Laboriosidad - | La Salle Mxico TEMA: 1. Katrina, la brujita caprichosa Aplicacin: Laboriosidad...

download Laboriosidad - | La Salle Mxico   TEMA: 1. Katrina, la brujita caprichosa Aplicacin: Laboriosidad HECHOS: Katrina era la brujita ms caprichosa y pedigea que se poda

of 14

  • date post

    07-Feb-2018
  • Category

    Documents

  • view

    226
  • download

    5

Embed Size (px)

Transcript of Laboriosidad - | La Salle Mxico TEMA: 1. Katrina, la brujita caprichosa Aplicacin: Laboriosidad...

  • 1

    Laboriosidad

    Significado:

    Aplicacin al trabajo. Trabajar es solo el primer paso, hacerlo bien y con cuidado en los pequeos deta-

    lles es cuando se convierte en un valor.

    La laboriosidad significa hacer con cuidado y esmero las tareas, labores y deberes que son propios de

    nuestras circunstancias. El estudiante va a la escuela, el ama de casa se preocupa por los miles de deta-

    lles que implican que un hogar sea acogedor, los profesionistas dirigen su actividad a los servicios que

    prestan. Pero laboriosidad no significa nicamente "cumplir" nuestro trabajo. Tambin implica el ayudar

    a quienes nos rodean en el trabajo, la escuela, e incluso durante nuestro tiempo de descanso; los pa-

    dres velan por el bienestar de toda la familia y el cuidado material de sus bienes; los hijos adems del

    estudio proporcionan ayuda en los quehaceres domsticos.

  • 2

    TEMA:

    1. Katrina, la brujita caprichosa

    Aplicacin: Laboriosidad

    HECHOS: Katrina era la brujita ms caprichosa y pedigea que se poda imaginar. Todo lo quera al momento y sin esfuerzo, y no dudaba en gritar y patalear para conseguir lo que fuera. Tanto, que de vez en cuando su pap agitaba la varita para concederle alguno de sus deseos. Hubo un da en que su pap estuvo tan concentrado en una de sus pociones que sali a toda prisa y olvid la varita sobre la mesa. As que la pequea bruja no tard en poner a prueba su magia.

    Aquello era como un sueo para Katrina. La brujita no dej de usar la varita mgica ni un solo momento, y ante ella aparecieron vesti-dos de princesa, prncipes encantados, duendes, animales y todo tipo de objetos mgicos y maravillosos, tantos como le dio tiempo a desear en un solo da.

    A la maana siguiente, un murmullo de quejas y lamentos despert a Katrina. Adormilada, se asom a la ventana, y apenas poda cre-er lo que vea: cientos de seres y criaturas del bosque protestaban enfadadsimos ante su casa. Camin hasta la puerta y les pregunt qu deseaban. - Has secuestrado a mi to! - gritaba un duende. - Devulveme mi dragn- protestaba un ogro. -Ah est mi corona!- deca una dulce princesa.

    Y as, todos cuantos se agolpaban a su puerta haban acudido all para que Katrina les devolviera aque-llas cosas que haba hecho aparecer en su casa el da anterior, pues todas les haban desaparecido a sus propietarios. Algunos haban sufrido problemas muy gordos, y Katrina se sinti fatal por haber cau-sado aquel atropello.

    As, formaron una gran hilera, y uno a uno, les fue devolviendo todo lo que haba hecho aparecer el da anterior, pidiendo disculpas por no haber pensado en las consecuencias de sus caprichos y prometiendo su ayuda para reparar todos los daos que hubiera causado. Cuando, bien entrada la noche, le lleg el turno al ltimo de la fila, Katrina descubri con miedo que era su padre, quien vena a recuperar su vari-ta.

    Pero ya no estaba enfadado, porque gracias a aquella travesura, Katrina haba aprendido que las cosas hay que conseguirlas con esfuerzo, porque nunca aparecen como por arte de magia, sino que siempre salen del trabajo y dedicacin de alguien.

    MENSAJE: Las cosas hay que conseguirlas con esfuerzo, porque nunca aparecen como por arte de magia, sino que siempre salen del trabajo y dedicacin de alguna persona. La mejor forma de evitar los caprichos es reconocer que todo lo que tenemos ha requerido del trabajo y esfuerzo de alguien.

    MXIMA: Laboriosidad es hacer en cada momento lo que se debe hacer; no lo ms urgente ni lo que ms te gus-ta. Primero lo Primero.

    COMPROMISO: Hoy durante el da voy a evitar ser caprichoso. Toma de conciencia: Algunas veces me enojo porque no me dan las cosas cuando las quiero?

  • 3

    TEMA:

    2. El cohete de papel

    Aplicacin: Laboriosidad

    HECHOS: Haba una vez un nio cuya mayor ilusin era tener un cohete y dispararlo

    hacia la luna, pero tena tan poco dinero que no poda comprar ninguno.

    Un da, junto a la acera descubri la caja de uno de sus cohetes favoritos, pero al abrirla descubri que slo contena un pequeo cohete de papel

    averiado, resultado de un error en la fbrica.

    El nio se puso triste, pero pensando que por fin tena un cohete, co-

    menz a preparar un escenario para lanzarlo. Durante muchos das reco-gi papeles de todas las formas y colores, y se dedic con toda su alma a

    dibujar, recortar, pegar y colorear todas las estrellas y planetas para crear un espacio de papel. Fue un trabajo dificilsimo, pero el resultado final fue

    tan magnfico que la pared de su habitacin pareca una ventana abierta al espacio sideral.

