQDOHV\HOORQRVyORQRVHKDREMHWDGRVLQRTXHKDVWDVHOHGDWUDWRGHQRWDEOH(OSUR\HFWRHVPDMDGHURKLHGH\HOORQRSDUHFHLPSRUWDUOHDXQ$\XQWDPLHQWRTXHGHELHUDYHODUSRUHOELHQHVWDUGH&DQF~Q\3XHUWR0RUHORV

    Que el veredicto de la Direccin de Desarrollo Urbano ser emitido hasta dentro de tres semanas, es mala seal. 1R HVWDUi \D HQ HO WLPyQPXQLFLSDO Julin Ricalde Ma-gaaSRUORTXHODDSUREDFLyQGHOSUR\HFWRVXSRQH\DQR VHUi VX FRPSURPLVR (V FRPSURPLVR VX\R ,JQRUDEDacaso que al lado del Aeropuerto de Cancn estaban siendo devastadas centenares de hectreas? Pues que se dedique a su nuevo hobby de criar caballos de raza.

    3RUTXpQRDFRPSUDU UHORMHVQRV"SUHJXQWDXQlector. -Los caballos le dan un toque rural al texto -se res-ponde-. Pero sigamos. La lgica de Desarrollo Urbano al UHVSHFWRHVSRUORPHQRVHMHPSODU(VWR\FRQVFLHQWHGHTXHVR\+XPEHUWR$JXLOHUDROHFRQWUHLQWD\FLQFRDxRVHQ&DQF~Q0LSRVLFLyQHVGHKRQHVWLGDGROHQRHVWR\FRQXQRQLFRQRWUR\SXHGRVHUKpURHRYLOODQRVHJ~QODdecisin que se tome. Grandioso.

    En loor de los que ignoren quin es el tal Juan Carlos, YDQDOJXQRVGDWRV$OVXMHWRVHOHUHODFLRQDFRQXQSUR\HFWRsimilar al Dragon Mar en San Luis Potos, el /ogLVWLN )rHH 7raGH =onH, auspiciado por Zhenli Ye Gon, el clebre chi-no de coSHOaV o cuello; fue operador quiz an lo es- de Manuel Bribiesca Sahagn, hijo de Martha Sahagn, \GHUHPDWHFHUFDQRDGRQOmar Giacoman, tan caro a Flix Gonzlez. 8QDFKLWDSXHV

    'DGRTXHHO*UDQGHGHO0HGLWHUUiQHRVLJXHIHVWHMDQGRDVXPRGR ODFODULGDGGH0DULO\QHV LPSURSLRVHJXLUFRQdetalles del amoro. Se anota tan slo que a instancia del escritor Francisco Lpez Sacha, en el clmax ella tararea

  • 15estosdas25/03/13

    El PRI arranca con ventaja el proceso electoral ante incertidumbres y sospechas

    en las filas de la oposicin

    EN CONTRA DE LO QUE MUCHOS PRIISTAS QUINTANARROEN-ses piensan en su interior, el Partido Revolucio-QDULR,QVWLWXFLRQDO35,SXHGHGDUODFDPSDQD-da el primer domingo de julio prximo, cuando

    los electores acudan a las urnas para elegir a los inte-JUDQWHVGHOD;,9/HJLVODWXUDGHO&RQJUHVRGHO(VWDGR\los gobiernos de los 10 municipios en que est dividido el estado de Quintana Roo.

    Sin embargo, como ha ocurrido en pasados proce-sos electorales, el posible triunfo del priismo quintana-rroenses, ms que del trabajo de los priistas, quienes en DFWLWXG\DFFLyQVHPXHVWUDQPX\HVFpSWLFRVDSDUWLUGHTXHTXHGyPX\UPHODUHGLVWULWDFLyQTXHXELFyDRFKRGLVWULWRVHOHFWRUDOHVGHQWURGHODLQXHQFLDGHOPXQLFLSLR%HQLWR-XiUH]KR\HQPDQRVGHO3DUWLGRGH OD5HYROX-FLyQ'HPRFUiWLFD35'GHMDQGRDOPXQLFLSLRGH2WKyQP. Blanco con dos de los cinco distritos con que contaba desde 1996, depender de la operacin poltica que vie-ne realizando el gobernador Roberto Borge Angulo con diversos aliados, sean stos sus correligionarios o no.

    Por lo pronto en el municipio Benito Jurez, en GRQGHVHVXSRQH\VHOLEUDUiODSULQFLSDOEDWDOODGHODJXHUUDHOHFWRUDOTXH\DFRPHQ]yKDFRPHQ]DGRDSHU-PHDUODVHQVDFLyQGHTXHFRQWRGR\DOLDQ]DORVSULQFL-SDOHVSDUWLGRVRSRVLWRUHVDO35,HO3$1\HO35'HVWiQhaciendo todo lo posible por entregar la plaza sin pre-VHQWDUPD\RUSHOHD

    Todo hace suponer que en Benito Jurez se reeditar una gran simulacin poltico-electoral que ensombrecer D ODTXHSURWDJRQL]yHO\DGHVDSDUHFLGR(GXDUGR3DFKRSnchez, cuando fue candidato de la supuesta Alianza &LXGDQtD3$135'HQODVHOHFFLRQHVGHIHEUHURGH

    Las sospechas de que algo peor que el tambin llamado pachazo ocurrir en Benito Jurez, crecen PiV HQWUH ODV ODV GH OD RSRVLFLyQ TXH YHQ FRPR HOpriismo ha concentrado sus fuerzas en este municipio, PLHQWUDVTXHHQHO GH ,VOD0XMHUHV ORVGHO WULFRORU VHGHVDWHQGLGRV\KDVWDDEDQGRQDGRVDQWHODIXHU]DDYD-salladora que ah despliega la diputada federal panista $OLFLD5LFDOGH0DJDxDTXLHQ\DIXHSUHVLGHQWDPXQLFL-SDO\TXLHUHFRQWLQXDUPDQWHQLHQGRVXLQXHQFLDHQWUHORV LVOHxRVD WUDYpVGH ODPD\RUGHVXVKLMDV$WHQHDGmez Ricalde, la que mediante la labor social que ha desarrollado a travs de los sistemas municipales de 'HVDUUROOR,QWHJUDOGHOD)DPLOLD',)WDQWRHQODtQVXODFRPRHQ&DQF~QKDJDQDGRXQDLQXHQFLDFRQVLGHUDEOHentre los isleos que los panistas quieren poner a prue-ba en las prximas elecciones municipales.

    Eso es lo que hace que la sospecha cunda en el mbito poltico del norte de la entidad o al menos es un recurso al que estn recurriendo los adversarios de ORV KHUPDQRV -XOLiQ \$OLFLD5LFDOGH0DJDxDGHVGH HO

    interior de sus propios partidos, para tratar de minar la preponderancia que ambos tienen en las decisiones que VHHVWiQWRPDQGRHQHO3$1\HO35'SDUDFRQIRUPDUODoferta de candidatos con la que enfrentarn al priismo el primer domingo de julio.

    En el sur del estado, el gobernador Borge Angu-lo, como principal lder del PRI en Quintana Roo, dio su beneplcito para que el presidente del Congreso del Estado, el diputado Eduardo Espinosa Abuxapqui, enca-bece la campaa del priismo como candidato a la Presi-GHQFLD0XQLFLSDOGH2WKyQ3%ODQFRPXQLFLSLRGHOTXH\DIXHSUHVLGHQWH\GHMyWDQEXHQRVUHFXHUGRVHQWUHORVchetumaleos que stos no han sido borrados ni por la desastrosa e irresponsable conducta que ha sobrelleva-GR&DUORV9LOODQXHYD7HQRULRHQHODFWXDOD\XQWDPLHQWR

    En Cozumel, el grupo poltico que actualmente HQFDEH]DHOJREHUQDGRU%RUJH$QJXORVHDDQ]ySDUDSRVWXODUDOGLSXWDGRORFDO)UHGG\0DUUXIR0DUWtQFRPRFDQGLGDWR D OD 3UHVLGHQFLD0XQLFLSDO D HIHFWR GH KD-cerle frente a cualesquier maniobra poltica que sote-rradamente desplieguen sus adversarios histricos, los Joaqun, a los que podran desactivar con la posible nominacin del cachorro del secretario de Energa, Pe-dro Joaqun Coldwell, quien desde la presidencia de la &iPDUD1DFLRQDO GH&RPHUFLR6HUYLFLRV \ 7XULVPRGHOD,VODGH ODV*RORQGULQDV \DDVRPy ODFDEH]DKDFHalgunos meses para darse a notar.

    El otro amarre fuerte del grupo del gobernador Borge Angulo es Solidaridad, en donde tambin ama-rr alianzas con el senador Flix Gonzlez Canto, para TXH VX DPLJR FRP~Q0DXULFLR *yQJRUD (VFDODQWH VHFRQYLHUWDHQHOFDQGLGDWRDOD3UHVLGHQFLD0XQLFLSDOTXHGHMDUi)LOLEHUWR0DUWtQH]HQWDQWRTXHHOWHVRUHUR-RVpLuis Toledo se apresta a ser candidato a diputado por uno de los dos distritos que convergen en el municipio.

    De esa manera los priistas se han venido refor-]DGRDSDUWLUGHDFXHUGRVSROtWLFRVHVWDEOHFLGRV\DUPD-dos por el gobernador Borge Angulo, porque en el terre-QRGHOWUDEDMR\ODRSHUDFLyQWHUULWRULDOGHMDQPXFKRTXHGHVHDU\DTXHFRQWLQXDSUHYDOHFLHQGRODLPSURYLVDFLyQHO GLYLVLRQLVPR OD DXWRFRPSODVFHQFLD \ OD VLPXODFLyQque tanto dao le han causado en otros procesos.

    6LQHPEDUJRHVWR\DORGHWHFWyVHJXUDPHQ-te el lder nacional priista Csar Camacho Quiroz, TXLHQQRVHIXHPX\FRQWHQWRTXHGLJDPRVGHVSXpVdel espectculo que le ofrecieron los priistas que le organizaron la reunin informativa del pasado vier-nes por la maana en la zona hotelera de Cancn. /RTXHYLRDKtHOH[JREHUQDGRUGHO(VWDGRGH0p[LFRVHJXUDPHQWHRIHQGLyVXLQWHOLJHQFLDSROtWLFD\VXVFL-WDUiFDPELRVHQODHVWUDWHJLD\HQWUHORVHQFDUJDGRVde coordinar su ejecucin de

  • 16 estosdas25/03/13

    La culpabilidad clerical

    Las ambiciones de la iglesia

    EN LNEAS ANTERIORES HABLAMOS UN POCO O TAL VEZ UN mucho de las esposas Tudor, de lo que suce-GtDHQDTXHOORVWLHPSRVTXHKR\VHDQWRMDUtDQremotos a no ser porque las ceremonias, las

    fastuosidades, la frivolidad, los grandes lujos siguen siendo los mismos. Los edificios de grandes colum-QDVTXHURGHDQOD3OD]D0D\RUHQHO9DWLFDQRVRQHOPHMRUPDUFRSDUDTXHVHUHYLYDQDTXHOORVGtDV\ ODprimera misa de quien slo es Francisco, devolvi al clero su posicin de gran intermediario en las cues-tiones polticas ms mundanas.

