Tradición y modernidad: Iconografía de la Anunciación · PDF file3.1....

Click here to load reader

  • date post

    02-Oct-2018
  • Category

    Documents

  • view

    216
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Tradición y modernidad: Iconografía de la Anunciación · PDF file3.1....

  • Tradicin y modernidad: Iconografa de la

    Anunciacin en los mosaicos del Centro

    Ezio Aletti (Roma)

    Mara RODRGUEZ VELASCO Universidad CEU San Pablo Madrid

    I. Introduccin.

    II. Marko Ivn Rupnik y El Centro Ezio Aletti (Roma).

    III. Simbolismo y narratividad en la iconografa de la Anunciacin.

    3.1. Gestos, actitudes y smbolos en los protagonistas de la Anunciacin. 3.2. El simbolismo de los colores. 3.3. Simplificacin espacial: espacios vacos para la verdadera

    contemplacin. 3.4. La Anunciacin ante el pozo. 3.5. La Anunciacin protagonista de programas decorativos unitarios.

    IV. Conclusiones.

    V. Bibliografa.

    Advocaciones Marianas de Gloria, San Lorenzo del Escorial 2012, pp. 1063-1082 ISBN: 978-84-15659-00-6

  • I. INTRODUCCIN

    En la iconografa cristiana una de las escenas ms repetidas a lo largo de

    la historia, desde sus orgenes en la pintura de la catacumba romana de santa Priscila (s. III), es la Anunciacin como inicio de la historia de la salvacin1. En los siglos sucesivos prcticamente todos los artistas han representado este episodio, enriquecindose notablemente las imgenes desde la Edad Media, con detalles simblicos que implican un profundo significado. Especialmente a partir del arte gtico, cuando el arte recoge la espiritualidad mariana de la poca, y ms concretamente en la pintura de los primitivos flamencos, se multiplican los pormenores, para destacar no slo el saludo del arcngel sino, sobre todo, la idea de la Encarnacin. Posteriormente, el arte de la de la Contrarreforma busc una mayor solemnidad en sus representaciones, aunque siempre en continuidad con la tradicin anterior.

    Las manifestaciones del arte sacro actual siguen hacindose eco de la

    iconografa de la Anunciacin, siendo de especial inters aquellas representaciones trabajadas en los mosaicos del Centro Ezio Aletti de Roma, encabezado por Marko Ivn Rupnik. Este taller, inaugurado por Juan Pablo II en 1993, ha revitalizado el arte sacro y la iconografa cristiana en la actualidad a travs de una reinterpretacin de la tradicin con el lenguaje de la modernidad. Este hecho es de gran relevancia en la cultura actual, en el contexto de las relaciones entre la iglesia y el arte, pues es patente como desde el siglo XVIII la separacin entre ambas realidades ha sido un hecho que se ha ido incrementando en los siglos posteriores, como puso de manifiesto el propio Juan Pablo II en su Carta a los artistas2.

    1 Sobre el origen de la iconografa de la Anunciacin en la Catacumba de santa

    Priscila, MANCINELLI, F., Catacumbas de Roma. Origen del cristianismo, Scala, Florencia 1981, pp. 28-29; BATTISTA, G., La pi antiche testimonianze mariane, Quaderni Mariani, pp. 37-38; FEVRIER, A., Les peintures de la catacombe de Priscille, en Mlanges dArchologie et dHistoire, 71 (1959) 301-319.

    2 JUAN PABLO II, Lettera agli artisti, Paoline, Miln 1999, pp. 21-30. PLAZAOLA ARTOLA, J., La Iglesia y los artistas, en Boletn de la Real

    Sociedad Bascongada de Amigos del Pas, 10 (1998) 11-34.

  • TRADICIN Y MODERNIDAD: ICONOGRAFA DE LA ANUNCIACIN

    1065

    II. MARKO IVN RUPNIK Y EL CENTRO EZIO ALETTI (ROMA) La importancia del Centro Aletti radica en su capacidad de fundir tradicin

    oriental y occidental a partir de un profundo conocimiento de los textos patrsticos y de la teologa contempornea. Aunque las fuentes de inspiracin para la configuracin de sus programas iconogrficos se centren en el arte paleocristiano, bizantino, romnico y gtico, los artistas del Centro Aletti son conscientes de que su arte se dirige al hombre del siglo XXI, por lo que no rechazan el lenguaje formal de las vanguardias, sino que retoman algunos de sus recursos para mayor fuerza expresiva de las obras. Su primera gran intervencin se da en la Capilla Redemptoris Mater (Vaticano, 1997-1999), pero actualmente las obras de este taller se extienden por todo el mundo, siendo algunas de las ms recientes las realizadas para la Capilla del Santsimo de la Catedral de la Almudena (Madrid, junio 2011), la iglesia de santa Mara Madre de la Iglesia (Zaragoza, diciembre 2011), el Seminario de Verona (febrero 2012) o la Capilla de la Curia General de la Compaa de Jess (Roma, febrero 2012).

