VENEZUELA EDICION 176

of 24/24
Bs.F 5,00 CIRCULACIÓN SEMANAL EN TODO EL TERRITORIO NACIONAL Abril 12 al 18 de 2013 Año 2 Nro. 12 Edición 176 24 Páginas Rif.: J- 31370093-2 Fundado 1992 Deposito Legal PP200901DC1474 Resteados por la Democracia E l domingo 14 de abril, por primera vez en nuestra historia, somos convoca- dos en una segunda oportunidad, apenas seis meses después de la anterior, para elegir a nuestro presidente. Este acontecimiento trascendental nos en- cuentra, por primera vez, verdaderamente unidos, en aspiraciones y capacidades, con el designio de unificar a todo el país, hacer desaparecer las falsas divisiones, los odios y resentimientos inducidos desde el poder. Ese día es una fecha impor- tante para todos, porque tenemos la oportunidad de abrir las puertas, definitiva- mente al siglo XXI y entrar en un mundo que se orienta hacia la potenciación del hombre y su creatividad. Al votar, lo hacemos con voluntad y conciencia, pensando en las mejores soluciones para nuestra patria. Los centenares de miles de vene- zolanos que se manifiestan en asambleas políticas en estos días, son una clara muestra de que estamos preparados para asumir nuestro papel ciudadano y ocu- par el lugar que nos corresponde entre los países que disfrutan de paz, armonía, integración, libertad y verdadera democracia. Será un nuevo amanecer. Pags. 4 y 5
  • date post

    21-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    226
  • download

    2

Embed Size (px)

description

VENEZUELA EDICION 176

Transcript of VENEZUELA EDICION 176

  • Miami, Abril 12 al 18 de 2013

    Bs.F 5,00CirCulaCin semanal en todo el territorio naCional

    abril 12 al 18 de 2013 ao 2 nro. 12 edicin 176 24 Pginas rif.: J- 31370093-2

    Fundado 1992

    deposito legal PP200901dC1474

    Resteadospor la Democracia

    El domingo 14 de abril, por primera vez en nuestra historia, somos convoca-dos en una segunda oportunidad, apenas seis meses despus de la anterior, para elegir a nuestro presidente. Este acontecimiento trascendental nos en-cuentra, por primera vez, verdaderamente unidos, en aspiraciones y capacidades, con el designio de unificar a todo el pas, hacer desaparecer las falsas divisiones, los odios y resentimientos inducidos desde el poder. Ese da es una fecha impor-tante para todos, porque tenemos la oportunidad de abrir las puertas, definitiva-

    mente al siglo XXI y entrar en un mundo que se orienta hacia la potenciacin del hombre y su creatividad. Al votar, lo hacemos con voluntad y conciencia, pensando en las mejores soluciones para nuestra patria. Los centenares de miles de vene-zolanos que se manifiestan en asambleas polticas en estos das, son una clara muestra de que estamos preparados para asumir nuestro papel ciudadano y ocu-par el lugar que nos corresponde entre los pases que disfrutan de paz, armona, integracin, libertad y verdadera democracia. Ser un nuevo amanecer. Pags. 4 y 5

  • Miami, Abril 12 al 18 de 2013

    Virus La Venezuela futuraEditorial

    Luego de la desaparicin fsica de Hugo Chvez Fras, slo queda mirar hacia adelante en la bsqueda del encuentro entre todos los

    venezolanos, para que juntos, todos, sin mez-quindades ni exclusiones, construyamos la Ve-nezuela del futuro, restaando las heridas que estos aos difciles hayan podido dejar, por el bien de la patria y la preservacin del sistema democrtico.La tarea, sabemos que no es fcil porque en

    ocasiones parecieran privar ms los intereses bastardos de la poltica insensata, los grupales, personales y de otros rdenes, que aquellos que tienen que ver con el fin primero de todos los venezolanos: la felicidad de la patria, en consonancia con los ideales de nuestro Liber-tador, Simn Bolvar.La situacin econmica y social del pas, a

    pesar de la bonanza petrolera producto de unos ingresos descomunales que ha recibido la nacin, gracias a los altos precios de nues-tro principal productos de exportacin, no es nada ventajosa.Ostentamos una inflacin bastante elevada

    que ha sido el denominador comn de los l-timos aos y nos ha colocado en el sitial nada envidiable, en esa materia, como el pas con ms elevado ndice de precios en el continen-te.El efecto de este pernicioso problema eco-

    nmico que tiene sus races en una carrera desenfrenada al gasto dispendioso y a un ma-nejo equivocado de las finanzas del pas es evidente, y hoy da los venezolanos han visto bien mermadas sus posibilidades de tener una mejor calidad de vida con un salario que les permita acceder a los bienes y servicios que requiere, lo cual ha derivado adems en una terrible inseguridad que persigue a todos y cada uno de nosotros, siendo cada vez mayor e indetenible ante el fracaso de las instituciones llamadas a enfrentarla.El prximo 14 de abril, es un da histrico

    para todos los venezolanos, ese da deber elegirse un nuevo Presidente de la Repblica,

    que ojal sea la opcin que encarna Henrique Capriles, para bien del pas, quien estar obli-gado a buscar el concurso de los distintos sec-tores del pas para superar la hora crtica que vivimos en estos momentos.Tenemos que persuadirnos que esta crisis

    obedece exclusivamente a polticas econmi-cas desacertadas. Debemos tener bien claro que la economa no puede ser manejada con ideologa, y mucho menos con la concepcin marxista que ha sido un total fracaso donde quiera que ha sido instaurada, y el mejor ejem-plo de ello lo vemos en la China, donde para lo nico que emplean la doctrina comunista, es para permitir que el rgimen que gobierna con mano de hierro esa gran nacin, mantenga los hilos del poder sin libertades democrticas.De las naciones que asumieron el socialismo

    marxista en el siglo XX (en transicin hacia el comunismo), quedan Cuba y Corea del Norte, pases bajo gobiernos autoritarios, convertidos en dinastas familiares, sin democracia verda-dera y con sus pueblos sometidos a un largo proceso de deterioro econmico y social. Se trata de una crisis econmica causada si-

    multneamente con el deterioro de institucio-nes pblicas fundamentales para la conduc-cin econmica, las cuales ahora funcionan peor, como el Banco Central de Venezuela que perdi su independencia, con las consecuen-cias que ya conocemos.La Venezuela del futuro inmediato tiene que

    ser el pas abierto a las inversiones extranje-ras y a las propias, las de nuestros nacionales emprendedores, con reglas de juego claras como lo establece la propia Constitucin, sin expropiaciones innecesarias y arbitrarias, como la mejor manera de promover empleos dignos y bien remunerados para los venezola-nos, instaurar la honestidad como regla y no como excepcin, la transparencia, priorizar los recursos del pas en beneficio de nuestro pueblo, generar confianza y esperanza, porque seguimos siendo una gran nacin, bendecida por Dios en sus riquezas humanas y naturales.Es la hora de la unidad de la nacin.

    Las incontenibles manifestacio-nes polticas ocurridas en ms de once ciudades venezolanas en los ltimos das, con la presencia de Henrique Capriles como candidato de la Unidad Nacional, culminaron el domingo 7 de abril, una semana antes de las elecciones, con una de las ms grandes manifestaciones que se han visto en la ciudad capital.Es casi imposible determinar el n-

    mero exacto de personas que acudi a la cita con el portaestandarte de una nueva cruzada por la dignidad nacio-nal. Sin embargo, se sabe, por la ex-periencia y la medicin de reas, que la Avenida Bolvar y sus reas abiertas tienen una capacidad mxima que os-cila entre 300 y 400 mil espectadores. Pero a esto hay que aadir que las ave-nidas Universidad, Mxico y Lecuna estaban totalmente congestionada y que la gente rebosaba en todo el paseo Coln y se agolpaba entre la Plaza Ve-nezuela y la Torre La previsora. Algu-nos analistas han anunciado una cifra de 800 mil personas, es posible que esa cifra sea cierta o que pueda ser su-perada, pero lo nico verdadero es que en nuestra historia poltica electoral no se recuerda un mitin de esa magnitud.Los entendidos nos dicen que Hen-

    rique duplic su registro de octubre pasado y ello confirma la tesis de que en Venezuela est operando lo que los cultores de la tecnologa digital lla-man, una reaccin viral. La expansin de la influencia de Capriles se extiende de manera exponencial, afirmando, de manera inequvoca, que han cambiado las condiciones que, hasta ahora, ga-rantizaban el triunfo de la candidatura oficialista.Aparte de que la figura y el discurso

    del flaco motivan a la gente, hay un fenmeno de contagio que est ex-tendiendo la influencia opositora ms all de sus fronteras tradicionales. La constante invocacin de la unin, la reconciliacin y la inclusin, que lle-nan el mensaje de Capriles, destina-da a acercar a aquellos que han sido consistentes votantes del oficialismo

    y hoy se encuentran sin haber solu-cionado sus problemas y enfrentados a votar por un candidato ignaro y de sospechosa trayectoria y origen.Una serie de sntomas inconfundi-

    bles, como la fiebre en los nios, estn poniendo de manifiesto que estamos ante un cambio climtico fundamen-tal, la revolucin se enfri y la opo-sicin palpita con ms fuerza en cada hora que pasa. El pasado es lo que re-presenta el bien designado toripollo, as como un presente de devaluacio-nes, escasez creciente, violencia des-atada y desempleo generalizado. Es muy difcil abrigar dudas acerca de las perspectivas de un futuro gobernado por el mismo elenco de incompeten-tes y deshonestos que han arruinado al pas en estos catorce aos.Venezuela somos todos, grita Hen-

    rique, y un coro multiforme y crecien-te, lo apoya y alienta, porque entiende que, despus de estos tres lustros de destruccin y despilfarro, es indispen-sable buscar un camino que ofrezca un mayor grado de confianza en la capacidad de los administradores, en la honestidad de los dirigente y en la coherencia de las metas.El Socialismo del Siglo XXI, como

    todos los socialismos reales, que no reconocen la libertad y las aspiracio-nes de los pueblos, est condenado al fracaso. Haber desperdiciado una dcada dorada en la cual percibimos ms de un billn de dlares, sin que de ellos haya quedado huella alguna es algo que nuestro pueblo debe cobrar, y lo har, porque, afortunadamente ahora hay un virus que ataca a estas estructuras corruptas, creadas desde el poder.Ese virus es nuestra voluntad de-

    mocrtica, nuestra ansia de libertad y nuestra hambre de independencia, contra l no existe antdoto, por lo que el diagnstico de quienes estn siendo afectados por l es absolutamente ne-gativo. El 14 de abril, corresponde a los Idus y esta fecha romana es fatdi-ca para los tiranos.

