Boletín Tierra nº 221 junio 2014

Click here to load reader

Embed Size (px)

description

Reportajes

Transcript of Boletín Tierra nº 221 junio 2014

  • 1. Tierra www.ejercito.mde.es #BoletnTierra Boletn informativo del Ejrcito espaol Ao XIX nmero 221 24 de junio de 2014 Proclamacin de Felipe VI GuardiaReal Espaa acaba de vivir la proclamacin de un nuevo Monarca y las Fuerzas Armadas, el relevo en el mando supremo. Su Majestad el Rey Felipe VI es ahora el capitn general de los Ejrcitos. Pgs. 8 y 9
  • 2. primer plano / TierraMartes, 24 de junio de 20142 Una ceremonia con mucho arte PREMIOS EJRCITO 2014 Fotos:IvnJimnez/DECET
  • 3. Aunque ni la msica, ni el teatro, ni el baile, ni el cine, ni la cancin son modalidades de los Premios Ejrcito, bien podran serlo a la vista de la ceremonia que tuvo lugar, el 12 de junio, en el Saln de Promociones de la Escuela de Guerra del Ejrcito, en Madrid. La msica la puso el Regi- miento de Infantera Inmemorial del Rey n 1; el teatro, un actor que dio vida al general Juan Prim; el baile, una pareja que interpret un apasionado tango; el cine, la produccin El centinela (del De- partamento de Comunicacin del Ejrcito de Tierra); y la cancin, la voz de Mara Gracia interpretando Suspiros de Espaa. El ministro de Defensa, Pedro Morens, y el ministro de Educa- cin, Cultura y Deporte, Jos Ig- nacio Wert, asistieron este ao a la ceremonia de entrega de la LII edi- cin de los Premios. El general de ejrcito JEME, Jaime Domnguez Buj, actu como anfitrin en una gala que estuvo dedicada a conme- morar tres importantes efemri- des: el 250 aniversario de la funda- cin del Real Colegio de Artillera, el bicentenario del nacimiento del general Prim y el centenario del ini- cio de la Primera Guerra Mundial. Adems, a lo largo de la cere- monia se proyectaron una serie de vdeos que mostraban a distintos personajes expresando su opinin sobre el Ejrcito de Tierra: el alcal- de de Oviedo, Agustn Iglesias; la alcaldesa de Logroo, Concep- cin Gamarra; el presentador del programa Hermano mayor, Pedro Garca Aguado; la presentado- ra del programa Supervivientes, Raquel Snchez Silva; y el direc- tor del cortometraje Aquel no era yo, Esteban Crespo (que gan un Goya por esta obra). En esta ocasin, la distincin especial correspondi al Ejrcito del Aire, en el 75 aniversario de su creacin. El JEMA, general del aire Francisco J. Garca Arnaiz, fue el encargado de recoger el galardn, que consiste en un sable de oficial general. En sus palabras, destac la importancia del trabajo conjunto: Los grandes logros conseguidos por las Fuerzas Armadas espaolas en tantas partes del mundo se han alcanzado trabajando juntos, al lado de nuestros compaeros del Ejrcito de Tierra y la Armada, des- de las campaas del norte de fri- ca, a comienzos del siglo XX, hasta las operaciones en Afganistn. Y aadi: El espritu conjunto est y estar presente siempre que un compaero necesite apoyo, sea del ejrcito que sea y est donde est. Por su parte, el JEME record que el Ejrcito del Aire se origin a partir del de Tierra, de donde procedan sus primeros integran- tes. Adems, seal la importante labor que desempean las aero- naves en misiones internaciona- les: Cuando ms agradecemos la existencia del Ejrcito del Aire es en operaciones. Cuando omos el ruido de los aviones sabemos que no estamos solos. Los aviones son los que nos llevan las cartas y los paquetes que nos envan desde Espaa y que nos hacen sentir el calor de la familia; los aviones traen el relevo de los que estamos all y nos llevan de vuelta a casa. Tierra / primer plano 3Martes, 24 de junio de 2014 El ganador de la modalidad de Investigacin recibi el premio de manos de Jos Ignacio Wert y el JEME Ejrcito + Cultura = Premios PREMIOS EJRCITO 2014 MIGUEL RENUNCIO / Madrid IvnJimnez/DECET GALARDONADOS DISTINCIN ESPECIAL Ejrcito del Aire. PINTURA GENERAL Nowhere de Miao Du (1er premio) y Parada militar de ngel Santia- go (2 premio). PINTURA RPIDA GENERAL: Una mirada emocio- nada sobre la Historia de Jos Mara Alonso (1er premio) y Alc- zar fortaleza de Ral Snchez (2 premio). INFANTIL: Salva de honor de Blanca Barba. FOTOGRAFA A ras de tierra de Alejandro Fe- rreiros (serie) e Infiltrados de Francisco Flores (individual). MINIATURAS MILITARES MSTER: Academia de Artillera. Puerta de Da Sanz. Reinado de Alfonso XIII de Miguel ngel P- rez y Roberto Ramrez (dioramas o vietas), Regimiento de Burgos. Toma de Menorca. 1782 de Luis ngel Ruiz (figuras) y Trubia A-4. Capitn de Artillera Carlos Ruiz de Toledo. 1928 de Miguel n- gel Prez y Juan Manuel Vergara (materiales). ESTNDAR: Una tarde de pa- seo de Miniaturistas Asociados Palentinos (dioramas o vietas), Soldado nacional. 1936 de Luis Sanz (figuras), L3/33 Lata de sar- dinas de Luis Fernando Solanas (materiales) y El regreso a casa. Divisin Azul. 1943 de Javier Ib- ez (miscelnea). ENSEANZA ESCOLAR NIVEL A: Capitana General de Canarias: 425 aos de servicio a Canarias-Espaa del CEIP Acen- tejo de La Matanza de Acentejo (Santa Cruz de Tenerife). NIVEL B: 250 aniversario del Re- gimiento Amrica 66 del IESO Elortzibar de Noin (Navarra). NIVEL C: Los Tercios Espaoles y Alejandro Farnesio del Colegio Buen Pastor de Sevilla. INVESTIGACIN EN HUMANI- DADES Y CIENCIAS SOCIALES Guerra y sociedad en las tierras del sur valenciano (1812-1814) de Rafael Zurita.
