CEI-77 Devocionales Proclamacion y Enseñanza-2019

of 136 /136
1

Embed Size (px)

Transcript of CEI-77 Devocionales Proclamacion y Enseñanza-2019

CEI-77 Devocionales Proclamacion y Enseñanza-20194
INTRODUCCIÓN
“Bienvenidos a la realización de estos 60 devocionales para los propósitos de servir con pasión, crecer en comunidad y adorar sin condición”.
OBJETIVO
Con seguridad descubriremos los objetivos a los cuales nos direcciona Dios como sus seguidores, los cuales nos ayudarán a seguir creciendo en nuestra vida cristiana de forma saludable.
CÓMO LO HAREMOS
Cada día podemos, en la hora que más se nos facilite, leer cada devocional y meditar en el mensaje para descubrir la orientación de vida que Dios nos ofrece a través de Sus consejos.
CÓMO FORTALECEMOS EL DEVOCIONAL
Luego hacemos una oración sobre lo leído, dando gracias a Dios por la enseñanza que con toda seguridad transformará nuestra vida; también se puede orar pidiendo ayuda para llevar a la práctica lo que acabamos de aprender.
Después podemos orar un tiempo más por nuestra vida espiritual, por nuestra familia, por nuestro trabajo o por nuestros proyectos de vida. Finalmente, oramos pidiendo orientación y respaldo para dar a conocer a otros el amor incondicional de Jesús.
¡Todos podemos estar en sintonía durante este tiempo, y experimentaremos un evidente crecimiento en nuestra vida cristiana!
5
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
6
TEXTO
“Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Efesios 2:10 RVR1960).
INTRODUCCIÓN
Fuimos creados por Dios no solo para consumir los recursos, comer, respirar, ocupar un espacio en este bello universo, sino también para servir a nuestro Creador.
CREADOS PARA SERVIR
Somos creados por Dios para hacer la diferencia, para añadir vida a la tierra y para dar algo a cambio a nuestro Creador. Veamos cómo:
1. Somos creados para hacer una diferencia: Dios quiso que naciéramos para hacer algo importante en esta tierra. No somos pasajeros indiferentes a tantas necesidades que hay a nuestro alrededor. Tenemos un propósito Divino al estar aquí en la tierra. Ante tantas personas que han existido, existen y existirán, solo tú vas a hacer lo que Dios quiere que hagas, no eres una serie, eres único para hacer algo único. “Té conocía aun antes de haberte formado en el vientre de tu madre, antes de que nacieras te aparté y te nombré mi profeta entre las naciones” (Jeremías 1:5 NTV).
2. Somos creados para añadir vida a la tierra: Somos creados con un cuerpo vivo y debemos dar vida donde nos encontremos; cuando mostramos a Jesús con nuestros actos, podemos hacer crecer el lugar donde estemos; Dios es dinámico y desea de sus hijos ese dinamismo para que el mundo vea su amor y como actúa a su favor.
3. Somos creados para darle algo a cambio a nuestro Creador: Las buenas obras que nos caracterizan son el buen servicio que prestamos a Dios y a las personas, que podemos hacer por otros donde seamos requeridos. A Dios le agrada ver nuestro servicio en todo momento y seremos recompensados por nuestras obras. (Apocalipsis 2:20).
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
7
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Ahora que conozco a Dios y he aceptado su perdón y llamado a servir ¿Estoy cumpliendo con su propósito para mí, aquí en la tierra?
Versículo para recordar: “Porque somos hechura suya, creados en Cristo
Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas” (Efesios 2:10 RV60).
Pregunta para considerar: ¿Lo que hago cada día, lo hago para cumplir el propósito de Dios conmigo?
Oración para practicar: “Señor gracias por crearme. Quiero cumplir tu propósito en mi vida; servirte con todo mi corazón. Quiero hacer la diferencia donde desarrollo mi vida; quiero añadir vida a la tierra y quiero darte algo a cambio por este gran regalo de la salvación. Te amo Señor. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
8
TEXTO
“Hermanos míos, ya que Dios es tan bueno con ustedes, les ruego que dediquen toda su vida a servirle y a hacer todo lo que a Él le agrada” (Romanos 12:1 TLA).
INTRODUCCIÓN
Somos salvos no por las buenas obras que hacemos, sino por el gran amor de Dios por nosotros, y el resultado de esta salvación son las buenas obras.
SERVIMOS A DIOS
Nuestro servicio a otros en amor muestra que verdaderamente somos salvos.
1. Siempre hay algo para hacer: Al aceptar a Cristo como nuestro Salvador ya comenzamos a ser parte de su servicio y tenemos un lugar para mostrar lo que Cristo quiere que hagamos. Hay un rol que cumplir, Dios nos dio una tarea específica y es en ese lugar, donde estamos cada día, que debemos cumplirla; tenemos una función que realizar, debemos mostrar al mundo el Dios que quiere perdonar, servir y dar vida eterna.
2. Tenemos Significado y valor: Cuando entendemos que nuestra vida ha sido formada por el gran creador y diseñador de tanta belleza, podemos ver que somos muy importantes y valiosos; Jesucristo, el Hijo de Dios, se entregó en una cruz derramando toda su sangre para darnos vida; esto tiene un gran costo y valor: “Cuando Dios los salvó, en realidad los compró, y el precio que pagó por ustedes fue muy alto. Por eso deben dedicar su cuerpo a honrar y agradar a Dios” (1 Corintios 6:20 TLA).
3. Servimos a Dios con alegría: No servimos a Dios por miedo, culpa u obligación, sino con gozo y profunda gratitud por lo que ha hecho por nosotros. Un corazón salvo lo único que quiere es ser agradecido y lo mínimo, es servirle a Dios sirviendo al prójimo.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
9
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Si no amo a los demás, ni deseo servirles, debo preguntarme si Cristo está realmente en mi corazón.
Versículo para recordar: “Hermanos míos, ya que Dios es tan bueno con
ustedes, les ruego que dediquen toda su vida a servirle y a hacer todo lo que a Él le agrada” (Romanos 12:1 TLA).
Pregunta para considerar: ¿Estoy sirviendo a los demás pensando en que lo estoy haciendo para mi Dios?
Oración para practicar: “Señor, tú has sido bueno al salvarme y te pido que me ayudes a entender y ver dónde puedo servir, dónde puedo hacer algo por los demás; gracias por darme significado y valor para usar mis habilidades y talentos; quiero servirte con alegría y gratitud por la salvación. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
10
TEXTO
“Ahora ustedes son de Cristo, a quien Dios resucitó. De modo que podemos servir a Dios haciendo el bien” (Romanos 7:4b TLA).
INTRODUCCIÓN
El pensamiento que teníamos de ser llamados por Dios era solo para pastores, misioneros, clérigos, monjas y otros ministros eclesiales. Pero la Biblia dice que todo cristiano es llamado a servir.
TODO CRISTIANO ES LLAMADO A SERVIR
Nuestro llamado a la salvación incluye el llamado al servicio “Tiempo completo”. Un cristiano que no está sirviendo es una contradicción.
1. ¿Qué tanto de tu tiempo estás utilizando en el servicio a Dios? En algunas iglesias en China les dan la bienvenida a los nuevos creyentes con la siguiente frase: “Ahora Jesús tiene nuevos ojos para ver, nuevos oídos para oír, nuevas manos para ayudar, nuevos pies para ir, y un nuevo corazón para amar”.
La razón por la que necesitas estar conectado a una familia cristiana es para cumplir su llamado a servir a otros de manera práctica. Tu servicio se necesita con urgencia en el cuerpo de Cristo. Solo detente a ver y escuchar a tu alrededor. Cada uno de nosotros debe desempeñar un papel muy importante.
2. Para Dios ningún servicio es insignificante: Todo servicio es importante. Algunos son visibles y otros no tanto, pero todos son valiosos. Los servicios fuera de la vista de todos son los que hacen la mayor diferencia. En tu casa la luz más importante no es la grande que ilumina toda la sala sino la pequeña en tu mesita de noche para que no tropieces cuando te levantas. No hay correlación entre importancia y tamaño. Todo ministerio es importante porque dependemos los unos de los otros para poder funcionar como cuerpo.
3. ¿Qué pasa cuando una parte del cuerpo deja de funcionar? Se enferma, el resto del cuerpo sufre. Imagina que tu hígado decidiera vivir por su cuenta ¡Estoy cansado! ¡Ya no quiero servir a este cuerpo!
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
11
¡Solo quiero descansar! Que otra parte tome mi lugar. ¿Qué pasaría? Tu cuerpo se moriría.
En la actualidad miles de iglesias locales están muriendo por causa de sus miembros que no quieren servir. Se sientan en las sillas como espectadores y el cuerpo sufre.
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Debo saber que si soy salvo también soy llamado por Dios para servir.
Versículo para recordar: “Ahora ustedes son de Cristo, a quien Dios
resucitó. De modo que podemos servir a Dios haciendo el bien” (Romanos 7:4b TLA).
Pregunta para considerar: ¿Entiendo que soy llamado por Dios para servir?
Oración para practicar: “Señor, Tú eres bueno al ver mi vida en el desorden que estaba y decidiste venir a mi corazón y hacerme nuevo; no entendía que también soy llamado para servirte, y ahora decido que mi tiempo es tuyo; todo lo que hago sea grande o pequeño es valorado por ti y no me puedo quedar sentado viendo tanto por hacer. Cuenta conmigo para desarrollar tus propósitos. En el Nombre de Cristo. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
12
TEXTO
“El que quiera ser el primero entre ustedes deberá convertirse en esclavo. Pues ni aun el Hijo del Hombre vino para que le sirvan, sino para servir a otros y para dar su vida en rescate por muchos” (Mateo 20:27- 28 NTV).
