Tema enguaje - Unidad 2 Análisis de funciones sintá ... Tema Curso: enguaje - Unidad 2...

Click here to load reader

  • date post

    14-Feb-2021
  • Category

    Documents

  • view

    2
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Tema enguaje - Unidad 2 Análisis de funciones sintá ... Tema Curso: enguaje - Unidad 2...

  • Tema

    Curso:

    Lenguaje - Unidad 2 Descubre el papel transformador de las palabras

    Grado 10

    Análisis de funciones sintácticas

    Nombre:

    “Simplifiquemos la gramática antes de que la gramática termine por simplificarnos a nosotros.”

    Gabriel García Márquez (1927-2014) Escritor colombiano.

    Existen diversas maneras de hablar. El lenguaje nos permite comunicarnos de diferentes maneras que a la vez facilitan que nos entendamos. Esto se logra gracias a diferentes reglas que la misma lengua ha establecido para que todo funcione bien. Con las siguientes actividades podrás comprender las relaciones entre las oraciones, conocer los tipos de subordinación, elegir un tipo de marcador según la idea que se quiera presentar, evitar el uso inapropiado de la preposición “de” y aplicar diversas funciones del adjetivo.

    Actividad Introductoria: De héroes principales y subordinados.

    Observa la animación llamada De héroes principales y subordinados y responde las siguientes preguntas:

    1. ¿Cuál es la relación entre los personajes de la animación y las oraciones principales, subordinadas y los marcadores textuales?

    1 Análisis de funciones sintácticas

  • 2. ¿Qué pasa con las oraciones que pronuncian Batichucho, Rogina y Alfredipe cuando uno de ellos no está presente? ¿Qué pasa cuando los tres están juntos y conectados entre sí?

    3. ¿Qué son las oraciones principales, subordinadas y los marcadores textuales?

    4. ¿Cuáles son las funciones de las oraciones principales, subordinadas y los marcadores textuales?

    2 Análisis de funciones sintácticas

  • »  Construir textos con cohesión.

    »  Comprender las relaciones entre las oraciones.

    »  Conocer los tipos de subordinación entre las oraciones.

    »  Elegir un tipo de marcador según la idea que se quiera presentar.

    »  Evitar el uso inapropiado de la preposición “de”.

    »  Aplicar diversas funciones del adjetivo a un texto.

    Actividad 1: Héroes, héroes de apoyo y mayordomos. Oraciones principales, subordinadas y marcadores textuales.

    En parejas, respondamos las siguientes preguntas, teniendo en cuenta el párrafo aquí abajo (señala las palabras con colores como aparece en la pantalla):

    Así los villanos se unen cuando quieren acabar con la paz.

    Pero la ciudad no está sola porque sus héroes la defienden.

    Y es que mientras existamos defenderemos a los nuestros.

    Por eso lucharemos unidos hasta que el crimen termine.

    1. ¿Cuáles son las oraciones principales y cuáles las subordinadas?

    3 Análisis de funciones sintácticas

  • 2. ¿Cómo podemos identificar estas oraciones?

    3. ¿Para qué sirven los marcadores textuales?

    Ahora veamos las definiciones que nos dan los personajes sobre marcadores textuales, oraciones principales y oraciones subordinadas:

    4 Análisis de funciones sintácticas

    Sirven para estructurar el texto y guiar al lector. Se pueden usar para organizar y relacionar fragmentos relativamente extensos del texto (párrafo, apartado, grupo de oraciones) o fragmentos más breves (oraciones, frases). Suelen colocarse en las posiciones importantes del texto (inicio de párrafo o frase), para que el lector los distinga de un vistazo, incluso antes de empezar a leer, y pueda hacerse una idea de la organización del texto. Ejemplos: Por ejemplo, en suma, también, además, incluso, hasta, entonces, por eso, en cambio, luego, finalmente.

    Los marcadores textuales

  • Lee el ensayo El mito de Sísifo de Albert Camus que se encuentra a continuación. Ten en cuenta las oraciones principales, las oraciones subordinadas y los marcadores textuales. Tu docente mostrará en pantalla los dos primeros párrafos, compara tus respuestas. Después, realizarás un trabajo en grupo. El salón se dividirá en tres subgrupos (P, S y M), cada subgrupo estará conformado por parejas y cada una será la encargada de hallar las oraciones principales, subordinadas o marcadores textuales que encuentren en el ensayo. Al finalizar el trabajo se comparte con los compañeros.

    Actividad 2: Ahora en papel.

    5 Análisis de funciones sintácticas

    Son aquellas oraciones independientes que poseen sentido por sí mismas, aun al dejar de lado las oraciones que la anteceden y suceden. Estas oraciones principales son las encargadas de presentar una idea principal, no pueden eliminarse del párrafo ya que esto, eliminaría el sentido lógico del texto.

