La ciencia y su método. Ezequiel Ander-Egg

of 30/30
f
  • date post

    21-Jan-2016
  • Category

    Documents

  • view

    2.639
  • download

    22

Embed Size (px)

Transcript of La ciencia y su método. Ezequiel Ander-Egg

  • f

  • Coleccin Poltica, servicios y trabajo social

    Director: Ezequiel Ander-Egg

    Ander-Egg, EzequielMtodos y tcnicas de investigacin social II : la ciencia , su

    mtodo y la expresin del conocimiento cientfico. - l'ed.- BuenosAires : Lumen,2003.

    240 p. ;22x15 cm.- (Poltica, servicios y trabajo social)

    rsBN 987-00-0394-X

    l. Mtodos de Investigacin I. TtulocDD 001.42

    No est permitida la reproduccin total o parcial de este libro, ni su tratamien-to informtico, ni su transmisin de ninguna fbrma, ya sea electrnica.mecnica, por fotocopia, por registro u otros mtodos, ni cualquier comuni-cacin pblica por sistemas almbricos o inalmbricos, comprendida la pues-ta a disposicin del pblico de la obra de tal forma que los miembros delpblico puedan acceder a esta obra desde el lugar y en el momento que cadauno elija, o por otros medios, sin el permiso previo y por escrito del editor.

    @ Editorial Distribuidora Lumen SRL, 2004.

    Grupo Editorial Luri'enViamonte 1674, (Cl055ABF) Buenos Aires, Repblica Argentina4313-1414 (lneas rotativas) . Fax (54-l l) 4375-0453E-mail: editorial @ lumen.com.arhttp://www.lumen.com.ar

    Hecho el depsito que previene la ley 11 .723Todos los derechos reservados

    LIBRO DE EDICIN ARGENTINAPRINTED IN ARGENTINA

    -rlu^,l Dav-1Indice

    Captulo IEl largo camino que conduce a la ciencia.'.........'..............'.......11

    l. Algunos hitos principales de esta aventura humana:los conocimientos precursores de la ciencia ....'...'..13De la mitologay la magia, pasando por la filosofa,hasta el nacimiento de la ciencia ..'..-..'13La aparicin del conocimiento racional autnomo'.............'...- I 6El proyecto baconiano de ciencia y la necesidadde una nueva forma de abordar la realidad.. ...".'...'19

    2. Algunas consideraciones acerca de los factores queexplican el desarrollo de la ciencia .-....25

    3. La revolucin cientfica: la ciencia modenra irrumpeen la historia................. '..'........."'........28Un nuevo modo de tratar los problemas de la naturaleza.'.....--29El proceso de retroalimentacin entre ciencia y tcnica..........'30Algunos hitos fundamentales de la revolucin cientfica'...'.--.33

    4. Un mundo signado por la ciencia y la tecnologa ...-'..'.-..-.-...'..31El imponente desarrollo cientfico y tecnolgico ..'......... -.........4 I

    Captulo 2Qu podemos decir de "esa cosa" llamada ciencia? ...-.-'--...'.-43

    1. El problema de la demarcacin de la ciencia -........472.Lametamorfosis de la ciencia: de la visin determinista

    a la visin probabilstica.....................'....:....'...-'...............'......-513. Acerca de la nocin de ciencia... ....-.....514. La ambivalencia de la ciencia y la tecnologa'....'........-..-.-..'.'-.675. El desencanto por la ciencia ...........-..-69

    El desencanto de los cientficos.. '.--.-...70El desencanto de los alternativistas .'...'....'.... ..-.--.-.73

    6. El porvenir de la ciencia: entre el final de la utopao el desastre apocalptico ..............--.....15

  • t.

    .J

    Captulo 5

    La expresin delconocimiento cientfico

    Teora

    Requisitos que debe satis.f'acer una teora

    Inqtortancia y reLativid.acl del valor tle la teoraLa degradacin tle la teorct

    Las relaciones enfre teora y prcticcr

    Teora e investigacin enqtrica en las ciencia.s soci.ales: la recitroc-rltul de fmcionesTe r ra e inve stigac ina. F-uncin tle la teora respecto de la investigacin empricctb. Funcin de la inve,stigacin emprica respecto de la teoraLcr diferencia entre teora y doctrina

    Hechos

    El positivisnto y la centraliclctd de los hechos en el campo de la,s cien-c itts

    Ms all de los h.echos para comprender los hechosTeora y hechoHechos sociales

    C I u.s ifi cac in v gene ralizac in

  • Clasificacitt

    Generalizacin1. Reglas y principios5. Sq)uestos y postulados

    Supuestos

    Postulados

    6. Leyes

    7. Tipos. Tipologa8. Los modelos

    Titos de modelos

    Construccin, cliseo y.formulacin de nrcde\osAnexos:

    Qu es una ley de la naturaleza?Ilya Prigogine ), su "Visin del cars"Clasifi.cacin de los ntodelos, segn Bunge

    Las teoras cientficas son como redes creadas por nosotros ydestinadas a captar el mundo... Son las redes racionales crea-das por nosotros y n se deben confundir con Ltna representa-cn real de todos los aspectos del mundo real, aunque esfnmuy logradas o parezcan ofrecer excelentes aproxintocionesde la reaLidad.

    Karl Popper

    Una teora presenta slo dos ahernafivtts: ser correcto o serncorrecta. Un ntodelo tiene una tercera tosibilidad: puede serco rre cto, pe ro irre leva nte.

    Manfred Eigen

    /.r8 1.19

  • Principales componentes de informacin,controles metodolgicos y transformaciones de informacin

    del proceso cientfico

    Decisiones paraaceptar o rechazar

    hi

    Observaciones

    NOTA: Los componentes de informacin se representan en rectngulos; los controlesmetodolgicos en valos, y las transformaciones de informacin por flechas.

    (Fuente: h lgca de Ia ciencia en la socologa, de Walter Wallace.)

    Inf'erencia lgica

    Contrastacinde hiptesis

    I4t

  • El conocin'tiento cientfico tene una forma protia y pentliarcle e.rpresarse. In hace a trat's de teoras, leyes, generalip-ciones, ntodelos, tpologos. Considero a los hechos dentn cleun delernnado marco: se apo\a en supuesos y poslulaclos )-se etiene a detenninadas reglas y princitios.No todas las fornus de expresin tienen igual imprtrf ancitr: ttoes lo mismo

    .fonnular una ley que realizar una ('lascu(in.Pero todas ess.fbrrns a))Ltdun de diferente tnonera a la ex-t re s i.n de I c ono t: intient o c ic nt fico.

    t4.t

    l. Teora

    Una teora no es el conocintiento.tero pennie el conocitniento.

    Edgard Morin

    El trmino "teora", tan ampliamente utilizado en el campo de lasciencias y de la filosofa, cubre un campo semntico extremadamenteindefinido. A poco que examinemos los alcances que se otorgan a estapalabra, nos encontramos con una multiplicidad y variedad de signifi-cados.(*) Hasta tal punto llega esta variedad semntica, que deja detener un significado fcilmente identificable. No vamos a cornenzareligiendo una acepcin o clefinicin de teora; haremos diferentes apro-ximacioiles para precisar el concepto y para establecer su relacin conla prctica y la investigacin, pero antes indicaremos su importancia yal mismo tiempo la relatividad de su valor. En todas las consideracio-nes que vamos a hacer sobre el alcance del trmino, paftimos del su-puesto de que la realidad es inefable, en el sentido de que no se puededecir en toda la riqueza ntica que tiene. Es ms compleja, rica y so-fisticada que lo que una teora puede explicar.

    (+) En una rpda revista de los alcances con que se utiliza el tnnino. hemos lecorrido los si-guientes significados asignados al trmino "teora":

    Descripcin de la realidad. / Sistema de leyes que sirven para relacionar determinado orden de fe-nmenos. / Funcin meramente operacional. / Conjunto de conocimientos especulativos (pensa-mientos, conjeturas o ideas), considerados con independencia de toda aplicacin. / Conjunto depensamientos, conieturas e ideas que sirven para ordenar, sistematizar e integar diversos hallaz-gos experimentales. / Conjunto de proposiciones que permite la explicacin de gran nmero dehecl.ros. / Sistema o conjunto de hiptesis integradas y estructuradas, cuyas consecuencias se apli-can a toda una ciencia o a una parte de ella. / Construccin intelectual que relaciona un principiocon unas consecuencias. / Explicacin de la realidad; referencia a las cosas misnas. / Simbolis-mo til y cmodo. / Conjunto significativo pertinente en referencia a las cosas rnisn.ras en funcinde la problenrtica a la que se aplica. / Corpus en el que se integran y relacionan diferentes leyesy/o sistemas. / Sistema explicativo coherente, en un sistema de leyes lgicanrente estructuradas./Sirtesis y generalizacin de la experiencia prctica. / Sistema deductivo en el que se obtienencicrtas consecuencias observables de la conjuncin de hechos observados con hiptesis funda-rlrcntrlcs. / Teor'a colo lilosofa: pensamiento acerca del pensamiento.

  • El significado prirnario de la palabra "teora" es "conternplacin",que originariamente quiere decir "ver", "mirar", "observar con inteli-gencia". En efecto, la palabra "teora" tiene una relacin directa conel verbo griego orao (que signifrca "ver"), con un alcance equivalenteal de "contemplacin": da cuenta, interpreta o explica los hechos quese observan. No se trata de ver con los ojos, sino de ver con el espri-tu; es una "visin inteligente" o "contemplacin racional".

    Einstein ha dicho -y esta idea es compartida por la mayorr de loscientflcos que las teoras son creaciones libres de la mente humana

    y que lc maravillaba que por medio de ellas uno pudiese comprenderel universo. Las teoras cientficas, en lo ms profundo, no son otra co-sa que mode los conceptuales para ordenar los datos de la rcalidad. Ta-rea que es llevacla a cabo por Lln sLrjeto/observador/conceptuador.

    Ninguna teora es una clescripcin exacta de la realidad; son apro-ximaciones realizaclas por el cientfico o el filsofo, con el propsitocle entenclerla, es clecir, de cornprender el significaclo y la importanciade todas aquellas cosas qut: crtnliguran la realidad que es motivo cle es-tudio. Insistimos. la teora no expresa la realidad; es equivalente a unmapa respecto del territorio que representa. Con tanto rigor lgico co-mo humor, Gregory Bateson deca clue quien confunde la teora con larealidad, es probable que Lln da se coma el men en lugar de la cena.

    Requisitos que debe satisfacer una teora

    No todo lo que se llalna teora lo es en sentido estricto. Para ser tal,debe reunir una serie de requisitos:

    . Debe ser parsimoniosa, es decir, simple y sencilla; capaz de expli-car uno o varios fenmenos sobre la base de un modelo que con-tenga slo unas pocas preposiciones o parrnetros explicativos.

    . Debe tener un referente, evidencia o apoyo emprico; en esto sedif'erencia de las doctrinas, que pueden tener una gran consistcn-cia interna, pero que en su formulacin no han tenido prcocul)r-cin alguna por tener una base de referentes empricos.

    . Debe lertcl unl collsislcneitr lri:iclr. ('uyits I,t()l){rsir.iorrt's t'slt.lr

    lu

    sistemticamente integradas e interrelacionadas, sin caer en con-tradicciones intemas o incoherencias.

