Experiencias de Buen Vivir -...

of 140/140
Experiencias de Buen Vivir X Encuentro Latinoamericano y Caribeño de CEBs SEPTIEMBRE 2016
  • date post

    29-Sep-2018
  • Category

    Documents

  • view

    233
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Experiencias de Buen Vivir -...

  • Experiencias de Buen Vivir

    X Encuentro Latinoamericano y Caribeo de CEBs

    SEPTIEMBRE 2016

  • Experiencias de Buen Vivir

    AUTORES:CEBs de: Argentina, Uruguay, Chile, Brasil, Colombia, Ecuador, Bolivia, Panam, El Salvador, Honduras, Ni-caragua, Guatemala, Hait, Mxico

    REVISIN: Socorro Martnez Maqueo, rscjMara del Carmen Romero Luna

    TRADUCCIN DEL PORTUGUS AL ESPAOL: P. Juan ngel Dieuzeide

    PORTADA: Luis Henrique Alves Pinto

    SEPTIEMBRE 2016

    Servicio de Articulacin ContinentalComunidades Eclesiales de BaseTenayuca 350, Col. Sta. Cruz Atoyac,Del. Benito Jurez, 03310 Mxico, DFTel:+ (55) 56 01 03 87http://www.cebcontinental.org

  • NDICE

    PRESENTACIN ...................................................... 5

    EXPERIENCIAS DE FORMACIN DE AGENTES DE PASTORAL ................................. 7

    1. CENTRO MARISTA DE PROMOCIN Y ARTICULACIN DE COMUNIDADES - CEMPAC ....................................................... 7CEBs Bolivia

    2. DIPLOMADOS TEOLGICO-PASTORALES PARA ANIMADORES/AS DE CEB ................ 12CEBs Mxico

    3. ESCOLA DE LIDERANAS JOVENS........... 18CEBs Brasil

    EXPERIENCIAS DE ECOLOGA-CUIDADO DE LA CASA COMN ............................................ 25

    4. FESTIVAL ECOLGICO JUVENIL DE LAS CEB DE NICARAGUA .................... 25CEBs Nicaragua

    5. FESTA DAS SEMENTES .............................. 32CEBs Brasil

    6. TEJIENDO REDES DE VIDA PARA LA CONSERVACIN AMBIENTAL DESDE CERROS ORIENTALES DE BOGOT ......... 38 CEBs Colombia

    EXPERIENCIAS DE DEFENSA DE LOS BIENES COMUNES Y PBLICOS ................ 47

    7. DEFENSA DEL PRAMO DE TANGABANA ANTE LA INVASIN DE UNA PLANTACIN FORESTAL CON PINOS ................................................ 47CEBs Ecuador

    8. DEFENSA DEL TERRITORIO NUEVA ESPERANZA ................................................. 55CEBs Honduras

    EXPERIENCIAS EN ECONOMA SOLIDARIA ............................................................. 59

    9. EXPERINCIA NAS CEBS, NA DIOCESE DE JEREMIE .......................... 59CEBs Hait

    10. COOPERATIVAS PARA EL CAMBIO INTEGRADAS EN UNA RED DE COOPERATIVAS UNIDAS PARA EL CAMBIO Y EL PROGRESO (UCP) ............. 67CEBs Mxico

    11. SEMILLAS, SABERES Y SABORES.CEB BUGABA ....................................................... 73CEBs Panam

  • EXPERIENCIAS DE SALUD .................................. 7712. PUNTO DE ENCUENTRO

    COMUNITARIO - PEC .................................. 77CEBs Argentina

    13. FONDO SOCIAL DE EMERGENCIAS PARA LA SALUD ........................................... 83CEBs El Salvador

    14. CLNICA DE SALUD DE MEDICINA NATURAL Y ANCESTRAL ............................ 91CEBs Guatemala

    15. SALUD MENTAL ........................................... 94CEBs Guatemala

    16. MASCULINIDAD SANA (M.S.) ...................... 97CEBs Guatemala

    17. SADE E CEBs .......................................... 100CEBs Brasil

    18. SALUD Y VIDA, UNA EXPERIENCIA ALTERNATIVA ............................................. 106CEBs Colombia

    EXPERIENCIAS DE SOLIDARIDAD CON LOS MIGRANTES U OTROS GRUPOS VULNERABLES ................................... 112

    19. MOCHILEROS DE EMAS ........................ 112CEBs Argentina

    20. EDUCAR PARA TRANSFORMAR .............. 115CEBs Brasil

    21. CUASIMODO .............................................. 118CEBs Chile

    22. COMEDOR ESPERANZA ........................... 121CEBs Uruguay

    23. CASA DEL MIGRANTE: RUCHAGAL -BIENVENIDO/A TE RECIBO CON LOS BRAZOS Y EL CORAZN ABIERTO- ........ 124CEBs Mxico

    EXPERIENCIAS CON TEMATICA DIVERSA ........................................... 128

    24. FE- POLTICA. CEBS DE EL GUABO - EL ORO- ECUADOR ................................... 128CEBs Ecuador

    25. NUEVOS PROTAGONISTAS DE CEBs - JOVENES.................................................... 133CEBs Bolivia

    26. CASITA SOLIDARIA .................................... 137CEBs Bolivia

  • Las

    CEB

    s ca

    min

    ando

    y e

    l Rei

    no p

    roca

    lman

    do

    5

    PRESENTACIN

    En las Comunidades Eclesiales de Base (CEBs) nos hemos propuesto fortale-cer las acciones en torno al buen vivir un axioma andino, con espritu religioso ancestral, que integra dimensiones humanas como la espiritualidad, ecologa, economa, poltica, tica, ritualidad y pluralidad. Una cosmovisin anloga que aggiorna la expectativa bblica de Reinado de Dios. Replantea el orden cultural de participacin social y la gestin poltica econmica de distribucin de bie-nes. Por ello Sumak Kawsay sostiene la esperanza de un otro modo de vida posible y necesario a la vez anima y desafa a su construccin histrica.

    Este folleto contiene experiencias en torno al Buen Vivir compartidas por Comunidades de Amrica Latina y El Caribe, que responden a necesidades locales y al compromiso por la vida para todos, especialmente para los po-bres. Cada una de ellas tiene una riqueza propia, reflejan nuestra identidad y la manera en que las Comunidades Eclesiales de Base hacen posible al-gunos signos del Reino en nuestros contextos. Son fruto de ver la realidad a la luz de la Palabra de Dios y del trabajo comunitario realizado.

    Esta compilacin de experiencias, ordenada por temticas comnes, ha sido preparada para el X Encuentro Latinoamericano y Caribeo de CEBs que se llevar a cabo en Luque, Paraguay en septiembre del 2016. El tema es: CEBs en el seguimiento de Jess de Nazaret, hacemos memoria de los 50 aos de camino y abrimos con esperanza nuevos horizontes. Lema: Las CEBs caminando y el Reino proclamando. Sus objetivos:

    1.Celebrar la memoria de 50 aos de seguir a Jess en Comunidad para continuar con esperanza el caminar.

    2.Resignificar y/o refundar las CEB para dinamizar su caminar de acuer-do a los actuales signos de los tiempos y ser capaces de impulsar nuevos horizontes.

    3.Intercambiar y enriquecer las experiencias de buen vivir que tenemos en las CEBs para innovar nuestros ministerios y servicios.

    Confiamos a la Virgen de Cacupe, que nos recibe en Paraguay, que a lo largo y ancho de Amrica Latina y El Caribe se multipliquen experiencias de Buen Vivir para que en todos nuestros pueblos haya Buen Vivir.

    Servicio de Articulacin Continental

  • Las

    CEB

    s ca

    min

    ando

    y e

    l Rei

    no p

    roca

    lman

    do

    7

    EXPERIENCIAS DE FORMACIN DE AGENTES DE PASTORAL

    NOMBRE DE LA EXPERIENCIA: CENTRO MARISTA DE PROMOCIN

    Y ARTICULACIN DE COMUNIDADES CEMPAC

    POBLACIN BENEFICIARIA Otros: Comunidades Indgenas (Pueblo Guaran) Rural Suburbana Urbana Adultos mayores Jvenes Niez

    LUGAR DONDE SE DESARROLLA LA EXPE-RIENCIA Bolivia, Regin Andina, Dicesis de Tarija

    TIEMPO DE LA EXPERIENCIA. Inicio en el ao 2009

    OBJETIVO DE LA EXPERIENCIA CEMPAC:1. A la luz del contexto eclesial propuesto por el

    Papa Francisco, asumir el desafo de cons-truir un nuevo rostro de Iglesia: humilde, sen-cilla y joven de corazn, que refleje la alegra del Evangelio en nuestro alrededor.

    2. Para lograr este rostro, demos prioridad a la formacin y capacitacin de los agentes lai-cales de pastoral [animadores/as] y de sus respectivas comunidades.

    HISTORIA:CEMPAC-Centro Marista de Promocin y Arti-

    culacin de Comunidades creado en noviem-bre 2009.

    Como Misioneros Maristas Equipo/Comunidad trabajamos tiempo completo: animando, forman-do, asesorando, acompaando, conduciendo y articulando a las Comunidades Eclesiales de Base. En la dinmica de trabajo, visin y opcio-nes, nos damos cuenta que somos de los pocos que quedan en Bolivia.

    A final del 2014, despus de caminar como CEM-PAC al que tambin lo hemos denominado NUE-VA ETAPA, hemos realizado una profunda eva-luacin de su caminar y desarrollo; con estos ele-mentos elaboramos un plan para la continuidad del proceso para los prximos tres aos [2015-2017].

    A partir del nuevo milenio, Amrica Latina incluyen-do Bolivia ha experimentado y vivido el surgimien-to de proyectos polticos alternativos que conse-cuentemente han generado cambios y tensiones en diferentes aspectos de la vida. Estos cambios han despertado esperanzas, principalmente en la gente pobre y sencilla tanto del campo como en las areas periurbanas de las ciudades.

    Las Comunidades Eclesiales de Base, como ex-periencia ms prxima de la Iglesia que Jess quera y que los apstoles nos dejaron, hemos asumido el desafo, ante esta oportunidad que nos brinda la historia, ser un aporte que permita integrar elementos evanglicos en este proceso hacia la construccin de otro mundo posible y otra Iglesia posible que nos encamine ms decidida-mente a la construccin del proyecto del Reino.

  • 8

    X E

    ncue

    ntro

    Lat

    inoa

    mer

    ican

    o y

    Car

    ibe

    o de

    CE

    Bs

    Esta realidad es oportuna, como Iglesia, para implementar el proyecto pastoral, ya que desde nuestra pequeez como equipo misionero pro-ponemos las Comunidades Eclesiales de Base como una alternativa de vida frente a lo que acon-tece actualmente a la luz de la V Conferencia de Aparecida y el documento del Relanzamiento de la Articulacin Continental de las CEBs y las ex-hortaciones del Papa Francisco, especialmente La Alegra del Evangelio (Evangelli Gaudium). Como Equipo Misionero, hemos iniciado esta NUEVA ETAPA (CEMPAC) con su objetivo gene-ral, su objetivo especfico, estrategias y corres-pondientes lneas de accin para responder a la nueva realidad y al actual proceso de las CEBs, que venimos acompaado a travs de los aos.