    (OVDOXGRHQWUHHO3DSD\MHIHVGH(VWDGRVXVKR-PyORJRV\ORVSUHVLGHQWHVWXYR\DVXJUDQGRVLVGHLQ-tervencin. Cristina Fernndez de Kirchner, con quien el HQWRQFHVDU]RELVSRGH%XHQRV$LUHV-RUJH0DULRWXYRIXHUWHV\QRSRFRJUDYHVHQIUHQWDPLHQWRVDKRUDUHFLELyun beso, en la mejilla, donde se dan los que llevan otras FDUJDV\GHHQWUHHOODVQLQJXQDTXHWHQJDTXHYHUFRQOR EXHQR R FRQ HO SHUGyQ \ HVR KLVWyULFDPHQWH HVWiFRPSUREDGR\VHUHYLYHFDGDVHPDQDTXHFRPRODTXHse aproxima se lleva a cabo en la representacin de la Pasin de Cristo. Claro que la presidenta de Argentina QRSRGtDGHMDUSDVDUODRSRUWXQLGDG\OHVROLFLWyTXHOHD\XGDUDFRQHODVXQWLWRGH/DV0DOYLQDV

    Tal parece que doa Cris no est enterada o tal vez nunca se enter de las relaciones de la Iglesia Catlica FRQ ORV LQJOHVHV \GHO VXUJLPLHQWRGH ORVDQJOLFDQRV\TXHWRGRWXYRVXFRPLHQ]RFRQ&DWDOLQDGH$UDJyQODSULPHUDHVSRVDGH(QULTXH9,,,GHO5H\TXHFDPELytotalmente la historia de ese pas. Sin duda que ha sido fascinante la historia de los Tudor, la de la Inglaterra de ORVPRQDUFDVDEVROXWRV\GHODLQXHQFLD3DSDOHQODVGHFLVLRQHVORFXDOHQHVWRVGtDV\FRPRVLWXYLHUDYDULWDmgica pretendi resucitar la argentina. Y es que en

    esos tiempos el clero tena que ver hasta en las virgini-dades, en nuestros das, con las concepciones.

    La llegada de Francisco al Papado despert un sin-Q~PHURGHFRPHQWDULRV3RUPLSDUWH\GHVGHODSULPH-UDLPSUHVLyQHVWR\FLHUWDGHTXHHVXQJUDQSROtWLFRXQKRPEUHGHOHWUDV\FRQFLOLDFLRQHV\TXHHVDIDPDTXHtiene de humilde se esfuma a cada mencin que de ella VHKDFH\ORFRQYLHUWHFRPRDWRGRVORVVHUHVKXPDQRVen un sujeto que fcilmente cae en la autocomplacen-cia. Ahora que, de ese punto a esperar a que la Iglesia retome su papel ms importante el destinado a llevar de la mano a los feligreses en el cumplimiento de man-datos que siendo divinos tienen una gran dosis terrenal, XQDTXHQRVSHUPLWHVLVHFXPSOHQYLYLUHQSD]\HQDUPRQtDIDOWDXQFDPLQRPX\ODUJR

    Porque dentro de los reconocimientos que le falta hacer a los clrigos, a la jerarqua catlica, es el que se UHHUHDODSDUWHGHFXOSDELOLGDGTXHDUUDVWUDQDQWHODprdida de valores, de tica, ante la mala conducta de FLHQWRVPLOHVGHFUH\HQWHVQRVRORPH[LFDQRVVLQRGHotras latitudes. De la hambruna que azota a millones de seres humanos tambin tienen una proporcin de responsabilidad. La Iglesia se ha permitido el lujo de entrar al pensamiento, a las acciones, a la vida priva-GDGHFDGDXQRGHVXVHOHV\VLQHPEDUJRSRUDQGDUhaciendo poltica, de la que tiene relacin directa con el Gobierno, se han olvidado de la evangelizacin, de predicar con el ejemplo, del servicio que prometieron.

    Ser sacerdote es una decisin personal. Aceptar las reglas del ingreso, tambin. Ninguno puede llamar-se engaado porque desde el primer da de ingreso al Seminario, sea de la orden que sea, saben que habr un voto de castidad. Estar o no de acuerdo con l no es MXVWLFDQWHSDUDTXHVHYLROHXQDSURPHVD\SDUDTXH

  • 17estosdas25/03/13

    quien lo haga se luzca ante el mundo como un repre-sentante de Jess. Las ambiciones de poder han estado presentes en el Vaticano en toda la historia de la huma-QLGDGHQWRGDVODVIRUPDVGH*RELHUQR\HOQXHVWURQRKDVLGRODH[FHSFLyQ

  • 18 estosdas25/03/13

    La trampa de la normalidad

    PraxisFrancesco Zecchino

    UN SINGULAR EXPERIMENTO REALIZADO CON PRI-mates ha mostrado la tendencia limitan-WH \ GHVWUXFWLYD TXH D YHFHV WHQHPRVde seguir de manera acrtica reglas im-

    SOtFLWDV \ FRPSRUWDPLHQWRV KDELWXDOHV TXH REV-taculizan nuestro potencial de crecimiento, ha-cindonos aceptar un estado de cosas que parece LQPRGLFDEOHSRUUD]RQHVVXSXHVWDPHQWHVyOLGDVque en realidad se basan en premisas dbiles e inconsistentes .

    En la fase inicial del experimento cuatro mo-nos fueron encerrados en una jaula grande con un racimo de pltanos ubicado en la parte supe-ULRU\DOFDQ]DEOHVyORSRUPHGLRGHXQDHVFDOHUDCuando los monos intentaban subirla, justo an-tes de llegar a la meta, un chorro de agua helada frustraba su objetivo, por lo que bajaban de la escalera sin el alimento deseado. Luego un mono IXH UHHPSOD]DGR SRU RWUR \ HO QXHYR LQVWLQWL-vamente trataba de alcanzar los pltanos, pero cuando empezaban a subir la escalera de inme-diato venia desalentado por los otros tres que lo obligaban a renunciar a su intento, ahorrndole la sorpresa del agua helada. Fueron reemplazados uno a uno todos los monos originales que haban experimentado la incomodidad del agua fra, as que los ltimos cuatro monos respetaban la regla de no subir la escalera sin haber nunca sido ex-SXHVWRVDORVFKRUURVGHDJXDIUtDGHFX\DH[LV-tencia no tenan una evidencia cierta, sino slo XQDUPHDGYHUWHQFLD

    La naturaleza social de los simios explica este FRPSRUWDPLHQWR OD LQXHQFLD\ ODSUHVLyQVRFLDOVRQWDQIXHUWHVHLQWHQVDVSDUDYHQFHU\IUXVWUDUORVGHVHRV\SODQHVGHDFFLyQLQGLYLGXDOHV1RVR-tros no somos monos, pero somos ms convin-FHQWHV\HFDFHVTXHHOORVSDUDLQXHQFLDU\VHU

    LQXHQFLDGRVVRFLDOPHQWHDFHSWDQGR\SHUSHWUDQ-GRVLQMXLFLRLGHDV\FRPSRUWDPLHQWRVTXHQRSR-demos determinar con exactitud si son correctos, DGHFXDGRV\UHDOPHQWHHIHFWLYRV

  • 19estosdas25/03/13

    0RUDOHMDODUHDOLGDGQXQFDHVSXUDPHQWHRE-MHWLYD VLQR TXH VLHPSUH VH OWUD D WUDYpV GH ODVXEMHWLYLGDG\HVDOWHUDGDFRQ IUHFXHQFLDSRU LQ-XHQFLDV\SUHVLRQHVVRFLDOHVTXHODFRQIRUPDQ\DODVFXDOHVQRVDSHJDPRV\HQODVTXHFUHHPRVsin cuestionar.

    Sin embargo, se dice que las reglas estn hechas para romperse. Ninguna revolucin, nin-gn progreso o cambio habra sido posible si una persona o un grupo pequeo no hubiesen puesto HQGXGDODVUHJODV1RKD\FDPELRVTXHSRGDPRVesperar si no somos capaces de criticar, romper, FDPELDU\YLRODUODVUHJODV

    $QDGLHOHJXVWDVHUGHQLGRFRPRXQDSHU-VRQDPHGLRFUH \ FRQIRUPLVWD SRU OR TXH KHPRVaprendido a usar un eufemismo, un sinnimo ms WUDQTXLOL]DGRU QRV FRPSODFH GHQLUQRV FRPRpersonas norPaOHV 3HUR TXp VLJQLFD VHU XQDpersona normal? Si lo pensamos bien es a me-nudo una forma polticamente correcta de ocul-tar la mediocridad (ser como el promedio de la SREODFLyQRHOFRQIRUPLVPRDFWXDUEDViQGRQRVen normas compartidas, no rebasando un modelo SUHHVWDEOHFLGR

    3DUDREWHQHUEXHQRVUHVXOWDGRVKD\TXHVHUpersonas excepcionales, dejar de ser normales. 1RVHUQRUPDOVLJQLFDVHUGLIHUHQWHQRDFHSWDURno actuar de acuerdo con las normas establecidas por otros. Implica no adaptarse con pasividad a un patrn existencial estandarizado, que no sea DXWpQWLFDPHQWH QXHVWUR 1R VHU QRUPDO VLJQLFDreconocer que estamos hechos de la misma ma-WHULDTXHORVVXHxRVFRPRHVFULELy6KDNHVSHDUH/DGLIHUHQFLDHQWUHORVVXHxRV\ODUHDOLGDGHVLP-SUHFLVD(OVXHxRSDUHFHUHDO\ODUHDOLGDGDYHFHVparece una experiencia onrica.

    En los sueos podemos con facilidad satisfa-cer nuestros deseos, estamos en condiciones de volar, somos capaces de lograr cosas extraordi-narias por el simple hecho de que somos capa-FHVGHLJQRUDU\SDVDUSRUHQFLPDGHODVUHJODV

    Los sueos son un producto de nuestra mente. A PHQXGRHQORVVXHxRVWDPELpQVHUHHMDQXHVWUDtendencia a limitarnos: quien tiene la autoestima EDMD\VHQXWUHGHFUHHQFLDVGHVPRWLYDGRUDVKDV-WDVXVVXHxRVVRQOLPLWDGRVWLHQHPDODVXHUWH\encuentra enemigos incluso en los sueos, sufre accidentes e incluso se muere en ellos.

