Historia de La Radio en NIC

of 74/74
  • date post

    13-Sep-2015
  • Category

    Documents

  • view

    239
  • download

    1

Embed Size (px)

description

Historia de la Radio en Nicaragua, desde sus inicios.

Transcript of Historia de La Radio en NIC

  • Fundacin Konrad Adenauer Oficinas de Representacin en Managua, Nicaragua

    Km. 14 Carretera Sur, mano izquierda300 mts. Managua, NicaraguaAptdo. 3128, Tel. 00505 2657880

    E-mail: [email protected]

    Coordinacin: Kohar Pealba Fundacin Konrad Adenauer

    Edicin:Dr. Fernando Centeno ChiongHenry Peralta Argeal

    Diseo y diagramacin:MultiGrafic / Sergio Cabrera F.

    Impreso en MultiGraficTel. (505) 249 4797

  • Manual de Periodismo

    3

    INDICE

    1. Presentacin......................................................................................52. Prembulo.........................................................................................73. Introduccin al Periodismo.............................................................9

    3.1 El Arte de Redactar Noticias.

    3.2 El Mejor Oficio del Mundo.

    4. Gneros Periodsticos.....................................................................254.1 Concepto, caractersticas y clasificacin.

    4.2 Materia Prima de los Gneros Periodsticos.

    4.3 Gneros Periodsticos ms importantes.

    5. Legislacin de Prensa.....................................................................33 5.1 El Derecho de Acceso a la Informacin y las Garantas

    Constitucionales de la Libertad de Expresin.

    5.2 Funcin y Esencia tica del Periodismo.

    5.3 Medios de Comunicacin y Participacin Ciudadana.

    5.4 Declaracin de Chapultepec.

    6. Datos Histricos del Periodismo en Nicaragua............................516.1 El Periodismo Nicaragense: Una Historia de 195 aos.6.2 Antecedentes Histricos del Periodismo en Nicaragua.

    7. La Radiodifusin en Nicaragua....................................................577.1 Historia de la Radio en Nicaragua.

    7.2 La Radiodifusin Nacional.

    7.3 Cmo ser la radio en los prximos 20 aos?

    8. La Televisin en Nicaragua............................................................698.1 Breve historia de la televisin en Nicaragua.

  • Manual de Periodismo

    5

    PRESENTACIN

    La Fundacin Konrad Adenauer pone a disposicin de estudiantes de periodismo y personas interesadas en conocer las tcnicas y las herramientas de este noble oficio, un manual que no pretende, como otros, ensear a escribir o ejercer esta profesin, pues como bien es sabido, para la misma se requiere mucha vocacin, destrezas y habilidades.

    Por algo se ha dicho, que el periodismo es una profesin y es un arte, y por lo tanto ejercerla no slo requiere de una profunda vocacin, amplio conocimiento de la materia, sino tambin de un alto sentido de responsabilidad, por el papel que los medios de comunicacin juegan y cumplen en una sociedad.

    Durante varios aos la Fundacin Konrad Adenauer ha venido trabajando con hombres y mujeres de prensa de los medios de comunicacin escritos, radiales, televisivos y otras modalidades, que son novedosos productos del desarrollo tecnolgico, as como tambin con estudiantes de periodismo a travs de diferentes cursos formales y no formales, como talleres, seminarios, conferencias, conversatorios, diplomados, y se han otorgado becas para estudios de postgrado y maestra, tanto dentro como fuera del pas.

    Como producto de esta experiencia, hemos comprendido la necesidad de recopilar en un documento temas que sirvan como herramientas, conocimientos o tcnicas de esta profesin, que ayuden a un mejor desempeo de la misma; adems, seleccionar importantes artculos de anlisis, reflexin y estudio, acompaados de un sistema de autoevaluacin, que permita al usuario de este manual responder las diferentes interrogantes que se puedan presentar.

    Creemos que este aporte al estudio y mejoramiento del ejercicio del periodismo, ser de mucha utilidad y producir a la vez diversas inquietudes para ampliar y mejorar la prctica del oficio que contribuya con el ejercicio ms profesional del mismo, para cumplir con la misin del nuevo periodismo en una sociedad cada vez ms globalizada y altamente competitiva.

    Fundacin Konrad Adenauer, 2008.

  • Manual de Periodismo

    7

    PREMBULO:

    El presente Manual de Periodismo aborda aspectos bsicos importantes sobre el ejercicio de esta profesin. Tiene como finalidad proporcionar informacin pertinente que sirva de gua y material didctico en el estudio de las materias relacionadas con el Periodismo, de tal manera que el usuario de este libro conozca y aprenda de manera sencilla y prctica los tpicos que aqu se presentan.

    Este manual incluye conceptos, lecturas didcticas, textos de opinin y preguntas de autoevaluacin sobre las diversas materias que contiene. Todo ello con el propsito de que el lector pueda entender y comprender de forma clara los temas que se presentan en cada captulo. Adems de motivarlo a reflexionar e investigar ms acerca de la temtica abordada.

    Para el cumplimiento de tales objetivos el Manual ha sido estructurado en 6 captulos:

    Introduccin al Periodismo: incluye dos artculos que explican sucintamente aspectos generales y bsicos sobre las tcnicas y el estilo de los textos periodsticos y el ejercicio de este oficio.

    Gneros Periodsticos: en este captulo se definen las caractersticas que debe contener todo texto periodstico, se explican las diferencias entre cada gnero, y se indican las caractersticas estructurales de cada uno de ellos.

    Legislacin de Prensa: aqu se hace referencia al compromiso moral, tico y jurdico que tiene el Periodismo con la sociedad.

    Datos Histricos sobre el Periodismo en Nicaragua, Historia de la Radio e Historia de la Televisin en Nicaragua: estos tres captulos estn dedicados a los orgenes de esta profesin en Nicaragua.

    Esperamos que este documento sea de gran utilidad a periodistas y no periodistas para poner en alto lo que GABO llam El Mejor Oficio del Mundo.

  • III INTRODUCCIN AL PERIODISMO

  • Manual de Periodismo

    11

    EL ARTE DE REDACTAR NOTICIAS*

    Estas interrogantes latinas en espaol son el antecedente que conforma la norma procesal que garantiza la observacin y transmisin ms completa de un hecho que se desea convertir en noticias.

    ELEMENTOS DE LA REDACCIN PERIODSTICA

    Los elementos que caracterizan todo texto periodstico en general son: concisin, correccin, claridad, captacin del inters del oyente o lector y rigor informativo.

    Horacio Ruiz, constructor del periodismo nicaragense del siglo recin pasado junto a otra plyade de valores, en reciente entrevista con el Semanario Siete Das, que dirige el destacado periodista chinandegano Luis Hernndez Bustamante, resume en pocas palabras la forma de conformar, de edificar, de redactar noticias, indicando que un buen periodista solamente requiere de claridad, concisin, especificidad, detalles y causas, as como honradez.

    INTRODUCCIN

    Antes de profundizar en el tema, cabe rememorar lo que se entiende por noticia. Es el relato de un hecho verdadero, de un hecho comprobable, actual o indito, de inters general, que se comunica a un pblico que puede considerarse masivo.

    Tambin es de recordar las claves de la informacin, que son cinco o seis preguntas bsicas que nos permiten entender el fenmeno de la noticia, habitualmente conocidas como la frmula de la W, o razn de la letra inicial en ingls de los pronombres y adverbios interrogativos a cada caso, pasando de largo la discusin de que si son cinco o seis las interrogantes pertinentes.

    Estas preguntas bsicas, como ustedes muy bien lo saben, son: quin, qu, cundo, dnde, por qu y cmo. El origen de estas interrogantes lo encontramos, no en las prcticas de ninguna redaccin de peridico alguno, sino que en las facultades de leyes de la Edad Media, especficamente en las escuelas de Bolonia en Italia, Soborna en Francia, Salamanca en Espaa y Oxford en Inglaterra, donde los estudiantes usaban un hexmetro para recordar los elementos fundamentales para la reconstruccin de un hecho, y sobre todo un hecho delictivo.

    Jos Luis Martnez Albertos y Luisa Santamara Surez, en su Manual de Estilo para periodistas, anotan que a Quintiliano, intelectual romano, se le atribuye la autora de este verso: Quis? Quid? Quibus Auxiliis? Cur? Quamodo? Quando?.

  • Man

    ual d

    e Pe

    riod

    ismo

    12

    Concisin es sinnimo de concrecin, austeridad, sobriedad, escuetismo, sntesis, brevedad, resumen, laconismo, abreviatura, extracto, precisin, exactitud.

    De claro, los sinnimos son: cristalino, limpio, traslucido, transparente, inmaculado, neto, ntido, difano, puro, llano, inteligible, despejado, sereno, comprensible.

    Por su parte los sinnimos de especfico son: determinado, concreto, delimitado, estipulado. En el mismo orden de ideas lo que se plantea para obtener una correcta manera de elaborar noticias son dos herramientas:

    El dominio de nuestra Gramtica.a)

    El dominio de las tcnicas propias de b) la elaboracin de material periodstico.

    La concisin en materia periodstica obliga a una certera y rigurosa seleccin de los vocablos que se utilizan y supone el uso de una media de quince a dieciocho palabras por oracin y de 30 a 35 palabras por prrafo.

    La concrecin supone una actitud de respeto hacia las reglas acadmicas propias de una gramtica normativa del idioma, que nos conduce a la frase conocida como el buen gusto.

    La claridad se corresponde con el ideal de todo lenguaje, en la medida de lo posible, y de que a cada signo lingstico competa un solo significado y cada significado est representado nicamente por un signo, as como que cada palabra no tenga ms que un valor y cada idea no tenga ms que una palabra que la represente. Es lo que los especialistas definen como el principio de la univocidad.

    La captacin del inters del lector o del oyente acerca del texto periodstico se apoya en la exigencia de claridad y origina la denominada estructura del relato, muy clsico por cierto, en forma de pirmide invertida, que se caracteriza por un prrafo inicial o encabezado, y los siguientes en orden decreciente de inters, cuyo objetivo es atraer desde el primer momento hacia el mensaje periodstico al lector u oyente, cautivndolo para proseguir con la lectura o audiencia.

    El rigor informativo est claramente vinculado a las exigencias de honestidad intelectual en el trabajo periodstico y tiene que ver con la exactitud de los datos utilizados en el texto.

    ENCABEZADO DE LOS TEXTOS PERIODSTICOS

    Para la confeccin del encabezado periodstico se puede emplear cualquiera de los seis elementos o interrogantes ya mencionados.

  • Manual de Periodismo

    13

    Por ejemplo:

    Honrando la interrogante Quin, podemos anotar: El Presidente de Estados Unidos ha sido secuestrado.

    Honrando la interrogante Qu, podemos sealar: La designacin del nuevo Procurador de Derechos Humanos de Nicaragua.

    Honrando la interrogante Cundo, decimos: El treinta de Junio se instalar el Dialogo Nacional.