    Desde entonces el nio disfrutaba cada da jugando con su cohete de pa-pel, hasta que un compaero visit su habitacin y al ver aquel espectacu-

    lar escenario, le propuso cambirselo por un cohete autntico que tena en casa. Aquello le dio mucha alegra, y acept el cambio encantado.

    Desde entonces, cada da, al jugar con su cohete nuevo, el nio echaba de menos su cohete de papel, con su escenario y sus planetas, porque realmente disfrutaba mucho ms jugando con su viejo cohete.

    Entonces se dio cuenta de que se senta mucho mejor cuando jugaba con aquellos juguetes que l mis-mo haba construido con su esfuerzo e ilusin.

    Y as, aquel nio empez a construir l mismo todos sus juguetes, y cuando creci, se convirti en el

    mejor juguetero del mundo.

    MENSAJE: Una manera de perder el tiempo es hacer muchas cosas, dispersas, y no acabar ninguna de ellas. Otra

    forma de perder el tiempo es hacer las cosas mal, pues hay que repetirlas.

    MXIMA: Las cosas se aprecian mucho ms cuando las hemos hecho nosotros mismos con esfuerzo e ilusin.

    COMPROMISO:

    Usar mi creatividad, para divertirme inventando algn juego divertido.

    TOMA DE CONCIENCIA:

    En algunas ocasiones no valoro lo que tengo?

  • 4

    TEMA:

    3. Las monedas del abuelo Aplicacin: Laboriosidad

    HECHOS: Julia y sus primos iban cada mes a la gran comida familiar en casa de los abuelos, y esperaban con ilusin el momento en que su abue-lo les daba unas monedas "para que se compraran cualquier cosa". Entonces todos los nios corran a la tienda a comprar chicles, papi-tas o refrescos. Y como vieron abuelos, tos y padres, que as los nios nunca aprenderan a manejar el dinero, les propusieron una prueba especial; que en el plazo de un ao enseasen a todos para ver de qu eran capaces de conseguir con aquellas monedas.

    Algunos se propusieron ahorrar, pero Rubn y Nico, los ms peque-os, no hicieron ni caso, y en cada visita siguieron gastando todo en golosinas. Cada semana presuman de sus dulces ante el resto de sus primos, rindose y molestndolos. Tanto les hicieron enojar, que Clara y Jos dejaron de ahorrar para que no los siguieran molestan-do, y se unieron al grupo de los golosos que gastaban todo al mo-mento.

    Moncho era un nio muy listo, y decidi empezar a manejar su dinero con cambios, comprando y ven-diendo cosas. En poco tiempo sorprendi a toda la familia, porque consigui mucho dinero con poco esfuerzo, y al ritmo que llevaba terminara siendo casi rico. Pero Moncho apenas tena cuidado, cada vez se meta en cosas ms arriesgadas, y unos meses despus se qued sin un peso. Alejandro demostr tener una voluntad de hierro. Ahorr y ahorr todo el dinero que le daban, deseoso de ganar el concurso, y al cabo del ao pudo juntar ms dinero que nadie, y con tanto dinero consigui comprarse una bicicleta y an as le sobr dinero para comprarse algunos dulces. Fue el ganador, claro, y el resto de sus primos aprendieron de l las ventajas de saber ahorrar y esperar.

    An quedaba Julia. La pobre Julia la pas mal el da del concurso, porque aunque tena un plan muy secreto y estupendo, se haba gastado sus monedas antes de terminar el ao. Pero estaba tan segura de lo bueno que era su plan, que decidi seguir con l y aguant ver cmo Alejandro resultaba ganador, y la cara de sus tos y abuelos, que parecan decirle "qu desastre de nia, no ha sido capaz de ahorrar nada".

    Cuando estaba a punto de finalizar el segundo ao, Julia dio una gran sorpresa a todos al aparecer en casa de los abuelos con un violn y mucho dinero. An ms impresionante fue orla tocar, porque lo hac-a realmente bien, pero lo que termin por entusiasmar a todos fue la historia de la pequea violinista. Todos saban que le gustaba tocar el violn, aunque en la familia no podan pagarle el instrumento ni las clases. As que Julia, cuando conoci a un simptico y pobre violinista que tocaba en el parque, le ofre-ci todas las monedas que le diera su abuelo si le enseaba a tocar. Aunque era poco dinero, el violinis-ta acept encantado al ver la ilusin de la nia, y durante meses le ense con alegra. Julia puso tantas ganas e inters, que en poco ms de un ao el artista le prest un violn para que pudieran tocar a do en el parque. Y tuvieron tanto xito, que en poco tiempo Julia pudo comprar su propio violn, y an le sobr bastante dinero.

    Toda la familia la ayud desde entonces a convertirse en una famossima violinista, y contaban a cuan-tos conocan la historia de cmo unas monedillas bien gastadas fueron suficientes para hacer realidad los ms grandes sueos de una nia.

    MENSAJE: El dinero bien gastado puede dar mucho de s, ms de lo que imaginamos, especialmente si nos ayuda a aprender y mejorar.

    MXIMA: Haz tu trabajo con entusiasmo, de buena gana, aunque ests cansado e implique esfuerzo

    COMPROMISO: Ahorrar parte del dinero que me den mis paps.

    TOMA DE CONCIENCIA: Valoro el esfuerzo de mis paps en darme lo que necesito?

  • 5

    TEMA:

    4. La Isla de los inventos

    Aplicacin: Laboriosidad

    HECHOS: La primera vez que Luca oy hablar de la Isla de los Inventos era to-dava muy pequeo, pero las maravillas que