El Otoño del año 457 AC

Click here to load reader

  • date post

    06-Mar-2016
  • Category

    Documents

  • view

    223
  • download

    4

Embed Size (px)

description

Las 70 semanas de Daniel 9

Transcript of El Otoño del año 457 AC

  • El otoo dEl ao 457 aC

    43

    EL OTOO DEL AO 457 AC

    RAFAEL MONTESINOSNEW JERSEY - ESTADOS UNIDOS

  • resumen

    Existe una clara relacin entre la visin de las tardes y maanas de Daniel 8:13, 14 con la visin de las setenta semanas de Daniel 9:24-27. El decreto del rey Ar-tajerjes I fue puesto en vigor en el otoo del ao 457 AC por los reyes y strapas del otro lado del rio, luego que el pueblo celebrara las fiestas de otoo. El otoo del ao 457 AC es el punto de partida de la profeca de las setenta semanas. La profeca de las setenta semanas no se cumpli en los das de Antoco Epfanes, sino en los das de Cristo. La profeca de las 70 semanas marca el inicio de la pro-feca de tiempo ms extensa e interesante de toda la Biblia: la profeca de las 2300 tardes y maanas. Al final de este extenso perodo, Dios vindicar su santuario.

    Palabras clave: Daniel - 70 semanas - Santuario - Otoo, 457 AC - Artajerjes I.

    abstract

    There is a clear relationship between the Daniel 8:13, 14 evenings and mornings vision with the Daniel 9:24-27 seventy weeks vision. King Artaxerxes I Decree was put into force in the autumn of the year 457 BC by kings and satraps across the river, soon after the people celebrated the autumn holidays. The autumn of 457 BC is the seventy weeks prophecys starting point. The seventy weeks prophecy was not fulfilled in the Antiochus Epiphanes days, but in the days of Christ. The prophecy of the 70 weeks marks the beginning of the most extensive and interesting of the whole Bible prophecy of time: the prophecy of the 2300 evenings and mornings. At the end of this extended period, God will vindicate his sanctuary.

    Keywords: Daniel - Seventy Weeks - Sanctuary - Autumn, 457 BC - Artaxerxes I.

  • 45

    el otoo del ao 457 ac

    Introduccin

    Jerusaln fue destruida por el rey de Babilonia en el ao 586 AC (2 Cr 36:17-21). Los Medos y los Persas derrotaron al rey de Babilonia posteriormente (Dn 2:39; Is 45:1-3). Durante el reinado del rey persa Ar-tajerjes I, Esdras, escriba diligente en la ley de Moiss, consigui que el rey le concediera todo lo que pidi con relacin a sus objetivos en su viaje a Jerusaln (Esd 7:6). l quera viajar a Jerusaln con el objetivo de restaurar y edificar la ciudad que el rey de Babilonia destruy (Esd 4:12). El rey le entreg a Esdras un decreto que deba ser puesto en vigor por los strapas y capitanes del otro lado del ro luego de su llegada a Jerusaln (Esd 8:36). Esdras viaj a Jerusaln con el decreto del rey en mano, acom-paado por los jefes de las casas paternas de Israel (Esd 7:28; 8:1-14). Esdras y sus acompaantes salieron de Babilonia el primer da del primer mes (Esd 7:9), o sea, en el mes de Nisn en el calendario Hebreo. Llegaron a Jerusaln en el mes quinto del ao sptimo del rey (Esd 7:8), a saber, en el mes de Ab. Se tardaron aproximadamente cuatro meses en llegar a Jerusaln. El mes de Ab se corresponde con el verano del 457 AC.

    La profeca de las setenta semanas dio inici con la salida de la orden para restaurar y edificar a Jerusaln (Dn 9:25). Esta orden la dio el rey Artajerjes mediante un edicto que entreg a Esdras y fue puesto en efecto luego de la llegada de Esdras a Jerusaln. Es imprescindible en-tonces identificar el momento en que el edicto de Artajerjes I fue puesto en efecto de modo para precisar cuando dio comienzo la profeca de las setenta semanas. Qu importancia tiene este evento con relacin a la profeca de las setenta semanas de Daniel?

    La iglesia Adventista del Sptimo da afirma que el decreto del rey Artajerjes fue puesto en efecto en el otoo del 457 AC Cmo se pue-de justificar que el decreto del rey Artajerjes fue puesto en vigor en otoo, si Esdras lleg a Jerusaln en verano? Este trabajo de investigacin tiene como objetivo proveer la evidencia que demuestre que el decreto del rey Artajerjes I fue puesto en vigor en el otoo del 457 AC.

  • 46

    Rafael Montesinos

    Visin y audicin

    El captulo nueve de Daniel fue escrito durante el reinado de Da-ro el Medo, hijo de Asuero, alrededor del 539/8 AC.1 Lo empez a escri-bir con una preocupacin sobre el nmero de los aos que habran de cumplirse sobre las ruinas de Jerusaln: setenta aos (9:2). Alrededor de doce aos antes, durante el tercer ao del reinado de Belsasar (551/550 AC),2 Daniel tuvo una visin que contena dos elementos: (1) visin (Dn 8:1-12) y (2) audicin (8:13, 14):

    (1) Visin. Daniel 8:2 dice: mir durante la visin y me vi en Susa. El versculo 3 comienza diciendo: Alc los ojos y mir, y vi.... Lue-go, en los versculos siguientes se utilizan los verbos vi (Dn 8:4, 7) y visto (Dn 8:6). Esta primera visin fue percibida por los ojos, fue algo que Daniel pudo contemplar: un carnero, un macho cabro y un cuerno pequeo. Lo mismo ocurre en el captulo 7 donde la palabra hebrea [hzn] identifica la visin de las cuatro bestias (vv. 1-2, 7, 13 y 15).