    Para asumir los nuevos retos que nos plantea la realidad de las CEBs hemos visto la necesidad de desligarnos de nuestra responsabilidad de admi-nistrar un rea especfica (parroquia) y lanzarnos a la tarea de asumir el desafo de ser un EQUIPO ITINERANTE cuyo propsito es animar y articu-lar a las CEBs en diferentes niveles (Diocesano, Zonal, Nacional, Andino y Continental) y que fue bien recibido por la Conferencia Episcopal de Bo-livia a quienes compartimos nuestra intencin a travs de una carta en una de sus Asambleas y gratamente respondida por el Obispo del rea de Comunin Eclesial Mons. Braulio Sez Garca. A partir de entonces hemos iniciado la tarea de promover, animar, formar y articular a las CEBs por medio de talleres y cursos de formacin en diferentes partes del pas, y algunos pases de andinos, encontrando muy buena respuesta por parte de las CEBs particulares, sus delegados y pastores.

    Los resultados de nuestra evaluacin concluye: que este proceso que est en marcha no debe quedarse a medio trmino. Hemos visto la nece-sidad de continuar con nuestro servicio para for-talecer el desarrollo de este proceso y el caminar de las Comunidades Eclesiales de Base (CEBs). En este discernimiento hemos determinado como EJES CENTRALES de nuestra Misin para los prximos tres aos:

    Nivel Diocesano, CEMPAC (Centro Marista de Promocin y Arti-

    culacin de Comunidades) Medios de Comunicacin (Radio), Contribucin a Nivel Nacional, Contribucin a Nivel Andino Continental

    A estos cinco Ejes, hemos designado las activida-des correspondientes para lograr nuestro propsito.

    En nuestro caminar de 25 aos como Misioneros Maristas (promoviendo, formando, acompaando y asesorando a las CEBs) en diferentes lugares y niveles, por nuestro anlisis de la presente vi-vencia y actualidad de ellas nos conduce, a la ur-gencia de recuperar su mstica, y responder a las nuevas coyunturas socio- culturales del pas y de la regin. Esto implica retomar y profundizar su Identidad (primer nivel de Iglesia), su Metodologa (Ver, Juzgar, Actuar, Evaluar y Celebrar) y su Es-piritualidad (Cristocntrica, Liberadora, Proftica, Misionera y Martirial) y ser protagonista en proce-sos transformadores y alternativos.

    Sujetos a los que se atiende y la participacin de estos en el proceso.

    Beneficiarios: Todas las comunidades Eclesiales de Base en

    la Dicesis de Tarija (urbanas, campesinas, in-dgenas y jvenes)

    Animadores y animadoras de las CEBs. Equipo de Animacin Diocesana y la Comisin

    Ampliada de CEBs Las comunidades campesinas y sus organiza-

    ciones. Las CEBs y sus animadores y otros agentes de

    pastoral de las diferentes jurisdicciones de Bo-livia y de Amrica Latina.

    Participacin: Equipo de Animacin Diocesana y la Comisin

    Ampliada de CEB en la elaboracin, ejecucin, evaluacin del plan operativo anual.

    Asambleas de animadores Encuentros de Comunidades, Cursos y talleres de formacin.

  • 9

    Experiencias de Buen Vivir

    Las

    CEB

    s ca

    min

    ando

    y e

    l Rei

    no p

    roca

    lman

    do

    Reuniones y celebraciones en las Comunidades. Actividades solidarias, populares y culturales.

    Algunas cosas que hemos encontrado en el caminar:En este momento histrico de Bolivia hay varios movimientos y organizaciones populares-socia-les que contribuyen al proceso de cambio, aun-que cada vez con menos conviccin. En nuestro anlisis y evaluacin del actual contexto eclesial, podemos concluir que la Iglesia institucional boli-viana no ha jugado un rol protagnico de acompa-amiento que permita valorar lo positivo de este proceso, sino ms de oposicin. Las CEBs de Bo-livia, por motivos de preservacin, percibimos que han quedado fuera de la cancha al respecto, este factor ha afectado su voz proftica en la sociedad y su participacin en/con otras instancias con vi-sin y horizonte afines.

    Como CEMPAC est en la bsqueda permanen-te de tejer redes con instancias que promueven el BUEN VIVIR BUEN CONVIVIR: ejemplo ACLO Accin Cultural Loyola (Tarija).

    A travs del proceso de formacin que CEMPAC ofrece, formamos personas, y en los ltimos aos jvenes, para ser protagonistas en sus comuni-dades, en la sociedad y en la Iglesia. Como re-sultado, hoy varios de ellos fueron y son lderes/dirigentes en las diferentes organizaciones, cam-pesino-comunal, sociales, eclesiales.

    Aunque las CEBs son una prioridad pastoral en la Dicesis de Tarija, este proceso no ha sido acogi-do con alegra para su implementacin.

    La Iglesia local es netamente tradicional y devo-cional. La nueva generacin de sacerdotes, reli-giosos y religiosas, en su pastoral no reflejan el espritu del Concilio Vaticano II ni de las Conferen-cias Generales de Medelln, Puebla y Aparecida. En general, no hay entre ellos/as un entusiasmo abierto para colaborar o participar en una pastoral a partir de las CEBs. Como consecuencia, CEM-PAC trabaja con las CEBs con la colaboracin y participacin de escasos agentes de pastoral or-

    denados o consagrados. CEMPAC prepara agen-tes de base y de cambio para un modo de ser Iglesia, y especficamente de ser parroquia [red de comunidades] que no existe todava en la Igle-sia tarijea y boliviana.

    Aunque el ambiente eclesial en trminos gene-rales es as, felizmente podemos afirmar que los animadores/as, quienes a travs de los aos han recibido una formacin con CEMPAC, estn bien preparados y convencidos que las CEBs son el modo de ser Iglesia hoy que responde a la reali-dad y a la esperanza del pueblo por otro mundo y otra Iglesia posibles.

    En nuestro programa semanal llamado TEJIEN-DO REDES que se difunde todos los domingos a las 6:30 a.m. por el tiempo de 30 minutos en Radio ACLO Tarija, cuyo contenido y temtica es diverso (bblico, eclesial, cristolgico, ecolo-ga y medio ambiente, socio-poltico, liderazgo, mariologa, CEBs: identidad, mtodo, mstica y espiritualidad y otros), y elaborado enteramente por CEMPAC, desarrollamos a travs de aportes, dilogos, reflexiones, enfocados en una evangeli-zacin y concientizacin, orientado a los sectores populares del campo y la ciudad. Es el segundo programa ms escuchado despus del noticiero (resultado de un sondeo de la radio). La lnea y enfoque es popular y de resistencia a la versin oficial tanto de la iglesia, de la sociedad y del sis-tema. En este octubre cumplimos 10 aos ininte-rrumpidos de difusin.

    Nombre del MCS

    Radio ACLO Tarija

    Nombre del programa

    Tejiendo Redes

    Ttulos de los contenidos ya desarrollados Otro modo de

    ser iglesia es necesaria

    El Espritu sopla fuerte desde Latino-amrica

    La irresponsa-bilidad de los pobres ante el mensaje de Jess

    Duracin y frecuencia de

    difusin

    30 minutosTodos los do-mingos 6:30

    am 7:00 am

  • 10

    X E

    ncue

    ntro

    Lat

    inoa

    mer

    ican

    o y

    Car

    ibe

    o de

    CE

    Bs

    Nuestra me-moria histrica

    Participantes o ayudantes - protagonistas o espectadores

    CEBs: una iglesia en la vida del pue-blo y tantos otros mas

    JVENES Los ltimos seis aos hemos dado atencin especial a los jvenes quienes son miembros de las CEBs, tanto en la dicesis de Tarija y en aquellas jurisdic-ciones que han pedido nuestro apoyo con cursos, talleres, convivencias y encuentros. Los contenidos los hemos ido configurando segn la solicitud y en funcin a lo que ya tenemos elaborado; el propsito es cultivar el surgimiento de nuevos liderazgos y pro-tagonismo al servicio de las CEBs y de la sociedad.

    Actividad

    Cursos o talleres

    Convivencias

    Reuniones

    Contenido o metodologa (de los 2 ltimos aos) Con Jess: del Buen Convivir para el Buen Vivir CEBs: Presente y Futuro Utopa por el Reino Las CEBs: Caminando y el Reino Proclamando Fe y Poltica Nuevos Protagonistas Un Nuevo Modo de ser Iglesia Agentes de Cambio y otros Liderazgo: Perspectiva Bblica Dinmicas de Integracin Celebraciones Reflexin sobre algn tema puntual Intercambio de aportes Evaluacin Planeacin Programacin

    A iniciativa de la propuesta y trabajo nuestro con los jvenes se realiz en Tarija el primer Encuen-tro de Jvenes miembros de CEBs del 12 al 14 de julio de 2013 y cont con la participacin de 150 jvenes venidos de toda Bolivia. Uno de los compromisos asumidos fue dar el segundo paso, se defini la sede del prximo encuentro y debido a decisiones burocrticas de las instancias de la Conferencia Episcopal que cancelo la propuesta, qued enterrada la posibilidad de consolidar este proceso con los jvenes.

    CEMPAC como un centro de recursos al servicio de las CEBs, para promover, formar, acompaar, asesorar y articular el proceso tambin dedica su tiempo a la produccin de cursos de formacin, materiales de apoyo para animadores/as y comu-nidades; tratamos de ser un enlace con las CEBs en sus diferentes niveles: diocesano, regional, nacional, andino y continental. Algunos ejemplos:

    CEMPAC

    Visitas

    Liturgia

    Cursos para animadores

    Formacin y Acompaamiento

    Iniciacin de CEBsIdentidad de CEBsMtodo inductivoBiblia Buen Vivir...etc.

    Produccin de materiales

    Manual de celebracio-nes temticasCelebraciones de MateoCelebraciones de MarcosCelebraciones de LucasCancioneros Dios en la vida del PuebloFe y polticaAgentes de cambioCristo HistricoConcientizacin y evan-gelizacinCEBs: una esperanza en la transformacinHacia una autntica devocin MarianaEl animador y la Comu-nidad Entra en la RondaLa comunidad de Jess: una Iglesia en la Base CEBs y misinBiblia y realidad

    CEMPAC no recibe ninguna ayuda financiera o material de la Iglesia institucional y de una con-gregacin religiosa. No recibimos salarios, es-tipendios o pagos por los diferentes servicios. Para mantenernos a nosotros mismos y nuestra pastoral tenemos un fondo comn que viene de las voluntarias donaciones que vienen de un pe-queo grupo de amigos en Australia y los Estados Unidos. Adems a veces recibimos la invitacin de compartir nuestra experiencia misionera en

  • 11

    Experiencias de Buen Vivir

    Las

    CEB

    s ca

    min

    ando

    y e

    l Rei

    no p

    roca

    lman

    do

    pequeo nmero de parroquias donde tenemos contactos en el extranjero, y en estas ocasiones recibimos por medio de una colecta en el mo-mento una solidaridad monetaria. Para gastos especficamente pastorales [cursos, encuentros, materiales] desde el inicio de CEMPAC hemos re-cibido una pequea ayuda econmica por parte de CMC de Holanda y de Adveniat de Alemania. Este financiamiento de un proyecto aprobado de estas instancias ya ha llegado su trmino y no son renovables. A partir de 2017 no tenemos ninguna ayuda garantizada ni para nuestro propio mante-nimiento ni para la pastoral y actualmente esta-mos en esta bsqueda.

