Vientres Alquiler

of 37/37
Futuros Padres Información para futuros padres Son muchas las parejas que se han sometido a varios tratamientos de fertilidad, tratamientos de reproducción asistida que han ocasionado importantes agitaciones emocionales a ambos cónyuges y una gran carga financiera, sin ello haber dado el resultado esperado y sin poder tener un hijo. Se han conseguido múltiples adelantos en la reproducción asistida pero lamentablemente a fecha de hoy no hay una solución para todos los problemas de infertilidad. Las madres de alquiler dan por primera vez en el mundo la oportunidad de ser padre soltero, independientemente de la condición sexual. Esto hace que un hombre al igual que una mujer pueda formar una familia monoparental en igualdad de derechos. Vientredealquiler.com con la colaboración de importantes profesionales de reconocimiento internacional en EE.UU. , coordina todo tipo de programas de gestación para personas que requieran: Donantes de óvulos Madres de alquiler que aportan sus óvulos (Inseminación artificial, IA) y gestan alquilando su vientre. Madres de alquiler (Fecundación in Vitro, FIV), gestan utilizando los óvulos de una donante o de la futura madre biológica. Donantes de esperma Podemos proporcionar tres tipos de programas para vientres de alquiler en EE.UU.: 1. Vientre de alquiler completo utilizando inseminación artificial (IA).
  • date post

    25-Jul-2015
  • Category

    Documents

  • view

    578
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Vientres Alquiler

Futuros Padres Informacin para futuros padresSon muchas las parejas que se han sometido a varios tratamientos de fertilidad, tratamientos de reproduccin asistida que han ocasionado importantes agitaciones emocionales a ambos cnyuges y una gran carga financiera, sin ello haber dado el resultado esperado y sin poder tener un hijo. Se han conseguido mltiples adelantos en la reproduccin asistida pero lamentablemente a fecha de hoy no hay una solucin para todos los problemas de infertilidad.

Las madres de alquiler dan por primera vez en el mundo la oportunidad de ser padre soltero, independientemente de la condicin sexual. Esto hace que un hombre al igual que una mujer pueda formar una familia monoparental en igualdad de derechos.

Vientredealquiler.com con la colaboracin de importantes profesionales de reconocimiento internacional en EE.UU. , coordina todo tipo de programas de gestacin para personas que requieran:

Donantes de vulos Madres de alquiler que aportan sus vulos (Inseminacin artificial, IA) y gestan alquilando su vientre. Madres de alquiler (Fecundacin in Vitro, FIV), gestan utilizando los vulos de una donante o de la futura madre biolgica. Donantes de esperma

Podemos proporcionar tres tipos de programas para vientres de alquiler en EE.UU.: 1. Vientre de alquiler completo utilizando inseminacin artificial (IA). 2. Vientre de alquiler gestacional empleando vulos de una donante, fecundacin in vitro (FIV) 3. Vientre de alquiler gestacional empleando el vulo de la madre.

Nos ponemos el la piel de los futuros padres, independientemente de su condicin sexual y su estado social (casados, solteros, gays, lesbianas) y estamos dispuestos ayudar con los diferentes programas de vientres de alquiler dando paso por paso hasta llegar a construir una nueva familia y regresar a casa e iniciar una nueva vida juntos. Consultar sobre programas de gestacin por sustitucin AQUI.

Vientre de alquiler Fertility Consulting VDA Fertility Consulting

Madres Subrogadas Informacin sobre madres subrogadasA pesar de no existir una relacin biolgica entre el nio y la madre de alquiler si as se desea, esta juega el papel ms importante en todo el proceso, gestando y dando a luz el beb. Una tcnica que consiste en la estimulacin ovrica de la mujer y como consecuencia a sta, la extraccin de los vulos que son fertilizados con los espermatozoides del padre, lo que da paso a la formacin de embriones. Estos embriones son implantados en el vientre de alquiler. En este caso se procede a la fecundacin in Vitro (FIV) con los vulos de la madre biolgica y con los espermatozoides del padre elegido o donantes en su efecto. Cuando los vulos de la madre biolgica no son ptimos, se procede directamente a la inseminacin artificial (IAD) del vientre subrogado con el esperma del padre o donante. En EE.UU. pioneros en madres subrogadas, para que una candidata pueda optar a alquilar su vientre, conlleva una gran cantidad de pruebas y evaluaciones como: exmenes psicolgicos, controles de informes policiales, informes obsttricos, revisiones de pliza del seguro mdico, realizacin de todo tipo de pruebas mdicas y pasar un proceso de seleccin no solo por parte de la agencia que las contrata sino tambin con la supervisin de los doctores que procedern a la transferencia embrionaria o inseminacin artificial. Todo ello contribuye a tener unas tasas muy elevadas de xito en los programas de gestacin por sustitucin y en muchos casos consiguiendo excelentes resultado en los primeros transfer.

La mejor forma de elegir una madre subrogada entre todas las candidatas no solo depende de este tipo de evoluciones, sino tambin de la afinidad que se pueda producir por ambas partes (madre subrogada y futuros padres), una vez presentadas o puestos en contacto.

A la hora de tomar cualquier decisin deberemos tener en cuenta el pas donde se est contratando la madre de alquiler y sus posibles variantes. Consultar sobre programas de maternidad subrogada AQUI. Vientre de alquiler Fertility Consulting

VDA FertilityConsulting

Donantes de vulos Informacin sobre donantes de vulosAl contrario que las madres subrogadas las donantes de vulos aportan el 50% de la carga gentica de futuro beb por ello los requisitos a la hora de seleccin son tanto o ms cuidados por parte de las agencias, que cuentan con una gran cantidad de perfiles de todo tipo, as como mltiples combinaciones interraciales.

Todos los perfiles de las donantes de vulos incluyen: 1. Historia mdico familiar a lo largo de 3 generaciones. 2. Historial obsttrico si fuera necesario. 3. Evaluacin psicolgica 4. Resumen de su seguro mdico. 5. Todo tipo de referencias educativas y vocaciones. Intereses personales, hobbies y retos personales. 6. Fotos de la donante de vulos y/o madre sustituta (en el caso de una inseminacin artificial, IA) y de su familia. Las donantes de vulos pasan evaluaciones psicosociales, estudios psicolgicos completos y autorizados, pruebas mdicas y cualquier otro tipo de control extraordinario que los futuros padres crean convenientes. Muchas de ellas, casi la mayora, prefieren permanecer en el anonimato pero por el contrario, las pocas que no lo hacen suelen sentirse muy cmodas encontrndose con los futuros padres.

El cuidado proceso de seleccin de las donantes de vulos por partes de las agencias que las contratan tratarn de garantizar un elevado xito a la hora de la estimulacin ovrica, que consiste en inducir una ovulacin mltiple mediante medicaciones hormonales. Consultar sobre programas de donates de vulos AQUI. Vientre de alquiler Fertility Consulting VDA Fertility Consulting

Gestacin por subrogacin para Gays

Informacin sobre subrogacin para GaysQueremos destacar el importante incremento de embarazos por encargo de madres de alquilar para gays. Por lo que las madres de alquiler estn dejando de ser una opcin exclusiva de matrimonios con problemas de fertilidad, dando lugar a constituirse un servicio cada vez ms utilizado dentro de la comunidad gay internacional, ayudando ello a poder realizar el sueo de ser padres y constituir una familia en igualdad de condiciones a las de una pareja heterosexual.

La continua exclusin de todos los programas de adopciones o las largas e interminables esperas, han llevado a cientos de parejas gays a buscar soluciones para convertirse en padres, encontrando en los vientres de alquiler la va ms segura para hacer realidad un sueo, ahora ya posible gracias a la gestacin por subrogacin, y por consiguiente ser padres biolgicos.

