Manuela UNMSM

download Manuela UNMSM

of 93

  • date post

    28-Dec-2015
  • Category

    Documents

  • view

    42
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of Manuela UNMSM

La loca inconfirmable

La loca inconfirmableApropiaciones feministas de Manuela Senz El origen

Pintura de Manuela Senz por el artista de Jacinto Ruiz, basndose de la modelo y ex miss mundo de Ecuador Marielisa Marques

El origen

En el norte del Mausoleo sembraron la escultura, de unos 14 metros de alto, denominada La Rosa Roja de Paita, realizada por el arquitecto Domenico Silvestro, premio nacional de arquitectura, en homenaje a Manuela Senz.

(http://www.radiomundial.com.ve)El origenAmada Rojas Vargas, de Cerezal de Carpano, hija de Berta Vargas, comenz a hacer muecas porque su mam la ense a hacerlo hace ms de 40 aos.Para la exposicin Artextil, adems de sus personajes tradicionales como el borracho, el mdico, el tamborero, tambin recre a Manuelita Senz.

El origenCaracas, 21 May. ABN.- A mediados de julio, los restos simblicos de la patriota ecuatoriana Manuela Senz estarn en Venezuela para recibir homenaje en el Panten Nacional, donde reposa El Libertador Simn Bolvar, inform el embajador de Quito en Venezuela, Ramn Torres Galarza () Senz fue una destacada patriota ecuatoriana, enamorada de Bolvar y reconocida como herona de la Independencia.

El origen

GUILLERMO MORN(En Televen) Si Manuelita Senz hubiera estado enterrada y se hubieran trado esos huesos, habra sido de todas maneras un gravsimo insulto a todas las mujeres honestas de Venezuela, del pasado y del presente, Yo creo que eso no es un acto positivo para la gloria de Simn Bolvar y para ninguna otra gloria. Yo creo que fue un grave insulto que se le hizo a todas las mujeres del pas, a todas las mujeres del pasado y a todas las mujeres decentes de Venezuela

Manuelita Senz fue una de las barraganas de simn Bolvar, de las 27 barraganas que tuvo Simn Bolvar, de modo que a m me parece eso escandaloso

Qu ocurre con Manuela cuando se rompe el orden del discurso?

Quines ms la han ledo?

Desde dnde?

Cules de sus acciones han sido reconstruidas?

En el segundo tercio del siglo XX, Manuela Senz fue motivo de escritura y reflexin:

En 1944, en Colombia se impriman los libros Manuela Senz: la libertadora del libertador, del historiador ecuatoriano Alfonso Rumazo Gonzlez, y La vida ardiente de Manuela Senz, de Alberto Miramn.

En 1953, se editaba en espaol el libro Vctor Wolfgang Von Hagen, con el ttulo Las cuatro estaciones de Manuela para la venta en Mxico y Argentina

En 1958, aparece en Per Vida Romntica de Simn Bolvar. Manuela Senz, la Libertadora del Libertador, de Evaristo San Cristval.

En 1959, Humberto Mata publica en Cuenca- Ecuador su famosa Refutacin a Las cuatro estaciones de Manuela. Los amores de Manuela Senz y Simn Bolvar.

En la dcada de los sesenta se editaron La insepulta de Paita: elega dedicada a la memoria de Manuela Senz, amante de Simn Bolvar (1962), de Pablo Neruda y la obra teatral Manuela Senz (1960), del venezolano Luis Peraza.

Las lecturas de Manuela bajo el signo feminista no se hicieron esperar:La libertadora: el ltimo amor de Bolvar (1944), de la escritora hispanopanamea Concha Pea.

Coeur de hros, coeur d'amant (1950), de la haitiana Emmeline Carris Lemaire , traducida al espaol en 1958 con el nombre Bolvar hroe y amante.

Manuela Senz, la divina loca (195?), de la venezolana Olga Briceo.

Amor y gloria: el romance de Manuela Senz y el libertador Simn Bolvar (1952), de la peruana Mara Jess Alvarado.

Manuela Senz. Biografa novelada (1963), de la ecuatoriana Raquel Verdesoto de Romo Dvila.

Este grupo de obras responde a tres necesidades inmediatas de la intelectualidad femenina latinoamericana:1. La codificacin de esos valores que se defendan en el segundo tercio del siglo XX y que permitan, o en algunos casos exigan, la asimilacin de la ciudadana latinoamericana al pasado comprendido desde la razn histrica.

2. La formacin de sujetos que abrieran sin descolocar del todo el aparato jurdico que deba regir los nuevos proyectos nacionales.

3. La creacin de un discurso de grupo que, de forma ms o menos inmediata dependiendo del pas de origen, les allanara el camino a las mujeres letradas para acceder a los espacios de poder ya instituidos.

