Underground Football 19

of 84 /84

Embed Size (px)

description

Monográfico sobre el trabajo realizado en las canteras de varios clubes de fútbol profesionales así como en escuelas de fútbol.

Transcript of Underground Football 19

  • Underground Football

    Sigue el nuevo UGF en las redes [email protected]_footballhttps://www.facebook.com/FootballUnderground

    WebsiteContactoundergroundfootball.com

    [email protected]

    NUESTRO EQUIPOEditor

    RedactoresIrati [email protected]

    David [email protected]_

    Pepe [email protected]_SalgadoMnica [email protected] [email protected]

    Shark [email protected]

    Sergio M. [email protected]

    Hctor Da Serpa [email protected]

    Jorge [email protected]

    Christian [email protected]

    Manu [email protected]_Fdez

    Irati [email protected]

    3Colaboracin

    Albert [email protected]

  • NDICE

    4

    8. Entrevista con Fran Garrido

    26. Firma invitada con Albert Morn

    34. El gol de Grosso38. Reportaje Javi Poves - Mareo52. Aus Deuschtland Mit Liebe58. As Armas62. Desde el banquillo66. Sudamrica, tierra de leyendas72. Tiempos de peseta, ftbol de oro

    82. Reportaje ftbol base en Filipinas78. Invierno ex-Sovitico

    16. Reportaje Cantera Rayo Vallecano

    30. Wembley Connection

  • 5

  • #FoTOP

  • 8

  • Al jugador hay quehablarle y decirlelas cosas a la cara

    Todo empez como una simpleaficin, como empiezan muchas delas cosas que acaban bien. Hoy, esprofesor del curso de entrenadoresde la RFEF, da ponencias para ella yes el seleccionador de la SeleccinSub18 de la Comunidad de Madrid.Anteriormente, fue entrenador en elGetafe, en el Alcorcn, el Atltico dePinto... una infinidad de clubes a lolargo y ancho de Madrid. Es Fran

    Garrido, uno de los grandesconocedores del ftbol base de la

    comunidad autnoma ms cntricade nuestro pas.

    Realizada por Irati [email protected]

    9

    Entrevista a Fran Garrido

  • Qu significa ser seleccio-nador Sub18 de Madrid?

    A nivel deportivo te abre mu-chas puertas pues tienesmucha relacin con los clu-bes ms importantes de Ma-drid. A nivel personal muchasatisfaccin. Yo soy de aqude Madrid y el hecho depoder dirigir a los jugadoresque siempre han sido refe-rentes cuando yo entrenabaen clubes, los jugadores delGetafe, del Madrid, del Atleti,del Rayo Es muy bonitopero al mismo tiempo com-plicado porque estn consus clubes, tambin van a laseleccin espaola por ellomotivarles para que vengana la Federacin de Ftbol deMadrid es difcil depen-

    diendo del caso, para algu-nos es un orgullo pero aotros les cuesta ms y soncasos ms delicados.

    Cules son las funcionesde un seleccionador de ft-bol base?

    Valorar a los jugadores in-tentando ser lo ms objetivoposible y sabiendo que solopuedes trabajar con tres ju-gadores del mismo equipo almismo tiempo en el campo.Por ello hay que ser muy ob-jetivo, elegir bien, valorar alchico, como va, valorarlotambin a nivel personal. Tenen cuenta que los torneos aeste nivel de seleccin sonmuy cortos, por ello al juga-dor que no le sale una cosa

    se viene un poco abajo, estacostumbrado a jugar consus compaeros todo el aoy aqu no Son cosas quetienes que tener en cuenta.

    Como entrenador y seleccio-nador que has sido, qu di-ferencias encuentras entreambos puestos?

    Pues el da a da, fundamen-talmente. En la seleccin sete queda corto. No los tienestodas las semanas y por ello

    Como seleccionadortienes que valorar alos jugadores siendo

    objetivo

    La experiencia como entrenador deFran Garrido pasa desde Tercera Divi-sin hasta equipos juveniles de Divi-sin de Honor.

  • tienes que comprimir el tra-bajo que haras en el club.Tienes que conseguir que secomplementen, que se co-nozcan, que asimilen tusideas teniendo en cuentaque no siempre, en cadaconvocatoria, tendrs losmismos jugadores. Porquesi siempre vienen los mis-mos no puedes darle la opor-tunidad a otros chicos.

    Y esta falta de tiempo a lahora de planificar una tem-porada supongo que te harllevar a cabo la planificacinde una forma diferente

    Si, es as. T tienes que in-tentar comprimir tu filosofade juego al tiempo del quedispones. Lo bueno es quepuedes escoger lo que quie-ras, adaptarlo a tu sistemade juego. No como en unclub que tienes que trabajarcon lo que ye haya propor-cionado tu club. Sin em-bargo, aqu tienes que meterla parte tcnica, tctica y f-sica en un mismo lote. Nopuedes pretender un da de-dicarlo a la estrategia, otro ala tctica. Tienes que jun-tarlo todo, correr ms, por-que no tienes tiempo.

    Hablando de la motivacinde los jugadores que decasantes es clave para su con-vocatoria. Se nota que unjugador de un equipo pe-queo se motiva mucho msque uno de un equipogrande?

    Siempre se nota que el de unequipo pequeo viene conms motivacin en teora.Pero depende mucho del

    cuerpo tcnico. Me explico.Si el jugador nota que hayseriedad, que hay una plani-ficacin y un objetivo y t selo muestras, el jugador esagradecido y quiere venir. Sise encuentra que el nivel esalto querr venir. El pro-blema es que t les des aellos algo a lo que no estnacostumbrados pues estnacostumbrados a jugar en lalite.

    Cmo ve el futbolista la fi-gura del seleccionador?

    Yo hablo mucho con ellos,les pregunto, quiero quesean honestos y que medigan lo que ven a mejorar.Creo que lo ven como eseentrenador que te da la opor-tunidad de salir de tu club ydesconectar un poco puesall la exigencia es enorme. Yvenir aqu, hasta que sea elCampeonato de Espaa, lesviene bien.

    Y el hecho de llegar a la Se-leccin de Madrid Sub18 sig-nifica cercana para llegar alftbol profesional?

    Ese problema al final lo tie-nen en sus propios clubes.Esos jugadores que estn enlos grandes equipos y que,

    an en su etapa juvenil,hacen ya entrenamientoscon el primer equipo, son ju-gadores que estn muycerca. Ahora, el venir a la se-leccin les refuerza. Yotengo una relacin muy es-trecha con Santi Denia y sque hay informes de la selec-cin de Madrid para la selec-cin espaola. La seleccinde Madrid s que es un pasoprevio a la seleccin espa-ola pero tambin est en ellmite entre ser jugador pro-fesional y no serlo. Hay en-tran otros factores, ademsde este, que ellos deben decuidar.

    Buscando un poco ms elftbol base. Cada vez hayms clubes que hacen mshincapi en la formacin deljugador que en los resulta-dos

    La etapa formativa tiene queestar siempre presente, tnunca dejas de formar a al-guien, incluso en ftbol pro-fesional. Adems, losresultados llegan si la forma-cin es buena. Y la forma-cin es, a parte de formar aalguien tcnicamente, tcti-camente, a nivel psicolgico,lo tienes que formar parasaber competir y para esonunca hay lmite de edad.Bien es cierto que en edadestempranas tiene que primarla formacin ms que lacompeticin. Pero esto esmuy fcil decirlo, porque enmuchos cosas no ocurre.Estamos viendo casosdonde el infantil de no squ equipo el entrenadorque pierde seis partidos escesado. Al igual que el caso

    Hablo mucho con eljugador, les

    pregunto, quiero quesean honestos y queme digan lo que ven a

    mejorar

    11

  • en que el entrenador queest ganando porque se en-cuentra una plantilla muybuena de chicos pero la me-jora no es grande. Dndeest el lmite? A quin hayque echar? Yo creo que losentrenadores buenos han deestar en las canteras y mien-tras esto sea as mejores ju-gadores saldrn. Pero losentrenadores queremossubir, queremos estar msarriba

    E hilndolo con la anteriorpregunta. Un entrenador esmejor entrenador cuantomejor formador sea?

    Van de la mano. T tienesque saber formar al jugadorcon todos los valores (Hu-mildad, sacrificio, entrega)y en eso puedes ser muybueno pero no serlo tanto enlo que es el ftbol a nivel tc-tico, tcnico, fsico. Poreso el entrenador perfectopara m a esas edades serel que conjugue ambascosas.

    Muchas veces se habla deque el entrenador choca conel entorno del jugador por-que quieren cosas diferen-tes. Es egosta el entornodel jugador?

    Normalmente. Yo siemprecomento que los padreshacen una gran labor lle-vando a sus hijos a entrenar,estando con ellos en el in-vierno cuando llueve o hacedas malos, que la unidad fa-miliar se resiente por el sa-crificio Y hasta ah hay queaplaudir la labor de los pa-dres en el ftbol porque ahse acaba. El padre no tiene

    que dar consejos al niosobre cmo tiene que haceruna cosa u otra porque paraeso tiene a su entrenador.Cuando se mezclan en la ca-beza del nio los mensajesque recibe de sus padres,sus amigos, su entrenador,el representante es enton-ces cuando el nio tiene pro-blemas. Juegas y es que elentrenador te ha dicho Yno es eso, a veces no juga-rs porque no ests prepa-rado para ese partido, hayotra mejor opcin u otrocompaero lo ha hechomejor. Los padres tienen quedejar al nio que disfrute.

    Desde tu puesto como selec-cionador sub18 has de tratarcon jugadores en edadescomplicadas. Se nota laetapa de adolescencia en laque est inmerso el jugador?

    S, siempre hay casos del ju-gador que es un poco msintrovertido. De los que em-piezan a tontear con el fin desemana, con la novia Y esote aparta un poco de tu obje-tivo y nosotros, por ello, tra-tamos de cuidarlo bastante.Adems, el tema de los estu-dios. Como voy a ser futbo-lista no estudio para elexamen de maana. Y esque eso no es as, igual el dade maana no eres futbo-lista. T ests trabajandopara poder llegar pero a lomejor no llegas. Nosotrosnos interesamos por su vidapersonal, por cmo le va enel colegio, por como enfocasu fin de semana, como sealimenta Les intentamosayudar.

    Cmo tiene que ser la rela-cin entre el entrenador y eljugador a estas edades?

    Tiene que ser cercana. Yocreo en la cercana. Yo comoseleccionador no tengo msremedio que hacerlo as por-que si no, no tienes esa rela-cin con el jugador ya queno lo tratas a diario. Pero en-trenando en clubes como elAlcorcn o el Getafe la rela-cin con los jugadores tiene

    12

  • que ser cercana. Al jugadorhay que decirlo porque juegay porque no juega. Si haceuna cosa mal, decrselo, y sihace una cosa bien, poten-ciarla. Al jugador hay que ha-blarle y decirle las cosas a lacara. Un jugador no sepuede enterar por el club deque no cuentas con l. Un ju-gador no puede saber queno est jugando habitual-mente porque s. Habla conl y explcaselo, porque a lo

    Un jugador no sepuede enterar por el

    club de que nocuentas con l

    mejor puede mejorar.

    Qu diferencias encuentrast entre un jugador de ftboly un futbolista? Es esta unade tus frases ms conoci-das.

    El jugador de ftbol es el ju-gador que sabe jugar al ft-bol, cosa que saben hacermuchos. En cualquier callede cualquier pueblo ves mu-chos jugadores de ftbol.

    FranGarrido es uno de los profesoresde la RFEF, as como uno de sus po-nentes en diferentes eventos a lo largoy ancho de todo el mundo.

