Las patentes como indicadores de la innovación tecnológica en el sector agrario español y en su...

Click here to load reader

  • date post

    28-Jul-2015
  • Category

    Documents

  • view

    468
  • download

    0

Embed Size (px)

description

Estudio basado en la información de las patentes en el sector agrario español y en su industria auxiliar 1965-1994

Transcript of Las patentes como indicadores de la innovación tecnológica en el sector agrario español y en su...

Las patentes como indicadores de la innovacin tecnolgica en el sector agrario espaol y en su industria auxiliar.Ramn Rivas A. Casimiro Herruzo

Madrid, 2000

INDICE.

PROLOGO ............................................................................................................................. 1

CAPTULO 1. EL SISTEMA DE PROPIEDAD INDUSTRIAL, DIMENSIN TCNICA Y ECONMICA.

1. INTRODUCCIN ............................................................................................ 4 2. PATENTES Y MODELOS DE UTILIDAD.................................................... 4 3. RACIONALIDAD ECONMICA DEL SISTEMA DE PROPIEDAD INDUSTRIAL................................................................................................... 7 4. EL SISTEMA INTERNACIONAL DE PROPIEDAD INDUSTRIAL ........... 9 5. LA PROTECCIN DE LAS INVENCIONES EN ESPAA ......................... 11 6. LA PATENTE COMUNITARIA ..................................................................... 21

CAPTULO 2. LAS PATENTES COMO INSTRUMENTO DE ANLISIS ECONMICO.

1. INTRODUCCIN ............................................................................................ 23 2. PATENTES Y ANLISIS ECONMICO ...................................................... 24 3. AREAS DE UTILIZACIN DE LAS PATENTES ......................................... 29 4. FUENTES DE INFORMACIN SOBRE PATENTES ................................... 30 5. CLASIFICACIN INTERNACIONAL DE PATENTES (IPC) ..................... 31

CAPTULO 3. CONCORDANCIA ENTRE INDICADORES TECNOLGICOS Y ECONMICOS.

1. INTRODUCCIN ............................................................................................ 34 2. PRIMERAS CONCORDANCIAS TECNOLGICAS ................................... 37 3. EL SISTEMA DE "CLASIFICACIN-ASIGNACIN" DE CANAD ........ 40 2

4. LA CONCORDANCIA TECNOLGICA DE YALE (YTC)......................... 41 5. OTRAS CONCORDANCIAS TECNOLGICAS .......................................... 44

CAPTULO 4. EL MODELO DE CONCORDANCIA.

1. INTRODUCCIN ............................................................................................ 46 2. DESCRIPCIN DEL MODELO ..................................................................... 47 3. ALGUNAS CUESTIONES DE ESTRATEGIA .............................................. 55

CAPTULO 5. LA TECNOLOGA DISPONIBLE EN EL SISTEMA PRODUCTIVO ESPAOL.

1. INTRODUCCIN ............................................................................................ 57 2. EL ACERVO TECNOLGICO....................................................................... 57 3. CALIDAD DE LA TECNOLOGA: INVENCIONES SEGN DOMINIO .................................................................................................. 60

4. ORIGEN GEOGRFICO DE LA TECNOLOGA ......................................... 63 5. NATURALEZA DE LA TECNOLOGA ........................................................ 67 6. ANLISIS DE LOS RESULTADOS .............................................................. 71

CAPTULO 6. LA TECNOLOGA DISPONIBLE EN EL SECTOR DE LA INDUSTRIA AUXILIAR AL SECTOR AGRARIO ESPAOL.

1. INTRODUCCIN ............................................................................................ 73 2. EL ACERVO TECNOLGICO....................................................................... 74 3. LA CALIDAD DE LA TECNOLOGA: INVENCIONES SEGN DOMINIO . ................................................................................................. 80

4. ORIGEN GEOGRFICO DE LA TECNOLOGA ......................................... 85 5. ANLISIS DE LOS RESULTADOS .............................................................. 89

CAPTULO 7. LA TECNOLOGA DISPONIBLE EN EL SECTOR AGRARIO ESPAOL. 1. INTRODUCCIN ............................................................................................ 90 2. EL ACERVO TECNOLGICO....................................................................... 90

3

3. LA CALIDAD DE LA TECNOLOGA: INVENCIONES SEGN DOMINIO .................................................................................................. 97

4. ORIGEN GEOGRFICO DE LA TECNOLOGA ......................................... 104 5. ANLISIS DE LOS RESULTADOS .............................................................. 110

REFLEXIN FINAL

.................................................................................................. 113

REFERENCIAS BIBLIOGRFICAS ................................................................................. 116

ANEXO I. METODOLOGA DEL TRATAMIENTO DE LOS DATOS.

1. INTRODUCCIN ............................................................................................ 122 2. ESTRUCTURA DE LA BASE DE DATOS DE LA OFICINA ESPAOLA DE PATENTES Y MARCAS ..................................................... 122 3. METODOLOGA DEL TRATAMIENTO DE LOS DATOS ......................... 125

4

PROLOGO

La importancia del progreso tcnico como impulsor del crecimiento de la agricultura espaola, en las tres ltimas dcadas, contrasta con la escasa literatura existente sobre la naturaleza de los cambios tcnicos acontecidos en el sector, su origen y variacin en el tiempo, as como su incidencia relativa sobre las diferentes producciones agropecuarias. Un mayor conocimiento de todas estas cuestiones contribuira, sin duda, a elevar el nivel de comprensin sobre la configuracin de los procesos de innovacin tecnolgica en el sector agrario espaol, y a generar informacin til para el diseo y desarrollo de la poltica de ciencia y tecnologa agrarias.

Es generalmente reconocido, en la literatura especializada, que las patentes constituyen un indicador til para medir los resultados generados por las actividades de investigacin y desarrollo tecnolgico. Los trabajos pioneros que utilizan las estadsticas de patentes como herramientas del anlisis econmico datan de la dcada de los sesenta y fueron realizados en los Estados Unidos por Scherer (1965) y Schmookler (1966). Con posterioridad han sido numerosas las investigaciones que se han interesado en las patentes como fuente de informacin para el anlisis econmico de los procesos de innovacin tecnolgica (Griliches, 1990). En Espaa no abundan los trabajos en los que las estadsticas de patentes son utilizadas como elemento esencial de anlisis del cambio tecnolgico. Cabe sealar entre otros los estudios de Ranninger (1987) sobre la industria de defensa, Buesa y Molero (1989) acerca de la empresa pblica, Polo (1990) sobre el sector de la microelectrnica, e Illescas y Toledo de la Torre (1990) en el campo de la biotecnologa. No existe, sin embargo, ningn estudio especfico sobre el sector agrario y sus industrias auxiliares.

El uso de las patentes como instrumento de anlisis econmico se ve dificultado, entre otros obstculos, por la forma en que se elaboran sus estadsticas. En efecto, la Clasificacin Internacional de Patentes (IPC), segn la cual se clasifican las patentes registradas en Espaa, utiliza criterios tcnicos y funcionales de escasa utilidad para el anlisis econmico. As, por ejemplo, las estadsticas sobre patentes pueden informar sobre el avance de una rama tecnolgica especfica, pero no del sector econmico en el que se utiliza dicha tecnologa. 1

Buesa (1992) ha elaborado una tabla de conversin de las rbricas de la Clasificacin Internacional de Patentes (IPC) a una clasificacin de ramas industriales, segn la Clasificacin Nacional de Actividades Econmicas (CNAE), que corresponden al origen econmico de las invenciones descritas en las "clases" de la IPC. Este trabajo resulta, sin embargo, insuficiente para la consecucin del objetivo perseguido en esta investigacin que se dirige al anlisis y comprensin del proceso de innovacin tecnolgica en el sector agrario espaol durante las dcadas pasadas. La mayor dificultad reside en el alto nivel de agregacin que para nuestros propsitos supone la CNAE y en la no consideracin, en el trabajo citado, de los sectores destinatarios de las patentes registradas.

Resulta as evidente la necesidad de establecer una relacin de correspondencia o concordancia entre las rbricas de la IPC y el sector econmico de uso (SU) a un mayor grado de desagregacin. Ello contribuira a acrecentar el conocimiento de los avances tecnolgicos experimentados por las distintas producciones agrcolas y ganaderas en Espaa y permitira establecer los patrones de uso de esa tecnologa. Sera posible, tambin estudiar el flujo de tecnologa extranjera que nutre al sector agrario espaol y su grado de dependencia respecto al exterior. A la resolucin de este problema se dirige el presente trabajo. En concreto, el objetivo central de la investigacin consiste en profundizar en el conocimiento de la configuracin de los procesos de innovacin tecnolgica en el sector agrario espaol, en el periodo 1965-1994, mediante el anlisis de las patentes y modelos de utilidad registrados en la Oficina Espaola de Patentes y Marcas. La consecucin de este objetivo central requiere establecer el nivel de patentes que integran el acervo tecnolgico por sectores econmicos de uso (SU) en la agricultura y ganadera espaolas, as como en la industria auxiliar agraria, al ser este ltimo un sector econmico fundamental en la generacin de los bienes y los servicios para uso posterior en el propio sector agrario.

El mtodo de asignacin de patentes a sectores de uso utilizado en este trabajo tiene su origen en el sistema de clasificacin de patentes desarrollado por la Oficina Canadiense de Patentes. Esta oficina gubernamental viene asignando desde 1972 una clase de la IPC y al menos un sector de uso (SU) a cada patente registrada. A partir de esta base de datos, ha sido posible computar distribuciones de probabilidad y elaborar un sistema de correspondencias, entre campos tecnolgicos de la IPC y sectores econmicos, segn la Standard Industrial Classification (SIC), conocido como Concordancia Tecnolgica de Yale (YTC) (Ellis, 1981; Evenson, Kortum y Putman, 1988). La aplicacin de la YTC abre grandes posibilidades al anlisis del cambio tecnolgico en Espaa, a travs de la informacin registrada en base de 2

datos de la Oficina Espaola de Patentes y Marcas, hasta ahora insuficientemente explotada. En esta investigacin se pretende cuantificar, esencialmente, el acervo tecnolgico del sector agrario e identificar los principales focos de origen geogrfico de la tecnologa. Se ha pretendido tambin, relacionar todas estas variables con la calidad de la tecnologa protegida, al objeto de ofrecer una amplia panormica de las principales tendencias y patrones de comportamiento que han caracterizado a la tecnologa agraria disponible para ser usada y protegida legalmente en Espaa. Del conocimiento de la naturaleza y pautas detectadas en los procesos de innovacin descritos a lo largo del trabajo pueden derivarse conclusiones tiles para elaborar futuras directrices de poltica tecnolgica.

