el eslabón 184

of 24/24
CON LOS LIBROS A OTRO LADO A pocos meses de prometer fidelidad al peronismo provincial, Carlos Alberto Reutemann acordó con Mauricio Macri y se reafirmó en el carril en que circulan los opositores al gobierno de Cristina. Pegó el volantazo Conectados por los clubes Se debatió en Rosario el proyecto que busca actualizar la ley nacional del deporte, vigente desde la época de Perón. Los foros continuarán desarrollándose a lo largo y ancho del país. Un toque de reggae local El vocalista de los Alegre No Tanto se despacha con un par de anécdotas imperdibles de la banda que lleva más de una década girando por los escenarios de la ciudad, con un estilo musical que “no es una moda”. A medida que se acercan las elecciones, los candidatos de la oposición, más allá de los matices, comienzan a explicitar sus objetivos, entre los que atisban la restauración conservadora y el retroceso de conquistas sociales. Tu cara me suena Los docentes provinciales rechazaron la propuesta oficial de un aumento escalonado del 35% y anunciaron que realizarán dos paros de 48 horas, por lo que se demora el inicio del ciclo lectivo. Las clases postergadas PARITARIAS 2015 RUMBO A LAS URNAS sábado 28 de febrero de 2015 año XVI 184 (la roque) precio $ 10.- [email protected] periodicoeleslabon.com periodicoeleslabon eleslabonciac Escritores y editores rosarinos lamentan la pérdida de un tradicional centro de difusión y venta de sus obras: el desembarco del Grupo Clarín en la librería Ross a través de la empresa Cúspide impuso una lógica comercial que excluye a las producciones locales.
  • date post

    08-Apr-2016
  • Category

    Documents

  • view

    253
  • download

    9

Embed Size (px)

description

 

Transcript of el eslabón 184

  • CON LOSLIBROSA OTROLADO

    A pocos meses de prometer fidelidad al peronismoprovincial, Carlos Alberto Reutemann acord conMauricio Macri y se reafirm en el carril en quecirculan los opositores al gobierno de Cristina.

    Peg el volantazo Conectados por los clubesSe debati en Rosario el proyecto que buscaactualizar la ley nacional del deporte, vigente desdela poca de Pern. Los foros continuarndesarrollndose a lo largo y ancho del pas.

    Un toque de reggae localEl vocalista de los Alegre No Tanto se despacha con unpar de ancdotas imperdibles de la banda que llevams de una dcada girando por los escenarios de laciudad, con un estilo musical que no es una moda.

    A medida que se acercan las elecciones,los candidatos de la oposicin, msall de los matices, comienzan aexplicitar sus objetivos, entre los queatisban la restauracin conservadoray el retroceso de conquistas sociales.

    Tu cara me suenaLos docentes provincialesrechazaron la propuesta oficial deun aumento escalonado del 35% yanunciaron que realizarn dosparos de 48 horas, por lo que sedemora el inicio del ciclo lectivo.

    Las clases postergadasPARITARIAS 2015RUMBO A LAS URNAS

    sbado 28 de febrero de 2015ao XVIn 184 (la roque)precio $ 10.-

    [email protected]abonciac

    Escritores y editores rosarinoslamentan la prdida de untradicional centro de difusiny venta de sus obras:el desembarco del Grupo Clarnen la librera Ross a travs de laempresa Cspide impuso unalgica comercial que excluye alas producciones locales.

  • Peridico semanal fundado el 2 de septiembrede 1999 por Matas Ayastuy, Juan Emilio BassoFeresin, Julin Lafuente, Rodrigo Mir yJernimo Principiano.

    propietario: Asociacin Civil CadenaInformativa RPI N 234.810produccin periodstica:Cooperativa de Trabajo La Masa

    director: Juan Emilio Basso Feresineditores: Manolo Robles y Luciano Cousoeditor contrapunto: Jernimo Principianoeditor la bola: Santiago Garat

    diseo grfico: Anbal Prez,Facundo Vitiello y Javier Garca Alfarocorreccin: Santiago Garatcierre de edicin: Viernes 27 de febrero de 2015.

    el eslabn integra Diarios y Peridicos Regionales Argentinos (Dypra) y la cooperativa Diarios y Peridicos de Santa Fe (Dypsa)

    PRODUCIDO CONSOFTWARE LIBRE

    el eslabnpgina 2 | sbado 28 de febrero de 2015

    Mendoza 2836 dto. 4, Rosario 0341 4353719 [email protected] periodicoeleslabon.com periodicoeleslabon eleslabonciac

    ciudad |

    Los libros no muerden, reza el viejodicho; y somos muchos todava losque tenemos la costumbre de aga-rrarlos, pese a la vorgine de la vidamoderna y las novedades tecnolgicasque conlleva, que invitan a otros modosde lectura. Leer un poco sobre la reali-dad de los libros en Rosario es la pro-puesta de tapa y de las primeras pginasde esta edicin de el eslabn.

    Disparada con el cambio en el merca-do de comercializacin del rubro que vi-ve la ciudad a partir de la llegada de lafirma Cspide, perteneciente al grupoClarn, que se instal nada ms ni nadamenos que en la Ross, la librera mstradicional de la ciudad, en una de lastambin ms tradicionales cuadras de lapeatonal Crdoba. La cuestin es que,as en los libros como en los medios decomunicacin, Clarn insiste en prcti-cas de concentracin y monopolizacin.Y as fue que de las vidrieras de la Rossdesaparecieron las obras de editorialeslocales y florecieron las que diatribancontra el gobierno nacional.

    Hablando de Cristina, la resolucinjudicial que desestima la denuncia en sucontra, que haba elaborado el fallecidofiscal Alberto Nisman, tambin es unade las grandes novedades de los ltimosdas que ocupa espacio en este peridi-co. Hay lugar, adems, para el anlisisde un discurso opositor que aflora sinsuavidades, para miradas sobre losvientos electorales que corren en laprovincia de Santa Fe, para tantas otrascosas que semana a semana ponemos adisposicin del mundo entero.

    Es que lo que queremos, obvio, es quela gente lea cada vez ms, que tenga ca-da vez ms textos para elegir, ms rela-tos, ms versiones. Este, el nuestro, esuno ms. Nos esforzamos por hacerlo lomejor posible y, como los libros, nomuerde. Por lo menos, eso es lo que nosdicen nuestros queridos lectores.

    EDITORIAL

    Librosque ladran

    ALA REDACCIN DE ESTE PERI-

    dico lleg el dato de que en lalibrera Ross ya no se vendenlibros de escritores rosarinos yenseguida fuimos hasta all

    para corroborarlo. Efectivamente, nada.Esta ya no es una librera rosarina, nosinform amablemente un vendedor dellocal. Entonces salimos a consultar a losactores involucrados. Escritores, editoresy libreros opinaron y abrieron un profun-do debate acerca de la compleja situacindel mercado del libro, o de la falta de unoen la ciudad.

    De este modo, la prdida de una boca deexpendio tan emblemtica de libros he-chos en Rosario y por rosarinos resultser la punta de un inmenso bloque de hie-lo. Debajo del ocano, estn los pulposque silenciosamente van por todo. El ven-dedor tena razn: la casa fundada por Ar-noldo Ross ya no es ms una librera rosa-rina porque desde hace un ao pas a seruna de las 25 sucursales que tiene en todoel pas la cadena Cspide, cuyo capital fueadquirido hace tres aos por el GrupoClarn. Cspide es, adems, una de lastres distribuidoras ms grandes de Ar-gentina y se sum a las editoriales, im-prentas, emisoras de radio y televisin,productoras y empresas proveedoras deinternet y telecomunicaciones que tieneel monopolio Clarn.

    Con el desembarco de Cspide en Rosa-rio se impuso una poltica empresarial

    excluyente que censura e invisibiliza unaparte de la produccin cultural que hace ala identidad de una ciudad y, por si fuerapoco, en un lugar comercialmente es-tratgico como la Peatonal Crdoba, po-niendo en peligro a las libreras rosarinasdel centro, que desde hace tiempo vienenresistiendo la aplastante ventaja que tie-nen sobre ellas los grandes comercios delrubro instalados en los shoppings, comoYenny y Ateneo.Cuando Ross era Ross, llegaban los

    editores y hasta los propios escritores consus libros bajo el brazo, los dejaban aconsignacin y tenan una mesa exclusivadonde se exhiban, cont uno de losvendedores que conserv su puesto detrabajo en el traspaso de firma. Sobre lamesa donde en algn tiempo se exhibie-ron libros rosarinos hoy hay libros de unacoleccin de bolsillo de Planeta, la edito-rial de capital espaol. Para que los escri-tores de Rosario vuelvan a ocupar ese lu-gar, aunque sea chiquito, el editor debedirigirse directamente a la casa central enBuenos Aires y ofrecer a consignacin unvolumen de por lo menos tres mil librospara que sean distribuidos en todas lassucursales de la firma. La poltica de laempresa impone un mismo catlogo paratodas las sucursales.Entrar a Ross hoy es lo mismo que

    entrar a una librera en San Isidro o enTemperley,coment el escritor y docen-te Marcelo Scalona, al ser consultado porel tema.

    Por otra parte, Scalona tambin consi-

    der: Si vas a Ross sabs que vas a en-contrar lo mismo que en la gndola de unsupermercado. Autores rosarinos, olvida-te. Y si sos un lector aguzado, fino, tam-poco vas a encontrar lo que buscs.Y nihablar de la clara tendencia del multime-dio, antipatritica, bah.

    Para comprobarlo, basta con pararseunos minutos en la vidriera donde se ex-hiben las novedades que ofrece el Grupo:La Duea, 10K: la dcada robada, de JorgeLanata, seguido de Dcada ganada?; FueCuba, de Yofre; Matar sin que se note(Nisman Gate); Mundo Pro, otro librosobre nazis; Lo que no dije de Recuerdode la muerte de Miguel Bonasso, y 50sombras de Grey. Ah, y un nuevo libro deHaruki Murakami, un escritor japonsque vive en Hawai y publica dos o tres t-tulos por ao.A Cspide la compr Clarn, y en el

    medio de esta polarizacin discursiva enlo poltico, la literatura no est. Yo hoypas por la puerta, vi la vidriera y es tre-mendo: son todos libros opositores algobierno. Vos pods estar de acuerdo ono, pero es cierto que terminan por con-dicionar al lector con la llegada de de-terminados libros, consider el escritory docente Marcelo Britos sobre el ten-dencioso catlogo que reluce en el esca-parate de la peatonal.Es una de las libreras que ms libros

    vendi de Ciudad Gtica reconoci UlisesOliva, quien junto a Sergio Gioachini lle-van adelante esa editorial local. Ms allde algunas cuestiones, siempre fue uno de

    CON LOS LIBROS A OTRO LADO

    El beb de Ross ClarnEl desembarco en Rosario de la cadena Cspide del grupo liderado por Hctor Magnetto se afianz al situar en la

    tradicional librera un enclave de su poltica empresarial oligoplica, que proscribe a escritores y editores locales.

    Por Eugenia Arpesella

    JAVIER GARCA ALFARO

  • | ciudadel eslabn sbado 28 de febrero de 2015 | pgina 3

    los lugares ms emblemticos para laventa de libros; siempre fue Ross la quems se destac en la venta porque tenauna afluencia de personas distinta al res-to, y en ese sentido se siente la falta, perono porque le hayan dado un lugar espec-fico o de privilegio a los escritores rosari-nos, salvo con algunos autores especfi-cos, aclar el joven editor.

    En el mismo sentido se expres Britos,para quien Ross no era la panacea de lapromocin de la cultura rosarina, peropara no entrar en esa polmica, lo que ses preocupante es que haya cerrado unaempresa familiar en el mercado edito-rial. Ac en Argentina el apogeo delmercado editorial fue en los aos sesen-ta y los que llevaron adelante esa pocade oro fueron las editoriales que eranmanejadas por familias, por eso Ross esun smbolo, asegur.