    . Debe ser capaz de describir, explicar y predecir una serie de ob-servaciones o fenmenos futuros de manera 1gica y consistente.

    . Debe ser capaz de orientar la investigacin, proporcionandoprincipios de observacin de los hechos, procesos y fenmenos,y orientar, asimismo, acciones raciclnales y lgicas sobre la rea-lidad social.

    . Debe proveer un mal'co de referencia para analizar y -sobre to-do- para interpretar los resultados de una investigacin.

    Impor&rncia y relatividad del valor de la teora

    Del mismo modo que existe un fetichismo metodolgico, existe unfetichismo acerca de lo que pr.rede proporcionar una teora. Cuando elque se adhiere a una leclra cree, idems, que ella es una respuesta ine-cu'u'oca y cieltir, est absolrtizando sus afirmaciones y transformal-rdola teora en un f'etiche. De ah al clo-qrnatismo y el sectarismo, medianmuy pocos pas0s.

    Se puede haber optado por una teora y tcner un buen conocimien-to de ella. Mrs an: hasta se puede haber escogido la teora que mejorexplica un conjunto de f-cnmenos (o que es aceptada como la ms v-lida por la comunidad cientfica); pero ello no significa, necesariamen-te, que se tengan conocinlientos acerca de esc'ls fenmenos concretos yla solucin de los problemas que explica. Edgard Morin

    -en Ciencia

    t:on con.sciencio- lo explica con gran lucidez: "Una teora no es el co-nocimiento, pero permite el conocimiento. Una teclra no es un puntocle llegada, sino una posibilidad de partida. Una teora no es una solu-cin, es la posibilidad de tratar un problema."l

    "Nada ms prctico cue la teora": frase frecuentemente repetida yalribr-rida a difcrentes autores (pero casi seguro que peftenece a Kuftl.cwirr); habra clue precisarla diciendo "nada ms prctico que unalrucrrr tcora", puesto qr:e cxisten pseudoteoras o teoras insuficiente-nrt'rrtc tlcsirrrrrllrrillts, ttrc sirvctr tlc mtty poctl.

    ( )lr:r t'rrt'sliorr trrt'()s('ur'('('('lrt signiliclcitirl tlc llr lctlrlt cs lt tlc crltl-

  • fundir la fbrmacin terica con la formacin libresca; sta puede redu-cirse a una gran acumulacin de informacin, pero ello no significa te-ner fonnacin terica o, lo que es lo mismo, tener conocimientos quesirvan para comprender la realidad.

    La degradacin de la teora

    Toda teora tiene el riesgo ---{omo lo advier-te Morin- de degra-darse, simplificarse, unidimensionalizarse y reificarse.

    Como marco previo a lo que valnos a tratar en este pargrafo acer-ca de la degradacin de la teora, quisiera introducir al lector en estacuestin a travs de una ancdota personal. Pienso que ello puecle ayu-dar a quienes se inician en el estudio de los mtodos y las tcnicas deinvestigacin social. corno era mi situacin cuando hice estas consta-taciones.

    He tenido y he conocido a prof-esores que, deslumbraclos por los es-pejuelos del razonamiento abstracto en donde las ideas se exponen yestructuran con gran brillantez (que no significa claridad), hacan ex-plicaciones que no tenan ningn nexo con la rerlidad ni con las evi-dencias que ella presenta en las situaciones sociales concretas. si rateora es una forma cle acceso cognoscitivo de la realidad, crno pr-re-de ser

    -me preguntaba- que se pasen por alto hechos, fenmenos y

    procesos de esa realidad, tal como se daban en ese mornento? He aquque un texto de F. Dostoievski respondi en pafte a mis interrogantes:'Algunos hombres aman tanto el razonamiento abstracto y la sisterna-tizacin cuidada, que creen que no distorsionan la verdad cerranclo susojos y odos a la evidencia contraria con el fin de preservar sus cons-trucciones lgicas."

    Podra decir qr-re en la Iiteratura encontr una respuesta parcial a es-ta cuestin, pero bsicamente creo que se trata de una cuestin de sen-tido conln. Tambin contribuye a ello la soberbia intelectual, chules-ca y bravucona, de quienes, ignorantes de lo que es la ciencia, tomanla teora como dogma y terminan por degradarla al punto cle translbr-marla en doctrina. Buen ejemplo de ello fueron los "rnarxistoitle's" (au-todenominados marxistas) que usaban la teorr collo ur.lr cs.rccic clcortopedia que ahorraba el esfuerzo de pensar por cuclrtlr rrorirr.

    116

    Otro hecho que oscurece (ms que degrada) las formulaciones te-ricas es el vivir tironeado por las t.nodas intelectuales. Claro que hayque estar al da con los carnbios que se producen en la ciencia o la dis-ciplina que uno cultiva (y en otras que son conexas), pero no se puedeestar cambiando slo por un efecto de luz de bengala: algo est de mo-da, deslumbra, se acepta... al poco tiempo se pasa a otra moda. Lo con-trario a estos cambios por modas es una forma que impide totalmenteel enriquecilniento y la reformulacin de las teoas: son las rutinas in-telectuales, que repiten y perpetran formulaciones tericas, conceptos,categoras de anlisis ya obsoletas, attn cnando hayan tenido validez enpocas pasadas.

    Para Morin existen tres fcrrmas diferentes de degradacin:

    a. La degradacin tecnicista: se produce cuando la teora conser-va lo que es operativo, lo que sirve para la manipulacin cle larealidad. Es curndo la teora renuncia al logos y deviene en unasimple techn.

    b. La degradacin doctrinaria: se produce cuando la teora devie-ne en doctrina; se vr-relve incapaz de someferse a la crtica y a lacontrastacin con la experiencia.

    c. La pop-degradacin: se eliminan Ia oscuridad y las dificrrltades.Se reduce la teora a una frn-lula scioccanti,' de este modo lateora se vul-eariza.2

    Las relaciones entre teora y prctica

    La distincin entre quienes conocen la teora y quier-res la aplican,ha producido

    -a mi entender- no pocas confusiones en relacin con

    el tema que queremos clesarrollar en este aparlado. En este punto, haydos o tres cuestiones que necesitan de algunas precisiones.

    Ante todo, debemos sealar que toda prctica profesional -para

    ser tal- debe tener una teola o teoras de referencia. Esta teora o teo-r-as no slo proporcionan claves para la lectura de la realidad, sinotunbin un marco referencial para orientar la accin sobre esa mismarcllitlacl, a lrrvs de nroclelos de actuacin propios de cada campo o;i ubito rrrrfi'sionrrl.

    147

  • Ez.eqtial Ander-Egg

    Otra causa de confusin proviene de una idea equivocada acerca delas funciones de la teora. Una teora ,,=cuando es verdaderamentetal- no es para "conceptuar conceptos", sino para "conceptuar la rea-lidad". En el primer caso, el objetivo y el objeto del pensar terico que-dan reducidos a un manejo de conceptos; es lo que

    -segn Costa Pin-to- ha llevado a la sociologa a transformarse en una simple "geome-tra del espacio social". Para ese tipo de elucubraciones tericas, lo quecuenta son los imperativos de la facultad subjetivo-racional del cono-cimiento y el manejo conceptual, con prescindencia del conocimientode la realidad concreta. Esta fbnna de concebir la teora

    -que para no-sotros es pseudoteora o, si se quiere, pura clrarlatanera- es lo que haconducido a su desprestigio, cuando la gente dice: "Eso no sirve, es pll-ra teora." E,s lo que practican algunos acadmicos, trasformados ensirnples papagayos culturales, con el agravante de creer clue, a travsde su lenguaje (frecuentemente ininteligible), orientan la compr-ensinde la realidad social.

    Cuando la teora sea capaz de conceptuar o sistematizar datos de larealidad como "resultado de aplicar un mtodo a un cierto repertoriode problemas, experiencias y procesos histricos estrictamente defini-dos en el tiempo y en el esp:rcio",3 nunca se considerar como algocontrapuesto a la realidad. QL significa, pues, "conceptuar la reali-dad"? Para nosotros, es equivalente a "expresar una realidad concep-tuada", a travs de Ias dos funciones qr-re las teoras cumplen dentro delproceso cientfico:

    . "Explican generalizaciones empricas que ya se conocen (estoes, resumen el pasado de una ciencia), y

    . predicen generalizaciones empricas que an son desconocidas(esto e's, guan el futuro de una ciencia)..."

    "Esta interaccin entre las implicaciones pasadas y futuras de lasteoras parece servir directamente al fin supremo de toda ciencia: iden-tificar la necesidad en la naturaleza. Esto es, en la ciencia nosotros (lLle-remos saber no slo cmo 'han funcionado' las cosas en cl pasaclo, nislo cmo 'funcionarn' en el futuro, sino ambas y

    -miis (luc cs().,

    t./E

    queremos conocer ambas con una sola proposicin."4 Si bien no pode-mos suscribir esta concepcin de la ciencia de Wallace, respetando supensamiento hemos transcrito la cita en su totalidad. Creo que en el ra-zonamiento de este autor no entra el problema de la incerlidumble, nide las imprevisibilidades de los procesos sociales; se trrta de un razo-namiento tpicamente positivista que, como ya se explic, es una con-cepcin superada en la ciencia actual. No obstante nos pareci opoftLl-no hacer referencia a la misma.

    Teora e investigacin emprica en las ciencias sociales:la reciprocidad de funciones

    La separacin Ji'ecuente en la prclic'rt de lu nvestigacin en-tre trabujo terico y trubajo ntetodolgico es un ndice usotn-broso del .subtie"^arrolkt de la socioktga, conu si los instru-rnentrs cle trubajo de unu disciplno pudiesen ser ignoradospor ucluellos que la prurtt:an.

    Manuel Castells

    Teora e investigacin

    La separacin -y a veces la contraposicin- que se ha venido ha-ciendo entre la ciencia por una parte y lo emprico por la otra, entre

    teora y prctica, ha provocado no pocas contusiones en este plrnto,con un empobrecimiento consecuente, tanto para el trabajo terico co-mo para el trabajo metodolgico, ya sea que lo consideremos en su di-mensin cognitiva o baio la forma de intervencin social. Teora e in-vestigacin no son elementos contrapuestos, ya que la teora qLle no sebisa en la realidad degenera fatalmente en especulacin arbitraria sincontenidos concretos; ninguna ciencia se configura con teorizacionesescolsticas aisladas de la realidad. Y la investigacin sin los "ilumi-nantes contactos" de la teora acunula hechos sin darles significado al-guno. En la ciencia, la experiencia vale siempre que est iluminada porlr teora. No podemos separar el proceso emprico de observacin dell cstructura fonnal de la ciencia; aunque no son la misma cosa, uno yol nr lultrricrcn lotla su valiclcz y significado cuando estn estrechamen-It'vittt'ul;ttlos

    l.l9

  • IEzetu i e I tlnd e r- E t 4

    Apoyndose en los datos experimentales que proporciona la inves-tigacin, la teora explica la significacin de los hechos y las relacio-nes existentes entre ellos; vale decir que los discieme y los juzga. Nin-guna ciencia trabaja con hechos aislados, pues no hay hecho qLle tengasignificado cientfico por s mismo. Cualqr"riera que sea la cantidad dehechos y datos que se acumulen, stos no producen, por s mismos, unaciencia; sta slo puede darse en una reciprocidad de firnciones con lainvestigacin.

