La bacteria simbiótica 5

Click here to load reader

  • date post

    23-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    221
  • download

    2

Embed Size (px)

description

Publicación madrileña sobre el movimiento antiprivatización de la sanidad. Número 5.

Transcript of La bacteria simbiótica 5

  • La BacteriaSi quieres conseguir resultados diferentes,no hagas siempre lo mismo (Albert Einstein)

    AsociacinInternacional

    de los Trabajadores

    AITCNT

    AIT

    SimbiticaN 5 - Agosto, septiembre y octubre 2010 (2.000 ejemplares)Medio de expresin de la seccin de sanidad del sindicato cnt en Villaverde Alto

    la nueva tarjeta s

    anitaria

    8474 5541 9854

    5148

    TRINIDAD JIMENEZ

    MINISTRA DE SANIDA

    D socia fundadora

    Exclusiva !

  • 2 La Bacteria 5

    Dispendio Fecal

    Editorial:Con el copago sanitario saldremos de la crisisLa crisis, los despidos, la falta de trabajo, las subidas de impuestos, las hipotecas, el cntimo sanitario, la zona azul, el IVA, las ayudas a los bancos, las pensiones de los polticos... Menos mal que con el copago ayudaremos a mejorar la sanidad pblica.Tendremos un mejor servicio, se recuperar la bajada de sueldo del 5%, se acabarn las listas de espera, y las empresas privadas que parasitan la sanidad pblica dejarn de lucrarse con nuestras enfermedades.Pero, cuando se implanta?Con la ansiedad que nos genera su creacin iremos al mdico de cabecera a por recetas de ansiolticos, haciendo un mal uso del sistema sanitario.

    Seccin de sanidad CNT-AIT Villaverde [email protected] 506 479 - 917 970 424P Alberto Palacios 2 - 28021 Madrid

    www.alasbarricadas.orgwww.cnt.es

    www.lahaine.orgwww.otromadrid.org

    www.lamalatesta.net

    De pequeo, en el colegio, le quitaban el bocata de

    nocilla. As que decidi que se hara respetar siendo ms

    cabrn que cualquiera.Empezando en la empresa familiar, practic en otras varias y conocidas para dominar el arte de la direccin de empresas. Dueo del Grupo Marsans, sigui vendiendo billetes de avin cuando el estado cerr la compaa, dej a miles de personas en tierra, y llev a la ruina a sus trabajadores. Dej de pagar el alquiler de sus locales meses antes de anunciar la suspensin de pagos, entreg cheques sin fondos para cobrar finiquitos, deudas con la seguridad social y con varios acreedores... que le confirmaron en su cargo de presidente de la confederacin espaola de organizaciones empresariales.Cul ameba, ya empieza a reproducirse.Gerardo, para ti el Dispendio Fecal: eres un monstruo... ... en sus acepciones 1,2,4 y 5 de la real academia de la lengua espaola.

    barricadavisual

  • 3Agosto, septiembre y octubre 2010

    No al copago sanitario Las farmacuticas ya amenazan con des-pidos masivos y se posicionan a favor del copago. De hecho piden que se aumente la cuota. [email protected] tenemos la solucin, que los que se llevan el beneficio se de-jen de llevar tanto, empezando por [email protected] [email protected] capitalistas y siguiendo por [email protected] [email protected], pero que no toquen a los tra-bajadores.No queremos preocuparnos por el dinero cuando tengamos que acudir al mdico, de eso ya se encarga el sistema sanitario, con el dinero obtenido de nuestra explo-tacin laboral. La cuestin es que exten-diendo este sistema, maana tendremos una subida asegurada, la ms que proba-ble extensin a todos los servicios sanita-rios y lo ms importante: la costumbre de pagar por ir al mdico; entonces ya no ha-br distincin entre lo privado y lo pblico, el sistema de seguridad social no tendr sentido y por lo tanto desaparecer.El copago es un complemento a la ley del rea nica (libre eleccin). Mientras uno incide en la costumbre de pagar instan-tneamente, el otro lo hace respecto a la eleccin del especialista, dos caractersti-cas imprescindibles para crear el mercado sanitario. La cuestin es irnos acostum-brando para que la privatizacin no les cree ningn tipo de conflictividad. Esta norma se basa en la percepcin de que derrochamos en gasto sanitario, y para esto utilizan baremos europeos. Lo que ocurre es que estos porcentajes son falsos, los sistemas sanitarios no funcio-nan de la misma manera en todos los pa-ses. Es curioso ver como las comparacio-nes con otros estados sirve como excusa para imponernos normas que nos perjudi-can: si quieren comparar, que comparen los salarios y la cobertura social de por ejemplo, Suecia.

    Por otra parte, si estos porcentajes los considerramos vlidos, hay otras mu-chas alternativas que no requieren impo-sicin, y que adems tiene unos costes mnimos. Por ejemplo la informacin so-bre los riesgos de la ingesta prolongada de medicamentos (no confundir con efec-tos secundarios), que con toda seguri-dad disuadira a una buena parte de la poblacin de consumirlos. Lo ideal sera complementarla con la medicina natural. Tenemos otras alternativas, que tienen que ver con hbitos de vida y prevencin, principalmente ligados a la alimentacin que nos imponen. Una buena medida sera prohibir la indus-tria artificial en la alimentacin: los trans-gnicos, el uso de pesticidas dainos

    para el organismo y la sobreproduccin alimentaria, incluyendo la alimentacin hormonada y artificial. Por otra parte la hipocondra y la mani-fiesta carencia afectiva (y esto debera hacernos reflexionar sobre el mundo en el que vivimos), evidencian que la soledad es un mal, producto de nuestra falta de conciencia sobre la solidaridad y el apoyo mutuo.Hemos dejado que el sistema nos la arre-bate, nuestros mayores acaban muriendo, si tienen suerte, en una mierda de resi-dencia capitalista, donde la frivolidad y la muerte mental y emocional les absorbe.

