LIDERAZGOS EVANGÉLICOS HACIA NUEVOS LIDERAZGOS EMPODERADORES CONFAR ASAMBLEA 2015

Click here to load reader

  • date post

    02-Feb-2016
  • Category

    Documents

  • view

    218
  • download

    0

Embed Size (px)

Transcript of LIDERAZGOS EVANGÉLICOS HACIA NUEVOS LIDERAZGOS EMPODERADORES CONFAR ASAMBLEA 2015

  • LIDERAZGOS EVANGLICOSHACIA NUEVOS LIDERAZGOS EMPODERADORESCONFAR ASAMBLEA 2015

  • EL MUNDO EN QUE CRECIMOS ayerUniversalidad - Macro relatosPensamiento linealMundo de cosas objetivasVerdad objetiva que se ensea. AbsolutaUnidad cultural e ideolgicaEL MUNDO EN QUE VIVIMOS hoyFragmentacin - Micro realidadesPensamiento en redSignificados subjetivosCo-constr en la intersubjetividad. Contextual y situacional.Pluralidad cultural e ideolgica

  • Homogeneidad Modelos hegemnicostica de la obedienciaSujeto disciplinadoOrg. PiramidalesReligiosidad - SecularizacinDiversidad Pluralidad modlicatica dialgicaSujeto deliberanteOrg. PlanasEspiritualidad EL MUNDO EN QUE CRECIMOS ayerEL MUNDO EN QUE VIVIMOS hoy

  • CAMBIO EPOCALVivimos una poca de cambios que es un cambio de poca: nuevo paradigma, cambios en la estructura mental (principios, creencias y categoras) que configuran un nuevo modelo cultural. Un nuevo paso en la evolucin de la especie humana.

  • La globalizacin y el desarrollo tecnolgico han cambiado al mundo. El mundo que hoy vivimos es diferente; parte de lo que hemos aprendido, hoy ya no sirve, los pilares que han sostenido a generaciones durante aos, ya apenas son vlidos.

    La fase actual es de transicin y, por lo tanto, conlleva una gran dosis de incertidumbre para todos. Esto nos hace sentir perdidos, incmodos e inseguros.

  • Ya no podemos esperar instrucciones, ni dejarnos guiar, ni hacer lo que otras personas quieran que hagamos; esos eran otros tiempos.

    Hoy nosotros tenemos que elegir, tomar decisiones autnomamente, entender internamente por qu y para qu lo hacemos. Encontrar en aquello que hacemos nuestro sentido, y gestionar nuestro propio destino.

  • CRISIS

    Continuidad y cambio

    Riesgo y oportunidad

    Transformacin

  • En gruposIdentificar una o ms imgenes que reflejen los estilos de liderazgo que vivimos en nuestras comunidades e instituciones (incluyendo la CONFAR).

    Comentar las ventajas y desventaja de tales estilos, en especial las problemticas, dificultades o conflictos que surgen.

  • CLARIFICANDO CONCEPTOSLIDERAR (leader: gua): Guiar a otros en el camino hacia el logro de determinadas metas. Diferencia entre lder y jefe.

  • CLARIFICANDO CONCEPTOSPODER: Capacidad para influir en otras personas.

    AUTORIDAD: Legitimidad para ejercer el poder.

  • CLARIFICANDO CONCEPTOSEMPODERAMIENTO: Proceso por el cual se aumentan las fortalezas y se estimula el desarrollo de competencias de los individuos y las comunidades, para ser protagonistas de la propia historia, dirigir sus vidas, facilitar procesos de autodeterminacin y transformar positivamente su situacin vital.

  • CLARIFICANDO CONCEPTOSEMPODERAMIENTO no es poder SOBRE, sino:

    PODER PROPIO, PODER CON, PODER PARA.

  • En un contexto de interrelacin e interdependencia, como el que vivimos en nuestra poca y contexto, el arte de liderar comporta un necesario discernir permanente. Quien lidera necesita informacin, dilogo, participacin, corresponsabilidad, subsidiariedad. Adems, hoy crecen la amplitud, complejidad y especializacin de las situaciones, no bastan la ingenuidad ni el sentido comn, se requiere la formacin permanente.

  • Cuando se habla de liderazgo inclumos dos dimensiones: la Animacin y el Gobierno. Ambas van unidas y se integran en el ejercicio del liderazgo. No pueden estar ni yuxtapuestas ni contrapuestas. Por otra parte, no siempre quien sabe animar puede gobernar y ejercer un buen liderazgo. LIDERAZGO, ANIMACIN, GOBIERNO

  • PERSPECTIVA BBLICA DEL LIDERAZGO DESDE SAN PABLO

  • I. Liderazgo en una Comunidad alternativa El liderazgo de una comunidad religiosa siempre apuesta por la comunidad alternativa, que pretende visibilizar el Reino. La nueva comunidad nace en un mundo hostil (1 Tes 4,5) y se plantea una especie de enfrentamiento entre los hijos de la luz contra las tinieblas (1 Tes 5,5). Por eso se hace necesario fortalecer, a partir de la eleccin (1 Tes 1,4) la experiencia comunitaria marcada por la eleccin. Esta integracin se da en el amor (1 Tes 3,12), la prctica del bien (1 Tes 5,15) y el consuelo mutuo (1 Tes 4,18 y 5,11). Lo tendrn que vivir en medio de frecuentes luchas y persecuciones externas (1 Tes 2,2; 3, 4 a).