    Ya no es lo que eraMs all de los avatares y el desgaste

    que llevaron a la quiebra al emprendi-miento familiar que data de 1937, la desa-paricin de Ross no pas inadvertida nipara los escritores rosarinos, ni para losmsicos y pintores, artistas e intelectua-les que la habitaron, ni para los rosarinosque seguimos pasando por ah y seguimosviendo libros en lugar de tomates.Ross es de las ms emblemticas li-

    breras de Rosario y fue la primera querompi con la estructura de librera paratransformarse en un centro cultural. Enlos 60 y en los 70 a Ross iban todos los in-telectuales argentinos que pasaban porRosario, pero no slo escritores, tambinmsicos y pintores. Incluso tambin hubomovimiento ligado a la militancia, Arnol-do Ross era un intelectual y militante filoizquierdista y por aquel tiempo pasaronpoetas de izquierda como Hamlet LimaQuintana, Armando Tejada Gmez y JaimeDvalos, entre muchos otros, enumerScalona, quien adems dirigi una colec-cin de narrativa, Adn sin costilla, de laEditorial Fundacin Ross. La quiebra deRoss termina con la tradicin de que enRosario las libreras importantes eran to-das rosarinas. Ahora queda una sola, que

    es Homo Sapiens, concluy.Lo de Ross como editorial es un fen-

    meno. Para entenderlo hay que saber culera su poltica de edicin. Silvina Rossviene del Frente Estudiantil Nacional(FEN) que tiene que ver con el giro quepegan los sectores medios en los 70 haciael peronismo. Ross, por ejemplo, es elnico sello editorial que hoy en la Argen-tina tiene las obras completas de Scala-brini Ortiz, y eso tiene que ver con la for-macin poltica de Silvina. No existe enArgentina ningn otro sello que tenga lasobras completas de Rodolfo Kusch. Tam-bin edit a Adolfo Colombres y a unmontn de pensadores del campo nacio-nal y popular y tuvo la capacidad de po-nerlos incluso a riesgo de perder rescatEsteban Langhi, politlogo y responsablede la editorial Remanso.

    Clarn en RosarioCspide no es Cspide, es Clarn, y hay

    que decirlo as, porque nadie lo sabe,arranc Perico Perez, titular de la edito-rial Homo Sapiens, ante la consulta res-pecto del cambio en Ross. Y sigui: Lagente tiene que saber que cuando estcomprando un libro ah, ese dinero va aparar a Buenos Aires, al grupo Clarn; yque cuando compran un libro en una li-brera rosarina estn apoyando a un em-prendimiento local, que en general sonlos que le dan cabida a los escritores ro-sarinos. El tema es ms profundo y noquiero caer en chauvinismos, pero siem-pre hay que defender la produccinlocal, seal.El problema es mucho ms profundo

    pero en Rosario han hecho un desembar-co que llama la atencin, porque tienenuna poltica empresarial muy agresiva ysucede igual en muchas otras ciudades delpas, es una ofensiva mayor. Y cmo ter-mina esto, no lo s. Estamos hablando deseis bocas de expendio de cadenas nacio-nales, porque de Yenny y Ateneo, comovinieron antes nadie dice nada, pero ha-cen todo muy dificultoso. Tienen mayorrentabilidad en relacin a las libreras dela ciudad, cont Perico, quien integra laCmara Nacional del Libro.

    Otro circuitoEn algunas editoriales locales el desembarcode Cspide no provoca gran preocupacin. Setrata de emprendimientos que reivindicanuna apuesta a ediciones ms cuidadas y aotros circuitos por donde viaja el libro de au-tor, de mano en mano, de librero a librero.Tambin apareci la crtica ante la falta de unverdadero mercado editorial rosarino y unesquema adecuado de distribucin en un es-cenario atomizado, en el que cada cual resistelos embates desde su lugar, pero en soledad.Nunca fue importante la cadena Cspide

    ni otra cadena para nuestra editorial. No nossirve, no nos conviene ni nunca nos acerca-mos. Preferimos organizarnos en un plan dedistribucin dirigida en sitios puntuales quepuedan interesarse por nuestras ediciones,que quieran venderlas y mostrarlas, reco-nocieron los jvenes que dirigen EditorialIvn Rosado. En Rosario estamos en nues-tra librera y en tres ms, es suficiente. Enotras ciudades hacemos lo mismo, buscamostener una comunicacin un poco ms es-pecfica con los libreros y no desparramar li-bros en vano, afirmaron.Nosotros no tenemos problemas en de-

    jar los libros en esas cadenas, pero busca-mos proyectarnos de otra manera. Nosagradan aquellas libreras que ofrecen nues-tros libros de una manera ms personal. Sepuede pensar como que nos interesa estaren un circuito diferente", sostuvo LilianaRuiz, al frente de Baltasara Editora, que conmucho esfuerzo y el reconocimiento de suspares, fortalecieron esos circuitos de comer-cializacin por los que llegan a varias ciuda-des del pas. No por ello deja de ser un casoexcepcional. Por ah viene tambin la quejadel escritor Marcelo Britos, cuando planteque en Rosario nunca nos hemos preocu-pado por crear un escenario o un mercadointerno, como la experiencia de Crdoba,por ejemplo, y ese es el gran problema de losescritores rosarinos, porque en definitiva elque se jode ac es el autor. Mis libros noestn en ninguna librera rosarina.

    Por ltimo, Nicols Manzi, uno de los edi-tores que dirige el proyecto artesanal OmbBonsai, sintetiz un poco la situacin, desdeuna mirada ms integradora y convocante.Esto es un negocio que no se sostiene si noes en gran escala. Y como pods ver perfec-tamente, para que se vendan los libros nobasta con que estn en las libreras. Tam-bin se requiere un aparato de prensa al quetampoco tienen acceso las editoriales loca-les, porque la prensa tambin est monopo-lizada desde el centro. La gente compra larevista o el Radar y despus lee los librosque estas publicaciones recomiendan. Laindustria del libro se basa en eso, pero estono es el pecado mortal, slo es el pecado ve-nial. Lo repito siempre: el pecado mortal esno proponer para Rosario el localismo, osea, la eterna mirada del rosarino hacia lametrpolis. Estamos fascinados con el cen-tro, el rosarino es buenosairesdependiente.Rosario es el nico barrio porteo al que sellega en avin, dijo Britos. O sea, que noestn nuestros libros en Cspide es solo undato ms, no aporta nada.

    JAVIER GARCA ALFARO

    Bajada de lnea en la vidriera de Cspide.

  • De lunes a viernes a las 13por Televisin RegionalCanal 14 CableVisin.

    El informativo de la nutricinproducido por THE BERRY STORE.

    Conduccin:Dr. Jorge Kaial

    Co-conduccin y locucincomercial: Isabel Brunori

    POR 3.600 VOTOS DE DIFEREN-CIA a favor de la negativa, Am-saf, el gremio que nuclea a losmaestros de escuelas pblicasde la provincia, resolvi en

    asamblea rechazar la oferta de suba sala-rial escalonada del gobierno que va del 31al 35 por ciento y determin dos paros de48 horas: lunes 2 y martes 3, y luegomircoles 11 y jueves 12. Los privados deSadop y Amet (escuelas tcnicas) tam-bin van a la huelga. Desde el gobiernose mostraron sorprendidos por la de-cisin y avisaron que descontarn losdas no trabajados, al tiempo que afirma-ron que es la nica y ltima oferta pa-ra los docentes, a la que resaltaron comola mejor del pas. En cambio, la pro-puesta de incremento salarial elevadapor el gobierno de Antonio Bonfatti seacerc a las expectativas que los estata-les haban planteado en las negociacio-nes paritarias, de ah el s de los gre-mios ATE y UPCN.

    La propuesta oficial del Ejecutivo llegtras varias reuniones tcnicas, donde lapuja sindical hizo que la provincia afina-ra el lpiz. De todas maneras, con el sa-capuntas a mano, en el caso de los do-centes no alcanz para evitar el conflictoy que las aulas se vean vacas en elarranque del ciclo lectivo 2015 de cara al

    proceso electoral. Los docentes reclama-ron un 38 por ciento de aumento paraque ningn maestro cobre menos de 9mil pesos. La provincia ofert un 35 porciento promedio, para llevar el salarioinicial de un docente sin antigedad a 8mil pesos en marzo y a 8.820 en julio.ATE y UPCN pidieron el 35 por ciento desuba y aceptaron, aunque con reparos, el31 que ofreci la Casa Gris.

    Sin clases. Este lunes 2 de marzo nocomenzarn las clases en la provincia. Laoferta de aumento salarial en dos cuotaspara docentes pblicos y privados noconform a los trabajadores de la educa-cin y deriv en el rechazo y anuncio demedidas de fuerza. La protesta docentesiempre despierta oposiciones entre pa-dres de alumnos que rezongan por losdas perdidos de clase y por verse obliga-dos a redisear la jornada si los chicos sequedan en casa.

    Fueron 15.715 los docentes que votaronpor el rechazo a la propuesta salarial y12.119 los que se inclinaron por la acep-tacin. Se vot y habl la asamblea. De-fendemos la democracia sindical denuestro gremio, sostuvo Sonia Alesso,secretaria general de Amsaf, al tiempoque explic que las medidas de fuerza in-cluyen movilizaciones locales, unamarcha provincial (el mircoles 11) y seexige al gobierno que mejore la propues-ta. Entre otros puntos, los docentes ob-

    jetaron que el aumento sea en dos cuo-tas, que comience febrero y no en marzo,y pidieron que la suma fija se traslade alos jubilados. Tambin demandaroncreacin de cargos, mejoras edilicias yotros elementos fundamentales para lascondiciones de trabajo.

    En la asamblea de Amsaf hubo mocio-nes que proponan paros de 48 y 72 horasen la primera y segunda semana de cla-ses y otra por la aceptacin de la pro-puesta. En la delegacin Rosario, enfren-tada a la conduccin provincial del gre-mio, el 80 por ciento de los maestrosrechaz la oferta salarial desdoblada delgobierno, indic el titular del sindicatolocal Gustavo Ters. Amsaf Rosariomarchar este lunes a las 10 de plaza 25de Mayo hasta la sede de Gobernacinjunto a ATE Rosario, regional tambincrtica de la dirigencia provincial. Entrelos maestros de los departamentos Las

    Colonias, San Lorenzo, Belgrano, Caserosy Castellanos tambin se impusieronmociones de paro.

    La ministra de Educacin de la provin-cia, Claudia Balagu, dijo que el incre-mento salarial propuesto es el mejor delpas. La funcionaria aadi: Nos en-contramos en una situacin de no inicioescolar que lamentamos muchsimo. Yluego remarc: Lamentablemente novamos a poder pagar la suma de febrero(1.200 pesos promedio) porque la ofertaera global.

    Cuando este semanario entraba a im-prenta, el comienzo del ciclo lectivo erauna incertidumbre en varios distritos delpas, aunque en seis provincias habanconfirmado el inicio de clases tras llegara un acuerdo. En otros distritos espera-ban una resolucin de la paritaria nacio-nal, que marca referencia. En cambio, enotras provincias las negociaciones esta-

    MDICOS Y MUNICIPALES. En la paritariade los trabajadores de la salud no hubooferta salarial concreta. Los dirigentes deAmra y Siprus y los funcionarios del reavolvern a reunirse el jueves 5 con el fin deacercar posiciones. En tanto, la paritaria delos municipales vena trabada. Al cierre deesta edicin, representantes sindicales eintendentes volvan a encontrarse. Muni-cipios y comunas ofrecieron un incrementodel 30 por ciento en tres tramos y para laFestram la propuesta est por debajo delas expectativas. Desde la entidad gremialavisaron: Si no mejoran la oferta habrmedidas de fuerza.

    el laburante | el eslabnpgina 4 | sbado 28 de febrero de 2015

    Un aumento queno conforma a todos

    PARITARIAS 2015

    Por Guillermo Griecco

    Docentes provinciales rechazaron la propuesta de suba salarial escalonada del 35% y anunciaron dos paros de 48 horas. El gobierno descontar los

    das no trabajados. Bonfatti afin el lpiz, pero no pudo evitar el conflicto en un ao electoral. Los estatales, en cambio, aceptaron la oferta del 31%.