    Alfredo Osorio [email protected]

    Director: Horacio Medina Gerente General: Sylvia Bello Gerente de Marketing: Javier Hernndez javier.he[email protected]

    Jefe de Redaccin: Ildefonso C. Prieto U. Gerente de Comercializacin: Yudith Garca M Coordinador: Lus Gil Jefe de Informacin: Jos Hernndez Coordinadora estado Zulia: Peggy Inciarte (0414) 632-5210

    Deportes: Fernando Conde Diagramacin: Pocho Prieto Fotgrafos: Biaggio Correale

    Direccin Miami: 8390 NW 53rd St. Suite 318. Miami, Fl 33166 (305) 717-3206 (305) 717-3209 Fax: (305) 717-3250Telfono: 58 212 424.1936 / 58 414 303.0073

    El Venezolano

    www.elvenezolanonews.com

    02 Opinin

  • miami, marzo 22 al 28 de 2013 03[Poltica]Poltica venezolana

    Dejar el pellejoLuis Prieto

    OliveraLuis Prieto

    Olivera

    La fuerza expresiva y el compromiso de Henrique han recortado la ventaja escandalosa que haba a mediados de marzo

    Esta campaa presidencial express, en la cual se ha con-centrado el trabajo que normalmente lleva de seis meses a un ao en apenas

    un mes, se ha tratado, como dijo Hobbes, de enfrentar al Levia-tn de un estado acostumbrado a atropellar a los ciudadanos y que no se amilana ante la violacin de leyes y principios.La naturaleza del rgimen po-

    ltico imperante en Venezuela, es muy clara. Un concepto de colectivismo totalitario y profun-damente irrespetuoso de los dere-chos humanos, consagrados por diversas declaraciones y tratados internacionales, que los ha lleva-do a repetidas condenas ante or-ganismos de rango hemisfrico.El derecho al voto, que ha sido

    publicitado como una conquista de la Revolucin Bolivariana, hasta el punto de que se han cele-brado ms de diez procesos elec-torales en estos 14 aos, ha sido coartado hasta transformarlo en una burla, porque los organismos rectores del proceso son simples estructuras del partido oficial, ac-tuando para cohonestar toda cla-se de trucos y triquiuelas.Una Falsa democraciaVenezuela ha suscrito el pacto

    de San Jos, la Declaracin Uni-versal de los Derechos Humanos y la Carta Democrtica Intera-mericana. Estos tres instrumen-tos obligan a nuestro gobierno a cumplir con estrictas y precisas condiciones del juego democr-tico, pero no se cumplen. El pas es nominalmente democrtico y su Constitucin establece un conjunto de normas y principios de indispensable cumplimiento, que, sin embargo, se han conver-tido en letra muerta.El artculo 6 de la vigente Cons-

    titucin dice: El gobierno de la Repblica Bolivariana de Vene-zuela y de las entidades polticas que la componen, es y ser siem-pre democrtico, participativo, electivo, descentralizado, alter-nativo, responsable, pluralista y de mandatos revocables.Estos bellos principios no se

    cumplen y la ley fundamental se ha convertido en letra muerta, adorno jurdico para un gobierno cuya estirpe y tradicin contra-ran todo lo que anuncia el citado

    artculo.El artculo 63 de esa misma

    Constitucin reitera que: El su-fragio es un derecho. Se ejercer mediante votaciones libres, uni-versales, directas y secretas. La ley garantizar el principio de la personalizacin del sufragio y la representacin proporcional Es-tos principios han sido vulnera-dos repetidamente, sobre todo en lo referente a la representacin proporcional y la personalizacin del voto, como lo demuestran las disposiciones reglamentarias que modificaron la distribucin de los diputados a la Asamblea Nacio-nal, de forma que la oposicin, a pesar de haber obtenido 52% de los votos, recibi solamente 40% de los diputados electos. El artculo 296 expresa: El

    Consejo Nacional Electoral es-tar integrado por cinco personas no vinculadas a organizaciones con fines polticos... El actual CNE est conformado por cuatro militantes confesos del PSUV, partido de gobierno y un inde-pendiente que generalmente trata de compensar la ventaja del go-bierno, la mayor parte de las ve-ces sin lograrlo.Podramos seguir dando ejem-

    plos, pero el artculo 3 de la Carta Democrtica Interameri-cana, suscrita en Lima el 11 de septiembre de 2001 y ratificada por Venezuela expresa: Son ele-mentos esenciales de la democra-cia representativa, entre otros, el respeto a los derechos humanos

    y las libertades fundamentales, el acceso al poder y su ejercicio con sujecin al estado de derecho; la celebracin de elecciones peri-dicas, libres, justas y basadas en el sufragio universal y secreto como expresin de la soberana del pueblo; el rgimen plural de partidos y organizaciones pol-ticas; y la separacin e indepen-dencia de los poderes pblicos.Cualquier observador media-

    namente imparcial sabe que Venezuela no cumple estas con-diciones y hemos presenciado diversas declaraciones oficiales en las cuales se rechaza la sepa-racin de poderes y se impone un dominio absoluto del poder ejecutivo en la toma de decisio-nes fundamentales para la vida nacional.Una campaa desigualUno de los elementos ms cla-

    ros de esta campaa es que ha sido decidida unilateralmente por quienes saban de antemano que el presidente electo no podra tomar posesin, y que pasara lo que l mismo haba previsto en su postrer mensaje pblico del 9 de diciembre de 2012, en el cual anunciaba que, en caso de que sobreviniera una situacin que impidiera su asuncin, se reque-rira una nueva eleccin y peda el voto para su vicepresidente, Nicols Maduro.El grupo de los ms allegados

    manipularon los tiempos para forzar un torneo electoral en un perodo que inclua la Semana

    Santa, en la cual la mayora del pueblo estara alejada del afn poltico, adems, durante meses se mantuvo la ficcin de la salud del presidente para crear un am-biente religioso, contraste con las creencias y aficiones de los de-tentadores del poder, cuyo obje-tivo era incrementar el culto a la personalidad y otorgar ventajas adicionales al candidato oficial.Un gobierno que maneja in-

    gentes cantidades de dinero, que distribuye a capricho, sin control presupuestario ni intervencin legislativa alguna, que dilapid unos 7 mil millones de dlares en la campaa electoral de 2012, para ganar, ahora intenta actuar de igual manera, con entregas de dinero, artculos elctricos y enseres del hogar, cuyo objeto es comprar votos o mantener a una clientela vida de favores. Por eso no hay un verdadero torneo justo, transparente e imparcial, sino una inclinacin criminal del poder en favor del candidato ofi-cial.Las normas y reglamentos se

    emplean como instrumentos para reprimir las actividades electora-les opositoras, se compran con-ciencias de opositores en lo que se llama salto de talanquera, mientras se acalla el hecho de que miles de militantes oficia-listas se han sumado a la fuerza opositora, desencantados del in-cumplimiento de promesas y del creciente ambiente de corrupcin en el cual se respira en Venezue-

    la.A esto se enfrenta Henrique Ca-

    priles. Posiblemente otro poltico de menor raigambre y temple, se habra negado a participar en lo que, para muchos, era un simu-lacro previamente arreglado para elegir al ungido. Pero el goberna-dor de Miranda, acostumbrado a derrotar vicepresidentes (ha vencido a Diosdado Cabello y Elas Jaua en elecciones del Es-tado Miranda), se traz la meta de anotarse un tercer vicepresi-dente derrotado. Contra viento y marea, luchando contra una crnica y casi incurable falta de recursos financieros, ha sido ca-paz de crear a su alrededor una creciente multitud de ciudadanos que aportan esfuerzo, esperanza y voluntad para superar obstcu-los y obviar amenazas en un pas en el cual, como en Guanajuato, la vida no vale nada.En los das iniciales de marzo,

    mientras se hacan interminables homenajes pstumos al presiden-te fallecido y se apuntalaba la opaca figura de su designado, se inici la pre-campaa y las cifras eran universalmente adversas. Una vez ms, la personalidad, el arrojo, la fuerza expresiva y el compromiso de Henrique han recortado la ventaja escandalosa que haba a mediados de marzo. l mismo ha dicho, en diversos escenarios, que se est jugando el pellejo. Es decir que ha puesto su misma vida en la balanza, y su sinceridad se refleja cada vez ms en las extraordinarias concentra-ciones polticas que convoca. La ms impresionante, sin duda, ha sido la celebrada el domingo 7 de abril en Caracas, la ms numero-sa y entusiasta asamblea poltica electoral que se recuerde en la ciudad capital.Entre obstculos y enemigos im-

    placables, que sabemos capaces de cualquier acto innoble, Henri-que Capriles se yergue como un portaestandarte de nuestras ms caras tradiciones democrticas y su triunfo es cada vez ms cer-cano y casi inevitable. El pueblo venezolano puede estar orgulloso de este joven profesional que ha renunciado a una vida burguesa para navegar por un mar proce-loso y exponerse a grandes peli-gros. En l est nuestra esperanza de futuro y sabemos que no la defraudar.

  • Miami, Abril 12 al 18 de 201304 [ Economa]

    Cierre de campaa...Actualidad venezolana

    Desde el 15 de marzo al 14 de abril, en un mes, se ha concen-trado la actividad que, en tiem-pos normales, se ejecuta en seis meses, ello ha conducido a una sper concentracin de marchas, mtines y caravanas que han cu-

    bierto a todo el territorio nacio-nal con una fervorosa colectivi-dad poltica.La campaa presidencial ex-

    traordinaria, causada por el de-ceso del presidente electo el 7 de octubre del ao pasado, no por

    corta ha sido menos aguerrida. Ambos candidatos han desple-gado un lenguaje agresivo. El heredero del comandante difun-to, ha tratado de repetir la ret-rica de su mentor, empleando eptetos propios de la tradicin

    verbal impuesta desde 1999 por su predecesor, pero ha limitado su discurso a mencionar repe-tidamente el nombre de su co-mandante e invocar su imagen, presencia y mensaje, con un nfasis que algunos han califica-

    do de necroflico. Ha adoptado, sin modificaciones, el progra-ma presentado por el difunto en ocasin de su inscripcin como candidato, en julio del ao pa-sado.El candidato de la Mesa de

  • Miami, Abril 12 al 18 de 2013 05 Economa

    Apertura de esperanzala Unidad Democrtica, por el contrario, ha realizado una campaa fogosa, utilizando un lenguaje mucho ms incisivo que el empleado en su anterior contienda, concentrando la fuer-za de su mensaje en el ataque a

    los enchufados, es decir al pe-queo grupo de ministros y fun-cionarios que rodearon al jefe de la revolucin durante 14 aos y han sido acusados, en diversas ocasiones, de actos flagrantes de corrupcin o han demostrado

    ignorancia, incapacidad o estul-ticia.El pas entero se ha conmovi-

    do y como testimonio de esta inusitada actividad, presenta-mos grficas de los mtines de cierre de Henrique Capriles en

    algunas de las ms importantes ciudades del pas, que han sido descritas como concentraciones multitudinarias y entusiastas, que demuestran un alto grado de voluntarismo y de devocin poltica.

    El mitin de la Avenida Bolvar de Caracas, por cierto, ha sido considerado como el ms con-currido y entusiasta de cuantos se han realizado en Venezuela durante las diferentes campaas electorales.

