PARTIDOS POLÍTICOS EN LA DEMOCRACIA

of 80/80
PARTIDOS POLÍTICOS EN LA DEMOCRACIA Organización y Funciones Wilhelm Hofmeister Karsten Grabow
  • date post

    11-Feb-2017
  • Category

    Documents

  • view

    219
  • download

    1

Embed Size (px)

Transcript of PARTIDOS POLÍTICOS EN LA DEMOCRACIA

PARTIDOS POLTICOSEN LA DEMOCRACIAOrganizacin y Funciones

Wilhelm Hofmeister Karsten Grabow

Los autores

Dr. Wilhelm Hofmeister, Jefe del Proyecto Dilogo Poltico con Asia de la Fundacin Konrad Adenauer con sede en Singapur. Anteriormente, Representante de la Fundacin en Chile, Subjefe del Departamento de frica y Medio Oriente, Asia, Amrica Latina, en la Central de la Fundacin y, de 1999 a 2009, Jefe del Centro de Estudios de la Fundacin en Ro de Janeiro, Brasil. Contacto: [email protected]

Dr. habil. Karsten Grabow, Coordinador de Anlisis Poltico e Investigacin de Partidos en el equipo de Poltica Interna de la Fundacin Konrad Adenauer, Berln. Hasta fi nales de 2010 trabaj como Consultor en el Departamento de Cooperacin Europea e Internacional (EIZ) para asuntos de partidos internacionales y cooperacin parlamentaria de la Fundacin Konrad Adenauer. Contacto: [email protected]

Partidos Polticos en la Democracia

Organizacin y Funciones

Wilhelm Hofmeister Karsten Grabow

2013 KONRAD-ADENAUER-STIFTUNG e.V.

ISBN: 978-9929-618-60-2

FUNDACIN KONRAD ADENAUER,Ofi cina para Guatemala, Honduras y El Salvador3. Av. A 7-74, zona 14Colonia El Campo, Guatemala C.A.Tel.: (+502) 2380 [email protected]/guatemala

AutoresWilhelm HofmeisterKarsten Grabow

Diseo interior y diagramacinEvelyn Ralda / Serviprensa

Traduccin al espaolMara Teresa Montes

Correccin textosJaime Bran / Serviprensa

ImpresinServiprensa, S.A.3. Avenida 14-62, zona 1PBX: (502) 2245-88883,000 ejemplares

Esta publicacin se distribuye gratuitamente, en el marco de la cooperacin internacional de la Fundacin Konrad Adenauer.

Los textos que se publican son de exclusiva responsabilidad de sus autores y no expresan necesariamente el pensamiento de la Fundacin Konrad Adenauer. Es permitida su reproduccin parcial o total con inclusin de la fuente.

3

ndice

Introduccin .....................................................................................5

1. Partidos y sistemas de partidos polticos ....................................71.1 Qu son los partidos? ...........................................................71.2 Criterios para la identifi cacin de los partidos ............................81.3 Por qu existen los partidos? .................................................91.4 Funciones de los partidos ......................................................111.5 Sistemas de partidos ............................................................131.6 Tipologas de los partidos......................................................15

1.6.1 Distincin de los partidos segn su grado de organizacin .............................................16

1.6.2 Clasifi cacin por objetivos sociopolticos ........................161.6.3 Clasifi cacin segn los estratos sociales

que desean atraer ......................................................181.6.4 Clasifi cacin segn su posicin con

respecto al sistema poltico ..........................................181.7 Partidos e ideologas ............................................................18

2. Criterios para el trabajo de partido exitoso y sostenible ...........21

3. Organizacin partidaria moderna .............................................233.1 Organizacin y afi liacin .......................................................233.2 Los miembros de un partido ..................................................283.3 Reclutamiento de nuevos miembros .......................................303.4 Educacin y formacin de los miembros del partido ..................313.5 Programas del partido ..........................................................333.6 Comunicacin externa e interna .............................................34

3.6.1 Comunicacin con la sociedad ......................................353.6.2 Comunicacin interna del partido ..................................38

3.7 Democracia intrapartidaria ....................................................403.8 Confl ictos internos de los partidos y su resolucin ....................433.9 Cuotas para las mujeres y las minoras en el partido ................443.10 Financiamiento de los partidos ..............................................45

4. Los partidos y la sociedad ........................................................514.1 Los partidos y la sociedad civil ...............................................514.2 Los partidos y los grupos de inters .......................................53

4

Partidos Polticos en la Democracia

5. Los partidos en el parlamento y en el gobierno ........................575.1 Fracciones parlamentarias ....................................................58

6. Liderazgo poltico .....................................................................616.1 El dilema del liderazgo poltico ...............................................636.2 Consejos de lderes polticos experimentados ..........................63

7. Desafos para los partidos polticos en una democracia ............67

8. Conclusin: sin partidos no hay democracia .............................73

9. Fuentes y literatura adicional ...................................................75

5

IntroduccinLa poltica es hacer posible la convivencia conjunta en una sociedad. Para ello deben cumplirse varias condiciones, especialmente en una democracia:

La poltica necesita ideas y valores que defi nan los objetivos y las normas de la conformacin poltica. La libertad, la justicia y la solidaridad, por ejemplo, son los valores a los que puede y debe orientarse la conformacin poltica.

La poltica necesita organizaciones sociales que renan, unifi quen y repre-senten los intereses ante las instituciones polticas y gubernamentales. Dichas instituciones son los partidos, pero tambin las asociaciones y otras organizaciones sociales.

La poltica requiere de instituciones que renan, representen, discutan, decidan e implementen las propuestas de conformacin. Los parlamentos y los gobiernos, que por regla general se apoyan en los partidos, son las instituciones ms importantes de la poltica en un Estado democrtico.

La poltica necesita ciudadanos comprometidos que participen en las discusiones polticas con sus ideas, demandas y expectativas, y que trabajen activamente en las instituciones polticas para as representar realmente los intereses de la mayora de los miembros de una sociedad con efi cacia y honestidad.

En una democracia, en el mejor de los casos, deberan involucrarse en la poltica tantos ciudadanos como fuera posible. Todos deberan poder decidir sobre la institucin de un gobierno y sobre las medidas que ste asuma. Sin embargo, una democracia en la que todos los ciudadanos participen directamente en todas las decisiones polticas no es posible en las sociedades masivas modernas. Por ello, una democracia moderna necesita de instituciones y organizaciones que representen la voluntad y los intereses de los ciudadanos de la manera ms autntica posible. Estas pueden ser asociaciones, iniciativas ciudadanas o bien organizaciones no gubernamentales, pero sobre todo son los partidos polticos los que ejercen esta funcin de representacin. Los partidos le brindan a los ciudadanos la oportunidad de infl uir en la poltica y en las decisiones polticas. Los partidos son, pues, uno de los principales instrumentos de la poltica.

6

Partidos Polticos en la Democracia

Sin partidos, una democracia moderna y representativa es inconcebible. En una sociedad masiva, slo los partidos hacen que los ciudadanos sean capaces de tomar acciones polticas. Ellos unifi can e integran diferentes intereses, creencias y opiniones. De ellos surge la mayor parte de las lites polticas. Incluso para participar con xito en las elecciones, los partidos deben esforzarse por ser un canal de comunicacin entre amplios sectores de la sociedad. Las asociaciones o las iniciativas ciudadanas por lo general representan intereses ms bien par-ticulares y se concentran en pocos asuntos. Por el contrario, de los partidos se espera que se pronuncien sobre todos los asuntos y temas que conforman el ordenamiento y la organizacin de una sociedad.

Aunque las expectativas en los partidos puedan ser tan integrales, stos son slo una parte de un todo ms amplio, es decir de la sociedad entera. La palabra partido viene del latn pars que signifi ca parte. Los partidos son o represen-tan siempre slo una parte de la sociedad. Por lo tanto, ningn partido puede o debe pretender representar a la totalidad de los ciudadanos. Slo a travs de la existencia y tambin la competencia de varios partidos se representa la totalidad de las opiniones y propuestas dentro de una sociedad. Por ello los partidos compiten entre s para lograr las mejores propuestas para la solucin de los problemas polticos. Esto tambin signifi ca que estn compitiendo por la infl uencia y el poder, ya que sin el poder para imponer ideas polticas, no pueden ejercer sus funciones polticas. Las discusiones y los debates, tanto a lo interno como entre los partidos, acompaan esta competencia de ideas y poder y son legtimas y necesarias para el funcionamiento de la democracia.

En esta publicacin se presentan los partidos como actores centrales de una democracia moderna. Se abordan las caractersticas y las funciones de los par-tidos, los fundamentos de su organizacin, su contexto poltico, as como los problemas de la democracia partidista y los desafos especfi cos que enfrentan de cara a los permanentes cambios sociales. Por lo tanto, se debe transmitir la informacin bsica sobre las diferentes facetas de los partidos. Adems, se debe despertar el inters sobre los partidos y quizs incluso el deseo de participar en un partido. Si bien la crtica sobre los partidos es fcil y es siempre bien recibida tanto en la opinin pblica como en el mbito privado de los amigos, estos son fundamentales para la democracia. Los partidos slo pueden cumplir con sus funciones cuando el mayor nmero posible de ciudadanos est dispuesto a involucrarse polticamente en ellos. Cualquier persona que quiera mejorar los partidos, debe estar dispuesta a trabajar con ellos! Esta publicacin tambin tiene como objetivo fomentar este aspecto.

7

1. Partidos y sistemas de partidos polticos

1.1 Qu son los partidos?

Los partidos son formas especiales de organizaciones polticas. No deben con-fundirse con otros grupos sociales como los grupos de inters o las asociacio-nes. Una de las defi niciones ms famosas de partido proviene del politlogo estadounidense Anthony Downs, que escribi: Un partido poltico es un grupo de personas que buscan el control del aparato de gobierno a travs de obtener puestos en una eleccin llevada a cabo de forma correcta1. Para Giovanni Sartori, catedrtico por largo tiempo en la Universidad de Columbia en Nueva York, y quien es considerado como uno de los estudiosos de los partidos polticos ms famosos a nivel internacional, un partido es: cualquier grupo poltico recono-cido ofi cialmente, ...que participa en las elecciones y que es capaz de postular candidatos para cargos pblicos a travs de las elecciones2.