    Marko Ivn Rupnik, sacerdote jesuita de origen esloveno (Zadlog, Slovenia, 1954), comienza su andadura pictrica en el noviciado de la Compaa de Jess, pidiendo permiso a sus superiores para expresar a travs de la pintura la riqueza de su vida interior. A partir de aqu l se define como un artista del color, por lo que crece su admiracin por el fauvismo de Matisse, o por aquellos maestros capaces de expresar a travs de la autonoma del color el drama interior del hombre, como Van Gogh. Adems la bsqueda de un significado ms profundo del arte le impulsar a analizar la obra de Kandinsky, autor que en su escrito Lo espiritual en el arte invita a despertar la capacidad de captar lo espiritual en las cosas materiales y abstractas3. Rupnik estudiar en paralelo teologa, filosofa e historia del arte, realidades todava hoy inseparables para una comprensin plena de su obra4.

    Aunque sus primeras pinturas pudieran clasificarse dentro de la tendencia

    a la abstraccin, con colores puros y violentas pinceladas, al ponerse al frente de los encargos litrgicos del Centro Aletti percibe que la objetividad de la liturgia requiere un arte donde muchos se encuentren y se reconozcan5, que supere la subjetividad dominante en el arte actual. A partir de entonces generaliza la tcnica del mosaico, recuperando la tradicin de las baslicas

    3 KANDINSKY, V., De lo espiritual en el arte, Paids Esttica, Barcelona 1996. 4 La unidad de sus estudios se revela en la Tesis de Licenciatura realizada para la

    Pontificia Gregoriana de Roma, titulada Vassilij Kandinskij como acercamiento a una lectura del significado teolgico del arte moderno a la luz de la teologa rusa.

    5 V.V.A.A., La Capilla Redemptoris Mater del Papa Juan Pablo II, Monte Carmelo, Burgos 2002, p. 182.

  • MARA RODRGUEZ VELASCO

    1066

    paleocristianas y de los monasterios bizantinos, sin olvidar referencias contemporneas, como el puntillismo o la edad dorada de Gustav Klimt6. Adems, desde el punto de vista tcnico, el mosaico le permite aadir al protagonismo del color la exaltacin de la materia y a su vez expresar con objetividad las escenas propias de la iconografa cristiana, a partir de un trabajo coral que supera la afirmacin subjetiva del artista. As lo expresa el propio Rupnik al decir que el mosaico es una obra coral (). Lo primero es tener en cuenta a los artistas. Si yo tuviera un proyecto, ellos seran esclavos, meros ejecutores, pero el modo de gobernar la iglesia es la colegialidad y eso supone que la verdad pasa a travs de una comunin7. III. SIMBOLISMO Y NARRATIVIDAD EN LA ICONOGRAFA DE

    LA ANUNCIACIN La iconografa de la Anunciacin pone de manifiesto que paleocristiano,

    bizantino y romnico son fuentes de inspiracin constantes para el Centro Aletti, no solo en lo que se refiere a aspectos formales, sino tambin en lo relativo a las fuentes literarias. Adems es una escena que a menudo se repite en sus ciclos decorativos, concebidos como programas unitarios, donde figuras y escenas solo cobran sentido pleno en relacin con el conjunto. La Anunciacin se presenta como inicio de la historia de la salvacin, como cumplimiento de la Verdad revelada en las profecas. Aunque Rupnik, como los artistas del Medioevo, tambin se remonta a las fuentes patrsticas y a los escritos apcrifos para trabajar esta escena, simplifica al mximo su iconografa, si bien esto no quiere decir que su significado sea menos profundo que el de pocas precedentes.

    3.1. Gestos, actitudes y smbolos en los protagonistas de la Anunciacin Las composiciones del Centro Aletti se centran en los dos protagonistas,

    el arcngel san Gabriel y la Virgen Mara, prescindiendo de referencias escenogrficas (interiores domsticos, iglesias, prticos) que han completado esta imagen a lo largo de los siglos. Ahora los personajes se ven exaltados por el brillo y la fuerza expresiva de los materiales que los rodean, dispuestos con gran dinamismo de lneas y con predominio del blanco, color de la revelacin, de

    6 Sobre la evolucin formal de la obra de Rupnik, RODRGUEZ VELASCO,

    M., Iconografa, imagen y esttica en los mosaicos de Marko Ivn Rupnik: una mirada desde la tradicin, en Debate Actual, 13 (2009) 8-37.

    7 RUPNIK, M.I., Implicaciones teolgicas del mosaico: tradicin y modernidad, en Dios es amor, San Dmaso, Madrid, 2009, pp. 69-70.

  • TRADICIN Y MODERNIDAD: ICONOGRAFA DE LA ANUNCIACIN

    1067

    la luz tabrica y de la pureza. Siguiendo la tradicin, cobran gran protagonismo los gestos y las actitudes de las figuras, para sintetizar tanto el saludo del ngel como la reaccin de la Virgen, desde su turbacin inicial hasta la acogida de la Palabra. A menudo Rupnik presenta a Mara arrodillada en seal de respeto hacia el ngel y ante la palabra divina que escucha y recibe con gran recogimiento.

    Pero tambin cabe encontrarla, como en la sacrista de la Catedral de la

    Almudena (Madrid, septiembre 2005) o en la Capilla del Hospital Beata M Ana, de las hermanas Hospitalarias (Madrid, marzo 2007), como orante, retomando modelos iconogrficos ya presentes en las catacumbas de Roma, es decir con los brazos alzados, siguiendo la posicin de oracin ms comn hasta el siglo XIII8. En este caso, la actitud orante no es tanto de splica sino de acogida. En el ltimo ejemplo referido se observa el atributo iconogrfico ms repetido en las figuras de la Virgen de las anunciaciones del Centro Alet