  • Miami, Abril 12 al 18 de 201306 [Opinin]

    El momento de la verdadMarcos Villasmil

    Ha llegado el momento de la ver-dad. Pase lo que pase el prximo domingo, estas son las ltimas elecciones de Hugo Chvez. Y ojal sean las ltimas elecciones de la autocracia. Porque este pas, esta sociedad que toda-va se llama Venezuela, no aguanta ms.La vida nos ofrece advertencias que

    debemos ignorar y advertencias que de-bemos atender. Las primeras pueden ser simples espejismos que disfrazan de inevitabilidad lo que no es ms que una profunda herida en el carcter, como le pasara al Macbeth de William Shakes-peare. Las ltimas nos deben hacer poner los pies pisando tierra.Frente a los eternos optimistas, Nicols

    Maduro ha sido muy claro en que, desde su particular perspectiva de eterno cuadro formado en su juventud en la Cuba totali-taria, bajo su gobierno Venezuela se hun-dira ms en un autoritarismo destructor de todo lo bueno que ha caracterizado a nuestro pas.Ese optimismo que tienen algunos, de

    que Maduro, si gana, ser un gobernante conciliador y dialogante, se basa en anli-sis, hechos desde las alturas de los buenos deseos, que son frecuentemente volunta-ristas y complacientes y se encaprichan con nuestros fervores. No hay que olvidar nunca que cuando nos volvemos ciegos a la realidad, esta termina castigndonos. Y una realidad que sigue increpndonos como sociedad, es que la clase dirigen-te venezolana, partidista o no, olvid por muchos aos sus deberes hacia la mayo-ra, crecientemente humillada y reducida a mera razn material, y la acostumbr a recibir simples sobras del becerro de oro petrolero. Con mentalidad fundamental-mente rentista, hicieron posible la llegada de la desesperanza, del desencanto, del escepticismo, y de su inevitable pariente:

    el cinismo. Un cinismo que postula una idea de una Venezuela enrejada como inevitable fatalidad, una Venezuela don-de hay que estar de luto no slo por los muertos, sino tambin por los vivos. La postura roja, la excluyente, la del

    odio, la del desprecio, llena de tumulto y de vorgine, ha sido siempre una postura profundamente cnica y antidemocrtica. Eso fue lo que no pudieron ver los que en la primera hora electoral del autcra-ta hoy muerto le dieron un voto cargado ms de aires de revancha que de recons-truccin nacional. No se imaginaban que iban a ser vctimas de una nueva y ms nefasta traicin. Una propuesta que deca representar una supuesta idea de renacer civilista, de restauracin democrtica, fue mero humo argumental manipulado para justificar la aparicin de complejos y de odios ms vinculados a patologas de la mente humana que a visiones de la polti-ca, del dilogo sobre lo pblico.

    Ms de veinte aos han transcurrido lue-go de la traicin a la patria que fuera el 4-F. Y sin embargo, en esta campaa el candidato de la monarqua chavista no ha presentado una sola idea original, un ar-gumento distinto que no provenga de ver la vida pblica como un botn y el enfren-tamiento cvico-electoral como una nue-va oportunidad para producir dentelladas.No buscamos derrotar a un candidato,

    bueno, malo o regular. O el recuerdo del muerto, a quien vergonzosamente han manipulado a ms no poder. Deseamos derrotar algo ms peligroso: su idea de Venezuela como tierra de odio y de di-visin. Su deseo y voluntad de reducir la sociedad, y reducir a sus habitantes, a meros peones en un juego siniestro que ni siquiera genera sus claves fundamentales en el terruo patrio.Junto a la grosera muestra en estos tiem-

    pos oscuros de un anti-poder, injusto, vesnico, primario, un despotismo de la

    impostura que coloniza a toda la institu-cionalidad venezolana, tenemos el supre-mo reto de derrotar el ansia de inmortali-dad del muerto, y el ansia de conflicto de su heredero. El candidato de la oscuridad y del odio es profundamente unidimen-sional, como lo puede ser una piedra, o un avatar. Ocupado en regimentar todo y a todos, preso en su particular tnel os-curo, la organizacin de una verdadera vida humana le es completamente ajena. En materia de caridades y de tratos con la masa, la nica forma que conoce es la peronista: populismo y demagogia.Frente a l, tenemos a nuestro candida-

    to, todo un portaestandarte de la libertad, del reencuentro, de la luz, frente a la os-curidad totalitaria. l nos muestra que s hay un camino, y que si bien puede ser accidentado, lleno de trampas y de mise-rias, hay que avanzar por l con nimo esperanzado y espritu de futuro. Como dice Capriles Radonski, el can-

    didato autnticamente venezolano: se acab el tiempo del miedo. Es hora del tiempo de la esperanza. Es el momento de la verdad. Todos tenemos una fecha para concretarlo: el 14 de abril. Ser ciu-dadano es ser responsable, y no se puede ser responsable sin participar. Porque ser responsable es enfrentar con las armas cvicas del voto el rostro del absurdo. Ser ciudadano implica ser solidario con el bien comn, con el bien de nuestros congneres, que no un quejumbroso so-litario. Es luchar por el derecho de criar a nuestros descendientes en un lugar que no sea un cementerio.Slo pueden abstenerse quienes no tie-

    nen aprecio ni por ellos mismos.Por todo ello, votemos el domingo 14

    de abril, con la alegra, la decisin y la firmeza que siempre van unidas a las ms hermosas esperanzas, a las ms histricas empresas.

    Se acab el tiempo del miedo. Es hora del tiempo de la esperanza.

  • Miami, Abril 12 al 18 de 2013 07[Opinin]

    El hombreque hablabacon los pjarosCarlos alberto Montanerwww.firmaspress.com

    Tensin al mximoNo tengo dudas con rela-cin a la voluntad ge-neral de la nacin. La mayora apuesta por un cambio radical en la vida venezolana. En lo personal y familiar, en lo econmico y laboral, en lo so-cial y en lo espiritual, estamos mal. El rgimen castro-chavista, ha sido un desastre para casi to-dos, menos para los boliburgue-ses enriquecidos en el delito o bordendolo, y los petrochulos del continente y de otras partes del mundo que ofrecen apo-

    yo poltico a cambio de dinero negro. Henrique Capriles es la expresin actual del anhelo de cambio al que nos referimos. Nicols Maduro, una pobrsima expresin del tiempo que llega a su final. Lo percibimos nosotros y tambin los responsables del desastre. Voto a voto, Capriles gana, Nicols pierde.En condiciones normales esto

    sera suficiente para provocar el cambio inmediato de gobierno e iniciar la reconstruccin nacio-nal. Pero el problema no es so-

    lamente cuantitativo, sino bsi-camente cualitativo. Es decir, no basta con tener la mayora de los votos. Hay que garantizar que puedan concretarse el prximo domingo y que la maquinaria opositora de control electoral sea ms eficiente que la del go-bierno. Hay un enorme fraude institucional encabezado por los poderes pblicos controlados, en especial el Tribunal Supremo y el Consejo Nacional Electo-ral. Capriles lo ha denunciado parcialmente y todos lo perci-

    bimos. Los restos calificados del chavismo, ante la inevitable derrota se radicalizan. No nos extrae que el CNE, con votos o sin ellos, proclame a Nicols como ganador antes de tiempo y amenace con los mecanismos de violencia represiva, a quienes rechacen reconocer esta barbari-dad. Entonces el liderazgo opo-sitor, con Capriles a la cabeza, estar sometido a la ms severa prueba que pueda concebirse en estos tiempos. Podramos ir a una confrontacin terrible de la

    cual, tampoco tengo dudas, la derrota del oficialismo ser para siempre.El apoyo cubano se hace cada

    da ms discreto, las fuerzas armadas, fatigadas por tanta manipulacin rastrera, se sacu-dirn a los mandos que se plie-guen al fraude y harn respetar la mayora. Son tan venezolanos como nosotros y algunos de sus jefes slo son igualitos a lo peor que nos ha gobernado. Hay ar-mas para todos los gustos. No se atrevan. El cambio va.

    Nicols Maduro perci-bi que un pajarito le hablaba. En un primer momento pens que era el p-jaro chog, una criatura usual-mente amistosa y parlanchina, pero, como es una persona sa-gaz, entrenada por los cubanos en los diferentes tipos de trinos, rpidamente se dio cuenta de que era Hugo Chvez.Maduro, un seor educado,

    sensible y espiritual, discpu-lo de Sai Baba, le respondi al pajarito. Maduro domina la ono-matopeya como nadie. Puede imitar los sonidos de las aves, de los burros, incluso de las perso-nas. En todo caso, fue un sonoro y profundo intercambio de silbi-dos cargado de emotividad.La conversacin fue larga y

    tendida. Nicols es bonachn y conversador. El pjaro tambin. Era locuaz, como Chvez. Si Chvez reencarna en un pjaro, no va a hacerlo en un ave parca y circunspecta, sino en una criatu-ra capaz de trinar durante horas, como si estuviera en la ONU po-niendo en su lugar a Bush, ese siniestro Mister Danger.La ltima vez que Maduro ha-

    bl con Chvez, ms o menos en vida, la conversacin dur cinco horas. Es posible que en esta oportunidad haya sucedido lo mismo. Al fin y al cabo, era ms difcil (y cruel) hablar cin-co horas con una persona mori-

    bunda, en coma, con la garganta perforada por una traqueotoma, que comunicarse con un pajari-to sano y volador con ganas de parlotear.A m no me sorprende que Ma-

    duro hable con los pajaritos. Me enternece. No es el primer caso que conozco. Cerca de mi casa madrilea, en el parque de Santa Ana, haba un tipo que hablaba con las palomas. Le llamaban Pepe el Palomero.Pepe les arrojaba pedacitos de

    pan a las palomas y, mientras

    lo rodeaban, les soltaba unos largos discursos sobre la monar-qua. Las palomas no se iban en tanto durara la racin de pan, lo que indica que respondan me-jor a las recompensas materiales que a la argumentacin ideol-gica. (Parece que eran palomas chavistas o, al menos, corrompi-das por una variedad elemental del neopopulismo).A veces, mientras Pepe el Palo-

    mero hablaba con las palomas, yo trataba de mediar en la con-versacin. Pepe afirmaba que

    haba sido amigo de Alfonso XIII, lo cual era improbable por-que D. Alfonso se haba largado de Espaa en 1931, antes de su nacimiento. (El nacimiento de Pepe, no el de Alfonso, querido lector, no se me haga el gracio-so).Cuando le hice esa objecin,

    Pepe el Palomero me respondi con una lgica aplastante: los que hablamos con los pjaros somos capaces de cualquier pro-digio. Y, entonces, baj la voz, mir en varias direcciones, y me

    hizo una conmovedora confe-sin que nunca he podido olvi-dar: yo soy una paloma que ha encarnado en un hombre. (O sea, lo mismo que le ocurri a Chvez, pero al revs).Este interesante fenmeno de

    la transmutacin de hombres y aves no dur excesivamen-te. Una tarde de invierno, Pepe el Palomero desapareci ante nuestros ojos. Se lo llev una ambulancia. Para evitar escn-dalos, uno de los enfermeros, mientras le pona un camisn blanco, largo y enguatado, para que no se hiciera dao, le dijo que l tambin era una paloma disfrazada de enfermero, perso-nalmente adiestrada por Alfred Hitchcock para desempear ese rol. Se lo llevaban, afirm, a un bello palomar donde podra conversar con muchas criaturas semejantes a l.Pepe pareca feliz. Se despidi

    de m saludando con la mano como un poltico en medio de una campaa. El enfermero-paloma (o al revs), situado a sus espaldas, donde Pepe no lo poda ver, haca crculos con su dedo ndice sobre la sien, con ms melancola que burla.Hasta creo que silabe una pa-

    labra con sus labios, pero sin llegar a pronunciarla. Me parece que dijo: es-qui-zo-fre-nia. No lo entend bien.

    Maduro domina la onomatopeya como nadie. Puede imitar los sonidos de las aves, de los burros, incluso de las personas.