  • 4. nacional / TierraMartes, 24 de junio de 20144 Este Regimiento de Cazadores de Montaa, con acuartelamiento en Navarra, cumple 250 aos Homenaje al Amrica n 66 VIDA, MOVIMIENTO Y COMBATE EN ALTA MONTAA Esta es una unidad de Infantera Ligera con capacidad para actuar en terreno montaoso y ambiente extrema- damente fro; es decir, ellos continan all donde el resto ha de detenerse porque el terreno, la meteorologa y, en suma, el medio se impone. La polivalencia en este sentido es su principal caracterstica, la cual se acrecienta particularmente en este Regimiento gracias a su cohesin; un factor fundamental en la potencia de combate. Se necesita tiempo para alcanzarla pero, sobre todo, una experiencia en comn y un objetivo compartido. LA PATRULLA, MUCHO MS QUE TRES CAZADORES DE MONTAA La montaa es el mejor campo de instruccin, porque pone a prueba la capacidad de decisin, la iniciativa y el liderazgo del jefe, hasta el nivel ms bajo: la patrulla!, asumiendo, en todo momento, un riesgo real. Exi- ge sacrificio y generosidad al combatiente, adems obliga y anima a la austeridad y economa de medios. AFGANISTN, SIEMPRE CUESTA ARRIBA Tras 250 aos de historia, el presente, el que escriben da a da los mili- tares del Amrica, es para ellos siempre el principal hito de la unidad. Tambin destacan su participacin en las operaciones desarrolladas en el escenario afgano. Siempre miran hacia adelante. Para ellos, el cambio es una situacin permanente y lo afrontan con mentalidad positiva. BATALLN DE CAZADORES DE MONTAA MONTEJURRA II/66. PRUEBA DE UNIDAD Me considero un privilegiado. Llevo 21 aos sirviendo a Espaa en nuestras unidades de montaa. He tenido la suerte de mandar seccin y compaa; accidentalmente y por nueve meses, el hoy ya disuelto Batalln de CazadoresEstella; y, posteriormente, desde 2010 a 2013, el actualMontejurra, todo un reto y una responsabi- lidad a un tiempo. Para m, sin desdear nada ni a nadie, no existe mayor exponente del soldado que el infante y, de entre estos, el cazador de montaa..., afirma el teniente coronel David Vaquerizo, jefe de la Plana Mayor del Amrica n 66. POR DONDE OTROS NO PUEDEN Realizan ejercicios de adaptacin al medio, practicando exigentes tcnicas de supervivencia, movi- miento y combate en la Sierra del Perdn; los rasos de Urbasa y An- da; las ibricas de Cameros, Ur- bin y la Demanda; los Picos de Europa, los Pirineos, los Alpes y los rticos montes Kjolen y meseta de Finnmark... Demostrando que si se es capaz de luchar y sobrevivir en las extremas condiciones de la montaa invernal, entonces se es capaz de combatir en cualquier parte del mundo... Fotos:RCZMAmrican66
  • 5. Tierra / nacional 5Martes, 24 de junio de 2014 El Ejrcito de Tierra mantiene alistadas, de forma permanente, una serie de capacidades listas para integrarse en las estructuras operativas que, a requerimien- to del Jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), se determi- nen. En concreto, la nueva Fuerza Conjunta (FC), impulsada por el JEMAD, constituye la base sobre la que organizar esas estructuras operativas antes citadas, y que se definirn en detalle dependien- do del tipo de operacin y de la amenaza a la que se enfrenten. En el marco de esa FC, y ms en concreto en lo que respecta a su estructura de mando y control, cada Ejrcito atribuye un Cuartel General (CG) especfico; este sir- ve de base para, dependiendo del tipo de la operacin que se vaya a ejecutar, establecer el que ser Cuartel General de la Fuerza Ope- rativa Conjunta (CG FOC). Durante 2014, el atribuido por el ET es el CG de Fuerzas Ligeras (FUL), que se enfrent al ejercicio FCEX, de puestos de mando. Di- cho ejercicio se program, entre otros aspectos, para evaluar al ci- tado CG para certificar su Capaci- dad Operativa Plena (FOC, en sus siglas en ingls) como CG FOC. Fue un ejercicio nacional conjun- to, cuya fase de ejecucin se desa- rroll entre el 8 y el 16 de junio, en Almera, Cdiz, Mlaga y Madrid. De este modo, y con el refuerzo de personal de la Armada y el Ejrcito del Aire, se puso a prueba el adies- tramiento del MOPS y del Cuartel General de FC dirigido por el jefe de Fuerzas Ligeras, general de divisin Francisco J. Varela, y constituido sobre el Cuartel Gene- ral de FUL en el planeamiento y conduccin de una operacin ale- jada de territorio nacional. El elemento de control del ejercicio despleg en Campo- soto (Cdiz) y cont con clulas de respuesta de la fuerza naval, area, terrestre, de operaciones especiales y apoyo logstico. Tambin particip el Regi- miento de Transmisiones n 2, para dar cobertura en materia de comunicaciones; y asisti un observador del Mando de Adies- tramiento y Doctrina. El apoyo logstico de vida real fue propor- cionado por la Unidad del Cuartel General de FUL, contando con las instalaciones de la base lvarez de Sotomayor de la Legin. Como parte de los objetivos del ejercicio se activ e integr la cadena de mando operativa na- cional para el mando y control de la FC, se realiz un proceso de planeamiento de respuesta de cri- sis para integrar los niveles estra- tgico, operacional y tctico, y se despleg una estructura CIS (Sis- temas de Informacin y Teleco- municaciones) conjunta, basada en el sistema de mensajera SIJE (Sistema de Informacin de man- do y control del JEMAD). La consecucin de estos objeti- vos es necesaria para que la FC sea eficaz, pueda actuar rpidamente (en cualquier parte del mundo y frente a cualquier amenaza), como un esfuerzo coordinado, integrado y bajo un mando nico. Tras ms de 120 incidencias, el resultado ha sido satisfactorio. Adems de un Cuartel General, el Ejrcito aporta unas determina- das unidades, que proporcionan unas capacidades (operativas) a la Fuerza Conjunta. Inicialmente, para el segundo semestre de 2014, las Brigadas que se atribuirn a la FC son la Brigada AcorazadaGua- darrama XII y la Brigada de Infan- tera Ligera (BRIL) Canarias XVI, ya que son las dos que entran en fase de respuesta inmediata segn el Plan de Disponibilidad. Por otra parte, el Ejrcito ofre- ce una serie de capacidades de las Fuerzas Aeromviles (helicpte- ros), del Mando de Operaciones Especiales (unidades de opera- ciones especiales) y de la Fuerza Logstica Operativa (unidades logsticas y sanitarias), que se atri- buyen semestralmente a la FC, as como una Unidad de Defensa An- tiarea (UDAA) con carcter per- manente. Durante el mes de junio la BRIL XVI ha certificado un Grupo Tctico, generado sobre la base del Regimiento de Infantera Li- gera Tenerife n 49. En el ejer- cicio participaron 900 militares y 150 vehculos en el campo de tiro y maniobras Pjara (Fuerteven- tura). Tambin han certificado sus capacidades los componentes del Grupo de Artillera Antiarea I/94, que constituyen una UDAA para la Fuerza Conjunta. Por otra parte, a primeros de junio la UDAA atribuida de forma permanente a la FC ha llevado a cabo su primera activacin en la Base Area de Morn de la Fron- tera (Sevilla). Esta unidad la com- ponen el Grupo I del Regimiento de Artillera Antiarea (RAAA) n 74, y se completa con unida- des de los RAAA n 71 y n 72, as como de la Unidad de Transmi- siones del Mando de Artillera Antiarea (UTMAAA). La unidad desplegada reuna sistemas an- tiareos de media cota, como el Hawk y el Patriot, aportando ade- ms capacidad antimisil, junto a los de baja y muy baja cota, como el Mistral y 35/90-Skyguard. Todo ello integrado en el sistema nacio- nal de defensa area mediante los enlaces de la UTMAAA y con una potente estructura de mando y control, al contar la UDAA y cada sistema con su propio centro di- rector de fuegos en tiempo real. LaprincipalmisindelaUDAA que cont con 360 militares ha sido contribuir a la vigilancia y seguridad del espacio areo. REDACCIN / Madrid El Ejrcito de Tierra en la Fuerza Conjunta FUL El Cuartel General de Fuerzas Ligeras ha sido evaluado en el ejercicio FCEX. Adems, hay otras unidades listas para entrar en fase de respuesta inmediata Personal del Cuartel General de FUL durante el FCEX. El Grupo Tctico se evalu en un ejercicio realizado en el campo de maniobras Pjara BRILXVI Algunos de los lanzadores de la Batera Patriot que desplegaron en el ejercicio MAAA
