Heidegger, Martin - Estudios Sobre Mistica Medieval

Click here to load reader

  • date post

    02-Aug-2015
  • Category

    Documents

  • view

    144
  • download

    14

Embed Size (px)

description

88yuzu99, santuchu

Transcript of Heidegger, Martin - Estudios Sobre Mistica Medieval

MARTIN HEIDEGGER ESTUDIOS SOBRE MSTICA MEDIEVAL FONDO DE CULTURA ECONMICA MXICO Primera edicin en alemn,1995 Primera edicin en espaol (Siruela),1997 Segunda edicin (FCE), 1997 Primera reimpresin, 1999 Para la traduccin de esta obra se cont con la colaboracin de Inter Nationes Se prohbe la reproduccin total o parcial de esta obra -incluido el diseo tipogrfico y de portada-, sea cual fuere el medio, electrnico omecnico, sin el consentimiento por escrito del editor Ttulo original: Phiinomenologie desreligiosenLebens:"Augustinusund der Neuplatonismus", "Diephilosophischen Grundlagen der mittelalterlichen Mystik" 1995, Vittorio Klostermann GmbH, Frankfurt am Main D.R. 1997, EDICIONES SIRUELA,S. A. D.R. 1997, FONDO DECULTURA EcoNMICA Carretera Picacho-Ajusco, 227;14200 Mxico,D.F. ISBN 968-16-5426-9 Impreso t:n Mxico NOTAA LA VERSIN CASTELLANA Trasunabreveyfallidaestanciaenelotoode1909enel noviciado de la Compaa de Jess en Tisis, junto aFeldkirch (Voralberg), Heidegger solicit su ingreso en el Seminario Teo-lgicodeFriburgo,conocidocomoCollegiumBorromaeum, comenzando el semestre de invierno de ese mismo ao aestu-diarteologacatlicaenlaUniversidaddeFriburgo.Tales estudios, en los que la lectura de Aristteles, Toms de Aquino ySurez coexisti con la de losdos volmenes de las Investi-gacioneslgicasdeHusserl,yquehubierandebidoculminar enlaordenacindeHeideggercomosacerdotecatlico,se vieron interrumpidos en el semestre de invierno de1910-1911 por gravesproblemasdesalud,atribuibles,segnparece,al ingentetrabajointelectualqueseautoimpusoeljovencan-didatoatelogo.TrasunbreveperiododedescansoHei-degger sigui cursos de matemticas en la Universidad de Fri-burgo,asistiendo ala vez alasclases yseminarios de Arthur Schneider yde Heinrich Rickert. El 26de julio de '1913Heidegger obtena elgrado acadmi-codedoctor conunatesissobre"ladoctrina deljuicio en el psicologismo",realizadabajoladireccindeSchneider,ala sazn titular de la ctedra de filosofacatlica de aquella uni-versidad.Seguidamente Heidegger solicit con xito,atravs delobispoydecanodelcabildocatedralicioJustusKnecht, unabecadelaFundacinVonSchaezlerpara"dedicarseal estudiodelafilosofacristianaenelmarcodeunacarrera universitaria".Con estasayudas yen este marco institucional Heidegger pudo habilitarse en 1915 con un trabajo sobre Duns Scoto,siendo poco despusnombrado Pivatdozentde la Uni-versidad de Friburgo. En1916HusserlseinstalenFriburgocomosucesorde Rickert.Heidegger,por suparte,viofracasadossusintentos deobtener la ctedradefilosofamedieval(cristiana)deesa universidad aqueaspiraba.Lasconsecuenciasdeestos suce-7 8 NOTA A LAVERSIN CASTELLANA sosfuerondeterminantesparalaposteriorevolucindeun HeideggercadavezmsprximoaHusserl,graciasacuyos buenos oficiosobtuvo elnombramiento de profesor encarga-do de curso, y cada vez ms alejado de los crculos catlicos o, en cualquier caso,del "sistema del catolicismo".El verano de 1917 fue dedicado por Heidegger al segundo discurso sobre la religin del luterano Schleiermacher. Comenzaba as la "larga controversia con la fede los orgenes" ... Enestemarcotensoeincitantehayquesituarlostextos que integran elpresente