    NUESTRA MSTICA La mstica que caracteriza a CEMPAC es la de Je-ss: una mstica centrada en el Reino de Dios, es decir, se alimenta de un Dios que slo busca una humanidad ms justa y ms feliz, y tiene como centro y tarea decisiva construir una vida ms hu-mana, tal como la quiere Dios. La espiritualidad de Jess est alimentada, sostenida y animada por la experiencia de Dios Padre. Esta experien-cia marca toda su vida al servicio del Reino de Dios. Jess vive plenamente para el Reino desde una actitud de confianza total en Dios y de dispo-nibilidad incondicional. Una espiritualidad donde falten estos dos rasgos bsicos no es todava la espiritualidad de Jess. Toda la espiritualidad de Jess est orientada a introducir vida en el mun-do. El Espritu de Dios lo conduce a curar, liberar, potenciar y mejorar la vida. El evangelio de Juan lo resume poniendo en boca de Jess estas pa-labras inolvidables: Yo he venido para que ten-

    gan vida y la tengan en abundancia (Jn 10,10). Cuanto mejor viva la gente, mejor se realiza el Reino de Dios. Vivir la espiritualidad de Jess es para nosotros vivir luchando de manera concre-ta contra dolos, poderes, sistemas, estructuras o movimientos que hacen dao, deshumanizan el mundo e introducen muerte. Este rasgo es deci-sivo para captar la espiritualidad de Jess, y as nos identificamos como CEMPAC.

    Entre nosotros mismos y con los que sirvamos, ali-mentamos esta mstica por medio de nuestra con-templacin diaria como comunidad de fe, por medio de retiros espirituales durante el ao, celebraciones comunitarios, discernimiento continuo y por medio de nuestro contacto e insercin con el pueblo pobre.

    Mara de Nazaret Mara del Pueblo, cuyo nom-bre llevamos, nos inspira y nos conduce en nues-tro caminar. Como Equipo Marista, estamos acos-tumbrados a realizar juntos un retiro espiritual tres veces durante el ao pastoral uno al fin de cada periodo y despus seguimos con das de evalua-cin y planeacin sobre la vida y misin Marista. Cada mes reservamos un da para lo que llama-mos Da de Desierto. Peridicamente pasamos juntos en comunidad una noche de convivencia que incluye la celebracin eucarstica.

    CONTACTO:Responsable actual: Juan Hopkinson, Gilberto Patana, Javier Nina [Equipo Marista]Direccin y telfono: Misioneros Maristas, Casilla 345, Tarija, Bolivia: [591]46658316Correo electrnico: [email protected]

  • 12

    X E

    ncue

    ntro

    Lat

    inoa

    mer

    ican

    o y

    Car

    ibe

    o de

    CE

    Bs

    NOMBRE DE LA EXPERIENCIA: DIPLOMADOS TEOLGICO-

    PASTORALES PARA ANIMADORES/AS DE CEB

    POBLACIN BENEFICIARIA Rural Suburbana Urbana Adultos mayores Jvenes Mujeres

    LUGAR DONDE SE DESARROLLA LA EXPE-RIENCIA: Pas: MxicoEn las diferentes regiones del pas.

    TIEMPO DE LA EXPERIENCIA. Nace de la inspiracin y la llamada del relanza-miento en 2009 con un carcter ms formal, se inicia en el centro del pas en la Ciudad de Mxico y posteriormente se atiende al llamado de des-centralizarla y hacerlo presente en las regiones. Desde aos atrs ya se haba el deseo de for-malizar y darle un proceso ms sistemtico y por etapas a la formacin que tuviera el carcter de integral, integradora y permanente, en respuesta a las necesidades de las regiones y dicesis.

    HISTORIA1. Contexto en el que se desarrolla la expe-

    riencia.Vivimos en un momento de profunda y compleja crisis. sta se manifiesta especialmente en lo cul-tural y en todas las esferas de la vida social, por tanto, tambin en la religiosa. Las grandes insti-tuciones religiosas ya no atraen a muchos, que se estn pasando a otras opciones tan diversas que algunas rayan en el fundamentalismo o, por el contrario, un nmero considerable elige la in-creencia. Las comunidades en las que hay una vi-vencia de fraternidad y de solidaridad son las que pueden tener la capacidad de atraer a aquellos

    que se sienten desencantados por las prcticas multitudinarias y fras de las Iglesias.

    La anunciada cada del sistema neoliberal est aconteciendo pero no precisamente para traer be-neficios a los sectores pobres y excluidos, al con-trario, la deshumanizacin se hace presente en casi todos los mbitos de la vida, incluso, la crisis ambiental ya no es slo una amenaza sino un pe-ligro que empieza a modificar el estatus de vida de pueblos enteros. Literalmente la vida est amena-zada. Pero por ms catastrfica que pueda des-cribirse la crisis que vivimos, las CEB no somos profetas de malas noticias sino de buenas noticias, porque somos un espacio donde se busca vivir el proyecto comunitario de Jess y especialmente porque queremos proseguir la misin de anunciar el Reino de Dios presente en nuestra historia.

    En la experiencia latinoamericana y caribea apa-rece con claridad la propuesta sistemtica de que Otro mundo es posible. El debilitamiento y caos, generado por la globalizacin neoliberal, ha sido una oportunidad para que nuestros pueblos com-partan al mundo propuestas alternativas, entre las que figuran los aportes de las CEB. (Planeacin estratgica Mxico 2009-2016).

    2. Situacin a la que est respondiendo.Uno de los objetivos de la planeacin estratgica, es la formacin integral como un eje transversal: trabajar intensamente en nuestra formacin inte-gral como comunidades para una participacin de calidad en la vida de la Iglesia y de la sociedad

    La formacin es entendida como un proceso de educacin popular sistemtica, integral y por eta-pas, para favorecer la adquisicin de los conoci-mientos y habilidades para su desarrollo personal y cualifiquen su aporte tanto en la vida eclesial como en la social.

    Las CEB nos encontramos en un proceso de re-lanzamiento y fortalecimiento, el cual nos ha pues-to en camino para seguir generando comunidades vivas y fraternas, espacios de vida eclesial desde la base. Queremos ser signo del Reino de Dios,

  • 13

    Experiencias de Buen Vivir

    Las

    CEB

    s ca

    min

    ando

    y e

    l Rei

    no p

    roca

    lman

    do

    en donde se reflexione a la luz de la Palabra y desde los pobres y excluidos (as), a contribuir en la construccin de una sociedad justa y solidaria.

    Los diplomados y talleres son parte de este pro-ceso y tiene como objetivo profundizar en el ser y quehacer de las CEB para fortalecer y consolidar sus procesos en Mxico y estrecharlos con el res-to del continente.

    Esperamos que este espacio de formacin pro-porcione herramientas teolgicas y pastorales que ayuden a responder al contexto actual donde la globalizacin y el sistema neoliberal han tras-trocado todas nuestras relaciones econmicas, polticas, sociales, religiosas, etc. Este discurso sostiene un aparente beneficio del ser humano, sin embargo sus frutos son la exclusin de las mayoras, el deterioro de la vida as como el de la Casa Comn.

    Responde tambin al deseo de capacitar a los animadores/as de las distintas regiones del pas y ver fortalecidos los equipos de formacin locales a nivel diocesano y regional.

    Lograr claridad y desarrollar creatividad para las etapas de relanzamiento y fortalecimiento de las Comunidades Eclesiales de Base como una hora histrica en el caminar nacional y latinoamericano.

    Al finalizar el diplomado el egresado ser capaz de facilitar un servicio de formacin para los diver-sos ministerios que se desarrollan en las comuni-dades a nivel base, parroquial o regional, segn sea requerido en el proceso; as como integrarse a alguno de equipos de animacin en los distintos niveles de iglesia.

    Los iniciosLa hora que vivimos como Iglesia y sociedad demanda de nosotros una permanente fidelidad creativa a los principios que dieron origen e hi-cieron historia el movimiento de Jess y a las primeras comunidades cristianas. El Documento de Aparecida hace un reconocimiento de cmo las Comunidades Eclesiales de Base han sido

    escuelas que han ayudado a formar cristianos comprometidos con su fe, discpulos y misioneros del Seor... (178). La vida de las mismas pone en manos del pueblo la Palabra de Dios y desde ah impulsa el compromiso social en nombre del Evangelio desarrollando diversos servicios y mi-nisterios que le dan un nuevo rostro a la Iglesia.

    Es por ello que este espacio de formacin es-pecfica, en medio del caminar, pretende ser un servicio que impulse esta dinmica propia de las comunidades. El compromiso evangelizador y mi-sionero entre los ms sencillos y alejados, como expresin visible de la opcin preferencial por los pobres, requiere en nuestros tiempos desarrollar capacidades para acompaar, entender y propo-ner caminos de liberacin, desde lo personal, pa-sando por lo comunitario y hasta las estructuras sociales.

    Iniciamos en 2009 en Cd. De Mxico, partici-pantes: 32 de 10 regiones

    2010 Torren Coahuila, participantes: 32 de 6 regiones.

    2011 Coatzacoalcos Ver. Sierra Tarahumara, participantes: 66 de 7 regiones.

    2012 Oaxaca, Oax. Participantes 36 de 6 re-giones un hno. De Guatemala y una Hna. de Michoacn

    2013 Primer Diplomado de jvenes en CEB, Parroquia de la inmaculada Concepcin, Sayu-la, Jal. Participantes 50 jvenes

    2013 Pueblo Nuevo, Jal. Participantes: 54 de 8 regiones. 2015

    2015 Nivel de Diplomado, Tula, Hidalgo partici-pantes: 22 de 9 regiones

    Primer Nivel del Diplomado en San Cristbal de las Casas: 60 participantes de 5 regiones.

    2014-2015 Talleres de identidad, espiritualidad y misin de las CEBs, previos a talleres y En-cuentros Nacionales de jvenes y adultos

    2016 Taller Nacional de Asesores/as de Jve-nes en CEBs, Pueblo Nuevo Jalisco: 58 partici-pantes de 9 regiones.

    3. DESARROLLO DEL PROCESOObjetivo Primer Nivel: Profundizar en la identi-

  • 14

    X E

    ncue

    ntro

    Lat

    inoa

    mer

    ican

    o y

    Car

    ibe

    o de

    CE

    Bs

    dad y misin de las CEB para fortalecer y conso-lidar sus procesos en Mxico.

    CONTENIDO:I. VER Dinmicas de integracin grupal Crecimiento personal Formacin a la conciencia crtica I

    II. PENSAR Lectura popular de la Biblia Cristologa. Historia de la Iglesia Eclesiologa Discernimiento como eje trasversal Espiritualidad

    III. ACTUAR Misin y proyeccin de las CEBs hoy Planeacin y proyeccin pastoral

    IV. CELEBRAR Eucarista y oracin - celebracin contem-

    plados durante el Diplomado. Presentacin de culturas (La Identidad y

    Mstica se trabajan a partir de los ejercicios de compartir las culturas de los/as partici-pantes)

    V. EVALUAR Se recupera la experiencia como fuente de

    aprendizaje y capacitacin para la retroali-mentacin en los diversos servicios que se realizan en las CEB.

    La dinmica que se realiza durante el Diplomado desde los diferentes servicios y las comunidades de vida, nos confirma la importancia de formarnos en todos los aspectos de la persona, descubrimos y reconocemos dones y cualidades que se ponen en juego para enriquecer la experiencia en comu-nidad, as tambin descubrimos que muchas de nuestros aprendizajes tienen que ser resignifica-dos, devolvindole su carcter de servicio desde las actitudes humanas y evanglicas.

    El primer nivel del diplomado se desarrolla con

    cuatro mdulos: Nivel introductorio proporcionan-do elementos de reflexin y anlisis de prctica para la labor pastoral en las Comunidades Ecle-siales de Base de las distintas regiones y dicesis del pas.

    En ellos se expone las bases para el anlisis de la realidad, crecimiento personal, lectura popular de la Biblia, cristologa, eclesiologa, historia de la iglesia, discernimiento, espiritualidad, planeacin y proyeccin pastoral.

    Se trabaja con el mtodo de taller para recupe-rar experiencias de vida, proyectos concretos de trabajo, confrontados con la reflexin sistemtica expuesta por especialistas en la materia.