En la Ley Alemana de Partidos Polticos ( 2, Prrafo 1), los partidos se defi nen como: asociaciones de ciudadanos que, de forma permanente o por largos perodos de tiempo, tienen infl uencia en el proceso de toma de decisiones po-lticas en el rea federal o estatal y que desean representar a las personas en el parlamento federal o estatal, si de acuerdo con el panorama general de las condiciones reales, en particular segn el tamao y la cohesin de su organi-zacin, segn el nmero de sus miembros y su presencia en el mbito pblico, ofrecen una garanta sufi ciente de la seriedad de sus objetivos. Los miembros de un partido slo pueden ser personas naturales. El Prrafo 2 aade que los partidos [pierden] su status legal si no han participado por seis aos en una eleccin federal ni estatal con sus propios candidatos. De conformidad con el Prrafo 3, las asociaciones polticas no son partidos cuando (1) sus miembros o los miembros de su junta directiva sean en su mayora extranjeros, o (2) su sede o su gestin se encuentren fuera del mbito de aplicacin de esta ley3.

1 Anthony Downs (1957). An Economic Theory of Democracy. Nueva York: Harper & Brothers, p. 25; dt. (1968). konomische Theorie der Demokratie. Tubinga: Mohr/Siebeck, p.. 25.

2 Giovanni Sartori (1976). Parties and Party Systems. A Framework for Analysis. Cambridge University Press, p. 57.

3 Ley de Partidos Polticos (Parteiengesetz) en su versin del 31 de enero de 1994 (Gaceta Federal I, p. 149), ltima modifi cacin mediante el Arto. 2 de la Ley de fecha 22 de diciembre de 2004 (Gaceta Federal I, p. 3673).

8

Partidos Polticos en la Democracia

Aunque estas defi niciones hacen hincapi en aspectos diferentes, se pueden identifi car los criterios principales que debe cumplir un partido para califi car como tal. A continuacin resumimos una vez ms estos criterios:

1.2 Criterios para la identifi cacin de los partidos

Un partido se esfuerza por tener infl uencia en el proceso de toma de de-cisiones polticas y un efecto poltico en general. La participacin en dicho proceso poltico depende no slo de un perodo ms largo, sino tambin de un rea ms extensa. No es sufi ciente si una asociacin est polticamente activa y opera exclusivamente en el rea local o aborda un solo tema.

Un partido es una asociacin de ciudadanos con afi liacin individual y debe tener un cierto nmero mnimo de miembros para conservar el reconoci-miento de la seriedad de sus objetivos y de sus posibilidades de xito.

Un partido debe demostrar el deseo de participar regularmente en la re-presentacin poltica del pueblo, es decir, en las elecciones. Esto difi ere, por ejemplo, de las asociaciones, las organizaciones no gubernamentales o de otras iniciativas que no desean tener responsabilidad poltica en zonas ms extensas, sino slo pretenden tener infl uencia puntual y no participan en las elecciones.

Un partido debe poseer una organizacin independiente y permanente; no debera formarse slo para una eleccin y luego cesar en sus actividades de nuevo.

Un partido debe estar dispuesto a tener imagen pblica.

Un partido no necesariamente debe tener escaos en el parlamento, pero s debe cumplir con los dems criterios.

Por lo tanto, los partidos pueden defi nirse como asociaciones permanentes de ciudadanos que, con base en sus programas y la afi liacin voluntaria, se esfuerzan por ocupar con su equipo de gestin, por la va de las elecciones, los puestos polticamente decisivos de un Estado y as poder implementar sus ideas para la organizacin de la comunidad y la solucin de los problemas existentes.

Los partidos no pretenden participar slo en el proceso de la toma de decisiones polticas, sino tambin tienen como fi n intervenir en la representacin del pueblo en el parlamento. Esto presupone que los partidos participen en las elecciones. Por ende, su participacin poltica, as como su peso poltico estn estrecha-

9

Partidos y sistemas de partidos polticos

mente relacionados con las elecciones. La voluntad del electorado tiene una importancia crucial para los partidos.

Un aspecto tpico de los partidos es su carcter de batalla, es decir, el deseo de accin poltica y de debate para asumir el control y afi rmar el poder del gobier-no. Esta competencia entre partidos permite ganar poder poltico y, en ltima instancia, toda la organizacin del partido est supeditada a dicha competencia. Slo los partidos que participan con xito en el concurso electoral pueden ganar puestos de representacin poltica y el ejercicio temporal del poder. Este es un incentivo esencial para participar en un partido, y es especialmente atractivo si es parte del gobierno.

Sin embargo, una participacin activa en los partidos hace que incluso el papel de oposicin, que aparentemente es menos atractivo, sea tambin importante y atractivo, ya que sigue siendo parte del proceso de toma de decisiones pol-ticas, es decir, del cambio. Quien est comprometido con el cambio poltico y las reformas democrticas, encuentra en los partidos de oposicin o partidos alternativos un sitio adecuado para la actividad poltica. Y fi nalmente, los par-tidos de oposicin o partidos alternativos tienen una funcin importante en la democracia, ya sea como perros guardianes del gobierno, o incluso como una futura alternativa poltica.

A diferencia de los grupos de inters, de los partidos se espera que se pronuncien sobre la totalidad de las tareas del Estado. Se espera que hagan propuestas de diseo de la poltica interior y exterior, de la poltica econmica y social, de la poltica de la juventud, educativa y social, entre otras. Para cumplir este requi-sito, los partidos deben tener un programa en el que se defi nan sus posiciones bsicas sobre diferentes reas. Adems, se espera que tengan una organizacin permanentemente activa.

Como se mencion anteriormente, un partido es pars, es decir parte de un todo. Esto implica que haya otros partidos que integren juntos el sistema del proceso de toma de decisiones polticas y que compitan entre s. Por lo tanto, un sistema unipartidario es en s una contradiccin.

1.3 Por qu existen los partidos?

En cualquier sociedad existen diferentes opiniones, necesidades, expectativas e ideas sobre los asuntos cotidianos as como acerca de los grandes temas del ordenamiento social, sus normas y procedimientos. Existen opiniones muy diversas sobre prcticamente cualquier tema imaginable. No existe algo as como una voluntad general del pueblo o un predeterminado bien comn. Por el

10

Partidos Polticos en la Democracia

contrario, en todas las sociedades existen intereses contrapuestos que a menudo

chocan fuertemente entre s. Para resolver los confl ictos existentes pacfi ca-

mente, el proceso de formacin de opinin debe mediar en un proceso abierto

de debate entre las diferentes opiniones. Para ello es necesario un mnimo de

convicciones comunes. Este es el consenso democrtico bsico que establece

que todo ciudadano tiene el derecho de representar su propia opinin en una

competencia pacfi ca de opiniones.

Este supuesto bsico, segn el cual existen diferentes intereses en todas las

sociedades, que en principio estn justifi cados, se conoce como pluralismo o

como teora de la competencia de la democracia. Dado que existe una com-

petencia de ideas, el proceso de formacin de opinin en la sociedad pluralista

debe pasar por un proceso abierto de debate entre los grupos de inters he-

terogneos. Debido a la diversidad de opiniones y a los confl ictos sociales, no

puede existir una solucin absolutamente correcta, por lo que las decisiones se

toman por lo general sobre la base del principio de la mayora. Sin embargo,

no debe darse una tirana de la mayora que infrinja las reglas democrticas

y viole los derechos humanos inalienables, ya que las decisiones mayoritarias

tambin pueden implicar defi ciencias o incluso estar equivocadas. Una proteccin

de las minoras slida y garantizada constitucionalmente por una parte, y por

la otra, el reconocimiento de la derrota en la votacin o eleccin por el partido

perdedor siempre que se trate (en gran parte) de elecciones libres y justas,

son por lo tanto partes constitutivas de este entendimiento democrtico.

Los partidos representan intereses particulares en el contexto de los confl ictos

de intereses resueltos democrticamente. Slo cuando los intereses en confl icto

se expresan abiertamente y los partidos reconocen el derecho que tienen los

dems partidos de representar sus intereses particulares, es decir, cuando los

partidos logran un consenso en lo fundamental por ejemplo el reconocimiento

en principio de la Constitucin democrtica y del ordenamiento econmico y

social de un pas, se abre el camino para una resolucin consensuada de los

confl ictos de una sociedad y el compromiso en el espacio poltico. Por supuesto,

debe garantizarse la libertad del partido, es decir, la creacin de los partidos

debe ser libre. Sin embargo, se pueden aplicar restricciones a los partidos

anticonstitucionales, pero bsicamente los ciudadanos deben tener el derecho

de formar un partido, de pertenecer y de operar libremente en l. La libertad

de los partidos tambin implica que nadie puede ser obligado a afi liarse a un

partido en particular ni a permanecer en l contra su voluntad, como fue y

todava es el caso en algunos pases. La afi rmacin de la diversidad de parti-

dos tambin es una expresin del reconocimiento de la democracia pluralista.

11

Partidos y sistemas de partidos polticos

El modelo competitivo de la democracia se opone a la visin de homogeneidad, de uniformidad de la voluntad popular. Esta visin se remonta al fi lsofo fran-cs Jean-Jacques Rousseau, segn la cual cada ciudadano debera someterse voluntariamente a un contrato social basado en la voluntad general y que ga-rantizara una convivencia social ordenada legtimamente. El ciudadano individual sera parte de un sistema estatal excesivamente venerado y con denominacin neutra que hara cumplir la voluntad general y a la vez tendra el control total sobre l. En ese concepto no hay cabida para los partidos. No se consideraran legtimos porque distorsionaran necesariamente la voluntad general que haba sido aceptada como correcta. Las desviaciones del bien comn establecido y obligatorio no seran toleradas. No es casualidad que los estados totalitarios, en los que se prohbe la diversidad partidista y en la prctica un pequeo grupo dominante defi ne la voluntad general, se remitan a Rousseau. Independiente-mente del hecho de que en el concepto de Rousseau queda abierta la pregunta sobre quin determina la voluntad general y quin la decide, cabe mencionar que las sociedades modernas se caracterizan por una diversidad de intereses y cosmovisiones. Por ello se necesitan partidos como instancias centrales para la representacin de esta diversidad de intereses dentro del sistema poltico.