    Honrando la interrogante Dnde, expresamos: En Managua, Nicaragua, el terremoto del 23 de diciembre de 1972 ocasion diez mil muertos.

    Honrando la interrogante Por qu, escribimos: Hostigadas por la guerrilla sandinista, las tropas regulares de la Guardia Nacional se repliegan hacia la capital.

    Honrando la interrogante Cmo, destacamos: Valindose de todo tipo de transporte, hasta de carretas haladas por bueyes, la caravana recorri los 23 municipios de los departamentos de Len y Chinandega.

    EL PERIODISMO EN LA ACTUALIDAD

    Donald L. Ferguson y Jim Parten, en su libro El Periodismo en la Actualidad, nos obsequian algunos encabezados que aparecieron en el diario norteamericano The New York Times, as:

    Un monumento que trata de escribir lo inexpresable en granito fue develado hoy en el antiguo campo de exterminio de Birkeneau.

    La Avenida de las Amricas fue dada de alta ayer despus de 2 aos y medio de ciruga.

    Una pequea Estacin de Ferrocarril, con arrugas victorianas en su rostro, ha sido jubilada con pensin del seguro social.

    Actualmente es tan difcil encontrar un cuarto de hotel en Nueva York como encontrar un botones que no acepte propinas.

    TRANSICIONES EN EL TEXTO NOTICIOSO

    El uso de transiciones es muy importante para la unin de prrafos, la clave para la elaboracin adecuada de una noticia.

    Un prestigiado editor norteamericano precis: No hay ningn mal en los peridicos que no se pueda curar con un poco ms de talento en la redaccin y revisin.

    Son palabras de transicin: Por ejemplo: adems, en consecuencia, sin embargo, del mismo modo, lo que es ms, no obstante, por lo tanto, por consiguiente, posteriormente, mientras tanto, tambin, en general, pero, y, o, as pues, finalmente.

  • Man

    ual d

    e Pe

    riod

    ismo

    14

    EVALUACIN DEL TEXTO NOTICIOSO

    El periodista, una vez obtenido los datos para la elaboracin de su noticia, estudia sus notas muy cuidadosamente y determina el punto principal de la historia y descarta los detalles carentes de importancia. Arregla los datos y notas en orden de decreciente importancia y luego escribe el texto. Posteriormente evala el texto y compara nuevamente sus notas, para darle vida al texto definitivo que remitir a su superior o enviar para su difusin a los locutores, en caso de radio y televisin, y al diagramador en caso de peridico.

    El periodista, con la libreta en sus manos y frente a su mquina de escribir, que puede ser una vieja Remington o un moderno ordenador debe preguntarse con sentido crtico:

    Tengo todos los hechos?a)

    Verifiqu los hechos con mis b) fuentes?

    Comprob la ortografa de las c) palabras empleadas en el texto y los nombres completos de las personas identificadas en el mismo?

    Confirm la fecha con el calendario, d) de manera que el martes sea primero de julio, por ejemplo?

    Est escrita la historia en orden de e) decreciente importancia?

    Es breve el primer prrafo f) (generalmente de 30 a 35 palabras)?

    El vocabulario utilizado es sencillo y g) especfico?

    Correg todos los errores gramaticales h) y ortogrficos?

    Correg todos los errores de estilo?i)

    Tiene unidad la historia?j)

    Queda clara la historia con una sola k) leda?

    Las oraciones son cortas y claras?l)

    Estoy dispuesto a que la historia m) aparezca bajo mi nombre?

    TRMINOS Y FRASES QUE DEBEN EVITARSE

    Para la redaccin correcta de una noticia, Donald L. Ferguson y Jim Patten, en su libro El Periodismo en la Actualidad, aconsejan evitar:

    Los trminos o frases rebuscados, como a) rpido como una flecha en vez de raudo y veloz cual gil saeta; opiniones del peridico por pronunciamiento del rgano periodstico.

    Trminos vulgares y lenguaje b) ininteligible.

  • Manual de Periodismo

    15

    La redundancia. Es suficiente decir c) que el globo es esfrico por el globo es de forma esfrica; son las dos de las maana por son las dos a.m., de la maana.

    Frases gastadas, viejas y trilladas: Se d) vende como pan caliente, pisndole los talones, ver para creer, despus de la tempestad sigue la calma, ligero como una pluma, perdi hasta la camisa, ms vale tarde que nunca, al que madruga Dios le ayuda, me lo encuentro hasta en la sopa.

    DECLOGO DE LA REDACCIN PERIODSTICA

    Los mismos autores constituyen lo que podra llamarse el Declogo de la Redaccin Periodstica, as:

    Sea claro. La claridad abarca todo. 1. Es magnfico utilizar el colorido, la vivacidad, la audacia, pero primero hay que ser claro.

    Ame las palabras y trtelas con 2. respeto, ya que las palabras son las herramientas de nuestro oficio y tenemos que mantenerlas afiladas.

    Use palabras conocidas, pero ante 3. todo trate de que lo entiendan. Use verbos activos que den de lleno en vez de rozarlo solamente. Use oro, no oropel.

    Revise su artculo y vulvalo a revisar 4. cuantas veces sea menester, ya que es un proceso que no se puede evadir.

    Quite las palabras redundantes. Ya 5. se sabe que las emergencias son agudas, que las crisis son graves y la

    consideracin es seria. El palabrero diluye. Es sanguijuela que le chupa el significado al lenguaje.

    No tenga miedo a la repeticin de 6. palabras. Si usted debe escribir la palabra pltano 4 veces, hgalo. No sirve de nada anotar fruto amarillo y alargado por la palabra pltano, adems de que se emplean ms palabras y usted sabe que hay que ser conciso.

    Si no puede ser obviamente profundo 7. trate de no ser profundamente obvio, no informando as a su lector u oyente de que algo queda por verse.

    Trate de presentar una perspectiva 8. razonada. Un incendio alarmante no es un holocausto.

    El estilo depende en parte de la 9. cadencia de la prosa. Lea en voz alta su artculo para ver cmo suena. Basta con acomodar un poco las palabras para mantener el ritmo.

    Tenga cuidado con las oraciones 10. largas, que echan races y pueden hacer tropezar al lector o al oyente.

  • Man

    ual d

    e Pe

    riod

    ismo

    16

    LAS SIETE LEYES DEL PERIODISMO

    Finalizo evocando las siete leyes del Periodismo, incorporadas por J. Herbert Altschull, en su libro Agentes del Poder.

    En todos los sistemas de prensa, los 1) medios informativos son agentes de quienes ejercen el poder poltico y econmico y por lo tanto, los peridicos, las revistas, las agencias de difusin, las estaciones de radios, y las televisoras, no son actores independientes, an cuando tengan el potencial para ejercer un poder independiente.

    El contenido de los medios informativos2) refleja siempre los intereses de los que financian a la prensa.

    Todos los sistemas de prensa se basan 3) en la creencia en la libre expresin, an

    cuando la libre expresin se define en formas diferentes.

    Todos los sistemas de prensa respaldan 4) la doctrina de la responsabilidad social, proclaman que sirven a las necesidades e intereses del pueblo y manifiestan su buena disposicin para brindar acceso al pueblo.

    En cada uno de los tres modelos de 5) prensa- periodismo, radio y televisin- se percibe a la prensa de los otros modelos como descarriada.

    Las escuelas de periodismo 6) transmiten las ideologas y los sistemas de valores de la sociedad en la cual existen, e inevitablemente, ayudan a quienes detentan el poder a mantener su control sobre los medios informativos.

    Las prcticas de la prensa son 7) diferentes a la teora.

    * El autor es el Dr. Pedro Reyes Vallejos, abogado y periodista nicaragense.

  • Manual de Periodismo

    17

    Para lectura y comentarios.

    EL MEJOR OFICIO DEL MUNDO*Gabriel Garca Mrquez

    A una universidad colombiana se le pregunt cules son las pruebas de aptitud y vocacin que se hacen a quienes desean estudiar periodismo, y la respuesta fue terminante: Los periodistas no son artistas. Estas reflexiones, por el contrario, se fundan precisamente en la certidumbre de que el periodismo escrito es un gnero literario.

    Lo malo es que los estudiantes y muchos de los maestros no lo saben, o no lo creen. Tal vez a eso se debe que sean tan imprecisas las razones que la mayora de los estudiantes han dado para explicar su decisin de estudiar periodismo. Uno dijo: Tom comunicaciones porque senta que los medios ocultaban ms que lo que mostraban. Otro: Desde pequeo me gustaba or historias y leer. Y otro: Porque es el mejor camino para la poltica. Slo uno atribuy su preferencia a que su pasin por informar superaba su inters por ser informado.

    Hace unos 50 aos, cuando la prensa colombiana estaba a la vanguardia de Amrica Latina, no haba escuelas de periodismo. El oficio se aprenda en las salas de redaccin, en los talleres de imprenta, en el cafetn de enfrente, en las parrandas de los viernes. Pues los periodistas andaban siempre juntos, hacan vida comn, y eran tan fanticos del oficio que no hablaban de nada distinto que del oficio mismo. El trabajo llevaba consigo una amistad de grupo que inclusive dejaba poco margen para la vida privada. Los que no aprendan en aquellas ctedras ambulantes y apasionadas de 24 horas diarias, o los que se aburran de tanto hablar de lo mismo, era

    porque queran o crean ser periodistas, pero en realidad no lo eran.

    Los nicos medios de informacin eran los peridicos y la radio. sta tard en pisarle los talones a la prensa escrita, pero cuando lo hizo, fue con una personalidad propia, avasallante y un poco atolondrada, que en poco tiempo se apoder de su audiencia. Se anunciaba ya la televisin como un medio mgico que estaba a punto de llegar y no llegaba, y cuyo imperio de hoy era difcil de imaginar. Las llamadas de larga distancia, cuando se lograban, eran slo a travs de operadoras. Antes que se inventaran el teletipo y el telex, los nicos contactos con el resto del pas y el exterior eran los correos y el telgrafo que, por cierto, llegaban siempre.

    Un operador de radio con vocacin de mrtir capturaba al vuelo las noticias del mundo entre silbidos siderales, y un redactor erudito las elaboraba completas con pormenores y antecedentes, como se reconstruye el esqueleto de un dinosaurio a partir de una vrtebra. Slo la interpretacin estaba vedada, porque era un dominio sagrado del director, cuyos editoriales se presuman escritos por l, aunque no lo fueran, y casi siempre con caligrafas clebres por lo enmaraadas. Directores histricos, como Don Luis Cano en El Espectador, o columnistas muy ledos, como Enrique Santos Montejo (Calibn), en El Tiempo, tenan linotipistas personales para descifrarlas. La seccin ms delicada y de gran prestigio era la editorial, en un tiempo en que la poltica era el centro de gravedad del oficio y su mayor rea de influencia.