  • II. Prestando atencin a los ms dbilesUn liderazgo que parte del Crucificado, en quien Dios ha destruido la sabidura de los sabios (1 Cor 1,19) y muestra que su debilidad supera la fuerza de los poderosos (1 Cor 1, 25). Quien anima, en este caso Pablo, afirma seguir glorindome sobre todo en mis flaquezas para que habite en m la fuerza de Cristo (2 Cor 12, 9). En la comunidad, a los ms dbiles se les debe una atencin especial, como a los miembros del cuerpo que nos parecen ms despreciables (1 Cor 12, 23). De esta manera esta inversin de las lgicas predominantes se hace signo proftico en el entorno.

  • III. Un servicio potenciador de Nueva Alianza El liderazgo ha de tener la audacia de los tiempos nuevos. La audacia guarda relacin con la Nueva Alianza porque en la antigua, Moiss no se atrevi a descubrir su rostro para mostrar la gloria que en ste se manifestaba, y la gente tena miedo de mirarlo (Ex 34, 29 35). Pablo explica este miedo por la ofuscacin de la mente (2 Cor 3,12-13) pero ahora los corazones estn liberados y se ha retirado todo velo (2 Cor 3,10-11). Es ms, Pablo afirmar que los corintios son una carta de Cristo, no de tinta sino escrita con el espritu del Dios viviente (3,3.5.9). Las comunidades deben ser potenciadas a fin de testimoniar la alegra de la novedad del Evangelio (EG).

  • IV. Que acompaa procesos de libertad y liberacin Para el que vive en Jesucristo cuenta slo la fe que acta por la caridad (Gal 5,6). El fruto del Espritu que gua una comunidad que lo discierne es la caridad acompaada de la alegra, a lo cual se opone el peso de la observancia de la ley (Gal 4,9-10). Ahora la tentacin de aferrarse a alguna ley y distanciarse de la libertad que da el Espritu es una seduccin permanente sobre todo porque dejarse guiar es morir permanentemente a las seguridades, dejando que sea Cristo quien viva en nosotros/as (Gal 2,20). Hoy en da un liderazgo de este tipo no es fcil de plasmar y existe una fuerte tendencia a los retrocesos, a lo seguro del pasado.

  • V. Que nos reconstruye y nos lleva a la plenitud humana Que vivimos en un mundo injusto es una experiencia que tenemos a diario. Las desviaciones que nos llevan a la idolatra con sus diversas formas, como la absolutizacin de la Ley y sus argucias nos llevan a todos a pecar (Rom 3,9. 12- 20). Jesucristo nos trajo un mensaje de justificacin, es decir, una entrega que nos hace justos y reconciliadosSi cuando ramos enemigos, fuimos reconciliados por la muerte de su Hijo, con cunta mayor razn, estando ya reconciliados, seremos salvos por su vida! (Rom 5,10). El liderazgo debe ser de inclusin y de misericordia para posibilitar que la comunidad favorezca todos los dinamismos de maduracin.

  • VI. Una fraternidad que es alegre desde el vaciamiento Pablo habla de la alegra desde la crcel, en medio del dolor fsico y moral (Flp 1,4.25; 2,2.17-18; 3,1; 4,1.4.10). Pero la exaltacin y el xtasis del gozo, propios de la fe en un Resucitado, slo son posibles desde la experiencia de la Knosis o vaciamiento (Fil 2, 6-11). Pablo cita este himno para que los filipenses se comporten de manera humilde y servicial como Jess, en una lgica de amor y de entrega.

  • Hacia un liderazgo desde el modelo trinitarioLa unidad-comunin que es Dios no es una unidad uniformista y tirnica que excluye, absorbe y reprime toda alteridad y diversidad.

    La unidad de Dios es inclusiva, es un ser-con y un ser-para en mutualidad.

    La comunin no elimina el ser propio y el derecho propio de cada persona, sino que los lleva a su plenitud al recibir lo ajeno y dar lo propio. La comunin implica la primaca de la persona en su singularidad.

  • Hacia un liderazgo desde el modelo trinitarioDe comunin en la diversidad, de unidad en la multiplicidad, Dios concilia en s la unidad y la pluralidad. En el que el amor es el lazo de unin entre la unidad y la pluralidad: cada uno deja ser al otro quien es, sin dejar de ser cada uno quien es. De relaciones recprocas, no jerrquicas (poder),circulares,igualitarias.

  • Tres Caractersticas de un buen Liderazgo

  • A)El realismoque no significa ni continuismo ni parlisis, es dejarse sorprender por la realidad (VER).Slo abiertos a lo que dice la realidad (esto es realismo), podemos ser creativos de cara al futuro. Esto supone ver con madurez, las cosas como son, y responder segn lo que deberan ser: clarividencia, perspectiva y realizacin. El realismo implica: Raciocinio o razonabilidad en el actuar.Conocimiento de los medios disponibles y posibles. Orientacin hacia la incidencia sobre la realidad.Recibir la informacin suficiente y ser crtico ante ella.Previsin.Coordinar la organizacin y la accin.

  • B)ComunicacinHay una profunda crisis en la antropologa personal, la teologa de la comunin, los dinamismos y las disposiciones para el ejercicio comunicativo. Para el liderazgo todo esto deriva en una crisis de gobernabilidad. Hoy existe una crisis de transmisin del pasado y una comunidad sin pasado, no tiene futuro y se aliena al presente. El bienestar inmediato priva de miradas de horizonte. Distancia entre individuo e instituciones. La crisis pues se expresa entre los binomios que se tensionan: Individuo y sociedad;Privado y pblico;Individuo y sistema.

  • C)Planificacin y visin

    La dinmica de la red y sus vas horizontales y de contactos directos e inmediatos es lo superador de todo tipo de trabas. Un desafo actual es la presencia personal y la comunicacin directa, que debe ser sorteado a partir de