Monografia de metodos y tecnicas

of 103 /103
UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA

Embed Size (px)

Transcript of Monografia de metodos y tecnicas

  • 1. UNIVERSIDAD NACIONAL DE CAJAMARCA2011ECONOMA DEL PERMONOGRAFAELDA ROSABELCCERES LOZANOMTODOS Y TCNICAS DE ESTUDIO

    Dedicatoria:
    Este trabajo lo dedico a mis hermanos: Daniel, Edwin, Nilton; y a mis padres: Zoila y Romnpor haberme apoyado en todo lo que necesit para hacer realidad esta monografa.
    AGRADECIMIENTO:
    En el primer lugar agradezco a Dios por haberme dado la habilidad necesaria para cumplir con esta meta de terminar este trabajo que es de mucha importancia para nosotros mismos y para las dems personas pues todos deben saber que es lo que sucede con nuestra economa.
    En segundo lugar a mis padres y hermanos por su apoyo incondicional en este proyecto.
    Tambin agradezco al profesor: Alex Hernndez por su orientacin y su ayuda que nos brindo.
    Gracias a las personas particulares que me apoyaron.
    S que este proyecto nos ayudara a conocer ms acerca del tema y de esa manera a culturizarnos mejor.



    RESUMEN
    La economa del Per es un reflejo de su variada geografa.
    El modelo econmico peruano se basaba en la proteccin y subsidio de la produccin de plata, producto estrella de sus exportaciones con Europa. La minera protegida de la plata y el comercio entre el azcar peruano y el trigo chileno, del que se beneficiaba Lima, eran la base de la economa peruana, y por lo tanto, esta dependencia de la plata la haca frgil. Las guerras europeas y la invasin napolenica en Espaa frenaron el comercio entre esta y sus colonias, llevando a estos pases a crisis econmicas y desencadenando las distintas independencias. Tras la independencia, la inestabilidad poltica dificult la recuperacin minera, agraria y comercial.
    Tradicionalmente, el pas se ha basado en la explotacin, procesamiento y exportacin de recursos naturales, principalmente mineros, agrcolas y pesqueros. La mayora de los peruanos hasta los aos 90s, vivan de la explotacin, transformacin y exportacin de los recursos naturales, peroen el gobierno de Juan Velasco Alvarado fue desastrosa la economa.
    La fuerte crisis econmica de finales de los 80s, adems de la hiperinflacin ocurrida durante el primer gobierno Aprista 1985-1990 agudiz an ms los problemas. Este caos y estancamiento econmico dur, hasta la aplicacin en Agosto de 1990 del famoso FujiShock que consisti de una drstica poltica de apertura neoliberal y correccin de las cuentas fiscales en los 90s, adems de la instauracin en 1991 de la nueva divisa peruana El Nuevo Sol. Todas estas radicales reformas econmicas son la base del llamado Milagro Econmico Peruano.
    Pero gracias a DIOS debido a grandes descubrimientos de reservas de gas y petrleo, es de esperarse que en los prximos aos el Per se convierta en un pas con un pequeo excedente exportador de hidrocarburos, despus de haber sido importador neto desde hace dcadas.
    Los recursos marinos
    La explotacin de los recursos marinos: (anchoveta, corvina, lenguado, bonito, perico, jurel, etc.) es importante para la economa peruana: de la anchoveta, por ejemplo, se hace la harina de pescado, de la cual Per es el mayor productor del mundo.
    Pese a no ser correctamente explotadas, el Per se sita, en agroindustria, como el primer productor mundial de harina de pescado, primer productor mundial de esprragos.
    Debilidades de la economa peruana
    La principal debilidad que presenta el Per es que su sistema educativo es deficiente y de baja calidad .Al respecto, Carlos Heeren, socio gerente de apoyo consultora opino que los principales problemas para el desarrollo del Per efectivamente, estn ligados al impacto de una educacin deficiente sobre la productividad de la mano de obra y de una infraestructura insuficientesobre los costos logsticos, lo que hace que estos se encarezcan.
    As, el dficit de infraestructura tambin es un limitante para el desarrollo.
    Las amenazas que hay en el contexto externo tambin son debilidades de la economa peruana pero debemos estar preparados para tales.
    Recursos minerales
    El Per es un pas polimetlico y la minera viene a ser el cuarto sector en importancia en la estructura del PBI peruano.
    Las cifras de reservas de minerales son las que habitualmente se emplean en las discusiones sobre la disponibilidad de recursos, los debates sobre la escasez y las proyecciones catastrficas de algunos informes. Pero las reservas son slo una parte pequea de los elementos existentes en la corteza terrestre; son parte de un sistema dinmico y no pueden inventariarse como si fueran existencias finitas y definitivas.
    En parte los recursos minerales son de mucha importancia ya que genera muchas divisas para nuestro pas.
    Gas
    La importancia del Gas de Camisea en el Per sus caractersticas, sus zonas de explotacin, sus lugares de comercializacin, la constante preocupacin de Petro Per por buscar compradores fijos para la empresa distribuidora. Caractersticas
    El gas natural es una mezcla de hidrocarburos que se encuentra en estado gaseoso en el subsuelo; se le denomina asociado cuando se halla y extrae junto con el petrleo, y no asociado cuando slo se encuentra el gas, sin la compaa del petrleo.
    El gas natural puede contener una porcin de hidrocarburos lquidos, que se encuentran en el yacimiento en estado gaseoso pero al salir a la superficie se vuelven lquidos. En este tipo de yacimiento existe "gas seco" y otra de "liquido den gas natural".
    Los principales componentes del gas natural son el metano y etano que conforman el gas seco. Otros componentes son el propano y el butano que se mezcla y se obtiene el gas licuado de petrleo (GLP) que se usa como combustible en las cocinas.
    El gas seco se puede exportar por medio de gaseoductos, cuando existe un mercado fronterizo aunque actualmente no tenemos, la exportacin por barco es costosa y complicada.
    Exportaciones y PBI
    Aqu hablamos de los aumentos y disminuciones de las exportaciones.
    Se habla del TLC con los diferentes pases.
    Aceptacin del modelo econmico del Per
    Existe un consenso de las lites polticas y sociales as como en buena proporcin de otros sectores, en torno a la necesidad de preservar una economa centrada en el mercado.

    Principio del formulario

    ABSTRAC

    SUMMARY
    Peru's economy is a reflection of its diverse geography. Peruvian economic model was based on protecting and subsidizing the production of silver, flagship of its exports to Europe. Protected from mining silver and sugar trade between the Peruvian and Chilean wheat, which benefited Lima, were the basis of the Peruvian economy, and therefore, this dependence of silver made it fragile. European wars and the Napoleonic invasion of Spain stopped the trade between it and its colonies, leading these countries to economic crisis and triggering the various independence. After independence, political instability hindered the recovery mining, agricultural and commercial. Traditionally, the country has been based on exploitation, processing and export of natural resources, mainly mining, agricultural and fishery products. Most Peruvians until the 90's, lived on the farm, processing and export of natural resources, but the government of Juan Velasco Alvarado was disastrous economy. The severe economic crisis of the late 80's, in addition to the hyperinflation that occurred during the first 1985-1990 government Aprista further exacerbated the problems. This chaos and economic stagnation lasted until the application in August 1990 the famous Fujishock which consisted of a drastic neoliberal policy of openness and correction of the fiscal accounts in the 90's, as well as the establishment in 1991 of the new Peruvian currency New Sun All these radical economic reforms are the basis of so-called economic miracle of Peru. But thanks to God because of large discoveries of oil and gas reserves, is expected in the coming years, Peru will become a country with a small surplus oil exporter, after having been a net importer for decades. Marine resources The exploitation of marine resources (anchovy, croaker, flounder, tuna, parrot fish, mackerel, etc.). It is important for the Peruvian economy: the anchovy, for example, is fish meal, of which Peru is the world's largest producer. Despite not being properly exploited, Peru is in agribusiness, as the world's largest producer of fishmeal, the leading producer of asparagus. Weaknesses of the Peruvian economy The main weaknesses of Peru is that the education system is poor and of low quality. In this regard, Carlos Heeren, managing partner of consulting support my view that the main problems for the development of Peru effectively linked to the impact of poor education on the productivity of the workforce and inadequate infrastructure on logistics costs, which makes these become more expensive. Thus, the infrastructure deficit is also a constraint to development. The threats are in the external environment are also weaknesses in the Peruvian economy but we must be prepared for such. Mineral resources Peru is a country and mining polymetallic becomes the fourth largest sector in the GDP structure in Peru. The figures for mineral reserves are usually used in discussions about the availability of resources, discussions of catastrophic shortages and projections of some reports. But reserves are only a small part of the existing elements in the crust, are part of a dynamic system and can not be inventoried like finite existences and final. Part of the mineral resources are very important because it generates many currencies for our country. Gas The importance of gas in Peru Camisea their characteristics, their operating areas, places marketing, the constant concern of Petro Peru to seek buyers for the distribution company fixed. Features Natural gas is a mixture of hydrocarbons in a gaseous state in the subsoil is called and when it is associated with the oil extracted, and is associated with only gas, no oil company. Natural gas can contain a portion of liquid hydrocarbons, found in the reservoir in a gaseous state but leave the surface becomes a liquid. In this type of site there is "dry gas" and a "liquid natural gas den." The main components of natural gas are methane and ethane that make up the dry gas. Other components are propane and butane mixes and gets liquefied petroleum gas (LPG) used as fuel in kitchens. The dry gas can be exported through pipelines where there is a border market but currently we do not have the export by ship is expensive and complicated. Exports and GDP Here we discuss the increases and decreases in exports. They talk about the FTA with the different countries. Acceptance of Peru's economic model There is a consensus of political elites and social as well as a large proportion of other sectors, about the need to preserve a market-centered economy.
    ndice
    portada..1
    Dedicatoria2
    Agradecimiento3
    Resumen.4
    Abstrac7
    ndice..8
    CAPITULO I...9
    Economa del Per9
    El problema
    Objetivos de la investigacin
    Justificaciones
    Limitaciones
    CAPITULO II
    Marco legal...10
    Marco teorico24
    Elaboracin de hiptesis63
    CAPTULO IV.
    Conclusiones....64
    CAPITULO VI
    Bibliografa.65
    Anexos.66
    Captulo I
    ECONOMA DEL PER
    Esta monografa est basada en la economa de nuestro pas en los ltimos aos.
    Con el fin de saber cmo realmente funciona nuestra economa.
    EL PROBLEMA.
    Para realizar esta monografa nos planteamos el siguiente problema:
    LA ECONOMA DEL PER A CRECIDO O SE MANTIENE?
    CUALES SON LAS FUENTES MS RENTABLES EN LA ECONOMA PERUANA?
    OBJETOS DE LA INVESTIGACIN:
    Conocer ms a fondo la economa del Per
    Aprender o saber cules son las fuentes ms beneficiosas para el Per.