  • Man

    ual d

    e Pe

    riod

    ismo

    18

    EL PERIODISMO ES PRCTICA

    El periodismo caba en tres grandes secciones: noticias, crnicas y reportajes, y notas editoriales. La entrevista no era un gnero muy usual, ni tena vida propia. Se usaba ms bien como materia prima para las crnicas y los reportajes. Tanto era as, que en Colombia todava suele decirse reportaje por entrevista. El cargo ms desvalido era el de reportero, que tena al mismo tiempo la connotacin de aprendiz y cargaladrillos. Desde ah haba que subir por una escalera de buen servicio y trabajos forzados de muchos aos hasta el puente de mando. El tiempo y el mismo oficio han demostrado que el sistema nervioso del periodismo circula en realidad en sentido contrario.

    El ingreso de la cofrada no tena ninguna condicin distinta que el deseo de ser periodista, pero hasta los hijos de los dueos de peridicos familiares que eran la mayora- tenan que probar sus aptitudes en la prctica. Un lema lo deca todo: El periodismo se aprende hacindolo. A los peridicos llegaban estudiantes fracasados en otras materias o en busca de empleo para coronar la carrera, o profesionales de cualquier cosa que haban descubierto tarde su verdadera vocacin. Se necesitaba tener el alma bien templada, porque los recin llegados pasaban por unos ritos de iniciacin semejantes a los de la marina de guerra: burlas crueles, trampas para probar la malicia, reescritura obligada de un mismo texto en las agonas de la ltima hora: la creatividad gloriosa de la mamadera de gallo. Era una fbrica que formaba e informaba sin equvocos, y generaba opinin dentro de un ambiente de participacin que mantena la moral en su puesto.

    La experiencia haba demostrado que todo era fcil de aprender sobre la marcha para quien tuviera sentido, la sensibilidad y el

    aguante del periodista. La misma prctica del oficio impona la necesidad de formarse una base cultural, y el mismo ambiente de trabajo se encargaba de fomentarla. La lectura era un vicio profesional. Los autodidactas suelen ser vidos y rpidos, y los de aquellos tiempos lo fueron de sobra para poner muy en alto el mejor oficio del mundo como ellos mismos lo llamaban. Alberto Lleras Camargo, que fue periodista siempre y dos veces presidente de la repblica, no era siquiera bachiller.

    Algo ha cambiado desde entonces. En Colombia andan sueltas unas 27,000 credenciales de periodismo, pero la inmensa mayora no las tienen periodistas en ejercicio, sino que sirven de salvoconductos para toda clase de privilegios. Sin embargo, numerosos periodistas de verdad, y entre ellos algunos de los notables, no tienen ni quieren ni necesitan la credencial. Estas tarjetas se crearon por la misma poca en que se fundaron las primeras facultades de Ciencias de la Comunicacin, como reaccin, precisamente, contra el hecho cumplido de que el periodismo careca de respaldo acadmico. La mayora de los profesionales no tenan ningn diploma, o lo tenan de cualquier oficio, menos del que ejercan.

    Alumnos y maestros, periodistas, gerentes y administradores entrevistados para estas reflexiones, dejan ver que el papel de la academia es descorazonador. Se nota apata por el pensamiento terico y la formulacin conceptual, ha dicho un grupo de estudiantes que adelantan sus tesis de grado. Parte de esta situacin es responsabilidad de los docentes, por la imposicin del texto como algo obligatorio, la fragmentacin de libros con el abuso de las fotocopias de captulos, y ningn aporte propio. Y concluyeron, por fortuna, con ms humor que amargura: Somos los profesionales de la fotocopia.

  • Manual de Periodismo

    19

    Las mismas universidades reconocen deficiencias flagrantes en la formacin acadmica, y sobre todo en humanidades. Los estudiantes llegan del bachillerato sin saber redactar, tienen graves problemas de gramtica y ortografa, y dificultades para una comprensin reflexiva de textos. Muchos salen como llegaron. Estn presos en el facilismo y la irreflexin, ha dicho un maestro. Cuando se les propone revisar y replantear un artculo elaborado por ellos mismos, se resisten a volver sobre el. Se piensa que el nico inters de los alumnos es el del oficio como fin en s, desvinculado de la realidad y de sus problemas vitales, y que prima un afn de protagonismo sobre la necesidad de investigacin y de servicio. El estatus alto lo tienen como objetivo principal de la vida profesional, concluye un maestro universitario. No les interesa mucho ser ellos mismos, enriquecerse espiritualmente con el ejercicio profesional, sino aprobar una carrera para cambiar de posicin social.

    La mayora de los alumnos encuestados se sienten defraudados por la escuela, y no les tiembla la voz para culpar a sus maestros de no haberles inculcado las virtudes que ahora les reclaman, y en especial la curiosidad por la vida. Una excelente profesional, varias veces premiada, fue an ms explcita: Ante todo, en el momento de terminar el bachillerato, uno debe haber tenido la oportunidad de explorar muchos campos y en ellos debe saber qu le inquieta. Pero en la realidad esto no es as: uno tiene que repetir muy bien, y sin alterarlo, lo que la escuela le ha dado, para poder pasar.

    Hay quienes piensan que la masificacin ha pervertido la educacin, que las escuelas han tenido que seguir la lnea viciada de lo informativo en vez de lo formativo, y que los talentos de ahora son esfuerzos individuales y dispersos que luchan contra

    las academias. Se piensa tambin que son escasos los profesores que trabajan con un nfasis en aptitudes y vocaciones. Es difcil, porque comnmente la docencia lleva a la repetidera de la repeticin, ha explicado un maestro. Es preferible la inexperiencia simple al sedentarismo de un profesor que lleva veinte aos con el mismo curso.

    El resultado es triste: los muchachos que salen ilusionados de las academias, con la vida por delante, slo se hacen periodistas cuando tienen la oportunidad de reaprenderlo todo en la prctica dentro del medio mismo. Algunos se precian de que son capaces de leer al revs un documento secreto sobre el escritorio de un ministro, de grabar dilogos casuales sin prevenir al interlocutor, o de usar como noticia una conversacin convenida de antemano como confidencial. Lo ms grave es que estas transgresiones ticas obedecen a una nocin intrpida del oficio, asumida a conciencia y fundada con orgullo en la sacralizacin de la primicia a cualquier precio y por encima de todo: el sndrome de la chiva. No los conmueve el fundamento de que la buena primicia no es la que se da primero sino la que se da mejor. En el extremo opuesto estn los que asumen el empleo como una poltrona burocrtica, apabullados por una tecnologa sin corazn que apenas si los toma en cuenta a ellos mismos.

  • Man

    ual d

    e Pe

    riod

    ismo

    20

    LA GRABADORA: UN FANTASMA

    Antes que se inventara la grabadora, el oficio se haca bien con tres instrumentos indispensables que en realidad eran uno solo: la libreta de notas, una tica a toda prueba, y un par de odos de los que los reporteros usaban todava para or lo que se les deca. Las primeras grabadoras pesaban ms que las mquinas de escribir, y grababan en bobinas de alambre magntico que se embrollaban como hilo de coser. Pas algn tiempo antes que los periodistas las usaran para ayudar la memoria, y ms an para que algunos les encomendaran la grave responsabilidad de pensar por ellos.

    En realidad, el manejo profesional y tico de la grabadora est por inventar. Alguien tendr que ensearles a los periodistas que no es un sustituto de la memoria, sino una evolucin de la humilde libreta de apuntes que tan buenos servicios prest en los orgenes del oficio. La grabadora oye, pero no escucha, graba pero no piensa, es fiel pero no tiene corazn, y a fin de cuentas su versin liberal no ser tan confiable como la de quien pone atencin a las palabras vivas del interlocutor, las valora con su inteligencia y las califica con su moral. Para la radio tiene la enorme ventaja de la literalidad y la inmediatez, pero muchos entrevistadores no escuchan las respuestas por pensar en la pregunta siguiente. Para los redactores de peridicos la transcripcin es la prueba de fuego: confunden el sonido de las palabras, tropiezan con la semntica, naufragan en la ortografa y mueren por el infarto de la sintaxis. Tal vez la solucin sea que se vuelva a la pobre libreta de notas para que el periodista vaya editando con su inteligencia a medida que graba mientras escucha.

    La grabadora es culpable de la magnificacin viciosa de la entrevista. La radio y la televisin,

    por su naturaleza misma, la convirtieron en el gnero supremo, pero tambin la prensa escrita parece compartir la idea equivocada de que la voz de la verdad no es tanto la del periodista como la del entrevistado. La entrevista de prensa fue siempre un dilogo del periodista con alguien que tena algo que decir y pensar sobre un hecho. El reportaje fue la reconstruccin minuciosa y verdica del hecho. Es decir la noticia completa. Tal como sucedi en la realidad, para que el lector la conociera como si hubiera estado all. Son gneros afines y complementarios, y no tienen por qu excluirse el uno al otro. Sin embargo, el poder informativo y totalizador del reportaje slo es superado por la clula primaria y magistral del oficio, la nica capaz de decir en el instante de un relmpago todo cuanto se sabe de la noticia: el flash.

    De modo que un problema actual en la prctica y la enseanza del oficio no es confundir o eliminar los gneros histricos sino devolverle a cada uno su sitio y su valor en cada medio por separado. Y tener siempre presente algo que parece olvidado, y que es la investigacin que no es una especialidad del oficio, sino que todo el periodismo tiene que ser investigativo por definicin.

    Un avance importante de este medio siglo es que ahora se comenta y se opina en la noticia y en el reportaje, se enriquece el editorial con datos informativos. Cuando no se admitan estas licencias, la noticia era una nota escueta y eficaz, heredada de los telegramas prehistricos. Ahora en cambio, se ha impuesto el formato de los despachos de agencias internacionales, que facilita abusos difciles de probar. El empleo desaforado de comillas en declaraciones falsas o ciertas permite equvocos inocentes o deliberados, manipulaciones malignas y tergiversaciones venenosas que

  • Manual de Periodismo

    21

    le dan a la noticia la magnitud de un arma mortal. Las citas de fuentes que merecen entero crdito, de personas generalmente bien informadas o de altos funcionarios que pidieron no revelar su nombre, o de observadores que todo lo saben y que nadie ve, amparan toda clase de agravios impunes, porque el autor se atrinchera en su derecho de no revelar la fuente. En los Estados Unidos- por no ir ms cerca- prosperan fechoras como esta: Persiste la creencia de que el ministro despoj de sus joyas el cadver de la vctima, pero la polica lo neg. No haba ms que decir: el dao estaba hecho. El culpable se atrinchera en su derecho de no revelar la fuente, sin preguntarse l mismo no es instrumento fcil de esa fuente que le transmiti la informacin como quiso y arreglada como ms le convino. De todos modos, es un consuelo suponer muchas de estas transgresiones ticas, y otras tantas

    que avergenzan al periodismo de hoy, no son siempre por inmoralidad, sino tambin por falta de dominio profesional.