1.4 Funciones de los partidos

Para participar con xito en el proceso poltico y contribuir a la consolidacin de la democracia, los partidos deben prestar una gama de servicios. En la ciencia poltica, estas funciones de los partidos se resumen a continuacin:4

Los partidos:

Articulan y unifi can los intereses sociales: los partidos formulan las expec-tativas pblicas y las demandas de los grupos sociales en el sistema poltico (funcin de formacin de opinin);

Reclutan al personal poltico y promueven la formacin de nuevos cuadros: los partidos seleccionan personas y las presentan en las elecciones para optar a cargos polticos (funcin de seleccin);

4 Ver por ejemplo Dalton, Russell J. y Martin P. Wattenberg (2000): Unthinkable Democracy. Political Change in Advanced Industrial Democracies en: Russell J. Dalton y Martin P. Wattenberg (eds.): Parties without Partisans. Political Change in Advanced Industrial Democracies, Oxford y Nueva York: Oxford University Press, pp. 3-18.

12

Partidos Polticos en la Democracia

Desarrollan programas polticos: los partidos integran los diferentes intereses en una concepcin global de la poltica y los incluyen en un programa pol-tico, para lo cual solicitan la aprobacin y el apoyo de la mayora (funcin de integracin y articulacin);

Promueven la socializacin poltica y la participacin ciudadana: los partidos establecen una conexin entre los ciudadanos y el sistema poltico, permiten la participacin poltica de los individuos y los grupos con perspectivas de xito (funcin de socializacin y participacin);

Organizan el gobierno: los partidos participan en las elecciones para ocu-par posiciones de poder; en las democracias partidistas, por lo general, al menos una parte de los miembros ms destacados del gobierno proviene de los partidos que han ganado las elecciones (funcin de dominio);

Contribuyen a la legitimidad del sistema poltico: como los partidos esta-blecen un vnculo entre los ciudadanos, los grupos sociales y el sistema poltico, contribuyen al afi anzamiento del orden poltico en la conciencia de los ciudadanos y en las fuerzas sociales (funcin de legitimacin).

Figura 1. Funciones de los partidos en las sociedades democrticas

Nivel de la Sociedad Civil

Participacin

Socializacinpoltica

Participacin en todas las reas de la

vida pblica

Nivel poltico-institucional

Seleccin

Poder, liderazgo poltico

Marco Social General

Nivel intermedio

Integracin

Formacin de opinin

Legitimacin

En las sociedades modernas, la formacin de opinin es un proceso de mlti-ples facetas. Los medios, las organizaciones sociales, los grupos de inters, las iniciativas ciudadanas, las comunidades religiosas y cada vez ms las formas modernas de comunicacin en Internet, Facebook, Twitter y otras comunidades virtuales, tienen un impacto signifi cativo sobre las opiniones y las actitudes pol-

13

Partidos y sistemas de partidos polticos

ticas. Sin embargo, los partidos siguen siendo principalmente los que unifi can la variedad de opiniones, las integran en el proceso poltico de toma de decisiones y, en ltima instancia, toman dichas decisiones a travs de sus representantes en los parlamentos y en los gobiernos. Cuando los ciudadanos siguen el trabajo de los partidos, escuchan sus argumentos en el debate poltico y los evalan, pueden orientarse polticamente hacia ellos. Adems, los ciudadanos mismos, con su participacin en los partidos, pueden infl uir en el proceso de toma de decisiones polticas.

El programa poltico es, adems de los candidatos, la mercanca que los par-tidos ofrecen como opcin al electorado. Los programas polticos (ver detalles en el apartado 3.5), cumplen dos funciones principales: por una parte deben articular los intereses de la poblacin (los partidos como portavoces del pueblo) y por otra deben facilitar e infl uenciar el proceso de formacin de opinin de los ciudadanos (los partidos como moldeadores de la opinin de un pueblo o al menos de una parte del mismo). Con base en el programa presentado, los vo-tantes pueden juzgar si un partido tiene conciencia social y si ofrece propuestas adecuadas para la solucin de los problemas y desafos que enfrenta el pas.

Los partidos de la oposicin tienen la responsabilidad de supervisar al gobierno y de proporcionar alternativas constructivas. Esta tarea tambin es de gran importancia para una democracia, ya que sin oposicin el gobierno tiende a la complacencia y a la arrogancia y pasa por alto la bsqueda de alternativas.

Cuando los partidos asumen estas funciones, prestan servicios importantes para las sociedades democrticamente constituidas. La calidad de la entrega, es decir la forma en la que llevan a cabo sus funciones, contribuye enormemente a la reputacin y al potencial de un partido.

1.5 Sistemas de partidos

La totalidad de los partidos polticos de un pas constituye el sistema de par-tidos. El sistema de partidos representa el entramado en el que se relacionan los partidos polticos entre s.

El aspecto concreto de un sistema de partidos surge principalmente de dos fac-tores. Por un lado est el tipo de los confl ictos sociales o de los intereses. Los contrastes clsicos se dan entre los trabajadores y el capital, es decir, las clases sociales acaudaladas. Del mismo modo, el contraste entre los partidos laicos y los de orientacin religiosa es una parte de las divisiones clsicas entre partidos que infl uyen en la formacin de los sistemas de partidos. Por el otro, en muchos lugares, las leyes electorales y de partidos polticos tienen gran infl uencia en el

14

Partidos Polticos en la Democracia

diseo del sistema de los partidos, dependiendo de si la formacin de partidos es libre o restrictiva y de qu posibilidades ofrece el sistema electoral para que un gran nmero de partidos est representado en el parlamento. Ya desde las pocas predemocrticas, la existencia de un partido provoc el surgimiento de por lo menos otro partido. En el curso de la historia, los sistemas de partidos por lo general han evolucionado principalmente a lo largo de lneas de confl ictos ideolgicos y/o sociales.

Los sistemas de partidos se pueden clasifi car segn diferentes criterios. Comnmente, el nmero de partidos que compiten por el poder sirve como criterio para la descripcin de un sistema de partidos. Primeramente se hace una distincin entre un sistema unipartidario, bipartidario o multipartidista. En un sistema unipartidario domina un nico partido y prcticamente no existe competencia poltica entre partidos. Sin embargo, un sistema unipartidario es en s una contradiccin de trminos, ya que un partido, como ya se mencion anteriormente, siempre es tan slo una parte de un todo mayor. Por lo tanto, los sistemas unipartidarios generalmente se caracterizan por la supresin de la competencia poltica y de las libertades democrticas. Bipartidismo signifi ca que dos partidos principales dominan la competencia poltica, mientras que otros partidos ms pequeos juegan slo un papel secundario. En un sistema multipartidista, por el contrario, ms de dos partidos tienen infl uencia en la competencia poltica5.

Si en un pas se da un sistema de dos o varios partidos, depende de factores muy diversos: las tradiciones polticas, el desarrollo de las instituciones, la cultura poltica, las condiciones socioeconmicas, la importancia de las regiones, las circunstancias denominacionales, etc. En ltima instancia, el sistema electoral tambin tiene una cierta infl uencia, pero de ninguna manera la nica infl uencia sobre la estructura del sistema de partidos. Aunque un sistema de votacin por mayora (en circunstancias uninominales con la regla de mayora simple) promueve ms bien el desarrollo de un sistema bipartidario (o de un sistema con pocos partidos dominantes), un sistema de representacin proporcional tiende a fomentar un sistema multipartidista. Sin embargo, no existe ninguna relacin clara y universalmente vlida entre el sistema electoral y la formacin del sistema de partidos.

En un sistema de gobierno parlamentario, el sistema de gobierno infl uye en el desarrollo de los partidos y en el sistema de partidos, en la medida en la que

5 Ms sobre este tema puede consultarse por ejemplo en Arend Lijphart (1999). Patterns of Democracy. Government Forms and Performance in Thirty-Six Countries. New Haven y Londres: Yale University Press, Captulo 5.

15

Partidos y sistemas de partidos polticos

stos tienen una gran infl uencia precisamente porque el gobierno proviene di-rectamente del parlamento en el que los partidos fi jan la pauta y dependen de l, especfi camente del apoyo de una mayora en el mismo. En un sistema presidencial, el jefe de gobierno, es decir el presidente, por lo general es directa-mente electo por el pueblo y por lo tanto no basa su legitimidad principalmente en el parlamento. Adems, en la mayora de los casos tambin dispone, junto al parlamento, de competencias legislativas y de otra ndole como el poder de veto o el derecho de disolver el parlamento. En los sistemas presidenciales, los partidos juegan a primera vista un papel limitado, ya que mediante la eleccin directa del presidente se promueve la personalizacin de la poltica a expensas de los partidos con perfi les programticos y fuertemente organizados. Sin em-bargo, en los sistemas presidenciales la separacin de poderes es por lo general ms evidente porque los partidos no estn tan estrechamente relacionados con el gobierno, mientras que en los sistemas parlamentarios la identidad y sobre todo la dependencia entre el gobierno y el o los partidos de gobierno es mayor. Pero tambin en un sistema presidencial el presidente necesita la apro-bacin del parlamento y depende de las mayoras parlamentarias, las cuales pueden cambiar circunstancialmente. De esta forma, tambin en los sistemas presidenciales, la relativa independencia del gobierno les otorga a los partidos una importancia ms bien alta, aunque tiende a ser un poco menor que la que tienen en los sistemas de gobierno parlamentarios, sobre todo en cuanto a la fuerza organizativa, la disciplina interna y la coherencia de los partidos. Sin embargo, el sistema de gobierno slo tiene una pequea infl uencia sobre el nmero de partidos representados en el parlamento. Esto depende mucho ms de los factores sociales, culturales, tnicos, regionales y eventualmente de otras diferencias de un pas, de su estructura de confl ictos o intereses y por ltimo, pero no menos importante, de su sistema electoral.