    Hacer conocer a aquellas personas que no saben lo que pasa con nuestra economa.
    JUSTIFICACIN:
    La monografa lo hago porque siento que es muy importante sobre el tema que he escogido y que de seguro ser una iniciativa para aquellas personas que quiere investigar ms acerca del tema.
    LIMITACIONES:
    La nica limitacin que he tenido es que mi laptop ha llegado con problemas de fabrica y perd la informacin que haba tenido pero luego he vuelto a recuperarlo.
    Capitulo 2:
    Marco legal
    La minas
    Art.1- Esta Ley tiene porobjetoregular lo referente a las minasy a los minerales existentes en el territorio nacional, cualquiera que sea su origen o presentacin, incluida su exploracin, as como el beneficio, almacenamiento, tenencia, circulacin, transporte y comercializacin, interna o externa, de las sustancias extradas salvo lo dispuesto en otras leyes. Art. 2.- Las minas o yacimientos minerales de cualquier clase existentes en el territorio nacional pertenecen a la Repblica, son bienes del dominio pblico y por lo tantoinalienables e imprescriptibles. Art. 3.- Se declara de utilidad pblica la materia regida por esta Ley Art. 4.- ElEjecutivo Nacional formar y mantendr los inventarios de los recursos mineros existentes en el territorio nacional y formular los planes de exploracin y racional aprovechamiento de los mismos, de acuerdo con la planificacin general del Estado. Art. 5.- Las actividades mineras reguladas por esta Ley, se llevarn a cabo cientfica y racionalmente, procurando siempre la ptima recuperacin o extraccin del recurso minero, con arreglo al principio del desarrollo sostenible, la conservacin del ambiente y la ordenacin del territorio. Los titulares de derechos mineros adems de la observancia de esta Ley, estn obligados a: 1. Ejecutar todas las operaciones a las cuales se refiere esta Ley, con sujecin a los principios y prcticas cientficas aplicables a cada caso; 2. Tomar todas las providencias necesarias para impedir el desperdicio de los minerales; 3. Cumplir todas las disposiciones que le sean aplicables, establecidas en las leyes, decretos, resoluciones y ordenanzas, sin perjuicio de los derechos mineros que ostentan; y, 4. Proporcionar a los funcionarios del Ministerio de Energa y Minas, todas las facilidades que sus empleados puedan necesitar para el mejor desempeo de sus funciones. Art. 6.- El Ministerio de Energa y Minas es el rgano delEjecutivo Nacional competente a todos los efectos de esta Ley y le corresponde la planificacin, control, fiscalizacin defensa y conservacin de los recursos mineros, as como el rgimen de la inversin extranjera en el sector y ejecutar o hacer ejecutar las actividades mineras que le seale la Ley.
    LEY DE LAS EXPORTACIONES
    ARTCULO 33.- EXPORTACIN DE BIENES Y SERVICIOS
    La exportacin de bienes o servicios, as como los contratos de construccin ejecutados en el exterior, no estn afectos al Impuesto General a las Ventas, salvo en el caso de los servicios prestados y consumidos en el territorio del pas a favor de una persona natural no domiciliada. En este ltimo caso, se podr solicitar la devolucin del Impuesto General a las Ventas de cumplirse lo sealado en el artculo 76 de la Ley, siempre que se trate de algunos de los servicios consignados en el literal C del Apndice V de la Ley.
    Cuando la exportacin de servicios se realice:
    a) Desde el territorio del pas hacia el territorio de cualquier otro pas, el servicio debe estar consignado en el literal A del Apndice V de la Ley.
    b) En el territorio del pas a un consumidor de servicios no domiciliado, el servicio debe estar consignado en el literal B del Apndice V de la Ley.
    (Ver Ley N 28965, publicada el 24.01.2007, vigente desde el 25.01.2007, mediante la cual se considera exportacin el abastecimiento de combustible de las embarcaciones de bandera extranjera, que capturen recursos hidrobiolgicos altamente migratorios, premunidas de permisos de pesca otorgados en el Per u otros pases, independientemente de la zona de captura.)
    Tambin se consideran exportacin, las siguientes operaciones:
    1. La venta de bienes, nacionales o nacionalizados, a los establecimientos ubicados en la Zona Internacional de los puertos y aeropuertos de la Repblica.
    (Ver Decreto Supremo N 10-98-EF, publicado 24.02.1998, vigente desde el25.02.1998)
    (Ver Decreto Supremo N 47-2003-EF, publicado el 03.04.2003, vigente desde el 04.04.2003)
    2. Las operaciones swap con clientes del exterior, realizadas por productores mineros, con intervencin de entidades reguladas por la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones que certificarn la operacin en el momento en que se acredite el cumplimiento del abono del metal en la cuenta del productor minero en una entidad financiera del exterior, la misma que se reflejar en la transmisin de esta informacin va swift a su banco corresponsal en Per.
    El Banco local interviniente emitir al productor minero la constancia de la ejecucin del swap, documento que permitir acreditar ante Sunat el cumplimiento de la exportacin por parte del productor minero, quedando expedito su derecho a la devolucin del IGV de sus costos.
    (Ver Decreto Supremo N 105-2002-EF, publicado el 26.06.2002, vigente desde el 27.06.2002)(Ver artculo 1 de la Ley N 28025, publicada el 12.7.2003, vigente desde el 13.7.2003)
    El plazo que debe mediar entre la operacin swap y la exportacin del bien, objeto de dicha operacin como producto terminado, no debe ser mayor de 60 (sesenta) das tiles. ADUANAS, en coordinacin con la SUNAT, podr modificar dicho plazo. Si por cualquier motivo, una vez cumplido el plazo, el producto terminado no hubiera sido exportado, la responsabilidad por el pago de los impuestos corresponder al sujeto responsable de la exportacin del producto terminado.
    Ante causal de fuerza mayor contemplada en el Cdigo Civil debidamente acreditada, el exportador del producto terminado podr acogerse ante Aduanas y la Sunat a una prrroga del plazo para exportar el producto terminado por el perodo que dure la fuerza mayor.
    Por decreto supremo se podr considerar como exportacin a otras modalidades de operaciones swap y podrn establecerse los requisitos y el procedimiento necesario para la aplicacin de la presente norma.
    3. La remisin al exterior de bienes muebles a consecuencia de la fabricacin por encargo de clientes del exterior, an cuando estos ltimos hubieran proporcionado, en todo o en parte, los insumos utilizados en la fabricacin del bien encargado. En este caso, el saldo a favor no incluye el impuesto consignado en los comprobantes de pago o declaraciones de importacin que correspondan a bienes proporcionados por el cliente del exterior para la elaboracin del bien encargado.

    4. Para efecto de este impuesto se considera exportacin la prestacin de los servicios de hospedaje, incluyendo la alimentacin, a sujetos no domiciliados, en forma individual o a travs de un paquete turstico, por el perodo de su permanencia, no mayor de sesenta (60) das por cada ingreso al pas, requirindose la presentacin de la Tarjeta Andina de Migracin TAM, as como del pasaporte, salvoconducto o Documento Nacional de Identidad que de conformidad con los Tratados Internacionales celebrados por el Per sean vlidos para ingresar al pas, de acuerdo a las condiciones, registros, requisitos y procedimientos que se establezcan en el reglamento aprobado mediante Decreto Supremo refrendado por el Ministro de Economa y Finanzas, previa opinin tcnica de la SUNAT.

    5. La venta de los bienes destinados al uso o consumo de los pasajeros y miembros de la tripulacin a bordo de las naves de transporte martimo o areo; as como de los bienes que sean necesarios para el funcionamiento, conservacin y mantenimiento de los referidos medios de transporte, incluyendo, entre otros bienes, combustibles, lubricantes y carburantes. Por decreto supremo refrendado por el Ministerio de Economa y Finanzas se establecer la lista de bienes sujetos al presente rgimen.
    Para efecto de lo dispuesto en el prrafo anterior, los citados bienes deben ser embarcados por el vendedor durante la permanencia de las naves o aeronaves en la zona primaria aduanera y debe seguirse el procedimiento que se establezca mediante Resolucin de Superintendencia de la SUNAT.
    6. Para efectos de este Impuesto se considera exportacin los servicios de transporte de pasajeros o mercancas que los navieros nacionales o empresas navieras nacionales realicen desde el pas hacia el exterior; as como los servicios de transporte de carga area que se realicen del pas hacia el exterior.
    7. La venta de bienes nacionales a favor de un comprador del exterior, en la que medien documentos emitidos por un Almacn Aduanero a que se refiere la Ley General de Aduanas o por un Almacn General de Depsito regulado por la Superintendencia de Banca, Seguros y Administradoras Privadas de Fondos de Pensiones, que garanticen a ste la disposicin de dichos bienes antes de su exportacin definitiva, siempre que sea el propio vendedor original el que cumpla con realizar el despacho de exportacin a favor del comprador del exterior, perfeccionndose en dicho momento la exportacin. El plazo para la exportacin del bien no deber exceder al sealado en el Reglamento.
    Los mencionados documentos debern contener los requisitos que seale el Reglamento. En caso la administracin tributaria verifique que no se ha efectuado la salida definitiva de los bienes o que, habiendo sido exportados, se han remitido a sujetos distintos del comprador del exterior original, considerar a la primera operacin, sealada en el primer prrafo, como una venta realizada dentro del territorio nacional y, en consecuencia, gravada o exonerada, segn corresponda, con el Impuesto General a las Ventas de acuerdo con la normatividad vigente.
    8. La venta de fabricadas en todo o en parte en oro y plata, as como los artculos de orfebrera y manufactura en oro o plata, a personas no domiciliadas a travs de establecimientos autorizados para tal efecto por la Superintendencia Nacional de Administracin Tributaria (Sunat).
    Se considera exportador al productor de bienes que venda sus productos a clientes del exterior a travs de comisionistas que operen nicamente como intermediarios encargados de realizar los despachos de exportacin, sin agregar valor al bien, siempre que cumplan con las disposiciones establecidas por Aduanas sobre el particular.
    Las operaciones consideradas como exportacin de servicios son las contenidas en el Apndice V. Dicho Apndice podr ser modificado mediante decreto supremo refrendado por el Ministro de Economa y Finanzas y el Ministro de Comercio Exterior y Turismo.
    Tambin a solicitud de parte, se podrn incorporar nuevos servicios al Apndice V. Para tal efecto, el solicitante deber presentar una solicitud ante el Ministerio de Economa y Finanzas y el Ministerio de Comercio Exterior y Turismo para que, mediante decreto supremo, dispongan que el servicio objeto de la solicitud califica como exportacin bajo alguna de las modalidades sealadas en el Apndice V de la Ley y sea agregado a dicho Apndice.
    El Reglamento establecer los requisitos que deben cumplir los servicios contenidos en el Apndice V.