  • Nios que con sus amigosson unos fenmenos peroque cuando llega la hora deentrenar estn con la con-sola y no van. Un fin de se-mana que tienen partido elsbado por la maana y elviernes se acuesta tarde.Que juega a las cuatro de latarde y come a las dos un co-cido porque su madre le pre-para con toda intencin lacomida y a l no le importa.O un chaval que se quedahasta tarde con sus amigospero que aunque no beba al-cohol, no duerme las horassuficientes, porque cree quecon eso le basta, que ya esmuy bueno. Y no, con eso nobasta. Un futbolista tiene quesaber jugar al ftbol y sabermanejar todo ese entorno.Que tus amigos se irn defiesta pero t no puedes por-que quieres ser futbolista.Tienes que saber que el quete maneja y con el que tests trabajando de verdad yaceptar lo que l diga es el

    entrenador, no vale aceptarlo que te digan otros. Mu-chas veces me ha pasado dejugadores que estn ahoraen Primera Divisin y queson muy voluntariosos peroque crees que por tcnica nollegarn y, sin embargo, lohacen porque son capacesde controlar ese entorno.

    Al jugador hay que drselotodo hecho

    El jugador por naturaleza esvago. Viene a entrenar yluego se va. Sin embargo, elentrenador nunca para detrabajar. Son puestos dife-rentes. Al final, se lo tienesque dar todo hecho porquese acostumbra a ello. A nos-otros, en las categoras pe-queas de la RFEF, nosgusta que desde pequeo el

    Un futbolista tieneque saber jugar alftbol y sabermanejar todo su

    entorno

    14

    jugador tenga responsabili-dades para que esto no seaas. Por ejemplo, cada datraen el calentamiento unosu otros. Yo juego partidos deentrenamiento entre los chi-cos y pongo a un jugador decada equipo a hacer funcinde entrenador, con onceaos. Para que vean lo difcilque es y vean la responsabi-lidad que es quitar a un com-paero y sacar a otro. Quevean que ser jugador no essimplemente llegar y jugar elpartido.

    Hay que tratar a todos losjugadores por igual?

    S, eso lo tengo claro desdeel primer da que entro a unvestuario. Lo primero que lesdigo es que se fen de mcomo yo me fo de vosotros.

  • Yo no les voy a fallar. Si mefallan ellos me dejar de fiarde ellos. Tratndolos igual teganars su respeto. Y sedice que no se puede tratarigual a quien juega y a quienno juega, y yo creo que esoes un error. Nosotros des-pus del partido del do-mingo, cuando estbamosen club, yo no dirijo el entre-namiento. Yo dirijo el partido,con el preparador fsico, elentrenamiento de los quenos jugaron. Yo quiero dar lacara, explicarle porque no hajugado. Los chicos van a verque yo no les tengo olvi-dado. Se trata de ser justocon ellos y ser honesto.

    Cada jugador es un mundo y,a veces, necesitan que el en-trenador est cerca deellos

    En esta etapa si, totalmente.Hay chicos que lo estn pa-sando mal porque estn vi-viendo momentos delicadosen su casa o con los estu-dios. Al final son chicos y tie-nen problemas que hemostenido todos a su edad. Am me importa que un chicotenga problemas en su casaporque se estn separandosus padres y me afecta alrendimiento del jugador? Yopodra decir que si vienes yentrenas bien juegas y si nopues nada. Pero no, esa si-tuacin la he podido vivir yoy le puedo dar unos conse-jos que le pueden ayudar.Tienes que hacerle ver quecomo entrenador le puedesayudar, porque luego l teayudar a ti. Cmo? Rin-diendo a un alto nivel.

    Para terminar y como resu-men, qu caractersticascrees que ha de tener un en-trenador de ftbol base encomparacin con un entre-nador dedicado al ftbol pro-fesional?

    En primer lugar, paciencia ala hora de exigir. Cuando es-tamos a nivel profesional laexigencia que te meten a ties grande que tambin latrasladas. No hay margen.EN ftbol base el entrenadortiene que tener tiempo paraque trabaje, para que su tra-bajo haga progresar al nio,independientemente de losresultados. Ha de tenermucha paciencia porque sepuede encontrar de todo,nios que han jugado onios que no. Tienes que sermuy agradecido con ellosporque al final son nios queestn empezando y hacerlesver el valor que tiene cadaaprendizaje que estn apren-diendo. De cara al ftbolbase yo siempre digo unacosa: tienes un equipo muyflojito y empiezas el ao per-diendo 13-0, 12-1, 10-0pero, sin embargo, acabas latemporada perdiendo 5-2 lamejora es enorme, aunqueno hayas ganado ningnpartido. Si un entrenador escapaz de ver esos valores,para m, ser muy bueno decara al ftbol base.

    15

    Fran Garrido es en la actualidad el se-leccionador de la SeleccinSub18 dela Comunidad de Madrid.

  • SOLO EN VALLECAS

    Texto de Irati [email protected]

    Fotos de Irati Prat

  • Es el minuto 90 y estn en se-gunda divisin. El empate acero los manda a un infiernoque, quiz, podra poner lapuntilla a un club que se en-cuentra en una delicada situa-cin econmica. Pero lesqueda una ms, un crner bo-tado desde la banda derechaal que precede un silencio se-pulcral. Nada, lo saca la de-fensa del Granada, losmurmullos se extienden porVallecas. Todo parece perdido.Sin embargo, como dijo aquel,la esperanza es lo ltimo quese ha de perder, y, en el des-peje, un mal control de FrancoJara le devuelve la pelota alconjunto madrileo. Se iniciade nuevo el ataque, a la deses-perada, en busca del gol quelos mantenga en Primera Divi-sin. La jugada de Piti acabacon un disparo rechazado enun defensa que le cae a Michuy este, de primeras, la mandaal larguero. Se congela tiempodurante apenas dos segundos.Todos saben que Ral Tamudoempujar el baln a descansarcon las redes, que les dar lasalvacin otra temporada ms,que posiblemente salvar alclub del desastre al que sevea abocado cinco minutosantes. Era el 1-0. El Rayo Va-llecano se quedaba en PrimeraDivisin.

    Miguel ngel SnchezMuoz, o como lo conocentodos en el barrio de la capital,Michel, estaba en aquel par-tido, en el banquillo. Fue su l-timo encuentro como futbolistaprofesional antes de la reti-

    rada. Sin embargo, desdeantes del crner, cualquierahubiera dicho que el Rayo Va-llecano jugaba con doce y queMichel no paraba de recibir r-denes de Sandoval en labanda. Cuando lleg el gol deTamudo, estall como el restode un estadio de Vallecas re-pleto de hinchas incondiciona-les.

    Michel debut con el primerequipo del Rayo Vallecano en1993, enfrentndose al FCBarcelona, de la mano de Fer-nando Zambrano. Desde en-tonces y antes, toda una vidaen Vallecas y en el Rayo Valle-cano. Un ejemplo a seguir queahora trata de transmitir a losjvenes que llegan a la canteradel club franjirrojo lo que signi-fica el Rayo Vallecano desdesu nueva posicin de directordel rea general de metodolo-ga del club madrileo. Junto al, Juan Pedro Navarro, direc-tor de la cantera del club y unode los artfices de que el con-

    junto vallecano sea uno de losequipos modelo en el ftbolbase madrileo. Esta historia,que tard en comenzar, tienecomo protagonista el futuro delequipo de Vallecas.

    Fue el ltimo gran equipo dela capital en poseer unas insta-laciones que estuvieran acordea sus aspiraciones de equipoperteneciente a la lite del ft-bol profesional de nuestro pas.Tras su inauguracin en ve-rano de 2010, el Rayo Valle-cano ascendera esa mismatemporada a la Primera Divi-sin del ftbol espaol. Sin em-bargo, no hablaremos delprimer equipo del conjunto deVallecas, ni para hablar de laforma de entender el ftbol quetiene Paco Jmez. Eso ya lo hi-cimos. Estamos aqu para ha-blar de la cantera vallecana,aquella que nutre de jugadoresal elenco de Jmez, aquellaque protagoniza actuacionesmemorables en las categorasinferiores del ftbol madrileo.

    18

  • LA FAMILIA ARRANZEl descenso del Real MadridCastilla a Segunda Divisin Bpropici que el Real Madrid Chiciese lo propio hacia Tercera.Eso, dejaba un puesto vacanteen el grupo de Segunda Divi-sin B en el que competan losequipos madrileos, entreotros. Esa vacante la aprove-chara el filial del Rayo Valle-cano para seguir compitiendo,otro ao ms, en la divisin debronce del ftbol espaol. Alfrente del mismo, AntonioArranz, capitn y mariscal delcentro del campo del Rayo Va-llecano B.Ligado al Rayo Vallecano y aVallecas desde que el ftbolforma parte de su vida, Toni,porque en la ciudad deportivadel Rayo todos lo conocencomo Toni, coincidi con Mi-chel a los cinco aos de edad,cuando el entonces capitn delRayo vallecano entrenaba a un

    grupo de chavales en la es-cuela Mar Abierto. Desdebenjamn hasta la actualidad,quitando una temporada, hepasado toda mi vida en elRayo Vallecano. El Rayo sig-nifica todo para m, me hanenseado muchsimos valo-res que me han valido paratodos los mbitos de mivida. Toni fue progresando escalna escaln por la cantera delRayo Vallecano, dejandomuestras de que con su ftbol,y una cabeza bien amueblada,podra llegar lejos. De aquellose fij el Real Madrid, que loreclut para su equipo alevnuna temporada. Sin embargo,aquello no le convenci. Enel Rayo Vallecano siemprehemos tenido menos lejos,ramos como una familia. Elcambio se not muchocuando sal al Real Madrid.Aqu cualquier persona hacecualquier tarea y eso, al fin y

    al cabo, se agradece. Aqutodos nos conocemos y te-nemos una pasin comn.Es una familia. El ltimo escaln que terminde subir fue el de portar el bra-zalete del filial en una catego-ra como Segunda Divisin B.Algunos de los que lo ven cadafin de semana lo comparan yacon Sergio Busquets pero, sinembargo, l de momento, pesea haber debutado con el primerequipo del Rayo Vallecano,mantiene los pies en el suelo ypiensa ya en comenzar sus es-tudios para obtener el ttulo deentrenador, compaginndolocon los entrenamientos en elRayo B y sus tardes ayu-dando al Alevn A. Junto a l,su madre Mercedes, la dueade la cafetera ubicada en laciudad deportiva del Rayo Va-llecano que, cada medioda, sellena de comensales que bus-can saciar su apetito tras todauna maana trabajando.

    Toni Arranz es el capitndelRayo Vallecano B yuno de los jugadores conms proyeccin de todala cantera rayista.

    19

  • El entrenadorresultadista notiene cabida en lacantera del Rayo

    VallecanoLa ciudad deportiva delRayo

    Vallecano est situada en una zonarelativamente tranquila de Madrid.All, cada da, cientos y cientos de

    nios, comparten terrenos de juegoe instalaciones con el primer equipo

    delRayo Vallecano, cuando soloalgunos metros los separan.Allnos recibe JuanPedro Navarro,

    director de cantera del clubmadrileo.

    Realizada por Irati [email protected]

    20

    Entrevista a Juan Pedro Navarro

    Juan Pedro Navarrro es un hom-bre de ftbol que ha dedicadosus 36 ltimos aos a una causallamada RayoVallecano.

  • En un equipo del perfil delRayo Vallecano, sin un altopoder adquisitivo para poderrealizar incorporaciones enlos mercados de traspasos,qu importancia cobra lacantera?

    Yo creo que el futuro delRayo es la cantera. Ahora elclub, que se est recupe-rando de la grave crisis eco-nmica en la que estamos,est dedicando un siete uocho por ciento del presu-puesto al ftbol base, que noest nada mal. Yo espero queen un futuro, cuando el clubya est ms recuperado eco-nmicamente, se dedique unpoco ms para mejorar.

    Y cuando un jugador que seha formado en la cantera delRayo Vallecano, uno de tuschavales, debuta en el pri-mer equipo Es algo muyespecial, no?

    Hombre, cuando un jugadordebuta con el primer equipoes como si terminas de pin-tar un cuadro. Ese da es elprimer da de la formacincompleta del futbolista. Paranosotros cualquier chavalque debuta es la mayor ale-gra, es el culmen del trabajode formacin.

    Porque alguien como t, di-rector de la cantera del RayoVallecano, cunto tiempo lepuede dedicar a ver jugar asus jugadores?

