HOMO HISPANISTICUS - · PDF filela dictadura de Primo de Rivera o el triste destino de Antoni...

Click here to load reader

  • date post

    21-Sep-2018
  • Category

    Documents

  • view

    221
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of HOMO HISPANISTICUS - · PDF filela dictadura de Primo de Rivera o el triste destino de Antoni...

  • La revista de LOS ALUMNOS del departamento de Estudios Hispnicos

    de la Universidad de Szeged, Hungra. Curso 2010-11

    Homo Hispanisticus Curso 2010-11 1

    Este es el segundo nmero electrnico de la revista Homo Hispanisticus, que anualmente se

    edita en la Universidad de Szeged. Como cada ao, los lectores nos encargamos de recopilar

    los mejores textos que las alumnas van creando a lo largo del curso. Esta vez, hemos

    aprovechado la asignatura El Lenguaje de los Medios de Comunicacin, que se imparte en el

    segundo curso de la carrera, y la II Jornada Catalunya-Hongria, que tuvo lugar en Szeged el

    pasado 7 de diciembre, para motivar a las alumnas a que escribieran, por lo que la mayora de

    las redacciones parten de estos dos eventos. Sin embargo, tambin hemos querido aadir

    otros relatos por su calidad u originalidad para que queden para la posteridad. Esperamos

    que todos los lectores disfruten de cada uno de los escritos.

    Introduccin

    NDICE

    Crtica literaria - Tams Csarnai

    Crtica de un cortometraje - gi Nagy

    Literatura - Enik Mszros

    Reportaje - Norbert Domokos

    Creacin literaria - Tams Csarnai

    Poesa hngara - Alumnas del segundo ao de BA

    Jess Moncada Nra Legyel

    Biografa de Kubala - Karen Csszr

    Poesia catalana Alumnas de la especializacin en Lengua y

    Cultura Catalana

    Traduccin literaria - Erzsbet Nyri

    Nuestros lectores - Mnika Valyuch

    Concurso de traduccin en homenaje a Carolina Coronado

    Concurso de traduccin Carmen Martn Gaite

    Redaccin y diseo:

    Alexandra Gutirrez Dez

    Correccin de textos:

    Alexandra Gutirrez Dez, Jordi Gimeno Benito

    e Izaskun Prez

    HOMO HISPANISTICUS

  • La ciudad de los prodigios (A csodk vrosa), de Eduardo Mendoza

    Eurpa Knyvkiad

    600 pginas

    2500 HUF

    Sinopsis:

    Onofre Bouvila, un campesino adolescente, se traslada a Barcelona en busca de trabajo.

    Gracias a su ingenio y buena estrella, de simple estafador pasar a convertirse en el jefe del

    hampa de la ciudad y en el hombre ms rico de la Espaa de principios del siglo XX.

    Comentario:

    Esta novela picaresca nos cuenta los tratos oscuros de un hombre emprendedor que empieza

    su vida independiente como ladrn y vendedor de tnico de pelo durante la exposicin

    universal de Barcelona de 1888. Cuando abra sus puertas la segunda exposicin universal de la

    misma ciudad, en 1929, nuestro hroe ya ser la persona ms rica del pas. El objetivo del

    protagonista ser, desde el primer momento y a cualquier precio, volverse rico y pertenecer a

    la clase alta. Las ambiciones del protagonista no respetarn ni siquiera a las tres mujeres ms

    determinantes de su vida, a las que debe su riqueza, poder y felicidad.

    La sucesin de acontecimientos vara mucho y hay algunos huecos en la trama. Esto, por

    desgracia, supone que las motivaciones de algunos hechos queden sin explicacin,

    especialmente hacia el final del libro. Afortunadamente, la novela es mucho ms que la mera

    historia del ascenso de un pcaro en la escala social, pues est llena de ancdotas relacionadas

    con la Barcelona de la poca, las cuales nos ofrecen detalles muy interesantes sobre, entre

    otros, los preparativos para las dos exposiciones, la tensin entre Madrid y la capital catalana,

    la dictadura de Primo de Rivera o el triste destino de Antoni Gaud.

    Aunque la trama de la novela es bastante interesante y divertida, el verdadero valor del

    libro recae en las ancdotas. Aunque, tal y como el autor advierte, no se trata de una novela

    histrica, sino de una transcripcin de la memoria colectiva de una generacin de

    barceloneses.

    Recomiendo el libro para todo aquel al que le guste esta ciudad verdaderamente

    prodigiosa.

    Crtica literaria Tams Csarnai

    Homo Hispanisticus Curso 2010-11 2

  • Ttulo: Diez minutos

    Director: Alberto Ruiz Rojo

    Enlaces: http://www.youtube.com/watch?v=X1amvlKLYCk (parte 1)

    http://www.youtube.com/watch?v=munvQ5D8QDg&feature=related (parte 2)

    Diez minutos, cortometraje espaol, trata, si vemos la pelcula superficialmente, del

    sufrimiento de un hombre por haber perdido a su amor. Pero si lo vemos con ms detalles,

    podemos ver que su idea principal es algo ms profunda: las relaciones personales. Diez

    minutos significa que slo tenemos diez minutos para ocuparnos de otras personas en nuestra

    estresada vida diaria.

