Inteligencia Emocional

download Inteligencia Emocional

If you can't read please download the document

  • date post

    29-Oct-2014
  • Category

    Technology

  • view

    26
  • download

    0

Embed Size (px)

description

 

Transcript of Inteligencia Emocional

  • 1. Inteligencia emocional De Wikipedia, la enciclopedia libreSaltar a navegacin, bsquedaLa inteligencia emocional es la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos. El trmino fue popularizado por Daniel Goleman, con su clebre libro: Emotional Intelligence, publicado en 1995. Goleman estima que la inteligencia emocional se puede organizar en cinco capacidades: conocer las emociones y sentimientos propios, manejarlos, reconocerlos, crear la propia motivacin, y gestionar las relaciones.Contenido 1 Orgenes del concepto 2 Aspectos biolgicos 3 La naturaleza de la inteligencia emocional 4 Vase tambin 5 Referencias o 5.1 Notas o 5.2 BibliografaOrgenes del conceptoEl uso ms lejano de un concepto similar al de inteligencia emocional se remonta a Charles Darwin, que indic en sus trabajos la importancia de la expresin emocional para la supervivencia y la adaptacin. Aunque las definiciones tradicionales de inteligencia hacen hincapi en los aspectos cognitivos, tales como la memoria y la capacidad de resolver problemas, varios influyentes investigadores en el mbito del estudio de la inteligencia comienzan a reconocer la importancia de la ausencia de aspectos cognitivos. Thorndike, en 1920, utiliz el trmino inteligencia social para describir la habilidad de comprender y motivar a otras personas.1 David Wechsler en 1940, describe la influencia de factores no intelectivos sobre el comportamiento inteligente, y sostiene, adems, que nuestros modelos de inteligencia no sern completos hasta que no puedan describir adecuadamente estos factores.En 1983, Howard Gardner, en su Teora de las inteligencias mltiples Frames of Mind: The Theory of Multiple Intelligences2 introdujo la idea de incluir tanto la inteligencia interpersonal (la capacidad para comprender las intenciones, motivaciones y deseos de otras personas) y la inteligencia intrapersonal (la capacidad para comprenderse uno mismo, apreciar los sentimientos, temores y motivaciones propios). Para Gardner, los indicadores de inteligencia, como el CI, no explican plenamente la capacidad cognitiva.3 Por lo tanto, aunque los nombres dados al concepto han variado, existe una creencia comn de que las definiciones tradicionales de inteligencia no dan una explicacin exhaustiva de sus caractersticas.El primer uso del trmino inteligencia emocional generalmente es atribuido a Wayne Payne, citado en su tesis doctoral: Un estudio de las emociones: El desarrollo de la