  • 6. nacional / TierraMartes, 24 de junio de 20146 Una unidad tipo compaa de la Legin Extranjera del Ejrcito francs y observadores de Esta- dos Unidos, Polonia y Emiratos rabes Unidos participaron en el Interdict del Mando de Ingenie- ros (MING). A ellos se sumaron unidades y personal de apoyo del Ejrcito de Tierra y de la Armada que completaron las capacidades necesarias para desarrollar los di- ferentes ejercicios. Ms de 750 mi- litares se reunieron en el Centro de Adiestramiento (CENAD) San Gregorio de Zaragoza, del 7 al 14 de junio para el ejercicio de ma- yor relevancia en la preparacin anual del MING por el esfuer- zo en planeamiento y gestin y ms importante en el mbito de Fuerza Terrestre. Se ejecut un tema tctico de 72 horas, en el que se dio respues- ta a 106 incidencias relacionadas con la lucha Contra-Artefactos Explosivos Improvisados (C-IED) y se desarrollaron acciones relati- vas a limpieza de rutas, bsqueda militar, gestin de incidentes e in- vestigacin forense. Adems de unidades del Re- gimiento de Ingenieros n 1, de Burgos, y del Regimiento de Pon- toneros y Especialidades de Inge- nieros (RPEI) n 12, de Zaragoza, tomaron parte una compaa de Infantera Ligera, unidades de Za- padores, equipos Desactivacin de Artefactos Explosivos (EOD), un equipo de Vehculos Areos No Tripulados (UAV) Raven y un Equipo de Armas de Inteligencia (WIT) de la Brigada de Infantera Ligera (BRILAT)GaliciaVII.Tam- bin hubo apoyos del Regimiento de Especialidades de Ingenieros n 11, de la Clula de Ingenieros del Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad y del de Fuer- za Terrestre, el Centro de Excelen- cia C-IED, la Fuerza de Oposicin del CENAD, la Academia de Inge- nieros, la Brigada de Infantera de Marina y de dos equipos cinolgi- cos del Centro Militar de Veterina- ria de la Defensa; el Regimiento de Transmisiones n 1 dio forma a la estructura de mando y control y la Brigada Logstica proporcion el Apoyo de Nacin Anfitriona para el personal y unidades extranjeras. REDACCIN / Madrid Ingenieros sin fronteras en el Interdict Tareas de investigacin forense tras la explosin de un IED Fotos:MING Vehculo Husky de reconocimiento de rutas Vehculo RG-31 con rodillos contra IED XXIV CNM de Equitacin: de jinetes y caballos El XXIV Campeonato Nacional Militar de Equitacin se ha celebrado en el Centro De- portivo Socio-Cultural Militar La Deporti- va de Burgos, del 13 al 15 de junio bajo el auspicio del Consejo Superior de Educa- cin Fsica y Deportes de las FAS y con la colaboracin de la Direccin de Asistencia al Personal y ha contado con la presiden- cia honorfica de Su Alteza Real la infanta Elena de Borbn. Paralelamente al campeonato de salto de obstculos, se realizaron pruebas inte- rescuadrones, de hermandad y comple- mentarias. Participaron 85 jinetes y 102 caballos, procedentes del Ejrcito de Tierra, la Armada, el Ejrcito del Aire, la Guardia Real, la Guardia Civil, la Polica Autnoma Vasca, usuarios e invitados del club militar. El primer premio del Campeonato fue para el teniente coronel Luis F. Gil-Fournier, a lomos de Espinosa en ediciones ante- riores haba ganado en dos ocasiones. El segundo y tercer premio fueron, respectiva- mente, para el comandante DanielV. Corte- joso, con Emina; y el teniente coronel Feli- pe Zuleta y Alejandro, sobre Diabla de Ibio. En la prueba interescuadrones (equipos de 4 componentes), el trofeo lo gan el de la Guardia Civil. En las pruebas complemen- tarias (para aquellos que no participan en el campeonato) venci el jinete de la Guar- dia Real Miguel Santos, a lomos de Belgra- do, y en la de hermandad, la amazona Aina- ra Villanueva con Kaliber. El coronel Fernando Martnez de Albor- noz continua siendo el jinete ms veterano que participa, con 82 aos de edad. La ceremonia de entrega de premios la presidi el teniente general Juan E. Apari- cio, jefe del Mando de Personal. REDACCIN / Madrid MiguelAlonso/FUP El teniente general Juan E. Aparicio saluda al teniente coronel Luis F. Gil-Founier Vehculo de la Legin Extranjera francesa
  • 7. Tierra / nacional 7Martes, 24 de junio de 2014 Las cinco Agrupaciones de Apoyo Logstico (AALOG) del Ejrcito de Tierra participaron el 11 de junio en el I Concurso de Patrullas Lo- gsticas. El escenario elegido por la organizacin fue el campo de tiro y maniobras El Palancar, situado en la vertiente sur de la Sierra de Guadarrama, en el trmino mu- nicipal de Hoyo de Manzanares (Madrid). El concurso estaba formado por tres partes bien diferenciadas: un recorrido de calentamiento a velocidad fija, un recorrido por terreno variado a velocidad libre y un ejercicio de tiro. El carcter singular de la competicin resida precisamente en la segunda parte, donde las patrullas compuestas por un jefe y cuatro patrulleros deban superar un total de cinco pruebas: conocimiento de arma- mento, primer escaln de vehcu- lo ligero, evacuacin de herido y atencin sanitaria, amarre de ve- hculo a plataforma y, finalmente, manejo de carretilla elevadora. Con un tiempo de 2h 13m 29s, la patrulla de la AALOG n 41, con sede en Zaragoza, fue la ganadora de esta primera edicin, seguida de la AALOG n 81, sita en Tenerife (2h 14m 1s) y la AALOG n 61, ubi- cada en Valladolid (2h 51m 20s). El acto de entrega de premios fue presidido por el jefe de la Fuerza Logstica Operativa, general de divisin Francisco J. Abajo, y a l asistieron tambin el jefe de la Bri- gada Logstica, general Jos L. Sn- chez Alor, y los jefes de las cinco Agrupaciones que la componen. La patrulla ganadora estaba integrada por el sargento 1 Alber- to Daz (jefe), el cabo Julio Calde- rn y los soldados Luis Fernando Trujillo, Emmanuel Antonio Do- mnguez, Rafael Enrique Jacome y Juan Jos Cantador (reserva). Para el teniente coronel Mi- guel ngel Macarro, director de la prueba, con este concurso la BRILOG inicia su andadura en las competiciones militares para aunar el espritu de equipo y la resistencia, con cualidades opera- tivas bsicas y cualidades tcnicas especficas del soldado de unida- des logsticas. La rivalidad obliga a una preparacin previa y a dar lo mejor de uno; los equipos estn ilusionados.... M. R. / Hoyo de Manzanares IvnJimnez/DECET Una nueva competicin echa a andar o, mejor dicho, a correr, a montar y desmontar armas, a atender a un herido, a manejar una carretilla elevadora... Concurso de Patrullas Logsticas PRUEBA DE CONOCIMIENTO DE ARMAMENTO Montar y desmontar una ametralladora ligera MG-42, un fusil de asalto CETME L, un fusil de asalto HK G-36E y una pistola de 9 mm HK. PRUEBA DE PRIMER ESCALN DEVEHCULO LIGERO Cambiar una rueda a un vehculo militar y colocarle correctamente las cadenas en el eje directriz para un trnsito en situacin invernal. PRUEBA DE EVACUACIN DE HERIDOY ATENCIN SANITARIA Trasladar una camilla simulando el transporte de un herido durante una distancia determinada y realizar la reanimacin cardiopulmonar sobre un maniqu. PRUEBA DE AMARRE DEVEHCULO A PLATAFORMA Realizar el amarre completo de un vehculo militar situado sobre una plataformaVEMPAR que se encuentra sobre terreno firme. PRUEBA DE MANEJO DE CARRETILLA ELEVADORA Realizar un recorrido balizado en el que se presentan tres situaciones: un circuito de agilidad (transportar un pallet cargado con 200 kg), una prueba de destreza (tirar el tapn de una botella) y una prueba de habilidad (tumbar dos conos, recogerlos del suelo, depositarlos sobre un pallet y, finalmente, coger el pallet y depositarlo sobre otros cuatro conos). IvnJimnez/DECET BRILOG BRILOGIvnJimnez/DECET