    Son aquellas oraciones que deben estar antecedidas por enlaces, estos pueden ser pronombres o adverbios (y, o, que, quien, el cual, cuyo, donde, como, cuando, cuanto….) Estas oraciones ayudan a complementar la oración principal y no poseen sentido por sí mismas. Funcionan como sujeto, atributo o complemento

    Las oraciones principales

    Las oraciones subordinadas

  • EL MITO DE SÍSIFO Albert Camus

    Por United Press International. http://es.wikipedia.org/wiki/Albert_Camus#mediaviewer/File:Albert_Camus,_gagnant_de_prix_Nobel,_portrait_en_buste,_

    pos%C3%A9_au_bureau,_faisant_face_%C3%A0_gauche,_cigarette_de_tabagisme.jpg

    Tomado de: http://es.wikipedia.org/wiki/Albert_Camus

    Albert Camus Sintes fue un novelista, ensayista, dramaturgo, filósofo y periodista francés nacido en Mondovi, Argelia, el 7 de noviembre de 1913, falleció en Villeblevin, Francia, el 4 de enero de 1960. En su variada obra desarrolló un humanismo fundado en la conciencia del absurdo de la condición humana. En 1957, a la edad de 44 años, se le concedió el Premio Nobel de Literatura por «el conjunto de una obra que pone de relieve los problemas que se plantean en la conciencia de los hombres de hoy».

    Los dioses habían condenado a Sísifo a rodar sin cesar una roca hasta la cima de una montaña desde donde la piedra volvería a caer por su propio peso. Habían pensado con algún fundamento que no hay castigo más terrible que el trabajo inútil y sin esperanza.

    Si se ha de creer a Homero, Sísifo era el más sabio y prudente de los mortales. No obstante, según otra tradición, se inclinaba al oficio de bandido. No veo en ello contradicción. Difieren las opiniones sobre los motivos que le convirtieron en un trabajador inútil en los infiernos. Se le reprocha, ante todo, alguna ligereza con los dioses. Reveló sus secretos. Egina, hija de Asopo, fue raptada por Júpiter. Al padre le asombró esa desaparición y se quejó a Sísifo. Éste, que conocía el rapto, se ofreció a informar sobre él a Asopo con la condición de que diese agua a la ciudadela de Corinto. Prefirió la bendición del agua a los rayos celestes. Por ello le castigaron enviándole al infierno. Homero nos cuenta también que Sísifo había encadenado a la Muerte. Plutón no pudo soportar el espectáculo de su imperio desierto y silencioso. Envió al dios de la guerra, quien liberó a la Muerte de manos de su vencedor.

    Se dice también que Sísifo, cuando estaba a punto de morir, quiso imprudentemente poner a prueba el amor de su esposa. Le ordenó que arrojara su cuerpo sin sepultura en medio de la plaza pública. Sísifo se encontró en los infiernos y allí irritado por una obediencia tan contraria al amor humano, obtuvo de Plutón el permiso para volver a la tierra con objeto de castigar a su esposa. Pero cuando volvió a ver este mundo, a gustar del agua y el sol, de las piedras cálidas y el mar, ya no quiso volver a la sombra infernal. Los llamamientos, las iras y las advertencias no sirvieron para nada. Vivió muchos años más ante la curva del golfo, la mar brillante y las sonrisas de la tierra. Fue necesario un decreto de los dioses. Mercurio bajó a la tierra a coger al audaz por la fuerza, le apartó de sus goces y le llevó por la fuerza a los infiernos, donde estaba ya preparada su roca.

    Se ha comprendido ya que Sísifo es el héroe absurdo. Lo es en tanto por sus pasiones como por su tormento. Su desprecio de los dioses, su odio a la muerte y su apasionamiento por la vida le valieron ese suplicio indecible en el que todo el ser dedica a no acabar nada. Es el precio que hay que pagar por las pasiones de

    6 Análisis de funciones sintácticas

  • esta tierra. No se nos dice nada sobre Sísifo en los infiernos. Los mitos están hechos para que la imaginación los anime. Con respecto a éste, lo único que se ve es todo el esfuerzo de un cuerpo tenso para levantar la enorme piedra, hacerla rodar y ayudarla a subir una pendiente cien veces recorrida; se ve el rostro crispado, la mejilla pegada a la piedra, la ayuda de un hombro que recibe la masa cubierta de arcilla, de un pie que la calza, la tensión de los brazos, la seguridad enteramente humana de dos manos llenas de tierra. Al final de ese largo esfuerzo, medido por el espacio sin cielo y el tiempo sin profundidad, se alcanza la meta. Sísifo ve entonces como la piedra desciende en algunos instantes hacia ese mundo inferior desde el que habrá de volverla a subir hacia las cimas, y baja de nuevo a la llanura.

    Sísifo me interesa durante ese regreso, esa pausa. Un rostro que sufre tan cerca de las piedras es ya él mismo piedra. Veo a ese hombre volver a bajar con paso lento pero igual hacia el tormento cuyo fin no conocerá. Esta hora que es como una respiración y que vuelve tan seguramente como su desdicha, es la hora de la conciencia. En cada uno de los instantes en que abandona