    OFERTA A LA GORRA. La provincia pro-puso un incremento del 31 por ciento parapolicas y agentes penitenciarios. El minis-tro de Seguridad Ral Lamberto destacque esta propuesta contempla, adems,particularidades que nos haban solicita-do, como la incorporacin al sueldo bsicode sumas bonificables que impactara demanera favorable en el clculo de la an-tigedad y otros conceptos salariales; yla diferenciacin en el tratamiento salarialde las jerarquas. El ministro agreg: Sepresent adems el pago de una suma fijapor nica vez de 1.200 pesos que serabonada durante marzo.

    Santa Fela Provincia TVMarcelo MainiAlejandro YacoponelliFrancisco Carnevale

    Viernes a las 19Canal 14 CablevisinTwitter @SantafeNoticias

    De lunes a viernes a las 13por Televisin RegionalCanal 14 CableVisin.

    El informativo de la nutricinproducido por THE BERRYSTORE.

    Conduccin:Dr. Jorge Kaial

    Co-conduccin y locucincomercial: Isabel Brunori

  • | el laburanteel eslabn sbado 28 de febrero de 2015 | pgina 5

    ban empantanadas y los docentes iban alparo. En provincia de Buenos Aires, elgobernador y precandidato presidencialDaniel Scioli otorg una suba salarial alos maestros del 40 por ciento, que fueaceptada por la mayora de los gremios.

    EstatalesLos empleados pblicos de Santa Fe

    percibirn un aumento de haberes del 18por ciento en marzo, otro 4 por ciento enmayo y 9 por ciento en julio, para com-pletar as el 31 acordado. Adems, co-brarn una cifra extra por nica vez, de1.200 pesos a pagar en marzo.

    Si bien el 90 por ciento de los delega-dos del gremio UPCN que comanda JorgeMolina vot afirmativo, pidi a la vez quela suba salarial se haga efectiva en dosetapas y no en tres.

    En declaraciones radiales, el ministrode Gobierno Rubn Galassi descart laposibilidad de acortar los tiempos delincremento salarial para los agentes p-blicos: Ya estaba conversado el pagoescalonado en tres tramos, es la maneraen que podemos hacer frente a tamaaerogacin. El funcionario detall que lapropuesta global significaba un incre-mento de la masa salarial del Estado de7.500 millones de pesos.

    El 88 por ciento de los 500 delegadosque participaron del plenario de ATE seinclin por la positiva. La oferta fueconstruida en el marco de la discusinparitaria, no fue la primera propuesta delgobierno, aclar Jorge Hoffmann, se-cretario general de ATE. Si bien evalucomo satisfactorio el ofrecimiento sa-larial, el dirigente advirti que su im-pacto en el bolsillo de los trabajadoresestatales est vinculado a que la infla-cin no se dispare. En efecto, le pidi algobierno provincial que adhiera a la leynacional de Defensa del Consumidor paraponer racionalidad a los precios.

    Si bien falta mucho terreno por recu-perar para los jubilados, y el habermnimo sigue siendo bajo aunque lajubilacin promedio est bastante por en-cima de esa cifra, vale contraponer otrosmomentos de claro retroceso para losabuelos. Ahora los montos suben y mspersonas se jubilan aunque no tenganaportes al da. Antes se hablaba de emer-gencia previsional, congelamiento de ha-beres y hasta reduccin de los mismos.Otro punto a favor del gobierno es haberterminado con la estafa de las AFJP y vol-ver al sistema de reparto. Un reciente in-forme del Banco Mundial, al que no se lopuede sospechar de kirchnerista, destacla poltica de proteccin social que llevaadelante la Argentina, al sealar que elhaber jubilatorio mnimo es equivalente a442 dlares, el ms alto de Amrica latina,mientras que en Brasil es de alrededor de300 dlares.La ley de Movilidad Jubilato-ria, sancionada en 2008, estableci dosaumentos anuales ms all del gobiernode turno, los cuales, desde ese momentoy hasta la fecha, acumularon un incre-mento para los trabajadores pasivos de454 por ciento. Con este nuevo aumento,la diferencia entre la jubilacin y el salariomnimo ser as la menor en 50 aos, trasel breve perodo que por ley existi el 82por ciento mvil, entre 1958 y 1962. Undato saliente de la actualidad es que el 95por ciento de las personas en edad de jubi-larse, tiene cobertura previsional.

    Si bien falta mucho terreno por recuperarpara los jubilados, y el haber mnimo siguesiendo bajo aunque la jubilacin promedioest bastante por encima de esa cifra, vale

    contraponer otros momentos de claro re-troceso para los abuelos. Ahora los montossuben y ms personas se jubilan aunque notengan aportes al da. Antes se hablaba deemergencia previsional, congelamiento dehaberes y hasta reduccin de los mismos.Otro punto a favor del gobierno es haberterminado con la estafa de las AFJP y volver

    al sistema de reparto. Un reciente informedel Banco Mundial, al que no se lo puedesospechar de kirchnerista, destac la pol-tica de proteccin social que lleva adelantela Argentina, al sealar que el haber jubila-torio mnimo es equivalente a 442 dlares,el ms alto de Amrica latina, mientras queen Brasil es de alrededor de 300 dlares.

    DESDE MARZO RIGE EL NUEVO AUMENTO A LOS JUBILADOS

    A un escaln del 82 por ciento mvil

  • AYER NOMS, EN AGOSTO DELao pasado, el senador juramentser un soldado de la reconstruc-cin del peronismo de la provin-cia en la idea de encontrar la uni-

    dad. Para eso, precis, es menester aban-donar las apetencias personales y las viejasrencillas y, por lo contrario, priorizar el in-ters general deshacindose de las siempretentadoras mieles del individualismo, paraque lo grupal sea lo prioritario. No obstantesu nulo aporte al objetivo declamado, las pa-labras de Carlos Reutemann resultaronprofticas: por primera desde la derogacinde la ley de lemas, en 1991, el justicialismosantafesino presenta una lista nica paracompetir por la Gobernacin. Claro que, co-mo indica el dicho, soldado que huye sirvepara otra guerra, y el tagarna de LlambCampbell no se alist para el combate electo-ral en el frente justicialista, sino que se en-rol en las filas del PRO, que en el escenarioprovincial luce ms cercano a una fuerza hu-manitaria de paz.

    Qu sucedi en el semestre que transcu-rri entre que Reutemann amag con ponersela ropa de fajina y termin abrazando a Mau-ricio Macri, a quien conozco hace muchosaos y en quien confa porque quiero uncambio verdadero para el pas?.

    Ocurri, entre otras cosas, lo que el exgobernador deseaba para su cuna poltica,el justicialismo de Santa Fe: se concret launidad bajo la frmula Omar Perotti-Ale-jandro Ramos.

    Pero la concepcin que Reutemann poseedel peronismo santafesino y la improntaque le imprimi durante sus dos mandatos-es la de una isla autonmica, independientede la suerte de un proyecto nacional. Idea ex-presada mediante la metfora alambrar laprovincia, tal vez derivada de su condicinde productor agropecuario.

    En aquella ocasin, en agosto pasado, dijo:Estoy esperando un acto de grandeza de to-dos los dirigentes peronistas para que sesienten alrededor de una mesa a armar launidad y una estrategia para ganar las elec-ciones en 2015.

    Sus dichos interrumpieron el silencio p-blico autoimpuesto para explicar por qu nohaba acompaado al lder del Frente Reno-vador, Sergio Massa, durante una visita a Ro-sario, gesto esperable puesto que unos mesesantes se haban fotografiado juntos en sealde acercamiento poltico.Con Massa est todo bien, l entendi mi

    posicin y quedamos en seguir hablando, pe-

    ro personalmente voy a acompaar todas laspropuestas de unidad de la dirigencia pero-nista de Santa Fe, insisti el senador.

    Y expuso su concepcin localista: Hay quepensar primero en la provincia y despus enlas candidaturas nacionales.

    Finalmente no fue as. Reutemann noparticip de la unidad que pregonaba ytroc los trminos de sus prioridades:pens primero en las candidaturas nacio-nales, obvi el pago chico.

    Est solo y esperaEn una concepcin individualista y per-

    sonalista de la poltica de la que su pasoal PRO es slo la ltima demostracin- de-be rastrearse la decisin del ex corredor deautos sin copiloto. Esa idea se funda en elprincipal axioma reutemista: los votos sondel Lole, es l y no otro -ni el partido quelo cobija- el gran elector, como lo en-dulzan quienes lo admiran.

    Por eso, Reutemann no piensa nuncapens- en trminos de proyectos colectivos,

    sino de suerte personal. No es un traidor, si-no que ha tenido lealtades (por cierto lbiles)sucesivas: Carlos Menem; Eduardo Duhalde;Nstor Kirchner; ahora Mauricio Macri, conMassa no alcanz a forjarla. Pero en todos loscasos, invirtiendo la ecuacin del fundadordel peronismo, primero puso al hombre, lue-go al movimiento y por ltimo a la Patria.

    Tal vez por enfocar su mirada dentro delos lmites de su conveniencia personal esque declin en dos oportunidades losconvites a compulsar por la primera ma-gistratura del pas.

    Su publicitado enrolamiento en el PRO deMauricio Macri tambin es a ttulo personal.No es el reutemismo el que cambia de ban-dera. Es Reutemann, quien cree que el jefe deGobierno porteo es una buena persona ytiene gran capacidad de armar equipos y dellevar adelante gestiones exitosas, el que dael paso.

    Como record en estos das su ex ventrlo-cua, la senadora Roxana Latorre, su colega enla Cmara alta ya estaba en un espacio deoposicin desde 2008, cuando expir sulealtad al kirchnerismo para jugarse por laspatronales rurales.

    Por esa razn no fue sorpresiva su eleccinde fichar con el PRO, cuya ideologa-perdn!, el PRO carece de esa vetusta y de-susada categora- no requiere de ningunavoltereta argumentativa del senador ni de-manda explicaciones polticas inverosmiles.

    Latorre dijo no sentirse sorprendida porla determinacin de Reutemann porque,azuz, l viene votando todo con (el senadorsocialista Rubn) Giustiniani, sistemtica-mente. Estaba en un espacio de oposiciny evidentemente eligi estar ah, interpret.

    Mltiples escuderasNo se sabe si sorprendido pero ostensible-

    mente enfadado, uno de los ms crticos conel acuerdo Macri-Reutemann fue el minifun-dista de J.B. Molina, Eduardo Buzzi, precan-didato a gobernador de Santa Fe por el FrenteRenovador de Sergio Massa.

    Luego del flirteo del senador santafesino

    con el diputado bonaerense, el ex titular deFederacin Agraria Argentina se despachcon despecho.

    Calific como zigzagueante la trayec-toria poltica de Reutemann y dijo queest ms cerca del final de su carrera quede su apogeo. Reutemann es tan im-predecible que estuvo con (Francisco) DeNarvez y antes con Nstor Kirchner, an-tes con Eduardo Duhalde y antes con(Carlos) Menem, resumi.

    Para Buzzi, es tan zigzagueante Reute-mann que, la verdad, uno no deja de asom-brarse por los pasos que va dando. El ex di-rigente ruralista, que encontr en el senadorsantafesino a un incondicional aliado durantela batalla contra el Gobierno por las reten-ciones mviles, descubre ahora ocultos ras-gos neoliberales en Lole. Dice que va traba-jar por la unin del peronismo y despus lousa a Massa para la foto, pero termina yn-dose del peronismo y cierra con una expe-riencia poltica que tiene que ver ms con los90 y con el liberalismo econmico que con eljusticialismo, se encarniz.

    Tambin consider que el ex gobernadores tiempo pasado y l, que recin arriba a lapoltica partidaria y electoral, entiende quehay que mirar al futuro. Qu se observa enel horizonte? La difana imagen del tigrense.El futuro es Sergio Massa y el volumenpoltico y econmico (sic) que ha ido cons-truyendo, seal Buzzi a LT8 de Rosario.