  • 8. nacional / TierraMartes, 24 de junio de 20148 Relevo en el m Espaa tiene un nuevo jefe de Estado; y el Sus 39 aos de reinado y de mando de las Fuerzas Armadas se han caracterizado por la cercana que siempre ha mostrado hacia la gran familia militar, especialmente en los momentos de dolor, como el funeral por los 17 fallecidos en el accidente del Cougar en Afganistn en el ao 2005. Su primera aparicin pblica, justo un da despus del anuncio de su abdicacin, fue precisamente en un acto castrense: la presidencia del Captulo de la Real y Militar Orden de San Hermenegildo, en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), el 3 de junio, don- de acudi acompaado de su sucesor, el entonces Prncipe Felipe. El ltimo acto de Don Juan Carlos como jefe supremo de las Fuerzas Armadas fue la presidencia del homenaje a los que dieron su vida por Espaa con motivo de la celebracin del Da de las Fuerzas Armadas, el 8 de junio, en la plaza de la Lealtad de Madrid. Ahora en la reserva mantiene el empleo de capitn general. Don Juan Carlos fue nombrado capitn general del Ejrcito de Tierra, la Armada y el Ejrcito del Aire dos das antes de su proclamacin como Rey de Espaa, segn el Decreto Ley 16/75, de fecha 20 de noviem- bre de 1975. Como tal ha presidido cientos de actos castrenses, y sus visitas a unidades y ejercicios han sido habituales. En la imagen, el Monarca saluda a componentes de la entonces Divisin Mecanizada Brunete n 1, en el transcurso de unas maniobras en Zaragoza, en 2001. A mediados de los aos cincuenta, Don Juan Car- los recibi su formacin militar pasando por las tres Academias la de Tierra (dos aos), la de la Ar- mada (uno) y la del Aire (uno), donde adquiri el grado de oficial. Realiz su viaje de prcticas como guardiamarina en el buque escuela Juan Sebastin de Elcano y obtuvo su ttulo de piloto militar. AGM LuisRico/DECETLuisRico/DECET LuisRico/DECET
  • 9. Tierra / nacional 9Martes, 24 de junio de 2014 mando supremo Ejrcito de Tierra, un nuevo capitn general La agenda pblica del Prncipe se haba intensificado en los ltimos tiempos, hasta tal punto que, en 2011, super al Monarca por prime- ra vez en nmero de actos oficiales, algo que se repiti en los aos siguientes. En el ao 2013, se estren en la presidencia del desfile militar con motivo del Da de la Fiesta Nacional. Antes de su proclama- cin ostentaba, dentro de las Fuerzas Armadas, los empleos de tenien- te coronel del Cuerpo General del Ejrcito de Tierra, capitn de fraga- ta del Cuerpo General de la Armada y teniente co- ronel del Cuerpo Gene- ral del Ejrcito del Aire. Adems, es piloto de helicpteros, con aptitud vuelo instrumental y est en posesin de las Alas de Piloto de Helicpte- ros del Ejrcito de Tierra. Tras su proclamacin, el 19 de junio, y segn establece la Consti- tucin en su artculo 62, Felipe VI ha sido promovido al empleo de capitn general; se ha convertido en el jefe supremo de las Fuerzas Armadas y como tal recibe los honores que le corresponden. AGM Don Felipe conoce bien las Fuerzas Armadas, con las que ha mantenido contacto desde muy joven. A los 9 aos fue alistado en calidad de soldado honorario en el Regimiento de Infantera Inmemorial del Rey n 1, en una ceremonia pre- sidida por el Rey. Al borde de la mayora de edad, el Prncipe de As- turias comenz a recibir su formacin militar. Entre 1985 y 1988 pasara por la Academia General Mi- litar (AGM) de Zaragoza, despus por la Escuela Naval Militar de Marn (Pontevedra) y por la Aca- demia General del Aire de San Javier (Murcia). Don Felipe jur Bandera con la XLV promocin que en el ao 2011 celebr sus Bodas de Plata en un acto presidido por el entonces Heredero. Reci- bi su Real Despacho de teniente con la XLIV. AGM MarcoA.Romero/DECET IvnJimnez/DECETIvnJimnez/DECET
  • 10. nacional / TierraMartes, 24 de junio de 201410 En un centro hospitalario es fcil identificar al personal sanitario, porque normalmente su unifor- me es blanco o van cubiertos con una bata del mismo color. En el caso de los militares es ms difcil distinguirlos, pues su vestimenta no se diferencia de la de sus com- paeros, pero su cometido princi- pal sigue siendo el mismo que en el caso de los civiles: salvar vidas. En zona de operaciones o en un pas en conflicto, a las compli- caciones clnicas que se pueden presentar con cualquier paciente, hay que sumar otras derivadas de la situacin. De ah que la Brigada de Sanidad (BRISAN) haya queri- do poner a prueba la eficacia de las distintas formaciones sani- tarias que puede configurar y la interoperabilidad entre ellas, as como comprobar la capacidad de respuesta inmediata y coordinada entre ellas en el ejercicio White Snake, que se ejecut del 26 al 30 de mayo en el centro de adiestra- miento Chinchilla. El despliegue de las distintas formaciones sani- tarias, como estaciones de trnsi- to o quirfanos, implica un traba- jo logstico importante, de ah que se requiriesen varios das previos y posteriores para el montaje y desmontaje de las instalaciones. Los 400 participantes proce- dan de las diferentes unidades quecomponenlaBRISANrepar- tidas entre Madrid y Zaragoza, de la Escuela Militar de Sanidad alumnos de distintas especia- lidades y algunos de sus profeso- res, miembros de Cruz Roja y de los servicios de urgencias de Sevi- lla, con los que la BRISAN mantie- ne una relacin muy fluida, con colaboraciones peridicas, como la del ejercicio Crisis Task Force el ms importante de gestin de crisis que se realiza en Espaa. El escenario fue el de un pas ficticio inmerso en un conflicto armado que dispona de armas qumicas, armas biolgicas y fuentes radiolgicas. Para dar respuesta a las nece- sidades de apoyo sanitario deriva- das de la situacin se despleg un Cuartel General para la direc- cin del ejercicio, tres Forma- ciones Sanitarias Ligeras y dos Es- taciones de Descontaminacin de Bajas Nuclear/Radiolgica, Biol- gica y Qumica (NBQ) de las Agru- paciones de Sanidad (AGRUSAN) n 1 y n 3. A ellas llegaban las de- nominadas ambulancias sucias, las que haban entrado en zona contaminada, para recoger a los heridos o bajas, a los que clasifi- caban segn su estado en vlidas que pueden andar o moverse, y no vlidas. Estas ltimas eran si- tuadas en una camilla y pasaban por algo similar a una cadena de montaje de una fbrica, en donde en cada sitio se va haciendo una cosa: uno se encarga de cortarles la ropa y depositarla en unas bol- sas especiales que luego se des- echan, otro les ducha... y as hasta que quedan en estado de evacua- cin, indica el jefe del Grupo III de la AGRUSAN n 3, teniente co- ronel mdico Francisco de Diego. Tambin se mont un Esca- ln de Apoyo Logstico Sanitario (EALSAN) y, por parte de la Agru- pacin del Hospital de Campaa, un Equipo de Trnsito de Bajas (ETB), que es bsicamente una unidad de hospitalizacin, con capacidad mxima para 200 bajas, donde el personal se va a recupe- rar de sus heridas, de un posto- peratorio, por ejemplo, o donde se tiene a los que van a ser eva- cuados a territorio nacional para recibir otro tratamiento, expli- ca el jefe de la Plana Mayor de la Agrupacin Hospital de Campaa (AGRUHOC), teniente coronel Al- fonso Garro. Junto al ETB, se despleg un contenedor quirfano, una Uni- dad de Reanimacin Post Opera- torio, una tienda de clasificacin y una tienda de hospitalizacin, adems de una Unidad de Apoyo Logstico para atender todas las necesidades de los participantes en el ejercicio. El Centro de Coordinacin Sanitario de la BRISAN despleg al completo, junto con un Centro de Coordinacin de Evacuacin de Pacientes. Se incluyeron movi- mientos a vanguardia, simulando el seguimiento a unidades en pa- sos de lnea, y se realizaron ejerci- cios de apoyo a unidades de van- guardia desplegando el EALSAN avanzado y retrasado. De esta forma se pudo mejo- rar el adiestramiento de las dis- tintas formaciones sanitarias de tratamiento y de los escalones de apoyo en los aspectos de planea- miento, conduccin y ejecucin de operaciones en apoyo a un Mando Componente Terrestre en ambiente de riesgo elevado de presencia de sustancias NBQ. BEATRIZ GONZALO / Madrid El White Snake ha supuesto un hito importante para la Brigada de Sanidad, ya que ha sido el primer despliegue al completo de todas sus unidades Fotos:BRISAN Una Serpiente Blanca recorre Chinchilla La Brigada de Sanidad lleva a cabo en el Centro de Adiestramiento su principal ejercicio anual La amenaza de contaminacin NBQ fue uno de los factores a tener en cuenta por el personal sanitario