Una vez presentados los objetivos de la investigacin e introducida la metodologa, conviene efectuar , un breve resumen del contenido de los siete captulos que componen el estudio.

El primer captulo se ha dedicado a describir el sistema de propiedad industrial espaol y las diferentes vas de proteccin legal de invenciones en Espaa. La importancia de las patentes, como instrumento del anlisis econmico de los procesos de innovaci n tecnolgica, se trata en el captulo 2. A continuacin, en el captulo 3 se analiza el concepto de concordancia entre sectores tecnolgicos y econmicos, seguido de un estudio de los antecedentes a la Concordancia Tecnolgica de Yale (YTC) para posteriormente describirla. Los aspectos metodolgicos son objeto de estudio en el siguiente captulo 4, donde se desarrolla el modelo estadstico de concordancia utilizado en la investigacin para generar informacin sobre las patentes segn sectores de uso. La metodologa seguida en el tratamiento de los datos contenidos en la base de datos CD-CIBEPAT de la Oficina Espaola de Patentes (OEPM) se expone en el Anexo I. En el captulo 5 se ofrece una visin de conjunto de la tecnologa disponible en el conjunto del sistema productivo espaol, a partir del anlisis de la informacin estadstica generada por la Oficina Espaola de Patentes y Marcas. Este captulo sirve de introduccin a los dos siguientes donde se exponen los resultados de la aplicacin de la Concordancia Yale Canad (YTC). En primer lugar, en el sector de la industria auxiliar, captulo 6, y, a continuacin, en el sector agrario. Las principales conclusiones de la investigacin se recogen en el apartado reflexin final.

3

CAPITULO 1 EL SISTEMA DE PROPIEDAD INDUSTRIAL, DIMENSIN TCNICA Y ECONMICA.

1. INTRODUCCIN

La Propiedad Industrial comprende el conjunto de derechos exclusivos que protegen tanto la actividad innovadora - sea una invencin, manifestada en nuevos productos o nuevos procedimientos o una creacin de forma, manifestada en un nuevo diseo como la actividad mercantil que garantizan a su titular su explotacin. Las invenciones se protegen mediante patentes o modelos de utilidad y las creaciones de forma mediante modelos o dibujos industriales. En este captulo se analiza el sistema de propiedad industrial en Espaa con especial atencin a la proteccin legal de las invenciones.

En primer lugar, se describen los conceptos de patente y de modelo de utilidad establecindose los atributos tcnicos definidos por los requisitos de proteccin jurdica, en cada caso. A continuacin se exponen unas consideraciones generales sobre el sistema de propiedad industrial y en especial en lo referente a su racionalidad econmica. Ms adelante se realiza una breve descripcin de los orgenes y evolucin del sistema internacional de propiedad industrial para terminar con una reflexin sobre el actual sistema espaol.

2. PATENTES Y MODELOS DE UTILIDAD

Una patente es un derecho de monopolio temporal que otorga el Estado a un inventor para la explotacin de una invencin si ste procede a comunicarle su invencin de forma transparente, de modo que cualquier experto medio en la materia pueda reproducirla y aplicarla sin ms que cumplir las prescripciones del inventor. La patente constituye una recompensa en reconocimiento a la produccin y revelacin de un conocimiento que tiene la posibilidad de ser utilizado para generar una mejora sustancial en algn producto o proceso productivo. En efecto, desde el momento en que la sociedad conoce la invencin, cualquiera puede basarse en ella, no para explotarla, lo que no puede hacerse hasta que el plazo de la 4

exclusiva se haya extinguido y la invencin quede libre y a disposicin de todos, sino para basarse en su conocimiento y estudio, y en la serie de ideas y soluciones que contiene, que podrn dar lugar a invenciones nuevas.

Por regla general, son patentables aquellas invenciones nuevas que impliquen una actividad inventiva y sean susceptibles de aplicacin industrial. En este sentido, la actual legislacin espaola sobre proteccin industrial (Ley 11/1986 de 20 de marzo) distingue entre patente propiamente dicha y modelo de utilidad. Esta ltima modalidad se reserva a aquellas invenciones de menor rango que, siendo nuevas e implicando una actividad inventiva, consisten en dar a un objeto una configuracin, estructura o constitucin de la que resulte alguna ventaja prcticamente apreciable para su uso o fabricacin. En particular, se pueden proteger como modelos de utilidad los utensilios, instrumentos, herramientas, aparatos, dispositivos o partes de los mismos, que renan los requisitos antes mencionados. El periodo de proteccin se reduce para los modelos de utilidad de los 20 aos aplicable a las patentes a 10 aos, debido a que los modelos de utilidad slo requieren novedad relativa o nacional y un grado de actividad inventiva menor que el de las patentes de invencin.

Los atributos tcnicos de una patente vienen definidos por los requisitos de patentabilidad establecidos en cada sistema de patentes. Hay que tener en cuenta que el concepto de invencin patentable es un concepto jurdico, por tanto, el marco para determinar aquello que puede ser patentable hay que buscarlo en la Ley espaola. No existe, sin embargo una definicin de lo que es una invencin patentable, sino que, al igual que en la mayora de las legislaciones extranjeras, la delimita fijando los requisitos que sta debe reunir y excluye una serie de materias a las que no se considera invenciones. As, en el marco jurdico espaol son patentables las invenciones nuevas que impliquen una actividad inventiva y sean susceptibles de aplicacin industrial.

Se considera que una invencin es nueva cuando no est comprendida dentro del denominado estado de la tcnica el cual comprende todo aquello que se ha hecho accesible al pblico por cualquier medio antes de la presentacin de la solicitud de la patente. La novedad de una regla tcnica no resulta suficiente para su patentabilidad ya que podra ser de muy pequea cuanta en relacin al estado de la tcnica anterior por ello se exige que incorpore una actividad inventiva. Se entiende que una invencin tiene actividad inventiva si no resulta del estado de la tcnica de una manera evidente para un experto en la materia. Para comprobar si cumple este requisito se tienen que analizar todos los conocimientos anteriores a la fecha de 5

solicitud de la patente que comprenden el estado de la tcnica, y determinar si con ellos, cualquier experto en la materia puede llegar a desarrollar la invencin. El estado de la tcnica que se tiene en cuenta a la hora de valorar la actividad inventiva se diferencia del aquel considerado en el momento de evaluar la novedad. En el primer caso, se toma el conjunto de los conocimientos existentes en general y en el segundo caso se tienen en cuenta los conocimientos relacionados con la invencin. Por ltimo, se considera que una invencin es susceptible de aplicacin industrial cuando su objeto puede ser fabricado o utilizado en cualquier clase de industria, entendida sta en su expresin ms amplia.

La legislacin espaola recoge un amplio nivel de exclusiones de patentabilidad. En primer lugar, estn excluidos de la patentabilidad, los descubrimientos, las teoras cientficas y los mtodos matemticos los cuales no se consideran invenciones sino percepciones de la realidad ya existente, aunque si de su aplicacin se derivasen innovaciones tecnolgicas stas s podran ser patentadas. Se excluyen tambin de la posibilidad de patente las obras literarias, artsticas, cientficas y las creaciones estticas, stas se protegen por otras vas. Asimismo, no son patentables, al negrseles tambin el carcter de invencin, los planes, reglas y mtodos para el ejercicio de actividades intelectuales, para juegos o para actividades econmicocomerciales, as como los programas de ordenador. Todos estos se consideran creaciones de la mente, pero no reglas que solucionan problemas tcnicos. La proteccin jurdica de los programas de ordenador se encuadra en la Ley de Propiedad Intelectual. Tampoco se consideran invenciones las formas de presentar la informacin. La Ley de Patentes no considera como invenciones susceptibles de aplicacin industrial los mtodos de tratamiento quirrgico aplicados al cuerpo humano o animal.

Existe una serie de materias a las que s se considera invenciones pero la Ley excluye su posible patentabilidad. As no puede ser objeto de patente las variedades vegetales que puedan acogerse a la normativa sobre la proteccin de las variedades vegetales, las razas animales y los procedimientos esencialmente biolgicos de obtencin de vegetales o animales. Lo dispuesto para las variedades vegetales, las razas de animales y los procedimientos esencialmente biolgicos no afectar si se trata de procedimientos microbiolgicos o productos obtenidos por dichos procedimientos.

Conviene sealar tambin que la proteccin de una invencin a travs de las patentes no es la nica va para asegurar al inventor que nadie le va a imitar o vulnerar sus derechos. El 6

mantener en secreto una invencin es la va alternativa que normalmente se sigue para mantener una defensa de la invencin ante terceros. Una invencin ser protegida por una u otra va segn sea su potencial econmico. Las dos alternativas, patente o secreto industrial estn esencialmente abiertas al inventor. A continuacin haremos algunas consideraciones sobre los motivos que pueden afectar la eleccin de una u otra opcin. Esto nos ayudar a comprender porqu en muchos casos las innovaciones no son patentadas.

En primer lugar, la invencin puede que no sea patentable debido a una exclusin explcitamente especificada como ya se ha mencionado. La legislacin puede variar de un pas a otro. Dentro de las nuevas tecnologas tales como la microelectrnica y la biotecnologa, puede haber ciertas ambigedades sobre la patentabilidad de las nuevas invenciones. El inventor puede no obstante mantener la invencin en secreto. Otra razn para optar por el secreto tiene que v con las expectativas econmicas. Si el inventor no puede er permitirse pagar para conseguir una patente o si considera que los ingresos esperados por la explotacin de la patente son inciertos o menores que los costes, l no patentar. Una tercera razn para no patentar es cuando se considera que es fcil para un competidor esquivar o sortear a la patente.

La vida econmica esperada de la invencin tambin puede jugar un papel importante cuando se deciden estrategias para la proteccin. Si la esperanza de vida es mayor que la vida mxima de las patentes (20 aos) sera racional guardar el secreto industrial. Si por el contrario, la esperanza de vida es muy corta, tambin es preferible guardar la invencin en secreto. Este es el caso de los campos de rpido crecimiento tales como el de la microelectrnica donde una invencin podra estar obsoleta antes de que la patente estuviera concedida.

3. RACIONALIDAD ECONMICA DEL SISTEMA DE PROPIEDAD INDUSTRIAL

La actividad inventiva es una actividad econmica que implica la utilizacin de recursos escasos con el fin de generar nuevos conocimientos. Como en toda actividad econmica, la capacidad para apropiarse de los frutos de la actividad de invencin constituir un incentivo esencial para los inventores. Las patentes contribuyen a generar estos incentivos a la innovacin al contrarrestar el efecto free raider sobre la tecnologa y, en este sentido, sirven de impulso a la innovacin tecnolgica. Por otra parte, la actividad inventiva crea tambin

7

importantes externalidades materializadas en unos conocimientos con valor econmico cuya difusin se ve restringida por el monopolio temporal que significa la patente.