volumen,pertenecientes al finalde la primera pocaheideggeriana en Friburgo yal comienzo,tras el interregno de Marburgo, de la segunda. Heidegger sucedi, en efecto,enFriburgoaHusserl-un Husserlquenohaba dudadoen recomendarloalasautoridadesacadmicasdela UniversidaddeMarburgocomounfenomenlogoinnovador yun granconocedor de"todaslas formasde la teologapro-testante"-,y,en1933,trasla subida deHitler alpoder,fue nombrado rector de dicha universidad. Noharfaltainsistirdemasiadoenlasubterrneacohe-renciadelplanteamientofilosficodefondodeestosestu-dios,sobre todo si se opta por contemplarlos ala luz retros-pectivadeSerytiempo.Perotambinalasdelaspginas abrasadas del"ltimo"Heidegger.Esta coherencia de fondo hapermitidoensamblarsinfisurasmaterialesdistintos, enriquecidosconnotasyaportacionesdevariostipos.En nuestra edicin hemosprocurado,contodo,acentuar elca-rctercontinuodeltexto,limitandotodoloposiblelare-misin de pasos del propio autor alas notas apie de pgina. Hemosrecurridoatalefectoalassiguientesconvenciones tipogrficas:lasanotacionesde Heidegger anexasalmanus-crito van entre [);una palabra ilegible se indica con elsigno < x >,y,cuando setrata devariascon elsigno< xx >;latra-duccindetextoslatinosygriegos,ascomo lasinserciones deltraductor ydelpropioHeidegger,endeterminadoscon-textos,vanentre[];losparntesisdeHeidegger seindican con().Y lasomisionesen la transcripcindeOskar Becker con< ... >. Toda traduccinde un autor de tanmarcadosrasgosidio-sincrsicoscomoHeidegger.eselresultadodeunprecario NOTAA LAVERSIN CASTELLANA 9 compromiso entre losderechosdel lenguaje originario tecni-ficado ylos de las convenciones yexigencias de la lengua viva aquesetraduce.stanohasido,desdeluego,unaexcep-cin. JAcoao Mu!Sioz AGUSTN Y EL NEOPLATONISMO Leccin impartida en laUniversidad deFriburgo en el semestre deverano de1921 MOTTO Curiosurngenusadcognoscendarnvitarnalie-narn,desidiosurn ad corrigendarn suarn[Son gen-teinteresadaenconocer lavidaajena ydescui-dada en corregir la propia) AUGUSTINUS,Confesiones X,3, 3 PARTE INTRODUCTORIA Las concepciones deAgustn LATAREAaquasumidaeslimitada;hastaqupunto,escosa quecabealmenosdilucidarnegativamentemediantesude-marcacinfrenteaotrasconcepcionesyaplicacionesde Agustn.Todasellascoincidenen laalta valoracinde la in-fluenciahistrico-espiritualdeAgustn.Lateologamedieval descansasobreAgustn.LarecepcindeAristtelesenla EdadMediaslohatenidorealmentelugar-cuando loha tenido-- enintensadiscusinconlaslneasagustinianasde pensamiento. La mstica medieval es una revitalizacin del pen-samiento teolgico yde la prctica eclesial de la religin,que se retrotrae, en lo esencial, amotivos agustinianos. En los aos decisivosdesuevolucinLuteroestuvobajounafuertein-fluenciadeAgustn.Dentrodelprotestantismo,Agustnha permanecido como el ms altamente valorado de los padres de la Iglesia. Dentro de la Iglesia catlica, Agustn experiment en Francia, en el siglo xvn, una renovacin (Descartes, Malebran-che, Pascal, el jansenismo, Bossuet, Fnlon) y desde entonces mantuvo all especialmente viva su presencia hasta la moder-na escuelaapologticacatlicafrancesa,quehizosuyasala vez ideas bergsonianas (de raigambre plotiniana). No se trata, por otra parte,aqu tanto de la influencia efectiva de Agustn como de la de un agustinismo ya armonizado con la doctrina eclesial, que slo en el ontologismo desborda un tanto los con-finesdel dogma.