INTRODUCCIÓN
Para los cristianos el servicio no debe ser opcional, sino algo que debe estar arraigado en nuestros horarios.
EL SERVICIO ES EL CORAZÓN DE LA VIDA CRISTIANA
Jesús fue nuestro gran ejemplo a servir, si queremos imitar o parecernos a alguien, que sea a Jesús.
1. Jesús vino a “Servir” y a “dar”: Esos dos verbos pueden definir también nuestra vida en la tierra, servir y dar son propósitos de Dios para nuestra vida. Jesús siendo Dios y viviendo en el cielo, decide venir a servir a los hombres, se identifica con nosotros, pero además nos enseña a dar más allá de nuestras fuerzas. También Jesús se dio por nosotros; lo que debíamos pagar por nuestros pecados Él vino a pagarlo con su preciosa sangre. “En esto hemos conocido el amor, de Dios en que Él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestra vida por los hermanos” (1 Juan 3:16 RVR1960).
2. Jesús enseñó que la madurez espiritual nunca es un fin: La madurez espiritual es para ministrar, para dar. No es suficiente seguir aprendiendo más y más. Debemos poner en acción lo que conocemos y poner en práctica lo que proclamamos creer. Impresión sin expresión causa depresión. El estudio sin servicio conlleva a un estancamiento.
Galilea es un lago lleno de vida que recibe agua, pero también da. En contraste nada vive en el mar muerto, porque no tiene salida de agua, está estancado. Lo que necesitamos como cristianos es experiencia, sirviendo en donde podamos ejercitar los músculos espirituales.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
13
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Así como Cristo no dudo en venir al mundo a mostrar su esencia en el servicio, yo, como su hijo, debo parecerme a Él.
Versículo para recordar: “Pues ni aun el Hijo del Hombre vino para que
le sirvan, sino para servir a otros y para dar su vida en rescate por muchos” (Mateo 20:28 NTV).
Pregunta para considerar: ¿El servicio que hago en la iglesia, en mi trabajo, o con mi familia, se parece al que Cristo hizo?
Oración para practicar: “Dios bueno, te amo y te agradezco por todas las cosas en mi vida. Hoy quiero pedirte que me ayudes a entender y practicar lo que Tú viniste a mostrar al mundo en cuanto a servir y dar, quiero parecerme a Ti. También te pido que me ayudes a servirte con mi conocimiento, no solo a querer saber más, sino a poner en práctica el servir en todo momento. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
14
TEXTO
“Así como nuestro cuerpo tiene muchas partes y cada parte tiene una función específica, el cuerpo de Cristo también. Nosotros somos las diversas partes de un solo cuerpo y nos pertenecemos unos a otros” (Romanos 12:4-5 NTV).
INTRODUCCIÓN
Vas a dar tu vida por algo. ¿Será por una carrera profesional, por un deporte, fama, o riquezas?
EL SERVICIO ES EL CAMINO A LA SIGNIFICACIÓN REAL
Nuestra vida cobra sentido cuando le damos a Dios lo mejor en el servicio. La razón de ser hijo de Dios es el servicio, ese es el significado real.
1. El servicio unido a la familia de Dios cobra relevancia: Es en el servicio unido a la iglesia que nuestras vidas cobran relevancia eterna. Dios quiere usarnos para marcar una diferencia en el mundo, que se note su pueblo. No importa la duración de tu vida, sino la donación de ésta. No cuánto tiempo viviste, sino cómo lo hiciste.
2. Cuál es la excusa que tienes: Abraham era viejo, Jacob inseguro, Lea sin atractivo, José abusado, Moisés tartamudo, Gedeón pobre, Sansón codependiente, Rahab inmoral, David tuvo una amante, Jeremías deprimido, Jonás rebelde, Nohemí viuda, Juan el Bautista excéntrico, Pedro impulsivo, Martha preocupada por todo, Tomás tuvo dudas, Timoteo tímido. Esta es una lista de hombres y mujeres en la Biblia que no se adaptan muy bien al ambiente, pero Dios los usó a cada uno de ellos para su servicio. También te usará a ti, si dejas de dar excusas.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
15
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Para que mi vida tenga el significado original que Dios diseñó para mi debo servir en la familia de Él y sin excusas
Versículo para recordar: “Así como nuestro cuerpo tiene muchas partes
y cada parte tiene una función específica, el cuerpo de Cristo también. Nosotros somos las diversas partes de un solo cuerpo y nos pertenecemos unos a otros” (Romanos 12:4-5 NTV).
Pregunta para considerar: ¿Sirvo a Dios sin poner excusas por mis fracasos o debilidades?
Oración para practicar: “Amado Dios, reconozco que en varias ocasiones he puesto excusas para el servicio, no he dado según mis capacidades y talentos en todo lo que me quieres usar. Ayúdame a dedicar tiempo y esfuerzo junto con todos tus hijos al servicio en tu casa y fuera de ella. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
16
TEXTO
“Me viste antes de que naciera. Cada día de mi vida estaba registrado en tu libro. Cada momento fue diseñado antes de que un solo día pasara” (Salmos 139:16 NTV).
INTRODUCCIÓN
Fui formado por Dios para su servicio. Todo lo planeó Él.
DIOS ES EL CREADOR
Dios estuvo presente el día que fuimos formados en el vientre de nuestra madre. No somos ajenos a su creación, no somos resultado de una linda o triste experiencia; Él quiso que naciéramos para su propósito.
1. Cada criatura con habilidades especiales: Algunos animales corren, otros saltan, otros nadan, otros se encuevan, otros vuelan. Lo mismo pasa con los seres humanos. Cada uno de nosotros fue diseñado de manera única, formado para hacer ciertas cosas. Antes que Dios nos hiciera, decidió qué rol quería que jugáramos en la tierra y nos formó para esa tarea. Somos de la manera que somos porque fuimos hechos para un ministerio específico (Efesios 2:10).
2. Cada día para apoyar nuestro proceso de formación: Nada de lo que pasa en nuestra vida es irrelevante “Cada día de mi vida estaba registrado en tu libro” (Salmos 139:16 NTV). Dios usa todo lo que hemos vivido para que ministremos a otros y les enseñemos Su amor y Su poder. Dios no desperdicia nada. Está dispuesto a usar nuestros talentos, habilidades, personalidad, carácter y experiencias para Su gloria. Si identificamos esos factores podemos descubrir Su voluntad para nosotros. “Somos maravillosamente complejos”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
17
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Si Dios estuvo el día de mi formación, debo entender que lo que me ha pasado no ha sido ajeno a sus ojos.
Versículo para recordar: “Me viste antes de que naciera. Cada día de mi
vida estaba registrado en tu libro. Cada momento fue diseñado antes de que un solo día pasara” (Salmos 139:16 NTV).
Pregunta para considerar: ¿Dios me ama a pesar de lo que he vivido y he hecho sin tomar en cuenta Su voluntad?
Oración para practicar: “Señor, te admiro por ser tan especial conmigo y hacer de mis días vividos un propósito. Las decisiones que tomé sin tenerte en cuenta me han llevado a situaciones de dolor, pero gracias por restaurarme y usar estos fracasos. Sé que no desperdicias nada de mi vida, ayúdame a vivir conforme a tu propósito en mí. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
18
TEXTO
“Hay distintas clases de dones espirituales, pero el mismo Espíritu es la fuente de todos ellos” (1 Corintios 12:4 NTV).
INTRODUCCIÓN
Cuando Dios nos da una asignación, nos equipa con lo que necesitamos para cumplirla.
FORMACIÓN ESPIRITUAL
Dios nos moldea o nos da una forma para servirle de la mejor manera.
1. Dios da dones espirituales: Los dones son habilidades especiales dadas por Dios a sus hijos para usarlos en el ministerio. “Dios en su gracia, nos ha dado dones diferentes para hacer bien determinadas cosas” (Romanos 12:6 NTV). No podemos obtener los dones espirituales o merecerlos, ya que son regalos. Son una expresión de la gracia de Dios para tu vida. “No obstante, Él nos ha dado a cada uno de nosotros un don especial mediante la generosidad de Cristo” (Efesios 4:7 NTV).
2. Dios ama la variedad: Dios quiere usarnos a todos y ama la variedad, por eso no nos dio el mismo don a todos. Por otra parte, ningún individuo recibe todos los dones. Si los tenemos todos no hay necesidad de otro y esto estropearía algunos de los propósitos de Dios. Él nos enseña a depender unos de otros.
3. Dios da dones, pero no para nuestro propio beneficio: Los dones que Dios da son para usarlos al servicio de otros. “A cada uno de nosotros se nos da un don espiritual para que nos ayudemos mutuamente” (1 Corintios 12:7 NTV). Dios lo planeó así para que tuviéramos necesidad unos de otros y así beneficiarnos. Un don sin descubrir no vale nada.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
19
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Los dones espirituales son regalos de Dios entregados sólo por Él para beneficio de los demás.
Versículo para recordar: “Hay distintas clases de dones espirituales, pero
el mismo Espíritu es la fuente de todos ellos” (1 Corintios 12:4 NTV).
Pregunta para considerar: ¿Qué dones espirituales tengo para el servicio de Dios?
Oración para practicar: “Señor gracias por hacerme ver que soy importante para Ti y que soy un instrumento en tus manos, ayúdame a descubrir los regalos que me has dado y a ponerlos en práctica en tu obra. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
20
TEXTO
“Así como el rostro se refleja en el agua, el corazón refleja a la persona tal como es” (Proverbios 27:19 NTV).