    Pues, por desgracia, hayms trabajo administrativoque de campo, por as de-cirlo. Pero para eso est la fi-gura de Michel que es quien

    lleva la metodologa paraque todos sigan el trabajoque queremos realizar. Perosi le echar unas 55-60 horasa la semana aunque cuandoms dedico es los fines desemana, que es a tiempototal. Partidos y ms parti-dos.

    Y se llegan a crear vnculoscon los jugadores?

    Antes el Rayo era un clubms familiar, ahora ha cre-cido mucho y ha perdido unpoco ese aura. Pero es ver-dad que el Rayo Vallecanomantiene un cierto tono demucha unin entre padres,nios y club, pero s que in-tentamos que haya ms se-paracin. Al fin y al cabo elRayo Vallecano es una So-ciedad Annima e intentasacar los mejores jugadoresposibles y hay que intentarno tener muy cerca a los pa-dres del entorno del club.

    Y tenis al Rayo VallecanoB en Segunda B. Cmo de

    importante es para los inte-reses del primer equipo, ypor tanto del club, tener al fi-lial en Segunda B?

    Me parece que el Rayo Valle-cano que, de los ltimos 36aos que llevo en el club, haestado 30 en Tercera. Lo msimportante para el club es laformacin de los futbolistaspues competir en mejorescampos y ver ms de cercael ftbol profesional. No es lomismo que un chico juegueen Tercera que en SegundaB. La mejora es donde jue-gas y la competitividad, nohay ninguna duda.

    Y el sistema ingls de la ligade filiales

    Para m es un sueo. La ligade filiales se intent, no spor qu motivo la LFP lo tirpara abajo, pero creo quepara los chavales jvenes ysu formacin lo mejor serala liga de filiales. En Espaaparece una cosa imposibleporque la que estaba gestio-

    Cuando un jugador debuta con el primerequipo es como si terminas de pintar uncuadro. Ese da es el primer da de laformacin completa del futbolista

    21

  • nndose era muy bonita, ibaa ser muy competitiva, connormas para jugar en lasmismas condiciones, conbuenos premios econmi-cos Pero no se pudo con-cretar.

    Cmo realiza el Rayo Valle-cano la captacin de niosen edades tan tempranascomo la categora alevn oinfantil?

    A nosotros nos gusta muchover a los nios en sus am-bientes, verlos en su salsa,sin que ellos sepan quevamos. A nosotros, porejemplo, el tema pruebas nonos convence. Las pruebasmasivas de nios en un daeso no nos convence. Nosparece que un nio puedetener un mal da y eso noquiere decir que no tengabuenas cualidades. Nos-otros tenemos una red de 6-7 personas que colaborancon el club que se ven unos50-60 partidos cada fin desemana y a partir de ah losclasificamos y vamosviendo.

    Y a la hora de ficharlos, esdifcil competir con las ofer-tas de grandes como el RealMadrid o el Atltico de Ma-drid?

    Bueno, la diferencia est enque nosotros tenemos 6-7personas y ellos tienen mu-chas ms. Entonces, lgica-mente, ellos ven un nmeromayor de partidos. Sin em-bargo, nosotros estamosmuy contentos con lo que fi-chamos y ellos no lo estarnhaciendo tan bien cuando

    luego vienen a tapar sus ca-rencias fichando a jugadoresde nuestra cantera. Nosotrosestamos contentos.

    Y lo que comentas, cadatemporada llega el Atlticode Madrid y el Real Madrid apescar en la cantera delRayo

    Cada vez menos pero si, yalgo tienen que estar ha-ciendo mal los grandescuando vienen a la canteradel Rayo por jugadores. Sim-plemente, yo creo que esuna falta de trabajo, yo creoque se trabaja poco. Graciasa Dios cada vez se quieren irmenos nios del Rayo y nos-otros estamos muy orgullo-sos de ello porque quieredecir que estamos traba-jando bien. Nosotros tene-mos una mxima: cada nioque viene a firmar queremosque sea feliz. Queremos queel ftbol no sea una pesadillasino que consiga que el niose lo pase bien.

    Cul es el secreto del RayoVallecano para, con lospocos equipos que tiene encomparacin con los gran-des de Madrid, estar tanarriba en las competicionesque disputa?

    Trabajar. Trabajar, trabajar ytrabajar. Yo tengo, gracias aDios, al margen de lo que tpuedas llegar, unos colabo-radores infatigables, unosentrenadores que apoyanmucho esa labor, no se limi-tan a los partidos del fin desemana y hacen un desplie-gue enorme para observar asus rivales o ver otros juga-

    dores. Aqu la diferencia esque la gente trabaja muchsi-mas horas y est muy impli-cada.

    Y otro de los temas ms de-licados del ftbol base es lainfluencia que ejerce el re-presentante sobre su repre-sentado. Sobre qu edadempezis a encontraros conlos representantes?

    Antiguamente, ms o menos,los representantes empeza-ban con chavales de 18aos. Ahora, por desgracia,y lo digo bien alto para quese me entienda bien, con 10-11 aos ya empieza a existirla figura del representante, loque me parece muy malignopara el ftbol. Pero, nosotrosno podemos dar la espalda ala realidad que hay. Es decir,o te metes en la dinmica enla que est el ftbol o te que-das sin opciones. Anteshaba 10-15 representantes yahora hay 5000, te ofrecen lacantidad de 2000-3000 juga-dores al ao. El ftbol debe-ra de ser ms natural, en miopinin.

    En el caso del Rayo Valle-cano prima la formacin alresultado?

    Totalmente, aqu no hay ne-gociacin alguna con esetema. Lo primero es la for-macin, el entrenador resul-tadista aqu no tiene ningunaposibilidad de continuar. Te-nemos una filosofa clara detrabajo y de juego. Aqu elque quiera estar debe respe-tar unas normas que hay ins-taurado el club con muchosentido comn y son las de

    22

  • anteponer la formacin a losresultados. Los resultados atodo el mundo le gustanpero tienen que llegar a tra-vs de jugar bien.

    Tenis unos 320 nios yunas 40 nias en cantera,unos 700 a nivel de escuela.De este gran nmero lleganmuy pocos a la lite. Porqu, sabiendo esto, es tandifcil convencer a los chava-

    les de que no dejen de estu-diar?

    Nosotros, dentro de la for-macin integral, le damosmucha importancia a los es-tudios. Nuestra obsesin esdecirles que el ftbol estmuy bien pero que no debende dejar los estudios. Lanica opcin que tendrn enla vida la tendrn si estnformados. Si no tienen for-

    macin no tienen ninguna.Entonces, el ftbol les tieneque ayudar a que se divier-tan, a que sean mejores per-sonas, pero los estudios nose pueden abandonar,cuando eso pasa a mi me damucha tristeza. Nosotros te-nemos un lmite al que pode-mos llegar porque eso lodecide la familia. Pero nos-otros hacemos lo mximo,de hecho ponemos un profe-

    24

  • sor de apoyo para quien lonecesite, tenemos las clasesque hemos habilitados llenay nos contenta mucho saberque eso hace que la genteavance y que la genteapruebe sus estudios. Todoeso nos da una grata alegray nos hace ver que vamos enla buena direccin. La forma-cin es clave.

    Sobre los 15-16 aos se ofre-cen los primeros contratos alos jugadores que tienenmayor proyeccin, nopuede ser esto daino parael jugador?

    S, pero es lo que te he dichoantes, ests en una espiral.Al final el club hace una in-versin y esa inversin no sepuede ir por un sumidero, nose puede tirar por un ba-rranco. Llega un momentoen el que el chico se puedequerer ir ms que nada por elacoso al que son sometidos,es mucha presin, y enton-ces, para su tranquilidad y lanuestra, lo que hacemos soncontratos de no muy largaduracin en los que el clubest ms o menos protegidoy el chico tenga una ciertacompensacin econmica.Se hace para que se valore eltrabajo y se le saque rendi-miento, el coste econmicoque cuesta mantener unacantera. Pero, s me pre-guntas si est bien? No, perolo hace todo el mundo. ElRayo no puede vivir de es-paldas a la realidad.

    Nuestra obsesines decirles que el

    ftbol est muy bienpero que no deben dedejar los estudios

    El Rayo impone a los equi-pos de la cantera que la me-todologa de Jmez y delprimer equipo sea la suya?

    Obligatorio. Aqu vers quedesde el primer benjamnhasta el Segunda Divisin B,todos tienen que jugar lomismo, han de tener lamisma idea: ftbol alegre, di-vertido, de ataque, no espe-cular Ftbol de toda lavida. Realmente ese es el ft-bol. No podemos entenderque a un nio de 14-15 aosse le ensee a jugar a un ft-bol especulativo. Lo respeta-mos pero no lo entendemos.Sobre todo porque el espejoes el primer equipo, unequipo que siempre sale aganar juegue donde juegue.

    Para terminar, qu diras tque tiene la cantera del Rayoque no tienen otras?

    Humildad, sencillez y natura-lidad. Lo ms bonito delRayo es que llegues a la ciu-dad deportiva y que los ale-vines vean el entrenamientodel primer equipo sin ningntipo de barrera, ningunavalla, que puedan hablar conellos La sencillez. Que seatodo natural, que no se creanestrellas de la nada, que seatodo muy normal.

    La ciudad deportiva delRayoValle-cano, adems de la cantera delRayo,la aprovechan otros clubes del distritoas como la fundacin del club valle-cano.

    25

  • #FirmaInvitada

    26

    Texto de Albert [email protected]

    Fotos de Agencias

    Cualquier pieza mueve la mquina

    Toni Velamazn, JuanCarlosMoreno,los hermanos Garca Junyent, De laPea y Celades fueron los principalesrepresentantes de La Quinta delMini.

  • 27

    En lo que respecta a la historiadel ftbol base del F.C.Barce-lona, el 7 de octubre de 1995es una de sus fechas ms ce-lebradas. Aquel da, el equipoque diriga Johan Cruyff por l-tima temporada, visitaba el Be-nito Villamarn plagado debajas en el mediocampo y ladelantera. De los cinco extran-jeros de aquel ao faltabancuatro -Kodro, Popescu, Hagi yProsinecki-, adems de JordiCruyff, Cullar y un Jose MariBakero descartado por proble-mas fsicos a poco de iniciarseel encuentro. Con tanta ausen-cia y en una plantilla ya de pors corta, el estadio del Betisasisti a la noche ms recor-dada de la llamada Quinta delMini. En un once que de mediano alcanzaba los 23 aos deedad, figuraban Toni Velama-zn -autor de un gol-, JuanCarlos Moreno y los hermanosGarca Junyent -siendo Rogerotro de los que vio puerta-. Conel partido ya en marcha, tam-bin concurrieron Celades eIvan de la Pea, ambos golea-dores y participes de un 1-5final que desat el optimismodel aficionado cul acerca delfuturo de aquel equipo que alfinal no ganara nada.

    El mismo sbado, en el Mi-niestadi, haba jugado tambinel Bara B, que descapitali-zado y sin sus principales es-padas haba logrado golear, asu vez, por 5 a 0 a un Sestaorecin ascendido. Lder precozy con Quique lvarez comonico representante de LaQuinta en el once, al filial blau-grana lo completaron aquel daArnau, Xavi Roca, Porto,Mingo, Patri, Rufete, Setvalls,Garca Pimienta, Jordi Mart-nez y Christiansen. Tambin ju-

    garon Pablo Sanz y Xavi Moro.Algunos de ellos, aos mstarde, haran una larga carreraen Primera Divisin. Otros ape-nas la probaron y desarrollaronel grueso de su trayectoria enla categora de plata, y los hayque apenas asomaron la ca-beza desde la 2B. A la ma-ana siguiente, con lasportadas copadas por la meri-toria hazaa del primer equipoen Sevilla, en la pagina 25 deldiario Mundo Deportivo, el pe-riodista Eduardo Muntan titu-laba su crnica de la victoriadel Bara B con el elocuenteencabezado que tambin co-rona este texto: Cualquierpieza mueve la mquina.