    La Identidad y Mstica se trabajan a partir de los ejercicios de compartir las culturas de los/as par-ticipantes, as como los momentos de oracin - celebracin contemplados durante el diplomado.

    El segundo nivel recupera y da continuidad:

    OBJETIVO: Capacitar animadoresas, para fortalecer los pro-cesos de formacin en las CEB, ayudando a ge-nerar reflexin teolgica - pastoral al servicio de la Iglesia de los pobres, en su identidad proftica, ministerial, celebrativa y servidora del Reino.

    CONTENIDO:I. VER Dinmicas de integracin grupal. Formacin a la conciencia crtica II. tica, formacin en valores.

    II.JUZGAREjes temticos: Mstica y profeca de las CEB (Un pueblo

    proftico). La Santsima Trinidad, la mejor Comunidad. Los ministerios en las CEB: Misin y Minis-

    terios de [email protected] [email protected] [email protected] Liderazgo humano y cristiano. La celebracin de la Vida (liturgia liberadora). Vaticano II y Documentos Latinoamericanos.

  • 15

    Experiencias de Buen Vivir

    Las

    CEB

    s ca

    min

    ando

    y e

    l Rei

    no p

    roca

    lman

    do

    III. ACTUAR Experiencia concreta del buen vivir y la pro-

    puesta de proyectos alternativos solidarios. Provocar la creacin de nuevos materiales

    que impulse nuestro trabajo en la base, for-taleciendo el aspecto ldico. (Salmos, can-tos, temas, dinmicas, msica, etc.)

    IV. EVALUAR Y CELEBRAR El carcter celebrativo ser uno de los ejes

    transversales en todo el Diplomado, con la recuperacin de signos y smbolos que nos lleven a un compromiso en armona con la persona y la casa comn.

    En la evaluacin recuperaremos los apren-dizajes que hemos tenido en el camino y en los servicios que prestamos.

    Tambin se ofrecen talleres de identidad de CEB, donde profundizamos Quines somos las CEB?, la espiritualidad propia como aporte y riqueza en la convivencia con otras espiritualidades, el senti-do de nuestra misin inspirada en una Iglesia en salida, teniendo la osada de recorrer o reconocer otras realidades donde el buen Dios nos llama.

    Sujetos a los que se atiende y la participacin de estos en el proceso.Animadores/as, coordinadores de adultos y jve-nes de CEB. La propuesta que los grupos forma-dos sean agentes multiplicadores en su regin, dicesis y parroquia, as se genera un efecto cascada y la experiencia en algunas regiones es compartida por mdulos de trabajo, ya que para muchos es imposible asistir a los 10 das que dura el diplomado que tiene una duracin de 92 a 100 horas.

    En los diplomados se descubren liderazgos tan-to juveniles como de adultos, cabe mencionar la participacin activa y creativa de las mujeres en el proceso. Se pretende que la formacin sistemti-ca siga fortaleciendo el proceso local, diocesano y nacional.

    En lo que llevamos de la experiencia con alegra reconocemos la presencia significativa y creativa

    de los jvenes, los cuales han decidido compar-tir esta experiencia de formacin con los adultos reconociendo la gran riqueza que significa para el proceso. Hemos retomado la formacin sistem-tica para reforzar el trabajo de los jvenes en las diferentes regiones.

    Alcance de la experiencia.En Mxico nuestro trabajo esta articulado en 11 regiones del pas, 23 estados y en 48 dicesis, reconocemos que la experiencia ha permeado en casi todas las regiones que acompaamos.

    Regiones que han participado y el nmero de participantes.

    Regin 1 : 9 participantes Regin 2: 29 participantes. Regin 3: 60 participantes. Regin 4 : 17 participantes Regin 5 : 10 participantes Regin 6: 39 participantes. Regin 7: 5 participantes. Regin 8: 49 participantes Regin 9 y 12 : 49 Regin 10: 10 participantes Regin 11 : 8 participantes Total: 393

    Capacitacin y formacin con la que se cuenta.La experiencia surge ms clara a partir de que un grupo de hermanos y hermanas de Mxico parti-cipan en el 2007 en el taller teolgico pastoral en Colombia que convoco la articulacin continental, entonces se pens que sera bueno e importante implementarla en Mxico, de este grupo dos in-tegrantes pusieron ms en claro la propuesta en ese proceso nos integramos otras dos personas y ah arranca la experiencia. Los cuatro integrantes con formacin teolgica y con experiencia pasto-ral en distintos campos y por supuesto en el cami-nar de las CEB.

    As se fue enriqueciendo la experiencia y la ayuda del equipo de asesores/as a nivel nacional es cla-ve ya que contamos con su apoyo y asesora en los distintos mdulos y materias, un equipo como

  • 16

    X E

    ncue

    ntro

    Lat

    inoa

    mer

    ican

    o y

    Car

    ibe

    o de

    CE

    Bs

    tal conformado surge un par de aos despus su aporte puntual en los diplomados presenciales y algunos talleres, ya que todos/as tienen tareas y responsabilidades locales. Como equipo no he-mos tenido una formacin, contamos con las for-maciones anteriores y nuestra experiencia pasto-ral, somos conscientes que un tiempo pensamos que era necesario que algunos/as que ya haban tenido la vivencia del diplomado podran integrar-se al equipo pero el tiempo nos dijo que si no hay conviccin del proceso, ni una profunda mstica las cosas no funcionan con buenas voluntades.

    Vinculacin con otras organizaciones.Asesore/as de apoyo puntual en asesoras o m-dulos del diplomado, se invita tambin a otras or-ganizaciones a compartir sus experiencias con-cretas sobre todo en el actuar, estas estn vincu-ladas o son de CEB y tambin a las que llamamos amigas de CEB.

    Principales dificultades y fallas que se han tenido o se tienen y como se han resuelto o enfrentado. Una de las principales dificultades es no con-

    tar con un equipo estable y disponible para los diplomados y talleres, esto es porque en la prctica no todos tenemos la misma mstica de servicio y el compromiso al proceso.

    Los recursos econmicos son insuficientes Seguimos en bsqueda de consolidar un Equipo

    aunque vemos que no es fcil por los tiempos y procesos de quienes pudieran integrarse, as tambin de contar con los recursos econmicos.

    Principales aprendizajes y frutos que recono-cemos Aprendemos de cada experiencia, la responsa-

    bilidad, la disponibilidad de los participantes y la puesta en juego de lo mejor de cada uno/a para enriquecer el camino.

    Actitud de servicio alegre por el proyecto del Reino

    Descubrir y acompaar nuevos liderazgos La participacin de las mujeres y jvenes La generacin de nuevos ministerios al servicio

    de la comunidad

    Retos y avances que visualizan para los prxi-mos dos aos. Ser creativos para crear un fondo econmico

    para la formacin. Motivar a que las y los animadores den segui-

    miento y continuidad al proceso, fortalecer los equipos locales de formacin, convencimiento de que vale la pena una formacin sistemtica y por etapas.

    A partir del ao pasado logramos realizar el se-gundo nivel del Diplomado, con la participacin activa de las y los jvenes de 3 regiones.

    Recursos humanos y financieros con los que cuentan. Contamos con un apoyo econmico del fondo

    de la Secretara Nacional otra parte es cubierta por el aporte de cada participante en los Diplo-mados; reconocemos que en estos ltimos 5 aos hemos tenido mayor dificultar para la ad-quisicin de recursos.

    Las y los asesores nacionales (hombres y mu-jeres acadmicos con espiritualidad en CEBs, laicos/as profesionistas, sacerdotes, religiosas) son quienes enriquecen la propuesta del conte-nido de los mdulos.

    El mismo Equipo de Formacin, aunque en es-tos ltimos aos se ha reducido, lo que nos de-safa a plantearnos nuevas estrategias para for-mar un pequeo equipo y dar mayor estabilidad.

    MSTICA Y FORMACINQu es lo que nos da fuerza o motiva a conti-nuar en este proyecto?La puesta que hacemos desde la formacin para capacitar animadores y animadoras que tengan un aporte ms especfico que responda a las nuevas realidades que nos interpelan, con herra-mientas que faciliten el acompaamiento pastoral y los diferentes ministerios.

    La deuda que tenemos con el proceso de una for-macin sistemtica y por etapas.

    La certeza que nos motiva es el deseado cambio de un mundo ms justo y ms fraterno.

  • 17

    Experiencias de Buen Vivir

    Las

    CEB

    s ca

    min

    ando

    y e

    l Rei

    no p

    roca

    lman

    do

    Necesitamos por generar y renovar los cuadros de animacin en todos los niveles.

    Cmo alimentamos la mstica que acompaa el proceso?Estamos insertos en las distintas realidades de las regiones, participamos y acompaamos de cerca los procesos locales, en ocasiones de manera muy puntual en compartir temas de formacin y planea-cin en sus asambleas y encuentros diocesanos, regionales y nacionales. Nos acompaan y ase-

    soran en resignificar la mstica y espiritualidad de CEBs los hermanos y hermanas que han caminado en este modo de ser Iglesia. Participamos en las Jornadas Teolgicas, Encuentros Continentales en CEBs, con otras organizaciones y denominaciones religiosas, para retroalimentar nuestra mstica, as tambin tenemos acompaamiento personalizado.

    CONTACTO:Responsable actual: Teresa Daza [email protected]

  • 18

    X E

    ncue

    ntro

    Lat

    inoa

    mer

    ican

    o y

    Car

    ibe

    o de

    CE

    Bs

    NOME DA EXPERINCIA: ESCOLA DE LIDERANAS JOVENS

    Campo onde a ao se encontra implantada: Esse trabalho contempla quais dessas aes - Formao de agentes de pastoral: escolas bblicas, centros de formao, seriada formao, missionrios / equipes

    mveis, animao comunitria para crianas, publicaes que apoiam as experincias ...

    Lugar donde se desarrolla la experiencia: Pa-rquia de Nossa Senhora da Conceio de Ipuei-ras, Diocese de Crates-CE. CNBB: Regional Nordeste I. Cidade: Ipueiras, Cear, Brasil

    QUEM SO OS BENEFICIRIOS?1. Rural Suburbana Urbana 2. Idosos, 3. Juventudes4. Mulheres, Crianas 5. Outros (pas, regio, diocese ou parquia): Lu-

    gar da experincia

    A Parquia est situada na Zona Norte do Estado do Cear, a 302 quilmetros de Fortaleza. Tem uma rea geogrfica de 1.131,7 km. Sua popula-o atual de 38.044 habitantes, sendo 18.247 na zona urbana e, 19.797 no meio rural. Possui 82 CEBs, organizadas em 11 regies pastorais.

    Experincia de tempo. Ano em que comeou.Chegando Parquia em 1996 no trouxemos um pacote pronto, era preciso primeiro escutar as comunidades como pedia a diocese a todos que aqui chegavam. Aps visitar comunidade a comu-nidade escutando os apelos da realidade de uma parquia de comunidades viva e atuante. Perce-bemos a grande necessidade de uma formao sistematizada para animadores e catequistas.

  • 19

    Experiencias de Buen Vivir

    Las

    CEB

    s ca

    min

    ando

    y e

    l Rei

    no p

    roca

    lman

    do

    Assim na assembleia de avaliao e planejamen-to com a participao de todas as comunidades decidimos iniciar o projeto de formao com a re-ciclagem dos catequistas em trs etapas por ano. A presena e participao significativa da juventu-de na catequese, na animao das comunidades, nas liturgias e outros... Organizamos a equipe de articulao da PJ com a participao dos jovens da Zona Rural e Urbana. No ano 2000 iniciamos a escola de formao cidad com jovens e adultos. E assim com objetivo de reanimar e fortalecer a vida das comunidades no ano seguinte continu-amos com a escola de liderana para que novas lideranas focem surgindo.