El conjunto formado por todas las patentes y la informacin contenida en ellas, as como las instituc iones y procedimientos que regulan la concesin de patentes constituyen lo que conocemos por sistema de patentes. La pregunta que se formula desde el campo de la economa es si el coste social de la concesin de las patentes a los inventores para explotar comercialmente sus invenciones es superado por los beneficios econmicos globales que, en principio, justifican la concesin de estos derechos de monopolio temporal.

Como hemos visto, la existencia del sistema de patentes se justifica fundamentalmente en razn de su estmulo a las actividades de invencin al garantizar una rentabilidad al inventor. Por regla general, el inventor asume un alto riesgo al dedicar sus esfuerzos a una actividad inventiva que puede no desembocar en el xito tcnico o cuya explotacin econmica no est siempre asegurada. Por estas razones parece lgico que cualquier empresa o inventor individual que inicia una investigacin tecnolgica se sienta amenazado por el riesgo de un fracaso econmico, siendo preciso ofrecer a los inventores una recompensa potencial que les induzca a afrontar los riesgos que indudablemente acompaan a toda investigacin tecnolgica. El derecho de monopolio sobre la explotacin de la patente permite a su titular, el inventor, controlar y restringir la utilizacin de sus invenciones, disponiendo de la prerrogativa de fijar los precios de los productos objeto de la invencin. Por otra parte, como seala Scherer (1980), el sistema de proteccin industrial, adems de impulsar el desarrollo y comercializacin de las invenciones, constituye una fuente de informacin tecnolgica de enorme valor ya que las patentes son los medios de difusin en los que se reflejan gran parte de los avances tecnolgicos. Esta informacin puede ser utilizada para el desarrollo de innovaciones posteriores, as como para multitud de anlisis econmicos.

El sistema de patentes no est, sin embargo, exento de costes. Para analizar este punto conviene recordar, siguiendo a Arrow (1962), que el proceso de invencin produce informacin cuyo coste de transmisin es muy bajo (el coste marginal de usar la informacin ya existente se aproxima a cero). Por lo tanto, el sistema de patentes, si bien incentiva la invencin mediante la concesin de derechos de monopolio sobre la explotacin de las invenciones, tambin conduce a un proceso de difusin de informacin tecnolgica demasiado lenta desde una ptica social (Stoneman, 1988, Papadakis 1992).

8

Dada la imposibilidad de conjugar un sistema de incentivos para la actividad inventiva con una situacin de libre transmisin de informacin, resulta necesario buscar soluciones de segundo ptimo mediante la determinacin de la longitud de vida de la patente que maximizar la utilidad social de la invencin (ver, por ejemplo, Stoneman, 1987, cap.9). Los incentivos del inventor varan con la vida de la patente, pero tambin los costes sociales de la distribucin de la informacin, un coste superior al coste marginal de distribucin. La definicin de lo que es tcnicamente patentable, los trminos bajo los cuales la informacin puede ser desvelada y la longitud de los derechos de exclusividad determinan, la estructura de incentivos a la innovacin y las necesidades sociales. Por este motivo, la legislacin sobre patentes limita habitualmente el derecho de exclusividad del inventor.

4. EL SISTEMA INTERNACIONAL DE PROPIEDAD INDUSTRIAL

La concesin de cartas de patentes (letters of patent) se remonta al siglo XV y tiene un origen doble (Machulp, 1958, citado por Rosegger, 1987). Este hecho se relaciona a la tendencia caracterstica de los gremios artesanales a operar bajo estrictas especificaciones sobre productos y tcnicas de produccin. En este contexto, la concesin de patentes reales a los inventores supona una salvaguarda de las acciones legales de los gremios contra aquellos que violaban las normas establecidas, por ejemplo, mediante la introduccin o desarrollo de un nuevo producto o proceso. Contempladas desde esta perspectiva, las patentes constituan un medio para incentivar la competencia en un sistema de produccin fuertemente regulado.

Sin embargo, la fuente ms prxima de las actuales patentes se encuentra en el deseo de los monarcas de conceder derechos especiales de monopolio no slo a los inventores, sino tambin a terceras personas objeto de favores por parte del poder real. Ante la reaccin popular a estos ltimos privilegios el Parlamento Britnico aprob en 1623-24 el Estatuto de los Monopolios prohibiendo la concesin real de derechos comerciales de exclusividad con la excepcin de las cartas de patente que podran ser concedidas a los inventores originarios autnticos de un nuevo producto por un periodo de catorce aos. La legislacin britnica, pionera en este campo, sirvi de punto de partida para el desarrollo de estatutos similares en diferentes pases europeos.

9

El concepto del derecho de inventor emergi durante el siglo XV, pero no se desarroll realmente hasta el siglo XIX, cuando los actuales sistemas nacionales de patentes fueron tomando forma gradualmente como resultado del crecimiento del comercio internacional. Aunque la legislacin britnica sirvi de modelo, cada pas fij sus propias reglas para la proteccin industrial. As, la proteccin que proporciona la patente tiene un carcter estrictamente territorial; por lo tanto, la eficacia de la patente concedida por un Estado slo tiene efectividad dentro del territorio del mismo. Ante la diversidad de los sistemas de patentes nacionales se observ, desde un principio, la necesidad de avanzar hacia una conexin entre ellos que permitiera unas normas comunes para la proteccin industrial a nivel internacional. Esta necesidad de normas, principios y reglas en relacin a la proteccin industrial dio lugar al inicio de una serie de conferencias internacionales que se han sucedido hasta la actualidad de las que han venido surgiendo diversos acuerdos.

La primera de estas conferencias se materializ en el Convenio de Pars para la Proteccin de la Propiedad Industrial firmado en esta ciudad el 20 de marzo de 1883. El propsito del Convenio fue armonizar e interconectar los sistemas legales de la propiedad industrial en los pases firmantes y establecer alguna Institucin Legal internacional. Once pases firmaron el Convenio originariamente, siendo en la actualidad 108 los pases firmantes. Antes de que el Convenio de la Unin entrara en vigor, a un inventor que registrara su solicitud de patente en un pas, se le poda rechazar el derecho a patentar la misma invencin en otro pas distinto con el argumento de que esa patente c areca de novedad. Bajo el Convenio de la Unin, un inventor solicitante de una patente en cualquiera de los pases firmantes del Convenio puede validar la solicitud de la patente para la misma invencin en otros pases de la Unin dentro de los 12 meses sin que esa solicitud pueda ser rechazada por el hecho de haber sido divulgada como resultado de la primera solicitud. Es el denominado beneficio de la prioridad unionista, recogido en el artculo 4,A,1 del Convenio. La utilizacin de ste beneficio es muy ventajosa. Por una parte, por lo difcil que sera presentar la solicitud en todos los Estados a la vez, o en breve periodo de tiempo y el coste que ello tendra. Por otra parte, el periodo concedido para solicitar la patente en terceros Estados permite ver si es interesante la invencin, despus de evaluarla se podra iniciar un proceso de solicitudes en los pases en que ms convenga. Otra ventaja, sobre todo para los investigadores, es que pueden publicar sus resultados desde el momento de la primera solicitud, no destruyndose la novedad al estar ya protegidos.

10

Desde 1883, se han celebrado muchas conferencias al objeto de revisar el Convenio de la Unin con el objetivo de mejorar la eficiencia del sistema de patentes. En 1893 se estableci la International Bureau para la proteccin de la propiedad industrial. En 1947 se cre el International Patent Institute en la Haya; su papel fue llevar a cabo bsquedas de novedad para los pases miembros. Este Instituto fue absorbido posteriormente segn decisin del Convenio de Munich del 5 de octubre de 1973, por la Organizacin Europea de Patentes (European Patent Organisation). El 19 de diciembre de 1954 se firm el Convenio Europeo bajo el cual el Consejo de Europa introdujo la Clasificacin Internacional de Patentes (IPC). Este Convenio fue continuado por el Acuerdo de Estrasburgo para la mencionada clasificacin, que fue firmado el 24 de marzo de 1971. En 1967 tuvo lugar una conferencia en Estocolmo al objeto de revisar el Convenio de la Unin, establecindose la World Intellectual Property Organisation (WIPO, OMPI).

A pesar del importante avance hacia la internacionalizacin producida por la prioridad unionista del Convenio de la Unin de Pars, los solicitantes de patentes de invencin en diferentes pases encontraban la dificultad de la obligacin de cumplir en cada uno de esos pases los requisitos formales y de patentabilidad que exigan sus legislaciones, muchas veces variables en cada uno de ellos. Este efecto territorial de la patente es una caracterstica consustancial de la patente misma (ver Baylos Corroza: Tratado de Derecho sobre la Propiedad Industrial, 1993), que solo puede salvarse mediante tratados unilaterales o multilaterales de los Estados interesados ya que comporta un problema de soberana de los mismos. Esta situacin no es sostenible en la sociedad actual y consecuencia de ello es el proceso de internacionalizacin de la patente seguido y que lo constituyen una serie de Tratados Internacionales que han cambiado totalmente la vieja concepcin exclusivamente territorial. Son el PCT, la Patente Europea y la Patente Comunitaria, que an no est en vigor. El proceso de ampliacin y extensin de la internacionalizacin del derecho de patentes moderno dio un nuevo paso importante con la ultimacin del Convenio de Munich del que surge la Patente Europea, y la Conferencia de Luxemburgo que hace nacer la Patente Comunitaria.

5. LA PROTECCIN DE LAS INVENCIONES EN ESPAA

A partir de 1986, Espaa ha ido integrndose de una forma progresiva en el contexto econmico mundial, y el sistema espaol de proteccin industrial no ha sido ajeno a este proceso. 11

La entrada en la Comunidad Econmica Europea impuso a Espaa la necesidad de adaptar el sistema de la propiedad industrial de una manera acorde a los principios de la libre circulacin de personas, bienes y capitales en el entorno comunitario, as en 1986 entr en vigor en Espaa el Convenio de Munich sobre concesin de patentes europeas de 1973. Posteriormente, en 1989, Espaa firm el Tratado de Cooperacin en Materia de Patentes (PCT) de 1970, que permite la solicitud nica de proteccin de invenciones en cada uno de los pases firmantes del tratado. Como consecuencia de este proceso de adaptacin al contexto internacional, en Espaa coexisten tres vas para la proteccin jurdica de las invenciones:

La va nacional, histricamente ha sido la nica va de solicitud de la proteccin industrial de las invenciones en Espaa, siendo la va que mayoritariamente utilizan los residentes en Espaa que solicitan proteger sus invenciones.

