PARA CONVERSAR DESPUÉS DE LEER

of 19/19
Este material fue elaborado en el marco del Programa Maestro+Maestro. DEP. 2020 Coordinación de la producción: Cinthia Kuperman Equipo de producción: Leandro Cavallero, Paula Eguía y Noelia Forestiere Colaboración en la edición: María Elena Cuter Diagramación: Leicia Gotlibowski 1 PARA CONVERSAR DESPUÉS DE LEER Propuestas
  • date post

    29-Oct-2021
  • Category

    Documents

  • view

    1
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of PARA CONVERSAR DESPUÉS DE LEER

Este material fue elaborado en el marco del Programa Maestro+Maestro. DEP.
2020
Equipo de producción: Leandro Cavallero, Paula Eguía y Noelia Forestiere
Colaboración en la edición: María Elena Cuter
Diagramación: Leicia Gotlibowski1
PARA CONVERSAR DESPUÉS DE LEER Propuestas
Dailan Kifki es una novela de María Elena Walsh, una conocida escritora argentina de la que seguramente conocen alguna canción, cuento o poesía. Esta novela tuvo tanto éxito entre el público infantil que, desde el año de su primera publicación (1966), se reeditó en numerosas oportunidades hasta el día de hoy. Por esta razón, probablemente alguien que conozcas también haya disfrutado en su infancia de esta divertida historia que atraviesa generaciones. ¡Podés preguntarles!
Esta novela disparatada comienza cuando la protagonista encuentra en el zaguán de su casa una montaña gris que resulta ser un elefante abandonado.
“¡Imagínense! ¿Se imaginaron?
¿Se imaginan qué problema?“
Los invitamos a disfrutar de una historia con aventuras desopilantes y personajes llenos de ternura y humor con los que se divertirán mucho.
No es necesario que escribas nada por ahora ni que te acuerdes la historia de memoria. Frente a cualquier duda, volvé a escuchar la lectura del capítulo, el fragmento que no recuerdes, lo que necesites confirmar o aquello sobre lo que vos y quien te acompaña piensen distinto.
Para saber más sobre la autora: https://www.maestromasmaestro.com.ar/ para-saber-sobre-la-vida-y-la-obra/
2
MUY IMPORTANTE: Para quienes acompañan en la tarea, les proponemos que en cada lectura de capítulos de la novela intenten generar un clima propicio
para que los niños y las niñas puedan entrar al mundo creado y disfrutar de la historia. En estas fichas encontrarán algunas pistas que los ayudarán a compartir impresiones y conocer mucho esta novela. Algunas, proponen el
intercambio alrededor de un capítulo, otras sobre varios. Pueden escuchar leerlos consecutivamente o de a uno por vez y volver a la ficha que orienta la conversación.
U N
A N
O V
EL A
D IS
PA R
AT A
D A
Presentación
• Cuando la Señorita sale el jueves a pasear el malvón, se encuentra con una enorme montaña gris bloqueando el zaguán de su casa y se lleva una gran sorpresa.
- ¿Quién era? ¿Por qué se sorprende tanto?
• Dailan Kifki es abandonado con una carta dirigida a la Señorita donde le explican los motivos de su abandono. Pueden volver a leer la carta en Para leer y escribir a partir de los capítulos de una novela. Para capítulo 1.
- ¿Por qué abandonan al elefante? - ¿Por qué deciden dejarlo al cuidado de la muchacha? - ¿Quién les parece que escribió esa carta? ¿Habrá sido su antiguo dueño o el propio Dailan Kifki?
• A lo largo del capítulo 1, el elefante es como lo presenta esa carta: cuando riega las plantas y cuando cuida de la tía Clodomira.
- ¿Qué otras cosas sorprendentes sabe hacer muy bien este elefante?
• Los pasos de Dailan Kifki dentro de la casa despiertan a toda la familia. - ¿Cómo reaccionan sus integrantes al verlo por primera vez?
A pesar de la sorpresa y el enojo que les produjo la llegada del elefante, la familia se enterneció con su llanto. Entonces, Dailan Kifki se quedó a vivir en el jardín.
• Pero ésta no fue la única vez que lloró. Una noche, la Señorita encontró a Dailan Kifki, “llorando como cuatro elefantes juntos que hubieran pelado cebollas durante cuatro años enteros”.
- ¿Qué les parece que quiere decir la Señorita con esta expresión? - ¿Por qué lloraba el elefante?