INTRODUCCIÓN
El término corazón en la Biblia describe los deseos, esperanzas, intereses, ambiciones, sueños y afectos.
OPORTUNIDADES PARA TU CORAZÓN
El corazón es la fuente de todas las motivaciones, lo que amas hacer es lo que más cuidas.
1. Tu corazón revela lo real de ti: Tu corazón muestra lo que eres verdaderamente, no lo que otros piensan de ti, ni lo que las circunstancias te impulsan hacer. Tu corazón muestra la fuente de tus motivaciones, por qué actúas de la forma que lo haces. No hay latidos de corazón iguales. Nadie en la tierra tiene latidos exactamente iguales a los tuyos.
2. Tu corazón revela un latido emocional único: Es un latido especial que se activa cuando pensamos acerca de temas, actividades o circunstancias que nos interesan. Instintivamente ponemos atención a ciertas cosas más que a otras. Esos son indicios que señalan dónde servir. Hay ciertas cosas que te apasionan y otras que no te interesan. No ignores tus intereses; considera cómo podrías usarlos para la gloria de Dios. Él quiere que le sirvas con pasión no por obligación.
3. ¿Cómo sirves a Dios con tu corazón? La primera señal es el entusiasmo. Cuando haces algo que te gusta sin que te motiven o te reten. No necesitas recompensas o aplausos o pagos porque disfrutas sirviendo de esa manera. Lo segundo es la efectividad, dando lo mejor de ti. La pasión exige perfección. Las personas que logran metas en cualquier campo son las que las hacen con pasión.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
21
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Debo poner mi corazón para servir a Dios, hacerlo con pasión, entusiasmo y efectividad.
Versículo para recordar: “Así como el rostro se refleja en el agua, el
corazón refleja a la persona tal como es” (Proverbios 27:19 NTV).
Pregunta para considerar: ¿Cuándo sirvo a Dios, realmente lo hago con el corazón?
Oración para practicar: “Dios, Tú eres muy bueno y siempre me tratas con amor. Gracias por darme oportunidades en mis emociones para servirte, ayúdame a entregarme con pasión, entusiasmo y efectividad al servicio tuyo. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
22
TEXTO
“Tú creaste las delicadas partes de mi cuerpo y me entretejiste en el vientre de mi madre” (Salmos 139:13 NTV).
INTRODUCCIÓN
Dios nos diseñó a cada uno de nosotros únicos y no existe un doble en el mundo.
RECURSOS PARA USAR
Tus recursos son talentos naturales con los que naciste. Algunas personas tienen recursos naturales con las palabras, otros son atléticos, otros matemáticos o músicos.
1. Nuestros recursos provienen de Dios: Nuestras habilidades naturales fueron dadas al nacer y provienen de Dios. Tenemos cientos de habilidades no explotadas, no reconocidas y sin uso. Muchos estudios revelan que el promedio de las personas posee de 500 a 700 diferentes habilidades y destrezas. Eres una increíble creación de Dios.
2. Nuestros recursos se pueden usar para la gloria de Dios: La Biblia está llena de ejemplos de diferentes habilidades que Dios usa para su gloria; algunas mencionadas: habilidad artística, arquitectónica, administrativa, bancaria, naviera, diseñar, embalsamar, bordar, cultivar, pescar, dirigir, construir, música, armas, pintar, plantar, filosofar, inventar, carpintería y muchas más. Lo que yo sé hacer bien y con excelencia debo ponerlo al servicio de Dios.
3. Nuestros recursos son los que Dios quiere usar: Solo nosotros podemos usar nuestras habilidades, nadie nos puede reemplazar, porque nadie es como nosotros. Debemos saber en qué somos buenos, Dios nunca nos pedirá hacer algo para lo que no tenemos talento. Dios no desperdicia recursos, Él prepara nuestro llamado con nuestras habilidades.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
23
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Si Dios me dio recursos naturales debo descubrirlos y entregarlos al servicio de su obra.
Versículo para recordar: “Tú creaste las delicadas partes de mi cuerpo y
me entretejiste en el vientre de mi madre” (Salmos 139:13 NTV).
Pregunta para considerar: ¿Estoy usando mis recursos naturales, habilidades, destrezas al servicio de Dios?
Oración para practicar: “Señor, gracias por poner en mi vida recursos naturales, gracias por lo que he podido hacer hasta hoy y quiero cada día dedicarlo a Ti, sirviéndote con todo lo que soy. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
24
TEXTO
“Dios trabaja de maneras diferentes, pero, es el mismo Dios quien hace la obra en todos” (1 Corintios 12:6 NTV).
INTRODUCCIÓN
Con frecuencia no nos damos cuenta de lo verdaderamente únicos que somos.
MI PERSONALIDAD CUENTA
Cuando Dios te hizo rompió el molde. Nunca ha existido ni existirá alguien exactamente igual a ti.
1. A Dios le gusta la variedad: Él nos creó a cada uno con una combinación única de atributos personales. Dios hizo a unos introvertidos y a otros extrovertidos, a los que aman la rutina y a los que les gusta la variedad; algunos trabajan mejor solos y otros en grupo. Existen los sanguíneos como Pedro, coléricos como Pablo, melancólicos como Jeremías. No hay temperamentos correctos o equivocados en el ministerio. Necesitamos todo tipo de personalidades para tener un balance en la iglesia y darle sabor. El mundo sería muy aburrido si todos fuéramos iguales.
2. Dios usa la personalidad: La personalidad afecta cómo y dónde usas tus dones espirituales y recursos. Dos personas pueden tener el mismo don de evangelizar, pero si una es introvertida y otra extrovertida, ese don se expresa de manera diferente. No debemos imitar o desear el ministerio de nadie. ¡Dios te hizo para que seas tú! Puedes aprender del ejemplo de otros, pero debes depurar lo que aprendes a través de tu propia forma. Así como los vitrales, nuestra personalidad refleja la luz de Dios en muchos colores y modelos. Cuando ministras de acuerdo con tu personalidad, experimentas realización personal, satisfacción y productividad.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
25
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: entiendo que Dios no crea series sino personas únicas y perfectas, con una personalidad propia para ser usada en sus propósitos.
Versículo para recordar: “Dios trabaja de maneras diferentes, pero, es el
mismo Dios quien hace la obra en todos” (1 Corintios 12:6 NTV).
Pregunta para considerar: ¿Te sientes bien cuando haces lo que Dios quiere que hagas?
Oración para practicar: “Dios, Tú me amas y me entiendes, sabes cómo reacciono y actuó; ayúdame a entender mi personalidad para ponerla a tu servicio. Yo quiero ser útil en tu obra. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
26
TEXTO
“Él nos consuela en todas nuestras dificultades para que nosotros podamos consolar a otros. Cuando otros pasen por dificultades, podremos ofrecerles, el mismo consuelo que Dios nos ha dado a nosotros” (2 Corintios 1:4 NTV).
INTRODUCCIÓN
Tú has sido formado por tus antecedentes en la vida, tus experiencias, la mayoría de las cuales estuvieron fuera de tu control.
ANTECEDENTES
Dios permite estas experiencias dolorosas en tu vida para su propósito, para moldearte.
1. Reconocer seis tipos de experiencias:
Familiares: ¿Qué aprendiste al crecer en tu familia?
Intelectuales: ¿Cuál fue la materia favorita en tu estudio?
Vocacionales: ¿En qué trabajo has sido más eficiente?
Espirituales: ¿Qué experiencia con Dios te ha marcado?
Ministerio: ¿Cuánto has servido a Dios?
Dolorosas: ¿Qué has aprendido de los problemas o pruebas?
2. Dios no desperdicia el dolor: Dios usa la mayoría de las experiencias dolorosas para su servicio. El ministerio más grandioso surgirá de tu dolor más grande. Quién sino tú puedes ayudar a otros a pasar un momento de dolor parecido al tuyo. A fortalecer la fe de otros, a confiar en un Dios Todopoderoso. Ejemplos de dolor: alcohol, divorcio, enfermedad, quiebra económica.
3. Si compartimos nuestro dolor ayuda: No deseches tu dolor, úsalo para ayudar a otros. Para que Dios use tus experiencias dolorosas debes estar dispuesto a compartirlas. Las personas crecen cuando les compartimos la manera en que Dios nos ayudó a salir de la dificultad. “Fuimos oprimidos y agobiados más allá de nuestra capacidad de aguantar y hasta pensamos que no saldríamos con vida. De hecho, esperábamos morir; pero como resultado, dejamos
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
27
de confiar en nosotros mismos y aprendimos solo a confiar en Dios” (2 Corintios 1:8-9 NTV).
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Debo entender que en medio de la crisis que trajo tanto dolor, hoy puede ser útil en las manos del Señor.
Versículo para recordar: “Él nos consuela en todas nuestras dificultades
para que nosotros podamos consolar a otros. Cuando otros pasen por dificultades, podremos ofrecerles, el mismo consuelo que Dios nos ha dado a nosotros” (2 Corintios 1:4 NTV).
Pregunta para considerar: ¿Estuvo Dios en los momentos tan dolorosos que pasé?
Oración para practicar: “Señor, Tú eres bueno y siempre nos miras con ojos de amor; gracias porque comprendo que estás en toda circunstancia de mi vida y nada te toma por sorpresa. Ayúdame a contar lo que has hecho en mi vida y a que yo pueda con mi testimonio ayudar a otros. En el Nombre de Jesús. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
28
TEXTO
“Porque somos hechura de Dios, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios dispuso de antemano a fin de que anduviésemos en ellas” (Efesios 2:10 RVR60).