    3RU TXp DOJXQDV SHUVRQDV ORJUDQ UHDOL]DUVXVVXHxRV\RWUDVVHOLPLWDQDFRQQDUORVHQVXVmentes? El psicoanalista Carl Jung escribi que los sueos son reales hasta que no los abandonamos. Convertirlos en realidad depende del grado en que somos capaces de transformar los deseos en ac-ciones. El deseo sin accin sigue siendo slo un sueo. Si no somos capaces de realizar un sue-xRPX\SUREDEOHPHQWHGHSHQGHUiGHQXHVWUDFD-pacidad inadecuada de actuar, tal vez ni siquiera lo intentemos. Una tcnica efectiva para superar XQD GLFXOWDG \ UHVROYHU XQ SUREOHPD VH FRQRFHcomo la de los cinco porqus. Frente a un obst-FXORRGLFXOWDGWHQGUtDPRVTXHSUHJXQWDUQRVSRUlo menos cinco veces porqu para ir a la raz del SUREOHPD\D ODYHUGDGHUD FDXVDVXE\DFHQWHHQlugar de abordar las causas secundarias que por lo tanto no tendrn efectos decisivos. A menudo las respuestas a los primeros porqus son meras excusas; slo profundizando encontraremos cules VRQORVYHUGDGHURVREVWiFXORV\VyORDOVDOLUDODVXSHUFLHHVTXHSRGUHPRVWUDEDMDUHIHFWLYDPHQWHpara superarlos. Si lo pensamos bien, con frecuen-cia la respuesta que solemos dar al primer SorTXp HVSRUTXHHVDVt TXHVLJQLFDHVQRUPDOTXHVHDDVtXQDMXVWLFDFLyQSDUDLQGLFDUTXHQRWHQHPRVo imaginamos no tener, los recursos o la gana de PRGLFDURFDPELDUDOJR6LTXHUHPRVLUPiVDOOisi queremos alcanzar niveles superiores de vida, WHQHPRVTXHGHMDUGHSHQVDU\FRPSRUWDUQRVQRU-PDOPHQWH+D\TXHUHFRQRFHUTXHSRGHPRVYLYLUXQVXHxR\QRVyORVRxDUXQDYLGD

    [email protected]

    de

  • 20 estosdas25/03/13

    AD-EPHESIOS

    Jos Enrique Velasco

    El dragn y su canasta bsica

    HAY QUE ALIMENTAR AL MONSTRUO, SALIR AL PXQGR\FRPpUVHORVXFFLRQDUORGRPL-QDUOR

  • 21estosdas25/03/13

    Marisol Huerta

    Chipre causa presin en mercados accionarios

    DURANTE LA SEMANA QUE TERMIN EL PRINCIPAL LQGLFDGRUGHOD%ROD0H[LFDQDGH9DORUHVQDOL]ySUiFWLFDPHQWHHVWDEOHUHVSHFWRDla semana previa. A pesar de que en el

    EDODQFH HOPHUFDGR QR UHHMDPRYLPLHQWRV VHobservo una fuerte volatilidad relacionada ahora FRQHOHQWRUQRLQWHUQDFLRQDO\HOWHPDHQHVSHFLDOde la economa de Chipre.

    /D WHQVLyQ FRQ OD TXH QDOL]y OD MRUQDGD VHPDQWHQGUiKDVWDHOQGHVHPDQDDOFRQWLQXDUODVpresiones para Chipre por parte de la Unin Euro-SHDTXH OHSLGHREWHQHU UHFXUVRVSRUELOORQHVeuros para no cortarle las lneas de liquidez a sus bancos, la fecha lmite para obtenerlos es el prxi-PROXQHVGHPDU]R

    Las noticias respecto a este pas debern en esta semana darnos detalles sobre si esta econo-ma logr o no un plan B tras el voto negativo del parlamento el martes pasado, en el que Chipre se pretenda imponer tasas tributarias sobre los GHSyVLWRVEDQFDULRV\UHGXFLUHOWDPDxRGHOVHFWRUa cambio de un rescate por 10 mil millones de eu-URV\HYLWDUXQDPRUDWRULD

    La economa se haba comprometido a im-poner acciones como imponer una tasa de 9.9 por ciento a los depsitos superiores a 100 mil HXURV \ GH SRU FLHQWR D FXDOTXLHU VXPDmenor, adems de aumentar la tasa impositiva QRPLQDOFRUSRUDWLYDHQSXQWRVSRUFHQWXDOHVDSRUFLHQWRORTXHSRGUtDD\XGDUOHDUH-caudar hasta 200 millones de euros al ao. Este impuesto fue rechazado con lo que la economa tuvo que comprometerse a tomar otro tipo de medidas no tan drsticas.

    7UDVODLQFHUWLGXPEUHGH&KLSUH\HOFRQWDJLRa otras economas de Europa, los inversionistas PRVWUDURQ FDXWHOD \ SURYRFDURQ EDMDV SULQFLSDO-mente en los mercados europeos. Para Amrica /DWLQDODSUHVLyQIXHPHQRU\VHFRQWXYRFRQLQGL-FDGRUHVHFRQyPLFRVGH(VWDGRV8QLGRV\QRWLFLDVrelacionadas con ese pas.

    3DUDHOFDVRGH0p[LFRDGHPiVGHORVWHPDVinternacionales el mercado sigui presionado por temas de las reformas en telecomunicaciones al FRPHQ]DUHOPHV\SRUODGHELOLGDGTXHUHJLVWUDHOsector vivienda, que surgi de la falta de detalles en torno al Plan Nacional de Vivienda, mismo que QRFRQRFHUHPRVHQUPHVLQRKDVWDMXOLRSUy[LPR

    Por supuesto, dado el peso que tienen las HPSUHVDVGHPHGLRV\WHOHFRPXQLFDFLyQHQHO,Q-GLFHGH3UHFLRV\&RWL]DFLRQHV,3&$0;VLJXHsiendo la ms relevante, con un peso de 16 por FLHQWRD~QWUDVHOGHVSORPHGHVXSUHFLRHOHIHF-

    to de la reforma en telecomunicaciones ha sido el ms importante.

    Otro tema que comienza a preocupar son los reportes de ventas del sector comercial donde las cifras de ventas minoristas impactaron el desem-peo de las empresas del sector comercio.

    En los primeros tres meses del ao el IPC DFXPXODXQDYDULDFLyQGHSRUFLHQWRDXQTXHvale la pena notar que, en trminos de dlares, la variacin es de hecho positiva, con 1.4 por ciento. El mercado luce dbil, no obstante para el segun-GRWULPHVWUH\SDUDHOFLHUUHGHDxRODVH[SHFWD-tivas de las diferentes casas de bolsa respecto al desempeo del IPC no ha variado, considerando que el mercado logre ubicarse en niveles arriba GH ORV PLO SXQWRV \ RWRUJXH XQ UHQGLPLHQWRcercano al 14 por ciento respecto al cierre del viernes. Y es que a pesar de las presiones que han observado muchas de acciones, los funda-mentos de las empresas nacionales no han tenido DOWHUDFLRQHV UHOHYDQWHV\DTXHEiVLFDPHQWH ODVHPLVRUDVOLVWDGDVHQ%09VHHQFXHQWUDQFRQFHQ-WUDGDVSULPRUGLDOPHQWHHQPHUFDGRVORFDOHV\HQEstados Unidos para la parte externa.

    Lo anterior minimiza el riesgo de un impac-to directo en caso de que efectivamente el tema &KLSUHIXHVHDWHQHUPD\RUHVUHSHUFXVLRQHV\GHKHFKRQRVKDFHYROWHDUDYHUFRQPD\RUHQIRTXHOD WHQGHQFLD TXH VH FRQUPD HQ ORV LQGLFDGRUHVeconmicos en Estados Unidos: la recuperacin es PRGHUDGD\JUDGXDOSHURVLJXHYLJHQWH

    5HVSHFWRDO WLSRGHFDPELRHVWHQDOL]yHQSHVRVSRUGyODUFRQXQDWHQGHQFLDGHEDMDUHVSHFWRDODVHPDQDDQWHULRUTXHQDOL]yHQpor dlar. Destac la baja volatilidad que observ el peso frente al dlar ante las presiones que se registraron en los mercados europeos por la crisis bancaria en Chipre. As el peso frente al dlar SHUPDQHFHGHIHQVLYR\DFXPXODXQDDSUHFLDFLyQGHSRUFLHQWRGHVGHHOFLHUUHGHOYLHUQHVSD-VDGR\HQ ORTXHYDGHOPHV ODIRUWDOH]DGHlos indicadores macroeconmicos, expectativas de PD\RUFUHFLPLHQWRHQHOSDtVSRUODVUHIRUPDVHV-tructurales, permiten que los inversionistas sigan entrando al mercado mexicano. Para esta semana, donde inician las vacaciones de Semana Santa, podra aparecer un brote de volatilidad en caso de sorpresas negativas en Europa, pero manteniendo VX IRUWDOH]DDQWH OD IXHUWHHQWUDGDGHXMRVTXHcontina otorgando un fuerte soporte.

    [email protected]

    de

  • 22 estosdas25/03/13

    Contina la Semana de Todo Solidaridad limpio a pocos das de cumplir 100 sba-dos de este programa que le ha valido a este municipio, reconocimientos nacionales e internacionales.

    En la escuela primaria Andrs Henestrosa, la direccin de Medio Ambiente llev el programa Yo reciclo en mi escuela. Filiberto Martnez, presidente municipal de Solidaridad, colabor con los alumnos en esta actividad.

    Al respecto, Liane Ak Canto, directora de Medio Ambiente, inform que son 10 escuelas las que participan y que a la fecha se ha logrado aco-piar 44 toneladas de residuos slidos como papel, cartn, plstico, entre otros.

    Nuestro objetivo es concientizar y promover el reciclado de los residuos generados en casa, para que nios, maestros y padres de familia comprendan la importancia y el beneficio que nos trae reciclar, dijo.

    Los alumnos recolectan sus materiales, lo llevan en un da determinado durante la semana de clases y con ayuda de sus profesores, separan los residuos. Al terminar se pesan y se los lleva un acopiador.

    Como parte de estas actividades, durante la semana ya se llev a cabo el programa Reciclatn y Llantatn. El da jueves los ciudadanos podrn intercambiar sus residuos reciclables por plantas en el Kilo verde en el parque con domo del Ejido, ubi-cado a un costado de la iglesia de Ftima.

    LLEVAN A LAS ESCUELAS ACCIONES DEL

    RECICLAJE

    22 estosdas25/03/13

  • 23estosdas25/03/13

    UNOS SEIS MIL CANCUNENSES ABARROTARON EL Poliforum Andrs Quintana Roo para dis-frutar de la magistral actuacin del Ballet Nacional de Cuba que interpret la obra

    maestra de la danza clsica Gisselle, la primera presentacin de una serie de tres que se realizarn en las principales ciudades de Quintana Roo, bajo el auspicio del gobernador Roberto Borge Angulo.

    Durante su participacin, la primera trabajado-UDVRFLDOGH4XLQWDQD5RR0DULDQD=RUULOODGH%RUJH

    a nombre del gobernador Roberto Borge Angulo, fe-licit a los integrantes del Ballet Nacional del Cuba por

    su excelsa actuacin ante un pblico cancunense que se desbord en aplausos.

    Esta presentacin es una clara muestra de que el go-bierno de Roberto Borge est comprometido con la Cultura, DVHJXUy OD 6UD 0DULDQD =RUULOOD GH %RUJH DO KDEODU VREUH HOesfuerzo del Ejecutivo estatal por presentar un espectculo de primer mundo, en forma gratuita a los quintanarroenses.

    La cultura en su mxima expresin vivieron los asistentes, HVWHPLpUFROHVDODVKRUDVDHVWDJDODGDQFtVWLFDGHO%DOOHW1DFLRQDOGH&XEDFX\DGLUHFFLyQJHQHUDOHVWiDFDUJRGHODprimera bailarina Alicia Alonso, con reconocimiento internacional.

    La agrupacin cubana est en el Caribe mexicano por in-vitacin del gobernador quintanarroense Roberto Borge, quien a travs de la Secretara de Cultura desarrolla una notable la-bor en cuanto a actividades culturales de primera magnitud, como ha ocurrido, entre otros logros, con las ediciones 2011 \GHO)HVWLYDOGH&XOWXUDGHO&DULEH/D0DUGHODV$UWHV

    La Secretara de Cultura Lilian Villanueva, expres durante el intermedio de la obra es un honor darles la bienvenida, a los

    integrantes del Ballet Nacional de Cuba, que vienen a Quintana Roo a compartir con nosotros su reconocido talento artstico.