    APLASTADOS POR EL MDULO

    El problema parece ser que el oficio no logr evolucionar a la misma velocidad que sus instrumentos, y los periodistas se quedaron buscando el camino a tientas en el laberinto de una tecnologa disparada sin control hacia el futuro. Las universidades debieron creer que las fallas eran acadmicas, y fundaron escuelas que ya no son slo para la prensa escrita con razn- sino para todos los medios. En la generalizacin se llevaron de calle hasta el nombre humilde que tuvo el oficio desde sus orgenes en el siglo XV, y ahora no se llama periodismo sino Ciencias de la Comunicacin o Comunicacin Social. Lo cual, para los periodistas empricos de antao, debe ser como encontrase al pap vestido de astronauta bajo la ducha.

    En universidades de Colombia hay catorce pregrados y dos posgrados en Ciencias de la Comunicacin. Esto confirma una preocupacin creciente de alto vuelo, pero tambin deja la impresin de un pantano acadmico que satisface muchas de las necesidades actuales de la enseanza, pero no las que son propias del periodismo. Y menos las dos ms importantes: la creatividad y la prctica.

    Los perfiles profesionales y de ocupacin que se ofrecen a los aspirantes estn idealizados en el papel. Los mpetus tericos que les infunden sus maestros se desinflan al primer tropiezo con la realidad, y las nfulas del diploma no los ponen a salvo del desastre. Pues la verdad es que deberan salir preparados para dominar las nuevas

  • Man

    ual d

    e Pe

    riod

    ismo

    22

    tcnicas, y salen al revs: llevados a rastras por ellas, y agobiados por presiones ajenas a sus sueos. Encuentran tantos intereses de toda ndole atravesados en el camino, que no les queda tiempo ni nimos para pensar, y menos para seguir aprendiendo.

    Dentro de la lgica acadmica, la misma prueba de seleccin que se hace a un aspirante de Ingeniera o a Medicina Veterinaria, es la que algunas universidades exigen para un programa de Comunicacin Social. Sin embargo, un egresado con xito de su carrera ha dicho sin reservas: Aprend periodismo cuando empec a trabajar. Claro que la universidad me dio la oportunidad de escribir las primeras cuartillas, pero la metodologa la aprend en la marcha. Es normal, mientras no se admita que el sustento vital del periodismo es la creatividad, y por tanto requiere por lo menos una valoracin semejante a la de los artistas.

    Otro punto crtico es que el esplendor tecnolgico de las empresas no se corresponde con las condiciones de trabajo, y menos an con los mecanismos de participacin que fortalecan el espritu en el pasado. La redaccin es un laboratorio asptico para navegantes solitarios, donde parece ms fcil comunicarse con los fenmenos siderales que con el corazn de los lectores. La deshumanizacin es galopante. La carrera, que siempre estuvo bien definida y demarcada, hoy no se sabe dnde empieza, dnde termina ni para dnde va.

    La ansiedad de que el periodismo recupere su prestigio de antao se advierte en todas partes. Quienes ms lo necesitan son

    los dueos de los medios, sus mayores beneficiarios, que sienten el descrdito donde ms les duele. Las facultades de Comunicacin Social son el blanco de crticas cidas, y no siempre sin razn. Tal vez el origen de su infortunio es que ensean muchas cosas tiles para el oficio, pero muy poco del oficio mismo. Tal vez deberan insistir en sus programas humansticos, aunque menos ambiciosos y perentorios, para garantizar la base cultural que los alumnos no llevan del bachillerato. Deberan esforzar la atencin en las aptitudes y las vocaciones, y tal vez fragmentarse en especialidades separadas para cada uno de los medios, que ya no es posible dominar en su totalidad y a lo largo de una sola vida. Los posgrados para fugitivos de otras profesiones tambin parecen muy convenientes por la variedad de secciones especiales que ha ganado el oficio con las nuevas tecnologas, y lo mucho que ha cambiado el pas desde que don Manuel del Socorro Rodrguez imprimi la primera hoja de noticias hace ms de doscientos aos.

    El objetivo final, sin embargo, no deberan ser los diplomas y las credenciales, sino el entorno al sistema primario de enseanza mediante talleres prcticos en pequeos grupos, con un aprovechamiento crtico de las experiencias histricas, y en su marco original de servicio pblico. Los medios, por su propio bien, tendran que contribuir a fondo, como est haciendo en Europa con ensayos semejantes. Ya sea en sus salas de redaccin o en sus talleres, o con escenarios construidos a propsito, como los simuladores areos que reproducen todos los incidentes del vuelo para que los estudiantes aprendan a sortear los

  • Manual de Periodismo

    23

    desastres antes de que se los encuentren de verdad atravesados en la vida. Pues el periodismo es una pasin insaciable que slo puede dirigirse y humanizarse por su confrontacin descarnada con la realidad. Nadie que no la haya padecido puede imaginarse esa servidumbre que se alimenta de las imprevisiones de la vida. Nadie que no lo haya vivido puede concebir siquiera lo que es el plpito

    sobrenatural de la noticia, el orgasmo de la primicia, la demolicin moral del fracaso. Nadie que no haya nacido para eso y est dispuesto a morir en eso podra persistir en un oficio tan incomprensible y voraz, cuya obra se acaba despus de cada noticia, como si fuera para siempre, y no concede un instante de paz mientras no vuelve a empezar con ms ardor que nunca en el minuto siguiente.

    (Reproducido con el permiso de El tiempo, de Bogot, Colombia.)

  • Man

    ual d

    e Pe

    riod

    ismo

    24

    Cmo se aprenda y se ejerca el periodismo en Colombia cuando no haba 1) escuelas sobre este oficio?Cmo se formaban los periodistas para poner en alto el mejor oficio del 2) mundo?Por qu los estudiantes se autodenominan los profesionales de la 3) fotocopia? Explique. Cules son las deficiencias flagrantes en la formacin acadmica?4) Qu es la grabadora y para qu sirve?5) Cul es la prueba de fuego de los redactores de peridicos? Por qu?6) Mencione las transgresiones ticas que obedecen a una nocin intrpida 7) del oficio.Explique cundo el empleo desaforado de comillas le dan a la noticia la 8) magnitud de un arma mortal.Cules son los problemas que encuentran los periodistas recin egresados 9) al primer tropiezo con la realidad?A qu se refiere el escritor cuando habla de la deshumanizacin galopante 10) del periodismo?Qu deberan hacer las Facultades de Comunicacin y los medios de 11) comunicacin para que el periodismo recupere su prestigio de antao?

    Responda el siguiente cuestionario:

    Complete las siguientes oraciones:

    El periodismo escrito es un ____________. a) El periodismo se aprende ____________.b) La buena primicia no es la que se da primero, sino __________. c) El periodismo es una pasin insaciable que slo puede dirigirse y d) humanizarse por __________. La investigacin no es una especialidad del oficio, sino que ____. e) Las dos necesidades ms importantes del periodismo son: f) ______. El sustento vital del periodismo es _________. g) Antes que se inventara la grabadora, el oficio se haca bien con tres h) instrumentos indispensables: ________, ________ y _______.

  • IV

    GNEROS PERIODSTICOS

  • Manual de Periodismo

    27

    CONCEPTO: Los gneros periodsticos son el conjunto o la variedad de formas lingsticas que el periodista puede utilizar para redactar sus relatos.

    CARACTERSTICAS GENERALES: Claridad, concisin y naturalidad.

    Claridad: en las ideas y transparencia expositiva, conceptos bien dirigidos y expresin limpia, es decir, sintaxis correcta y vocabulario o lxico al alcance de la mayora.

    Concisin: uso exclusivo de aquellas palabras precisas, pero sin renunciar a la imaginacin y al colorido. Estilo denso.

    Naturalidad: emplear palabras y frases de fcil comprensin. Consiste en escribir con la palabra propia, simple y exacta.

    MATERIA PRIMA DE LOS GNEROS PERIODSTICOS.

    La noticia (palabra que viene del latn Nova, que significa cosas nuevas) es un hecho verdadero, indito o actual, de inters general. Es la esencia, la materia

    prima o la base de muchos de los gneros periodsticos.

    Factores que determinan el valor informativo de los hechos para considerarlos como noticias:

    Proximidad:1) puede ser geogrfica o ideolgica (emocionalmente cercanos al pblico). Prominencia:2) carcter destacado que poseen algunas personas, hechos, lugares o animales. Impacto:3) el nmero de personas que sern afectadas por el hecho. Rareza y originalidad:4) hechos o acontecimientos inusuales, no comunes, inslitos. Inters humano:5) hechos que conmueven por la va del sentimiento, casos de la vida real, de gente comn, como un simple trabajador; pero que interesa por su herosmo o laboriosidad. Actualidad:6) sucesos que acaban de ocurrir, en este momento, hoy.

    Nota: mientras mayor sea la cantidad de personas afectadas por una noticia y la duracin de sus efectos (consecuencias), mayor ser su valor informativo.

    DIFERENCIAS ENTRE GNEROS INFORMATIVOS Y DE INTERPRETACIN (OPININ)

    Informativos Interpretacin-OpininContenido Informacin objetiva sobre

    hechos actuales.Interpretacin y opiniones sustentadas.

    Formas elocutivas Narrativa y descriptiva. Expositiva y argumentativa.Estructura Pirmide invertida (orden

    de mayor a menor; de lo ms importante a lo menos importante).

    Libertad en la narracin, pero debe contar con tres partes: introduccin, desarrollo y conclusin.

    Tipos Nota informativa, reportaje, entrevista.

    Editorial, artculo, comentario, crtica, cartas al director, ensayo, crnica.

  • Man

    ual d

    e Pe

    riod

    ismo

    28

    LA NOTA INFORMATIVA

    Es el relato o exposicin de un hecho noticioso, redactado en forma impersonal, cuya funcin principal es informar de forma objetiva lo que acontece diariamente, es decir contar lo que sucede tal y cual es sin incluir la valoracin o la interpretacin personal.

    Diferencia entre noticia y nota informativa: la noticia es el acontecimiento o el hecho en s. La nota informativa es el relato desarrollado de ese acontecimiento (que informa sobre hechos de ltima hora de manera breve y directa).

    Condiciones o componentes de una noticia redactada (nota informativa):

    Veracidad: debe referirse a un hecho real y expresar la verdad de ste.

    Exactitud: describir, narrar o interpretar la realidad lo ms fielmente posible.Concisin: emplear las palabras indispensables, justas y significativas.

    Debe responder las seis preguntasde rigor:

    Quin? Autor, sujeto.Qu? Hecho, acontecimiento o lo que ha sucedido.

    Cmo? El mtodo, la manera como se ha producido el hecho.Dnde? El sitio, el lugar en que se produjo el acontecimiento.

    Cundo? Factor tiempo (Minuto, hora, da, mes). Fecha en que ocurre.

    Por qu? Causa o causas.

    PRINCIPALES GNEROS PERIODSTICOS

    EL REPORTAJE

    Es la exposicin detallada y documentada de un suceso. Es un texto periodstico que profundiza en las causas de los hechos, explica los pormenores, analiza caracteres y reproduce ambientes. El reportaje obliga al periodista a utilizar sus mximas habilidades literarias para que el pblico pueda interpretar compleja y concienzudamente los hechos que son relatados.