  • Miami, Abril 12 al 18 de 201308 Energa

    Horacio [email protected]

    Se cerrar el ciclo en abril?El domingo 7 de abril de 2013, signi-fic, la ms grande concentracin po-ltica realizada en la avenida Bolvar de Caracas como marco de cierre de

    campaa de Henrique Capriles, sencillamente impresionante. Tambin el 7 de abril, pero de 2002, tiene para nosotros otra connotacin, imposible de ol-vidar. Ese da que resulto ser domingo al igual que el de este ao, en cadena nacional de radio y televisin, el pito de la igno-minia anunci, como preludio, el despido de siete gerentes de Pdvsa, entre los cuales se encon-traba quin suscribe.Por otro lado, este jueves 11

    de abril de 2013, marca el cierre oficial de la campaa electoral que tendr el da domingo 14 de abril como fecha de votacin, en unos comicios que marcarn, inevitablemente el rumbo del pas en los tiempos por venir.Sin embargo, el 11 de abril re-

    sulta ser, adems, una fecha im-borrable para muchos que, como quien suscribe, vivieron inten-samente los acontecimientos de abril de 2002. Son 11 aos trans-curridos y las imgenes se man-tienen muy frescas, presentes e impulsadas por la necesidad de encontrar y revelar, una verdad que no termina de aflorar, asfi-xiada por una historia oficial falsa que fue construida como coartada. Ese 11 de abril, falle-cieron 19 personas que, por una u otra razn, estaban presentes en una marcha opositora que in-tentaba llegar a Miraflores.Es imposible para nosotros ol-

    vidar nombres de los comisarios Ivn Simonovis, Lzaro Forero, Hernry Vivas, los agentes de la Polica Metropolitana Erasmo Bolvar, Luis Enrique Molina Cerrada, Arube Prez Salazar, Julio Rodrguez, Hctor Rovan, y Marcos Hurtado, quienes fue-ron condenados un par de aos despus, en una de la ms abe-rrantes decisiones judiciales de la historia, por la jueza Marjorie Caldern, cuadro poltico del r-gimen y quien antepuso su mi-litancia poltica a su sagrado e ineludible deber de administrar justicia. Era y sigue siendo ne-cesaria para el rgimen esa deci-sin, en funcin de sustentar su coartada y mantener la mentira.

    Nuestros principios no permiten que olvidemos esto, porque la pgina continua abierta, dados todos sufrimientos y penurias que estos hombres y sus familias han pasado. Slo cuando aflore la verdad y se haga justicia, la paz regresar a nuestras almas.Por otra parte, el domingo 14

    de abril de 2002, signific el regreso de Hugo Chvez al po-der, luego de su salida tempo-ral, como consecuencia de los hechos ocurridos en los das precedentes y forman parte de una historia que apropiadamen-te y extenso, deber ser escrita cuando el momento sea el pre-ciso. Ese regreso que entre vto-res, gritos y consignas como el volvi, volvi, volvi, asimismo fue aderezado con promesas de paz, crucifijos y perdones, tam-poco puede ser olvidado.Ahora bien, este tambin do-

    mingo 14 de abril, pero de 2013, tambin tendr una im-portante significacin: es el da de la votacin presidencial. Da que nosotros aspiramos, pueda transformarse, con la participa-cin de un pueblo crecido como ciudadanos, en una eleccin. Convertir votacin en eleccin significa, adems de ejercer el derecho a votar, hacer valer el voto, que se refleje en las actas y en el boletn oficial del CNE. Esto es tarea de todos, compro-miso de todos, victoria de todos. Aspiramos que ese da sea tam-bin de vtores, gritos y con-signas que retumbe en todo el territorio nacional: volvi, vol-

    vi, volvi, la democracia para todos. No para un sector, no para una determinada parcialidad como ocurri en 2002. Ser das duros y difciles, de rumores y descalificaciones, de amenazas y presiones. Pero esperamos que podamos entender, como dijo Barack Obama, que El papel del ciudadano en nuestra demo-cracia no acaba con el voto y el ciclo iniciado en 1999 pueda cerrarse en abril. Que as sea.Futuro da Venezuela depende

    da China, Folha De S. Paulo, Brasil escrito por Flvia Marrei-ro el 08 de abril de 2013),Este interttulo corresponde a

    un artculo que encontramos en la prensa de Brasil el pasado da lunes y que realmente nos impact. Sin duda, cuando se analiza en su detalle, solo nos qued una conclusin, o cam-biamos el rgimen o muy pronto tendremos que cambiar nuestro gentilicio. Aunque no hablamos para nada portugus, nos hemos permitido hacer una traduccin libre de algunos puntos que con-sideramos vitales y que espera-mos motiven su lectura y madu-ren su decisin.El mejor homenaje que pode-

    mos hacer que nuestro querido comandante Chvez es profun-dizar las relaciones estratgicas con China. , dijo en la televi-sin el presidente interino de Ve-nezuela, Nicols Maduro, junto con una delegacin china, horas despus del funeral del presi-dente de izquierda en marzo.Es una relacin especial con

    el riesgo para ambos, segn Kevin Gallagher, Boston Uni-versity (EE.UU.) quin dirigi un estudio que muestra que en los ltimos siete aos, Venezue-la ha recibido ms prstamos de China de todos los dems pases latinos juntos: $ 46,5 mil millo-nes de un total de $ 86 mil millo-nes para toda la Regin.Es el pas donde los chinos de-

    cidieron invertir ms dinero en el mundo, consultor petrolero, Tom ODonnell.Semanas antes de la muerte de

    Chvez circularon reiterados in-formes de que los chinos exigan endurecimiento de las condicio-nes para renovar partes de los prstamos que podran tener un impacto efectivo en el gobierno central.Un ejecutivo del Banco de

    Desarrollo de China, el mayor acreedor de la deuda, dijo a Bloomberg que los chinos esta-ban evaluando los riesgos des-pus de la muerte de Chvez.Un corto mensaje para Pdvsa

    adentroDurante los das ms recientes

    y como es esperado, cada vez que ocurre un proceso electoral, donde los cimientos del poder en que basa la corruptela que maneja Pdvsa, se puede sentir amenazada. Los discursos del El Barbarazo y su pandilla, cir-culan en todos los rincones de la empresa. No pretendemos dirigir nuestras palabras a ellos, sera intil. Esa banda de conve-nidos tiene claro su destino, si se produce un cambio en el sistema

    de gobierno. De seguro Rafael Ramrez ya tiene su plan B, lis-tas sus maletas, los motores del avin encendidos y el destino elegido. Igual su ms cercanos colaboradores. Todos con sus cuentas en el exterior, segn su creencia, debidamente camufla-das y protegidas.Ellos tiemblan con solo pensar

    que sus prebendas se cortarn y que sus negociados corruptos terminarn. Por eso el discurso de intimidacin y amenaza.Nuestras palabras estn diri-

    gidas a quienes conforman, de seguro, un nmero sustancial de profesionales, tcnicos, obreros y personal administrativo que representan la reserva moral de la empresa, sometidos por estos delincuentes que corrompen y destruyen. Ustedes saben per-fectamente que nos asiste la ra-zn, ustedes saben que ninguno de estos falsos revolucionarios cree en su propio discurso y para nada comparten las ideas del marxismo. Ustedes saben que se han aprovechado de sus posicio-nes para llenar sus alforjas, en nombre de una revolucin que no existe.Es a ustedes que enviamos una

    palabra de aliento, en el momen-to que deben tomar una decisin trascendental, es a ustedes que le repetimos lo que incansable-mente hemos dicho, es nuestro mandato, nuestra razn de ser, unirnos en la reconstruccin de la industria de los hidrocarburos, respetando y haciendo respetar los derechos que a nosotros nos fueron violentados y negados. Ustedes nada tienen que temer y s, mucho que ganar, en espe-cial los jvenes profesionales, tcnicos y obreros que podrn comenzar a soar con un desa-rrollo de carrera que NO se vin-cule con la sumisin, el silencio, el miedo o la adulancia (jala-bolismo). Un desarrollo que se vincule con sus capacidades y sus destrezas, Con sus ganas de crecer y progresar.Medtenlo, recapaciten, uste-

    des saben lo que son Ramrez y su pandilla. El 14 de abril de 2013, se puede cerrar un ciclo y comenzar un camino de progre-so, en el cual todos estaremos incluidos y todos seremos nece-sarios. Solo aquellos que comul-gan con las prcticas de El Bar-barazo, deben tener temor. Es compromiso de quien suscribe.

    Si votamos todos al fin se podr cerrar este ciclo nefasto.

  • Miami, Abril 12 al 18 de 2013 09 Economa Economa norteamericana

    Luis Prieto Olivera

    Luis Prieto Olivera

    El gridlock

    Barack Obama

    Aq u e l l o s que ven la poltica de los Estados Unidos desde el extranje-ro, o la contemplan desde adentro con ojos extranjeros,

    pueden tener dificultad para en-tender la crisis poltica que se manifiesta en lo que se llama el gridlock, o sea la tranca entre el ejecutivo y el legislativo, que ha logrado que el ms poderoso pas del mundo haya sido go-bernado sin presupuesto desde 2009.Esta situacin, que habra sido

    considerada como subversiva o peligrosa en cualquier pas del mundo, parece haberse conver-tido en una ocurrencia poltica normal o previsible. El gobier-no ha utilizado un conjunto de tcticas y medidas temporales para seguir funcionando, mien-tras la Cmara de Representan-tes, dominada por la fraccin ms derechista y reaccionaria del partido republicano desde 2010, se enfrasca en una diatri-ba ideolgica, que se empea en obligar al presidente a doblegar sus posiciones, en favor de las que constituyen bandera para el llamado Tea Party.Sera necesario, para entender

    esta anomala, conocer el sis-tema electoral estadounidense. Es imposible entender cmo, un presidente acosado por un con-greso adverso y enfrentando una de las crisis econmicas ms se-rias que ha vivido esta nacin, pudo lograr una reeleccin, pero no romper el control frreo ejer-cido por sus adversarios sobre el cuerpo legislativo.Un peculiar mecanismo de

    eleccinEn la democracia estadouni-

    dense es esencial entender que en su origen existe una marcada tendencia a resistir la injerencia de un gobierno central. Los Pe-regrinos vena huyendo de la im-posicin de una iglesia oficial y reaccionaban contra el Papa y el control clerical romano, por ello establecieron desde el principio un sistema de gobierno basado en el poder local. Su concepto rehua la creacin de un ejrcito permanente y prefera una mili-cia voluntaria, convocada expre-samente en caso de necesidad.El esquema simplificaba las

    funciones y recurra al voto di-recto en asambleas abiertas, en las cuales se votaba nomi-nalmente, a brazo alzado. Por supuesto, este sistema era prac-ticable en el siglo XVII y XVIII, por comunidades relativamente aisladas. En el momento en el cual el gobierno de la corona britnica pretendi intervenir en sus asuntos privativos, como era su produccin y comercio, mediante la aplicacin de grav-menes, se rebelaron, no por con-viccin filosfica, sino por su innata resistencia a la presencia de un gobierno fuerte.La lucha por la independencia

    fue librada en dos planos distin-tos, por una parte, las milicias ciudadanas locales convinieron en crear un ejrcito, con el ob-jetivo inmediato de combatir a los casacas rojas ingleses, cuyo comandante era George Wash-ington, veterano de las guerras contra los franceses e indios. El segundo fue el debate ideolgi-co entre quienes deseaban que se consagrara el mayor nivel de autonoma a los estados, con severas restricciones a las com-petencias del poder central y los que proponan una estructura federal, con un gobierno fuerte.El debate entre los federalistas,

    representados por Adams, Ha-milton y un grupo de pensadores muy versados en los pensamien-tos de los liberales ingleses y de los enciclopedistas y libera-les franceses, incluyendo a los economistas como Quesnay y