Como dato curioso segn la Academia Norteamericana de pediatra, ms de nueve millones de nios menores de 18 aos viven con padres del mismo sexo. Desde hace ms de una dcada la comunidad gay de Estados Unidos ha contribuido a que se produzca un fenmeno llamado Gay Baby Boom cada vez ms cercano a Europa. Esto est ayudando a cambiar las caractersticas de la familia tradicional.

A fecha de hoy son cientos las parejas gays e individuos a nivel internacional que estn formalizando contratos con madres de alquiler, lo que dar un fuerte empujn a cambiar leyes y derechos con la creacin de estas nuevas familias. En Europa el fenmeno acaba de empezar y de hecho se trata de una prctica cada vez ms difundida.

Superados todo tipo de exmenes mdicos y psicolgicos solo falta esperar el da que ser sin duda el ms feliz de nuestras vidas. Consultar sobre programas de gestacin por sustitucin AQUI. Vientre de alquiler Fertility Consulting VDA Fertility Consulting

Prensa Debate en Para todos la 2 - TVESe conocen popularmente como "Madres de alquiler", pero en realidad son mujeres que gestan por encargo a los hijosde otras personas, que son los autnticos padres y madres de los bebs. Se trata de una nueva prctica que ha nacido de la mano de los avances cientficos de la reproduccin asistida, que no es legal en Espaa. Debate entre Anna Veiga, Biloga y presidenta de la Sociedad Europea de Reproduccin y Embriologa; Marcelo Palacios, presidente del Comit Cientfico de la Sociedad Internacional de Biotica; Yolanda Dema, Abogada del bufete "Dema Abogados y Asociados" y Sebastin Expsito, padre mediante maternidad subrogada y director de la web 'Vientre de alquiler'. Fuente: Para todos la 2 - TVE - Madres de Alquiler - Debate - 27.09.2011 LINK RELACIONADO

Soy Madre de AlquilerSoy madre de alquiler. En nuestro pas est prohibido que las mujeres se dejen embarazar a cambio de dinero, pero entre 400 y 500 espaoles viajan a Estados Unidos, Rusia o India para buscar un hijo por este mtodo. Cuesta 7.000 euros en el mercado ilegal y hasta 100.000 en Beverly Hills

S que no hago bien, pero necesito dar de comer a mi familia, dice Adriana, colombiana, de 26 aos Colombiana de 26 aos alquila vientre. Necesidad econmica. Este anuncio lo public Adriana (nombre falso) en internet hace seis meses. Desde entonces, decenas de personas con problemas de infertilidad le han enviado correos electrnicos interesados en contratarla para gestar un beb. Se trata de matrimonios con problemas para la concepcin, parejas estables de homosexuales o mujeres y hombres solteros que quieren cumplir el mayor sueo de sus vidas... No sabes lo que la gente est dispuesta a hacer para conseguir un hijo, explica Adriana por telfono, un tanto nerviosa, desde un pequeo pueblo de la costa colombiana. La mayora de los mensajes, segn la chica, proceden de Espaa, aunque insiste en no dar detalles por tratarse de una actividad ilegal. En nuestro pas, la tcnica de gestacin mediante vientres de alquiler o maternidad subrogada est prohibida. La tcnica consiste en la estimulacin ovrica de la mujer y la extraccin de los vulos, que son fertilizados con los

espermatozoides del padre. Esto da paso a la formacin de embriones que son implantados en el vientre de alquiler. El vulo puede proceder tambin de la mujer que encarga el beb. Para los espaoles, la nica posibilidad legal de conseguir un beb es viajar a pases como India, Rusia o Estados Unidos. La reciente paternidad, el pasado marzo, del cantante Miguel Bos, ha abierto el debate. Bos ha tenido gemelos Diego y Tadeo y confes a travs de Twitter que se senta ms feliz que en toda su vida. El artista se suma as a la larga lista de personajes pblicos clientes de la subrogacin: Ricky Martin , Elton John y su marido, David Furnish, Sarah Jessica Parker o la baronesa Thyssen. Algo maravilloso La mayora de los famosos acuden a prestigiosas clnicas previo pago de cantidades inconfesables. Uno de los pioneros fue Michael Jackson, cuyo hijo menor, Prince Michael, naci en 2002 a travs de esta tcnica. El precio del servicio depende del pas y del centro especializado. De los 70.000 euros que se pagan en algunas clnicas, hasta los ms de 100.000 en otras de Beverly Hills. En el mercado ilegal, sin garanta alguna, se abona entre 10.000 dlares (7.000 euros) y 25.000 dlares (18.000 euros) Los espaoles Mara y Fran (nombres falsos) acaban de llegar de San Carlos, California. Vienen con su beb de un mes. Ella tiene 36 aos y el 37. Llevan cinco casados. Viven en un pueblo de Castilla y Len. Su experiencia ha sido maravillosa, explica la madre. El vulo era suyo; el esperma, de su marido. Pero yo tena un problema mdico, de corazn, y no poda gestar. Aunque somos gente humilde y hemos tenido que pedir una segunda hipoteca, no hay dinero para pagar lo que sentimos cuando miramos a nuestro hijo, cuenta satisfecha. La relacin con la mujer alquilada ha sido extraordinaria: Ella y su marido vienen a visitarnos ahora. Mara pide la legalizacin. No hacemos nada malo y, sin embargo, a veces siento que tengo que justificarme, reconoce. Entre 400 y 500 espaoles acuden a otros pases cada ao para conseguir el hijo deseado. Pero el sueo cumplido de los ms afortunados se ha convertido en anzuelo peligroso para otros. La falta de recursos econmicos ha generado un mercado ilegal preocupante. No se dispone de cifras fiables pero basta con teclear en algn buscador de internet vientres de alquiler o maternidad subrogada. Hay oferta y demanda. Legal e ilegal. Aqu se anunci Adriana, una de tantas. Clnicas en Caracas S que lo que hago no est bien, pero necesito dar de comer a mi familia. Con una sola vez, tendr para todos, confiesa. Su padre falleci hace diez aos. Lo mataron para robarle el carro, dice. Tuve que dejar de estudiar para ayudar a mi mam y mis dos hermanos. El ao pasado me qued embarazada y tuve una nia que ahora tiene ocho meses. Me fui a vivir con l y mi suegra pero esto es un infierno, contina. l est enamorado de otra, me trata mal. Si