    Caractersticas estructurales: Su estilo es ameno, atractivo, matizado con vivencias personales. Su redaccin debe ser natural, una mezcla de narraciones fluidas y descripciones vivas y precisas. De entrada responde las seis preguntas de rigor. Su lenguaje es claro, directo, creativo y ameno. Utiliza citas directas y documentales.

    El reportaje es una creacin personal, que recoge los hechos, la experiencia personal del autor y la de sus protagonistas. Es el ms completo y mayor de todos los gneros, porque se nutre de los dems gneros. Puede incluir las revelaciones noticiosas, la vivacidad de una o ms entrevistas, las notas cortas de la columna y el relato secuencial de la crnica, as como la interpretacin de los hechos. Combina las formas elocutivas narrativas, descriptivas y dilogos. Tambin se sirve de algunos gneros literarios, ya que puede estructurarse como cuento, novela corta, comedia o drama teatral. Tambin recurre al ensayo y a la historia.

    En resumen, el reportaje indaga, describe, explica, relata, interpreta y compara.

  • Manual de Periodismo

    29

    Diferencia entre nota informativa y reportaje:

    La nota informativa informa de manera inmediata, el reportaje profundiza en la noticia, sirve para complementar, ampliar y profundizar una noticia, por medio de cuatro elementos: contexto, antecedentes, anlisis y comparacin.

    La nota informativa es ms breve, ms escueta y ms ceida a la noticia, al ncleo vital del suceso. El reportaje es ms extenso, ya que suministra gran cantidad de informacin y utiliza descripciones meticulosas.

    Estilo y caractersticas de la nota informativa: utiliza un lenguaje escueto, objetivo, seco, preciso, gil, conciso. Se relata en tercera persona, es objetiva; o sea, el periodista no expresa su opinin. Utiliza la tcnica de la pirmide invertida (relatar los acontecimientos en orden de importancia, de mayor a menor), desarrollada en la

    teora de las seis W (en ingls), las cuales responden al: qu, quin, cmo, cundo, dnde y por qu.

    Estilo y caractersticas del reportaje: libertad expositiva, no es necesario que el periodista utilice de forma rigurosa la tcnica informativa, es decir la pirmide invertida, aunque tambin responde a las seis preguntas bsicas que debe contener todo texto periodstico. Lo que vara en s, es el procedimiento, ya que el redactor puede abordar el hecho desde un punto de vista personal, dentro de los lmites objetivos de la narracin.

    Tanto el reportaje como la nota informativa estn compuestos por tres partes: el LEAD, el cuerpo (desarrollo) y remate (conclusin). El Lead o entrada del reportaje procura captar la atencin del lector desde el primer momento, adems de brindar la sntesis del hecho. El lead de la nota informativa se centra ms en lo segundo que en lo primero.

  • Man

    ual d

    e Pe

    riod

    ismo

    30

    LA CRNICA

    Es una narracin sucesiva de hechos y circunstancias concernientes a un evento. Puede utilizar declaraciones, apreciaciones, ancdotas y curiosidades. Se caracteriza por un estilo literario, evocador, emotivo que transmite fundamentalmente impresiones personales del cronista.

    La crnica es una interpretacin personal, subjetiva e individual de los hechos con elaboracin literaria; un anlisis de los acontecimientos vistos desde una perspectiva personal.

    La crnica, igual que la informacin y el reportaje, debe estar compuesta por un LEAD que sintetice la noticia, y un cuerpo en el que se reitere en sntesis la accin que motiva la crnica, y volver una y otra vez sobre ella proporcionando nuevos datos y detalles.

    Principales caractersticas de la crnica:Su estilo es sencillo y directo, esencialmente objetivo, pero con enfoque personal.

    Utiliza un vocabulario y un lxico acorde con el tema de su especializacin: deportivo, judicial, de derecho internacional, etc.

    Los juicios de valor deben subordinarse a la narracin del hecho y a la exposicin de datos.Los juicios emitidos deben ser orientados acerca de los sucesos que describe.

    Su estilo: lo determina quien la escribe, pues, en ella, se permiten los juicios de ste y un manejo libre del lenguaje. El sujeto que narra la historia puede estar implcito o explcito.

    Sus fuentes: por lo general son directas, como las personas o entidades que presenciaron los hechos y sus protagonistas.

    Diferencia con el reportaje: su diferencia radica en que, en la crnica, el periodista hace nfasis en su versin particular y subjetiva de los hechos que narra, y esto la hace estar muy ligada con la literatura, tanto por su extensin como por la manera y por su escritura.

    LA ENTREVISTA

    Consiste en la formulacin de una serie de preguntas a una o ms personas que se desenvuelven en una actividad determinada, con la finalidad de mostrar al pblico aspectos poco conocidos sobre la personalidad o la forma de pensar de una persona respecto de un tema.

    Es un instrumento que complementa a los dems gneros, sobre todo al reportaje y a la crnica. Las fuentes son directas. Las preguntas deben ser cortas, inteligentes y concretas.

    EL EDITORIAL

    Representa la opinin o posicin ideolgica del medio de comunicacin en relacin con los acontecimientos e ideas actuales. Es un escrito periodstico en el que el medio de comunicacin toma posicin frente a un hecho o conjunto de ideas debatidos.

    Tiene como objetivos principales: interpretar, explicar y valorar los hechos o ideas que afectan el presente o que pertenecen a ste.

    Sus caractersticas esenciales son: aborda o afronta el tema desde el inicio del texto, sin prembulo, plantea directamente el

  • Manual de Periodismo

    31

    asunto. Luego expone sus implicaciones, consecuencias y, por ltimo, emite un fallo o censura, adopta una conducta y ofrece soluciones.

    Por ser un escrito contundente y directo debe ser claro, conciso y breve. No lleva firma, porque el emisor es plural: la empresa periodstica que lo emite.

    La estructura ms recomendable y lgica para redactar un editorial es la siguiente: a) exposicin de los hechos o ideas que dan pie al escrito, b) tomar en cuenta los principios generales aplicables al asunto en cuestin, las normas, doctrinas, valores o teoras que arrojan luz sobre el tema, y c) la conclusin o fallo que debe aplicarse al hecho.

    Tipos de editoriales segn su funcin o finalidad: explicativos, persuasivos, para responder, advertir, comentar brevemente, comentarios regulares, criticar, elogiar, entretener y dirigir.

    El cuerpo de editorialistas lo conforman los periodistas especializados en determinados temas, ya que su redaccin requiere del escritor un amplio dominio del tpico que se trate y un vasto vocabulario.

    EL COMENTARIO

    Es un artculo interpretativo, a) orientador, analtico o valorativo, con periodicidad y localizacin. Es un conjunto de notas, explicaciones, b) anotaciones y textos paralelos al tema del mensaje y anexos a el.

    Es un artculo de crtica o resea c) bibliogrfica en que se analiza un grupo de libros que tratan de materias afines.

    Es un artculo firmado y su d) responsabilidad se liga tan slo al autor del trabajo.

    Generalmente el comentario se alimenta de la cultura, el acontecer humano, las actividades educativas, la vida de las relaciones sociales, el progreso de la vida religiosa, las investigaciones cientficas, esto es, todo aquello capaz de atraer la atencin humana. Adems de contribuir con una funcin interpretativa, valorativa y analtica, desempea un contenido informativo con cierto nivel de profundidad: explica las noticias, su alcance, sus circunstancias, sus consecuencias. Conecta lo sucedido en otro entorno con la corriente de pensamiento de ac, con los sucesos que se perfilan al presente del comentarista. Valora lo pasado en funcin del presente y del futuro.

    Caractersticas:

    No necesariamente adopta una posicin 1. frente a los hechos e ideas aunque trata de explicarlos y valorarlos.Lo propio del comentario es el 2. vaticinio ms o menos proftico acerca del desarrollo ulterior de los acontecimientos.El autor no necesariamente adopta 3. posiciones ideolgicas dentro de las tendencias actuales, pero s emite juicios para entender el curso futuro de los hechos.El comentarista goza de ms libertad 4. que el editorialista en cuanto al uso de sus giros, expresiones coloquiales desgarradas, pero en tono decoroso.

    Estructura: Es bastante simple, posee un esquema mucho ms libre, puede usar un modelo que corresponda al proceso expositivo de la sentencia o cualquier otra estructura. Lo que s es importante es que se afronte al tema principal desde la primera lnea y se evitan los rodeos.

    Tipos de comentario: poltico, econmico, social, cientfico, histrico, cultural,

  • Man

    ual d

    e Pe

    riod

    ismo

    32

    educativo, religioso, filosfico, lingstico, ideolgico y artstico.

    Tcnica del comentario:

    Si la noticia es parte del escrito, el comentario es la interpretacin de dicha parte. Comentar es interpretar.

    En el comentario, a diferencia de lo que sucede para la informacin no hay reglas concretas o especficas. No obstante para facilitar la tarea podemos recomendar el siguiente orden:

    Planteamiento del tema. 1. Manipularlo, demostrarlo en piezas.2. Fallo o juicio crtico del problema.3. Solucin.4.

    En todo comentario son muy importantes el principio y el final; el hecho y su ltima consecuencia. Empezar y terminar bien un comentario garantiza su efectividad. El primer prrafo debe captar la atencin del lector, arrastrarlo a la lectura. El ltimo prrafo por su trascendencia, debe quedar grabado en quien lo lee.

    Condiciones del comentarista:

    Agudeza crtica, 1. para distinguir lo pasajero de lo trascendente.Personalidad,2. es decir, firmeza y conviccin de juicio.Cultura,3. no erudicin. No se convence con datos enciclopdicos.Impasibilidad4. para mantenerse a salvo de la marejada sentimental.Ponderacin5. de criterio.Independencia6. de juicio.Magisterio7. es decir, dotes de maestro. El que comenta, forja, o debe forjar opinin.Percibir irregularidades8. donde todo parece que marcha como una seda.

    Apreciar mritos 9. que otras personas no ven.Ver ms all 10. del hecho presente, es decir, prever.Un poco de filosofa11. para consolidar slidamente la posicin que se tome.Tener sentido histrico.12. Romper con la inercia.13. Saber pasar de los accidentes 14. de un tema a lo sustancial.Retener la pasin, 15. que enturbia la claridad.Decidirse a tiempo.16.