    Du Pont de Nemours y los es-tatistas, cuyo jefe era Jefferson, fue dura y, entre otras cosas, por ello se tard la aprobacin de la Constitucin.El compromiso al que se lle-

    g implicaba que los estados de mayor poblacin no podran ejercer dominio sobre los ms pequeos. Estados como Rho-de Island, Delaware o New Hampshire, desconfiaban de New York, Pensilvania o Mas-sachussets y de all se deriva la imposicin del Senado, con participacin paritaria de todos los estados, con atribuciones que le permiten intervenir muy fuertemente en los asuntos del Estado. Tambin es el origen del pintoresco sistema de eleccin del presidente, que, lejos de ser una eleccin directa y universal, es una eleccin indirecta, reali-zada por delegados de cada es-tado, cuyo nmero es igual al de senadores (2) y representantes, que dependen de la poblacin. Por ello un estado como Dakota del Sur, que elige un solo repre-sentante, tiene 3 votos en la es-cogencia del presidente.La Guerra Civil se origin en

    la interpretacin de los derechos de los estados, en lo referente a la autorizacin de la esclavitud. La enmienda 15, que consagra la prohibicin de la esclavitud no fue aprobada por los estados del Sur, por lo cual no pudo entrar en vigor y Lincoln hubo de re-currir a una declaracin ejecuti-va, que condujo a la secesin de

    los estados sureos y a la guerra, que cost ms de 750 mil muer-tes.Esas pintorescas tradiciones

    estn en el origen de sistemas como el filibusterismo en el Se-nado, que puede impedir, por la voluntad de un solo senador, que se lleguen a discutir leyes en ese cuerpo, salvo que se disponga de una mayora calificada (tres quintas partes) de los miembros.La situacin actualEl partido republicano es fuer-

    te en los estados ms pequeos en poblacin y de ms dominio rural, sobre todo los del medio oeste y ello le da una platafor-ma legislativa muy importante, su dominio sobre las legislatu-ras estatales se ha utilizado para disear los distritos electorales que determinan la conformacin de la Cmara de Representan-tes, de manera que el peso de los condados rurales compense y derrote a los urbanos, con lo cual logran una matizacin ms conservadora de esa cmara.Adems, aprovechan un hecho

    notable, que la votacin en el caso de elecciones legislativas que no incluyan presidencia-les, se reduce en un mnimo de 40%. Por ello los votantes ma-yores y ms conservadores, que son votantes habituales, pueden elegir a los candidatos ms reac-cionarios y consagran as a una participacin exagerada de este grupo en las decisiones.Incluso, entre los republicanos

    se ha discutido el concepto de

    cambiar la asignacin de los de-legados para la eleccin del pre-sidente, del estado a los distritos de eleccin de representantes, con lo cual se aseguraran, casi inevitablemente, la eleccin del presidente, aun cuando no cuen-ten con el voto mayoritario de los estadounidenses.En la anterior legislatura los

    republicanos tenan una mayo-ra de 24 representantes, que se redujo a 16 en las pasadas elec-ciones de 2012, pero an pueden hacer lo que les parezca en ma-teria de legislacin y bloquear cualquier iniciativa del ejecuti-vo o del Senado. Por supuesto, de manera recproca, las leyes aprobadas por los representantes son rechazadas por los senado-res y ello conduce a lo que se llama Gridlock.Los temas fundamentales que

    dividen al ejecutivo y a la fac-cin dominante en la Cmara, son los referentes a impuestos, dficit fiscal y deuda federal. Es-tos han originado situaciones de crisis, que determinan medidas de emergencia o paos calientes, que no conducen a soluciones perdurables.La posicin del grupo ms

    conservador es que, contra la opinin mayoritaria del pueblo, deben imponerse los criterios y opiniones que ellos sustentan en estas materias, para lo cual quie-ren desmontar toda la estructura de proteccin que han creado los Estados Unidos desde la poca de Roosevelt, hace ms de 80 aos.La privatizacin de la educa-

    cin, la disminucin del poder de los sindicatos, la carencia de servicios gratuitos de salud para los pobres y ancianos, son ele-mentos centrales de su posicin presupuestaria, junto con una mayor reduccin de los impues-tos a quienes perciben la mayor parte del ingreso nacional.El movimiento llamado Toma

    de Wall Street, que se corres-ponde al de los indignados en Europa, quiere exactamente lo contrario y dice representar al 99% de la gente, frente a 1% de los ricos. Posiblemente cual-quiera de estas posiciones extre-mas resultaran imprcticas, por ello es necesario asegurar una amplia mayora que defienda con ardor una sociedad ms in-clusiva e igualitaria.

  • Miami, Abril 12 al 18 de 201310 [ Economa ]

    Desastre aterrador(mdicos bolivarianos)

    Mdicos bolivarianos

    Asdrbal Romero M.

    A partir del ao 2010, los estudiantes de quinto y sexto ao de la novel ca-rrera Medicina Integral Comu-nitaria (MIC) fueron asignados para realizar sus pasantas en 188 hospitales pblicos. Entre stos se inclua a los servicios de los hospitales Vargas de Ca-racas, el J.M de los Ros de ni-os y la Maternidad Concepcin Palacios. Los docentes de la escuela de

    medicina Jos Mara Vargas de la UCV, la de mayor tradicin y prestigio en la historia de la en-seanza de las ciencias mdicas en Venezuela, tambin imparten clases prcticas all a los estu-diantes ucevistas de los tres l-timos aos de la carrera. Fue as como se dio la oportunidad que estos docentes atendieran y pu-dieran evaluar las competencias de los estudiantes de MIC.Entre enero y marzo de 2011,

    aunque no haba sido consulta-da ni solicitada su participacin en la preparacin y evaluacin de los alumnos MIC, la escue-la Jos Mara Vargas recogi y proces informacin sobre el desempeo de cincuenta de es-tos alumnos, en las pasantas de Medicina Interna, Pediatra, Ciruga y Obstetricia en las tres sedes precitadas. A continuacin voy a transcri-

    bir los resultados de dicha eva-luacin, tal cual aparecen plas-mados en el captulo preparado por la Academia Nacional de la Medicina del libro Reflexiones y Propuestas para la Educacin Universitaria en Venezuela, pu-blicado recientemente por cinco de las sietes academias naciona-les. Una vez culminadas las pa-

    santas y tabulados los resulta-dos de las matrices de evalua-cin se encontr que:1. Un grupo de estudiantes de

    MIC (aproximadamente diez) asignados a los hospitales, dej de asistir o asisti irregularmen-te a los servicios y a pesar de ello fueron promovidos de un nivel a otro (de 5 a 6 ao). 2. La mayora de los estudian-

    tes no pudo demostrar que sa-ba realizar adecuadamente una historia clnica, ni que tena un

    dominio promedio de la termi-nologa mdica. Ninguno pudo realizar un examen fsico com-pleto. 3. A ningn estudiante se le

    pudo asignar pacientes de sala (como se hace con los internos de la carrera tradicional) para que fueran responsables de su ingreso y seguimiento bajo su-pervisin del residente o los especialistas, debido a las debi-lidades mostradas en las compe-tencias clnicas bsicas. 4. Durante las revistas mdicas

    se identificaron importantes fa-llas de conocimiento elemental de ciencias bsicas, tales como: caractersticas anatmicas de grandes estructuras, conceptos elementales de fisiologa, fisio-patologa y bioqumica entre otros. 5. Durante sus actividades de

    sala, mostraron deficiencias para la interpretacin de exmenes complementarios bsicos: labo-ratorio, electrocardiogramas o radiografas de trax. 6. Los estudiantes no pudieron

    incorporarse activamente a las guardias de emergencia porque la deficiente preparacin en el rea impidi su desempeo. No mostraron destrezas o ha-

    bilidades para discriminar los problemas clnicos de acuerdo a su gravedad, ejecutar acciones de atencin inmediata o realizar procedimientos mdicos bsicos de emergencia. De estos resultados se infor-

    m a todos los directores de los hospitales y a los coordinado-res de pasantas, no a todos en este caso, algunos estuvieron ausentes a lo largo de todas las pasantas. Se da por entendido que todos

    los estudiantes fueron promo-vidos. Ms de 8000 bachilleres integraron la primera cohorte de graduados como MIC, de acuer-do a informacin suministrada por los ministerios MPPS y MP-PEU. La Asamblea Nacional modifi-

    c inconsulta y apresuradamente la Ley del Ejercicio de la Me-dicina a fin de incorporarlos al ejercicio legal. Una vez habilita-dos, alrededor de dos mil fueron asignados a cargos en medica-turas rurales y el resto, un 75% en cifras aproximadas, ingres a los hospitales, incluyendo los tipos IV y universitarios! Son tantas las cosas que le pa-

    san a uno por la mente, tantos los adjetivos, ante tan macabra

    irresponsabilidad de este rgi-men.En mi artculo anterior, en el

    cual comentara el libro de Da-min Prat, Guayana: el milagro al revs, hice hincapi sobre la urgente necesidad de ir levan-tando las crnicas del desastre en cada una de las reas de la gestin pblica. Lo traigo a colacin porque

    das atrs, cuando inusitada-mente apareci en mi pantalla una cadena del Presidente-Can-didato -quien al parecer cree te-ner el mismo carisma meditico de su antecesor-, fue inevitable que recordara el texto de la Aca-demia Nacional de Medicina. La inslita cadena, la misma en la que se cant con fervor revolu-cionario el himno de Cuba, tena como finalidad televisarnos sin vergenza alguna la graduacin desde Maracaibo de otra cohorte de MIC. Sobre lo del himno: qu se pue-

    de decir que no se haya dicho ya; en verdad, lo que ms captur mi atencin fue ver cmo la mi-nistra Sader anunciaba con gran desparpajo los mltiples planes de postgrado que ya se estn or-ganizando para los MIC, seguro, por supuesto, que al margen de

    lo que pueda considerar el Con-sejo Consultivo Nacional de Postgrado. Hasta qu lmites van a lle-

    var esta farsa? me pregunt-, al mismo tiempo que reconoca el hecho que la Academia Na-cional de la Medicina tambin haba cumplido con el rol de ser cronista de otro desastre ms.El problema es que a este de-

    sastre no slo le cabe el califica-tivo de farsa, o el de arrabalero por la forma cmo han procedi-do: saltndose a la torera todas las normas que les obligaba a escuchar la opinin de los ex-pertos. Recurran a la fuente que ya les

    he citado, para conocer detalles ms aterradores an de cmo se han atrevido a descompensar por usar un trmino mdico- la lgica que suele organizar, en cualquier pas cuerdo, el sistema nacional de estudios habilitan-tes para tan delicada profesin como lo es la Medicina.Finalmente, ha sido el dai-

    mon al cual haca referencia el escritor ingls Rudyard Ki-pling, ese que en mis breves ins-tantes de gracia toma el control de lo que escribo, quien me ha conducido al calificativo perfec-to: Desastre Aterrador! Cuntas vctimas por mala

    praxis mdica no habr produ-cido ya? Cuntas en un futuro harto difcil de acotar, porque una vez abierta tan macabra puerta resulta imposible estimar y controlar el caudal de even-tos siniestros causados por su apertura. Debieron haber senti-do el temor del ignorante, pero pareciera que estos prepotentes seores del rgimen ya se han elevado al Olimpo donde es im-posible sentirlo. Tal cual dioses de la mitologa

    griega se han atrevido a jugar con la vida de seres humanos, desestimando con desprecio las voces expertas que les advirtie-ron sobre no traspasar ciertos lmites.Tengo la conviccin moral

    de que se han puesto las bases para un asesinato colectivo in-discriminado, un crimen de lesa humanidad que se encuentra en pleno progreso y por el cual de-beramos hacerles pagar.