    Frente a este problema, los socilogos se han movido --como indi-

    g I\{e13- en trminos de una alternancit entre dos actitudes opues-tas:

    . La hipersistematizacin de los que tratan de generalizar y hallarclranto rntes el camino hacia la formulacin de leyes sociolgicas, bus-cando la grandeza de las sntesis globales y hr-ryendo de la "trivialidad"de la observacin detallada.

    . El hiperfactualismo cle los que no se preocupan demasiado porclescubrir las inf-elencias de sus investigaciones, confiados y seguros deque la base emprica que suministran es verdadera; para quienes razo-nan de esta manera, la ciencia se reduce a una simple recoleccin, sis-tematizacin y elaboracin de datos.

    Para el prirner grupo -aade Merton-, la consigna sera: "Noso-tros no sabemos si lo que decimos es cierto, pero por lo menos es sig-

    nificativo." Para los otros, los empiristas radicales, el lema podra ser:"Esto es demostrable as, pero no podemos sealar sr"r significacin."

    Otros hablan en tnninos de alternancia entre dos enfoques. El for-malismo ve dn los hechos un mundo catico, ininteligible, que es ne-cesario ordenar a partir de la construccin de un modelo abstracto o deuna teora; reduce el trabajo cientfico a la construccin del sistematerico, cuya coherencia interna se considera suficiente para engendrarproposiciones empricas cuya evidencia exime de verificacin. Porotro lado, el empirismo presupone que el conocimiento estr colttclli-do en los hechos, reduciendo la investigacin a la recopilacitirr, lr conl-probacin, la clasillcacin y la comparacin de clatrs por un pr()ccso

    1.5o

    lVlettnIus y tct'ttirtt.t tIr inra.ttiqut'itt stu ittl

    de sistematizacin que los hace susceptibles de manejo vital y eficaz.No basta decir

    -seguimos parafraseando a Merton- que la inves-tigacin y la teora deben unirse si se pretende que la sociologa pro-duzca frutos legtimos. No solamente deben ambas pronunciar votossolemnes de unin eterna; deben tambin saber cmo seguir rdelantea paftir de ese momento. Sus funciones recprocas deben ser definidascon claridad.s Ms an: esta reciprocidad de firnciones entre la teoray la investigacin emprica debe considerarse en la perspectiva de "laLlnidad orgnica que forman lo emprico y lo terico en la gestacin de-rna teora cientfica",6 como lo advierte el lgico ruso Andriev.

    En este punto es interesante advertir que, en el mbito de las cien-cias fsico-naturales, nunca se ha planteado el problerna de la rclaciny la reciprocidad de funciones entre investigacin ernprica y teora.Esto siempre ha resultado por dems obvio: a nadie se le ha ocurridola posibilidad de una teora de la fsica o de la biologa sin la invesri-gacin. Nadie pens tampoco que, recogiendo informacin sobre pro-blemas de'la fsica o de la biologa sin ningn rnarco terico refel'en-cial, hara investigacin cientfica. Sin embargo, en el mbito de lasciencias sociales, la reciprocidad de funciones entre teora e investiga-cin ha tenido que ser definida de manera explcita. Pienso que esto haocurrido

    -entre otras razones- potque la sociologa ha estado influi-

    cla en muchos pases por la tradicin de la filosofa social como formade estudiar "lo social", sin mayor preocupacin por los drtos concre-tos de la realidad.

    Hoy, es admitida por todos los cientficos sociales la interconexin(lo que aqu hemos llamado, con una expresin rnertoniana, "la reci-procidad de funciones") entre la teora y la investigacin, o lo que otrosdenominan "la articulacin entre lo terico y lo ernprico".

    a. Funcn de la teora respecto de Ia investgacin emprica

    Los hechos -como

    afirma Gurtvich- "no son flores que brotan enIos campos y que no exigen ms que ser rccogidas".T Por el contrario,clcntro tlcl fotuttt revolufuttt que presenta la realidad social, es necesa-r.io sabcr iu hLrscar y hacia dnde se orienta la bsqueda; ello impli-

    t5t

  • fultitotlos \ t(:niuls de inve.stigutin sotiulEz.cquit,l Andcr-Egg

    ca la necesidad cle escoger, a fin de no perderse en cletillles y separar loimportante de lo accidental. una vez recogida ra infbrmaciirn, es la teo-ra la que proporciona significado a los datos experimentales que sonobjeto de conocimiento cientfico. La teora no es, pues, una instanciaaccesoria de la que se puede prescindir en la recopilacin y el registrode datos, y, menos an, en su anlisis e interpretacin. Tarnpoco la teo-ra es una simple Iabor interpretativa con la que culmina el trabaio tJeinvcstigacin.

    En las ciencias sociales existe un acuerclo(*) bastante generalizacloacerca del papel de lr teora respecto de la investigacin emprica. Lasfunciones que se le atribr-ryen pueclen resrmirse en Io sigr.riente:

    La tcora oricnta la investigacin. cn cunto serrlu lrrs hechos sig-nificativos que han de estudiarse, y orienta la lormr-llacin cle pregr-rn-tas. Sin embargo, la elcccin de una u otra teora concliciclna la impor-tancia relativa de los prcblernas y de la terntica que se lra cle estucliar;consecuentemente, en cierta medida, el proceso de investigacirin y susresultados dcpenclen de csa prirncra eleccin. "cLralesquiera que seanlas vas concretas de la teorizacin, la investigacin propiamente talcomienza a partir clel momento en que hay un campo terico, explci-to o implcito. Por campo terico se entiencle un conjunto terico es-tructurado, relativo a un dominio particurar qlle comprencle elementos(conceptos o categoras clasificorias), r'elaciones entre re laciones (le-yes) y reglas de operacin."8

    Para complementar, profundizar e ilustrar la afirmacin de Gurtvichde que los hechos no son como flores que slo deben ser recogidos, laidea mertoniana de que Ia teora orienta la investigacin y que

    -comodice castells- la investigacin cientfica sro comienza cuanclo hayLln campo terico (explcito o implcito) desde el cral aborclamos larealidad, hemos de sealar qlle estas cuestiones estn relacionaclas clcmmera directa con lo que en el diseo de investigacin se clenornina clmarco terico referencial. Conviene recorclar tambin acuella lf innir(+) Vanse ls obras tle Menon, de Coode y Hatt, y dc Selltiz, Joharla. l)cursch y (.rxrk. Arrrrtrrt,no se col))partan los supuestos y el enfbque de estos lutorcs, cs cvitlclrle slrlrrr trrt el rlrlrrr:rtismo y el sectarismo intelectual nos cicgtrcn - quc sus aporlcs en r.slc I)uriro son csi llr.r't rl.rL.Algunos no los aceptan, sirnplemcnte. poltrrc los corsirlclllr firnciorr;list;s l.ou;r r.l;rsr';r rlr.procctlcr dc ios scct:trios.

    1 5.)

    cirin cle Huxley conforme con la cual vemos ms fcilmente lo que..te-nemos detrs de los ojos" que lo que tenemos de lante de ellos.

    Un texto de r-rn filsofo de la ciencia, publicado hace casi medio si-gtro, me parece ilustra muy bien estas cuestiones. Hansong lo hace pre-guntando si, frente a una nrislna cosa. que es un amancecer, JohannesKepler y Tycho Brae vcn lo mismo. Se puede afirmaq nos dice el au-tor citado, qLre "S, ven lo mismo", o bien "no, no ven lo rnismo". Elhecho de que puedan darse dos respuestas nos indica que puecle haberrazones para ambos argumentos. Por qu ocurre esto?

    Veamos primero cules son los procesos fsicos que tienen lugarcuando Kepler y Tycho miran el amanecer. "El sol emite los mismosfbtones para ambos observackrres; los fbtones atraviesan el espacio so-lar y nuestra atmsfera: los astrnomos tienen una visin normal, portanto dichos fbtones ptsln a travs de la crnea, el hrr-nor acuoso, eliris, el cristalino y el humor vtreo de sus ojos de la misma manera. Fi-nalnlente, son afectadas sus retinas. En sus clulas cle selenio ocurrencambios electroqumicos sinlilar-es. En las retinas cle Kepler y cle Tychose lorman las mismas configuraciones. As pues, ven la misma cosa.,'

    Pero Kepler considera que el Sol est fijo y es Ia Tierra la cr-re sernueve. Tycho, siguiendo a Ptolomeo y a Aristteles, sostiene que laT'ierra est fija y cue los dems cuerpos celestes se mLleven alrcdeclorcle ella... De qu dependen las diferentes lecturas cue hacen del ama-nccer? No es una cuestin cle facto, sino del marco de ref'erencia, de lavisin descle la cual hacen la observacin... No es lo que est derantetlc sus ojos, sino lo que est detrs.

    La teora ofrece un sistema conceptual: ni un sistema conceptual(interrelacin de conceptos) ni el anlisis conceptual (clarificacin delsisnificaclo de los conceptos) constituyen una teora, pero la teora im-rlica la elaboracin de un sistema conceptual, y la clarificacin de sig-n iflcacioncs que permiten una representacin conceptual y simblica deI.s rlrkls y los hechos de la realidad motivo de estudio de una ciencia.

    ()l'r'ccc urr sislernl

  • Iiz.e q u i c I Antl e r- ll,q,q

    cientficamente en la nledida en que son miembros de una crase o ca-so de una ley, Ia teora o'ece. en todas las ciencias, un sistema declasiflcacin para distinguir en clases, objetos, hechos o f'enmenos,ordenaclos segn relaciones de semejanza o de diferencia. La clasifica-cin que ofrece la teora facilita y simplifica

    -en la investi-eacitin-

    que un gran nmero de datos aislados que se recogen queden sistem-ticamente inseftos dentro de un cuerpo terico, que configura una es-pecie de interpretacin unitaria de una gran variedad de hechos. sinembargo, se ha de adver-tir que todo sistema de clasificacin y de uni-ficacin sistemtica es un cierre del campo de investigacin. .rustifica-do o arbitrario, es siempre una delimitacin de las variables a observar."Es evidente

    -nos dice castells- que esta categorizacin reviste a

    los datos cle un contenido terico o icleolgico. sea por el cuaclro con-ceptual del investigador o por las connotaciones culttrales ligadas a lostrnjnofdeI lcngua.je." I o

    sistematiza los hechos en un cuerpo de conocimientos orclenadoslgicamente mediante gerreralizacioncs empricas y sistema cle relacio-nes entre prclposiciones que relacionan los hechos entle s. La teora fa-cilita qLre los datos que se recogen en la investigacin no queclen aisla-dos. sinoque se inc'rpclren com() prte de un sisremlr qlre pr()porcionauna interrelacin con otros fenmenos y una mayor consistencia lgi-ca. Esta unificacin sistemtica que ofrece. la teora consiste en subsu-mir los diversos hechos particulares como pafie de generalizaciones cde leyes cientticas generales.