1.6 Tipologas de los partidos

De igual forma que los sistemas de partidos, los partidos tambin pueden cla-sifi carse en funcin de ciertos criterios. Estas tipologas ayudan a ordenar la variedad de los fenmenos sociales para entender mejor dicha diversidad. Para la identifi cacin de los partidos a menudo se determinan los rasgos caractersticos para comprender las similitudes y las diferencias entre los partidos individua-les. As, se puede efectuar una tipologa de los partidos segn criterios muy diversos: segn su grado de organizacin, sus objetivos sociopolticos, segn las clases sociales que desean atraer, o segn su posicin en el sistema poltico. Algunos partidos expresan en sus nombres los objetivos sociopolticos con los que estn especialmente comprometidos. De esta forma tambin dan una idea

16

Partidos Polticos en la Democracia

de cmo desean ser percibidos. Esto demuestra que la tipologa de los partidos no es slo un ejercicio acadmico, sino tambin una parte de la competencia poltica entre los partidos.

Las tipologas surgieron primero con respecto a los sistemas multipartidistas de Europa, pero tambin pueden aplicarse a otras regiones. Aqu presentamos algunas de las tipologas.

1.6.1 Distincin de los partidos segn su grado de organizacin

Partidos electorales: Estos partidos le dan menos importancia a tener un alto nmero de afi liacin y estructuras permanentemente activas, son ms activos, en particular, en el marco de las elecciones. El nmero de los votantes es inusual-mente alto en proporcin al nmero de sus miembros. Por lo general, el vnculo de los votantes con un partido tan poco desarrollado en lo programtico es muy dbil. Por regla comn, tales partidos electorales (incluyendo las asociaciones electorales) estn dominados por candidatos prometedores y se duermen de nuevo despus de las elecciones.

Los partidos de afi liacin o partidos masivos se han esforzado y se esfuerzan por afi liar a la mayor cantidad posible de seguidores a fi n de retenerlos polticamen-te de manera permanente y socializar con ellos. El fi nanciamiento del partido tambin podra asegurarse a travs de muchas pequeas contribuciones de los miembros. Los partidos de afi liacin o partidos masivos tambin se esfuerzan por contar con una estructura de partido bien organizada en todas partes del pas. En la mayora de los casos tienen un programa de gran alcance; la orga-nizacin partidaria extraparlamentaria y el personal a tiempo completo tienen un peso relativamente alto en estos partidos.

1.6.2 Clasifi cacin por objetivos sociopolticos

Segn este criterio, se puede distinguir entre los partidos que tienen como objetivo acontecimientos de desarrollo sociopoltico y reformas en el contexto del orden democrtico y los partidos que buscan alcanzar cambios sociales a travs de cambios radicales, extremos o revolucionarios del sistema poltico mediante la violacin de las reglas de un orden liberal-democrtico. Al primer grupo pertenecen los partidos conservadores, liberales, demcrata-cristianos, socialdemcratas, tambin parcialmente los socialistas, as como algunos religio-sos o confesionales que no representan ninguna posicin extremista. Entre los

17

Partidos y sistemas de partidos polticos

del segundo grupo se encuentran en particular los partidos de extrema derecha o izquierda, incluyendo tambin a los partidos comunistas.

Los partidos conservadores desean obtener o restaurar lo mejor. Se muestran escpticos a las innovaciones o cambios sociales como por ejemplo un cambio en los modelos o papeles de la familia, las formas de vida alternativas (como por ejemplo las uniones entre parejas del mismo sexo), por un lado, o a ceder la soberana estatal a instituciones supranacionales, por el otro. Sin embargo, reconocen que las ideas tradicionales, los valores y principios no se pueden imponer a largo plazo sin reformas moderadas.

Los partidos liberales se basan en los derechos de libertad del individuo y hacen hincapi en la inviolabilidad del estado de derecho. Son anticlericales por tradicin y en la actualidad por lo general representan a una economa de libre mercado.

Los partidos socialdemcratas buscan, en la tradicin del movimiento obrero, un orden poltico y social basado en la igualdad social aproximada de las personas y asignan al Estado un papel regulador en la economa y la sociedad.

Los partidos socialistas tambin buscan lograr una mayor igualdad social, pero pretenden lograrla a travs de medios ms radicales como la abolicin de la propiedad privada y de una economa controlada por el Estado.

Partidos religiosos o de orientacin religiosa: En todo el mundo hay una amplia gama de partidos cuyos valores centrales, fuertemente arraigados en mayor o menor medida, se derivan de los valores y principios religiosos. As, encontramos partidos demcrata-cristianos, islmicos e hinduistas que orientan sus progra-mas polticos, pero no necesariamente sus objetivos, a los valores y normas de su religin o denominacin. Esto puede dar lugar a diferencias signifi cativas en los programas polticos y en los objetivos polticos de tales partidos, segn sea la posicin de las religiones o denominaciones con respecto a los derechos humanos y la libertad individual o la democracia poltica. Los partidos demcrata-cristianos de Europa, por ejemplo, se pronuncian, sobre la base de su imagen humana y social, por la libertad, la solidaridad y la justicia en la sociedad, por la responsabilidad individual de los ciudadanos y por un papel meramente re-gulador del Estado.

Los partidos de extrema derecha predican una ideologa nacionalista que a menudo se mezcla con una confusa ideologa tnica y a veces tambin con ideas racistas.

Los partidos comunistas defi enden la dictadura del proletariado y parten de la idea de una predeterminacin de la historia.

18

Partidos Polticos en la Democracia

1.6.3 Clasifi cacin segn los estratos sociales que desean atraer

Los partidos populares pretenden tomar en cuenta los intereses y necesidades de la mayor cantidad posible de grupos de la poblacin y por ello no se distancian de ciertos sectores de la poblacin, sino integran la mayor cantidad de ciudadanos de diferentes orgenes sociales. En cierto sentido, son la evolucin moderna de los anteriores partidos de masas basados en clases o credos.

Los partidos de intereses estn comprometidos con los intereses de un grupo particular (social, religioso o regional) y no pretenden ser igualmente elegibles por todos los segmentos de la poblacin.

1.6.4 Clasifi cacin segn su posicin con respecto al sistema poltico

Los partidos compatibles con el sistema aceptan el sistema poltico en el que participan y no desean estabilizar el orden poltico ni mejorarlo gradualmente a travs de reformas.

Los partidos hostiles al sistema no aceptan los principios de su sistema poltico y luchan por el cambio de sistema (por lo general son agresivos en sus programas y parcialmente tambin en sus acciones. Ver apartado 1.6.2).

Slo en raras ocasiones los partidos coinciden claramente con estas clasifi caciones, ya que existen transiciones suaves y formas mixtas. As, un partido de afi liacin o un partido de masas puede ser al mismo tiempo un partido de intereses si representa slo los intereses de un determinado grupo o clase social (clase obrera). Adems, otros criterios son posibles, por ejemplo un partido de gobierno o de oposicin, un partido regional, un partido de protesta, etc. Sin embargo, la tipologa presentada pone de manifi esto los rasgos caractersticos de los partidos, lo que facilita la orien-tacin poltica de los ciudadanos y la formacin de su voluntad poltica.

1.7 Partidos e ideologas

Las ideologas y las cosmovisiones tienen una gran importancia para los partidos. Las ideologas son cosmovisiones compactas que incluyen explicaciones, valores y objetivos para los acontecimientos sociales pasados, presentes y futuros. Las ideologas son la base para las acciones polticas y sociales concretas. Son una parte fundamental de la orientacin poltica. El concepto de ideologa ha sido y es utilizado sobre todo por los partidos de izquierda, los socialistas y los co-

19

Partidos y sistemas de partidos polticos

munistas para describir sus cosmovisiones y posiciones polticas. Sin embargo, tambin otras corrientes del pensamiento poltico se pueden identifi car con el concepto de ideologa, como por ejemplo el liberalismo y el conservadurismo, el nacionalismo o el fascismo.

Hoy en da, el discurso se da una y otra vez en torno a la desideologizacin de la poltica y los partidos. Esto signifi ca que los partidos enfaticen menos sus posiciones ideolgicas y en lugar de ello se caractericen ms fuertemente por un pragmatismo circunstancial, es decir, por el procesamiento (o incluso la solucin) de los problemas sociales, polticos y econmicos concretos. Sin embargo, la mencin de las principales corrientes ideolgicas deja en claro que las ideologas todava son de gran importancia para la identifi cacin de las posiciones ideolgicas y polticas. El fi nal de las ideologas, que el politlogo estadounidense Francis Fukuyama anunci con la cada del comunismo, no ocurri. Fukuyama dijo que la democracia liberal se habra impuesto como la forma dominante de gobierno y que esto tambin habra hecho superfl uos todos los viejos debates ideolgicos6.

Quien est involucrado en la poltica, debera conocer las diferentes corrientes ideolgicas bsicas. Esto no slo es importante para determinar su propia po-sicin, sino tambin para evaluar las posiciones polticas de los dems y poder debatir con ellos con medios polticos pacfi cos!

Resumen de ideologas (seleccin)

Ideologas que hacen hincapi en el individuoLiberalismo, neoliberalismo, conservadurismo, democracia cristiana

Ideologas igualitariasSocialismo, comunismo, marxismo, leninismo, estalinismo, maosmo, trots-kismo, eurocomunismo, anarquismo

Ideologas que hacen hincapi en el colectivoSocialismo, socialismo democrtico, socialdemocracia, comunismo, marxismo, nacionalsocialismo

Ideologas que enfatizan el origen tnico o la nacionalidadNacionalismo, sionismo, regionalismo, panafricanismo, panarabismo, panesla-vismo, fascismo, nacionalsocialismo, racismo, colonialismo, darwinismo social

6 Francis Fukuyama: The End of History and the Last Man. Nueva York: Harper Perennial 1992.

20

Partidos Polticos en la Democracia

Ideologas que hacen hincapi en las tradicionesConservadurismo, democracia cristiana, neoconservadurismo

Ideologas basadas en la religinDemocracia cristiana, socialismo cristiano, islamismo, neo hinduismo, sionismo

Ideologas totalitariasNacionalsocialismo, comunismo, islamismo, marxismo-leninismo, estalinismo, maosmo, Pol-despotismo

Otras ideologasPoltica verde, ecologismo, internacionalismo, cosmopolitismo, pacifi smo, republicanismo, humanismo, feminismo

21

2. Criterios para el trabajo de partido exitoso y sostenible

Los partidos deben esforzarse constantemente por ejercer sus funciones bajo condiciones sociales cambiantes. Independientemente de las caractersticas sociales regionales o nacionales y del sistema electoral y de gobierno, existen algunos criterios que los partidos deben considerar y cumplir para participar con xito en la competencia poltica.7

Un partido necesita una base electoral sufi cientemente identifi cable. Debe tratar de afi anzarse en los grupos de inters y de electores que desea representar en primera lnea, con base en sus valores fundamentales y su perfi l programtico.