• Apareció un personaje muy especial para rescatar a Dailan Kifki: el Bombero. - ¿Qué solución encuentra para calmar el dolor de panza de Dailan? - Este Bombero se parece a los príncipes de los cuentos de hadas pero es un poco diferente. - ¿Qué tiene de parecido a los príncipes? Pueden completar con esta información la página Para leer y escribir sobre los personajes de una novela (Bombero).
U N
A N
O V
EL A
D IS
PA R
AT A
D A
UN ELEFANTE PIMPANTE BARRIGA PICANTE
Cómo fue que la Señorita se encontró con un animalote al que luego le dolió mucho la panza...
CONVERSAMOS LOS DÍAS
La Señorita y el Bombero están felices por haber curado la terrible enfermedad del elefante pimpante barriga picante, pero los problemas en la casa de la Señorita continúan...
• La mamá se tuvo que sentar en el aire, el papá dormir de pie y Roberto colgar su taza de café con leche de la lámpara. Todos chillaban a pesar de que la muchacha les explicó que “un dolor de pancita de elefante es un asunto mucho más serio que unos cuantos muebles serruchados”.
- ¿Por qué les da esta explicación?
• La familia manda a la Señorita a la carpintería a encargar otros muebles. El carpintero no tiene madera pero le da un poroto.
- ¿Piensan que el poroto que el carpintero le da a la muchacha era un objeto valioso para él? ¿Por qué?
• ¿Cómo hizo Dailan Kifki para llegar al tronco de la copa de un árbol requete alto?
• Todos proponen ideas pero ningún método resulta eficaz para bajar a Dailan del árbol. Conversen entre ustedes por qué no habría funcionado o podría haber salido mal cada uno de esos planes disparatados.
- ¿Se les ocurre alguna otra idea para bajar del árbol al elefante?
Finalmente, la Señorita tomó una decisión: ir a buscar al Bombero. ¿Quién se las iba a ingeniar mejor que él para bajarlo del árbol? Nadie.
• La muchacha piensa que el Bombero es inteligente y valiente. - ¿Qué actitudes del Bombero la llevan a pensar de ese modo? Recuerden que pueden completar con esta información la página Para leer y escribir sobre los personajes de una novela (Bombero).
• Ante el pedido de ayuda de la Señorita, el Bombero contestó muy seriamente: “Para cazar a un elefante que se siente pajarito, hay un método muy simple que lo haremos de a poquito.”
- ¿Imaginaron que la idea del Bombero era fabricar un par de alas? - ¿A ustedes también les parece que Dailan se siente pajarito? ¿Qué cosas “de pajarito” hace o dice? - Al final, ¿resultó una buena idea construir un par de alas para ayudar a bajar a Dailan? ¿Por qué?
• ¿Por qué la mamá de la muchacha está tan preocupada por la huida del Bombero sobre el elefante volador?
• ¿Conocen algún otro elefante volador famoso? Pueden preguntarle también a quienes los acompañan.
U
UNA PLANTITA QUE CRECE HASTA LAS NUBES
De cómo un elefante termina arriba de un árbol y aprende a volar.
CONVERSAMOS LOS DÍAS
Esa noche la familia tuvo una reunión, todos sentados en el suelo como pieles rojas, discutieron cómo rescatar a Dailan y al Bombero.
• La mamá, el papá, la tía Clodomira y el hermano Roberto expresaron su opinión: - ¿Qué ideas se les ocurrieron para encontrarlo?
• El Capitán de los Bomberos llegó a la casa de la Señorita buscando al bombero que le faltaba. - ¿Les parece que los bomberos de esta historia se parecen? Pueden volver a la página del Bombero en Para leer y escribir sobre los personajes de una novela y leer lo que ya anotaste. Conversen con quién los acompaña sobre sus semejanzas y diferencias.
• El loro del Comisario sólo sabe repetir una frase. - ¿Recuerdan cuál es? ¿Por qué la protagonista dice que no necesitaba volver a escuchar esa frase? ¿A quién les recuerda?
La Señorita, el Capitán, el Comisario, el Intendente y toda la familia llegan a la Secretaría de Aeronáutica.
• Allí se encuentran con un personaje muy particular, el Chiquitisecretario.
- ¿Cómo se imaginan que será este personaje? ¿Por qué tendrá ese nombre taaan raro? Al final del capítulo tienen una pista, vuelvan a escucharlo.
• Cuando el Almirante de Marina le dice que tienen que emprender un nuevo viaje al Observatorio de La Plata, la Señorita confiesa: “Yo me caí sentada de la desesperación”.
- ¿Por qué se siente así? ¿Qué les parece que le preocupa?