  • 11. El comienzo de una nueva misin siempre requiere de un periodo de adaptacin, como el que han vivido estas ltimas semanas los componentes del XXI contingente espaol desplegado en el Lbano, que llegaron al pas de los cedros a finales del mes de mayo. Incluso para los ms veteranos de la rota- cin compuesta sobre la base de la Brigada de Caballera Casti- llejos II, que aporta el grueso del personal por cuarta vez, este es un proceso inevitable porque, en- tre otras cosas, una misin nunca es igual a otra. Eso lo sabe bien el sargento 1 Joaqun Carrillo, integrado en el Grupo Tctico Ligero Protegido (GTLP). La vez anterior que fue al Lbano, hace seis aos, estu- vo en una de las posiciones es- paolas junto a la Lnea Azul. En esta oca- sin, como jefe de un pelotn de la Seccin de Defensa Contra- carro, se encuentra en la baseMi- guel de Cervantes de Marjayoun. Pero las diferencias que aprecia no son solo a nivel personal, sino de toda la regin. Ahora se ven mstiendasynegocios,haymucha ms extensin de terreno cultiva- do y, sobre todo, una gran cantidad de refugiados provenientes de la guerra en Siria que se encuentran en los distintos asentamientos en nuestra zona de accin, destaca. Otra de las cosas que han cam- biado tiene que ver con la con- vivencia con las Fuerzas Arma- das Libanesas, que se ha vuel- to muy estre- cha. Y subraya prcticamente a diario patrullamos con ellos la zona de responsabilidad espao- la, nos apoyan cuando realizamos convoyes fuera de dicha zona y est previsto realizar prcticas combinadas de instruccin. Para los que debutan en el L- bano estas diferencias pueden no resultar tan patentes, pero s lo son otros aspectos. El capitn Clemen- te Torres, que ha participado en otras operaciones en el exterior a lo largo de sus 33 aos de servicio, reconoce que una misin con Na- ciones Unidas difiere un poco con respecto a las dems, pero como la base de un buen militar es adap- tarse a las distintas situaciones que se producen, puedo decir que adaptarse al trabajo aqu, en zona de operaciones, llega a resultar no sencillo, pero si asequible. En gran parte se debe a la formacin que hemos adquirido para poder eje- cutar nuestro trabajo bajo el para- guas de la ONU. l es 2 jefe del Centro de In- tegracin y Control del Apoyo Logstico de la Unidad Logsti- ca (ULOG), as como de depo- sitario del contingente. Entre las tareas que han tenido ocupada a la ULOG estos das se encontraba una compleja operacin logstica de transporte (140.000 artculos) entre el puerto de Beirut y la base de Marjayoun. Aunque tema que las expecta- tivas que se haba creado sobre las instalaciones, por las cosas que le haban contado otros, fuesen muy diferentes a lo que iba a encontrar- se en realidad, no ha sido as. Destaca, sobre todo, que son modernas y disponen de lo principal para cubrir las necesidades operativas y de vida, y resalta, como aficionado a la actividad f- sica, la calidad de las instalaciones deportivas. Considero que el mi- litar debe distraerse de su trabajo diario, a veces estresante, y nada mejor que poder disfrutar de los medios para la prctica de un de- porte, seala. Aunque la soldado Ruth Pa- drn no pueda comparar, porque esta es su primera misin en el exterior, sin duda su experiencia va a ser una de las ms particu- lares, puesto que desarrolla su labor en el Centro de Co- municaciones (CECOM) de la base principal del Batalln In- dio. Ha ido vo- luntaria, porque siempre tuvo cla- ro que realizara sus funciones en cualquier lugar, por lo que encon- trarse ahora en el Lbano supone para ella un verdadero orgullo. Durante la preparacin les dieron a conocer (a ella y a la cabo Urbina, destinadas en el CECOM) las condiciones de su misin. La preparacin fue de gran utilidad, y conocer los aspectos sociocul- turales y polticos, de vital impor- tancia. Adems, la instruccin nos la imparti personal con expe- riencia en zona de operaciones, afirma. Una experiencia que ella va a adquirir en estos seis meses y en la que, adems, va a estar en contacto con dos culturas diferen- tes: la libanesa y la india. Tierra / internacional 11Martes, 24 de junio de 2014 Lbano: primeras impresiones REDACCIN / Madrid Aunque el escenario sea el mismo, los que lo conocen han apreciado cambios El contacto con otras realidades y culturas supone un atractivo extra La soldado Padrn y la cabo Urbina operan en el CECOM del Batalln Indio El buque El Camino Espaol ha trasladado 100 toneladas de material y recursos al Lbano El sargento 1 Carrillo se prepara para salir de patrulla Fotos:PIOXXIrotacinLbano
  • 12. internacional / TierraMartes, 24 de junio de 201412 Las instalaciones de una antigua academia de polica a las afueras de Bangui se han convertido en el primer alojamiento para el grueso del personal que el Ejrcito de Tie- rra aporta a la Fuerza de la Unin Europea en Repblica Centroafri- cana. La mayora de ellos perte- necen al Mando de Operaciones Especiales en concreto al Grupo BEATRIZ GONZALO / Madrid Gabinete de Traduccin e Interpretacin del EME abullring: plaza de toros amattress: colchn amoving: emotivo apurchase: compra KEY WORDS An expeditionary battalion of the 45th Infantry Regiment Garella- no took part for five years in the War of Morocco, a campaign in which it actively got involved as it is recorded in the frontline diaries, in the official list of casualties, and the decorations and congratula- tions received by unit members for actions and events that occurred in that theater of operations. This is a well-known fact, and so it is proved in the tie that confirms such parti- cipation, present in the Shield and Standard of the Regiment. What is perhaps less known is the popular support that the Bis- cayan population gave, from the outset, to maintain the war and which continued, after the depar- ture of the expeditionary batta- lion, with the contribution of the purchase of all types of equipment and supplies for the troops of the Garellano. As an example of this popular collaboration, I will des- cribe what happened in Bilbao in September and October of 1921. On September 14th, a bull- fighting festival is celebrated in the bullring of Vistalegre, sponso- red by the Regiment in order to rai- se funds for the war. Together with the matador Domingun from To- ledo, who had great success, four soldiers took part in the festival and killed four calves. An amount of 82,000 pesetas was collected. The 27th is known to be the offi- cial day of the mobilization of the battalion, and that same day the members of the Bilbana pay a vi- sit to Colonel Aranzabe, who is in command of the Regiment, to talk about projects for these soldiers; that evening a ball is held where a sum of 1,153 pesetas is collec- ted for deployed soldiers, together with the donation of 1,000 pesetas from the organizing company. On the other hand, the Com- pany El Sitio agrees to open a subscription for the purchase of tools for the troops, which heads with 10,000 pesetas. A banquet is organized on the 28th in the Nau- tical Club to honor the expeditio- nary officers, the chronicles tell that there were enthusiastic toasts and military songs were intoned. On the same day a meeting in the Bilbana Society takes place, whe- re members of El Sitio, the Yacht Club, the Sporting Club, the Nau- tical Club of the Abra, the Sport Club, the Cocherito Club and the Press Association are present, they agree to acquire sacks, straw mattresses, pillows, waterproof hats and other tools, starting with a contribution of 30,000 pese- tas. Finally, the weekly magazine Garellano is opened, a publica- tion that will be kept throughout the whole campaign and will be a loudspeaker of the use of the acquired resources. On the 30th a field mass is held in the continuation of the Gran Va followed by a parade of the expeditionary battalion that, according to the same chronicle, was acclaimed by the audience; in-kind donations for the soldiers in the barracks of San Francis- co begin to be received. The fa- rewell occurs on October 1st and the press of the time describes it as moving, with soldiers singing and cheering Spain and Bilbao. In October com- mittees are set up in many small towns of