    El atinado titular de Mun-tan, bien podra haber sido ellema que Johan Cruyff utilizaraa su regreso a Barcelona parasentar las bases de una filoso-fa asociada a la cantera que

    sigue vigente hasta la actuali-dad. Ciertamente, el ftbolbase azulgrana no lo inventCruyff, y La Masia, icnica re-sidencia y muchas veces co-medor de los futbolistas msjvenes, llevaba funcionandonueve aos cuando Johan ate-rriz en la ciudad condal parausar una gabardina dondeantes haba usado unas botas,pero las ideas que el holandsse trajo consigo desde Amster-dam resultaron un punto de in-flexin inevitable en el anlisisde lo que vendra despus.Cruyff se form en el Ajax alcalor de su padre futbolsticoRinus Michels, y este, a su vez,al de Jack Reynolds, un dis-creto futbolista ingls que llegen 1915 a una liga holandesatodava amateur y que comoentrenador dirigi al Ajax du-rante un total de 24 tempora-das. Con l, cuentan, lleg la

  • profesionalizacin del club ypor extensin de la liga, y entreotras cosas la implementacindel mismo mtodo de trabajoen todas las categoras inferio-res del ftbol base. Un ftbolbase y un modelo que primeroalumbrara a Michels y mstarde a Cruyff.

    Como entrenador delF.C.Barcelona el gran legadode El Flaco fue una idea dejuego y una personalidad fut-bolstica forjada a base de lostriunfos que hasta entonces lehaban sido esquivos a la insti-tucin. La Copa de Europa enWembley y cuatro Ligas conse-cutivas convencieron al clubdel camino ms corto hacia elxito. Dotado el equipo, pues,de una identidad, para perpe-tuarla la formacin de los futbo-listas ms jvenes tambin seadaptara a ella. Si el Bara, deahora en adelante, iba a jugar

    de una determinada manera,ms interesante que limitarse aformar futbolistas era formarfutbolistas para ese modelo.Futbolistas para el Bara. Asel filial, y todos los equipos delas categoras inferiores, toma-ron el mismo libreto, sistema yprincipios bsicos. El juego deposicin, el 3-4-3 o el 4-3-3ms tarde, la presencia de unnico mediocentro y de dos ex-tremos, etc. La escuela holan-desa trasladada a Barcelonacomo una ventaja estratgicaque no tardara en dar sus fru-tos.

    Con la lnea marcada y la fa-brica produciendo en base aella, siempre que se siguiera,los proyectos del Bara no em-pezaran de cero, sino sobreuna base que la gran mayoraya conocera. De este modo,adems, se hace ms fcil elsalto entre categoras, ya que

    si el tcnico del primer equiponecesita un futbolista en unadeterminada demarcacin,puede llamar a su inquilino enel filial y estar tranquilo de que,ms all del nivel que tenga eljugador, ste conocer el mo-delo de juego y su adaptacinser prcticamente autom-tica. Una forma de facilitar queel ascensor no se detenga y degarantizar la continuidad deesa frmula que permite alBara reconstruirse en menostiempo, y que desde 2012cuenta con un documento ela-borado por Paco Seirullo,Emili Ricart, Joan Vil y VctorSnchez que, a modo de ma-nual de estilo, aglutina los prin-cipios futbolsticos ymetodolgicos del club, sir-viendo as de gua para los dis-tintos actores implicados en laformacin de los canteranos. 28 El sistema de cantera delFCBarcelonaes una forma de garantizar la continui-dad de esa frmula que permite al Barareconstruirse en menos tiempo.

  • Anlisis futbolstico abordado desde unpunto de vista tcnico y neutral, donde

    aprender y disfrutar de toda la actualidad del mundo del ftbol.

    EN UN MOMENTO DADO

    @eumd

  • Texto de Jorge [email protected]

    Fotos de Agencias

    Existe un formato perfecto para los equipos filiales?

    30

  • #WembleyConnection

    Es una gran pregunta. El espa-ol lo conocemos de sobra, losequipos B (y en ms de uncaso C) de los grandes clubesse encuentran integrados en elformato habitual de competi-cin. No juegan un torneoaparte, lo cual tiene aspectospositivos y negativos. Muchosconjuntos no acaban de verque un equipo filial ocupe unaplaza en segunda divisin o se-gunda divisin B que podaocupar otro conjunto A. Ade-ms, de cierta manera desvir-ta la competicin real, ya quesi un filial est slo una catego-ra por debajo de su equipo su-perior, nunca podr ascender,por lo que en cierto tramo de latemporada, su intensidad paraganar o perder un partido po-dra variar. Por otro lado, cosaque s que gusta en Inglaterrade este formato y que deman-dan entrenadores como BobMartnez o Rafa Bentez, esque los jugadores de los filialesse forman en un nivel de juegoms real, ms duro y ms altoque si jugasen slo entre ellos,ya que tienen enfrente a juga-dores con mucha ms expe-riencia y no slo chavales desu edad. En Inglaterra hace nodemasiado, 2 aos, se retocsu formato, sin aparente buenresultado.

    Muchos entrenadores porello buscan ceder a sus juga-dores a divisiones inferioresantes que dejarlos ah. Estotambin est propiciado por-que gran parte de los clubesusan estos equipos para queun jugador que vuelve de unalesin coja ritmo, as que os

    podis imaginar el nivel. Porello, el equipo sub-21 es unconglomerado de jugadoresatascados y gente sin partidosen el que no hay intensidad ninivel. Esto lleva a que cada vezes ms habitual que jugadorescomo pueden ser Sterling uOxlade-Chamberlain, grandestalentos, pasen al primerequipo sin tocar dicha plantilla.Y tampoco extraa, de paso, elflojo nivel de la sub-21 de In-glaterra, propiciado por esteformato.

    Por situarnos en el inicio deeste torneo, la liga de Reser-vas se cre en 1999 divididaen dos grupos, norte y sur, conla intencin de sustituir a lasantiguas The Central Leaguey The Football Combination,que seguan existiendo como

    segundas divisiones de equi-pos reservas, a las cuales irana parar los conjuntos que des-cendiesen de la liga recin cre-ada. Sin embargo, estas 2competiciones volvieron a reci-bir multitud de clubes deChampionship que estaban ju-gando en la primera liga desdesu fundacin, ya que los clubesde Premier votaron que slosus equipos reservas podranjugar en ella. En la actualidad,The Central League, queagrupaba equipos reservas dela parte sur del pas sigue exis-tiendo y no slo eso, sino quetras la desaparicin en 2012 deThe Football Combination seha convertido en una competi-cin a nivel nacional para clu-bes reservas.

    Como decimos, en 2006 se

    31

    Lo que realmente quieres es ver al jugadoren una competencia significativa durante unpar de temporadas ms, y eso es lo que elsistema espaol permite. Aqu, lo nico quepuedes hacer, es enviar tu jugador cedidopara ganar experiencia, que es mejor quenada, pero no ayuda a los clubes mspequeos tanto como a los grandes

    Roberto Martnez

  • dictamin que slo los equiposde Premier League podrantener un equipo reserva en lamxima competicin de lasligas de desarrollo. Qu pro-blema tena esto? Que estba-mos, en parte, como en el casode Espaa ya que si un equipobajaba de Premier a Cham-pionship, su filial deba aban-donar su plaza en esa liga, porlo que la intensidad competitivaquedaba en duda. No sloafectaba el no tener que lucharpor salvarse, sino que a losequipos les influa ver quhaca su club en Premier. Porello, en 2009 el Tottenhamabri la veda y decidi que sufilial no iba a participar en dichaliga, a lo cual se sumaron enlos dos aos siguientes mu-chos ms clubes, llevando a ladesaparicin de la liga de Re-servas de la Premier en 2012para introducir un nuevo for-mato.

    Con esto ya tenemos 2 ligasque desaparecieron en 2012tras el Elite Player Perfor-mance Plan que firmaronhasta 72 clubes para cambiarla situacin. La tercera fue laPremier Academy League, lacual aglutinaba inicialmente aclubes sub-18 aunque al aosiguiente de su creacin se di-vidi en una divisin sub-19 yotra sub-17 para acabar vol-viendo en 2004 al formato ini-cial con una categora idnticacon las versiones sub-16 de losequipos. Esta liga, estabamucho ms abierta que la dereservas, es decir, no slo es-taba restringida equipos Pre-mier y por ello el formato actuales la continuacin de estacompeticin, incluida la FAYouth Cup.

    Por tanto, juntando tras el

    32

    La realidad es que muchos futbolistas notienen la motivacin necesaria para una ligade reservas y tan slo los jugadores quesalen de una lesin encuentran ah una

    forma de ir adaptndose a la competicin.Para el resto no tiene intensidad e inters

    Rafa Bentez

    Jack Wilshere disput una serie departidos con el U21 para recuperar laforma tras una lesin.

  • EPPP las 3 ligas que desapa-recan, apareci la Professio-nal Development League, lacual cubre dos franjas de filia-les, la sub-21 y la sub-18, divi-didos en dos ligas (24 y 19equipos) segn si tienen un ra-ting de categora 1 o de cate-gora 2 en la sub-21 y tres ligasen sub-18 (24, 19 y 50 equi-pos), sin estar asociada laplaza al status del club en Pre-mier o Championship. Se lo-graba as, relativamente, laanhelada independencia queno tena la liga de reservas.Aquellos clubes que no quisie-ron crear un sub-21 para entrarsiguen compitiendo, como co-mentamos antes, en la CentralLeague.

    Pero sigue sin ser perfecto.Las academias inglesas son delas mejores del mundo, pero alsaltar al equipo sub-21 (el cual,no nos equivoquemos, siguepermitiendo que jugadores queretornan de lesiones jueguenen ellos, hasta 3 y un portero)el nivel se hunde. Pocos en-cuentros, sin motivacin, es unnivel que los jugadores siguenbuscando saltarse para ir cedi-dos si surge la posibilidad.Mientras la FA Youth Cup que

    33

    juegan los sub-18 registragrandes entradas en las ron-das finales, superando hastalos 20.000 espectadores en losmejores casos, la sub-21 alfinal sigue siendo la liga re-serva que exista antes soloque con pequeos retoques. Yno slo eso, sino que habitual-mente el jugador que se quedaah tiene grandes posibilidadesde estancarse. En parte poresto, jugadores como PaulPogba eligieron dejar Inglaterraantes que seguir jugando enese equipo como pretendaFerguson.

    No todo es perfecto, tam-poco en Inglaterra. Y como dijoGareth Southgate, selecciona-dor sub-21, Imagina si deci-mos: Lo siento, chicos, nohabr equipo en Preston esteao porque el Manchester Uni-ted B va a estar en la liga.Sera impensable adoptar eseformato. Y mientras tanto, lascesiones sern las mejores op-ciones para el desarrollo, aun-que esto impida a losentrenadores tener a los juga-dores tan controlados como,por ejemplo, los tiene Ancelottien el Madrid.

    Ferguson no me demostr que me quera ensu plantilla. Por mucho que me dijese cosas

    buenas sobre mi potencial, si no lomostraba, si no me pona, no significaba

    nada Paul Pogba, tras decirle Ferguson que deba

    jugar en el equipo reserva

  • Texto de Mnica [email protected] de Agencias

    El otro DE ROSSI#ElGolDeGrosso

    Alberto De Rossi, padre de Daniele, esel entrenador del Primavera de laRoma.

  • Roma es la cuna de la civiliza-cin occidental, la capital delcatolicismo, una obra maestrahecha ciudad y uno de los lu-gares ms bellos que la huma-nidad ha construido. PeroRoma tambin es ftbol. El hin-cha romano como buen ciuda-dano de la Ciudad Eterna esculto, crtico y apasionado. Alromano, futbolero o no, le gus-tan las tertulias y si sacsemosel nombre de De Rossi, seguroque se monta una charla mien-tras se saborea el mejor cafdel mundo. De Rossi. Te diranque anda un poco bajo deforma, que incluso ya no es ti-tular indiscutible, que Rudi

    Garca ha preferido el msculopuro de Keita en algn partido,que aun as es el futuro capi-tano, que es muy bueno, peroigual mientras te tomas tu ca-puccino, en la Piazza Navona,a la espera de un helado, ay,qu helados, los mejores delmundo tambin, mientras tusojos se posan en la fuente delos Cuatro Ros alguien te re-cordase que De Rossi, Danielede Rossi, 32 aos, centrocam-pista de la Roma, debutante enun partido contra el Anderlechten 2001, no es el nico propie-tario de tal apellido que se le-vanta cada da para hacer unpoquito ms grande a la Roma.