  • Miami, Abril 12 al 18 de 2013 11[ Opinin ]

    Total desequilibrio enla campaa a travs de los medios

    Vicente Daz: Se debe una ley que regule la reeleccin de funcionarios pblicos

    Jonathan [email protected]

    SI usted tiene la oportunidad de ojear un peridico en Venezuela notar la abis-mal diferencia. Ocho pginas full color pagadas por el oficialismo, reflejando la imagen de Nicols Maduro, Hugo Chvez, misiones etc., y en contraposicin ver tan slo una del candidato Henrique Capriles. Ni hablar de los tiempos que se emplean en radio y televi-sin.Elizabeth Safar, Antonio Pas-

    quali y Oscar Lucin, expertos en comunicacin coinciden, redun-dan en la definicin de la campaa electoral a travs de los medios: Desequilibrada.Tambin coinciden los trmino

    breve, desproporcionada, in-sultante y hasta violadora de la Constitucin Nacional.Es obvio que la campaa se

    desarroll bajo un desequilibrio extremo, dice Oscar Lucin sin pensarlo dos veces.Y es bastante notoria la inacti-

    vidad del Consejo Nacional Elec-toral en el cumplimiento del man-dato constitucional, que tiene que garantizar unas elecciones equili-bradas. Sobre todo, es notoria la desproporcin en la utilizacin de todo el aparato comunicacional del Estado en la propaganda del candidato de gobierno frente a las dems candituras presidenciales, agrega Lucin, quien forma parte del Instituto de Investigaciones de la Comunicacin (Ininco).Y no se refiere Lucin nica-

    mente a la cobertura que ha hecho el canal del Estado, Venezolana de Televisin, sino al andamiaje comunicacional construido en 14 aos de rgimen chavista, y que ha activado las seales de Vive TV, el canal de la Asamblea Na-cional, vila TV, TvEs y hasta Telesur, al servicio de la candida-tura de Nicols Maduro a la Pre-sidencia.Y esto tiene dos componen-

    tes. El primero es una violacin al artculo 13 de la Ley contra la Corrupcin, que establece que el funcionario que, utilizando bienes pblicos, favorece una candida-tura se pone al margen de la ley. Es decir que esa infraccin no se resuelve con una multa o una amonestacin, sino que es un de-lito que tiene privativa de libertad

    y prisin de seis a cuatro aos, se-gn el artculo 54. Y el segundo: viola el artculo 145 de la Cons-titucin Nacional, que consagra que los funcionarios pblicos se deben al Estado y no a una parcia-lidad poltica.Ejemplos? Hay muchos, segn

    Elizabeth Safar. Pero slo citar los ms recientes. A principios de la semana, la organizacin no gubernamental Monitoreo Ciuda-dano ha contabilizado 8 horas, 52 minutos, 59 segundos de cadenas impuestas por Maduro al pas, para pasar su mensaje electoral, violando todas las disposiciones legales existentes. Salvo el rector Daz, las cuatro rectoras integran-tes del Consejo Nacional Electo-ral han desconocido, ninguneado y subestimado tan graves viola-ciones a la Constitucin y las le-yes.Y ello, agrega Safar, pese a la de-

    nuncia de Monitoreo Ciudadano, Espacio Pblico, la Alianza por la Libertad de Expresin y Provea, por solo mencionar las que han venido denunciado sistemtica-mente los abusos gubernamenta-les y la complicidad de los pode-res pblicos en dichos abusos.Que Globovisin, la nica planta

    televisora con orientacin anti-chavista que existe en pas tras la salida del aire de RCTV, incurre en el mismo hecho -pero del lado opositor, se entiende-, a Antonio Pasquali no parece quedarle duda. Pero de inmediato matiza su res-puesta.La polarizacin, desde luego,

    tambin alcanz los medios, y en medida preponderante los me-dios gubernamentales que siguen la lnea impuesta por Chvez de ningunear al enemigo. En este

    sentido, Globovisin, la priva-da, la enemiga, la que tiene mu-chas espadas de Damocles en la cabeza, se condujo con criterios de servicio pblico mucho ms que las emisoras del rgimen; se refiri ms tiempo, y en tonos no insultantes, al candidato del Go-bierno de como lo hicieron las gubernamentales con el candidato de la oposicin. S, desempe un rol de contrapeso, como le tocaba, pero con ms civilismo y menor carga de odio que los canales del Estado, apunta el comuniclogo, que asegura que el asunto es que en Venezuela el impacto de la te-levisin sigue siendo muchsimo ms poderoso que, incluso, el que han alcanzado en los ltimos aos redes sociales como Twitter o Fa-cebook.Lo cual, dicho sea de paso, es

    un preciso indicador de atraso tecnolgico, advierte Pasqua-li. Porque fue Chvez, insiste, con sus relojes atrasados, el que se encarg de reflotar la TV en los aos en que sta entraba en deca-dencia en el mundo entero, al go-bernar por TV, al comparecer ante ella a un increble promedio de 56 minutos diarios y al imponer unas 2 mil cadenas nacionales. El atra-so tecnolgico acumulado por el chavismo es colosal en todos los campos de la actividad comuni-cacional; pero tampoco debemos exagerar el rol de las redes socia-les electrnicas, hay en ellas un importante componente de moda pasajera que otras tecnologas remplazarn pronto, advierte el autor de libros como Comprender la comunicacin.En el modelo poltico-au-

    toritario heredado, Conatel, la Comisin Nacional de Teleco-municaciones adscrita a la Vice-presidencia de la Repblica, sigue actuando como una institucin del Poder Ejecutivo y, para ser ms precisa, de la Presidencia de la Repblica, que se maneja discre-cionalmente, castiga a los que no estn de rodillas ante el gobierno, impone la censura y presiona para que medios y periodistas se auto-censuren. La sola existencia de las disposiciones que obligan a todos los medios de radio y televisin a encadenarse a la voz nica del Gobierno y del partido de gobier-no, es de por s una imposicin de censura porque prohbe que el ciudadano haga uso del derecho

    consagrado en el artculo 58 de la Constitucin de la Repblica que reza: la comunicacin es libre y plural.Las prcticas autoritarias tam-

    bin prohben a los medios ra-diotelevisivos cumplir con la programacin que ofrecen a la ciudadana, violan el principio de la libertad de trabajo, y per-miten el uso de la ley en su ms pura forma punitiva. Las multas, suspensiones, la no renovacin de las concesiones, la exclusin de la pauta de publicidad guberna-mental, el decomiso de equipos, etc, por no hablar del acoso y per-secucin y agresin de que han sido objeto periodistas y medios, representan ejemplos suficiente-mente documentados a lo largo de todos estos aos.El tema de las cadenas es par-

    ticularmente importante en mo-mentos electorales, pues Conatel acta tal como el Consejo Na-cional Electoral: Si lo vimos no nos damos por enteradas frente a la violacin de las disposicio-nes del propio ente electoral con respecto al tiempo de propaganda en los medios, y el grosero ven-tajismo del presidente encargado, que hace campaa y encadena los medios estatales para imponer su ideologa.Vicente Daz: Al pas se le debe

    una ley que regule la reeleccin de funcionarios pblicosEl rector principal del Consejo

    Nacional Electoral, Vicente Daz, manifest que con el pas hay una gran deuda por la falta de una ley que que regule la reeleccin de funcionarios pblicos, ya que para el 7O, Hugo Chvez, el candidato del gobierno, tuvo un gran venta-jismo debido a tener a su disposi-cin todos los recursos y medios de comunicacin del Estado, ms la posibilidad de hacer cadenas de radio y televisin cuando quisiera.Asegur nuevamente que no

    hubo fraude en las elecciones del 7 de octubre y que las dife-rencias en las actas de votacin y las publicaciones de resultados parciales se deben a que algunos partidos retiraron su apoyo por Henrique Capriles, por lo que en las mquinas esas opciones de voto existan pero eran nulos.Las elecciones presidenciales del

    14 de abril sern irreprochables y transparentes desde el punto de vista tcnico pero Venezuela vivi-

    r unos comicios profundamente antidemocrticos porque no se respet la igualdad de condiciones de los candidatos, segn Vicente Daz, rector del Consejo Nacional Electoral (CNE).Si nos fijamos en el ecosistema

    electoral nacional estamos ante una eleccin profundamente an-tidemocrtica porque el principio bsico es que los contendientes participen en igualdad de condi-ciones y eso no fue lo que pas, declar Daz. Daz es reconocido por ser la

    voz disonante dentro del Consejo Nacional Electoral y el nico que ha denunciado con frecuencia los supuestos abusos cometidos por el gobierno.Lo ideal sera que el CNE fuera

    la representacin de este pas plu-ral, lament el rector.En los ltimos aos, Daz pre-

    sent 16 denuncias contra Hugo Chvez por comportamientos que el rector estimaba abusivos. Nin-guna progres.Daz admite que es materialmen-

    te fue imposible que la candidatu-ra de Capriles tuviera tanta visibi-lidad como la de Maduro. Como ejemplo, toma un diario local y muestra una pgina de publicidad de Capriles y otra de Maduro fi-nanciada por su partido, el PSUV. Sin embargo, el diario contiene adems ocho pginas de publici-dad en favor del candidato oficia-lista pagadas por el gobierno.Esto muestra la ventaja apabu-

    llante del gobierno en la campaa, indudablemente, y el CNE est favoreciendo esta situacin. Si gana Maduro, lo har en el marco de una eleccin injusta y desequi-librada, zanja.Convencido y con aire grave,

    el rector subraya que lo que est en juego en estas elecciones pre-sidenciales atpicas es la paz de Venezuela.Finalmente Diaz resalt que el

    proceso electoral venezolano lle-va aos siendo impecable desde el punto de vista tcnico: los su-fragios son secretos y se contabi-lizan correctamente. El sistema ha demostrado que quien tenga los votos ganar y creo que los venezolanos cada da confan ms en que su voto decide. Prueba de eso fue que en las presidenciales de octubre de 2012 el 80% de los venezolanos acudi a las urnas, recuerda.

    Lo ideal sera que el CNE fuera la representacin de este pas plural

  • Miami, Abril 12 al 18 de 201312 [ Opinin ]

  • Miami, Abril 12 al 18 de 2013 13 Publicidad

    Ttulos Bachiller, Maestras y DoctoradosAyuda Financiera para Estudiantes ExtranjerosEquipos Deportivos Dormitorios y Ms

    LA VENTAJA DE UNA UNIVERSIDAD CATLICA Y PRIVADA

    Info: Marivi Prado, Directora Ejecutiva de Comunicaciones/Mercadeo305.474.6880; [email protected]

    www.stu.edu

    Oficina/Admisiones: 305.628.6546

    16401 NW 37 Avenue Miami, FL 33054 Estados Unidos

  • Miami, Abril 12 al 18 de 201314 [ Empresas ]