    HISTRIA1. Contexto no qual a experincia se desen-

    volveu.A experincia faz parte do plano de formao pa-roquial, que procura responder s diversas ne-cessidades dos animadores das comunidades: bblia, misso, catequese, liturgia, espiritualidade, realidade, cuidados com a vida (meio ambiente).

    2. Status para o qual est a responder. Formao de lideranas jovens, para atuarem

    nos grupos de Pastoral da Juventude, cateque-se, liturgia, animao missionria nas CEBs.

    Os primrdios. Desenvolvimento do processo.

    A Escola de liderana uma formao que se de-senvolve dentro da pedagogia da alternncia. Desenvolvemos esta formao com trs etapas

    presenciais. Temas desenvolvidos: 1Dimenso pisico-afetiva, 2 Dimenso metodolgica, 3

    metodologia bblica e 4 Espiritualidade.

    Trabalho de campo desenvolvido no intervalo das etapas.1 Elaborar um projeto de vida por 6 meses2 Mapeamento da comunidade;3 Mapeamento das foras vivas da comunidade;4 Entrevista com as lideranas da comunidade;5 Aonde no tem; organizar o grupo da PJ.6 Leitura Orante da Bblia uma vez por semana envolvendo toda comunidade;7 Participar ativamente da vida da comunidade.

    5. Sem prejuzo de ser servido e participao destes no processo.

    Orao, Ambiente, alimentao, trabalho de gru-po e avaliao de forma que todos so envolvidos nas equipes de servios.

    6. Extenso da experincia.Esta formao por se desenvolver na pedagogia da alternncia aos poucos vai chegando a todas as comunidades. O N de participantes vara en-tre 45 e 60 a cada dois anos se inicia uma nova turma.

  • 20

    X E

    ncue

    ntro

    Lat

    inoa

    mer

    ican

    o y

    Car

    ibe

    o de

    CE

    Bs

    8. Ligao com outras organizaes.A realizao da Escola conta com a parceria das Escolas Estaduais e Municipais existentes no mu-nicpio e Sindicato dos Trabalhadores e Trabalha-doras Rurais.

    9. Dificuldades principais e falhas que tive-ram ou tm e como foram ou enfrentado.

    O xodo rural e a migrao tm aumentado signi-ficativamente, sobretudo nestes ltimos anos. O que tem contribudo para certo esvaziamento nas comunidades

    10. Aprendizados principais e frutos que reco-nhecem.

    1. Aprendemos a valorizar mais o potencial da ju-ventude, com seus talentos e criatividade.

    2. Consideramos frutos bons a prpria atuao dos mesmos na animao das comunidades, na coordenao dos grupos de jovens.

    3. Destacamos ainda a participao dos mesmos em outros espaos da sociedade: escolas, as-sociaes, grupos de base.

    4. Dois jovens assumiram a vida Sacerdotal na Igreja/Diocese de Crates.

    11. Desafios e progressos para os prximos dois anos.

    Consideramos como principal desafio o xodo rural e a migrao dos jovens para as grandes cidades em busca de melhores condies de estudos e trabalho, comprometendo a perma-nncia dos mesmos em suas realidades de ori-gem. A falta de trabalho e perspectivas de vida gera outros problemas como o uso das drogas, prostituio, isolamento em decorrncia da de-pendncia da internet.

    Como progressos, constatamos a caminhada de uma rede (grupos) de jovens, nas comuni-dades da cidade e do meio rural, que fazem um trabalho de base de forma articulada, sempre buscando envolver outros jovens.

    12. Os recursos humanos e financeiros sua disposio.

    As religiosas, e os padres que esto a servio da parquia juntamente com os articuladores jovens

    e os animadores das comunidades, organizam esses momentos e fazem acontecer. As comuni-dades escolhem os jovens, preenchem as fixas e pagam as passagens dos seus participantes do caixa da comunidade.

    MSTICA E FORMAOO que o que nos d fora e motivao para continuar neste projeto? A partilha da palavra de Deus como fonte ins-

    piradora que ilumina a nossa caminhada apon-tando novos horizontes ligando f e vida.

    Poder contar com uma juventude participativa que aos poucos vai se tornando sujeito da sua histria.

    O desejo de ser luz na vida dos jovens sem perspectiva de futuro...

    No se deixar enganar diante das promessas e propagandas enganosas da sociedade que transforma nossa juventude em bonecos de propaganda.

    Torna-se uma juventude ativa e participativa com os ps no cho da realidade.

    A confiana no Deus da vida que caminha e faz Histria com o seu povo.

    Como podemos alimentar a mstica que acom-panha o processo? Continuar participando de forma ativa da vida das comunidades; participar das diversas formaes. Leitura Orante da Biblia...

  • 21

    Experiencias de Buen Vivir

    Las

    CEB

    s ca

    min

    ando

    y e

    l Rei

    no p

    roca

    lman

    do

    INFORAMAES: Irmo Maria Elza Fernandes Maia E EquipeEMAIL: [email protected]: https://www.facebook.com/mariael-zamaia.maiaWHATSAP +55 88 99428-3634 OP TIM: +55 88 99738-3939

    RESPONSVEL: IRMO MARIA ELZA FER-NANDES MAIA E EQUIPEParquia de Nossa Senhora da Conceio de Ipueiras, Diocese de Crates-CE.Regional Nordeste I CNBB / CE Brasil.

  • 22

    X E

    ncue

    ntro

    Lat

    inoa

    mer

    ican

    o y

    Car

    ibe

    o de

    CE

    Bs

    NOMBRE DE LA EXPERIENCIA: ESCUELA DE JVENES LDERES

    Traduccin del portugus al espaol: P. Juan Angel Deuzeide

    Lugar donde se desarrolla la experiencia: Pa-rroquia de Nossa Senhora da Conceio de Ipuei-ras, Dicesis de Crates-CE. CNBB: Regional Nordeste I. Ciudad: Ipueiras, Cear, Brasil.

    La Parroquia est situada en la Zona Norte del Estado de Cear, a 302 kilmetros de Fortaleza. Tiene una superficie de 1.131,7 km. Su pobla-cin actual es de 38.044 habitantes (18.247 en la zona urbana y 19.797 en el medio rural). Posee 82 CEBs, organizadas en 11 regiones pastorales.

    BENEFICIARIOSJuventudes

    Experiencia de tiempo. Ao en que comenz.Al llegar a la Parroquia en 1996 no trajimos un paquete listo: era preciso primero escuchar a las comunidades como les peda la dicesis a todos los que aqu llegaban. Luego, visitar comunidad por comunidad, escuchando los desafos de la realidad de una parroquia de comunidades viva y actuante. Percibimos la gran necesidad de una formacin sistematizada para animadores y ca-tequistas. As, en la asamblea de evaluacin y planeamiento, con la participacin de todas las comunidades, decidimos iniciar el proyecto de formacin con el reciclaje de los catequistas en tres etapas por ao. La presencia y participacin significativa de la juventud en la catequesis, en la animacin de las comunidades, en las liturgias y otros... Organizamos el equipo de articulacin de la P J con la participacin de los jvenes de la Zona Rural y Urbana. En el ao 2000 iniciamos la escuela de formacin ciudadana con jvenes y adultos. Y as, con el objetivo de reanimar y forta-lecer la vida de las comunidades, al ao siguien-te continuamos con la escuela de liderazgo para que fueran surgiendo nuevos lderes.

    HISTORIA1. Contexto en el que se desarroll la expe-

    riencia.La experiencia forma parte del plan de formacin parroquial, que procura responder a las diversas necesidades de los animadores de las comunida-des: Biblia, misin, catequesis, liturgia, espirituali-dad, realidad, cuidado de la vida (medio ambiente).

    2. Status al que quiere responder. Formacin de jvenes lderes, para actuar en

    los grupos de Pastoral de Juventud, cateque-sis, liturgia, animacin misionera en las CEBs.

    Los principios. Desarrollo del proceso.

    La Escuela de liderazgo es una formacin que se desarrolla dentro de la pedagoga de la alternancia. Desarrollamos esta formacin en tres etapas

    presenciales. Temas desarrollados: 1 Dimen-sin psico-afectiva, 2 Dimensin metodolgi-ca, 3 metodologa bblica y 4 Espiritualidad.

    Trabajo de campo desarrollado en el intervalo de las etapas.1 Elaborar un proyecto de vida por 6 meses2 Mapeo de la comunidad;3 Mapeo de las fuerzas vivas de la comunidad;4 Entrevista con los lderes de la comunidad;5 Donde no hay, organizar el grupo de la P J.6 Lectura Orante de la Biblia una vez por semana abarcando toda la comunidad;7 Participar activamente de la vida de la comu-nidad.

    5. Sin prejuicio de ser servido y participacin de estos en el proceso.

    Oracin, Ambiente, alimentacin, trabajo de gru-po y evaluacin de la forma en que todos se impli-can en los equipos de servicios.

    6. Extensin de la experiencia.Esta formacin, por desarrollarse en la pedagoga de la alternancia, de a poco va llegando a todas las comunidades. El nmero de participantes va-ra entre 45 y 60. Cada dos aos se inicia un nue-vo grupo.

  • 23

    Experiencias de Buen Vivir

    Las

    CEB

    s ca

    min

    ando

    y e

    l Rei

    no p

    roca

    lman

    do

    7. Ligazn con otras organizaciones.La realizacin de la Escuela cuenta con la colabo-racin de las Escuelas Estaduales y Municipales existentes en el municipio y del Sindicato de los Trabajadores y Trabajadoras Rurales.

    8. Dificultades principales y fallas que tuvie-ron o tienen y cmo las han enfrentado.

    El xodo rural y la migracin han aumentado sig-nificativamente, sobre todo en estos ltimos aos. Lo que ha contribuido a cierto vaciamiento en las comunidades

    9. Aprendizajes principales y frutos que reco-nocen.

    1. Aprendemos a valorizar ms el potencial de la juventud, con sus talentos y creatividad.

    2. Consideramos frutos buenos la misma actuacin de ellos en la animacin de las comunidades, en la coordinacin de los grupos de jvenes.

    3. Destacamos tambin la participacin de los mismos en otros espacios de la sociedad: es-cuelas, asociaciones, grupos de base.

    4. Dos jvenes asumieron la vida sacerdotal en la Iglesia/Dicesis de Crates.

    10. Desafos y progresos para los prximos dos aos.

    Consideramos como principal desafo el xodo rural y la migracin de los jvenes a las gran-des ciudades en busca de mejores condicio-nes de estudios y trabajo, comprometiendo la permanencia de los mismos en sus realidades de origen. La falta de trabajo y perspectivas de vida genera otros problemas como el uso de las drogas, la prostitucin, el aislamiento como resultado de la dependencia del internet.

    Como progresos, constatamos la caminada de una red (grupos) de jvenes, en las comunida-des de la ciudad y del medio rural, que hacen un trabajo de base en forma articulada, siempre buscando involucrar a otros jvenes.

    11. Recursos humanos y financieros a su dis-posicin.

    Las religiosas y los sacerdotes que estn al ser-vicio de la parroquia, juntamente con los articu-ladores jvenes y los animadores de las comu-nidades, organizan esos momentos y los llevan a cabo. Las comunidades eligen a los jvenes, llenan las fichas y pagan los pasajes de sus parti-cipantes de la caja de la comunidad.

    MSTICA Y FORMACINQu es lo que nos da fuerza y motivacin para continuar en este proyecto? El compartir la palabra de Dios como fuente

    inspiradora que ilumina nuestra caminada se-alando nuevos horizontes, ligando fe y vida.