    Daniele De Rossi es hoy enda segundo capitn y un es-tandarte humano de la A.SRoma, el segundo mejorequipo del Calcio actualmente.Pero tambin es el orgullosohijo de Alberto de Rossi, 57aos, que lleva desde 2007 di-rigiendo a la Roma Primavera,el filial del conjunto giallorosso,que este ao disputa la YouthLeague, el campeonato juvenilde los equipos Champions,para el cual ya est clasificadopara octavos. Daniele, su hijo,es considerado en Italia un fi-glio del arte. As son llamadoslos vstagos de los futbolistasen el pas transalpino tan ex-perto en dotar de musicalidady belleza cualquier aspecto dela vida, ya que su padre, Al-berto, antes de dedicarse aeducar y formar a las futurasestrellas romanistas, fue asmismo futbolista. Un defensorcorrecto que alcanz ciertofama en el Livorno con quienbati un record en la categorade serie C2 al no sufrir ningunaderrota en la temporada y slorecibir 7 goles en contra. Entotal, Alberto estuvo tres aosen la escuadra de la Toscana,jugando 85 partidos y mar-cando dos goles.

    Parecen, a simple vista, xi-tos muy modestos sobre todosi los comparamos, por ejem-plo, con los xitos de su hijoque es campen del mundo,poca cosa, ya ven, pero la tra-yectoria futbolstica de AlbertoDe Rossi va acorde totalmentea su forma de ser. A m me in-teresa poco el ftbol de losgrandes equipos. He tenidoofertas de Serie B o Lega Propero prefiero continuar traba-jando en la pasin de los jve-

    34

  • que tienen las canteras en Ita-lia, la de la Roma presume deser una de las ms prolficas.De Trigoria han salido Di Bar-tolomei, Conti, Giannini, Totti oDe Rossi. Una de esas joyitas,Bruno Conti, campen delmundo en Espaa en 1982, esel actual responsable de lacantera romanista. El club ro-mano no slo dispone del Pri-mavera y de las diferentes

    categoras inferiores que sonpropias del club. Tambin cola-bora con decenas de socieda-des en toda Italia y en el todoel mundo, donde tiene acade-mias en Brasil o en Australia.Los pupilos de De Rossi si-guen vivos en la Youth League,la Champions juvenil y enmarzo continuarn en la com-peticin, siendo el nico ita-liano presente.

    36

    nes, declaraba el entrenadorde la Roma Primavera al portalweb Goal.com hace un par deaos. Aquel ao, 2012, DeRossi consigui uno de susgrandes hitos como entrenadorde las categoras inferiores dela Roma, al ganar la Coppa Pri-mavera a la Juventus, quetambin entre los juveniles esel rival al que da ms gustoganar en Italia. Poco despus,en la temporada 2012-2013tras la sustitucin de Zeman, elnombre de Alberto De Rossison como su relevo. Por fin,pareca que el eterno entrena-dor de la Primavera iba a dar elsalto al ftbol de lite y ocu-parse del primer equipo pero larespuesta fue negativa, Albertose iba a quedar con sus chava-les. Muchos en Roma aludie-ron al hecho de que lapresencia de su hijo Daniele enel equipo es el autntico impe-dimento para que su padrepueda entrenar un da alequipo. Con la actual excelentetrayectoria de Rudi Garca pa-rece improbable que la situa-cin vaya a cambiarprximamente.

    No es Italia, como ya hemosexplicado alguna vez en Un-derground Football, un ftbolque sea fcil para los jvenes.Mientras en Espaa estamosacostumbrados a que un buenjugador con 20 aos ya tengacierta experiencia en primera ysi es de lite sea titular enprcticamente cualquierequipo, en Italia lo normal con20 aos es tener ya una colec-cin importante de destinos, lamayora de equipos de Serie B(donde al menos, los jvenesjuegan) y quiz alguna frus-trante experiencia en A. Den-tro de la poca consideracin

  • 37

    En 2012, la Roma gan su primera Su-percoppa Primavera ante el Internazio-nale (1-2). En aquel equipo entrenadopor nuestro querido Alberto De Rossiencontramos a jugadores de la actualprimera plantilla de la ASRoma comoMichele Somma o ArturoCalabresi.

  • 38

    #PorLaSquadra

  • DE MAREO A LA VIDATexto de Sergio M.Potenciano @SquadraeternaFotos de Agencias

  • El sueo de nio tirado a la ba-sura. La lucha desde que deci-di iniciarse en el ftbolperdida entre el oscuro mundodel baln. Los ideales por en-cima de los billetes. La vida esms que dinero y Javi Povesluch por eso, una batalla quele hizo colgar las botas cuandosolo acababa de llegar. Loque se ve desde dentro lodeja claro: el ftbol profesio-nal slo es dinero y corrup-cin. Es capitalismo, y elcapitalismo es muerte. Noquiero estar en un sistemaque se basa en que algunagente gane tanto dinero gra-cias a la muerte de otros enSudamrica, frica o Asia.Simplemente mi yo interiorimpide que siga aqu

    Nadie sabe qu pudo ser deljoven jugador del Sporting si,

    cuando con todo por delante ydebutando en Primera Divi-sin, no hubiera decidido deciradis. Gijn le daba la oportu-nidad de su vida. Asturias eligia un revolucionario de melenamorena como la siguiente pie-dra preciosa de esa prolferacantera que es la Escuela deMareo.

    Javi Poves puso fin a todoello decidiendo conocer otromundo. El resto del Mundo. Larealidad de la vida. Un mitocomo Manolo Preciado hacadebutar a Poves frente al Hr-cules de Alicante, Mareo lo vol-va a hacer. Con tan solo 25aos dijo no al lujo, no accedaa cruzar la lnea que le llevaraen alfombra roja hacia un cam-bio que su mente no le permi-ta.

    Viva en una continua incer-

    tidumbre, ftbol o ideales? Noeran compatibles, l lo saba yeligi cuando lleg, cuandoconfirm sus peores presagios,cuando el dinero que ganabaestaba manchado de sangre,as lo defini. Todo era superfi-cial, todo era lujo, eran mer-cancas, se especulaba con suvida, su trabajo, su dinero y secompraba absolutamente todo.Vivir en una mentira o vivir suvida. Javi Poves eligi y Mareoperda un metal valioso.

    Ablanedo, Abelardo, DavidVilla, Joaqun, Eloy, Luis Enri-que, Felipe o Juanele eran al-gunos de aquellos jugones deMareo que el ftbol espaoldisfrutaba, que la seleccindisfrutaba. Los goles de Quini,el desequilibrio de Manjarn ola clase de Cundi. All estabaMareo, a las afueras de Gijn,

    40

  • entre el verde del pasto, en lasoledad de las montaas astu-rianas y que tras cruzar lapuerta de entrada ya respiraftbol. La bandera del Sportingjunto a la asturiana te saludannada ms aparecer. Las puer-tas de Mareo se abren y el ft-bol te llama.

    Forman jugadores y tambinpersonas. Calidad en los pies yorden en tu cabeza. El balnjunto a los libros. Tu familia, tugente y tu escudo. Mareo esms que una fbrica de juga-dores, Mareo es una escuela,un centro donde te ayudan acrecer. El Molinn es una meta,pero no la nica. Formacin,juventud y vida estn unidos.Javi Poves eligi tras cruzardicha meta.

    Su carrera comenzaba en lacapital, Atltico de Madrid,

    Rayo Vallecano, Las Rozas yNavalcarnero le introducan eneste deporte, la siguiente pa-rada del tren era el Sporting deGijn. All se acab todo. El ca-pitalismo no iba con JaviPoves, le dieron un coche querechaz, no necesitaba do; ledaban relojes que no quera,con uno tena hora; y le ingre-saban transferencias en elbanco que l nunca pidi.Adis al baln, a lo que en-vuelve el baln, a lo que rodeaal ftbol. Haba ms vida des-pus de Mareo y Poves decidivivirla, verla.

    Dos aos dando la vuelta alglobo, dos aos desaparecido.Un camino sin rumbo pero conla sensacin de reencuentrocon s mismo. All descubri loque necesitaba y regres. Trasms de 700 das de camino, deculturas, de gente distinta, dementalidades diferentes, devidas tan desiguales comodesconocidas, Javi Poves ele-ga. El Islam se acercaba a loque l crea. Aquella religin lellevaba a la verdad, le acer-caba a lo que era Dios. ElIslam no es terrorismo. ElIslam no son bombas. ElIslam no es Bin Laden. ElIslam es mi forma de con-ceptualizar el mundo, de en-tender mi vida. El estadoiran despert mi fe islmica,el mejor pas donde he es-tado

    Antes disfrut de Senegal,de Hispanoamrica y se alejdel rgimen Castrista, tampocoCuba era lo que quera. Vene-zuela le gust, aquel Gobiernobolivariano s llamaba su aten-cin, se senta Chavista.

    Javi Poves nunca se arrepin-

    ti de aquella decisin. Mareoy El Molinn quedaban atrs,siempre agradeci al Sporting,a su gente, a los de arriba,ellos le ensearon a crecer, avivir y siempre respetaron suvisin de la humanidad, supensamiento sobre el ftbol.

    Desde la distancia le llama-ron antisistema, adjetivo al quequiso regatear. Aquella eti-queta no se corresponda consu pensamiento. Estudi Histo-ria y simplemente quera inda-gar, descubrir. Y lo hizo. Sque no quera vivir prosti-tuido. Si no poda estar lim-pio en Espaa tendra queirme a Birmania, donde sea.El 15-M me dijo poco. Novale. Planean cambios su-perficiales. Prefiero 800 queganar 1000 manchados. Loque habra que hacer es ir alos bancos y quemarlos.Cortar cabezas.

    Hoy Mareo vuelve a respirar.Siempre lo hizo, pero hoyvuelve copar portadas, hoy sugente puede gritar que son loque siempre fueron, que solotenan que intentarlo. Desdecasa al xito. Mareo es cultura,Mareo es vida, Mareo es ftboly en Mareo se aprende. Ma-nolo Preciado hizo debutar auna de las perlas de la canteray seguro que desde all arribasonre tras ver que ayud a al-guien. Javi Poves descubri loque necesitaba, sus preguntastenan respuesta y el ftbol noera solucin. Javi Poves vivi,Mareo sigue en pie y todos lo-graron su objetivo. Al fin y alcabo, ftbol es vida, solo hayque descubrir cmo quieres vi-virla.

    41

    Javi Poves comenz su carrera en elRayo Vallecano B y tras pasar por elLasRozas y elNavalcarnero lleg a Mareo.Su ltimo equipo fue elSanSebastin delos Reyes.

  • 42

  • TOda una vida dedicada al ftbol,como jugador y como entrenador.

    Ambas facetas las pudo realizar enel club en el que hoy trabaja, elSporting de Gijn.Es Manuel

    Snchez Murias, director de ftbolbase de Mareo, una de las

    principales y ms laureadascanteras del ftbol espaol.

    Realizada porSergio [email protected]

    43

    Entrevista a Manuel Snchez Murias

    Mareo representael carcter

    competitivo delSporting

  • La salida del tcnico BrankoZebec por los escasos recur-sos del club y la venta de Ig-nacio Churruca al Athletic,propiciaron el nacimiento deuna de las escuelas ms pro-lferas de Espaa. Qu esMareo? Qu significaMareo para el Sporting deGijn?

    Mareo es la representacin,como estructura y organiza-cin, de una orientacinhacia la formacin de futbo-listas. De esta forma para elReal Sporting de Gijn signi-fica reafirmar una identidadpropia y singular como Clubde cantera, de concretar unpropsito de desarrollo ypromocin de nuestros fut-bolistas, as como vincular

    nuestra entidad con nuestroentorno y nuestros valores.