La va europea, que permite designar a Espaa como pas de destino de las invenciones solicitadas por residentes en pases acogidos al Convenio de Munich y viceversa, permite a los residentes espaoles designar a cualquiera de los pases del Convenio de Munich como pas de destino de sus invenciones, y

La va internacional o PCT, de similares caractersticas a la va europea pero con un mayor espectro territorial al haber un mayor nmero de pases firmantes del tratado de Washington.

Proteccin por la va nacional En Espaa, se concedieron privilegios de invencin principalmente a partir de los siglos XVII y XVIII, aunque al contrario de lo que ocurra en el Reino Unido, sin obedecer a una declaracin general que estableciera el derecho del inventor a una proteccin determinada (Siz Gonzlez, 1995). Esto cambi con la primera disposicin que de una manera directa reconoca el derecho de todo inventor a ser protegido con relacin a su obra, la Ley de 2 de octubre de 1820 en la cual se concepta el pensamiento como una propiedad y argumentando la proteccin del mismo en el inters social de su comunicacin. Los avatares polticos acaecidos durante esa poca en Espaa, afectaron tambin a la regulacin de la propiedad industrial, sufriendo alternativamente avances y retrocesos al socaire de modas e intereses partidistas (Baylos Corroza: Tratado de Derecho Industrial, 1993).

12

Desde comienzos del siglo XIX, en el sistema espaol no se dedica una regulacin propia a la proteccin de las invenciones hasta la Ley de 16 de mayo de 1902 que da a todo el sector de la propiedad industrial una regulacin en su conjunto unificada. La Ley de 1902, por un sistema de acumulacin de normas, incluy todas las modalidades de la propiedad industrial: patentes de invencin, modelos de utilidad, dibujos y modelos industriales, marcas de todas clases e incluso normas represoras de la competencia desleal. Esta Ley fue el precedente del llamado Estatuto de la Propiedad Industrial, (Real orden de 30 de abril de 1930 por la que se dispone la publicacin del decreto-Ley de 26 de Julio de 1929 sobre propiedad industrial), que ha permanecido en vigor hasta la entrada de Espaa en la Comunidad Econmica Europea en 1986, fue modificado en varias ocasiones. El Estatuto declar patentables la proteccin de los descubrimientos cientficos, previo un trmite de informacin pblica y el conocimiento de su propiedad y originalidad, y aadi una figura extraa a la propiedad industrial que llam la patente econmico-comercial. En cambio, excluy de patentabilidad los productos farmacuticos y alimenticios aunque admiti la patentabilidad de los procedimientos para obtenerlos.

Siguiendo a Baylos Corroza (1993), uno de los problemas fundamentales en cualquier rgimen de concesin de patentes es el sistema de verificacin del cumplimiento de los requisitos que establece la ley, en la solicitud formulada por el peticionario. Estos sistemas son muy variados y diferentes, segn la legislacin del pas de que se trate.

Hasta 1986, en Espaa, al amparo del artculo 61 del Estatuto sobre la Propiedad Industrial, las patentes se concedan sin un examen previo de novedad ni utilidad, siendo el propio interesado quien bajo su responsabilidad y quedando sujeto a las resultas de sus manifestaciones, quien haca la declaracin de novedad, propiedad y utilidad de la invencin, confiando la administracin de un modo pleno en las manifestaciones del peticionario y abstenindose de comprobarlas ni de valorarlas.

El 20 de marzo de 1986 se promulg la Nueva Ley de Patentes y Modelos de Utilidad que es la actualmente vigente en el Estado espaol. Esta Ley establece dos procedimientos bsicos para la concesin de patentes en Espaa, un procedimiento general de concesin con , que entr en vigor cinco aos despus de la promulgacin de la Ley, en 1991, y un procedimiento de concesin con , que ha entrado en vigor en mayo de 2000. El procedimiento de concesin con examen previo es el mismo que el que se establece con carcter general hasta el momento en que se publica 13

el Informe sobre el Estado de la Tcnica, a partir del cual, el solicitante est obligado para continuar el proceso de concesin a solicitar en el plazo de seis meses a la Oficina Espaola de Patentes y Marcas (OEPM), que proceda a examinar la suficiencia de la descripcin, la novedad y la actividad inventiva del objeto de la solicitud de la patente, para lo cual dispone de seis meses.

Al coexistir en el sistema espaol de la propiedad industrial las instituciones de patente y modelos de utilidad , el procedimiento general de concesin establecido en la Ley de 1986 hace distincin de los pasos a seguir por cada una de ellas aunque parte del proceso coincide tanto para modelos de utilidad como para patentes, as en las Figuras 1.1. y 1.2. que representan el diagrama de flujo del proceso general de concesin de patentes y modelos de utilidad respectivamente, podemos diferenciar dos partes, una comn a patentes y modelos de utilidad y otra especfica para patentes.

La presentacin de la solicitud en tiempo, lugar y forma, la recepcin de la misma por parte de la Oficina Espaola de Patentes y Marcas, la admisin a trmite de las mismas, el examen formal y sus posibles requerimientos y recepcin de subsanacin de defectos, y por ltimo la emisin de resolucin aprobando o denegando la solicitud, son pasos comunes tanto a las patentes como a los modelos de utilidad. A partir de este punto, cuando la Oficina Espaola de Patentes y Marcas emite la resolucin con la aprobacin de la solicitud y la continuacin del proceso de concesin o su denegacin, es cuando se establecen diferencias en cuanto al proceso de concesin.

Como se ha expuesto en el apartado 2 de este captulo, los requisitos de proteccin para los modelos de utilidad son menores que los de las patentes, necesitando un nivel menor de actividad inventiva y slo novedad a nivel espaol, mientras que la novedad para el caso de las patentes ha de ser a nivel mundial, por ello, el procedimiento de concesin de stas conlleva la solicitud y realizacin del informe sobre el estado de la tcnica, que como hemos visto anteriormente mencionar los elementos del estado de la tcnica que puedan ser tomados en consideracin para apreciar la novedad y la actividad inventiva de la invencin.

A partir de la publicacin en el Boletn Oficial de la Propiedad Industrial (B.O.P.I.) de la solicitud, los pasos vuelven a ser comunes para las patentes y los modelos de utilidad, abrindose un plazo para la fase de oposicin de terceros y la concesin final y publicacin de la misma en el B.O.P.I. 14

El procedimiento general de concesin de patentes y modelos de utilidad establecidos en la Ley de 1986 se describe a continuacin siguiendo a las Figuras 1.1. y 1.2.

respectivamente. Los requisitos de patentabilidad contemplados en esta ley se expusieron en el apartado 2.Presentacin de la SolicitudRecepcin de la Solicitud

SI Contestacin Notificacin NO

NO

Admisin a trmite SI

DESISTIMIENTO

SI Tramitacin secreta Patente Secreta

SI

NO

Contestacin

Notificacin

Suspenso

EXAMEN

NO Notificacin continuacin procedimiento

DENEGACIN

Peticin IET

RETIRADA

Realizacin IET

NotificacinObservaciones Informe Contestacin terceros

Publicacin IET

Publicacin Solicitud

Observaciones terceros Modificacin Reivindicaciones CONCESIN Publicacin Concesin

Figura 1. Procedimiento general de concesin de patentes

15

Como se ha expuesto anteriormente, los requisitos de proteccin para los modelos de utilidad son menores que para las patentes, por tanto el procedimiento de concesin se simplifica al no ser necesaria la novedad mundial del mismo, as el procedimiento se acorta en lo que concierne al Informe sobre el Estado de la Tcnica, permaneciendo en el resto igual al de las patentes.

Presentacin de la Solicitud

Recepcin de la Solicitud

SI Contestacin Notificacin

NO

Admisin a trmite

NODESISTIMIENTO

SI Contestacin Notificacin Suspenso EXAMEN

NODENEGACIN

Notificacin continuacin procedimiento

Publicacin Solicitud Oposiciones de terceros Notificacin Contestacin terceros y/o Modificacin de reivindicacionesExamen oposiciones / contestacin DENEGACIN

CONCESIN Publicacin

Concesin

Figura 2. Procedimiento de concesin de modelos de utilidad

16

Proteccin por va Europea

En octubre de 1986 entr en vigor en Espaa el Convenio sobre la concesin de patentes europeas firmado en Munich el 5 de octubre de 19731 . Es un Tratado Internacional que no forma parte del derecho comunitario, aunque Espaa se viese obligada a firmarlo como consecuencia de su integracin en la CEE. En la actualidad, los Estados miembros son: Alemania, Austria, Blgica, Dinamarca, Espaa, Finlandia, Francia, Gran Bretaa, Grecia, Holanda, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Mnaco, Portugal, Suecia y Suiza (incluido Liechtenstein).

El CPE constituye un acuerdo especial enmarcado en el Convenio de la Unin de Pars para la Proteccin de la Propiedad Industrial. Esto significa en concreto que las disposiciones del Convenio de la Unin de Pars sobre reivindicacin de prioridad y el principio segn el cual los solicitantes de otros pases recibirn el mismo trato que los nacionales, son asimismo aplicables al procedimiento europeo y a las solicitudes europeas. El CPE es tambin un tratado de patente regional, en el sentido del artculo 45,1 del Tratado de Cooperacin en Materia de Patentes (Patent Cooperation Treaty, PCT) , que ms adelante veremos, por tanto, pueden concederse patentes europeas a partir de una solicitud internacional presentada en virtud del PCT. Actualmente es posible obtener una patente europea partiendo de una presentacin PCT (euroPCT) en todos los Estados Contratantes del CPE.

La Oficina Europea de Patentes acta como Oficina receptora, Oficina designada y Oficina elegida, as como la Administracin encargada de la Bsqueda Internacional y del examen preliminar Internacional, que es preceptivo para el PCT como veremos ms adelante. El CPE establece un sistema comn de concesin para los 18 Estados 2 , con slo depositar una solicitud se pueden obtener patentes en todos los pases que son miembros del Convenio, con la sola designacin en la solicitud del Estado(s) en que se quiere proteger la invencin. No es la misma patente para todos los pases, sino tantas patentes como pases designados en la solicitud, con una sola solicitud, con una sola lengua de trabajo, se puede patentar lo mismo en dieciocho pases diferentes. El procedimiento europeo no suprime los procedimientos nacionales de concesin. Por tanto, a la hora de proteger su patente en uno o ms Estados Contratantes del CPE, el solicitante tiene la opcin de seguir el procedimiento nacio nal de cada Estado en el que desee proteger su invencin, o la ruta europea, en la cual, como hemos dicho, con un nico1 2

Entr en vigor el 1 de junio de 1978 Alemania, Austria, Blgica, Dinamarca, Espaa, Finlandia, Francia, Grecia, Irlanda, Italia, Liechtenstein. Luxemburgo, Mnaco, Pases Bajos, Portugal, Reino Unido, Suecia y Suiza. Adems es posible ampliar una patente europea a: Letonia, Lituania y Eslovenia.