Qu territorio intervienen?La lucha por la ciudadana femenina. El derecho al voto femenino se alcanz en el segundo tercio del siglo XX:Ecuador en 1929

Uruguay y Brasil en 1932

Cuba en 1934

Repblica Dominicana en 1942

Guatemala en 1945,

Panam en 1946

Argentina y Venezuela en 1947Costa Rica y Chile en 1949

El Salvador y Hait en 1950

Bolivia en 1952

Mxico en 1953

Colombia en 1954

Per, Nicaragua y Honduras en 1955

Paraguay en 1961. Feminismo en el mundo global (2009), Amelia ValcrcelEn los aos 50 las mujeres con derecho al voto y oportunidades educativas deban ser reconducidas al hogar y se pretendi que aceptaran la divisin de funciones tradicional, que, para tal efecto, fue reacuada. Esto implicaba que renunciaran a hacer ejercicios verdaderos de sus nuevos derechos. Por una parte los varones que regresaron del frente reclamaban sus antiguos empleos, lo que implicaba que las mujeres los desalojaran y volvieran al hogar, bajo el sobrentendido de que lo haban abandonado de modo provisorio por causa de fuerza mayor () Mujeres con derechos ciudadanos recientemente adquiridos y una formacin elemental o media, en nmero significativo, deban poder encontrar en el papel de ama de casa un destino confortable (Valcrcel, 2009: 94)Ecuador:En el ao 1924, cuando Matilde Hidalgo, la primera mujer ecuatoriana en egresar de la facultad de medicina, solicit inscribirse en el registro electoral para participar en la eleccin de senadores y diputados que se llevara a cabo ese ao.

Al igual que ocurra en otros tantos pases del mundo, la constitucin ecuatoriana vigente, que haba sido aprobada en 1897, no contena ninguna contravencin explcita del voto femenino.

Gracias a la percepcin de las mujeres como dueas y habitantes de lo privado que, en tanto tales, nunca accedan a la mayora de edad, ninguna ecuatoriana se haba atrevido a participar en alguna eleccin.

Aunque no era lo esperado, las leyes favorecieron la demanda de Hidalgo y ya para 1929 se proclam el derecho al sufragio de las ecuatorianas alfabetas en las mismas condiciones que cualquier hombre.Ecuador:El presidente por entonces era el liberal Isidro Ayora, pero esta modificacin jurdica se dio tambin con el apoyo de ciertos sectores conservadores.

Jos Mara Velasco Ibarra no slo se benefici de la participacin de las mujeres en las elecciones, sino que adems, emple ciertos estereotipos femeninos como la tendencia a la proteccin, la conciliacin y la posibilidad de mantenerse ajenas a la corrupcin para definir su propia identidad poltica.

En muchos casos se propuso que la incorporacin de las mujeres al electorado podra favorecer los valores catlicos, conservadores y, eventualmente, populistas que pugnaban por dominar el pensamiento nacional. Ecuador:El voto femenino y la suficiencia de los hombres (1944), Hipatia Crdenas de Bustamante:

Y la historia prueba hasta la evidencia que un buen gobernante y un verdadero hombre de Estado es el ms raro y extraordinario de los milagros y que si los pueblos andan y progresan es a pesar de la poltica siempre manejada por los hombres Rebaos? Tambin pueden serlo de los curas y, en todo caso, lo son fcilmente de cualquier charlatn que as mismo se llama leader.Que ciertos viejos liberales- radicales quieran privar de sus derechos cvicos a la mujer ecuatoriana, es muy explicable.Los viejos siempre estn en pugna con el avance de la civilizacin.Pero lo que no se puede comprender es cmo esos izquierdistas jvenes que blasonan de ideas avanzadas, no quieran aceptar lo que en todas partes es divisa y vanagloria de los derechos polticos, civiles y humanos de la mujer Venezuela:En la dcada de los treinta, Rmulo Betancourt aseguraba:

el origen de casi todas las organizaciones feministas de Amrica Latina. Se constatar el porcentaje alarmante de las que nacieron del ansia de conquistar posiciones dentro del presupuesto para s o para sus parientes varones, de una mujer en la vecindad del climaterio, cuando le advino, con las manifestaciones del hirsutismo y las otras tpicas de esta etapa de virilizacin, el impulso de echarse a las calles a imitar bajo los trpicos los gestos agrios y el indumento masculino de las numerosas Ladies, Pankhurst sajonas

Venezuela:En la dcada de los treinta, Rmulo Betancourt aseguraba:

Las organizaciones feministas sustentan como aspiracin primordial la ley del derecho al sufragio para todas las mujeres; es justa y es lgica, doctrinariamente, la aspiracin. Mas, sera tctico en el actual momento peruano la concurrencia de votos femeninos en la formacin del cociente electoral? Dominado aun en el Per, como ningn otro pueblo de Amrica, la reaccionaria influencia clerical, no dara como resultado esa medida el aumento en el efectivo de las fuerzas de derecha?... Quedara una frmula por ensayar, esa s, justa: que el voto se restringiera a las mujeres independizadas econmicamente, a las mujeres trabajadoras. Estas, en trmino general, no son ya aptas para reflejar servilmente criterios ajenos

Venezuela:El ao 1947 supuso un punto de llegada para un proceso iniciado en diciembre de 1935.

Tras la muerte de Juan Vicente Gmez, las venezolanas haban comenzado a organizarse, fundaron Agrupacin Cultural Femenina con la finalidad de ensear a leer a las analfabetas y proporcionarles herramientas de trabajo a las mujeres de sectores socioeconmicos ms bajos.

En 1937, la ACF patrocin la liga nacional pro-presos y junto con otras organizaciones femeninas como la Asociacin Venezolana de Mujeres que haba sido fundada por Ada Prez Guevar