    (Artculo 33 sustituido por el artculo 6 de la Ley N 29646 Ley de Fomento al Comercio Exterior de Servicio, publicada el 1.1.2011, vigente desde el 2.1.2011).
    (Ver Artculo 5 de la Ley N 28462, publicada el 13.1.2005, vigente a partir del 14.1.2005)
    (Ver Decreto Supremo N 007-2005-EF, publicado el 25.1.2005, vigente a partir del 26.1.2005)
    (Ver Decreto Supremo N 122-2001-EF publicado el 29.06.2001 modificado por el Decreto Supremo N 200-2001-EF publicado el 02.10.2001, vigente desde el 03.10.2001, modificado por Decreto Supremo N 063-2003-EF publicado el 17.05.2003, vigente desde el 18.05.2003).
    (Ver Resolucin de Superintendencia N 82-2001/SUNAT, publicado el 20.07.2001, vigente desde el 21.07.2001 modificada por Resolucin de Superintendencia N 136-2002/SUNAT, publicada el 11.10.2002, vigente desde el 12.10.2002).
    (Ver Resolucin de Superintendencia N 093-2002/SUNAT publicado el 25.07.2002, vigente desde el .
    (Ver Decreto Supremo N 058-97-EF, publicado el 18.05.1997, vigente desde el 19.05.1997
    ARTCULO 33-A.- EXPORTACIN DE SERVICIOS
    Los servicios a los que se refiere el artculo 33 de la Ley estarn sujetos a las siguientes normas:
    A. Los servicios que se presten desde el territorio del pas consignados en el literal A del Apndice V de la Ley se consideran exportados cuando cumplan concurrentemente con los siguientes requisitos:
    1. Se presten a ttulo oneroso lo que debe demostrarse con el comprobante de pago que corresponda, emitido de acuerdo con el reglamento de la materia y anotado en el Registro de Ventas e Ingresos.
    2. El exportador sea una persona domiciliada en el pas.
    3. El usuario o beneficiario del servicio sea una persona no domiciliada en el pas.
    4. El uso, explotacin o el aprovechamiento de los servicios por parte del no domiciliado tengan lugar en el extranjero.
    B. Los servicios que se presten en el territorio del pas a un consumidor de cualquier otro pas consignados en el literal B del Apndice V de la Ley se consideran exportados cuando cumplan concurrentemente con los siguientes requisitos:
    1. Se presten a ttulo oneroso lo que debe demostrarse con el comprobante de pago que corresponda, emitido de acuerdo con el reglamento de la materia y anotado en el Registro de Ventas e Ingresos.
    2. El exportador sea una persona domiciliada en el pas.
    3. El usuario o beneficiario del servicio sea una persona no domiciliada en el pas.
    C. Los servicios prestados y consumidos en el territorio del pas a favor de una persona natural no domiciliada consignados en el literal C del Apndice V de la Ley se considerarn exportados, y que otorgan derecho a la devolucin de impuestos definida en el artculo 76 de la Ley, cuando cumplan concurrentemente con los siguientes requisitos.
    1. Se presten a ttulo oneroso lo que debe demostrarse con el comprobante de pago que corresponda, emitido de acuerdo con el reglamento de la materia y anotado en el Registro de Ventas e Ingresos.
    2. El exportador sea una persona domiciliada en el pas.
    3. El usuario o beneficiario del servicio sea una persona no domiciliada en el pas, que se encuentre en el pas en el momento de la prestacin y el consumo del servicio.
    (Artculo 33-A incorporado por el artculo 10 de la Ley N 29646 Ley de Fomento al Comercio Exterior de Servicio, publicada el 1.1.2011, vigente desde el 2.1.2011).
    ARTCULO 34.- SALDO A FAVOR DEL EXPORTADOR
    El monto del Impuesto que hubiere sido consignado en los comprobantes de pago correspondientes a las adquisiciones de bienes, servicios, contratos de construccin y las plizas de importacin, dar derecho a un saldo a favor del exportador conforme lo disponga el Reglamento. A fin de establecer dicho saldo sern de aplicacin las disposiciones referidas al crdito fiscal contenidas en los Captulos VI y VII.
    (Ver Artculo 2 de la Ley N 29191, la cual establece la aplicacin de intereses a las devoluciones por crditos por tributos, publicada el 20 de enero de 2008, la que entrar en vigencia a partir del 1 de febrero de 2008).
    ARTCULO 34-A.- reintegro tributario del crdito fiscal a los exportadores de servicios fuera del territorio del pas consignado en el literal d del apndice v de la ley
    Las personas naturales generadoras de rentas de cuarta categora segn la Ley del Impuesto a la Renta, domiciliadas en el pas, que adquieran bienes, servicios y contratos de construccin por los cuales se les hubiera trasladado el impuesto, para la prestacin de los servicios con presencia fsica en el exterior consignados en el literal D del Apndice V de la Ley, tendrn derecho a un reintegro equivalente al monto del impuesto que le hubieran consignado en el respectivo comprobante de pago, emitido de conformidad con las normas sobre la materia, sindole de aplicacin las disposiciones referidas al crdito fiscal contenidas en la presente Ley, en lo que corresponda.
    Se entiende que se ha prestado servicios con presencia fsica en el exterior cuando el prestador del servicio se desplaza a un pas distinto para prestar un servicio a favor de un sujeto que no reside ni domicilia en el pas del prestador del servicio, para ser consumido, aprovechado o utilizado en el exterior.
    El monto del reintegro tributario solicitado no podr ser superior a un porcentaje equivalente a la tasa vigente del Impuesto General a las Ventas aplicado sobre el valor de los citados servicios prestados den el exterior no gravados, por el perodo que se solicita devolucin. El monto que exceda dicho lmite constituir un saldo por reintegro tributario que se incluir en las solicitudes siguientes hasta su agotamiento.
    Este reintegro tributario se podr efectuar mediante cheques no negociables, notas de crdito negociables, o abono en cuenta corriente o de ahorros, segn lo dispuesto por la Administracin Tributaria para ello.
    (Artculo 34-A incorporado por el artculo 7 de la Ley N 29646 Ley de Fomento al Comercio Exterior de Servicio, publicada el 1.1.2011, vigente desde el 2.1.2011).

    ARTCULO 35.- APLICACIN DEL SALDO A FAVOR
    El saldo a favor establecido en el artculo anterior se deducir del Impuesto Bruto, si lo hubiere, de cargo del mismo sujeto. De no ser posible esa deduccin en el perodo por no existir operaciones gravadas o ser stas insuficientes para absorber dicho saldo, el exportador podr compensarlo automticamente con la deuda tributaria por pagos a cuenta y de regularizacin del Impuesto a la Renta.
    (20) Si no tuviera Impuesto a la Renta que pagar durante el ao o en el transcurso de algn mes o ste fuera insuficiente para absorber dicho saldo, podr compensarlo con la deuda tributaria correspondiente a cualquier otro tributo que sea ingreso del Tesoro Pblico respecto de los cuales el sujeto tenga la calidad de contribuyente.
    (20) Prrafo sustituido por el Artculo 1 de la Ley N 27064, publicada el 10.02.1999.
    En el caso que no fuera posible lo sealado anteriormente, proceder la devolucin, la misma que se realizar de acuerdo a lo establecido en la norma reglamentaria pertinente.
    ARTCULO 36.- DEVOLUCIN EN EXCESO DE SALDOS A FAVOR
    Tratndose de saldos a favor cuya devolucin hubiese sido efectuada en exceso, indebidamente o que se torne en indebida, su cobro se efectuar mediante compensacin, Orden de Pago o Resolucin de Determinacin, segn corresponda; siendo de aplicacin la Tasa de Inters Moratorio y el procedimiento previsto en el Artculo 33 del Cdigo Tributario, a partir de la fecha en que se puso a disposicin del solicitante la devolucin efectuada. (Ver Primera y Segunda Disposiciones Transitorias de la Ley N 28780, publicada el 13.7.2006, vigente a partir del 14.7.2001.)
    (Ver Artculo 2 de la Ley N 29191, la cual establece la aplicacin de intereses a las devoluciones por crditos por tributos, publicada el 20 de enero de 2008, la que entrar en vigencia a partir del 1 de febrero de 2008).
    LEYES DEL GAS
    LINEAMIENTOS DE LA LEY 26.022: ANTECEDENTES
    Histricamente la industria del GLP se desarroll al amparo de la GAS DEL ESTADO SOCIEDAD DEL ESTADO (GdE).
    La ex empresa estatal era la puerta de entrada y de salida del sector:
    GdE ejerca las siguientes funciones: produca, comercializaba, fraccionaba, transportaba, dictaba la normativa tcnica y de seguridad, y ejerca del poder de polica.
    GdE desarroll la industria del gas natural, y sent las bases para el desarrollo del GLP.
    En el ao 1989 se desregul la industria de los hidrocarburos: establecindose las bases de:
    1) la futura privatizacin de YPF S.E y GdE.
    2) la libre disponibilidad de los hidrocarburos, y de la divisa generada por el sector.
    3) las licitaciones para el otorgamiento de reas petroleras, y para la reconversin de los contratos de exploracin y explotacin de hidrocarburos que unan a YPF SE y empresas privadas.
    En el ao 1992 se privatiz GdE y se dict el marco regulatorio del gas natural, mediante la ley 24.076.
    El artculo 97 de la ley estableci que el GLP sera motivo de una ley especial.
    La Secretara de Energa asumi las facultades del poder pblico hasta entonces ejercidas por GdE.
    Desde 1992 hasta el ao 2005 la industria del GLP vivi sin marco regulatorio basado en ley formal.
    Toda la normativa tcnica aplicable estaba compuesta disposiciones de la ex GdE, y las nuevas disposiciones dictadas por la Secretara de Energa de la Nacin.
    A pesar de la falta de una ley formal nacional, las provincias y municipios no asumieron ninguna facultad normativa.
    La falta de poderes pblicos basados en ley formal (enforcement), complico el ordenamiento del sector, que vivi momentos de avances y retrocesos.
    Pilares regulatorios de la industria del GLP
    Desde la privatizacin de GdE hasta el dictado de la ley 26.022 los pilares de la industria del GLP han sido los siguientes:
    Desregulacin y competencia en todos los segmentos de la actividad.
    Inexistencia de limitaciones de entrada en el sector.
    Proteccin de la marca y leyenda, para asignar responsabilidad, y para dinamizar inversiones.
    Prohibiccin del rellenado.
    Inversin, mantenimiento, rehabilitacin, y destruccin final a cargo de las compaas fraccionadoras.
    Precios del GLP a granel y envasado libres.
    Poder de polica centralizado en el gobierno federal.
    Desarrollo de Centros de Canje Independientes.
    Rgimen de rotacin consensuado con todos los fraccionadores del sector.
    Proteccin de la seguridad pblica, nfasis en la rehabilitacin de envases.