    CNT Sanidad.

    Madrid- Plaza Tirso de Molina 5Villaverde Alto- Paseo Alberto Palacios 2

    Tenemos derecho a ir al mdico, aunque sea para descartar

    cualquier tipo de enfermedad

  • 4 La Bacteria 5

    Lavandera Hospitalaria CentralLa direccin, no cubre bajas, y somete a los trabajadores a ritmos de trabajo exce-sivos. Debemos hacer nuestro trabajo y el de los que estn de baja. Presiona a las personas enfermas, que estn de baja, no fomenta la estabilidad, hace contratos por meses, hostiga a los que se rebelan, y un largo etc.Los sindicatos oficiales, no estn a la altura, firman cosas que van en contra de los trabajadores y muchas veces demuestran que sus intereses no se basan en las mejoras laborales.Es muy fcil decir que los sindicatos no hacen nada.Pero y los trabajadores? que hacen los trabajadores? Nada.Que hacen cuando les cargan con su trabajo y el del compaero que est de baja? Hacerlo.Qu haces cuando hay una huelga? Trabajas.Qu haces cuando te vulneran algn derecho? Te callas.Qu haces cuando nos concentramos o nos manifestamos? No vienes.Qu haces cuando hay que firmar algo para apoyar reivindicaciones? No firmas.Cada uno debe de reconocer su parte de culpa.

    Si los trabajadores slo quieren un sindicato para que les de un curso o les informe de cuantos das tiene por una operacin de un familiar, eso tendrn.Pero si los afiliados participaran en el sindicato, obligaran al sindicato a funcionar; si los afiliados piden mejoras laborales presionan al sindicato para que las exija.Si nunca enseas los dientes, se pensarn que no los tienes. Los trabajadores somos los que hacemos que esta mquina funcione, somos necesarios, tenemos el destino en nuestras manos. Ellos pueden hacernos dao, pero nosotros tambin

    se lo podemos hacer a ellos.Hace falta estar uni-dos, sin la unidad no hay nada que hacer. Ellos saben que no estamos unidos, y de eso se valen.Lo que se pierda o lo que se gane ser la herencia que deje-mos a nuestros hijos. La eleccin la tienes tu, no otros. No dele-gues en otros lo que te corresponde a [email protected]

    Los trabajadores se adaptan al sindicato o el sindicato se adapta a

    las peticiones de los afiliados?

  • 5Agosto, septiembre y octubre 2010

    Nueva seccin sindical en el Hospital Virgen de la Salud de ToledoEsta seccin nace con el objetivo de plantar cara a lo que en Toledo comienza a avecinarse, como ya viene sucediendo a lo largo y ancho del estado espaol y especialmente en Madrid bajo el mandato del PP y Esperanza Aguirre, actuando como buitres sobre la sanidad pblica.Esta seccin, al igual que todas las de CNT, plantar cara a cualquier clase de injusticia cometida contra los trabajadores/as y usuarios/as del sistema sanitario, del que, en definitiva, formamos todos/as parte (pues a lo largo de nuestra vida difcilmente no pisamos un hospital). Para ello presentar una actitud de constante denuncia ante el mal funcionamiento de la bolsa de contratacin; ante la elimina-cin parcial, y hacia la total, de coberturas urgentes (ya desaparecida o en vas de desaparicin); exigir que se cubran todas las bajas desde el primer da y no desde los 15 siguientes, segn el servicio, con la correspondiente carga de trabajo que esto supone para las personas que soportan un puesto de trabajo menos en el ser-vicio; as como el retraso que supone para las personas trasladadas en ambulancia como consecuencia de la sobrecarga de traslados y rutas a los conductores/as de ambulancias, etc...En definitiva contra el copago y la privatizacin de la sanidad pblica y a favor del buen trato y servicio hacia las personas [email protected]

    10.000 madrileos denuncianen la calle la privatizacin de la sanidadLa manifestacin, realizada el pasado mes de mayo, y que pese a las zancadillas de la delegacin de gobierno, el boicot de partidos y sindicatos orgnicos y el silencio de los medios, cont con una combativa y nutrida participacin.Recorri la calle Alcal hasta finalizar en la cntrica Puerta del Sol, coincidiendo con la presencia en Madrid de los ministros de la Sanidad de la U.E.Se haca patente de esa manera el sentir de miles de usuarios de la sanidad madrilea contrarios a la poltica depredadora de los gobiernos de Esperanza Aguirre y Jos Luis Rodrguez Zapatero.De igual manera, se demostraba una vez ms que no podemos delegar la defensa de nuestros derechos en nadie y tenemos que ser nosotros y nosotras, [email protected], quienes tomemos parte activa en dicha defensa.No en vano, desde 2004 se lleva desarrollando un calculado plan para deteriorar la sanidad p