Pero esto no era más que el comienzo de nuestras contrariedades...
• Al llegar al observatorio se encuentran con un viejito muy simpático: El Director. - ¿Por qué al Director del observatorio le habrá costado tanto entender lo que quería la comitiva que venía desde Buenos Aires? - El Director era un viejito muy sabio. ¿Qué les aconsejó? ¿Por qué?
• ¿Se imaginan por qué la muchacha al mirar por el telescopio pudo confundirse a un animal tan grande como Dailan con algo tan chiquito como una mosca?
• Como era muy tarde para ir directamente a Ituzaingó, la Señorita los invita a su casa. ¿Se imaginan cómo reacciona la familia al ver llegar a semejante comitiva? ¿Qué dirán la mamá, el papá, la tía? ¿Y su hermano Roberto?
U N
A N
O V
EL A
D IS
PA R
AT A
D A
LA FUGA DEL ELEFANTE
De cómo una gran comitiva emprende la búsqueda del elefante pero termina en la casa de la Señorita, ¡y sin Dailan!
CONVERSAMOS LOS DÍAS
• Su papá les propuso a los invitados sentarse en el aire, pero su mamá tuvo otra idea.
- ¿Por qué les parece que la mamá de la Señorita insistió tanto en dar una fiesta? ¿Estuvieron todos de acuerdo? - Como la comida que tenían en la casa no era suficiente para tanta gente, decidieron preparar unos bocadillos muy particulares. ¿Se acuerdan con qué los hicieron?
• Cuando se hizo de día, retomaron su expedición. ¡Qué multitud en ese ómnibus!
- ¿Se animan a nombrar a todos los personajes que viajaban? - Cuando llegaron a Plaza Once bajaron del colectivo muertos de vergüenza. ¿Por qué?
• Parece que fue todo un desafío no volver a quedarse dormidos en el tren.
- ¿Qué método utilizó la muchacha para mantenerse despierta?, ¿y el Capitán de Bomberos?
• Al llegar a Ituzaingó, nuevamente hubo un desacuerdo entre la muchacha y su mamá.
- ¿Por qué discuten esta vez?
• La Señorita dice que su Abuelo es terriblemente cascarrabias y un caprichoso de mil demonios.
- ¿Por qué lo dice?
• La quinta del Abuelo quedaba “por donde el diablo perdió el poncho”. ¿Qué habrá querido decir la Señorita con esta frase?
– que daba miedo ese lugar – que se ubicaba muy lejos – que vivía allí un diablo
• El Abuelo se encaprichó y no quería acompañarlos al Sindicato de Remontadores de Barriletes. - ¿Cómo hicieron para convencerlo?
• Al Abuelo le encantan los discursos, los guardapolvos, los pizarrones y La marcha de San Lorenzo.
- ¿Habrá sido maestro o director de escuela? ¿Qué opinan ustedes?
No se olviden que pueden completar con esta información la página Para leer y escribir sobre los personajes de una novela (Abuelo).
La familia no sale de su asombro al ver llegar a la Señorita acompañada de tantos personajes importantes.
Producto de la insistencia de su mamá, en la parada de Ituzaingó se suma a la comitiva un personaje muy especial: el Abuelo.
U N
A N
O V
EL A
D IS
PA R
AT A
D A
UN ALTO EN LA PELIGROSA EXPEDICIÓN DE RESCATE
De cuando su madre insiste con una fiesta, un casamiento y un Abuelo.
CONVERSAMOS LOS DÍAS
• La comitiva llegó, por fin, a la puerta del Sindicato de Remontadores de Barriletes. En la puerta los recibe un personaje pecoso y atorrante.
- ¿Se imaginaron que el Secretario del Sindicato de Remontadores de Barriletes pudiera ser un chico? ¿Por qué será? - Lo primero que hace el abuelo al ver al Secretario es ponerlo en penitencia. ¿Por qué hace eso? - Al principio, el Secretario no quiso ayudarlos. ¿Qué pensó de los visitantes? - ¿Cómo logran convencerlo de que los ayude a pescar al elefante?
• Los chicos por fin se pusieron a remontar sus barriletes y se corrió la voz de que un montón de personas importantes estaban intentando hacer aterrizar a un elefante. ¿Qué pasó ese día en Ituzaingó?
• En un momento, todos se olvidaron de que estaban ahí para bajar a Dailan Kifki. ¿Por qué creen que les pasó esto?
Ya estaban perdiendo las esperanzas de recuperarlos, cuando el Capitán los divisó. Allá… muy arriba, muy lejos entre las nubecitas… pasaban volando Dailan Kifki y el Bombero.