    El lenguaje y estilo en el comentario debe ser: claro y denso; sencillo y correcto; vivo y penetrante; variado y preciso. Una cosa es hacer pensar al lector, y otra, muy distinta, forzarlo a entender. Sencillez, pues, es la sintaxis; nada de clusulas largas, sino prrafos cortos y exactos. Hyase de la retrica y de la grandilocuencia.*

    Preguntas de repaso:

    Defina qu son los gneros periodsticos.1. Enumere las caractersticas de todo 2. gnero periodstico.En qu se diferencian los gneros 3. informativos de los interpretativos?Explique los factores que deben tener 4. los hechos para ser considerados como noticia. Mencione los componentes que debe 5. tener una noticia una vez redactada. Elabore un cuadro sinptico sobre los 6. gneros periodsticos y sus principales caractersticas.Identifique y seleccione en los 7. peridicos de circulacin nacional los gneros periodsticos estudiados en este captulo. Luego, seale las caractersticas estructurales de los textos periodsticos seleccionados. Observe y lea detenidamente los 8. artculos que usted seleccion qu otras caractersticas estructurales puede inferir?

  • VLEGISLACIN DE PRENSA

  • Manual de Periodismo

    35

    EL DERECHO DE ACCESO A LA INFORMACIN Y LAS GARANTAS CONSTITUCIONALES DE LA LIBERTAD DE

    EXPRESIN

    Por Fernando Centeno Chiong*

    La Declaracin Universal de los Derechos Humanos suscrita en Pars el 10 de diciembre de 1948 dice en su artculo 19: Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinin y de expresin; este derecho incluye a no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones y el de difundirla sin limitacin de fronteras por cualquier medio de expresin.

    Un ao antes la Declaracin Americana de los Derechos del Hombre haba expresado lo siguiente: Toda persona tiene derecho a la libertad de investigacin, de opinin y de expresin y difusin del pensamiento por cualquier medio. (Bogot, Colombia, 1948).

    El artculo 30 de nuestra Constitucin Poltica establece Los nicaragenses tienen derecho a expresar libremente su pensamiento en pblico o en privado, individual o colectivamente, en forma oral, escrita o por cualquier otro medio.

    Como podr observarse, tanto la Declaracin de los Derechos Humanos, como la Declaracin Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, fueron fuentes de inspiracin para los pactos, convenciones, tanto regionales como mundiales, y leyes locales relacionadas con el sagrado derecho de la libertad de pensamiento, opinin y expresin.

    Hacemos esta clasificacin, porque de acuerdo con lo establecido por la Corte Interamericana de los Derechos Humanos, la discusin del pensamiento, la expresin e informacin son indivisibles, y una limitacin a cualquiera de ellas, afecta a todo este conjunto.

    Cuando hablamos de Libertad de Expresin, nos referimos a la doble dimensin de esta libertad, como el derecho de toda persona de expresar su opinin y por otro lado buscar, recibir y difundir la informacin.

  • Man

    ual d

    e Pe

    riod

    ismo

    36

    EL DERECHO A LA INFORMACIN VERAZ

    As lo establece el artculo 66 de nuestra Constitucin: Los nicaragenses tienen derecho a la informacin veraz. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones e ideas, ya sea de manera oral, por escrito, grficamente o por cualquier otro procedimiento de su eleccin.

    El captulo primero de la Declaracin Americana de los Derechos del Hombre (Bogot, Colombia, 1948), establece en su artculo 4: Que toda persona tiene derecho a la libertad de investigacin, de opinin y de expresin y difusin del pensamiento por cualquier medio.

    El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Polticos (Nueva York, diciembre 1966) establece en su artculo 69 inciso 2: Que toda persona tiene derecho a la libertad de expresin; este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y difundir informaciones de toda ndole sin consideracin de fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artstica o por cualquier otro procedimiento de su eleccin.

    LA RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LOS MEDIOS

    No es una casualidad que el articulado de nuestra Carta Magna, donde se refiere a este derecho, sea basado en estos tratados internacionales y que nuestra Constitucin va mas all, al involucrarse directamente en el ejercicio de la libertad de expresin cuando establece en su artculo 67: Que el derecho de informaciones es una responsabilidad social y se ejerce con estricto respeto a los principios

    establecidos en la Constitucin. Este derecho no puede estar sujeto a censuras sino a responsabilidades ulteriores establecidas en la ley

    El artculo 68 dice en su parte medular que Los medios de comunicacin dentro de su funcin social debern contribuir al desarrollo de la nacin.

    Los nicaragenses tienen derecho de acceso a los medios de comunicacin social y el ejercicio de aclaracin cuando sean afectados en sus derechos y garantas.

    EL SIGLO DE LA INFORMACIN

    El pasado siglo ha sido denominado como el siglo de la informacin. El inicio del desarrollo de medios, como la Radio y la Televisin, y el mejoramiento de los sistemas de Prensa Escrita, as como la aparicin del Internet en la dcada de los ochenta ha cambiado y transformado la comunicacin, hasta convertir al universo en una aldea global, porque el poder de la informacin y su acceso instantneo, hace pequea, no las distancias, sino el propio mundo.

    Por esta razn, no queda duda que la Libertad de Informacin constituye uno de los pilares fundamentales de los regmenes y de los pilares democrticos de gobierno.

    Atentar contra la Libertad de Expresin y la Libertad de Prensa, constituye una trasgresin contra uno de los principales Derechos Humanos y de lo cual los hombres y mujeres de prensa son garantes, pero a la misma vez deben respeto a estos derechos y de esta forma se estar garantizando y desarrollando la proteccin de los derechos de los dems.

  • Manual de Periodismo

    37

    GARANTAS DE LA LIBERTAD DE EXPRESIN

    Las garantas constitucionales al ejercicio de la Libertad de Expresin y de la Libertad de Prensa, estn claramente establecidas en la parte dogmtica de nuestra Carta Magna, tal como lo hemos sealado en el artculo 30,66, 67, 68, as como tambin respaldada en tratados y convenios internacionales, ratificados por los diferentes gobiernos de Nicaragua, como son:

    Declaracin Universal de los Derechos Humanos.Declaracin Americana de los Derechos y Deberes del Hombre.Convencin Americana de los Derechos Humanos.Pacto Internacional de Derechos Econmicos, Sociales y Culturales.Pacto Internacional de Derechos Civiles y Polticos.Convencin sobre los Derechos del Nio.

    INTENTOS DE REFORMA

    Cualquier cambio por reformar los artculos de nuestra Constitucin, solo debe ser para mejorarlos, y no para empeorarlos o vulnerar estas garantas, tal como se pretende hacer a travs de la inconstitucional Ley Arce, aprobada por la Asamblea Nacional en el 2007, como producto de un pacto poltico, y por el cual se pretende regular algunos aspectos del artculo 68 en su prrafo cuarto, en lo que se refiere a la importacin de insumos para la produccin de materiales en la prensa escrita, radial o televisado, pretendiendo a travs de una ley dejar en manos del gobierno de turno, la discrecionalidad de las exoneraciones de impuestos y las limitaciones a la misma de estos materiales.

    Dos proyectos se encuentran en la Asamblea Nacional, para garantizar y fortalecer lo establecido en el artculo 68 original, as como un recurso de inconstitucionalidad ante la Corte Suprema de Justicia en contra de la Ley Arce, y tantos los proyectos como recursos siguen esperando de las voluntades polticas de los partidos, que controlan estos poderes, decidan qu rumbo tomar.

    En la primera semana del mes de septiembre del 2008, la Asamblea Nacional, ante la presin de medios de comunicacin, de periodistas, organismos de la sociedad civil y pblico en general, decidi por una amplia mayora prorrogar en forma automtica las licencias de operacin de radio y televisin que estaban por vencerse, y que dejaba en manos del gobierno de turno la discrecionalidad de suspender estas licencias como una forma de presin poltica.

    Esta prrroga, sin embargo, es un paliativo ante las amenazas que continan latentes en contra de los medios de comunicacin radiales, escritos o televisados que no son afines a la direccin que lleva este gobierno.

    LAS REGULACIONES DE LA LIBERTAD

    No podemos, sin embargo, dejar la falsa percepcin que los medios de comunicacin y los periodistas constituyen instituciones inmunes o impunes en el ejercicio de sus funciones, porque las mismas leyes y tratados que garantizan la Libertad de Expresin y de Prensa tambin las limitan y las regulan, basados en el principio de que todas las personas son iguales ante la ley y como establece la Declaracin Universal de los Derechos Humanos en su artculo 12:

  • Man

    ual d

    e Pe

    riod

    ismo

    38

    Nadie ser objeto de injerencias arbitrarias en su vida privada, su familia, su domicilio o su correspondencia ni de ataques a su honra o reputacin.

    La Convencin Americana de los Derechos Humanos dice tambin en su artculo 11: Que toda persona tiene derecho al respeto de su honra y al reconocimiento de su dignidad, as como tambin a la proteccin de la ley contra esas injerencias o ataques.

    Nuestra Constitucin Poltica en el captulo de los Derechos Individuales reitera estas garantas en los artculos 24, 25 y 26, afirmando en unas de sus partes el principio universal que ha sido una tradicin de siglos desde miles de aos a.c. hasta la actualidad: Los derechos de cada persona estn limitados por los derechos de los dems.

    OTRAS REGULACIONES

    Otras limitaciones al ejercicio de la Libertad de Expresin y de Prensa en Nicaragua se encuentran claramente establecidas en la Ley Electoral, la Ley de Emergencia, Ley

    Orgnica del Poder Judicial, Ley del Uso del Espectro Radio Electrnico, Ley de Derecho de Autor, Ley de Defensa de los Consumidores, Ley Creadora del Colegio de Periodistas de Nicaragua, as como otras leyes y normas penales incluidas en los captulos de injurias y calumnias del Cdigo Penal, los principios y garantas procesales del Cdigo Procesal Penal, las regulaciones en el Cdigo de la Niez y la Adolescencia y otras normas internas.

    LA LEY DE ACCESO A LA INFORMACIN

    El artculo 66 de la Constitucin que se refiere al derecho de los nicaragenses de buscar, recibir y difundir informaciones no podra ser aplicado en toda su dimensin de no haberse aprobado la Ley de Acceso a la Informacin Pblica, (LAIP) la cual entr en vigencia el 22 de diciembre del ao 2007 y que establece el derecho de toda persona de acceder a la informacin existente en poder de las entidades pblicas u otras sometidas a esa ley.

    Durante ms de medio siglo, la informacin pblica en Nicaragua era casi un secreto de Estado, situacin que cambi a raz del retorno de la Democracia en 1990, donde la prensa se convierte en una especie de ente fiscalizador de los poderes que antes la opriman. El Acceso a la Informacin Pblica no es ms que el resultado de un proceso, que se inicia primeramente, desde los medios, con el surgimiento de una generacin de periodistas, comprometidos para darle a la prensa nacional una mayor independencia frente a los grupos de poder, una mayor capacidad de fiscalizacin de los poderes pblicos y ms pluralismo de ideas al margen de la lucha de ideologas.

  • Manual de Periodismo

    39

    Asimismo con una sociedad civil que asume la apertura democrtica y cierra filas alrededor de la libertad de la expresin demandando un mayor acceso a la informacin y exigir cuentas al Estado sobre sus actuaciones.