INTRODUCCIÓN
Hay tres cosas que puedes hacer con tu vida: puedes desperdiciarla, puedes gastarla, puedes invertirla.
EL MEJOR USO DE TU VIDA
Lo peor que puedes hacer es vivir simplemente por hoy y vivir para ti. Dios no te puso en la tierra para que vivas por ti mismo. Él te creó para ser como Cristo. Sabemos que Cristo vino a la tierra para hacer dos cosas: una es servir y lo segundo dar vida para rescatarnos de la condenación eterna. Cuando comenzamos a seguir a Jesús, Él nos empodera para una vida de servicio. Cuanto más nos volvemos como Jesús, más serviremos a los demás.
Hoy quiero que te tomes el tiempo de meditar en los siguientes versículos sobre el llamado de Dios al servicio. Ora por los versículos y pídele a Dios que te revele nuevas formas en que puedes darte a ti mismo al servicio de quienes te rodean:
1. Servir es demostración de nuestro cambio de vida: “En cambio,
entréguense completamente a Dios, porque antes estaban muertos, pero ahora tienen una vida nueva. Así que usen todo su cuerpo como un instrumento para hacer lo que es correcto para la gloria de Dios” (Romanos 6:13b NTV).
2. Servir es usar la vida para Jesús: “Pero mi vida no vale nada para mí
a menos que la use para terminar la tarea que me asignó el Señor Jesús, la tarea de contarles a otros la Buena Noticia acerca de la maravillosa gracia de Dios” (Hechos 20:24 NTV).
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
29
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Servir es demostración de nuestro cambio de vida
Versículo para recordar: “Porque ni aun el Hijo del hombre vino para que
le sirvan, sino para servir, para dar su vida en rescate por muchos” (Marcos 10:45 NVI).
Pregunta para considerar: ¿Qué te asusta acerca de dar tu vida al servicio de los demás? ¿De qué manera crees que Dios te empodera a vivir una vida de servicio?
Oración para practicar: “Señor, usa mi vida para la Gloria de tu Nombre, deseo demostrar mi cambio de vida a través de mi testimonio y mi servicio. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
30
TEXTO
“Dios, de su gran variedad de dones espirituales, les ha dado un don a cada uno de ustedes. Úsenlos bien para servirse los unos a los otros” (1 Pedro 4:10 NTV).
INTRODUCCIÓN
Para que tu vida tenga significado, debes servir con otros en el ministerio. Ministerio simplemente significa servir bien a otras personas. El significado del servicio viene cuando empiezas a pensar más en las otras personas que en ti mismo y ofreces tu vida. No puedes ser egoísta y significativo al mismo tiempo.
SIRVE BIEN A OTRAS PERSONAS
Dios nos capacita para que llevemos fruto en toda buena obra que realicemos, nos dota sobrenaturalmente de capacidades para que cumplamos sus directrices.
1. Dios otorga dones para que le sirvas: La Biblia dice: “Dios, de su
gran variedad de dones espirituales, les ha dado un don a cada uno de ustedes. Úsenlos bien para servirse los unos a los otros” (1 Pedro 4:10 NTV). Los dones los recibes cuando recibes a Jesús en tu vida.
2. Dios otorga talentos para que le sirvas: Los talentos que te fueron dados no son para tu propio beneficio. Dios te los dio para el beneficio de los que te rodean. Fuiste formado para ser significativo, y encuentras ese significado usando tus dones, talentos y habilidades para servir a otras personas. Los talentos vienen con tu personalidad. Eclesiastés 4:9-12 dice: “No fuiste hecho para servir a Dios tu solo”.
3. Dios otorga la vida para que le sirvas a Él y sirvas a otros: Fuiste creado para servir a Dios en equipo. Fuiste creado para servir a Dios en familia, en un pequeño grupo, en la iglesia. Fuiste creado para servir a Dios en una relación.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
31
Punto de reflexión: Tu vida cobra más significado cuando sirves.
Versículo para recordar: “Dios, de su gran variedad de dones
espirituales, les ha dado un don a cada uno de ustedes. Úsenlos bien para servirse los unos a los otros” (1 Pedro 4:10 NTV).
Pregunta para considerar: ¿Cuáles dones identificas en tu vida? ¿Cuáles talentos identificas en tu vida? ¿Estás dispuesto a servirle a Dios con tus dones y talentos?
Oración para practicar: “Mi Dios Todopoderoso, gracias por dotarme de dones y habilidades para servirte, ruego que me ayudes a estar siempre dispuesto a cumplir lo que Tú planificaste para mí. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
32
TEXTO
“Recuerda al Señor tu Dios, porque es Él quien te da el poder para producir esa riqueza” (Deuteronomio 8:18a NVI).
INTRODUCCIÓN
Hay personas que dan riqueza y personas que toman riqueza. Hay productores de riqueza y usuarios de riquezas, contribuyentes y consumidores. La economía se desbarata cuando hay más consumidores que productores. Sin embargo, Dios nos creó para hacer riqueza, para producir riqueza: nos diseñó para ser personas productivas. Dios quiere que seas productivo, y su plan para tu vida incluye creación de riqueza – no redistribución de riqueza.
EL PROPÓSITO DE SER PRODUCTIVO
Déjame explicarte la diferencia entre capitalismo, comunismo y cristianismo.
1. El capitalismo dice: “Lo que es mío, es mío, y voy a retenerlo”.
2. El comunismo dice: “Lo que es tuyo es mío, y tengo el derecho de
tomarlo”. A eso se le llama redistribución de la riqueza.
3. Pero el cristianismo dice: “Lo que es mío, realmente es de Dios, y
estoy dispuesto a compartirlo”. Dios quiere que proveamos beneficios, servicios, y protección a otros. Él quiere que creemos oportunidades para ayudar a otros.
Cuando alguien pone un impuesto para ayudar a los pobres, tú no recibes ningún crédito por ello. Pero cuando eres voluntariamente generoso y ayudas a otros, edifica tu carácter. Te ayuda a crecer. Transformarte en más productivo y generoso te ayuda a ser más como Cristo.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
33
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Dios quiere que creemos oportunidades para bendecir la obra y a otros.
Versículo para recordar: “Recuerda al Señor tu Dios, porque es Él quien
te da el poder para producir esa riqueza” (Deuteronomio 8:18a NVI).
Pregunta para considerar: ¿De qué manera el trabajo que haces crea oportunidades para ayudar a otras personas? ¿Te es más fácil ser generoso con tu dinero o con tu tiempo?
Oración para practicar: “Gracias Señor, porque Tú me das la provisión y la bendición para prosperar, ayúdame a bendecir Tu Obra y a quienes están en necesidad. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
34
TEXTO
"Nosotros somos creación de Dios. Por nuestra unión con Jesucristo, nos creó para que vivamos haciendo el bien, lo cual Dios ya había planeado desde antes” (Efesios 2:10 TLA).
INTRODUCCIÓN
Cada cristiano es un ministro. No todos los cristianos son pastores, pero cada cristiano debe ser un ministro. Eso quiere decir que usas tus talentos y dones para hacer una contribución en la vida, para ser un dador no un tomador. La Biblia usa estas frases 58 veces: “ama a los otros”, “cuida de los otros”, “ora por los otros”, “anima a otros”, “ayuda a
otros”, “consuela a otros”, “apoya a otros”. Es el ministerio mutuo de cada creyente en la familia de Dios. Esa es la forma en la que Dios quiso que fuera.
EL DESAFÍO DEL SERVICIO
La verdad es que servir a Dios, a través de los demás no siempre es fácil, a veces te vas a desanimar. Entonces, ¿qué hacer cuando comienzas a desanimarte?, recuerda dos cosas:
1. Primero, recuerda que vas a recibir un premio que dura por la eternidad. La Biblia dice: “Pues Dios no es injusto. No olvidará con
cuánto esfuerzo han trabajado para Él y cómo han demostrado su amor por Él sirviendo a otros creyentes como todavía lo hacen” (Hebreos 6:10 NTV).
2. Segundo, recuerda que Dios usa cada cosa que haces: Nada es insignificante cuando sirves a Dios. Nada es en vano. “permanezcan fuertes y constantes. Trabajen siempre para el Señor con entusiasmo, porque ustedes saben que nada de lo que hacen para el Señor es inútil” (1 Corintios 15:58 NTV).
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
35
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: ¡Dios no te puso en la tierra solo para que vivas para ti mismo! Él quiere que hagas del mundo un lugar mejor.
Versículo para recordar: “Permanezcan fuertes y constantes. Trabajen
siempre para el Señor con entusiasmo, porque ustedes saben que nada de lo que hacen para el Señor es inútil” (1 Corintios 15:58 NTV).
Pregunta para reflexionar: ¿Te caracterizarías a ti mismo más como un dador o un tomador en la familia de Dios? ¿Cuándo encuentras más difícil servir a las personas?
Oración para practicar: “Muchas gracias, Padre, por el privilegio de ser tu servidor, tengo la convicción que me bendecirás en la tierra y recompensarás en el Cielo. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
36
No tienes que ser perfecto, sino puro para ser usado por Dios
TEXTO
“Si te mantienes puro, serás un utensilio especial para uso honorable. Tu vida será limpia, y estarás listo para que el Maestro te use en toda buena obra” (2 Timoteo 2:21 (NTV).
INTRODUCCIÓN
Si quieres ser usado por Dios, purifica tu corazón. No tienes que ser una persona perfecta, pero debes tener un corazón puro. La Biblia dice en 2 Timoteo 2:21, “Si te mantienes puro, serás un utensilio especial para uso honorable. Tu vida será limpia, y estarás listo para que el Maestro te use en toda buena obra”.