Un partido debe construir una organizacin nacional para poder acercarse a los ciudadanos y ser capaz de movilizarse.

Un partido debe construir una organizacin de membresa abierta. De sus miembros recluta sus cuadros de liderazgo y asegura su propia base fi nanciera. Sin embargo, una organizacin de membresa activa requiere la democracia interna del partido, es decir, miembros que participen pol-ticamente y que puedan determinar la direccin y el rumbo del partido.

Un partido debe ser capaz de comunicarse, tanto interna como externamen-te. Necesita un sistema de informacin funcional a lo interno del partido para sus funcionarios a todo nivel y para sus miembros. Adems, se necesita un enlace constante con los medios de comunicacin que son los guardianes del sistema poltico en una democracia de medios desarrollada y construyen la imagen pblica.

Un partido debe elaborar su propio perfi l programtico y formular sus obje-tivos y soluciones que lo distingan de los dems y lo mantengan a la altura de los problemas reales de la poca. El objetivo del trabajo de programa es promover la fuerza de integracin y la identifi cacin con el partido.

Un partido debe ser capaz de ejercer liderazgo. Esto es la capacidad de equilibrio entre la apariencia cerrada y el dilogo polmico a lo interno del

7 Los primeros ocho de estos once criterios son abordados parcialmente en forma textual por Hans-Joachim Veen: Die Bedeutung politischer Parteien fr Demokratie und Demokratisierung en: Gerhard Wahlers / Karsten Grabow (Publicado): Parteien und Demokratie. Contribuciones de la Conferencia Internacional sobre el Informe Democrtico de la KAS. Berln/Sankt Augustin: Fundacin Konrad Adenauer, p. 33 f.

22

Partidos Polticos en la Democracia

partido. La capacidad de liderazgo tambin incluye la seleccin y la pro-mocin de los cuadros polticos.

Un partido debe tener capacidad de integracin. Esta es la verdadera clave para el xito y crecimiento de un partido. Esto se refi ere a los esfuerzos continuos para ampliar su propia base electoral, ganar nuevos electores con otros intereses y votantes jvenes con otros estilos de vida, y establecer una conexin permanente con estos votantes.

Un partido debe tener capacidad de campaa. Debe estar en condicin de presentar temas importantes y su propio perfi l con efi cacia publicitaria en la opinin pblica y debe poder llevar a cabo campaas electorales en un solo bloque con pocos temas y un claro mensaje de comunicacin focalizada.

Un partido debe tener capacidad de coalicin. Ya que principalmente en el marco de los sistemas de votacin proporcional es difcil para un partido, si no imposible, ganar mayoras absolutas en el parlamento, debe poder construir coaliciones estables con otros partidos para demostrar su capa-cidad de gobernar. Los problemas de la capacidad de gobierno se refl ejan directamente en la reputacin de los partidos. En la formacin de coalicio-nes puede ser necesario superar profundas trincheras programticas y/o personales, con lo que se demuestra la capacidad de los lderes polticos.

Un partido debe demostrar su capacidad de gobierno y de resolucin de pro-blemas a nivel municipal. En todos los pases, los ciudadanos tienen contacto directo con los partidos y sus representantes en la poltica local. Slo cuando los partidos demuestran competencia y proximidad con los ciudadanos a este nivel, pueden esperar tener la confi anza en el mbito estatal.

Un partido debe tener capacidad de aprendizaje e incluir las inquietudes de la sociedad en los programas polticos. Dada la creciente importancia de otras organizaciones sociales (iniciativas ciudadanas y grupos de inters), los partidos deben esforzarse ms intensamente por lograr un contacto con estas organizaciones intermediarias para entender las expectativas de los ciudadanos e incluirlas en la poltica.

En la prctica, los esfuerzos para construir una organizacin moderna de los partidos deberan orientarse a estos criterios.

23

3. Organizacin partidaria moderna

3.1 Organizacin y afi liacin

Para tener xito en la contienda poltica e infl uencia en la formacin de opinin poltica, los partidos necesitan tener una organizacin permanente. Existen diferentes patrones bsicos para esta construccin institucional de los partidos. Sobre la base de una afi liacin individual y directa de las personas, muchos partidos estn organizados de forma descentralizada, es decir, segn las zonas residenciales, barrios o comunidades enteras. Estas son las secciones locales de los partidos. Los niveles ms altos de la organizacin de los partidos, por lo general, siguen la estructura del Estado (ver Figura 2).

Niveles de la organizacin partidaria

Asociaciones de base o locales (segn las zonas residenciales o barrios),

Asociaciones municipales, asociaciones distritales, asociaciones a nivel de un distrito electoral,

Asociaciones regionales o estatales (en los estados federales),

Asociacin nacional.

Las organizaciones locales del partido, es decir las asociaciones locales y dis-tritales, son de especial importancia para el trabajo permanente y activo del mismo. Aqu, los miembros pueden participar directamente en la poltica; en este nivel estn ms en contacto con su partido y con la poltica en general. Las asociaciones locales llevan a cabo reuniones peridicas de sus miembros, los apoyan, promueven e integran a los nuevos miembros; tambin invitan a los festivales del partido y del barrio, as como a las discusiones e iniciativas polticas locales (renovacin de reas residenciales, construccin o ampliacin de carreteras, construccin de escuelas, establecimientos comerciales, entre otras).

A su vez, las asociaciones distritales o municipales llevan a cabo congresos del partido, presentan a los candidatos para las elecciones municipales, coordinan el trabajo de las asociaciones locales, mantienen el contacto con las organizaciones no partidistas en el contexto local (iglesias, iniciativas ciudadanas, asociaciones profesionales), crean sus propias posiciones polticas locales (de acuerdo con el programa fundamental de todo el partido) y tambin programas de gobierno locales. Por ltimo, los miembros realizan las campaas electorales a nivel local, ya sea para las elecciones comunales, regionales o estatales.

24

Partidos Polticos en la Democracia

Fig

ura

2:

Div

isi

n ge

ogrfi c

a y

func

iona

l de

un p

artid

o (e

n el

eje

mpl

o de

los

part

idos

ale

man

es)

rg

anos

D

ivis

ion

es

Geo

grfi

cas

Trib

un

al S

up

rem

o El

ecto

ral

Jun

ta d

e M

iem

bro

s o

Del

egad

os d

el

Par

tid

o (C

onve

nci

n

del

Par

tid

o)

Jun

ta D

irec

tiva

Com

it

del

Par

tid

o (J

un

ta D

irec

tiva

am

plia

da)

Niv

el f

eder

al:

Part

ido

fede

r al

Trib

unal

ele

ctor

al

fede

ral

Con

venc

in

elec

tora

l fe

dera

l

Pres

iden

cia

(Pre

side

nte

= J

efe

del P

artid

o)

Junt

a di

rect

iva

fede

ral

Com

it fed

eral

Niv

el e

stat

al:

Aso

ciac

ione

s es

tata

les

Trib

unal

ele

ctor

al

esta

tal

Con

venc

in

elec

tora

l es

tata

lJu

nta

dire

ctiv

a es

tata

lCom

it e

stat

al

Niv

el d

istr

ital

:Aso

ciac

ione

s di

strita

les

Trib

unal

ele

ctor

al

dist

rita

lCon

venc

in

elec

tora

l di

strita

lJu

nta

dire

ctiv

a di

strita

lCom

it d

istr

ital

Niv

el lo

cal:

Aso

ciac

ione

s lo

cale

sN

o es

tabl

ecid

oAso

ciac

in

de

mie

mbr

osJu

nta

dire

ctiv

a lo

cal

No

esta

blec

ido

Sim

bolo

ga:

s

ignifi c

a e

lect

o;

- -

- >

sig

nifi c

a r

epre

sent

ante

env

iado

ex

offi c

io.

25

Partidos y sistemas de partidos polticos

Las estructuras organizativas locales de los partidos hacen que la poltica partidista sea autntica y cercana a los ciudadanos. Sin ellas, los miembros y simpatizantes slo podran experimentar ver de lejos a los dirigentes y a los dems representantes importantes del partido. Las estructuras organizativas locales, en cuyas actividades tambin participan regularmente polticos de los niveles superiores del partido, del parlamento o incluso del gobierno, son, en cierta forma, los fundamentos de la democracia del partido.

Estructura y rganos de los partidos polticos

No hay un patrn bsico consistente para la organizacin de los partidos polticos. En algunos pases existen leyes de partido que establecen las disposiciones para la organizacin general de los partidos, pero se enfocan principalmente en el cumplimiento de las leyes democrticas a lo interno de los partidos. Con base en la composicin de los gremios de un partido y sus competencias, es posible una amplia variedad de formas de organizacin.

Muchas veces, la estructura de un partido corresponde a la divisin admi-nistrativa de un pas, es decir que los partidos cuentan con organizaciones locales, municipales o distritales, provinciales o estatales, y por ltimo, con una organizacin nacional. Adems, numerosos partidos cuentan con una estructura funcional que se asemeja a los tres poderes del Estado: Judicial (tribunal del partido, que rige los confl ictos formales dentro del partido, como las sanciones por comportamientos que puedan daar la imagen del partido, expulsin de miembros); Legislativo (asambleas generales, convenciones del partido); y Ejecutivo (Comit Ejecutivo del partido). Algunos partidos tienen adems un comit ejecutivo ampliado (comisiones polticas) en el que estn representados los miembros de las divisiones subordinadas del partido. La Figura 2 ilustra no slo la compleja organizacin geogrfi ca y funcional de los partidos (en Alemania, sin otras asociaciones pro o intrapartidarias ni organi-zaciones especializadas), sino tambin los caminos de legitimidad dentro de los partidos, que corresponden al principio de legitimacin democrtica de las posiciones de liderazgo de abajo hacia arriba.