    LINEAMIENTOS DE LA LEY 26.022: ENCUADRAMIENTO CONSTITUCIONAL
    La temtica de los hidrocarburos no est prevista en forma expresa en la Constitucin Nacional.
    Histricamente la fuente de legislacin para los hidrocarburos surge del art. 75, incisos 12, 13, y 28 de la Constitucin Nacional que faculta al Congreso a dictar el Cdigo de Minera.
    LINEAMIENTOS DE LA LEY 26.022: ENCUADRAMIENTO LEGAL EN EL SECTOR HIDROCARBUROS
    En el sector hidrocarburos se conocen los siguientes segmentos de actividad.
    Upstream: exploracin y explotacin de yacimientos de hidrocarburos.
    Downstream: industrializacin, comercializacin y transporte de hidrocarburos y derivados.
    El sector Downstream encontramos los siguientes subsectores.
    transporte, distribucin y comercializacin de hidrocarburos gaseosos.
    Industrializacin, transporte, y comercializacin de hidrocarburos lquidos y derivados (Petrleo crudo, gas licuados de Petrleo, combustibles)..
    MARCOS REGULATORIOS SECTORIALES
    Sector UPSTREAM: ley 17.319.
    Sector DOWNSTREAM:
    Gas Natural: ley 24.076 y su reglamentacin.
    Combustibles: Leyes 17.319, 13.660, y 26.020, y su reglamentacin.
    Gas Licuado de Petrleo: ley 26.022, y su reglamentacin.
    LEY GLP 26.022: AMBITO MATERIAL Y ESPACIAL DE LA LEY 26.022
    Aprueba el marco regulatorio de la industria y comercializacin del gas licuado (propano, butano y sus mezclas).
    Reglamenta las actividades de produccin, almacenamiento, fracionamiento, transporte, distribucin, servicios de puerto, y comercio exterior de GLP
    Es una normativa federal que se aplica en todo el territorio nacional, con exclusin de cualquier otra normativa local.
    Establece como objetivo esencial asegurar un suministro regular, confiable y econmico del GLP a sectores sociales residenciales de bajos recursos.
    Establece la aplicacin supletoria de las Leyes 17.319 y 24.076.
    Establece que la distribucin de GLP por redes se rige por la ley 24.076, en lo que se refiere estrictamente a dicha actividad.
    POLITICA GENERAL DE LEY DE GLP
    Garantizar el acceso al GLP a precios que no superen la paridad de exportacin.
    Promover la competitividad de la oferta y demanda de GLP.
    Proteger los derechos de los consumidores, y el acceso al producto a precios justos y razonables.
    Promover que el precio del GLP al consumidor sea la resultante de los reales costos econmicos totales de la actividad en las distintas etapas.
    Incentivar la eficiencia y la operacin confiable de la industria.
    Poltica de mercado (Art. 10): Se faculta al PEN a promover el incremento de la competencia y des fiabilidad de la industria:
    Establecer mecanismos de transferencia de producto Acceso libre
    Establecer mecanismos de estabilizacin de precios
    Realizar anlisis de la constitucin del sector para establecer lmites a la concentracin de mercado o a la integracin vertical.
    Ley DEL GAS LICUADO DE PETROLEO
    Produccin (art. 11): actividad libre pudindose disponer la apertura de nuevas plantas cumpliendo las reglamentaciones tcnicas.
    Obligacin de registro.
    Obligacin de cumplir con la normativa tcnica y de seguridad.
    Obligacin de velar por el trfico legal de GLP.
    Obligacin de actuar en forma competitiva y no discriminatoria.
    Fraccionamiento (arts. 12 a 21):
    Actividad libre
    Registro de envases (los fraccionadores tendrn un ao a partir de la entrada en vigencia de la ley para registrar marcas, leyendas y envases de su propiedad)
    Inversin en envases
    Acuerdos de envasado
    Responsabilidad: por la seguridad y calidad, mantenimiento y reposicin de envases propios (mviles y fijos)
    La problemtica de la propiedad del envase
    El Poder Ejecutivo vet en el art. 14 de la ley la expresin La propiedad del envase se rige por las normas del Cdigo Civil, lo que determinaba que la propiedad le corresponde al que lo posee, tal como sucede concualquier cosa mueble. En este caso, al subsistir un problema de seguridad y responsabilidad se decidi cambiar ese criterio.
    A los efectos de aclarar el tema, la Secretara de Energa reglament los arts. 12 a 15 de la ley, mediante la Resolucin N 623/2005, que establece:
    La propiedad corresponde a los usuarios o al resto de los operadores del sector, segn corresponda
    Cualquiera sea la propiedad del envase, los fraccionadores tienen la obligacin de mantener, acondicionar integralmente, destruir y reponer los envases que circulan con su marca y/o leyenda e invertir en nuevos envases.
    El consumidor tiene el derecho a acceder en forma gratuita al envase, liberndoselo de pagar por los mismos (comodato).
    Como contrapartida a sus obligaciones, el fraccionador tiene exclusividad de llenado de los envases con su marca y/o leyenda.
    Registro de Envases de GLP: envases, marcas y leyendas.
    La ley convierte a los envases de GLP en bienes muebles registrables.
    Ordena a los fraccionadores a registrar sus envases.
    Se establece el plazo de 1 ao para que los participantes de la industria registren sus marcas, leyendas y los envases de su propiedad.
    Centros de Canje (art. 19): su organizacin es obligacin de los participantes del mercado
    Propiedad de terceros sin vinculacin de ningn tipo con los sujetos de la ley
    Funcionarn con tarifas mximas aprobadas por la Autoridad de Aplicacin
    Parque de envases de uso comn: acuerdo voluntario que apunta a que las empresas fraccionadoras que no encuentren envases en los CdC puedan trabajar.
    Si no hay acuerdo la AdA puede determinarlo.
    El aporte de envases se deber hacer por marca y/o leyenda completa.
    Parque comn actual: 2 millones de envases.
    Transporte (art. 22):
    La AdA podr emitir normas de seguridad y ambientales rigiendo las del transporte en general.
    Se podrn gestionar concesiones de transporte a la AdA utilizando los arts. 39 a 44 y 66 de la ley de hidrocarburos N 17.319
    Distribucin (salvo redes) (art. 23)
    Obligacin de inscripcin
    Responsables por los envases que obren en su poder y que no cumplan con las normas reglamentarias
    Almacenajes (art. 26)
    Cumplir con la normativa de seguridad
    Acceso abierto (arts. 27 a 29):
    Se establece para al actividad de almacenaje
    La AdA fijar las condiciones a travs de la reglamentacin
    La AdA fijar las tarifas mximas a abonarse en caso de haber acuerdo entre las partes
    Pueden usarla los otros sujetos inscriptos
    Tarifas: costos variable de O&M, remuneracin del capital y utilidad razonable
    Comercializadores (art. 31)
    Pueden comprar y vender GLP a granel
    No pueden fraccionar
    Los productores no pueden imponerles clusulas de exclusividad
    Gran Consumidor (art. 32)
    La AdA deber determinar el volumen que se debe considerar para ser GC
    No puede fraccionar ni comercializar y el almacenaje ser slo para su uso
    Precios de referencia del GLP para uso domiciliario (art. 34)
    Los calcular la AdA, por semestre y por regin, para cada tipo de envases de hasta 45 Kg.
    GLP granel: no puede superar la paridad de exportacin
    Retribucin por costos eficientes y razonable utilidad
    No son precios mximos.
    Sanciones por apartamientos significativos
    Importacin y Exportacin (art. 35)
    Importacin: libre
    Exportacin: sujeta al abastecimiento interno
    Autoridad de Aplicacin: La Secretara de Energa, que podr delegar en ENARGAS la fiscalizacin y control tcnico y en las provincias el ejercicio de sus facultades.
    Principales facultades de la AdA:
    Dictar normas tcnicas y de seguridad para todos los sujetos de la ley
    Evitar conductas anticompetitivas
    Establecer mecanismos de identificacin de envases
    Llevar los registros de los operadores.
    Mantener un banco de datos del sector
    Controlar la calidad del GLP
    Realizar el registro de exportaciones
    Controlar la cantidad de producto envasada
    Controlar el estado de las instalaciones
    Calcular y dar a publicidad los precios de referencia
    Aplicar las sanciones previstas en la ley
    Ley DE GLP: FONDO FIDUCIARIO PARA SECTORES DE BAJOS RECURSOS
    Fondo fiduciario para atender el consumo residencial de GLP.
    Tiene por objeto financiar:
    La adquisicin de GLP en envases.
    Expandir los ramales de transporte y distribucin de gas natural.
    El fondo se nutre con el producido de las multas, aportes del tesoro, aportes de la industria, y cargos fiduciarios sobre las tarifas de gas.
    LEY DE GLP: Medidas de promocin impositiva
    Reduccin de la alcuota del IVA del 21% al 10,5%.
    Caracterizacin de las actividades de distribucin y comercializacin mayorista de GLP como actividades de consignacin o intermediacin al momento de calcular tributos que graven el ingreso bruto o total de la misma.
    LEY DE GLP: AGENDA NORMATIVA
    Adaptar toda la normativa anterior a los lineamientos de la nueva ley.
    Definir el nivel de competitividad que resulta deseable para la industria.
    Fijar precios de referencia.
    Organizar una nueva garrafa social.
    Implementar el registro de envases, marcas y leyendas.
    Centros de Canje.
    Asegurar que la provincias aseguren el tratamiento tributario establecido en la ley para las actividades de distribucin y comercializacin,

    Marco terico
    Economa del Per
    Historia econmica
    Tras la independencia del Per en 1821 por parte del general Jos de San Martn se sucedieron distintos cambios tanto en la sociedad como en la economa peruana. Para comprobar cuales fueron las consecuencias econmicas de la independencia primero nos ponemos en la situacin de cmo era la economa peruana antes de ella. El modelo econmico peruano se basaba en la proteccin y subsidio de la produccin de plata, producto estrella de sus exportaciones con Europa. La minera protegida de la plata y el comercio entre el azcar peruano y el trigo chileno, del que se beneficiaba Lima, eran la base de la economa peruana, y por lo tanto, esta dependencia de la plata la haca frgil. Las guerras europeas y la invasin napolenica en Espaa frenaron el comercio entre esta y sus colonias, llevando a estos pases a crisis econmicas y desencadenando las distintas independencias. Tras la independencia, la inestabilidad poltica dificult la recuperacin minera, agraria y comercial. El producto principal continu siendo la plata, pero el Estado republicano impuso elevadas cargas fiscales sobre el mismo, impidiendo un crecimiento en este sector, donde empezaron a depender tanto del crdito comercial y de los capitales privados.
    EVOLUCIN DE LA ECONOMA (2000-2011).