DIOS QUIERE USARTE
A todos los convertidos a Jesús y que están en una estrecha relación con Él, serán usados; Dios no discrimina a nadie, solo solicita obediencia y santidad para cada uno de sus servidores.
1. Dios usa a todo tipo de personas: Él usa personas tímidas. Él usa personas extrovertidas. Él usa personas de todas las razas, edades, etapas de vida y antecedentes. Él usa hombres y mujeres. Dios usará vasos lisos y vasos adornados. Él usará vasos grandes y pequeños. Pero hay una cosa que Dios no usará: Él no usará un vaso sucio. Tienes que estar limpio por dentro.
2. Dios usa personas puras: ¿Cómo te purificas? Lo haces a través de una palabra sencilla: confesión. Agustín dijo, “La confesión de malas acciones es el comienzo de las buenas acciones”. La Biblia dice: “Pero si confesamos nuestros pecados a Dios, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad” (1 Juan 1:9). Eso parece ser demasiado simple para ti. Tal vez digas, “Todo lo que tengo que hacer es admitirlo, y ¿Dios me perdonará? ¡Si! ¡Se le llama gracia!”.
Te recomendamos que hagas lo siguiente si realmente quieres ser usado por Dios: Toma tiempo esta semana para sentarte con un lapicero y un cuaderno, y di, “Señor, ¿Qué está mal en mi vida?” Muéstrame. Lo voy a escribir, y lo voy a admitir. Voy a confesarlo ante Ti”. Entonces, cuando
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
37
Dios te dé una idea, escríbela. Este es el punto de partida para ser usado por Dios, debes purificar tu corazón.
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Él no usará un vaso sucio, tienes que estar limpio por dentro.
Versículo para recordar: “Si te mantienes puro, serás un utensilio
especial para uso honorable” (2 Timoteo 2:21 NTV).
Preguntas para considerar: ¿Qué necesitarás cambiar sobre tu agenda para que puedas tomar tiempo cada día esta semana para escribir tus confesiones? ¿Qué patrones saludables puedes comenzar a establecer al hacer esto? ¿Cuál es la diferencia entre error y pecado?
Oración para practicar: “Señor, te ruego que me ayudes a que cada día sea más puro para Ti, entrego mi corazón para que lo santifiques, perdona mis pecados. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
38
TEXTO
“Cada uno debe velar no solo por sus propios intereses, sino también por los intereses de los demás” (Filipenses 2:4 NVI).
INTRODUCCIÓN
Si quieres conectarte con la gente, comienza con sus necesidades, no con las tuyas. Comienza con sus heridas, no con las tuyas. Comienza con lo que ellos quieren, no con lo que tú quieres. Hay un viejo refrán chino que dice: “Busca entender antes de tratar de ser comprendido”. La Biblia lo pone de la misma manera. Primero debes tener en cuenta a los demás y no preocuparte porque la gente te comprenda. Intenta entenderlos. Así es como haces esa primera conexión.
VELANDO POR LOS INTERESES DE OTROS
Las Escrituras nos dicen: “Cada uno debe velar no solo por sus propios intereses, sino también por los intereses de los demás” (Filipenses 2:4 NVI). Desde el momento en que nacemos, todo en nuestra cultura nos condiciona a pensar primero en nosotros mismos. Hay dos verdades básicas sobre la vida:
1. El mundo no gira a tu alrededor: ¡Sé que eso es impactante! Sí, eres especial a los ojos de Dios. Sí, fuiste creado para un propósito. Pero el mundo no gira a tu alrededor.
2. Dios ha prometido que cuando te centres en satisfacer las necesidades de los demás, Él satisfará tus necesidades: Si deseas que se satisfagan tus necesidades, comienza a satisfacer las necesidades de otras personas. ¿Por qué? Porque Dios quiere que aprendas a ser desinteresado. Él quiere que aprendas a ser amoroso y generoso como Él.
La Biblia dice: “De modo que se toleren unos a otros y se perdonen si alguno tiene queja contra otro. Así como el Señor los perdonó, perdonen también ustedes” (Colosenses 3:13 NVI). Parte de ser considerado con las necesidades de otras personas no es esperar que sean perfectas, y hacer concesiones por sus faltas.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
39
Los grandes amigos son buenos para olvidar. Se olvidan de las cosas malas intencionalmente. El amor olvida los errores. Un buen amigo es considerado con las necesidades de la otra persona.
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Jesús quiere que aprendas a ser amoroso y generoso como Él.
Versículo para recordar: “Cada uno debe velar no solo por sus propios
intereses, sino también por los intereses de los demás” (Filipenses 2:4 NVI).
Pregunta para considerar: ¿En qué forma puedes satisfacer las necesidades de otros esta semana? ¿Cómo han afectado las fallas o errores una amistad en tu vida?
Oración para practicar: “Señor, delante de tu Presencia solicito tu ayuda para comprender las necesidades de los demás y enfocarme en ellos, ayúdame a amar a los demás como a mí mismo. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
40
TEXTO
‘’El que los llama es fiel, y así lo hará’’ (1 Tesalonicenses 5:24 NVI).
INTRODUCCIÓN
Dios nunca te pide que hagas algo sin proporcionar lo que necesitas para hacerlo. La unción es una señal de que Dios te está equipando para cumplir una tarea que te ha asignado. Cuando te delega una tarea, un plan o una estrategia, te dará poder.
Al igual que una lámpara no brilla a menos que esté conectada, tu luz no brilla a menos que estés conectado a una fuente de poder. No puedes cumplir el propósito para el que fuiste creado apartado del Espíritu Santo, del poder de la resurrección. Jesús dijo: “separados de mí no pueden ustedes hacer nada” (Juan 15:5 NVI).
LA UNCIÓN ES PARA TODOS
Si quieres que el poder de Dios obre a través de tu vida, necesitas entender lo que significa tener su unción y tener algunas cosas en mente.
1. Cuando Dios dice que lo hagas, puedes contar con Su unción: La última asignación de Jesús a sus discípulos fue algo imposible. No había forma de que pudieran llevar el Evangelio a los confines de la tierra. Solo podía suceder con Su poder. Dios a menudo te dará una tarea que parece físicamente imposible, pero Él lo hará posible. “El que los llama es fiel, y así lo hará” (1 Tesalonicenses 5:24 NVI). El Espíritu Santo te capacitará sobrenaturalmente, a esto llamamos unción.
2. La unción de Dios facilita las tareas difíciles: Tus recursos son limitados. Tu energía es limitada. Tu conocimiento es limitado. Tu sabiduría es limitada. Tu talento es limitado. Dios no lo es. Con la unción de Dios, puedes manejar las cosas mejor, perdurar más y llegar más lejos. La Biblia dice: “Pido en oración que, de sus gloriosos e inagotables recursos, los fortalezca con poder en el ser interior por medio de su Espíritu” (Efesios 3:16 NTV).
3. La unción de Dios hace posible lo imposible: En tu negocio, matrimonio, salud y relaciones, enfrentarás problemas insuperables.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
41
Dios es un padre competente. Él puede manejar cualquier problema que le des. Nada está más allá de su capacidad o de sus recursos. La Biblia dice: “Lo que es imposible para los hombres es posible para Dios” (Lucas 18:27 NVI).
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Dios unge tu vida para bendecir a otros.
Versículo para recordar: “Separados de mí no pueden ustedes hacer
nada” (Juan15:5 NVI).
Pregunta para considerar: Si crees que Dios quiere bendecir tu vida, ¿qué le pedirías? ¿Tratas de cumplir tus tareas basado en tu propio poder o en el poder de Dios?
Oración para practicar: “Señor, es un honor servirte por medio de tu Poder, sinceramente con mi propias fuerzas no podría; gracias por la unción que colocas sobre mi vida. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
42
TEXTO
“Dios, de su gran variedad de dones espirituales, les ha dado un don a cada uno de ustedes. Úsenlos bien para servirse los unos a los otros” (1 Pedro 4:10 NTV).
INTRODUCCIÓN
Dios usa nuestros talentos para probar nuestra generosidad. Tienes que decidir en la vida para quién o para qué vas a vivir. Vas a vivir una vida sin satisfacción y egocéntrica o vas a vivir por algo más grande que tú mismo: el Reino de Dios.
LOS TALENTOS AL SERVICIO DE DIOS
Las personas fieles no viven para sí mismas. Se dan cuenta que los talentos que Dios les dio no son para su propio beneficio; deben hacer del mundo un lugar mejor. Dios te hizo a ti. No hay nadie como tú en el mundo entero, y Él quiere que seas tú para su gloria. Dios te formó para servirlo, y solo hay una manera de hacerlo: sirviendo a otras personas.
1. Las personas fieles se dan cuenta que sus talentos no son para su beneficio: Puedes tener talento para el arte y decir que lo haces “solo porque te encanta hacerlo”. Eso es bueno, pero ese no es un motivo suficientemente bueno. Dios no te dio habilidad artística solo para que puedas amar hacerlo. Él te lo dio para que puedas usar tu arte de alguna manera para ayudar a otras personas.
2. Dios nos hizo a todos diferentes para que todo en el mundo se haga: Si a todos nos gustara hacer lo mismo, quedarían muchas cosas por hacer. Algunas personas tienen la habilidad de arreglar cosas. Algunas personas son buenas en matemáticas. Algunas personas son buenas para cerrar acuerdos. Algunas personas son buenas en la música. Algunas personas son buenas organizando. Y algunas personas son buenas para podar y la jardinería.