2. inteligencia emocional, de 1985.4 Sin embargo, el trmino "inteligencia emocional" haba aparecido antes en textos de Leuner (1966). Greenspan tambin present en 1989 un modelo de IE, seguido por Salovey y Mayer (1990) y Goleman (1995).Como resultado del creciente reconocimiento por parte de los profesionales de la importancia y relevancia de las emociones en los resultados del trabajo, la investigacin sobre el tema sigui ganando impulso, pero no fue hasta la publicacin del clebre libro de Daniel Goleman: Inteligencia Emocional: Por qu puede importar ms que el concepto de cociente intelectual?, que se convirti en muy popular.5 Un relevante artculo de Nancy Gibbs en la revista Time, en 1995, del libro de Goleman fue el primer medio de comunicacin interesado en la IE. Posteriormente, los artculos de la IE comenzaron a aparecer cada vez con mayor frecuencia a travs de una amplia gama de entidades acadmicas y puntos de venta populares.Aspectos biolgicosPara comprender el gran poder de las emociones sobre la mente pensante y la causa del frecuente conflicto existente entre los sentimientos y la razn debemos considerar la forma en que ha evolucionado el cerebro.6La regin ms primitiva del cerebro es el tronco enceflico, que regula las funciones vitales bsicas, como la respiracin o el metabolismo, y lo compartimos con todas aquellas especies que slo disponen de un rudimentario sistema nervioso. De este cerebro primitivo emergieron los centros emocionales que, millones de aos ms tarde, dieron lugar al cerebro pensante: el neocrtex. El hecho de que el cerebro emocional sea muy anterior al racional y que ste sea una derivacin de aqul, revela con claridad las autnticas relaciones existentes entre el pensamiento y el sentimiento.7El neocrtex permite un aumento de la sutileza y la complejidad de la vida emocional, aunque no gobierna la totalidad de la vida emocional porque, en estos asuntos, delega su cometido en el sistema lmbico. Esto es lo que confiere a los centros de la emocin un poder extraordinario para influir en el funcionamiento global del cerebro, incluyendo a los centros del pensamiento.8 3. La sede de las pasiones Imagen anatmica del cerebro. 4. La amgdala cerebral y el hipocampo fueron dos piezas clave del primitivo cerebro olfativo que, a lo largo del proceso evolutivo, termin dando origen al crtex y posteriormente al neocrtex. La amgdala est especializada en las cuestiones emocionales y se la considera una estructura limbica muy ligada a los procesos del aprendizaje y la memoria.9 Constituye una especie de depsito de la memoria emocional.10 Es la encargada de activar la secrecin de dosis masivas de noradrenalina, que estimula los sentidos y pone al cerebro en estado de alerta.11LeDoux descubri que la primera zona cerebral por la que pasan las seales sensoriales procedentes de los ojos o de los odos es el tlamo y, a partir de ah y a travs de una sola sinapsis, la amgdala. Otra va procedente del tlamo lleva la seal hasta el neocrtex el cerebro pensante, permitiendo que la amgdala comience a responder antes de que el neocrtex haya ponderado la informacin.12 Segn LeDoux: anatmicamente hablando, el sistema emocional puede actuar independientemente del neocrtex. Existen ciertas reacciones y recuerdos emocionales que tienen lugar sin la menor participacin cognitiva consciente.13La memoria emocionalLas opiniones inconscientes son recuerdos emocionales que se almacenan en la amgdala. El hipocampo registra los hechos puros, y la amgdala es la encargada de registrar el clima emocional que acompaa a estos hechos.14 Para LeDoux: el hipocampo es una estructura fundamental para reconocer un rostro como el de su prima, pero es la amgdala la que le agrega el clima emocional de que no parece tenerla en mucha estima. Esto significa que el cerebro dispone de dos sistemas de registro, uno para los hechos ordinarios y otro para los recuerdos con una intensa carga emocional.15Un sistema de alarma anticuadoEn el cambiante mundo social, uno de los inconvenientes de este sistema de alarma neuronal es que, con ms frecuencia de la deseable, el mensaje de urgencia mandado por la amgdala suele ser obsoleto. La amgdala examina la experiencia presente y la compara con lo que sucedi en el pasado, utilizando un mtodo asociativo, equiparando situaciones por el mero hecho de compartir unos pocos rasgos caractersticos similares, haciendo reaccionar con respuestas que fueron grabadas mucho tiempo atrs, a veces obsoletas.16En opinin de LeDoux, la interaccin entre el nio y sus cuidadores durante los primeros aos de vida constituye un autntico aprendizaje emocional, y es tan poderoso y resulta tan difcil de comprender para el adulto porque est grabado en la amgdala con la tosca impronta no verbal propia de la vida emocional. Lo que explica el desconcierto ante nuestros propios estallidos emocionales es que suelen datar de un perodo tan temprano que las cosas nos desconcertaban y ni siquiera disponamos de palabras para comprender lo que suceda.17Cuando las emociones son rpidas y toscasLa importancia evolutiva de ofrecer una respuesta rpida que permitiera ganar unos milisegundos crticos ante las situaciones peligrosas, es muy probable que salvaran la vida de muchos de nuestros antepasados, porque esa configuracin ha quedado impresa 5. en el cerebro de todo protomamifero, incluyendo los humanos. Para LeDoux: El rudimentario cerebro menor de los mamferos es el principal cerebro de los no mamferos, un cerebro que permite una respuesta emocional muy veloz. Pero, aunque veloz, se trata tambin, al mismo tiempo, de una respuesta muy tosca, porque las clulas implicadas slo permiten un procesamiento rpido, pero tambin impreciso, y estas rudimentarias confusiones emocionales basadas en sentir antes que en pensar son las emociones precognitivas.18El gestor de las emocionesLa amgdala prepara una reaccin emocional ansiosa e impulsiva, pero otra parte del cerebro se encarga de elaborar una respuesta ms adecuada. El regulador cerebral que desconecta los impulsos de la amgdala parece encontrarse en el extremo de una va nerviosa que va al neocrtex, en el lbulo prefrontal. El rea prefrontal constituye una especie de modulador de las respuestas proporcionadas por la amgdala y otras regiones del sistema lmbico, permitiendo la emisin de una respuesta ms analtica y proporcionada. El lbulo prefrontal izquierdo parece formar parte de un circuito que se encarga de desconectar o atenuar parcialmente los impulsos emocionales ms perturbadores.19 Vandalismos en forma de pintadas. El vandalismo en wikis es otro ejemplo de actuacin con perturbacin emocional. Armonizando emocin y pensamientoLas conexiones existentes entre la amgdala (y las estructuras lmbicas) y el neocrtex constituyen el centro de gestin entre los pensamientos y los sentimientos. Esta va nerviosa explicara el motivo por el cual la emocin es fundamental para pensar eficazmente, tomar decisiones inteligentes y permitimos pensar con claridad. La corteza prefrontal es la regin cerebral que se encarga de la memoria de trabajo.20Cuando estamos emocionalmente perturbados, solemos decir que no podemos pensar bien y permite explicar por qu la tensin emocional prolongada puede obstaculizar las facultades intelectuales del nio y dificultar as su capacidad de aprendizaje. Los nios impulsivos y ansiosos, a menudo desorganizados y problemticos, parecen tener un escaso control prefrontal sobre sus impulsos lmbicos. Este tipo de nios presenta un elevado riesgo de problemas