    AoPBI Variacin Porcentual20003.0%20010.2%20025.0%20034.0%20045.1%20056.7%20067.6%20078.9%20089.7%20090.9%20108.78%20117.0% Proyeccin
    La economa del Per es un reflejo de su variada geografa.
    La geografa peruana (empezando de oeste y terminando en el este) consiste de: El Mar Peruano, fro y rico en especies marinas. Una angosta costa desrtica y de clima templado, la larga e imponente Cordillera de los Andes, posee los ms diversos minerales y metales adems de tener aunque en reducida extensin, los suelos mas frtiles de toda la nacin. Pasando la cordillera y ms hacia el este tenemos la Amazona peruana que se extiende desde la frontera norte con el Ecuador, Colombia, hasta la frontera sur con Brasil y Bolivia. .[]
    Tradicionalmente, el pas se ha basado en la explotacin, procesamiento y exportacin de recursos naturales, principalmente mineros, agrcolas y pesqueros. No obstante, en los ltimos aos se observa una muy importante diversificacin y un notable crecimiento en sectores como agroindustria, servicios e industrias ligeras, con importante valor agregado.
    La mayora de los peruanos hasta los aos 90s, vivan de la explotacin, transformacin y exportacin de los recursos naturales, de la agricultura y de los servicios. Las polticas de industrializacin realizadas en los 50s, 60s y sobre todo durante la dcada de los 70s, durante el Gobierno Militar del General EP Juan Velasco Alvarado, de tendencia socialista, basados en la sustitucin de importaciones, fueron desastrosas para la economa nacional.
    La fuerte crisis econmica de finales de los 80s, adems de la hiperinflacin ocurrida durante el primer gobierno Aprista 1985-1990 agudiz an ms los problemas. Este caos y estancamiento econmico dur, hasta la aplicacin en Agosto de 1990 del famoso FujiShock que consisti de una drstica poltica de apertura neoliberal y correccin de las cuentas fiscales en los 90s, adems de la instauracin en 1991 de la nueva divisa peruana El Nuevo Sol. Todas estas radicales reformas econmicas son la base del llamado Milagro Econmico Peruano. Cabe resaltar que dicho shock econmico caus una gran inestabilidad social en el Pas, pues se actu el cese arbitrario de una importante cantidad de trabajadores, la vulneracin de innumerables derechos y beneficios laborales, adems de la disminucin de fondos destinados para la sanidad pblica; medidas drsticas que terminaron por aumentar el desempleo y desigualdad en el pas, haciendo crecer el flujo de emigrantes que en la dcada del 90 miraron a destinos como Europa y Estados Unidos ya no huyendo del terrorismo, si no de la pobreza. Luego de casi 15 aos de la creacin de dichas medidas econmicas, que comenzaron a ser actuadas correctamente por los gobiernos democrticos que sucedieron a la dictadura fujimorista, y frente a una economa mundial en expansin, empezaron a aparecer resultados positivos apoyados por la coyuntura internacional, pero tambin por un adecuado ordenamiento en las cuentas internas: la economa creci ms de 4% al ao entre el 2002 y el 2006, con una tasa de cambio estable y una baja inflacin. El crecimiento salt para 9% al ao entre el 2007 y 2008, ayudado por el alza de los precios internacionales de los metales y las agresivas polticas de liberalizacin.[2] Las exportaciones lo hicieron en ms de 27% llegando a US$31,500 millones, la inversin privada y pblica alcanz el 21% del PBI, las reservas internacionales netas (incluido el oro) llegaron a los US$35,131 millones, los ingresos del Estado por recaudacin de impuestos aumentaron en 33%, la deuda respecto al PBI se redujo notablemente del 50% el 2000 al 24% el 2008, y el presupuesto nacional creci en 50% en los ltimos cinco aos, hasta llegar a los US$32,500 millones. Sin embargo, el 2009 hubo una cada del crecimiento para 1%, como resultado de la recesin mundial. El rpido crecimiento del pas ayud a reducir en 18% la pobreza desde el 2002, a pesar del desempleo permanecer alto.[2] A finales del 2006 el gobierno estableci un paquete de medidas econmicas, las que incluyeron la reduccin radical de los aranceles de importacin de materias primas, bienes y equipos productivos, que permitieron establecer y fortalecer las bases de un crecimiento econmico ms fuerte y orientado a la productividad y competitividad para mejorar los niveles de inversin expandiendo la produccin y exportaciones. Las materias primas y productos agroindustriales representan grandes potenciales de exportacin.
    Para los prximos 10 aos se esperan inversiones de US$ 78,000 millones para actividades mineras; US$35,000 millones para inversiones en energa y petrleo; US$40,000 millones en industria; US$12,000 millones en comercio; US$ 8,000 millones en agroindustria; y ms de US$8,000 millones en turismo, as como ms de US$40,000 millones en inversiones en infraestructura en autopistas, carreteras, aeropuertos, puertos, comunicaciones, etc. Debido a grandes descubrimientos de reservas de gas y petrleo, es de esperarse que para el ao 2010 el Per se convierta en un pas con un pequeo excedente exportador de hidrocarburos, despus de haber sido importador neto desde hace dcadas.
    Recursos marinos
    A partir de los aos 50 el Per desarroll su industria pesquera, llegando a partir de los 60 a ser uno de los mayores productores mundiales de estos productos. El desarrollo de la pesca llev al surgimiento y desarrollo del nor central puerto de Chimbote en estos aos.
    La explotacin de los recursos marinos: (anchoveta, corvina, lenguado, bonito, perico, jurel, etc.) es importante para la economa peruana: de la anchoveta, por ejemplo, se hace la harina de pescado, de la cual Per es el mayor productor del mundo. Gran parte de lo producido en cuanto a pescado fresco, conservas y otros se destina para el mercado interno, en especial de las zonas costeras.
    Rankings de produccin
    Pese a no ser correctamente explotadas, el Per se sita, en agroindustria, como el primer productor mundial de harina de pescado, primer productor mundial de esprragos, primer productor mundial de paprika, segundo productor mundial de alcachofas, sexto productor mundial de caf; en minera como el primer productor mundial de plata, segundo productor mundial de cobre, cuarto productor mundial de zinc y plomo, quinto productor mundial de oro, adems de contar con grandes yacimientos de hierro, estao, manganeso; adems de petrleo y gas. Es adems, el primer productor mundial de lana de alpaca, y el ms importante exportador de prendas textiles de algodn en Amrica Latina y por su riqueza natural en un excelente lugar para el desarrollo de la industria de los polmeros a nivel mundial. El Per en el concierto de la nueva economa mundial con la creacin del rea ms rica econmicamente para el 2007 el rea del Asia-Pacfico constituir una inversin de crecimiento econmico que junto a las ventajas comparativas peruanas sern un polo de desarrollo para la captacin de inversiones fortaleciendo y aumentando su naciente clase media y por ende elevando su nivel de renta per cpita de la poblacin. El Per se encuentra en una etapa de crecimiento econmico y se espera a la luz de los acuerdos y tratados firmados en reas de libre comercio, se constituya como uno de los pases de Sudamrica ms atractivos para desarrollar negocios. Una de las actividades econmicas de reciente explotacin y de gran potencial es la explotacin de los recursos forestales del Per (cedro, roble y caoba, principalmente) aporta gran cantidad de ingresos para la poblacin de la selva. Se espera que la deforestacin sea controlada con grandes inversiones en reforestacin para lo cual el Inrena (organismo del Estado Peruano) est trabajando para dar las normas necesarias y controlar dichos proyectos generando importantes fuentes de divisas para el pas.
    Mercado financiero
    Los mercados financieros se han estabilizado y estn recuperndose, pero siguen debilitados .la liquidez interbancaria, medida por la diferencia entre las tasas de inters que los bancos se cobran entre s y lo que pagan a los bancos centrales, a disminuido en un pico sin precedentes de 366 puntos base en los mercados de dlares estadounidenses a menos de 15 puntos base, un nivel cercano de rango normal anterior a la crisis. Las monedas de todo el mundo, que se despreciaron en relacin con el dlar estadounidense inmediatamente despus de la contingencia, han recuperado sus niveles previos y los flujos de capitales internacionales a los pases en desarrollo se han reestablecidoaunque con costos muchos mas elevados .de cualquier forma, los mercados bancarios internacionales siguen serrados para los gobiernos y las empresas del sector privado de los pases en desarrollo.
    El sistema financiero ha sido slido y bien reglamentado, aunque el acceso al capital es todava difcil y costoso, y el riesgo operativo intrnseco es elevado, debido principalmente a la proteccin insuficiente de los derechos de los acreedores -dada la debilidad del sistema de administracin de justicia-, las imperfecciones en el sistema de garantas y el precario desarrollo de instrumentos de financiacin de mediano y largo plazo. No obstante, la crisis financiera internacional parece en este caso haber actuado positivamente fortaleciendo el sistema y reforzando varios mecanismos de proteccin.
    Debilidades de la economa peruana
    Inversiones y desarrollo en el Per (y en el mundo), comparativamente con otros pases existen aspectos que se pueden aprovechar, pero tambin hay variables negativas que deben ser vistas con detalle y sobre las que conviene tomar previsiones para que no generen, en el futuro prximo o lejano, problemas mayores.
    El economista Alejandro Indacochea , presidente de Indacochea asociados, elaboro una matriz sobre las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas del Per (FODA).
    Comenzaremos viendo las debilidades de amenazas, no por ser negativos, sino en un afn de presentar las tareas pendientes y que deben ser corregidas.
    Indacocha manifest que la principal debilidad que presenta el Per es que su sistema educativo es deficiente y de baja calidad .Al respecto, Carlos Heeren, socio gerente de apoyo consultora opino que los principales problemas para el desarrollo del Per efectivamente, estn ligados al impacto de una educacin deficiente sobre la productividad de la mano de obra y de una infraestructura insuficientesobre los costos logsticos, lo que hace que estos se encarezcan.
    As, el dficit de infraestructura tambin es un limitante para el desarrollo.
    Hay ms de US$20.000 millones que necesitaramos en infraestructura , por ejemplo, en puertos, carreteras, redes elctricas, agua potable y alcantarillado para ponernos en un nivel competitivo, refiri Indacochea.Otras debilidades que presenta el Per, segn el anlisis FODA de Indacochea Asociados, son los altos niveles de pobreza, las deficientes condiciones de salud y nutricin, la ausencia de instituciones slidas con un Estado ineficiente, un mercado pequeo y de bajo poder adquisitivo y el cortoplacismo en las polticas de gobierno, entre otras.AMENAZASPara Martn Reao, consultor principal de MR. Consulting, una de las principales amenazas en el contexto actual es el desborde de las expectativas negativas, tanto por parte de los empresarios como del consumidor. Si no se manejan estas expectativas de desastre, la crisis ser an ms aguda de lo que debiera ser, por razones puramente econmicas y de mercado, explic Reao.Heeren mencion como amenaza para el Per una desaceleracin ms prolongada de lo esperado de las principales economas mundiales.Segn Alejandro Indacochea, otra amenaza para el Per es el surgimiento de un neoproteccionismo, es decir, barreras proteccionistas que pudieran aplicar otros pases. Hay que tener mucho cuidado, porque veo que con el presidente Barack Obama se comienzan a cerrar mercados. Las medidas paraarancelarias se van a poner de moda, coment.