    Lilian Villanueva agreg que las presentaciones del Ballet Nacional de Cuba en Cancn este mirco-OHVHQ3OD\DGHO&DUPHQHOYLHUQHV\HQ&KHWXPDOel domingo 24 de marzo con la obra emblemtica *LVHOOH WDPELpQYDDSURSRUFLRQDUDHVWXGLDQWHV\profesionales de la danza clsica, muchas nociones WpFQLFDV\KDELOLGDGHVH[FHOVDVTXHHVWHFXHUSRGHbaile ha ido atesorando a lo largo de su fructfera H[LVWHQFLDHLQFHQWLYDUHQQLxDV\QLxRVHODQKHORde destacar en este arte.

    El primer acto de esta versin de Alicia Alon-so transcurre en Europa central, donde Giselle, XQDMRYHQFDPSHVLQDHVWiHQDPRUDGD\HVFRUUHV-SRQGLGDSRU/R\VDTXLHQHOODVXSRQHXQDOGHDQRpero que es Albrecht, duque de Silesia.En el se-

    gundo acto, aparece la tumba de Giselle en el bosque. Hilarin ha acudido al lugar, adonde

    llegan varios campesinos, quienes comien-]DQDMXJDU\WUDWDQGHLQFRUSRUDUORDOJUX-po, pero l se niega, sumido en su dolor.

    Los cancunenses aplaudieron larga-mente la hermosa coreografa como han hecho

    HQYLVLWDVDQWHULRUHVGHO%DOOHW1DFLRQDOGH&XED\como hizo el pblico cubano cuando recientemente actu

    en la isla el Ballet de Cmara de Quintana Roo.

    MAGISTRAL ACTUACIN DEL BALLET NACIONAL DE CUBA EN CANCN

    de

    23estosdas25/03/13

  • 24 estosdas25/03/13

    De portada

    CANCN LA VIOLENCIA ORGANIZADA SE RECRUDECE

  • 25estosdas25/03/13

    InSeguridad

    Hctor Sosa

    A POCOS DAS DE FINALIZAR 2012, UN HECHO OCURRIDO EN UN DOMICILIO EN LA 6XSHUPDQ]DQDGH&DQF~QVLPEROL]yHOUHDFRPRGRGHODVDOLDQ]DVentre grupos criminales en la ciudad. El 26 de diciembre a las 19 horas fue colocada una manta en el cruce de las avenidas Palenque

    \&KLFKpQ,W]iTXHGHFtD/RV3HORQHVGHVGHHVWHPRPHQWRIRUPDQSDUWHdel honorable Crtel de Golfo.

    Hasta ese momento la ciudad de Cancn era considerada bajo control GH/RV=HWDVSHURODXELFDFLyQJHRJUiFD\VXVFDUDFWHUtVWLFDVSREODFLRQDOHV

    En 2014 Quintana Roo ser la sede del tianguis turstico en el que se espera la llegada de personas de al menos 60 pases para realizar ms de 30 mil citas de negocios. Pero en la ciudad que ser sede del encuentro de negocios, Cancn, la fractura-cin de bandas criminales podra incrementar la escalada de violencia que ahora se padece. Informacin reciente de la firma consultora y de anlisis sobre temas de seguridad, Strat-ford, indica que el Crtel del Golfo que ya se ha dividido en el norte del pas- ha reclutado a un sector de sus antiguos gatilleros, Los Zetas, que por eso tambin se han fracturado. En el reacomodo de las bandas criminales en Quinta-na Roo, Los Pelones que nacieron en las filas de los Beltrn Leyva y de La Barbie (que antes de declararse la guerra, los Beltrn y La Barbie, estuvieron en el mismo bando, el segundo a las rdenes de los primeros, y juntos rompieron con el Crtel de Sinaloa) se han unido con los del Golfo. Adems, sostiene el documento, hay indicios de que el Crtel de Jalisco Nueva Gene-racin, est operando en la ciudad. Las ltimas ejecuciones en las que se han visto involucra-dos taxistas slo es el preludio de la ola de vio-lencia que se avecina.

  • 32 estosdas25/03/13

    eT rritorios

    Lejos de las afectaciones posibles a las grandes televisoras y a Am-rica Mvil de Carlos Slim, motivo de las fricciones entre el PRD y el PRI durante los debates parlamentarios para la aprobacin de la reforma en telecomunicaciones el viernes 22 por la madrugada, un aspecto que se qued fuera de todas las discusiones legislativas y de opinin pblica, y que ha sido considerado por diversos analistas como el de mayor importancia para el inters pblico, es el de la calidad de los contenidos que habran de transmitirse a travs de las frecuencias de radio y televisin una vez que stas sean operadas por ms conce-sionarios. La reforma y sus debates privilegiaron el tema de las disputas por el mercado de las telecomunicaciones y las radiofrecuencias, el fin de los monopolios y la apertura a nuevas inversiones con el propsito de elevar la competitividad y la calidad de los servicios de telefona fija y mvil, de internet, de banda ancha y de radio y televisin. Pero dejaron intacto el asunto estelar en trminos culturales y de dominancia infor-mativa: el de las libertades casi absolutas en que se ha fundamentado el poder de los principales monopolios mexicanos y que los ha convertido en los ms poderosos de una nacin en el mundo entero. La omisin es de proporciones histricas: la emergencia de ms competidores en el sector puede ser mucho ms perniciosa que la actual existencia de los monopolios de la radio y la televisin. Si van a reproducir el modelo comercial de los medios existentes, la calidad de los contenidos habr de empeorar en aras de un mercado de consumidores donde lo que ms se demanda, por los bajos niveles educativos de las audiencias, es con-tenidos de la peor factura creativa, intelectual y moral, porque lo que ms vende es el morbo, la tontera, el sensacionalismo y el escndalo. Si sigue dominando el criterio comercial en las leyes secundarias de la reforma de las telecomunicaciones, en el sector medular de la radio y la televisin la reforma ser toda una contrarreforma que combata el cometido de fondo de la reforma educativa recin aprobada, que es el de elevar la calidad de la formacin escolar y la de producir ciudadanos ms racionales, reflexivos y competitivos capaces de transformar al pas.

  • 33estosdas25/03/13

    Congreso

    ACERCA DE LA DOMINANCIA COMERCIAL DE LOS CONTENIDOS DE LA RADIO Y LA TELEVISIN, SIGUE EN CEROS LA REFORMA DE LAS TELECOMUNICACIONES

    APROBADA EL VIERNES 22 POR LA MADRUGADA, LA reforma en telecomunicaciones fue aplaudi-da por algunos sectores que ven con buenos ojos la inclusin de nuevas cadenas de tele-

    visin, as como la creacin del Instituto Federal de Telecomunicaciones, el Ifetel, como un ente regulador autnomo del sector.

    Si bien en el discurso de la reforma estuvo siem-pre presente el derecho de las audiencias de los mo-QRSROLRVGHODUDGLR\ODWHOHYLVLyQHQODVOH\HVDSUR-badas por los diputados no se toc nada al respecto. /D QXHYD OH\ GHQLy OLQHDPLHQWRV UHODFLRQDGRV FRQ

    33estosdas25/03/13

  • 31estosdas25/03/13

  • 38 estosdas25/03/13

    Obs rvatorioe

    ADOPTA CHIPRE FONDO SOLIDARIO Y REESTRUCTURACIN BANCARIA

    El Parlamento de Chipre adopt hoy la creacin del fondo nacional de solidaridad y una ley para restrin-gir las transacciones financieras, medidas con las que el pas pretende afianzar un rescate de la Unin Europea (UE) para evitar el colapso.

    La decisin de los legisladores chipriotas, alcanzada la noche de este viernes, ser transmitida por el presiden-te Nikos Anastasiades al Eurogrupo maana sbado, cuando prev viajara a Bruselas, de acuerdo con reportes del diario local Cyprus Mail.

    Las autoridades que dieron a conocer el resultado de la votacin en la Cmara de Representantes, afirmaron que el fondo nacional de solidaridad permitir a Nicosia recaudar los recursos que exige la UE a cambio de un paquete de ayu-da por 10 mil millones de euros.

    Adems, sealaron que la ley aprobada se aplicara pri-mero al segundo mayor prestamista del pas, Banco Popular de Chipre, que est en mayor riesgo de quiebra, a fin de rees-tructurarlo sin lastimar a sus clientes.

    Segn fuentes oficiales en la isla, los ministros de Finanzas del Eurogrupo podran cerrar un acuerdo con Nicosia el prximo domingo en Bruselas para el paquete de ayuda financiera.

    ALCANZA NIVEL RCORD APOYO A MATRIMONIOS GAY EN ESTADOS UNIDOS

    La aceptacin entre los estadunidenses hacia los ma-trimonios entre personas del mismo sexo alcanz su nivel ms alto en una dcada, de acuerdo con una encuesta del diario The Washington Post y la cadena de noticias ABC.

    Un 58 por ciento de los estadunidenses consultados estima ahora que los matrimonios entre homosexuales y lesbianas deben ser legales contra un 36 por ciento que considera lo contrario.

    El aumento sera derivado de una mayor aceptacin de la homosexualidad como una condicin ms que un estilo de vida, segn el sondeo.

    La cifra contrasta de manera enorme con la situacin que se registraba diez aos atrs, cuando un 37 por ciento estaba a favor frente a una oposicin de 64 por ciento, de acuerdo con el diario.

    El apoyo a estas relaciones es abrumador entre los jve-nes de 18 a 29 aos, entre quienes 80 por ciento las favorecen, al igual que un 44 por ciento de las personas mayores de 65 aos, aunque un 50 por ciento permanece opuesto.

    El rotativo seal que el alto nivel de apoyo a estos matrimonios ocurre en momentos de un importante mo-mento en la esfera legal y lo que parecera ser un empuje pblico a su favor.

    La prxima semana la Suprema Corte de Justicia escu-char argumentos en dos casos que cuestionan la legalidad de los matrimonios entre personas del mismo sexo.

    Entre estos casos se incluye el de la propuesta ocho aprobada en California en 2008 y mediante la cual el estado prohibi estas uniones.

    De igual modo, el peridico aludi a la declaracin de apoyo a los matrimonios entre personas del mismo sexo ofre-cido el lunes por la ex secretaria de Estado, Hillary Clinton.

    Clinton modific as de manera significativa la posicin que mantuvo durante su campaa por la nominacin presi-dencial en 2008 cuando endos las uniones civiles, pero no los matrimonios.

    de

    de

  • 39estosdas25/03/13

    Observatorio

    APRUEBAN DICTAMEN SOBRE DRAGON MART

    El Comit de Anlisis de la solicitud de licencia de construccin del proyecto de Construccin y Operacin del Centro Comercial Dragn Mart Cancn y Obras Asociadas, finalmente dio por terminados los estudios con la aprobacin, por mayora, del acta de conclusin.Humberto Aguilera Ruiz, presidente del organismo, inform que se tomarn en

    cuenta las opiniones vertidas en dicho dictamen y en 30 das se dar a conocer el resolu-tivo de parte de la Secretara de Ecologa y Desarrollo Urbano, sobre la solicitud de licen-cia de construccin del proyecto, y a travs de la pgina de internet del ayuntamiento de Benito Jurez estar disponible para conocimiento pblico.

    En la sptima reunin y ltima del comit, se dio a conocer que se escucharon las voces de los diferentes sectores de la sociedad de Benito Jurez representados en el Co-mit de Anlisis de la solicitud de licencia de construccin del proyecto de Construc-cin y Operacin del Centro Comercial Dragon Mart Cancn y Obras Asociadas, y se in-dic que ahora corresponde a la Direccin de Desarrollo Urbano que preside Humberto Aguilera, dar la respuesta respecto a si se aprobar o no la licencia de construccin, por lo que de acuerdo con lo que marca la ley la respuesta estar en 20 30 das a ms tardar.