    Permite la prediccin dc hechos en la meclicla en q.e se estable-cen uniformidades y generalidades ms all cle los hechos particulareso singulares. E,l conocimiento de los factores que causan cleterminadoshechos permite preclecir

    -nediante reglas de inferencia- que esoslactores y hechos sern hallados en una situacin similar. Aunque sctrate de leyes probabilsticas o tendenciales, es posible prcclecir cie rtosheclros-

    Por ltimo, Ia teora indica reas no exproradas crcl crrrcirricr-to, puesto que, en la rnedida en clue sistematizu urr corr.jrr{o rlt.t'rr.,cimientos ya adquiridos, seitla lagunas cle I c

  • Ez.eEiel Ander-E914

    Por ltimo, la investigacin emprica permite esclarecer Ia teora,arrojando luz sobre aspectos no estudiados, o bien matizando y profun-dizando en lo ya conocido, en la medida en que sus afirmaciones y losenunciados son sometidos a pruebas de verificacin, confrontacin yrefutabilidad emprica.

    En resumen: la opinin vulgar contrapone teora y realidad, teoray prctica, utilizando expresiones como "no sirve porque es una for-mulacin terica", "esto no es prctico, es pura teora", cuando en rea-lidad, si no sirve, no es por ser teora sino por ser una tnala teora. Laciencia se basa en una intrincada e inseparable relacin mutua entreteora y hechos de la realidad, mediante la investigacin emprica y laprctica. Ms arn, toda ciencia avanza en la medida en que se da eseproceso de reatroalimentacin (feed-back) entre teora e investigacin.

    Para evitar lo gue'Wright Mills llamu "la ceguera cle los dalos em-pricos sin teora,/y el vaco de la teora sin datos empricos", el inves-tigador social debe "aceptar las responsabilidades del cientfico: ver elhecho en la teora y la teora en el hecho".ll

    Digamos, por ltimo, que esta reciprocidad de funciones entre l"eo-ra e investigacin emprica implica --en la discusin actual- otrosaspectos que hacen el problema ms complejo, pero al mismo tiempoms factible de resolver en razn de una mejor formulacin. Nos refe-rimos a los aportes de Castells sobre "investigacin metodolgica de lametodologa de la investigacin", en los que propone algo ms totalque la simple formulacin de la necesidad de integrar la teora y la in-vestigacin. Para este autor, es necesario establejcer "'las conexionesnecesarias entre campo terico, modelos formales, tcnicas de anlisis(causales), tcnicas de recoleccin de datos, tcnicas de tratamiento dela informacin y caractersticas de las informaciones".l2 Todas Ias me-diaciones y los eslabones que existen entre teora e investigacin estnindicados en la propuesta de Castells... Aqu tenemos otro punto parareflexionar sobre cmo hacer que estas dos actividades

    -teora e in-vestigacin- sean, en nuestro quehacer cientfico, intervinculadas cinterdependientes.

    La diferencia entre teora y doctrina

    La distincin entre teora y doctrina es importante tanto como pre-cisin conceptual cuanto para una mejor comprensin de lo que es unateora cientfica y, por aadidura, sobrc el carcter y la naturalezadelaciencia. Siguiendo a Morin,l3 en el siguiente cuadro, y a moclo de con-traste, presentamos la diferenciacin entre teora y doctrina.

    Teora

    . Sislcmc de idcts abicrro

    . Dialoga con otros sistcmas de ideas.

    . Abier-t a la infbrmacin que la cucs-tiona.

    . No -rllrma (erlcils sino conjcturlsprobables. Nunca se tiene la cel-tcza dehaber captado Ia verdad.

    . Dialoga,/investiga,/debate con los da-los Lle l realidrcl y con olros sistemils.

    . Si encuentra datos que la contradicen,la teora es rectiflcada.

    . Procede a verificaciones (sobre da-los), revisiones (de su contenido) y mo-rlilir'rcioncs (cn s misma..

    . Se tunda en la contrastacin con larcalirlarl.

    Si Lu'lr teora se ciema a lo real --...+-

    se conviee en doctrina.

    ,14[tudus y tt;(nit (ts de itttc,stigut'itt .stu.itl

    Doctrina

    . Sistema de ideas cerrado.

    . No hay intercambio/dilogo.

    . Cerrada a toda inlcrnnacin discon-firrme.

    . La veldad est sullcientemente proba-da; sc trata de un saber absoluto. ciertoe indubitable.

    . No hay intcrcanlhio/diilogo, sino rc-futacin.

    . Es insensible a los datos v a las evi-dencias extefnas.

    . Es autosuflciente, no admite la posibi-lidad de lalsacin de sus contenidos: noes biodegradable.

    . Se f'unda en evidencias convertidas endogmas.

    t56

  • Ezequiel Ander-Eg1

    2. Hechos

    Por su ndole misma, la ciencia siempre requiere referencia empfrl.ca. Esto significa que no hay ciencia sin hechos, aunque la ciencia vms all de los hechos. Son la materia prima de las ciencias factualet,entre ellas la sociologa, la antropologa, la economa, la psicologa so.cial, la ciencia poltica, etc. Pero los hechos no explican los fenmenotsociales; ni siquiera el significado de un hecho es manifiesto por ttfmismo. Son a la ciencia lo que los ladrillos a una casa: cada uno dgellos sirve para construirla, pero no son la casa; cada ladrillo tiene im.portancia si "est" donde lo indican los planos. Del mismo modo, en lgciencia, la importancia y la significacin de cada hecho depende clclmarco de referencia desde el cual se lo considera.

    Qu son los hechos]-Erel lenguaje corriente, el trmino designatodo acontecimiento qe puede ser percibido por los sentidos, ya s6trate de hechos fsicos, psquicos, sociales, etc. A veces, se utiliza tan.bin para hacer referencia a lo que se considera real o indiscutible porsu evidencia. En el campo cientfico, se habla de hecho o hechos purtlaludir a cosas o acontecimientos accesibles a la observacin, es decir,a fenmenos u objetos de experiencia. Las cosas son los objetos cu8existen y se pueden observar; los acontecimientos son cualquier colrlque sucede o puede provocarse (son naturales o inducidos). Los acun.tecimientos y los procesos son lo que ocurre

    a -------\\

    en --------- slstemits concretos.enfre---"'

    Siguiendo a Bunge,14 vamos a distinguir cuatro clases cue sc ilrclu.yen dentro de la extensin del concepto de hecho:

    . Acaecimiento o acontecimiento: cualcuier cosl (lltc ticnt. lrrtrr

    t58

    Mtoclos y cnicas de investigacin sociul

    'n cl espacio-tiempo y que, por alguna razn, se considera en algnrt'srccto como una unidad; adems, cubre un lapso breve.

    . Proceso: una secuencia temporalmente ordenada de acaecimien-los, tal que cada miembro de la secuencia toma pae en la determina-'

    r()lr clel miembro siguiente.. Fenmeno: un acaecimiento o un proceso tal como aparece a al-

    'rrrr sujeto humano, en un hecho perceptible. una ocurrencia sensible orrr:r r'rdena de ellos.

    Sistemas concretos: que son las entidades o las cosas fsicas que serlrsl inguen de los sisternas conceptuales corno las teoras.

    l,,l rositivismo y la centralidad de los hechos en eI camporh. las ciencias

    lircnte a una larga tradicin de anlisis especulativos en un mundorl(' l)rrras ideas abstractas elaboradas en la mente del sujeto, el positi-vr.,rro, al rechazar toda formulacin terica que se hiciese a priori del;r t'xperiencia, dio una importancia central a los hechos en el campo delr., t'icncias. La exigencia de realidad constituy el postulado bsico,L'l r

  • Ezequiel Atuler'Egg

    mensin clue no tena -o

    no dejaba espacio- ni para las elaboracitl'nes tericas ni para el desarrollo metodolgico. Despus de Comte, selleg a un puro empirismo que, en algunos casos, degener en una "cs'tril acumulacin de datos". Por otra parte, el positivismo, como res'puesta al problema del conocimiento, no estableca ninguna diferenc:iUentre el fenmeno y la esencia. En otras palabras, la realidad de los f'C-nmenos o cosas de la experiencia se consider la propia realidad y nttsimples interpretaciones de sta.

    Si bien el positivismo lgico del Crculo de Viena -y, ms concrc'

    tamente, el empirismo lgico- incotpora elementos de la lgica filr'mal simblica, cabe preguntarse: puede hacerse la intelpretacin dclos hechos como si al investigador social le bastase con reunirlos, dcS'cubrirlos y clasificarlos? Una respuesta afirmativa la daran quiencisostienen que dos o ms inlastigadores, trabajando en las mismas cir'cunstancias, llegan a los mismos resultados respecto de los mismos lte.chos y fenmenos si el estudio ha sido realizado con total objetiviclltl,Sin embargo, eso no ocurre en la realidad: dos o ms hechos (especiirl'mente si son de carcter social), considerados por diferentes investigU.dores, posiblemente sean intetpretados de manera diferente segn 16perspectiva cientfica con que se observa la realidad (el marco terieoreferencial) y los supuestos metatericos (principalmente ideolgicori)desde los cuales se intemoga la realidad.

    Ms all de los hechos para comprender los hechos

    La "llamada a los hechos" en la historia de la ciencia ha sido itll'portante, pero no hay que olviclar que no existe una "lectura dircctll"ni d" lor hechos, ni de la experiencia, ni de los f'enmenos. stos l)ll'qan

    -antes de ser formulaclos como tales- por el acto intermcdiitrio

    de la representacin mental que el sujeto posee, conforme con su J)lf'ticular capacidad para conocer. El modo de conocer y la fuentc tlc ltl*conocimientos no dependen slo de la percepcin que el su.icto ticltde la realidacl, sino del proceso de asimilacin activa que realiza sollllos hechos, fenmenos o procesos.

    De todo ello re,rulta que los hechos particularcs o singttlarcs lto btll-tan: hay que clasifr :arlos y, a partir de elltls, hry ttrc cs(itblt:cct' lctttr.

    l0

    Miuos t'tct'nicas de investigun soriul

    ralizaciones y, como nivel ms elevado del trabajo cienttico, se han delirrmular leyes. Para la realizacin de esta ltima tarea, hay que esta-blecer la interconexin causal entre los hechos, descubrir las leyes (olcy) de su existencia (explicarlos), encontrar sus causas e insertarlos encl marco de una determinada teora social. No obstante, pueden darsellcchos que contradicen en todo o en parte una determinada teora so-cial. Como la ciencia es incompatible con cualquier forma de dogma-tismo, en este caso los nuevos hechos tienen que ser explicados y, con-socuentemente, la teoa tiene que ser refomulada o rechazada si hayt'tlntradicciones con aspectos sustanciales de ella.

    Si para abordar cientficamente la realidad debemos hacer uso de lalcora, es "la teora **{omo deca Einstein- la que decide lo que serucde observar". El hecho es, pues, la materia prima, lo dado, pero "al-ll()" que se da a "alguien" que discierne y valora, en su interrogacin,lrr realidad en donde los hechos se dan. Ese "alguien" es un sujeto/observador/conceptuador para quien los hechos son parte de su expe-ricncia humana.

    Dicho de una manera breve y a modo de resumen: para comprenderIos hech:rs, hay qLre ir ms all de ellos. El proceso de conocimiento, icntfico no se puede reducir a la recogida, la descripcin, la clasifi-, rrcin y la elaboracin de datos. La ciencia no se reduce a la expresinrlc hechos observados o enunciados de observacin. En la ciencia nocxisten hechos independientes del mtodo que los descubre o provocarri tle la teora que los interpreta.