Biscay to cooperate in the subscription of donations that reach in the early days a sum of 40,000 pesetas. The- se funds allow purcha- sing 2,500 ponchos in England, similar to those used by the British troops in the First World War, and four tankers with sterilizing filters in France -one per company- obtained at the French Army supplying factory. The month ends with the study of purchase of mats, among other items, although more donations are required. There were significant signs of the meaning of this support throughout the whole campaign; an example of that was the pur- chase of several trucks with do- nations provided by the people of REDACCIN / Madrid Popular Logistic Support the English corner Bilbao -the Garellano magazine showed it in a photograph of the battalion taken on their way to the front in the Rif-, showing that this support was not the result of the emotionality of the early days. Fotos:MinisteriodeDefensa Los militares espaoles forman parte de la Fuerza de la UE en la RCA de Operaciones Especiales Caba- llero Legionario Maderal Oleaga XIX, a los que se suma personal de otras unidades para prestar los apoyos necesarios y 25 compo- nentes de la Guardia Civil. La contribucin espaola se completa con los destinados en los cuarteles generales de Bangui la capital del pas y Larissa (Grecia), hasta aproximarse al centenar de efectivos, lo que sita a Espaa en los primeros puestos por nivel de aportacin de per- sonal a la misin. En ese total, el Ejrcito de Tierra representa el 70 por ciento, aproximadamente. Partieron de territorio nacio- nal el 29 de mayo con destino al corazn del continente africano y, desde su llegada, comparten esta residencia con el contingente enviado por Finlandia. Su estan- cia all ser temporal, lo que se tarde en terminar de construir el campamento definitivo en el que se alojarn las fuerzas internacio- nales, y que se encuentra en uno de los ocho distritos en que se ha dividido Bangui. Los militares espaoles han tenido que dedicar sus primeras semanas de misin a las tareas de acondicionamiento de las instala- ciones y a ultimar el plan de segu- ridad para el recinto. Uno de los principales incon- venientes que se han encontrado es el tema de la energa elctrica, cuyo suministro no est garan- tizado a todas horas y les hace depender en exceso de fuentes propias, como los grupos electr- genos. No obstante, una vez acli- matados, han podido comenzar a combinar estas tareas con sus cometidos propiamente dichos; en el caso de los boinas verdes, el principal es lograr establecer y mantener buenas relaciones con la poblacin local que les ayuden a conocer el sentir general, lo que la doctrina denomina toma de concienciacin o sensibilizacin sobre la situacin (en ingls situa- tional awareness); es decir, cono- cer todo lo que ocurre alrededor para no ser sorprendido por la si- tuacin y saber cmo reaccionar. Adems, estn listos para actuar frente a cualquier contingencia que pudiera surgir en los distritos que tienen asignados. Por su parte, los guardias ci- viles se centrarn en misiones policiales, formando parte de la gendarmera europea. El batalln multinacional, en el que no hay representacin espaola, es el que se ocupa de realizar las patrullas por la capital. El ministro de Defensa, Pedro Morens, el Jefe de Estado Mayor de la Defensa, almirante general Fernando Garca Snchez, y el Se- cretario General de Poltica de De- fensa (SEGENPOL), Alejandro Al- vargonzlez, visitaron a mediados de junio a las tropas en la Repbli- ca Centroafricana. Sobre el terreno El grueso de la Fuerza espaola ya ha desplegado en la misin de la Unin Europea en Repblica Centroafricana El ministro y el SEGENPOL visitaron al contingente
  • 13. Tierra / monogrfico 13Martes, 24 de junio de 2014 Una invitacin al reciclaje La mayora de las unidades rea- lizan, al menos una vez al ao, ejercicios en el centro de adies- tramiento San Gregorio (Zara- goza); de esta forma mantienen el nivel de preparacin de su per- sonal o lo mejoran. Lo que mu- chas de ellas quiz no sepan es que pueden aprovechar su paso por la capital aragonesa para que aquellos de sus componentes que tengan la Formacin Sanitaria del Ejrcito de Tierra (FSET) de nivel 3 actualicen sus conocimientos y refresquen todo lo que en su da aprendieron en el curso; all al lado, en la base San Jorge, se en- cuentra el Aula de Simulacin Cl- nica de la Agrupacin de Sanidad (AGRUSAN) n 3. Esta cercana fsica facilita que, dentro de las actividades programadas durante las ma- niobras, pueda contemplarse la asistencia del personal con for- macin sanitaria a las jornadas de reciclaje que los responsables del Aula han diseado, y en las que se apuesta fundamentalmente por la prctica. El jefe del Grupo III de la AGRUSAN n 3, teniente coronel mdico Francisco de Diego, ani- ma a los que todava no les conoz- can a aprovechar este recurso que tienen a su disposicin. Ahora mismo suele pasar una unidad al mes por el aula, indica. La actualizacin se organi- za en tres jornadas intensivas en horario de maana, en las que se revisan los materiales y se repasan los protocolos de atencin sanita- ria, adems de practicar el trabajo en equipo, todo ello integrado en un ambiente militar. Para sacarle el mximo partido, se recomienda que acuda tambin el personal fa- cultativo de la unidad, porque es quien mejor conoce a sus hom- bres, sus puntos fuertes y sus de- bilidades. Tres aos de vida Para ello van a tener a su dispo- sicin una herramienta muy til: el Aula de Simulacin Sanitaria de la AGRUSAN n 3, que se puso en marcha en el ao 2011 con el objetivo de dar continuidad a la formacin de los militares en ma- teria de sanidad. Se trata de un es- pacio creado a propsito con este objetivo en el que es posible re- crear todas las condiciones que se pueden presentar en zona de ope- raciones, hasta las ms crticas. Est dotada con parte del material de dotacin asignado a la Agrupacin, sin que se hayan necesitado adquisiciones espec- ficas para ella, lo que supone un esfuerzo adicional asumido con el nimo de potenciar la formacin sanitaria del personal no faculta- tivo, aade el teniente coronel. Consta de dos reas diferen- ciadas: la sala de simulacin o estacin fija, donde se desarrollan los casos prcticos, y el aula poli- valente, donde se repasa la teora y se pueden seguir en directo o visualizar las grabaciones de las intervenciones que se han llevado a cabo en la estacin. Tal como les explica el tenien- te mdico Osmar Cordero a los asistentes, son cuatro los pilares en los que deben basar su trabajo para evitar el fallecimiento de un compaero que ha sido herido: el primero, que nadie puede morir por una hemorragia; el segundo, que las vas areas no deben estar obstruidas; el tercero, que hay que inmovilizar la columna y la zona cervical; y el cuarto, el control psi- colgico. El objetivo es atender al politraumatizado y lograr estabili- zarle hasta que lleguen los medios de evacuacin. Y tienen que ha- cerlo contrarreloj, porque el mar- gen de tiempo del que disponen es 10 minutos como mximo. Por eso, para conseguirlo, es fundamental que el personal con formacin sanitaria tenga frescos los conocimientos que adquiri en su da, y que tal vez no ponga en prctica de forma habitual puesto que est empeado en otros co- metidos en su unidad. Esta es la razn por la que las jornadas in- cluyen un repaso terico y de uti- lizacin de materiales, tan bsicos pero importantes como pueda ser el torniquete. La capitn enfer- mera Eva Cedillo les recuerda que este instrumento salva vidas y les muestra las diferentes formas de colocarlo si es en un brazo o en una pierna. Luego ser su tur- no para practicar con este y con el resto de los materiales que tie- nen a su disposicin en el aula, y que incluye todo tipo de material fungible, para hacer suturas, eco- grafas, auscultaciones, para este- rilizacin, pruebas de laboratorio, tcnicas de reanimacin cardio- pulmonar o coger una va, aun- que centrndose principalmente en las de uso ms comn. De esta forma estarn pre- parados para afrontar la prueba ms difcil, a la