3. Eres el administrador de tus talentos: Si usas los talentos que Dios te dio de manera efectiva en la tierra, Él te dará más responsabilidad en el Cielo. ¿Alguna vez has pensado por qué Dios no solo nos creó y nos llevó al cielo? ¿Por qué nos puso aquí en la tierra por 70 u 80 años? Te puso aquí porque la vida es una prueba, una
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
43
responsabilidad, una tarea temporal. Él está mirando para ver si eres fiel para usar lo que Él te dio aquí en la tierra para bendecir a otras personas.
La Biblia dice en 1 Pedro 4:10: “Dios, de su gran variedad de dones espirituales, les ha dado un don a cada uno de ustedes. Úsenlos bien para servirse los unos a los otros”. Dios te dio talentos, y Él quiere que tú seas fiel con ellos.
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Él está mirando para ver si eres fiel para usar lo que Él te dio aquí en la tierra y bendecir a otras personas.
Versículo para recordar: “Dios, de su gran variedad de dones espirituales, les ha dado un don a cada uno de ustedes. Úsenlos bien para servirse los unos a los otros. (1 Pedro 4:10 NTV).
Pregunta para considerar: ¿Cómo estás usando tus talentos para servir a otros? Pon a prueba tus motivos en todo lo que haces. Por ejemplo, ¿estás sirviendo en algún lugar para ayudar a otros y glorificar a Dios, o por el contrario para recibir alguna Gloria para ti mismo?
Oración para practicar: “Señor, muchas gracias por los dones que me has dado, quiero honrarte a través de mi servicio; ayúdame a ser fiel con los dones impartidos sobre en mí, en el Nombre de Jesús. Amén”.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
44
TEXTO
“Pues Dios nos salvó y nos llamó para vivir una vida santa. No lo hizo porque lo mereciéramos, sino porque ese era su plan desde antes del comienzo del tiempo, para mostrarnos su gracia por medio de Cristo Jesús” (2 Timoteo 1:9 NTV).
INTRODUCCIÓN
Dios dice que has sido dotado para el ministerio de servir a otras personas. Cada seguidor de Jesús es un ministro. Cada vez que utilizas tus talentos y tus dones para ayudar a otros, estás ministrando.
CADA SEGUIDOR DE JESÚS ES UN MINISTRO
La Biblia dice: “Dios nos salvó y nos llamó para vivir una vida santa” (2 Timoteo 1:9 NTV). Tú eres salvo para servir. ¿Por qué Dios te salvó? Entonces así podrías servirlo.
1. ¿Cómo sé cuál es mi ministerio? Observa tu F.O.R.M.A.: Formación Espiritual (dones espirituales), Oportunidades del Corazón, Recursos (habilidades), Mi Personalidad y Antecedentes (experiencias). Mira cómo Dios te formó. Dios quiere que uses tus talentos y dones para ayudar a otras personas. Cada vez que haces eso, eso se llama ministerio – nada de lujos. Simplemente es ayudar a otros.
2. En donde puedes ministrar ¿Puedes ministrar en una oficina de ventas? Sí, tú puedes. ¿Puedes ministrar como contador? Sí, tú puedes. ¿Puedes ministrar como conductor de un camión? ¡Por supuesto! Cuando estás ayudando a otras personas en Su Nombre, estás ministrando.
Dios dice que eres necesario en la iglesia. Eres una parte esencial de su familia. Míralo de esta manera: si no uso mis talentos, te engaño. Si no usas tus talentos, me engañas. Y, de cualquier forma, todos los demás en el Cuerpo de Cristo son engañados.
SERVICIO
S I R V I E N D O C O N P A S I Ó N
45
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: ¡Todos somos importantes! Todos somos necesarios para hacer nuestra parte.
Versículo para recordar: “Dios nos salvó y nos llamó para vivir una vida
santa…” (2 Timoteo 1:9 NTV).
Pregunta para considerar: ¿Sabes cuál es tu F.O.R.M.A.: Formación Espiritual (dones espirituales), Oportunidades del Corazón, Recursos (hhabilidades)?, ¿Tu Personalidad y Antecedentes (Experiencias) que te hacen único? ¿Cómo estás usando tu FORMA para servir a otros en tu iglesia y tu comunidad?
Oración para practicar: “Gracias Señor, porque soy un ministro tuyo, usa mi FORMA y dame tu gracia para cumplir tu propósito. Amén”.
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
46
TEXTO
“Fue así como los que recibieron su palabra fueron bautizados, y ese día se añadieron como tres mil personas, las cuales se mantenían fieles a las enseñanzas de los apóstoles y en el mutuo compañerismo, en el partimiento del pan y en las oraciones” (Hechos 2:41-42 RVC).
INTRODUCCIÓN
Socializar es una bendición; es un regalo de Dios. Hace parte de la “gracia común” que Dios nos ha dado a todos, como cuando dice en Su Palabra que Él hace salir el sol que calienta y la lluvia que alimenta, sobre todos: buenos y malos; agradables y desagradables; pero...
¿QUÉ ES EL VERDADERO COMPAÑERISMO?
Es aquel que solo las personas que tienen a Cristo en su corazón pueden experimentar. Compañerismo es disfrutar todos juntos en el Cuerpo de Cristo.
1. Es Vida en Comunidad. Comprometidos unos con otros, soportando el dolor juntos, cantando juntos, comiendo, orando y jugando juntos. Amar, servir, honrar, animar y proveer a cada uno con alegría. Esto es lo que Dios desea que experimentemos en nuestra iglesia y en nuestras casas (Hechos 2:46).
2. Es Visible y verbal. El compañerismo es más que palabras, sin ser menos que palabras. El lenguaje de compañerismo puede animar y edificar a nuestros hermanos en Cristo. Nuestras charlas acerca de Dios y de las cosas de Dios es esencial para nuestro crecimiento espiritual.
3. Es indispensable cultivar el compañerismo. Debemos cultivar el compañerismo y reunirnos tan frecuentemente como sea posible. Nuestra familia de la iglesia es el círculo relacional que el Señor ha diseñado para socializar, aprender, crecer y festejar.
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
47
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Hechos 2:42 dice que el compañerismo fue una de las cuatro características más importantes de la Iglesia primitiva. Como aquellos creyentes, debemos hacer del compañerismo una prioridad.
Versículo para recordar: “…las cuales se mantenían fieles a las
enseñanzas de los apóstoles y en el mutuo compañerismo, en el partimiento del pan y en las oraciones” (Hechos 2:42 RVC).
Pregunta para considerar: ¿Qué tipo de conversaciones tienes antes y después del servicio dominical, o en tus grupos de compañerismo (GPS- grupos pequeños saludables)?
Oración para practicar: “Padre poderoso, ayúdanos a practicar el verdadero compañerismo. En el nombre de Jesús te lo pedimos”.
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
48
TEXTO
“Yo, que estoy preso por causa del Señor, les ruego que vivan como es digno del llamamiento que han recibido, y que sean humildes y mansos, y tolerantes y pacientes unos con otros, en amor. Procuren mantener la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz” (Efesios 4:1-3 RVC).
INTRODUCCIÓN
No hay duda de que nuestras diferencias influyen, muchas veces de forma negativa, en la unidad del Cuerpo de Cristo.
LLAMADOS A LA UNIDAD
El apóstol Pablo nos da algunos consejos en relación con este tema:
1. La humildad y la mansedumbre son características de una persona creyente y favorecen nuestras relaciones. Permiten a su vez desarrollar la paciencia y soportar en amor las diferencias en las personas que nos rodean, lo que redunda en un ambiente de paz. De esta manera construimos nuestra comunidad de fe que se llama el Cuerpo de Cristo.
2. Jesús ora al Padre diciendo: “Te pido que todos sean uno, así como
tú y yo somos uno, es decir, como tú estás en mí, Padre, y yo estoy en ti. Y que ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste” (Juan 17:21 NTV). Por esto la unidad en nuestra iglesia debe ser real porque tenemos un solo Maestro, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, quien nos gobierna, trabaja a través de nosotros y está presente en todos nosotros.
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
49
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Piensa en lo que consideras que puede quebrantar la unidad entre los hermanos.
Versículo para recordar: “…y que sean humildes y mansos, y tolerantes
y pacientes unos con otros, en amor. Procuren mantener la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz” (Efesios 4:2-3 RVC).
Pregunta para considerar: ¿Eres humilde y manso como pide Jesús?
Oración para practicar: “Padre ayúdanos a testificar de tu amor con nuestra unidad”.
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
50
TEXTO
“Confío en ti, mi Dios, y no tengo miedo; ¿qué me puede hacer un simple mortal?” (Salmo 56:11 RVC).
INTRODUCCIÓN
Uno de los enemigos más grandes del gozo es el conflicto con algunas personas. Las relaciones desafortunadas en el trabajo, en nuestra familia, aún en el vecindario, contribuyen a nuestra infelicidad. Sin embargo, nos vemos forzados a vivir en medio de estas personas, algunas veces aguantando más de lo que podemos, pero llega un momento en que no sabemos qué hacer.
¿SOLUCIONES?
1. Dios nos promete una vida llena de gozo: en Juan 10:10, el Señor dice: “El propósito del ladrón es robar y matar y destruir; mi propósito es darles una vida plena y abundante”; por esta razón, el Señor nos proporciona la sabiduría y la fortaleza que necesitamos para tratar con personas difíciles.