    Qu sabor deja el ver cmojugadores de la tierra, naci-dos y crecidos entre loscampos de Mareo llegan alMolinn? Qu se siente?

    Que el jugador criado y for-mado en los campos deMareo llegue a nuestro pri-mer equipo y se consolideen el ftbol de alto rendi-miento, para nosotros su-pone en primer lugar unorgullo tremendo y una gransatisfaccin. Por otra parte,supone un alimento vitalpara que el proceso de for-macin sea una realidad yuna motivacin para todos.

    Mareo es larepresentacin,

    como estructura yorganizacin, de unaorientacin hacia la

    formacin defutbolistas.

    La experiencia como entrenador deFran Garrido pasa desde Tercera Divi-sin hasta equipos juveniles de Divi-sin de Honor.

    44

  • Muchos han sido los nom-bres ilustres que forjaron suftbol en la cantera sportin-guista, desde aqu recorda-mos aquel Mundial de USAen 1994, la firma de Mareoestuvo muy presente: Abe-lardo, Felipe Miambres,Luis Enrique y Juanele estu-vieron el lista final de JavierClemente. Un orgullo, esas?

    El hecho de que grandes fut-bolistas formados en Mareohayan formado parte de laSeleccin Espaola y sehayan hecho un nombre enel panorama futbolstico, anivel internacional, es ungran orgullo, por supuesto. Ala vez de una prueba del po-tencial de nuestros futbolis-

    tas, del buen trabajo y de lareferencia que siempre hasupuesto Mareo a modelo decantera. Ese orgullo lo reco-gemos en forma de testigopara poder trabajar da a day tratar de engrandecernuestro reto formativo.

    Finales de los 80, una de lasmejores pocas de la histo-ria: Maceda, Abel, Mesa,Ura, Redondo, Ferrero yVicente Miera en el banqui-llo. Justo poco tiempo des-pus de ver como Mareotrabajaba con normalidad.No puede ser casualidad,no?

    En Mareo, en el Real Spor-ting de Gijn, trabajamoscon el convencimiento deque nuestros jugadores sonnuestro gran activo. Esta re-flexin la realizamos siendoconscientes de que nuestrosfutbolistas, tal y como dicenuestra historia y tradicin,son fiables en cuanto a com-promiso con nuestro club,en cuanto a vinculacin connuestros valores y aficin,as como por su rendimiento.La formacin de futbolistases compleja. Dentro de esaeducacin debemos exigir alos futbolistas talento, tra-bajo y rendimiento. Pero de-bemos ser conscientes deuna realidad propia como laque comentas, y de la laborde tcnicos como VicenteMiera, un referente a travsde su rigor y trabajo en rela-cin a Mareo y al Real Spor-ting.

    Luis Enrique, Maceda, Eloy,Zurdi, Abelardo, Juanele,Manjarn, David Villa Ver

    como grandes figuras de lacasa firman contratos conclubes ms poderosos y lle-gan a alcanzar cotas impor-tantes. Otra de las mayoressatisfacciones de una es-cuela, verdad?

    Sin duda. Satisfaccin yejemplo para todos los quetrabajamos en esta casa. Ascomo para los jvenes juga-dores que empiezan este ca-mino. Ejemplos deconstancia, de amor por suequipo, de garra, de carctercompetitivo, de compromisoy de talento futbolstico. Engran medida, ellos marcannuestro camino.

    En 1992 y bajo las rdenesdel Consejo Superior de De-portes, el Sporting pasa aser S.A.D, all empiezangrandes problemas que ac-tualmente siguen dando co-letazos: Descensos,prdidas de jugadores, cam-bios de directiva, crisis eco-nmica y deportiva y laventa de Mareo en 2001 alAyto. de Gijn. Mucha pol-mica alrededor de todo aque-llo. Se temi lo peor?Cmo recuerdan aquello?

    El Real Sporting es una ins-titucin centenaria que hapasado por momentos de di-ficultad. En su reciente histo-ria, en situacionescomplejas, creo que Mareosiempre ha supuesto unaoportunidad para ayudar asuperar las dificultades. Mo-mentos de dificultad econ-mica y deportiva que hanafectado a todo el Sporting,y en los que creo que Mareosiempre ha estado presente

    45

  • en cuanto a promocin defutbolistas hacia nuestro pri-mer equipo y siendo unapoyo, desde mi punto devista, indispensable para su-perar esas situaciones.

    Curiosamente y cuando lascrisis acechan, cuando msahogados nos encontramos,ms jugadores de la cantera,mejores resultados y menosdistancias entre club y afi-cionados. Por qu no siem-pre? Qu motivos nosllevan a dejar de optar por lode casa?

    En la Direccin del FtbolBase del Real Sporting traba-jamos con el convenci-miento de que el futbolistade Mareo es capaz de darrendimiento en nuestro pri-mer equipo. Con el aadidodel nexo de unin que se es-tablece entre equipo y afi-cin. Para nosotros lacantera desde ese punto devista es una necesidad y unaoportunidad. Creo que enpocas de crisis es cuandonos centramos ms en la ne-cesidad y en pocas ms bo-yantes es ms difcil ver laoportunidad. Los motivos, sihay alguna, para mi seran lapresin por los resultadosinmediatos, las urgenciasY a veces en la formacin yconsolidacin de un futbo-lista hay que tener en cuentaque un poco de paciencia yconfianza son imprescindi-bles.

    Entre muchos de los jugado-res de la cantera rojiblancaencontramos un nombre, uncaso especial, un sucesoque pocas veces sucede en

    el Mundo del ftbol: JaviPoves. Aquel rebelde juga-dor de Mareo que debuta conPreciado y decide dejarlotodo. Por qu? Se le in-tent aconsejar no hacerlo?Cmo se vivi aquello?

    No te puedo hablar con pro-fundidad de este tema por-que en aquella poca yo eraun tcnico del ftbol basesin la actual responsabili-dad. Por lo tanto, seguro queme falta informacin para ha-blar con propiedad al res-pecto. En cualquier caso, enlo poco que conoc a Javi,me pareci un gran chicocon una serie de inquietudesvitales que le llevaron a dejarel ftbol. Desde mi punto devista, el mundo del ftbolmerece la pena vivirlo. Cadauno con nuestra personali-dad y con nuestra mentali-dad. Yo ese tema lo viv conrespeto y tambin con grancuriosidad por las causasque le llevaron a tomar estadecisin.

    Cul ha sido el mejor y elpeor momento (en la can-tera) que recuerda desde sullegada al Sporting de Gijn?

    Posiblemente el mejor mo-mento es cada vez que pue-des asistir al debut de unjugador de Mareo en El Moli-nn. Participar de ese mo-mento y de esa alegra esmuy reconfortante. Ms engeneral destacara el mo-mento actual: un entrenadorde la casa, Abelardo, diri-giendo un equipo con ungran base de Mareo queofrece un rendimiento y unjuego espectacular, as como

    una gran conexin con elsportinguismo.

    Recuerdo los entrenamien-tos de Iaki Tejada cuandoun servidor vivi la escuelade Mareo en sus carnes, hoyes el segundo de Abelardoen el banquillo del primerequipo, dos que conocen lacasa, junto a ellos, muchams cantera: Dennis, lexMenndez, Lora, Sergio l-varez, Muiz, lex Barrera,Nacho Cases, Ndi, lex Se-rrano, Carlos Castro o lvaroBustos y todo tras un ve-rano muy convulso. Ya es untriunfo, pero, Se suea?Es la Primera Divisin lameta? El orgullo de Asturiasy la vuelta -otra vez- de lacantera de Mareo. Sera tre-mendo.

    Como sportinguista te diraque por supuesto quesueo. Y creo que la PrimeraDivisin es el lugar para elSporting. Pero creo queahora tambin correspondevalorar y disfrutar el mo-

    46

  • mento. Tambin tratar deapoyar y empujar al mximopara que se pueda prolongary en las ltimas jornadas elequipo est con posibilida-des de luchar por ese obje-tivo.

    Qu importancia cobra lacantera en un equipo comoel Sporting de Gijn, dondeno se pueden realizar gran-des fichajes debido a la si-tuacin econmica queatraviesa el club?

    La cantera supone una dife-renciacin y una oportuni-dad de crecimiento y deconsolidacin como club.Esa es nuestra visin. Creoque poder tener una base defutbolistas de Mareo ennuestro primer equipo, queden rendimiento, cohesin alequipo, compromiso connuestros valores y vincula-cin con nuestra masa so-cial, significa un gran activoy una palanca de creci-miento al Sporting.

  • Cmo es el trabajo de un di-rector de ftbol base?

    En lneas generales consisteen disear, desarrollar y con-trolar todas aquellas accio-nes que afectan a laconstruccin del futbolistapara nuestro primer equipo.Por tanto, desde la selecciny captacin de jugadoreshasta la promocin de losmismos hacia el primerequipo a travs de la cadenade filiales, pasando por losprocesos de entrenamiento,la planificacin metodol-gica, la competicin, defini-cin de plantillas, selecciny formacin de tcnicos,concrecin de modelos dejugador, comunicacin conpadres, etc Por las maa-

    nas tengo ms trabajo dedespacho: planificacin, reu-niones, comunicacin, etcY por las tardes ms trabajode campo: presenciar entre-namientos, interaccin contcnicos y jugadores. Es untrabajo complejo, enriquece-dor y para el que debes ofre-cer una gran dedicacin.

    Qu papel juegan los clu-bes convenidos de cara a lallegada de jugadores aMareo?

    El papel de los clubes delftbol base de Gijn, o deAsturias, es un papel y unaayuda primordial. Creo queen Asturias hay una gran tra-dicin futbolstica, con ungran nmero de clubes que

    realizan una tarea formidableen el ftbol base. De ese tra-bajo en muchos momentosnos alimentamos en Mareo,puesto que es el origen prin-cipal de los jvenes que cap-tamos. Por lo tanto,debemos reconocer esepapel y ese trabajo, as comoestablecer relaciones mutua-mente beneficiosas para laspartes, basadas en el res-peto y la confianza. Esa essiempre nuestra intencin.

    En Mareo se instaura una fi-losofa base? Es decir, el pri-mer equipo juega de unamanera y el resto de equiposde la cantera tienen que hacerlo de la misma forma.

    En Mareo se instaura un es-

    48

  • tilo de juego que caractericea nuestros equipos y que po-sibilite el desarrollo del ta-lento de nuestrosfutbolistas. Este estilo dejuego, as como el modelo dejugador de Mareo, se ins-taura con la complicidad delentrenador del primerequipo. En este caso, Abe-lardo. Y siempre atendiendoa la premisa de que nuestrosfutbolistas deben ser capa-ces de ofrecer rendimientoen nuestro primer equipo.Por tanto, ofreciendo unjuego intenso, slido defen-sivamente y rpido y verticala nivel ofensivo.

    Se marcan objetivos depor-tivos a los entrenadores deMareo o prima la formacin

    por encima de todas lascosas?

    El objetivo formativo, la me-jora de los jugadores, esnuestra principal finalidad.Con la consideracin de queel proceso formativo tam-bin ha de irse dirigiendohacia la exigencia competi-tiva. De esta manera, a nues-tros entrenadores, a medidaque avanzamos en la catego-ra de los equipos, tambinles demandamos que haganfrente a ese desafo que su-pone el rendimiento en lacompeticin, y por tanto laconsecucin de objetivosdeportivos. As el jugadordebe crecer asumiendo esereto de la competicin.

    Para terminar, qu creesque hace diferente a Mareosobre el resto de canteras deEspaa y por qu se dice

    que unas de las mejores delpas?

    Sealara tres elementosque, desde mi punto devista, hacen diferente aMareo. El primero tiene quever con nuestro entorno,tanto a nivel fsico (instala-ciones, emplazamiento natu-ral, etc) como a nivelsocial (el apego de nuestragente por el Sporting y nues-tra cantera). El segundo ele-mento lo constituye lapromocin de los futbolis-tas. Creo que es muy difcilencontrar un lugar donde seplasme tan bien el procesoformativo a la hora de pro-mocionar futbolistas al pri-mer equipo como en elSporting. Y, por ltimo, nues-tro espritu. Creo que Mareorepresenta el carcter com-petitivo y la superacin dedificultades. 49

  • #AusDeuschtlandMitLiebe

    ELITESCHLEEl triunfo de la base

    Texto de Shark [email protected]_GutierrezFotos de Agencias

    Todos juegan, slo pocostriunfan. Educacin y deporte

    se entremezclan en lasescuelas de talento. El

    rejuvenecimiento, as como lapuesta en marcha en

    consenso con los clubes deftbol de este mtodo, ha sidouna garanta de xito. Esto noha hecho ms que comenzar.