que dedican el ltimo da: poner en prctica lo que saben en situaciones don- de interviene el factor sorpresa y en las que tienen que lidiar con otros elementos como el estrs, los gritos del paciente, el sonido de explosiones y disparos, el paso de un helicptero o intermitentes fallos de luz elctrica. Todas estas posibilidades son las que ofrece la sala de simulacin, que reproduce una formacin sanitaria similar a las de las misiones en el exterior. Un resultado de conjunto bastan- te realista, en opinin de la capi- tn Cedillo y del teniente Cordero, que en Iraq y en Afganistn han vivido das en los que pueden dar fe de que todo eso puede pasar a la vez. Aprender de los errores Para las prcticas en el aula de simulacin, los asistentes se sue- len dividir en equipos de cuatro; entre ellos eligen a un lder, que es el encargado de dirigir al res- to, aunque cada uno asume un cometido. Cuando entran en la sala, no saben lo que se van a en- contrar, pero deben reaccionar con rapidez y de la forma ms conveniente. Es importante que cometan errores para despus corregirlos, explica la capitn. Porque la ventaja de este aula es que, mientras ellos actan, el res- to de sus compaeros siguen la evolucin de los acontecimientos en directo en la pantalla de la otra sala, y pueden detectar los fallos. Adems, los protagonistas se ve- rn momentos despus en una grabacin y as podrn percatarse ellos mismos de lo que han hecho mal. Este mtodo de aprendizaje, en el que los alumnos toman un papel activo a la hora de identi- ficar sus aciertos y errores, es por el que apuestan en la AGRUSAN y el que consideran ms efectivo. Es tambin el que aplican con su propia gente, que gracias a que tienen el Aula a su alcance son de los militares con la FSET 3 ms actualizados y mejor prepara- dos, asegura el teniente coronel. Adems, entre ellos hay tres ca- bos que hace poco han realizado el curso de FSET 6, equivalente al de auxiliar de clnica en el m- bito civil, en el hospital Gmez Ulla. Una preparacin que les convierte en piezas muy valiosas para el personal facultativo y en un recurso crtico en el Ejrcito de Tierra. BEATRIZ GONZALO / Zaragoza Fotos:LuisRico/DECET AULA DE SIMULACIN SANITARIA DE LA AGRUPACIN DE SANIDAD N 3 Un equipo inmoviliza al paciente ante la sospecha de una hemorragia interna por fractura de pelvis Los responsables del aula ayudan a repasar las tcnicas bsicas Los asistentes recuerdan el uso de los aparatos de uso ms comn
  • 14. Algunos de los fornidos legionarios roma- nos que aparecen en la ltima pelcula de Ridley Scott, an por estrenar, Exodus, son en la vida real militares de la Brigada de la Legin de Almera que han hecho de extras. La provincia andaluza ha sido una de las principales localizaciones del filme, junto con Fuerteventura, donde a ms de uno le resultarn familiares algunas cotas y para- jes, sobre todo a los que suelen ir de manio- bras al campo de maniobras y tiro Pjara. Los vehculos y blindados de color blan- co con las siglas de Naciones Unidas que se vern en la gran pantalla cuando salte a la cartelera la ltima de Fernando Len de Aranoa, A Perfect Day, protagonizada por Benicio del Toro, as como muchos de los uniformes que visten los personajes, han sido cedidos por el Ejrcito deTierra, que en los ltimos tiempos ha visto multiplicarse las peticiones de colaboracin procedentes del mundo del cine, muestra de su vocacin y apertura hacia la Cultura. El Departamen- to de Comunicacin del Ejrcito de Tierra centraliza todas estas peticiones de colabo- racin y las gestiona con las productoras. Una de las colaboraciones ms intensas ha sido, con una nueva serie de televisin titulada Los Nuestros, que se estrenar el prximo ao, y que protagonizan dos ac- tores de moda: Blanca Surez y Hugo Silva. Ellos encarnan a dos boinas verdes de un equipo que tiene que rescatar a una familia espaola secuestrada en Mali. Convertir a un grupo de actores sin con- tacto previo con el mundo militar en algo parecido a soldados de Operaciones Espe- ciales, al menos en la pequea pantalla, no resultaba una tarea fcil, por eso la produc- tora Multipark Ficcion decidi buscar el apoyo de quienes mejor conocen esta profesin: los propios militares. As empez una colaboracin que ha durado dos meses y que ha implicado a varias unidades. En el Mando de Artillera Antiarea, el teniente Vctor G. Danvila dise un pro- grama de instruccin bsica, que se encar- garon de llevar a la prctica el sargento 1 Bruno Egido y el sargento Javier Rodrguez. Todos ellos han vivido una singular expe- riencia. El que se vaya a hacer una serie sobre militares y les hayas instruido t es un orgullo, subraya el sargento 1. Buenas sensaciones que comparten los componentes del Mando de Operaciones Especiales, que han tratado de ensearles cmo reacciona, cmo se mueve y se com- porta en la realidad un boina verde. Nues- tro trabajo es ms oscuro que el de otras uni- dades, y queramos ayudar a que lo que se plasme sea veraz. Por eso insistimos en los movimientos, posturas, materiales, cmo monogrfico / TierraMartes, 24 de junio de 201414 De cine Blanca Surez se ha preparado para interpretar a una tiradora de precisin BEATRIZ GONZALO / Madrid Las colaboraciones del Ejrcito con el cine no dejan de sucederse, una muestra ms de su compromiso con la Cultura hablamos entre nosotros... que son cosas que nos distinguen, explica el sargento 1 Jos F. Acosta, del Grupo de Operaciones Es- peciales (GOE) XIX, que fue nombrado jefe de instruccin individual. Aspecto en el que tambin insisti el capitn Juan R. Herrera, jefe de equipo de movilidad del GOE III, que se centr con los suyos en las escenas de movimiento; es consciente de que ensear en unas horas lo que ellos trabajan a diario es muy difcil, pero todo ha ido muy bien, porque su implicacin desde el primer momento fue del cien por cien. Por eso, estas jornadas de convivencia entre milita- res y actores han dejado entre los primeros y los segundos una muy buena impre- sin, en palabras del sargento Borja Guti- rrez, miembro del equipo de movilidad que trabaj codo con codo con ellos. Rodaje en Fuerventura Tras casi tres semanas de preparacin de los intrpretes, el equipo de rodaje se traslad a Fuerteventura, cuyos parajes simulan los distintos escenarios, y donde han contado con el apoyo del Regimiento de Infantera Ligera Soria n 9, que ha aportado casi un centenar de figurantes que simulan soldados de diferentes pases. Adems de tener a su disposicin un equipo enca- bezado por el sargento 1 Marco M. Friaza, como coordinador de apoyos, han tenido tres VAMTAC con sus respectivos conduc- tores. Estos han sido seleccionados en un casting, como el soldado Carlos Mirn, que considera que la experiencia les ha servido a ellos para valorar ms el trabajo de los ac- tores: se lo estn currando; al igual que a ellos les habr servido para apreciar lo que hace el Ejrcito. En el acuartelamiento Puerto Rosario se han habilitado dos barracones metlicos, para simular un aparcamiento de vehculos y un campamento militar, y en el acuartela- miento Teniente Coronel Valenzuela se ha levantado la base operativa de la unidad pro- tagonista. Pero el mayor despliegue ha sido en Pjara, donde se han filmado la mayor parte de las escenas de accin, en algunas de las cuales intervienen los aparatos del Bata- lln de Helicpteros de ManiobraVI. MOE BRILEG La Familia Real pos con los legionarios Claqueta de la pelcula A Perfect Day IvnJimnez/DECET Para el rodaje de A Perfect Day se trabajo con el Ejrcito en las inmediaciones de Cuenca IvnJimnez/DECET