2. Debemos buscar el gozo: cuando llegamos a Cristo para obtener nuestra salvación dejamos nuestra vida de pecado y nos volvimos a Él. Elegir el gozo que Jesús nos ofrece es una decisión diaria y consciente de buscar al Señor. Es también optar por no permitir que otras personas se conviertan en el centro de nuestros pensamientos. Reflexionemos en que cuando las acciones o las palabras odiosas de otras personas nos llevan a buscar al Señor, estas personas, sin saberlo, pueden convertirse en agentes de gozo.
3. Debemos refugiarnos en Dios: en el Salmo 32:7 David dice que “Dios es nuestro escondite, nuestro refugio, nos protege de dificultades y nos rodea con canciones de victoria”. Cuando era perseguido por Saúl, David encontró paz, descanso y gozo refugiándose en el Señor. Esto significa pedirle al Señor protección y defensa. Él es el único que nos puede salvar de las intrigas y la mordacidad de la gente.
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
51
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: El Señor te exaltará si no tomas la venganza en tus manos y dejas tu caso en las manos de Él.
Versículo para recordar: “Confío en ti, mi Dios, y no tengo miedo; ¿qué
me puede hacer un simple mortal?” (Salmo 56:11 RVC).
Oración para practicar: “Señor Jesús, Tú fuiste acosado, probado, despreciado y acusado falsamente, sin embargo, continuaste predicando las buenas nuevas de salvación. Te pido que me ayudes a manejar las relaciones que para mí son bastante complicadas. Por favor hazme más que vencedor a través de tu gran amor y poder”.
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
52
TEXTO
“En todas mis oraciones siempre ruego con gozo por todos ustedes, por su comunión en el evangelio, desde el primer día hasta ahora” (Filipenses 1:4-5 RVC).
INTRODUCCIÓN
Cuando el apóstol Pablo escribió a los Filipenses estaba en la cárcel, no obstante Pablo estaba gozoso por su comunión intensa con el Salvador y con los creyentes de Filipos. A pesar de estar confinado, Pablo estaba convencido de que su obra no había terminado. Más adelante el versículo 25 dice: “Y confío en esto, y sé que me quedaré, que aún permaneceré con todos ustedes, para su provecho y gozo de la fe”.
CONTRIBUYENDO AL BIENESTAR DE LOS DEMÁS
Pablo descubrió que la mayor parte de su gozo venía de contribuir al bienestar de los demás.
1. Cuando maduramos en nuestra fe aprendemos a encontrar una de nuestras mayores realizaciones en contribuir a la alegría de otros. Nos gozamos cuando nos enteramos de que a un amigo le ha sido contestada su oración. Cuando vemos que otros encuentran en la Palabra verdades que los transforma en su conducta y pensamientos.
2. Buscar la forma de ayudar a otros es una forma práctica de poner los intereses de los demás por encima de los nuestros (Filipenses 2:3).
3. Cuando cooperar para que el gozo del Señor se active en otros se convierte en una de nuestras prioridades, notamos que nuestro propio gozo crece. Es como si se revitalizara algo en nuestro interior. Nos olvidamos de nosotros mismos por un tiempo y salimos beneficiados a causa de ello.
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
53
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: El gozo se multiplica cuando lo trasmites a otros.
Versículo para recordar: “En todas mis oraciones siempre ruego con
gozo por todos ustedes” (Filipenses 1:4 RVC).
Oración para practicar: “Señor, guíame a aquellos que necesitan encontrar tu gozo y tu paz. Ayúdame a empezar por los que están cerca de mí para poder servirlos como Tú deseas”.
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
54
TEXTO
“Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo” (Mateo 28:12).
INTRODUCCIÓN
La mayoría de la gente entiende que las cosas más importantes de la vida no son cosas – son las relaciones que tenemos. Dios ha puesto en cada uno de nosotros un deseo de relacionarnos, un deseo para relacionarnos con otras personas, pero principalmente que encontráramos ese deseo satisfecho en una relación con Él.
COMUNIÓN CON CRISTO POR MEDIO DEL BAUTIZO
El bautizo ha sido el punto de partida para el nuevo creyente, así como un referente de vida comunitaria:
1. El bautizo te identifica: El bautismo en agua simboliza uno de los propósitos de la iglesia: Te identifica con el cuerpo de Cristo, te identifica como parte de la nueva familia de Cristo (Efesios 4:5-6).
2. El bautizo te hace pertenecer: En el bautismo no somos llamados solo a creer para salvación, sino que somos llamados también a pertenecer como nuevo miembro de la familia de Dios. Ser miembro no es suficiente, es necesario tener sentido de pertenencia.
3. El bautizo un símbolo de comunión: El bautismo no solo es un símbolo de salvación, sino también un símbolo de comunión La idea de la comunión es la palabra griega koinonía que habla de compartir, de una comunión, de una conexión común y de vida (1 Juan 1:3).
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
55
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: Tener comunión con Cristo por medio del bautizo hará que nuestra vida tenga sentido de pertenencia.
Versículo para recordar: “Les anunciamos lo que nosotros mismos
hemos visto y oído, para que ustedes tengan comunión con nosotros; y nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo, Jesucristo” (1 Juan 1:3 NTV).
Pregunta para considerar: ¿Cómo te identificas con Cristo? ¿Te sientes parte de la gran familia de Dios?
Oración para practicar: “Amado Jesucristo ayúdanos a vivir una relación de comunión contigo, creciendo junto a mis hermanos de la fe y experimentando lo que es una vida trasformada por tu Palabra y por el bautismo que es el símbolo de mi nueva naturaleza en Él”.
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
56
TEXTO
“Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones” (Hechos 2:42 RVC).
INTRODUCCIÓN
El compañerismo implica estar juntos, amarse y tener comunión unos a otros. Involucra escuchar a alguien que tiene una preocupación, orar con alguien que tiene una necesidad, visitar a alguien que está en el hospital, sentarse en una clase o en un estudio bíblico o incluso cantar alabanzas con alguien a quien no ha visto antes. Nos llamamos hermanos cuando nos vemos en el templo, pero luego se nos olvida que somos la familia de Dios.
LA COMUNIÓN UNOS CON OTROS POR MEDIO DE MIS DEBERES
Unos a otros son parte de la comunión y el compañerismo que debe existir entre los hermanos en Cristo. Estos son deberes y responsabilidades de cada miembro en la iglesia para:
1. Preocuparnos los unos a los otros: Preocuparse por los demás y tratar de ayudarles es una cualidad muy valorada, tanto social como moralmente; el Apóstol Pablo menciona la importancia de estar pendientes los unos de los otros para que no haya división en el cuerpo de Cristo (1 Corintios 12:25).
2. Confesándonos los unos a los otros: la Biblia dice que la persona que encubre su pecado no prosperará (Proverbios 28:13). Y Santiago nos motiva a mantenernos sanos por medio de la confesión y la oración comunitaria (Santiago 5:16).
3. Animándonos los unos a los otros: el libro de Hebreos nos motiva a animarnos unos a otros todos los días; esta es una tarea continua que nos ayudara mediante el apoyo de otros para que nuestro corazón no se endurezca hasta el punto de no querer cambiar (Hebreos 3:13).
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
57
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: La comunión unos con otros es uno de los propósitos de Dios para la iglesia. No es una opción, es una necesidad y obligación de todo cristiano. ¡Nos necesitamos unos a otros pues somos la gran familia espiritual de Cristo!
Versículo para recordar: “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles,
en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones” (Hechos 2:42 RVC).
Pregunta para considerar: ¿Cómo nos estamos relacionando con los demás? ¿Buscamos ayudar a otros que están pasando por pruebas o enfrentando pecados?
Oración para practicar: “Señor, gracias por darnos una comunión directa contigo y estar atento a recibir nuestras transgresiones y rebeliones para perdonarnos y continuar. Gracias por enseñarnos a vivir en comunidad entendiendo que dependemos los unos de los otros para demostrar el amor que es en Cristo Jesús, amén”.
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
58
TEXTO
“Te pido que todos sean uno, así como tú y yo somos uno, es decir, como tú estás en mí, Padre, y yo estoy en ti. Y que ellos estén en nosotros, para que el mundo crea que tú me enviaste” (Juan 17:21 NTV).
INTRODUCCIÓN
Cuando vemos la importancia que Jesús le da a la unidad, debemos analizar con claridad que Él no se preocupa por la unión individual entre el creyente y Él o el Padre; si no que se preocupa por los discípulos como comunidad de creyentes. En un mundo de tantas individualidades que agradable es aprender a vivir en comunidad, pero también en unidad.
LA UNIDAD POR MEDIO DE LA COMUNIÓN ENTRE HERMANOS
La indiferencia nos aleja del propósito de Cristo, somos llamados a mantener unidad con el Padre y con el Hijo para:
1. Para que el mundo crea: Aquí surge la gran preocupación de Jesús por la unión que debe existir en las comunidades. Unidad no significa uniformidad, sino permanecer en el amor, a pesar de todas las tensiones y de todos los conflictos. El amor que unifica al punto de crear entre todos una profunda unidad, como aquella que existe entre Jesús y el Padre (Juan 17:21).
2. Para que seamos perfectos: Esto no significa que solo quienes son perfectos pueden tener unidad; aquí vemos que es la unidad perfecta entre el Padre y el Hijo lo que nos sirve de ejemplo para buscar imitar su unidad, sin buscar cada uno lo suyo sino como parte de una comunidad (Juan 17:23a).
3. Para que el mundo conozca: A través del amor entre las personas, las comunidades revelan al mundo el mensaje más profundo de Jesús. Como la gente decía de los primeros cristianos: “¡Mirad como se aman!”. hoy más que nunca vemos la lucha de poderes aun entre las mismas congregaciones cristianas por tratar de imponer sus criterios y no por buscar mostrar al mundo al Dios Padre que envió a su Hijo (Juan17:23b).