• Todos estaban cansados y doloridos por intentar pescar al elefante con sus barriletes. - ¿Qué actitud toma Dailan Kifki frente a esto? - ¿Podemos descubrir otro aspecto de Dailan Kifki que no estaba al inicio de esta historia? ¿Ustedes que opinan? Podés volver a escuchar leer el capítulo 1.
• ¿Pensás que la Señorita quería casarse con Dailan Kifki como dice su mamá? ¿Por qué se opone la familia a un disparate semejante?
• El paraguas de la tía Clodomira es muy útil: en esta historia ya lo usó para cubrirse de las lágrimas de la Señorita, pero también lo ofrece para que Dailan Kifki haga equilibrio sobre una cuerda o como paracaídas del Bombero, cuando se sube al árbol. ¿Para qué lo usa en el capítulo 15?
• La Señorita piensa que Dailan Kifki y el Bombero podrían estar en peligro. ¿Por qué?
Ahora que conocen mucho más sobre los personajes, pueden completar con esta información las páginas Para leer y escribir sobre los personajes de una novela (Dailan, Bombero y Abuelo).
U N
A N
O V
EL A
D IS
PA R
AT A
D A
¡QUÉ SÍ, QUÉ NO! ¡QUE BAJE EL ELEFANTE EN ITUZAINGÓ!
De cómo pescar a un elefante con barriletes, un sindicato, apuestas, periodistas y un falso casamiento.
CONVERSAMOS LOS DÍAS
Varias personas insisten con enredar a Dailan en un barrilete para bajarlo.
• Al Abuelo y a los Embajadores les sucede una gran desgracia de tanto remontar barriletes. ¿Cuál fue esa gran desgracia?
• A pesar de la insistencia de todos de querer pescar a Dailan con un barrilete, el elefante seguía revoloteando muy orondo por el cielo hasta que el hermano Roberto tuvo una idea genial. ¿Qué obstáculos debieron sortear la Señorita, el Abuelo y el hermano para llevar a cabo la gran idea que tuvo Roberto para bajar a Dailan?
- Para obtener la avena... - Para conseguir la leche... - Para conseguir un recipiente donde preparar la sopa...
Fue realmente una idea genial la del hermano Roberto. Dailan Kifki no pudo resistir…
• Los curiosos olían tan fuerte y aspiraban tan hondo el delicioso aroma de la sopa que tuvieron que echarlos. ¿Por qué la Señorita no quería que se acerquen tanto?
• Finalmente lograron bajar al elefante y al Bombero. ¿Cómo lograron hacerlo?
• ¿De qué manera se cuenta en la novela cómo fue el aterrizaje de Dailan? Volvé a leerlo.
Por fin Dailan Kifki aterrizó suavemente, dulcemente, mermeladamente, como una plumita, como una pelusa, como una flor de panadero abandonada por la brisa sobre la arena de una playa.
- ¿Qué parte te permitió imaginar mejor cómo fue ese descenso?
• Por qué te parece que al final la Señorita dice:
Tan grande fue mi emoción que me dio un poquito de tos en la solapa.
U N
A N
O V
EL A
D IS
PA R
AT A
D A
UNA GRAN DESGRACIA CON SUERTE
De brazos petrificados, una gran idea y un delicioso aroma a sopita de avena con leche.
CONVERSAMOS LOS DÍAS
Al fin el elefante y el Bombero se encontraron con los pies sobre tierra, pero una vez concluido el aterrizaje los problemas no terminaron.
• Dailan Kifki se come toda la sopa de avena de un sorbo, esto al Bombero lo pone muy triste. - ¿Por qué el Bombero se pone tan caprichoso y no para de llorar? ¿Ustedes que creen? ¿Será sólo la sopita lo que le preocupa al Bombero?
• El elefante astronauta también se pone a llorar cuando le quitan las alas, armó tanto bochinche que se despegaron todas las estampillas del correo.
- ¿Por qué la Señorita dice: “Este asunto de las estampillas me tiene cansada”?
• En esta parte de la historia hubo un llanterío espantoso. Varios personajes se echan a llorar pero uno llora más que todos los demás.
- ¿Quién es? - ¿Por qué llora tanto?
• El Comisario intervino e, inmediatamente, un silencio reinante hizo que el potrero pareciera una iglesia.
- ¿Cómo hizo para lograr que todos se callaran?
Una vez terminado el llanto, se escuchó una musiquita que dejó a todos con la boca abierta...