  • 15. Tierra / historia Los guerreros almogvares eran bien conocidos por su bravura en el campo de batalla, pero tambin por su pobreza en el vestir. Ya en el siglo XIII, Bernat Desclot los de- fina de la siguiente manera: No llevan ms que una gonela o una camisa, sea verano o invierno, y en las piernas llevan unas calzas de cuero y en los pies unas abarcas de cuero.Y traen buen cuchillo y bue- na correa y un eslabn en el cinto. Y trae cada uno una buena lanza y dos dardos, as como una panetera de cuero a la espalda, donde por- tan sus viandas. Tras ser contratados como mercenarios por el emperador bizantino Andrnico II, los al- mogvares abandonaron Sicilia para dirigirse a Constantinopla, la capital del Imperio, que se en- contraba amenazada por los tur- cos. Liderados por Roger de Flor, los almogvares (en su mayora catalanes) se instalaron en el ba- rrio de Blanquerna. La llegada no gust nada a los genoveses MIGUEL RENUNCIO / Madrid 15Martes, 24 de junio de 2014 Sabas... FICHA 115 ...cul es la historia de la Jefatura de Tropas de Montaa Aragn I? M. R. / Madrid El ministro de la Guerra, Camilo Garca de Polavieja, promovi en 1899 la creacin de las primeras tropas de montaa: Tropas que no solo han de estar habituadas a esta clasedeterreno,sinoque,practicandomar- chas y maniobras en l,lo conozcan perfec- tamente, siendo de este modo un elemento de gran fuerza dentro de su territorio. Heredera del espritu de aquellas pri- meras unidades, la Jefatura de Tropas de Montaa (JTM) Aragn I se caracteriza hoy por su preparacin y especializacin para actuar en terrenos y en condiciones climatolgicas adversas. Su primer ante- cedente directo data del 1 de febrero de 1966, cuando se constituy la Brigada de Alta Montaa. El Cuartel General de la Jefatura se encuentra ubicado en Jaca (Huesca), mientras que sus unidades subordina- das los Regimientos de Cazadores de Montaa Arapiles n 62, Galicia n 64 y Amrica n 66 se sitan en distintos acuartelamientos de San Clemente de Sasebas (Gerona), Barcelona, la propia Jaca y Aizoin (Navarra). El Escudo de la JTM es cuartelado en cruz; primero: en campo de oro, una en- cina arrancada de siete races, en su co- lor, sumada de una cruz latina de gules (rojo); segundo: en campo de azur (azul), una cruz pat, fijada en el brazo inferior, de plata, situada en el cantn diestro del jefe; tercero: en campo de plata, una Cruz de San Jorge, de gules (rojo), canto- nada de cuatro cabezas de moro, de sa- ble (negro), tortilladas de plata; cuarto: en campo de oro, cuatro palos de gules (rojo). Este escudo es similar al de la re- gin que le da nombre. FRANCISCO DE MONCADA PARA SABER MS... Existen diversas ediciones impre- sas de la obra Expedicin de los catalanes y aragoneses contra turcos y griegos, como la publica- da en 2009 por Doble J (Sevilla), de 281 pginas. La obra est dis- ponible tambin en la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes (www. cervantesvirtual.com) y otras p- ginas web. que vivan en la ciudad dada la rivalidad que exista entre ambos pueblos, y la situacin acab degenerando, en septiem- bre de 1303, en la denominada masacre de los genoveses. Una de las distintas versiones de cmo comenzaron los hechos es la que recoge Francisco de Moncada en su obra Expedicin de los catalanes y aragoneses con- tra turcos y griegos, impresa por primera vez en 1623. Moncada afirma lo siguiente: La ms cierta ocasin de esta pendencia fue que un almogvar, discurriendo por la ciudad, dio ocasin a dos ge- noveses, vindole solo, que se bur- lasen con mucha risa de su traje y figura. Pero el nimo militar del almogvar, mal sufrido con los donaires y motes cortesanos, ms osado de manos que de lengua, les acometi con la espada y trab pendencia. El altercado fue en aumen- to y pronto dio lugar a violentos disturbios en las calles de Blan- querna, donde los genoveses sa- caron su guin y acometieron los cuarteles de los almogvares, seala Moncada. Finalmente, la presencia de Roger de Flor ayud a poner paz y a calmar los ni- mos de sus hombres, que estaban dispuestos a saquear el barrio de Pera, donde habitaban muchos genoveses. Concluida la jornada, quedaron muertos de los genove- ses en la ciudad cerca de tres mil, afirma el autor. Francisco de Moncada fue un militar, diplomtico e historia- dor que vivi entre los siglos XVI y XVII. Tal era la confianza que Felipe IV tena en l, que lleg a gobernar interinamente los Pases Bajos entre 1633 y 1634. Almogvares contra genoveses Las murallas de Blanquerna presenciaron los altercados de 1303
  • 16. Director: Norberto Ruiz Lima. Subdirector: Carlos Martn. Redactora jefe: Rosabel G. Caas. Administracin y suscripciones: Manuel Garca y Nieves Torrecillas. Imagen: Luis Rico, ngel Manrique e Ivn Jimnez. Grafismo: Roberto Argenta. Diseo, maquetacin, redaccin, publicidad, impresin y distribucin: Editorial MIC. Direccin: Prim, 10. 28004 Madrid. Telfono del director: 917803303. Telfono de la redaccin: 917803297. RCT: 8193297. Fax: 917803460. E-mail: [email protected] Depsito Legal: M-25846-2010. Edita: Publicacin de mbito interno de la Administracin del Estado CONOCER A... SOLDADOS LARA GARCA Y VERNICA GALN Tierra Aunque las mujeres tienen el um- bral del dolor ms alto que los hombres y lo aguantan mejor; aunque su esperanza de vida es mayor... La tradicin ha asimila- do la expresin sexo dbil como sinnimo de mujer... Sin embar- go, hay fminas como la artillera Lara Garca y la soldado Vernica Galn entre otras muchas y en otros campos que rompen con este inexacto y anacrnico tpico. Y no nos referimos nicamente a su profesin militar (vedada du- rante siglos a las mujeres), sino tambin a la forma de ocupar su tiempo fuera del cuartel. La artillera Garca segoviana de 27 aos, destinada en la Aca- demia de Artillera hace tres aos que compite en la categora Peso Pluma (menos de 57 kilos), si bien con anterioridad lo hizo en taekwondo y kick boxing en este deporte consigui 14 campeona- tos de Espaa, un primer puesto en el Europeo de 2006 e, incluso, un segundo y tercer puesto en dos Mundiales. Pero la solda- do Garca soaba con ms xitos en el mundo del deporte, por lo que decidi dar el salto al boxeo, donde pareca haber ms posibi- lidades para empezar a hacerlo realidad: Con tan pocos aos de experiencia ya he logrado varios campeonatos regionales, un na- cional por clubes y otro absoluto por autonomas, y acabo de incor- porarme a la Seleccin Nacional, enumera. En cuanto a los tpicos que tambin rodean a esta disciplina (agresiva, para gente conflictiva, no apta para mujeres), la artillera cree que el boxeo es, ante todo, un deporte que requiere una gran aptitud, sacrificio, capacidad tc- nica y fsica, y que aporta discipli- na, respeto y sentido del compa- erismo a quien lo practica. Por suerte, a m siempre me han apo- yado, aunque reconozco que debe de ser duro ver cmo golpean a tu pareja, hija..., aade la militar. A corto plazo, la artillera Garca quiere mantenerse en el equipo nacional y revalidar los ttulos regionales y nacionales. Sin em- bargo, nada le gustara ms que su categora pasase a ser olmpica y poder representar a Espaa en unos Juegos Olmpicos... Por su parte, la soldado Galn es una ovetense de 32 aos des- tinada en el Regimiento de In- fantera Ligera Prncipe n 3, en Siero que practica la halterofilia desde hace aos con unos exce- lentes resultados en competicin. Adems de ser medallista nacio- nal, esta soldado logr el segundo y tercer puesto en los Europeos de 2001 y 2002, cuando se encontraba en uno de sus mejores momentos deportivos. Aunque ahora dedico ms tiempo al trabajo y a la fami- lia, mi idea es seguir compitiendo e intentar mantenerme en el po- dio en los campeonatos naciona- les, explica la soldado Galn. Pero cmo le dio a esta mujer por levantar pesos?, se pregunta- rn algunos. Pues bien, el gusa- nillo por levantar pesos le entr a esta asturiana por su hermano menor, que practicaba la haltero- filia. Se anim a probarlo, le gust y continu... Lo que me motiva es superar las marcas continua- mente y la concentracin que requiere levantar la barra, que me hace aislar la mente de todo lo que me rodea, asegura Galn, quien siempre ha estado apoyada por su entorno. Por qu habran de extraarse? Las mujeres debe- ramos participar en todas las dis- ciplinas deportivas, afirma con contundencia. Es evidente. Este combate lo ganan las mujeres; el tpico del sexo dbil est KO. Rompiendo con el tpico del sexo dbil Las soldados Galn (arriba) y Garca (derecha) compaginan el servicio en sus respectivas unidades con un exigente entrenamiento para competir al ms alto nivel ACART REDACCIN / Madrid VernicaGaln