    El silencio, el miedo institucional, el secretismo y la ausencia de transparencia, no podan seguir siendo, ni deben ser una poltica de Estado, porque a travs de sto se promueve y se permite la corrupcin.

    De acuerdo con los principios establecidos en la Ley de Acceso a la Informacin, todos los nicaragenses pueden exigir su cumplimiento, a travs del principio del participacin ciudadana, de transparencia y del uso responsable de la informacin pblica, salvo los casos previstos por la misma ley.

    Los principios que garantizan la libertad de expresin en la Constitucin Poltica y aquellos que establecen el derecho de acceso a la informacin en la ley, al igual que en otras legislaciones, slo pueden exigirse y demandarse en la medida que nuestra poblacin tenga conocimiento de los mismos, y lo cual es una responsabilidad no solo del gobierno, sino de los medios de comunicacin y de todos los nicaragenses.

    No podemos negar de que en este sentido, la Constitucin costarricense, es realmente precursora en cuanto al acceso de los ciudadanos a la informacin.

    El artculo 30 de la Constitucin del ao 1948 garantiza el libre acceso a los departamentos administrativos con el propsito de informacin sobre asuntos de inters pblicos. Quedan a salvo los secretos de Estado.

    Estamos hablando hace ms de medio siglo.

    La Oficina del Relator Especial para la Libertad de Expresin de la Comisin Interamericana de los Derechos Humanos, elabor en el 108 perodo de sesiones, en el ao 2000, 13 principios donde deja establecido claramente en el nmero 3 y 4 que el acceso a la informacin es un Derecho Humano y de carcter pblico, principios que han sido acogidos por las normas constitucionales de casi todos los pases de Amrica.

    Por todo lo anterior, concluimos que el acceso a la informacin es un derecho fundamental para la Democracia y un verdadero Estado de Derecho y que a travs del cual, toda persona est en la posibilidad de tener conocimiento de la informacin en poder de las entidades pblicas que administran nuestros intereses y que les permita controlar y fiscalizar a sus gobernantes.

  • Man

    ual d

    e Pe

    riod

    ismo

    40

    Ejercicios y preguntas de autoevaluacin:

    Cules fueron las fuentes de inspiracin 1. para los actos, convenios y leyes locales relacionadas con el sagrado derecho de la libertad de pensamiento, opinin y expresin?

    Resuma y comente lo que establecen 2. esas fuentes de inspiracin sobre la libertad de expresin.

    Lea detenidamente los artculos 30, 66, 3. 67 y 68 de la Constitucin Poltica de Nicaragua. Cree usted que actualmente se respeta lo que aparece consignado en estos artculos? Argumente su respuesta.

    Redacte una parfrasis de los artculos 4. 30, 66, 67 y 68 de la Constitucin Poltica de Nicaragua.

    Por qu asevera el autor que la libertad 5. de informacin es uno de los pilares fundamentales de los regmenes y los gobiernos?

    Busque en documentos o en internet 6. los tratados y convenios que respaldan el derecho a la Libertad de Expresin, pensamiento, opinin e informacin,

    cotjalos y redacte un ensayo sobre este tema.

    Interprete lo que dice la Ley Arce en 7. el prrafo cuarto del artculo 68.

    Los medios de comunicacin y los 8. periodistas de Nicaragua respetan el artculo 12 de la Declaracin universal de los Derechos Humanos y el artculo 11 de la Convencin Americana de los Derechos Humanos? Ejemplifique.

    Quines deben garantizar el respeto a 9. la Libertad de Expresin y la Libertad de Prensa en Nicaragua?

    Por qu es importante el Acceso a la 10. Informacin Pblica?

    Para qu se cre la Ley de Acceso a la 11. Informacin Pblica?

    Redacte un ensayo sobre la situacin de 12. la libertad de expresin en Nicaragua.

    Indague y recopile las noticias que 13. publicaron los peridicos nacionales entre el 2007 y el 2008 sobre la Ley Arce, la Libertad de Expresin y la Ley de Acceso a la Informacin Pblica. Haga una cronologa de los acontecimientos ms relevantes y redacte un artculo en el que aborde esos temas.

  • Manual de Periodismo

    41

    Para ejercicio y comentarios.

    FUNCIN Y ESENCIA TICA DEL PERIODISMO

    Jorge Ramos valos*

    muertos en Irak, saber si va a llover, enterarse del resultado del juego de ftbol o escuchar el CD ms vendido. Un blogger de 16 aos puede googlear esa misma informacin en un nanosegundo.

    La tercera razn que explica el declive de los noticieros de ABC, CBS y NBC es la latinizacin de Estados Unidos. Algunos de los noticieros de televisin ms vistos y de los programas de radio ms escuchados en ciudades como Los ngeles, Houston, Miami, Chicago y Nueva York son en espaol, no en ingls. Uno de cada dos latinos escucha sus noticias en espaol y en un par de dcadas estados como California y Texas tendrn mayora hispana. Esta revolucin demogrfica afecta a los noticieros en ingls.

    Adems, el mundo de las noticias en espaol es mucho ms amplio el que suelen cubrir los noticieros en ingls. Cundo fue la ltima vez en que Rather, Brokaw o Peter Jennings, el conductor del noticiero de ABC, transmitieron desde el sur de la frontera? Los noticieros en ingls se olvidan frecuentemente Amrica Latina. Esto explica, en parte, por qu los noticieros en espaol tienen cada vez una mayor audiencia y por qu los que son en ingls batallan por no hundirse en el pantano de los ratings. Pero ms all del incierto destino de los noticieros en ingls de las grandes cadenas, es preciso echarle una mirada al futuro de las noticias y de nosotros como periodistas.

    En un mundo sobrecargado de informacin, donde las noticias internacionales tienen

    HAY MOMENTOS EN QUE LOS PERIODISTAS tenemos la obligacin de vernos al espejo, de hacer un alto, de olvidarnos de deadlines, fechas de entrega, de distanciarnos temporalmente de las noticias y de tratar de entender mejor nuestro papel como comunicadores en un mundo cambiante. ste es, creo, uno de esos momentos.

    En Estados Unidos dos de los periodistas ms vistos y reconocidos los conductores de televisin Tom Brokaw de la cadena NBC, y Dan Rather, de la CBS- han anunciado su retiro despus de ms de 20 aos al frente de sus noticieros. Y a pesar de las fiestas y merecidos honores a Brokaw y Rather, est muy claro que sus telediarios han ido en franco declive por aos. Por qu?

    Primero porque las tres grandes cadenas de televisin norteamericanas- NBC, CBS y ABC- han ido perdiendo audiencia frente a los canales de noticias por cable que transmiten 24 horas al da; CNN, FoxNews, MSNBC, entre muchos otros. Hoy ms de la mitad de los norteamericanos ve sus noticias por cable y no por televisin abierta. Ya no hay que esperar al extrasimo horario de las 6:30 p.m. para estar informado. Quin puede planear su vida de esa manera?

    La segunda razn por la que los tres tradicionales noticieros de Estados Unidos han perdido televidentes es por la Internet. Desde que en 1995 se multiplicaron los sitios para buscar informacin, ya no se necesita de un bien peinado anchor con traje y corbata, para conocer el nmero de

  • Man

    ual d

    e Pe

    riod

    ismo

    42

    muchas veces un ngulo local, el papel del periodista es fundamental; pone orden a datos aislados y hasta contradictorios, filtra lo que es importante y resalta lo que es relevante para una sociedad. Eso es periodismo: reportar lo que ves y darle sentido. Y no hay nada objetivo en este proceso; nuestro trabajo implica hacer juicios y tomar decisiones sobre lo que se publica y sobre lo que se tira a la basura.

    Hay ms. La principal funcin social del periodista es evitar los abusos de los que tienen el poder. Somos, de alguna manera, el balance de los poderosos. Por eso nos toca hacer las preguntas incmodas. Aunque lo ms cmodo es, muchas veces, no cuestionar las reglas del juego ni a los que las imponen.

    Muchos periodistas, temerosos de ser calificados de antiamericanos o poco patriotas, han preferido apoyar la postura oficial y evadir el presente hecho de que Irak no tena armas de destruccin masiva ni ninguna vinculacin con los actos terroristas del 11 de septiembre del 2001. Pero eso no es buen periodismo.

    Cuestionar las verdaderas razones de la guerra de Irak, por ejemplo, y resaltar sus errores no implica tomar una postura partidista. Varios de los periodistas que se han atrevido a enfrentar al actual presidente republicano George W. Bush respecto a la

    guerra en Irak son los mismos que critican sin piedad al ex Presidente demcrata Bill Clinton cuando minti bajo palabra en el escndalo con Mnica Lewinsky. Eso es tener independencia periodstica. Vigilar al poder es, finalmente, nuestro trabajo.

    Por ltimo, es preciso destacar la esencia tica de nuestra profesin. Los periodistas, todos, tenemos opiniones y posiciones polticas. Sin embargo, lo que nos convierte en profesionistas confiables, con credibilidad, es el darle a cada quien lo que corresponde -yo le llamo, ms que objetividad, justicia periodstica- y no retorcer la informacin para que se ajuste a nuestros puntos de vista. Eso es lo fundamental del periodismo y eso es lo difcil. De nada sirve un periodista a quien nadie le cree.

    El periodismo es un boleto para conocer el mundo y a los que lo cambian. Pero, sobre todo, el periodismo es una extraordinaria y terrible profesin-como dira Oriana Fallaci- que nos permite asumir durante toda la vida la rebelda e irreverencia de los jvenes. Y as, slo as, el alma del periodista no envejece nunca.

    Lo que convierte a los periodistas en profesionistas con credibilidad es el darle a cada quien lo que le corresponde y no retorcer la informacin para que se ajuste a nuestros puntos de vista.

    Preguntas de autoevaluacin:Explique por qu los noticieros en espaol tienen cada vez mayor audiencia que 1) los noticieros en ingls.Cul es y qu implica el papel fundamental del periodista en un mundo 2) sobrecargado de informacin?Cul es la principal funcin social del periodista? Explique y ejemplifique. 3) Qu es lo que convierte a los periodistas en profesionistas confiables?4) Qu es el periodismo segn Jorge Ramos? 5)

    El autor es periodista, escritor y presentador de Univisin.

  • Manual de Periodismo

    43

    MEDIOS DE COMUNICACIN Y PARTICIPACIN CIUDADANA.

    Por Fernando Centeno Chiong

    EL CONCEPTO DE LEGITIMIDAD

    La Legitimidad de las instituciones fortalece la democracia.

    En Nicaragua, la legitimidad la otorga la poblacin a partir de sus diversas formas de participacin ciudadana y son stas las que legitiman o deslegitiman un poder del Estado y sus instituciones.

    A los medios de comunicacin se le considera un poder ms de la nacin. En Nicaragua se califica al Ejecutivo, Legislativo, Judicial y Electoral como los primeros cuatro poderes.

    Cul es la legitimidad que tienen estos poderes del Estado?

    Un Ejecutivo dbil y tmido ante los vaivenes del pacto poltico?