    Enrique, un joven desesperado por contactar con su novia, llama al servicio de atencin al

    cliente de su compaa de telfono y habla con Nuria, una tele operadora que sigue

    estrictamente las normas y se niega a proporcionarle la informacin que tanto necesita por

    razones de seguridad.

    Este cortometraje destaca la importancia del contacto personal. La aparicin de la tecnologa,

    como, por ejemplo, Internet, el mvil, la tele, los programas de chat como skype, messenger,

    etc. estn sustituyendo las relaciones personales. En este corto Enrique habla con Nuria, pero

    realmente es como si se dirigiera a una mquina pues la chica repite exactamente las

    instrucciones que le da el ordenador.

    Hoy en da, la importancia de las relaciones personales va disminuyendo. Chateamos,

    mandamos mensajes y no quedamos en una cafetera para tomar un caf con los amigos ni

    discutimos sobre los problemas de la vida cara a cara.

    Mi opinin es que hay que tener este aspecto ms en cuenta porque todava somos seres

    vivos, no robots, y necesitamos a las personas. Adems, necesitamos que alguien escuche

    nuestros problemas y comparta su opinin, que podamos sentir su empata, etc.

    Me ha encantado este cortometraje, y espero que llame la atencin de muchos. Los actores

    son muy buenos y los dilogos son muy reales. Se nota la ira y la desesperacin de Enrique.

    Para m, la puntuacin es un diez, sin duda.

    Crtica de un cortometraje gi Nagy

    Homo Hispanisticus Curso 2010-11 3

    http://www.youtube.com/watch?v=X1amvlKLYCkhttp://www.youtube.com/watch?v=munvQ5D8QDg&feature=related

  • Homo Hispanisticus Curso 2010-11 4

    Continuacin de un fragmento de El crimen del cine Oriente, de

    Javier Tomeo

    Enik Mszros

    Recuerdo que llova a mares y que entr en aquel cine porque no tena otro sitio donde meterme. Era

    domingo, haban dado las diez de la noche y haca bastante rato que haba empezado la pelcula. Me

    sent en la ltima fila y lo primero que hice fue quitarme los zapatos, que se me haban puesto perdidos de

    barro. La pelcula que estaban echando era de amor y sala una chica rubia con un buen par de melones y

    un fulano que llevaba un sombrero con una pluma y un montn de medallas en el pecho. Un tipo con pinta

    de prncipe o algo as. Al cabo de un rato me qued como un tronco y cuando me despert el acomodador

    haba salido casi toda la gente. Ya estaban encendidas las luces, pero a pesar de todo me puso la linterna

    a un palmo de nariz y me pregunt si pensaba que aquel cine era un hotel.

    Como estaba muy cansado, no quera empezar a darle explicaciones ni escuchar sus regaos, por eso

    intent marcharme enseguida. Le ped perdn y, ya a punto de partir, me di cuenta de que me faltaban los

    zapatos. Me vino a la cabeza que me los haba quitado despus de sentarme, pero no los encontr en

    ningn lugar, haban desaparecido. Lo primero que pens era que tendra que ser una broma del

    acomodador, por lo que me acerqu adonde estaba.

    - Lo siento pero no puedo irme sin zapatos, podra devolvrmelos, por favor?

    - Cmo? Mire, estoy harto de estas personas que no tienen otra diversin que jugar con los

    hombres trabajadores. No me importan sus zapatos, el cine est cerrando, tiene que irse con o sin

    zapatos, a m me da igual, aqu no puede quedarse.

    - Espere, hombre, slo quiero mirar alrededor un momento, seguro que estn aqu, quizs debajo

    de cualquier asiento.

    - Tiene un momento y no ms, mientras yo despierto a aquel hombre de all, en la cuarta fila.

    Parece que no es usted el nico que se siente aqu como si estuviera en un hotel. Por qu irn al

    cine personas como usted? rezong el acomodador en voz baja acercndose, a paso lento, al

    hombre que estaba durmiendo en su asiento tan profundamente que su cabeza estaba cada hacia

    adelante sobre su pecho.

    Entonces empec a buscar mis zapatos con rapidez mientras oa que el acomodador trataba de despertar al

    hombre en voz alta. El hombre no reaccion a las palabras del acomodador cuya voz, al principio tajante,

    pas a tener un tono desesperado y un poco asustado, as yo tambin fui a ver aquel hombre.

    - Seor!, est bien? Seor! - repeta el acomodador sin recibir respuesta Dios mo! Creo que

    tenemos que llamar la polica y a una ambulancia. Si no me equivoco, este hombre est muerto.

    dijo despus de examinar su pulso.

    Yo mir el cuerpo inmvil que estaba cado hacia delante sobre el asiento delantero hasta que pude

    entender el sentido de las palabras del acomodador, y luego sal para encontrar un telfono. Al cabo de

    algunos minutos ya estaba al lado del acomodador de nuevo, despus de llamar a la polica. Ambos

    estbamos asustados y nerviosos, y en ese momento, como estaba tan cerca del hombre, vi un objeto

    metlico reluciendo detrs de su brazo izquierdo, alrededor de su corazn.

  • Homo Hispanisticus