alguien me paga, salgo de aqu. Adriana pide 7.000 euros por todo el proceso. Sabe perfectamente cmo es el procedimiento porque tiene amigas con experiencia en el asunto. Una de ellas, Nena (nombre falso), que ya lo ha hecho dos veces, explica su ltimo procedimiento desde Venezuela: Era una pareja espaola. Ella tena 38, l, 50. La mujer tena un problema en la matriz. Me llevaron a un centro de inseminacin en Caracas. Me rentaron un apartamento durante diez meses, era como una crcel. No me dejaban hacer nada. Cuando di a luz, cogieron el beb y se marcharon para Espaa. Sobre las complicaciones legales, aclara: Compraron la cdula [el documento de identificacin]. As, al salir del hospital, en Caracas, como madre biolgica figuraba la mujer espaola. Como padre, su marido. Fin de la historia. S que lo tienen unas personas que lo deseaban mucho y la quieren mucho y va a tener una mejor vida y ms oportunidades que yo, sentencia Nena, que ahora tiene un novio italiano, que no sabe nada de esto. Mientras tanto, decenas de clnicas de California ofrecen en sus web mil y una garantas. Los profesionales espaoles advierten, sin embargo, de que se debe contrastar la informacin, a veces es engaosa. La demanda es evidente. Cada mes recibo 25 o 30 mails de parejas espaolas. Tengo un mapa y voy marcando La Corua, Bilbao, Islas Canarias..., declara Mario Expsito, gerente de la agencia Extraordinary Conceptions, en San Carlos, California. Sus hijos tambin nacieron de una madre de alquiler. Esto no es slo un negocio. Yo s muy bien lo que es no tener el amor de un nio, afirma. Como casos emocionantes cuenta el de dos parejas: un matrimonio de 60 aos que acaba de irse con un beb y el de una pareja de personas con discapacidad fsica (ambos en silla de ruedas) que se llevaron a su hijo entre sus brazos. Las condiciones mdicas exigidas a la madre de alquiler se resumen en cuatro puntos: haber tenido ya un hijo sano, indicador de masa corporal adecuado (es decir, que la mujer no est gorda), informe psicolgico y ambiente estable. El gerente se muestra sorprendido porque ltimamente est recibiendo peticiones de espaolas que se ofrecen como madres de alquiler. Tengo que decirles que va contra la ley, que no puedo ayudarlas. La medicina del deseo Adriana, desde Colombia, da ms detalles de su historia: De mi familia nadie sabe lo que hago. Mi madre es capaz de matarme. Es una mujer cristiana y preferira morirse de hambre antes que esto. Sus alternativas no son muchas: He tenido cantidad de propuestas indecentes como prostitucin y narcotrfico, que es de lo que ms se vive aqu. Una de las cosas que preocupa a los futuros padres, explica, es el tema de la belleza: Siempre me preguntan: Eres bonita?. Un cliente, adems, le sorprendi con una cuestin inesperada: Y si el nio viene con problemas, entonces qu?. Adriana se asust. Si no se lleva finalmente al nio, qu pasara?. La moral catlica rechaza de plano la prctica. Lo que triunfa ahora es la medicina del deseo:

no se utiliza para curar sino para cumplir cualquier aspiracin, fuera del bien del menor, califica Juan Jos Prez-Soba, catedrtico de Moral Fundamental en la Facultad de Teologa de San Dmaso (Madrid). El problema fundamental es que se produce una sustitucin de lo que es la maternidad, que no es sino la relacin personal con el hijo. Generar un hijo no puede hacerse mediante un alquiler. En sentido radicalmente contrario se pronuncian, entre otros, los colectivos de gays y lesbianas, que luchan para que todos, independientemente de sexo y condicin, puedan ser padres o madres. Los gobiernos, mientras tanto, prefieren evitar un debate a todas luces espinoso. Fbrica de nios El barcelons Sebastin Expsito, de 44 aos, fue el primer padre soltero de Espaa (consigui que en el registro no figurase la madre de alquiler). Tengo un concepto de familia muy arraigado, quizs porque tengo nueve hermanas, sostiene el director de la web vientresdealquiler.com. En un viaje a Nueva York mir el apartado de adopciones en las pginas amarillas. All vi los primeros anuncios de vientres de alquiler. Y se puso manos a la obra: Me explicaron las dificultades que encontrara en el camino. Las super todas. Su hija Salma del Carmen, que se parece mucho a l, cumpli tres aos el pasado 9 de mayo. Para proporcionar a otros la ayuda que l no tuvo dirige la agencia, con sede en Barcelona. Cada vez son ms las personas que acuden a ella, sobre todo desde el 7 de octubre del 2010, debido a la Nueva Ley Espaola sobre Maternidad Subrogada Gestacional en Pases Extranjeros. Esta ley permite registrar a los nios nacidos a travs de maternidad subrogada siempre y cuando exista una resolucin judicial en el pas de origen, aclara Expsito, que desde entonces organiza viajes a California para familias espaolas que desean iniciar el proceso.

Fuente: Diario La Razn - Lidia Jimnez (Madrid 14/05/2011) LINK REFERENCIADO

NOTA DEL ADMINISTRADOR: RECTIFICACION AL ARTICULO PUBLICADO EN LA RAZON - 15/05/2011 Donde dice: "Mario Expsito" Debera decir: "Mario Caballero" Donde dice: "El barcelons Sebastin Expsito , de 44 aos, fue el primer padre soltero ( consigui que en el registro no figurase la madre de alquiler)" Debera decir: "El barcelons Sebastin Expsito , de 44 aos, fue el primer padre soltero que recurri a la maternidad subrogada . ( Para que se reconozca la filiacin y por tanto se

pueda realizar la inscripcin registral de su hija Salma del Carmen ante el Registro Civil de Barcelona) ha debido recurrir a la interposicin del procedimiento de EXEQUATUR de la Sentencia extranjera ante los Juzgados de Familia de Barcelona, competencia que les corresponde, tanto por la materia a tratar como por el domicilio del demandante" Para proporcionar a otras personas la ayuda y consejo que l no tuvo, dirige la pg web www.vientredealquiler.com Aclaracin Cada vez son ms las personas que acuden a esta prctica , sobre todo desde que el jueves da 7 de octubre 2010, se publica en el BOE , la Instruccin de 5 de octubre del 2010, de la Direccin General de los Registro y del Notariado * , sobre rgimen registral de la filiacin de los nacidos mediante gestacin por sustitucin, donde se contempla la posibilidad de atribuir la paternidad del nacido/a mediante esta tcnica , y realizar la correspondiente inscripcin en los Registros Civiles Espaoles . Ello es posible siempre y cuando se haya obtenido una Sentencia dictada en el lugar de nacimiento , y posteriormente acudir a los medios ordinarios regulados en nuestra

legislacin, en atencin a la jurisdiccin y competencia de los Juzgados de Familia correspondiente y tras los trmites legales obtener la correspondiente resolucin judicial de los Juzgados y Tribunales Espaoles , y por tanto se pueda realizar la inscripcin del /la menor en el Registro Civil de su domicilio , todo ello a travs del procedimiento de EXEQUATUR DE SENTENCIA EXTRANJERA , trmite en el que se encuentra en estos momentos Sebastin Expsito ante los Juzgados de Familia de Barcelona. Esta Instruccin de la Direccin General de Registro y del Notariado , permite desde el momento de su publicacin en el BOE ( BOLETIN OFICIAL DEL ESTADO ), cumpliendo los cauces legales espaoles registrar en el Registro Civil a los nios/as nacidos a travs de maternidad subrogada siempre y cuando exista una Sentencia judicial en el pas de origen, aclara Expsito que desde su experiencia personal se dedica a travs de su empresa a informar, ayudar y a colaborar, activamente con personas que muestran un total inters en la maternidad subrogada y cuyo deseo es simple y llanamente el tener y el formar su propia familia. * LA DIRECCION GENERAL DE LOS REGISTROS Y DEL NOTARIADO rgano que forma parte de la estructura de la Subsecretara del Ministerio de Justicia SE ENCARGA DE ( entre otras funciones ) de la tramitacin y, en su caso, resolucin de expedientes de nacionalidad y los de reconocimiento o denegacin de las situaciones que afectan al estado civil de los ciudadanos y su inscripcin en el Registro Civil; asimismo, la tramitacin y, en su caso, resolucin de los recursos gubernativos contra los actos de los titulares del ejercicio de estas funciones, as como el estudio y la resolucin de cuantas consultas le sean efectuadas sobre

las anteriores materias.