• Miraron hacia el horizonte y vieron asomarse una carroza tirada por diez caballos blancos. Los personajes comenzaron a pensar que allí seguramente viajaba alguien muy importante.
- ¿Qué personalidades se imaginaron que podían estar dentro de la carroza? - ¿Por qué les parece que pensaron así? - ¿Cómo era esa carroza?
U N
A N
O V
EL A
D IS
PA R
AT A
D A
EL FIN DE UNA AVENTURA Y EL COMIENZO DE OTRA
De una sopita de avena, un llanto colectivo y una misteriosa carroza.
CONVERSAMOS LOS DÍAS
En cuanto la tía Clodomira abrió la puerta de la carroza, saltó a tierra un enanito.
• El famoso visitante es parecido y diferente a otros enanitos famosos. - ¿En qué se parece? - ¿En qué se diferencia? - ¿Qué lo llevó hasta ahí? - ¿Por qué se enoja?
• Supisiche es una palabra en lenguaje de enanito que el resto de los personajes no siempre sabe exactamente qué quiere decir.
- ¿Qué significa para ustedes?
• Finalmente, el misterioso enanito decide contar quién es, si alguien le hace upa. - ¿Por qué piensan que quiere que lo alcen para presentarse?
• El enanito Carozo Minujín dice ser dueño y señor del Bosque de Gulubú pero el Abuelo piensa que es un mentiroso.
- ¿Qué cosas le dice el Abuelo que ofenden al enanito?
El Abuelo y el enanito Carozo no paraban de discutir por el bosque de Gulubú. Ninguno quería dar el brazo a torcer. Y entonces… ¡mejor no recordar lo que pasó!
• El enanito desafía a pelear a su oponente. El Abuelo acepta pelear por “el honor de la geografía”. - ¿Por qué dice esto? - ¿Cómo termina el duelo entre estos personajes?
• Carozo Minujín los invita a tomar chocolate a su palacio, pero no todos se ponen contentos. - ¿Quién no está de acuerdo? ¿Por qué?
• Al subir a la lujosa carroza, la Señorita se lleva una buena sorpresa. - ¿Qué descubre dentro? - ¿Por qué le miente al enanito cuando le pregunta si va cómoda?
Ahora que conocen mucho más sobre los personajes pueden completar con esta información las páginas Para leer y escribir sobre los personajes de una novela (Dailan, Bombero, Abuelo y Enanito).
U N
A N
O V
EL A
D IS
PA R
AT A
D A
SUPISICHE
De cuando un enanito resultó ser dueño y señor del Bosque de Gulubú.
CONVERSAMOS LOS DÍAS
Como un libro-sorpresa el bosque de Gulubú se abre y sorprende a todos los visitantes.
• El enanito Carozo Minujín saltó de la carroza y el potrero se convirtió en un hermoso bosque. - ¿Qué fue lo que hizo el enanito? - ¿Cómo reaccionaron Dailan y la tía Clodomira cuando vieron el bosque de Gulubú? - ¿Qué cosas vieron los visitantes mientras paseaban?
• De repente, el Abuelo se puso de pie sobre un tronquito y tuvo la idea de darle a todos una clase ilustrada de zoología y botánica.
- ¿Por qué les parece que el Abuelo tuvo esa ocurrencia?
Mientras el aburrimiento invadía a la Señorita, al Bombero, a Roberto, al elefante… ¡¿Y el elefante?!
• La Señorita se corre despacito, despacito de la clase del Abuelo porque advierte que Dailan no está allí. Le pregunta al Bombero dónde está y él le responde: “nopo sépe”.
- ¿Qué habrá querido decir el Bombero?
• Deciden pedirle ayuda al enanito, que está sentado en primera fila escuchando la clase. - ¿Cómo logran sacarlo de allí?
• El enanito dice algunas palabras terribles, cuando logran “pescarlo”.
- ¿Te parece que le gustó que lo hayan sacado de la clase? - ¿Por qué se enoja?
• La Señorita dice que, si no encuentran a Dailan, “puede ocurrirle alguna desgracia…”. - ¿En qué desgracia está pensando? - ¿Qué otras cosas se imaginan que le pueden pasar al elefante, si se queda solo toda la noche en el bosque?
U N
A N
O V
EL A
D IS
PA R
AT A
D A
EL BOSQUE DE GULUBÚ
De un extraño bosque, una clase extensa y un elefante que sigue dando problemas.
CONVERSAMOS LOS DÍAS
La Señorita, el Bombero y el señor Carozo se internan en el bosque para encontrar a Dailan. Caminaban en silencio, cuando de pronto...