    Poder contar con una juventud participativa que de a poco se va volviendo sujeto de su historia.

    El deseo de ser luz en la vida de los jvenes sin perspectiva de futuro...

    No dejarse engaar ante las promesas y pro-pagandas engaosas de la sociedad que transforma nuestra juventud en tteres de la propaganda.

    Se vuelve una juventud activa y participativa con los pies en la tierra de la realidad.

    La confianza en el Dios de la vida que camina y hace Historia con su pueblo.

    Cmo podemos alimentar la mstica que acompaa al proceso? Continuar participando de forma activa de la vida de las comunidades; participar de las diversas formaciones. Lectura Orante de la Biblia...

    RESPONSABLE: Hermana Maria Elza Fernan-des Maia y equipoParquia de Nossa Senhora da Conceio de Ipueiras, Diocese de Crates-CE.Regional Nordeste I CNBB / CE Brasil.EXPERIENCIAS DE ECOLOGA-CUIDADO DE LA CASA COMN

  • Las

    CEB

    s ca

    min

    ando

    y e

    l Rei

    no p

    roca

    lman

    do

    25

    NOMBRE DE LA EXPERIENCIA: FESTIVAL ECOLGICO JUVENIL

    DE LAS CEB DE NICARAGUA.

    POBLACIN BENEFICIARIA Rural Suburbana Jvenes

    LUGAR DONDE SE DESARROLLA LA EXPE-RIENCIA Pas: NicaraguaDiferentes regiones del pas donde se vive algu-na lucha en defensa del ambiente (la basura, el agua, los territorios, las empresas mineras, la de-forestacin, etc.)

    TIEMPO DE LA EXPERIENCIA. Los Festivales Ecolgicos se iniciaron el en ao 2011 y se rea-liza cada ao, en el prximo mes de octubre de 2016 se realizar la sexta edicin del festival con el tema del Agua, el grito ser el Derecho a Con-sumir Agua de Calidad.

    HISTORIA1. Contexto en el que se desarrolla la experiencia.Los festivales ecolgicos juveniles en Nicaragua surgieron como una manera creativa propia de las CEB de elevar la voz proftica, promoviendo la participacin activa de las comunidades en las luchas populares relacionadas con la crisis clim-tica y la responsabilidad compartida entre la ciu-dadana, las autoridades locales y nacionales.

    EXPERIENCIAS DE ECOLOGA-CUIDADO DE LA CASA COMN

    El objetivo fundamental de esta accin es fo-mentar el compromiso ciudadano, levantar la voz proftica y promover la participacin activa y consciente de la ciudadana desde nuestra es-piritualidad CEB. As mismo rescatar los valores culturales que se han ido erosionando y desde la creatividad hacer protesta con propuestas de in-volucramiento y trabajo comunitario.

    Los Festivales Ecolgicos surgieron como una alternativa de expresin ciudadana ante la nega-tiva del gobierno de cerrar los espacios de par-ticipacin poltica y ciudadana de la poblacin nicaragense.

    Adems responden a una necesidad de los jve-nes de expresarse ante los diversos problemas y necesidades presentes en el contexto, siendo la crisis climtica uno de los problemas ms sen-tidos por los diferentes sectores de la poblacin especialmente por la gente ms pobre del pas.

    Dado que la crisis climtica es uno de los proble-mas ms sentidos y serios que enfrenta el pas las CEB lo vimos como una oportunidad de hacer incidencia efectiva ante las autoridades municipa-les y nacionales de manera creativa y dinmica sin llegar a tener ningn tipo de confrontacin ya que el contenido de los festivales es cultural y artstico.

    2. Situacin a la que est respondiendo.Los Festivales Ecolgicos Juveniles responden a una necesidad urgente de toma de conciencia tanto de la poblacin como de las autoridades del pas ante la crisis ambiental que est viviendo el planeta que pone en riesgo la vida no solo hu-mana sino en general. A travs de esta accin se

  • 26

    X E

    ncue

    ntro

    Lat

    inoa

    mer

    ican

    o y

    Car

    ibe

    o de

    CE

    Bs

    pretende que haya acuerdos y compromisos en el cuido y proteccin del ambiente y defensa de los territorios.

    Tambin responde a la indiferencia y la apata que la poblacin en general tiene ante la situa-cin ambiental, con ello pretendemos despertar el compromiso desde el llamado que nos hace el Evangelio y la Encclica Laudato S.

    3. Los inicios. Desde sus inicios los festivales han sido impulsa-do como una oportunidad de hacer un verdade-ro ejercicio de participacin ciudadana desde los problemas cotidianos; iniciamos en el 2011 con el tema de la reforestacin y el involucramiento de los jvenes y desde la cultura y el arte se hizo un llamado a la poblacin a ser parte activa en las ini-ciativas de reforestacin en el Municipio de Con-dega, departamento de Estel en el norte del pas.

    En el siguiente festival en el 2012 nos fuimos al departamento de Masaya para protestar contra el mal manejo de la basura y como sta estaba contaminando las aguas de la laguna de Masaya; aqu se hizo un recorrido por las calles de la ciu-dad demandando mayor compromiso de la ciuda-dana y de las autoridades locales en el manejo correcto de la basura. Hubo tambin concursos de reciclaje.

    El tercer festival se realiz en Managua, en el ao 2013. Se hizo un proceso de preparacin previo con informacin sobre la importancia de este ce-rro para la vida de los Managua, charlas sobre la deforestacin que se estaba haciendo en el cerro Mokorn, zona de recarga hdrica para toda la ca-pital y luego hubo una marcha concluyendo con el festival al pie de cerro.

    En el 2014 el festival se realiz en Matagalpa en el municipio de RANCHO GRANDE donde se es-taba llevando una fuerte lucha contra la explora-cin y explotacin minera por parte de la empresa canadiense B2Gold, a la cual el gobierno le haba concedido el permiso de explorar el cerro Yahos-ca para explotar oro.

    4. Desarrollo del Proceso. Para organizar el festival hacemos un proceso que nos lleva aproximadamente seis meses, du-rante este tiempo realizamos las coordinaciones pertinentes con los diferentes actores involucra-dos y preparamos las condiciones necesarias para lograr los objetivos que queremos alcanzar, el mtodo que seguimos es el VER-JUZGARACTUAREVALUARCELEBRAR y lo hacemos de la siguiente manera:

    Se escoge un tema o situacin que afecta a la ciudadana y dnde hay procesos de lucha.

    Se hace un proceso de anlisis y bsqueda de informacin sobre ese proceso y luego se so-cializa la informacin a nivel de todas las CEB de Nicaragua.

    Se realizan procesos de capacitacin acerca del tema a todas las CEB.

    Se hacen colectas de fondos en cada comuni-dad para autofinanciar su participacin

    Cada comunidad prepara nmeros culturales (danza, poesa, teatro, canto, productos reca-lados, dibujos pinturas, etc.) alusivos al tema.

    Se hacen alianzas estratgicas con otras orga-nizaciones para apoyo a la actividad tanto en la formacin como en la accin concreta.

    Se divulga la accin en los medios de comuni-cacin alternativos y redes sociales.

    Se hacen alianzas con medios de comunica-cin tradiciones a nivel local.

    Se hace un pronunciamiento que se divulga por las redes sociales.

    En una asamblea de representantes de las CEB a nivel nacional evaluamos todo el proce-so y se establece un plan de seguimiento.

    Como parte del seguimiento se organizan ac-tividades relacionadas con el tema del festival ejemplo viacrucis ecolgico, celebracin del mes de biblia con temas ecolgicos, celebra-mos la navidad desde nuestro compromiso ecolgico, cada actividad se va relacionando con la ecologa.

    5. Sujetos a los que se atiende y la participa-cin de estos en el proceso.

    Dado que esta actividad es una lucha en defensa

  • 27

    Experiencias de Buen Vivir

    Las

    CEB

    s ca

    min

    ando

    y e

    l Rei

    no p

    roca

    lman

    do

    de la vida y a favor de la creacin aqu se involu-cra toda la poblacin de las localidades implica-das sin embargo quienes ms responden son las poblaciones rurales, los miembros de las CEB del campo y de los barrios marginales, los cuales se involucran en todo el proceso con una gran pa-sin y entusiasmo.

    Los protagonistas de todo el proyecto de los fes-tivales son los jvenes de la pastoral juvenil de las CEB, son ellos con el acompaamiento de las CEB de adultos quienes de forma creativa orga-nizan todo el proceso e impulsan la actividad final con cantos, bailes, poesas, teatro y de esta for-ma se eleva la voz proftica.

    6. Alcance de la Experiencia.Los festivales son de alcance nacional y de inci-dencia poltica ante las entidades correspondien-tes ya sea en el nivel local y en el nivel nacional.

    7. Capacitacin y formacin con la que se cuenta.

    Como CEB se mantiene una lnea de formacin permanente en temas ambientales, en participa-cin ciudadana e incidencia poltica; todos estos temas desde nuestra espiritualidad y desde el mtodo del ver, juzgar, actuar, evaluar y celebrar. As como el estudio de los evangelios a la luz de la realidad, en este ao hemos trabajado mucho con la Encclica Laudato S, se han desarrollado talleres sobre fe y poltica, compromiso ciudada-no, Jess participativ y otros.

    Metodolgicamente estas capacitaciones se han desarrollado en un proceso sistemtico de forma-cin tanto para adultos como para jvenes. En cada festival se hace un proceso de formacin del tema que se ha elegido, ejemplo: cuando el festival fue el municipio de Rancho Grande donde el tema fue la explotacin minera y la contamina-cin de las aguas, en este momento se capacit a travs de charlas a todas las CEB sobre cmo funciona una empresa minera, los procesos de extraccin de la minera metlica, como se con-taminan las aguas, la utilidades a quien llegan, leyes y decretos presidenciales que se emiten, el

    rol del estado; fue un proceso de formacin y con-cientizacin sobre ese tema y esto se repite cada ao segn el tema elegido.

    8. Vinculacin con otras organizaciones.Una vez acordado el tema del festival, se buscan alianzas con otras organizaciones afines al tema que se encuentran en la zona de influencia del festival, se coordina con stas para impulsar el proceso de formacin y la vinculacin a acciones de mayor trascendencia a nivel nacional.

    9. Principales dificultades y fallas que se han tenido o se tienen y como se han resuelto o enfrentado.

    Dificultades:No se ha logrado tener coordinacin con los go-biernos municipales.La articulacin de esfuerzos con las parroquias, solo la hemos logrado con Rancho Grande.No hemos logrado la divulgacin a travs de los Medios de Comunicacin de cobertura nacional.Muchas veces tenemos miedo a la denuncia.Los recursos econmicos siempre son insuficientes.

    Fallas. El seguimiento a los festivales anteriores no ha sido permanente y sistemtico.Timidez a articular con las parroquias.No se ha sistematizado y publicado la experiencia.No nos hemos abierto al ecumenismo.

    Principales aprendizajes y frutos que recono-cemos. Con los festivales hemos aprendido que: Como seguidores y constructores del Reino

    debemos acompaar las luchas populares en defensa de la vida.

    A travs de estos festivales se ha logrado, arti-cular pequeas cosas con algunas parroquias y otras organizaciones; hemos aprendido a tra-bajar en alianza.

    Las CEB hemos ganado reconocimiento, de nuestro trabajo y nuestra mstica.

    Este tipo de actividad propicia mucho el com-promiso social y el profetismo al que estamos llamados las y los cristianos.

  • 28

    X E

    ncue

    ntro

    Lat

    inoa

    mer

    ican

    o y

    Car

    ibe

    o de

    CE

    Bs

    A travs de la cultura y el arte se puede ha-cer incidencia y participacin ciudadana activa (Profetismo).