    Ms cercano a los mandamientos de El Artede Vivir que a la ardorosa refriega poltica, elotro precandidato a gobernador de Santa Fepor el Frente Renovador, Oscar Martnez,alias Cachi, ofreci una interpretacin delacuerdo Macri-Reutemann que disiente conla de Buzzi.

    Afirm que el dilogo se va a mantenerentre Reutemann y Massa ms all de la de-terminacin electoral del primero. Yo creoque l siempre ha tenido una actitud defe-rente y respetuosa para con nosotros y paracon Massa, y no va a cambiar de opinin,abund en declaraciones a Tlam.

    Unidos y corporativizadosEl kirchnerismo provincial tambin acus

    recibo por el traslado partidario de Reute-mann. El diputado nacional del Frente para laVictoria, Marcos Cleri, consider que Macri yReutemann representan lo mismo, un pasque est pensando en las corporaciones.Tanto Mauricio Macri como Reute-

    mann estn en un sentido contrario a losverdaderos valores del peronismo, dijoel camporista.Por eso agreg- estn yendo por otro

    partido y (Reutemann) sigue pensando indi-vidualmente como lo haca cuando estabaarriba de un auto, y no piensa en el conjuntode la sociedad argentina, como los dirigentesque estamos comprometidos con una causa.

    Convencido an de que Reutemann repre-senta una de las posibilidades del peronismo,el secretario de Transporte y candidato a vi-cegobernador, Alejandro Ramos, dijo sobre elasunto que los peronistas estamos dentrodel peronismo.Si Reutemann est con el PRO est claro

    que no puede decir que es peronista, las dis-cusiones en el peronismo se dieron siempredentro del peronismo, agreg.

    Para Ramos, el peronismo no es una ex-presin de deseos, es un compromiso y hayque dar la pelea desde adentro. Si a l no legusta esto, debera ir a una interna.

    Pero Reutemann que justamente evitar eso,su objetivo era ser un soldado de la recons-truccin del peronismo de la provincia en laidea de encontrar la unidad, que lo sor-prendi sin casco ni fusil.

    poltica | el eslabnpgina 6 | sbado 28 de febrero de 2015

    Soldado que huyeALIANZAS. EL EX GOBERNADOR QUIERE UN CAMBIO VERDADERO EN EL PAS

    Por Luciano Couso

    Seis meses despus de alistarse como un soldado de la reconstruccin del peronismo provincial para encontrar la unidad, a Reutemann le lleg

    el transfer al PRO, justo cuando se produjo la unidad. Apuntes sobre un individualista. Y las repercusiones que provoc el acuerdo con Macri.

    Con admirable capacidad de sntesis, Car-los Reutemann expuso su programa polticoen pocas lneas durante una entrevista conRadio Mitre, otorgada luego del acuerdo conMacri.

    El senador asegur que Cristina Kirchnerest armando una ingeniera para que alque venga le resulten las cosas muy comple-jas.

    Entre los principales desafos que deberemprender el prximo gobierno, enumer lademanda de los fondos buitre (originada endeudas contradas por el Estado argentinocon anterioridad al kirchnerismo), la deva-luacin, las economas regionales. Stop: ladevaluacin no es un desafo, es una medida

    de poltica monetaria contraria a los intere-ses de quienes poseen ingresos fijos que be-neficia a exportadores.

    El breve pero aterrador programa de Reu-temann se completa con el sinceramientode las tarifas, que significa aumentar losvalores que pagan los usuarios por los servi-cios pblicos retirando los recursos que hoydestina el Estado por va de subsidios. Es l-gico, en un eventual gobierno del PRO se re-veran los derechos de exportacin que hoypagan algunos productos agrcolas (conoci-dos como retenciones), por lo que el Esta-do enfrentara una sangra de ingresos p-blicos. A que no adivinan quin va a pagaresa hemorragia de divisas?

    Lole al desnudo

  • El diputado provincial Oscar Urruty y laedila Fernanda Gigliani presentaron,este jueves en el bar Olimpo de nuestraciudad, las listas de precandidatos a conceja-les, diputados y senador de Unidos Podemosque competirn dentro del Frente Justicialistapara la Victoria.

    La nminas de este espacio estn encabe-zadas por Urruty que intentar renovar subanca en la Cmara baja provincial, Gigliani

    que har lo propio en el cuerpo de ediles, yEsteban Nito Mestre, precandidato a senadorpor el departamento Rosario.

    En el acto, la concejala afirm que "debe-mos trabajar para consolidar una nueva for-ma de hacer poltica, que reivindique la ne-cesidad de representar tambin a aquel ciu-dadano que hoy no encuentra un partidoque lo exprese, pero que tiene todo el dere-cho de reclamarnos a quienes ocupamos

    cargos pblicos que busquemos solucin asus problemas".

    La lista de precandidatos a concejales enRosario la completan Hugo Ros, delegadogremial de Amsaf Rosario; Natalia Fernndezy Alejandro Cabral.

    Por su parte, el actual legislador Urrutyafirm: "Si bien vamos a ocuparnos detodos los problemas que afectan a lossantafesinos, asumiremos un compromi-

    so mayor con aquellos que son especial-mente acuciantes como la inseguridad, yel dficit habitacional".

    En tanto, Norberto Galarza (director deAnses en Santa Fe) y Rosana Valiente (do-cente santafesina), son quienes acom-paan a Urruty en la lista de precandidatosa diputados provinciales. En las Paso, Fer-nanda Gigliani disputar un lugar en la lista aconcejales del Frente Justicialista para la Vic-toria con Alberto Muz y Eduardo Toniolli,entre otros. En tanto que Oscar Urruty debermedirse con Hctor Cavallero, Luis Rubeo yGerardo Rico, por un lugar en la nmina depostulantes a la cmara baja de Santa Fe.

    Se lanz Unidos Podemos

    | polticael eslabn sbado 28 de febrero de 2015 | pgina 7

    No hay dos sin tres

    EL ESCENARIO PARA LA PELEA PORla intendencia de Villa GobernadorGlvez de este ao tiene como in-grediente que sern tres las fuerzasque pujarn por la sucesin de Pedro

    Gonzlez. Al peronismo y el Frente Progresista,protagonistas casi excluyentes de los anterio-res comicios para el Ejecutivo municipal, sesuma el Frente Renovador, al que migr -de lamano del dirigente santafesino Cachi Mart-nez- el ex intendente Jorge Murabito, quientransitar las elecciones primarias sin rivalesinternos. Distinto es el panorama en las otrasdos fuerzas, donde habr ms de una precan-didatura, sin que nadie se anime a firmar en laprevia quines resultarn ganadores.

    En el peronismo, la histrica hegemona dePedro Gonzlez se pone otra vez a prueba. Elactual intendente resolvi dejar para s el pri-mer lugar en la lista para el Concejo e impulsarpara el prximo perodo en la intendencia a suyerno, Diego Garavano. Todo en sintona con elrossismo y la lista para diputados provincialesque lidera Luis Daniel Rubeo, donde Gonzlezincluy en tercer lugar a su esposa, Olga Cote-luzzi. En torno del (ex) Gordo Gonzlez confanen que se revalidarn los pergaminos electora-les de su lder, al que la juventud de Garavanopotencia, segn aseguran.

    Los otros precandidatos del peronismo paragobernar la populosa vecina sur de Rosario sonRodolfo Cavalieri y Cristian Oliveira Nardoni,quien el mircoles pasado encabez un acto delanzamiento que sorprendi a propios y ex-traos, tanto por la cantidad y peso poltico delos asistentes como por el discurso y el perfildel dirigente impulsado por un amplio abanicode agrupaciones y organizaciones sociales, quetienen en comn su plena identificacin con elkirchnerismo, como Miles, La Cmpora y elMovimiento Evita, que en las primarias paradiputados provinciales disputan con el rossis-mo a travs de la nmina que lleva al frente aHctor Cavallero.

    Oliveira Nardoni es un joven contador ypequeo empresario cuyo abuelo fue un re-conocido dirigente del siempre aguerrido

    peronismo villagalvense y que tiene comoexperiencia de gestin su paso por la Secre-tara de Hacienda municipal durante la in-tendencia de Murabito. Sus allegados resal-tan que llevan meses de reuniones y reco-rridas con referentes y vecinos de distintosmbitos, en los que encontraron mejor res-puesta que la que esperaban. Y suman a suentusiasmo el diagnstico de un Gonzlezcon imagen desgastada por los problemasde la ciudad, que adems sufre una impor-tante disidencia reciente, expresada en laprecandidatura del tercero en cuestin, Ca-valieri, quien hasta hace poco fuera una delas principales espadas del poderoso pedro-gonzalismo. En los corrillos polticos de los

    alrededores de la esquina del Reloj se co-menta que Cavalieri se enoj porque Pedrole haba prometido apoyarlo como sucesor,pero despus cambi de opinin y se cerrsobre su entorno ms cercano.

    En el campo del Frente Progresista, entanto, la interna entre el binnerismo y elgiustinianismo se reedita con nuevos acto-res. Tanto en el 2007 como en el 2011 sehaba impuesto claramente el primer sector,a travs del ahora emigrado Jorge Murabito.En esta ocasin, con el todava concejal Car-los Dolce como precandidato a la intenden-cia, los seguidores de Giustiniani confan enimponerse en las primarias. Por el otro lado,el postulante es Alberto Ricci, dueo de una

    conocida cementera que debuta en las lideselectorales y ya recibi expresiones de apoyodel precandidato a gobernador Miguel Lifs-chitz, pero an no se ha mostrado muy ac-tivo para cosechar votos: Justo en estosdas est de vacaciones en Brasil, imagina-te, marca uno de sus adversarios.

    Murabito, por su parte, confa en revalidarel triunfo que obtuviera hace dos aos,cuando fue electo concejal. Pero los que as-piran a enfrentarlo aseguran que hoy el es-cenario es distinto, que cosecha menos ad-hesiones. Por lo pronto, tambin parecehaberse cerrado en su crculo ms ntimo: laprimera candidata para el Concejo de sufuerza es su esposa, Natalia Martnez.

    LA DISPUTA ELECTORAL EN VILLA GOBERNADOR GLVEZ

    Por Manolo Robles

    El oficialismo y el Frente Progresista ya no estn solos en la puja por la sucesin del histrico Pedro Gonzlez. El Frente Renovador quiere terciar

    con Jorge Murabito. En la interna peronista, en tanto, asoma una nueva opcin con clara identificacin con el kirchnerismo.

    MANUEL COSTA

    Cristian Oliveira Nardoni enfrnta en las primerias del peronismo a Diego Garavano -yerno de Pedro Gonzlez- y Rodolfo Cavalieri.

  • MUCHAS DE LAS ESPECIESque habitan este planetarealizan ritos de seduccin,cortejo y apareamiento. Laoposicin al gobierno nacional

    se viene entregando con fruicin a esos me-nesteres desde hace aos. La idea es seducir alos poderes fcticos, las corporaciones, la em-bajada de EEUU y, sobre todo, a los medios decomunicacin al servicio de esos poderes, muyespecialmente al grupo Clarn, que comanda laviolencia simblica que se ejerce contra la de-mocracia y el pueblo, y les marca la agenda alos dirigentes opositores.

    Durante algn tiempo, los dirigentes oposi-tores ocultaron su verdadero pensamiento ysus propuestas. Se disfrazaron, se dedicaron adecir sin decir, a hablar para destruir sentido.Se escondieron tras las bambalinas de los estu-dios de televisin, como aves de plat con elplumaje impregnado del ftido guano de lamala conciencia, con distintos grados de per-versin y cinismo.

    Se entregaron al circo bravo de las piruetasretricas, algunas muy torpes, con el objetivode decir sin decir, para ocultar sus proyectos.Pero no queriendo decir, dijeron a los gritos.Ms all de sus intenciones, nunca dejaron dedecir. Y, entre otras cosas, expresaron su des-precio por el interlocutor, su menosprecio porla ciudadana y la democracia.