    Considerando estas caractersticas, Reao hizo unas recomendaciones para atraer ms negocios e inversiones. Por ejemplo, dijo que el Gobierno debe dar seales claras de que cuenta con las herramientas polticas necesarias para moderar los efectos de la crisis.Adems, se deben orientar las polticas excepcionales anti crisis hacia aquellos proyectos de maduracin ms corta y hacia los sectores que generen mayor impacto en el consumo.Tambin recomend atraer capitales de pases ms complicados que el Per, como Ecuador, Venezuela o Argentina.LO BUENO: Desde que se desat la crisis, e incluso desde antes, se han venido resaltando constantemente las fortalezas de la economa peruana, como por ejemplo, la estabilidad y los buenos indicadores macroeconmicos.Indacochea agreg otros, como la apertura e integracin del Per al mundo con los tratados de libre comercio, el surgimiento de un sector empresarial emergente y las ventajas comparativas del Per en minera, turismo, agro exportacin, pesca, confecciones, acuicultura y forestal.Heeren mencion adems el hecho de contar con un Gobierno que privilegia el desarrollo del sector privado y promueve la inversin, a diferencia de otros en la regin.Y entre las oportunidades, Indacochea identific las posibilidades de integracin e inversin despus de las cumbres del APEC y ALC-UE, las alianzas pblico-privadas para invertir en infraestructura y otros sectores, la integracin con Brasil para ser el nexo del Ocano Atlntico con el Pacfico a travs de la carretera Interocenica, entre otras.Quines tendrn ms defensas?El economista Martn Reao seal que la crisis no impactar en igual medida a todas las industrias. Agreg que dentro de una misma industria, tendrn mejores posibilidades de sobrevivir sin daos mayores aquellas que sean ms flexibles en infraestructura, ms creativas al ofrecer productos y servicios adecuados a la nueva coyuntura de los mercados, ms veloces en reaccionar a las consecuencias que an no son tan evidentes en el pas y ms responsables en sus polticas de endeudamiento.
    La competitividad y la productividad se ven afectadas por las garantas de los derechos econmicos bsicos -debido a la debilidad del sistema de administracin de justicia-. El todava alto ndice de informalidad, la insuficiente capacidad institucional para mejorar la coordinacin de los mismos as como los ndices de exclusin social, generan inestabilidad y conflicto, disminuyendo la velocidad del crecimiento del mercado interno que podra ser mayor al conseguido actualmente.(EL COMERCIO)
    Recursos minerales
    El Per es un pas polimetlico y la minera viene a ser el cuarto sector en importancia en la estructura del PBI peruano.
    Las exportaciones de mineral metlico constituyen el 6% del PBI nacional, representa el 56% de las divisas por concepto de exportaciones y tambin el 15% de la inversin extranjera directa. Torres, 2007.
    El cerro es rico todava -me deca sin asombro un desocupado que araaba la tierra con las manos-. Dios ha de ser, figrese: el mineral crece como si fuera planta, igual. Frente al cerro rico de Potos, se alza el testigo de la devastacin. Es un monte llamado Huakajchi, que en quechua significa cerro que ha llorado. Desde sus laderas brotan manantiales de agua pura, los ojos del agua que dan de beber a los mineros...Convertidas en pias y lingotes, las vsceras del cerro rico alimentaron sustancialmente el desarrollo de Europa.Eduardo Galeano
    Uno de los elementos centrales en el debate sobre los lmites al crecimiento cero es el argumento de que los recursos naturales no renovables pueden agotarse en un periodo relativamente cercano. Dentro de esos recursos cabe hacer una distincin entre los minerales y los combustibles fsiles. Este captulo concierne a los minerales.
    La civilizacin moderna, sus patrones de desarrollo y estilos de vida, se sustentan en el uso de una gama sumamente amplia de recursos minerales existentes en la corteza terrestre y en los fondos marinos, que son transformados, gracias a la tecnologa, en materiales susceptibles de ser usados por la sociedad.
    Durante la dcada de los setenta, en pleno auge del neomaltusianismo, espoleado por las crisis petroleras de 1973 y 1978, y cuando el debate sobre los lmites al crecimiento y el crecimiento cero, se sealaba que el consumo anual mundial per cpita de productos minerales era de 3.37 toneladas mtricas, con una tasa de crecimiento de 7% promedio anual. El promedio ocultaba grandes disparidades: as, en Estados Unidos era de 15 toneladas mtricas anuales per cpita. El argumento era que el desarrollo requiere cada vez mayores cantidades de minerales, no slo para mantener la tasa de expansin de las economas centrales, que absorben 80% de la produccin mundial, sino tambin para acelerar el desarrollo en los pases del tercer mundo. Si la expansin del consumo de minerales se proyectaba al nivel de su ritmo histrico, 7%, se afirmaba que antes del 2020 se requeriran 32 veces ms minerales de los usados en la dcada de los setenta; pero si la tasa debe incrementarse a fin de reducir la brecha de consumo entre pases industrializados y en desarrollo y adems acelerar el desarrollo de estos ltimos, la presin sobre los recursos no renovables se multiplicaba varias veces. La pregunta de moda era: hasta qu punto la corteza terrestre puede suministrar esos minerales, habida cuenta que se trata de recursos no renovables?
    Lo anterior lleva al examen de dos aspectos relacionados: qu se entiende por recursos y cmo se miden sus disponibilidades; y qu se entiende por no renovabilidad. La literatura existente provee diversas interpretaciones, por lo general reflejando los puntos de vista particulares de cada disciplina. Los gelogos y los ingenieros tienden, por lo general, a referirse a medidas puramente fsicas, tales como las partes por milln de un mineral especfico existente en la corteza terrestre, o lo que ha sido definido por Harris y Skinner como la dotacin de minerales de la tierra.1 Sin embargo, este tipo de medida es de escasa utilidad para fines de poltica econmica, o para analizar la eventual escasez de un mineral sobre los patrones de desarrollo o el ritmo de crecimiento econmico de un pas. La medicin de las disponibilidades de minerales deben incluir aspectos concernientes a los costos de produccin, a los precios, a los requerimientos de inversiones y a las caractersticas fsicas y qumicas de los minerales.
    El distinguir entre recursos renovables y no renovables ha demostrado tener poca relevancia. En la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano, en Estocolmo, se enfatiz el problema del agotamiento de los recursos no renovables, se mostraron proyecciones de diferente tipo: unas pronosticando el colapso definitivo de la especie humana por el agotamiento del petrleo y otros recursos minerales; otras contrarrestando tales proyecciones. Curiosamente ms tarde en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, en Ro de Janeiro, la preocupacin dominante era: la escasez de agua, la prdida de diversidad biolgica, la desaparicin de los bosques, el agotamiento de los recursos del mar, la degradacin de las tierras agrcolas; todos stos considerados recursos renovables. El problema es, en definitiva, de cmo se utilizan los recursos; es un problema de gestin de recursos naturales, gestin que puede ser sustentable o no sustentable. Lo que implica inmediatamente una dimensin fundamental: la temporal. La diferencia entre los recursos est determinada por la escala temporal de renovabilidad de los mismos y su sustentabilidad determinada por la relacin entre la tasa de crecimiento de la reserva de los mismos y su tasa de extraccin o cosecha. Si las tasas de extraccin superan las de crecimiento de la reserva el recurso corre el riesgo de agotarse, y se dir que su explotacin es insostenible.
    Permanentemente se forman cuerpos mineralizados: es sabido que el cobre y el oro se forman debajo de ciertos volcanes, y el cobre y el zinc en algunas zonas de los fondos marinos; el petrleo se forma en diversos lugares del mundo, de la misma manera que la tierra frtil en tiempos que van de 10 a 50 y 100 aos, o que determinados bosques se renuevan en periodos que van desde unas cuantas dcadas hasta 100 aos. Fundamentalmente es un tema de horizontes temporales determinados por la vida humana y los tiempos del mundo natural, y asociado con ello el ritmo al cual se realiza la extraccin.
    Al parecer, la cantidad existente de minerales es enorme. Sin embargo, para satisfacer las necesidades industriales del mundo moderno, su abastecimiento queda circunscrito a un tipo especial de rocas con concentraciones elevadas de ciertos elementos y que representan una fraccin pequea de la corteza terrestre. Lo importante es entonces el grado de concentracin de un elemento especfico en una determinada localizacin, elemento que, dada una cierta tecnologa, es susceptible de ser extrado a costos convenientes desde el punto de vista social.
    En funcin de lo anterior los recursos minerales se podran definir como las concentraciones naturales de elementos existentes en la corteza terrestre en forma tal que puedan ser potencialmente extrados y procesados, dados los conocimientos cientfico-tecnolgicos existentes.
    Segn Amlcar Herrera, la capa slida de la corteza terrestre en que estn contenidos los recursos mineros, es de un espesor que flucta entre 32 y 40 km. En las actuales explotaciones mineras, la profundidad media alcanza 300 m raramente supera 2 000 hasta alcanzar, en casos muy excepcionales, 3 000 m. En esta corteza terrestre los elementos requeridos por el sistema social se encuentran entonces en diversos grados de concentracin. A medida que esta concentracin disminuye, se llega a un punto en el que las partculas de los elementos no son susceptibles de ser separadas, y estn integradas en la estructura cristalfera de las rocas y otros minerales de la corteza terrestre. En este nivel se dice que los elementos se presentan en la abundancia caracterstica de la corteza terrestre. Los elementos de la corteza terrestre susceptibles de ser utilizados deben de presentarse en concentraciones mnimas, generalmente con combinaciones especficas: xidos, sulfuros, sulfatos, carbonatos, y en algunos casos aparecen en estado nativo. En este nivel se puede hablar ya de recursos propiamente dichos. Es decir, hay un lmite que separa aquellos elementos de un cierto grado de concentracin de los mismos elementos, dispersos, integrados en la estructura de la corteza terrestre en concentraciones infinitamente pequeas. Tal lmite es un lmite mineralgico determinado por caractersticas qumicas y geolgicas, y obviamente vara segn los diferentes productos.
    Schurr y NetschertHYPERLINK "http://www.eurosur.org/medio_ambiente/not7.htm" l "85" t "notas" elaboraron un sistema de clasificacin que distingue entre reservas, recursos y recursos base. El concepto de recurso base se refiere a la suma total de elementos, minerales o fuentes energticas, existentes en la corteza terrestre. Es una medida de disponibilidad de minerales puramente fsica, enormemente amplia. Para dar un ejemplo, el U.S. Geological Survey ha estimado los recursos base de cobre en 1.5x1015 toneladas. Un volumen que, a los ritmos actuales de explotacin, garantizara el abastecimiento por lo menos por otros 200 millones de aos. Obviamente la cifra carece de valor prctico, la mayor parte de esos recursos cuprferos o estn en lugares inaccesibles o sus procesos de extraccin y concentracin son demasiado complejos y por consiguiente caros.