(Loque Scheler hace hoy es slo una recep-cin secundaria de este crculo deideas,aderezado con feno-menologa.) Elagustinismosignificadoscosas:filosficamente,un pla-tonismodetintecristianocontraAristteles;teolgicamente, una determinada concepcin de la doctrina del pecado yde la gracia (libre albedro y predeterminacin). Con eldespertar de la ciencia crtica de la historia en elsi-gloXIX,estoes,conlairrupcindela genuinahistoriadela 13 14AGUSTN Y EL NEOPLATONISMO Iglesia y de losdogmas,as como de la historia cristiana de la literatura ydelafilosofa,Agustnpas aser considerado, en estesentido,deunmododistinto.Conviene,pues,caracteri-zar brevemente lastresconcepciones yapreciaciones ms re-levantes de la investigacin de los ltimosdecenios,alasque se limita y restringe esencialmente el siguiente intento. l. LACONCEPCINDE AGUSTNDE ERNST TROELTSCH La concepcin ms reciente es la presentada por E.Troeltsch en un escrito, Agust{n,laAntigedad cristiana ylaEdad Media enconexinconelescrito"DeCivitateDei"(1915);Troeltsch concibe aAgustn desde elpunto de vista de una filosofage-neraldelacultura,histricayuniversalmenteorientada. "Desde que el movimiento cristiano" se sali "del mbito de la formacin,de la propiedad yde la sociedad",elproblema de la cultura pas aconvertirse "en el gran problema de los pen-sadorescristianos",!estoes,pas aprimer plano lacuestin de cmo el mundo y los bienes reales de la cultura podan en-contrar susitioen lasalvacincristiana.(Elproblemadela cultura:cmoarreglrselasparasentirsecmodoydecente en elmundo yacorde con elprogreso yen honor,trashaber sucumbido ya al paganismo.) TroeltschcifralaverdaderaimportanciadeAgustnenel hecho de que ste se convirtiese en el gran tico de la Antige-dad cristiana con su tica del summum bonum.Agustn "es la ltima ymayor sntesisdela cultura antigua agonizantecon elethos,elmito,laautoridadylaorganizacinde la Iglesia cristianaprimitiva".2 (Gneroviejo,traducidoafraseologa histrico-universal y filosfico-cultural!) Agustn no poda, por tanto,"ser aceptadoconlomsesencialsuyoen elsuelode otra cultura". 3 Es menos fundamental para la Edad Media que coronacin y cierre de la Antigedad. De este modo se toma la idea cristiana una de lasdelimita-1 EmstTroeltsch,Augustin,diechristlicheAntikeunddasMittelalter.Im Anschluss an dieSchrift "DeCivitateDei",Munich y Berln,1915, p. 50. 2 Op.cit.,p. 7. 3 Ibid. LAS CONCEPCIONES DE AGUSTN 15 dones msimportantesde losgrandesperiodos ydelasfor-maciones principales. Esta consideracin discurre por entero en el sentido del m-todo histrico-religioso ya previamente delineado por Troeltsch. Deacuerdoconl,la investigacin yexposicin de las"con-figuracionesreligiosasdeideas"debensepararse deltrasfon-do de una determinada dogmtica teolgica,teniendo dichas configuracionesqueserconsideradasensufusin"conla correspondientesituacingeneraldela cultura" .4Elmtodo histrico-religiosohadeserunmtodohistrico-cultural, que incluyaasimismo la dimensinhistrico-social.Conello Troeltschno pretendeafirmar que "losgrandesmovimientos religiosos deriven inmediatamente de la situacin cultural ge-neral".5(Peropertenecenaella!?Loque no dejadeentra-ar un malentendido an ms grave,ya que el"derivan"an podrateneralgnsentido!Peroimplantacin!?}"Locon-trarioeselcaso.Perosuposibilidaddeimplantacindes-cansa en aqulla,ysufijacininstitucional como religinde masas viene condicionada por su insercin en un sistema .cul-tural dado."6 Se llega,por tanto, con Troeltsch al problema de que, en la medida en que el problema de la cultur