    52

    Las 35 eliteschle repartidas por Ale-mania forman una impecable red de ta-lento bajo la custodia de la federacin.

  • La seleccin alemana llegabaa la Eurocopa del ao 2000como una de las principales fa-voritas. Desde siempre, las dis-tintas selecciones germanas(bien como Repblica Federal,o bien como pas unificado) ha-ban causado estragos. Casisiempre llegaban a finales ysemifinales, haciendo buena lafamosa frase de Lineker: elftbol es 11 contra 11, y siem-pre ganan los alemanes. Lafase de grupos no fue bien, yAlemania qued ltima degrupo ante selecciones terica-

    mente inferiores (Portugal yRumana), as como una Ingla-terra envejecida y glorificadaen lo futbolstico. Tras el Mun-dial de Francia, el ftbol teutnya daba sntomas de ir en de-clive. La continuacin de esafase fue la derrota del Bayernante el United en el Camp Nou.Esto haba sido el remate deuna seleccin que necesitabarenovarse. Se empezaron acuestionar si su balompideba renovarse. Coincidi,adems, con un colapso eco-nmico de la mayora de los

    54

    Diez aos de paciencia y ms de qui-nientos millones de euros de inversin,Alemania cosecha la Copa delMundoque certifica el plan como exitoso.

  • clubes grandes (algunos deellos, an siguen pagndolodeportivamente), lo que hizotomar una decisin drstica: lainversin no haba que hacerlaen el extranjero; haba que po-tenciar lo que tenan en casa.

    As fue como la federacinalemana inici un proyecto deformacin desde la base. Laidea era aunar esfuerzos eco-nmicos para abrir academiasde ftbol; el objetivo: formar aun futbolista, y tambin a unapersona mediante la ense-anza. Desde ese punto de

    55

    vista dual, las academias em-pezaron a crearse., Empezabaa ser un requisito en las licen-cias para todos los equipos dela primera y segunda divisinalemana. As es como a co-mienzos de la temporada2002-03, se iniciaban las pri-meras escuelas de lite (deno-minadas en alemn:Eliteschule).

    10 aos y ms de 500 millo-nes de uros despus, sepuede llegar a la conclusin deque la iniciativa no puede serms exitosa. La federacin ale-mana controla y diversifica eltiempo de los nios a partir delos 11 aos. En el sistema edu-cativo teutn, es a esa edadcuando se toman las decisio-nes de enviarles a forjarse sudestino segn sus capacida-des. Es un concepto novedoso:futbolistas con formacin,algo que sirve como ejemplo aquines quieren hacer carreracon el baln como meta. Notodos llegan, o alcanzan el ob-jetivo de ser futbolistas profe-sionales (o de lite).Compaginar ambos mbitos esmotivo de elogio frecuente.

    Aunque la etapa decisivasea de los 11 aos, la federa-cin controla los primerospasos de los nios. Casi, casi,desde el jardn de infancia. Poreso no es extrao las cifrasque explican este hecho: el

    44% de los chicos que estnen el Programa para el des-arrollo del talento joven, alcan-zan el objetivo de superar laexigente etapa del Gymna-sium (escuela preparatoriapre-universitaria, donde se ha-bilitan para alcanzar el Abituro Nivel A, necesario para poderacceder a la universidad), conrespecto al 25 % de la medianacional escolar. Esto es me-ramente representativo, perono menos sintomtico que loofrecido por los datos anterio-res: el porcentaje de gradua-dos en secundaria,desarrollados bajo este sis-tema, es ms alto que el 92 %de media nacional. Estos datoscatapultan a Alemania en la16 posicin del ranking que sehace anualmente en el informePISA.

    As pues, conceptos comoeducacin en el ftbol o cali-dad educativa se anan con elfin de darle dos educaciones,y poder ayudarles a formarseen una exigencia dual necesa-ria para los tiempos que co-rren. La estadstica en laBundesliga es ciertamenteabrumadora (y estimulante):ms del 50 % de jugadores dela Bundesliga se ha educadoen estas academias. Con loque la garanta de xito, aun-que no lleguen a profesionales,es bastante alta. Tiene, ade-

  • ms, una consecuencia di-recta: ser flexibles con los ho-rarios escolares dinamiza suatencin. Mentalmente estnmenos distrados, como mejoralimentacin; siguen unas re-glas que slo pueden benefi-ciar a la vida cuando seanadultos (y universitarios).

    El programa de desarrollopara talentos jvenes (que escomo lo denomina la federa-cin alemana) promueve unosobjetivos de promocin, tantodel jugador, como del clubquin los forma. Se forma (e in-forma) a los entrenadores paraque se sigan unos consejosprcticos y motivacionales atravs de las Info-Abende atodos los chicos que estn en-trenando en la academia decada club. El propsito es lle-var al joven futbolista hasta ellmite de su nivel como depor-tista. As, y solo as, pueden al-canzar los niveles deseados.Todo esto, sin perder de vistalos estudios.

    Las eliteschle son las en-

    cargadas de llevar este pro-grama de desarrollo para talen-tos. Repartidas por todaAlemania (35 escuelas entotal), forma una impecable redde talento bajo la custodia dela federacin. Cada una deestas escuelas dependiendode la zonatiene un equipo deprimera y segunda divisin de-trs. En asociacin con loscentros escolares y la propiafederacin. En estas escuelases importante no perder elpunto de vista educacional delmismo. Sin embargo, su focoest en desarrollar las destre-zas fsicas (habilidad, agilidad,reaccin, aceleracin, veloci-dad de fondo, velocidad explo-siva), as como las destrezascon la pelota en los pies (domi-nio de los dos pies, fintas, ama-gos, saber aguantar el baln,cundo jugarlo, pases, chut ytoma de decisiones).

    Se entiende, de esta ma-nera, que futbolistas de la tallade Toni Kroos, Julian Draxler oMario Gtze, hayan llegado a

    la lite a una velocidad de vr-tigo, y se encuentren en clubespunteros de Alemania, y en al-gunos casos (zil) de Europa.La evolucin de generar a fut-bolistas de la base, ha hechoque los trofeos en las catego-ras inferiores vayan llegando,siendo el ttulo mundial del pa-sado verano, un buen ejemplode que el trabajo bien hechotiene sus frutos.

    A veces, simplemente, hacefalta invertir en la base, en lacoordinacin y en el trabajo delos profesionales. Vale ms in-vertir en algo estructurado (quesin ser perfecto al 100%, fun-ciona), que respecto a otrosequipos del resto de Europa enlas grandes ligas: tanto a laPremier, como a la Liga espa-ola, les vendra bien copiar elmtodo de formacin. Tal culcmo ha hecho la seleccinabsoluta teutona, intentandocopiar el juego de Espaa.Pero hacindolo desde labase, desde ah, slo se puedetriunfar.

    56

  • Todo lo que necesitassaber sobre el mejorjuego de simulacinfutbolstica para PC.

    #WeLoveFM

  • LA ACADELEONINA

    La Academia delSporting CP, situada en Alcochete, es una de lasms famosas del planeta por haber dado a luz a futbolistas comoCristianoRonaldo o Luis Figo.

  • EMIAA

    Texto de Manu [email protected]_Fdez

    Fotos de Agencias

    En la dcada de 1980 el ftbol comenzaba a profesionali-zarse an ms, a especializarse, a trabajar ms concienzu-damente cualquier aspecto del juego, tanto en el apartadotctico, como en mtodos de preparacin fsica o a nivel

    de organizacin del espectculo en s. Otro de esos aspec-tos fue el desarrollo de las escuelas de ftbol de cada club,y el Sporting de Portugal no iba a ser menos, creando asen 1988 la Academia Sporting con un objetivo claro, for-mar jugadores desde abajo para que acabasen llegando al

    primer equipo.

    Se dice, en el mundillo del ft-bol, que la cantera del SportingCP es la mejor de Portugal.Bueno, no seremos nosotrosquien dictemos cul es mejor opeor en el pas luso, pero loque s parece bastante claro esque de la escuela de ftbol delos leones, desde su creacin,han salido los mejores futbolis-tas del pas. Adems, en la ac-tual seleccin portuguesa, unporcentaje muy alto de jugado-res pertenecen al Sporting obien salieron de la cantera delclub leonino. Y no hablemos delas categoras inferiores, en lasque los verdes e brancos do-minan las convocatorias. Aun-que, todo sea dicho, el papelde la cantera del Benfica encompeticiones internacionalesdurante los ltimos aos hasido superior a la del club deAlvalade. Muestra de ello es laUEFA Youth League, en la quelas guilas se han clasificado

    para octavos de final sin gran-des problemas, mientras que elSporting no ha podido superarla fase de grupos. Pero bueno,ya sabemos que en el ftbolbase no siempre los resultadosson lo primordial.

    Competencia, profesiona-lismo, espritu de equipo, res-ponsabilidad, tica y rigor.Estos son los valores querezan en el lema de la acade-mia del Sporting CP, y que tra-tan de inculcar a los 6000jvenes que tiene repartidospor las distintas escuelas entodo el pas luso. Todos esoschavales suean con jugar enAlvalade, pero antes debenpasar por la Academia Spor-ting, un espectacular centrodeportivo con todas las como-didades para la prctica del ft-bol y para la formacin defutbolistas. No slo campos deftbol (3 de csped natural, 3de csped artificial y otro cu-

    59

  • bierto de csped artificial), sinotambin espacios complemen-tarios como piscinas, gimnasio,residencia, centro de estudios,e incluso un auditorio. Estecentro est pensado, sobretodo, para los jugadores queno residan en Lisboa, un altoporcentaje por cierto. Por todoses conocido el caso de Cris-tiano Ronaldo, que tuvo queabandonar Madeira con tanslo doce aos para ir a la Aca-demia Sporting.

    Los cuatro mejores jugado-res portugueses de la historia,segn muchos, son Eusbio,Futre, Figo y Cristiano Ro-naldo. Pues bien, los tres lti-mos salieron de la canteraleonina. Adems, jugadores deuna calidad inmensa comoQuaresma, Simao Sabrosa,Hugo Viana, Miguel Veloso,Nani, o Moutinho fueron forma-dos en la academia del Spor-ting de Portugal. Para ello, elclub posee una red de ojeado-res por todo el pas que captaa dichos jugadores, ya seapara las escuelas repartidaspor el territorio luso o para lapropia academia central de Lis-boa. En ese proceso de creci-miento y expansin, ha nacidorecientemente la AcademiaSporting Africa, en Sudfricaconcretamente, con la que laentidad de Alvalade intentarexpandirse por un continenteen el que cada vez surgen j-

    venes jugadores con mayor ca-lidad.

    A parte de ese mtodo cl-sico de reclutamiento como esel de tener ojeadores en distin-tos partidos de ftbol base,existe otra curiosa frmula deingresar en la cantera del Spor-ting CP. El club, en su pginaweb, posee un formulario a dis-posicin de cualquier personaque est interesada en queuno de los ojeadores de la en-tidad observe a un jugador de-terminado, detallando en queetapa de formacin se encuen-tra, su club, etc. Es un mtodonovedoso y algo revolucionarioque an no ha dado tiempo aconocer su xito o no.