    Un Legislativo cuestionado por su ineficacia en la aprobacin de las leyes, los abusos de poder y las negociaciones polticas?

    Un Poder Judicial sacudido en escndalos y fallos que responden a intereses econmicos y polticos?

    Un Consejo Electoral cuestionado por la falta de transparencia en resultados electorales?

    EL PAPEL DE LA PRENSA

    En Nicaragua, la prensa no ocupa ni un cuarto ni un quinto lugar, sino que ms bien es el primero de los poderes.

    La prensa es el primer poder de la nacin, por la sencilla razn que estos mritos se justifican en base a la credibilidad y la legitimidad.

    Diferentes encuestas de opinin colocan al Ejecutivo, al Legislativo, al Poder Judicial y la gestin Electoral, con un bajo ndice de credibilidad, en cambio a los medios de comunicacin y la prensa en general, en uno de los ms altos.

    Los medios de comunicacin en Nicaragua, son tambin un contrapoder frente a la esfera poltica por sus continuas denuncias contra la corrupcin, el trfico de influencia, el nepotismo, los pactos, el narcotrfico, las elecciones amaadas, las dictaduras, la reparticin de prebendas, el chantaje , las componendas, el amiguismo, los altos salarios, la explotacin, la marginacin, la pobreza, la violacin de los derechos humanos y los atentados a

  • Man

    ual d

    e Pe

    riod

    ismo

    44

    la libertad de prensa , en fin es una lucha constante, diaria y perenne a pesar de las difciles condiciones en que le ha tocado ejercerla .

    Periodistas han sido asesinados. Se presiona, se hostiga, se halaga, se corrompe, se reducen los espacios de ejercicio de la profesin mediante leyes arbitrarias y se amenaza con otras.

    Est comprobada la eficacia de los medios de comunicacin en promover y motivar comportamientos, incidir en aspectos relacionados con la poltica, la economa y lo social, as como crear imgenes, lderes y comportamientos, o bien desnudar falsos profetas o desenmascarar intocables.

    EL CONTRAPODER

    Todo esto ocurre a pesar de los fuertes cuestionamientos y crticas por algunos estilos de periodismo, especialmente en ciertos medios televisivos y radiales por falta de profesionalismo o bien porque obedecen a intereses comerciales, la imagen de la prensa ante la sociedad en su conjunto, contina siendo cimera por su constante y valiente protagonismo en la denuncia y en defensa de las libertades y derechos.

    Es por esta razn que algunos sectores afirman que tambin debe existir un contrapoder a los excesos de libertad de prensa.

    Es en este sentido que se debe ejercer la participacin ciudadana. La poblacin

    debe fiscalizar el accionar de los medios y si stos realmente cumplen con la misin de informar, orientar, entretener, pero sobre todo, denunciar los abusos de poder.

    Los medios son el balance de los poderosos, como lo llamaba Jorge Ramos, y aunque es cierto que tenemos posiciones polticas nuestra profesionalidad y credibilidad consiste en darle a cada quien lo que le corresponde.

    Es por este compromiso, y dada la importancia que revisten los medios, que se hace necesario un replanteamiento del papel que se est jugando para evitar caer en el descrdito y el oportunismo.

    LA PRENSA Y LA CONSTITUCIN

    Hay que retomar la funcin cvica de los medios, la funcin de servicio pblico, orientadora y de contribucin al desarrollo de la nacin como lo establece nuestra Carta Magna. (Artculos 66, 67, 68)

    Los medios deben continuar promoviendo y alentando la denuncia, y la crtica, rechazando leyes que obedecen a intereses polticos que intentan destruir o disminuir el lugar que se han sabido ganar en la conciencia nacional.

    Los medios y los periodistas, ahora ms que nunca deben mantener y fortalecer esa legitimidad que se han sabido ganar, hacindose cada vez ms merecedores de la confianza y la credibilidad que el pueblo les ha otorgado.

    El autor es periodista, abogado y catedrtico.

  • Manual de Periodismo

    45

    Responda el siguiente cuestionario:

    Quin o quines tienen el poder de 1. legitimar o deslegitimar un poder del Estado y sus instituciones? De qu manera?

    Qu lugar ocupa la prensa entre 2. los poderes del Estado? Por qu? Explique.

    Por qu dice el autor que los medios 3. de comunicacin en Nicaragua son tambin un contrapoder frente a la esfera poltica? Ejemplifique.

    Enumere los excesos de libertad de 4. prensa que existen en Nicaragua.

    Por qu algunos medios de 5. comunicacin son fuertemente criticados y cuestionados?

    Valore, analice y opine si los medios 6. de comunicacin nicaragenses cumplen con su misin de informar, orientar, entretener y denunciar los abusos de poder.

    Qu funciones -que establece la 7. Carta Magna de Nicaragua- deben retomar los medios de comunicacin? Para qu?

    En su opinin qu deben hacer los 8. medios y los periodistas para hacerse ms merecedores de la confianza y la credibilidad que el pueblo les ha otorgado.

    Realice una breve encuesta acerca 9. del grado de confianza y credibilidad que tiene la gente en los medios de comunicacin.

    De acuerdo con los resultados 10. de su encuesta Qu medios son los ms crebles y confiables? los radiales, los televisivos o los escritos? Por qu?

    Monitoree los medios de comunicacin 11. masivos de Nicaragua y determine con base en sus observaciones qu tanta credibilidad y confianza le transmiten.

  • Manual de Periodismo

    47

    DECLARACIN DE CHAPULTEPEC

    Adoptada por la Conferencia Hemisfrica sobre Libertad de Expresin

    Celebrada en Mxico, D.F., el 11 de marzo de 1994

    democracia y la libertad si arraigan en los hombres y mujeres de nuestro continente.

    Si en la prctica diaria de ese binomio, los resultados son previsibles: la vida individual y social se trunca, la interaccin de personas y grupos quedan cercenada, el progreso material se distorsiona, se detiene la posibilidad de cambio, se desvirta la justicia. El desarrollo humano se convierte en mera ficcin. La libertad no debe ser coartada en funcin de ningn otro fin. La libertad es una, pero a la vez, mltiple en sus manifestaciones. Pertenece a los seres humanos, no al poder.

    Porque compartimos esta conviccin, porque creemos en la fuerza creativa de nuestros pueblos y porque estamos convencidos de que nuestro principio y destino deben ser la libertad y la democracia, apoyamos abiertamente su manifestacin ms directa y vigorosa, aquella sin la cual el ejercicio democrtico no puede existir ni reproducirse: la libertad de expresin y de prensa por cualquier medio de comunicacin.

    Los firmantes de esta declaracin representamos distintas herencias y visiones. Nos enorgullecemos de la pluralidad y diversidad de nuestras culturas, y nos felicitamos de que confluyan y se unifiquen en el elemento que propicia su florecimiento y creatividad: la libertad de expresin, motor y punto de partida de los derechos bsicos del ser humano.

    PREMBULO

    En el umbral de un nuevo milenio, Amrica puede ver su futuro afincada en la democracia. La apertura poltica ha ganado terreno. Los ciudadanos tienen mayor conciencia de sus derechos. Elecciones peridicas, gobiernos, parlamentos, partidos polticos, sindicatos, asociaciones y grupos sociales de la ms variada ndole, reflejan ms que un ningn otro momento de nuestra historia las aspiraciones de la poblacin.

    En el ejercicio democrtico, varios logros suscitan el optimismo, pero tambin aconsejan la prudencia. La crisis de las instituciones, las desigualdades, el atraso, las frustraciones transformadas en intransigencia, la bsqueda de recetas fciles, la incomprensin sobre el carcter del proceso democrtico y las presiones sectoriales, son un peligro constante para el progreso alcanzado. Constituyen tambin obstculos potenciales para seguir avanzando.

    Por todo ello, es deber de quienes vivimos en este hemisferio, desde Alaska hasta Tierra del Fuego, consolidar la vigencia de las libertades pblicas y los derechos humanos.

    La prctica democrtica debe reflejarse en instituciones modernas, representativas y respetuosas de los ciudadanos; pero debe presidir tambin la vida cotidiana. La

  • Man

    ual d

    e Pe

    riod

    ismo

    48

    Solo mediante la libre expresin y circulacin de ideas, la bsqueda y difusin de informaciones, la posibilidad indagar y cuestionar, de exponer y reaccionar, de coincidir y discrepar, de dialogar y confrontar, de publicar y transmitir, es posible mantener una sociedad libre. Solo mediante la prctica de estos principios ser posible garantizar a los ciudadanos y grupos su derecho a recibir informacin imparcial y oportuna. Solo mediante la discusin abierta y la informacin sin barreras ser posible buscar respuestas a los grandes problemas colectivos, crear consensos, permitir que el desarrollo beneficie a todos los sectores, ejercer la justicia social y avanzar en el logro de la equidad. Por esto, rechazamos con vehemencia a quienes postulan que libertad y progreso, libertad y orden, libertad y estabilidad, libertad y justicia, libertad y gobernabilidad, son valores contrapuestos.

    Sin libertad no puede haber verdadero orden, estabilidad y justicia. Y sin libertad de expresin no puede haber libertad. La libertad de expresin y de bsqueda, difusin y recepcin de informaciones slo podr ser ejercida si existe libertad de prensa.

    Sabemos que no toda expresin e informacin, pueden encontrar acogida en todos los medios de comunicacin. Sabemos que la existencia de la libertad de prensa no garantiza automticamente la prctica irrestricta de la libertad de expresin. Pero tambin sabemos que constituye la mejor posibilidad de alcanzarla y, con ella, disfrutar de las dems libertades pblicas.

    Sin medios independientes, sin garantas para su funcionamiento libre, sin autonoma en su toma de decisiones y sin seguridades para el ejercicio pleno de ella, no ser posible la prctica de la libertad de expresin. Prensa libre es sinnimo de expresin libre.

    All donde los medios pueden surgir libremente, decidir su orientacin y la manera de servir al pblico, all tambin florecen las posibilidades de buscar informacin, de difundirla sin cortapisas, de cuestionarla sin temores y de promover el libre intercambio de ideas y opiniones. Pero, cuando con el pretexto de cualesquiera objetivos se cercena la libertad de prensa, desaparecen las dems libertades.

    Nos complace que, tras una poca en que se pretendi legitimar la imposicin de controles gubernamentales a los flujos informativos, podamos coincidir ahora en la defensa de la libertad. En esta tarea, muchos hombres y mujeres del mundo estamos unidos. Sin embargo, tambin abundan los ataques. Nuestro continente no es una excepcin. An persisten pases con gobiernos despticos que reniegan de todas las libertades, especialmente, las que se relacionan con la expresin. An los delincuentes, terroristas y narcotraficantes amenazan, agraden y asesinan periodistas.

    Pero no solo as se vulnera a la prensa y a la expresin libre. La tentacin del control y de la regulacin coaccionante ha conducido a decisiones que limitan la accin independiente de los medios de prensa, periodistas y ciudadano