• El enanito llamó a la hormiga Titina golpeando el suelo con el taco. - La Señorita tiene que explicarle a Titina cómo es un elefante. ¿Por qué será que no sabe de qué animal se trata? - La hormiga llama al enanito “señor enanito Carozo de mi corazón”. ¿Se imaginan por qué le dirá de esa manera?
• Al llegar a un charco, se encuentran con la señora Rana. - ¿Por qué los personajes están convencidos de que “la pobre rana se había vuelto loca de tanto chapotear en el charco”?
• Ya era de noche, cuando llegaron a la casa del famoso Grillo Canuto. - ¿Por qué la Señorita cree que el Grillo es bastante mentiroso?
De pronto escucharon un murmullo a lo lejos. Eran risitas, carcajaditas, sonrisitas de mariposas y de alguien más...
• ¿Qué estaba haciendo Dailan? ¿Por qué no quiere volver?
• A la Señorita, el Bombero y el enanito se les ocurre agarrarse de su colita para evitar que se escape nuevamente.
- ¿Les parece que fue una buena idea?
• Los personajes se enteran de que los charcos del bosque de Gulubú son muy especiales. - ¿Qué descubren?
• El Abuelo y el enanito discuten nuevamente en el capítulo 29. - ¿Por qué lo hacen esta vez?
U N
A N
O V
EL A
D IS
PA R
AT A
D A
LOS HABITANTES DEL BOSQUE
De cómo se internaron en el bosque para buscar a Dailan y encontraron una hormiga Titina, una Rana loca, un famoso Grillo, unas mariposas juguetonas y… ¡charcos de chocolate!
CONVERSAMOS LOS DÍAS
Una vez despiertos, los valientes aventureros se dispusieron a desayunar en el castillo del enanito.
• El castillo quedaba cerca de donde el Abuelo daba sus clases, pero no fue sencillo acercarse a la casa del enanito.
- ¿Cómo fueron los pasos que tuvieron que dar la Señorita y el Abuelo para llegar al castillo?
• El castillo y la carroza del enanito son parecidos. - ¿En qué se parecen? - ¿Cómo hacían para moverse dentro del castillo?
• ¿Qué personajes pudieron entrar y quiénes quedaron afuera del palacio?
• La sala tenía unas “ventanitas locas”. - ¿Por qué la Señorita las llama así? - ¿Qué otras “cosas locas” encuentran en esa sala?
Dailan se tomó cuidadosamente todo el chocolate y la pelota finalmente se despertó. Pero eso no fue lo peor que ocurrió en ese maravilloso bosque...
• ¿Qué fue lo que a la Señorita le puso los pelos de punta?
• El enanito Carozo Minujín culpa al elefante por el terrible estruendo que se escuchó, pero la Señorita lo defiende y hacen una apuesta.
- ¿Qué apuestan?
• ¿A quién quiere llamar el enanito para investigar lo sucedido?
U N
A N
O V
EL A
D IS
PA R
AT A
D A
TOMAR EL DESAYUNO EN EL BOSQUE DE GULUBÚ
De un castillo caleidoscopio, una pelota dormilona y un sacudón para investigar.
CONVERSAMOS LOS DÍAS
Una catástrofe, una acusada… ¡un detective!
• El Abuelo se disfraza de detective y el enanito lo contrata para que realice inmediatamente la investigación.
- ¿De quién sospecha el Abuelo-detective? - ¿Está de acuerdo el enanito con esa acusación? ¿Por qué?
• La investigación continúa y descubren que el ruido viene de la sala. Entonces, el Abuelo anota en su libretita:
EL CASO DE LA SALA DESAPARECIDA
- ¿Por qué anota eso el Abuelo?
El detective interroga a toda la comitiva. ¡Sería muy injusto culpar a un inocente!
• El señor Carozo no paraba de llorar junto a la Señorita. - ¿Qué motivo tenía tan triste al enanito?
• Luego de una intensa investigación, el detective descubre huellas que pertenecen al culpable.
- ¿De quién sospecha primero? - ¿Qué cosas hace para comprobar su sospecha? - ¿Les parece que era necesario realizar tantas comprobaciones para descartar al sospechoso?
• El Abuelo descubre que “Las huellas eran unos agujeritos redondos sistemáticamente distribuidos”.
- ¿De quién eran esas huellas? - ¿Cómo se dan cuenta?
• La Tía Clodomira sostiene que el único culpable es ese meterete de elefante. - ¿Les parece que la tía tenía un plan?