    Evidentemente, toda estaestructura de cantera y de des-arrollo de jugadores no se sus-tentara si a la hora de laverdad no se diese oportunida-des en el primer equipo a todosesos jvenes hambrientos portriunfar en el Jos Alvalade.Este es el caso del SportingCP, y es algo que se ha poten-ciado en los ltimos aos, en laque el club se ha visto inmersoen una crisis econmica queapenas le ha dado otra solu-cin que no fuese basarse enlas categoras inferiores paravolver a crecer. Y as ha sido,tras unas temporadas un tanto

    mediocres, en la campaa pa-sada se apost por la canteray sali bien, regresando des-pus de varios aos a la Ligade Campeones. Precisamente,en el #09 de Underground Fo-otball, hablbamos de ese re-surgir del cuadro leoninosustentado en su academia.Rui Patrcio, Cdric, AndrMartins, William Carvalho,Adrien Silva, Carlos Man,Joao Mrio han sido los pilaresdel Sporting de Portugal en laltima temporada y media,todos ellos formados en la aca-demia.

    Misma filosofa de aos an-teriores, nuevos mtodos parael futuro. En eso se basa lacantera del Sporting CP, y portanto el propio club. Un clubque ha sabido sobreponerse alos problemas financieros abase de confiar en los jvenesque salen de la academia.Siempre recordando que unaparte muy importante de eseproceso de formacin no espuramente futbolstica, sinoque es una forma de educar,socializar y preparar para lavida a jvenes que, en ocasio-nes, se encuentran en situacio-nes muy complicadas.Competencia, profesiona-lismo, espritu de equipo, res-ponsabilidad, tica y rigor.

    El club, en su pgina web,posee un formulario a disposi-cin de cualquier persona queest interesada en que uno delos ojeadores de la entidadobserve a un jugador determi-nado.

    60

  • #DesdeElBanquillo

  • La Masa del Ftbol Club Bar-celona siempre ha sido califi-cada por todos como una delas mejores canteras del pla-neta ftbol. Entre sus paredeshan crecido nios prodigioscomo Lionel Messi, Andrs In-iesta o Xavi Hernndez, juga-dores que desprenden ADNBara por los cuatro costados.Pero el territorio cul no slodestaca por ser una gran f-brica de talento con el baln enlos pies, sino tambin por serclave a la hora de pulir toda es-trategia tcnica y tctica desdelos ms altos mandos. Y esque en los ltimos veinte aos,y a raz de pasar por la entidadcul, muchos jugadores handejado el campo y se han me-tido de lleno en el trabajo devestuario, siendo la azulgranauna de las canteras ms res-petables de tcnicos en el

    MASA cantera de entrenadores

    mundo del ftbol. Ms de unaveintena de jugadores ya hanprobado las mieles de los ban-quillos, y parece que el saborgusta.

    El nombre propio y por exce-lencia de la cantera de tcnicosque el Ftbol Club Barcelonaha dado en los ltimos veinteaos tiene un claro protago-nista, Pep Guardiola. El deSampedor fue el culmen de unproyecto arriesgado de JoanLaporta, dinamitado por su su-cesor, Sandro Rosell. Con l almando lleg la poca de mayoresplendor cul de toda su his-toria. En cuatro temporadas alfrente del equipo gan un totalde 14 ttulos, dejando para lahistoria el ao 2009, donde elequipo gan todos los trofeosque disput, el denominado, yvanagloriado, sextete. Una es-tela inconfundible que se que-

    63Texto de Christian Dez

    @christiandiezFotos de Agencias

    Temporada 1997-98, Van Gaal entrena alFCBarcelona con Jos Mourinho comoparte de su cuerpo tcnico. A sus rde-nes, cmo jugadores, Pep Guardiola yLuis Enrique.

  • 64

    Y por encima de todos, estCruyff, uno de los padres fun-dadores de esta saga cul detcnicos de prestigio. El holan-ds comenz su carrera comoentrenador en el Ajax, comopas con su etapa como futbo-lista. Pero su arraigo a Barce-lona era tan profundo que eloranje no dud ni un momento

    en aceptar la propuesta queJosep Llus Nuez tras el de-nominado el Motn del Hespe-ria del ao 1988. Un cargo deentrenador que no haba sidobendecido por sus estudios,sino que Cruyff haba sidoacreditado por el Ajax como di-rector tcnico para sentarse enel banquillo, un privilegio que

    arrastr hasta su etapa en elCamp Nou, donde en su pri-mera jornada no se pudo sen-tar en el banco, algo que laFEF permiti a modo de privi-legio. Concesin que quedaren los anales del tcnico refe-rencia de la banda de Guar-diola y compaa.

    El abuelo de la saga, Johan Cruyff

  • br con la distancia con lanueva directiva, con un cambiode rumbo tomado por Guar-diola. Un ao sabtico y a con-tinuar su estela en Alemania,donde el hombre fuerte de lacantera de entrenadores azul-grana sigue aireando su buennombre en el Bayern de M-nich.

    Tras el fiasco del Tata, LuisEnrique era el nuevo elegido

    65

    por la alargada estela roselianapara intentar proyectar el estiloGuardiola sobre el csped denuevo, pero del momento elproyecto no termina de arran-car, algo que al asturiano letoco sufrir ya en Roma y Vigo,con ms suerte en el segundoque en el primero. An espronto para ajusticiar a al tc-nico astur, el ao pasado mos-tr una gran firmeza en Vigo,serio y de raza, un tcnico alque no le tiembla el pulso, algocomplicado en Can Bara.Pero sigamos con la lista, queda para largometraje. El lderde Segunda Divisin, en lasmanos de Abelardo; la sensa-cin en Inglaterra, el Sou-thampton, dirigido por RonaldKoeman; el lder de la Eredivi-sie, el PSV, comandado porPhillip Cocu; o el terratenientefrancs, el PSG, quien cuentacon la batuta de Laurent Blanc.Oscar (ex Watford), Sergi (exRecreativo), Celades (EspaaSub21), Llus Carreras (ex Ma-llorca), Lopetegui (Oporto),Prosinecki (Azerbayn), Chris-tiansen (AEK Larnaca), Pizzi(Len), Kodro (Sarajevo), Pe-llegrino (Estudiantes), Ferrer(ex Crdoba), Eusebio (BaraB), Laudrup (Lekhwiya SC),Frank De Boer (Ajax), Hagi(Viitorul Voluntari), Bakero (exJuan Aurich) y Stoichkov (exLitex Lovech) se unen a estalista sin fin de entrenadoresque, en su mayora, propugnanaquello que algn da mama-ron de la casa azulgrana, elgusto por el ftbol de toque yelaboracin.

    Guardiola es el modelo ic-nico de todo aquello que huelaa entrenador cul. l congregaen su filosofa todo aquello queha sido y es el Ftbol Club Bar-

    La era de Johan Cruyff, la era delDreamTeam. Cuatro campeonatos de liga, unaCopa delRey, tres Supercopas de Es-paa, una Copa de Europa, una Super-copa de Europa y una Recopa deEuropason su bagaje.

    celona de las ltimas tres d-cadas. El espritu de aquellaprimera Champions en Wem-bley, los que crecieron y nacie-ron con ella. Ahora sonprotagonistas, idelogos y es-trategas, ellos tratan de marcarel sendero de gloria que mu-chos encontraron en el csped.Pero no todos triunfan, el sin-sabor se simboliza entre otrosen Sergi, Carreras, Celades,Ferrer, Stoichkov o Bakero,quienes han fracasado en susltimas intentonas de ser refe-rentes de los banquillos. Y esque en ese momento vuelve arelucir, sin lugar a dudas, laalargada estela de Guardiola,quien hace sombra y salpica atodo el pasado cul, como ocu-rre ahora con Luis Enrique, alque la eterna comparacin lehace ms dao que le apre-mia. Difcil convivir con el sim-bolismo marcado del deSampedor, quien ser conside-rado por muchos como elmejor tcnico de la historia dela entidad azulgrana.

    Y ahora estn los que ven-drn, y con qu carrera, conqu objetivos. Muchos vemosa Xavi Hernndez como unejemplo claro de tcnico deesta Masa de entrenadores.Un supuesto alumno aventa-jado, aunque luego nunca sesabe. Muchos han tratado deretirar al cerebro cul en los l-timos meses, incluso desde lasaltas instancias del club, peroni por esas. An hay ftbol ensus botas, y cuando no lohaya, seguro que lo hay en sucabeza. Ser duro, la vara demedir templar desde el primermomento a su figura, pero abuen seguro que no es elnico. La saga contina.

  • Texto de Nico [email protected] de Agencias

    El viaje de BIELSA

    Bielsa recorri el pas en busca de nuevostalentos para la cantera de Newells. Fue el paso

    previo a asumir el cargo de entrenador. Un mtodoque asombr y signific la base de un proceso

    institucional.

    #SudmericaTierraDeLeyendas

    Lejos de acongojarse, intentbuscar otra salida. Ante la ne-gativa, decidi iniciar un nuevoproyecto en 1989. Convencidode que era el momento exacto,pens en ocupar el puesto deentrenador del primer equipode Newells. Jorge Griffa, sumentor, le neg la posibilidadaduciendo que an no se en-contraba preparado para elcargo. Todava no ests, Mar-celo. Te falta un ao y vas aestar completamente maduro.El hombre no se detuvo enello, no quera dejar el tiempopasar para esperar su oportu-nidad.

    La mente de Marcelo Bielsageneraba una idea tras otra. In-novador, continuamente anali-zaba y propona suspensamientos. Ya sea paramejorar las divisiones inferio-res del club o modificar forma-tos de torneos. Diriga la

    tercera divisin, con la que sealz campeona ganando casitodos los partidos. Posterior-mente a conducir las catego-ras menores, su idea eradirigir la Primera y comenzarsu carrera como entrenadorprofesional.

    Su cabeza giraba en torno alftbol. Nada lo haca cambiarde rumbo. Sin la intencin deque su camino quedase estan-cado, inici un proceso quecaus admiracin y asombroen la dirigencia de la institucinrosarina. Con 34 aos deedad, tras no haber destacadocomo jugador, entrenar unequipo universitario con el rigorde la mxima competencia yformar jugadores jvenes, de-cidi comenzar la bsqueda denuevos talentos. A lo largo yancho del territorio argentino,viajara para encontrar chicosque se sumen a una de las

    canteras nacionales ms prol-ficas.

    El proceso avanz cuando,desde Chaco For Ever (equipodel ascenso), le negaron tam-bin la posibilidad de dirigir.Griffa recibi y aval el plan deBielsa. Marcelo tom un mapa,lo dividi en 70 partes y, encada una de ellas, coloc a unrepresentante. Del mismomodo, las reas se iban a sub-dividir en cinco, con el fin de re-clutar la mayor cantidad dejvenes que pudieran obteneruna prueba en Newells.

    Tom el telfono y llam alas oficinas pblicas de variospueblos. Peda contactarsecon alguien que entendiese deftbol, y as logr armar casi uncentenar de reuniones. En elmapa, calculaba la cantidad dekilmetros a realizar hasta laszonas donde tena pautadaslas entrevistas. Anotaba el

    66

  • Tras aquel viaje y una serie de aos deformacin, se cosecharon tres campeo-natos nacionales y una final de la Liber-tadores.

  • nombre del personaje en cues-tin y la distancia. Luego decada encuentro, llamaba a Ro-sario para brindar datos de quda y cuntos chicos iran a en-trenar.

    Tendra que atravesar mu-chos imprevistos, pero cumpli-ra su propsito. A bordo de unantiguo Fiat 147, emprendi unviaje que tendra muchas idasy vueltas. Nada conseguiradesviar el foco del objetivo.Asisti a todas las reunionesque haba arreglado previa-mente. Con los aos, muchosde los chicos descubiertos enaquella travesa acabaransiendo figuras del plantel pro-fesional. De hecho, hubo hastaquienes se consagraron bajo ladireccin tcnica de Bielsa.

    En su periplo, tuvo distintosacompaantes, pero todoscompartan con l la pasin porel juego. Marcelo, curioso, seinteresaba rpido por las for-mas y los puntos de vista de suinterlocutor ante diferentes si-tuaciones de la vida. Junto a suauto, tambin viaj en micro.En una ocasin, hizo ms de600 kilmetros parado, al en-contrar su asiento ocupadodespus de descender paracenar en una estacin de ser-vicio.

    Para el itinerario por el norteargentino, el Loco su apododeriv de semejante proyecto-, mostr ante su copiloto queno haba nada ms importanteque hallar talentos para