Gestantes de sueosLos vientres de alquiler se expanden Este beb no es mo. Soy como la niera. Le ayudo a crecer, igual que una incubadora, explica una madre de alquiler embarazada de una pareja extranjera QU ES? La gestacin subrogada o por sustitucin, designada popularmente con la expresin vientre de alquiler, es el procedimiento por el que una mujer acepta gestar un beb que ser hijo de otras personas. La madre de alquiler puede donar su propio vulo (es la llamada subrogacin tradicional) o bien recibir un embrin sin relacin gentica con ella (subrogacin gestacional). Se trata de una prctica ilegal en Espaa, pero legal en varios estados de EE UU, en Ucrania o en la India.. Es un fenmeno difcil de cuantificar. Ni siquiera en Estados Unidos hay estadsticas fiables: las que existen hablan de unos 1.400 nacimientos por subrogacin gestacional al ao, pero la cifra real es seguramente mucho ms alta. Los ejemplos visibles de varios famosos y la generalizacin de internet han contribuido a popularizar este procedimiento en pases donde no es legal. Llevamos algo ms de doce aos trabajando con espaoles explica John Weltman, presidente de Circle. Pero el nmero se ha incrementado de manera espectacular en los ltimos aos. La subrogacin es muy criticada desde posturas conservadoras, pero tambin desde algunos mbitos feministas. Muchas esposas de militares 'trabajan' como madres de alquiler. Ellas son la eterna incgnita de la ecuacin, el personaje decisivo que nunca aparece en escena. Nos hemos acostumbrado ya a que algunos famosos tengan hijos sin que hayamos presenciado un embarazo, pese a estar pendientes de cualquier minucia de sus vidas: se convierten en padres de manera aparentemente sbita, como ha ocurrido ahora con Miguel

Bos, porque la mujer que ha gestado y parido a sus criaturas se encuentra muy lejos de los focos, al otro lado de un ocano, en su propia casa y con su propia familia. Jams la vemos. Las celebridades son solo la punta de un iceberg cada vez mayor, ya que la gestacin subrogada, lo que se conoce popularmente como vientres de alquiler, est en alza en nuestro pas pese a que la Ley de Reproduccin Asistida la prohbe de manera expresa. Parejas con problemas de fertilidad, matrimonios homosexuales y, cada vez ms, padres solteros recurren a los servicios absolutamente legales que ofrecen otros pases, sobre todo Estados Unidos, para hacer realidad su anhelo de tener descendencia. Eso s, la impresin que dan los famosos de convertirse en padres de la noche a la maana es engaosa. El proceso resulta largo y muy complejo, adems de extremadamente caro. Es como una montaa rusa con muchos sobresaltos, alegras tremendas y depresiones brutales. Aparte de las preocupaciones de cualquier pareja, afrontas las derivadas de los 10.000 kilmetros de distancia, con esas conversaciones a las tres de la maana, y tambin las que tienen que ver con el sistema sanitario diferente, explica Antonio, un madrileo que mantiene en internet la plataforma Son Nuestros Hijos. l y su marido decidieron recurrir a la subrogacin despus de comprobar las dificultades prcticamente insalvables para adoptar un beb: el itinerario que pasa por una agencia, una clnica y un despacho de abogados -trabajamos con los mismos que Ricky Martin, apunta con una sonrisa- les permiti abrazar por fin a su hija Manuela, gestada y nacida en California, la meca mundial de este tipo de procreacin. Supone un tremendo esfuerzo emocional, de tiempo y de dinero. El que es padre por este procedimiento es porque tiene unas ganas brutales. Es tu prioridad por encima de todo: del piso, del coche, de cualquier cosa, resume. Contratar los servicios de una madre de alquiler no consiste solo en elegir a la mujer deseada en un catlogo y pagar la tarifa. Hay que solucionar todo lo referente al seguro mdico, pasar evaluaciones fsicas y psicolgicas e incluso presentar certificados de antecedentes penales. Hace falta una clnica de fertilidad y, en muchos casos, una donante de vulo -en la actualidad, es ms rara la subrogacin tradicional, en la que la gestante aportaba su propio vulo y tena, por tanto, un vnculo gentico con el beb-, y se firman unos extensos contratos que prevn al detalle todo lo que puede ocurrir a lo largo del embarazo, incluidas circunstancias tan lgubres como la muerte de los padres antes del parto. En 30 aos, Estados Unidos ha vivido todo tipo de situaciones, as que est todo contemplado, asegura Sebastin Expsito, director de la agencia catalana Vientre de Alquiler, dedicada a asesorar a quienes optan por este procedimiento. El propio Expsito se convirti en uno de los primeros padres solteros de Espaa a travs de un programa de gestacin subrogada, tambin en California.

Concretemos: cunto cuesta? La madre cobra entre 25.000 y 30.000 dlares, pero es un dato que invita a la confusin. A esa cantidad hay que sumarle los gastos de agencia, de

fertilizacin, de donante de vulo si se necesita, de abogado, de los seguros mdicos privados... La media ronda los 100.000 dlares, pero puede variar 20.000 abajo o arriba, pormenoriza Expsito. Estos precios, inasequibles para buena parte de los bolsillos, han empujado a muchas parejas hacia otros lugares del planeta que admiten la subrogacin, como Ucrania o, sobre todo, la India, donde el coste puede oscilar entre 30.000 y 40.000 euros. Sus clnicas reciben incluso clientela estadounidense, a la que le sale ms barato que en su propio pas. Pero el ahorro tiene sus contrapartidas: el pas asitico despierta recelos en cuanto a las garantas para las mujeres y plantea complicaciones aadidas en materia legal. Adems, en vista de que el descontrol haba dado lugar a un notorio 'turismo reproductivo', sus legisladores estn preparando una norma restrictiva que podra vetar a las parejas homosexuales. En Estados Unidos, se establecen unos condicionantes y existe una seguridad absoluta para las mujeres. En otros pases no es as, y muchas se meten en esto por necesidad econmica o por presiones del marido o el padre. En la India no te dan ningn documento, no puedes demostrar que ese hijo es tuyo. Se producen situaciones muy dramticas, comenta Luisa Notario, responsable del rea de Familia de la Federacin Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales. Esposas de militares

Ciertamente, en Estados Unidos no todas las mujeres pueden alquilar su tero durante nueve meses. Las agencias establecen lmites de edad, les exigen que ya hayan sido madres con anterioridad e incluso, en algunos casos, rechazan las rentas ms bajas. Un curioso filn son las esposas de militares, que, con dificultades para encontrar empleos convencionales debido a los frecuentes traslados, tienen unos ndices de gestaciones de este tipo bastante superiores a la media. Nosotros recibimos entre 140 y 200 solicitudes de mujeres cada mes, pero echamos atrs el 93%, puntualiza John Weltman, presidente de la agencia Circle Surrogacy, con sede en Boston, que este ao cuenta con diez parejas espaolas entre sus clientes. Uno tiende a suponer que la principal causa de rechazo de las aspirantes sern cuestiones como el abuso de drogas o el ambiente familiar poco propicio, pero la realidad va por otro lado: La razn ms comn es que el 40 o el 50% de las mujeres no est de acuerdo con el aborto o la reduccin selectiva (en caso de implantaciones mltiples de embriones), y el 98% de nuestras parejas quiere reservarse ese derecho si el nio no est sano, aclara Weltman.