    Hay que sealar que en la sexta reunin, de la semana pasada, se dio lectura a 14 comentarios ms representativos de un total de 600 que recibieron las autoridades mu-nicipales respecto al proyecto, en donde se incluyeron los de los integrantes del comit.

    El director de Desarrollo Urbano, Humberto Aguilera explic que en este documen-to estn las opiniones de todos los integrantes del comit y de las voces que vertieron su opinin respecto al tema, las cuales son negativas y positivas, pero aclar que no son vinculatorias para decidir si se les dar la licencia de construccin o no.

    Sirven y hay comentarios muy valiosos, pero ninguna opinin es vinculatoria, res-pecto a los instrumentos que manejamos en Desarrollo Urbano y no inciden en aprobar o no la licencia de construccin, ya que sta es facultad de Desarrollo Urbano. de

  • 40 estosdas25/03/13

    Obs rvatorioe

    COMIENZA A GOLPEAR LA INFLACIN EN MXICO

    Impulsada por el incremento en el precio de los produc-tos agropecuarios, la inflacin registr un crecimiento de 0.52 por ciento en la primera quincena de marzo, con lo que su tasa anual se coloc en 4.12, inform el Institu-to Nacional de Estadstica y Geografa (INEGI).

    El alza en el ndice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) super los pronsticos de los especialistas, quienes anticiparon un crecimiento de 0.28 por ciento durante los pri-meros 15 das del tercer mes de 2013.

    En el periodo referido, los productos que ms subieron de precio fueron la calabacita (40.29), tomate verde (39.78), limn (16.14), jitomate (15.38), servicios tursticos en paquete (5.91), transporte areo (5.03) y el servicio de telefona mvil (3.73).

    En el periodo referido tambin se increment el precio del huevo en 2.70; pollo, 1.34, y gasolina de bajo octanaje, 0.93.

    En contraste, los genricos que disminuyeron sus precios fueron computadoras, uva, helados, pltanos, crema de leche, sanda, desodorantes personales, cebolla y automviles.

    Por otra parte, el ndice de precios subyacente se elev 0.26 por ciento, para alcanzar una tasa anual de 3.06 en la pri-mera quincena del actual mes. La inflacin subyacente incluye los precios de alimentos, bebidas y tabacos excepto agrope-cuarios, as como los servicios de vivienda y educacin.

    La inflacin no subyacente, caracterizad por su volati-lidad y compuesta por los precios de los productos agrope-

    cuarios y tarifas energticas, as como las autorizadas por el gobierno, se increment 1.36 por ciento, con lo que su tasa anual se coloc en 7.61 por ciento.

    Por ltimo, el ndice de precios de la canasta bsica de consumo present un aumento de 0.45 en la primera quince-na de marzo de 2013 y una tasa anual de 4.34 por ciento.

    De acuerdo con los analistas de Banamex Citigroup, la in-flacin de los primeros 15 das de marzo ser de carcter tem-poral ante el incremento de los precios agropecuarios.

    CONTINA A LA BAJA ARRIBO DE CRUCEROS A PUERTOS MEXICANOS

    El arribo de cruceros a puertos mexicanos contina a la baja, ya que tan slo en el periodo enero- febrero se registr una baja de 11 por ciento, al igual que en el nmero de pasajeros que fue de un 9.0 por ciento menos, comparado con igual periodo de 2012.

    De acuerdo con el Informe Estadstico Mensual mo-vimiento de carga, buques y pasajeros de la Coordinacin General de Puertos y Marina Mercante (CGPMM), en el periodo mencionado llegaron 373 de las 419 embarcacio-nes del ao pasado.

    Los puertos del Pacfico fueron los que obtuvieron una baja de 33 por ciento, siendo las terminales de Manzanillo, Puerto Vallarta, Loreto, Santa Rosala y Cabo San Lucas las ms afectadas.

    Mientras que del lado del Golfo-Caribe se registr un aumento de 0.4 por ciento y el nico que creci fue Cozumel con 7.6 por ciento, en tanto Majahual y Progreso bajaron 24 y 16.7 por ciento, respectivamente.

    Referente al movimiento de pasajeros, mencion que se pas de un milln 23 mil 227 a 931 mil 40 usuarios, es decir, una cada del 9.0 por ciento con respecto a igual bimestre del ao pasado.

    de

    de

  • 41estosdas25/03/13

    Observatorio

    DEPENDE MITAD DE ARMERAS ESTADUNIDENSESDEL CONTRABANDO A MXICO

    Cerca del 50 por ciento de las armeras estadounidenses dependen de la venta le-gal de armas que son enviadas posteriormente de manera ilcita a Mxico, seal un estudio de la Universidad de San Diego.El anlisis, presentado la vspera, dice que el 46.7 por ciento de las ar-meras en el pas dependen directamente de la venta de armas destinadas a cruzar ile-galmente la frontera sur, con ventas superiores a los 127 millones de dlares anuales.

    El volumen de armas que cruzan la frontera de Estados Unidos a Mxico es ms alto de lo que previamente se haba asumido, asegur el reporte.

    Con base en estadsticas, el anlisis calcula que unas 253 mil armas de fuego cruzan la frontera anualmente hacia Mxico.

    Antes se haba estimado que eran 88 mil armas las que cruzaban cada ao la frontera estadunidense hacia Mxico.

    Del total de armas de fuego en trasiego a territorio mexicano, las autoridades de ambos lados de la frontera logran incautar poco menos del 15 por ciento, un 12.7 por ciento de ellas en territorio mexicano, indic el estudio.

    Segn las conclusiones de la investigacin la mayora de los esfuerzos del go-bierno (estadunidense) por regular el trfico transfronterizo de armas es ineficiente.

    Indic que, en escala, este trfico demuestra que Estados Unidos es un impor-tante contribuidor al suministro global de armas de fuego y a su mercado ilcito.

    De acuerdo con el estudio, dirigido por el Instituto Transfronterizo de la Uni-versidad de San Diego y en colaboracin con el Instituto Igarape de Ro de Ja-neiro, Brasil, es necesario un nuevo reglamento que haga pblica la informacin sobre la venta de amas.

    Tambin debe incluir la revisin de los antecedentes de los compradores y que se prohiban las ventas en efectivo en los estados fronterizos con Mxico.

    Adems, consider recomendable que el gobierno mexicano establezca un ban-co de datos sobre las armas que incautan sus instituciones de seguridad. de

  • 42 estosdas25/03/13

    Observatorio

    MENORES DE 16 AOS SON LA TERCERA PARTE DEL TOTAL DE

    SUICIDIOS EN OTHN P. BLANCO Y BENITO JUREZ

    Los Municipios Benito Jurez y Othn P. Blanco re-presentan focos rojos en materia de suicidios en el mbito estatal, ya que en ambas demarcaciones son cada vez ms jvenes las personas que atentan con-tra sus existencia.

    La presidenta del Colegio Integral Psicoteraputico de Quintana Roo, Guadalupe Pelayo Velzquez, indic que la ter-cera parte de los suicidios ocurridos durante el 2013 corres-ponden a menores de entre 12 y 16 aos.

    Calific como alarmante que aumente la cifra de inten-tos de privaciones de la existencia y ms an que quienes lo intentan son prcticamente adolescentes.

    Lament que la entidad ocupe las primeras posicio-nes en el mbito nacional en materia de suicidios, que van desde ahorcamientos, corte de venas y la ingesta de pastillas o sustancias venenosas

    Lo ms grave es que cada da conocemos casos de menores de entre 12 y 16 aos con ideas o tendencias suicidas, porque en el pasado estos casos slo ocurran entre adultos que enfrentaban problemas econmicos o sentimentales, dijo.

    Afirm que en la actualidad los jvenes tambin se sui-cidan por diversos factores, incluidos discusiones con sus pa-dres y hasta sentimentales.

    Detall que los municipios de Othn P. Blanco y Benito Jurez, continan siendo los focos rojos del estado por tener mayor ndice de casos, aunque especific que en cada uno de estos lugares las personas que atentan contra su vida lo hacen por razones distintas.

    Cancn y Chetumal son las ciudades con mayores ndices, ah es una mezcla de alcoholismo, drogadiccin, prostitucin, mientras que aqu en la capital es por des-integracin familiar, violencia psicolgica y has traumas como una violacin, aclar.

    SER LA SEDATU LA QUE CALIFIQUE LOS PROYECTOS DE VIVIENDA

    El titular de la Sedatu, Jorge Carlos Ramrez Marn, afirm que el gobierno federal calificar los proyec-tos y no las reservas de las constructoras de vivien-da, pues se trata de un tema de desarrollo urbano.En rueda de prensa, el funcionario asegur que habr

    suficiente crdito y no se modificar la distribucin de los subsidios, por lo que no debe haber preocupacin en las de-sarrolladoras de vivienda, con quienes estamos en un dilo-go permanente.

    Quienes deben estar muy inquietos son los coyotes, los especuladores, los que ya tenan tratos amarrados con presi-dentes de comisariados ejidales, los que ya haban compro-metido la reserva de un municipio a 60 kilmetros de la cabe-cera, esos s deben tener un extraordinario temor, porque se les acab el negocio, expuso.

    Ramrez Marn inform que 85 por ciento de las reser-vas cumplen con las reglas establecidas, por lo que se pon-dr mayor atencin a los proyectos de desarrollo y que se analizarn acciones firmes para construir ms hogares dig-nos y sustentables para los mexicanos.

    Coment que las solicitudes de bancos para partici-par en el programa de Sociedad Hipotecaria Federal (SHF) ya alcanzan los 22 mil millones de pesos, lo que supera la propuesta inicial de la administracin federal de hasta 15 mil millones de pesos.

    El titular de la Secretara de Desarrollo Agrario, Territo-rial y Urbano, (Sedatu) detall que hasta el momento se han emprendido alrededor de 60 mil acciones de vivienda rural, popular y autoconstruccin.

    Para acceder a este apoyo deben acudir a los organis-mos estatales de vivienda, a travs de ellos se estn aterri-zando estos programas, muchos de los cuales son de auto-construccin, insisti.

    Respecto a este punto, Ramrez Marn coment que se impulsar en mayor medida en los 400 municipios incluidos en la Cruzada Nacional Contra el Hambre. de

    de

  • 43estosdas25/03/13225/03/13 4433eestoosdass225//03/133

    D portese

    ATLANTE REGRES AL TRABAJO CON DOBLE SESIN DE EN-WUHQDPLHQWR\HOWpFQLFRD]XOJUDQDKDEOyODUJR\tendido con los medios de comunicacin.

    (O HQWUHQDPLHQWR D]XOJUDQD IXH PX\ GLIH-rente. Todos llegaron puntuales a la cita pero la prctica empez con una larga charla de ms de dos horas, en las TXHFXHUSRWpFQLFR\MXJDGRUHVKDEODURQFODURVDEHQTXHHOHTXLSR\DWRFyIRQGR\HVPRPHQWRGHVDOLUDGHODQWHSRUello era momento de hablar entre todos.