Las estructuras a nivel de asociaciones distritales o municipales corresponden bsicamente a las de los niveles superiores del partido. Las asociaciones distri-tales o municipales son administradas por un comit ejecutivo electo, al cual pertenecen, adems del (o la) Presidente, uno o dos suplentes, as como un tesorero (ver Figuras 2 y 3). Los prximos niveles superiores (asociaciones regionales o estatales, asociacin nacional), cuentan adems, por lo gene-ral, con un Secretario General o un Director Ejecutivo electos por el partido. Mientras los dirigentes del partido, debido a sus numerosas actividades como

26

Partidos Polticos en la Democracia

diputados, ministros, primeros ministros o presidentes, a veces asumen ms bien el papel de parte dignataria del partido, el/la secretario(a) general es la parte efi ciente del partido. En coordinacin con el/la presidente del par-tido, se ocupa de los asuntos del partido, es responsable de la comunicacin interna y externa del partido (ver apartado 3.6), es el redactor principal en el proceso de discusin programtica y tiene un papel protagnico en las campaas electorales.

Las leyes democrticas de los partidos exigen que los puestos de dirigencia de todas las ramas del partido sean ocupados mediante elecciones internas efec-tuadas a intervalos regulares en las respectivas convenciones del partido. Esto se lleva a cabo en las convenciones distritales, regionales o estatales, as como en las convenciones nacionales (a nivel local se realiza mediante las asambleas generales de miembros), por lo que estas asambleas son formalmente los r-ganos superiores de decisin de las respectivas divisiones del partido. Luego, el consejo elige de entre sus miembros un nuevo consejo ejecutivo, el Comit Directivo, que es el centro de poder, o al menos un importante centro de poder de la organizacin del partido a nivel regional o estatal y a nivel nacional. Del mismo modo, mediante elecciones internas del partido, deben legitimarse los candidatos para los cargos polticos y pblicos (por ejemplo alcaldes, goberna-dores, presidentes del gobierno de los estados federales, cancilleres o candidatos presidenciales).

Los partidos deben ser administrados profesionalmente y contar con tcnicas modernas de comunicacin. En la cima de la organizacin se encuentra la sede del partido, desde donde el presidente y la junta directiva dirigen el partido. En la sede del partido tambin debe haber varios departamentos tcnicos que se enfoquen en temas especfi cos para preparar las posiciones del partido sobre temas de actualidad en el debate poltico y proporcionar argumentos a los representantes y miembros del partido. Adems, la sede del partido debe ocuparse de la comunicacin y la imagen pblica del mismo. Y, por supuesto, las campaas electorales deben organizarse y dirigirse desde la sede del partido.

27

Partidos y sistemas de partidos polticos

Figura 3. Plan de organizacin de una central de partido (presentacin esquemtica)8

Departamentos de

Gestin interna y coordinacin del partido

Anlisis polticos, asuntos fundamentales, programas

Servicios de TI para comunicacin interna y externa

Comunicacin externa

PresidenteJefe de la Ofi cina

Secretario General

Tesorero Vocero de Prensa

Adems de la coordinacin interna, tambin es importante una estrecha coordi-nacin de la sede del partido con las fracciones parlamentarias y los diputados del partido. En la percepcin pblica, ellos son los principales representantes de un partido y por lo tanto determinan su imagen en gran medida. Tambin las divisiones regionales del partido juegan un papel importante en muchas reas. Por lo tanto, la sede del partido debe asegurar una comunicacin continua con dichas divisiones regionales.

Adems de sus comisiones generales, de la junta directiva normal y ampliada, de las convenciones y las divisiones regionales de los partidos, muchos de ellos tambin tienen otros gremios, comisiones, comisiones especializadas y grupos de trabajo para tareas especfi cas como la discusin de asuntos programticos (poltica econmica, poltica interna, poltica exterior, etc.), as como para la participacin de grupos especfi cos (juventud, mujeres, rama sindical, clase me-dia, empresarios, personas de la tercera edad, etc.). Estos gremios tienen una funcin importante en el funcionamiento interno y en la imagen externa de los partidos. Por un lado, complementan o corrigen el principio regional de la afi lia-cin e integran a los miembros segn sus intereses especfi cos, sus califi caciones profesionales o su situacin social. Estos gremios participan en la formacin de la capacidad tcnica y la opinin poltica dentro del partido. Por otro lado, los gremios son cruciales para el contacto con los grupos sociales, a quienes se les transmite la idea de que el partido atiende y representa sus inquietudes.

8 Presentacin simplifi cada por: Peter Lsche (2006): Parteiensystem der Bundesrepublik Deutschland. Bonn: Bundeszentrale fr politische Bildung, p. 27.

28

Partidos Polticos en la Democracia

En varios pases, los partidos han promovido, en su campo, el desarrollo de otras organizaciones que llevan a cabo medidas de formacin poltica para los miembros del partido y los ciudadanos interesados, y apoyan el desarrollo de los programas y los conceptos de los partidos a travs de la investigacin cientfi ca y la asesora. Las instituciones ms conocidas, pero no las nicas de este tipo, son las fundaciones polticas de Alemania (ver apartado 3.4).

3.2 Los miembros de un partido

Los miembros son la base del partido y su principal vnculo con la sociedad. Adems son votantes leales, contribuyentes econmicos, fuente de nuevas ideas, activistas y potenciales candidatos a cargos pblicos, en fi n, son un recurso importante para los partidos. Por lo tanto, los partidos modernos y exi-tosos procuran tener una gran base de miembros que provengan de un estrato de grupos sociales lo ms amplio posible. La fuerza de los miembros tiene un impacto directo sobre la formacin de opinin poltica dentro del partido. La afi liacin directa de las personas es hoy en da la forma ms comn de perte-nencia a un partido.

Sin embargo, han existido y existen partidos con otras reglas de membresa. Por ejemplo, las unidades bsicas de los partidos comunistas se organizaron a menudo con clulas corporativas y segn la ocupacin de sus miembros en las empresas y agencias gubernamentales. El Partido Laborista britnico es el ejemplo ms conocido de membresa parcialmente indirecta. Hasta los aos noventa del siglo pasado, tena, adems de aproximadamente 350,000 miem-bros directos, unos 4 millones de miembros indirectos de los sindicatos (los llamados sindicatos afi liados) y de otras organizaciones afi liadas al partido que tambin pagaban contribuciones al partido laborista y controlaban el 50% de los votos en las convenciones del partido.

Los miembros de los partidos ejercen mayor infl uencia poltica que los ciudadanos que no pertenecen a ningn partido, ya que tienen el doble de posibilidades de participacin: por un lado, mediante la formacin de opinin en el partido que quiz incluso es o puede llegar a ser el partido gobernante, y, por el otro, como ciudadanos en pblico y en las urnas electorales. Sin embargo, la condicin para la primera forma de participacin es que la formacin de opinin intrapartidista funcione desde abajo hacia arriba.

Aun cuando la democracia intrapartidaria y la formacin de opinin funcionen perfectamente, no todos los miembros del partido pueden participar activamente en todas las decisiones importantes del mismo. Por lo general, la participacin

29

Partidos y sistemas de partidos polticos

activa y la contribucin al trabajo del partido a nivel local siguen estando re-servadas para un nmero limitado de miembros. Se trata principalmente de los funcionarios que tambin ocupan cargos pblicos y que en virtud de su mandato tienen una ventaja informativa y poder de (co-)decisin poltica. Sin embargo, tambin para los miembros normales del partido existen diversas formas de participacin activa que van ms all de pegar carteles en las cam-paas electorales. Los miembros de los partidos pueden informarse mejor sobre los asuntos y las posiciones polticas y por lo general tienen un acceso ms directo a los funcionarios y a las personas que toman las decisiones dentro del partido. Tienen la oportunidad de participar en los debates polticos internos e incluso pueden organizar foros polticos. Por ltimo, pero no menos importante, los miembros eligen a los candidatos de los partidos para los cargos pblicos (este ciertamente no es el caso en todos los partidos, pero en los partidos orga-nizados democrticamente los miembros s deben participar en la eleccin de los candidatos del partido!) y por supuesto, todos los miembros de los partidos pueden postularse para ocupar cargos pblicos.

La poltica local es, como se mencion anteriormente, el rea en la que los miembros del partido pueden participar directa y activamente en la organizacin del mismo. Adems, la poltica local es un importante campo de aprendizaje de la poltica, en el que los miembros del partido se califi can para funciones superiores.

Los parlamentarios y los miembros del gobierno son siempre miembros desta-cados de los partidos. Esto se aplica tanto a nivel nacional como local. Por lo general, estos polticos ejercen una infl uencia directa y dominante en muchos partidos. Los desacuerdos de opinin entre los funcionarios electos y la cpula del partido, en sentido estricto, son bastante comunes en todos los niveles de un partido. En caso de confl icto, los diputados y los miembros del gobierno pueden retirarse temporalmente de las exigencias de su partido con base en las disposiciones constitucionales (por ejemplo el mandato libre), pero en la prctica poltica estos confl ictos se resuelven a travs de la unin personal del partido y su mandato. En muchos pases, por lo general, los principales parla-mentarios y los representantes de un gobierno (ya sean ministros del gobierno central o alcaldes y directores de una comuna) estn representados tambin en las juntas directivas y en otros rganos de gobierno de los partidos.

30

Partidos Polticos en la Democracia

3.3 Reclutamiento de nuevos miembros

Los partidos con una gran base de miembros tienen mejores oportunidades de participar con xito en la contienda poltica, de ganar las elecciones y de infl uir en la formacin de la opinin poltica. Pero cmo pueden ganar miembros los partidos?

Muchas personas estn interesadas en la poltica porque saben que sus propias condiciones de vida estn determinadas por la misma. Por ello les gustara participar, proponer y decidir directamente, pero a menudo tambin esperan ser abordados por los partidos.

El contacto personal es el mejor medio para abordar a las personas interesadas en la poltica e instarlas a unirse a un partido. Una visita domiciliaria cuidadosamente preparada y llevada a cabo con cortesa y discrecin puede facilitar la decisin de pertenecer a un partido. Para ello, el promotor debera llevar consigo y presen-tar alguna documentacin del partido: publicaciones del partido (por ejemplo el programa electoral bsico y el actual), una carta de presentacin del presidente del partido, un formulario de solicitud y otros materiales de publicidad del partido.