    Pero conforme se acercan las elecciones, loscandidatos de la oposicin, al menos algunosde ellos, acaso los que, en apariencia, tendranms posibilidades, se ven obligados a explici-tar, aclarar, desocultar. Siguen mintiendo, cla-ro. Siguen aspirando a ser los empleados delmes del grupo Clarn, pero el discurso que es-grimen ha ido mutando.

    Adems, algunos de ellos, como por ejem-plo Mauricio Macri y Sergio Massa, gobier-nan o han gobernado. La gestin habla porellos. Y los hechos hablan con ms sinceri-dad que las palabras. Sobre todo, dejan enclaro algo, ese algo maldito, demonaco, in-nombrable, que es la gran mala palabra, loque se oculta, el centro ausente de toda es-tructura discursiva que apunta a engaar ymanipular. Los hechos, las medidas concre-tas de una gestin, desnudan la ideologa.

    Es imposible describir a la oposicin co-mo un todo homogneo y caracterizable ensu conjunto. Pero acaso sea til prestarleatencin al discurso de algunos de sus re-ferentes, sin pretensiones de brindar unamirada que abarque todos los matices deun universo complejo, cambiante y confuertes contradicciones internas.

    La panoplia es amplia, inasible, pero

    tiene, sin embargo, algunos denominado-res comunes que sobredeterminan los va-riados matices: la restauracin conserva-dora y el retroceso en trminos de con-quistas sociales son, por slo mencionardos ejemplos, denominadores comunesque estn ms all de los infinitos mati-ces de las propuestas de derecha, seanneoliberales, neoconservadoras, conser-vadoras, antipolticas, pospolticas, o po-pulistas de derecha.

    Volviendo al caso Macri, adems de sugestin de neto corte neoliberal y antipo-pular, viene entregando algunas definicio-nes muy claras. Incluso viene mejorandosu diccin oligrquica, tan poco moduladay difcil de comprender.

    Al comentar cmo eligi a Jorge El Fino Pala-cios para el cargo de jefe de la Polica Metropo-litana, el dirigente multimillonario dio unaclase de cipayismo: No me gusta improvisar.Fui a la embajada de EEUU y pregunt quinera el mejor para ese cargo, seal Macri.(Estaoos Unioos, dijo, en realidad, con el to-nito oligo-cipyico que tanto trabajo les da asus asesores).

    Palacios dur apenas un mes y medio en elcargo. Renunci cuando el malogrado fiscal ynuevo prcer Alberto Nisman adelant que elpolica estaba muy comprometido en la inves-tigacin por el atentado a la Amia, en la que fueprocesado por encubrimiento.

    Adems, Macri dice reivindicar las banderasdel peronismo, pero est claro que se refiere aun extrao fetichismo textil. Se refiere a lamaterialidad de las banderas y los estandartes,

    las telas, las texturas quizs, pero no a lo queesos smbolos representan. Braden y Pern nomaridan, no, ni siquiera con la ayuda de gene-rosas dosis de cido lisrgico.

    El aliado de Macri y ex gobernador sojerode la provincia de Santa Fe, Carlos Reute-mann, fue todava ms claro y programti-co: eliminar retenciones, devaluar, dismi-nuir la inversin social (gasto en su len-guaje neoliberal), y subir las tarifas, entreotras medidas de neto corte antipopular.Nadie puede decir que no avis.

    Massa es todava ms perverso. Habla determinar con las divisiones en la socie-dad. Pero eso que llama divisiones es,en realidad, la democracia. Todas las socie-dades democrticas estn divididas en dis-tintos sectores de opinin, partidos polti-cos, agrupaciones de la sociedad civil, ygrupos de poder en pugna. Cada uno expre-sa distintas ideologas, visiones del mundo,intereses econmicos. Slo las dictadurasintentan aplastar e invisibilizar los conflic-tos que definen y configuran una sociedad.

    Massa insiste en que lo importante es que losdirigentes quieran lo mejor para el pas, seunan en busca del bienestar comn, y otrassandeces por estilo. Ofrece gastados clichsprepolticos o antipolticos.

    Massa expresa con torpeza, a veces con es-tupidez, una ideologa muy clara: la gestin degobierno es una cuestin tcnica, una suerte debuena administracin en el sentido empresa-rial. No hay intereses en pugna, ni conflictos.No hay divisiones segn el discurso mani-pulador de la antipoltica.

    Pero el discurso de la antipoltica es apenasuna estructura verbal falaz y de patas cortas. Ala hora de gobernar, se termina el verso bobo:gobiernan para los ricos, confrontan con lostrabajadores y los sectores ms postergados, yse ponen al servicio de los poderes fcticos.

    Las elecciones se acercan y cada vez quedamenos margen para las ambigedades, los ci-nismos baratos y los mensajes crpticos. El casode Hermes Binner es paradigmtico en estesentido. El socialista que vota a Capriles ycita a Adam Smith va dejando de lado, gra-dualmente, el lenguaje articulado.

    Se expresa a travs de balbuceos y silen-cios. Se aferra, como ahogado que manotea enel mar encrespado del sentido, a una larga ca-dena de letras e. Su discurso es uneeeeeeeeeee apenas interrumpido por otraspalabras que operan como destructoras desentido. Es difcil traducir la oralidad de Binnerutilizando el alfabeto. Es todo un desafo.

    Se podra intentar, tal vez, con una notacinde ideogramas, pero las ideas faltan o son am-biguas y contradictorias. Se podra probar conlos jeroglficos, pero tampoco. Tal vez lo quemejor lo simbolice sea un hueco, un trozo devaco, de nada, un agujero a travs del cualpueda verse, con claridad, ntida, su gestincomo gobernador de la provincia de Santa Fe.

    La batalla por el sentidoEn este contexto, resulta fundamental, de-

    cisiva, la batalla por el sentido. Los medioshegemnicos al servicio de los poderes fcticoscrean el clima propicio, y las condiciones deposibilidad, para que reine la confusin en unaparte de la ciudadana, que ve cercenado suderecho a elegir por carecer de informacin fi-dedigna y ofrecida con subjetiva honestidad.

    En la Argentina, y en buena parte del mun-do, hay una pugna feroz entre dos realidadesdistintas, antitticas, irreconciliables, con elprotagonismo de los medios, que tienen msfuerza y ms efecto de realidad que la realidadmisma, que la propia vivencia. Es ms: nosiempre se verifica que haya una relacin en-tre los distintos relatos y una realidad extra-discursiva. La confusin suele ser exasperan-te. Debido a la manipulacin de los medios,muchas veces al ciudadano le resulta imposi-ble reconocer alguno de los relatos, de lasversiones, como la ms veraz, la que ms seajusta a la realidad. La manipulacin crea unarelacin perversa, circular y autorreferencial:la narracin meditica pre-determina la per-cepcin de la realidad.

    Las prximas elecciones marcarn el lmiteentre la realidad virtual y la manipulacin delos medios, por un lado, y las vivencias y ex-pectativas extra-discursivas, reales y tangibles,de las ciudadanas y ciudadanos, por el otro.

    poltica | el eslabnpgina 8 | sbado 28 de febrero de 2015

    La oposicinmuestra sus cartas

    SE ACERCAN LAS ELECCIONES, SE CAEN LAS CARETAS

    Por Pablo Bilsky

    Ya no alcanza con seducir a los poderes fcticos como televisivas aves de plat con encharcadas plumas. Es tiempo de definiciones y algo hay que

    decir. Los discursos se van aclarando. Macri, Braden y el cido lisrgico. Massa y la antipoltica. Binneeeeeeeeer y su abandono del lenguaje articulado.

    MANUEL COSTA

  • LA RESOLUCIN CON QUE EL JUEZfederal Daniel Rafecas rechaz la de-nuncia del fiscal fallecido en las to-rres Le Parc representada por su parGerardo Pollicita desactiv en parte

    uno de los dispositivos de la operacin monta-da alrededor del tema Amia-Nisman, con quesectores opositores a la Casa Rosada apostarona desgastar al gobierno nacional. La inconsis-tencia del escrito en el que se pretendi im-putar a la Presidenta por encubrimiento a lospresuntos autores del atentado a la MutualJuda qued al desnudo, aunque los efectos dela nismana fomentada por los medios he-gemnicos, con Clarn a la vanguardia, persis-ten en una porcin del imaginario colectivo yde la dirigencia poltica que integra el staffpermanente de TN, los cuales se resisten aaceptar cualquier realidad que coincida con eldiscurso kirchnerista, tanto como a leer un fa-llo judicial.

    Un fallo contundenteAunque la denuncia del ex titular de la Uni-

    dad Especial Amia, Alberto Nisman sobrequien todava se espera conocer los detalles desu sorpresiva muerte todava tiene un cami-no para recorrer de la mano de Pollicita, el es-crito de 63 pginas redactado por el juez Rafe-cas no tiene fisuras.

    En su fallo, Rafecas dispuso desestimar elplanteo presentado el 14 de enero por Nisman,al entender que en la denuncia no estn da-das las mnimas condiciones para iniciar unainvestigacin penal. Con una introduccinque no desconoce el complejo escenario en elque ser leda su resolucin, el magistradoconcluye que analizada toda la evidencia, haquedado claro, que ninguna de las dos hipte-sis de delito sostenida por el fiscal Pollicita ensu requerimiento, se sostienen mnimamen-te. Y luego desagrega: la primera (Comi-sin de la Verdad), porque el presunto delitonunca se cometi; y la segunda (baja de lasnotificaciones rojas), porque la evidenciareunida, lejos de sostener mnimamente laversin fiscal, la desmiente de un modo ro-tundo y lapidario, llevando tambin a la mis-ma conclusin de la inexistencia de un delito.

    Rafecas sostuvo adems que el anlisis delos elementos, las presuntas pruebas de lasque tanto se habl en los medios, incluidaslas famosas escuchas, inhiben el inicio deun proceso penal por cuanto no slo dejanhurfano de cualquier sustento tpico al he-cho descripto como una supuesta maniobrade encubrimiento y/o entorpecimientode la investigacin del atentado a la AMIAdestinado a dotar de impunidad a los acusa-dos de nacionalidad iran, sino que por elcontrario, tales evidencias se contraponen demodo categrico al supuesto plan crimi-nal denunciado.De este modo continu en su escrito el

    juez, todas las supuestas gestiones, tratati-vas y negociaciones que la denuncia le adju-dica a distintas personas que no integran or-ganismos pblicos, reflejadas en las escu-chas telefnicas aportadas, quedan, en elmejor de los casos, circunscritas a la antesaladel comienzo de ejecucin que requiere, co-mo se adelant, el Derecho Penal para su in-tervencin en el marco de las hiptesis de-lictivas sostenidas.

    El magistrado indic que aquel Acuerdo,que se haba firmado a fines de enero de 2013,tuvo una expectativa de gestacin (con destinoa su futura entrada en vigor) de unas pocas se-manas, ya que Irn, segn el propio denun-ciante, abandon todo inters en el asunto trasel comunicado oficial de Interpol un mes ymedio despus, el 15 de marzo de 2013. Y efec-tivamente, transcurridos casi dos aos, desde

    aquel entonces no hubo avance alguno.Y luego se pregunt: Cmo puede un

    instrumento jurdico que nunca cobr vidaconstituir un favorecimiento real, una ayu-da material concreta prestada en este ca-so- a prfugos de la justicia argentina?Si un acto jurdico, en este caso, de De-

    recho Internacional prosigui Rafecas entono didctico por la propia dinmica delas negociaciones y de la diplomacia entredos Estados, finalmente queda trunco y nosurte efectos en este caso la sancin, almenos formal, de la Comisin de la Verdad-puede as y todo generar consecuenciasjurdicas? La respuesta es que no. Y muchomenos, en el mbito penal.Recordemos que la barrera que separa

    las meras ideas y/o actos preparatorios, deldelito en s mismo, es un principio que dis-tingue a un sistema democrtico de uno au-toritario: en dictaduras, estas barreras sonarrasadas, y el poder punitivo cae con todosu peso no slo sobre delitos, sino tambinsobre posibles vas de preparacin e inclusoante la mera ideacin o propuesta de un ca-mino delictivo, ampli el juez en su breveclase de Derecho Penal.