17

procedimiento, obtiene proteccin en todos los Estados Contratantes por l designado. La patente europea se concede tras un examen cuyo objeto es confirmar que la solicitud de patente europea y la invencin que constituye su objeto cumplen los requisitos de patentabilidad que establece el CPE.

Las legislaciones de patentes de los Estados Contratantes se han armonizado en gran medida con el CPE en lo relativo a exposicin de la invencin y patentabilidad. No obstante, debido a las diferencias existentes entre los distintos procedimientos de concesin, y a que diversas oficinas los llevan a cabo paralelamente, la eleccin de la va nacional para proteger una invencin conlleva generalmente la obtencin de derechos nacionales cuyo alcance de proteccin es distinto. El solicitante que desee proteger su invencin por la va europea puede tambin efectuar un primer depsito nacional y solicitar a la OEP que elabore un informe de bsqueda segn la legislacin nacional correspondiente o, si dicha legislacin no incluye tal supuesto, solicitar directamente a la OEP una bsqueda standard. En este caso, el informe de bsqueda se elabora normalmente antes de que finalice el ao de prioridad, de acuerdo con los mismos principios, y basndose en la misma documentacin que se utilizara en una bsqueda europea, y brinda por tanto al solicitante la informacin necesaria para decidir si le merece la pena afrontar los gastos del procedimiento europeo durante el ao de prioridad siguiente a la presentacin de la solicitud nacional.

El procedimiento de la concesin de una patente europea presenta eventualmente tres fases comenzando con un examen de forma de la solicitud seguido de un informe de bsqueda europea. Esta primera fase finaliza con la publicacin de la solicitud y del informe de bsqueda. La segunda fase del procedimiento comprende el examen de fondo y la concesin, y la tercera fase puede estar constituida eventualmente por el procedimiento de oposicin.

El procedimiento europeo se realiza en uno de los tres idiomas oficiales de la OEP (Ingls, Francs y Alemn), dependiendo del elegido por el solicitante al presentar su solicitud. Adems, los solicitantes de Estados Contratantes cuyo idioma no sea uno de los idiomas oficiales de la OEP gozan de algunas ventajas de idioma y tasas. La duracin del procedimiento de concesin de patentes europeas es de 3 a 5 aos desde la presentacin de la solicitud.

18

Proteccin por la va internacional (PCT)

En noviembre de 1989 entr en vigor en Espaa el Tratado de cooperacin en materia de Patentes (PCT) firmado en Washington el 19 de junio de 1970 (entr en vigor el 1 de junio de 1978) que permite solicitar proteccin para una invencin en cada uno de los Estados partes del Tratado internacional (108 pases en los cinco continentes3 ), mediante una nica solicitud denominada solicitud internacional. El Tratado de Cooperacin en materia de Patentes (Patent Cooperation Treaty) es un Tratado de multilateral, administrado por la Organizacin Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI). Los Estados partes del Tratado constituyen una Unin para cooperar a la presentacin, bsqueda y examen de las solicitudes de patentes.

El PCT facilita la tramitacin de las solicitudes para la proteccin de las invenciones cuando dicha proteccin es deseada en varios pases, estableciendo un sistema por el que la presentacin de una solicitud nica produce los mismos efectos que si dicha solicitud hubiera sido presentada en cada uno de los pases deseados y designados por el interesado. Hay que subrayar que no se trata de un procedimiento de concesin de patentes ni sustituye a las concesiones nacionales, sino que es un sistema de unificacin de la tramitacin previa a la concesin, que sustituye a la tramitacin pas por pas y abarata costes. El Tratado contempla una oficina receptora de la solicitud internacional que examina los aspectos formales de la documentacin y la remite a la Oficina Internacional de la Organizacin (OMPI) y a la Administracin encargada de la Bsqueda Internacional (ISA) para el correspondiente informe sobre las anterioridades que afecten a la solicitud. A lo visto del informe, el solicitante podr continuar la tramitacin en las oficinas nacionales de cada Estado designado en la solicitud (oficina designada).

En 1989 se produce la adhesin de Espaa al Tratado de Cooperacin cuyas disposiciones entraron en vigor el 16 de noviembre de ese mismo ao y, desde esta fecha la Oficina Espaola de Patentes y Marcas (OEPM) viene funcionando como oficina receptora de solicitudes internacionales PCT en relacin con los solicitantes espaoles o residentes en Espaa. Al mismo tiempo, desde esa fecha, Espaa puede ser designada en las solicitudes internacionales PCT que se presenten en cualquier Estado miembro del Tratado con el fin de obtener una patente nacional. Asimismo, la Oficina Espaola de Patentes y Marcas ha sido designada por la Asamblea de la Unin PCT, como Administracin de Bsqueda3

Datos a 15 de abril de 2000

19

Internacional (ISA), y con tal finalidad fue suscrito un acuerdo entre la OMPI y la OEPM, iniciando sus actuaciones en 1995.

El procedimiento PCT consta de dos fases fundamentales: a) La fase internacional, que se lleva a cabo ante la Oficina receptora, la Oficina Internacional (OMPI) y la Administracin encargada de la bsqueda internacional y del examen preliminar internacional. B) La fase nacional, que tiene lugar ante las oficinas designadas. Una vez recibida la solicitud internacional, la Oficina receptora otorga una fecha de presentacin y comprueba si la solicitud cumple con los requisitos del Tratado y su Reglamento. Tras ello remite el original a la Oficina Internacional y la copia de bsqueda a la Administracin de bsqueda internacional.

La Administracin de bsqueda realiza un informe, llamado de bsqueda internacional que tiene por objeto descubrir qu documentos existentes en el estado de la tcnica acervo de conocimientos cientficos y tcnicos hechos accesibles al publico por cualquier medio hasta la fecha de la solicitud- pudieron ser relevantes para determinar la novedad y actividad inventiva de la invencin objeto de solicitud internacional. Estas dos fases constituyen el denominado Captulo I del PCT. El Captulo II consiste en un examen preliminar internacional que se elabora por las oficinas autorizadas a peticin del solicitante. Este examen establece si la invencin reivindicada es nueva, tiene actividad inventiva y es susceptible de aplicacin industrial. La cobertura geogrfica de la solicitud internacional depende de los Estados en los que se desee obtener la proteccin, que deben ser designados en la solicitud. Todos ellos pueden ser designados en una solicitud internacional, teniendo en cuenta, a este respecto que el pago de 8 tasas de designacin, cubre la designacin de todos ellos. Existe la posibilidad de designar a todos los Estados, pudiendo, en el plazo de quince meses, confirmar dichas designaciones abonando entonces las tasas de confirmacin, cuyo importe es ms elevado que la tasa de designacin inicial.

Por otra parte, el solicitante internacional puede retrasar el comienzo de la tramitacin de su solicitud en cada una de las oficinas designadas hasta un plazo de veinte meses. Durante este plazo, el solicitante puede valorar con mayor certeza la trascendencia econmica y comercial de su invencin, tomar decisiones al respecto, todo ello sin necesidad de incurrir en gastos que puedan resultar intiles. Dado que, en un plazo relativamente corto, el solicitante dispone del informe de bsqueda internacional relativo a su solicitud, puede, a la vista del citado informe, conocer el estado de la tcnica anterior relevante para su invencin y valorar 20

si la misma es realmente nueva y goza de actividad inventiva, es decir, no resulta evidente para un experto en ese sector tcnico. La solicitud internacional supone un ahorro sustancial de los costes de proteccin de las invenciones que normalmente deben sufragarse por la preparacin de las mismas para cada una de las oficinas nacionales.

En la medida en que la solicitud internacional produce efectos de una solicitud nacional en los Estados designados, el solicitante no tiene necesidad de incurrir en los gastos derivados de la preparacin y presentacin de una solicitud por cada Estado en que se desea obtener proteccin. Del mismo modo, no precisa modificar su solicitud internacional al objeto de cumplir con los requisitos formales especficos de cada legislacin nacional. La tasa de solicitud internacional incluye la presentacin, la bsqueda internacional y la publicacin de la solicitud y puede hacerse efectiva en la moneda de la oficina receptora.

6.

LA PATENTE COMUNITARIA

El Convenio de Luxemburgo se firm el 15 de diciembre de 1975 e introdujo la Patente Comunitaria, la cual permite la proteccin en toda la Comunidad Europea. La Patente Europea y la Comunitaria son dos instituciones en estrecha relacin, aunque poseen claras notas diferenciales. La principal de estas diferencias es que mientras aquella es una va nica para la concesin de patentes en cada uno de los Estados firmantes del Convenio, la Patente Comunitaria permite obtener una nica patente comn a todos los Estados de la Patente Comunitaria. La designacin de los Estados parte en dicho Convenio no puede ser hecha ms que conjuntamente, significando que una patente comunitaria no puede ser concedida, transferida, anulada o caducada ms que para el conjunto de dichos territorios.

Por tanto, la Patente Comunitaria tiene un carcter autnomo. No est sometida ms que a las disposiciones del Convenio sobre la Patente Europea que se aplican obligatoriamente a toda patente europea y que a estos efectos se considera que constituyen disposiciones del Convenio de Luxemburgo.

La Conferencia de Luxemburgo hubo de suspenderse por la posicin de Gran Bretaa que an no haba decidido definitivamente su actitud ante el ingreso en el entonces Mercado Comn. Y hoy mismo, como ya se ha dicho, no han ratificado el Convenio todos los pases firmantes, por lo que no est actualmente en vigor aunque se estn desarrollando debates a nivel comunitario evidenciando la necesidad de su pronta puesta en marcha. 21

As pues, como hemos visto, la patente es un depsito del nivel inventivo mundial que tiende a ser tratado de acuerdo con normas y criterios cada vez ms amplios y precisos. La tendencia a la universalizacin de sus normas es un presupuesto de su eficacia y se ampla constantemente, dirigiendo su mirada hacia el establecimiento de un rgimen jurdico en muchos aspectos comn.

22

CAPTULO 2

LAS PATENTES COMO INSTRUMENTO DE ANLISIS ECONMICO.

