The Times Football

Click here to load reader

  • date post

    01-Aug-2016
  • Category

    Documents

  • view

    251
  • download

    16

Embed Size (px)

description

Copa América y Eurocopa

Transcript of The Times Football

  • GUIA EUROCOPA 2016+ COPA AMRICA CENTENARIO

    THE TIMES FOOTBALL

  • STAFFDireccin: Bat Prez (@BatRaulPerez)Edicin: lvaro Ramrez (@TheRebelDelgado)Infografas: El Pas y La Nacin

    Redactores:Esteban Gonzlez (@Mirondo)Adolfo Ros (@adolforios)Jairo Ramos (@jairoramos_)Jos Manuel CidSebastin Neman (@sebasneman)Emilio Pichardo (@EmilipP7_)Luis Gil (@Luisgil_96)Felipe Araya (@felipeavr)Beto Gonzlez (@betoglez88)Diego Senz (@adictoalatrama)Beto Cruz (@akelandos)Jaime Bonnail (@JBonnail)Jos Mara Nole (@josemarianole)lvaro Mateo (@alvarogotor_)Eduardo Torres (@Edutorresr)Miguel Rios (@MiguelRivers_)David Girn (@David_Madrid17)Shark Gutirrez (@sharkgutierrez)Javier Prez (@elcarrildelocho)Julio Rivero (@julioriverobc)

  • Empezaremos a tocar t imbres en hogares de distintos pases, l lamaremos por telfono al anlisis para entender mejor la residencia del futbol , nos guiaremos por el nacionalismo so-bre una redonda y disfrutaremos lo que nos ofrecern las 40 selecciones de esta Euroco-

    pa y Copa Amrica. Sin lugar a duda, los cien aos de la Copa America, ser ms que una sola competencia. Mezclar conocimiento, porque como dice nuestro ed-itor de la revista, lvaro Ramrez: El futbol es cultu-ra. Encontramos indispensable el conocimiento, nos emana felicidad y por ende, el razonamiento sobre el verde va de la mano de nuestra misin, que es dar a conocer el futbol . Hay miles de caminos que l legan a la pasin futbolstica pero en The Times Football , es la residencia de la fel icidad rondal .

    BIENVENIDA

    BAT PREZEncargado de the times

  • Adolfo Ros [@adolforios]

    Paraguay llega a la Copa Amrica Centenar-

    io con un material humano completamente

    inverso a aquella camada histrica de los

    Chilavert, Arce, Gamarra, Ayala y otros, que

    supieran convertir a la Albirroja en una de las

    selecciones ms respetadas de Sudamrica.

    El presente toma a Paraguay con mltiples

    opciones en ofensiva en contraste a la po-

    breza de opciones y de nivel en el arco y la

    defensa.

    El bolillero ha determinado que Paraguay

    compita en el grupo probablemente ms

    parejo de la competencia, a priori. Las selec-

    ciones de Colombia y Costa Rica, cuartofi-

    nalistas del ltimo Mundial y con conjuntos

    slidos que han sabido a hacer frente a duros

    rivales; adems de la seleccin de Estados

    Unidos, octavofinalista tambin en Brasil

    2014 y que cuenta con el plus de la locala.

    Grupo impredecible a primera a vista.

    Paraguay, por su parte ha sorprendido en

    la reciente Copa Amrica de 2015 llegando

    hasta semifinales, pero a pesar de que no ha

    podido consolidar su ascenso futbolstico en

    las primeras fechas eliminatorias, demostr

    que est para hacer cara a los ms pintados.

    Los torneos cortos sientan mejor a la Albirro-

    ja, pues lo importante es sumar, tal como lo

    ha hecho en Chile empatando con Uruguay y

    Argentina, para concretar su pase a cuartos

    de final con una victoria sobre Jamaica.

    Teniendo en cuenta el presente de Paraguay

    y la etapa de recambio que est atravesando,

    superar la fase de grupos sera satisfactorio

    y alcanzar el top 4 nuevamente, un logro.

    Histricamente a Paraguay le ha sentado me-

    jor ceder el protagonismo al rival y presentar

    una defensa slida que mantenga el cero en

    el arco propio. En ofensiva, por ms de que

    hoy en da cuente con varias alternativas in-

    teresantes, le cuesta siempre encontrar vari-

    antes, dinmica y sorpresa en los ataques. En

    la mitad de la cancha siempre juega con ms

    de un hombre dedicado a la presin y a la re-

    cuperacin del baln, siendo el desborde por

    las bandas su medio preferido de ataque. El

    juego areo tambin supondr siempre una

    de las principales armas de Paraguay en la

    bsqueda del gol, tanto en las pelotas para-

    das como en movimiento.

    En la mayora de las selecciones partici-

    pantes de la Copa es una incgnita la con-

    formacin del plantel para la competencia,

    y Paraguay no es la excepcin. Algunos de-

    cidirn ir con su mximo potencial en busca

    de la gloria, para otros seleccionadores tal

    vez sea la oportunidad de probar y foguear a

    nuevos valores.

    La Albirroja, en medio de su proceso de re-

    cambio, no cuenta con un onceno de me-

    moria y siguen apareciendo en las convoca-

    torias nombres histricos tales como Justo

    Villar, Paulo da Silva o Roque Santa Cruz para

    arropara a los ms novatos.