    Los heclns u observociones empricantente obsenables junshubieran producido la ciencia moderna si se les hubiese reu'nido al azar.. Sin algn sistema, sn algunos princitios orde-nadores o, dicho en una sola palabra, sin teora, la ciencia notodra predecir nada. Y sin esta prediccin no habra dominiosobre el mundo material.

    Go

  • 11todo.s ), f(nt s cle ituesigucin sot iul

    Teora y hecho

    Del mismo modo en que la opinin comn contrapone teora yprhctica, tambin existe tal contraposicin entre teora y hechos. Se tra-ta de dos conceptos qlre no slo parecen como diferentes, sino tambincomo contripLlestos. No es as: la teora ilumina el signif-icado de loshechos (si no lo hace, es mala teora o pseudoteora); los hechos son lamaterir prima de las proposiciones empricamente verificables concer-nientes a un fenmeno. acontecimiento o proceso, considerado desdeun marco terico. La explicacin de un hecho se hace a travs de unenunciado que describe ese hecho a travs de una ley cientfica.

    De todas lrs consideraciones precedentes se desprende que, desdela perspectiva de la ciencia, teora y hecho no slo no se contraponen,sino que estn entrelazaclos, puesto que uo hay ciencia fctica algunaqlre no haga ref'erencia a hechos, ni cientfico alguno que al realizar sulabor no se ocupe de una y otros.

    Hechos sociales

    Esta expresin ha sido incorporada al pensamiento social por Emi-lc Durkheim, como cuestin central de la sociologa. Para Durkeim, notodos los hechos que tienen que ver con la conducta humana son nece-sariamente un hecho social: existen hechos sociales y hechos indivi-tluales. El hecho social es "toda forma de hacer, fijada o no, suscepti-ble de ejercer sobre el individuo una limitacin exterior..., tiene unacx istenci a propia independiente de l as ntan ifestaciones individuales". l -5

    Aunque los hechos sociales no son directamente observables, Durk-hcirn

    -al formular las reglas del mtodo sociolgico- sostuvo qLlestos "deben tratarse como cosas" (no que sean cosas). Es decir, debenscr estudiados objetivamente como fuerzas conclicionantes externas ocrilro f en

  • E:t'tuicl Ander'Egt

    A comienzos del siglo XXI, esta formulacin acerca de la impor-tancia y la significacin de los hechos sociales en sociologa, ha sidoenriquecida por los aportes de otros antroplogos y socilogos, comen-zando por Mauss, pasando por Sorokin, Weber, Parsons, etc' X encuanto a las reglas fundamentales de la observacin sociolgica de loshechos sociales, hoy existe un desarrollo mucho ms amplio y afinado'

    3. Clasificacin y generalizacin

    Clasificacin

    Aun siendo conocidos en su individualidad, los datos y los hechosaislados no bastan para el conocimiento cientfico; es necesario un es-fuerzo de categorizacin, sistematizacin y ordenacin mediante elcual se agrupan en conjuntos y subconjuntos de acuerdo con ciertas si-militudes, caractersticas, cualidades o propiedades comunes tomadascomo criterios. Se trata del nlodo ms simple de analizar y sintetizar.Algunos bilogos consiclerln que la clasificacin es el procedimientoms importante del ploceso de investigacin. Precisamente de estecarnpo proviene la primera gran tabla clasificatoria del conjunto, comoes el Sys/en Nature de Lineo (1738).

    El concepto de clasificacin implica seleccionar, dentro cle un todoo conjunto sin diferenciar, unos pocos rasgos, considerados como demayor importancia, para luego agruparlos o separarlos en diferentesespecies, segn 1o posean o no. Implica, tambin, la divisin previa enclases, de la que se sigue el ordenamiento de stas segn la propiaidentidad reconocida y que cr.rlmina con el proceso de clasificacinpropiamente clicho. En ciencias sociales, lo esencial de la clasificacines distribuir los datos en categoras, con el fin de facilitar su manipu-lacin.

    De ah que, como fomas ms elementales de clasificacin, tene-mos:

    en primer 1ugar........................la divisin, consistente en dividirun todo en partes;

    l6,l

    Mtodos y- tcnittts tle int'estiQttt ititt tttt ittI

    luego sigue en ordencle complejidad ........................1a ordenacin

    o confi guracin clasificadacon un criterio de sistematizacin,

    por ltimo ............Ia clasificacin sistemtica,agrupando objetos en sub-coniuntos de acuerdo con ciertassimi I itudes, caractersticas,cualidades o propiedades en comn.

    El acto en s de clasificar no ofrece mayores problemas cientficoso filosficos; lo que s puede plantear algn problema es el fundamen-to o la valiclez de las pautas que manejamos para clasificar un grupo deobjetos, o para insefiar a Lrn individuo dentro de una clase'

    En biologa, el concepto estt estrechamente ligado al de taxonoma,aludiendo, al conjunto cle leyes y principios de la clasificacin de losseres vivos. Por extensin, este trmino se r-rtiliza para designar todateora de la clasif icacin.

    No es lo mi.snto clasiJit:acin que expl.cacin. Sin entbargo' ensociologtt, al igual que en bologtt, habrtn de hacer acto tlcpresencict los Lineos antes de dar pa'so ct Dant'in v ot'os'

    ,Ios A. Garmendia

    Generalizacin

    Si no existe ciencia sobre el hecho individual en cuanto tal, obvia-nrente lo propio clel trabajo cientfico es establecer constantes, unifor-nriclades, fiecuencias, tendencias...; en una palabra, establecer genera-I izrciones empricas.

    se ha dicho que "la generalizacin es el origen de la ciencia". Nosscribim6s esta afirmacin, pero admitimos que sin generalizacionesIro lry ciencit; slo habra acumulacin de observaciones. Mediantellrs 1lr.llcl'rlizaci6ncs empricas, es posible establecer la concomitancia

    L

    t5

  • o la conexin universal entre las propiedades. Esta transformacin delas observaciones en generalizaciones es el comienzo del trabajo cien-tfico.

    La generalizacin es un enunciado de forma universal confirmadoempricamente. Se trata de una proposicin que, a par-tir de casos indi-viduales o pasaclos, afirma una conexin entre las propiedades que seaplica a toclos los casos. Por ella se establecen uniformidades quetrascienclen los hechos observados de carcter indiV(lu{. En otras pa-labras, la generalizacin consiste en extender a todoslos casos losresultaclos de las observaciones sobre casos singulares. Tambin se ge-neraliza cuando se aplica un determinado concepto o categora a unaserie ms o menos grande de casos a partir de lo observado en un n-mero limitado de individuos o casos singulares. Nunca una generaliza-cin se hace como deduccin de una teora.

    Ahora bien, existen diferentes formas y niveles de generalizacin:

    . formacin de conceptos: rnarginalidad, acomodacin, etc.;

    . formacin cle categoras: fenmeno urbano, rasgo cultural, etc';

    . elaboracin de tipos: homo oeconomicus, efc.:

    . cleduccin de constantes: cuando se sufren frustraciones, se asu-men conductas agresivas:

    . formulacin de leyes: ley de la tendencia descendente de la tasade la ganancia.

    4. Reglas y principios

    Constituyen los fundamentos o bases del razonamiento o discursocientfico.

    El vocablo "regla" tiene siempre un sentido normativo- En general,se llama regla a toda proposicin que indica o prescribe algo con vis-tas a obtener un cieo resultado. Ms especfica y adecuadamente, sedenomina regla a un precepto al que se ha de ajustar el "hacer" paraque las operaciones ejecutadas sean "rectas", es decir, conduzcan de-rechamente al fin deseado.

    166

    Mcttxlos I t?oti(us dt itn'estigtt

  • TEz.eqtielAnder-Etg

    Supuestos

    El supuesto es un enunciado que consideramos como verdadero auncuando no se haya demostrado si lo es o no. No se expresa en la pro-posicin, pero de su verdad (la del supuesto) depende la verdad de laproposicin \'---

    Dentro de la filosofa escolstica, por "supuesto" se ha entendidoaquella dimensin ontolgica que hace la sustancia subsistente en s yno en otro. Para la filosofa y Ia ciencia contemporneas, los "supues-tos" cor.stituyen el punto de partida de toda reflexin humana, seacientfica, filosfica o de cualquier otro orden; este punto est consti-tuido por la experiencia natural qlle opera a priori de toda tematizacinposterior. Como bien lo expresa Ortega y Gasset, el "supuesto" de unpensamiento es aquello con que se cuenta, aunque no est expreso, niconste como evidencia inmediata.

    Hoy, las ciencias operan con una doble serie de "supuestos":

    . Existe un "supuesto" previo a la lgica cientfica y al mtodo: esla aceptacin de que la realidad existe y en esa realidad se pro-ducen fenmenos, acontecirnientos y procesos.

    . No se puede hablar de esa realidad, si no conocindola a partirde un sr"rjeto/observador/conceptuador.

    Desde esta perspectiva, se puede afirmar que nunca la ciencia cons-truye sus propios sLlpuestos. sino que parte de ellos, se afima en ellosy nunca los justifica.

    Toda ciencia y todo mtodo (ya se entienda como estrategia cogni-tiva o como estrategia de accin) tienen una serie de supuestos o pos-tulados metatericos subyacentes, que desbordan los problemaspropiamente cientficos y metodolgicos. Estos supuestos son de natu-raleza diferente.

    En primer lugar, existen supuestos de carcter ontolgico. Se refle-ren a la naturaleza del objeto social, o sea, a la clase de realidad qre esla realidad social; estas irnplicaciones condicionrn a todas las dcrnis.

    t8

    Mtodos 7' tcn.icus de investi4ttt:in socitrl

    "Si un mtodo es, en efecto, un modo de acercarse a la realidad, la con-cepcin de la realidad ser detemrinante para el mtodo."l6 Esto es loque hace Dtrrkheim en su libro Reglas clel mntdo sociokigico: antes deindagar el mtodo que conviene para el estudio de los hechos sociales,establece qr"r clase de realidad es un hecho social.

    Tambin existen supuestos de carcter gnoseolgico o de teora delconocimiento: stos hacen ref'erencia a las posibilidades del conoci-miento, sll modo de produccin y sus formas de validacin, que esta-blecen o determinan las.relaciones entre la realidad y el pensamientoo, ms precisamente, elltre sujeto y objeto.

    Por su parte, los supuestos de carcter lgico hacen ref'erencia a losmtodos propiamente dichos, esto es, a los caminos y procedimientosdel espritLr humano que, desde un punto de vista general, se siguen enel conocimiento cientfico.

    En cuanto a los supuestos epistemolgicos, stos hacen referenciaa la estrucfura fbrmal de las ciencias, incluyerldo las del hombre y na-turrlmente las ciencias sociales; estas implicaciones ataen a los fun-damentos de la metodologa, la ilustracirrl histrica de los temas, laverdad cierrtl'icu, etc.