    Se reconocerel triunfo de Capriles?Fernando Ochoa Antich

    No es fcil responder esta pregunta. Lo normal en una sociedad demo-crtica, como debera ser la vene-zolana, es que no hubiera la menor duda en ese reconocimiento. La voluntad popular debera ser respetada escrupulosamente. Dolorosamente, no es as. Las instituciones del Estado han sufrido tal deterioro, en estos catorce aos, que es imposible garantizar su imparcialidad. Adems, se ha sembrado en los sectores ms radicales del oficialismo, la certeza del seguro triunfo de Maduro. Este complejo panorama, se complica an ms ante el creciente fortalecimiento de la candidatura de Henrique Capriles. Los l-timos estudios de opinin sealan que la diferencia de votos entre los dos candidatos es cada da ms pequea. En una situacin tan enredada puede ocurrir cualquier cosa.El desconocimiento de un resultado elec-

    toral no slo ocurre el da de las elecciones. Puede prepararse con mucha anticipacin al establecerse unas condiciones absoluta-mente inequitativas para regular el proceso electoral. En nuestro caso se ha estructu-rado un sistema automatizado de votacin que exige an mayor transparencia y con-

    trol. Eso se logra a travs de las auditoras que hacen los distintos comandos de cam-paa. De todas maneras, aun funcionando perfectamente bien las mquinas electo-rales, puede haber forma de influir en los resultados mediante el abuso de poder. Eso ocurre actualmente. El desbalance en la uti-lizacin de los medios pblicos de comu-nicacin y en el empleo de los recursos del Estado hace casi imposible la competencia electoral.Las condiciones electorales son absolu-

    tamente inequitativas para Henrique Ca-priles. De esto, no hay duda. Es una lucha contra un gobierno y un partido que utiliza, sin escrpulos, todo el poder del Estado el problema ms grave que existe es la abso-luta falta de independencia de los poderes pblicos, que obedecen sin lmite las ins-trucciones del Poder Ejecutivo. Eso permi-ti que, con la complicidad de la Sala Cons-titucional, Maduro pudiera ser nombrado presidente encargado para poder presidir las exequias de Chvez y evitar la inhabi-litacin para ser candidato que produca el cargo de vicepresidente. Para colmo, el Consejo Nacional Electoral no es impar-cial. De cinco miembros, cuatro son mili-tantes del PSUV. De all surgen las dudas

    sobre la transparencia electoral.Lo sorprendente es que la candidatura de

    Henrique Capriles, en medio de condicio-nes tan adversas, ha continuado fortalecin-dose. Ya fue una sorpresa cuando logr los 6.800.000 votos en medio de todo el ven-tajismo que utiliz Hugo Chvez. Ahora ocurre lo mismo. Nicols Maduro abusa del poder y de todos los recursos del Esta-do para ganar las elecciones, pero la candi-datura de Capriles contina creciendo con gran rapidez. Es una lucha contra el tiempo. Lo ms delicado para el oficialismo es que Maduro definitivamente no logr impactar a los militantes y simpatizantes del PSUV. La utilizacin desmedida que se hace de la memoria de Hugo Chvez parece que ya no logra tener efecto, sino que al contrario empieza a ser rechazado y mal visto por sus propios partidarios.En este contexto surgen las permanentes

    e imprudentes declaraciones del almiran-te Diego Molero Bellavia, ministro de la Defensa. En verdad, no son fciles de in-terpretar. En todas ellas se observa una tendencia a irrespetar el artculo 328 de la Constitucin Nacional y a debilitar valo-res fundamentales de la tica militar en el personal profesional de nuestra Fuerza Ar-

    mada. Hasta aqu pareciera ser un problema de falta de formacin militar del ministro de la Defensa, pero no logro explicarme lo repetitivo de esa posicin pblica. Las he ledo con mucho detenimiento llegando a la conclusin de que en ellas se esconde una amenaza al rgimen constitucional venezo-lano en caso de que nuestro pueblo opte en las elecciones por un camino diferente al revolucionario.Las violentas declaraciones de Maduro al

    anunciar un supuesto sabotaje de la oposi-cin al sistema elctrico nacional han con-firmado en m las dudas que tengo sobre las imprudentes declaraciones del ministro de la Defensa. Amenazar con enviar a los militantes del PSUV a la calle, junto a la Fuerza Armada, a reprimir a los venezola-nos en caso de ocurrir un apagn en todo el territorio nacional, pareciera ms una maniobra que busca suspender las eleccio-nes ante la certeza de su derrota. De todas maneras deseo recordar que no creo que la Fuerza Armada se preste para reprimir a nuestro pueblo ni acepte una suspensin de las elecciones. A los venezolanos nos que-da un solo camino: votar masivamente por Capriles. A la Fuerza Armada, respetar el resultado electoral.

  • Miami, Abril 12 al 18 de 2013 15[ Opinin ]

    Que en paz descanse

    ! Ataca flaco!

    El domingo. ayyyy el domingo. De nuevo este domingo, los venezola-nos acudimos a un evento electoral. Sera un lugar comn decir que estamos ante un hecho histrico, pero es la verdad. Este domingo, nos estaremos jugando a Ro-salinda. Qu va a pasar? Quien firma esta nota no tiene, ni ha tenido nunca facultades extra sensoriales como para poder vaticinar lo que va a ocurrir. Este domingo estaremos viviendo un proceso indito. Despus de la estafa que nos metieron el pasado 7 de oc-tubre, en la que nos dijeron que el candidato del gobierno estaba completamente curado, el hombre no pudo tapar el sol con un dedo y termin sucumbiendo ante el cncer que lo aquejaba. Quienes votaron por l fueron engaados y estafados de manera flagrante y descarada. Por l, y por quienes le acom-paaban en el engao. Que en paz descanse Hugo Chvez. Desde el momento en que se convoc a este proceso electoral, saba-mos que no sera fcil y mucho menos equitativo. Ya no se trata de Chvez. Se trata de un aparato totalitario y desptico que se niega a dejar el poder y que se quiere quedar gobernando el pas a costa de lo que sea... Aunque ese Lo que sea signifi-que arruinar la nacin y poner literalmente a pasar hambre a los venezolanos.Esta gente no va a dejar el poder mansa-

    mente y de buena gana. Para ganarles hay que meterles un aluvin de votos. Hay que cuidar esos votos y hay que reclamar

    el triunfo. Nuestro candidato ha hecho un trabajo impecable. Ahora nos toca a los ciu-dadanos hacer el nuestro.El triunfalismo y el exceso de confianza

    podran ser mortales. No porque el candi-dato de ellos sea poco ms que un analfabe-ta, significa que el triunfo est asegurado. Ninguna de las burradas expresadas por el candidato del gobierno han sido improvi-sadas. Ciertamente, es un ser sin ninguna preparacin. Como he dicho en ocasiones anteriores, si Maduro no hubiese visitado a su comandante en la crcel despus de las intentonas del 92, hoy estara manejan-do una camionetica por puestos o a lo sumo, sera socio de alguna adquirida de algn guiso sindical.Lo triste es que es el candidato con ms

    poder en esta contienda. El aparato Cas-trista instalado en Venezuela desde hace casi quince aos, tiene secuestradas las instituciones y eso ya se ha demostrado en pasadas elecciones. Pero eso no se vence slo votando. Eso no vence diciendo que no es pertinente votar porque de todas for-mas vamos a perder. La democracia cuesta sangre, sudor y lgrimas y las tres se han derramado en Venezuela.Tenemos nuevamente a un gran candida-

    to. Tenemos a un candidato que como el mismo ha dicho, ha dejado el pellejo en esta campaa. No se trata de llenar calles y avenidas, que las ha llenado. No se trata de propuestas electorales, que las ha hecho

    y muy buenas. Se trata de jugarse el pellejo por la democracia. Muchos podran decir que para quien vive fuera de Venezuela, po-dra resultar cmodo recomendar u opinar desde afuera. A esos, les repito lo que mi amiga Gledys Ibarra dijo durante el contun-dente encuentro de Artistas con Capriles: Mi cdula dice Venezolano, y solo eso me da el derecho a tener una postura frente a lo que sucede en el pas.Los ciudadanos a votar y a cuidar nuestros

    votos. Los militares decentes, que hagan honor al uniforme y a las premisas funda-mentales de una fuerza armada que cuya funcin sagrada, es hacer respetar la volun-tad del pueblo. Los dirigentes polticos, a embraguetarse para movilizar, coordinar y hacer buena la estrategia y el candidato, a defender el respaldo que mayoritariamente el pueblo le va a dar. Que se cuente hasta el ltimo voto, antes de celebrar o reconocer resultados.Tenemos todo para ganar. Tenemos todo

    para derrotar a este mequetrefe que se arro-pa con la cobija de un lder que para mal del pueblo venezolano se col en las pginas de la historia. Vamos a hacer nuestra parte. Vamos a acompaar a Henrique Capriles a ganar estas elecciones.Algo me dice que la noche del domingo no

    debera ser larga. No debera haber mucha espera en la ya famosa baranda del edificio del CNE. Maduro no es Chvez. Y ellos estn nerviosos, porque estn conscientes

    de eso. Pero tambin tienen conciencia del inmenso poder que manejan.Despus del 7 de octubre, escrib en este

    mismo espacio mis reflexiones sobre la derrota. En esa entrega, ponder varios factores del revs electoral. En esa oportu-nidad, habl sobre la conducta de los vo-tantes, pero no inclu las condiciones del lder. Ahora ese lder ya no est. Aunque Nicols y su pandilla traten de venderle a la gente la presencia sempiterna de Chvez, l gracias a Dios ya no est. Construyamos este domingo, el futuro de la Venezuela de nuestros hijos y enterremos de una vez esta pesadilla junto a su autor. Que el 14 en la noche podamos decir que en paz descan-se

    Alexis Ortiz

    El grito del gran Willie Co-ln, boricua del Bronx, en solidaridad con la opcin democrtica de Capriles RadonskiEl fin de la pesadilla podra estar

    cerca. El 14 de abril podra ser la arrancada de una Venezuela nueva, plural y tolerante, honesta y labo-riosa, sobria y decente.La unidad de la oposicin repre-

    sentada en la MUD y la briosa candidatura de Henrique Capriles Radonski, son el depsito de las esperanzas de millones de venezo-lanos refractarios al odio y procli-ves a la convivencia solidaria.Los amos comunistas cubanos del

    desangelado Maduro y resto de la sargentera chavista, con su repre-

    sin, abuso de poder y propaganda aviesa, han intentado llenarnos de miedo, hacernos creer que son in-vencibles, en fin: desmovilizarnos.Pero despus de tres lustros de

    fracaso de Hugo Chvez y sus esbirros, ya los venezolanos pa-triotas, incluso los chavistas de-cepcionados de tanta mentira e incompetencia, entienden la nece-sidad de no hacerle el juego a la desmoralizacin. De cumplir con su responsabilidad en esta hora que puede ser luminosa: Votar.Se trata de votar y estimular a

    familiares, vecinos, condiscpulos y compaeros de trabajo a no re-nunciar a su derecho al sufragio. Si votamos podemos ganar y si ganamos los impostores rojos no podrn desconocer el triunfo del

    pueblo. Una victoria que la gente defender en la calle con pacfica contundencia.El 14 de abril a votar y a vigilar

    las votaciones y los escrutinios. A movilizar cada uno a todo el que necesite ayuda para votar y a no abandonar las mesas. El 14 de abril nos estamos jugando a Rosalinda. Que no lo olviden los astutos abstencionistas que le hacen el jue-go a la estrategia castro-chavista. Qu lo recuerden los empresarios astutos que se niegan a colabo-rar con la campaa de la oposicin democrtica.Y ahora a acompaar el ataca fla-

    co!, el grito del gran Willie Coln, boricua del Bronx, en solidaridad con la opcin democrtica de Ca-priles Radonski.El grito del gran Willie Coln, ataca flaco!

    Vamos a acompaar a Henrique Ca-priles a ganar estas elecciones.

  • Miami, Abril 12 al 18 de 201316 Opinin

  • Miami, Abril 12 al 18 de 2013 17Opinin

    Salir a votar!

    Nicols Maduro Henrique Capriles

    Exequades Chirinos

    Realizar o no un sencillo acto en el cual se invierten escasos segun-dos puede convertirse en la dife-rencia entre elegir un Presidente menti-roso o un Presidente verdadero; entre un Socialismo fracasado o una Democracia de plenas libertades; entre un ttere del gobierno cubano o un lder venezolano capaz e independiente.Ese espontneo acto es votar, una pa-

    labra compuesta apenas por cinco letras cuya trascendencia reviste importancia capital porque se constituye en el ejerci-cio de un derecho poltico que, en nuestro caso, define el destino de una sociedad sumergida en la oscuridad de un gobier-no corrupto y autoritario o un gobierno de unidad y prosperidad, que avizora la luz al final del tnel.Entre Nicols Maduro y Henrique Ca-

    priles existe una brecha profunda: forma de gobernar; de entender y respetar la li-bertad; y de apostar por la unin de to-dos los sectores de la vida nacionalLos divide un abismo porque son totalmente distintos.El primero, Nicols, transpira el olor de

    los Castro, de la dictadura cubana don-

    de los derechos ciudadanos se pisotean y violentan. Su gobierno de apenas cien das se caracteriza por constantes apa-gones y 2 paquetazos rojos-rojitos que convierten el sueldo en un ingreso de mi-seria. Con Maduro en el poder, ser cues-tin de tiempo un brusco aumento de la gasolina, dado que su norte es la mentira.