Vanessa, una joven hispana de la Costa Oeste, es una de las 'carriers' de Circle, sus 'portadoras', que es como se suele denominar en ingls a las gestantes. Est casada, tiene una hija de dos aos -Elizabeth- con su marido Justin y lleva en su vientre otra nia, pero esta no es suya, sino de una pareja residente en un pas donde no est permitida la subrogacin. No

teme ese momento en el que, despus del parto, tenga que separarse de la pequea? Este beb no es mo, una mujer don el vulo y uno de los padres dio el esperma, as que yo solo estoy cuidndolo -argumenta-. Eso no quiere decir que no lo quiera, pero mi familia y yo entendemos que soy como la niera: le estoy ayudando a crecer, igual que una incubadora, y soy consciente de que lo tengo que entregar. Creo que sera ms difcil para m ser donante de vulo, porque siempre sabra que tengo en otro lado del mundo una parte de m que no conozco. A Vanessa le rondaba la idea de convertirse en madre de alquiler desde los 19 aos, cuando vio un reportaje sobre una pareja que no poda tener nios, y se anim a dar el paso en cuanto dio a luz a su propia hija: Cuando la mir por primera vez, fue el mejor momento de mi vida. Eso influy en mi decisin de ayudar a una pareja a tener esos mismos sentimientos. Nosotros somos muy felices juntos, y pienso que esa es una de las razones ms grandes para querer ser madre subrogada.

En este mundillo, todos insisten en que el altruismo es ms importante que el dinero, en que ayudar pesa ms que cobrar. Vanessa no es una excepcin: Mi familia es de origen humilde, pero somos trabajadores y nunca nos ha faltado nada. Para m la principal motivacin fue ayudar a una pareja a tener un hijo propio: es el mejor regalo que se puede dar a una persona.

Y la pequea Elizabeth? Tiene opinin sobre todo esto? Ella conoce a los padres y se lleva muy bien con ellos. Cuando nos visitaron, la trataron como a una reina: se sent con ellos y les estuvo enseando fotos de nuestra familia. A veces le tengo que explicar que llevo un beb en la barriga, pero que solo lo estamos cuidando para unos amigos, y ella sonre. Creo que est contenta de seguir siendo la nica.

Controladora area

La relacin entre padres y gestantes es un vnculo familiar sin precedentes que los implicados han ido definiendo sobre la marcha. Ricardo Lucas y su marido, Ivn, son una pareja sevillana que, hace dos aos, sum prstamos de familiares y bancos para tener un hijo en Chicago. Hemos acumulado unas deudas muy particulares, pero estamos encantados de la vida, explica Ricardo, que muestra un especial empeo en desmentir las ideas preconcebidas sobre las gestantes: La nuestra, Jennifer, es controladora area y su marido tiene un restaurante. No lo hace por dinero, aunque a lo mejor sin dinero no lo hara, porque lgicamente merece una compensacin por todo lo que supone un embarazo. Tambin conocimos a la donante de vulos, una estudiante de medicina estupenda. Tras el nacimiento, hay padres que se llevan

al beb y rompen todo contacto con la mujer que lo pari, pero resulta ms habitual que la gestante quede unida de algn modo a la familia. Nosotros estuvimos en el parto, yo cort el cordn umbilical... -recuerda Ricardo-. Despus no sabamos muy bien cmo actuar y le enviamos a Jennifer un ramo de flores, pero ella nos dijo que fusemos a verla con el nio. Sus primeras palabras fueron: 'Qu hijo ms bonito tenis!'. Lo viven con total naturalidad, es otra mentalidad. Ahora seguimos hablando por 'mail' y por telfono y est invitada a venir a Espaa. Todo nuestro entorno la conoce, es la mujer que nos ha hecho padres!.

Los dems hombres que aparecen en este reportaje tambin mantienen la relacin con las gestantes de sus hijos. Susan es una amiga, pero tambin es como Dios para m. Siempre estar en deuda con ella, apunta John Weltman, el jefe de Circle, que tiene dos hijos adolescentes de la misma madre de alquiler. Mantenemos una relacin extraordinaria e incluso nos planteamos un segundo hijo -responde Sebastin Expsito-. En Estados Unidos hay mujeres con cuatro y cinco subrogaciones sin ningn prejuicio, ni trauma, ni problema. Es algo que a m me sigue maravillando. Y Antonio, de Son Nuestros Hijos, da una pequea leccin sobre la flexibilidad del concepto moderno de familia: La mayor parte de la gente contina en contacto: unos utilizan la palabra 'madrina', otros la llaman 'gestante'... En nuestra casa le decimos 'surrogate', en ingls. Es una mujer fantstica, con dos hijas de 18 y 19 aos. La tengo en Facebook y nos intercambiamos fotos, nos hacemos comentarios... Mi hija no tiene madre, sino dos padres. Pero, si hubiera que hablar de madre, el papel se reparte entre la mujer que don el vulo, la que la gest y la que ahora la cuida mientras trabajamos.

Vientre de Alquiler en ColombiaAlquier de vientres: nueva forma de maternidad. As las parejas con problemas de fertilidad tienen una opcin diferente a la adopcin. Sin titubear reconoce que alquil su vientre. Ella, paisa de 29 aos, madre de tres hijos y ex secretaria, prest su tero para llevar el hijo de otra mujer. Una tarde de hace dos aos, entre cuentas de arriendos, servicios y tres bocas que alimentar, vio un titular que cambiara su situacin: "Madres alquilan vientre en Medelln".

En la misma ciudad, a una mujer de 31 aos, luego de tres abortos, las pruebas mdicas le confirmaron que no poda mantener un embarazo. "No quera sufrir ms prdidas, pero mi deseo de ser madre fue una razn poderosa para renunciar a la posibilidad de tener mi hijo yo misma". Junto a su esposo buscaron alternativas y optaron por alquilar un tero. La maternidad delegada, subrogada o alquiler de vientre es un procedimiento mdico que consiste en implantar el embrin de una pareja en el tero de otra mujer. Al trmino de la gestacin, el beb es entregado a los padres de crianza. Hay tres opciones: usar vulos y espermatozoides de los futuros padres y fertilizar in vitro a la madre subrogada; usar vulos de la madre que alquilar su vientre o buscar una donante de vulos. A cambio, la madre delegada recibe un pago y tiene gastos mdicos, de manutencin y atencin psicolgica asegurados. En Colombia, un pas que, de acuerdo al Departamento administrativo nacional de estadstica (Dane), tiene un 46 por ciento de su poblacin viviendo en la pobreza y un 17,8 por ciento en la pobreza extrema, el alquiler de vientres podra ser, para algunas, una forma de ganar dinero. O tambin podra ser una alternativa para el 11 por ciento de colombianas que sufren de infertilidad (segn la Encuesta nacional de demografa y salud, 2010). Cualquiera que sea el fin, lo cierto es que hasta hoy no est reglamentado por la ley y, aunque no es un delito, tampoco se considera una prctica legal. *** La mujer de 29 aos lleg al Centro de fertilidad de Medelln decidida a alquilar su vientre. Lo primero fue "llevar mi informacin y someterme a exmenes mdicos", cuenta. El centro se puso en contacto con ella cuando lleg una pareja con problemas de infertilidad. Y un embrin, que result del esperma y vulos de los futuros padres, fue implantado en su tero. "Doctor, lo que nos importa es que sea sana mental y fsicamente, y honesta, que no nos vaya a fallar", pidi la pareja sobre la madre que alquilara su tero. Despus atraves por un proceso mdico: estimulacin ovrica, seguimiento de su ciclo menstrual, aspiracin de vulos, unin con el esperma de su esposo para formar el embrin que implantaron en el vientre de