    Los frutos obtenidos durante el proceso vivi-do han ido aumentando a la par que hemos ido ganando experiencia:

    Ao2011

    2012

    2013

    2014

    2015

    LugarCondega, Estel el tema de la reforestacin.

    Masaya, el tema de la basura

    Managua, el tema de la deforestacin del cerro Mokorn.

    Matagalpa, Rancho Grande, el tema No a la Minera en Rancho Grande.

    Las Segovias, Cordille-ra Dipilto-Jalapa, con-cesiones para explotar el bosque en la zona de recarga hdrica.

    FrutoUn plan de reforestacin el cual fue apoyado por la comunidad y la alcalda municipal Poblacin sensibilizada, recono-cimiento de las CEB como comu-nidades ecolgicas. Coordinacin interinstitucional.Alianza con el Centro Humboldt, ONG especializada en temas ambientales e incidencia. Despus de un proceso de se-guimiento a la accin se logr detener la deforestacin del cerro, el cierre de la mina de material selecto Nido de guila y enjuiciar al dueo por los daos ocasionados al medio ambiente. El reconocimiento del aporte de las CEB a nivel nacional y la coordinacin con el movimiento local Guardianes de Yaosca, la parroquia de Rancho Grande, unidos en defensa de la Vida.Un ao despus de este festival y despus de una peregrinacin organizada por la Dicesis de Matagalpa en donde las CEB participamos, se emiti un decre-to presidencial dnde se cancel el derecho de exploracin y ex-plotacin minera a la empresa canadiense B2Gold.La alianza con la organizacin Mogotn permiti mayor impacto del festival.Se emiti un decreto presidencial cancelando los permisos de aprove-chamiento de los bosques de pino a las empresas madereras y se de-clar una veda total en la cordillera que se ha extendido a nacional.

    De forma general podemos decir que los festiva-les han dejado como fruto un mayor nivel organi-

    zativo de las CEB, mayor conciencia ecolgica y social, la capacidad de gestin del liderazgo co-munitario, la creatividad para la colecta de fon-dos, una mejor visin de derechos y de lo que es la justicia social, se ha fortalecido la Pastoral Juvenil de las CEB. Las CEB se han posicionado como iglesia Proftica en defensa de la vida.

    10. Retos y avances que visualizan para los prximos dos aos.

    1. Mantener estos festivales desde nuestra ms-tica e identidad como una forma de mantener viva nuestra voz proftica y la lucha por la dig-nificacin de la Vida.

    2. Profundizar en eco-espiritualidad viendo la inte-gralidad de la creacin.

    3. Aumentar la participacin de las y los jvenes con conciencia crtica.

    4. Poder articular un buen plan de seguimiento permanente.

    5. Implementar un plan de bsqueda de financia-miento para ampliar y sistematizar la experiencia.

    11. Recursos humanos y financieros con los que cuentan.

    A nivel financiero las CEB de Nicaragua no tienen ninguna fuente de financiamiento permanente, se trabaja con comunidades muy pobres, no se tiene ningn apoyo de las parroquias, lo que nos hace actuar con ms autonoma; sin embargo tenemos una prctica de colecta de fondos para autofinan-ciar las actividad que van desde rifas, alcancas, veladas culturales, querms, pequeas donacio-nes y adems tenemos un pequeo apoyo de la organizacin ALBOAN de Espaa para algunas acciones de participacin e incidencia.

    A nivel de recursos humanos contamos con un equipo de servicio nacional y los equipos regio-nales todos voluntarios quienes se encargan de impulsar todo un plan de trabajo en funcin del festival tanto a nivel de contenido como organiza-tivo y financiero.

    MSTICA Y FORMACINQu es lo que nos da fuerza o motiva a conti-nuar en este proyecto?

  • 29

    Experiencias de Buen Vivir

    Las

    CEB

    s ca

    min

    ando

    y e

    l Rei

    no p

    roca

    lman

    do

    Lo que nos impulsa a continuar este proyecto es la pasin por hacer realidad la construccin del Reino, nos impulsa e inspira la persona de Jess, su radicalidad en la defensa de la vida, la justi-cia y la verdad, el ser verdaderos seguidores de Evangelio.

    Nos impulsa y nos motiva el clamor del pueblo y el clamor de nuestra Madre Tierra, no podemos quedarnos inertes ante la situacin que viven nuestro pueblo; como verdaderos seguidores de Jess tenemos que tomar accin en defensa de la vida.

    Y el SEOR dijo: Ciertamente he visto la afliccin de mi pueblo que est en Egipto, y he escuchado su clamor a causa de sus capataces, pues estoy consciente de sus sufrimientos. Gn3, 7.

    Nos impulsa tambin el deseo de construir un mundo distinto, ms equitativo ms justo, como cristianos comprometido somos conscientes que este mundo necesita muchas transformaciones que deben ser gestadas desde lo ms pequeos, impulsando cambios desde las familias y la co-munidad, podemos lograr un mundo ms justo, donde todos nos veamos como hermanos.

    Nos motiva a continuar con mayor fuerza la his-toria de nuestro pueblo, marginado, excluido, las

    luchas de resistencias y los deseos de una vida digna como los so Jess.

    Cmo alimentamos la mstica que acompaa el proceso?La alimentamos a travs de los Evangelios, de la Encclica Laudato S, desde nuestra espiritualidad y compromiso cristiano, con la memoria martirial de mujeres y hombres que han ofrendado su vida en la lucha por hacer de este mundo una casa comn.

    La experiencia se puede acompaar con algn material.Adjunto se encuentran algunos reportajes con fo-tografas del festival de Rancho Grande, van dos reportajes incluyendo uno que hizo una antroplo-ga francesa que particip en la actividad y el otro que lo hizo un miembro de la Mesa de Profetismo.

    CONTACTO:Responsable actual: Jos Luis Cortez Quezada. Facilitador de la Mesa de Profetismo de las CEB Nicaragua.Direccin y telfono: Comunidad La Unin, de la Escuela ngela Chvez 100 metros al oeste 50 metros al sur, Santa Teresa, Carazo Nicaragua.Correo electrnico: [email protected], Facebook: Jos Luis Cortez Quezada.

  • 30

    X E

    ncue

    ntro

    Lat

    inoa

    mer

    ican

    o y

    Car

    ibe

    o de

    CE

    Bs

    Anexo: COMUNIDADES ECLESIALES

    DE BASE DE NICARAGUA (CEB)QUINTO FESTIVAL ECOLGICO

    JUVENIL

    San Fernando municipio de Nueva Segovia, 10 y 11 de Octubre de 2015.

    Nos embarcamos en una nueva aventura hacia un territorio desconocido para muchos de noso-tros, con una misin y un objetivo definido, sedientos de experi-mentar en este otro rinconcito de nuestro pas Nicaragua, la riqueza de su gente, las bellezas natura-les que lo envuelven y sobre todo las luchas que nos unen por hacer de esta tierra un paraso permanente.

    Hacia San Fernando nos dirigimos un pueble-cito perdido en medio de lo desconocido, estacio-nado a orillas de la majestuosa cordillera Dipilto-Jalapa lugares aquellos que albergaron a Sandi-no y a su gente para expulsar al gringo invasor del territorio indio, de nuestra patria valiente.

    Armados con la coraza de la encclica verde del Papa, inspirados por las palabras profticas de Monseor Romero y guiados por el espritu de Je-ss misionero, recorrimos casi trescientos kilme-tros desde nuestros pueblos, hasta llegar a Santa Rosa la cooperativa modelo que nos acogi en sus brazos para dormir nuestro sueo.

    En anteriores festiva-les elevamos nuestro grito proftico a favor de la Vida poniendo en prctica la refo-restacin en la comu-nidad la Laguna Con-

    dega, en el festival de Masaya dijimos NO a la contaminacin producida por la basura en nues-tras comunidades, pueblos y ciudades, tambin estuvimos en Managua gritando Quin ama la Vida con Pasin defiende el Mokorn, nos soli-darizamos con la lucha de pueblos hermanos en contra de la minera a cielo abierto como Rancho Grande y hoy estamos denunciando pblicamen-te el despale de la cordillera Dipilto-Jalapa.

    Este es el quinto Festival Ecolgico Juvenil que or-ganizamos las Comunidades Eclesiales de Base (CEB); nuevamente los jvenes son los principales

    protagonistas de le-vantar la voz proftica contra los criminales que atentan con des-palar y secar las fuen-tes de agua.

    Nuestra lucha no es violenta, nuestra lu-

    cha no es poltica, nuestra lucha es por hacer con-ciencia sobre la responsabilidad que tenemos to-das y todos de saber administrar los recursos que nos hered el creador.

    Nuestras armas son el arte: el poema, el canto, el teatro y los bailes, muy aunados al compromiso cristiano y a ese fiel testimonio de mujeres y hom-bres que luchan con pasin por seguir fielmente el testimonio de Jess.

    Fueron dos das de arduo trajn, compartiendo desde lo ms pequeo, degustando el arte y la cultura, la oracin y el compromiso cristiano, con-viviendo al lado del hermano, compartiendo el mismo techo y comiendo el mismo pan en una verdadera solidaridad.

    Agradecemos a Dios creador del universo y a su hijo Jess que nos permitieron haber reali-zado este Quinto Fes-tival Ecolgico Juvenil, a las y los jvenes de

  • 31

    Experiencias de Buen Vivir

    Las

    CEB

    s ca

    min

    ando

    y e

    l Rei

    no p

    roca

    lman

    do

    todas las regiones dnde las CEB estamos pre-sentes, a la Asociacin MOGOTON especialmen-te a Hazly Turniel, a las alcaldas de los diferentes municipios que apoyaron este esfuerzo, especial-mente al Alcalde del municipio de San Fernando Melvin Ortez por la deferencia de acompaarnos durante el festival, a ALBOAN organizacin amiga y gran aliada desde ya muchos aos, a la familia del Padre Arnaldo y muy especialmente a l por su compaa y apoyo incondicional, a todas las personas de la Primera Regin especialmente a la comunidad Santa Rosa por la organizacin y la acogida que nos dieron.

    Finalizo retomando las palabras del Papa Fran-cisco, tomadas de su Encclica:

    Cuando tomamos conciencia del reflejo de Dios que hay en todo lo que existe, el corazn

    experimenta el deseo de adorar al Seor por todas sus criaturas, como se expresa en el precioso himno de san Francisco de Ass.

    Papa Francisco

    Jos Luis Cortez Quezada.Miembro de la Mesa de Profetismo y Compromiso Ciudadano.

  • 32

    X E

    ncue

    ntro

    Lat

    inoa

    mer

    ican

    o y

    Car

    ibe

    o de

    CE

    Bs

    NOMBRE DE LA EXPERIENCIA:FESTA DAS SEMENTES

    POBLACIN BENEFICIARIA Rural Adultos mayores Jvenes Mujeres Niez

    LUGAR DONDE SE DESARROLLA LA EXPE-RIENCIA Brasil, Regio Centro Oeste, Arquidiocese de Cuiab, parroquia: Nossa Senhora Aparecida

    13 Festa da Troca de Sementes Tradicionais ou Crioulas, de Plantas Medicinais e de rvo-res Frutferas, na Zona Rural do Municpio de Jangada/MT

    TIEMPO DE LA EXPERIENCIA. Em setembro de 2003, na comunidade da Barra do Buriti, aconteceu a 1 Festa da semente com o tema Plantando Vida, Colhendo Esperana na Troca de Sementes. Na ocasio trocamos tam-bm experincias e informaes!