    Capriles, en cambio, huele a cambio, a modernidad. Su apuesta se centra en solucionar las necesidades del hombre venezolano, sea cual sea su condicin so-cial, poltica, ideolgica. Sus propuestas huelen a cambio, a transformacin para mejorar, empezando por un aumento ge-neral de sueldos y salarios del orden del

    40% y terminando con el combate de la inseguridad personal, la violencia que acarrea miles de crmenes al ao. Su ruta es la verdad.Al pas de Nicols y de Henrique Capri-

    les los separa el voto porque abstenerse o sufragar por el candidato oficialista es seguir apoyando las polticas de regalos a Cuba, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Argentina. Es atornillar la influencia del socialismo cubano en todos los espacios de la vida de los venezolanos. Un voto para Nicols ser un voto para Fidel y Raul Castro; para la narcoguerrilla de las Farc; para que los enchufaos sigan ms enchufaos.Un voto para Capriles ser apostar por

    nosotros mismos, por Venezuela, y muy especialmente por la generacin actual de jvenes quienes con ansiedad buscan tra-bajo y porvenir. Cada voto para El Flaco apuntar hacia la transformacin del pas a fin de recobrar una nacin sin raciona-mientos de comida, gasolina o electrici-dad y libre del yugo cubano. Por Capriles se vota con sabidura y compromiso. Con conviccin, pasin y valor y con la espe-ranza de que la hora del cambio ya toc a nuestras puertas !Hay que salir a [email protected]

  • Miami, Abril 12 al 18 de 201318 [ Opinin ]

    La tragedia de NicolsHay un problema de estrategia de campaa difcil de resolver a estas alturas. Nicols y sus ase-sores, se empearon en representar al candidato, presidente (e), como el suce-sor del fallecido Chvez. Concepto que pudiera ser vlido si se toma en cuenta la conexin del occiso con sus electores. El detalle es que pareciera que se deseaba desaparecer al candidato y que la gente votara por Chvez. Luis Vicente Len lo explic de manera sencilla: Maduro tiene que ser el vehculo para votar por Chvez.La campaa se mont en Chvez, con

    Maduro como un elemento, algo as como una capa de Superman. Paraban a Nicols frente a una gigantografa de Chvez y el presidente cantaba el himno y recordaba que desde el fondo de su corazn peda que votaran por Maduro.Pero haba que darle la palabra a Nico-

    ls Y todo se derrumb.Que si los estados Margarita, Cuman

    y la Guaira, que si los esteros de Ca-

    magun en Apure y aquello del pajarito. Todo eso combinado con una realidad de tres terribles meses de gobierno. 1.350 asesinatos a manos del hampa en el pri-mer trimestre; 20% ms de desabasteci-miento reconocido por el Banco Central de Venezuela y una inflacin del 17% en el primer trimestre del ao.No bast Chvez, haba que atender la

    emergencia del pas y de paso dos deva-luaciones. No se poda esconder Nicols en el fallecido presidente, haba que ha-blar. All el vehculo empez a pisto-near y pas de presidente a candidato y a tener que compararse con su padre. Y Chvez le dio el abrazo del oso.La ecuacin de la campaa del actual

    gobierno sac a Capriles del esquema y en la pantalla slo quedaron: Nicols y Hugo. Abandonaron al candidato de la Unidad Democrtica y la comparacin presidente fallecido y presidente encar-gado fue inevitable y fatal para el ltimo.Capriles corre solo con una oferta cla-

    ra, seguridad, abastecimiento y recursos,

    para que los venezolanos vivan mejor. Y de paso con meses de campaa nacional contra el propio Hugo Chvez.Hay que votar, el candidato del gobierno

    luce muy mal y lo nico que falta para terminar de salir de l es votar. Votar la primera defensa del voto. Muchas veces la nica.

    Henrique Capriles representa la esperanza

  • Miami, Abril 12 al 18 de 2013 19[Farndula]

    Sh wMiguel [email protected]

    T Nuestra chica de la semana, es la mexicana Ninel Conde, a quien le dicen el bombo asesino. Al verla uno entiende que puede morir de un infarto al lado de esta escultura.La Chica de la semana

    Jorge Aguilar firma con Universal MusicEl compositor y productor musical venezolano

    Jorge Aguilar, a quien vemos en el centro de la fo-tografa, firm un contrato con Universal Music, una de las empresas de msica ms importantes del mundo. Aguilar como compositor musical, forma-r parte del catlogo que incluye a msicos como Juan Luis Guerra, Alejandro Sanz, y Juanes, entre otros destacados artistas. Jorge fue un destacado artista en Venezuela en los aos 80 y productor musical de RCTV, E Entertainment Television, y Venevisin. Me complace este nuevo logro de Jorge, que tambin fue el director musical de to-das las producciones que hacamos en el recordado concurso Chica 2001 en nuestra bella Venezuela y donde logramos muchos reconocimientos. Desde ya, espero contar con Aguilar tambin en nuestro prximo canal, Teledoral, que poco a poco va sien-do una realidad.Jorge Aravena sale de telenovelaEl actor Jorge Aravena est muy dolido con su salida de la telenovela Porque el amor manda, del

    productor Juan Osorio. Aravena, interpretaba a Elas Franco en la trama, y lament la decisin de la produccin de sacarlo de la historia: Me acaban de informar que Elas sale pronto de @xqElA-morManda, que lstima! la produccin sabr por qu o por quin lo hace!!!, reclam en Twitter.Miguel Bos por Alejandro SanzEl concierto de Miguel Bos anunciado para realizarse en febrero pasado en Caracas, y que sera

    reprogramado para mayo, fue cancelado definitivamente.Venezuela sera una de las primeras paradas que iba a realizar Miguel Bos por Latinoamrica con

    su tour mundial Papitwo. De la gira se haban programado dos presentaciones, una el 15 de febrero en el Hotel Hespera de Valencia y la segunda el 17 de febrero en la Unimet en Caracas.Las personas que adquirieron su boleto podrn canjearlo para el concierto de Alejandro Sanz en el

    campo de ftbol de la USB, que ser realizado el prximo domingo 18 de mayo.Capriles, presidenteNorkys Batista, a quien vemos en la foto junto al candidato, Henrique Capriles Radonsky escribi

    en su twitter: Franqueza, humildad, educacin, principio moral, pero sobretodo respeto es lo que transmite @hcapriles que suma ms seguidores que en las pasadas elecciones. El pasado domingo

    en una multitudinaria concentracin en la avenida Bol-var, Henrique Capriles demostr entusiasmo, esperanza y conviccin generando emocin en los presentes. Dijo que est ganando las elecciones segn las encuestas y el deber de todos es salir a votar con fe y esperanza. Este domingo sabremos si los venezolanos podrn volver a vivir en el mejor pas del mundo, o si Venezuela, segui-r siendo una colonia cubana y empobrecida, a niveles insospechados hace 15 aos atrs, con esta resaca comu-nista que llaman Socialismo del siglo XXI.Ismael Garca ser el primero en salir de Globovi-

    sinEl productor venezolano, Esteban Trapiello, sorprendi

    a la opinin pblica al decir en Twitter: Superconfir-mado, Ismael Garca es el primero que estar fuera de Globovisin. Me lo acaba de decir el nuevo propietario.Tambin escribi: Ismael Garca ante su salida de

    Globovisin no lanzar su candidatura a la Alcalda de Caracas!.Trapiello tambin dijo: Acabo de rechazar la oferta del

    nuevo dueo de Globovisin para estar en esa televiso-ra con un programa a las 10 pm cada noche de lunes a viernes, en la actualidad dicho horario es ocupado por el programa Buenas Noches.

    Jorge Aguilar al momento de la firma del contrato

    Henrique Capriles y Norkys Batista

  • Miami, Abril 12 al 18 de 201320 [ Deportes ]

    CR7 desactiv la remontada turcaEl Real Madrid certific, la noche del martes, su pase a semifinales de la Liga de Campeones de Europa por tercer ao consecutivo bajo el mando de Jos Mourinho, a pesar de una estrepitosa cada en suelo turco por 3-2. Su mxi-ma estrella Cristiano Ronaldo apareci en los momentos cla-ves del partido, justo al inicio y al final de la contienda, para hacer infructfera la intentona de remontada del Galatasaray.Un Madrid avasallante, con

    espritu ultra ofensivo y total dominio del esfrico puso al Galatasary varias veces contra las cuerdas en los minutos ini-ciales, como ni siquiera se ha-ba visto en el partido de ida en el que gan con un contundente 3-0. A sabiendas de que un gol pondra bastante tierra de por medio entre ambas escuadras en la eliminatoria, Cristiano Ronaldo convirti el tanto que otorgaba la tranquilidad nece-saria al conjunto merengue para manejar el partido.Corra el minuto 7 y tras una

    una jugada de reiterados ata-ques, Di Mara tom la lanza por derecha y envi un pase en profundidad a Sami Kedhira que rompi la defensa. El ale-mn prolong la habilitacin en forma de pase de la muerte para buscar la estocada letal de un Cristiano que rondaba el rea chica y, a un toque certero, el lusitano puso en ventaja a la visita.

    A partir del tanto del atacante portugus, paradjicamente, se vio la peor versin del Madrid en la actual Champions, perdi-do en el medio campo y sumer-gido en un mar de imprecisio-nes, relajado en demasa, quiz, por la falta de nervio y tensin. Para el inicio del complemento, el Galatasaray se atrevi a ms, y fue as como pudo devolverle

    la vida a la eliminatoria con una rfaga de tres anotaciones que hicieron estallar en un grito de remontada al famoso infierno turco.Tres tantos de bellsima factu-

    ra hicieron peligrar la clasifi-cacin del Real Madrid. Prime-ro fue Eboue, quien mand un misil a tres dedos al ngulo, desde el borde del rea gran-de. Minutos ms tarde sera el ex madridista Wesley Sneijder, quien dibuj un cao de lujo para pintarle la cara a Raphael Varane en la medialuna y fus-tigar, sin contemplaciones, a Diego Lpez, dentro del rea. Acto seguido, aparecera el to-que sutil del inagotable Drogba para el delirio local. Con un taconazo de hemeroteca, per-fectamente colocado lejos del alcance del portero merengue, el ariete marfileo encendi la llama del milagro otomano. Faltaban 20 minutos y todo

    era posible. Mourinho sinti la soga al cuello y apret las tuer-cas a los suyos con los cambios. Benzem reemplaz a Higuan y Ozil dej su lugar a Albiol para que este formara la pare-ja de zagueros con Varane. As

    Pepe pudo moverse a la conten-cin como escudero de Kedhira y reforzar la permeable medular merengue. Pero no fue tanto el efecto de

    los cambios lo que dio nuevos aires al Madrid, sino el poder radioactivo de un Cristiano ple-trico que manda a la red todo baln que toca en esta Cham-pions. Tras un pase de Benze-m, desde la derecha, el crack de Madeira, de primera inten-cin bati a Muslera por lo bajo para sellar el pase de su equipo a semis y para ubicarse en lo ms alto de la