    Tenemos, por ltimo, el paradigma o matriz disciplinaria, cons-titLlirla esencialmente por cuestiones btsicas o de fundamento de lasciencias sociales en cuanto tales: conjunto de postulados y supuestos,nltoclos, campos cle trabajo o esferas especficas, naturaleza, lmites,problemas, etc., que comparten los investigadores de una determinadacomunidad cientfica.

    l)ostulados

    Por su parte, los postulados son proposiciones cuya verdad se ad-ruitc (explcita o irrplcitamente) sin pruebas y sin fl-rndamentos nece-slrios cle ulteriores razonamientos. La mrtemtica y la geonretra se es-tnrctrrran a parlir de postLrlados admitidos sin demostracin. En las, rlr':rs c'icrrcirs tarnbin se achniten postulados corno base de proposicio-rrt's rostcriorcs nccesarias par'I la solLrcin de problemas cientficos.

    iJ

    !

    i

    I

    I

    I

    t9

  • Ez.equiel Ander-Egt

    6. Leyes

    Como tantos otros trminos, "ley" es una palabra equvoca por lavariedad de sentidos y la ambigedad conceptual que preseqta. En sen-tido amplio, con esta palabra se han venido designando las)iopieda-des y las relaciones constantes de las cosas, o bien las cualidades ocondiciones que les son propias. Estas propiedades y relaciones cons-tantes se expresan en regularidades que se dan en un determinado m-bito de la realidad. As, se habla de leyes de la naturaleza, leyes fsicas,leyes matemticas, leyes sociales, etc.

    Todava ahora, en los comienzos del siglo XXI, hay autores que,cuando escriben acerca de las leyes cientficas, piensan en trminos de-terministas, del mismo modo en que pensaba Laplace a principios delsiglo XIX. Se trata

    -segn esta concepcin- de enunciados univer-sales que afirman una conexin (liaison) esencial constante, de inter-dependencia de interaccin o estadstica, entre ciertos fenmenos, si-tuaciones, propiedades o cosas cientficamente comprobadas a travsde la investigacin. Para decirlo en breve: las leyes cientficas se "en-cnentran", se "deducen", paftiendo de observaciones realizadas con-forme a las exigencias del mtodo cientfico. La acumulacin de datos,experiencias e informaciones, permitira, a travs de la induccin, laformulacin de leyes. La idea de ley cientfica se asoci con la de pre-diccin. Y del mismo modo en que hay leyes cientficas en el campode la fsica, Ias hay tambin

    -as lo pens Laplace- en los fenme-nos del comportamiento humano.El determinismo cientfico fue parle del paradigma de las ciencias

    hasta los primeros aos del siglo XX. Sin embargo, en el campo de lasciencias sociales, algunos profesionales de ese campo han seguidopensando determinsticamente, como si en toda sociedad humana setuvieran que producir, indefectiblemente, deteminadas fases. La so-ciologa hered desde el momento de su institucionalizacin en el sigloXIX, la concepcin laplaciana del mundo (conociendo el estaclo delmundo en t, es posible preveer un estado en momentos ulteriores: t + I... t + n).

    Pareciera que el principio de incertidumbre o indetenninaci

  • k.equiel Attdcr-Egg

    Los uttigtt6,s tercos soci(rles se esJor1aronenformular leycs invctrictblas de lQ50'ciedtrcl, lel.es que valdr(ul pura lo(los lus.trciedade-s, as conto los procedinctrtosobsr(k'tos de la t'iencafsica cttntlujercn a le'e'; qt' eliminut de raz' la rique'acurtlitrtit,t tle la "naluraleut". No ha,. 'rno 1o, ttingunu "le.t"' .fttrmulada por unint'esligador socitrl que .seo trun.shislrica, que no deba ser ilerpretttdtl en relcincon l(t estru(:tLuu e.speclf t'tt de alg,unu 1xtca. Olras "le7'es" .\otl tcos abslraccio'nes o fru()log(ls confhsrts. El nico sentido tlc "le\cs sodales"' o oun dWrid1des sotiales", est( en Los principict rncdiu que potlentos dcscubrir o, si se Pre'lierc, constrLrif pura Lrno estrLrctura social (lentro de utn ltoca hiitricatnenteeste

  • E:.equicl Andar-Eg4

    . No es una descripcin de la realidad, si por esto se entiertde unente o proceso con existencia concreta, al cual se corresponde un tiptlideul.

    . No es un promedio.... en el sentido en qlre podemos decir que unhombre promedio pesa 150 libras. Este hombre trmino rnedio no esun tipo ideal. .--,-

    -,,-

    . Finalmente, tampoco es una formulacin de rasgos concretos co-munes a una clase de entes determinados, por e.iemplo, en el sentidocle que tencr barba es Lrn rasgo comn a los hombres que los distingtrede las muieres.

    Corno explica el lnismo Weber, el tipo ideal se elabora "meciiante laacentuacin unilateral de uno o algunos pLrntos de vista y mediante laretnin de gran cantidad cle f'enrimenos concretos individLrales existen-tes de un modo clifuso..., lcntitnenos que se arnoldan a aqLtellos puntosde vista destacaclos de nrodo unilateral hasta constituir una lormacinconceptual unitaria".ls El tipo ideal es, pues, Lln "esquema cle interpre-tacin", un "instrumento de conocimiento", un "marco de pensantien-to", una "utopa racional" en la vcrsin weberiana.

    Desde los trabajos de Becker, le se ha propuesto sustituir el "tipoideal" weberiano, cle elaboracin rns intuitiva y subjetiva, por el "tipoestructurado" o "tipo constnrido", elaborado con apoyo de la estadsti-ca y las diferentes formas cle anlisis. A Becker no le preocupa que eltipo se correspondzr ms o menos con la realidad; para 1, el valor deuna tipologa reside en su capacidad para explicar la realidad, ordenan-do los hechos observrdos de mrnerr qLre faciliten su comparacin.

    La Lrtilizacin de tipos como clasificacin, sirnplificacin y reduc-cin de datos es de muy vieja data en el campo de la psicologa,(*) pe-ro en las ciencias sociales es un instrutnento interpretativo de los fen-menos sociales de utilizacin mLly reciente.(i') A modo de ejemplo. sellamos algunas de estas tiurlogas:tlipcrates-Galeno: colr'ico, sanguneo, nrelanclico. f'lemtico.Jung (1913): extraveftido e introvertido; y dcntlo de cada uno de ellos: rcl'lcxivo, scntinlrnl1.perceptivo e intuitivo.Sprangler (I9l4): terico, artstico, social, poltico, religioso, econrintico.Kretschmer (1921). Tipos corporales: astnico. atltico, pcnico; tcn)pcrulrcnt()s: cir:lolruiro yesquizotmico.

    t7.t

    Mtodtts y ltnictts cle inve,sligadn xx'iul

    Podenros concluir que, en la ciencia, la construccin de tipos o ti-pologas es la elrboracin de un elemento heurstico que intenta esta-blecer Lln puente entre [a necesidad de generalizacin que tiene la cien-cia y los fenmenos particulares qLle se rfrontan en la realidad.

    Ahora bien, la operacirin de construir tipos -denominada tipifica-cin- consiste en seleccionar y acentuar una o varias caractersticas

    de un fentimeno social a pair de un nmero significativo de datos em-pricos con el fin de simplificar y explicar lo existente.

    Esta tipicacin -que da lr-rgar a lr elaboracin de tipolo_eas- es

    e I arte o lr tcnica de construccirn de tipos mediante un sistema cle cla-sificacin, simplificacin y redr-rccin de datos. Consiste en reagruparlos elementos de una poblacin en clases, tipos, etc., definidos caclauno de ellos por una serie de rasgos (variables) caractersticos, que sonconrunes. En el caso cle la tipologa constructiva, no slo tiene Lln va-lor clasificatoricl, sino qr-re pretende ser fundamentrlrnente orientativade la iiccin.

    8. Los modelos

    Etirnolgicamente, la palabra "mode lo" provienc ciel italiano ntode-llct, y sfe del latn nrcclulus ("rnolde", "rndulo"), que designa la can-tidad qLre sirve de medida o tipo de comparacirn en detenninaclos cl-culos. De modelo proviene "nrodelar", palabra que sugier-e una ciertaidea de accin, de construccin. Si traemos a colacin el origen cle lapalabra, no es por una cuestin de simple erudicin, sino porque la eti-mologa del trmino nos pennite una primera aproximacin para en-tender su alcance cientficc'r, a pesar de la diversidad de acepciones queposee.

    En el lenguaje corriente, la palabra tiene diferentes alcances. De or-clinario, designa a la persona u objeto que se quiere imitar o reprodu-cir; utilizado en este sentido, tiene de algn modo una connotacinnonnativa o idea de perfeccicin. Tambin se utilizt la palabra "mode-Io" partr designar una muestra o ejemplo, cotro es el caso del vencle-rklr cLre expone modelos de productos.

    lrn cl canrpo cielltfico, lo mismo que en el uso corriente del trmi-

    I l7r

  • E;.equiel Ander-E,qg

    no, tampoco es un concepto unvoco. No slo se usa en varios sentidos,sino que tambin existen diferentes tipos de modelos (como enseguidavamos a explicar). De ah que, cuando se habla de "modelo" dentro decualquiera de las ciencias, hay que especificar en cada caso a qu tipode modelo se refiere. Sin ernbaryo, subyaciendo en esta variedad desentidos, el trrnino "modelo" no se utiliza con un alcance cientficopara designar la realidad, sino como una representacin arbitrada oconstrucciln intelectual simplificada y esquemtica de una parcela dela realidad que sirve para simular su funcionamiento. El rnodelo pue-de relerirse a una clase de fenmenos, contenidos o procesos a los quese pretende comprender a pesar de su cornplejidad, mediante la repre-sentacin de alguno de sus aspectos.

    Todos los modelos ofrecen una visin simplificada de la realidad;por lo tanto, incompleta. En ello reside su ventaja: simplifica la com-plejidad del mundo real, facilita su comprensin y, en algunos casos,la manipulacin cle los datos, pero tarnbin en ello est su desventaja:la comple.iidad de la realiclad se escapa a las excesivas simplilicacionesy desborda la representacin matemtica, analgica o simblica que elmodelo expresa.

    Sin embargo, Ios modelos constituyen auxiliares efectivos y tilespara hacer ayanzar el pensamiento con una estrategia cognitiva ms se-gura y prccisa. Y tambin para orientar las estrategias de accin a finde actuar sobre la realidad. I-os modelos son muy tiles para facilitarla explicacin de determinadas situaciones, ya sea mediante el uso deanalogas o bien estableciendo un conjunto de interrelaciones dentrode un sistema deteminado. A pesar de su gran utilidad, nunca son sus-titutos de la tar-ea de analizar e interpretar. Ayudan a la reflexin teri-ca, en la medida en que, como explica Bunge, son "sistemas concep-tuales que intentan representar aspectos interrelacionados de sistemasreales".2o

    Hacia 1947 se inicia la aplicacin de los modelos en las cienciassociales, en la denominada "investigacin operacional". Su mayor:rplicacin se ha dado en la ciencia econmica para representar, clc rnamanera sirnplificada pero completa, la evolucin ecttnmicir dc' una s

  • Ez.erluiel Ander-Egg

    Tipos de modelos

    Existen numerosas clasificaciones en cuanto a tipos de modelos, lascuales se hacen con arreglo a diferentes criterios. La que aqu propo-nemos es la que mejor nos ha servido para una comprensin general dela variedad existente; de ninguna manera creemos que agota ra expli-cacin de los "modelos posibles".