    Algunos han sabido convertirse en habituales

    del equipo de Ramn Daz, tales como Pablo

    Aguilar, Miguel Samudio (defensa), Nstor

    Ortigoza, Richard Ortiz (mediocampo), Derlis

    Gonzlez y Daro Lezcano (delantera). Luego

    el tcnico disea su formacin de acuerdo al

    rival y buscando diferentes alternativas para

    cada juego.

    Los guaranes han llegado a la cima de Amri-

    ca en dos ediciones: 1953 y 1979.

    Debi haber sido local en 1953, pero a pesar

    de que el torneo se desarroll finalmente

    en Per, la Albirroja ha podido imponerse

    por primera vez venciendo en el encuentro

    definitorio a Brasil por 3-2. La edicin de

    1979, por su parte, no tuvo una sede fija y

    tuvo como finalistas a Paraguay y Chile. Los

    albirrojos vencieron por 3-0 en el partido de

    ida, luego cayeron por 0-1, para finalmente

    consagrarse campeones en la final definiti-

    va jugada en Buenos Aires, con un empate de

    0-0 mediante el cual prevaleca la diferencia

    en goles de los partidos previos.

    Paraguay suma adems una final en 2011,

    perdida ante Uruguay y una semifinal en

    2015, donde cay eliminada ante la selec-

    cin de Argentina.

    PARAGUAY

  • Jairo Ramos [@jairoramos_]COLOMBIA

    La Copa Amrica del 2016 ser una edicin

    rara y, por lo tanto, una remembranza inte-

    resante para Colombia. La nica versin que

    Colombia gan, despus de todo, fue simi-

    larmente extraa. Aquel nico ttulo se dio

    en el 2001, cuando el certamen se disput

    en el propio suelo cafetero; pero aquel, fue

    un evento plagado de imprevistos e impro-

    visaciones. El comienzo de la dcada de los

    2000 haba trado consigo el pico del conflic-

    to interno armado, y los titulares de peridi-

    co con menciones de guerrillas y bombas

    dentro de las mismas ciudades causaron, a

    pocos meses de la Copa, incluso, que la CON-

    MEBOL anunciara un cambio de sede. La de-

    cisin fue retractada pocas semanas ms tar-

    de, debido a las amenazas de demandas por

    parte de varios patrocinadores; sin embargo,

    estaba claro que nada sera normal: Argen-

    tina y Canad eligieron no participar, Brasil

    lleg con un equipo completamente alterno,

    y la mayora de otras selecciones, debido a

    los cambios de ltima hora, presentaron al-

    teraciones significativas en sus nminas. Co-

    lombia qued campen, invicto y sin goles

    en contra, tras imponerse por 1-0 ante Mxi-

    co en la final.

    Siendo una copa excepcional desde su con-

    cepcin, es posible que la Copa Amrica

    Centenario traiga consigo implicaciones de

    carcter similar. Por supuesto, nadie andar

    con el temor de encontrarse con guerrillas

    en Texas o Nueva York, pero el meditico Vi-

    rus FIFA, las olimpiadas, y cualquier otro fac-

    tor tendrn la capacidad de ejercer mayor

    presin sobre los tcnicos y las federaciones,

    y de alterar as la habilidad de estos de opti-

    mizar; cualquier excusa ser vlida para que

    Messi o Neymar no se presenten en territorio

    americano. Para Colombia, no obstante, es

    posible que esto pese poco. La generacin

    que llega a la Copa es hija del proceso ms

    importante del seleccionado cafetero de los

    ltimos 20 aos y, todava est conformada

    por partes marcadas de su antecesor. Es un

    fruto inseparable de la camada post-2011,

    que fracas en dos Copas Amrica y que,

    debido a una tormenta de inconvenientes,

    tuvo un desempe inferior a su potencial

    en su nico Mundial. Por lo tanto, un trofeo,

    en cualquier condicin, podra ser vital. As

    sea tan solo para comprobar que en la mdu-

    la compartida de dos generaciones s existe

    algn toque especial.

    Ahora, dos cosas. Primero: la nueva Seleccin

    Colombia an est poco definida. Segundo:

    por consecuencia de lo primero, es difcil dar

    pronsticos relevantes a su participacin.

    Sus dos ltimos encuentros competitivos

    -dos victorias en eliminatorias ante Bolivia

    y Ecuador- fueron un cambio importantsi-

    mo, y representaron un alza repentina -ms

    no del todo inesperada- de nivel. La base de

    aquellos dos partidos ser seguramente la

    base del proceso de cara al futuro. En pocas

    palabras, Jos Pkerman desarrollar una

    idea menos dependiente de la pelota que la

    de la anterior eliminatoria, la cual implicar

    mayor rapidez de circulacin en los ltimos

    metros del terreno y estar labrada sobre la

    capacidad de generar milagros que derro-

    chan varios de sus futbolistas ofensivos.

    El cambio del nuevo Pek-Team parte de un

    relevo extenso en la nmina. Sin haber ba-

    jado significativamente de nivel, Tefilo

    Gutirrez, el delantero ms consistente del

    combinado cafetero durante la ltima dca-

    da, parece no tener ya cabida ni en la convo-

    catoria de 22. Pkerman busca ot