    Tras la charla, el estratega azulgrana atendi a los medios de comunicacin, el receso de fecha FIFA permitir que Atlante tenga mucho tiempo para preparar el duelo del SUy[LPRYLHUQHVGHPDU]RDQWH0RQDUFDV0RUHOLD

    El primer cuestionamiento para el estratega atlantista, fue en el sentido de los seis cambios que realiz para el duelo ante Cruz Azul, donde varios jugadores que venan jugando ELHQHQOD&RSD0;UHFLELHURQVXRSRUWXQLGDGGHVHUWLWXODUHV

    2EYLDPHQWHHQHVRGHORVVLVWHPDVWiFWLFRVHVPX\claro, cualquier entrenador tiene su sistema buscando su-PDUSXQWRV\JDQDUHQODIRUPDFLyQTXH\DKDEtDXWLOL]DGRGHHOHTXLSRMXJDEDPX\ELHQ\QRJDQDEDHQWRQFHVquise darle una variante pensando en que el equipo tuvie-ra una mejor solidez defensiva, porque jugar con lnea de FLQFRTXHVRQFLQFRGHIHQVRUHV\FXDWURYRODQWHVFRQXQsolo nueve, era pensando en darle esa solidez, lo habamos conseguido hasta la expulsin de Joe.

    'DQLHOIXHPiVDOOiHQVXFRPHQWDULRFXDQGRDUPyTXHsu gran error en el ltimo partido del Atlante fue en la forma en la que sali a encarar el segundo tiempo del encuentro.

    Con 10 hombres todava el equipo tuvo dos jugadas importantes de gol, cmo la del Jagger que era para hacer el gol, si bien tengo que aceptar mi responsabilidad en esto, es haber cambiado en el segundo tiempo, si se dieron cuenta FDPELpHOVLVWHPDGHMXHJRSXVHRWUR\REYLDPHQWHKD\TXHDFHSWDUORMXJDUFRQKRPEUHVHVFRPSOLFDGRVLFRQ11 es difcil, con 10 que te digo, ah s me arroj a ir a buscar el HPSDWHTXH\RFUHRTXHPHHTXLYRTXpHUDKDEHUPDQWHQLGRODOtQHDGHFLQFR\HVSHUDUHQORV~OWLPRVPLQXWRVSDUDYHUODIRUPDHQODTXHHPSDWDPRVHOSDUWLGRKD\TXHDFHSWDUTXHKHPRVFRPHWLGRHUURUHV\HOULYDOORVKDFDSLWDOL]DGR

    De lo que fue la reunin que tuvo con sus jugadores, fueron ms de dos horas en las que el grupo busc encon-trar las soluciones para tan mala racha.

    Tuve una pltica con ellos, en donde slo se trataron WHPDVDQtPLFRVOHVGLMHTXHQDGLHYDDYHQLUDD\XGDUQRVQRSRGHPRVFDPELDUMXJDGRUHVWpFQLFRV\OD~QLFDIRUPDde avanzar es que todos tengamos una gran autocrtica, PHMRUDUWRGRVHQHODVSHFWRLQGLYLGXDO\FROHFWLYRVLQGXGDte puedo asegurar, que despus de la charla que tuve con el JUXSRTXHIXHLQWHQVDTXHIXHGHPXFKRSURYHFKR\WR-dos estamos conscientes de que si tenemos que entrar a la cancha con el cuchillo entre los dientes, lo vamos a hacer.

    Tocamos fondo Lejos de tirar la toalla, para Daniel es momento de

    VDFDUHOSHFKR\HQIUHQWDUXQDVLWXDFLyQDGYHUVDTXHSDUDpO

    Con la vista al frente: Daniel Guzmn

    no es nueva, basta recordar con Santos que empez con seis GHUURWDVHQODXQWRUQHR\DOQDOWHUPLQyVLHQGRFDPSHyQ

  • 44 estosdas25/03/13

    D portese

    TRES DEPORTISTAS DEL ESTADO DE QUINTANA ROO FUERON CON-vocados para formar parte de la seleccin nacional de levantamiento de pesas que van a participar en el campeonato mundial de la especialidad en la categora

    6XESUHYLVWRDFHOHEUDUVHGHODOGHDEULOGHHQODciudad de 7DVKNHQW8]EHTXLVWiQ.

    /RV KDOWHUROLVWDV FRQYRFDGRV VRQ 0DXUL 7X\XE, David Palomo \Daniel Ku; estos jvenes deportistas son alumnos GHO&HQWURGH$OWR5HQGLPLHQWRGH4XLQWDQD5RR\GHELGRDVXgran calidad fueron convocados a esta seleccin nacional de la disciplina antes mencionada.

    Su entrenador, quien tambin es el presidente de la Aso-ciacin de Levantamiento de Pesas del estado, Jorge Rodrguez 0pQGH], explic que formar parte de la delegacin que parti-cipar en este evento a nivel mundial.

    Anunci que los atletas quintanarroenses debern presen-WDUVH DO &HQWUR 1DFLRQDO GH $OWR 5HQGLPLHQWR &(1$5 SDUDHQWUHQDUDO\DTXHDQDOHVGHPDU]RVHKDUiHOFKHTXHRGHPDUFDVSDUDIRUPDUHOHTXLSRWLWXODUGH0p[LFRFRQPLUDVDestar presentes en la justa deportiva internacional.

    &RLQFLGLyHQTXH ODGHGLFDFLyQGLVFLSOLQD\HVIXHU]RV OR-grados por estos jvenes atletas quintanarroenses se ve recom-pensado con esta convocatoria para formar parte de la seleccin QDFLRQDOTXHGHIHQGHUiORVFRORUHVGH0p[LFRHQHVWDSDUWHWDQalejada de nuestra nacin.

    Aprovech el espacio para desear el mejor de los xitos \FRQILUPDUTXHVHFRPSUXHEDXQDYH]PiVTXHWRGROOHJDDsu tiempo, la muestra la tenemos con estos tres jovencitos GH4XLQWDQD5RR FRQFOX\y

    Despuntan al mundial de Asia

    de

    LOS CODICIADOS BOLETOS PARA BRASIL 2014 SIGUEN EN DISPUTA SE RETOMAN LAS Eliminatorias alrededor del mundo para acercar a las diversas Selecciones DODHVWDGHOIXWERO

    &RQSDUWLGRVUHSDUWLGRVHQFXDWURGtDVGHMRUQDGDOD)HFKD),)$VHjugar del 22 al 26 de marzo con duelos destacados, como el Clsico de la CONCACAF HQWUH0p[LFR\(VWDGRV8QLGRVHOPDUWHVHQHO(VWDGLR$]WHFD

    /D8()$FRQGXHORV\IULFDFRQVRQODV&RQIHGHUDFLRQHVTXHDFDSDUDQODPD\RUFDQWLGDGGHSDUWLGRVGXUDQWHHVWDVMRUQDGDV

    En Saint Denis Stade de Francia, los franceses recibirn a la campeona Es-paa por el lugar de honor en el Grupo I que ambos equipos comparten con siete SXQWRV\XQFDPLQRKDVWDDKRUDLQYLFWRV

    Eliminatoria Mundialista, pasin por Brasil 2014(Q(XURSDGHVWDFDQORVGXHORVHQWUH&URDFLD\6HUELDFRPELQDGRVQDFLRQDOHVGH

    ex Repblicas de Yugoslavia que durante la dcada de los 90 se vieron envueltos en un FRQLFWREpOLFR6HPLGHQHQHOHVWDGLRGH=DJUHESRUHO*UXSR$

    ,QJODWHUUDSRURWURODGRYLVLWDUi6DQ0DULQRHQXQGXHORTXHOXFHDVHTXLEOHSDUDORVEULWiQLFRV\DTXHVXULYDOQRKDJDQDGRQLXQSXQWRHQORTXHYDGHOD(OLPLQDWRULD

    Luego de una sola jornada disputada en la CONCACAF, Honduras es el mandn de la zona gracias a su triunfo ante Estados Unidos. Ahora recibe al Tri en San Pedro Sula en busca de extender su hegemona en la Eliminatoria.

    (OHTXLSRGH-RVp0DQXHOGHOD7RUUDWHQGUiTXHPHGLUVHDGHPiVDOFRPELQDGRGHODVEDUUDV\ODVHVWUHOODVHQFDVDSDUDFRPSOHWDUVXVGRVSDUWLGRVHQWXUQR

    $OVXUGHO&RQWLQHQWHHQOD&210(%2/$UJHQWLQD\&RORPELDUHFLEHQD9HQH-]XHOD\%ROLYLDUHVSHFWLYDPHQWHHQXQDRSRUWXQLGDGSDUDVHJXLUVXSDVRHQODSDUWHDOWDGHODWDEODJHQHUDOGHODFODVLFDFLyQ

    Los pamperos con 20 puntos obtenidos superan en ocho unidades a la Vinotin-to; mientras que los cafeteros con 16 unidades duplican la cosecha de los andinos.

    (QIULFD(JLSWREXVFDPDQWHQHUVXFDPLQRDOD&RSDGHO0XQGRFRQXQGXHORDQWH=LPEDEXH(OFXDGURGHORV)DUDRQHVEXVFDUiGHMDUDWUiVHOFDStWXORQHJURGHVXKLVWRULDWUDVODWUDJHGLDGH3RUW6DLG\GHODPDQRGHOHVWDGRXQLGHQVH%RE%UDGOH\HOFXDGURDIUL-FDQRVXPDGRVWULXQIRVHQHVWDIDVH\QRSLHUGHGHYLVWDOD&RSDGHO0XQGR

    44 estosdas25/03/13

  • 45estosdas25/03/13

    D portese

    VA ESE TIPO DE BALEARES Y SE HACE CISCO LA URGLOODGXUDQWHDxRV\DxRVGHJDQDU\PRUGHU WURIHRV 7LHQH XQD H[WUD-a pinta de indio arapahoe ceudo

    \ PHGLR FDEUHDGR \ FRPR WDO QR FRQRFHel desaliento. Nunca se rinde, nunca jams GLFHKDVWDDTXtKHPRV OOHJDGR\FRPRWR-dos los grandes, cuando la humanidad en-WHUDGLFH\DHVWiVHDFDEyHVWiPXHUWRUHQDFHGHIRUPDLQVyOLWD\KDFHWUDJDUSDOD-bras, frases e historia.

  • 46 estosdas25/03/13

    Orbital

    CAMBIOS MAGNTICOS EN LA SUPERFICIE DEL SOL, PRO-vocados por manchas solares, podran extender-se hasta la Tierra, lo que causara fallos en los VLVWHPDVGH UXWDVGH WUiFRDpUHR VHPiIRURV

    sealizaciones, entre otras estructuras electrnicas.Un pico de gran actividad solar en otoo del pre-

    sente ao dara paso a la formacin de dichas manchas, incrementando el riesgo de fuertes tormentas de sol TXHOOHJDUtDQKDVWDHOSODQHWDD]XO 8QDH\HFFLyQVRODUGHHVWDPDJQLWXGVHSUHVHQWyHQ\HVDOWDPHQWHprobable que se repita, sealaron expertos.

    (OItVLFRGHO&HQWURGH0HWHRURORJtD(VSDFLDOGHOD$GPLQLVWUDFLyQ1DFLRQDOGH2FpDQRV\$WPyVIHUDGH(V-

    WDGRV8QLGRV'RXJODV%LHVHFNHUGLMRTXHHVFDVLVHJX-ro que este fenmeno se presente este ao, inform el portal de internet RT, citado por Notimex.

    Al inicio del ao, el Observatorio de Dinmica Solar GHOD$GPLQLVWUDFLyQ1DFLRQDOGH$HURQiXWLFD\HO(VSD-FLR1$6$DGYLUWLyVREUHODIRUPDFLyQGHXQDPDQFKDVRODUHQODTXHFDEUtDVHLVYHFHVHOSODQHWD7LHUUD\TXHprovocara potentes tormentas solares.

    Algunas de las consecuencias pronosticadas hasta el momento son el derrumbe de los sistemas elctricos, que dejara a las casas, las industrias, las plantas o los KRVSLWDOHV VLQ HQHUJtD \ FRQWLQHQWHV HQWHURV SRGUtDQquedar por meses sin suministro elctrico.