Otras formas de captar miembros son la organizacin de eventos pblicos, conferencias o debates pblicos, celebraciones para ocasiones especiales y actividades culturales a las que se puede invitar a las personas que se espera que estn cercanas a las posiciones de un partido.

Las audiencias pblicas sobre temas de la poltica local por lo general acaparan grandemente la atencin y dan a los partidos la oportunidad de dar a conocer sus posiciones polticas y atraer nuevos simpatizantes y miembros.

Formas de abordar e integrar a las personas que no son miembros de un partido

Informacin peridica y completa a los no miembros interesados en las posiciones y acciones de un partido,

Condicin: el partido debe conocer el origen local de los no miembros interesados!

De ser necesario, establecimiento de las llamadas membresas de iniciacin o de prueba e invitacin a los no miembros interesados para participar en grupos de trabajo, grupos de proyectos o comisiones,

estos miembros a prueba, al igual que los no miembros interesados, deben tener al menos el derecho de peticin y el derecho de hablar. Sobre el derecho de voto y el derecho a una candidatura debe decidir el partido mismo,

31

Partidos y sistemas de partidos polticos

Encuestas a los miembros sobre temas especfi cos y decisiones estratgicas,

Eleccin primaria de los dirigentes y los candidatos de los partidos, es decir, que todos los miembros deben participar en estas decisiones de personal a travs de las elecciones,

Candidatura de los no miembros en las listas del partido, lo cual es posible especialmente a nivel municipal.

Los partidos deben evitar efectuar campaas publicitarias costosas para ganar miembros o el reconocimiento fi nanciero a los promotores. La experiencia muestra que la relacin costo-benefi cio es desfavorable en las campaas publi-citarias para atraer nuevos miembros. Tambin en el pago a los promotores se muestra a menudo especialmente en los contextos no europeos que tanto los nuevos miembros como los promotores se dejan llevar ms por las considera-ciones fi nancieras que por las de contenido. Por lo tanto, los partidos que estn honestamente interesados en hacer frente a problemas concretos, que desa-rrollan tambin conceptos a largo plazo basados en los valores fundamentales, que brindan a los miembros potenciales las correspondientes posibilidades de participacin y tambin tienen opcin al poder, son los ms atractivos.

Los partidos deben prestar especial atencin a su lista de miembros, y de ser posible, tambin a una lista de los no miembros interesados. El cuidadoso man-tenimiento y la actualizacin de la lista de miembros es de gran importancia, ya que puede ser utilizada para diferentes fi nes (distribucin de informacin poltica, recaudacin de fondos, apoyo para las campaas electorales, entre otros). Adems de la direccin postal, nmero telefnico, e-mail, de ser posible la direccin en una red social como Facebook o StudiVZ, o bien la direccin de Twitter y la profesin de cada miembro, la lista tambin debe contener infor-macin sobre los temas de inters de cada miembro, su experiencia en reas especfi cas y su afi liacin a otras organizaciones o asociaciones. Esto permite a los partidos informar a los miembros sobre temas especfi cos y movilizarlos para la accin poltica en sus reas de inters.

3.4 Educacin y formacin de los miembros del partido

En la democracia de masas moderna, los partidos, sus dirigentes y sus miembros deben enfrentar constantemente nuevos temas y cuestiones; tomar posicio-nes con respecto a los acontecimientos polticos cotidianos y al cambio social en general. Por ello es indispensable que los partidos tomen las precauciones necesarias para preparar a sus representantes y miembros para los nuevos

32

Partidos Polticos en la Democracia

desafos y para asumir responsabilidades dentro y fuera del partido. Esta es la tarea de la educacin poltica.

La educacin poltica dentro del partido es particularmente exitosa cuando se dirige a los miembros ms jvenes del partido. Las medidas de formacin deben incluir por lo menos tres reas:

Enseanza de los valores y principios bsicos del partido,

Comprensin de los temas polticos especfi cos (poltica municipal, poltica econmica, poltica social, entre otras).

Preparacin para el trabajo poltico dentro del partido y para asumir funcio-nes polticas, por ejemplo en un parlamento (retrica poltica, organizacin de eventos, relacin con los medios, captacin de miembros, direccin de campaas electorales, campaas de recaudacin de fondos).

Muchos partidos tienen un comisionado para la formacin interna, que se encarga de elaborar un programa coherente y continuo de educacin poltica y de supervisar su aplicacin. La participacin de representantes destacados del partido en tales eventos de formacin contribuye a despertar el inters de los miembros (y posiblemente tambin de los medios de comunicacin si estos eventos son abiertos al pblico). Esta clase de actividades dan un impulso importante al compromiso con y en pro del partido. Por ello, los dirigentes del partido deberan invertir tiempo y esfuerzo para participar en tales actividades.

En general, el trabajo de formacin dentro del partido puede orientarse al si-guiente esquema:

Organizacin de un programa de formacin coherente y continuo,

Preparacin de un equipo de capacitacin,

Defi nicin de los objetivos del trabajo educativo,

Preparacin y compilacin de material adecuado para los diversos programas de formacin,

Seleccin de los participantes,

Planifi cacin de las medidas, elaboracin de un plan de trabajo y de costos para las diversas actividades,

Designacin de los conferencistas y moderadores.

33

Partidos y sistemas de partidos polticos

Instituciones de formacin poltica afi nes a los partidos polticos

En muchos pases existen instituciones de formacin poltica afi nes a los parti-dos polticos que regularmente realizan actividades de formacin y capacitacin para los miembros del partido y los ciudadanos con inters poltico, efectan anlisis y publicaciones y brindan asesora poltica. Dichas instituciones incluyen las fundaciones polticas alemanas, entre ellas la Fundacin Konrad Adenauer de Alemania (www.kas.de), el Foro de Desarrollo Cvico Fundacja Obywatels-kiego Rozwoju FOR de Polonia (www.for.org.pl/pl), el Instituto Democrtico Nacional (NDI) y el Instituto Republicano (IRI) de los Estados Unidos (www.ndi.org, www.iri.org), la Fundacin Rafael Preciado Hernndez (FRPH) de Mxico (www.fundacionpreciado.org.mx), el Centro Democracia y Comunidad (CDC) de Chile (www.cdc.cl) o el Instituto Youido (YDI) de Corea del Sur (www.ydi.or.kr).

3.5 Programas del partido

Los programas de los partidos cumplen diferentes funciones. Los programas b-sicos (manifi estos) constituyen en primer lugar la identidad poltica de los partidos y dan a los votantes una orientacin poltica general. Con un programa bsico, los partidos demuestran sus valores fundamentales, sus objetivos y demandas, y con ello ilustran claramente qu los hace diferentes de otros partidos. Tales progra-mas bsicos tienen validez de largo plazo y por lo general contienen declaraciones fundamentales de los partidos sobre diversos mbitos polticos. Por lo general no toman ninguna posicin sobre temas polticos de actualidad. Esa es tarea de los programas electorales o de accin que tienen una perspectiva de corto plazo y estn diseados especfi camente para la campaa o para un debate poltico de actualidad.

Un partido debe desarrollar su programa bsico con mucho cuidado y con la mayor participacin y consenso posible de un gran nmero de sus miembros. Mientras ms involucrados estn los miembros en el proceso del desarrollo de un programa bsico, mejor lo conocern y defendern ms adelante en pblico.

Para el desarrollo o actualizacin de su programa bsico, muchos partidos crean primero las llamadas comisiones bsicas que determinan los temas que se abordarn en el programa y elaboran un primer borrador del programa.

Este tipo de diseo debe presentarse y discutirse posteriormente en los gremios del partido o profesionales. Con ello se asegura, por un lado, la participacin de un crculo ms amplio de los miembros del partido y, por el otro, el aseso-ramiento profesional de expertos puede reforzar la importancia del programa del partido en cuanto a la defi nicin y formulacin de los temas. En todo caso,

34

Partidos Polticos en la Democracia

el proyecto de programa debe darse a conocer y someterse a la discusin de todos los miembros del partido. Si fi nalmente el proyecto de programa puede ser discutido y aprobado en un congreso nacional, el partido lograr un alto nivel de atencin pblica.

Algunos partidos tienen, adems de su programa general, otros programas es-peciales o documentos de posicin en los que explican sus posiciones bsicas con respecto a reas polticas especfi cas. ste es el caso de la poltica econmica, la poltica energtica, la poltica de la mujer, la juventud y la familia, la poltica agraria, la poltica cultural, entre otras. Lo atractivo de la elaboracin de dichos programas o documentos de posicin es que pueden ser desarrollados con la mayor participacin posible de representantes de cada uno de los sectores espe-cfi cos. Esto contribuye a estrechar los vnculos del partido con dichos sectores.

Un programa electoral es generalmente mucho ms breve que un programa bsico. Contiene propuestas y demandas concretas con respecto a una elec-cin y el posterior trabajo de gobierno que un partido desea implementar. Los programas electorales tienen que ser rediseados para cada evento. Por lo general se desarrollan con el o los candidatos principales de un partido y estn altamente adaptados a ellos.

Muchos partidos en todo el mundo no dedican mucho esfuerzo ni le prestan mucha atencin al desarrollo de su programa de partido porque de hecho a menudo estn ms identifi cados o son ms elegibles por sus representantes y su poltica actual que por sus programas. Sin embargo, los partidos no deberan subestimar la funcin de un programa integral para la creacin del perfi l y la identidad de los mismos. El programa ilustra a los ciudadanos y electores sobre las posiciones bsicas de un partido y adems es una prueba de si un partido realmente puede traducir las preocupaciones sociales en propuestas y programas polticos. Por ello, cada partido debera dar gran importancia al desarrollo de un programa coherente. Adems, la discusin del programa, que debera llevarse a cabo a intervalos ms largos con el fi n de actualizarlo, brinda la oportunidad de realizar discusiones tanto internas como con otros grupos sociales.

3.6 Comunicacin externa e interna

La buena comunicacin es de gran importancia para los partidos. Esto se aplica tanto a la comunicacin con los electores y la sociedad en general como a la comunicacin interna con sus propios miembros. Slo los partidos que cuentan con un sistema efi ciente de comunicacin interna, tienen tambin la capacidad de una comunicacin externa efectiva.