1. INTRODUCCIN

El crecimiento econmico y la posicin competitiva de los pases, sectores y empresas se encuentran estrechamente ligados al ritmo y direccin del cambio tecnolgico. Por tanto, la profundizacin en las causas determinantes de los hechos anteriores exige un conocimiento de las tasas subyacentes de progreso tcnico y de su evolucin en el tiempo. Pese a ello, la medida con fines econmicos del avance tecnolgico es un problema que data ya de antiguo, y a su resolucin han venido dedicando sus esfuerzos desde hace bastante tiempo economistas e historiadores de la economa. Pese a ello no se dispone an de un mtodo generalmente aceptado para medir el cambio tecnolgico lo cual nos obliga a emplear distintas medidas relacionadas con este fenmeno algunas de ellas de carcter residual (ver Solow, 1956) y otras de carcter aproximativo.

Ante esta escasez de informacin, las estadsticas de patentes constituyen un mtodo realmente valioso para medir el cambio tecnolgico, dada su fcil disponibilidad, su relacin con la actividad inventiva y su fundamentacin en criterios objetivos y duraderos. No sorprende, por tanto, que su uso se remonte a ms de tres dcadas coincidiendo con los trabajos pioneros de Schmookler (1966) y Scherer (1965). Por otra parte, el inters por el uso de las estadsticas de patentes como indicador de la actividad tecnolgica ha crecido notablemente en los ltimos ao s como atestigua una creciente literatura en este campo (vase OECD, 1994, y Griliches, 1990). Pavitt (1988) seala, entre las posibles causas de este renovado inters por las patentes, como instrumento analtico, el reconocimiento cada vez ms generalizado entre cientficos y empresarios de la importancia del cambio tecnolgico sobre la competitividad, la proliferacin de actividades tecnolgicas realizadas en un

creciente nmero de pases dentro de un amplio espectro de sectores con fronteras tecnolgicas diferenciadas y, por ltimo, el desarrollo de las tecnologas relacionadas con el almacenamiento de informacin y manejo de datos lo cual ha facilitado grandemente la

23

obtencin, ordenacin y clasificacin de los documentos de patentes facilitando su utilizacin en el anlisis econmico.

En este captulo se analizan las posibilidades y principales problemas asociados a las estadsticas de patentes como instrumento de medida del avance tecnolgico y se sugieren diversas formas de resolver algunos de estos problemas. A continuacin, se contemplan los diversos enfoques analticos basados en las estadsticas de patentes. Por ltimo, se revisan las diversas fuentes de informacin disponible sobre patentes as como su clasificacin internacional.

2. PATENTES Y ANLISIS ECONMICO

Desde el punto de vista metodolgico, conviene distinguir entre las funciones analticas de las patentes y sus propiedades como datos (Papadakis, 1993). Esta ltima cuestin no presenta en principio una gran dificultad puesto que cualquier patente constituye una determinada cantidad de invencin que ha superado unos criterios mnimos de patentabilidad de forma que lleva incorporado un nivel mnimo de relevancia inventiva. Por tanto, las estadsticas sobre patentes no son ms que agregaciones de conteos de patentes clasificados por clases, dominios, origen de los inventores etc. Por el contrario, las propiedades analticas de las patentes s requieren una mayor reflexin. Como veremos a continuacin, desde el punto analtico, las patentes son variables operativas imperfectas de la actividad inventiva e innovadora y por ello deben ser contempladas como variables aproximadas proxies de la invencin y an ms de la innovacin y del cambio tecnolgico.

La primera dificultad que encontramos a la hora de valorar la utilidad analtica de las patentes se deriva de que stas slo recogen un subconjunto del conjunto total de las

invenciones. En efecto, como es conocido, no todas las invenciones son patentables ni, an en el caso de serlo, todas las invenciones se patentan. Como se indic en el captulo 1 las razones que explican este hecho son diversas: las imposiciones legales, la labor de las oficinas de patentes y la propia decisin de los inventores en cuanto a los beneficios y costes que suponen el registro de las invenciones. De todo ello se deduce que una gran parte de la actividad innovadora no quedar reflejada en las estadsticas de patentes.

24

Una segunda dificultad reside en el hecho de que

no todas las patentes son

comercializadas y que, aquellas que s son, difieren fuertemente en su importancia tcnica y econmica. A estos problemas ms fundamentales hay que aadir una ltima dificultad de carcter tcnico que surge a la hora de asignar unos datos de patentes disponib les normalmente clasificados segn criterios tcnicos e ingenieriles de una forma que resulte til para el anlisis econmico. Este ltimo problema, a cuya resolucin se dirige este trabajo, ser abordado a partir del captulo 3.

La Figura 2.1., adaptada de Basberg (1987), resulta til para mostrar de una forma general las relaciones entre invenciones, innovaciones y patentes. Podemos identificar tres crculos, el mayor de ellos representa el conjunto de las invenciones generadas en una empresa, industria o pas en un determinado periodo de tiempo, por ejemplo, un ao.

Invenciones patentadas sin uso

INVENCION ES

PATENTES

INNOVACION

Invenciones en uso

Invenciones patentadas en uso

Invenciones no patentadas

Fuente. Adaptacin de BASBERG (1987) Figura 2.1. Esquema general de las relaciones entre patentes, invenciones e innovaciones

Normalmente slo una pequea parte de las i venciones generadas sern patentadas. n Por una parte, los datos de patentes obviamente contendrn algunas innovaciones (invenciones comercializadas), pero tambin contendrn invenciones sin ningn valor 25

comercial. El tamao de los tres crculos que conforman la Figura 2.1. ha sido elegido arbitrariamente y podr variar tanto a lo largo del tiempo como en funcin de los sectores industriales o los pases que se consideren. La Figura 2.1. sugiere que slo una parte del total de las invenciones se encuentran protegidas bajo propiedad industrial. La mayor o menor proporcin de invenciones patentadas, depende del sector tecnolgico al que pertenezcan y de la situacin en el que se encuentre su investigacin.

En vista de las dificultades interpretativas de los indicadores de patentes surge el problema de cmo llegar a determinar si las patentes miden algo relevante para el anlisis econmico. Para abordar esta interesante cuestin Griliches (1990) sugiere que es posible dar respuesta afirmativa a este interrogante siempre que podamos encontrar relaciones

estadsticamente significativas entre los conteos de patentes y algn tipo de variable relacionadas con los inputs de la actividad inventiva (gastos en I+D, nmero de cientficos, etc.). 4 Griliches fundamenta su razonamiento en el hecho de que, bajo determinadas circunstancias, el coeficiente de correlacin entre el nmero de patentes y los indicadores del esfuerzo investigador, dos variables observables, proporciona un lmite inferior a la

correlacin entre el nmero de patentes y el nivel de conocimientos tcnicos (variable no observable). Por tanto, en este caso, podremos validar a las patentes como indicadores del cambio tecnolgico a partir de la naturaleza de la primera relacin.

Afortunadamente, la literatura disponible en este campo proporciona varios resultados de inters. En los trabajos realizados hasta el momento se ha detectado una fuerte correlacin entre el nmero de patentes y los gastos en I+D cuando se analizan secciones cruzadas en el mbito de empresas individuales o industrias (ramas de actividad). Asimismo, se observa una relacin estadstica significativa entre los gastos en I+D y el nmero de patentes al nivel de empresas cuando se analizan series temporales. Sin embargo, esta ltima relacin es ms dbil que la obtenida en el caso de las secciones cruzadas. Por ltimo, en los estudios de series temporales agregadas, se observa un descenso relativo en el nmero de patentes con relacin al gasto en I+D. Sobre la interpretacin de este ltimo resultado existe una amplia literatura.

4

o bien con alguna medida de sus outputs (productividad multifactorial, rentabilidad o valor burstil de las empresas, etc.).

26

Un aspecto final a considerar es el de la utilidad econmica de las patentes. Obviamente, el valor econmico de las patentes depender, en primer lugar, de que stas sean o no comercializadas. En caso afirmativo interesar conocer su valor econmico para lo que habr que establecer los procedimientos adecuados para medir este valor. En este sentido, conviene hacer la distincin entre el derecho que otorga la patente a su propietario cuyo ejercicio puede reportarle unos determinados ingresos, y el valor econmico (privado y social) de las invenciones representada por una patente especfica. Aunque es este ltimo valor el que aqu interesa medir, la informacin normalmente disponible se refiere al valor de los derechos de las distintas situaciones legales creadas por la posesin de la patente y no al impacto econmico de las innovaciones que las patentes amparan.

La fiabilidad de los datos de patentes como indicador de la innovacin tecnolgica ha sido estudiada entre otros por Mansfield (1986), Scherer et.al. (1959), Sanders (1964) y Napolitano y Sirilli (1990) mostrando que una gran proporcin de invenciones de las empresas es patentada y que a su vez, una gran proporcin de patentes llega a ser innovaciones con un uso econmico. As pues, es posible afirmar que las patentes proporcionan, en principio, una aceptable representacin del proceso de invencin y de la innovacin de las empresas, algo que los indicadores de I+D no son capaces de medir apropiadamente por s solos.

En otro orden de cosas, conviene sealar que, independientemente de las reservas de carcter ms fundamentales que como se ha visto comporta el uso de las patentes en el anlisis econmico, la informacin proporcionada por los conteos de patentes puede presentar una serie de sesgos que dificulten la interpretacin de la actividad inventiva, especialmente cuando se realizan estudios comparativos de pases, ramas de actividad, campos tecnolgicos y empresa, cuando las propensiones a patentar entre las unidades a comparar difieren entre s.(Pavitt, 1988).

En primer lugar, existen importantes variaciones entre campos tecnolgicos

en la

importancia relativa de las patentes como medio de proteccin respecto a otras formas de proteccin alternativa. As, por ejemplo, algunos campos tecnolgicos, como la industria qumica y la ingeniera mecnica, se prestan mejor que otros para patentar, siendo el registro de patentes la va usual para que las empresas se protejan en el mercado. Por el contrario, en electrnica, el proceso de patentar puede ser que no permita un rpido avance tecnolgico y, por tanto, las empresas podran preferir mantener sus invenciones en secreto antes que buscar 27

la proteccin a travs de las patentes. Algunos tipos de invenciones como puede ser el software, son protegidos bajo proteccin intelectual copyright en lugar de por la Ley de patentes.

Se observan tambin anomalas similares entre sectores y empresas respecto a su propensin a patentar los resultados de su actividad inventiva y, en definitiva, en la productividad de la I+D medida por patentes concedidas por unidad de I+D gastado.