    GRAN TORMENTA SOLAR

    LA ORGANIZACIN MUNDIAL DE LA SALUD Y EL FONDO 0XQGLDOGHOXFKDFRQWUDHO6,'$ODWXEHUFXORVLV\la malaria han declarado que cepas de tuberculo-sis multirresistente podran propagarse extensa-

    PHQWH\KDQVXEUD\DGRODQHFHVLGDGGHFRQWDUFRQXQDQDQFLDFLyQ LQWHUQDFLRQDO GHDOPHQRVPLOORQHVGH GyODUHV DQXDOHV PLOORQHV GH HXURV SDUD HOWUDWDPLHQWR\ODSUHYHQFLyQGHHVWDHQIHUPHGDG

    6HJ~Q0DUJDUHW&KDQ'LUHFWRUD*HQHUDOGHOD2U-JDQL]DFLyQ0XQGLDOGHOD6DOXG\0DUN'\EXO'LUHFWRU(MHFXWLYRGHO)RQGR0XQGLDOOD~QLFDPDQHUDGHOOHYDUa cabo la urgente tarea de detectar todos los nuevos casos de tuberculosis, al mismo tiempo que se contina avanzando en la lucha contra los casos ms graves exis-tentes, consiste en movilizar un volumen considerable de fondos aportado por donantes internacionales.

    &RQVLGHUDQGRTXHODLQPHQVDPD\RUtDGHORVIRQ-dos aportados por la comunidad internacional para combatir la tuberculosis se canaliza a travs del Fon-GR0XQGLDOFUHHQTXHHVREOLJDWRULRTXHODVLQLFLDWLYDVdestinadas a recaudar fondos se hagan efectivas este ao. La creciente alarma acerca de la tuberculosis mul-

    WLUUHVLVWHQWHFRQRFLGDWDPELpQFRPR7%05KDFHTXHla situacin sea an ms acuciante.

    Sin respuesta1RVHVWDPRVPDQWHQLHQGRDRWHHQXQPRPHQ-

    to en el que necesitamos desesperadamente aumentar QXHVWUD UHVSXHVWD IUHQWH D OD 7%05 VHxDOD &KDQHemos ganado mucho terreno en el control de la tuber-culosis a travs de la colaboracin internacional, pero SRGHPRVSHUGHUORIiFLOPHQWHVLQRDFWXDPRVDKRUD

    /D 2UJDQL]DFLyQ 0XQGLDO GH OD 6DOXG \ HO )RQGR0XQGLDO KDQ SUHYLVWR XQ GpFLW GH GHPLOORQHVGHGyODUHVHQHODSR\RLQWHUQDFLRQDODQXDOSDUDODOXFKDFRQWUDODWXEHUFXORVLVHQSDtVHVGHLQJUHVRVEDMRV\PHGLDQRV6XEVDQDU HVWHGpFLW SHUPLWLUtD DGPLQLV-WUDUWUDWDPLHQWRLQWHJUDODPLOORQHVGHSDFLHQWHVGHWXEHUFXORVLV \ WXEHUFXORVLVPXOWLUUHVLVWHQWH \ VDOYDU PLOORQHVGHYLGDVHQWUH\(VIXQGDPHQWDOque recaudemos los fondos que se necesitan con urgen-FLDSDUDFRQWURODUHVWDHQIHUPHGDGGLMR'\EXO6LQRactuamos ahora, nuestros costos podran dispararse. Se trata de invertir ahora o pagar para siempre.

    DEJARA A OSCURAS EL PLANETA

    LA TUBERCULOSIS MS RESISTENTE ASUSTA A LA OMS

    de

    de

  • 47estosdas25/03/13

    Orbital

    MXICO SLO CUENTA CON 17 PLAYAS QUE HAN SIDO FHUWLFDGDVFRPROLPSLDVSRUVXFDOLGDGEDF-teorolgica, es decir, sin espuma visible, gra-sa, material fecal o residuos slidos, de los

    GHVWLQRVWXUtVWLFRVPRQLWRUHDGRVSRU OD6HFUHWDUtDGH0HGLR$PELHQWH\5HFXUVRV1DWXUDOHV6HPDUQDW\la Comisin Federal para la Proteccin de Riesgos Sani-WDULRV&RIHSULVGHOD6HFUHWDUtDGH6DOXG6VD

    (OFHUWLFDGRIXHXQD LQLFLDWLYDTXHDUUDQFyHQSDUDRWRUJDUOHVFRPSHWLWLYLGDGWXUtVWLFD\FHUWH]DVDQLWDULDDODVSOD\DVGH0p[LFR\DXQTXHODPHWDGHODDGPLQLVWUD-FLyQIHGHUDODQWHULRUHUDOOHJDUDSXQWRVFRQHVWDFDWHJR-ra de reconocimiento nacional, actualmente slo ocho esta-GRVGHFRQFRVWDWLHQHQGHVWLQRVFRQHVWRVHVWiQGDUHV

    /DV SOD\DV FHUWLFDGDV VHJ~Q GHWDOOD 6HPDUQDWson: El Chileno, en Baja California Sur; Camarones, *DU]D%ODQFD3DOPDUHV\&RQFKDV&KLQDVHQ-DOLVFRNuevo Vallarta Norte, Nuevo Vallarta Sur, Buceras, 1XHYR9DOODUWD1RUWH,,/RV0XHUWRV\&KDFDODHQ1D-\DULWHVWDGRFRQHOPD\RUQ~PHURGHFHUWLFDGRV(O3DOPDUHQ*XHUUHUR0LUDPDUHQ7DPDXOLSDV6DQ,VL-GURHQ9HUDFUX]&KDKXpHQ2D[DFD\*UDQG9HODV\Aventuras DIF, en Quintana Roo.

    'HDFXHUGRFRQORVREMHWLYRVGH10;$$6&-), TXH FRQWLHQH ORV UHTXLVLWRV SDUD OD FHUWLFD-cin, mundialmente se reconoce que una zona costera FRQSOD\DFRQWULEX\HGHPDQHUDLPSRUWDQWHDOGHVDUUR-llo del potencial turstico de una regin, por lo que la incidencia de las diversas actividades humanas en la FDOLGDGGHODVDJXDVPDULQDVVHPDQLHVWDFRPRSULRUL-WDULDSDUDPXFKRVSDtVHV/DFHUWLFDFLyQRWRUJDEHQH-FLRVSRWHQFLDOHVSDUDODVRFLHGDGHOPHGLRDPELHQWH\para los gobiernos. Estos sistemas ofrecen una opcin HFD]DODUHJODPHQWDFLyQGLUHFWD

    3DUD REWHQHU HVWH UHFRQRFLPLHQWR ODV SOD\DV VHFODVLFDQGHDFXHUGR FRQ OD FDOLGDGEDFWHULROyJLFDGHOagua, que debe ubicarse dentro del lmite de 100 ente-rococos por cada 100 mililitros.

    (QHVWDVSOD\DVFRQFHUWLFDGRORVPXHVWUHRVGH-EHQUHDOL]DUVHVHPDQDOPHQWH\FRQWDUFRQORVUHVXOWD-dos de tres meses anteriores a la evaluacin. Tampoco deben existir pelculas visibles de grasas, aceites o resi-GXRVGHULYDGRVGHOSHWUyOHRVREUHODVXSHUFLHGHODJXD

    'HODLQIUDHVWUXFWXUDVHHVSHFLFDTXHGHEHVHUGHEDMRLPSDFWRFRPRHQUDPDGDVVRPEULOODV\SDODWRV

    7DPSRFRSXHGHLQWHUUXPSLUHOXMRGHFLUFXODFLyQdel agua en humedales costeros que se encuentren dentro de la zona terrestre.

    (Q ODV SOD\DV FRQ SUHVHQFLD GH IDXQD VLOYHVWUHdebe existir sealizacin visible con indicaciones a ORV YLVLWDQWHV UHVSHFWR D VX SURWHFFLyQ \ FXLGDGRTambin se deber evitar capturar, perseguir, moles-tar o daar a estos ejemplares.

    Playas pblicas, iniciativa privada'XUDQWHHO(QFXHQWURGH3OD\DV/LPSLDV

    organizado por la Comisin Nacional del Agua (Co-QDJXDHVWDGHSHQGHQFLDSURSXVRTXHSDUDLPSXO-VDU ODFHUWLILFDFLyQGHSOD\DV OD=RQD)HGHUDO0DUt-WLPR 7HUUHVWUH =RIHPDW LQVWDQFLD D OD TXH VH OHVROLFLWDQ ORV WtWXORV SDUD ODV SOD\DV S~EOLFDV GHEHRWRUJDU ODV FRQFHVLRQHVD ORVPXQLFLSLRV \QRD ODiniciativa privada.

    Aadi que el municipio debe tener autonoma en ORVSXHUWRV\VHGHEHIRPHQWDUODSDUWLFLSDFLyQFLXGD-dana a travs de comits que busquen que el destino pueda cumplir las metas.

    +D\TXHIRUWDOHFHUORV&RPLWpV3OD\DV/LPSLDVe impulsar la formulacin de los programas de ges-WLyQ6HGHEHSURPRYHUODFHUWLILFDFLyQGHODVSOD\DVSULRULWDULDV GH LPSRUWDQFLD WXUtVWLFD \ OD FHUWLILFD-cin de las piscinas de los hoteles. Tambin se debe buscar elevar los niveles de competitividad de las SOD\DV SULRULWDULDVPHGLDQWH OD FHUWLILFDFLyQ LQWHU-QDFLRQDO VHFRQFOX\y

    SLO 17 PLAYAS DE MXICO

    ESTN LIMPIAS

    de

  • 48 estosdas25/03/13

    Esp ctculose

    0RORWRY 'LYLVLyQ 0LQ~VFX-OD -XPER/RV&OD[RQV\Genitallica, entre otros, conforman el cartel del Soul Beach Festival, que tendr lu-JDUGHODOGHPDU]RHQ3OD\Ddel Carmen, Quintana Roo.

    De acuerdo con un comunica-GR GH SUHQVD SDUD HO MXHYHV ofrecer un recital Genitallica, que promociona su lbum Sean todos bien, venidos; la banda adems \D KD GLIXQGLGR HO YLGHR 0L YLGDno vale nada .

    $PbaV banGaV OOHnarin GH HVWa HVWH HYHnWo PXVLcaO TXH WHnGri OXgar Hn SOHnaV

    YacacLonHV GH 6HPana 6anWa Hn 3Oaya GHO &arPHn

    En el Festival Soul Beach, Molotov y Divisin Minscula

    La agrupacin compartir es-FHQDULRFRQ0LDPL0DPLPiVRWUDVagrupaciones invitadas, mientras que el da 29, Jumbo, una de las bandas pertenecientes a la oleada denominada Avanzada Regia, lle-QDUiGHURFNHOPDU\/RV&OD[RQVRIUHFHUiQVXSURSXHVWDURFNSRS

    7RGR HO SRZHU GH 0RORWRYOOHJDUi HO ViEDGR DFRPSDxDGRGH'LYLVLyQ0LQ~VFXODHQXQFDUWHOque estar conformado adems por otras agrupaciones invitadas que no se mencionan en el documento.

    De acuerdo con el comunica-do, las bandas antes menciona-GDV OOHQDUiQ GH HVWD HO 6SULQJEUHDN TXHVHSHJDDODVYDFDFLR-nes de Semana Santa.