    Segn el grado de abstraccin, podemos hablar de cinco tipos demodelos principales:

    ' Icnicos (de icono, imagen), llamados tambin moc'lelos fsicos.Son una representacin fsica, total o parcial, del sistema que re_presentan. se trata de copias o imgenes a escala cle objetos deestudio o cle la situacitin que se quiere representar; por ejemplo,Ios mapas, las maquetas. Se construyen de modo que asetnejenpropiedades de un grupo cle f-enmenos empricos.

    ' Grficos. Se utilizan para expric.r espacios o relaciones queafectan o inciden en la interaccin cle diferentes paftes; porejernplo, los organigramas o los diagramas sociomtricos.

    . Analgicos. Son modelos que representan un conjunto de pro_piedades qlre se quieren estudiar, por medio cle otro conjunto clepropiedades relativanrente familiares. El ejemplo clsico es larepresentacin de la estmctura geolgica de la Tien'a en una es-f-era armilar en la que se pueden "ver" las cliferentes fbrmacio-nes geolgicas por medio de colores. Otro modelo analgico esla representacin de la electriciriad como un fluido (sabiend.qle no lo es), pero que nos permite representar el voltaje en tr_minos de presin y el amperaje en trminos de velociclad.

    ' Simblicos. se construyen a partir de la interconexin significa-tiva de conceptos; por ejemplo, la idea de sociedacl democrtica.

    ' Matemticos. Se suelen construir para fepresentar cle f.rrnirexacta una situacin-problema. con este tipo de rnodelo, sc I.-gra la mxima capacidad operacio'al, habida clcnta rlc r.c csfcil de manipular, permite apreciar con tocra crarirlrrl llrs vlrrilr

    t78

    Mtodos 1' tcniuts de investgut'in sot'iul

    bles interactuantes y es totalmente preciso. Si este tipo de mode-lo hace referencia a un modelo esttico, se expresa en ecuacio-nes algebraicas, mientras que, si representa leyes fsicas, se ex-presa en ecuaciones diferenciales. Se trata de la forma ms abs-tracta y ms sofisticada de elaboracin de modelos, y para suelaboracin se necesita de nna preparacin altamente especiali-zada, ya que el modelo debe especificar "un conjunto de ecua-ciones o funciones entre las variables ms relevantes de un fen-meno".24 A modo de ejemplo, siguiendo a Arbones Malisani,2sfbrnrularemos diferentes modelos matemticos y sus correspon-dientes tcnicas de optirnizacin:

    N'Iodelo matemtico 'Icnica de optirnizacin

    Clculo dif'erencial:concepto de derivadas.

    Crlculo dif'erencial :concepto de

    derivadas parciales.

    Multiplicadolescle Lagrange.

    Tcnicas deprogramacinmatemtica.

    Funt--in con un variablesin restliccin.

    Ejemplo:Maximizar y-5- I0x+ l-5x2

    Funcin con una variablesin restricciones.

    Ejcmplo:z= 26x+y+x+-2x2+2y2

    Problema dedecisin Funcin con rcstriccin

    de igualdad.Ejemplo:

    z,'. 26x+y+xy'2x2+2y2su.ieto a: x+y=12

    Funci(rn con restriccin dedesigualdad.

    Ejemplo:Maximizar

    x= 26x+y+xy+2x2+2y2

    t79

  • Ez.equiel Ander-Eg,g

    Segrn el grado de incertidumbre de las irnplicaciones o predic-ciones que se pueden hacer, podemos distinguir dos tipos de modelos:

    . Deterministas. Parten del supuesto de condiciones de un elevadogrado de ceftidumbre. Cada decisin resulta de una nica y conocidaconsecuencia. Dentro de este tipo de modelos, cabe mencionar, comolos ms conocidos, los modelos de la programacin lineal y los mode-los de transporte.

    I. Probabilsticos. Como su denominacin lo indica, se trata 5| rno-

    delos que, en cuanto tales, predicen situaciones, pero con un grldo mso menos elevado de ince(idumbre; el ejemplo clsico es el modelo desimr"rlacin.

    X por ltinlo, segn la variable tiempo expresada en caractersticasde proceder, pueden diferenciarse dos tipos de modelos:

    . Esttico o de estructura. Se construye prescindiendo del tiempo,como un conjunto de propiedades y relaciones entre elementos de unsubsistema o sistema.

    . Dinmico o de funcionamiento. Considera el tiempo como unade las variables y adrnite la incidencia de los cambios a lo largo deltiempo.

    Cuando, en los aos sesenta, se comienzan a desarrollar las tcni-cas de planificacin, adquieren importancia tres tipos de modelos, queHollis Chenery denornina:

    . Modelos agregados: se aplican a la economa en su conjunto y serefieren a la produccin, el consumo, las inversiones, elc., como agre-gados aislados.

    . Modelos de sectores: como lo indica su denominacin, se aplicana determinados sectores de la economa.

    Mtoclos y tcnicus tle investilut:in sociul

    . Modelos interindustriales: se refieren a las relaciones de los sec-tores productivos de una economa entre s y con otras entidades eco-nmicas.26

    Construccin, diseo y formulacin de modelos

    La construccin, el diseo y la formulacin de modelos estn con-clicionados por tres circunstancias principales:

    . por la situacin, problema, hecho, proceso o fenmenos que sequiere representar de manera formal y simplificada para facilitarsu comprensin;

    . por la cantidad, tipo y calidad de los datos disponibles;o por el dominio en la tcnica de formulacin de modelos que tie-

    nen quienes lo van a formr:lar.

    Por eso, en cada caso concreto, es tnenester determinar qu tipo demodelo se quiere y se puede desarrollar. En general, para la formula-cin y la construccin de un modelo, se tienen en cuenta lcls siguientesfactores, adems de los ya aludidos como condicionantes de su diseo:

    . Decidir qu variables se van a incluir y aquellas de las que se vaa prescindir.

    . Eleccin del nivel de agregacin y mtodo de identificacin; es-ta decisin se toma en funcin de los propsitos del modelo.

    . Tratamiento del tiempo (perodo en el que se utiliza el modelo),salvo que se trate de un modelo dinmico que considera el tiem-po como una de sus variables.

    . Decidir la forma de expresar el modelo: lenguaje verbal, formagrfica o lenguaje matenltico, que es donde alcanza su mximovalor operacional.

    . Descripcin de las hiptesis de funcionamiento y/o comporta-

    t80 t8t

  • Ezerluiel Andcr-Ere

    miento del sistema (este paso se realiza ms o menos simult-neamente al anterior, con el fin de convertir estas hiptesis en laforma matemtica, analgica o simblica en que se expresar elmodelo).

    . Derivar irnplicaciones reales y significativas del modelo; tareaque se realiza en la fase de simulacin y validacin, y que algu-nos llaman evaluacin del modelo.

    Hay que tener en cuenta que la elaboracin de un modelo se apoyaen teoras, hiptesis, supuestos y premisas. Consecuentemente, todomodelo debe ser sometido a una doble verificacin:

    . La verificacin interna, que revela el grado de consistencia inter-na del mismo y que, cle ordinario, expresa una estructura de relacionesentre conceptos del modelo; se podra cclnsiderar la consistencia inter-na como el funcionamiento adecuado del mecanismo del rnoclelo.

    . La verificacin externa, clue se revela en su relacin con la reali-dad, ya sea que se refiera a un sistema social, econmico, cultural, po-ltico o psicolgico. La consistencia extema de un modelo est dada ensu capacidad explicativa de los fenmenos concretos.

    Si slo se tiene en cuenta la consistencia interna, se pueden cons-truir modelos con procedimientos muy elaborados

    -aun muy sofisti-

    cados-, pero sLrs resultados pueden ser falsos, irrealistts o absurdos;o, lo que es lo mismo, intiles como modelos. Es necesario confrontarel modelo con la realidad. Un rnodelo es Llna formulacin abstracta, pe-ro hace referencia a una realidad concreta, con la que mantiene un con-.junto de relf ones y elementos isomorfbs (correspondencia biunvocaentre la r./tiU"a y su representacin). Digamos, a modo de sntesis,que la vul/idez de un modelo viene dada por su funcin explicativa ypor la capacidad de deducir predicciones (principalmente en los mode-los matemticos), y no por la mayor sofisticacin que pueda existir ensu formulacin.

    Mtodos 1'tt:nitus de invesIi11ttcirirt .sttt ittI

    Dicho todo esto, y a modo de resumen, podramos hacer un grficodel diseo y el uso de los modelos de la siguiente manera:

    Diseo y uso de modelos

    Situacin o proceso cuya re-prescntacin fbrmal se cluiereexpresar en un modelo.

    Simulacin clelmodelo.

    Ibsibilidtlrlc tlctlucir

    lr t'r I it t iotrr's

    Deflnir claramente los conceptos que ." t.elieren alconjunlo de los datos emp-ricos de los que se pretendedar cuenta en el modelo.

    Determinar el tipo de modcloque se va a disear.

    Formulacin dcl ntodelocomo "primera velsin".

    Derivar ilnplicaciones sig-ni ficativas.

    Comprobacin de la validcz delmodelo en situaciones rcalcs.

    Reclaboracin del lnodclo.

    Formulacin dcl nuevo modclopara que pucda aplicarse a la ma-yor cantidad dc casos posibles.

    Utilizacin delmorlclo.

    Sr lincirncxrlit':rtiv:r

    t82

  • Ez.equiel Ander-Egg

    Como algunos autores utilizan el trmino "modelo" como equiva-lente a "teora", aqu queremos hacer referencia a la diferencia qr,reexiste entre una y otro. En general dice Kaplan-, "con la teo-ra aprendemos algo acerca del asunto, pero no al investigar las propie-dades de la teora (como ocurre con un modelo). La teora estableceque el asunto tiene una cierta estructura, pero la teora no exhibe nece-sariamente esa misma estructura (tal como hace un modelo)".27 Por supafte, Bunge resume esa diferencia en lo siguiente: "Las teoras no sonmodelos, sino que incluyen modelos. Un modelo es una representacinidealizada de una clase de objetos reales."28 Grficamente lo explica dela siguiente manera:

    Ref'erencia

    SISTEMA

    (

    Representacin

    t84

    lll WEBER, Max, Economa y sociedad, Mxico, FCE, 1944.

    /85

    REAI-

    Mtotlos y tttticus de investigacin sociul

    Bibliografa citada

    1 MORIN, Edgar, Ciencia con conscienc, Barcelona, Anthropos, 1984.z dem.3 GARCA, Antonio, Hacia una teora latinoamericana cle lcts ciencias socia-

    les del desarrollo, Boyac, Universidad Pedaggica y Tecnolgica de Co-lombia, 1972.

    4 WALLACE, Walter, La lgica de la ciencia en la sociologo, Madrid, Alian-za, 1916.

    5 MERTON, Robert, "Teora sociolgica e investigacin emprica", en CLta-derno de Sociologa nm. 13, Buenos Aires, Instituto de Sociologa de laUniversidad de Buenos Aires, 1961.