Ahora que sabés tanto acerca de la investigación del caso, podés completar la libreta del Abuelo en Para leer y escribir a partir de los capítulos de una novela. Capítulo 32 y Capítulos 33-34 (Parte 1 y Parte 2).
U N
A N
O V
EL A
D IS
PA R
AT A
D A
LA INVESTIGACIÓN
De cómo un detective con lupa y libreta encuentra al culpable.
CONVERSAMOS LOS DÍAS
• La tía repetía “yo no fui, yo no fui, yo no fui”... hasta que finalmente confiesa su culpa. - ¿Qué explicación dio la tía de lo sucedido en la sala?
• El enanito le impone una pena a la tía Clodomira: propone que reconstruya la sala del palacio. Puede hacerla de madera, de cuerito o de merengue.
- ¿Cuáles de estas opciones descarta la tía? ¿Por qué?
• Finalmente, con mucha paciencia y habilidad, la tía Clodomira logra reconstruir la sala. - ¿Qué materiales usa para ello?
• La sala reconstruida se parece mucho a la casa de un cuento clásico que seguro conocés mucho. - ¿A qué cuento te hace acordar esa “dulce” sala del palacio?
Ahora que sabés cómo se resolvió el misterio, podés terminar de completar la libreta del Abuelo en Para leer y escribir a partir de los capítulos de una novela. Capítulo 35. Parte 2.
Un llanto que borra la confesión e inunda el jardín y un dulce castigo.
Se terminan los problemas y la Señorita gana una apuesta redonda.
• El enanito no recuerda en qué juego apostó y perdió su pelota. Por eso, le pregunta a la Señorita si fue jugando al ludo, a la rayuela, al dominó, a la mancha venenosa o al tinenti.
- ¿Conocés alguno de estos juegos? Pueden conversar con quien los acompaña para saber más sobre estos juegos. - ¿Qué habían apostado el enanito y la Señorita?
• La Señorita insiste con que la pelota es de ella y requete de ella. - ¿Qué le dice el enanito al entregarle la pelota?
Ahora que conocen mucho, mucho más, sobre los personajes pueden completar con esta información las fichas Para leer y escribir sobre los personajes de una novela (Abuelo y Enanito).
U N
A N
O V
EL A
D IS
PA R
AT A
D A
LA CONFESIÓN
De una culpable, una pena de merengue y la ganadora de una apuesta.
CONVERSAMOS LOS DÍAS
• A la hora de la despedida, algunos personajes se pusieron muy tristes. - ¿Quién se pone más triste de todos? ¿Qué hace en ese momento?
• Nadie sabe bien dónde queda la estación de Ituzaingó, pero Roberto tiene otra de sus famosas ideas.
- ¿Qué idea se le ocurre esta vez al hermano de la Señorita? - ¿A quién tienen que engañar y cómo lo hacen?
• Cuando el tren estaba por arrancar, la señora protestona dio un grito horrible. - ¿Qué le pasó? - ¿Les parece que tenía razón o estaba exagerando un poco? ¿Por qué?
• Toda la comitiva tiene que bajarse del tren por orden del inspector, que dice: “lo siento, pero el reglamento es el reglamento”.
- ¿Qué habrá querido decir? ¿Por qué lo dice?
• El Abuelo tuvo la idea más inteligente. - ¿Qué se le ocurrió? - ¿Lograron llevarla a cabo?
Por fin, iban a emprender el viaje de regreso. Al parecer, se habían acabado los problemas, los líos, los trámites, los patatuses, los derrumbes y el chocolate de las tacitas. Al parecer…
Una vez arriba del tren, Roberto logra entretener al guarda con una charla sobre fútbol. Pero el muy meterete de Dailan va a sentarse justito enfrente de… ¡la señora protestona!
En la estación, la Señorita reúne a la familia para pedirle consejo. ¡Hay que encontrar una manera rápida y sencilla de volver a casita!
U N
A N
O V
EL A
D IS
PA R
AT A
D A
EL VIAJE DE REGRESO
CONVERSAMOS LOS DÍAS
• El enanito se puso a llorar como un “loquito” por su pelota. ¿Están de acuerdo con la Señorita en que “tanto llanto era nada más que una manera de tirarse un bonito lance” para recuperar la pelota? ¿Por qué piensan esto?
• Esta vez es el señor Carozo el que tiene una idea sencilla pero original para subir a Dailan al tren. Pero Roberto no está convencido de que el plan funcione.
- ¿Qué inconvenientes encuentra Roberto en el plan del enanito? - ¿Qué solución a este problema propone?