    48 estosdas25/03/13

  • 49estosdas25/03/13

    Esp ctculose

    LA CANTANTE JULIETA VENEGAS NO ES LA MISMA DE ANTES. MU-chas FRVDVKDQSDVDGRHQVXYLGDGHVGHFXDQGRODQ]yRFLDOPHQWHVXFDUUHUDFRPRVROLVWDXQDHYROXFLyQmusical constante, que ha cambiado no slo su estilo,

    sino la forma en que compone las letras de sus canciones. En el 2010, mientras promocionaba su disco Otra Cosa, la intrprete dio a luz a su primera hija, Simona, evento que GHQLUtDHO WRQR\HVWLORGHVXVLJXLHQWHSURGXFFLyQ ODFXDOSRUQOOHJDKR\DOPHUFDGR

    /RV0RPHQWRVHVHOVH[WRiOEXPGHHVWXGLRGH9HQ-HJDV\HQODFDUDWXODVHSXHGHYHUHOURVWURPHODQFyOLFRGHla cantante, apenas dibujado por unas lneas grises tenues, TXH GLIXPLQDQ VX JXUD FDVL FRQIXQGLpQGROD HQ HO IRQGRblanco. En medio, los dos ojos de este retrato miran casi de UHRMRFRQXQDLUHQRVWiOJLFR\VHULRODPLUDGDHVLQH[SUH-VLYD\DOJRWULVWH/DREUDIXHUHDOL]DGDSRUHOLOXVWUDGRU5LFK-DUG+HLQ]\VHJ~QH[SOLFy9HQHJDVFDSWXUDELHQODHVHQFLDde este disco. Para la cantante, esta produccin es como la SRUWDGDUHH[LYD\FRQFLHUWDWULVWH]D

    3HURHQTXpVHLQVSLUDHVWHVHQWLPLHQWR"9HQHJDVH[SOLFyhace unos das que la situacin actual del pas fue el eje central de su composicin. Creo que ha empeorado bastante. El mie-do que existe todo el tiempo, cmo se ha complicado la violen-FLD+D\WDQWRVHOHPHQWRVMXQWRVTXH\DVRQFRPRSDUWHGHORVdefectos que tenemos como pas, que no sabes cmo vamos a salir, dijo la cantante, pues fue as como los 11 temas de esta produccin tomaron forma. Este disco es ms triste que otros. No habla tanto de m sino de lo que me rodea, del mundo, de la situacin que atraviesa mi pas.

    Estas letras, explica, se las debe al nacimiento de su hija, a quien ella considera fundamental para su carrera. Ya no po-dra escribir las canciones que escriba antes de que estuviese Simona, dijo Tengo que ser ms organizada.

    Dependo de otra persona, porque necesito que est tran-TXLOD\IHOL]\FXDQGRODYHRDVtpuedo escribir, agreg la can-WDQWH+D\PXFKRDQKHORPXFKDSpUGLGD \ WDPELpQ PXFKD QHFHVL-dad de conectar con la gente, sobre todo cuando pasan cosas difciles, explic la cantante sobre el contenido de las letras de su disco.

    El lbum contiene colaboraciones FRQ1DWDOLD/DIRXUFDGH$QLWD7LMRX[\Rubn Albarrn, vocalista de Caf Tacv-ED\ ODQ]yKDVWD OD IHFKDGRVVHQFLOORVSURPRFLRQDOHV7XYH3DUD'DU\7H9L (QHOORVVHSXHGH\DHVFXFKDUHOFDPELRGHHVWLORSXHV/RV0RPHQWRVHVXQGLVFRen el que la cantautora decide abandonar VXIDPRVRDFRUGHyQVXVWLWX\HQGRORVVRQL-dos acsticos, por una vibra ms electrnica. Venegas aclar, Quiero aclarar que no me he pasado al mundo de la electrnica, aunque la electrnica me encanta.

    /RV0RPHQWRVVLJXHVLHQGRXQiOEXPGHcanciones, de cantautora. He vestido esos temas de forma dife-UHQWH\ORVVLQWHWL]DGRUHVHVWiQPiVSUHVHQWHVSHURQRWUDWRGHconvertirme en una diva del electropop.

    El disco hizo de la artista la primera latinoamericana en dejar que las personas escucharan su produccin completa, de manera JUDWXLWDDWUDYpVGHL7XQHVVHPDQDVDQWHVGHOODQ]DPLHQWRRFLDO

    Ahora que el lbum llega al mercado, ste ser lanzado junto a un DVD, que contiene los mismos 11 temas interpretados HQYLYRDVtFRPRHOYLGHRPXVLFDOGH7H9L\XQDJDOHUtD

    Julieta Venegas: Un disco triste

    de

    49estosdas25/03/13

  • 50 estosdas25/03/13

    Esp ctculose

    EL ACTOR NICOLAS CAGE, LA VOZ DE UN CAVERNCOLA DEL OPHGHDQLPDFLyQ7KH&URRGV FRPSDUHFLyFRPRun gentleman, galanteando a la otra voz protago-QLVWD(PPD6WRQH\FRPSHQVDQGRFRQORVJHVWRV

    GHVXVPDQRV\ORVJXLxRVGHVXVRMRVODDXVHQFLDItVLFDHQla pelcula, que trata sobre una familia de caverncolas que debe dejar su hbitat.

    Actuar es poner voz. Y en este caso no pude respal-darme ni en la cara ni en el cuerpo, sino en la de esos otros VHUHVDQLPDGRV DUPy&DJH

    +DFHUODYR]HQXQDSHOtFXODGHDQLPDFLyQHVXQPX\buen ejercicio para mantenerte en forma como actor, por-que todo surge de tu imaginacin, es una gran herramienta porque ests en un cuarto con un micrfono donde, literal-mente, te exprimen para que salga el personaje que ests haciendo. Tienes que adentrarte en tu mente porque no vas D LQWHUDFWXDUFRQQDGLHQLYDVDHVWDUHQHOVHWOPDQGRtodo est en la mente, puntualiz el actor.

    Por vanidad

    En 2001, Nicolas Cage rechaz la invitacin que le hi-FLHUDQORVHVWXGLRV'UHDP:RUNVSDUDGDUYR]DORJURYHUGH6KUHN (O~QLFRPRWLYRSRUHOFXDOQRDFHSWpODRIHUWDIXHpor vanidad.

    El actor reconoci que a veces se lamenta por no ha-ber aceptado el papel en una de las cintas de animacin ms exitosas de los ltimos tiempos, por lo que quisiera UHJUHVDUHOWLHPSR\GDUHOVtDODSURSXHVWD

    Ante el rechazo de Cage, la productora contrat al co-PHGLDQWH0LNH0\HUVSDUDGDUYLGDDORJURDOODGRGH(GGLH0XUSK\\&DPHURQ'LD]

    Recientemente, el ganador del Oscar por Living /DV9HJDVDFHSWyXQDQXHYDLQYLWDFLyQGHODUPD'UHD-P:RUNV$QLPDWLRQSDUDSUHVWDUVXYR]D*UXJ XQRGHORVpersonajes de la cinta The Croods.

    Lo que realmente me llevo de Grug es la transfor-macin emocional de un padre sobreprotector que est so-EUHYLYLHQGRSHURTXHQRYLYH\OXHJRDSUHQGHDGHMDULUODVFRVDV\DYLYLU(VRPHJXVWyHVRHVORTXHPHOODPyPiV

    DPt0HJXVWDQODVSHOtFXODVTXHWHSXHGHQKDFHUUHtU\WHpueden hacer llorar, declar el actor.

    Nadie crea en l

    (OPD\RUULHVJRTXHKDWRPDGRHQVXFDUUHUDIXHHOdecidir ser actor. Nadie crea en l. Incluso, se deshizo de VXDSHOOLGR&RSSRODSDUDDEULUVHFDPLQRSRUVtVROR\WRPyel de un superhroe de cmic.

    Poco ms de tres dcadas despus, en las que se LQFOX\HQ PiV GH SHOtFXODV \ XQ SUHPLR 2VFDU SRU0HMRU$FWRUHQ$GLyVDODV9HJDV 1LFRODV&DJHUHFR-QRFHTXHVXSDGUH$XJXVW&RSSROD\HOP~VLFREULWiQLFR'DYLG%RZLHKDQVLGRJXtD\FRQVHMHURVHQVXFDUUHUDprofesional.

    (OPD\RUULHVJRGHPLFDUUHUDIXHGHFLGLUFRQYHUWLU-me en actor, nadie a mi alrededor quera que lo hiciera, no VDEtDVL IXQFLRQDUtD\VLQRIXQFLRQDEDQRVDEtDTXpHUDlo que iba a hacer, a lo mejor terminaba siendo pescador, soldado o escribiendo libros. Pero lo de esto ltimo es algo que tengo que hacer, tengo algunos intentos en hojas suel-tas, pero todava nada concreto. Sin embargo, s lo quiero realizar, dijo Cage.

    0iVDGHODQWHFRQWyTXLpQORJXLyHQVXFDUUHUDDU-tstica: Pero uno de los mejores consejos que recib fue GH'DYLG%RZLHGHTXLHQVR\IDQKDFH\DPXFKRVDxRV/H SUHJXQWp FyPRKDFtD SDUD VRQDU VLHPSUH YLJHQWH \me respondi que nunca estaba conforme con lo que KDFtDHVDVSDODEUDVPHPDUFDURQ\FRPHQFpDSHQVDUen tomar riesgos, elegir direcciones que probablemente no seran las mejores, pero si tienes una oportunidad, es probable que descubras algo, explic.

    Desde entonces el actor fue tomando una a una las GHFLVLRQHVTXHFRQVWUX\HURQVXFDUUHUD*XLRQHVHQORVTXHHQFRQWUy SHUVRQDMHV D ORV TXH SXGR GDU YLGD FRPR -DFN&DPSEHOO&KDUOLH\'RQDOG.DXIPDQ-RKQQ\%OD]H\%HQSanderson. El admirador de la obra de Franz Schubert, 9DQ*RJK\.DIND DVtFRPRGHWRGDVODVSHOtFXODVGH'LV-QH\\(O*DWR)pOL[ QRWHPHHQDOJ~QPRPHQWRYLUDUHOUXPER\DGHQWUDUVHHQHOPXQGRGHODOLWHUDWXUD

    Nicolas Cage le pone su voz a un caverncola

    de

    (O acWor habOa VobrH HO OPH anLPaGo y GH VX YanLGaG aO no acHSWar VHr 6hrHN Hn (V aGPLraGor GH DLVnHy

    50 estosdas25/03/13

  • 51estosdas25/03/13

  • 52 estosdas25/03/13

    Unos 860 habitantes de Puerto Arturo, pertene-ciente al Municpio de Jos Mara Morelos, ya cuentan con el servicio de agua potable en sus hogares. Con recursos provenientes del Pro-grama de Zonas Prioritarias (PDZP) que opera la Secre-tara de Desarrollo Social (Sedesol), se llev al cabo la ampliacin del Sistema de Distribucin de Agua Potable de Puerto Arturo.

    Con una inversin de 4 millones 238 mil pesos, aportados por los Gobiernos del Estado y Federal, se ejecut la ampliacin de dicho Sistema de Distribucin de Agua Potable, que requiri la instalacin de dos mil 341 metros lineales de tubera e interconexin de 173 tomas domiciliarias con su respectivo dispositivo de al-macenamiento, equipamiento, rehabilitacin del tan-que elevado y la instalacin elctrica.

    GOBIERNO DE QUINTANA ROO DOTA DE MEJOR SERVICIO DE AGUA POTABLE A

    FAMILIAS DE JOS MARA MORELOS