    6 ANDRIEV lvan, Problemas lgcos del conocitttiento cientfico, Mosc,Edit. Progreso, 1984.

    7 GURTVICH, George, Tratado de socialoga, Buenos Aires, Kapelusz,1964.

    8 CASTELLS, M. e IPOLA, 8., Metotlologa y epistentologa tle las cienciassociales, Mrdrid, Ayuso, 1961.

    9 HANSON, N. R., Pattem.t of Discovery: An Inquiry into the ConceptualFoundation of Science, Cambridge University Press, Cambridge, 1958.

    l0 CASTELLS. M. eI I WRIGHT MILLS, Ch., La imaginacin sociolgica, Mxico, FCE, 1961.t2 CASTELLS, M. e IPALA,l3 MORIN, Edgar, Para salr del siglo XX, Barcelona, Kairs, 1981.l4 BUNGE, Mario, kt investigacin cientfica, Barcelona, Ariel, 1975.l5 DURKHEIM, Emile, Las reglas del mtodo sociolgico.l6 dem.I7 DUVERGER,

    r98r.Los naranjos clel lago Balaton, Madrid, Ariel,

    cit.

  • 23 BELL, Daniel, El advenimiento de laAlianza, 1986.

    24 DAGUN, Carlos, Introduccin a la

    s oc i e dctd p ost- ind ust rial, Madrid'

    econometra, Madrid, Siglo XXI,

    Ezequiel Ander-Eg4

    19 BECKER, G., "sociologa interpretativa y tipologa consructiva", en ,So.cioLoga del siglo XX de Georg,e Gurtvich, Buenos Aires, Ateneo, 1960.

    20 BUNCE. Mario, op. cit.2l MAKRIDAKIS, Spyros, Forecastittg Planning and Strategy.for the 2lst,

    Century, Nueva York, The Free Press, 1990.

    22 POWELSON, J., National Inconte and Fowl of Funds Analysis, NuevnYork, McGraw Hill, 1960.

    Anexos

    Para una comprensin ms prof'uncla de los temas tratados en este captu-Io, proponemos la lectura de dos textos: uno de Jorge Wagensberg, y un co-nrentario de Fernando Pama sobre el libro de Prigogine Ltts leyes del caos.Arnbos sern tiles para entender el alcance que tiene, hoy, el concepto de"lcy".

    En otro anexo, ofrecemos la clasificacin que hace Mario Bunge de losrrrodelos.

    t91 1.

    25 ARBONES MALISDNI, Eduardo, Ingeniera de sistemas, Barcelona, Boi.waren, 199 l.

    26 CHENERY, Hollis, "Enrpleo de modelos en la programacin", en Indus.trializacin t procluctiviclarl, Boletn nm. 4, Dpto. Asuntos Econmicos ySociales, Nueva York, Naciones Unidas, I 961 .

    27 KAPLAN, Abraham, The Concluct of Inquiry, San Francisco, Chandler Pu.blishing, 1964.

    28 BUNCE. Mario. op. cit.

    t86 t87

  • Anexo IQu es una ley de la nqturalea

    Anexo 2llya Prigogine y su Visir del caos

    El tremio Nobel analiza las "Ieyes de Ia naturaLeztt" teniendo en cuentctItt.s trobabil.idades y no las certezas.

    Ensayo. Las leyes del caosIlya Prigogine. Traduccin de Juan VivancoCrtica. Barcelona, 1997

    Fernando Parra

    Lo primero que nos ofrece en este libro el premio Nobel ruso es una ex-rlicacin de la aparente paradoja del ttulo, porque ,acaso no es el caos, por,lt'llnicin, aparentemente imprevisible? En realidad, el tema se aclara al re-, onsiderar la nocin de "leyes de la naturaleza" por encima de las desfasadasvisiones deterininistas, pero precisamente el concepto del caos nos obliga art'firrmular el de ley de la naturaleza, introduciendo en ella los atributos de rrrrbabilidad e irreversibilidad.

    En ef'ecto, el universo ha dejado de ser una enorme mquina' un autrnatarr'vclsible y determinado; por el contrario, hay que considerar las probabilida-,['s, no las certezas, y la flecha del tiempo: el pasado y el futuro no son lo lnis-rrro Complejidad, inestabilidad e irreversibilidad permiten descripciones ms;r( ('rtadas desde lo cuntico y microscpico a lo macro y relativista.

    [,a sucesin inestabilidad (caos)-probabilidad-irreversibilidad es caracte-rrstica de los sistemas dinmicos inestables. Antes se pensaba que la entropa,l;r lleclida del desclrden, era una excrecencia de la dinmica, pero hoy enten-,1,'rrros me.jor el segundo principio de la termodinmica, que las leyes de cre-, rrricnto de la entropa y la fsica del no equilibrio nos ensean algo esencial','rlxc Ia estructura del Universo. En la fsica newtoniana no haba flecha deltr('r))po, no exista

    -no era necesaria- la irreversibilidad, pero la evolucin

    rrr lriologa con la gnesis de novedades -nuevos

    organismos- volvi a in-torlrrcir"la paradoja temporal en la ciencia, tanto en biologa como en fsica,y t'l concepto de irreversibiliclad devino esencial en ambos campos.

    I Ioy, sc hirbla de caos pat'a f'enlnenos muy distintos: la turbulencia en losllurrlos o lir prcrliccirin rlcl clinla, pero Prigogine no es tan amante de esa suer-

    t naturaleza y sus leyes domtanI' Y todo fue cLaritlad.":ipio que Alexander Pope escribi a: epitafio alude, quiz sin pretender-r honda cuestin de la filosofa natu-ue... Qu es una ley de la naturale-ero conocimiento elaborado .por laumana o una propiedad ntima de lassucesos de este mundo? (Algo, no

    .urbador, puede enunciarse de la au-le la ley: ,es el azar un producto deignorancia o un derecho intrnsecoturaleza?) Se dira, por un lado, quei de lr nalura['ra exislcn sin necesi-que alguien las conozca. La clebrea no fue el primer objeto que se cayr ley de Newton. Y los planetas sesegn esta mismsima ley! mucho

    : que Ia primera inteligencia se aso,ste universo. Pero, por otro lado, see las leyes no son ms que modelosdos. Cmo si no pudo Einstcin pro-rego otra teora de la gravitacin me-cuestin parece fcil: una cosa es lara el conocimiento de la misma. Se,r, la ley que duerme en la oscuridadrs una, permanente y propia de la na-. Es el modo de despertarla, es decir,presentacin mental Ia que cambia-r por qu h9./ra de exisrir una ley deza? Slo forque a veces tencmos laenaz de cfnocerl ms o menos pro-y parqiahhente?

    versas verdades cientficas caduca-no garantes de la existencia de unanatural absoluta! Es eso serio? Co-na ley y constatar que el mundo esble con ella no es suficiente parae rango de ley de la naturaleza. "Lasro se vuelven sortlas en el momentolr su sexta pata" (proposicin de leyturaleza) slo porque justo entonces: obedecer las rdenes de su domldorcsultado experimental). Las grandcs

    Jorge Wagensber

    en la oscuridrtd. Y dijo Dios: 'Htgusc

    teoras, leyes, nrodelos y modelillos de lociencia pueden demostrarse falsos, pero jt"rns verdaderos (en contraste con las creen.cias e ideologas que se asumen verdaderas ycuya falsedad nunca puede demostrarse).

    Las leyes del conocimiento cientficosimplemente funcionan hasta que dejan defuncionar. Por lo menos en eso, las leyes dola ciencia se parecen a las leyes de la tica odel derecho. Hay, sin embargo, una difercn.cia radical.

    En ciencia una teorl no se sustituyc p()rotra como quien denuye un puente obsolelode troncos podridos para construir en su lu.gar una mar-avilla de la ingeniera del accro,Ms bicn se parecc a las succivas visioneque tenemos de un paisaje cuando escalam0una nronlaa. Al ganar rltura se consiguettnuevas y ms amplias panormicas y, sobrctodo, insospechadas conexiones entre las vi'tas de menor cota (la manzana y el planc{Aobcdecen la misma ley). Pero un punto tlcvista no elimina los anteriores lNewton utr"sus Einstein), que siguen en su sitio pala clgozo local aunque, despus de la esfirrz.arlnascensin, se nos antojen partes menorcs dcun esquema ms global. De esta lrerrnosametfora (creo que es de Einstein) convicnexprimir una gota ms. El paisaje es la lcynatural y la vista desde la cima su replcscn"tacin final. El conocimiento es una montullrtsin cumbre reconocible a la quc, sin cnrbtr"go, nos acercamos tanto como quctamos. Yla posibilidad de aproximacin indcfinirllr algo sugiere, con fucrza irresistiblc,

  • Ez.equiel Ander-Egg.

    te de "amenidad" divulgativa; l hace derivar el caos de las ecuaciones din.micas clsicas o cunticas, esto es, de las microdescripciones actuales delUniverso. El caos siempre es consecueucia de inestabilidades; el pndulo sinfriccin es un sistema estable..., que no existe ms que en laboratorio. En losistemas reales, una pequea perturbacin se amplifica, unas trayectorias pa.recidas se separan enormemente. En realidad, cuando hacemos comparecer clcaos, se hace necesaria una nueva fbrmulacin de las leyes de la naturalezacomo seala el propio Prigogine, la apuesta es fuerte.

    Un aspecto muy sugerente del libro es la recapitulacin de las dos cultu-ras, la humanstica y la cientfica de que hablara Snow. E,s bien cierto Que mu.chos buenos cientfrcos leen a Shakespeare, pero los "humanistas" no son sfl.sibles a la belleza de las matemticas; pero ah no residen para Prigogine laerazones ltimas de esa dicotoma, sino en las distintas concepciones del tiem.po en uno y otro grupo de-sabios. El ideal de las ciencias "duras" es alcanzafla certidumbre deterrninstica, incluso en la ciencia cuntica, pero los huma-nistas saben que las ciencias humanas, desde la sociologa a la economa, es.tn dominadas por la incertidumbre; son menos "exactas", siendo las m0exactas por antonomasia las matemticas: las ciencias exactas, como se deno.mina cndidamente a esa licenciatura en nuestro pas... Lo que discrimina ysepara ambas culturas es lr descripcin del paso del tiempo. El tiempo es ladimensin existencial fundamental; es la base del trabajo de artistas, filsofbEy cientficos, de modo que cuando la fsica introdujo el tiempo n sus concp.ciones se aproxim a las ciencias humanas, pero a la vez empobreci terrible.mente esta nocin al no distinguir pasado de futuro; la flecha del tiempo (va.se Hawkings) ha reparado tal insuficiencia.

    Finalmente,*rigogine, consciente de las an insalvables diferencias de lagdos culturas, ha colocado en un apndice, al final de la obra, todas las formu-laciones matemticas, tan hermosas..., al parecer.

    Clasificacin de los

    Anexo 3

    modelos, segn Bunge

    Modelo

    Modelo ideal

    Icnico (por ej., la metfbrade la cerradura y la llave co-mo modelo de los encimas).Simblico (por ej., la socie-dad democrtica en la cienciapoltica).

    Teortico

    Interpretacin

    Conceptr.ml (por ej., una in-terpretacin aritmtica de lateora de los grupos).Factual (por ej., una interpre-tacin fsica de la geometraeuclidiana).Mixta (por ej., la teora gene-ral de los automatismos).

    Material (por ej., el modelo hidrulico de la economa de unaregin).

    190t9t