    Y luego, como si hiciera falta aclarar alpblico alejado de las cuestiones jurdicas,Rafecas remarc: Para decirlo en trminosllanos. La criatura concebida en el marco delMemorndum, esto es, la Comisin de laVerdad, nunca pudo nacer. Desde aquelentonces transcurrieron ya dos aos. Y lue-go, fue sepultada, seis meses atrs, a partirde haber sido declarada inconstitucional.Con este panorama, ensayar aun as una

    hiptesis de delito de encubrimiento, real-mente, carece de todo asidero. Tanto desdeel punto de los hechos, como especialmen-te, desde el Derecho.

    El otro segmento del escrito de Rafecasapunt a la otra hiptesis planteada en ladenuncia de Nisman, los presuntos intentosdel gobierno por bajar las notificacionesrojas de Interpol.

    El juez fue taxativo en ese punto y des-cart toda connotacin delictiva sobre elmismo, en especial, a partir de la carta que

    Timerman envi a Interpol junto con la no-tificacin de Memorndum, en donde clara-mente refuta la denuncia de Nisman, y quefue corroborada por otros documentos y ex-presiones pblicas del Secretario General deInterpol. En aquella misiva, del 15 de febrerode 2013, Timerman expreso: Por otra parte,de acuerdo con las normas aplicables, cual-quier cambio en los requerimientos de cap-tura internacional oportunamente formula-dos a Interpol desde la Argentina en rela-cin con los graves crmenes investigadosen la causa Amia, slo podr ser realizadopor el juez argentino con competencia endicha causa, Dr. Rodolfo Canicoba Corral[] Es decir que la firma del Memorndumde Entendimiento, su eventual aprobacinpor parte de los rganos relevantes de am-bos Estados y su futura entrada en vigor noproducen cambio alguno en el procedimien-to penal aplicable, ni en el status de los re-querimientos de captura internacional arri-ba referidos.

    All Rafecas tuvo en cuenta los dichos deRonald Noble, Secretario General de Inter-pol: Puedo afirmar, con un ciento por cien-to de certeza, ni un atisbo de duda, que elMinistro de Relaciones Exteriores [Hctor]Timerman y el gobierno argentino ha sidoconstante, persistente e inquebrantable pa-ra lograr que Interpol emita, mantenga vi-gentes y no suspenda o remueva sus notifi-caciones rojas. Y luego sostuvo que nohubo cambios en la situacin de las rdenesde captura con alertas rojos de Interpol, yque la posicin del gobierno argentino, entorno de la persistencia de la vigencia de lasrdenes de captura de los prfugos iranes,se mantuvo inconmovible desde 2007 hastala fecha.

    En su extenso fallo, el juez refut lasmentadas evidencias planteadas por Nis-man y sostenidas por Pollicita contra la Pre-sidenta. Podemos afirmar sostuvo en esepasaje del texto Rafecas y que aqu reprodu-cimos en extenso, que a partir de todas lasevidencias reunidas en este expediente a lafecha, presentadas por el extinto Fiscal de-nunciante, habiendo estudiado con mximo

    detenimiento la extensa presentacin fiscal;examinado con la mayor atencin las notasperiodsticas e informes de inteligencia ci-tados; ledo con rigor cada una de las escu-chas telefnicas arrimadas (de las cuales,hay que decirlo, no surge la intervencin deningn funcionario nacional), llego a laconclusin de que no hay un slo elementode prueba, siquiera indiciario, que apunte ala actual Jefa de Estado respecto, aunquesea, a una instigacin o preparacin (nopunible) del gravsimo delito de encubri-miento por el cual fuera no slo denunciadasino tambin su declaracin indagatoria re-querida, delito que, adems, y como ya ex-puse previamente, no existi, en ninguna delas dos hiptesis planteadas por el Dr. Po-llicita en su requerimiento de instruccin.

    Finalmente Rafecas cit documentosagregados al expediente recientemente,presentados y firmados por Nisman, confechas de diciembre de 2014 y enero de 2015,en donde, segn el juez no slo que no ha-ce ningn tipo de alusin a la inminente oconsumada presentacin de la denuncia encontra de las mximas autoridades del PoderEjecutivo Nacional, sino que, a lo largo desus pginas, presenta una postura diame-tralmente opuesta, en el sentido de querealiza consideraciones sumamente positi-vas de la poltica de Estado del gobiernonacional, desde 2004 hasta la actualidad,destaca todos los discursos de los dos suce-sivos presidentes, todos los aos, ante laONU, y considera que tanto el ofrecimientode juzgamiento en un tercer pas (2010) co-mo la firma del Memorndum (2013), ambasiniciativas del P.E.N., como una conse-cuencia entendible de la erosin y des-gaste que lograron hacer los iranes debidoa su irreductibilidad y negativa a colaboraren el avance de la causa AMIA, que llevaronal gobierno argentino, nos dice ahora el Dr.Nisman, a ir paulatinamente reduciendo suspretensiones, con tal de lograr el objetivo desiempre: sentar a los acusados ante el juez,y de este modo, permitir avanzar la causahacia el juicio oral.

    No hay verdad que valgaComo si estuvieran escribiendo los co-

    mentarios al final de cada nota de La Na-cin, Clarn o La Capital, y a veces con unnivel de delirio an superior al que exhibenlos annimos internautas, los principalesdirigentes de la oposicin, al igual que losusuarios de esos medios, se mostraroninconmovibles ante el sesudo escrito deRafecas, sobre el cual da la impresin queprefirieron ni siquiera hojear.

    Para la diputada de la Coalicin Cvica,Elisa Carri todo cierra, Wado debe habernegociado con Rafecas para que no investi-gue a Cristina, mientras que para el sena-dor radical Ernesto Sanz la denuncia deNisman mereca otro final. Un mnimo decompromiso a producir pruebas antes dedesestimarla". La legisladora portea Gra-ciela Ocaa fue un poco ms lejos no en lalectura del fallo: Rafecas decret la se-gunda muerte de Nisman. Lo recordaremospor eso. En un momento de lucidez queseguro ya se le pasar la ahora diputada deUnin Pro, Patricia Bullrich, tuite quems all de que nos guste o no lo que diceRafecas, aceptamos lo que la Justicia diga.En esa misma lnea se expres MargaritaStolbizer, quien afirm que el pacto conIrn, las escuchas son elementos reales quemerecen ser analizados, lo cual demuestraque la lder del GEN no ley el fallo de Rafe-cas al menos los captulos que se refierenal Memorandum con Irn, aunque al me-nos tuvo el decoro de expresar que la reso-lucin del juez es respetable.

    | polticael eslabn sbado 28 de febrero de 2015 | pgina 9

    La verdad desnudaEL RECHAZO DE LA JUSTICIA A LA DENUNCIA DE NISMAN

    Por Juane Basso

    La resolucin del juez Rafecas, quien desestim la imputacin contra la Presidenta por presunto encubrimiento a los supuestos autores

    del atentado a la Amia, golpe en el ncleo central de la operacin montada contra el gobierno nacional.

    ABCLINEA.COM.AR

  • pgina 10 | sbado 28 de febrero de 2015 la bola |

    Debate por una leyfederal del deporte

    FORO DEL DEPORTE EN ROSARIO

    ALEJANDRO CLAROTTI

    LOS FOROS NACIONALES EN LOSque alguna vez se discuti la Ley deMedios o la ley de Economa Social,entre tantas otras, tambin tocaronal deporte y Rosario no qued exen-

    to del debate. Detrs del lema Conectadosx Deporte, Mauricio Gmez Bull impulsorde la iniciativa para actualizar la normativavigente desde 1974 desembarc en la ciu-dad para explicar las alternativas de su pro-yecto, que pretende alcanzar a las entidadesms necesitadas, que por supuesto celebra-ron la iniciativa.Estamos hablando de cobijar las nuevas

    formas del deporte, de un ente de infraes-tructura deportiva financiado con una al-cuota al consumo del tabaco y el alcohol,arranca explicando en dilogo con el elabn,el diputado santacruceo Gmez Bull, luegode la conferencia que brind en la sede de laUniversidad Nacional de Rosario. Es unproyecto de ley que va a federalizar el altorendimiento, que va potenciar el deportecomunitario, que va a otorgar la AsignacinUniversal por el deporte a los nios que co-bran la AUH, agrega.

    Si bien esta ley contempla a todos losclubes que tengan sus papeles en regla, losrepresentantes de las instituciones barria-les de la ciudad fueron quienes ms celebra-ron la presencia del Estado en su rea. Poreso, el legislador del Frente para la Victoriaaclara que una de las leyes que hemos he-cho, referida a los clubes de barrio, tienejustamente un organismo que los ayuda aque puedan tener sus papeles en regla, a re-gularizarlos o a iniciarlos, y aade que unavez finalizado con esos trmites el Estadoest en condiciones de poder asistirlos.Estamos hablando de abarcar todo el de-

    porte, no slo federado sino tambin comu-nitario, universitario, educativo, laboral yen todas sus expresiones, se entusiasma elpresidente de la Comisin de Deportes de laCmara de Diputados de la Nacin, y asegu-ra que la ley que hemos votado el ao pa-sado, y que desde este martes est en vi-gencia, dota de herramientas y condicionesa todos los clubes, que lo nico que tienenque hacer es acercarse para conocer culesson los beneficios que hasta el momento seestn perdiendo.

    Rosarino por deporteLa discusin que el jueves pasado tuvo a la

    sede de gobierno de la Universidad Nacionalde Rosario como principal escenario, reco-rrer todas las provincias del pas en buscade nuevas ideas y aportes. Este es el tercerforo que llevamos adelante, dice GmezBull, luego de haber disertado en el clubJorge Newbery de la Capital Federal y en elauditorio del Mercado Central de la provin-cia de Buenos Aires.

    En su visita a la ciudad que vio nacer acracks de la talla de Lio Messi y Lucha Ay-mar, entre otros, el diputado se va con laimpresin de haber encontrado una expec-tativa muy grande, y resalta que en cadauna de las provincias nos piden que lo repli-quemos en otras ciudades.Ac en Santa Fe se comienza a trabajar

    para que puedan hacerse 4 5 foros ms an-tes de que est finalizado el proyecto de ley,advierte el santacruceo, y detalla que tras lareunin se han formado dos equipos de tra-bajo que van a representar a la ciudad de Ro-

    sario y van a poder expresarse, participar ycolaborar en el armado del proyecto.

    El deporte y la dcada ganadaSi existe una poltica que hasta desde un

    sector de la oposicin es reconocida, es laque inici Nstor Kirchner en 2003 con elreconocimiento a los deportistas que nosrepresentan en las distintas disciplinas in-ternacionales, como los Juegos Olmpicos. Yas lo entendi Mauricio Gmez Bull, quiensostiene que el deporte ha entrado en lasucesin de la ampliacin de derechos quehan vivido los argentinos, y que por talmotivo, esta ley abarca a las mujeres con elcupo femenino dentro de las comisiones di-rectivas, a los jvenes con su cupo entre los18 y 26 aos, y tambin a la tercera edad.

    En este sentido, agrega que adems enlas federaciones y asociaciones, los rbitrosy los tcnicos tendrn voz y voto en la orga-nizacin de sus deportes, y otras cuestio-nes que se seguirn trabajando en cada unade las provincias.

    Para el legislador kirchnerista, la clave enmejorar las condiciones de los atletas se de-be a una decisin poltica de dotar al de-porte de mayor presupuesto, con la crea-cin del Enard, un ente autrquico que se fi-nancia a travs de la telefona celular y en elque cada usuario aporta el 1 por ciento de sufactura para que vaya a la beca de los depor-tistas de alto rendimiento, lo que generaque puedan ocuparse ms de su carrera yno estar preocupados por tener que trabajary perder as la posibilidad de entrenarse alciento por ciento.Son muchos los logros y los pasos que se

    han dado y el apoyo que este proyecto pol-tico le brinda al deporte para que hoy poda-mos estar propiciando el escenario para dis-cutir esta nueva ley, concluye.