    HISTORIA1. Contexto en el que se desarrolla la expe-

    riencia.Em nossas idas e vindas pelas comunidades ru-rais do municpio de Jangada, percebemos que um dos problemas da agricultura familiar era a falta de sementes para o plantio diversificado nas roas. Os agricultores tinham a terra mais no ti-nham as sementes crioulas.

    Pensamos em criar um encontro para as famlias camponesas que tinham suas sementes crioulas de arroz, feijo, milho, mudas de ramas e de cana, trouxeram para doar ou trocar com outras. Isso desencadeou um processo dinmico de resgatar

    e cuidar da prpria semente tradicional ou criou-la, pois os/as participantes ficaram admirados quanta sabedoria possuam na convivncia com a Me Terra. A partir da todos os anos, no ms de setembro ou outubro, acontece a Festa da Se-mente com a participao de mulheres, homens, crianas, jovens. Nossa festa programada em vrios momentos de estudo e troca de experin-cias, troca de sementes e plantas medicinais e frutferas, entrelaados com cantos e danas que contagiam o nosso povo.

    En nuestras idas y venidas a travs de las comu-nidades rurales del municipio de balsa, nos dimos cuenta de que uno de los problemas de la granja familiar era la falta de semillas para la siembra diversificada en las plantaciones. Los agricultores tenan ms tierras no tenan Semillas criollas.

    Creemos en crear un lugar de encuentro para el campesino las familias que tenan sus semillas reliquia de arroz, frijoles, maz, caa de ramas y rboles jvenes, a donar o intercambiar con otros. Esto activa un proceso dinmico de rescatar y cui-dar de su propia semilla tradicional o criolla, por-que los participantes se sorprendieron en cuanto conocimiento tenan en convivencia con la madre tierra. De ah en adelante cada ao, en septiem-bre u octubre, fiesta de la semilla con la partici-pacin de las mujeres, hombres, nios, jvenes. Nuestro partido est programado a las varias ho-ras de estudio y de intercambio de experiencias, intercambio de semillas y plantas medicinales y rboles frutales, con canciones y bailes que pue-den nuestro pueblo.

    2. Situacin a la que est respondiendo.O avano das sementes transgnicas, uso de agrotxicos e fertilizantes qumicos, desvaloriza-o da cultura e da sabedoria campesina local.

    El avance de las semillas transgnicas, uso de pesticidas y fertilizantes qumicos, devaluacin de la cultura campesina y la sabidura.

    3. Los inicios.Setembro de 2003. (esse ano celebramos a 13

  • 33

    Experiencias de Buen Vivir

    Las

    CEB

    s ca

    min

    ando

    y e

    l Rei

    no p

    roca

    lman

    do

    festa da troca das semenstes criuolas e mudas frutiferas e medicinas).

    4. Desarrollo del proceso: realizamos a festa da troca de sementes criou-las e mudas frutiferas anualmente: o processo acontece com momentos preparao coletiva envolvendo as comunidades, de misticas, rezas cantadas, reflexes e debates sobre vrios temas ligados questo da agroecologia, avaliao do processo, escolha do local e data para prxi-ma festa, finalizando com momento cultural.

    5. Sujetos a los que se atiende y la participa-cin de estos en el proceso.

    Familias da zona rural e grupos de mulheres das comunidades eclesiaiss de base (homens, mu-lheres, crianas, jovens)

    6. Alcance de la experiencia. Isso provocou outras lideranas das comunida-des locais a se organizarem e comear a realizar a festa das sementes em suas comunidades. Aos poucos, os camponeses tomam consciencia de valorizar as sementes crioulas. Ao mesmo tempo em que resgatamos as sementes crioulas so tam-bm recuperados saberes, espaos socioculturais, ritos, mitos e significados que ficaram sepultados na histria da comunidade. Toda essa luta de re-sistncia nos informa que outro mundo possvel

    7. Capacitacin y formacin con la que se cuenta:Oficinas sobre os cuidados com as sementes, cuidados com a gua, preparao da terra para plantar, como produzir com adubos orgnicos, o risco dos agrotxicos, o que agroecologia, o que sao as sementes transgnicas e os interes-ses econmicos subjacentes, mulher e a agroe-cologia, soberania alimentar.

    8. Vinculacin con otras organizaciones:Comisso Pastoral da Terra, Centro Jesuita de Ci-dadania, CEBs.

    9. Principales dificultades y fallas que se han tenido o se tienen y como se han resuelto o enfrentado:

    Uma das principais dificuldades o avano do agronegcio com o apoio do Estado e dos meios de comunicao.

    10. Principales aprendizajes y frutos que reco-nocemos

    A valorizao de uma alimentao saudvel, a preservao das sementes crioulas, o reencontro das comunidades uma vez por ano, a troca de ex-perincias, organizao dos grupos de mulheres, mais um municipio de Cuiab adere tambem as festa das sementes crioulas, feiras agrecologica.

    11. Retos y avances que visualizan para los prximos dos aos.

    Estamos convencidas que a luta pela diversidade biolgica e tnica e a reconstruio da relao afe-tuosa que as sementes crioulas sempre nos pro-porcionaram. Ao manusear uma semente preser-vada pelo campons, pelos povos indgenas e pe-quenos agricultores, podemos sentir a energia da Vida que atravessou nossa histria. Nesse toque elementar e simblico se perceber o porqu da Semente Crioula ser o patrimnio da humanidade.

    12. Recursos humanos y financieros con los que cuentan.

    Por meio de recursos financeiros da CPT e das comunidades locais. Trabalho voluntrio das lide-ranas das comunidades locais.

    MSTICA Y FORMACINVem confirmar que a sabedoria e as experincias que as famlias agricultoras vm desenvolvendo, com base na Agroecologia, testemunham uma forma de trabalhar respeitando a Natureza, as re-laes entre homens e mulheres e valorizando as crianas e adolescentes.

    Vem tambm defender a preservao das se-mentes sadias e combater a manipulao, o mo-noplio e a imposio das sementes hbridas e transgnicas, alm de defender as famlias dos camponese, que por sculos cultivaram diversas espcies de sementes, produzindo alimentos sa-dios, estabelecendo um equilbrio entre os seres humanos e a natureza.

  • 34

    X E

    ncue

    ntro

    Lat

    inoa

    mer

    ican

    o y

    Car

    ibe

    o de

    CE

    Bs

    La experiencia se puede acompaar con algn material (si lo tienen): manuais (cartilhas) e foto-grafias.

    CONTACTO:Responsable actual: Comunidades de Jangada e Nossa Senhora do Livramento (articuladoras: Ma-ria Rossi e Ir. Vera Lobo).Correo electrnico: [email protected]

  • 35

    Experiencias de Buen Vivir

    Las

    CEB

    s ca

    min

    ando

    y e

    l Rei

    no p

    roca

    lman

    do

    NOMBRE DE LA EXPERIENCIA: FIESTA DE LAS SEMILLAS -

    VERSIN EN ESPAOL

    POBLACIN BENEFICIARIA Rural Adultos mayores Jvenes Mujeres Niez

    LUGAR DONDE SE DESARROLLA LA EXPE-RIENCIA Brasil, Regin Centro Oeste, Arquidicesis de Cuiab, parroquia: Nossa Senhora Aparecida

    13 Fiesta Del Trueque de Semillas Tradiciona-les o Criollas, de Plantas Medicinales y de r-boles Frutales, en la Zona Rural del Municpio de Jangada/MT

    TIEMPO DE LA EXPERIENCIA. En septiembre de 2003, en la comunidad de Barra do Buriti, se realizo la 1 Fiesta de la Semilla, con el tema Plantando Vida, Cosechando Esperanza en el Trueque de Semillas. En esa ocasin inter-cambiamos tambin experiencias e informaciones!

    HISTORIA1. Contexto en el que se desarrolla la expe-

    riencia.En nuestras idas y venidas por las comunidades rurales del municipio de Jangada, percibimos que uno de los problemas da agricultura familiar era la falta de semillas para la siembra diversificada en los campos. Los agricultores tenan la tierra pero no tenan las semillas criollas.

    Pensamos en realizar un encuentro para las fami-lias campesinas que tenan sus semillas criollas de arroz, trigo, plantines de ramas y de caas; trajeron para regalar o intercambiar con otras. Eso desencaden un proceso dinmico de resca-

    tar y cuidar la propia semilla tradicional o criolla, pues los/as participantes quedaron admirados de cunta sabidura posean en la convivencia con la Madre Tierra. A partir de ah todos los aos, en el mes de septiembre u octubre, se realiza la Fiesta de la Semilla, con la participacin de mu-jeres, hombres, nios/as, jvenes. Nuestra fiesta se programa en varios momentos de estudio e in-tercambio de experiencias, de semillas y plantas medicinales y frutales, entrelazados con cantos y danzas que contagian a nuestro pueblo.

    2. Situacin a la que est respondiendo.El avance de las semillas transgnicas, uso de pesticidas y fertilizantes qumicos, devaluacin de la cultura y de la sabidura campesina local.

    3. Los inicios. Septiembre de 2003. (Este ao celebramos la 13 fiesta del trueque de semilla criollas y plantines frutifales y medicinales).

    4. Desarrollo del proceso: realizamos la fiesta del trueque de semillas criollas y renuevos frutales anualmente: el proceso se realiza con momentos de preparain colectiva que envuel-ve a las comunidades de misticas, rezos cantados, reflexiones y debates sobre varios temas ligados a la cuestin de la agroecologa, evaluacin del pro-ceso, eleccin del lugar y la fecha para la prxima fiesta, finalizando con un momento cultural.

    5. Sujetos a los que se atiende y la participa-cin de estos en el proceso.

    Familias de la zona rural y grupos de mujeres de las Comunidades Eclesiales de Base (hombres, mujeres, nios/as, jvenes)

    Alcance de la experiencia. Eso provoc otros liderazgos de las comunidades locales para or-ganizarse y comenzar a realizar la fiesta de las semillas en sus comunidades. Al poco tiempo, los campesinos toman conciencia de valorizar las se-millas criollas. Al mismo tiempo que rescatamos las semillas criollas se recuperan tambin sabe-res, espacios socioculturales, ritos, mitos y signi-ficados que quedaron sepultados en la historia de

  • 36

    X E

    ncue

    ntro

    Lat

    inoa

    mer

    ican

    o y

    Car

    ibe

    o de

    CE

    Bs

    la comunidad. Toda esa lucha de resistencia nos informa que otro mundo es posible

    6. Capacitacin y formacin con la que se cuenta:Talleres sobre los cuidados con las semillas, cui-dados con el agua, preparacin de la tierra para sembrar, cmo producir fertilizantes orgnicos, el riesgo de los agrotxicos, qu es la agroeco-loga, o qu son las semillas transgnicas y los intereses econmicos subyacentes, la mujer y la agroecologa, soberana alimentaria.

    7. Vinculacin con otras organizaciones:Comisin Pastoral de la Tierra, Centro Jesuita de Ciudadana, CEBs.

    8. Principales dificultades y fallas que se han tenido o se tienen, y cmo se han resuelto o enfrentado:

    Una de las principales dificultades es el avance del agronegocio con el apoyo del Estado y de los medios de comunicacin.

    9. Principales aprendizajes y frutos que reco-nocemos

    La valoracin de una alimentacin saludable, la preservacin de las semillas criollas, el reencuen-tro de las comunidades una vez por ao, el in-tercambio de experiencias, organizacin de los grupos de mujeres, un municipio ms de Cuiab adhiere tambien a la fiesta de las semillas criollas, ferias agroecolgicas.

    10. Retos y avances que visualizan para los prximos dos aos.

    Estamos convencidas de que la lucha por la diversi-dad biolgica y tnica y la reconstruccin de la rela-cin afectuosa que las semillas criollas siempre nos proporcionaron. Al manipular una semilla preserva-da por el campesin