Las diferencias en la propensin a patentar se detectan tambin entre pases. En este caso estas diferencias son, por lo general, un reflejo de las variaciones intersectoriales sealadas antes, si bien tambin puede contribuir la naturaleza de los sistemas nacionales de proteccin de la propiedad intelectual (rigor del proceso de examen y concesin, periodos de proteccin, etc.), as como la dimensin de los mercados nacionales. Otros factores que dificultan las comparaciones de los conteos de patentes entre pases son de naturaleza administrativa, por ejemplo las fluctuaciones en el proceso administrativo de revisin y examen de las patentes pueden incidir sobre el nmero de patentes concedidas. En 1979 hubo una cada significativa en las patentes concedidas en los Estados Unidos, pero esta cada no fue debido a una reduccin en las solicitudes de patentes sino simplemente a una reduccin de los fondos para la publicacin de las mismas (Griliches, 1990).

La variabilidad intersectorial en la proteccin a patentar debe ser tenido en cuenta en la interpretacin de las comparaciones internacionales. As, un pas con un peso importante en un campo tecnolgico como el qumico, donde patentar es la va ms efectiva de proteccin mostrara, ceteris paribus, una mayor propensin a patentar que otro pas que haya enfocado sus sectores industriales a otros campos, como el de la industria aerospacial en el cual el proceso de patentar es menos predominante Scherer (1982b). Ante este hecho, resulta conveniente la normalizacin por totales sectoriales a la hora de efectuar comparaciones intersectoriales. Por otra parte, para soslayar los efectos de variaciones internacionales en los procedimientos para registrar la propiedad intelectual resulta conveniente el realizar la comparacin entre pases, concentrarse en un sistema de patentes en particular, por ejemplo, patentes concedidas a todos los pases de la OCDE en Estados Unidos, patentes concedidas mediante la va europea, etc.

28

3. AREAS DE UTILIZACIN DE LAS PATENTES

Siguiendo a Basberg (1987) los estudios que contemplan a las patentes como campo de estudios pueden agruparse alrededor de tres amplios patrones de investigacin: el sistema legislativo y administrativo de las patentes; el anlisis de la racionalidad econmica del sistema de patentes; y el uso de las estadsticas de patentes como fuente de informacin tecnolgica, til para el anlisis econmico.

Los estudios que utilizan a los conteos de patentes como fuente de informacin tecnolgica, a su vez, se pueden dividir en tres grandes grupos, si bien a veces las categoras se solapan. En primer lugar, se encuentran aquellas investigaciones que utilizan estadsticas de patentes para explorar relaciones causales entre el nmero de patentes y diversas variables econmicas. Con estos trabajos se pretende contrastar modelos o teoras sobre los determinantes econmicos y las consecuencias de la actividad tecnolgica. Esta ha sido hasta ahora, la lnea principal de investigacin en lo relativo al uso de las patentes, y dentro de ella, quizs el trabajo ms importante y que ha servido como punto de partida para posteriores estudios del tema ha sido realizado por Schmookler (1966). La principal conclusin de Schmookler fue que la actividad inventiva est endgenamente determinada por variables econmicas. Este resultado supuso el punto de inicio del debate entre lo que se conoce como empuje tecnolgico frente al tirn de la demanda. Dentro de este grupo de estudios se encuentran aquellos que se ocupan del anlisis del proceso de innovacin en s mismo, con el objeto de evaluar y medir los resultados de una actividad investigadora. Estas investigaciones a menudo se realizan por medio de la observacin de las relaciones existentes entre la I+D, las patentes y la productividad.

En un segundo grupo de trabajos, las estadsticas de patentes se utilizan, junto con otros indicadores, para anlisis de poltica econmica y tecnolgica. Se trata normalmente de comparaciones entre pases, ramas de actividad, campos tecnolgicos y empresas. As, por ejemplo, las estadsticas de patentes se han utilizado para analizar la competitividad relativa entre pases mediante la construccin de indicadores de ventaja tecnolgica revelada (ver Pavitt (1982) y Soete (1983)) o para contrastar las hiptesis del gap tecnolgico (Fagerberg, 1987). Las estadsticas de patentes tambin han sido utilizadas para analizar la difusin de tecnologas entre pases mediante el anlisis de los flujos de patentes. Este tipo de trabajos, aunque presentan un carcter ms descriptivo, constituye en numerosas ocasiones una importante fuente de impulso al desarrollo de anlisis tericos. 29

Por ltimo, existe un tercer grupo de estudios, basados en el anlisis de las citas de patentes, que utilizan las tcnicas de la bibliometra desarrolladas en el anlisis de artculos cientficos. Entre las aplicaciones econmicas ms interesantes dentro de este grupo se encuentran el anlisis de la interpelacin entre distintos campos tecnolgicos y de las externalidades tecnolgicas entre empresas y ramas de actividad, as como el estudio de las relaciones entre ciencia y tecnologa. Tambin resulta de gran int ers el anlisis de citas en el estudio de la utilidad econmica de las patentes.

Los anteriores usos analticos de las patentes se circunscriben a los campos de la economa y de la poltica tecnolgica. Sin embargo la informacin contenida en las patentes puede tambin utilizarse por cientficos y tcnicos para la bsqueda de nuevas soluciones tcnicas en el transcurso de las actividades de I+D, para la creacin y asimilacin de la nueva tecnologa, as como para su explotacin industrial y comercial.

4. FUENTES DE INFORMACIN SOBRE PATENTES

Uno de los requisitos que se exige a los inventores para que el Estado les otorgue el derecho de exclusividad para sus invenciones es su comunicacin a la sociedad. Esta comunicacin se realiza a travs de la publicacin oficial por parte de la agencia gubernamental encargada a tal efecto, normalmente, las oficinas de patentes. Una vez que la patente es publicada, est disponible para su consulta, estudio y evaluacin por cualquier persona que lo desee. La acumulacin de documentos de patentes a lo largo del tiempo en las oficinas de patentes ha hecho de estas agencias autenticas fuentes de informacin tecnolgica, compilando la informacin y elaborando estadsticas que ayuden a prever las tendencias en el proceso de generacin de tecnologa as como su direccin. Durante la dcada de los aos 70 vieron la luz una gran cantidad de fuentes de informacin sobre actividades de patentes tanto de carcter nacional como internacional. Estas diversas fuentes de informacin fueron estudiadas en la reunin sobre Patentes, Invencin e Innovacin, organizada por la OCDE en 1982. Christian (1982) ha descrito con detalle las aportaciones de cada una de ellas.

En el caso de Espaa, es la Oficina Espaola de Patentes y marcas (OEPM) la agencia encargada de suministrar la informacin relativa a las patentes, as como de elaborar las estadsticas de las mismas. La OEPM edita peridicamente el Boletn Oficial de la Propiedad Industrial (B.O.P.I.), el Boletn de Resmenes de Patentes y folletos de documentos de 30

patentes. Tambin tiene otras publicaciones cuya finalidad es proporcionar al usuario informacin tcnica y jurdica, administrativa o comercial acerca de las distintas modalidades de Propiedad Industrial en Espaa. De entre las fuentes nacionales, cabra resaltar la Office of Technology Assessment and Forecast (OTAF), de la Oficina de Patentes de los Estados Unidos, o la Oficina Canadiense de Patentes. A parte de estas fuentes de informacin nacionales de carcter pblico, existen diversas fuentes de informacin de carcter privado (Manual OCDE, 1994).

Entre las fuentes de informacin sobre patentes de carcter internacional se encuentra la International Patent Documentation Center (INPADOC) con sede en Viena cuya informacin se publica anualmente por el World Intellectual Property Annual de la World Intellectual Property Organization (WIPO) as como las de la Oficina Europea de Patentes (EPO). La OCDE publica en el Main Science and Technological Indicators resmenes de los datos de las patentes por pases. Las distintas instituciones generadoras de informacin sobre patentes organizan esta informacin en bases de datos informatizadas. La OEPM produce dos bases de datos SITADEX y CIBEPAT.

5. CLASIFICACIN INTERNACIONAL DE PATENTES (IPC)

Hasta 1971, las distintas Oficinas de Patentes utilizaban sistemas propios para clasificar los documentos de patentes segn sectores tcnicos previamente determinados. Aunque, por regla general, los sistemas nacionales de clasificacin eran bastante parecidos, la necesidad de utilizar conjuntamente documentos de distintos pases ocasionaba problemas fciles de imaginar. Esta situacin se intent resolver por medio del Arreglo de Estrasburgo (1975) relativo a la Clasificacin Internacional de Patentes (IPC). Los pases vinculados al mismo se comprometieron a imprimir en sus documentos de patentes los smbolos de clasificacin resultantes de la aplicacin de la Clasificacin Internacional de Patentes. En Espaa las estadsticas de patentes, elaborada por la OEPM, se organizan actualmente segn la estructura de la IPC.

Habindose concebido para permitir una clasificacin uniforme de documentos de patentes en el mbito, el fin perseguido con la IPC consista en proporcionar un sistema eficaz de recuperacin de documentos de patentes que perteneciesen a un rea tecnolgica dada. La Clasificacin Internacional de Patentes se formul por agregacin de las clasificaciones nacionales de patentes, algunas de las cuales tenan una antigedad centenaria. Ello hace que 31

los criterios de clasificacin sean muchas veces complejos y en ocasiones confusos, obligando a asignar patentes a varias rbricas. Estas anomalas, se pretenden resolver mediante la realizacin de revisiones peridicas de la misma IPC, en concreto cada cinco aos.

La Clasificacin Internacional de Patentes, que se revisa cada cinco aos, divide el saber tcnico en una estructura jerrquica de 8 secciones, 20 subsecciones, 118 clases, 616 subclases, 6871 grupos y 57.324 subgrupos 5 .

Las ocho secciones mencionadas que abarcan el conjunto de conocimientos tcnicos son las siguientes:

A.- Necesidades corrientes de la vida. B.- Tcnicas industriales diversas. C.- Qumica; metalurgia. D.- Textiles; papel. E.- Construcciones fijas. F.- Mecnica; iluminacin; calefaccin; armamento; voladura. G.- Fsica. H.- Electricidad.

Con el fin de ilustrar la estructura del sistema de clasificacin de la IPC, en la Tabla 2.1. se realiza un ejercicio de clasificacin. La seccin considerada en este ejemplo es la seccin A: Necesidades corrientes de la vida. Dentro de cada una de las secciones se definen una serie de subsecciones. En nuestro caso se ha considerado aquella subseccin relativa a actividades rurales cuyo smbolo de clasificacin es A0. Una subseccin se subdivide en varias clases. Los smbolos de clase estn integrado por el smbolo de la seccin seguido de un nmero de dos dgitos, por ejemplo el smbolo A01, la Tabla 2.1. se refiere a la clase relativa a los campos: Agricultura; Silvicultura; Cra de ganado; Caza; Captura; Pesca. Por su parte, cada clase comprende una o varias subclases. El smbolo de una subclase est integrado por el smbolo de la clase seguido de una letra mayscula (A01D: Recoleccin; Siega). El ttulo de la subclase indica su contenido lo ms exactamente posible.