Clara, Ana o Martha. Pudo ser cualquiera. Los padres no conocen a la madre subrogada. Byron Ros, director del Centro de fertilidad de Medelln, explica que escogen madres subrogadas saludables fsica y mentalmente, libres de enfermedades hereditarias, con mnimo dos hijos y un mtodo de anticoncepcin quirrgico. Los padres de crianza, por su parte, deben tener un problema de fertilidad, capacidad econmica para asumir los gastos (que pueden ir desde 13 a 30 millones de pesos) y se les deja claro que el tratamiento puede fallar en los primeros intentos. La seleccin del vientre la hace el centro. En el ltimo ao, se han acercado 40 mujeres -aproximadamente- que desean alquilar su tero, pero solo 10 han sido admitidas. Segn Adriana Ros, psicloga del Centro de fertilidad, "se descartan por motivos de salud general y reproductiva, por el medio sociocultural del que proviene, la actitud y percepcin frente al programa y el entorno que rodea a la aspirante, que en muchos casos, genera limitaciones para que ella se pueda desempear como madre delegada". En cuanto al embrin, Ros dice que "lo ideal, es que los vulos sean de la madre de crianza y, si no es posible, vulos de una donante, pero nunca los de la madre delegada para no crear el vnculo gentico". Los futuros padres y la madre delegada tienen seguimiento psicolgico. En Estados Unidos, Francia y Reino Unido es legal esta prctica. En Australia y Canad, solo es legal si es altruista y no hay un intercambio comercial; mientras que en Espaa, Italia y Hungra es ilegal. Sebastin Expsito, barcelons y padre de una nia dada a luz por este procedimiento, es director de Vientredealquiler.com, una agencia de subrogacin que recurre a la legislacin americana. El proceso, como l lo dirige, consiste en contactar a los padres con la madre delegada y ellos mismos determinan hasta qu punto quieren vincularse. Caso diferente en Colombia, donde no se conocen. Por otro lado, la agencia espaola ayuda a que padres solteros y parejas del mismo sexo tengan hijos con el procedimiento. Esto es distinto en Medelln: "Han llegado parejas de homosexuales - dice Adriana Ros-. Nosotros los atendemos y escuchamos, pero no seguimos el proceso con ellos". *** La mujer que alquil su vientre no vio al beb despus del parto. No lo conoce y tampoco le interesa: "cmo quedarme con un hijo, con todas las necesidades que tengo y, encima, que no es mo?", dice. Recibi 13 millones, ms gastos mdicos y de manutencin, que incluyeron el alquiler de un aparta-estudio hacia el quinto mes de embarazo. "Me fui para que mis hijos no me vieran", explica. Su esposo estuvo de acuerdo, pero no hablan del tema: "es un proceso que es mejor borrar". Ahora, est de nuevo en una situacin econmica complicada y busca

alquilar su vientre otra vez y a un precio mayor. El problema legal para alquilar vientres en Colombia es que, al nacer un nio, la ley establece que el mdico debe hacer un registro de nacido vivo con los datos de la madre que da a luz. Para efectos de esta prctica, el nio figurara como hijo de la madre subrogada y, si el mdico inscribe a otra persona, incurre en falsedad de documento pblico. El Centro de fertilidad de Medelln, para evitar la ilegalidad, inicia un proceso de adopcin para la madre de crianza, teniendo en cuenta que el padre que don el semen figura como biolgico. "Lo deseamos mucho. Dios nos dio un milagro hermoso", asegura la pareja, hoy con su hijo que tiene 15 meses, est sano y rodeado de amor. "Todo este proceso fue como sentir que alguien dijo: Empieza t a tejer, que Dios termina el hilo que te hace falta. Esa es la maternidad delegada". Qu dicen las autoridades legales y mdicas? David Giraldo, presidente de la Asociacin colombiana de fertilidad y medicina reproductiva, dice que "mientras no haya reglamentacin y el proceso no sea legal, no se har ese tratamiento en los centros adscritos a la Asociacin". Pero como vocero, est de acuerdo con las implicaciones positivas: "lo cientfico no rie con lo tico, mientras sea un acto de buena fe y exista la posibilidad de un tero subrogado". Por su parte, la abogada Emilssen Gonzlez de Cancino, directora del Centro de estudios sobre gentica y derecho, asegura que "los acuerdos deben reglamentarse, entre otras cosas, porque involucran intereses tan valiosos como el derecho de filiacin de los nios, o el derecho a conocer el origen gentico". Tambin, dice que la prohibicin absoluta "podra llevarnos al oscuro escenario de la clandestinidad".

Vientres de Alquiler (Diario de Malloca, El Dominical)Hay que poner lmites al deseo de ser padres? Cuando la medicina ha vencido las trabas biolgicas, surge la pregunta. En Espaa, la puerta a la maternidad mediante vientre de alquiler est cerrada.

SEBASTIN EXPSITO ha cumplido con su deseo de ser padre. Su hija tiene dos aos y medio y naci de una madre de alquiler. Sus ganas de convertirse en padre le llevaron hasta

California, uno de los estados de los EE UU cuya legislacin permite esta prctica. Con 30 aos de experiencia en la tambin llamada subrogacin materna, explica Sebastin Expsito que EE UU es el pas que ofrece ms garantas a todas las partes. Hace cinco aos comenc a recoger informacin en Internet. Pensaba que slo podan acceder a ello ciudadanos estadounidenses pero en cuanto supe que no era as me puse en contacto con varias agencias. Lo hice a ttulo individual. Fui el primer padre soltero en solicitarlo. Sebastin fue un pionero y estuvo solo durante todo el proceso, por eso ha creado en Barcelona la agencia Vientre de Alquiler Fertility Consulting; que asesora a las personas que se han decidido a dar este paso. Sin embargo, se muestra cauto y dice que no ayuda a todo el que entra en su oficina Tengo que apreciar un mnimo de sentimiento me guo por lo que me trasmiten las personas apunta. Sebastin es partidario de que se legalice el vientre de alquiler en Espaa. Esto evitara la desproteccin de los padres y de los nios nacidos de esta manera. Aunque en California las garantas legales son totales, los problemas surgen cuando los padres regresan a Espaa con su beb. "Lesgislar no significa hacerlo a la brava, sino regular para dar seguridad", dice Toni Martnez, abogado

EL ABOGADO TONI MARTNEZ explica que un contrato de estas caractersticas sera nulo en Espaa. En el ordenamiento jurdico espaol, lo que determina la filiacin es el parto. Da igual de quin sea el vulo. El mdico extiende un certificado de nacimiento en el que figura quin es la madre. Contina Martnez que cuando la mujer est casada, existe la presuncin de que el padre de ese nio es su marido. Si es soltera, la paternidad es de aquel hombre al que la mujer reconoce como tal. Por otra parte indica que en Espaa se prohibe comerciar con rganos. Teniendo en cuenta todas estas circunstancias, sera imposible realizar un contrato por el que una madre se prestara a gestar a cambio de dinero, el hijo de terceras personas. Qu ocurre cuando una persona o una pareja deciden llevar a cabo el proceso en el extranjero. De regreso a Espaa, no hay modo de inscribir al nio puesto que no se conoce quin es la mujer que lo ha parido. La ley espaola pide que tienen que constar el nombre del padre y de la madre para extender un certificado de nacimiento, dice Sebastin Expsito. Toni Martnez aclara que el nio viene a Espaa legalmente, pero por todo lo explicado anteriormente, no puede ser inscrito en el Registro Civil. El padre tiene que reclamar la paternidad de ese nio y despus su pareja puede, con el tiempo, adoptarlo. ste era uno de los apaos posibles para evitar que el beb estuviera en un limbo jurdico, pero aun as se dan casos que se escapan a este supuesto. Hace apenas un mes, una instruccin de la direccin general de Registros y Notaras establece que podrn inscribirse esos menores si hay una sentencia judicial del pas de origen y un juez que certifique que esas personas son los padres del nio y que la madre natural ha renunciado con libre consentimiento. Para Toni Martnez, con esta instruccin se