• Luego de mucho pensar sobre cómo convertir a un elefante en pasajero, encontraron una solución que no funcionó. ¿Por qué?
• Una vez que la Señorita consiguió la brocha y la pintura, todos se quedaron “patidifusos”. ¿Qué idea tuvo?
• Cuando la Señorita estaba terminando de ejecutar su plan, un golpe inesperado la sorprendió. - ¿Qué hicieron el Abuelo y el Bombero para ayudar?
• La tía Clodomira revoleaba su paraguas y chillaba. - ¿Qué situación había enojado tanto a la tía?
• La Señorita cree que, con su mirada afligida, Dailan le quiere decir: “Fue sin querer, fue sin querer, se me cayó la trompita, no sabía que estabas ahí abajo”.
- ¿Estás de acuerdo con lo que piensa la Señorita?
Todos daban vueltas por el andén, pensando y repensando en silencio y con el dedo en la frente cuando, de pronto… ¡Apareció el señor enanito Carozo Minujín!
Cuando pensaban que ya no tenían una solución para subir a Dailan al tren, aparecieron los pintores y a la Señorita se le “prendió la lamparita”.
U N
A N
O V
EL A
D IS
PA R
AT A
D A
UNA OBRA DE ARTE CON TRAJE
De cómo una idea sencilla y original termina en un accidente catastrófico.
CONVERSAMOS LOS DÍAS
• Habiendo cumplido la misión, la comitiva no tuvo más remedio que empezar a marcharse. - ¿Qué les prometió la Señorita para que “empezaran a desfilar en retirada”? - ¿Cómo fueron despidiéndose de cada uno de ellos?
• Cuando la Señorita abrió la puerta para despedir a la comitiva, se encontró con un cartero “color café con leche” con tres millones de sobres en su bolsa.
- ¿Quién era el destinatario de esas cartas? - ¿Quiénes las enviaban?
• Un señor imponente y su séquito aparecieron en la puerta de la Señorita. - ¿Cómo se dio cuenta la Señorita de la importancia del señor que la visita?
• Como la Señorita no tenía ni una sola silla para ofrecerles, los invitó a sentarse en el suelo. - ¿Recuerdan qué había pasado con los muebles de su casa?
• Cuando se sientan a conferenciar, Su Majestad cuenta una historia que deja a la Señorita patidifusa.
- ¿De qué hechos de la vida Dailan se enteran a partir de la historia que cuenta el Rey?
Con la trompa enrulada y su traje de pasajero, Dailan pudo viajar en tren. Así fue como regresaron a la casa de la Señorita.
Cuando finalmente la Señorita se iba a dormir una siestita, sonó el timbre... Rin, rin, rin...
U N
A N
O V
EL A
D IS
PA R
AT A
D A
TRES MILLONES DE RECONOCIMIENTOS
De un elefante que ocupa mucho espacio en el tren, un rey y una fiesta.
CONVERSAMOS LOS DÍAS
• Todos los personajes de la comitiva estaban tan emperifollados que costaba reconocerlos. -¿Cómo se vistieron Dailan, el Abuelo, la tía y el papá de la Señorita para la grandiosa ocasión?
Pueden completar con esta información el cuadro en Para leer y escribir a partir de los capítulos de una novela. Capítulos 46 - 48.
• A la Señorita le intrigaba mucho cómo sería el encuentro de Dailan con su mamá. - ¿Qué le causaba tanta curiosidad?
• Cuando Dailan Kifki vio a su mamá, sucedió algo inesperado. - ¿Cómo reaccionó el elefante?
• Una vez terminada la ceremonia, a los personajes se les planteó un “rompecabezas”. - ¿Qué nuevo problema-rompecabezas les surgió esta vez?
• Cuando ya se iba a poner a llorar de la desesperación, la Señorita recibe una propuesta para resolver el tremebundo problema.
- ¿De qué propuesta se trata y quién la hace? - ¿Se esperaban una propuesta como ésta?
• ¿Qué habrá respondido finalmente la Señorita? ¿Cómo te diste cuenta?
• ¿Qué personaje de esta historia te parece que se va a alegrar más con esta noticia?
La comitiva, los camarógrafos, los periodistas, los fotógrafos, los curiosos y los heladeros preparados para la grandiosa ocasión.
La Señorita respondió que “lo iba a pensar” y toda la comitiva suspiró aliviada.
U N
A N
O V
EL A
D IS
PA R
AT A
D A
EMPERIFOLLADOS Y PATIDIFUSA
CONVERSAMOS LOS DÍAS