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
59
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: La unidad entre los creyentes me lleva a mostrar que no estamos en esta tierra para vivir como si estuviéramos solos.
Versículo para recordar: “Yo soy la vid y ustedes los pámpanos; el que
permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí ustedes nada pueden hacer” (Juan 15:5 RVC).
Pregunta para considerar: ¿Cómo demuestro a otros que soy uno con Cristo? ¿Mi vida refleja una comunión continua con Dios?
Oración para practicar: “Señor, hoy venimos ante ti arrepentidos por la falta de unión que a veces nos llena y nos hace vivir alejados de nuestros hermanos, pero también venimos a decirte que nos ayudes a tener esa unidad que nos bendice y que hace que otros quieran experimentar lo que es una vida unida a la tuya”.
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
60
TEXTO
“Ámense unos a otros con un afecto genuino y deléitense al honrarse mutuamente” (Romanos 12:10 NTV).
INTRODUCCIÓN
Ser genuinos no siempre es fácil, sin embargo, Dios nos manda que nuestro amor no sea fingido y que vivamos tranquilos en nuestras relaciones con los demás. Todo sería más fácil si dejáramos de lado las máscaras que nos impiden ver y vernos tal cual somos. El compañerismo verdadero que experimentaron en la iglesia primitiva, era el producto de la enseñanza por medio de la vivencia, los discípulos no solo aprendían juntos, sino que literalmente vivían juntos.
VIVIENDO TRANSPARENTEMENTE CON LOS DEMÁS
La Biblia nos enseña a vivir en el respeto y honra mutua mediante estos sencillos aspectos:
1. Acéptense mutuamente: Necesitamos reconocer que no estaremos siempre de acuerdo con otros y que ellos tampoco estarán siempre de acuerdo con nosotros, que, aunque podamos diferir sobre algunos puntos, entre todos los verdaderos creyentes en Cristo estamos de acuerdo en cuanto a temas como la salvación y eso es lo importante. Debemos aceptar a otros como Cristo también nos acepta a nosotros. Dios acepta a las personas con base en su fe sencilla (Romanos 15:7).
2. Ayudarnos y servirnos mutuamente: Nosotros servimos a Dios porque le amamos. Toda la base de la obediencia es una relación de amor con Él, Dios quiere que le sirvamos con esa clase de fundamento, ayudándonos y sirviéndonos mutuamente (Gálatas 5:13).
3. Enseñarnos y aconsejarnos mutuamente: La norma de conducta entre nosotros a la hora de enseñar o aconsejar a nuestros amigos en la Fe, debe ser por medio de la Palabra de Dios, la cual nos da la sabiduría necesaria para la edificación mutua (Colosenses 3:16).
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
61
Punto de reflexión: Aprender a relacionarnos mutuamente demostrará mi respeto por Dios y por los demás.
Versículo para recordar: “Ámense unos a otros con un afecto genuino y
deléitense al honrarse mutuamente” (Romanos 12:10 NTV).
Pregunta para considerar: ¿Qué tanto aceptas la opinión de los otros? ¿Te cuesta obedecer a Dios en servicio por los demás?
Oración para practicar: “Padre, ayúdanos a vivir obedeciendo tu Palabra, siendo amorosos y sinceros, entendiendo que Tú pones las normas para que aprendamos a vivir en comunidad”.
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
62
TEXTO
“Y no dejemos de congregarnos, como lo hacen algunos, sino animémonos unos a otros, sobre todo ahora que el día de su regreso se acerca” (Hebreos 10:25 NTV).
INTRODUCCIÓN
El autor de la carta de los hebreos exhorta a los creyentes de la cultura hebrea a permanecer firmes en la fe aun en medio de las pruebas, y resalta la necesidad de permanecer en comunión unos con otros para restaurar relaciones personales.
UN COMPAÑERISMO ACTIVO
Pertenecer a una iglesia local y participar en ella es necesario para el crecimiento integral de todos, esta acción es importante por tres razones a saber:
1. El compañerismo motiva y provee amor (amor fraterno). Los cristianos deben seguir el modelo de la iglesia primitiva, se deben congregar en un lugar para animarse y también para crecer espiritualmente (Hechos 2:41-47); además como familia de Dios están llamados a desarrollar el amor de Cristo (Salmos 133:1-5). El conectarse a una iglesia da sentido de pertenencia.
2. El compañerismo permite aprender de cristianos espirituales y maduros. La palabra de Dios dice que una pareja de líderes maduros dedicó tiempo para ayudar a que otros creyentes aprendieran más de Jesús (Hechos 18:26). Los nuevos creyentes obtienen más sabiduría espiritual de cristianos maduros y espirituales (Gálatas 6:1- 2).
3. El compañerismo prepara para la venida de Cristo. Los hermanos en la congregación deben animarse unos a otros a vivir en Santidad para ver a Dios (Hebreos 12:14).
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
63
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: No basta solamente saber los tres pasos anteriores, es necesario vivirlos, para estar preparados y llegar a ser la Iglesia que Dios quiere, para podernos ir con Jesucristo.
Versículo para recordar: “Y no dejemos de congregarnos, como lo hacen
algunos, sino animémonos unos a otros, sobre todo ahora que el día de su regreso se acerca” (Hebreos 10:25 NTV).
Pregunta para considerar: ¿Consideras que el tiempo que llevas asistiendo a la iglesia te ha dado madurez espiritual? ¿De los tres puntos expuestos en el devocional cual crees que es el que menos cumples? ¿Crees que es posible vivir en santidad?
Oración para practicar: “Amado Señor, ayúdame a ser constante y asistir a las reuniones en la iglesia, cuando lo hago puedo ayudar a animar a otros o también me doy la oportunidad que lo hagan conmigo”.
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
64
TEXTO
“Soy amigo de todo el que te teme, de todo el que obedece tus mandamientos” (Salmo 119:63 NTV).
INTRODUCCIÓN
Compartir no es nada fácil, pero sí es posible cuando se encuentran muchos “ingredientes” en el camino, como lealtad, sinceridad, sentimiento, compañía, agradecimiento y convivencia.
DESARROLLANDO UN COMPAÑERISMO BÍBLICO
En la iglesia, la comunión no es una opción; es un componente esencial para el cumplimiento de la misión, pues como cristiano has sido llamado a vivir tu fe y a servir en la obra de Dios en un ambiente de compañerismo. Vamos a ver algunas implicaciones del compañerismo en la Biblia:
1. El compañerismo implica brindarse apoyo mutuo. Una de las mayores bendiciones de la vida es poder contar con amigos y compañeros que permanecen cerca de ti en todas las circunstancias (Eclesiastés 4:9-12).
2. El compañerismo implica sinceridad. Un ejemplo de amistad sincera lo encontramos en el Señor Jesús y sus discípulos; especialmente con tres de ellos: Pedro, Jacobo y Juan, con quienes compartió momentos especiales de comunión (Mateo 17:1-3).
3. El compañerismo implica compartir las bendiciones. El creyente que comparte las bendiciones que Dios le da, recibirá mayor bendición. La Biblia enseña que hay que apoyar a aquel que te instruye en la Palabra (Gálatas 6:6).
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
65
PENSANDO EN MI PROPÓSITO
Punto de reflexión: En la Iglesia debe manifestarse el compañerismo entre los miembros, pues donde hay compañerismo predomina el amor, el entusiasmo y el sentido de pertenencia.
Versículo para recordar: “Soy amigo de todo el que te teme, de todo el
que obedece tus mandamientos” (Salmo 119:63 NTV).
Pregunta para considerar: ¿Puedo contar con los dedos de la mano a los que considero realmente mis amigos y ellos me pueden considerar su amigo? ¿Me muestro sin máscaras delante de los que me conocen? ¿Me es fácil compartir de lo que Dios me ha dado?
Oración para practicar: “Amado Señor, ayúdame a encontrar nuevas y mejores formas de fortalecer los vínculos de compañerismo al interior de mi congregación, para que el trabajo sea efectivo, de tu completo agrado y pueda trascender los muros de la congregación”.
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
66
TEXTO
Todos los creyentes se dedicaban a las enseñanzas de los apóstoles, a la comunión fraternal, a participar juntos en las comidas y a la oración” (Hechos 2:42 NTV).
INTRODUCCIÓN
Estos nuevos cristianos se unieron a otros creyentes, enseñados por los apóstoles e incluidos en las reuniones de oración y comunión. Los nuevos creyentes en Cristo necesitan ser parte de un grupo donde aprendan la Palabra de Dios, oren y maduren en la fe.
RESULTADOS DE EXPERIMENTAR LA CONVIVENCIA
Si tú tienes una relación con Cristo, busca a otros creyentes para tener compañerismo, orar y recibir enseñanzas y de esta forma podrás entender que:
1. No podrás alcanzar la madurez espiritual solo (a) porque necesitas la ayuda de otros cristianos para crecer en tu parecido a Cristo (Efesios 4:11-16).
2. Las actitudes positivas en el cuerpo de Cristo traen vida, paz y armonía. La convivencia no siempre es fácil, sin embargo, podemos experimentar lo bueno de vivir como miembros del cuerpo de Cristo y entender que, aunque hay diferencias, lo positivo será lo que más resalte.
3. El Señor desea que cada miembro del cuerpo de Cristo sea una expansión de su propia vida, naturaleza y carácter.
COMPAÑERISMO
C R E C I E N D O E N C O M U N I D A D
6