solventa un problema que existe, se aseguran los derechos de la madre gestante y se evitan posibles casos de trfico de menores. En su opinin, no todos los estados dan ese amparo y admite que es Estados Uni- dos el pas que ofrece mayores garantas. En su opinin: Espaa tendr que acabar legislando. Eso no significa hacerlo a la brava, sino regular la prctica para dar seguridad jurdica. Toni Martnez cree que en cuanto se abra una puerta al vientre de alquiler va a aumentar la demanda. El derecho evoluciona as. Las normas se van produciendo a medida que hay avances tcnicos y mdicos. Martnez es partidario de regular y de establecer una serie de requisitos previos al igual que ya se hace con la adopcin. Con todo, dice que si llega el caso, tendr que haber un debate mdico, tico y jurdico. "Los padres se reproducen el mdico produce un nio por encargo?", se pregunta el abogado lvaro Blanco MUY DISTINTO ES EL PUNTO de vista del abogado lvaro Blanco. Sobre la instruccin de la direccin general de Registros y Notaras apunta: Tcnicamente el juez tiene que hacer caso de lo que diga la ley. Argumenta que una instruccin ministerial no puede prevalecer sobre la ley ya que existe una jerarqua normativa: El derecho tambin es una ciencia, y una cosa es lo que dice la ciencia y otra las opiniones. Hay cosas que quedan fuera de la capacidad de decisin de las sociedad. lvaro Blanco cuestiona: Todo lo que puede hacer la ciencia mdica, debe hacerse?. Para este profesional, en cualquier caso, la dignidad humana est por encima de cualquier normativa: Con la reproduccin asistida convertimos a la persona en un objeto, la manipulamos. Los padres se reproducen o el mdico produce un nio por encargo?. La cuestin, para Blanco es si el deseo puede convertirse en fuente de derecho; ya que se transforma un deseo en una necesidad. Hay reglas que no se pueden traspasar sin consecuencias, primero por lo que es la concepcin del hombre y, segundo por las consecuencias jurdicas en la sociedad. Critica asimismo el fuerte componente econmico que hay detrs de la prctica del vientre de alquiler y remarca las situaciones que pueden darse a partir de su admisin: Si existe el derecho a tener un hijo, tambin puedo decidir que este seor ya no es mi padre y que no me interesa hacerme cargo de l. La negativa a permitir la paternidad por este sistema la resume as: Todo lo que podemos hacer, debemos hacerlo? Como persona y como jurista pienso que no. "Lo adecuado sera que la subrogacin se haga a travs de una familiar, eliminando el pago" dice el Doctor Darder. UNA DE LAS CARACTERSTICAS DEL VIENTRE DE ALQUILER, es que la mujer gestante slo porta a trmino el embarazo y el alumbramiento. Lo habitual es que la pareja aporte el vulo y el espermatozoide; o que haya una donante de vulos. En cualquier caso, no existe

relacin biolgica entre madre de alquiler y beb. El doctor Bartolom Darder, director mdico del Centro de Fecundacin in Vitro Balear, de la clnica Palma Planas, explica que hay muchas mujeres jvenes que han perdido su tero, pero que conservan sus vulos. Para ellas, la nica posibilidad de tener un hijo biolgico es implantando sus embriones en otra mujer. Dice Bartolom Darder que en este y en otros supuestos mdicos, estara de acuerdo en que se legalizara la figura de la subrogacin materna o gestacin por sustitucin. Tengo mis dudas respecto a aquellos casos en los que la mujer no quiere llevar acabo su embarazo por motivos estticos, apunta Darder. Este experto recuerda que en los pases donde est permitida esta prctica se han dado este tipo de peticiones; mujeres que son actrices o modelos y que para no estar un ao paradas optan por alquilar a una madre sustituta. Al igual que su colega, la doctora Beln Castel, directora mdica del Instituto de Fertilidad, tambin es partidaria de regular la subrogacin materna en los mismos casos que menciona Bartolom Darder. Admite, sin embargo, que en Espaa tendran que cambiar mucho las cosas para que pudiera elaborarse una normativa. Y dice, a modo de ejemplo: En Espaa, las donaciones de rganos o de vulos no pueden ser retributivas; son altruistas. La doctora Castel indica que en su prctica profesional nunca nadie le ha preguntado sobre el vientre de alquiler: Supongo que ya saben que no es legal, pero hecha la oferta, la demanda crecer. Expresa sus dudas sobre que alguna mujer se prestara a gestar a una criatura para despus entregarla, sin que hubiera una compensacin econmica. Me imagino que todo debe estar muy atado y repensado para que alguien se arriesgue a implantar en el tero de otra mujer a su hijo. Sobre la posibilidad de que los hombres solos o las parejas gays accedan a la paternidad por esta va afirma: Lo de los hombres ya se sale de la medicina, porque biolgicamente no pueden tener hijos sin una mujer. Admite que ve lejana la posibilidad de que se legalice la prctica en Espaa y seala que, como ya ocurre con el aborto, habr mdicos que estarn a favor y otros en contra. Para Darder el principal escollo a salvar es el de la afectividad materna; es decir que la madre gestante deseara quedarse con el nio. Tambin se plantea dudas sobre el pago de dinero. Creo que para evitar estos problemas lo adecuado sera que la subrogacin se haga a travs de una familiar, eliminando as el tema del pago Sebastin Expsito, que ha vivido de primera mano la experiencia, dice que en 30 aos slo ha habido algunos casos en los que la mujer gestante ha querido quedarse con la criatura. Es una leyenda urbana, argumenta. Admite que en nuestra sociedad pueda ser chocante que una mujer se preste a llevar a trmino un embarazo para, inmediatamente despus del parto, entregar al nio. Sin embargo, explica que esto es habitual en Estados Unidos: Las madres de alquiler son personas con un trabajo de un nivel medio alto que ya son madres, y hacen esto para ayudar y tambin porque hay una compensacin econmica, explica y aade que nunca han tenido ningn tipo de problema con las madres gestantes. LA PRESENCIA DE UN INTERCAMBIO econmico es una de las pegas que ve Ramon

Rotger, presidente de la Associaci Balear dAdopcions, a la prctica de la maternidad subrogada. Sin embargo, es partidario de legislar el proceso para proteger sobre todo a los menores, pues ya hay personas que viajan al extranjero para ser padres mediante este proceso. Ramon Rotger explica que el ao pasado su asociacin recibi consultas de una veintena de personas que se interesaron por el vientre de alquiler. En su opinin esto ha venido motivado porque cada vez es ms difcil adoptar: En Espaa hay una media de 10 aos de espera y en las adopciones internacionales entre seis y siete aos. Cree que debe haber total trasparencia y se debe regular la cuestin de las madres de alquiler porque es un negocio. Para Rotger esta prctica se aleja mucho de lo que es la adopcin ya que sta no debe costar nada porque un nio no es una mercanca. Apunta que se pierde la esencia de lo que es prohijar y que se crea una especie de adopcin de lite.