35

Partidos y sistemas de partidos polticos

La presentacin detallada de los proyectos polticos y la campaa para el apoyo del pblico siempre han estado entre los requisitos principales del liderazgo poltico en una democracia. Sin embargo, desde los inicios de la democracia partidaria moderna, las condiciones y las formas de comunicacin han cambiado signifi cativamente. No se trata slo de los numerosos aspectos de la llamada gestin de los medios de comunicacin, tan comnmente difundida hoy en da, sino tambin de las diferentes actividades como el aseguramiento de la ade-cuacin a los medios por parte de los principales tomadores de decisiones, el lanzamiento estratgico de informacin a los medios de comunicacin o el ajuste de la estructura del partido para hacer frente a una presin de tiempo dramti-camente intensifi cada por los medios comercializados. Igualmente importantes son las expectativas modifi cadas de las sociedades democrticas relacionadas con la legitimacin: La legitimidad del poder poltico est actualmente mucho ms vinculada a las habilidades de comunicacin que hace unas dcadas. En este contexto, la retrica de liderazgo poltico juega un papel importante.

3.6.1 Comunicacin con la sociedad

La comunicacin profesionalizada entre los responsables de la toma de deci-siones polticas, por un lado, y con el pblico, por el otro, se ha vuelto cada vez ms un factor de poder. No en vano recientemente se ha defi nido al poder como el producto de la capacidad de infl uir en la opinin pblica y la capacidad de salvaguardar la propia posicin de poder a travs de decisiones inteligentes y estratgicamente favorables.9

El alcance y la efectividad de los mensajes transmitidos por los medios se han incrementado signifi cativamente. Los actores se orientan al clima de la opinin poltica; los polticos prominentes se comunican directamente con el pblico a travs de la televisin, la radio y la prensa, a menudo sin utilizar la estructura del partido. La conexin con los agentes de relaciones pblicas (periodistas, encuestadores y consultores) y la desvinculacin de las organizaciones parti-darias a menudo conduce a una alta valoracin e incluso a una sobrevaloracin del mercadeo poltico en comparacin con el verdadero programa de trabajo. Como resultado, a menudo dominan los objetivos tcticos personales a corto plazo frente a los objetivos estratgicos organizacionales a largo plazo10. Esto

9 Gerd Langguth (2009). Machtmenschen. Munich. Deutscher Taschenbuch-Verlag, p. 483 ff. La frmula del poder segn Langguth es M (Poder) = xP2, es decir que al destino de la poltica personal le da mayor valor que a la capacidad de infl uir en la opinin pblica.

10 Otfried Jarren / Patrick Donges (2006). Politische Kommunikation in der Medienge-sellschaft: Eine Einfhrung. 2. Edicin revisada. Wiesbaden. VS-Verlag fr Sozialwis-senschaften, p. 236.

36

Partidos Polticos en la Democracia

fortalece a la direccin del partido y a la fraccin parlamentaria, pero a la vez las lites gobernantes y los miembros subordinados a la estructura del partido pierden sus oportunidades de diseo y participacin.

Los cambiantes patrones de comunicacin de las lites polticas entre s y con los ciudadanos exigen competencia meditica como condicin bsica de la comunicacin poltica en la llamada democracia de los medios de comuni-cacin. Por tanto, bajo estas condiciones, el liderazgo poltico signifi ca crear constantemente mayoras a partir de diversos grupos de inters. Se aplica la racionalidad objetiva de las medidas planifi cadas con la comunicacin poltica y la racionalidad de la implementacin. Por lo tanto, el liderazgo poltico es a menudo ms una presentacin pragmtica que una direccin jerrquica.11

El liderazgo, bajo las condiciones de la comunicacin meditica, ha () produ-cido el nuevo tipo de polticos estrella (). Se caracteriza por ser entretenido y original, ingenioso y divertido, un ganador y experto en televisin que podra conducir un programa de entrevistas. Estas son condiciones de los polticos para ganar protagonismo y poder a travs de la televisin.

Sin embargo, con vistas a su capacidad de diseo sostenible, estas caractersticas slo representan califi caciones perifricas.12 En todo caso, estas cualidades le permiten al poltico estrella generar atencin pblica en ciertas situaciones, pero slo representan una mnima parte de las caractersticas necesarias para comu-nicar e implementar las reformas. Los actores que dependen exclusivamente de estas habilidades pierden credibilidad rpidamente, tan pronto como saltan al siguiente tema. Dichos promotores de s mismos pueden dar un brillo exterior al ejercicio del poder, pero no lo hacen posible ni lo aseguran internamente, lo cual requiere de otras califi caciones.13

Las reformas verdaderamente necesitan actores que sean capaces de generar publicidad y de explotar la atencin estratgicamente, pero sobre todo que sean realistas polticos que aporten la energa para cambiar las estructuras cuando stas ya no sean adecuadas para resolver los problemas. Si los partidos cada vez ms se convierten en autoridades meramente ejecutivas de unos pocos actores clave, y les restan poder a stos, al parlamento y a otras instituciones legtimas al sustituirlos por comisiones o por expertos bien pagados, dichas instituciones slo tendrn una capacidad reducida para emprender las reformas. Adems, la gente

11 Karl-Rudolf Korte / Manuel Frhlich (2006). Politik und Regieren in Deutschland. Paderborn: Schningh, 2. Edicin, p. 188.

12 Kepplinger, Hans Mathias / Maurer, Marcus (2005). Abschied vom rationalen Whler. Warum Wahlen im Fernsehen entschieden werden. Freiburgo/Munich: Editorial Karl Alber, p. 188.

13 ibid.

37

Partidos y sistemas de partidos polticos

pierde la confi anza en las estructuras (partidos, asociaciones y hasta en los medios de comunicacin). Por lo tanto, los reformadores deben tener el coraje de iniciar los procesos de cambio en las instituciones sociales y luego implementar dichos cambios. El rpido apalancamiento de estas organizaciones slo oculta la necesi-dad de un cambio organizacional interno se requieren soluciones pragmticas!

Las instituciones sociales no deben ser mal utilizadas para promover la imagen de actores individuales, sino por el contrario, las instituciones democrticas deben usarse para transmitir los temas polticos. Esto requiere de comunicadores con los que la gente pueda identifi carse. Sin embargo, la comunicacin exitosa de las reformas no slo se realiza en las mentes de las personas afectadas, sino tambin en las instituciones democrticas: por lo tanto, la gobernabilidad exitosa en una democracia parlamentaria requiere de un liderazgo poltico tanto hacia afuera como hacia adentro del partido. Requiere de perseverancia para transmitir las decisiones a la gente de manera comprensible y para generar el apoyo de las instituciones involucradas. Los votantes son a menudo ms inteligentes que lo que los analistas de relaciones pblicas se imaginan!

La comunicacin externa puede incluir todo lo que la comunicacin de masas moderna y el marketing poltico pueden ofrecer. Los comunicados de prensa y las conferencias de prensa regulares, el contacto constante con representantes clave de los medios de comunicacin, la publicacin de boletines y los documentos de posicin sobre temas especfi cos son las bases de la comunicacin partidaria moderna. El Internet tambin ha adquirido una importancia signifi cativa para los partidos. El sitio web de los partidos se ha convertido en un medio de co-municacin fundamental y por lo tanto debe ser constantemente mantenido y actualizado. La presencia de los partidos en las redes sociales modernas como Facebook, StudiVz o Twitter es indispensable. Las organizaciones regionales de los partidos tambin deben tener su propio sitio web para informar sobre temas locales o regionales. Las plataformas visuales como Youtube pueden ser utilizadas por los partidos para difundir sus mensajes y promover a sus lderes.

Los eventos, conferencias y seminarios para profundizar el contacto con los miembros y representantes de grupos sociales relevantes, as como con los lderes locales, regionales y nacionales son otro instrumento importante para dar a conocer las posiciones de los partidos y fortalecer su perfi l programtico. La presencia de importantes representantes de los partidos en la televisin y en la radio, en las redes en lnea o la publicacin de artculos de opinin en la prensa, todo esto es parte de la comunicacin de un partido con el pblico.

Pero sin importar cun importantes puedan ser todas estas formas de comu-nicacin, una cosa es indiscutible: la conversacin de un simple miembro del

38

Partidos Polticos en la Democracia

partido con su vecino, con su compaero de trabajo, su amigo o su compaero de equipo, es un instrumento muy importante del contacto diario y la comuni-cacin de los partidos con el resto de la sociedad. Para que esta comunicacin externa funcione, primero debe funcionar la comunicacin interna para que los miembros realmente desarrollen la capacidad de comunicarse con el exterior.

Los partidos son un vnculo entre la sociedad y el Estado. Para ser electos y formular demandas polticas mayoritarias, los partidos deben conocer las inquietudes de la sociedad. Para ello, adems de la investigacin emprica propia, es necesario el contacto constante con una variedad de grupos y asociaciones sociales. Este contacto se genera a travs de la participacin o afi liacin de los miembros del partido en otras organizaciones, pero debera organizarse formalmente por un partido a nivel local, regional y nacional a intervalos regulares. De esta forma, un partido da una seal importante a las asociaciones sociales, establece una necesaria retroalimentacin (capacidad de respuesta) y por ltimo, pero no menos importante, agudiza su perfi l de contenido.

El dilogo con la sociedad no signifi ca que los partidos deban ir detrs de cada corriente o de cada supuesta tendencia de la sociedad. Los partidos deben ex-plicar sus valores y aferrarse a ellos. Slo as podrn conservar su credibilidad. Asimismo, deben proporcionar soluciones para los retos especfi cos y adems desarrollar soluciones (modelos) de largo plazo y orientados al futuro. Sin embargo, estos conceptos no deben estar muy lejos de la realidad poltica, no deben ser elevados o escritos por personas ajenas, sino deben coincidir con los problemas cotidianos y las expectativas de los votantes.

Tambin es indiscutible que hasta la mejor comunicacin externa individual, tcnica o especializada, resulta intil sin una poltica creble y orientada al inters pblico. Sin conceptos de largo plazo y de contenido concreto, todos los esfuerzos de comunicacin externa aunque se realicen de manera muy profesional sern percibidos como un espectculo vaco.

3.6.2 Comunicacin interna del partido

La comunicacin interna del partido es tan importante como la comunicacin con la sociedad. No slo es importante para informar a sus