5

Para la realizacin del presente trabajo se ha utilizado la versin 5 de la Clasificacin Internacional de Patentes. (IPC)

32

Tabla 2.1. Principales caractersticas de la IPC Ttulos Nmero Cdigos Seccin 8 A Subseccin 20 A0 Clase 118 A01 Subclase 616 A01D Grupo 6871 A01D19/00 Subgrupo 57324 A01D19/08 Fuente: OMPI Etiquetas cdigos Necesidades corrientes de la vida Actividades Rurales Agricultura; Silvicultura; Cra; Caza; Captura; Pesca. Recoleccin; Siega. Arrancadoras de ruedas,tambores o hlices centrfugas ... con cadenas elevadoras de dientes

Por ltimo, cada subclase se descompone en varias subdivisiones denominadas grupos, que son bien grupos principales, o bien subgrupos. El smbolo de un grupo est integrado por el smbolo de la subclase seguido de dos nmeros separados por una barra oblicua. El smbolo de un grupo principal est integrado por el smbolo de la subclase seguido de un nmero de uno a tres dgitos, de una la barra oblicua y del nmero 00. As, en la Tabla 2.1. el grupo A01D19/00 se refiere a: arrancadoras de ruedas, tambores o hlices centrfugas. El ttulo de un grupo principal define un mbito considerado de utilidad para la bsqueda relativa de invenciones. Los subgrupos son subdivisiones de los grupos principales. El smbolo de un subgrupo est integrado por el smbolo de la subclase seguido del nmero de su grupo principal, de una barra oblicua y de un nmero de, por lo menos, dos dgitos distintos de 00. En la Tabla 2.1. el subgrupo A01D19/08 indica un tipo especial del grupo A01D19/00, el que se refiere a: ....con cadenas elevadoras de dientes.

Toda cifra, a contar desde la tercera, situada despus de la barra oblicua debe leerse como un decimal de la cifra que le precede; por ej. : 3/426 se encuentra despus de 3/42 y antes de 3/43, y 5/1185 se encuentra despus de 5/118 y antes de 5/119.

Para finalizar conviene sealar que los documentos de patentes deben estar clasificados en el mbito de grupo o subgrupo.

33

CAPTULO 3

CONCORDANCIA ENTRE INDICADORES TECNOLGICOS Y ECONMICOS.

1. INTRODUCCIN.

Una de las principales dificultades encontradas cuando se pretenden utilizar las estadsticas de patentes en el anlisis econmico tiene que ver con su clasificacin. En concreto, existe el problema de cmo asignar unos datos sobre patentes organizados por campos cientficos en ramas de actividad o sectores econmicos, relevantes para el anlisis econmico. Por regla general, las oficinas nacionales de patentes clasifican las invenciones registradas segn criterios que facilitan el seguimiento de los conocimientos previos sobre el estado de la tcnica. As pues, los sistemas de clasificacin resultantes se fundamentan esencialmente sobre principios tecnolgicos y funcionales, y raramente coinciden con las nociones de producto o sector industrial considerados en los anlisis econmicos (Griliches, 1990). Esta circunstancia obstaculiza el estudio de un cierto nmero de problemas, de inters emprico, en el campo de la economa tales como la relacin existente entre las patentes y el crecimiento de la productividad.

Normalmente, los documentos de patentes se clasifican y asignan a campos tecnolgicos definidos en el sistema de Clasificacin Internacional de Patentes (IPC) o en los sistemas de clasificacin nacionales 1 . Por el contrario, los indicadores econmicos sobre produccin y comercio aparecen generalmente agregados segn la International Standard Industrial Classification (ISIC), la Statistical Classification of Economic Activities de la Comunidad Econmica Europea (NACE)6 , y la Standard International Trade Classification (SITC). La inexistencia de una correlacin entre las clasificaciones de patentes y las clases de los sectores econmicos dificulta la construccin de indicadores tecnolgicos, basados en las patentes, que permitan relacionar la actividad inventiva con las actividades econmicas. Por tanto, resulta conveniente establecer algn tipo de correlacin o concordancia entre el sistema6

CNAE: Clasificacin Nacional de Actividades Econmicas en Espaa

34

de clasificacin tcnica de patentes, en especial con la ordenacin de la IPC, con las clases de los sectores industriales o ramas de actividad clasificados segn alguna de sus nomenclaturas, ISIC, NACE, SITC. La elaboracin de una correlacin de este tipo no es, sin embargo, tarea fcil, como se ver a continuacin. La primera dificultad radica en que las patentes se encuentran relacionadas con sectores de actividad econmica en tres sentidos. En efecto, los departamentos de I+D de las empresas, las universidades, los centros de investigacin, pblicos y privados, y las personas a ttulo individual realizan actividades inventivas cuyos resultados en muchos casos, son patentadas y, posteriormente, incorporadas en algn producto manufacturado que, finalmente, se utiliza en algn sector de la economa. Por ejemplo, un producto fitosanitario para el tratamiento especfico de una enfermedad que afecta a una especie de rboles frutales, se origina en un laboratorio de investigacin de una empresa qumica, pero si por ejemplo, este producto fitosanitario es necesario aplicarlo de una manera especial mediante la inyeccin a presin en la corteza de los rboles, ser necesario el desarrollo de una maquinaria especial para ese tratamiento especfico, que se realiza en una empresa de maquinaria agrcola, y se utiliza indudablemente en el sector hortofrutcola. Podemos observar que, antes de emprender cualquier tipo de clasificacin industrial de las patentes, es necesario decidir si deseamos asignar las invenciones segn el sector en el cual se origina la invencin - la industria o sector de origen (IO) - el sector industrial en el que se fabrica la tecnologa (innovacin) - la industria de manufactura (IM) - y el sector o rama de actividad en el que, normalmente, se aplica la tecnologa - el sector de uso (SU). As, si se desea comparar las patentes con los indicadores de la actividad cientfica interesar normalmente considerar la industria o sector de origen. Si, por el contrario, de lo que se trata es de analizar el funcionamiento econmico de un pas o de un sector de actividad cualquiera habr que considerar los sectores en los que se utilizan las invenciones patentadas. Por ltimo, si el objetivo consiste en analizar la contribucin de las actividades de invencin al crecimiento de la productividad de un sector econmico, por ejemplo el agrario, interesar prestar atencin a los sectores de origen y de uso de la invencin (invencin- innovacin-productividad). Si por el contrario, lo que se pretende en conocer el proceso de transmisin de la tecnologa, interesar conocer tambin el sector de manufactura cuando este no coincida con el sector de origen.

35

Un segundo problema encontrado consiste en que los sistemas nacionales, y el sistema internacional, de clasificacin de patentes se basan, como se ha sealado, en conceptos ingenieriles y qumicos, y, aunque las clases de patentes se encuentren bien definidas, por lo general, no resulta posible asignar todas las patentes de una clase a un industria de manufactura o a un sector de uso. Para resolver este problema existen dos opciones. La primera consiste en clasificar directamente los documentos de patentes no slo siguiendo criterios tcnicos, sino tambin ordenndolos por industrias o sectores econmicos. Como se ver ms adelante, son pocos los pases dispuestos a realizar este tipo de asignaciones debido a su elevado coste. La segunda opcin consiste en construir una concordancia entre los sistemas de clasificacin de patentes y los sistemas de clasificacin de las actividades econmicas. Como recoge la Figura 3.1., una concordancia, en su forma ms simple asigna una fraccin de cada clase o grupo de patentes de la IPC a una determinada industria o sector econmico. As, una vez que se conoce el nmero de patentes que han sido clasificadas en cada una de las clases o grupos de la IPC, podremos obtener el nmero total de patentes correspondiente a cada industria o sector econmico sumando el nmero de patentes asignado a los mismos, en cada clase o grupo de la IPC.

SECTOR 1 P1 P2 Grupo-IPC Pi Pj PN SECTOR N SECTOR 2 .. ..

Pi: Porcentaje de patentes asignadas al SECTOR i

Figura 3.1. Esquema de concordancia entre sistemas de clasificacin 36

2. PRIMERAS CONCORDANCIAS TECNOLGICAS

Schmookler (1966), en su obra clsica sobre la economa de la invencin, llam, por primera vez, la atencin sobre las ventajas que podran derivarse, para el anlisis econmico, de clasificar las patentes por tipos de industrias o sectores econmicos. En este trabajo Schmookler realiz una primera clasificacin de patentes por sectores industriales, si bien sta se limitaba a aquellas patentes relacionadas con bienes de capital potencialmente tiles en cuatro ramas de actividad (sectores de uso): la fabricacin de ferrocarriles, la industria del papel, las refineras de petrleo y la construccin. El procedimiento seguido consisti en seleccionar una serie de subclases de patentes, muestrear un nmero determinado de

documentos de patentes en cada clase y, segn los resultados obtenidos, decidir si la mayor parte de ellas se utilizaran en alguna de las cuatro ramas de actividad consideradas. A continuacin, procedi a agregar el nmero total de documentos de patentes de cada

subclase, asignada a cada una de las cuatro ramas de actividad, y construir series temporales del nmero total de invenciones de bienes de capital por ramas de actividad.

El problema que presentaba la clasificacin de Schmookler, aparte de estar limitada a slo bienes de capital u sados en cuatro sectores bien definidos, resida en que a la hora de asignar subclases del sistema de clasificacin de patentes al sistema de clasificacin de sectores industriales, vinculaba una subclase de patentes a una industria s y slo si ms de los 2/3 de sus patentes haban sido ideadas para ser usadas por ese sector industrial. Por consiguiente, una clase de la clasificacin de patentes que estuviera uniformemente distribuida entre dos o ms sectores industriales, podra no ser asignada a ninguno ellos. Por tanto, la concordancia de Schmookler podra dejar sin contabilizar un nmero indeterminado de invenciones por sectores industriales y por campos tecnolgicos.

Quizs lo ms trascendental del trabajo de Schmookler es que sirvi de inspiracin a los posteriores intentos que, se han venido sucediendo, desde entonces, para ligar las invenciones patentadas y los sectores industriales con el fin de aprovechar la informacin contenida en las patentes para el anlisis del cambio tecnolgico. As, a mediados de la dcada de los setenta la Office of Technology Assesment and Forecasting (OTAF) perteneciente a la US Patent and Trademark Office (USPTO), comenz a experimentar diversos mtodos de conversin de los resultados obtenidos por el conteo de patentes de la USPC a diferentes grupos de industri