Slo al alcance de pocos bolsillos. Sebastin Expsito est deseando ser padre de nuevo y darle un hermano a su hija. No descarta repetir la experiencia, viajar de nuevo a California y tener otro hijo con la misma madre de alquiler que gest a su nia: Con la madre he creado un lazo. Ella tena muy claro lo que haca y para quin. Sebastin sabe lo importante que es escoger bien a la madre que va a llevar adelante el embarazo. Tuve cuatro expedientes en la mano y tuve que llegar al ltimo para decir: es esta. Enseguida se cre una gran energa y cordialidad; tengo una gran amiga. Aunque haya un intercambio econmico, esa persona va a ser muy importante en tu vida; vas a tener con ella contactos semanales, enumera. Para este barcelons, es importante que las personas que se decidan a dar el paso estn serenas durante el proceso: Las personas que recurren a esto estn en un estado emocional en el que ven la subrogacin como su ltima posibilidad. Nuestro trabajo es que se posicionen y que usen la cabeza porque hay que estar muy atento a los contratos, las clnicas, los abogados, la eleccin de la madre, de la donante de vulos, si se da el caso, los seguros.... Expsito dice que el vientre de alquiler ha dado a muchas personas la posibilidad de formar una familia, cuando ya lo haban dado por perdido, por eso se muestra partidario de legalizarlo en Espaa aunque lo ve muy lejano. Cree que en nuestro pas se podra optar por legalizar la subrogacin entre familiares, sin que haya un inters econmico de por medio. Hoy por hoy la subrogacin slo est a al alcance de personas con un nivel econmico alto. Todo el proceso puede costar a partir de 60.000 euros. En el precio se incluyen los costes de captulos como la agencia de subrogacin, los exmenes mdicos y psicolgicos de la madre de alquiler, la clnica de fertilidad, los seguros mdicos y de vida, los honorarios mdicos durante el parto o la ropa premam; entre otros muchos que incluyen un plus por cesrea o

ayudas para guardera y limpieza de la casa. Mara Lpez El Dominical de Diario de Mallorca 21de Noviembre de 2010/N 499

La peruana Dina Felicitas Palomino Quicao y el italiano Giovanni Sansone y Victoria se conocieron y se casaron en el Per. Luego de vivir en Italia, sintieron deseos de regresar a nuestro pas para tener un hijo, pero por diversas razones no pudieron. Por eso, la mujer contact con su sobrino Paul Palomino Cordero (33) y con la conviviente de l, Isabel Zenaida Castro Muoz (31). Despus de das de conversacin, llegaron a un acuerdo para que esta ltima diera su vientre en alquiler. Durante los nueve meses del embarazo, Palomino Cordero les peda dinero a los padres biolgicos de la criatura para consultas en la clnica, traslados y alimentacin. Palomino Cordero entreg a la recin nacida luego de recibir el dinero pactado: 50 mil dlares. Los progenitores, alegres, pensaron que por fin haban cumplido su sueo. Desde noviembre de 2010, Dina Palomino y su esposo comenzaron a recibir llamadas telefnicas y correos electrnicos annimos en los que amenazaban con secuestrar y asesinar a la nia. A cambio, pedan cinco mil dlares. As, denunciaron el caso ante la Polica, que tras varios meses de investigaciones logr identificar a los autores de los mensajes. La maana del martes, agentes de Secuestros e Inteligencia de la Dirincri detuvieron a Palomino Cordero y a Castro Muoz en su casa, ubicada en la manzana A 16, lote 17 de la Asociacin Portales, en Santa Anita. Tenan una orden de captura dictada por el 31 Juzgado Penal de Lima. Se les acusaba de los delitos de extorsin y contra el estado civil por haber exigido ms dinero a los padres biolgicos. Sin embargo, a las pocas horas de su detencin, la pareja de convivientes que, segn las investigaciones, habra recibido, en total, 70 mil dlares fue puesta en libertad por falta de pruebas.

SIN REGULACIN Al respecto, el abogado penalista Luis Lamas Puccio seal que no existe una norma que regule lo que se conoce como vientre de alquiler. Las personas involucradas en estos casos detall el letrado cometen una serie de faltas y delitos. Lo que ocurre es que se tendra que falsear desde la identidad de la criatura hasta la documentacin del centro mdico donde naci, sostuvo. Dijo que en nuestro pas, segn la ley, la mujer que da a luz a un nuevo ser es su madre as la criatura haya sido producto de un vulo fecundado de otra persona e insertado artificialmente en el vientre. El especialista indic que, en esta situacin especfica, se debera imponer una sancin a todas las personas que han participado en el acto, tanto a los padres biolgicos como a los que se prestaron para la transaccin. Adems, seal que casos como este no se presentan con frecuencia en Per y que, generalmente, detrs siempre hay mafias muy bien organizadas cuyas ramas alcanzan a centros mdicos y a funcionarios de registros civiles, sobre todo del interior del pas.

Esta semana, Paul Frank Palomino Cordero y su conviviente, Isabel Castro Muoz, fueron detenidos en Santa Anita por extorsionar a una pareja a la que le haban alquilado el vientre de esta ltima por 50 mil dlares. El caso, sin embargo, no es aislado. Ya en marzo de 2008, la Polica Nacional haba detenido a una de las ms grandes redes dedicadas a este negocio, la cual estaba integrada por Jorge Murguia Arias, Amada Zapata Flores y Sara Avendao. Segundo Guevara, comandante ( r ) PNP que lider al grupo que captur a esta mafia, indic a Per21 que los casos de mujeres y organizaciones que se ofrecen como incubadoras humanas se han incrementado en los ltimos aos. Hay varias razones para el aumento de esta actividad. La principal: lo lucrativo que resulta. Cobran entre 10 mil y 30 mil dlares por nio. Los clientes son, generalmente, extranjeros que no pueden tener hijos, manifest. Ha habido casos en los que la mujer captada ha viajado a un pas donde se permite la maternidad subrogada para entregar a la criatura. En esta transaccin tambin intervienen algunas clnicas en especial, las de fertilizacin y maternidad que se prestan para falsear los documentos del nuevo ser y, adems, ofrecen los servicios de implantacin del vulo fecundado en el tero de una mujer (la que est incluida en el paquete). SIN SANCIN Sin embargo, los policas enfrentan un grave problema para hacerles frente a estas mafias: la falta de una legislacin adecuada. Durante la intervencin que realizamos en el ao 2008, encontramos tres laptops con los nombres de unas 80 mujeres que ofrecan sus vientres. Los equipos se los entregu al Ministerio Pblico, pero no pude incluirlos en el atestado policial por falta de tiempo y porque esta prctica no es considerada como delito, refiri el exoficial Guevara.

EN EL MUNDO Mientras en el Per contina el debate acerca de lo conveniente de permitir los vientres de alquiler, hay muchos pases que ya los aceptan. Por ejemplo, en algunas ciudades de Estados Unidos hay leyes que permiten los contratos de gestacin. Lo mismo ocurre en Canad, Austria, Gran Bretaa y Dinamarca, donde solo se permite con fines altruistas. Otra realidad se vive en Ucrania, en algunos pases africanos y en Rusia, Blgica y la India, donde se permite lucrar con la gestacin. Precisamente, esta ltima nacin se ha convertido en el paraso de los padres que no pueden concebir pues encuentran una gran oferta, a todo precio. EN CONTRA Sobre este tema, el excongresista Natale Amprimo seal que se trata de una situacin que va en contra de la naturaleza y que, por lo mismo, no debera ser admitida en nuestra legislacin. SABA QUE LO QUE DICEN LAS NORMAS Ley N 26842, Ley General de Salud Art. 7.- Toda persona tiene derecho a recurrir al tratamiento de su infertilidad, as como a procrear mediante el uso de tcnicas de reproduccin asistida, siempre que la condicin de madre gentica y de madre gestante recaiga sobre la misma persona. Cdigo Penal Arts. 143-145.- Castiga hasta con 5 aos de prisin a quienes alteren el estado civil de una persona, finjan un embarazo, sustituyan a un menor por otro, le atribuyan falsa filiacin o expongan u oculten al menor.