    Para fines prcticos y como primera aproximacin, interesan aquellos elementos que estn por encima del lmite mineralgico y que, de acuerdo con la clasificacin de Schurr y Netschert se califican como recursos. Se tiene as una masa de recursos minerales. De stos, algunos se conocen con cierto detalle, mientras que otros se calculan por mtodos cientficos o se supone su existencia gracias a los conocimientos geolgicos disponibles en ciertas zonas.
    La segunda aproximacin consiste, entonces, en separar los recursos entre aquellos que han sido positivamente identificados y los no identificados o an no descubiertos. Esta distincin se muestra grficamente con un rectngulo que representara la totalidad de recursos identificados y no identificados, conocidos como clasificacin de McKelvey.5 Esta clasificacin es un avance de la clasificacin de Schurr y Netschert, y distingue entre reservas probadas, probables y posibles, y entre recursos recuperables, paramarginales y submarginales.
    La clasificacin de McKelvey deja fuera todos aquellos recursos que no son reservas y recursos, en aras de la mayor precisin de lo que realmente es conocido y asequible. Por otro lado, llega a precisiones ms convenientes para el uso prctico al englobar bajo el concepto de factibilidad o viabilidad los efectos tecnolgicos, de precio y costos, por desgracia sin desarrollar ampliamente las implicaciones de cada uno de estos factores, o la forma como ellos se interrelacionan.
    Los recursos identificados, suelen a su vez dividirse segn la exactitud del conocimiento sobre sus caractersticas y volmenes. En 1933 Leith6 haba hecho ya una clasificacin en trminos de recursos probables y posibles. Esta clasificacin fue reemplazada por los conceptos de medidas, indicadas e inferidos, propuestos por Blondell y Lasky en 1956 y adoptados posteriormente por la U.S. Bureau of Mines y el U.S. Geological Survey. Estos conceptos se fundamentan en el conocimiento de las dimensiones del cuerpo mineralizado. En el caso de los recursos medidos e indicados su existencia ha sido demostrada por estudios geolgicos, que han permitido medir sus dimensiones principales y las caractersticas, y leyes del mineral o de los cuerpos mineralizados. Los recursos inferidos son aquellos cuya existencia ha sido comprobada, pero cuyas magnitudes, en trminos de volumen, y sus caractersticas mineralgicas no se conocen con exactitud y se infieren de algunas de sus dimensiones o caractersticas geolgicas conocidas.
    Hasta aqu el nico elemento considerado en la identificacin de los recursos minerales es el de la existencia de ciertos elementos, en concentraciones diversas y en ciertos volmenes. Este conocimiento de su existencia, su distribucin en la corteza terrestre, la forma como se presentan, sus caractersticas mineralgicas, etc., nos proporcionan una dimensin fsica y bsicamente geolgica de los recursos. Es este mnimo conocimiento el que nos seala la potencialidad de recursos an no descubiertos. El conocimiento de los fenmenos geolgicos y las caractersticas de los elementos conocidos, sus procesos de gnesis, permiten una extrapolacin geolgica que, de acuerdo con el grado de precisin, puede tener un carcter hipottico o especulativo. En el primer caso, la extrapolacin se lleva a cabo en reas mineras relativamente conocidas y, por lo tanto, concretas que permiten suponer la presencia de ciertos elementos. La extrapolacin de carcter especulativo se lleva a cabo en reas an no suficientemente conocidas o, a veces, del todo desconocidas, y de las cuales se tienen conocimientos geolgicos muy generales. Con base en lo anterior, la seccin del grfico de recursos no identificados o por descubrir se puede dividir en dos grandes secciones, segn las potencialidades ms o menos ciertas de ocurrencia de minerales.
    Pero este conocimiento geolgico, fsico, de la disponibilidad de recursos es insuficiente desde el punto de vista socioeconmico. No basta con conocer la existencia de elementos que pueden satisfacer necesidades; es preciso que esas existencias fsicas puedan ser extradas, transformadas y procesadas para posibilitar su uso, es decir, se requieren conocimientos cientficos y tcnicos que posibiliten que la existencia fsica se transforme en una disponibilidad real. Dicho conocimiento cientfico-tecnolgico tiene a su vez que cotejarse con su costo econmico, es decir, la extraccin, la transformacin y la utilizacin de los recursos minerales tienen que efectuarse en condiciones econmicas aceptables por la sociedad. El concepto de recursos debe ser entonces calificado mediante un conjunto de parmetros tecnolgicos y econmicos. La disponibilidad real o efectiva de recursos minerales viene entonces definida por la existencia fsica de recursos comprobados por tcnicas de prospeccin geolgica y consideraciones tecnolgicas y econmicas en relacin con la factibilidad de su extraccin, transformacin, procesamiento y consumo. Ms an, se podra restringir todava ms el concepto incluyendo la idea de rentabilidad o beneficio econmico de la explotacin, as se tratara de un concepto de recursos limitado a aquellos elementos de la corteza terrestre que pueden ser explotados con ganancias pecuniarias. Se incluiran aqu estimaciones relacionadas con diferentes niveles de rentabilidad en diferentes niveles de precios, costos y concentraciones del mineral. Se podran incluir otros parmetros restrictivos, por ejemplo, normas ambientales que establezcan prohibiciones o umbrales mnimos de calidad ambiental. Respecto a lo primero podran considerarse lmites a explotaciones mineras en ciertas reas (por ejemplo, en terrenos agrcolas) o, en relacin con lo segundo, normas de emisiones de contaminantes, con lo cual el volumen de recursos se restringe nuevamente.
    Esta variable tcnico-econmica se indica en el cuadro en forma de dimensin horizontal que permite distinguir dos reas: la superior, que se define como de recursos econmicos, y la inferior, como subeconmica. Podr apreciarse que la seccin izquierda superior del cuadro ha quedado perfectamente delimitada por una lnea que separa los recursos identificados de aquellos no identificados, y por un lmite inferior que separa aquellos recursos identificados, susceptibles de ser extrados --y utilizados con la tecnologa disponible en condiciones econmicamente aceptables-- de otros recursos cuya explotacin no es factible por razones de ndole tcnica o econmica.
    Estos recursos identificados y susceptibles de ser extrados, procesados y utilizados en condiciones econmicas convenientes con la tecnologa disponible, reciben el nombre de reservas. Por debajo de la lnea de factibilidad tcnico-econmica tenemos los recursos subeconmicos. Siempre siguiendo el esquema propuesto por McKelvey, estos ltimos pueden, a su vez, clasificarse en recursos para marginales y submarginales; los para marginales son aquellos identificados y susceptibles de ser explotados con la tecnologa existente, pero a costos 1.5 veces superiores a los actuales; a su vez, los recursos submarginales son los que pueden ser explotados, pero a costos 2 o 3 veces superiores a los vigentes.
    Las cifras de reservas de minerales son las que habitualmente se emplean en las discusiones sobre la disponibilidad de recursos, los debates sobre la escasez y las proyecciones catastrficas de algunos informes. Pero las reservas son slo una parte pequea de los elementos existentes en la corteza terrestre; son parte de un sistema dinmico y no pueden inventariarse como si fueran existencias finitas y definitivas.
    As como el concepto de recurso base es demasiado amplio, el de reserva es extremadamente restrictivo, ellas incluyen solamente las partes ms ricas de los depsitos conocidos, y cuya explotacin es rentable en las actuales condiciones tecnolgicas y econmicas. Son una pequesima parte de los recursos base, volviendo al ejemplo del cobre las reservas actuales (1987) seran del orden de los 5.1x108 toneladas, es decir se tendra una cifra de reservas equivalente a menos de 3.4x10-5% de la cifra de recurso base, y dados los ritmos actuales de explotacin garantizara su suministro por unos 63 aos. La informacin de que se dispone corresponde, en gran medida, a las minas actualmente en operacin, y por lo general, las empresas no proporcionan informacin respecto a las variaciones de disponibilidades de recursos al variar la ley de corte del mineral. La evaluacin de reservas cambia de ao en ao, tanto por reducciones causadas por las extracciones como por adiciones que resultan del mayor conocimiento de las minas en explotacin, cuyas prospecciones se hacen ms fciles y econmicas, pari passu con la explotacin o por innovaciones tecnolgicas. En general, la empresa minera desarrolla los trabajos geolgicos de prospeccin, necesarios para evaluar una magnitud mnima del yacimiento, que permita su explotacin y una recuperacin de la inversin, dada una cierta tecnologa y una situacin de precios imperante en los mercados mundiales. Para la empresa minera las reservas son un capital, resultado de esfuerzos econmicos y tecnolgicos en exploracin, prospeccin y preparacin de la mina, etapas que, por lo comn, se extienden por varios aos durante los cuales la empresa no recibe ingreso alguno. Por lo tanto, ella no est motivada para invertir en la deteccin de nuevas reservas ms all de un lmite tal, que le permita una programacin adecuada en un cierto plazo, de tiempo que vara segn los productos y las caractersticas de explotacin. Una vez determinada la factibilidad, se inicia la explotacin del yacimiento. Por tanto, el inicio de explotacin de un yacimiento no tiene que coincidir con una evaluacin definitiva de sus reservas, y de hecho las informaciones estadsticas son por lo comn inferiores a las reales. A medida que la explotacin avanza, se van haciendo nuevas prospecciones, facilitadas en gran medida por la explotacin misma. Es as como las compaas revisan constantemente sus clculos de reservas.
    En 1912, cuando se inici en Chile la explotacin del Mineral del Teniente, se le predijo una vida de 25 aos. Hoy, despus de 85 aos, el Teniente sigue siendo la mina de cobre subterrnea ms grande del mundo. Al cumplirse los diez aos de explotacin del mineral de fierro de Marcona, en Per, pareca que su proceso de agotamiento se estaba completando. Exploraciones realizadas en la base del yacimiento revelaron un nuevo cuerpo mineralizado de 400 millones de toneladas de minerales de fierro. Al iniciarse la explotacin del mineral de fierro del Romeral en Chile, las reservas se calculaban en 30 millones de toneladas. Despus de 20 aos de explotacin a una tasa de dos a tres millones de toneladas anuales, las reservas del yacimiento se calculaban, a mediados de los setenta, en 180 millones de toneladas mtricas.