    (2) Audicin. El segundo elemento tuvo que ver con una conver-sacin que Daniel escuch (Dn 8:13, 14). Un santo le pregunt al otro cunto tiempo durara la visin del continuo abolido, la iniquidad asola-dora puesta all, del santuario y del ejrcito pisoteados. Esta conversacin tena que ver con la obra del cuerno pequeo que Daniel haba visto en visin, previo a esta audicin. El otro santo respondi: Hasta dos mil trescientas tardes y maanas; luego el santuario ser purificado (RV77).3

    1Walter A. Elwell, Baker Commentary on the Bible (Grand Rapids, MI: Baker Books, 2000), 598.

    2Ibd., 597.3Segn Keil, las 2.300 tardes y maanas son das completos, no medios das como sealan

    los proponentes de Antoco Epfanes. Argumenta que la posicin que dice que las 2.300 tardes y ma-anas representan 1.150 das no tiene fundamento exegtico. Cuando los hebreos quieren expresar el da y la noche por separado, las partes que componen el da de la semana, entonces el nmero de ambos es expresado. Ellos dicen cuarenta das y cuarenta noches (Gn 7:4, 12; x 24:18; 1 R 19:8), y tres das y tres noches (Jon 2:1; Mt 12:40), pero no ochenta o seis das y noches, cuando ellos desean hablar de cuarenta o de tres das completos. El lector hebreo jams entendera el perodo de tiempo de 2.300 tardes y maanas como 2.300 medios das o 1.150 das completos. Un ejemplo de esto es el hecho de que tarde y maana en la creacin no constitua medio da sino un da completo. Keil contina indicando que debemos tomar las palabras tal y como son y entender el perodo como 2.300 das completos (vase Keil y Delitzsch, eds., Daniel, en Commentary on the Old Testament [Peabody, MA: Hendrickson, 1996], 9:693-694). Hersh Goldwurm, una rabino judo, ve los 2.300 das en trmi-

  • El otoo dEl ao 457 aC

    47

    En el texto original hebreo, a esta audicin se le llama [marh]: La visin - [marh]4 de las tardes y maanas que se te ha referido es verdadera... (Dn 8:26). Luego se refiere a la visin en general como [hzn],5 al decir: y tu guarda la visin [hzn], porque es para das lejanos (Dn 8:26). En otras palabras, marh identifica la audicin que Daniel tuvo dentro de la visin (hzn) del carnero, del macho cabro y del cuerno pequeo.

    En Ezequiel 8:4 se hace referencia a la visin (marh) que el profe-ta haba visto en el campo (Ez 3:22-27). Lo que realmente l tuvo fue una audicin. Dios lo llam al campo y le dijo: hablar contigo; y entonces Dios le indic que l sellara sus labios para que no le hablara al pueblo rebelde y lo dejara mudo por un tiempo. Otro ejemplo se encuentra en Gnesis 46:2, donde dice: Y habl Dios a Israel en visiones (marh) de noche, y dijo: Jacob, Jacob. Y l respondi: Heme aqu.. Dios le indic a Jacob que no temiera descender a Egipto, porque all el Seor hara de l una gran nacin (v. 3).

    Segn el Comentario Bblico Adventista, la palabra jazon [hzn] proviene de un verbo que significa percibir con visin interior.6 Daniel utiliz frecuentemente las palabras [hzn], [marh] y [hlam- sueo] para referirse a los mensajes divinos. Ambas palabras he-breas se traducen como visin, pero, al parecer, marh apunta especfica-mente a una seccin de dicha visin: la audicin.

    Segn Hersh Goldwurm, en Daniel 9:23, la visin [marh] que Gabriel le explic a Daniel se refera a la visin del captulo ocho y se de-

    nos de aos (Daniel: A New Translation with a Commentary Anthologized from Talmudic, Midrashic and Rabinic Sources [Brooklyn, NY: Mesorah, 2002], 228).

    4La palabra aparece 90 en el Antiguo Testamento (en adelante AT) y se traduce como visin, aparicin, aspecto, vista, semblante y apariencia, siendo vista y apariencia las ms usa-das. George V. Wigram, , en The Englishmans Hebrew Concordance of the Old Testament (Pea-body, MA: Hendrickson, 1996), 761.

    5Esta palabra que se usa en el captulo 8, aparece 35 veces en el AT y se traduce en cada caso como visin. Ibd., 411.

    6No haba visin con frecuencia [1 Samuel 3:1], en Seventh Day Adventist Bible Com-mentary, ed. Francis D. Nichol (Miami, FL: Asociacin de Publicaciones Interamericanas, 1978), 3:465. En adelante SDABC.

  • 48

    Rafael Montesinos

    nomina en los versculos 16-26 como marh.7 Segn este erudito hebreo, la visin [marh] que Gabriel le explic a Daniel fue la seccin de las tar-des y maanas que l no entendi en el captulo 8, y no la profeca de los 70 aos de cautividad predichos por Jeremas. Lo cierto es que el captulo 8 termina con una preocupacin de tiempo proftico y el captulo 9 co-mienza con la misma preocupacin. Daniel no entenda la visin (segn Dn 8:27, lo referente a las tardes y maanas), ms bien, decidi continuar con su relato proftico, mientras repasaba la profeca de Jeremas concer-niente a los 70 aos de cautiverio babilnico.

    Algunos crticos alegan que transcurrieron alrededor de 12 aos entre el captulo 8 y el captulo 9, por lo tanto, Daniel no estaba pensando en la profeca del captulo 8, sino en los 70 aos de cautividad babilnica, que muy pronto llegaran a su fin. Lo cierto es que Daniel entenda muy bien la profe