    Por Facundo Paredes

    Los clubes de barriose hicieron presentesOlvidados y en peligro de extincin du-rante la nefasta dcada del 90, los clubesbarriales que lograron sobrevivir atravie-san hoy una realidad totalmente distinta,con las esperanzas renovadas sostenidasen estas iniciativas impulsadas desde elEstado nacional. As lo vio Jernimo Fo-gliato, presidente del club de zona surUnidad y Tesn. Para nosotros es muyimportante que el Estado se abra a losclubes de barrio y nos informen directa-mente los dirigentes de cules son los be-neficios ya sea a nivel nacional, provin-cial o municipal con los que contamostodas las instituciones deportivas,aplaude el joven dirigente en una charlasostenida con este peridico.

    Es que los vecinos de la humilde insti-tucin ubicada en Entre Ros al 3800 pa-decieron como muchos esa dura etapamarcada por el vaciamiento en los clu-bes. Es por eso que Fogliato muestra suagradecimiento y reconoce que en la ac-tualidad cuentan con el respaldo deconductores nacionales que estn abo-cados a que cambie la realidad de estasinstituciones a la cual pertenecemos yrepresentamos.En una ciudad como Rosario, donde la

    gestin local y provincial son de distintasbanderas que las del orden nacional, haycosas que se contraponen y no llegan, o

    sea, herramientas del Estado para el de-porte y las instituciones que no llegan, yasea por falta de informacin de los directi-vos o por las trabas que te ponen desde lamunicipalidad, critica.

    El mandatario de Unidad y Tesn, clubrecuperado hace aproximadamente dosaos tras haber estado ocupado por gen-te vinculada al narcotrfico, subrayaque dentro de los beneficios que traerala aprobacin de esta ley se destacan elcrecimiento a nivel estructura y a nivelsocios, y fundamenta: Esto da la posi-bilidad de que el vecino cuando ve que elclub va avanzando, se va poniendo mslindo, ms pintoresco y que le ofrece mscosas, el vecino solo se va a ir acercandoy se va a hacer socio del club.Resulta difcil para los clubes de ba-

    rrio que no tienen muchas cosas paraofrecerle al vecino, pedirle que partici-pe. Porque son entidades que han sidoolvidadas y vctimas de vaciamientos yde falta de gestin, y se han hundidohasta llegar a quedar sin socios y enmanos de gente que usaba a los clubespara beneficio propio, lamenta y fina-liza: Esto es una puerta para que estasinstituciones crezcan y abran la puertade nuevo al vecino para que se vuelvan allenar los clubes con los ciudadanos ycon los socios.

    Con el objetivo de actualizar la normativa vigente desde tiempos de Pern, la ciudad alberg la discusin que recorrer todo el pas.

    Legisladores y funcionarios encabezaron el encuentro que se realiz en Rosario para avanzar hacia la nueva ley del deporte.

  • La Asociacin del Ftbol Argentino san-cion duramente a Rosario Centralluego de que un proyectil lanzado des-de una de las plateas del estadio de Arroyitogolpeara al tcnico de Tigre y ex entrenadorauriazul, Gustavo Alfaro; y el encuentro an-te Temperley, por la quinta fecha del tor-neo de Primera Divisin, se jugar a puer-tas cerradas.

    Aunque en un principio el secretario deCoordinacin de Seguridad en Competen-cias Deportivas y Espectculos Masivos deSanta Fe, Pablo Faras, inform que sehaba decidido la clausura de la platea bajadel estadio, medida que afectara a unos4 mil hinchas, horas ms tarde la AFA de-termin que el Canaya dispute una fechasin pblico.

    Distintas varasFaras explic que con la resolucin de la

    Secretara provincial, se buscaba mante-ner una lnea de acuerdo a los antecedentesinmediatos, y record que algo similarocurri con las canchas de River Plate (learrojaron una madera a un jugador de Go-doy Cruz); y de Coln (agredieron a un juezde lnea). En ambos casos, los encargadosde la seguridad en eventos deportivos tantode Buenos Aires y de Santa Fe clausuraronslo un sector del Monumental y el Briga-dier Lpez, respectivamente, y durante unasola jornada.

    La AFA, que en aquella oportunidad se li-mit a castigar a los clubes con sancioneseconmicas y aplicando amonestaciones,ahora fue mucho ms all y desempolv elBoletn 4746, del 12 de marzo de 2013, en elque se determina que el Comit Ejecutivo,ms all de cualquier actuacin del Tribunalde Disciplina, sancionar con una fecha sinpblico a todo equipo cuyos hinchas provo-quen disturbios o incidentes.

    Luis Segura, el hombre que alcanz elsilln de la calle Viamonte tras la muertedel ex presidente Julio Humberto Grondo-na, asegur que esto, a partir de aqu lovamos a hacer con todos por igual.

    Distintas miradasCuando se conoci la sancin que dentro de

    tres fechas (este sbado visitar a Crucero enMisiones y la semana prxima a Olimpo enBaha Blanca) le impedir al pueblo canayaconcurrir a su estadio, el vicepresidente Ricar-do Carloni asumi la responsabilidad porquea nosotros como dirigentes tambin nos toca,adelant que si el agresor es socio ser expul-sado del club, y prometi tomar cartas en elasunto para que esto no vuelva a ocurrir.

    Ral Broglia, en cambio, no realiz autocr-tica alguna y por el contrario volvi a mor-der la banquina, como cada vez que le toc en-frentar un micrfono desde que asumi. Us-tedes son porteos y no entienden de pasin,dispar el mandams de la institucin deArroyito en una radio capitalina, y para ter-minar de embarrarla agreg: Esto es porque

    somos del interior y no se mide a todos con lamisma vara.

    Mirando arribaEl Canaya, que disputadas dos fechas tie-

    ne puntaje ideal, producto de las victoriasconsecutivas ante Racing en Avellaneda yfrente a Tigre en Arroyito, visitar este s-bado a Crucero del Norte (finalmente a las18), en las tierras coloradas de Misiones.Aunque no confirm la formacin, el Cha-cho Coudet realizara dos variantes respec-to del equipo que viene de vencer agnica-mente a Tigre en el polmico encuentro dela fecha anterior: Franco Niell ingresar porCsar Delgado, en la ofensiva, mientras queElas Gmez saldr por bajo rendimiento ysera reemplazado por Jons Aguirre o Gus-tavo Colman.

    la bola | el eslabn sbado 28 de febrero de 2015 | pgina 11

    Gigante cerradoACTUALIDAD CANAYA

    Para recibir a Vlez, el prximo lunes a las21.10, el Tolo Gallego introducira una solavariante respecto del equipo que viene devencer a Aldosivi en Mar del Plata: el regreso delCabezn Hernn Bernardello al once titular, enreemplazo de Horacio Orzn.

    La victoria en la Feliz le dio la tranquilidad ne-cesaria al plantel rojinegro para trabajar con otrosemblante en la semana y le permiti al entre-nador analizar variantes para intentar seguir poresa senda. Por lo pronto, y teniendo en cuentaque recin el lunes afrontar el compromiso porla tercera fecha del novedoso certamen de 30equipos, el Tolo adelant que se tomar su tiem-po y no confirm el elenco titular que pondr encancha para medirse con el Fortn. Sin embargo,por lo visto en las prcticas futbolsticas, la ideadel DT es tocar lo menos posible y la nica va-riante tendra que ver con el regreso de Bernar-dello. El experimentado volante, que volverluego de cumplir la fecha de suspensin por laroja que vio ante Independiente, en la fecha ini-cial del campeonato, ingresar por Orzn e im-plicar volver al sistema tctico que ms seducea Gallego: el tradicional 4-4-2.

    La duda que se develar en los prximosdas pasa por la recuperacin de Mauricio Te-

    vez, quien tena grandes chances de recuperarsu puesto pero que no pudo trabajar con nor-malidad en los ltimos entrenamientos. Conla seguidilla de lesionados que carga sobre ellomo, el cuerpo mdico rojinegro prefiere sercauteloso y lo ms probable es que el juvenilsea preservado y su vuelta a las canchas se di-late, al menos, una fecha ms.

    Vamos los pibesReconocido mundialmente por la cosecha de

    jugadores surgidos de su cantera, Newell's sigueaportando futbolistas a los seleccionados meno-res. En este caso, el tcnico del combinado, Mi-guel ngel Lemme, convoc a los defensores Fa-cundo Pardo y Tiago Ruz Daz (ambos nacidos en1988 y militando en la 6 divisin leprosa) paradisputar el Campeonato Sudamericano de Ftbol2015. El certamen continental se desarrollar enParaguay, a partir del 4 de marzo, y otorgar pla-zas para el Mundial de la categora que rodar entierras chilenas entre octubre y noviembre deeste ao. Argentina integrar el grupo B junto asus pares de Bolivia, Chile, Uruguay y Ecuador,rival al que la celeste y blanca enfrentar en sudebut, del viernes 6 de marzo, en el estadio Ni-cols Leoz de Asuncin.

    Cerrame la tresLa Lepra y Vlez estarn completando la

    tercera fecha del campeonato de PrimeraDivisin Julio Humberto Grondona, cuandose midan en el Coloso del Parque el prxi-mo lunes desde las 21.10 y bajo el arbitrajede Fernando Echenique. Newell's viene de

    caer como local ante el Rojo en su debut y desuperar a Aldosivi en la ciudad balnearia yacumula 3 unidades. Los de Miguel ngelRusso, en tanto, arrancaron la temporadavenciendo al Tiburn marplatense y a Cru-cero del Norte en sendos encuentros dis-putados en Liniers.

    Entra de cabezaACTUALIDAD LEPROSA

    PROBABLES FORMACIONESNewell's: Oscar Ustari; Marcos Cceres,Leandro Fernndez, Vctor Lpez yMilton Casco; Alexis Castro, HernnBernardello, Hernn Villalba y Vctor Fi-gueroa; Maximiliano Rodrguez eIgnacio Scocco. DT: Amrico Gallego.Vlez: Sosa; Fabin Cubero, HernnPellerano, Cardozo o Amor, Eric Jerez;Leo Roln, Somoza, Romero, ArielCabral; Milton Caraglio y MarianoPavone.DT: Miguel ngel Russo.rbitro: Fernando Echenique.Cancha: Coloso Marcelo Bielsa.Da y horario: Lunes, a las 21.10.Televisa: TV Pblica.

    PROBABLES FORMACIONESCrucero del Norte: Germn Caffa; DanielPrez, Guillermo Rosso, Gabriel Tomasini,Nicols Dematei; Marcelo Lamas, FabioVazquez, Dardo Romero; Gabriel Chironi,Gabriel valos, Diego Torres.DT: Gabriel Schurrer.Rosario Central: Mauricio Caranta; Pablolvarez, Yeimar Gmez Andrade, AlejandroDonatti y Jos Luis Fernndez; FernandoBarrientos; Damin Musto y Jons Aguirreo Gustavo Colman; Franco Niell, MarcoRuben y Franco Cervi. DT: Eduardo Coudet.rbitro: Mauro Vigliano.Cancha: Comandante Andrs Guacurar.Da y horario: Sbado, a las 18.Televisa: Telef.

  • sociedad | el eslabnpgina 12 | sbado 28 de febrero de 2015

    TRAS SUPERAR EL EPISODIO DE FINdel ao pasado, cuando fueron ro-bados buena parte de los materia-les acumulados durante una pro-funda investigacin, el martes 24

    de febrero se present finalmente la produc-cin audiovisual que aborda la compleja pro-blemtica de la trata de personas con finesde explotacin sexual en Argentina. Se tratade una coproduccin del vicerrectorado y laDireccin de Comunicacin Multimedial dela Universidad Nacional de Rosario (UNR).

    En la actividad, en la que se proyect unapieza audiovisual especialmente diseadapara la presentacin del documedia, hubouna introduccin a cargo del Rector de estaUniversidad, Daro Maiorana; el vicerrectorFabin Biccir; y el Consejero poltico de laEmbajada de Canad en Argentina, TudorHera, quienes dieron marco a la exhibicinde la Quinta Edicin de Documedia: Perio-dismo Social Transmedia, en un colmado au-ditorio principal de la Facultad de Derecho.