    En otros casos, la explotacin de un yacimiento permite el descubrimiento de otros minerales. Por ejemplo, la mina de Mount Ise, en Kingsland (Australia), explotada durante muchos aos por su zinc y su plomo, revel en su fondo un enorme yacimiento de cobre. El concepto de reserva no proporciona una medida adecuada respecto de las disponibilidades a largo plazo de recursos minerales. En realidad, el concepto, aun cuando pueda ser muy preciso tcnicamente, es esttico: mide una cantidad de minerales en un momento dado, es decir, una existencia de recursos, definida por el conocimiento habido, la tecnologa disponible y las condiciones econmicas nacionales e internacionales que determinan una situacin de costos y precios. Si se aceptase un concepto de escasez como caracterstica de una situacin dinmica de desequilibrio entre oferta y demanda, el concepto de reservas tambin resultara inadecuado como indicador de la escasez, pues una situacin dinmica como la indicada no puede evaluarse con un concepto esttico, sino utilizando otro, tambin dinmico, determinado por las posibilidades de innovacin tecnolgica, los nuevos descubrimientos, la posible reduccin de los costos de extraccin o la aparicin de recursos complementarios.
    INCLUDEPICTURE "http://www.eurosur.org/medio_ambiente/pg529.jpg" * MERGEFORMATINET
    Lo anterior refleja que los conceptos de reservas y recursos deben ser considerados con cierta flexibilidad. Proyectar el agotamiento total de un recurso sobre las bases de las cantidades de reservas publicadas en determinada fecha no tiene mucho sentido. Tal concepto refleja slo la cantidad de minerales conocida dentro de ciertos mrgenes y susceptible de extraerse con tecnologas existentes a un costo compatible con las condiciones de los mercados internacionales, en una fecha precisa. Sobre este aspecto conviene, adems, recordar que las cifras de reservas, publicadas por las grandes compaas mineras y por los gobiernos, son inferiores a las conocidas, pues, en general, las compaas prefieren mantener estas informaciones en secreto. La nuevas expansiones realizadas en la minera del cobre chileno en los ltimos 15 aos revelaron muy poca informacin respecto de los volmenes de las reservas en explotacin, pero ciertamente significa un aumento importante de las reservas mundiales de cobre.
    El grado de concentracin o ley del mineral es un factor fundamental en la determinacin de los volmenes de recursos y reservas disponibles. La ley del mineral indica la cantidad de metal por unidad de material estril. Los minerales econmicamente utilizables son concentraciones de ciertos elementos que, asociados con otros en cantidades variables, constituyen lo que se llama un yacimiento. Histricamente, el desarrollo tecnolgico, combinado con la disponibilidad de energa barata, ha hecho posible usar cuerpos mineralizados de concentraciones cada vez menores, es decir, de leyes cada vez ms bajas, o que se presentan en compuestos diversos. El problema adquiere as otra connotacin. No se plantea ya cunto mineral existe en la corteza terrestre, sino hasta qu niveles de concentraciones puede llegar la explotacin, dada una cierta tecnologa, el costo por emplear dicha tecnologa, as como el costo y la disponibilidad de recursos energticos necesarios para su extraccin y transformacin.
    Segn algunos expertos, la experiencia en explotaciones mineras sugiere que hay una relacin negativa entre la ley del mineral y el volumen del cuerpo mineralizado: a medida que la ley del mineral disminuye, parece que el metal disponible aumenta en progresin geomtrica hasta llegar a un punto mximo, a partir del cual tiende a presentarse una situacin en la que tanto la ley del mineral como los volmenes del mismo disminuyen., Skinner sugiere que la situacin podra ilustrarse con la grfica siguiente, que indicara que el agotamiento de minerales de alta ley viene ms que compensado por el incremento de volmenes susceptibles de ser explotados a leyes de corte inferiores. Sin embargo, el mismo Skinner advierte que esta teora no est probada y que no debera alimentar euforias expansionistas (vase grfico de Skinner).
    Otra interpretacin esquemtica es el tringulo de Govett, reproducido en el grfico siguiente, donde la base del tringulo representa el total de recursos conocidos y no conocidos dada la ley del mineral ms baja posible en un periodo de tiempo determinado.
    A medida se sube hacia el vrtice superior, aumenta la ley pero disminuye el volumen. La parte achurada del grfico corresponde a los recursos conocidos, clasificados en los trminos tradicionales de reservas medidas, indicadas e inferidas, y recursos conocidos pero no explotables por razones tcnicas o econmicas.
    El desarrollo tecnolgico mueve el lmite L hacia abajo, y las exploraciones geolgicas exitosas la lnea R hacia la izquierda, aumentando el rea achurada.
    Las posibilidades de explotar minerales de menor ley son en funcin de la tecnologa disponible, de la energa y de su costo y el costo total de la operacin. Histricamente, estos factores se han combinado de modo favorable para posibilitar la explotacin de recursos minerales de leyes cada vez menores. El caso del cobre es el que ms frecuentemente se cita. Al iniciarse este siglo, la ley de corte en los minerales de cobre era en algunos casos de hasta 6%; en 1980 era de 0.4%. Lasky, ha demostrado cmo aumentan rpidamente las reservas a medida que la ley media baja. Tal demostracin es la que utiliza la Presidents Material Policy Commission de Estados Unidos para la estimacin de las disponibilidades de materias primas.
    A su vez, Landsberg haca, hace 20 aos, los siguientes clculos: la disponibilidad de cobre, considerando leyes que fluctan entre 2 y 6%, es de 200 millones de toneladas. Si se incluyen minerales de cobre con leyes hasta de 1% la cifra anterior llega a 500 millones de toneladas. Y si la ley se baja 0.5% las reservas de los yacimientos conocidos alcanzaran 1 000 millones de toneladas. A este respecto haca notar que las tecnologas disponibles permitan la explotacin de minerales de hasta 0.4% de ley, y que el promedio de los minerales de cobre en explotacin en Estados Unidos tena leyes de 0.6%.
    Con base en las consideraciones anteriores, lo lgico es suponer que la magnitud de reservas disponibles de minerales tiende a aumentar rpidamente a medida que declinan sus leyes, y que este aumento es mayor en leyes menores. En otras palabras, parece lgico suponer que una reduccin de la ley de corte en los minerales de cobre de 0.6% a 0.5%, que es la que se produjo en la dcada de 1960, se tradujo en un aumento de reservas de minerales significativamente superior al incremento de reservas resultante de una reduccin de la ley de corte de 3 a 2.5% como la que se haba producido en las dcadas anteriores.
    Histricamente, los descubrimientos han ido creando nuevas reservas que han ms que compensado aquellas que se han agotado. Para el caso del cobre, se ha sealado que en 1940 las reservas mundiales se calculaban en 100 millones de toneladas mtricas de metal; a fines de 1974 las reservas se calculaban en 382.3 millones de toneladas mtricas de metal, pero hay que considerar que la produccin de cobre acumulada entre 1950 y 1973 fue de 107.8 millones de toneladas mtricas. Por lo tanto, el aumento neto de reservas de cobre fue de 390.1 millones de toneladas mtricas de metal, cifra que no incluye el cobre contenido en los ndulos de los fondos marinos. Finalmente, los recursos potenciales se calculaban en 2 120 millones de toneladas mtricas, y los recursos en 1 770 millones, incluyendo 690 millones de toneladas de ndulos de los fondos marinos.
    El informe del gobierno norteamericano Global 2000,14 resume la situacin de disponibilidades de los principales minerales, agrupndolos en reservas y recursos, englobando aqu los recursos que de acuerdo con la descripcin anterior se han calificado como (paramarginales y sub marginales) y los recursos potenciales que indicarn los volmenes de recursos no identificados an. Las cifras se resumen en el cuadro siguiente:
    Reservas mundiales, recursos y recursos potenciales
    (Millones de toneladas mtricas)
    ReservasRecursosRecursos potencialesAluminio5.200 (a)2.800 (a)3.519.000Hierro93.100 (b)143.000 (c)2.035.000Potasio9.960103.000--Manganeso2.200 (d)1.100 (e)42.000Fsforo2.400 (f)12.00051.000Fluorita72 (g)27020.000Azufre1.7003.800 (h)--Cromo780 (i)6.8003.260Zinc1594.0003.400Nquel541032.590Cobre4561.770 (j)2.120Plomo1231.250550Estao102768Tungsteno1.83.451Mercurio0.20.43.4Plata0.20.52.8

    Fuentes: Global 2000, informe tcnico cuadro 12.7.
    Nota:
    En bauxita base seca promedio 21% Al recuperable.
    En minerales y concentrados promedio 50% Fe recuperable.
    En minerales y concentrados promedio 26% Fe recuperable.
    En minerales y concentrados promedio 40% 100. Mn. No incluye ndulos de manganeso de los fondos marinos.
    En roca fosfrica y concentrados 13% P.
    En fluospar, roca fosfrica y concentrados promedio 44% fluorita
    No incluye recursos no identificados de azufre, en enormes cantidades de azufre en anhidritas y calizas, en petrleo y aproximadamente 600 000 millones de azufre contenido en carbones, esquistos, etctera.
    En minerales y concentrados promedio 32% cromo. Incluye 690 millones de ndulos de fondos marinos
    Las proyecciones de agotamiento de minerales, sobre todo cuando son de largo plazo, tienen que manejarse con mucho cuidado. Si bien es cierto que tambin se pueden producir alteraciones de los clculos en el lapso de pocos aos. En efecto, los cambios en las magnitudes conocidas de reservas varan en el plazo de pocos aos. Por ejemplo, si se toman solo tres importantes recursos mineros; cobre, hierro y aluminio, resulta que, segn el United Status Bureau of Mines, entre 1974 y 1976 sus reservas aumentaron en porcentajes realmente importantes: 12% para el cobre, 2.8% para el hierro y 41% para la bauxita.
    Esto lleva a examinar el argumento de Brobst, en el sentido de que el esquema de McKelvy tiene que ser ampliado por la consideracin de la posibilidad de descubrir recursos cuya existencia hoy no se concibe y de incorporar el proceso econmico a aquellos recursos que se podran calificar como no econmicos y que caen fuera de los sub econmicos (sub marginales y paramarglnales). Se tendr as un cuadro como el siguiente:
    El argumento manejado por Brobst sostiene que lo que consideramos como recurso, son los elementos cuyas caractersticas y capacidad de satisfacer necesidades conocemos. Pero en la corteza terrestre existen muchos elementos cuya utilidad se desconoce an y para los cuales, lgicamente, no existe demanda econmica alguna y, probablemente, ni siquiera una tecnologa adecuada para su extraccin y su procesamiento. Estos elementos se incluyen en el esquema de McKelvey. Sin embargo, es vlido suponer que en cuanto se descubran sus posibilidades de uso y se desarrollen las tecnologas adecuadas, sern considerados como recursos. El mismo Brobst seala que, hasta la fecha, materiales que contienen 80 de los 90 elementos naturales identificados en la corteza terrestre han sido incorporados al proceso econmico, y menciona adems el caso de la esfalerita, un sulfuro de zinc descubiert