    De la realizacin del material, que se su-merge en el complejo entramado de la Tratade Personas en Argentina, estuvieron a cargoel director de Comunicacin MultimedialFernando Irigaray y Patricio Irisarri. Amboscoordinadores del equipo de produccin pe-riodstica, explicaron el desarrollo y las pie-zas que componen el documental transme-dia y agradecieron a todas las personas einstituciones que colaboraron e hicieron po-sible su realizacin.

    En ese marco, entre ms de 200 personasque asistieron al acto de presentacin, sehicieron presentes autoridades polticas,funcionarios del poder judicial, decanos,docentes, estudiantes, y familiares y vcti-mas de la trata de personas con fines de ex-plotacin sexual.

    El representante canadiense, Tudor Hera,abri los discursos remarcando su sorpresaante esta nueva accin de la UniversidadNacional de Rosario, porque su amplitud yexcelencia en el campo de la comunicacinpara fortalecer la democracia es muy reco-nocida en Canad. Este aporte es funda-mental para avanzar en la lucha contra latrata de personas, sostuvo Hera.

    En tanto, el rector Maiorana reconoci queconcretar esto para nosotros es importanteporque contina el camino del Documedia Ca-lles Perdidas que presentramos en 2013, dis-tinguido con el Premio Internacional de Perio-dismo Rey de Espaa, y que causara un impac-to importante en toda la comunidad en tornoal problema del avance del narcotrfico.

    Para el rector de la UNR ese es el sentidode esta nueva produccin que aborda la tratade personas, para dejar de lado los supuestosbuscando generar conciencia para provocarun cambio social.

    Atentado fallidoEn noviembre del ao pasado, los autores

    del documedia sufrieron el robo del material

    periodstico sobre el que se encontrabantrabajando. Ese hecho oblig al retraso de lafecha de presentacin, pautada original-mente para fines del 2014.

    Aquel atentado, que fue denunciado conuna conferencia de prensa en la sede delRectorado de calle Crdoba e Italia, generel apoyo de distintas instituciones naciona-les e internacionales que bregan por la li-bertad de expresin, organismos de dere-chos humanos y personalidades polticas, dela cultura y de los medios de comunicacin.

    No obstante, el atentado contra la produc-cin no impidi que las historias que narraMujeres en Venta se hagan pblicas buscan-do generar conciencia en torno a uno de losdelitos ms complejos del contexto actual.

    La investigacinSegn se remarc en el informe pre-

    sentado junto al lanzamiento del docu-media, el delito de trata de personas

    implica distintas etapas con caractersti-cas especficas, en cada una de las cualesactan y operan actores con roles deter-minados, dando forma a un entramadoque posibilita la explotacin sexual demujeres en Argentina.A nivel narrativo continu el infor-

    me este entramado complejo es aborda-do a lo largo de diferentes captulos quepermiten a los usuarios sumergirse enuna historia que recorre las formas decaptacin, las rutas de la trata de perso-nas, la explotacin sexual y el rescate demujeres sometidas.

    De acuerdo a la explicacin de los reali-zadores de la produccin multisoporte,este documental transmedia pretendeexponer algunas historias narradas por losmismos protagonistas y ofrece un relatovvido que muchas veces se tie con lacrudeza de las experiencias de las vctimasde este delito.

    En los materiales recolectados durante lainvestigacin, se pueden ver los testimoniosde mujeres vctimas, familiares de las mis-mas, miembros de organizaciones que luchanpor esclarecer los distintos casos, funciona-rios judiciales, legisladores, miembros de lasfuerzas de seguridad y especialistas en latemtica que abordan las dismiles aristas deuno de los delitos ms complejos del con-texto actual.La exposicin de los datos que la investi-

    gacin periodstica arroja, confirman algunaspresunciones y llevan luz sobre otros equ-vocos, se indic en el informe, en el quetambin se destac: La nacionalidad de lasvctimas, el origen y destino de las mismas,los mtodos de captacin y reclutamiento, lascondiciones en las que son explotadas, lasmodalidades y mecanismos que utilizan lasredes organizadas, la legislacin vigente quecomprende este delito, los procesos judicia-les, la asistencia a las vctimas rescatadas y lavinculacin de la trata de personas con otrosdelitos complejos, son algunos de los tpicosque esta produccin comparte.

    Segn se explic en la presentacin reali-zada en la facultad de derecho, el entramadonarrativo transmedia se desarrollar a travsde diferentes piezas y acciones de interven-cin territorial, de forma sincronizada, en-tre febrero y julio de 2015.

    NUEVO DOCUMEDIA DE LA UNR

    La direccin multimedia de la Universidad Nacional de Rosario present una investigacin sobre la trata de personas con fines de explotacin sexual.

    Permite a los usuarios sumergirse en una historiaque recorre las formas de captacin, las rutasde la trata de personas, la explotacin sexualy el rescate de mujeres sometidas

    Fernando Irigaray, director de Comunicacin Multimedial de la UNR y uno de los hacedores del documedia sobre trata de personas.

    Mujeres en Venta

  • SOCORRISTAS EN RED ES UNAcoordinacin nacional que realizaacompaamientos de abortos he-chos con pastillas de misoprostol.Est integrada por distintas orga-

    nizaciones y grupos que, a su vez, formanparte de la Campaa Nacional por el AbortoLegal, Seguro y Gratuito. La iniciativa nacihace varios aos en la ciudad de Neuqun yluego se extendi. Hoy tambin tiene pre-sencia en Tucumn, San Juan, Buenos Aires,Mendoza, Entre Ros, La Pampa, Crdoba ySanta Fe. En Rosario funciona desde 2010,sostenida por militantes de Patria Grande.

    Cuando llego al bar, Pilar Escalante estmanipulando un telfono. Levanta la ca-beza para saludarme y enseguida vuelve ala pantalla. Me dice Dame un segundo,que justo..., y no dice ms nada. Enton-ces, entiendo que la escena no es una inte-rrupcin en mi plan sino que estoy viendoa Socorristas en red haciendo aquello quehan decidido hacer: intervenir, asesorar ycontener a mujeres que han resuelto inte-rrumpir un embarazo.

    Con ese gesto de Pilar, y sin que ella losepa, doy por iniciada la entrevista. Com-prendo que lo repentino forma parte de latextura de esta experiencia, que la decisinpersonal y colectiva de acompaar a unamujer que decide abortar implica estar.Que estar es una poltica.

    Cuando Pilar deja el telfono en la mesa, noelabor ninguna pregunta disparadora. Laconversacin nace de su lado, respondiendo auna interrogacin tcita, contndome lo queestaba haciendo:Una mina grande, que se desbord. Mu-

    cha soledad. Me deca: No s qu hacer, conesto no puedo. Porque no puedo cuidar a mishijas. Me mato. Con un montn de llama-dos pasa esto, hay un montn de angustiahasta que le decs: Quedte tranquila que tevamos a ayudar.

    Hasta que se arma la confianza.Claro. Y el encontrarse. Para nosotros

    es muy importante el momento del en-cuentro. Poner la cara, el cuerpo. Nos im-porta que este lado no sea slo proveer in-formacin por telfono sino que hay unaprefiguracin de relaciones, la construccinde un lugar diferente desde el que abortar.No slo reducir daos.

    Pensaba que debe ser jodido decidirsea llamar...S, aunque me parece que cada mujer lo

    vive de maneras muy distintas. Hay pibasque te llaman sin haberse hecho un eva-test. Llaman y dicen: Tengo un atraso dedos das. No pueden soportar ni la idea detener un atraso: sin haber confirmado elembarazo, ya tienen decidido interrumpir-lo. Hay mujeres, en cambio, que te llamanbuscando informacin y que despus tal vezse juntan con vos y deciden continuarlo pe-ro que necesitaban saber cules eran susopciones frente a un embarazo no buscado.

    Tambin depende mucho de cmo se lle-ga a la lnea de socorristas. Una cosa es lle-gar por una amiga o un conocido que yatena una experiencia o conoca el disposi-tivo. Hay una confianza previa distinta alque google, encontr cualquier cosa, y estees el tercer llamado que hace. Hay situacio-nes muy cotidianas... Gente que llama y di-ce Yo vi internet o Tengo un problemacon un evatest o Hay un problema. En-seguida, nosotras damos nuestro nombre,decimos lo que hacemos: Mi nombre esPilar, te comunicaste con el telfono de so-corristas de Rosario y acompaamos muje-res que deciden interrumpir el embarazo.

    Clarifican enseguida la situacin.Exacto. Tratamos de hacer del aborto

    algo no oculto, no tab, para poder salir dela clandestinidad impuesta tambin en losimblico, no slo en lo legal. Cuando tepresents, sents que baja la tensin delotro lado, lo sents en el telfono. Y de re-pente, muchas veces atrs de eso viene unacatarata de informacin y situaciones. En-contrar un lugar receptivo cambia una con-versacin en la que en un primer momentono se animan a decir qu pasa. Y de nuestraparte tambin hemos ido cambiando elmodo de recibir los llamados. Al principiono sabamos qu decir.

    Respecto a la ilegalidad. Cmo manejanustedes eso? Me llam la atencin ver, enotras notas que les hicieron, tu nombre com-pleto, tu foto.Nosotras damos informacin que est

    disponible de manera pblica. La da la Or-ganizacin Mundial de la Salud, asociacio-nes internacionales de ginecoobstetricia. Yestamos amparadas por el derecho a la in-formacin. Lo bueno que tiene el abortocon misoprotol es que nadie realiza una ac-cin sobre el cuerpo de otro. Tampoco ven-demos medicamentos. Y trabajamos conmuchos mdicos y mdicas, sobre todo enla salud pblica, que sostienen su decisinde cuidar la salud de las mujeres y creenque todo embarazo no deseado pone enriesgo la salud de la mujer y que la inte-rrupcin de un embarazo no deseado esconsiderada no punible en trminos de cui-dar la salud integral de esa mujer. Tambinsabemos a qu mdicos y mdicas recurrir.

    Por otro lado, el aborto medicamentosocambi el paradigma. Ya no dependemosdel poder mdico hegemnico, muchasprefieren no sentarse ante un mdico y, encambio, abortar en sus casas. El misopros-tol permite decidir cuando hacerlo y dnde.Eso pone otro marco subjetivo.

    A propsito de eso. Ustedes no participande cuerpo presente de la escena donde la mu-jer lleva adelante el protocolo con misoprotol.A qu se debe?Es por varias cuestiones. Por un lado,

    no es necesario en trminos de cuidadosmdicos. Por otro, porque no nos dan elcuerpo y los brazos. Hay muchos casos, nohay logstica. Pero tampoco es necesariotutelar ese aborto. Nosotras tenemos unprimer momento donde repasamos todoslos signos de alarma, qu cosas pueden seresperadas, cules son normales y culesno. El da del aborto estamos con el telfo-no abierto todo el tiempo pero no es nece-sario estar ah. Y tampoco s si toda mujer

    quisiera eso. En definitiva, seguimos sien-do desconocidas. Y adems, se aborta enlos lugares ms diversos, que se eligen entrminos de comodidad. Muchas veces es ellugar de laburo.

    Suena raro eso.Es que muchas mujeres no pueden o

    no quieren compartir con sus parejas o fa-milias la decisin que estn tomando. Otienen muchos hijos y en su casa es un qui-lombo. Hubo un caso de una cajera de su-permercado, sper decidida, cero mambode culpa. Me dijo: Me puse las pastillas,me fui en bici al laburo, un viaje que melleva una media hora. Labur las cuatrohoras. Me volv a poner las pastillas y mevolv a mi casa. Pas las cuatro horas quetengo entre un turno y otro. Y me volv allaburo. O sea, Esa mujer abort en bici-cleta. Otras, en cambio, no se pueden mo-ver de una cama.

    Se podra decir que hay distintas respues-tas en funcin de cmo te represents esa ex-periencia que